Вы находитесь на странице: 1из 4

CONCILIACIÓN LABORAL.

ACTO DE CONCILIACIÓN Y
JUICIO EN EL PROCEDIMIENTO
LABORAL.

CONCILIACIÓN O MEDIACIÓN LABORAL.

Es el acto de conciliación o de mediación previo a la interposición una


demanda ante un Juzgado o Tribunal del Orden social.
Este acto de conciliación previo es obligatorio, aunque con excepciones (estas
excepciones quedan señaladas en el art. 64 LRJS) y el plazo para interponerlo
es de caducidad en los casos de despido (dentro de los procesos más
conocidos, art. 103 LRJS), lo que nos indica que el acto estaría precluido y no
podríamos interponer posteriormente la demanda ni podríamos intentar una nueva
conciliación. En otros casos el plazo será de prescripción.
La conciliación o mediación previa se presentará ante el servicio
administrativo correspondiente o ante el órgano que asuma estas mismas
funciones (en el caso de la Comunidad de Madrid sería el SMAC).
La conciliación o mediación previa a la demanda se presentará mediante una
papeleta que suspenderá los plazos de caducidad e interrumpirá los de
prescripción. También se suspenderán los plazos de caducidad y se
interrumpirán los de prescripción por la suscripción de un compromiso
arbitral.
La asistencia al acto de conciliación es obligatoria para los litigantes.
 Cuando estando debidamente citadas las partes no compareciese el
solicitante ni alegase justa causa, se tendrá por no presentada la papeleta.
 Si no compareciera la otra parte, se tendrá la conciliación por intentada
sin efecto.
El acuerdo de conciliación podrá ser impugnado por las partes y por quienes
pudieran sufrir perjuicio mediante el ejercicio de la acción de nulidad por las
causas que invalidan los contratos. La acción caducará a los 30 días de aquel
en que se adoptó el acuerdo o desde que lo conocieron quienes pudieran sufrir
el perjuicio.
Lo acordado en conciliación tendrá fuerza ejecutiva entre las partes y por tanto se
podrá ejecutar judicialmente sin necesidad de ser ratificado por un Juez o
Tribunal.

ACTO DE CONCILIACIÓN Y JUICIO.


El acto de conciliación y juicio es en sí, lo que en otros órdenes
denominaríamos simplemente Juicio Oral. La ley reguladora de la jurisdicción
social digamos que da una última oportunidad a las partes para llegar a un acuerdo
antes de que se produzca el acto del juicio, e incluso durante este siempre podrán
llegar a un acuerdo antes de que se dicte sentencia.
La regulación se encuentra en los arts. 83 y siguientes LRJS y
que pasamos a resumir.
ACTO DE CONCILIACIÓN.

Se empezará con el acto de conciliación que se celebrará ante el Letrado de la


Admón. de Justicia (LAJ).
El LAJ, intentará la conciliación, mediando entre las partes, informándoles de
sus derechos y obligaciones.
El LAJ dictará Decreto si las partes alcanzaran un acuerdo (avenencia), acordando
seguidamente el archivo de la causa. Igualmente corresponde al LAJ la
aprobación de cualquier acuerdo que se pudiese producir anterior a la celebración
del acto de conciliación y juicio.
Si el LAJ estimare que lo convenido es constitutivo de lesión grave para alguna de las
partes, de fraude de Ley o de abuso de derecho, no aprobará el acuerdo, advirtiendo
a las partes que deben comparecer para la celebración del juicio.
1. Se podrá aprobar, por el juez o tribunal, la avenencia entre las partes en el acto
del juicio en cualquier momento antes de dictar sentencia. Sólo cabrá
aprobación del acuerdo entre las partes por el LAJ si se llegase a
suspender el juicio por cualquier causa.
2. Se extenderá el correspondiente acta de conciliación.
3. Si hubiese acuerdos estos se seguirán los tramites de ejecución de
sentencias (art. 237 y siguientes LRJS).
4. La acción para impugnar la validez de la avenencia se ejercitará ante el
mismo Juzgado o Tribunal, en forma de recursos. Caduca a los 30 días de
la fecha de celebración.
1. Para la impugnación por parte de terceros el plazo empezará a
contar desde que tuvieran conocimiento del acuerdo.
5. Las partes podrán ejercitar la acción de nulidad por las causas que invalidan
los contratos y la impugnación por terceros podrá fundamentarse en
ilegalidad o lesividad.

JUICIO ORAL.

Seguidamente si no hubiese habido avenencia en forma de acuerdo entre las


partes se deberá celebrar el acto del juicio oral. En si mismo sigue la misma
forma de celebración de un juicio civil, aunque será preeminentemente oral,
incluidas algunas resoluciones judiciales y seguirá algunos trámites propios de
esta jurisdicción.
Así pues, el acto del juicio oral se regulará en los arts. 85 y siguientes LRJS:
Previamente se resolverán oralmente y oídas las partes las cuestiones
previas formuladas en este acto, sobre recursos y otras incidencias pendientes.
1. Acto seguido, el demandante ratificará o ampliará su demanda aunque en
ningún caso podrá hacer en ella variación sustancial.
2. El demandado contestará afirmando o negando los hechos de la demanda, y
alegando cuantas excepciones estime procedentes.
1. No se podrá reconvenir salvo:
1. que la hubiese anunciado en la conciliación previa al proceso
o,
2. en la contestación a la reclamación previa en materia de
prestaciones de Seg. Social o,
3. en la resolución que agote la vía administrativa.
2. No se admitirá la reconvención:
1. si el órgano judicial no es competente,
2. si la acción ejercitada ha de ventilarse en modalidad procesal
distinta y la acción no fuera acumulable,
3. y cuando no exista conexión entre sus pretensiones y las que
sean objeto de la demanda principal.
3. No será necesaria reconvención para alegar compensación de
deudas, siempre que sean vencidas y exigibles y no se pretendiese
una condena reconvencional, y en general cuando el demandado
pretenda ser absuelto de las pretensiones del demandante, siendo
suficiente que se alegue en la contestación a la demanda.
4. Formulada la reconvención, se abrirá trámite para su contestación.
5. El mismo trámite de contestación se abrirá para las excepciones
procesales, si son alegadas.
3. Las partes harán uso de la palabra cuantas veces el Juez o Tribunal lo
estime necesario.
4. Cuando la cuestión afecte a todos o a un gran número de trabajadores o
beneficiarios de la Seg. Social, las partes podrán alegar cuanto estimen
conveniente. No será preciso aportar prueba cuando el hecho sea
notorio.
5. Si no se suscitasen cuestiones procesales o si se hubieran contestado, las
partes junto con el tribunal fijarán los hechos sobre los que exista conformidad
o disconformidad.
6. El allanamiento total o parcial será aprobado por el órgano jurisdiccional,
oídas las demás partes, de no incurrir en renuncia prohibida de derechos,
fraude de ley, perjuicio a terceros o ser contrario al interés público,
mediante resolución que podrá dictarse en forma oral.
1. Si el allanamiento fuese total se dictará sentencia condenatoria de
acuerdo con las pretensiones del actor.
Una vez practicada la prueba y antes de las conclusiones y salvo oposición de
alguna de las partes, el Juez o Tribunal podrá suscitar la posibilidad de llegar a un
acuerdo y de no alcanzarse en ese momento proseguirá con la celebración del
juicio.
7. Se admitirán las pruebas que se formulen y puedan practicarse en el acto.
1. Podrán admitirse también aquellas que requieran la traslación del
Juez o Tribunal fuera del local de la audiencia, si se estimasen
imprescindibles.
8. Practicada la prueba, las partes o sus defensores, en su caso, formularán
oralmente sus conclusiones de un modo concreto y preciso, determinando
la solicitud de las medidas con que puede ser satisfecha la pretensión
ejercitada.
1. Si el órgano judicial no se considerase suficientemente ilustrado,
concederá a las partes tiempo para que den explicaciones sobre los
hechos en los que necesite una mayor explicación.
9. El desarrollo de las sesiones del juicio se grabará mediante soporte de
grabación de imagen y sonido. Si no se pudiese grabar el juicio el LAJ irá
extendiendo la correspondiente acta. El LAJ resolverá en el acto, sin
ulterior recurso, cualquier observación que se hiciera sobre el contenido
de este acta.

SENTENCIA.

El Juez o Tribunal dictará sentencia en el plazo de 5 días que deberá ser


publicada inmediatamente y notificada a las partes o a los representantes de
estas en el plazo de 2 días.
Si el juez que presidió el acto del juicio no pudiese dictar sentencia, deberá
celebrarse el juicio nuevamente.
En lo referente a las Salas de lo Social se estará a lo dispuesto en la Ley
Orgánica del Poder Judicial.