You are on page 1of 5

TEST DE HTP

La prueba de casa-árbol-persona, en inglés House-Tree-Person (HTP), es una prueba


proyectiva de la personalidad desarrollada originalmente por John Buck que fue ideada
originalmente para evaluar el funcionamiento intelectual. Buck observó que la creatividad
artística representa una parte característica y fundamental de la personalidad individual.
Se cree que a través de dibujos los sujetos son capaces de expresar mejor los problemas
inconscientes, dado que se trata de un proceso bastante primario. Es por este motivo que
se utiliza mayoritariamente en la infancia, para que los más pequeños puedan expresar
con sus dibujos lo que no son capaces de expresar con sus palabras.
Al igual que sucede con otras pruebas proyectivas, este test posee una forma de
administración e interpretación flexible y algo subjetiva.

PROPÓSITO DEL TEST DE HTP


El propósito principal de la HTP es medir aspectos de la personalidad de una persona a
través de la interpretación de sus dibujos y las respuestas a las preguntas que se le van
realizando durante el proceso.
Los dibujos proporcionan multitud de información relevante sobre el funcionamiento de
un individuo así como de su personalidad.

DESCRIPCIÓN DEL TEST DE HTP


La HTP se puede administrar a cualquier persona de cualquier edad. Debido a lo poco
invasivo que es hacer esta prueba, se utiliza a menudo con niños y adolescentes. También
se utiliza con personas sospechosas de tener algún tipo de daño cerebral u otro trastorno
neurológico. La prueba dura un promedio de 150 minutos para completarse, aunque puede
durar menos tiempo con adultos que funcionan normalmente y mucho más en personas
con daño neurológico.
Durante la primera fase de la prueba, se les pide a los evaluados utilicen lápices de colores
para dibujar las imágenes de una casa, un árbol y una persona. Cada dibujo se hace en
una hoja de papel y se le pide que dibuje con la mayor precisión posible. Al finalizar los
dibujos, los evaluadores realizan preguntas acerca de los dibujos.
Hay un total de 60 preguntas que los examinadores pueden hacer. También pueden crear
sus propias preguntas o hacer preguntas de seguimiento sin un guión preestablecido. Por
ejemplo, con referencia a la casa, se le puede preguntar al autor cosas como: “¿Quién vive
aquí?” y “¿son felices las personas que viven en la casa?” En cuanto al árbol, las preguntas
pueden ser: “¿Cuántos años es ese árbol?” y “¿Qué tipo de árbol es?” En cuanto a la
persona, las preguntas son: “¿Es esa persona feliz?” y “¿Cómo se siente esa persona?”.
Existe alguna variación en cuanto a la administración de la prueba, como por ejemplo
pedir al individuo que dibuje a dos personas separadas, una de cada sexo. Otra variación
es que los niños dibujen a su familia.
El test de HTP se evalúa tanto de forma de forma cuantitativa objetivamente, como de
forma cualitativa, algo más subjetivo. El sistema de puntuación cuantitativa consiste en
analizar los detalles de dibujos para llegar a una evaluación general de inteligencia,
utilizando un método de puntuación ideado por los creadores de la prueba. La
investigación ha demostrado que esta evaluación de la inteligencia se correlaciona
altamente con otras pruebas de inteligencia como la escala de inteligencia de Wechsler
para adultos (WAIS).
El uso principal de la HTP, sin embargo, está relacionado con un sistema de puntuación
cualitativa en la que el administrador de la prueba analiza los dibujos y las respuestas a
las preguntas de una manera que le ayuda a evaluar la personalidad del examinado. Por
ejemplo, una casa muy pequeña podría indicar el rechazo de la propia vida en el hogar,
mientras que una casa exageradamente grande hablaría de sentirse abrumado por ella. Un
árbol que tiene un tronco delgado, pero tiene grandes expansivas ramas podría indicar la
necesidad de satisfacción. Un dibujo de una persona que tiene una gran cantidad de
detalles en la cara podría indicar la necesidad de ser aceptado en sociedad.

INTERPRETACIÓN DEL DIBUJO DE LA CASA


En el dibujo de la casa, el techo representa el lado intelectual, las paredes representan el
grado de fuerza del Yo, y las puertas y ventanas hacen referencia a la relación del
individuo con el mundo exterior.
Las líneas de los muros representan los límites y fortalezas del ego, por tanto, las líneas
débiles en la estructura de la casa son las debilidades en el ego, mientras que las líneas
fuertes indican problemas de ansiedad y necesidad de refuerzo personal.
El techo simboliza la vida de fantasía, y dibujarlo con detalle o grande puede indicar una
inclinación especial a la fantasía y hacia el mundo de las ideas, mientras que los techos
pequeños pueden hablar de dificultad para imaginar y crear.
Las ventanas y las puertas son las formas en las que los otros entran o miran dentro de la
casa, por lo que se refiere a la apertura, la voluntad de interactuar con los demás y las
ideas sobre el medio ambiente. Por lo tanto, cortinas, persianas, cortinas, cerraduras, etc.
indican cierta renuencia a revelar mucho sobre uno mismo. Las puertas abiertas o muchas
ventanas podría significar fuertes necesidades para involucrar a los demás, apertura y
generosidad. Grandes ventanas, especialmente en el baño, podrían ser los deseos
exhibicionistas.
Los psicóticos tiende a mostrar una visión clara del interior de la casa, como si las paredes
fueran transparentes, ya que creen que sus pensamientos y su mente están a la vista de
otros, también pueden aparecer ángulos extraños (como sus procesos de pensamiento
extrañas), o una casa en la borde de un colapso (como su ego).

INTERPRETACIÓN DEL DIBUJO DEL ÁRBOL


El tronco desvela su fuerza interior, representa el ego, el sentido de uno mismo y la
integridad de la personalidad. Así, líneas gruesas y sombreados para representar la corteza
indican ansiedad acerca de uno mismo, los troncos pequeños hablan de una fuerza del ego
limitada, mientras que los grandes indican fuerza. Un árbol dividido por la mitad, como
si hubiera golpeado por un rayo, puede indicar una personalidad fragmentada y
enfermedades mentales graves, son un signo de organicidad.
Las ramas nos hablan de la relación del sujeto con el mundo exterior. Por lo tanto, las
ramas abiertas muestran dificultades con el mundo externo o los esfuerzos para llegar a
aquello que no podemos controlar. Las ramas pequeñas hablan de límites en las
habilidades para llegar a satisfacer las necesidades, mientras que las ramas grandes es
todo lo contrario. Las ramas en forma de maza o muy puntiagudos representan
agresividad. Las ramas muertas significan vacío y desesperanza.
Las hojas son señales de que los esfuerzos para llegar tienen éxito, ya que las hojas en
crecimiento del árbol significa que está tratando de llegar al sol y conseguir comida y
agua. Por lo tanto, cuando no hay hojas podrían significar falta de motivación y tristeza.
Las hojas puntiagudas son signo de agresividad, y la obsesiva en los detalles de las hojas
hablan de la presencia de tendencias obsesivas compulsivas.
Las raíces por lo general se refieren a la percepción de la realidad. Cuando no hay raíces
pueden significar inseguridad y sensación de no estar conectado a tierra, las raíces
remarcadas pueden ser indicio de excesiva preocupación por la realidad, mientras que las
raíces muertas puede significar sentimientos de desconexión de la realidad, vacío y
desesperación.
Otros detalles: los árboles de Navidad después de que termine la temporada puede
significar fantasías regresivas (pensando en las vacaciones y la familia y los buenos
momentos para sentirse mejor). Los nudos en el tronco, al igual que las ramas retorcidas,
indican una cierta parte del ego se tuerce alrededor de algún tema. Los agujeros son una
ausencia de tronco, y por lo tanto una ausencia de control del ego. A veces son vistos
como indicadores de un trauma, y la altura encima del árbol representa la edad del trauma
(por lo que, a media altura para un 10 años de edad es a los 5 años). Los animales
pequeños como las ardillas son una intrusión de identificación en un área libre del control
del ego. Investigaciones demuestran que los sauces llorones son más comunes en las
personas deprimidas. Las personas con altas necesidades de cuidados suelen dibujar
manzanas o frutos.

INTERPRETACIÓN DEL DIBUJO DE LA PERSONA


Aquí la idea es que la persona del mismo sexo es como uno mismo y la persona del sexo
opuesto es lo que no se puede admitir que es uno mismo.
Por lo general, la persona del mismo sexo se dibuja primero. Algunos interpretan el dibujo
de distinto sexo por primera vez como un signo de confusión de género o deseos de
cambiar de género.
Los brazos son la forma en que nos acercamos al medio ambiente y las manos la forma
en que nos comunicamos con éste. Los brazos abiertos indican extroversión, abertura y
voluntad de participar, en cambio los brazos pegados al cuerpo indican introversión y son
una actitud defensiva frente a los demás. Las manos con los puños cerrados puede ser un
signo de agresión, las manos enguantadas u ocultas o puede indicar ansiedad o tendencias
antisociales. También podría ser dificultad para dibujar buenas manos.
Las piernas y los pies son como las raíces de los árboles, representan a tierra y la conexión
con la realidad. Si aparece cortada o no se dibuja la parte inferior del cuerpo, puede
significar la pérdida de la autonomía, los pies pequeños (base inadecuada) puede indicar
una necesidad de seguridad, mientras que los pies grandes pueden indicar lo mismo.
El cuello separa la cabeza (cognición) del cuerpo (necesidades básicas), cuando no se
dibuja cuello nos indica personalidad impulsiva y primitiva, no piensa antes de actuar, en
cambio el cuello largo nos habla de predominancia del mundo de las ideas y de dificultad
de conexión con las necesidades más primarias.
La boca es por donde entran las necesidades (según la teoría de Freud y la vía oral),
cuando es muy grande o se encuentra abierta es la búsqueda activa y constante de
satisfacción de necesidades, la boca con labios gruesos habla de necesidades sexuales, si
se cierra la boca muy apretada es la negación de las necesidades o alguna agresión pasiva.
Las bocas enseñando los dientes suelen indicar agresión verbal.
Los genitales, senos, etc… rara vez se dibujan, e indican las preocupaciones sexuales de
algún tipo.
Otros detalles: dibujar payasos (ocultan la cara y también persona), robots (pérdida de las
emociones en una forma psicótica), vaqueros (necesidades masculinizados), muñecos de
nieve (cuerpos redondeados, temas regresivos), etc… Los detalles excesivos son
consistentes con algo de obsesión y ansiedad, mientras que una marcada falta de detalles
puede indicar la retirada, falta de energía o desesperanza.