Вы находитесь на странице: 1из 1

PREVENCIÓN PRIMARIA

-Dieta: reducir consumo de grasas y alcohol. No se ha demostrado beneficio en el


consumo de micronutrientes como vitamina A y C, folatos y betacarotenos.
-No fumar
-Hacer ejercicio. Beneficio sobretodo en premenopáusicas. Se observa disminución en
la incidencia en mujeres que realizan al menos 4 horas semanales de ejercicio.
-Quimioprevención: existen varios estudios que demuestran la eficacia del tamoxifeno
en la reducción del cáncer de mama tanto invasivo como in situ, pero con un
incremento en la aparición de cáncer de endometrio y en fenómenos
tromboembólicos. Por estos motivos, no se debería generalizar el uso en la población
general sino seleccionar pacientes con riesgo. El estudio del NSABP demuestra una
disminución del 50% tanto en las recidivas como en la aparición de cáncer
contralateral, en pacientes con carcinoma infiltrante. Otro fármaco que ha demostrado
su eficacia en la prevención es el raloxifeno

PREVENCIÓN TERCIARIA

Está enfocada a los sobrevivientes de cáncer e incluye la vigilancia y prevención de


recurrencia del cáncer diagnosticado, detección precoz de segundas neoplasias y
efectos a largo plazo de los tratamientos. Si aplicamos la definición para cáncer de
mama, el objetivo entonces, es el seguimiento de las pacientes que completan su
tratamiento, prevención de recurrencia y detección de SNM. La American Society of
Clinical Oncology (ASCO) ha establecido guías para el seguimiento de pacientes con
cáncer de mama luego de completado su tratamiento (56).
Recomendaciones para el seguimiento (ASCO):

1. Todas las mujeres deben ser evaluadas con examen físico cada 3 a 6 meses por los
primeros 3 años después de completado el tratamiento, luego cada 6 a 12 meses por
los siguientes 2 años y luego anualmente.

2. Aquellas que cumplan criterios de alto riesgo para síndromes hereditarios deben ser
referidas a consejería genética. Los criterios de referencia se incluyeron
anteriormente.

3. Mujeres tratadas con cirugía conservadora deben realizarse la primera


Mamografía no antes de 6 meses de completada la radioterapia, luego cada 12 meses.

4. Seguimiento ginecológico es recomendado para todas las mujeres, especialmente


en aquellas en tratamiento con tamoxifeno, dado el incremento en el riesgo de
desarrollar cáncer de endometrio.

5. El riesgo de recurrencia de cáncer de mama se mantiene incluso después de 15 años


del diagnóstico del primario por lo que se recomienda garantizar el seguimiento con
examen físico hasta este período.