Вы находитесь на странице: 1из 3

EL CEREBRO EN EL PROCESO EDUCATIVO

INTRODUCCION

Es importante tener presente que el cerebro es el aprendizaje y se ve


influenciado por el cerebro y por el medio ambiente en el cual se aprende.
Los conocimientos neurocientíficos disponibles en la actualidad pueden ayudar
a los educadores a rediseñar las estrategias didácticas y pedagógicas.

FUNCIONAMIENTO CEREBRAL Y NUEVAS MANERAS DE ENSEÑAR

Los docentes deben inspirarse en nuevas maneras de enseñar focalizándose


en desarrollar capacidades especificas cerebrales en cada estudiante, crear
ambientes relajado que estimulen positivamente, con clases muy dinámicas,
novedosas con contenidos académicos cortos precisos.
El sistema dopaminérgico es activado por estímulos relevantes, nuevos y
especialmente portadores de información, sistema que cambia con la
experiencia. Los otorgados en los concursos son muy desmotivadores para la
mayoría que son los perdedores y lo es solo para el ganador que no necesita
ser motivado para aprender. El docente debe tener una buena formación en
neurociencia para conocer como el cerebro atiende, aprende, memoriza y
soluciona problemas para aplicarlo en el ámbito pedagógico.
Cuando se evoca una actividad física en la mente del estudiante se activan los
mismos circuitos neuronales que se activan cuando la actividad se realiza
físicamente, reforzándose las conexiones neuronales y mejorando su
desempeño que desencadenan las emociones una vez que la experiencia
cargada de emociones se ha guardado en la memoria. El sistema emocional
está formado por el hipocampo indispensable para registrar y recordar los
hechos interviniendo activamente en la memoria y el aprendizaje, los lóbulos
frontales que se ocupan de la planificación por ser los ejecutivos del cerebro y
la amígdala que juega un papel de primer orden en el procesamiento de los
estímulos emocionales.

FUNCIÓN CEREBRAL Y APRENDIZAJE


El estudiante para tomar una situación que identifica como cierta, recupera la
respuesta más adecuada que recuerda y la pronuncia sin dar razones del
mismo. La amígdala registra los defectos emocionales de las recompensas o
castigos causados por una conducta particular de los estudiantes, función que
es importante para la anticipación de las consecuencias de sus decisiones
futuras.
Un entorno educativo estimulante expande la arborización dendrítica y sus
sinapsis manteniendo al cerebro del estudiante óptimamente para el
aprendizaje al modificar la intensidad de las conexiones sinápticas entre las
neuronas. Toda información vertida en la clase no ingresa al cerebro del
estudiante exactamente igual a como lo recibió, sino esta modificada por su
percepción, por la cultura en general, situación que se tiene que tener presente
durante el aprendizaje y al momento de diseñar los programas educativos.
En esta perspectiva, cuanto más asequible sea para el docente el conocimiento
aportado por la neurociencia sobre el funcionamiento del cerebro, el proceso de
aprendizaje se volverá más efectivo y significativo para este y el estudiante.

FUNCIONES MOTRICES Y APRENDIZAJE


La corteza frontal es el responsable de la ejecución y planificación del
movimiento. La corteza motora primaria para que se ejecuten. El área parietal
tendría como función primordial la dirección precisa de la atención a un
estímulo determinado.
Así mismo, los ganglios basales están relacionados con los hábitos o
comportamientos rutinarios. Los ganglios basales son los responsables de la
producción de movimientos estando muy interconectado con la corteza pre
frontal. Los ganglios basales tienen que ver con la regulación de la conducta
motora y es el lugar de los hábitos.
En consecuencia, la educación psicomotriz favorece el desarrollo motor,
cognitivo y socio afectivo de los educandos, por lo tanto, integrar actividades
y/o ejercicios motrices en las clases ayuda a que las aulas se conviertan en
lugares de creatividad y de comunicación, así como conocimiento.

CEREBRO Y PROCESAMIENTO DE LA INFORMACIÓN SENSORIAL


Para comprender los complejos procesos cerebrales que se dan en el
estudiante al estar en contacto con los contenidos de una sesión de
aprendizaje, es necesario tener presente que el cuerpo, el cerebro y la mente
del estudiante, así como el entorno del aprendizaje da soporte a un flujo de
información permanente que transita desde la bioquímica, la morfología y la
fisiología al comportamiento del estudiante. Así mismo, alteraciones en el
entorno del aprendizaje pueden producir la liberación de neurotransmisores
que pueden inducir a la síntesis de nuevas proteínas, las mismas que pueden
alterar la morfología de los circuitos neuronales los que a su vez cambiaran la
función del sistema.

Похожие интересы