You are on page 1of 3

CADENA EPIDEMIOLOGICA INFLUENZA H1N1.

Cadena Epidemiológica: Es la secuencia de elementos que interviene en la


transmisión de un agente desde una fuente de infección a un huésped susceptible.

A.- Esta enfermedad aparece como consecuencia de una cadena de


acontecimientos que alcanza los elementos de la triada ecológica que son:

1.- Agente causal

2.- Ambiente

3.- Hospedero

B.- Los pasos que sigue el agente causal para llegar al hospedero constituye la
cadena epidemiológica y son:

1.- El agente causal

En la Influenza es de tipo biológico ya que es un virus denominado virus


H1N1.

2.- El reservorio de esta enfermedad:

Es el hombre y los animales ya que el hábitat natural del virus H1N1 es el


hombre y los cerdos.

3.- Puerta de salida del agente causal del reservorio:

A través de pequeñas gotitas de saliva que se transmiten a través de la tos o


del estornudo de la persona enferma a la sana, hablar muy de cerca, dar la
mano, dar besos, abrazos, tocar objetos que puedan estar contagiados,
como por ejemplo cubiertos que hayan sido utilizados por una persona que
padezca la influenza porcina, pañuelos, bolígrafos. La transmisión del virus de
los cerdos a las personas es similar que el de una persona a otra.
4.- Vía de transmisión:

La vía de transmisión la Influenza H1N1 es directa ya que es transmitida por


contacto directo

5.- Puerta de entrada del agente causal al hospedero:

En la enfermedad de Influenza H1N1 la puerta de entrada es respiratoria


ya que los agentes patógenos expulsados por las vías respiratorias altas
en formas de gotitas entran al hospedero sano por la misma vía.

6.-Hospedero sano o susceptible:

Si el agente causal se introducirse al hospedero puede o no producirse la


enfermedad o bien multiplicarse y desarrollarse y provocar el proceso
patológico aquí influyen las variaciones del hospedero que son:

a.- Susceptibilidad
b.- Resistencia
c.- Inmunidad

1) Edad

Como se trata de una cepa nueva, el cuerpo no tiene defensas contra


ella. Esto hace que sea fácilmente diseminable, especialmente entre
personas cuyo sistema inmunológico es débil: niños menores de cinco
años, personas mayores de 60 años, enfermos crónicos o pacientes
cuyas defensas están comprometidas.

El cuerpo siempre reacciona para defenderse y en muchos casos,


como sucede con la mayoría de las gripe se, logra controlar la
infección. Sin embargo para otras personas, especialmente las que
tienen las defensas bajas, la situación puede complicarse, convertirse
en neumonía e incluso causar la muerte.