Вы находитесь на странице: 1из 14

temas de derecho s

humanos

Eficacia jurídica y sociológica *


Abogado. Magíster en Derecho Administra-
tivo. Estudiante del Doctorado en Derecho
de la Universidad de Los Andes y Asistente

de los derechos fundamentales Graduado de la misma institución. Docente e


investigador universitario. Asistente Graduado
de la Facultad de Derecho de la Universidad

de las trabajadoras sexuales en


de Los Andes, Bogotá, Colombia.
Correo-e: ea.leiva60@uniandes.edu.co,
eric.leiva@ugc.edu.co

Colombia **
E studiante de la Facultad de Derecho de
la Universidad La Gran Colombia, Bogotá,
Colombia.
***
E studiante de la Facultad de Derecho de
la Universidad La Gran Colombia, Bogotá,
Colombia.
Éric Leiva Ramírez*, Jenny Carolina Aristizábal Pulgarín** ****
E studiante de la Licenciatura en Educación
Básica con énfasis en Humanidades y Lengua
Julieth Andrea Martínez Acosta*** y Ana Lucía Muñoz Castellana de la Pontificia Universidad
Javeriana, Bogotá, Colombia.

González**** Correo impreso: Carrera 6ª No 13-40, Bogotá,


D. C., Colombia.

Leiva Ramírez, Eric, Aristizábal Pulgarín, Jenny Carolina, Martí-


Introducción nez Acosta, Julieth Andrea y Muñoz González, Ana Lucía. 2011.
“Eficacia jurídica y sociológica de los derechos fundamentales
de las trabajadoras sexuales en Colombia”. Nova et Vetera
El presente artículo es un avance del producto de la investigación donde se 20(64): 29-42.

desea abordar el problema de la eficacia jurídica y sociológica de los derechos


Recibido: agosto de 2011 / Aprobado: noviembre de 2011
humanos de las trabajadoras sexuales de la localidad de Santa Fe, ya que se
tiene pleno conocimiento de que todos los seres humanos, sin importar cuál

El presente artículo es un avance del producto de la The legal and sociological effectiveness of sex Eficácia jurídica e sociológica dos Direitos
resumen

abstract

resumo

investigación donde se desea abordar el problema workers’ fundamental rights in Colombia Fundamentais das trabalhadoras sexuais na
de la eficacia jurídica y sociológica de los derechos Colômbia
humanos de las trabajadoras sexuales de la localidad This article presents a summary of larger scale research
de Santa Fe, ya que se tiene pleno conocimiento dealing with the legal and sociological effectiveness of O presente artigo é um avanço do produto da pesqui-
que todas los seres humanos sin importar cual sea human rights for sex workers operating in the Santa fe sa onde procura-se abranger o problema da eficiência
su raza, sexo, nacionalidad, creencias religiosas, neighbourhood of Bogota, since there is full awareness jurídica e sociológica dos Direitos Humanos das tra-
labor que desempeña, tienen unos derechos que that all human beings, regardless of their race, gender, balhadoras sexuais da localidade de Santa Fe, em razão
son inherentes a él e inalienables, y deben gozar a nationality, religious beliefs or the work they do, have do pleno conhecimento segundo o qual todos os seres
plenitud de ellos. Tomando y haciendo énfasis en inherent and inalienable rights and should be able to humanos sem importar a sua raça, sexo, nacionalida-
los derechos humanos de las trabajadoras sexuales, enjoy them to the full. When emphasising sex work- de, crenças religiosas ou trabalho desempenhado, têm
es necesario aclarar que ellas al igual que cualquier ers’ rights, it should be made clear that they (just the direitos que lhe são inerentes e inalienáveis, devendo
otra persona independientemente de la labor que same as any other person, regardless of the work they gozar plenamente deles. Atendendo e enfatizando nos
desempeñan merecen el mismo trato y protección do) merit the same treatment and protection of their Direitos Humanos das trabalhadoras sexuais, é preci-
de sus derechos. Al ser el trabajo sexual una rights. Whilst being a sex worker may not be seen fa- so esclarecer que da mesma forma que qualquer outra
actividad no vista de buen modo por la sociedad, vourably by society, it is a social reality which must be pessoa, sem importar o trabalho desempenhado, elas
es de otra manera una realidad social por la que faced and dealt with; sex workers should enjoy rights merecem o mesmo tratamento e proteção para os seus
se atraviesa y que se debe afrontar; las trabajadoras just like any other human being and must thus be pro- direitos. Mesmo sendo o trabalho sexual uma ativida-
sexuales deben gozar de derechos como cualquier tected in the same way. This forms the basis for debate de vista com repúdio pela sociedade, é uma realidade
otro ser humano, y por lo tanto deben ser protegidas about the effectiveness of such protection. social pela qual atravessamos e que deve ser enfrenta-
de la misma manera y es en este punto donde se da; as trabalhadoras sexuais devem gozar de direitos
debate la eficacia de esta protección. key words: sex worker, jurisprudence line, the como todo ser humano e por tanto devem ser protegi-
reasons for the decision (decidendi ratio), other things das da mesma forma, sendo este o ponto onde é deba-
palabras clave: trabajadoras sexuales – línea said (obiter dicta). tida a eficiência da referida proteção.
jurisprudencial – ratio decidendi – obiter dicta.
palavras chave: trabalhadoras sexuais, linhas
jurisprudenciais, ratio decidendi, obter dicta.

29
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614

sea su raza, sexo, nacionalidad, creencias religiosas, la- Palabras clave: trabajadoras sexuales, línea jurispru-
bor que desempeña, tienen unos derechos que les son dencial, ratio decidendi, obiter dicta.
inherentes e inalienables, y deben gozarlos a plenitud.
Tomando y haciendo énfasis en los derechos humanos
de las trabajadoras sexuales, es necesario aclarar que 1. Concepto de eficacia jurídica
ellas merecen el mismo trato y protección de sus dere-
chos. Al ser el trabajo sexual una actividad no vista de Para Norberto Bobbio (2000, 20), la eficacia es de-
buen modo por la sociedad, es de otra manera una rea- terminar si una norma es cumplida o no por las per-
lidad social por la que se atraviesa y que se debe afron- sonas a quienes se dirigen o los destinatarios de la
tar; las trabajadoras sexuales deben gozar de derechos norma jurídica. En primer lugar, el autor explica que
como cualquier otro ser humano y, por lo tanto, deben toda norma debe tener en cuenta tres criterios de va-
ser protegidas de la misma manera y es en este punto loración para que se encuentre en un ordenamiento
donde se debate la eficacia de esta protección. jurídico; estos criterios son: si es justa o injusta, si es
válida o inválida, y si es eficaz o ineficaz, estos crite-
Para ello, el primer objetivo de la investigación macro rios son independientes entre sí, ya que no se necesi-
se encuentra dirigido a dar un concepto de eficacia ju- tan para existir. Para Bobbio, el criterio de la justicia
rídica y eficacia sociológica, entendiendo la primera en “es el problema de la correspondencia o no de la nor-
términos generales como que la norma cumpla con los ma a los valores superiores que determinan el ordena-
efectos jurídicos para lo que fue creada y eficacia socio-
miento jurídico, es decir, es preguntarse si la norma
lógica, a que todas las personas sigan los parámetros de
es apta o no ante los valores supremos. En otras pa-
la justicia cumpliendo las normas y en caso de ser vio-
labras, es la oposición entre lo que debe ser y lo que
ladas se les impongan las respectivas sanciones.
es” (2000, 22).
La investigación de esta problemática social se rea-
De acuerdo con este criterio sobre la eficacia, “el pro-
lizó por el interés de conocer si a las trabajadoras
blema de la aplicación de la norma es determinar si
sexuales de la localidad de Santa Fe se les protegen
sus derechos como personas y dar a conocer si cuando esta es cumplida o no por las personas a quienes se
son agredidas y por ende al ser violentados sus dere- dirigen (denominado por el autor, destinatarios de la
chos se toman las medidas pertinentes sobre el asun- norma jurídica) y en el caso de ser violada, que se
to, y se da prioridad a sus necesidades. le haga valer con medios coercitivos por la autoridad
que la ha impuesto”.
En concordancia con lo anterior, se desea evidenciar
si los parámetros jurídicos y sociológicos se cumplen Para Jürgen Habermas en el análisis multifacético e
por parte de la autoridad competente, en lo referen- integrador del Derecho no basta con que la norma
te a la actividad que ejercen estas mujeres, teniendo exista formalmente y pueda ser exigida, sino que con
como punto de partida los peligros a que se encuen- el objetivo de que cumpla las funciones para las cua-
tran expuestas diariamente, donde se vulneran en les fue creado el Derecho (para que encauce, limi-
muchas ocasiones sus derechos. te, garantice y eduque), es necesario que las normas
puedan ser real o materialmente aplicadas, que exis-
Retomando los conceptos sobre la eficacia jurídica y tan las situaciones para las cuales fueron creadas; que
sociológica se citarán varios autores que abordan el sus mandatos, aun cuando no se cumplan volunta-
tema y hablan al respecto, para tener claramente de- riamente, sí sean exigidos por los aparatos especia-
finido lo que significa y poderlo sopesar con la situa- les con que cuenta el Estado; que se sancionen los
ción que estas mujeres viven diariamente, donde la incumplimientos de las prohibiciones, o se ofrezcan
autoridad se verá enfrentada a tomar medidas drásti- las garantías para la realización de las prescripciones
cas para una mayor protección. y de los derechos reconocidos, en síntesis que sean
eficaces. En otras palabras que la norma de Derecho
Toda la información será soportada con jurispru- tenga una realización social. Eficacia en cuanto a la
dencia emitida por la Corte Constitucional, para ver utilidad real de la norma en la sociedad, a la efecti-
cuáles han sido los pronunciamientos sobre los dife- vidad de la normativa, a la real correlación entre lo
rentes temas que se desean tratar. jurídicamente dicho y el hecho social, y que conlleva

30
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614
la realización del Derecho; una eficacia de tipo fun- o de un conjunto de normas en particular, no pasará
cional. de ser una arriesgada afirmación apoyada solamente
en el hecho externo de adecuación de la conducta a
El Profesor Carlos Rivera Lugo en su ensayo Ni una los deberes jurídicos prescriptos, por cuanto imposi-
vida más para la toga, muestra que el Estado de Dere- bilitados nos encontramos los juristas, con ese mero
cho enfrenta hoy el siguiente problema: “Que existe dato de conformación conductual, para afirmar que
una ausencia de un orden normativo y valorativo con aquellas disposiciones legales actuaron eficazmente
validez y aceptación universal en nuestra sociedad, provocando tales conductas. Insensiblemente al ha-
dada la heterogeneidad y pluralidad de valores, in- cerlo, no sólo hemos devaluado el concepto eficacia,
tereses y expectativas que hoy compiten por legiti- sino que unidos de él, incursionamos en terreno ajeno
midad y reconocimiento en nuestra sociedad, y dado a nuestra disciplina, abandonando el ámbito imputa-
el creciente cuestionamiento sobre la imparcialidad y tivo para adentrarnos en el reino de la causalidad. No
representatividad de nuestro Estado de Derecho por otra cosa representa ponernos a desentrañar y expli-
sectores significativos de nuestra sociedad”. De igual car si la conducta real acaecida ha respondido al de-
manera, la eficacia se intenta asegurar con el cumpli- ber jurídico impuesto por la norma de que se trate, o
miento de ciertos requisitos formales en el proceso en realidad ha sido determinado por cualquier otro
de creación, así como con la observancia de princi- orden de motivaciones: morales, religiosas, etc.
pios técnicos jurídicos que rigen en un Ordenamien-
to Jurídico determinado. No basta sólo con que las […] La Corte Constitucional indica que la validez,
normas se expresen con claras ideas, sino que han de la vigencia y la eficacia, son fenómenos interrela-
crearse los medios e instituciones, tanto en el orden cionados, pues en general para que una disposición
del condicionamiento social-material, proveniente produzca efectos, es decir sea aplicable y jurídica-
mente eficaz, es necesario que haya sido incorpo-
del régimen socioeconómico y político imperante, de
rada al sistema, es decir que se encuentre vigente,
los órganos que hacen falta para su aplicación, como y que además, no contradiga las normas superiores,
las normativas legales secundarias que sean necesa- es decir que sea válida […]. (Sentencia C-443/1997)
rias para instrumentar la disposición normativa y que […]La Corte Constitucional expresa que la efica-
propicien, a su vez, la realización de los derechos y cia jurídica o la aplicabilidad de la ley es la posibili-
deberes que de tales situaciones resulten. dad de que la disposición surta efectos jurídicos, es
decir, que sea susceptible de hacerlo, su sentido es
Para Hans Kelsen (1958, 46), “La eficacia del derecho puramente jurídico.Ha de entenderse que tales efec-
quiere decir que los hombres se comportan en la for- tos jurídicos consisten en la creación, modificación
ma en que, de acuerdo con las normas jurídicas deben o extinción de situaciones jurídicas mientras perma-
comportarse, o sea, que las normas son realmente nece vigente la norma […]. (Sentencia C-939/2002).
aplicadas y obedecidas. Decir que un orden jurídico
es ‘eficaz’ significa simplemente que la conducta de la
gente se ajusta a dicho orden. Con ello nada se afirma 2. Concepto de eficacia sociológica
acerca de los motivos de tal conducta ni, en particu-
lar, sobre la ‘compulsión psíquica’ que pueda emanar Es usual en la teoría del Derecho la definición de la
del orden jurídico”. Es decir que la función relevante eficacia social de las normas por referencia al cumpli-
del concepto eficacia, su salto a la escena en el mun- miento de las mismas o, en caso de incumplimiento,
do del derecho, se produce cuando nos referimos al su aplicación por el juez (Kelsen, 1979, 24). Cumpli-
ordenamiento jurídico en su conjunto. Aquí aparece miento y aplicación resultan así las claves para la de-
nada menos que con el rol estelar exclusivo, al punto finición de eficacia.
que su ausencia hace desaparecer el edificio jurídico,
cimentado por cadenas de validez normativa. La consecución de determinados estados de cosas
es el fin que el legislador se ha propuesto (Atienza,
Tan fuerte connotación y determinante rol del con- 1997). Al diseñar la ley, solo después de determina-
cepto eficacia determina su paralela desautorización dos los fines procede considerar qué normas serían
para utilizarlo con estrictez, cuando hablamos de una aquellas que, en caso de ser cumplidas, producirían
norma o de un conjunto de normas en particular. O, el estado de cosas socialmente valioso deseado (acor-
si se prefiere, referirnos a la “eficacia” de una norma de con los fines), y qué otros efectos, deseables o no,

31
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614

es previsible que de tales normas deriven; después –en esfuerzo estéril de prohibir lo que inexorablemente se
realidad, simultáneamente, o en procesos iterativos–, va a llevar a cabo y por ello tolera como mal menor,
si tales normas pueden ser cumplidas y si es previsible es decir, como una conducta no ejemplar ni deseable,
que lo sean, qué obstáculos encontrarán para ello, qué pero que es preferible tocar y controlar, a que se espar-
otras medidas legales o de otro tipo son necesarias o za clandestina e indiscriminadamente en la sociedad.
útiles para lograr el cumplimiento, cómo incentivar el Se considera esta como un mal menor cuyo suelo cons-
cumplimiento; se plantean también cuestiones sobre la titucional estriba en el derecho al libre desarrollo de
aplicabilidad de las normas en caso de incumplimien- la personalidad; derecho al que puede acudir tanto un
to, necesidad de normas procesales u orgánicas de los travesti o una prostituta, como una persona que quiera
tribunales, ejecutabilidad de las sentencias. profesar un diferente culto religioso o vestir de tal o tal
otro modo (Sentencia T-620 de 1995). Y al ser el tra-
En la teoría del derecho, el análisis del concepto de bajo sexual una actividad no vista de buen modo por
eficacia parte del concepto de cumplimiento. Se en- la sociedad, es de otra manera una realidad social por
tiende que a través del cumplimiento de la norma se la que se atraviesa y que se debe afrontar. Las trabaja-
consiguen los resultados y consecuencias considerados doras sexuales gozan de derechos como cualquier otro
valiosos para la sociedad; o bien, en caso de incumpli- ser humano, y por lo tanto deben ser protegidas de la
miento, la aplicación de la norma por los jueces tra- misma manera.
ta de conseguir resultados equivalentes. […] La Corte
Constitucional precisa que la eficacia sociológica se re- Carol Poteman escritora del libro El Contrato Sexual
fiere al hecho de que las normas alcancen sus objetivos (1995, 250), parte de la teoría de la legalización de la
y sean efectivamente cumplidas y aplicadas, o al menos prostitución como garante de un mínimo de segu-
que en caso de ser violadas, se imponga una sanción a ridad para las trabajadoras sexuales, ella se aleja de
su infractor […]. (Sentencia C-443/1997). las concepciones religiosas y morales dentro de una
legislación. No observa esto como objeto de vejación
humana y esclavitud moderna, sino como una cir-
cunstancia laboral de subsistencia dentro de la so-
3. Línea jurisprudencial relacionada
ciedad capitalista. Quizás en esto último comparte
con el problema jurídico planteado posición con Saturnino Sepúlveda (1980, 70), quien
aseguraba que la prostituta no era impulsada ni sico-
Para iniciar a elaborar la línea jurisprudencial se hace
lógica, ni biológicamente hacia la prostitución, que
necesario definir ciertos conceptos para el desarrollo
esta nacía y se desarrollaba dentro de sistemas socia-
de esta herramienta analítica; así, se procede a esta-
les que la presionaban y la inducían a esto.
blecer la línea jurisprudencial como:

…una pregunta o un problema jurídico bien defi-


De otro lado, la sociedad colombiana ve en esta labor
nido, bajo el cual se abre un espacio abierto de po- o en esta práctica el desarrollo de una actividad in-
sibles respuestas; dicho espacio es una estrategia moral que hay que combatir a como dé lugar. Tal es
conveniente para graficar las soluciones que la juris- el caso expuesto en las Sentencias SU- 476 de 1997
prudencia ha dado al problema y para reconocer, si y T-620 de 1995 en donde por invasión de zona re-
existe un patrón de desarrollo decisional. El campo sidencial se acudía a la protección de las leyes para la
abierto generalmente produce las dos respuestas ex- salvaguarda de la moral, el orden público y las buenas
tremas posibles, existiendo así una Línea bipolar… costumbres. Según una de las sentencias referidas ya
(López, 2006, 141). se había solicitado la colaboración de la Policía, para
tomar las medidas pertinentes dado el desarrollo de
En este caso el problema jurídico establecido se fun- estas prácticas en vía pública y zona residencial, pero
damenta en el desarrollo jurisprudencial que ha tenido ésta, por motivos desconocidos según el demandante
el estudio y protección de los derechos humanos de se rehusaba a la petición de los vecinos de dicho sec-
las trabajadoras sexuales por la Corte Constitucional, tor. Al final de la sentencia, efectivamente se decide
ya que aunque para el Estado social y democrático de la expulsión de dichas personas a las limitaciones de
derecho la prostitución no es deseable, por ser contra- las llamadas zonas de tolerancia. Cabe rescatarse sin
ria a la dignidad de la persona humana el comerciar embargo un salvamento de voto que no compartía la
con el propio ser tampoco puede comprometerse en el falta de participación de estas personas en su reubi-

32
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614
cación, aduciendo el magistrado disidente la falta de primero a la definición de norma adscripta que, si-
igualdad a la que se estaban viendo sometidas. guiendo a Robert Alexi (1993), “son normas de dere-
cho constitucional tanto las dictadas directamente en
Vale destacar que en la línea jurisprudencial se bus- el texto de la Carta Política como las normas adscrip-
ca la determinación de la subregla jurisprudencial, tas, entendidas estas como las que son resultado de
mediante la identificación y análisis del preceden- una correcta regulación efectuada por el órgano que
te jurisprudencial “narración de las interrelaciones ejerce el control constitucional”.
de varios pronunciamientos judiciales relevantes”
(López, 2006, 140). De este modo, la subregla se Mediante estas normas el estado de cosas sometido a
considera como la decisión tomada por el Tribunal una decisión puede ser subsumido, al igual que si fue-
Constitucional colombiano. Es por ello que la pre- ra una norma legislada. Las subreglas jurisprudenciales
sente línea jurisprudencial se realiza con el fin de re- son normas adscriptas que constituyen el principio ex-
solver el problema jurídico planteado. plicativo de una sentencia y que, por lo tanto, se pueden
aplicar a fallos posteriores con hechos materiales sus-
tancialmente análogos (pues los jueces deben estarse a
4. Análisis de la jurisprudencia lo decidido en el precedente previo). En consecuencia,
constitucional (años 1995-2010) las subreglas jurisprudenciales son normas de derecho
constitucional que se obtienen a través de la extracción
Establecimiento de la subregla jurisprudencial de la justificación jurídica de la decisión (López, 2006),
y son referentes necesarios para definir el contenido y
A continuación se realiza el análisis estático de la alcance de un derecho fundamental.
jurisprudencia encontrada desde el año 1995 hasta el
2010, y su respectivo estudio, para de esta manera, Realizada la anterior precisión, el siguiente cuadro
ver las consideraciones que expone la Corte Consti- estipula un concepto que es necesario esclarecer, de-
tucional al momento de tomar su decisión. Todo lo bido a su importancia dentro de la investigación que
anterior con el fin de alcanzar uno de los objetivos se realiza; este concepto es la ratio decidendi la cual es
propuestos en el ensayo, es decir, con el fin de abor- “la formulación más general, más allá de las particu-
dar la eficacia jurídica y sociológica en la protección laridades irrelevantes del caso, del principio, regla o
de los derechos de las trabajadoras sexuales y la de- razón general que constituyen la base de la decisión
terminación de la subregla jurisprudencial. judicial específica. Tales argumentos, en la medida
en que tengan un nexo causal con la parte resolutiva,
Sin embargo, es necesario definir el concepto de su- son también obligatorios” (López, 2006, 218).
bregla jurisprudencial. Para ello es preciso acudir

Sentencia/
Hechos Ratio Decidendi Decisión
Magistrado
El accionante interpuso acción de tutela, ya Según la Corte, la materia de que trata esta acción de Confirmar en todas sus partes la Sentencia
que afirma que reside, junto con su esposa y tutela tiene relación con el tema de la moral social como proferida por el Juzgado Séptimo Penal del
sus dos hijas menores de edad, en el condo- bien jurídico protegido, con los derechos fundamentales Circuito de Armenia (Quindío) el tres de agos-
minio “Las Palmas”, el cual colinda con la de los niños, con el derecho a la intimidad familiar y con to de 1995, que tutela los derechos del señor
zona de tolerancia del municipio de Circasia la existencia de las llamadas zonas de tolerancia en los Mario Sánchez Escobar, de su esposa y de sus
Senten-
(Quindío). Según dice el accionante, en di- centros urbanos. Deduce que la tranquilidad y el hábitat dos hijas menores de edad, y ordenar al señor
cia T-620
cha zona funcionan prostíbulos y “cantinas necesarios para vivir en condiciones dignas se hacen im- alcalde municipal de Circasia (Quindío), como
del 14 de
de mala muerte” que carecen de licencias de posibles en el sector residencial del peticionario, ya que primera autoridad de policía municipal, que
diciembre
funcionamiento, y que además, generan una la influencia nociva de la zona de prostitución -práctica- proceda de conformidad con las normas del
de 1995.
situación de inseguridad permanente, debi- mente situada en el mismo lugar habitacional- es grave, Código de Policía, para evitar que los derechos
Magistrado
do a la presencia de delincuentes, a las cons- directa e inminente. Y anota que en casos de perturba- fundamentales de los accionantes se vean vul-
Ponente:
tantes riñas callejeras que se presentan y a los ción como este lo más adecuado son las medidas de po- nerados o gravemente amenazados en su nú-
Dr. Vladi-
“espectáculos” protagonizados por las prosti- licía pues tiene competencia para prevenir y eliminar los cleo esencial.
miro Na-
tutas en la vía pública. Dice que todos estos focos de perturbación de la tranquilidad, la salubridad y
ranjo Mesa
hechos atentan contra la moral y las buenas la moralidad públicas y eliminar así sus efectos nocivos
costumbres de su esposa y de sus hijas y las co- en casos como este y como de por medio están los de-
loca en una situación de permanente peligro, rechos prevalentes de los niños, en cuyo favor se pide la
y que la zona se ha convertido en un epicentro tutela, es lógico amparar de manera inmediata los bie-
de tráfico de drogas. nes fundamentales de éstos.

33
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614

Sentencia/
Hechos Ratio Decidendi Decisión
Magistrado
El accionante interpone acción de tutela, afir- La Corte señala que es claro que por el hecho de vi- Revocar la Sentencia del 27 de febrero de 1997,
mando que años atrás, la Alcaldía Menor de vir en sociedad el ciudadano debe soportar y permitir proferida por la Sala de lo Contencioso Admi-
Chapinero autorizó a lo largo de la carrera ciertas restricciones y molestias a sus actividades per- nistrativo, Sección Segunda, Subsección B, del
15 entre calles 72 y 100 –Barrio el Chicó– sonales y familiares. Sin embargo, dichas molestias honorable Consejo de Estado. Conceder la tu-
el funcionamiento de una gran cantidad de son tolerables en cuanto las mismas no infrinjan las tela de los derechos a la intimidad, a la integri-
negocios dedicados a la prostitución, al des- condiciones mínimas de seguridad, tranquilidad, sa- dad personal y familiar, a la tranquilidad, a la
nudismo y al expendio de licores, que con el lubridad y moralidad que exige el mantenimiento del seguridad, al libre desarrollo de la personali-
tiempo han propiciado el surgimiento de gra- orden público y el ejercicio digno de los derechos ciu- dad y a vivir en condiciones dignas del actor y
ves problemas de orden público (presencia de dadanos. Por ello, cuando se presenta una inaceptable de quienes coadyuvaron la presente tutela. Or-
atracadores, prostitutas, travestis, vendedores perturbación a los derechos ajenos y un abuso de los denar al alcalde mayor de Santafé de Bogotá, al
de droga, espectáculos de violencia y escán- propios, como ocurre en este caso, es necesaria la in- alcalde local de Chapinero y a las autoridades
dalos de tipo erótico sexual, etc.), con el con- tervención de la autoridad para contrarrestar ese abuso de policía del orden nacional y distrital dar es-
secuente deterioro de la calidad de vida del y restablecer el orden. La Corte no pretende descono- tricto cumplimiento a las disposiciones vigen-
sector, mayoritariamente residencial. Mani- cer el derecho al libre desarrollo de la personalidad que tes sobre orden y moral públicas y seguridad
fiesta que se solicitó formalmente la colabora- tienen las prostitutas y travestidos en cuestión, am- ciudadana, contenidas, entre otros estatutos,
ción de las autoridades con el fin de controlar bas pueden ejercerse, pero no de manera irrazonable en el Código Nacional de Policía y en el Códi-
Sentencia
y erradicar el problema, para lo cual elevaron y desproporcionada, sino dentro de unos parámetros go de Policía de Bogotá D. E. –Acuerdo 18 de
SU-476
las correspondientes peticiones a la alcaldía mínimos que no afecten el ejercicio de los legítimos 1989–, y por consiguiente, procedan de inmedia-
del 25 de
local de Chapinero y a la Alcaldía Mayor de derechos de terceros, de tal suerte que trasciendan el to a prohibir e impedir en adelante todas las acti-
septiembre
Santafé de Bogotá, e incluso, al director gene- ámbito de la intimidad personal y familiar de perso- vidades que violen los derechos constitucionales
de 1997.
ral de la Policía Nacional, “sin que se hubiesen nas ajenas a tales comportamientos y que, además, fundamentales del actor y los coadyuvantes de la
Magistrado
observado mayores acciones de las referidas los repudian. La propia ley, a pesar de no penalizar la presente acción de tutela y, en general, de todos
Ponente:
autoridades en auxilio de los vecinos”. prostitución, exige a las autoridades públicas utilizar los residentes y transeúntes del sector comprendi-
Dr. Vladi-
los medios de protección social que tengan a su alcan- do entre las carreras 15 y 11 y entre las calles 94 y
miro Na-
ce para prevenirla y para facilitar la rehabilitación de 100 del barrio “El Chicó” de Santafé de Bogotá,
ranjo Mesa
quienes se dedican a este oficio. en los términos del acápite 24 de la parte motiva
de esta providencia, y ordenar, así mismo, a las
autoridades mencionadas en el numeral anterior,
impedir el establecimiento de nuevos sitios des-
tinados a la prostitución en el sector, y adelanten
un riguroso control sobre los ya existentes para
determinar la legalidad de su funcionamiento, de
conformidad con las reglamentaciones vigentes.

ACLARACIÓN DE VOTO. MAGIS-


TRADO DR. EDUARDO CIFUENTES
MUÑOZ
No compartía la falta de participación de estas
personas en su reubicación. Aduciendo el ma-
gistrado disidente la falta de igualdad a la que
se estaban viendo sometidas.
El ciudadano Rafael Barrios Mendivil, en La Corte señala que la sexualidad aparece como un Declarar inexequible el literal b) del artículo
ejercicio de la acción pública de inconstitu- elemento consustancial a la persona humana y a su na- 184 del Decreto 85 de 1989. Conforme a los
cionalidad, demandó la inexequibilidad de los turaleza interior, el cual, necesariamente, hace parte de condicionamientos expuestos en la parte moti-
artículos 65, 75, 141, 142, 143, 183, 184 y 185 su entorno más íntimo. La prohijada protección cons- va de esta Sentencia, declarar exequible el lite-
del Decreto 85 de 1989 “Por el cual se reforma titucional del individuo, representada en los derechos ral c) del artículo 184 del Decreto 85 de 1989,
el Reglamento de Régimen Disciplinario para al libre desarrollo de su personalidad e intimidad, in- salvo la expresión “o sean considerados como
las Fuerzas Militares”. El demandante consi- cluye entonces, en su núcleo esencial, el proceso de au- delincuentes de cualquier género o antisociales
dera que las normas acusadas vulneran los ar- todeterminación en materia de preferencias sexuales. como, drogadictos, homosexuales, prostitu-
tículos 13, 15, 16, 21, 42, de la Constitución Concluye la Corte que si el respeto por la diversidad, tas”, que se declara inexequible. Declarar exe-
Política, además de algunas de las disposicio- el pluralismo y la diferencia entre individuos constitu- quible la expresión “o practicar o propiciar la
nes contenidas en el Pacto Internacional de ye un propósito fundamental de nuestro Estado Social prostitución” contenida en el literal d) del artí-
Sentencia
Derechos Civiles y Políticos, en la Declara- de Derecho e incluso del propio derecho internacio- culo 184 del Decreto ley 85 de 1989, así como
C-507 de
ción Universal de los Derechos Humanos, en nal, resulta comprensible que el Régimen Disciplina- la expresión “Ejecutar actos de homosexua-
14 de julio
el Pacto Internacional de Derechos Económi- rio de las Fuerzas Militares, en lo que corresponde a lismo”, incluida en el mismo literal, pero bajo
de 1999.
cos, Sociales y Culturales y en la Convención las disposiciones que gobiernan la conducta personal el entendido de que se trate de actos sexuales,
Magistrado
Americana sobre Derechos Humanos. de sus miembros, se armonice con las normas suprale- sean ellos de carácter homosexual o hetero-
Ponente:
El Despacho del suscrito magistrado sustan- gales que actualmente delimitan el ámbito de primacía sexual, que se realicen de manera pública, o
Dr. Vladi-
ciador, mediante Auto del 30 de noviembre de los derechos inalienables de la persona. Ello, por en desarrollo de las actividades del servicio, o
miro Na-
de 1998, decidió inadmitir la demanda pre- cuanto el personal militar, al igual que los demás ciu- dentro de las instalaciones castrenses, propia-
ranjo Mesa
sentada por el libelista, en contra de los artí- dadanos corrientes, tiene derecho al libre desarrollo de mente dichas.
culos 65, 75, 141, 142, 143, 183, 184 y 185 del su personalidad, a su intimidad y a su buen nombre,
Decreto 85 de 1989, a excepción de la formu- correspondiéndole al Estado, a través de los diferentes ACLARACIÓN DE VOTO. MAGISTRA-
lada contra los literales b), c) y d) del artículo organismos que lo conforman, respetar y promover el DOS:
184 del mismo estatuto, por considerar que el respeto de tales derechos. Es por ello que la Corte no ANTONIO BARRERA CARBONELL,
actor no formuló cargos concretos de los que encuentra razonable que, además del concubinato, se ALFREDO BELTRÁN SIERRA, CAR-
pudiera deducirse reproche de inconstitucio- incluya el notorio adulterio como una falta contra el LOS GAVIRIA DÍAZ, ALEJANDRO
nalidad alguno. En la medida en que no fue honor militar. No es ésta, desde luego, una situación MARTÍNEZ CABALLERO.
corregido, la acusación correspondiente fue apropiada, ni mucho menos ejemplarizante, tratándo- Instituir como “falta contra el honor militar” de
oficiales y suboficiales en servicio activo, el hecho
de “asociarse o mantener notoria relación” con

34
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614
Sentencia/
Hechos Ratio Decidendi Decisión
Magistrado
rechazada mediante, quedando tan solo pen- se de quien viste el uniforme de la fuerza pública; pero quienes “sean considerados como delincuentes
diente la que se dirige contra los literales b), el reproche y la sanción a tal situación corresponden de cualquier género”, resulta claramente incons-
c) y d) del artículo 184 del Decreto 85 de más al ámbito de la moral que al de la ley. Tampoco titucional pues, en un Estado de Derecho, a nadie
1989 que se refiere a las faltas contra el Ho- considera la Corte razonable que se califique de “an- puede tenerse como delincuente sin que previa-
nor Militar y se refieren a: - Vivir en con- tisociales” a los homosexuales y a las prostitutas en sí mente exista sentencia ejecutoriada en que se le
cubinato o notorio adulterio; - Asociarse o mismos; tales condiciones se derivan de una opción hubiere declarado como autor de un delito y se le
mantener notoria relación con personal que de vida sexual resultante de diversos factores de or- hubiere condenado por ello. En cuanto a la exe-
registre antecedentes penales o sean conside- den personalísimo, y que jamás pueden ser tildados de quibilidad parcial del literal c, ya que de acuerdo
rados como delincuentes de cualquier género conductas antisociales. con lo preceptuado por el artículo 38 de la Consti-
o antisociales como drogadictos, homosexua- tución Política, el derecho de asociación se garan-
les, prostitutas y proxenetas; y - Ejecutar actos tiza a todos los habitantes del territorio nacional
de homosexualismo o practicar o propiciar la para el desarrollo de las distintas actividades en la
prostitución. sociedad, sin que pueda ser objeto de reproche por
la ley hasta el punto de considerarse por ella que
toda forma de asociación de un oficial o suboficial
con las personas indicadas en la disposición acu-
sada resulta lesivo del honor militar.
El ciudadano Hernán Miranda Abaúnza, La Corte señala que aunque del régimen constitucio- Declarar exequible el artículo 213 de la Ley
presentó demanda de inconstitucionalidad nal colombiano no se deriva una prohibición al ejer- 599 de 2000, tal como fue modificado por el
contra el artículo 213 de la Ley 599 de 2000 cicio de la prostitución, el Estado no es indiferente a artículo 8º de la Ley 1236 de 2008.
Código Penal. Según el demandante, la nor- sus efectos nocivos, por lo que resulta legítimo, dentro
ma atacada vulnera el preámbulo y los artícu- de los límites razonables de la proporcionalidad, que SALVAMENTO PARCIAL DE VOTO.
los 1°, 5°, 12, 16, 17, 28 inciso 4°, 93 y 94 de la las autoridades públicas de todos los órdenes adopten MAGISTR ADOS:
Constitución Política, el Pacto Internacional medidas tendientes a evitar su propagación y a dismi- MARÍA VICTORIA CALLE CORREA Y
de Derechos Civiles y Políticos en sus artícu- nuir los efectos negativos que esta conducta, califica- LUIS ERNESTO VARGAS SILVA.
los 7°, 8° y 10 y la Convención Americana de da como degradante para la persona humana, genera No consideran correcto que el pronunciamien-
Sentencia Derechos Humanos artículos 5° y 11, en tanto en la sociedad. Es por ello que la Corte no encuentra to de la Corte hubiera recaído también sobre
T-636 de 16 se viola la dignidad humana: por el hecho de reprochable que el legislador proteja los intereses co- el artículo 8° de la Ley 1236 de 2008, que in-
de septiem- que el Legislador adopte una amenaza penal munes y los derechos individuales mediante la sanción crementó el marco punitivo para el delito de
bre de 2009. que desborda los límites de la razonabilidad y de un comportamiento multiplicador como el previsto inducción a la prostitución, aquí examinado;
Magistrado racionalidad, pues supone la instrumentaliza- en la norma, aunque admite que en la realidad fáctica expresan que la Corte debió limitarse a estu-
Ponente: ción y manipulación de los asociados por me- muchas personas pueden autónomamente escoger ese diar la constitucionalidad del artículo 213 del
Dr. Mauri- dio del amedrentamiento punitivo excesivo; la modo de vida, encuentra entendible que la ley busque Código Penal, en su versión inicial, o, si deci-
cio Gonzá- tipificación de la inducción a la prostitución sancionar la actividad que pretende lucrarse de su pro- día estudiar también la modificación introdu-
lez Cuervo. conlleva la cosificación de la persona dedicada pagación e intensificación. La Corte considera que el cida por el artículo 8° de la Ley 1236 de 2008,
al proxenetismo, para proyectar en la comuni- artículo 213 de la Ley 599 de 2000 no restringe des- examinar la validez de ambos preceptos de ma-
dad una imagen moralista crítica de dicha ac- proporcionadamente los derechos fundamentales al nera constitucionalmente independiente.
tividad, expresa el autor que de igual manera libre desarrollo de la personalidad y a escoger profe-
se vulneran principios como de igualdad ma- sión u oficio, como tampoco violenta el principio de
terial ante la ley y proporcionalidad, principio lesividad, pues el fin de la norma es la protección de
de culpabilidad, principio de lesividad social la dignidad humana, así como los intereses colectivos
y el libre desarrollo de la personalidad y la li- afectados por los efectos colaterales de la prostitución.
bertad de escoger profesión u oficio.

La accionante es una prostituta que labora en La Sala concluye que la accionante desarrolló una Levantar la suspensión de términos decretada
el bar Pandemo y manifiesta que ingresó a la- actividad personal como trabajadora sexual y en la por esta Sala de Revisión, mediante Auto de 22
borar mediante contrato verbal indefinido en prestación de otros menesteres al servicio del bar de enero de 2010. Revocar el numeral primero
horario de tres de la tarde a tres de la maña- PANDEMO, durante los meses de febrero de 2008 y del fallo de 19 de junio de 2009, proferido por el
na, con descanso un domingo cada 15 días y marzo de 2009, tareas realizadas de manera continua- Juez Quinto Penal del Circuito de Bogotá, que a
salario de conformidad con los servicios pres- da y sujetas a las reglas de subordinación y dependen- su vez confirmó el fallo de 4 de mayo del mismo
tados por venta de licor. Meses después la ac- cia admisibles en cuanto a los servicios sexuales y a las año procedente del Juez 63 Penal Municipal de
tora informó a su empleador señor ALF, de su demás tareas desempeñadas para la comercialización, la misma ciudad, que negó el amparo de los de-
estado de embarazo, este le indicó que siguie- organización y limpieza del bar, todo ello a cambio de rechos invocados por la peticionaria. En su lu-
ra laborando normalmente con el horario de una retribución económica; esto es, que se configuró gar, Revocar el numeral primero de la sentencia
Sentencia
costumbre. La actora informó al empleador, un contrato realidad cuyos términos en el tiempo no de 4 de mayo de 2009 y a cambio de él, Conce-
T-629 del
que su médico tratante le había indicado que están determinados con total precisión en el proceso der el amparo de los derechos fundamentales a la
13 de agos-
su embarazo era de alto riesgo, el empleador de tutela, salvo en lo que hace a la fecha de despido, igualdad de trato ante la ley, a la no discrimina-
to del 2010.
le dio entonces la orden de administrar el bar, pero cuya existencia se acredita de manera suficiente ción, al trabajo, la seguridad social, la dignidad,
Magistrado
asignándole como sueldo la suma de $30.000 para reconocer la violación de derechos fundamentales la protección de la mujer en estado de embarazo,
Ponente:
diarios. Después cambió su turno de tres de al trabajo, la seguridad social, la igualdad, la dignidad, el derecho del que está por nacer, el fuero ma-
Dr. Juan
la tarde a tres de la mañana “pero esta vez se la protección de la mujer en estado de embarazo, el terno y el mínimo vital. Así mismo, Confirmar
Carlos He-
negó a pagarme sueldo, nuevamente me indi- derecho del que está por nacer, el fuero materno y el la decisión de primera instancia en sus restan-
nao Pérez
có que el sueldo era lo que devengara por ven- mínimo vital. Establecida la existencia del contrato de tes determinaciones. Ordenar al señor ZOTO
tas y servicios en BAR. Tiempo después tenía trabajo, la Sala reitera su apreciación sobre la concu- como propietario del establecimiento de comer-
cita médica a las dos y media de la tarde, la rrencia de todos los elementos fácticos necesarios para cio PANDEMO que, dentro del término de (48)
cual le había informado a mi empleador, lle- establecer el despido injusto por causa del embarazo. horas siguientes a la notificación de esta senten-
gué a laborar a las tres y veinte minutos de la Expresa la Sala que se debe procurar el restablecimien- cia, cancele a la accionante: Una indemnización
tarde y me devolvió”, al otro día se presentó a to de los derechos fundamentales vulnerados. equivalente a los salarios de (60) días; y las (12)
laborar y le comunico que no habría más em- semanas de salario como descanso remunerado
pleo. Esta mujer quedó desempleada sin me- a que tiene derecho. Lo anterior en virtud de lo
dios económicos suficientes y el patrono busca dispuesto en los artículos 239 y 236 del CST,
respectivamente.

35
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614

Sentencia/
Hechos Ratio Decidendi Decisión
Magistrado
evadir la responsabilidad que la misma Cons- Ordenar a la Defensoría del Pueblo apoyar,
titución Política ha puesto en los empleadores acompañar y vigilar el pleno cumplimiento del
frente a la mujer embarazada y consecuente- fallo, con el fin de garantizar de manera efec-
mente frente al HIJO en período de lactancia; tiva los derechos aquí protegidos. Exhortar a
a lo anterior se suma el hecho de afectación las autoridades distritales, administrativas y de
del mínimo vital. policía del Distrito Capital, así como al Mi-
nisterio de Protección Social, sobre la necesi-
dad de ejercer sus competencias de modo tal
que sean protegidos de manera efectiva, los
derechos de las personas que ejercen la pros-
titución, tanto en lo que tiene que ver con sus
derechos individuales, a la salud y a la rehabi-
litación, como respecto de sus derechos a un
trato igualitario frente al Derecho del trabajo y
a las garantías que en él se establecen, cuando
ejercen su actividad por cuenta ajena.

5. La obiter dicta en relación En la Sentencia T-620 de 1995 se transcriben las


con los derechos humanos siguientes Obiter Dicta: “La prostitución está re-
de las trabajadoras sexuales glamentada por el Código Nacional de Policía, de
manera que jurídicamente está prevista su existencia,
Para completar el anterior análisis jurisprudencial, es pero con los límites necesarios para que no altere el
pertinente introducir el concepto de Obiter dicta el cual orden público. No es plausible, bajo ningún aspecto,
es “una expresión que designa todos aquellos pasajes de que el Estado permita que una actividad que se tolera
las sentencias en los que, por la abundancia argumen- como mal menor extralimite su radio de acción, por-
tativa propia del derecho jurisprudencial, se dicen co- que entonces deja de cumplir con su misión natural,
sas de pasada o incidentalmente, sin que constituyan el cual es la preservación de un orden social justo”. Se
meollo del asunto jurídico que se estaba resolviendo”. evidencia cómo el Estado se hace garante para con-
trolar la prostitución para que no perturbe el orden
Estos argumentos son, generalmente, abundantes, eru- público, comprometiéndose a controlar esta actividad
ditos y de mera referencia y no tienen relación directa para que no se salga de los parámetros establecidos.
con la parte resolutiva de la sentencia. Estos fundamen- En la Sentencia SU-476 de 1997 se transcriben las
tos no están cubiertos por el principio de obligatoriedad siguientes Obiter Dicta:
del precedente” (López, 2006, 219). Sobre este concep-
to la Corte Constitucional ha dicho lo siguiente: Tampoco puede ignorarse que se trata de una acti-
vidad alrededor de la cual suelen concurrir la comi-
En consecuencia, al no constituir las referencias sión de delitos y la propagación de enfermedades de
acerca de la enajenabilidad de los bienes de propie- transmisión sexual, conductas éstas que deben preve-
dad privada la ratio decidendi de la Sentencia C-649
nirse y controlarse de manera efectiva y oportuna por
de 1997, como previamente se demostró, es perti-
nente reconocer que dichas referencias jurispruden- las autoridades públicas a quienes corresponda, con el
ciales corresponden al concepto de obiter dicta, o lo fin de evitar que las mismas afecten a la colectividad,
que es lo mismo, alude a todas aquellas reflexiones u como sucede en el presente caso.
opiniones más o menos incidentales propuestas por
el juez al momento de motivar o argumentar su fa- Se dan a conocer los peligros que conlleva ejercer esta
llo, que carecen de carácter vinculante, en cuanto no actividad, dando a conocer que a raíz de esta práctica
constituyen el principio, la regla o la razón general surge una serie de delitos, donde las autoridades de-
que sirven de soporte a la decisión judicial (Senten- ben tomar medidas drásticas para que esto no suceda
cia SU-047 de 1999). (Negrillas fuera del texto ori- y afecte a la comunidad. En la Sentencia C-507 de
ginal). 1999 se transcriben las siguientes Obiter Dicta:
Como consecuencia de lo anterior, se estipulan las Con en el reconocimiento del derecho fundamen-
principales Obiter dicta en relación con el problema tal al libre desarrollo de la personalidad, conocido
jurídico planteado que se encuentra en las sentencias también como derecho a la autonomía e identidad
hito y son citadas para sustentar el fallo: personal, se busca proteger la potestad del indivi-

36
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614
duo para autodeterminarse; esto es, la posibilidad de A continuación se observan los escenarios constitu-
adoptar, sin intromisiones ni presiones de ninguna cionales que son “un contexto en el cual se interpreta
clase, un modelo de vida acorde con sus propios in- un derecho constitucional, siendo así un patrón fácti-
tereses, convicciones, inclinaciones y deseos, siem- co típico en el que la Corte ha especificado, median-
pre, claro está, que se respeten los derechos ajenos te subreglas, el significado concreto de un principio
y el orden constitucional. Así, puede afirmarse que
Constitucional abstracto. Es decir, que los escenarios
este derecho de opción comporta la libertad e in-
dependencia del individuo para gobernar su propia
constitucionales se desprenden de un Derecho” (Ló-
existencia y para diseñar un modelo de personalidad pez, 2006, 148), en este caso el derecho a la igualdad
conforme a los dictados de su conciencia, con la úni- en cuanto a las trabajadoras sexuales, a guardar y ve-
ca limitante de no causar un perjuicio social. lar por los derechos de las personas, y debe prestar a
los grupos vulnerables todas las herramientas necesa-
La prostitución y la homosexualidad son, en efecto, rias para su protección; debe vigilar que la normati-
opciones sexuales válidas dentro de nuestro Estado vidad cubra íntegramente a estas mujeres, porque en
social de derecho, razón por la cual aquellos que las muchos casos los maltratos de los cuales son víctimas
han asumido como forma de vida, sin afectar dere- no son castigados simplemente por la labor que ellas
chos ajenos, no pueden ser objeto de discriminación desempeñan, y sus derechos se quebrantan.
alguna. Por el contrario, según las voces de la pro-
pia Constitución Política, su condición de personas Desarrollado lo anterior, es pertinente (siguiendo los
libres y autónomas debe ser plenamente garantiza- conceptos del Dr. Diego López Medina) graficar la
da y reconocida por el orden jurídico, en igualdad de línea jurisprudencial, para lo cual se debe tener en
condiciones a los demás miembros de la comunidad. cuenta que las sentencias están divididas en dos gran-
En la Sentencia C-636 de 2009 se transcriben las si- des ramas: Sentencias Hito y No Hito; las primeras se
guientes Obiter Dicta: definen como “aquellas que han tenido consecuencias
conceptuales profundas y duraderas en la configura-
Para la Corte es claro que aunque del régimen cons- ción de una o varias líneas jurisprudenciales; es decir,
titucional colombiano no se deriva una prohibición que tienen un peso estructural dentro de dicha Línea;
al ejercicio de la prostitución, el Estado, por disposi- estas sin importar su clase, usualmente son fallos am-
ción de la misma Carta, no es indiferente a sus efec- pliamente debatidos al interior de la Corte” (López,
tos nocivos, por lo que resulta legítimo, dentro de 2006, 161), y así mismo se subdividen en:
los límites razonables de la proporcionalidad, que
las autoridades públicas de todos los órdenes adop-
ten medidas tendientes a evitar su propagación y a Sentencias fundadoras de línea:
disminuir los efectos negativos que esta conducta,
calificada como degradante para la persona huma- “Fallos usualmente proferidos en el Periodo inicial de
na, genera en la sociedad. la Corte Constitucional (1991-1993)” (Ibídem) y por
lo tanto, dan inicio a la Línea Jurisprudencial.
En la Sentencia T-629 de 2010 se transcriben las si-
guientes Obiter Dicta: “En atención al estudio proba-
torio, pero también a las conclusiones generales sobre Sentencias consolidadoras de línea:
la situación de los y las trabajadoras sexuales, su dere-
cho a la igualdad de trato ante la ley, a la no discrimi- “Son aquellas en que se trata de definir con autoridad
nación y en desarrollo de lo anterior, su derecho a que una subregla de derecho constitucional y que usual-
se apliquen los principios de primacía de la realidad mente decantan un balance constitucional más com-
sobre las formas, la protección especial que ex cons- plejo que el que en un comienzo fue planteado por las
titutione se confiere a la madre trabajadora gestante, Sentencias Fundadoras de Línea” (ibídem).
lactante, cabeza de familia”.

Referente a lo anterior se evidencia cómo la Corte Sentencias modificadoras de línea:


Constitucional se pronuncia sobre el trato de igual-
dad que deben recibir las mujeres que llevan a cabo la Son aquellas que cambian el curso de la línea, esta-
prostitución brindándole la misma protección como bleciendo unas consideraciones distintas a las plan-
cualquier otra persona que labora. teadas en las providencias anteriores.

37
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614

Sentencias reconceptualizadoras de línea: En cuanto a las sentencias No Hito, se clasifican


principalmente en:
En ellas se hace un esfuerzo de reconstrucción con-
ceptual, modificando las razones de fallos anteriores
o complementándolas con nuevas consideraciones. Sentencias meramente confirmadoras:

“Son puras y simples aplicaciones a un caso nuevo


Sentencia dominante de línea: del principio o ratio, considerado en una sentencia
“Contiene los criterios vigentes y dominantes, por anterior”.
medio de los cuales la Corte Constitucional resuelve
un conflicto de intereses dentro de determinado es- Dejando claro lo anterior es momento de graficar la
cenario Constitucional”. Línea Jurisprudencial:

T-620/95

SU-476/97
La Corte Constitucional ha reconoci-
do derecho a las trabajadoras sexuales Aclaración Los fallos guardan concordancia con la
y ha exigido a las autoridades sobre la
de voto. clasificación a la que pertenece Colombia
necesidad de ejercer sus competencias
como país reglamentario, y cobran gran
de modo tal que sean protegidos de ma-
importancia en el sentido en que esclare-
nera efectiva los derechos de las perso- C-507/99 cen conceptos como moral social, prosti-
nas que ejercen la prostitución, tanto en
tución y en el modo como relacionan tal
lo que tiene que ver con sus derechos Aclaración de voto. actividad con el supuesto para el caso,
individuales, a la salud y a la rehabili-
derecho al libre desarrollo de la perso-
tación, como respecto de sus derechos
nalidad, la conceptualización y el dete-
a un trato igualitario frente al Derecho T-636/09 nimiento en la connotación de cada uno
del trabajo y a las garantías que en él se
de estos.
establecen, cuando ejercen su actividad
por cuenta ajena.
Salvamento parcial
de voto.

T-629/10

Sentencias Hito Sentencias No Importantes

Fundadora de Línea
Meramente confirmadora
Consolidadoras de Línea

Modificadora de Línea

Reconceptualizadora de línea

Dominante de Línea

38
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614
6. Relación entre eficacia jurídica, Es por ello que es indispensable ver la conexidad de
sociológica y derechos humanos estos tres conceptos, ya que de esta manera podemos
ver si realmente se está dando la protección efectiva
Teniendo en cuenta que la eficacia jurídica o la aplica- de los derechos de las personas, específicamente para
bilidad de la ley es la posibilidad de que la disposición nuestra discusión los de las trabajadoras sexuales. La
surta efectos jurídicos, es decir, que sea susceptible obligación de proteger estos derechos significa que se
de hacerlo, su sentido es puramente jurídico y en deben adoptar medidas necesarias destinadas a evitar
cambio la eficacia sociológica se refiere al hecho de que otros agentes o sujetos violen los derechos so-
que las normas alcancen sus objetivos sociales y sean ciales e igualmente crear los mecanismos necesarios
efectivamente cumplidas y aplicadas, o al menos que para prevenir este tipo de omisiones.
en caso de ser violadas, se imponga una sanción a
su infractor, según lo contempla la Corte Constitu- Teniendo los conceptos claros de eficacia jurídica, so-
cional en la Sentencia C-443 de 1997 y la Sentencia ciológica y la trascendencia de los derechos humanos
C-1067 de 2008. De acuerdo con los Derechos Hu- se puede hacer una relación directa ya que a estos úl-
manos que son valores de convivencia cuyo funda- timos se les dio un estatus superior para proteger a la
mento es la dignidad humana, la razón y la justicia, y persona haciéndolos prevalecer ante toda circunstan-
que llevan implícito el reconocimiento de unas con- cia, pero ante todo creando la normatividad necesaria
diciones de origen material y espiritual que deben ser para hacerlos respetar castigando a los que los violen
garantizadas a todas las personas, de igual manera se de forma directa o indirecta. Esta normatividad se en-
pueden definir como un ideal político y social basado cuentra en cada país, pero, ante todo, estos derechos se
en la autonomía, la felicidad y el bien común, mate- encuentran plasmados en todos aquellos tratados in-
rializándose en un conjunto de reglas, normas, ins- ternacionales que se han hecho para unir fuerzas y for-
trumentos y/o mecanismos de carácter jurídico que mar un bloque que trabajo hombro a hombro para que
regulan las relaciones mutuas entre los individuos, los estos sean respetados y baje la tasa de su vulneración
grupos, las comunidades, los pueblos, el Estado y las en ciertos grupos poblacionales que son marginados,
naciones. (Morales Gil de la Torre Héctor, 1996, 19). maltratados, violentados u olvidados.
Los Derechos Humanos son aquellas libertades, fa-
cultades, instituciones o reivindicaciones relativas a Infortunadamente la normatividad en algunos casos
bienes primarios o básicos que incluyen a toda perso- está perdiendo su eficacia en cuanto a su aplicación y el
na, por el simple hecho de su condición humana, para respeto que se le debe designar a los Derechos Huma-
la garantía de una vida digna. (Papacchini, Ángelo, nos de algunos sectores que se encuentran totalmente
40 y Nino Carlos, 40). vulnerables, en este caso las trabajadoras sexuales que
han sufrido a través de la historia los diferentes mal-
Los Derechos Humanos se encuentran por enci- tratos e indiferencias, no solo por parte de las personas
ma, no solo del derecho civil, sino también del orden que en muchas ocasiones repudian lo que estas mujeres
constitucional; así el artículo 93 de la Constitución hacen, sino de las mismas autoridades que le han dado
establece que los tratados y convenios internacionales la espalda a este problema social, donde los Derechos
ratificados por el Congreso que reconocen los Dere- Humanos están en peligro constantemente, derechos
chos Humanos y que prohíben su limitación en los como la vida, la libertad, el trabajo, la salud y mu-
estados de excepción, prevalecen en el orden interno. chos otros más y donde se supone que cuentan con los
Los derechos humanos son verdaderos atributos de la mismos mecanismos de protección y con las mismas
persona (la vida, la igualdad, la libertad). Algunas de oportunidades que cualquier otra persona para hacer
las características de los Derechos Humanos o de la prevalecer sus derechos y que se las protejan de manera
personalidad es que son absolutos, pues su respeto se correcta e indicada.
impone a todos hasta al propio Estado que no pue-
de hacer otra cosa que exigir su respeto y garantizar Los Derechos Humanos son el eje central del ser hu-
su aplicación. Los Derechos Humanos son propios mano sin importar su actividad laboral, en relación al
o pertenecen a toda persona y comienzan a ser efec- tema que nos ocupa, razón por la cual se viene exi-
tivos desde que ella nace, estos se encuentran fuera giendo por parte de algunos grupos de personas para
del comercio y no son susceptibles de ser avaluados que se dé cumplimiento íntegro y a cabalidad a todos
en dinero. y cada uno de ellos, y porque se cree una normativi-

39
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614

dad cada vez más eficaz, para que no sean vulnerados sobre todo a la niñez y a la juventud. Por otro lado,
y no solo esto, sino que las mismas personas natu- es conocido y aceptado el principio según el cual la
ralmente sigan los preceptos para que estos no sean ley positiva no puede prohibir todo lo que la mo-
violados. Ha sido una lucha ardua que en unos pocos ral rechaza, porque atentaría contra la libertad […].
casos ha dado sus frutos pero que lamentablemente (Sentencia T-620 de 1995) […]Expresa que la ley,
a pesar de no penalizar la prostitución, exige a las
en la mayoría no se han obtenido los resultados es-
autoridades públicas utilizar los medios de protec-
perados, porque aún existe una gran tasa de viola-
ción social que tengan a su alcance para prevenirla
ción de derechos humanos en todos los países, sobre y para facilitar la rehabilitación de quienes se dedi-
todo en Colombia, que en muchas ocasiones la ley es can a este oficio. Incluso, la ley faculta a la Nación,
la misma encargada de permitir que se lleven a cabo los departamentos y los municipios, para organizar
estos abusos. instituciones donde las personas que ejerzan la pros-
titución encuentren medios gratuitos y eficaces para
La cuestión está en que no solo se debe crear leyes rehabilitarse (arts. 178 y 181 del Código Nacional
para reglamentar la conducta y proteger los bienes ju- de Policía) […]. (Sentencia SU-476/97).
rídicamente tutelados, sino que se debe velar por que
todas estas normatividades sean eficaces o de lo con- De acuerdo con la problemática que se vive en la
trario serán inútiles ante todas las circunstancias que localidad de Santa Fe en cuanto a las trabajadoras
van surgiendo a lo largo de la vida, porque así como sexuales, se puede evidenciar que todos estos postu-
se crea normatividad diariamente para proteger los lados relacionados con la eficacia jurídica y socioló-
derechos, así mismo se van creando nuevas maneras gica de los derechos humanos de estas mujeres no se
de vulnerarlos. cumplen a cabalidad ya que en muchos casos no son
tratadas como sujetos de derechos, sino todo lo con-
trario son discriminadas por la labor que desempe-
6.1. En relación con las trabajadoras sexuales ñan, vulnerando así un sinnúmero de derechos como
lo son el derecho a la dignidad humana, en cuanto si
De acuerdo con esta problemática, la Corte Consti- se verifican las condiciones en que trabajan se puede
tucional se ha pronunciado en varias ocasiones; pero decir que no son las más óptimas ya que están ex-
se han tomado dos sentencias específicas: puestas a toda clase de maltrato, ya sea por parte de
las personas que van y toman estos servicios, como
[…] Manifiesta que la realidad histórica y sociológi- también por parte de los dueños de los diferentes es-
ca demuestra que la prostitución no puede ser erra- tablecimientos que quedan en la zona y donde ellas
dicada de manera plena y total, y que se trata de un prestan sus servicios, al igual que por parte de los
fenómeno social común a todas las civilizaciones y
habitantes del sector que han tratado de hacer todo
a todos los tiempos. Obedece a factores diversos, de
orden social, cultural, económico, síquico, etc., que
lo posible por sacarlas de allí, ya que expresan que
el Estado no podría comprometerse a erradicar por ellas han producido que la zona se vuelva aún más
completo una práctica que siempre se ha dado y se peligrosa porque atraen toda clase de delincuencia.
dará; lo que sí puede es controlar su radio de acción. Se evidencia cómo algunos derechos de estas muje-
Para ello existen las llamadas “zonas de tolerancia”, res son vulnerados; por ejemplo el derecho a la vida,
cuya finalidad es la de evitar que, de manera indis- ya que constantemente atentan contra su integridad
criminada, se propaguen por todo el entorno urba- física, todo lo relacionado con el derecho a la seguri-
no, invadiendo incluso las zonas residenciales, las dad social, puesto que la mayoría de las mujeres que
casas de lenocinio y, en general, los establecimientos desempeñan esta labor, ya sea en un establecimiento
destinados a la práctica de la prostitución. Para el o en la calle no poseen un servicio de salud, ni pen-
Estado social de derecho la prostitución no es de-
sión y por último y no menos importante el derecho
seable, por ser contrario a la dignidad de la persona
al trabajo, donde el Estado debe ser el garante y debe
humana el comerciar con el propio ser. Pero no pue-
de comprometerse en el esfuerzo estéril de prohibir responder y velar para que las mujeres que así lo han
lo que inexorablemente se va a llevar a cabo y por determinado, desempeñen esta actividad tranquila-
ello lo tolera como mal menor; es decir, como una mente y con toda la seguridad del caso.
conducta no ejemplar ni deseable, pero que es prefe-
rible tolerar y controlar, a que se esparza clandesti- La normatividad que se ha creado para reglamentar
na e indiscriminadamente en la sociedad, dañando la zona, no ha logrado dar una mayor seguridad a

40
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614
estas mujeres, situación que en muchos casos radica castigados simplemente por la labor que ellas desem-
en la indiferencia por parte de la fuerza pública ante peñan, y sus derechos se ven vulnerados.
esta problemática y no porque los derechos no exis-
tan; pues hay sinnúmero de ellos. La normatividad vigente aplicable al tema de la pros-
titución responde a la forma como la sociedad colom-
biana ve este fenómeno desde una perspectiva moral,
Conclusiones de manera que, por tratarse esta de una actividad mo-
ralmente censurada, deja de lado la protección de las
La prostitución es la actividad más antigua del mun- personas que a ella se dedican, en lo que atañe a sus
do; trabajadora sexual o prostituta es aquella mujer derechos laborales y de seguridad social, entre otros,
que ejerce la prostitución y esta, a su vez, es el oficio además de perseguirlas y prejuzgarlas, asociándolas
de mantener habitualmente relaciones sexuales con con otros problemas sociales como la droga, el alco-
un número indeterminado de individuos a cambio de hol, la violencia y el crimen; y esto no debe ser visto y
remuneración o pago en especie. Es por ello que se tratado de esta manera.
hace necesario hablar de las diferentes problemáticas
que rodean este tema alrededor del mundo y durante
las diferentes épocas. Así pues dentro de la clasifica- Referencias bibliográficas
ción de los diferentes métodos de prevención y ma-
nejo de esta, encontramos la tolerancia reglamentada,
esta se caracteriza por aceptar la prostitución siempre Alexy, Robert. 1993. Teoría de los derechos fundamenta-
que sea reglamentada por el Estado, dentro de zonas les. 1ª edición. Madrid: Centro de Estudios Consti-
tucionales.
o barrios de tolerancia; se reglamentan las condicio-
nes higiénicas, ambientales, sociales y políticas para Atienza, Manuel. 1997. Contribución a una teoría de la le-
su ejercicio. La prostitución no es de ahora, así que gislación. Madrid: Cuadernos Civitas.
el gobierno no le puede dar la espalda a esta realidad Bobbio, Norberto. 2000. Teoría General del Derecho. Bo-
social, o ser indiferente con la problemática que viven gotá: Temis.
estas mujeres, especialmente las que se encuentran en Corte Constitucional. 1995. Sentencia T-620. M. P. Vla-
la localidad de Santa Fe. dimiro Naranjo Mesa.
________. 1997. Sentencia C-443. M. P. Alejandro
Los derechos son inherentes a cada ser humano, no Martínez Caballero.
hay ninguna disposición que los otorgue, por este ________. 1997. Sentencia SU-476. M. P. Vladimiro
motivo deben prevalecer por encima de todo, y no Naranjo Mesa.
debe haber excepción ni discriminación. ________. 1999. Sentencia C-507. M. P. Vladimiro Na-
ranjo Mesa.
La normatividad que se crea para hacer prevalecer y
________. 2002. Sentencia C-939. M. P. Eduardo Mon-
respetar los Derechos Humanos debe ir acompañada tealegre Lynett.
de la eficacia jurídica y sociológica, porque sin estos
________. 2008. Sentencia C-1067. M. P. Marco Gerar-
dos componentes prácticamente es inútil. La norma-
do Monroy Cabra.
tividad y su eficacia deben cubrir a todos los grupos
poblacionales sin importar la labor que desempeñen, ________. 2009. Sentencia T-636. M. P. Mauricio Gon-
porque por encima de esto se encuentra su integridad zález Cuervo.
física y personal. ________. 2010. Sentencia T-629. M. P. Juan Carlos
Henao Pérez.
El Estado tiene la obligación de proteger y velar por Habermas, Jürgen. s. f. Validez, eficacia y legitimidad de
los derechos de las personas, y debe prestar a los gru- la norma jurídica: ¿Qué la hace exigible? Revista Bar-
pos vulnerables todas las herramientas necesarias co de papel II etapa III(2), diciembre.
para su protección, y no eludir su responsabilidad Kelsen, Hans. 1958. Teoría General del Derecho y del Es-
creando una normatividad que no se está cumplien- tado.
do. El gobierno debe vigilar que la normatividad cu- Kelsen, Hans & Reine, Rechtslehre. 1979. Teoría pura del
bra íntegramente a estas mujeres, porque en muchos Derecho. 2ª y definitiva edición, revisada y ampliada.
casos los maltratos de los cuales son víctimas no son Viena. Trad. del original en alemán por R. J. Vernen-

41
temas de derechos
humanos
vol 20, nº. 64 | e n e r o - d i c i e m b r e 2 0 1 1 | issn 0123-2614

go. 1960. México: Universidad Nacional Autónoma


de México.
López Medina, Diego Eduardo. 2006. El Derecho de los
Jueces. Bogotá: Editorial Legis.
Méndez, Nelyz y López, Jessica. 2005.
Morales Gil de la Torre, Héctor. 1996. “Introducción:
notas sobre la transición en México y los derechos hu-
manos”. Derechos humanos: dignidad y conflicto. Méxi-
co: Universidad Interamericana.
Nino, Carlos S. 1980. Ética y derechos humanos.
Papacchini, Ángelo. 1980. Filosofía y derechos humanos.
Poteman, Carol. 1995. El contrato sexual, 1.ª edición.
México: Editorial Anthropos, Iztapalapa: Editorial
Anthropos-Universidad Autónoma Metropolitana.
Rivera, Lugo Carlos. s.f. Profesor en su ensayo Ni una vida
más para la toga. Reflexiones hacia una consciencia jurí-
dica posmoderna. Mayagüez, Puerto Rico: Facultad de
Derecho Eugenio María de Hostos.
Sepúlveda Niño, Saturnino. 1980. La prostitución en Co-
lombia: una quiebra a las estructuras sociales. Bogotá:
Tercer Mundo.

,.

para citar el presente artículo:


Estilo Chicago autor-fecha:
Leiva Ramírez, Eric, Aristizábal Pulgarín, Jenny Carolina, Martí-
nez Acosta, Julieth Andrea y Muñoz González, Ana Lucía. 2011.
“Eficacia jurídica y sociológica de los derechos fundamentales
de las trabajadoras sexuales en Colombia”. Nova et Vetera
18(62): 29-42.

Estilo APA:
Leiva Ramírez, E., Aristizábal Pulgarín, J. C., Martínez Acosta, J.
A. y Muñoz González, A. L.. (2011). Eficacia jurídica y sociológica
de los derechos fundamentales de las trabajadoras sexuales en
Colombia. Nova et Vetera, 18(62), 29-42.

Estilo MLA:
Leiva Ramírez, E., Aristizábal Pulgarín, J. C., Martínez Acosta,
J. A. y Muñoz González, A. L. “Eficacia jurídica y sociológica de
los derechos fundamentales de las trabajadoras sexuales en
Colombia”. Nova et Vetera 18.62 (2011): 29-42.

42
temas de derechos
humanos