Вы находитесь на странице: 1из 2

TRIANGULO DE POLARIDADES

En las Constelaciones Estructurales se trabaja sobre estructuras lógicas o mentales, principios o


valores. Especialmente interesante es la estructura de polaridades de creencias que plantea un
triángulo formado, de un lado por el conocimiento, de otro la relación y finalmente la acción. Los
tres elementos pueden entenderse como fuentes de recursos ilimitadas para cualquier sistema.
A continuación, se detallan los 3 polos:
1. Un primer sector nos habla del Pensar (la Cabeza) en donde se origina la comprensión, la
planificación, el conocimiento, el saber, la visión, la estrategia, la lógica, la teoría.
2. Un segundo sector que nos habla del Cuidar (el Corazón) en donde se origina la empatía,
la compasión, la estética, la conectividad, el compartir, el sentimiento, hacer de tutor o
mentor, la confianza y el cariño.
3. Un tercer sector donde se habla de estructura, acción, agenda, orden, deber, tarea,
responsabilidad, gestión del tiempo y tiene que ver con la Mano y el Hacer.
Colocados estos tres elementos en el espacio, formando un triángulo, generan un espacio en el
que puede plantearse qué lugar ocupa un determinado equipo, una organización, incluso una
persona individual ¿de qué fuentes bebe? ¿cuál de ellas se encuentra bloqueada? Esta reflexión
puede contribuir a identificar hacia dónde ha de liderarse el cambio que el equipo o la
organización necesita.

1. Comience haciendo el triangulo de polaridades en el piso. Puede utilizar masking tape y


las impresiones con cada uno de los polos.
2. Comience describiendo a sus estudiantes cada uno de los polos y luego puede hacer las
siguientes preguntas:
 ¿Desde que polo entran a la clase hoy?
Pídales que se ubiquen en ese polo (y ud. Ubíquese también). Haga un reconocimiento de
como está la clase, cuantos, en cada polo, etc… solo para observarnos. Invítelos a probar
los otros polos desde lo corporal. Cierre con un plenario. Haga esta dinámica con todas
las preguntas que haga.
Puede hacer otras preguntas como:

 ¿En que polo se identifican cuando trabajan en equipo? Luego invitarlos a probar los
otros. ¿Cómo sería trabajar desde ese otro polo? ¿Cómo sería incluir el polo en el que
estoy más “incómodo”?
 ¿En que polo se identifican como trabajadores o cuándo trabajan?
 Si tienen la suficiente confianza, invítelos a pensar en un problema. ¿Desde que lugar
están mirando este problema?
Cierre explicando que hay equipos y organizaciones que están más cargados a un polo que a otro,
otras más equilibradas, explicando que consecuencias tiene, dando ejemplos. En un equipo debe
haber cierta cantidad en cada polo dependiendo de la naturaleza del equipo (es decir, ninguno
es bueno o malo) y que es necesario entender que está bien desde donde uno esté ya que todos
son necesarios. Por ejemplo, una organización muy cargada al hacer no planifica mucho, o una
muy cargada a las relaciones no avanza o no planifica, o una muy cargada al hacer puede ser muy
conflictiva, etc. Un equipo centrado en el hacer, pero con poca conexión en las relaciones no será
un equipo que tenga buenas relaciones interpersonales y eso podría ser un tema, ya que no
estaría del todo equilibrado el uso de los medios necesarios para alcanzar un objetivo. O si un
jefe solo mira las relaciones (el polo de la confianza) pero no está en buena conexión con el polo
del conocimiento tal vez tenga dificultad con saber hacer su tarea. Un esquema que puede ser
utilizado en diferentes etapas del proceso; al principio para chequear cómo están las conexiones,
o durante para generar mejores accesos, o al final para observar las tensiones con los diferentes
polos. Una persona situada en el hacer puede tener el juicio que el que está en el
conocimiento(planificación) “no hace nada”, mientras que para alguien situado en las relaciones
los otros pueden parecer “insensibles” o “conflictivos”.