Вы находитесь на странице: 1из 2

La adolescencia es una etapa muy importante de tu vida porque está llena de cambios que te preparan para

la vida adulta. En ella empiezas a descubrirte, a definir tus preferencias, y a proyectarlos hacia el futuro
imaginando las actividades o trabajos que te gustaría desempeñar.

Hasta ahora sólo han sido sueños, pero ha llegado el momento de tomar una decisión que te llevará a
realizarlos. Si reflexionas un poco a cerca de tu vida cotidiana, observarás que constantemente tomas
decisiones para realizar tus actividades. La gran mayoría de esas decisiones son de poca trascendencia y
no te causan conflicto; sin embargo, cuando debes tomar una determinación acerca de algo importante,
analizas primero todos los detalles. Es cierto que vas a tomar una decisión esencial para tu vida, pero no
pienses que será difícil y complicado: simplemente debes planearla con cuidado para asegurar un futuro
exitoso. ¿Cómo planear la elección de una carrera y una escuela?

IDENTIDAD VOCACIONAL

Primero definiremos que es identidad: Conjunto de rasgos o informaciones que individualizan o distinguen
algo y confirman que es realmente lo que se dice que es.

Y ahora vocación: López, A. (2003), dice; etimológicamente, el término vocacional, se caracteriza por un
doble significado, proveniente del latín, <<vocatio-onis>> que significa “llamado” y; <<vox>> que significa
“voz”. Esta etimología influye en el significado dual del concepto vocacional, ya que, por un lado, puede
emplearse como el llamado externo al sujeto; y por otro, como la inclinación personal, es decir la “voz” que
lo guía hacia determinada tarea. Por tanto, el término identidad vocacional, se refiere a la elección objetiva
de un plan de vida, que incluye la toma de decisiones en la elección de una carrera.

Elegir una carrera, escuela o trabajo no es una decisión fácil para los alumnos de preparatoria, ya que en
ello intervienen varios factores, como el familiar, el económico e incluso la tradición; los jóvenes deben de
analizar cuál es la opción educativa más acertada para desarrollarla de acuerdo con las características
vocacionales y de aspiración PERSONAL. Por tanto es fundamental que conozca las que realmente le
interesan dentro de la gama de posibilidades que se le ofrecen.

La elección de una carrera o trabajo crea la necesidad de que el alumno busque información y así genere
una actitud crítica y lo lleve a planear acciones con la idea de decidir acerca de aspectos vocacionales y de
personalidad, como proceso básico para estar en condiciones de formular su proyecto profesional.

Elaborar el proyecto profesional es definir objetivos personales que sirvan de referencia en la búsqueda de
una ocupación, para decidir lo que se quiere hacer, tomando en cuenta los alcances y limitaciones de cada
individuo. Permite saber que tipo de trabajo se desea y la formación ocupacional complementaria que
conviene realizar en caso de enfrentarse al campo laboral de manera inmediata. Del mismo modo es una
guía para definir los estudios más adecuados en caso de continuar la formación a nivel superior.

Por tal motivo es de vital importancia el hecho de que la orientación vocacional se lleve a cabo de manera
más profunda, ya que, de esta forma se dotará al alumno las herramientas que le permitan tomar la decisión
que marcará sus vidas.

Para encontrar la opción de formación o trabajo que mejor se adapte a las posibilidades personales, es
importante conocerse a sí mismo y relacionar este saber con el desempeño de las profesiones y/o el trabajo.
Para ello es conveniente analizar las capacidades propias, los conocimientos previos, los intereses
profesionales y el significado personal de estudio y trabajo.
López, A. (2003). La orientación vocacional como proceso. Buenos Aires: Bonum.