Вы находитесь на странице: 1из 4

A, 21 de Enero de 2016

VISTOS: El conflicto de competencia suscitado entre el Juez Cautelar Segundo en lo Penal de Potosí
y el Tribunal de Sentencia N° 3 de potosí, dentro del proceso penal seguido por el Ministerio
Publico a Instancia de JOSEFINA FLORES CHOQUE en contra de FREDDY EUSEBIO SIERRA GONZALES
Y JUAN DAVID QUIÑONES CAMPOS, por la presunta comisión de los ilícitos previstos en los arts.
145, 151, 158 y 335 del Código Penal y

CONSIDERANDO: Que, la potestad jurisdiccional no funciona en forma ilimitada, sino que su


ejercicio está restringido por la serie de requisitos que la ley impone para asegurar su control que
es necesario para la seguridad del procedimiento penal. Entre estos requisitos se destaca el que se
refiere a la competencia, que en materia penal condiciona el poder de los Órganos para ejercer la
jurisdicción y para realizar la potestad represiva, de ahí que se diga que la competencia constituye
el límite de la jurisdicción.

Dice Borjas, un mentado jurisconsulto; que: ”una administración judicial donde no tuviese
determinada la competencia, sería un verdadero caos, del cual no surgirían sino conflictos de
jurisdicción, en cada paso indisciplina, contradicciones judiciales, embarazos y dificultades de todo
género”.

Para evitarlo, se ha hecho indispensable atender a tres elementos de lo que hacemos referencia: a)
Entidad o importancia del hecho delictuoso, b) Agente o persona responsable del delito y c) Lugar
o territorio en donde se cometió.

CONSIDERANDO: Que, para el caso sub lite, nuestra economía procesal penal, tiene definidas las
competencias en el marco del Código Procesal Penal Art. 54 y el art. 325 modificado por Ley N°
586.

Que, la Ley N° 586 en relación al Código Procesal Penal art. 325 establece: “Presentación de
Requerimiento Conclusivo I. Presentado el Requerimiento Conclusivo de Acusación, la o el Juez
Instructor dentro del plazo de Veinticuatro (24) horas previo sorteo, remitirá los antecedentes a la
ó el Juez o Tribunal de Sentencia, bajo responsabilidad“, así también dispone el Instructivo N°
13/2014 del Presidente del Tribunal Supremo de Justicia de fecha 7 de noviembre de 2014.

Que, el art. 325 del Código Procesal Penal en relación al Art. 8 de la Ley N° 586 de 30 de octubre de
2014, que ha sustituido los Arts. 325, 326, 327 y 328 del Procesal Penal, concordante con el
Instructivo N° 13/2014 del Presidente del Tribunal Supremo de Justicia, que en su numeral Primero
referido a Interpretación y Aplicación de la ley, habiendo el numeral Segundo de este Instructivo
interpretado el Art. 325 del CPP e indica “Por regla, las modificaciones al Art. 325 I) introducidas
por la LEY 586 se aplican a las causas en las que se presente acusación desde el día de la
publicación de la ley (30 de Octubre de 2014).

Las causas con acusación presentadas al juzgado antes del 30 de octubre de 2014, que no hayan
merecido diligenciamiento preparatorio para la celebración de audiencia conclusiva, deberán ser
remitidas al Tribunal o Juez de Sentencia, previo sorteo, conforme a la Ley de
Descongestionamiento. Las demás deberán proseguir hasta su conclusión por el Juez Instructor
conforme a la Ley 007 aplicable por el principio de ultractividad”. Aspecto último, que nos
interesa para la resolución del presente conflicto de competencias.

CONSIDERANDO.- Que, en el caso sub lite el Tribunal de Sentencia N° 3, por auto de fecha 16 de
noviembre de 2015 de fs. 481 a 482 del cuaderno procesal, ha dispuesto devolver al Juez Cautelar
Segundo, la presente causa para no incurrir en defectos absolutos y no incurrir en usurpación de
funciones alegando al efecto el Instituto de la Nulidad; argumentando que el Juez Cautelar
Segundo de Potosí, debe concluir la audiencia conclusiva alegado, mala interpretación de la ley 586
y su Instructivo N° 13/2014.

Que, el Instructivo N° 13/2014 emanado de la Presidencia del Tribunal Supremo de Justicia, como
ya se ha indicado, en su numeral Primero referido a Interpretación y Aplicación de la ley, en su
numeral Segundo ha interpretado el art. 325 del CPP e indica en el apartado segundo: “ Las causas
con acusación presentadas al juzgado antes del 30 de octubre de 2014, que no hayan merecido
diligenciamiento preparatorio para la celebración de audiencia conclusiva, deberán ser remitidas
al Tribunal ó Juez de Sentencia, previo sorteo, conforme a la Ley de Descongestionamiento…..”;
de esta interpretación que ha realizado el Tribunal Supremo de Justicia de nuestro Estado,
corresponde que en el caso de autos habiéndose señalado audiencias, para realización de la
audiencia conclusiva, aunque no se llevó a cabo ninguna de ellas, este señalamiento constituye
diligenciamiento preparatorio para la celebración de audiencia conclusiva, así también se
entiende de la respuesta del Tribunal Supremo a la consulta que se hiciera; respuesta por Cite
Pres. N° 046/0145 de 23 de enero de 2015 al respecto, cuando establece que el; “El
diligenciamiento preparatorio de audiencia conclusiva, al que hace referencia el mencionado
instructivo, se lo concibió en la reunión nacional de Presidentes de Tribunales Departamentales
de Justicia de 7 de noviembre de 2014 y no significa otra cosa que “señalamiento de audiencia ó
emisión de otros decretos ó proveídos cuya finalidad es la celebración de la audiencia”, en el
caso de la Litis ha ocurrido así, como también lo reconoce el propio auto de devolución de la causa
al Juez Cautelar, cuando refiere las varias audiencias suspendidas, por lo que el Tribunal de
sentencia N° 3 ha obrado correctamente al devolver la causa al Juez Cautelar para que lleve a cabo
la audiencia conclusiva.

Que, el mismo Tribunal Supremo de Justicia, ha establecido en el Auto Supremo N° 443/2006 de


fecha 11 de octubre de 2006, en su Doctrina Legal Aplicable lo siguiente: “la Corte Suprema de
Justicia, intérprete de la legalidad cumple una función unificadora de la jurisprudencia establecida
en materia penal, siendo de aplicación obligatoria la doctrina legal aplicable, por los tribunales
colegiados y unipersonales, lo contrario significaría ir en contra de los fines del Derecho Procesal
Penal que tiene como objetivo una justicia equitativa”.

Que es prioritario asumir por los jueces, que en previsión al fortalecimiento institucional
especialmente tomando en cuenta la interpretación de la Ley 586, que hace el Instructivo N°
13/2014, demostrar la predisposición para el logro del fin perseguido por la Ley 586 Ley de
Descongestionamiento y Efectivización del Sistema Procesal Penal, su finalidad y efectos
obligatorios por lo que ningún juez o tribunal inferior podrá sustraerse de su cumplimiento bajo
ningún concepto o razonamiento menos omitir la imperatividad de la referida Ley; que también
este año, se aplicara en la Segunda versión de Descongestionamiento Penal en nuestro Distrito,
que se pondrá en vigencia en próximos días con la celebración de audiencias en las oficinas del
recinto Penitenciario de Santo Domingo de CANTUMARCA, como ya se viene realizando a nivel
nacional.

CONSIDERANDO.- Que de la revisión minuciosa de antecedentes del cao se llega a establecer las
siguientes conclusiones:

PRIMERA.- Que, el Juez Cautelar Segundo en lo Penal de Potosí, no ha obrado correctamente y


conforme a ley al remitir actuados al Tribunal de Sentencia N° 3 para que se lleve a cabo la
Audiencia Conclusiva, cuando ya se señaló varias audiencias conclusivas, aunque éstas se hubiesen
suspendido, como consta de fs. 432 y 434 vta. del Cuaderno Procesal, porque no ha concluido su
competencia, conforme la interpretación del Art. 325 del CPP que hace el Instructivo N° 13/2014,
en el acápite segundo del numeral Segundo referido a la Interpretación y aplicación de la Ley 586,
interpretación del Art. 325 del Código Procesal Penal; porque el señalamiento de audiencia como
también lo reconoce el Cite Pres. N° 046/0145 de 23 de enero de 2015 al respecto. Cuando
establece que el; “El diligenciamiento preparatorio de audiencia conclusiva, al que hace
referencia el mencionado instructivo, se lo concibió en la reunión nacional de Presidentes de
Tribunales Departamentales de Justicia de 7 de noviembre de 2014 y no significa otra cosa que
“señalamiento de audiencia ó emisión de otros decretos ó proveídos cuya finalidad es la
celebración de la audiencia”

SEGUNDA.- Que, conforme el Art. 325 del Código Procesal Penal en relación al Art. 8 de la Ley N°
586 de 30 de octubre de 2014, que ha SUSTITUIDO los Arts. 325, 326, 327 y 328 del Procesal Penal,
concordante con el Instructivo N° 13/2014 del Presidente del Tribunal Supremo de Justicia, que en
su numeral Primero referido a Interpretación y Aplicación de la ley, habiendo en su numeral
SEGUNDO interpretado el Art. 325 del CPP que indique que “Las causas con acusación
presentadas al juzgado antes del 30 de octubre de 2014, que no hayan merecido
diligenciamiento preparatorio para la celebración de audiencia conclusiva, deberán ser remitidas
al Tribunal o Juez de Sentencia, previo sorteo, conforme a la Ley de Descongestionamiento……”.
Las demás deberán proseguir hasta su conclusión por el Juez Instructor conforme a la Ley 007
aplicable por el principio de ultractividad”, no siendo el caso de autos; de lo glosado se colige que
el Tribunal de Sentencia N° 3 de Potosí, NO ES COMPETENTE para asumir la Audiencia Conclusiva
en el caso de autos, toda vez que al haberse señalado audiencia conclusiva por el Juez Cautelar
Segundo, se ha realizado diligencias previas para tratar eventuales observaciones de fondo y
forma sobre la acusación de Ministerio Publico y del Acusador Particular, ha existido
diligenciamiento preparatorio, para la celebración de audiencia conclusiva, como tal, y al haber
devuelto la causa al Juez Cautelar, el Tribunal de Sentencia N° 3 de Potosí, ha obrado conforme a
ley.
CONSIDERANDO.- Que, en aplicación de la Ley del Órgano Judicial Ley N° 025 en su Art. 50 Núm.
2); en el caso de conflicto de competencia suscitado, se ha establecido que tanto el Tribunal de
Sentencia N° 3 y el Juez de Instrucción Cautelar 2° de Potosí, en virtud del Art. 325 del Código
Procesal Penal en relación al Art. 8 de la Ley N° 586 de 30 de octubre de 2014, que ha SUSTITUIDO
los ARTS. 325, 326, 327 y 328 del Procesal Penal, en relación al Instructivo N° 13/2014 del
Presidente del Tribunal Supremo de Justicia, tienen sus competencias para el conocimiento y
tramite de la Audiencia Conclusiva y ciertamente, No es competencia del Tribunal de Sentencia N°
3 conocer y señalar la audiencia conclusiva en el presente caso, por lo que el Juez Cautelar al
remitir la causa al Tribunal de Sentencia N° 3 de la Capital, para la celebración de la audiencia
conclusiva no ha obrado conforme a ley, no siendo correcto ni legal poner en movimiento y
funcionamiento todo el sistema judicial nuevamente con el envió de la causa en directo
detrimento de los sujetos procesales a quienes se les privaría de acceder a una justicia pronta,
oportuna y sin dilaciones como dispone el Art. 115.II de la Constitución Política del Estado; aspecto
que no puede ser convalidado por este Tribunal, en desmedro de la Administración de Justicia que
debe ser en forma oportuna y sin dilaciones.

POR TANTO.- La Sala Plena del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, en aplicación del Art.
50 numeral 2) de la Ley N° 025 y en concordancia con lo dispuesto por el Art. 311 del Código
Procesal Penal, RESUELVE DECLARAR COMPETENTE AL JUEZ CAUTELAR SEGUNDO EN LO PENAL
DE POTOSI, Dr. Marcos A. Miranda Castro; debiendo remitirse obrados al referido Juez a efectos de
que se señale y verifique audiencia conclusiva y continúe el conocimiento y la tramitación del
presente proceso en relación al Art. 8 de la Ley N° 586 de 30 de octubre de 2014, que ha
SUSTITUIDO los ARTS. 325, 326, 327 y 328 del Procesal Penal, en relación y aplicación del
Instructivo N° 13/2014 del Presidente del Tribunal Supremo de Justicia, que en su numeral Primero
referido a Interpretación y Aplicación de la Ley 586 y la interpretación que hace en su numeral
SEGUNDO del Art. 325 del CPP en relación al Cite Pres. N° 046/0146 de 23 de enero de 2015.

REGÍSTRESE Y DEVUÉLVASE.

Vocal Relatora Dra. María Cristina Montesinos Rodríguez