You are on page 1of 14

LA CARPA O TIENDA DE CAMPAÑA.

Las carpas "canadienses" han sido las más utilizadas hasta


la aparición y definitiva implantación de las "Igloo". Estas
últimas permiten un mejor aprovechamiento del espacio
interior, un mayor aislamiento térmico y gracias a sus
formas aerodinámicas, una buena resistencia contra la
fuerza del viento.

Así y todo, las de gran superficie como pueden ser las


usadas como carpas comedor en expediciones y grandes
campamentos, son de tipo canadiense por necesitar
armaduras de mayor grosor y rigidez. Las carpas calificadas
como "super-ligeras" son ideales en largas marchas donde
el peso del equipaje es un factor muy importante. Requieren
de la máxima calidad para que no se estropeen en
situaciones de mal tiempo.

PARTES DE UNA CARPA


Mástiles. Son rígidos y generalmente usados para carpas del tipo 'canadiense' y para algunas del tipo 'igloo'.

Varillas. Son flexibles y se usan en las carpas de tipo Igloo. Las podemos encontrar en fibra de vidrio, en
Polietileno y en Aluminio, siendo este último el material más resistente y ligero.

Habitáculo
La mayoría de carpas disponen de una vivienda interior (permitirá la transpiración y ventilación, sobretodo en
épocas calurosas) y un doble techo (protegerá la vivienda de la lluvia y el viento; recogerá la condensación y
la hará deslizar hasta el suelo, evitando que entre en contacto con el interior).

Algunos modelos muy ligeros prescinden del doble techo aunque, si no son de tejidos de gran calidad,
pierden fiabilidad en su impermeabilidad. La doble entrada ayudará a la ventilación del habitáculo y el
mosquitero puede ser imprescindible. El ábside formado por el doble techo de algunos modelos, permitirá
dejar el equipo mojado al introducirse en la carpa, tener un pequeño almacén e incluso cocinar en periodos
prolongados de mal tiempo.

· Interior. El tejido de mayor calidad es el algodón 100%, aunque la combinación de algodón con Nylon
ripstop es más ligero y actúa como una mejor defensa contra la condensación.
· Doble techo. Se considera, en principio, impermeable y debe contar con un tratamiento resistente a los
rayos ultravioletas (UVA). Algunos de los materiales más usados son el algodón tratado (absorbe la humedad
y tarda en secar), el Poliéster (muy resistente a los UV, absorbe poca agua, muy estable, aunque no soporta
bien el frío, ), el Nylon (reduce el peso y sufre una ligera deformación, aunque soporta magníficamente las
altas y las bajas temperaturas, sobretodo el de tipo "Ripstop") o las membranas impermeable-transpirables
(son las más técnicas y no necesitan de doble techo).

Suelo
Pretende proteger el interior del habitáculo de la humedad del terreno. El tejido debe ser ligero y resistente.
Algunos modelos refuerzan sus esquinas y sellan las costuras para evitar la entrada de agua.

Estacas y Viento
La base del suelo se asegura al terreno clavando estacas. Los vientos ayudan a tensar las paredes,
impidiendo la acción deformadora del viento.

Costuras
Por muy bueno que sea el material con el que esté confeccionada la carpa, si las costuras no están selladas,
poca utilidad nos va brindar. El agua y la humedad van calando por los diminutos agujeros del cosido hasta
mojar el interior. Según el hilo del cosido, esta penetración se verá acentuada por el efecto mecha conductor
del agua.

Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones


Tipos de Carpas

Expedición y Grandes alturas


Se trata de las "Top" de gama. Son las mejores carpas que existen en el
mercado.

Con ellas podremos enfrentarnos a las peores y más difíciles situaciones y


condiciones meteorológicas de nuestro planeta.
Aportan gran estabilidad ante fuertes ráfagas de viento, aguantan grandes
cargas de nieve sobre sus techos, reducen la pérdida calórica del interior de
la carpa sin dificultar la ventilación y transpirabilidad del habitáculo y aguantan de forma óptima los nocivos
rayos ultravioletas sobre sus tejidos. Estas y otras características, como son el reducido peso y rápido
ensamblaje, las diferencian del resto de modelos.

Alta montaña o 4 estaciones


Parecidas a las de tipo 'expedición', estas carpas nos permitirán
aventurarnos en altas cotas, soportando violentas ráfagas de viento y
protegiéndonos eficazmente de la nieve y los rayos ultravioletas.
Podremos utilizarlas en la mayoría de nuestras salidas invernales con un
mínimo de garantías.

Además, podrán ser usadas en cotas más bajas sin peligro de abrasarnos
en sofocantes días soleados como ocurriría con una de tipo 'expedición o grandes alturas'.

Convertibles, para cualquier estación


Se trata de uno de los grupos de mayor polivalencia.
Sus paneles de ventilación nos permitirán usarlas en situaciones calurosas.
Dichos paneles podrán taparse para adaptarlas a situaciones en las que se
requeriría de una carpa diseñada para 4 estaciones o alta montaña.
Su diseño las hace aptas para aguantar fuertes ventiscas y los nocivos
rayos ultravioletas sobre sus tejidos.

Trekking o 3 estaciones
Éste es el grupo de carpas más polivalente y el más utilizado.
Normalmente las elegiremos para salidas de dificultad media, donde no se
requiere de las mejores prestaciones, sino que se busca lo indispensable en
una carpa que pueda definirse como de 'todo terreno'
Suelen estar bien aireadas y disponer de mosquiteras, ya que suelen
utilizarse en temporada estival, con calor.

Ligeras o de Cicloturismo
Este tipo de carpas se caracteriza por su reducido peso y volumen.
Por ello son las mejores para usar en motocicleta, ciclismo y salidas en las
que tengamos suficiente con una carpa de 3 estaciones y donde lo más
importante sea reducir carga.

Camping residencial
Con unas prestaciones técnicas similares a las carpas de 3
estaciones, sus espaciosos volúmenes las convierten en las más
cómodas para acampadas prolongadas en camping o en viajes de
turismo cómodo y relajado.

CONSEJOS
Guardar la carpa totalmente seca evitará que se pique y pudra el tejido. Recogerlas con el mínimo de arrugas
posible alargará su vida.

Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones


Si la montamos bajo un árbol puede ensuciarse de resina o en caso de viento o tormenta ser aplastada por
una rama.
La montaremos siempre sobre suelo mineral o en su caso, la cambiaremos de sitio cada pocos días para
reducir el impacto sobre la vegetación del terreno. En una pradera, la superficie ocupada por una carpa
durante una semana, puede necesitar más de 1 año para recuperarse, siendo más vulnerable la hierba
crecida. En zonas alpinas puede llegar a necesitar varios años, sobre todo si son plantas leñosas y no
herbáceas.

Deberán usarse las sendas que ya estén mineralizadas y evitar pisar el terreno virgen. Si no hubieran
sendas, alternar los accesos para reducir el impacto del pisoteo.
Si en la acampada sobre terreno virgen participan varias carpas, se plantarán con mucha distancia entre
ellas.

Acampar como mínimo a más de 300 m de un río o lago ayudará a conservar el entorno.
La acampada en un valle es mucho más fría que en la cima de una colina, ya que por la noche, el aire frío
desciende por las laderas hasta las zonas más bajas.

Limpiar las varillas de aluminio con una esponja húmeda, sobre todo si se acampa cerca del mar.
Enderezar y limpiar las piquetas después de cada salida evitará sorpresas en la próxima acampada.
Antes de salir revisar cremalleras, vientos y costuras (impermeabilizarlas periódicamente).
Llevar siempre alguna piqueta de recambio y el martillo para clavarlas (muy útil si no encontrásemos piedras
para poder golpearlas).

Para reforzar las varillas de fibra de vidrio rodearemos con cinta aislante cada extremo y en el centro.
Al montarla lo haremos sobre una zona limpia y despejada de pequeños objetos punzantes o abultados.
Para estancias prolongadas podemos extender un plástico bajo la carpa para proteger el suelo de suciedad y
rozaduras. También podemos acolchar esta área con helechos, paja, heno o hierba para aislarla del frío y
hacerla más cómoda.

La base debe quedar tensa y sin arrugas. Para evitar que el aire se la lleve volando, montaremos la puerta en
el lado contrario al que sople el viento.

No cocinar nunca dentro de la carpa si disponemos de avancé, ya que los tratamientos de los dobles techo
se estropean a la larga, puede provocarse un incendio fortuito y además, la falta de ventilación, puede
incrementar los problemas de toxicidad del combustible usado con los infiernillos.

Si cerramos bien la carpa al ausentarnos, evitaremos que los insectos se instalen dentro antes que nosotros.
Si disponemos de una carpa sencilla y nos sorprende una tormenta, intentaremos no apoyarnos en el techo
interior, ya que al entrar en contacto con el doble techo podría mojarse. Lo mismo ocurre si se forma
condensación en la parte interna del doble techo.

Recordar que en un día o una noche sin nubes hace más frío que con ellas, ya que las nubes reflejan el calor
del terreno.
Las carpas para cuatro estaciones son mucho más pesadas. Aunque se pretenda darle ese uso conviene
tener otra aparte de tres estaciones para viajes más simples.
Puede ser útil una carpa que se arme sin requerir estacas, ya que es posible encontrar terreno demasiado
duro.
Practicar el armado de una carpa nueva en el patio antes de salir a terreno. Si se debe armar por primera vez
a oscuras o en la noche, puede resultar un fracaso.
Es útil un piso sobre el cual armar la carpa, para proteger de la humedad y de objetos cortantes. Ese piso no
debe sobresalir del cubre techo, ya que con lluvia acarrea el agua debajo de la carpa.
El mal tiempo en nuestro país va acompañado de viento norte, entonces la puerta de nuestra carpa se
orientará hacia el sur.
Durante el armado, las puertas de la carpa deben estar cerradas a fin de no tensar en forma desigual el resto
de la estructura.
Al quedar instalada en un plano inclinado, nuestra posición en el interior debe ser con la cabeza al nivel
superior.
Las carpas tipo igloo no necesitan canaletas como las canadienses.
El ajuste de los vientos debe realizarse en forma diaria para evitar que la carpa se deforme.

Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones


Durante el día, mantener cerradas las puertas de la carpa en especial el mosquitero para evitar el ingreso de
insectos, animales, hojas, tierra, arena, etc.
Cada día, efectuar un aseo para conservarla limpia y utilizarla exclusivamente para descansar.

Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones


TROPA SCOUT LEONES GRUPO 1 NICNIUFOGATAS Y FOGONES.
ARMADO:

El lugar:
zona. Debe ser cercano a la zona de acampe, en lo posible (por cuestiones de comodidad o espacio, es
usual que se ubique cerca del mástil).
Alejado de zonas forestadas. El fuego es una gran amenaza para los árboles, las chispas al elevarse y
trasladarse por el viento pueden llegar a decenas de metros si la fogata es demasiado importante.
Area despejada. Un área lo suficientemente grande para contener al publico sentado en herradura.
Viento dominante. Es importante preverlo para que al instalar la fogata el humo no acose permanentemente
al público.
El piso. Debe ser despejado y firme para permitir el desplazamiento de los actores en la zona de la escena y
acondicionarlo adecuadamente para la instalación del fuego (libre de pasturas, hojas y todo resto de material
que sea combustible)

ACONDICIONAMIENTO DEL SUELO:

De ser posible es preferente los suelos inertes, arenosos, pedregullos etc. a los suelos orgánicos, el fuego
ataca los suelos vegetales, el humus es la capa superficial que nutre la vida vegetal.
En este último paso se despejara de pastos, hojas y todo material combustible un diámetro de 5 mts. de
diámetro.
En el centro se practicara un pequeño hoyo de 30 cm. De profundidad y fondo cóncavo que ira revestido de
pequeñas piedras para aislar el fuego del suelo
Una zanja que rodee el perímetro del fogón es una precaución adicional para evitar la propagación del
fuego sobre el piso y debajo de él.
Al apagarlo distribuir las brasas uniformemente antes de echarle agua. (no basta taparlas con tierra esto
solo sirve para conservarla)

¿CÓMO HACER FUEGO?

Debemos tener presente que hoy día está prohibido hacer fuego en los bosques y montañas, ya que
están muy protegidos por la policía, sobre todo para impedir los incendios que muchas veces se
presentan en verano y que pueden acabar con nuestros bosques. Para poder hacer fuego hay que
pedir permisos y aún así está muy controlado, por lo que no debes hacer nunca fuego en el campo si
no está autorizado, y aún así, tomar muchas precauciones para evitar el incendio.

En todos los casos se debe tener:

1. Un extintor o como mínimo un recipiente grande con agua a dos metros del fuego.
2. Limpiar el terreno antes para detectar elementos que causen un accidente como son: vidrios,
elementos inflamables, químicos, ramas, etc.

Hay una pequeña receta para hacer fuego:

1. Primero, un trocito de corteza, tan seco como pueda estar (YESCA) que es la que permite que una
chispa inicie el fuego
2. Luego algunas ramitas de madera suave, secas pero, aún en el árbol (LEÑA)
3. Después, unos cuantos leños grandes.

YESCA: La yesca es un tipo de material que se enciende rápidamente al ser tocado por la llama de un
fósforo.

Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones


En el campo pueden servir como yesca algunas enredaderas o algún árbol con corteza suave y peluda. La
corteza exterior de una enredadera vieja y algunas cortezas de árboles que se desprenden en largas tiras.
Puedes recoger estas tiras directamente con las uñas sin dañar seriamente las, enredaderas o los árboles.
En algunos casos verás que hay cortezas que parecen ser excelentes para ser usadas como yesca, pero al
tratar de desprenderlas verás que están firmemente agarradas y por lo tanto no será posible. También hay
algunas piñas de pinos que arden con facilidad, así como ramitas resinosas de pinos, sus hojas o agujas, su
resina. La madera podrida es una buena yesca en tiempo húmedo, pues suele ser fácil arrancar las partes
externas de los troncos para alcanzar las zonas interiores secas. Algunos frutos secos, como las nueces,
poseen un aceite que les hace inflamables y arden lentamente. Especialmente útil es la corteza de abedul
cortada en tiras, pues se inflama rápido, y arde despacio y con buena llama. Se puede, incluso, hacer una
antorcha improvisada enrollando una tira de corteza a una vara.

También se puede utilizar como yesca los arbustos secos que haya por los alrededores, pero no la hierba y
hojas secas que se queman con una gran llamarada, pero no dan suficiente calor para que continue el fuego.

También podría servir como iniciador del fuego cualquier tipo de papel: periódico, papel higiénico, ...

LEÑA: las astillas agarran la llama que produce la yesca y a su vez, encienden las ramas más gruesas que
se colocan para que dure el fuego o combustible. Dado que la yesca tarda en consumirse de 1 a 4 minutos,
es necesario poner leña para que ésta encienda definitivamente el fuego.

En el bosque siempre se encuentran muchas ramitas secas que se pueden utilizar para este fin, ya sean las
que están en el suelo como, todavía mejor, las que aún están pegadas al árbol. Si las que están pegadas al
árbol no se parten sino que se doblan, déjalas, pues están demasiado verdes para que siran para el fuego
(harán mucho humo y no prenderán). Las ramas no deberían ser más gruesas que un lápiz.

COMBUSTIBLE: Se consigue de cualquier tronco muerto o ramas caídas. Deberán partirse en trozos de una
longitud aproximada de 30 cm. Hay maderas que arden mejor que otras, pero prácticamente todas pueden
valer para hacer un fuego.

También podría servir como combustible carbón que llevásemos desde los locales, ...

En los lugares donde no hay leña el hombre recurre a otro tipo de combustibles. En los desiertos se queman
los excrementos de los camellos; y en las zonas polares, la grasa de las focas y otros animales.

Para encender el fuego sería conveniente llevar en la mochila en una bolsa de plástico, o impermeabilizadas,
una caja de cerillas.

¿PARA QUÉ HACER UN FUEGO?

1. Cocción de alimentos
2. Seguridad: Se utiliza en sitios donde hay animales salvajes y también se emplea como ubicación en
lugares apartados, o cuando nos hayamos perdido como punto de referencia para que nos
encuentren.
3. Luz: Muchas veces el grupo realiza caminatas nocturnas y cuando no hay linternas el fuego nos
ayuda a guiarnos por intermedio de antorchas.
4. Ceremonial: En los campamentos en las noches realizamos actividades culturales, ceremoniales y
espirituales y el fuego se convierte en un complemento esencial y transformador.

¿CÓMO ENCENDER EL FUEGO?

Primero hay que limpiar el lugar que se ha escogido para hacer el fuego en un diámetro de unos tres metros:
limpiar el terreno de materiales que puedan causar un incendio con una chispa que puede caer.

En los campamentos es necesario destinar un lugar para ubicar allí la zona de cocinas y así poder preparar
los alimentos, esto implica la necesidad de saber preparar y obtener la leña, cortarla con una hacha o

Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones


machete, hacer el fuego y cocinar una comida sencilla sobre el y después como limpiar el lugar
correctamente.

Para realizar un buen fuego tenemos que tener en cuenta los siguientes puntos:

Elección del lugar: tenemos que tener en cuenta que tiene que estar alejado de cualquier lugar que
pueda ocasionar un incendio, árboles, pastizales, leñeros.
La dirección del viento: el fuego o fogón debe construirse teniendo en cuenta la dirección del
viento. El sentido hacia donde se dirige el humo debe ser contrario al establecimiento de las tiendas y
de las zonas de actividad de las personas.
Es buena idea excavar un hoyo de unos 10 ó 15 cm y rodearlo con piedras para alojar en él la
hoguera. Cuando deshagamos el campamento, taparemos las cenizas con la tierra que sacamos,
devolveremos las piedras a su sitio y dejaremos todo de manera que nadie pueda notar que hemos
estado allí.

No debemos olvidar nunca llevar en la mochila unas cerillas, pero si se nos olvida podemos utilizar alguna de
las técnicas que empleaban nuestros antepasados y que siempre funcionan. Por ejemplo, por medio de una
lupa, una lente de una gafa, unos prismáticos o un cristal curvado podemos hacer pasar el sol a través del
mismo para conseguir fijar un punto en la yesca que, al calentarse durante un rato, empezará a arder.

Otra técnica sería utilizar el pedernal, y si no lo tenemos, podríamos probar con una piedra dura. que suelte
chispas al chocar con otra o con un cuchillo. Sostendremos el pedernal cerca de la yesca y lo golpearemos
con un trozo de acero, como puede ser la hoja de un cuchillo, tratando de dirigir las chispas a la yesca.

Normas de seguridad:

No hacer hogueras más grandes de lo necesario, pues son más difíciles de controlar y habrá más
riesgo de que provoquen un incendio
Nunca construir un fuego en zonas de alto peligro de incendio, sólo en las permitidas.
Nunca cerca de un árbol (distancia mayor a 3 m.) teniendo en cuenta la copa del árbol y raíces. Ni
tampoco cerca de maleza o ramas bajas.
Aislar la zona del fuego por medio de piedras.
Una vez que hayamos terminado, apagarlo correctamente con agua, arena o tierra.

TIPOS DE LEÑA

No todas las leñas arden igual, desprenden el mismo calor y las mismas llamas ni forman un brasa duradero.
Cada madera tiene sus propias características. Los podemos clasificar en 3: Dura, semidura y blanda. Esta
clasificación está basada en el peso de un leño cuando está seco, vale decir, que un leño más pesado se lo
puede llamar leña dura, y al leño más ligero, leña blanda (siempre teniendo en cuenta el mismo volumen).
Ejemplos

Leñas duras: Dan poca llama, pero su calor lento y prolongado las hace excelentes para la cocina y
la calefacción. Por ejemplo, el arce, el fresno, el olivo (excelente), el haya, el olmo, el roble, el
algarrobo, etc.
Leñas semiduras: Sus ramas, de madera dura, son un combustible mejor que su tronco, de madera
más tierna. Arden con una llama viva, pero poco duradera. A menudo desprenden un fuerte humo.
Son un ejemplo de este tipo de maderas las coníferas, el pino, el alerce, etc.
Leñas blandas: Se consumen rápidamente con llamas continuas; son excelentes maderas para
encender o iluminar. Por ejemplo, abedul, castaño, plátano, avellano, sauce, cardos, álamo, acacia,
etc.

Para el fuego a realizar hay que tener en cuenta el tipo de leña que vamos a utilizar, según su uso. Por
ejemplo: si necesitamos un fuego que nos dé llama en forma abrupta o rápida utilizaremos leña
blanda. Si necesitamos un fuego para brinda luz, calor y cocinar utilizaremos leña semiblanda y dura.

También podemos dividir la madera por su poder calórico (calor que producen), a saber:

Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones


Alto: algarrobo, acacia, ...
Medio: pino, cedro, alerce, coníferas en general, eucaliptus, ...
Bajo: sauce, álamo, ...

La Leñera

Una buena leñera es una conveniencia a la vez que un proyecto de


seguridad. Apila la madera de manera que la yesca, las ramas y el
combustible queden en montones diferentes. Coloca la leñera cerca del
fuego, pero a una distancia que te permita caminar alrededor de éste, al
lado contrario de donde sopla el viento, y a una distancia que evite que las
chispas la alcancen.

TIPOS DE FOGATAS

Hay diferentes tipos de fuegos según el uso que se le quiera dar: para cocinar, para alumbrar, para fuego de
campamento, ...

Fuego para calentarse: Para aprovechar mejor el calor del fuego debemos construir un reflector con unos
leños o utilizar uno natural (una formación rocosa, una depresión del terreno, un árbol grueso...) hay que
prestar atención a la dirección del viento para que no nos venga el humo a la cara. Entre el fuego y el
reflector prepararemos el lugar donde nos colocaremos nosotros.

Fuegos para cocinar: Para cocinar es mejor una hoguera pequeña, que consume menos leña y es fácil de
mantener. Siempre es más práctico cocinar sobre las brasas que sobre la llama. Podemos construir una
fogata entre dos troncos o piedras de tal manera que nos sirva para poner la sartén.

Veamos los tipos de fogatas más usuales:

De consejo: Es una fogata fácil de construir

Construcción Encendido Ventajas


Es un fuego sólido especial Se introduce un fósforo en la Como arde
para brasas o para un fuego apertura, sobre la yesca, una vez lentamente, permite
que vaya a durar largo que encendió se colocan ramas mas tener buenas brasas
tiempo. gruesas, del lado opuesto a donde en poco tiempo.
sopla el viento
Comienza con el fuego
básico.

Coloca los leños como en el


dibujo, empezando con dos
leños grandes y rellenando
el espacio entre éstos con
una hilera de leños un poco
más pequeños y éste, a su
vez, con otra de leños más
chicos, y así sucesivamente.

Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones


Pirámide: Es una fogata fácil de construir

Construcción Encendido Ventajas


Se coloca un puñado de Se introduce un fósforo Como arde
yesca en el centro del lugar en la apertura, sobre la rápidamente, de
escogido. Se clava una yesca, una vez que manera viva, permite
estaca pequeña en el encendió se colocan tener buenas brasas
medio de la yesca y se ramas más gruesas, del en poco tiempo.
coloca un círculo de lado opuesto a donde
ramitas pequeñas sopla el viento
apoyadas en la estaca,
haciendo que sus puntas
se toquen, dejando una
puerta orientada hacia el
viento. Puede rodearse de
piedras o no.

Pagoda: Lleva su nombre porque se asemeja a una pagoda japonesa.

Construcción Ventajas
Se realiza un fuego de pirámide en el Se consiguen rápidamente
centro, y se colocan a los lados dos buenas brasas y su tamaño
troncos, a continuación, por encima de puede ser variable, desde
ellos, y transversalmente, se colocan pequeño a muy grande,
otros dos troncos, y así sucesivamente, típico para Fogones y
comenzando con troncos gruesos y Fuegos de Campamento
disminuyendo poco a poco el grosor de
los mismos hasta la cúspide.

Estrella o indio

Construcción Encendido Ventajas


Se prepara un Se irán acercando Es un fuego especial
fuego de pirámide los troncos al centro cuando escasea el
y se colocan cinco a medida que se combustible o no se
troncos alrededor vayan consumiendo. dispone de medios para
de este, con uno cortar leña.
de sus extremos
en contacto con las
llamas.

Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones


Cruz:

Construcción Ventajas
Se cavan dos zanjas de 20 cm de ancho Permite una buena
por 20 cm de profundidad, en el centro se aireación, a pesar de los
encenderá un fuego de pirámide y en cambios en la dirección
cada brazo de la cruz un tronco o troncos del viento.
suficientemente gruesos, haciendo que
los extremos toquen el fuego.

De Corredor:

Construcción Desventaja
Se colocan dos troncos húmedos y verdes Solo se puede utilizar
paralelos, o bien panes de tierra , o piedras y cuando la dirección del
a la menor distancia posible, entre ellos se viento es fija
construye un fuego, cuidando que una de las
aperturas quede mirando hacia el viento.

Fuego de Zanja:

Construcción Ventajas
Se abre una zanja de 20 cm de ancho Consume poco combustible y
por 20 cm de profundidad en su parte es más segura que las que
más honda con la entrada orientada están construidas al nivel del
hacia el viento. La zanja tendrá de 50 a suelo.
90 cm de largo, creando un desnivel
desde el principio ahondándose al final,
hasta llegar a los 20 cm de profundidad.

Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones


Polinesio:

Construcción Ventajas
Se cava un pozo de 40 cm de Es un fuego independiente de la
profundidad, en forma de cono truncado, dirección del viento.
con la boca de unos 50 cm y el fondo de
30 cm de diámetro. Se aprovecha al máximo el calor y
en lugares de mucho viento no
El fondo se cubre con piedras y se ofrece peligro de dispersión de las
enciende el fuego sobre ellas. brasas

Sobre las paredes laterales se colocan


troncos parados.

Reflector:

Construcción Ventajas
Se compone de un fuego hecho sobre el Refleja muy bien el
suelo y un reflector formado por troncos calor y la luz
verdes descortezados, apilados, o
piedras, orientado frente al viento que
choca contra, la pared y aviva el fuego.

Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones


Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones
Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones
Fichas Técnicas de Tiendas, Fogatas y Fogones