Вы находитесь на странице: 1из 24

Rm 11,6 Y, si es por gracia, ya no lo es por las obras; de otro modo, la gracia no sería ya gracia.

1Corinzi (BLA) 1,4: 4 Doy gracias sin cesar a mi Dios por ustedes y por la gracia de Dios que les
ha sido otorgada en Cristo Jesús, 5 pues en él han llegado a ser ricos de mil maneras,
recibiendo todos los dones de palabra y de conocimiento 6

1Corinzi (BLA) 1,30: 30 Por gracia de Dios ustedes están en Cristo Jesús. El ha pasado a ser
sabiduría nuestra venida de Dios, y nuestro mérito y santidad, y el precio de nuestra libertad.
31 Así está escrito: El que se gloríe, que se gloríe en el Señor.

1Corinzi (BLA) 7,7: 7 Me gustaría que todos fueran como yo; pero cada uno recibe de Dios su
propia gracia, unos de una manera y otros de otra.

1Corinzi (BLA) 15,10: 10 Sin embargo, por la gracia de Dios soy lo que soy y el favor que me
hizo no fue en vano; he trabajado más que todos ellos, aunque no yo, sino la gracia de Dios
que está conmigo. 11 Pues bien, esto es lo que predicamos tanto ellos como yo, y esto es lo
que han creído.

1Corinzi (BLA) 16,23: 23 La gracia del Señor Jesús permanezca con ustedes.

1Maccabei (BLA) 13,47: 47 Simón tuvo compasión de ellos y detuvo el combate, pero expulsó
a los habitantes de la ciudad, purificó las casas en las que habían ídolos e hizo una entrada
solemne, entonando himnos, cánticos y salmos de acción de gracia.48 Después de haber
sacado de la ciudad todas las impurezas, puso allí hombres fieles a la Ley, luego la fortificó y se
construyó allí una casa.

1Pietro (BLA) 1,2: 2 a los elegidos, a quienes Dios Padre conoció de antemano y santificó por el
Espíritu para acoger la fe y ser purificados por la sangre de Cristo Jesús: ¡Que la gracia y la paz
abunden entre ustedes!

1Pietro (BLA) 1,13: 13 Por tanto, tengan listo su espíritu y estén alerta, poniendo toda su
esperanza en esta gracia que será para ustedes la venida gloriosa de Cristo Jesús. 14 Si han
aceptado la fe, no se dejen arrastrar ya por sus pasiones como lo hacían antes, cuando no
sabían. 15

1Pietro (BLA) 3,7: 7 Y ustedes, maridos, sean a su vez comprensivos en la vida en común.
Sabiendo que sus compañeras son seres más delicados, y que ambos comparten la gracia que
lleva a la vida, eviten las amenazas. Este será un buen medio para que Dios escuche lo que
ustedes le pidan.

1Pietro (BLA) 5,5: 5 También ustedes, los más jóvenes, sean sumisos a la autoridad de los
Ancianos. Traten de rivalizar en sencillez y humildad unos con otros, porque Dios resiste a los
orgullosos, pero da su gracia a los humildes.

1Pietro (BLA) 5,10: 10 Dios, de quien procede toda gracia, los ha llamado en Cristo para que
compartan su gloria eterna, y ahora deja que sufran por un tiempo con el fin de amoldarlos,
afirmarlos, hacerlos fuertes y ponerlos en su lugar definitivo. 11 Gloria a él por los siglos de los
siglos. Amén.
1Pietro (BLA) 5,12: 12 He recurrido a Silvano, nuestro hermano, para escribirles estas breves
líneas, pues lo considero digno de toda confianza. Quise animarlos y recalcar que esto es gracia
de Dios: estén firmes. 13 Los saluda la comunidad que Dios ha congregado en Babilonia;
también los saluda mi hijo Marcos.

1Tessalonicesi (BLA) 1,1: 1 1 Pablo, Silvano y Timoteo, a la Iglesia de los tesalonicenses,


congregada en Dios Padre y en Cristo Jesús el Señor: Permanezcan con ustedes la gracia y la
paz.

1Tessalonicesi (BLA) 5,28: 28 Que la gracia de Cristo Jesús, nuestro Señor, sea con ustedes.

1Timoteo (BLA) 1,2: 2 a Timoteo, verdadero hijo mío en la fe. Recibe gracia, misericordia y paz
de Dios Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.

1Timoteo (BLA) 1,14: 14 y la gracia de nuestro Señor vino sobre mí muy abundante junto con
la fe y el amor cristiano. 15 Esto es muy cierto, y todos lo pueden creer, que Cristo Jesús vino al
mundo para salvar a los pecadores, de los cuales soy yo el primero. 16

1Timoteo (BLA) 2,9: 9 Asimismo, que las mujeres sepan revestirse de gracia y buen juicio, en
vez de adornarse con peinados rebuscados, oro, joyas o vestidos caros. 10 Si una mujer ha
recibido una formación realmente religiosa, las buenas obras han de ser sus adornos. 11

1Timoteo (BLA) 6,21: 21 Por darle crédito, algunos se han alejado de la fe. La gracia esté con
todos ustedes.

2Corinzi (BLA) 1,2: 2 Reciban gracia y paz de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús, el Señor.
¡BENDITO SEA DIOS, DEL QUE VIENE TODO CONSUELO!

2Corinzi (BLA) 1,12: 12 Hay algo de lo que nos sentimos orgullosos: nuestra conciencia nos
asegura que la santidad y la sinceridad de Dios han inspirado siempre nuestra conducta en
este mundo, especialmente respecto a ustedes. No nos han movido razones humanas, sino la
gracia de Dios. 13 En lo que les escribimos no hay segundas intenciones, sino exactamente lo
que leen y entienden, y espero que así lo entenderán para el futuro. 14

2Corinzi (BLA) 1,15: 15 Con esta seguridad quería ir primero a visitarlos, y esto habría sido para
ustedes una segunda gracia. 16 Desde ahí pensaba recorrer Macedonia y de Macedonia volver
otra vez a ustedes, para que me ayudasen a proseguir mi viaje a Judea. 17

2Corinzi (BLA) 4,1: 4 1 Ese es nuestro ministerio, y como lo tenemos por gracia de Dios, no nos
desanimamos. 2 No nos callamos por falsa vergüenza; no andamos con rodeos ni desvirtuamos
la palabra de Dios; manifestando la verdad, merecemos ante Dios que cualquier conciencia
humana nos apruebe. 3

2Corinzi (BLA) 6,1: 6 1 Somos, pues, los ayudantes de Dios, y ahora les suplicamos que no
hagan inútil la gracia de Dios que han recibido. 2 Dice la Escritura: En el momento fijado te
escuché, en el día de la salvación te ayudé. Este es el momento favorable, éste es el día de la
salvación.

2Corinzi (BLA) 8,1: 8 1 Ahora queremos darles a conocer una gracia de Dios con que fueron
favorecidas las Iglesias de Macedonia. 2 A pesar de que han sido tan probadas y perseguidas,
su gozo y su extrema pobreza se han convertido en riquezas de generosidad. 3

2Corinzi (BLA) 9,14: 14 Rogarán a Dios por ustedes y les tendrán cariño por la maravillosa
gracia que derramó sobre ustedes. 15 Sí, ¡gracias sean dadas a Dios por su don, que nadie
sabría expresar!

2Corinzi (BLA) 12,9: 9 pero me dijo: «Te basta mi gracia; mi mayor fuerza se manifiesta en la
debilidad». Mejor, pues, me preciaré de mis debilidades, para que me cubra la fuerza de
Cristo. 10 Por eso acepto con gusto lo que me toca sufrir por Cristo: enfermedades,
humillaciones, necesidades, persecuciones y angustias. Pues si me siento débil, entonces es
cuando soy fuerte.

2Corinzi (BLA) 13,14: 14 La gracia de Cristo Jesús, el Señor, el amor de Dios y la comunión del
Espíritu Santo sean con todos ustedes.

2Giovanni (BLA) 1,3: 3 Reciban gracia, misericordia y paz de parte de Dios Padre y de su Hijo
Cristo Jesús, en la verdad y el amor.

2Pietro (BLA) 1,2: 2 Que la gracia y la paz se les aumenten de día en día, junto con el
conocimiento de Dios y de Jesús, nuestro Señor.

SOMOS PARTÍCIPES DE LA NATURALEZA DIVINA

2Pietro (BLA) 3,18:

18 Crezcan en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A Él la


gloria, ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

2Samuele (BLA) 12,11: 11 Así habla Yavé: «Haré que tu des gracia parta de tu misma casa.
Tomaré tus esposas en tu presencia y se las daré a otro, que se acostará con ellas en ple no
día. 12 Tú hiciste esto sin que nadie lo supiera, pero yo cumpliré esto que digo a la vista de
todo Israel y a plena luz del día.» 13

2Tessalonicesi (BLA) 1,2: 2 Reciban gracia y paz de Dios Padre y de Cristo Jesús, el Señor.

2Tessalonicesi (BLA) 1,12: 12 De ese modo el nombre de Jesús, nuestro Señor, será glorificado
a través de ustedes y ustedes lo serán en él, por gracia de nuestro Dios y de Cristo Jesús, el
Señor.

2Tessalonicesi (BLA) 3,18: 18 Que la gracia de Cristo Jesús, nuestro Señor, esté con todos
ustedes.
2Timoteo (BLA) 1,2: 2 a su querido hijo Timoteo. Vengan sobre ti de Dios Padre y de Cristo
Jesús, nuestro Señor, la gracia, la misericordia y la paz.

DIOS NO NOS DIO UN ESPÍRITU DE TIMIDEZ

2Timoteo (BLA) 2,1:

2 1 En cuanto a ti, hijo, que tu fuerza sea la gracia que tienes en Cristo Jesús. 2 Cuanto has
aprendido de mí, confirmado por numerosos testigos, confíalo a personas que merezcan
confianza y que puedan instruir después a otros. 3

2Timoteo (BLA) 4,22: 22 La gracia sea con ustedes.

Atti (BLA) 4,33: 33 Los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús con gran
poder, y aquél era para todos un tiempo de gracia excepcional. 34 Entre ellos ninguno sufría
necesidad, pues los que poseían campos o casas los vendían, traían el dinero 35

Atti (BLA) 6,8:

8 Esteban, hombre lleno de gracia y de poder, realizaba grandes prodigios y señales milagrosas
en medio del pueblo. 9 Se le echaron encima algunos de la sinagoga llamada de los libertos, y
otros llegados de Cirene, Alejandría, Cilicia y Asia. Se pusieron a discutir con Esteban, 10

Atti (BLA) 11,23: 23 Al llegar fue testigo de la gracia de Dios y se alegró; animaba a todos a que
permaneciesen fieles al Señor con firme corazón, 24 pues era un hombre excelente, lleno del
Espíritu Santo y de fe. Así fue como un buen número de gente conoció al Señor. 25

Atti (BLA) 13,43: 43 Y cuando se dispersó la asistencia, muchos judíos y de los que temen a
Dios les siguieron. Pablo y Bernabé continuaron conversando con ellos, y los exhortaban a
perseverar en la gracia de Dios. 44 El sábado siguiente casi toda la ciudad acudió para escuchar
a Pablo, que les habló largamente del Señor. 45

Atti (BLA) 14,3: 3 Con todo, permanecieron allí un buen número de días. Predicaban sin miedo,
confiados en el Señor, el que confirmaba este anuncio de su gracia con las señales milagrosas y
los prodigios que les concedía realizar. 4 La población de la ciudad se dividió, unos a favor de
los judíos y otros a favor de los apóstoles. 5

Atti (BLA) 14,26: 26 Allí se embarcaron para volver a Antioquía, de donde habían partido
encomendados a la gracia de Dios para la obra que acababan de realizar. 27 A su llegada
reunieron a la Iglesia y les contaron todo lo que Dios había hecho por medio de ellos y cómo
había abierto las puertas de la fe a los pueblos paganos. 28

Atti (BLA) 15,11: 11 Según nuestra fe, la gracia del Señor Jesús es la que nos salva, del mismo
modo que a ellos.» 12 Toda la asamblea guardó silencio y escucharon a Bernabé y a Pablo, que
contaron las señales milagrosas y prodigios que Dios había realizado entre los paganos a través
de ellos. 13
Atti (BLA) 15,40: 40 Pablo, por su parte, eligió a Silas. Los hermanos lo encomendaron a la
gracia de Dios y partió. 41 Recorrió Siria y Cilicia confirmando a las Iglesias y entregando las
decisiones de los presbíteros.

Atti (BLA) 18,27: 27 Como pensaba pasar por Acaya, los hermanos lo alentaron y escribieron a
los discípulos para que lo recibieran. De hecho, cuando llegó, ayudó muchísimo a los que la
gracia de Dios había llevado a la fe, 28 pues rebatía públicamente y con gran acierto a los
judíos, demostrando con las Escrituras que Jesús era el Mesías.

Atti (BLA) 20,24: 24 Pero ya no me preocupo por mi vida, con tal de que pueda terminar mi
carrera y llevar a cabo la misión que he recibido del Señor Jesús: anunciar la Buena Noticia de
la gracia de Dios. 25 Ahora sé que ya no me volverán a ver todos ustedes, entre quienes pasé
predicando el Reino. 26

Atti (BLA) 20,32: 32 Ahora los encomiendo a Dios y a su Palabra portadora de su gracia, que
tiene eficacia para edificar sus personas y entregarles la herencia junto a todos los santos. 33
De nadie he codiciado plata, oro o vestidos. 34

Apocalisse (BLA) 1,4: 4 Juan, a las siete Iglesias de Asia. Reciban gracia y paz de parte de Aquel
que Es, que era y que viene, y de parte de los siete espíritus que están ante su trono, 5 y de
parte de Cristo Jesús, el testigo fiel, el primer nacido de entre los muertos, el rey de los reyes
de la tierra. El nos ama 6

Apocalisse (BLA) 22,21: 21 Que la gracia del Señor Jesús esté con todos.

Colossi (BLA) 1,2: 2 a los santos y creyentes que viven en Colosas, verdaderos hermanos míos
en Cristo: Reciban gracia y paz de Dios nuestro Padre.

Colossi (BLA) 3,16: 16 Que la palabra de Cristo habite en ustedes y esté a sus anchas. Tengan
sabiduría, para que se puedan aconsejar unos a otros y se afirmen mutuamente con salmos,
himnos y alabanzas espontáneas. Que la gracia ponga en sus corazones un cántico a Dios, 17 y
todo lo que puedan decir o hacer, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios
Padre por medio de él.

Colossi (BLA) 4,18:18 El saludo es de mi propia mano: Pablo. Acuérdense de que estoy con
cadenas. La gracia sea con ustedes.

Deuteronomio (BLA) 16,10: 10 Entonces celebrarás la fiesta de las Siete Semanas a Yavé, tu
Dios, haciéndole ofrendas voluntarias según lo que hayas cosechado por la gracia de Yavé, tu
Dios. 11 En el lugar que Yavé haya elegido para morada de su Nombre, estarás de fiesta, y
contigo tu hijo y tu hija, tu siervo y tu sierva, el levita que vive en tus ciudades, el forastero, el
huérfano y la viuda que viven entre ustedes. 12

Efesini (BLA) 1,2: 2 Reciban gracia y paz de Dios, nuestro Padre, y de Jesús, el Señor.

Efesini (BLA) 1,6: 6 sacar alabanzas de esta gracia tan grandeque nos hacía en el Bien Amado.
Efesini (BLA) 2,5: 5 Estábamos muertos por nuestras faltas y nos hizo revivir con Cristo: ¡por
pura gracia ustedes han sido salvados! 6 Nos resucitó en Cristo Jesús y con él, para sentarnos
con él en el mundo de arriba. 7

Efesini (BLA) 2,7: 7 En Cristo Jesús Dios es todo generosidad para con nosotros, por lo que
quiere manifestar en los siglos venideros la extraordinaria riqueza de su gracia. 8 Ustedes han
sido salvados por la fe, y lo han sido por gracia. Esto no vino de ustedes, sino que es un don de
Dios; 9

Efesini (BLA) 2,8: 8 Ustedes han sido salvados por la fe, y lo han sido por gracia. Esto no vino de
ustedes, sino que es un don de Dios; 9 tampoco lo merecieron por sus obras, de manera que
nadie tiene por qué sentirse orgulloso. 10

Efesini (BLA) 3,7: 7 de la que he llegado a ser servidor sin mérito alguno mío, pues Dios me
concedió esta gracia en el momento que su fuerza actuó en mí. 8 A mí, el menor de todos los
creyentes, se me concedió esta gracia de anunciar a los pueblos paganos la incalculable
riqueza de Cristo 9

Efesini (BLA) 3,8: 8 A mí, el menor de todos los creyentes, se me concedió esta gracia de
anunciar a los pueblos paganos la incalculable riqueza de Cristo 9 y de esclarecer en qué forma
se va realizando el proyecto secreto escondido desde siempre en Dios, Creador del universo.
10

Efesini (BLA) 6,24: 24 Y que la gracia esté con todos aquellos que aman a Cristo Jesús, nuestro
Señor, con amor auténtico.

Ester (BLA) 2,9: 9 Como la joven le cayó en gracia a Hegué, éste le otorgó un trato especial: se
esmeró en proporcionarle todo lo que necesitaba para su belleza personal y para su
manutención. Puso a su disposición a siete mucamas seleccionadas en el palacio real y la
instaló junto con sus camareras en el mejor departamento de la casa de las mujeres. 10 Ester
no había dicho a nadie cuál era su pueblo, quiénes eran sus padres, porque Mardoqueo se lo
había prohibido. 11

Galati (BLA) 1,3: 3 Reciban gracia y paz de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.
4 El se entregó por nuestros pecados para arrancarnos de nuestra mala condición presente,
cumpliendo así la voluntad de Dios nuestro Padre. 5

Galati (BLA) 1,6: 6 Me sorprende que ustedes abandonen tan pronto a Aquel que según la
gracia de Cristo los llamó, y se pasen a otro evangelio. 7 Pero no hay otro; solamente hay
personas que tratan de dar vuelta al Evangelio de Cristo y siembran confusión entre ustedes. 8

Galati (BLA) 2,9: 9 Santiago, Cefas y Juan reconocieron la gracia que Dios me ha concedido.
Estos hombres, que son considerados pilares de la Iglesia, nos estrecharon la mano a mí y a
Bernabé en señal de comunión: Nosotros nos dirigiríamos a los paganos y ellos a los judíos. 10
Sólo debíamos acordarnos de los hermanos pobres de Jerusalén, lo cual he tenido cuidado en
cumplir.
Galati (BLA) 5,4: 4 Ustedes, que se ganan méritos con las observancias de la Ley, se han
desligado de Cristo y se han apartado de la gracia. 5 A nosotros, en cambio, el Espíritu nos da
la convicción de que por la fe seremos tales como Dios nos quiere. 6

Galati (BLA) 6,18: 18 Hermanos, que la gracia de Cristo Jesús, nuestro Señor, esté con su
espíritu. Amén.

Genesi (BLA) 39,4: 4 José le cayó en gracia a su amo, quien lo retuvo junto a él, lo hizo
mayordomo de su casa y le confió todo cuanto tenía. 5 Desde ese momento, Yavé bendijo la
casa del egipcio, en consideración a José. Dio prosperidad tanto a la casa como al campo. 6

Genesi (BLA) 39,21: 21 Pero Yavé lo asistió y fue muy bueno con él; hizo que cayera en gracia al
jefe de la prisión. 22 Este le confió el cuidado de todos los que estaban en la prisión, y todo lo
que se hacía en la prisión, José lo dirigía. 23

Ebrei (BLA) 2,9: 9 pero el texto dice: por un momento lo hiciste más bajo que los ángeles. Esto
se refiere a Jesús, que, como precio de su muerte dolorosa, ha sido coronado de gloria y
honor. Fue una gracia de Dios que experimentara la muerte por todos.

Ebrei (BLA) 4,16: 16 Por lo tanto, acerquémonos con plena confianza al Dios de bondad, a fin
de obtener misericordia y hallar la gracia del auxilio oportuno.

Ebrei (BLA) 12,15:

15 Cuídense, no sea que alguno de ustedes pierda la gracia de Dios y alguna raíz amarga
produzca brotes, perjudicando a muchos. 16 Que no haya ningún inmoral, impío como Esaú,
que por un guiso entregó sus derechos sagrados de hijo mayor. 17

Ebrei (BLA) 12,28: 28 Por eso, si hemos recibido el reino que no se puede conmover,
conservemos esta gracia y sirvamos a Dios cómo él desea, con amor y de verdad, 29 pues
nuestro Dios es fuego devorador.

Ebrei (BLA) 13,9: 9 No se dejen engañar por las novedades y las doctrinas extrañas a la fe. La
gracia de Dios es un buen medio para fortalecer la vida interior; no cuenten con otros
alimentos de los que nadie sacó provecho. 10 Nosotros tenemos una mesa sagrada en la cual
no pueden sentarse los que todavía sirven en el Templo. 11

Ebrei (BLA) 13,25: 25 La gracia sea con todos ustedes.

Giobbe (BLA) 10,12: 12 hiciste en mí una obra de vida y de gracia, tus atenciones han
mantenido mi aliento.

Giobbe (BLA) 34,9: 9 Job ha dicho: «El hombre no saca provecho con estar en gracia de Dios.»

Giacomo (BLA) 1,11:

11 Se levanta el sol y empieza el calor, seca la hierba y marchita la flor, y pierde toda su gracia.
Así también el rico verá decaer sus negocios. 12 Feliz el hombre que soporta pacientemente la
prueba, porque, después de probado, recibirá la corona de vida que el Señor prometió a los
que lo aman.
Giuditta (BLA) 10,8: 8 «¡Que el Dios de nuestros padres te conceda gracia y dé éxito a tus
planes para gloria de Israel y de Jerusalén!»

Giosuè (BLA) 17,14: 14 Los hijos de José se dirigieron a Josué, y le dijeron: «¿Por qué nos has
dado una sola parte y una sola provincia, siendo que somos un pueblo tan numeroso, por la
gracia de Yavé?» 15 Josué les respondió: «Si son ustedes un pueblo numeroso, suban a los
bosques; hagan desmontes en el país de los fereceos y de los rafaítas, ya que los cerros de
Efraím son estrechos para ustedes.» 16

Geremia (BLA) 4,27: 27 Pues bien, así habla Yavé: «Todo el país será destruido, pero no les
daré el golpe de gracia.

Giuda (BLA) 1,4: 4 Porque se han deslizado entre ustedes ciertos hombres a los que Dios, de
antemano reserva su condenación: son impíos que hacen de la gracia de nuestro Dios un
pretexto para su libertinaje y niegan a nuestro único Dueño y Señor, Cristo Jesús. 5 Ya que
ustedes han conocido todo una vez, quiero recordarles que el Señor salvó a su pueblo del país
de Egipto; y después dio muerte a los de entre ellos fueron incrédulos. 6

Luca (BLA) 1,28: 28 Llegó el ángel hasta ella y le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está
contigo.» 29 María quedó muy conmovida al oír estas palabras, y se preguntaba qué
significaría tal saludo. 30

Luca (BLA) 2,14: 14 «Gloria a Dios en lo más alto del cielo y en la tierra paz a los hombres: ésta
es la hora de su gracia.»

Luca (BLA) 2,40: 40 El niño crecía y se desarrollaba lleno de sabiduría, y la gracia de Dios
permanecía con él.

Luca (BLA) 2,52: 52 Mientras tanto, Jesús crecía en sabiduría, en edad y en gracia, ante Dios y
ante los hombres.

Luca (BLA) 4,19: 19 y proclamar el año de gracia del Señor.

Luca (BLA) 4,22: 22 Todos lo aprobaban y se quedaban maravillados, mientras esta


proclamación de la gracia de Dios salía de sus labios. Y decían: «¡Pensar que es el hijo de José!»
23 Jesús les dijo: «Seguramente ustedes me van a recordar el dicho: Médico, cúrate a ti
mismo. Realiza también aquí, en tu patria, lo que nos cuentan que hiciste en Cafarnaún.» 24

Luca (BLA) 6,33: 33 Y si hacen bien a los que les hacen bien, ¿qué gracia tiene? También los
pecadores obran así. 34 Y si prestan algo a los que les pueden retribuir, ¿qué gracia tiene?
También los pecadores prestan a pecadores para que estos correspondan con algo. 35

Luca (BLA) 6,34: 34 Y si prestan algo a los que les pueden retribuir, ¿qué gracia tiene? También
los pecadores prestan a pecadores para que estos correspondan con algo. 35 Amen a sus
enemigos, hagan el bien y presten sin esperar nada a cambio. Entonces la recompensa de
ustedes será grande, y serán hijos del Altísimo, que es bueno con los ingratos y los pecadores.
36
Luca (BLA) 18,14: 14 Yo les digo que este último estaba en gracia de Dios cuando volvió a su
casa, pero el fariseo no. Porque el que se hace grande será humillado, y el que se humilla será
enaltecido.»

Marco (BLA) 15,8: 8 Cuando el pueblo subió y empezó a pedir la gracia como de costumbre, 9
Pilato les preguntó: «¿Quieren que ponga en libertad al rey de los judíos?» 10

Numeri (BLA) 21,5: 5 y murmuró contra Dios y Moisés: "¿Por qué nos hicieron subir de Egipto
para que muramos en el desierto sin pan y sin agua? ¡Ya estamos aburridos de esta comida sin
gracia! 6 Entonces Dios mandó contra el pueblo serpientes-ardientes. Muchos de los Israelitas
murieron por sus mordeduras. 7

Filippesi (BLA) 1,2: 2 Reciban gracia y paz de Dios nuestro Padre, y de Cristo Jesús, el Señor.

Filippesi (BLA) 1,7: 7 No puedo pensar de otra manera, pues los llevo a todos en mi corazón;
ya esté en la cárcel o tenga que defender y promover el Evangelio, todos están conmigo y
participan de la misma gracia. 8 Bien sabe Dios que la ternura de Cristo Jesús no me permite
olvidarlos.

Filippesi (BLA) 1,29: 29 y es una gracia para ustedes que no solamente hayan creído en Cristo,
sino también que padezcan por él 30 en el mismo tipo de lucha que soporto yo, como lo han
podido ver y ahora lo escuchan de mí.

Filippesi (BLA) 4,23: 23 La gracia de Cristo Jesús, el Señor, sea con su espíritu.

Filemone (BLA) 1,3: 3 Tengan gracia y paz de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús el Señor.

Filemone (BLA) 1,25: 25 Que la gracia de Cristo Jesús, el Señor, esté con ustedes. Amén.

Salmi (BLA) 31,22: 22 Bendito sea el Señor, su gracia hizo maravillas para mí: Mi corazón es
como una ciudad fuerte. 23 Yo decía en mi desconcierto: "Me ha arrojado de su presencia".
Pero tú oías la voz de mi plegaria cuando clamaba a ti. 24

Salmi (BLA) 32,10: 10 Muchos son los dolores del impío, pero al que confía en el Señor lo
envolverá la gracia.

Salmi (BLA) 33,5: 5 El ama la justicia y el derecho, y la tierra está llena de su gracia.

Salmi (BLA) 36,8: 8 ¡qué valiosa es tu gracia! A ti acuden los hijos de Adán debajo de tus alas se
refugian; 9 se sacian con lo mejor de tu casa, y le quitas la sed en tu río de delicias. 10

Salmi (BLA) 42,9: 9 Quiera Dios dar su gracia de día, y de noche a solas le cantaré, oraré al Dios
de mi vida. 10 A Dios, mi Roca, le hablo: ¿Por qué me has olvidado? ¿Por qué debo andar
triste, bajo la opresión del enemigo? 11

Salmi (BLA) 45,3:


3 Tú eres el más hermoso entre los hombres, en tus labios la gracia se derrama, así Dios te
bendijo para siempre. 4 Cíñete ya la espada, poderoso, con gloria y con honor 5

Salmi (BLA) 57,4:

4 Que del cielo mande alguien a salvarme de las manos de aquellos que me acosan; envíe Dios
su gracia y su verdad. 5 Yo duermo rodeado de leones, que devoran a los hijos de los hombres,
sus dientes son lanzas y flechas, su lengua es una espada acerada. 6

Salmi (BLA) 61,8:

8 Que reine y sirva a Dios eternamente, que lo guarden tu gracia y fidelidad. 9 Entonces
cantaré por siempre a tu nombre y cumpliré mis promesas día tras día.

Salmi (BLA) 62,12:

12 Una vez Dios habló, dos cosas yo entendí: Que de Dios es la fuerza, y tuya es, oh Señor,
también la gracia. Que eres tú quien retribuye a cada cual según sus obras.

salmo 63

Salmi (BLA) 77,9:

9 ¿Ha clausurado su gracia para siempre, y encerrado su palabra para el futuro? 10 ¿Se ha
olvidado Dios de su compasión o la cólera ha cerrado sus entrañas? 11

Salmi (BLA) 84,12:

12 El Señor es un baluarte y un escudo, el Señor dará la gracia y la gloria a los que marchan
rectamente: ninguna bendición les negará. 13 ¡Oh Señor Sabaot, feliz el que confía en ti!
Salmi (BLA) 85,11:

11 La Gracia y la Verdad se han encontrado, la Justicia y la Paz se han abrazado; 12 de la tierra


está brotando la verdad, y del cielo se asoma la justicia. 13

Salmi (BLA) 119,29:

29 Aleja de mí el camino engañador, y dame la gracia de tu Ley.

Salmi (BLA) 119,41:

41 Que venga a mí, Señor, tu gracia y tu salvación, conforme a tu palabra.

Salmi (BLA) 119,76:

76 Que tu gracia me asista y me consuele, conforme a tu palabra dada a tu siervo.

Salmi (BLA) 119,159:

159 Mira cuánto amo tus ordenanzas, Señor, hazme vivir según tu gracia.

Ecclesiaste (BLA) 10,12:

12 Las palabras del sabio son una gracia, en cambio las del tonto son perjudiciales, en primer
lugar para él. 13 Su punto de partida es un error, y la conclusión es tan peligrosa como
absurda. 14

Romani (BLA) 1,5:


5 hemos recibido gracia y misión,para que en todos los pueblos no-judíos sea recibida la
fe,para gloria de su nombre. 6 A estos pueblos pertenecen ustedes, elegidos de Cristo Jesús7

Romani (BLA) 1,7:

7 que están en Roma,a quienes Dios ama y ha llamado y consagrado.Que de Dios, nuestro
Padre, y de Cristo Jesús, el Señor, les lleguen la gracia y la paz.

DESDE HACE MUCHO TIEMPO PABLO DESEABA VISITARLOS

Romani (BLA) 5,2:

2 Por él hemos tenido acceso a un estado de gracia e incluso hacemos alarde de esperar la
misma Gloria de Dios. 3 Al mismo tiempo nos sentimos seguros incluso en las tribulaciones,
sabiendo que la prueba ejercita la paciencia, 4

Romani (BLA) 5,15:

15 Así fue la caída; pero el don de Dios no tiene comparación. Todos mueren por la falta de
uno solo, pero la gracia de Dios se multiplica más todavía cuando este don gratuito pasa de un
solo hombre, Jesucristo, a toda una muchedumbre. 16 No hay comparación entre lo que pasó
con este pecador único y el don de Dios en la hora presente. La condenación procedía de una
sentencia individual, pero ahora son rehabilitados una multitud de pecadores. 17

Romani (BLA) 5,17:

17 Y si bien reinó la muerte por culpa de uno y debido a uno solo, con mucha mayor razón la
vida reinará gracias a uno solo, Jesucristo, en todos aquellos que aprovechan el derroche de la
gracia y el don de la verdadera rectitud. 18 Es verdad que una sola transgresión acarreó
sentencia de muerte para todos, pero del mismo modo la rehabilitación merecida por uno solo
procuró perdón y vida a todos. 19

Romani (BLA) 5,20:


20 Al sobrevenir la Ley, el pecado tuvo más auge, pero donde abundó el pecado, sobreabundó
la gracia. 21 Y del mismo modo que el pecado estableció su reinado de muerte, así también
debía reinar la gracia y, después de restablecernos en la amistad con Dios, nos llevará a la vida
eterna por medio de Cristo Jesús, nuestro Señor.

Romani (BLA) 5,21:

21 Y del mismo modo que el pecado estableció su reinado de muerte, así también debía reinar
la gracia y, después de restablecernos en la amistad con Dios, nos llevará a la vida eterna por
medio de Cristo Jesús, nuestro Señor.

POR EL BAUTISMO HEMOS MUERTO CON CRISTO

Romani (BLA) 6,1:

6 1 ¿Qué conclusión sacaremos? ¿Continuaremos pecando para que la gracia venga más
abundante? ¡Por supuesto que no! 2 Si hemos muerto al pecado, ¿cómo volveremos a vivir en
él? 3

Romani (BLA) 6,14:

14 El pecado ya no los volverá a dominar, pues no están bajo la Ley, sino bajo la gracia. 15
Díganme: el hecho de que ya no estemos bajo la Ley sino bajo la gracia, ¿nos autoriza a pecar?
Claro que no. 16

Romani (BLA) 6,15:

15 Díganme: el hecho de que ya no estemos bajo la Ley sino bajo la gracia, ¿nos autoriza a
pecar? Claro que no. 16 Si se entregan a alguien como esclavos, pasan a ser sus esclavos y
obedecen sus órdenes, ¿no es así? Si ese dueño es el pecado, irán a la muerte, mientras que
obedeciendo a la fe, alcanzarán una vida santa. 17
Romani (BLA) 11,5:

5 Lo mismo ocurre ahora: queda un resto escogido por pura gracia. 6 Yo digo por gracia, y no
porque cumplían. De otra manera la gracia no sería gracia. 7

Romani (BLA) 11,6:

6 Yo digo por gracia, y no porque cumplían. De otra manera la gracia no sería gracia. 7 Y
entonces ¿qué? Israel no encontró lo que buscaba, pero sí lo encontraron esos elegidos
mientras los demás se endurecían. 8

Romani (BLA) 12,3:

3 La gracia que Dios me ha dado me autoriza a decirles a todos y cada uno de ustedes que
actúen, pero no estorben. Que cada uno actúe sabiamente según la capacidad que Dios le ha
entregado. 4 Miren cuántas partes tiene nuestro cuerpo, y es uno, aunque las varias partes no
desempeñan la misma función. 5

Romani (BLA) 16,20:

20 El Dios de la paz aplastará pronto a Satanás y lo pondrá bajo sus pies. La gracia de Cristo
Jesús, nuestro Señor, esté con ustedes.

Siracide (BLA) 24,16:

16 Extendí mis ramas como el pino: ellas se llaman Gloria y Gracia. 17 Florecí como una vid,
con flores agradables a la vista que dieron frutos de gloria y riqueza. 19

Siracide (BLA) 26,13:

13 La gracia de una esposa regocija a su marido, pero su saber actuar lo reconforta hasta la
médula de sus huesos.

Siracide (BLA) 40,22:


22 El ojo busca la gracia y la belleza: el verdor de los campos supera a ambas.

Tobia (BLA) 6,18:

18 y apenas lo sienta el demonio, saldrá huyendo. No lo volverán a ver nunca más cerca de la
joven. Luego, cuando llegue el momento de consumir el matrimonio, pónganse, primero, los
dos a orar: pídanle al Señor del Cielo que les dé su gracia y su protección. No temas, pues ha
estado reservada para ti desde siempre y tú eres quien la va a salvar. Ella te seguirá y te dará
hijos que serán como hermanos para ti.» 19 Al oír las palabras de Rafael, Tobías entendió que
Sara era su hermana, una pariente de la familia de su padre y se enamoró de tal manera de
ella que no dejaba de pensar en ella.

Tobia (BLA) 7,11:

11 Se la di sucesivamente a siete de nuestros hermanos, y todos murieron la primera noche


cuando se acercaron a ella. Por ahora, hijo mío, come y bebe. El Señor te concederá su gracia y
su paz». 12 Pero Tobías exclamó: "¡No comeré ni beberé mientras no hayas arreglado este
asunto!» Ragüel respondió: "¡Muy bien! Ya que según la ley de Moisés te pertenece, el Cielo
ha decidido dártela; recibe pues a tu hermana. En adelante tú serás su hermano y ella, tu
hermana, te la doy ahora para siempre. El Señor del Cielo vendrá a ayudarlos esta noche, hijo
mío, y les dará su gracia y su paz». 13

Tobia (BLA) 7,12:

12 Pero Tobías exclamó: "¡No comeré ni beberé mientras no hayas arreglado este asunto!»
Ragüel respondió: "¡Muy bien! Ya que según la ley de Moisés te pertenece, el Cielo ha decidido
dártela; recibe pues a tu hermana. En adelante tú serás su hermano y ella, tu hermana, te la
doy ahora para siempre. El Señor del Cielo vendrá a ayudarlos esta noche, hijo mío, y les dará
su gracia y su paz». 13 Ragüel llamó a su hija Sara; le tomó la mano y la puso en la de Tobías,
diciendo: "Recíbela según la Ley y los decretos escritos en el libro de Moisés, quien te la da
como esposa. Tómala, que llegue felizmente contigo a la casa de tu padre. Que el Dios del
Cielo les conceda que tengan un buen viaje sin incidentes».

Tobia (BLA) 8,4:


4 Los padres, sin embargo, habían salido y cerrado la puerta. Tobías se levantó de la cama y
dijo a Sara: "Levántate, hermana mía. Oremos los dos, supliquémosle a nuestro Señor para
obtener su gracia y su protección». 5 Ella se levantó y juntos se pusieron a orar por su
salvación: "Bendito eres, Dios de nuestros padres y bendito sea tu Nombre por los siglos de los
siglos. ¡Los cielos y todas las criaturas te bendigan de siglo en siglo! 6

Tobia (BLA) 8,17:

17 Bendito seas tú, que tuviste piedad de estos dos hijos únicos. Señor, dales tu gracia y tu
salvación. ¡Que toda su vida transcurra en la felicidad y en tu gracia!

Tito (BLA) 1,4:

4 Te saludo, Tito, verdadero hijo mío en la fe que compartimos: recibe gracia y paz de Dios
Padre y de Cristo Jesús, nuestro Salvador.

LOS PRESBÍTEROS

Tito (BLA) 3,7:

7 Habiendo sido reformados por gracia, esperamos ahora nuestra herencia, la vida eterna.

Tito (BLA) 3,15:

15 Te saludan todos los que están conmigo. Saluda a los que nos aman en la fe. La gracia sea
con todos ustedes.
Ayuda

________________________________________

Alfabética [« »]

grabaron 2

graben 1

grabó 1

gracia 167

gracias 249

graciosa 1

gradas 16

Frecuencia [« »]

169 pedro

168 alma

167 comenzó

167 gracia

167 muerto

166 hambre

166 juan

Biblia

IntraText - Concordancias

gracia

Libro,Capítulo,Verso

________________________________________

1 Num, 6, 25| rostro sobre ti y muestre su gracia.~

2 1Sam, 20, 3| bien que yo te he caído en gracia, y habrá pensado: «Que Jonatán
3 Is, 26, 10| 10 Si se hace gracia al malvado, no aprende la

4 Is, 61, 2| 2 a proclamar un año de gracia del Señor, un día de venganza

5 Jer, 31, 2| Así habla el Señor: Halló gracia en el desierto el pueblo

6 Zac, 12, 10| Jerusalén un espíritu de gracia y de súplica; y ellos mirarán

7 Sal, 17, 7| Muestra las maravillas de tu gracia, ~tú que salvas de los agresores ~

8 Sal, 21, 8| confía en el Señor ~y con la gracia del Altísimo no vacilará. ~

9 Sal, 23, 6| 6 Tu bondad y tu gracia me acompañan ~a lo largo

10 Sal, 26, 11| líbrame y concédeme tu gracia. ~

11 Sal, 30, 8| Pero eras tú, Señor, con tu gracia, ~el que me afirmaba sobre

12 Sal, 36, 11| 11 Extiende tu gracia sobre los que te reconocen, ~

13 Sal, 42, 9| día, el Señor me dará su gracia; ~y de noche, cantaré mi

14 Sal, 45, 3| hermoso de los hombres; ~la gracia se derramó sobre tus labios, ~

15 Sal, 59, 11| vendrá a mi encuentro con su gracia~y me hará ver la derrota

16 Sal, 61, 8| presencia de Dios, ~que la Gracia y la Fidelidad lo protejan. ~

17 Sal, 84, 12| sol y escudo; ~Dios da la gracia y la gloria, ~y no niega

18 Sal,119, 29| de la mentira, ~y dame la gracia de conocer tu ley. ~

19 Prov, 1, 9| porque son una diadema de gracia para tu cabeza y un collar

20 Prov, 3, 22| serán vida para tu alma y gracia para tu cuello. ~

21 Prov, 4, 9| tu cabeza una diadema de gracia, te obsequiará una corona

22 Prov, 22, 11| del corazón y habla con gracia, tiene al rey por amigo. ~

23 Rt, 2, 10| Por qué te he caído en gracia para que te fijes en mí,

24 Est, 2, 9| 9 La joven le cayó en gracia y se ganó su favor. Por

25 Est, 4, 8| ante el rey para implorarle gracia y suplicarle en favor de

26 Esd, 9, 8| Dios, nos ha concedido la gracia de dejarnos un resto de

27 Tob, 8, 17| vida llena de alegría y de gracia!». ~

28 Sab, 3, 9| él en el amor. Porque la gracia y la misericordia son para

29 Sab, 3, 14| fidelidad se le dará una gracia especial, una herencia muy
30 Sab, 4, 15| elegidos del Señor encuentran gracia y misericordia, y que él

31 Sab, 8, 21| saber de quién viene esta gracia, me dirigí al Señor y le

32 Ecli, 4, 21| vergüenza que es gloria y gracia. ~

33 Ecli, 24, 16| son ramas de gloria y de gracia. ~

34 Ecli, 24, 17| una vid, hice germinar la gracia, y mis flores son un fruto

35 Ecli, 26, 13| 13 La gracia de una mujer deleita a su

36 Ecli, 27, 13| odiosa y sólo les causa gracia el vicio desenfrenado. ~

37 Ecli, 40, 22| 22 La gracia y la belleza atraen la mirada,

38 Ecli, 45, 1| hombre de bien, que halló gracia a los ojos de todos y fue

39 Lc, 1, 28| diciendo: «¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo».~

40 Lc, 2, 40| lleno de sabiduría, y la gracia de Dios estaba con él.~

41 Lc, 2, 52| sabiduría, en estatura y en gracia, delante de Dios y de los

42 Lc, 4, 19| 19 y proclamar un año de gracia del Señor".~

43 Lc, 4, 22| admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y

44 Jn, 1, 14| como Hijo único, ~lleno de gracia y de verdad. ~

45 Jn, 1, 16| participado ~y hemos recibido gracia sobre gracia: ~

47 Jn, 1, 17| medio de Moisés, ~pero la gracia y la verdad nos han llegado

48 Hech, 3, 14| Justo, y pidiendo como una gracia la liberación de un homicida,~

49 Hech, 6, 8| 8 Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes

50 Hech, 7, 46| favor de Dios, le pidió la gracia de construir una Morada

51 Hech, 11, 17| les dio a ellos la misma gracia que a nosotros, por haber

52 Hech, 11, 23| 23 Cuando llegó y vio la gracia que Dios les había concedido,

53 Hech, 13, 43| a permanecer fieles a la gracia de Dios.~

54 Hech, 14, 3| confirmaba el mensaje de su gracia, dándoles el poder de realizar

55 Hech, 14, 26| habían sido encomendados a la gracia de Dios para realizar la

56 Hech, 15, 11| nosotros somos salvados por la gracia del Señor Jesús».~

57 Hech, 15, 40| encomendado por sus hermanos a la gracia del Señor.~
58 Hech, 18, 27| fue de gran ayuda, por la gracia de Dios, para aquellos que

59 Hech, 20, 24| de la Buena Noticia de la gracia de Dios.~

60 Hech, 20, 32| Señor y a la Palabra de su gracia, que tiene poder para construir

61 Hech, 25, 3| 3 y le pidieron la gracia de que lo hiciera trasladar

62 Rom, 1, 5| Por él hemos recibido la gracia y la misión apostólica,

63 Rom, 1, 7| a ser santos, llegue la gracia y la paz, que proceden de

64 Rom, 3, 24| injustificados gratuitamente por su gracia, en virtud de la redención

65 Rom, 5, 2| alcanzado, mediante la fe, la gracia en la que estamos afianzados,

66 Rom, 5, 15| provocó la muerte de todos, la gracia de Dios y el don conferido

67 Rom, 5, 15| el don conferido pro la gracia de un solo hombre, Jesucristo,

68 Rom, 5, 16| mientras que el don de la gracia lleva a la justificación

69 Rom, 5, 17| recibido abundantemente la gracia y el don de la justicia.~

70 Rom, 5, 20| el pecado, sobreabundó la gracia.~

71 Rom, 5, 21| produciendo la muerte, también la gracia reinará por medio de la

72 Rom, 6, 1| pecando para que abunde la gracia? ~

73 Rom, 6, 14| sometidos a la Ley, sino a la gracia.~

74 Rom, 6, 15| sometidos a la Ley sino a la gracia? ¡De ninguna manera!~

75 Rom, 11, 6| 6 Y si es por gracia, no es por las obras; de

76 Rom, 11, 6| obras; de lo contrario, la gracia no sería gracia.~

77 Rom, 11, 6| contrario, la gracia no sería gracia.~

78 Rom, 12, 3| 3 En virtud de la gracia que me fue dada, le digo

79 Rom, 12, 6| 6 Conforme a la gracia que Dios nos ha dado, todos

80 Rom, 15, 15| correspondiendo así a la gracia que Dios me ha dado:~

81 Rom, 16, 20| la victoria sobre él. La gracia de nuestro Señor Jesucristo

82 Rom, 16, 24| 24 [La gracia de nuestro Señor Jesucristo

83 1Cor, 1, 3| 3 Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de

84 1Cor, 1, 4| Dios por ustedes, por la gracia que él les ha concedido


85 1Cor, 1, 7| les falta ningún don de la gracia.~

86 1Cor, 3, 10| 10 Según la gracia que Dios me ha dado, yo

87 1Cor, 15, 10| 10 Pero por la gracia de Dios soy lo que soy,

88 1Cor, 15, 10| Dios soy lo que soy, y su gracia no fue estéril en mí, sino

89 1Cor, 15, 10| aunque no he sido yo, sino la gracia de Dios que está conmigo.~

90 1Cor, 16, 23| 23 Que la gracia del Señor Jesús permanezca

91 2Cor, 1, 2| 2 Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de

92 2Cor, 1, 12| puramente humana, sino por la gracia de Dios.~

93 2Cor, 4, 15| para que al abundar la gracia, abunde también el número

94 2Cor, 6, 1| a no recibir en vano la gracia de Dios.~

95 2Cor, 8, 1| informarles acerca de la gracia que Dios ha concedido a

96 2Cor, 9, 14| profesan, a causa de la gracia sobreabundante que Dios

97 2Cor, 12, 9| respondió: «Te basta mi gracia, porque mi poder triunfa

98 2Cor, 13, 13| 13 La gracia del Señor Jesucristo, el

99 Gal, 1, 3| 3 Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de

100 Gal, 1, 6| al que los llamó por la gracia de Cristo, para seguir otro

101 Gal, 1, 15| me llamó por medio de su gracia, se complació~

102 Gal, 2, 21| 21 Yo no anulo la gracia de Dios: si la justicia

103 Gal, 3, 18| realidad, Dios concedió su gracia a Abraham mediante una promesa.~

104 Gal, 4, 7| lo tanto, heredero por la gracia de Dios.~

105 Gal, 5, 4| fuera del dominio de la gracia.~

106 Gal, 6, 18| 18 Hermanos, que la gracia de nuestro Señor Jesucristo

107 Ef, 1, 2| 2 Llegue a ustedes la gracia y la paz de parte de Dios,

108 Ef, 1, 6| alabanza de al gloria de su gracia, ~que nos dio en su Hijo

109 Ef, 1, 7| según la riqueza de su gracia,~

110 Ef, 2, 7| la inmensa riqueza de su gracia por el amor que nos tiene

111 Ef, 2, 8| han sido salvados por su gracia, mediante la fe. Esto no
112 Ef, 3, 2| habrán oído hablar de la gracia de Dios, que me ha sido

113 Ef, 3, 7| ministro por el don de la gracia que recibí de Dios, en virtud

114 Ef, 3, 8| los santos, he recibido la gracia de anunciar a los paganos

115 Ef, 6, 24| 24 La gracia permanezca con todos los

116 Flp, 1, 2| 2 Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de

117 Flp, 1, 7| Evangelio, participan de la gracia que he recibido.~

118 Flp, 1, 29| ha concedido a ustedes la gracia, no solamente de creer en

119 Flp, 4, 23| 23 La gracia del Señor Jesucristo esté

120 Col, 1, 2| Cristo. Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de

121 Col, 1, 6| oyeron y comprendieron la gracia de Dios en toda su verdad,~

122 Col, 4, 18| Acuérdense de mis cadenas. La gracia esté con ustedes. ~

123 1Tes, 1, 1| Jesucristo. Llegue a ustedes la gracia y la paz.~

124 1Tes, 5, 28| 28 La gracia de nuestro Señor Jesucristo

125 2Tes, 1, 2| 2 Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de

126 2Tes, 1, 12| ustedes en él, conforme a la gracia de nuestro Dios y del Señor

127 2Tes, 3, 18| 18 La gracia de nuestro Señor Jesucristo

128 1Tim, 1, 2| hijo en la fe. Te deseo la gracia, la misericordia y la paz

129 1Tim, 1, 14| 14 Y sobreabundó a mí la gracia de nuestro Señor, junto

130 1Tim, 6, 21| apartado de la fe. Que la gracia de Dios esté con ustedes. ~

131 2Tim, 1, 2| muy querido. Te deseo la gracia, la misericordia y la paz

132 2Tim, 1, 9| propia iniciativa y por la gracia: esa gracia que nos concedió

133 2Tim, 1, 9| iniciativa y por la gracia: esa gracia que nos concedió en Cristo

134 2Tim, 2, 1| hijo, fortalécete con la gracia de Cristo Jesús.~

135 2Tim, 4, 22| El Señor esté contigo. La gracia esté con ustedes. ~

136 Tit, 1, 4| nuestra fe común, le deseo la gracia y la paz que proceden de

137 Tit, 2, 11| 11 Porque la gracia de Dios, que es fuente de

138 Tit, 3, 7| que, justificados por su gracia, seamos en esperanza herederos


139 Tit, 3, 15| que nos aman en la fe. La gracia del Señor esté con todos

140 Flm, 0, 3| 3 Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de

141 Flm, 0, 22| ustedes, se les concederá la gracia de que yo vaya a verlos.~

142 Flm, 0, 25| 25 La gracia del Señor Jesucristo permanezca

143 Heb, 2, 9| que padeció. Así, por la gracia de Dios, él experimentó

144 Heb, 4, 16| confiadamente al trono de la gracia, a fin de obtener misericordia

145 Heb, 4, 16| misericordia y alcanzar la gracia de un auxilio oportuno. ~

146 Heb, 10, 29| ultrajó al Espíritu de la gracia.~

147 Heb, 12, 15| nadie sea privado de la gracia de Dios, y para que no brote

148 Heb, 12, 28| inconmovible, aferrémonos a esta gracia, y con piedad y temor,
tributemos

149 Heb, 13, 9| fortalecer el corazón con la gracia, no con alimentos que de

150 Heb, 13, 25| 25 Que la gracia permanezca con todos ustedes. ~

151 Sant, 4, 6| 6 Pero él nos da una gracia más grande todavía, según

152 Sant, 4, 6| a los soberbios y da su gracia a los humildes.~

153 1Ped, 1, 2| de su sangre. A ustedes, gracia y paz en abundancia.~

154 1Ped, 1, 10| profetas que vaticinan sobre la gracia destinada a ustedes.~

155 1Ped, 1, 13| toda su esperanza en la gracia que recibirán cuando se

156 1Ped, 2, 19| 19 Porque es una gracia soportar, con el pensamiento

157 1Ped, 2, 20| sufrimiento, esto sí es una gracia delante de Dios.~

158 1Ped, 3, 7| debido a coherederas de la gracia que da la Vida. De esa manera,

159 1Ped, 4, 10| administradores de la multiforme gracia de Dios.~

160 1Ped, 5, 10| 10 El Dios de toda gracia, que nos ha llamado a su

161 1Ped, 5, 12| que esta es la verdadera gracia de Dios: permanezcan adheridos

162 2Ped, 1, 2| 2 Lleguen a ustedes la gracia y la paz en abundancia,

163 2Ped, 3, 18| 18 Crezcan en la gracia y en el conocimiento de

164 2Jn, 0, 3| estarán con nosotros la gracia, la misericordia y la paz

165 Jds, 0, 4| Son impíos que hacen de la gracia de Dios un pretexto para
166 Apoc, 1, 4| Asia. Llegue a ustedes la gracia y la paz de parte de aquel

167 Apoc, 22, 21| 21 Que la gracia del Señor Jesús permanezca

________________________________________

Copyright © Libreria Editrice Vaticana

BIBLIA CLERUS - ©1994-2010 A. Bouchez