Вы находитесь на странице: 1из 4

ESCUELA DE PSICOLOGIA

ASIGNATURA

CURSO FINAL DE GRADO

TEMA

MODULO III (ACTIVIDAD II)

PARTICIPANTE

ELIZABETH KING MAT.: 13-3552

FACILITADOR

FRANCISCO GRULLON CRUZ M. A

FECHA

28 JULIO 2018
ETIOLOGÍA BIOLÓGICA Y SUS MANIFESTACIONES.

El origen de la depresión es complejo, ya que en su aparición influyen


factores genéticos, biológicos y psicosociales. Entre todos ellos, los factores
biológicos son los que merecen especial atención, incluyendo la Psico-Neuro-
Inmunología, que plantea un puente entre los enfoques estrictamente biológicos
y psicológicos.

Un elevado y creciente número de evidencias indica que los episodios depresivos


se asocian no sólo con cambios en la neurotransmisión del sistema nervioso
central, sino también con cambios estructurales en el cerebro, producidos a través
de mecanismos neuroendocrinos, inflamatorios e inmunológicos.

Algunos tipos de depresión tienden a afectar a miembros de la misma familia, lo


cual sugeriría que se puede heredar una predisposición biológica.En algunas
familias la depresión severa se presenta generación tras generación. Sin embargo,
la depresión severa también puede afectar a personas que no tienen una historia
familiar de depresión. Actualmente, no existe un perfil claro de biomarcadores
asociados con la depresión que pueda ser usado para el diagnóstico de la
enfermedad.

DESCRIPCIÓN (ELEMENTOS DESENCADENANTES, FACTORES DE


VULNERABILIDAD, CUADRO CLÍNICO, PREVALENCIA, CARACTERÍSTICAS
DIAGNÓSTICAS…).

PREVALENCIA DE LOS TRASTORNOS DE ANSIEDAD

Los trastornos por ansiedad ocupan el primer lugar en la prevalecía de las


enfermedades mentales con un 17%, y el riego a tenerlos en cualquier momento
de la vida aumenta a un 25%, siendo más frecuentes en mujeres que en hombres
en una proporción de 2:1 (Kessler). Del 5 al 12% de los pacientes atendidos en
atención primaria (Kessler) y entre 25 a 40% de los pacientes hospitalizados
(Costa Silva) tienen algún tipo de trastorno de ansiedad.
Los cuadros clínicos más graves se caracterizan por la presencia de síntomas
endógenomorfos o melancólicos y con síntomas psicóticos. Los trastornos
depresivos son un conjunto de cuadros clínicos en los que predomina el síntoma
subjetivo de estado de ánimo deprimido (puede no ser manifiesto) y una
reducción del interés. Se presentan en el transcurso de los trastornos del estado
de ánimo uni- o bipolares (afectivos), trastornos somáticos, trastornos de
adaptación causados por conflictos o situaciones difíciles, intoxicaciones, efectos
adversos a medicamentos, otros trastornos psiquiátricos tales como los trastornos
esquizoafectivos, la depresión pos psicótica, trastornos mixtos de depresión
y ansiedad, neurastenia o síndromes de abstinencia.

Queremos aclarar que el simple hecho de ser vulnerable a la Depresión no hace


que una persona desarrolle necesariamente dicho Trastorno. Con esto queremos
decir que no alcanza ningún factor de vulnerabilidad por sí solo para que una
persona desarrolle una Depresión. Necesitamos además los llamados factores
desencadenantes. Pero tampoco la presencia de potenciales factores
desencadenantes combinados con la vulnerabilidad a la Depresión, alcanza.

Se necesita más que poseer determinados genes, más que ser mujer, más que
estar en Menopausia o Peri menopausia, más que un determinado estilo de vida,
más que tener edad avanzada, más que convivir con personas depresivas, más
que un tipo de personalidad, y más que la mera presencia de los potenciales
desencadenantes antes nombrados.

Factores Desencadenantes

En la mayoría de los tipos de depresión las personas relatan algún incidente que
le implicó algún grado de “Estrés Negativo”, en general están relacionados con
cambios o pérdidas como antecedentes de la Depresión. En varios otros casos la
persona y/o su entorno no encuentra nada “visible” que anteceda a la Depresión.
Los Desencadenantes pueden ser entonces eventos “visibles” detectables por la
persona y/o su entorno (antigua Depresión Reactiva) o Eventos “privados”, que no
detectables “a simple vista” como lo es la ingestión de determinados alimentos;
algunos desequilibrios hormonales o cambios en la bioquímica del organismo
(antigua Depresión Endógena).

Intervención psicoterapéutica

La Especialidad en Intervenciones en Psicoterapia busca formar profesionales en


técnicas de intervención psicológicas que les capaciten para un doble objetivo: dar
una respuesta a la amplia gama de problemas que se presentan en una consulta
de salud mental y para cumplir con los nuevos roles demandados al profesional de
salud mental.

El Programa en Intervenciones en Psicoterapia pretende responder a esta


necesidad de formación en intervención psicológica y adaptarse, igualmente, a los
retos que suponen la ampliación de las competencias profesionales del experto en
salud mental y que se extienden al campo de los enfermos físicos (en lo que se
refiere a sus problemas de afrontamiento de la enfermedad, a su reinserción
social, etc.), a la organización de servicios en salud mental y a la prevención.
Pretendemos cumplir con esta visión integral de los problemas de salud mental,
haciendo un especial hincapié en la formación en técnicas de intervención
psicoterapéutica que faculten al experto para el tratamiento de los trastornos
mentales.