Вы находитесь на странице: 1из 1

ADJETIVO

Es una parte de la oración o clase de palabra que complementa un sustantivo para


calificarlo; expresa características o propiedades atribuidas a un sustantivo, ya sean
concretas (perceptible por los sentidos, como en el libro verde o the big book) o
abstractas (cognoscible por la mente, como en el libro difícil). Estos adjetivos
acompañan al sustantivo (libro, book) y cumplen la función de especificar o resaltar
alguna de sus características.
 Superlativo absoluto: Un elemento posee una característica en su grado
más alto, independientemente de otros elementos. El superlativo absoluto se
expresa mediante adverbios que modifican al adjetivo, y mediante
los sufijos -ísimo (buenísimo), -érrimo (paupérrimo), -super (supermercado);
o el prefijo extra- (extradelgado), etc.
 Superlativos regulares: El grado superlativo se forma añadiendo el
sufijo -ísimo/-ísima a la raíz que presenta el adjetivo en grado positivo.
Por ejemplo: clarísimo y rarísimo.
 Superlativos irregulares: Pueden tener forma propia, por
ejemplo: ínfimo, máximo, mínimo, óptimo, pésimo, supremo. Al
construirlos, se modifica sustancialmente la raíz del
adjetivo:celebérrimo.
 Superlativo relativo: Un elemento de un grupo se diferencia de los demás
por poseer un mayor grado. Se construye con el adjetivo en grado
comparativo de superioridad o en grado de comparativo de inferioridad,
precedido del artículo y seguido de un complemento encabezado por
la preposición de.
 Otro tipo de adjetivos carecen de grado positivo y tienen un significado
equivalente al superlativo (grado máximo de la cualidad), de modo que no es
posible su gradación: colosal, diminuto, perfecto.
FUNCIÓN DEL PRONOMBRE
Los pronombres personales se definen, en general, como la categoría gramatical
que puede ocupar la posición del sustantivo, cuando este se omite.
El referente de cada pronombre personal cambia en cada oración, pero su
significado gramatical y léxico es siempre el mismo.
Se diferencian dos clases de pronombres personales: tónicos o átonos.
Los pronombres personales pueden ser de tres personas: la primera persona
señala a quien habla o escribe, la segunda se refiere a la persona o cosa con quien
trata la primera persona y la tercera persona es la que no es ninguna de las
anteriores. Estas personas gramaticales pueden aparecer en singular o plural.