Вы находитесь на странице: 1из 5

La estructura de un trabajo escrito.

La estructura del cuerpo humano es el esqueleto que lo sostiene, sin éste nuestro cuerpo sería
una masa informe, lo mismo sucede con la estructura de un trabajo.

Introducción:

En la introducción deberá exponerse brevemente:

 El tema que se va a desarrollar


 Qué se pretende demostrar
 El enfoque que se desarrollará
 Los apartados que conforman el trabajo y de qué trata cada uno de
ellos.

Sugerencia: No escribas la introducción hasta finalizar su trabajo, bajo puesto que hasta
entonces sabrás, por ejemplo, en cuántos apartados se divide tu escrito.

Desarrollo: Es el “cuerpo” del trabajo.

 El cuerpo del trabajo se constituye con la fundamentación de la hipótesis central: las


hipótesis secundarias y el desarrollo de estas (argumentos)
 La fundamentación se sustenta con la información que obtuviste de las fuentes
investigadas.
 La fundamentación debe presentarse en una secuencia clara que el lector pueda
comprender.

Ejemplo: si el tema que elegiste fuera la contaminación del aire, el lector esperará que se
discutan ciertos elementos: los efectos, las causas y la manera de prevenirla o remediarla.
También confiará en que estos puntos se presenten en cierto orden: primero las causas,
después los efectos y finalmente las medidas preventivas o remediales que propones.

Conclusiones:

Aquí se exponen brevemente los resultados de la fundamentación y los juicios de valor de quien
escribe.

Bibliografía.
La bibliografía:

 Es el listado de libros por medio de los cuales obtuviste información.


 Debe de presentarse en orden alfabético basándote en los apellidos de los autores.
Ejemplo de bibliografía para citar un libro:

Nombre del autor (Apellido y nombre)

Título del libro

Editorial

Ciudad

Fecha

Ejemplo de bibliografía para citar un artículo:


Nombre del autor (Apellido y nombre)

Título del artículo entre comillas

Escribir – en – y después el título del periódico o revista donde aparece subrayado o en itálicas.

No. De la revista

Volumen de la revista

Editorial

Ciudad

Fecha

Cada uno de estos datos debe ir entre (,,) comas.


Ejemplo:
Acuña Carlos, “La persistencia de la memoria,” en Perfiles educativos,
No. 41, Vol., Centro de Investigaciones y Servicios Educativo, UNAM,
México, julio, 1998.
Recuerda: 1

 Lenguaje: Para escribir un trabajo académico intenta escribir con un lenguaje objetivo, que no
refleje tus emociones. Los adjetivos y las connotaciones indican emociones.

 Tono: El tono denota los sentimientos del autor. Elige el tono de acuerdo con el tema. Para
escribir un trabajo académico se sugiere que utilices un tono neutro.

 Objetivo: Antes de empezar a escribir define claramente tu propio objetivo.

 Fundamentación: Cuando sea necesario realiza una investigación para fundamentar tu hipótesis.

 En la bibliografía presenta las fuentes en que basas tu fundamentación.

 Hipótesis secundarias: Emplea todas las hipótesis secundarias que juzgues necesario para
demostrar tu hipótesis central.

 Sustenta la fundamentación: Desarrolla las hipótesis secundarias con uno o varios argumentos.

 Cuidado en no cometer: Ambigüedades, contradicciones internas, elementos que puedan ser


tendenciosos.

1
ARGUDÍN, Yolanda y LUNA, María (1998). “Los trabajos escritos”, 2° edición, México.
LA CLASIFICACIÓN DEL TEXTO

El texto es todo discurso escrito que gira alrededor de un tema o asunto, el tema tratado
podrá estructurarse de la siguiente manera: introducción, desarrollo y conclusión. En general, los
textos se clasifican como literarios, científicos o informativos.

Textos Literarios

Los textos literarios son aquellos escritos en que el autor denota emotividad como
productividad de la realidad en que vive, así como de su ideología, de lo que percibe y siente en
el momento en que escribe la obra.

El escritor se expresa por medio de un lenguaje metafórico y rico en expresividad. Los


textos literarios son subjetivos y cada lector interpreta estas obras desde su punto de vista
particular.

Textos narrativos. Estos son composiciones escritas en prosa. Contienen un relato sobre
algún acontecimiento real o ficticio, desplazado en el tiempo y en el espacio. Entre este tipo de
textos destacan la novela y el cuento.

Textos dramáticos. Estos textos ofrecen como panorama el conflicto entre dos o más
personajes; el desarrollo de la obra esta encaminado a presentar como se desarrolla dicho
conflicto y cuál es su desenlace.

Los textos dramáticos están escritos para ser representados y dan la idea de que los
acontecimientos están ocurriendo en ese momento, aun cuando se trate de acontecimientos
pasados, el relato lo hacen directamente los personajes.

Se habla de tragedia cuando el personaje principal resulta destruido física o moralmente,


y se dice que una obra es dramática si la salvación o destrucción del personaje depende de él
mismo. Cuando en la obra predomina un tono ligero y tiene final feliz, se dice que es una
comedia.

Textos líricos. En estos textos se manifiestan sentimientos y emociones puestos en el yo


del autor o en boca de un personaje determinado. Entre los textos líricos se encuentran himnos,
odas, elegías y canciones.

Textos Científicos

Los textos científicos desarrollan a profundidad temas acerca de la naturaleza, la


sociedad, sus fenómenos y sus procesos; son resultado de las investigaciones de hombres
especializados en las diversas áreas del conocimiento humano.

Los textos científicos se clasifican como propiamente científicos, tecnológicos,


didácticos, de divulgación o de consulta.
Textos científicos. Por lo general, son especialistas quienes escriben este tipo de textos.
Su lenguaje está lleno de tecnicismos y va dirigido a los científicos de las diferentes ramas del
saber.

Textos tecnológicos. Estos se basan en los textos científicos y explican cómo se aplican
en forma práctica los descubrimientos y estudios realizados por la ciencia.

Textos didácticos. Este tipo de textos explican, en forma gradual, los conocimientos
científicos para que puedan asimilarse de acuerdo con el nivel académico de los estudiantes.

Textos de divulgación. En éstos se tratan los temas científicos en un nivel accesible,


ligero y ameno para todo tipo de lectores.

Textos de consulta. En éstos se presentan, en forma ordenada y especializada, los


conocimientos del ser humano.

Textos Informativos

Los textos informativos se distinguen por dar la información y el enjuiciamiento público,


oportuno y periódico de los hechos de interés colectivo. Por lo tanto, se pueden clasificar como
textos netamente informativos o textos de comentario o valorativos. La noticia y el reportaje
constituyen un ejemplo de lo que son los textos informativos, y se caracterizan porque
comunican acontecimientos o sucesos actuales, sin comentarios. Los textos de comentario o
valorativos son: crónica, artículo y entrevista; éstos además de informar sobre los hechos
actuales, ofrecen la opinión de quien los escribe. 2

2
MEDINA Carballo Manuel “Taller de Lectura y Redacción” Ed. Trillas, México 1992 (Temas
básicos) .