Вы находитесь на странице: 1из 20

Secreto Profesional en el Ámbito de la

Psicología
Ética Profesional
Gonzalo E. Walters

Sustentante:
Ivonny Cecilia Moreta Cedano

Matricula:
13- SPSS- 6- 039

Sección:
1291

Aula:
7203

Fecha:
Sábado 29 de Julio del 2017

Santo Domingo Este, Republica Dominicana


Secreto
Profesional en
el Ámbito de la
Psicología

2
INDICE

INTRODUCCIÓN ............................................................................................................................ 4
SECRETO PROFESIONAL .......................................................................................................... 5
JUSTIFICACIÓN ...........................................................................Error! Bookmark not defined.
COLEGIO DOMINICANO DE PSICÓLOGOS (CODOPSI) .................................................. 8
CÓDIGO DE ÉTICA Y DISCIPLINA .......................................................................................... 8
CAPÍTULO III .............................................................................Error! Bookmark not defined.
DE LA CONFIDENCIALIDAD ............................................................................................. 9
CAPÍTULO IV......................................................................................................................... 10
DE LA RELACIÓN CON EL CLIENTE O PACIENTE ................................................. 10
IMPORTANCIA DE LA CONFIDENCIALIDAD Y EL SECRETO PROFESIONAL ....... 11
SECRETO PROFESIONAL ............................................................................................... 12
CONFIDENCIALIDAD ........................................................................................................ 13
CUANDO SE VIOLA LA CONFIDENCIALIDAD EN PSICOTERAPIA PARA
PACIENTES ADICTOS................................................................................................................ 14
OPINIÓN PERSONAL .................................................................................................................. 17
CONCLUSION ............................................................................................................................... 18
BIBLIOGRAFIA ............................................................................................................................. 19

3
INTRODUCCIÓN

Una relación fundamental de confianza debe establecerse entre el profesional

y su cliente o empleador, para que la actividad se desarrolle en un plano claro

y transparente. Se trata de una tarea recíproca con derechos y obligaciones de

ambas partes.

Es muy común que el profesional, además de consultor técnico, se convierta

en un oído dispuesto a escuchar las confidencias del que requiere sus servicios

en problemas que van más allá de lo contratado, incursionando muchas veces

en temas personales. Este tipo de relaciones normales en la actividad de

cualquier profesional, máxime si se refiere a las ciencias económicas en

cualquiera de sus aspectos, originan la necesidad de asignar un valor

importante al denominado “Secreto Profesional”.

Cualquier profesión dedica en sus códigos de ética o normas similares un

apartado especial para este concepto, estableciendo principios de

confidencialidad y situaciones en las cuales el profesional puede revelar esa

información sin, por ello, ser sancionado éticamente.

4
SECRETO PROFESIONAL

En todas la profesiones en las que se trabaja con personas, y en las que éstas
comparten susintimidades con nosotros (en forma de problemas, conflictos,
preocupaciones, deseos…), es de vital importancia comprometerse con guardar un
escrupuloso y cuidado secreto profesional.
El tema de la confidencialidad nunca se pasa de moda, pues todas las personas, en
algún momento de nuestra vida, entramos en contacto con algún profesional en el
que depositamos información íntima de nuestra vida, o de alguna parte de ella y ,

5
aunque sea de forma inconsciente, esperamos que esa información sea respetada
y salvaguardada en todo momento.
Dada mi formación académica en Trabajo Social, quiero compartir con vosotros
aquella parte del Código Deontológico de la Profesión que recoge la
confidencialidad y el secreto profesional como un derecho y un deber con las
personas para las que trabajamos.
La conciencia ética es una parte fundamental de la práctica profesional de los
trabajadores sociales, ya que la propia definición de esta disciplina enfatiza los
principios de los Derechos Humanos y de la Justicia Social. El trabajo social se basa
en el respeto al valor y dignidad inherentes a toda persona, y a los derechos que
de ello se desprenden, promueve el cambio social, la resolución de problemas en
las relaciones humanas y el fortalecimiento y la liberación de las personas para
incrementar el bienestar; y mediante la utilización de las teorías sobre el
comportamiento humano y los sistemas sociales, interviene en los puntos en los
que las personas interactúan con su entorno. Estos profesionales deben apoyar y
defender la integridad y bienestar físico, psicológico, emocional y espiritual de cada
persona.
Según el diccionario de trabajo social de Ezequiel Ander- Egg, editado en el año
1982, la definición de Secreto Profesional es la siguiente:

“Obligación de callar todo lo que el profesional conoce acerca de su labor


específica, por motivos de discreción y para no causar daños materiales o morales
a otra persona”.
El Código Deontológico de la profesión de trabajo social, recoge en su capítulo VI
lo referente al secreto profesional, lo cual expongo tal cual aparece:

6
EL SECRETO PROFESIONAL ES UN TEMA APASIONANTE Y SIEMPRE DE
ACTUALIDAD
Pues atañe prácticamente a todo profesional a quien, directa o indirectamente, se
hacen de su conocimiento hechos o acciones cuya revelación podría causar un
perjuicio real o un justificado disgusto a la persona misma o a sus familiares.1 Todo
médico debe tener presente, así como su personal auxiliar, que tienen obligación
de guardar secreto, entendido éste como “lo que cuidadosamente se tiene
reservado y oculto” sobre hechos que conozca en el ejercicio de su profesión séanle
o no revelados. El derecho del paciente a que la información que proporciona al
médico se mantenga en forma confidencial es una premisa fundamental de la
atención médica.
El secreto profesional es la obligación ética que tiene el médico de no divulgar ni
permitir que se conozca la información que directa o indirectamente obtenga durante
el ejercicio profesional sobre la salud y vida del paciente o su familia, obliga al
médico aun después de que el paciente haya muerto y no se limita sólo a lo que
éste comunique al médico, sino lo que él vea y conozca, directa o indirectamente,
sobre el proceso patológico y su vida, extendiéndose a su familia.3 A los estudiantes
de medicina y personas involucradas en la atención médica también los obliga el
secreto profesional, pues es necesario asegurar al enfermo que todo lo relativo a su
vida y enfermedad será guardado en reserva.

Es de esta manera que se presenta el secreto profesional como una defensa del
derecho a la privacidad, intimidad y buen nombre de los usuarios del servicio
psicológico. Por lo tanto, la violación del mismo consta una violación de los derechos
del usuario. Adicionalmente, en la medida que el secreto es una condición necesaria
para la correcta práctica de la profesión, al violarlo se está poniendo en riesgo la
idoneidad del psicólogo para llevar a cabo sus labores; y se está afectando
indirectamente al gremio como un todo en la medida que el público podría interpretar
la falta al secreto como una conducta adecuada de todos los profesionales si esta
no es atendida. Sin embargo, se reconoce que el profesional podrá encontrarse en
situaciones límite en las cuáles proceder estrictamente de acuerdo al secreto

7
profesional podría considerarse como una postura incompleta. Por esto el secreto
profesional puede verse como una problemática ética y como una legal.

JUSTIFICACIÓN DEL SECRETO PROFESIONAL

La primera justificación es la de dar confianza al paciente, que es fundamental en la


relación médico-paciente; éste debe estar seguro que puede confiar su intimidad a
una persona la cual va a revelar lo no conocido. La segunda justificación es la de
no producir daño al paciente. Al revelarse el secreto profesional se puede producir
daño moral o físico a su persona y familia, puede ocasionar males económicos y/o
sociales fácilmente irreparables. La tercera justificación es el derecho que el
paciente tiene a su privacidad.

COLEGIO DOMINICANO DE PSICÓLOGOS (CODOPSI)

CÓDIGO DE ÉTICA Y DISCIPLINA

El Colegio Dominicano de Psicólogos (CODOPSI) presenta el conjunto de principios


éticos que regulan la práctica de la psicología en la República
Dominicana, conforme a la Ley No. 22-01, de fecha 1ro. de febrero
del año 2001, que crea el CODOPSI y regula el ejercicio de la
profesión de psicólogo.

Los principios éticos que conforman este Código de Ética y


Disciplina fueron elaborados por una Comisión designada por el Comité de
Estructuración. El presente Código fue conocido y aprobado en sesiones de
Asamblea realizadas desde el 28 de octubre de 2001 hasta el 12 de enero de 2002.

El Código de Ética y Disciplina del CODOPSI provee a los profesionales de la


8
psicología los principios éticos que le permitan conducirse y enfrentar situaciones
de su competencia, procurando siempre el bienestar y la protección de los
individuos y de los grupos con quienes interrelacionan en su quehacer profesional.

DE LA CONFIDENCIALIDAD

Art. 15. Es responsabilidad del psicólogo/a mantener bajo estricta confidencia los
datos que pueda obtener como resultado de su actividad profesional.

Párrafo: Cuando se utilicen técnicas que incluyan observadores externos (por


ejemplo: uso de la Cámara de Gesell), los/as psicólogos/as a cargo deberán velar
por la confidencialidad de la información obtenida. La violación a la misma será
responsabilidad de ambos.

Art. 16. La información que el/la psicólogo/a obtenga como resultado de su


actividad profesional, será considerada confidencial y sólo podrá ser revelada
cuando exista el consentimiento escrito de la persona que origina dicha
información. Sólo podrá ser revelada, sin autorización, a familiares, profesionales
o autoridades competentes cuando exista un peligro inminente para el individuo o
para terceros.

Art. 17. El/la psicólogo/a debe planificar la guarda de los registros y datos obtenidos
como resultado de su ejercicio profesional para mantener la confidencialidad, en
caso de retiro, incapacidad o muerte.

Párrafo: En caso de incapacidad o muerte del profesional, el Consejo de Ética y


Disciplina del CODOPSI asumirá la custodia y administración de los archivos
pertenecientes al mismo, garantizando de esta manera, la protección de dicha
confidencialidad. Al cabo de cinco años, esta información será destruida por dicho
Consejo, salvo que la legislación vigente en ese momento dictamine otra medida.

9
Art. 18. En caso de que el/la psicólogo/a necesite hacer una consulta a otro colega,
deberá mantener en confidencia la identidad del paciente o cliente. El/la
psicólogo/a consultado/a debe mantener los mismos criterios de confidencialidad.

Art. 19. La información recibida por un/a psicólogo/a de una tercera persona sobre
un cliente o paciente sólo deberá ser transmitida al cliente o paciente con la
autorización expresa del informante.

Art. 20. En la presentación de casos y en la divulgación de los resultados de


investigaciones, la información deberá ofrecerse de manera objetiva y sin presentar
datos que permitan la identificación de los clientes, pacientes o participantes.

CAPÍTULO IV
DE LA RELACIÓN CON EL CLIENTE O PACIENTE

Art. 21. El/la psicólogo/a debe limitar su ejercicio profesional a las necesidades
reales del cliente o paciente.

Párrafo: El/la psicólogo/a no debe aprovechar las circunstancias de los clientes o


pacientes en relación a los trabajos a realizar ni las situaciones personales para
exigir condiciones de trabajo especiales ni remuneraciones superiores a las que
habría obtenido en condiciones normales ni fomentar la dependencia.

Art. 22. Al inicio de su intervención, el/la psicólogo/a debe informar a sus clientes o
pacientes la finalidad, limitaciones y alcances de sus servicios profesionales. En
caso de que haya algún riesgo físico, emocional o de otra índole, deberá poner a
sus clientes o pacientes al tanto de la situación.

Art. 23. El/la psicólogo/a debe dar a conocer el monto de sus honorarios
profesionales desde la primera sesión de trabajo, así como un estimado del número

10
de sesiones que requerirá su intervención. En caso de que los honorarios sean
globales, deberá informarlo antes de desarrollar sus actividades.

Art. 24. Los/as psicólogos/as deben evitar las insinuaciones, contactos o relaciones
de naturaleza sexual con clientes o pacientes, por ser considerados altamente
ofensivos a la ética profesional. En el caso de riesgo de violación de este artículo,
el/la psicólogo/a debe descontinuar la relación profesional y referir el caso a otro/a
psicólogo/a.

IMPORTANCIA DE LA CONFIDENCIALIDAD Y EL
SECRETO PROFESIONAL

Resguardar en secreto la información entregada por un cliente es un factor clave en


la relación terapéutica, primero porque los psicólogos nos regimos por un código de
ética profesional y segundo porque cuidar el mundo interno y las vivencias del
consultante asegura la confianza y la credibilidad en el/la psicoterapeuta, y por ende
el éxito del tratamiento.

11
Este es un tema que influye en la decisión de tomar o no una psicoterapia y en la
elección del psicólogo/a que estará a cargo de este proceso, porque hay muchas
personas que temen que sus historias o identidades sean reveladas, piensan que
si se encuentran con su psicólogo/a en una situación social puede hacer
comentarios inapropiados, pero esto es algo que no debería ocurrir con un
Psicólogo con formación Etica. Cuidar el espacio que se crea en la relación
terapéutica es un deber, ya que la persona ha confiado, ha abierto su mundo interior
sagrado, lo que es un paso importante para su sanación emocional.

La mayoría de los psicólogos hemos recibido una larga formación en ética


profesional, en mi caso fue durante todos los años de la carrera en talleres anuales,
cosa que agradezco ya que fue una instancia de reflexión y clarificación de distintas
situaciones que ocurren en el ejercicio profesional.

Dentro de la ética, se estudia el Código de Ética Profesional de los Psicólogos y


quiero citar dos aspectos fundamentales que aparecen en este documento: EL
SECRETO PROFESIONAL y LA CONFIDENCIALIDAD.

SECRETO PROFESIONAL

- El secreto profesional constituye un DEBER del psicólogo/a que perdura en


forma INDEFINIDA y que alcanza incluso el NOMBRE del paciente o cliente. El
secreto profesional es un derecho del paciente o cliente establecido en su beneficio.

- El psicólogo/a no podrá, en caso alguno, revelar directa, ni indirectamente los


hechos, datos o informaciones que haya conocido o le hayan sido revelados en el
ejercicio de su profesión, salvo orden judicial expresa, o autorización por escrito del
cliente o paciente mayor de edad, que obre con discernimiento e informadamente.

- El psicólogo/a estará eximido del secreto sólo y exclusivamente cuando sea


requerido por Orden Judicial expresa. Aún asi,́ el psicólogo/a debe procurar
mantener en la más estricta reserva aquellos antecedentes no relacionados
directamente en el asunto judicial. Asimismo, el psicólogo/a estará liberado del

12
secreto profesional cuando su paciente o cliente por escrito lo releve expresamente
del mismo; siempre cuando tenga pleno discernimiento y haya sido debidamente
informado por el profesional.

- En el caso de disputa judicial del psicólogo/a con su paciente o cliente, el


profesional podrá revelar lo indispensable en su legit́ ima defensa, procurando no
abusar jamás de su información privilegiada sobre el paciente o cliente.

- La violación al secreto profesional por parte del psicólogo/a se estimará como una
grave infracción ética.

CONFIDENCIALIDAD

- La confidencialidad de los antecedentes del paciente constituye un DEBER para


el psicólogo/a en cuanto deberá preocuparse de manejarlos mediante
procedimientos y métodos que los resguarden del conocimiento de personas no
autorizadas.

- Los antecedentes del paciente institucional o que por hacer uso de beneficios
previsionales o subsidiados a derechos de salud deban ser manejados o conocidos
por personas autorizadas, tendrán siempre de parte del psicólogo/a que atiende
profesionalmente una especial preocupación de confidencialidad.

- El psicólogo/a procurará que los antecedentes del paciente sean confeccionados


de una forma tal que se restrinja al máximo el conocimiento por terceros, de datos
o información, que por su naturaleza, le pueda procurar un desmedro personal.

Es un DEBER del psicólogo/a mantener en secreto la identidad del consultante así


como los antecedentes y relatos que exponga en cada consulta. Salvo las
excepciones contempladas en el código, que refieren a situaciones dónde este en
riesgo la vida del cliente/a.

13
En el caso de los menores de edad se les consulta a ellos si hay cosas que quieren
mantener en privado con el/la psicologo/a y esto se respeta, siempre que no hayan

sido expuestas situaciones que impliquen vulneración de derechos o pongan en


peligro su vida. Es por esto que en situaciones de maltrato y abusos hacia niños,
niñas y adolescentes, que sean develados en la psicoterapia, el profesional tiene la
obligación legal de denunciar a los tribunales competentes.

CUANDO SE VIOLA LA CONFIDENCIALIDAD EN


PSICOTERAPIA PARA PACIENTES ADICTOS

Violentar el principio de confidencialidad en una psicoterapia para pacientes adictos


trae consigo consecuencias adversas y contrarias al objetivo de la terapia de
rehabilitar y reinsertar al paciente en su medio social.

14
Los resultados pueden venir desde la desacreditación total o parcial del
psicoterapeuta, así como de la institución que presta el servicio.

Los centros o lugares de tratamiento pasan por cambios en la calidad de sus


servicios profesionales. Aunque se trabaje con un programa estructurado, el cómo
se trabaje y el tratamiento que reciben los pacientes, tiene que ver con las
personalidades y el liderazgo en la institución. Cuando hay periodos donde no existe
una buena relación de equipo, el cuidado de los pacientes se debilita y con ello las
posibilidades de éxito en el tratamiento. Es cuando toda una institución puede
fallar éticamente porque ya no se puede proteger el bien del paciente.

Esta puede ser una de las causas que provoque la pérdida de confianza del paciente
que esté recibiendo un tratamiento para rehabilitarse de alguna adicción.
Sumamente grave para el prestigio de la institución y del personal que labora en la
misma, pero más peligroso y delicado para el paciente que se da cuenta como ha
sido ridiculizado por la persona en la cual en algún momento confió revelándole
cierta y determinada información muy confidencial.

Otra de las secuelas que se deriva de la falta o pérdida de confianza en el


profesional (psicoterapeuta) se centra en el conflicto que presentará el paciente a
partir de ese momento para integrarse nuevamente a un tratamiento. Esto conlleva
a nuevas recaídas y lo más probable a que nunca vuelva a retomar el proceso de
rehabilitación, sin contar que esa experiencia es transmitida a otro grupo de adictos,
personas en riesgo adictivo o sanas que no han estado en rehabilitación y a partir
de este momento va a resultar poco probable que puedan insertarse en
alguno.

La cadena de efectos debido a la violación de la confidencialidad se extiende de


igual modo a la familia del paciente adicto que una vez estuvo bajo tratamiento. Al
abandonar la terapéutica el individuo en poco tiempo vuelve a retornar al punto cero
desde donde comenzó la terapia, o sea, recae nuevamente en la adicción. Esta

15
recaída no solo afecta a quien la padece por conveniencia o gusto, sino también
influye de manera directa en la familia causando efectos indeseables para todos los
miembros de la misma que están en relación constante, directa o indirecta con el
adicto.

Para la sociedad también hay efectos negativos devenidos de la transgresión de


este principio ético de la psicoterapia que en ocasiones es subvalorado. El resultado
es la adhesión de un individuo que en cierto momento actuó e influyó en el desorden
público, estuvo ausente por un tiempo largo o efímero mientras estaba en
tratamiento, pero al violentarse su integridad retoma la senda que le daba
satisfacción y solución a sus problemas y no bienestar familiar ni social.

Debido a la diversidad de personalidades, resulta harto complejo el trabajo


terapéutico del psicólogo. El mismo demanda de un elevado nivel de preparación
profesional no solo en las habilidades que posea para preparar la terapia, sino
también de un compromiso ético que le brinde la posibilidad al paciente de
depositar absoluta confianza en él.

La confidencialidad constituye un aspecto vital en cualquier ámbito en el que las


relaciones humanas vayan a desarrollarse, pero adquiere importancia cuando es
tratada en el abordaje tanto psicoterapéutico como asistencial de las adicciones.

Los principios de intimidad y confidencialidad son necesarios, pero no suficientes


para preservar la integridad del paciente. Es indispensable que la entereza moral
del psicólogo respete los matices y las sutilezas del derecho del paciente a la
confidencialidad.

Por tanto, el psicólogo debe ser una persona que tenga la virtud de la integridad,
una persona que no solo acepte el respeto por la autonomía de otros como principio
que lo conllevará a respetar su intimidad y confidencialidad, sino también una
persona en la que se pueda confiar para que interprete su responsabilidad con la
máxima sensibilidad moral.
16
OPINIÓN PERSONAL

La confidencialidad es un derecho de los pacientes y un deber de la institución en


su conjunto de garantizarlo para lograr la calidad en la asistencia. Cuando hablamos
del secreto profesional, nos referimos al que garantiza un espacio que nadie puede
invadir, actividades absolutamente personales para cada individuo y revelarlo
constituye una violación a ese espacio reflejado en una intromisión a la vida privada
y a la honra de cualquier persona y su familia.

Nosotros como futuros psicólogos tenemos la obligación de guardar siempre el


secreto profesional de nuestros pacientes ya que con él se garantiza la privacidad,
dignidad, integridad, la no discriminación y la libertad individual de las personas,
relacionados todos con el derecho a la salud que es un derecho humano.

17
CONCLUSION

La confianza como un valor de gran relevancia se sitúa en medio de la relación entre


el psicólogo y el paciente de manera fluida en el que las palabras que salen del
paciente solo son tenidas en cuenta para una posible intervención terapéutica que
conlleve a mejorar la calidad de vida del sujeto.

Pienso que el secreto profesional en este caso es algo que debe ser pensado de
manera más profunda, el establecer una relación implica generar una confianza que
se adquiriría con la ley puesto que es la ley la que defiende la confidencialidad del
paciente, es así como no debe romperse el secreto profesional, a mi parecer el
secreto debería mantenerse pero siempre y cuando se sigan algunos
procedimientos con respecto a mantener una terapia con el sujeto con ese tipo de
pensamientos destructivos y que se advierta de una manera más táctil, más

18
dócil pensada en el sujeto y su futuro después de dicha intervención. Es decir el
pensar tanto en el sujeto como en las personas que pudieran verse afectadas ante
pensamientos destructivos del paciente, pensaría en una intervención de carácter
hospitalario, en la que se Interne al sujeto en una institución que realice un proceso
de rehabilitación.

BIBLIOGRAFIA

http://elpsicoasesor.com/etica-del-psicologo/
http://psicologiauasd.blogspot.com/
http://excepcionessecretoprofesional.blogspot.com/
http://elsecretoprofesionalpsico.blogdiario.com/
http://psicocode.com/psicologia/la-confidencialidad-con-el-paciente-en-
psicoterapia/
http://www.eldia.com/nota/2013-2-7-los-psicologos-y-el-secreto-profesional-un-
complejo-debate-sobre-sus-limites
http://www.idpp.org/idpp_pubs/codopsi/codetica.htm
http://www.cop.es/infocop/vernumeroCOP.asp?id=1019

19
http://www.iluminatuser.cl/la-importancia-de-confidencialidad-y-el-secreto-
profesional-en-la-psicoterapia/
http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=18400508

20