Вы находитесь на странице: 1из 4
Se visten con colores oscuros, adornan sus rostros con maquillajes lúgubres y usan lápices labiales

Se visten con colores oscuros, adornan sus rostros con maquillajes lúgubres y usan lápices labiales oscuros. Lucen como vampiros, pero no beben sangre. Radiografía de un estilo de vida que algunos creen un estilo de muerte

A raíz de los crímenes cometidos recientemente en Carmen de Patagones, resurgió la polémica sobre las supuestas actitudes vio-

lentas de los chicos “dark”. Se los demoniza, juzga y rechaza por sus vestimentas oscuras y su aspecto fúnebre. Pero ¿cómo son estos jóvenes? ¿Cómo piensan y sienten? ¿Se ocul- tan en las sombras o no los queremos ver? Los “dark” son una de las tantas tribus

urbanas que existen en la sociedad. En una línea semejante, se encuentran los “góticos”.

Y dentro de éstos, algunas personas se

definen como “satanistas”. De acuerdo a la Dra. Elba Picot, médica

psiquiatra y terapeuta familiar del Tribunal

de

Familia Nº 2 del Departamento Judicial de

La

Plata, la tribu urbana es un término socio-

lógico que describe una forma de agrupabili- dad en torno a intereses comunes que se dan más frecuentemente en los grandes con- glomerados urbanos, y que marcan un senti-

los grandes con- glomerados urbanos, y que marcan un senti- TRIBU URBANA Una tribu urbana, para

TRIBU URBANA

Una tribu urbana, para la sociología, es una forma de agrupabilidad en torno a

intereses comunes (

)

que marcan un sentido de pertenencia a determinado grupo.

14 LAT ECLA / 14 DE OCTUBRE DE 2004

do de pertenencia a determinado grupo. “En

la adolescencia se comienzan a estructurar las

identidades, muchas veces a partir de las diferencias con el mundo infantil o familiar. Es un momento en donde aparece lo nove- doso a partir de lo diferente de cada indivi- duo”, explicó. Es por eso que tribu es sinónimo de comu- nidad. Lo que une a sus miembros es una forma de entender el mundo, una cos- mogonía. No son tribus en sentido tribal, sino de grupos de pares. Aunque se crea que todas aquellas per- sonas que visten de negro son una masa homogénea, al observar hacia adentro de cada una de estas tribus, muy pronto resaltan las particularidades que las diferencian. En primer lugar, es preciso remarcar que todas esta culturas están atravesadas por una deter- minada forma de pensar y sentir, una ideo- logía y una filosofía de vida singulares.

Dark es dark El dark surgió en Francia en 1860 con un movimiento encabezado por obreros y estu- diantes que -simbolizando la idea de que la

sociedad y la opresión los estaban arrojando

a la muerte- maquillaron sus rostros de blan-

REPUDIO AL CRIMEN VOCES SOBRE JUNIOR A la hora de buscar explicaciones a la sitio
REPUDIO AL CRIMEN
VOCES SOBRE JUNIOR
A la hora de buscar explicaciones a la
sitio de Internet
masacre perpetrada en Patagones,
muchos no dudaron en afirmar que la
música de Marilyn Manson puede haber
influido en la decisión del joven de
asesinar a sus compañeros. Qué opinan
los integrantes de estas tribus.
Silvana Oriani, gótica: “Si hay una cultu-
ra musical que incita a la violencia, es la
cumbia y no el metal. Y es la música
que supuestamente es la correcta,
porque la pasan en los boliches.
Adán, satanista: “La gente siempre le va
a echar la culpa al anticristo del
momento”.
Mariano Platz, (19) gótico: “Tengo
amigos que tienen un corte de pelo
diferente y los quieren echar del colegio
para ‘prevenir’ lo que pasó en
Patagones”.
Karen Predovan Gagnotti, (18) gótica:
“No justifico que haya matado, pero lo
comprendo. Muchas veces sentí ganas
de ir al colegio y matar a todos. No se
puede vivir presionado, levantarse
todos los días sabiendo que vas a tener
problemas”.
Luis Sanz: “Lo de Junior es una cuestión
patológica que no debe asociarse con lo
gótico, ni con que se vistiera de negro”.

co

movimiento contracultural tuvo su auge en la década de 1980 de la mano de bandas de re- ferencia como The Cure o Bauhaus. Para entender a los dark, el concepto de

y se vistieron de negro. Sin embargo, este

del multiespacio gótico “Under Soul” agregó:

“Ser gótico es una elección de vida, nuestra idea es volver a todos los principios de la antigüedad. Somos personas muy arraigadas a las costumbres antiguas. Lo más importante del gótico es el amor por el conocimiento”. Muy pocos padres aceptarían que sus hijos tuvieran un novio o amigo con aparien- cia de zombie, con filosas uñas negras y ojeras ennegrecidas sobre un cadavérico rostro. Sin embargo, estos mismos padres se sorpren- derían al descubrir que los góticos tienen pre- ocupaciones por conflictos existenciales, se instruyen e indagan sobre cine, historia del arte y literatura clásica, trabajan y estudian, y son fervientes admiradores de Chopin, Bach y Mozart. En este sentido, la joven gótica Silvana Oriani resaltó que la gente los tilda de droga- dictos por su aspecto físico. “Yo no fumo, no tomo, no me drogo, soy deportista y estudio en la facultad”, concluyó firmemente. Además, este grupo no adhiere a la denomi- nación sociológica de tribu, porque consi- dera que el término es peyorativo y sinónimo de pandilla. “Nosotros no nos juntamos en un

muerte es un elemento fundamental. Se con- sideran muertos en vida y creen que ésta es lo único certero que tiene el ser humano.

En

el

www.paisajegotico.com.ar se define: “El dark es, en pocas palabras, dolor, miedo, angustia, sátira y soledad. Es miedo, pues la

humanidad lo causa por sí misma. Es, en reali- dad, una forma de vivir marginalmente en este mundo”. María Podestá (15), una joven porteña que adscribe a este movimiento, dice ser discrimi- nada permanentemente por la forma en que

se

aspecto físico, ya que lo sufro en carne propia

y

aquellos que me critican”, manifestó a LLaa TTeeccllaa. La indumentaria negra, el maquillaje y los piercings no sólo son utilizados por esta tribu por una cuestión de gusto, sino en oposición a los modelos estéticos desperso- nalizados y estándar que, creen, impone la sociedad.

si lo hiciera, sería tan intolerante como

viste. “Yo jamás juzgaría a alguien por su

“Aunque siempre se hable de lo ornamental, el movimiento gótico es una expresión cultural, artística e intelectual”

No aclares que oscurece

Una tribu urbana que comparte con los dark la inquietud por las temáticas oscuras es

la

y

fundada en las obras de autores como Edgard Allan Poe, Bram Stoker, Franz Kafka, Charles Baudelaire y Friedrich Nietzsche. Al respecto, Luis Sanz (33), uno de los miembros platenses de esta comunidad y creador del sitio www.paisajegoti- co.com.ar, destacó: “El movimiento gótico es una expresión cultural, artís- tica e intelec- tual. Lo más fre- cuente es que se hable de lo ornamental, por consiguiente, lo más frívolo y light que existe”. Es decir, detrás de la música y la moda, tienen una filosofía de vida particular en la que encuentran una fascinación por la cara más oscura de la existencia. Precisamente, Mariano Platz (19) aclaró que para ser gótico no es necesario vestir de negro ni escuchar una música particu- lar. Florencia Pino, encargada

gótica, integrada por personas de entre 13

40 años. Tiene una marcada base literaria

de entre 13 40 años. Tiene una marcada base literaria callejón y hablamos en un código

callejón y hablamos en un código especial. Tampoco somos una subcultura, porque esta- mos inmersos en la sociedad y no debajo de ella”, dijo Sanz. En relación con esto, Matías Manuelle, licenciado en sociología, docente e investi- gador del Centro de Investigaciones Científicas de la provincia de Buenos Aires expuso que se los llama “la pandilla de la esquina” porque se cree que éste no es un lugar apto para reunirse. Asimismo, este movimiento sostiene respetar las diferencias tanto dentro como fuera del grupo, no ac- tuar en forma corporativa, ni ser cerrado. “Sentimos un mismo interés y solitos nos vamos juntando. Pero como la sociedad suele construir mons- truos, tal vez nos mar- ginan”, manifestó el góti- co Leonardo Vieyra (28). Por otra parte, debido a su interés por indagar en la

15

14 DE OCTUBRE DE 2004 / LAT ECLA

I NVESTIGACION

PANTRISTE

UN ANTECEDENTE AL CASO DE PATAGONES

La masacre de Carmen de Patagones encuentra un antecedente de similares características con el conocido caso de “Pantriste”. Javier Romero era un estu- diante de 19 años de edad, en la locali- dad de Rafael Calzada. El 4 de agosto de 2000 salió del colegio y disparó a que- marropa asesinando a Mauricio Salvador, uno de sus compañeros, e hiriendo gravemente a otro, Gabriel Ferrari. Tras el hecho, el chico fue detenido. Finalmente, el Tribunal N° 6 de Lomas de Zamora lo declaró inimputable por con- siderar que el joven fue víctima de un brote psicótico y que, por ello, no com-

prendía la criminalidad de lo que hacía,

ni dirigía su accionar.

Sin embargo, cabe destacar que para la Justicia, una persona es considerada mayor a partir de los 18 años. Por lo tanto, Romero era imputable ante un delito doloso. “Pero la inimputabilidad estuvo dada por razones psicológicas”, explicó el Dr. Juan Bernardi, juez en lo Correccional de la ciudad de Viedma. Actualmente, el joven se encuentra a dis- posición del juez en la Unidad Nº 10 del

Instituto Neuropsiquiátrico de Seguridad de Melchor Romero.

A diferencia de este caso, “Junior” corre-

rá con mejor suerte. De acuerdo a la ley 22.278 del Código Penal, un menor de 15 años de edad, es inimputable. Es decir, es incapaz en términos de la ley penal y no se le puede aplicar pena algu- na. Según Bernardi, “hasta los 16, por cualquier delito que se cometa (hurto, robo, homicidio) no se le puede imponer una pena al menor”.

Antigüedad, los góticos se inclinan por litera- tura cuyas temáticas tienen que ver con las crisis psicológicas, los miedos, las fobias y la oscuridad del ser humano. Consideran que el arte hace “comestible o digerible la podredumbre”. Karen Predovan Gagnotti (18), indicó que al tener una infancia solitaria, su única com- pañía fueron los libros y la música. “Distintos autores de la esfera psicoanalítica coinciden en que cuando la infancia no proveyó aque- llos datos sustentatorios de la identidad, en la adolescencia, donde el trabajo es reformular sus contenidos, el sujeto queda confrontado con el puro desconocimiento, con la pérdida de garantías en su ser”, manifestaron las licenciadas Gabriela Marchetti y Cecilia Lamberti, peritos psicólogas del Tribunal de Familia Nº1 del Departamento Judicial de La Plata. Desde niña, casi sin advertirlo, Karen comenzó a desarrollar su interés por las temáticas oscuras. Pero recién en la adoles- cencia se definió como gótica. En relación a lo anterior, los góticos se sien- ten atraídos por el esoterismo, el ocultismo y la búsqueda interior. De acuerdo a Vieyra, son extremadamente sensibles y la vida no les pasa desapercibida. En este sentido, la dife-

Los góticos aseguran que se sienten atraídos por el esoterismo, el ocultismo y la búsqueda interior

por el esoterismo, el ocultismo y la búsqueda interior rencia básica que marcan con el resto

rencia básica que marcan con el resto de la gente es que estos postulados son temas recurrentes y enfatizados en el gótico. Al mismo tiempo, ponderan la figura del vam- piro en cuanto a su erotismo, seducción y mística, como símbolo de la idea de eternidad. De todas formas, rechazan a quienes en nombre de lo gótico practican ri- tuales con sangre o hacen apología del sui- cidio y de la muerte. Mas allá de la mística que los atraviesa, el gótico no tiene una creencia religiosa en común. Según Sanz la inter- pretación que tienen sobre la religión es tan variada como gente hay en el mundo. Por eso hay góti- cos creyentes, ateos, agnósticos, sumerios, celtas y paganos. A Karen y a Mariano los une un inmenso amor, pero los separa el hecho de que ella lleve un rosario y él una cruz invertida colgando de su cuello, como símbolo de discon- formidad con la iglesia. De todas ma- neras, asumen poder convivir armó- nicamente a pesar de esta diferencia.

16 LAT ECLA / 14 DE OCTUBRE DE 2004

esta diferencia. 16 LA T ECLA / 14 DE O CTUBRE DE 2004 Yo amo a

Yo amo a Luci(fer)

Satanistas. El término mismo que da nom- bre a esta tribu urbana puede generar estremecimientos. Al escucharlo, inevitable- mente surgen en la mente relaciones diabóli- cas e imágenes de rituales sangrientos. Contrariamente a toda suposición, el satanis- mo consiste en una serie de creencias espiri- tuales y valores opuestos al cristianismo y al status quo. Satán, para ellos, no es un dios ni tampoco un ser pensante, sino simplemente una imagen simbólica de las virtudes que consideran necesarias en el hombre moder- no. Bruno (24) -un platense que se autodefine como satanista, pero prefirió no dar a cono- cer su apellido- comentó que el suyo es un estilo de vida egoísta, fuertemente orientado hacia el individuo y no hacia las sociedades. “Nosotros no buscamos el bien común sino el beneficio propio. Quitamos de nuestras creencias a Dios y sus mandatos”, subrayó. Por su parte, Adán -otro integrante de esta cultura que también prefirió reservar su iden- tidad- definió al satanismo como: “Una cosa bastante simple y aburrida, ya que no sólo no acostumbramos a organizar orgías rituales, sino que es poco más que un estilo de vida o filosofía”. El primero de los mitos que es preciso de- rribar a la hora de hablar del satanismo es su

estilo de vida o filosofía”. El primero de los mitos que es preciso de- rribar a
Robert Smith, el cantante de The Cure, fue uno de los pioneros en imponer la
Robert Smith, el cantante de The Cure, fue uno de los pioneros en imponer la
Robert Smith, el
cantante de The
Cure, fue uno de
los pioneros en
imponer la moda
de delinearse los
ojos con maquil-
laje lúgubre.

El movimiento dark en La Plata

Los integrantes de este movimiento en La Plata, reconocen que ser parte de este grupo es una elección de vida. Defienden el arte gótico y reconocen que son prejuzgados por la sociedad

definición. Los satanistas, son personas que privilegian el conocimiento y la independen- cia. Por este motivo, Adán asegura que: “No nos rebajaríamos a una ilusión tan absurda y trillada como creer en Satanás, que es menos que un dios, es muchos dioses reciclados y pervertidos”. Un satanista auténtico –a diferencia de los integrantes de sectas denominadas “satáni- cas”- sólo se adora a sí mismo. No cree en ningún dios sobrenatural, sea bueno o malo. Por lo tanto, se puede considerar a este movimiento como una filosofía atea. Por este motivo, Bruno expresó: “Satán, Shiva, Jehová o Alá son solamente personificaciones de lo que representan. Aun en el caso de que todas las historias sobre el infierno y el fuego fue- ran ciertas, rechazamos la idea de tener que hacer en vida lo que no queremos (rezar, comulgar y diezmar) a cambio de todas las bendiciones o para evitar los castigos. Rechazamos esa extorsión”, dijo Bruno. Los “ritos satánicos” de los que los medios hablan asiduamente, no son más que paro- dias de las celebraciones cristianas. Así, por ejemplo, si el símbolo cristiano por excelen-

Así, por ejemplo, si el símbolo cristiano por excelen- ARTE GOTICO Son amantes de films como

ARTE GOTICO

Son amantes de films como Entrevista con el vampiro y Nosferatu. Leen a Edgar Alan Poe, Friedrich Nietzsche, Charles Baudelaire y Franz Kafka. Escuchan a Bach, Mozart y Chopin. Afirman ser amantes del arte elevado.

cia es la cruz, el satánico consiste en una cruz invertida. Pero los satanistas no rea- lizan magia negra, ni rituales en donde se matan personas o animales. De acuerdo a Adán, los rituales son formas mediante las cuales el satanista trata de liberarse de las influencias negativas del entorno. Pero afirmó que muy pocos satanistas los practi- can, ya que la mayoría “prefiere darse una ducha o salir a tomar aire fresco”. En últi- mo lugar, Bruno describió que los satanistas llevan adelante sus vidas como cualquier persona. Y agregó: “Nos preocu- pamos por nosotros mismos y por aquellos a quienes queremos. Hacemos lo que nos gusta, teniendo en cuenta las responsabili- dades que eso implica”. De lo anterior se deduce que aunque cada una de estas tribus tengan rasgos dis- tintivos, en realidad los une la disconformi- dad ante el hecho de no encontrar un lugar en la sociedad. El sociólogo Manuelle resaltó que estos grupos denuncian lugares que ésta dejó vacante. “Los lugares del DES: como el desempleo, la desterritoria- lización y el desvinculamiento”, ejemplifi- ca. En tiempos en donde los valores están en

Si el símbolo cristiano por excelencia es la cruz, el satánico consiste en una cruz invertida

es la cruz, el satánico consiste en una cruz invertida crisis, los jóvenes se desvinculan del

crisis, los jóvenes se desvinculan del ámbito familiar, más íntimo y privado. El juez del Tribunal de Menores Nº 1 Julio Bardi reflexionó: “Hay una evolución sociológica para estudiar el camino del avance social que empieza con la horda, sigue con la tribu, luego con la fratría, continúa con el clan y culmina en la familia. Pero parece que se está involucionando. Nos estamos apartando de lo que era la familia como centro formativo y de relaciones afectivas”. Un común denominador en todas las tribus es el tema de la muerte, ya sea ésta una preocupación primordial del grupo o algo que no los desvele. En este caso, la muerte se presenta como una metáfora de aquellas desilusiones que sienten ante una sociedad que no los incluye, ni entiende. Una sociedad en la que no confían, ni encuentran satisfacción o plenitud. “En definitiva todos hacemos lo mismo, buscamos relatar nuestra vida desde algún lugar, desde cierto consumo, clases, miradas políticas y culturales. Estamos construyendo un relato compartido desde ciertos diálogos”, finalizó Manuelle. !

14 DE OCTUBRE DE 2004 / LAT ECLA 17