You are on page 1of 3

DEFINICIÓN DE PREESCOLAR

Preescolar es un adjetivo que se emplea para denominar a la etapa del


proceso educativo que antecede a la escuela primaria. Esto quiere
decir que, antes de iniciarse en la educación primaria, los niños pasan por
un periodo calificado como preescolar.
Las características de la educación preescolar
dependen de cada sistema educativo. Por lo general,
se trata de una etapa que no es obligatoria: los
padres de los niños, por lo tanto, pueden decidir si
envían a sus hijos a estos centros educativos o no.
En algunos países, de todos modos, el nivel preescolar forma parte de
la educación.
Existen diversas maneras de nombrar a los establecimientos que ofrecen
servicios educativos de nivel preescolar. Puede tratarse de un jardín de
infantes, un kindergarten, una guardería u otro tipo de centro. Lo
habitual es que reciban niños de entre algunos meses de vida hasta los
seis años, edad a partir de la cual el pequeño debe ingresar a la escuela
primaria.
En los primeros compases del siglo XIX, concretamente en el año 1816, es
donde se encuentra el origen de la educación preescolar. Y es que fue en
aquel entonces cuando, en la ciudad escocesa de New Lanark, el pedagogo
Robert Owen, reconocido además por ser socialista utópico, llevó a cabo
la puesta en pie del primer instituto de preescolar.

Una propuesta que luego, poco tiempo después, comenzó a propagarse


por todo el mundo. De esta manera, también se puso en marcha en el año
1828, de manos de la condesa Teresa Brunszvik, otro centro educativo de
ese tipo que recibió el nombre de “Angyalkert”, que puede traducirse
como “jardín ángel”.
Los centros de educación preescolar se encargan de cuidar a los niños y de
estimular sus sentidos. De este modo, logran generar las estructuras
mentales necesarias para el desarrollo del aprendizaje formal que
iniciarán en los años siguientes.
La educación preescolar también es importante para la socialización
del niño. Se trata de la primera vez que se aleja del entorno familiar y
que permanece tiempo sin sus padres. Estas instituciones, por otra parte,
lo acercan a otros niños, formando nuevos lazos.
Entre los pilares de la educación preescolar, podríamos destacar los
siguientes:
-El desarrollo de la formación motriz.
-El desarrollo de la capacidad creativa.
-El impulso a la capacidad de expresión, en todas sus distintas
modalidades.
-El conocimiento del abecedario y los primeros acercamientos a la lectura.
-El desarrollo del sentido numérico.

Aunque es cierto que no es obligatoria, cada vez son más los padres que
optan por llevar a sus hijos a centros de educación preescolar. Y es que
esta trae consigo importantes beneficios como estos:
-Se favorece el éxito educativo posterior en los alumnos.
-Capacita a los menores para desenvolverse en el mundo por sí solos.
-Aprenden valores como la empatía, la tolerancia, la solidaridad, el
respeto a los demás…
-Los niños aprenden lo que es la disciplina y que todo objetivo requiere
esfuerzo para conseguirlo.
-Los menores agudizan su creatividad.

Es importante destacar que los centros de educación preescolar deben


contar con el aval del Estado para su funcionamiento. Esto garantiza que
los niños estarán cuidados como se debe, en un entorno saludable.