You are on page 1of 242

la planificación

del final I
en aperturas abiertas y
semiabiertas

M. 1. Shereshevsky y L. M. Slutsky
Traducciór.: Antonio Gude

EDITORIAL LA CASA DEL AJEDREZ


© M.I. Shereshevsky - L.M. Slutsky

© Editorial La Casa del Ajedrez


Calle San Marcos, 41
Teléfono 34·91 521 2008 - Fax 34·91 531 3880
Madrid - 28004
Emait: inforctlacasadelajedrez.com
Dirección Internet: http://www.lacasadelajedrez.com

Dirección Editorial: Andrés Tijman Marcus


Consejero Editorial: Daniel Elguezabal Varela
Corrección: Sofía Montero Oria de Rueda
Traducción: Antonio Gude
Maquetación: Daniel Calleja Aletta
Diseño de portada: Claudia Tijman

I.S.B.N.: 84·932131 ·9-S


Depósito Legal: M·52741·2002

Impresión: Lettergraf S. L.
Impreso en España - Printed in Spain

Esta edición ha sido publicada con acuerdo de Everyman Publishers ple, Gloucester Mansions, 140'
Shaf'tebury Avenue, London, WC2H 8HO.
No esta permitida la re~roduc:ción total o parcial de esta publicación, ni su tratamiento informático,
ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por roto·
copias, c,or registro u otros medios, sin el ~rmiso previo y por escntc de los titulares del copyright.
Sumario
Prologo del GM Artur Yusupov.......................................................................... 7
lntrodccción....... . . . . .. .. . .. .. .. .. 9
Defensa Siciliana. .. . . . . . . . . ......... ... . . .. . . .. . . . .. . .. . .. . .. . . . .. . . .. . .. . . . . . . .. . i l
Variante del Dragón 11

Variante Paulscn................................ .. 19
Variante Bolesh1vskY,.... .. . 32
Variante Lasker.,; . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . .. . . . . . .. . .. . . .. . .. .. .. . . . . .. • . . .. . . . .. . . .. . . . . . . . . • . • .. . . . .. . . 43
V:iriantc Raezer.. 48

Variante Scheveningen. .. .. . . .. . . . .. .. . . . .. . . .. . . . . . . . .. .. •• .. . .. . .. .58


El sacrificio de ca ti dad en c3...................................... .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
Apertura Ruy López 72
Variante del Cambio 72

Defensa Abierta 8-4


Oef .:nsa Cerr:ad:i. . • . . .. . .. . . .. . . . .. . . . . . . . . . . . . . .. . .. . . . . .. .. . .. .. . . . . . . . .. . . . . . .. . . . . . . . . . . . . . . . .. .. . . . 90
Otras varianres.¿ .. .. . . .. .. . . 100
Defensa Francesa 117
Formación Vilriante del Cambio t l7
Variante del Avance ( o Nimzovich) 121
Variante Winawer/Nimzovich 129
Variante Clásica 14_.
Variante McCutcheon 150

VarianteTarnsch 154

Formación Rubinstein J67


Defensa Caro-Kem 175
Defensa Pirc-Ufinusev 193

Aperturas Abiertas ."...................... .. • . . .. . . . . .. . . . . • . . . . . .. . . . . . . . . .. . . . . . . 21 l

Garnbito de: R~y _ _. .....••.•..••. 211

G:imbito Evans 213

Defensa Philidor :~ 215

Defensa Petrov.......... 216

Apertura de los Cuatro Caballos 222

Apertura de los Tres Caballos 223

Defensa de los Dos Cilballos.... .. . . . . . .. .. . .. . . . . . .. . .. .. . . . .• ..•. .. . .. •. 22~

Apertura Vienesa...................................................................................... 226


Apertura Escoces;i......... . . .. . . .. . . .. . . . .. . .. .. . . .. .. .. . .. . . .. . • .• •.••• .. 230

Defensas Alekhine y Escandinava 23..J

f ndice de partidas ~... .• .. . . . . •• . ••. . . • .. . . .• .. •. . .• 2..i 1


Prólogo
La idea de escribir un libro acerca de la conexión entre el final y fa apertura es temática
pero audaz. En ciertas variantes modernas de: apertura la lógica del juego requiere un temprano
cambio de damas, de forma que la partida, pasando por alto la fase del medio juego, entra
rápidamente en el final. En este sentido, me viene a la memoria ta partida Novikov-Tukrnakov,
jugada en el 51º Campeonato de la URSS (Lvov 1984), donde, después de l.d4 'of6 2.lut1 g6
3.c4 ig7 4.~cJ d5 5.cxd5 ~xd5 6.e4 loxc3 7.bxc3 cS 8)it l 0-0 9.ie2 ~c6 IO.dS ~c5
l l.loxe5 A.<e5 12.ed2 e6 13.f4 .ig7 14.c4 ges IS.e5 f6 !6.d6 fxeS 17.Ab2 exf4 18.Lg7 <bxg7
19.0-0 gf8 20.gxf4 lbf4 2 l .~xf4 ti'f6 22.§'t:4 gb8 2J,gfl Y9d4+ 24.ti'xd4+ cxd4 25.gbl .id7
26.i.fJ b6 27 .es Uc8 28.c6 1xc6 29.gc l id7 30.fixc8 ixc8 31.Ac6 ©f6 32.d7 Axd7 33.1~d7
e5 34.@f2 e4 35.ftc6 ~es fas blancas emplearon la novedad 36 h4! y consiguieron imponerse.
El estudio de tales finales se parece al análisis de las posiciones aplazadas, cuando los
modernos medios de información acuden en ayuda del jugador, permitiéndole examinar un
amplio número de panidas recientes sobre la cuestión que le interesa, Con más frecuencia que a
la inversa. esos medios I~ permiten re:llizar un diagnóstico concluyente y agotar el tema. En la
presente obra los autores sólo familiariz.:m brevemente al lector con el estado de la teoría acerca
de este tipo de posiciones. y el cuerpo principal del libro estudia los planes y métodos de juego
en los complejos finales que se derivan de las aperturas más practicadas. Al estudiar una sección
de su interés. el lector puede lograr una buena visión de conjunto. no sólo asimilando el final
típico, sino también ampliando sus horizontes, puesto que en la mayoría de los casos la fase de la
apertura es extensamente analizada.
La disposición del material de estudio es original. En contraste con el sistema de
"clasificación generalmente aceptado (Aperturas Abiertas, Ruy Lépez, erc.), los autores
comienzan sus análisis con la apertura más popular del presente: la Defensa Sicilínna, y, en orden
de importancia decreciente. proceden desde las aperturas más significadas hasta las menos
populares. El contenido está integrado por una acertada combinación de partidas ctásicas (que:
normalmente abren los capítulos} y ejemplos del juego actual, También resultan insuucnvos los
ejemplos de .. variantes enterradas", es decir, aquellos casos en que una particular apertura ha sido
condenada por la teoría, debido a las insuperables dificultades que uno de los bandos tiene en el
final.
Para terminar, me gustaría referirme a un factor que no ha sido enfatizado lo bastante
por los autores. y que sin embargo se desprende directamente de su libro. Curiosamente, este
libro .. apertura-ñnaí" puede inducir a los jugadores a realizar un estudio más serio del medio
juego. puesto que muchas prestigiosas variantes de apertura resultan ser muy vulnerables de cara
al final. de ahí que, como regla general. en tales variantes hay:i que procurar decidir la partida en
el medio juego.
Este libro sin duda resultará de un gran valor didáctico, tanto par:1 instructores y
entrenadores. como p.ira los jugadores que estudien el ajedrez de forma independiente.

Artur Yusupov
Gran Maestro lntemocional
Introducción
Un flujo progresivo de información está invadiendo todas las esferas de la actividad
huniana. incluido. naturalmente, el ajedrez.
Inicialmente, fa explosión informatlva se concentraba en tomo a las aperturas. El
desarrollo de los nuevos sistemas y variantes de apertura fue la principal exigencia de los
jugadores en las décadas de los cincuenta y sesenta. Ahora. una de las publicaciones de ajedrez
más populares es 'el lnformator, cada uno de cuyos volúmenes publica las 700 partidas m~s
interesantes de tos cuatro meses precedentes. El gran maestro moderno, armado con un
manejable dossier de sus potenctales adversarios, y a menudo con un ordenador portátil
normalmente no trata de desarrollar una nuev:a idea de apertura. sino que busca alguna jugada
específica que le permita cambiar la evaluación generalmente aceptada de una posición. Incluso
es muy posible que es:1 jugada no se inscriba en la fase de apertura. y ni siquiera del medio juego.
sino del final. El cuadro pintado por los autores puede parecer tenebroso. Sin embargo, y3 en
1975 escribía el Gran Maestro Bronstein: .. A veces me entristece el pensamiento de que hoy dfa
no haya nuevas jugadas en el primer movimiento. mañana no habr.í ninguna en el segundo. y
pasado mañana, .•" Nos apresurarnos a tranquilizar al lector: no hay razón para desesperarse. El
ajedrez es inagotable. y en nuestro tiempo existe suficiente campo analítico para todo el mundo.
En todos los e ..rentos se plantean continuamente nuevas ideas. incluso en los encuentros por el
Campeonato Mundial. Recordemos, por ejemplo. la jugada de Kasparov S ... dS {después J .c4 c5
2.~f3 e6 3.d4 exd4 4.'thd~ ~c6 S)obS d6 6.c4 ~f6 7.fi:J lc3 a6 8.loa3 en su match de 1985 con
Karpov. O el nuevo tratamiento de éste de la Defensa Tarrasch, en el match de 1984/85. Aun ~í.
la teoría de aperturas generalmente suele desarrollarse más en profundidad que en amplitud. La
frontera entre apertura y medio juego se ha difuminado, y el conocimiento de la teorfa de
aperturas es hoy inconcebible sin un andlisis de los problemas que cada planteo traslada al medio
juego.
Varios líbros se han consagrado a la conexión entre apertura. y medio juego. como, por
ejemplo, el libro de Suetin Plan like a Grandmaster, publicado en 1988.
En nuestra opinión, he llegado la hora de ir aún más lejos. Concretamente, hasta el final,
y en ese sentido la presente obra está dedicada a la conexión entre el comienzo y el final de la
partida de ajedrez.
El ajedrez se va haciendo cada vez m.ís competitivo y dinámlco. Se: han introducido
nuevos controles de tiempo. según los cuales un jugador debe permanecer no cinco horas. sino
seis ante el tablero, realizando no 40, sino 60 jugadas, antes de que se aplace una partida. En tales
condiciones, al jugador se le plantean nuevos requerimientos que le obligan a cuidar la
preparación de finales. Con el tiempo seriamente restringido, el jugador no sólo debe dominar las
técnicas básicas. sino que debe poder bosquejar. al menos en términos generales, el rumbo
estr:uégico que va a tomar el juego. En la práctica, hilsta el problema concreto de cambiar damas
y evaluar el flnal resultante a menudo es difícil de resolver para jugadores que no estén muy
experimentados. Este libro es una tentativa por ayudar al jugador a evaluar el tipo de final
C3racterístico de una determinada variante de apertura. Esperamos que, con su lectura, le
resultará más fácil encontrar planes para ambos bandos, tomar decisiones más rapldas, y poder
imaginar un cuadro bastante fiel de lo que puede esperarse del finnl derivado de la variante en
cuestión.
Al trabajar en este libro. los autores encontraron dificultades en relación con la enorme
cantidad de materla! disponible. Así. resultó evidente que tratar de pintar, en un solo volumen, el
cuadro del final característico en cada variante de apertura era imposible. Por consiguiente.
decidirnos dividir el estudio en dos tomos (el primero se ocuparía de aperturas abiertas y
serniabicrtas, y el segundo de las aperturas cerradas). El anlli.sis normalmente comienza en el
momento en que: desaparecen las damas del tablero, aunque esta definición implícita del final sea
puramente arbitraría. La fase di! apertura de cada variante se cubre: con mayor o menor detalle,
según su popularidad y el lugar que ocupe en la teoría de aperturas. Advertimos de antemano a
quienes critiquen al libro por no haber incluido finales de: la variante 1 e4 cS 2 c3. que 13 razón de:
su ausencia J!S que: no los consideramos característicos de la Defensa Siciliana", ni tampoco
finales con form . iciones "erizo ... o aquellos resultantes de la Formación Muroczy que, en nuestra.
opinión. son m:1s propios de la Apertura Inglesa, El libro apenas se ocupa de aquellos finales
derivados de variantes de apertura que no poseen una formación típica de peones. No obstante,
esperamos que la mayoría de los lectores puedan encontrar, entre los que sí se incluyen. aquellos
característicos de su repertorio personal de aperturas,

Estos finales son característicos del Gambito de O~m.i. en especial los esquemas con peón "d" aislado,
como. por ejemplo, 2 ... d5 3.e~dS ~,d5 4.d4 e6 S.tn ~,6 6.1e2 c:s.d4 7.c.,d4 ~f6 8.tcJ E'd8. o bien
:? ... ~(6 3.eS ~J5 "'.d4 C:\d-' s.cn e6 6.C:\d-' d6 7.e.,d6. etc.
Defensa Siciliana
La Defensa Siciliana probablemente sea la so en esa fase a menudo sigue teniendo lugar
apertura más popular de nuestro tiempo. El una feroz batalla, con la reducción de efecti-
rápido desarrollo de su teoría se inició en los vos aumenta gradual mente la importancia di:
años que siguieron a la Segunda Guerra Mun- la configuración de peones. En la década de
dial, y prosigue hasta la fecha. La concepción los años veinte, Réti observaba que la mayoría
de la apertura, sin embargo, ha cambiado. por de: las miniaturas jugadas con la Sic1'iana las
parte d~ las negras. La teoría de Steinitz esta- ganaban las blancas, y que la mayoría d~ las
blecía que las negras estaban obligadas antes a partidas largas las ganaban las negras.
neutralizar la ventaja de la primera jugada, y En el moderno juego de competición, los fina-
sólo después tratar de lograr ventaja. "Las les sicilianos que se prolongan durante mu·
negras deben luchar por- la igualdad. ¡De otro chas jugadas no siempre finalizan a favor de
modo. el ajedrez se convierte en una farsa!", tas negras. Hay sistemas como la Variaote
dijo Lasker, · Lasker o la Variante Boleslavsky. en los que
El enfoque moderno de la estrategia ajedrecís- una inferior formación de peones. les obliga a
tica ha modificado la evaluación de muchas las negras a sopesar cuidadosamente la even-
posiciones de la Siciliana, sin reducirlas a un tual transición al final.
mero recuento de peones débiles. Cierto que Hay muchos tipos de final siciliano, pero,
en el medio juego "siciliano", inmediatamente como regla general, las variantes principales
después de la apertura. el juego es tan agudo y tienen sus específicas estructuras de peones.
complicado que evaluar la posición en función Estas estructuras son, en muchos aspectos,
de la formación de peones es algo inccnce- similares y o. menudo trasponen unas a otras,
bible. por lo que las hemos clasificado de acuerdo a
las variantes más significativas de la Defensa
Siciliana,

Variante del Dragón


La Variamc del Dragón es una de las más
antiguas de esta defensa: data de finales del
siglo XIX. En los años treinta seguramente era
Ia variante m:ís popular de la Siciliana. Por
entonces. el teórico soviético Rauzer desarro-
lló un nuevo método para las blancas, que
redujo considerablemente el número de adep-
tos de esta variante, por parte de las negras.
Ésta es, por ejemplo, una posición· teórica que En las notas :i su partida con Larsen (Portoroz
se produce después de l e4 c5 2 lo f3 d6 3 d4 1958). el undécimo campeón del mundo,
cxd4 4 'ÍJxd4 ~f6 S ~c3 a6 6 ig5 e6 1 f4 Bobby Fischer, escribe: "El ataque blanco se
ie7 8 ~f3 Wfc7 9 0--0--0 ~bd7 10 g4 b5 juega solo ... con este ataque hasta jugadores
l l.ixf6 loxf6 12 g5 ~d7 13 fS locS 14 f6 flojos pueden vencer a grandes maestros".
gxf6 lS gxf6 !f8. Fischer siguió observando que, de la esta·
El final siciliano es otro cantar. Aunque inclu- dística de las partidas disputadas en los años

DEFENSA SJCIUANA 11
sesenta. di! cada diez partidas jugadas con la
Variante del Dragón. las blancas ganaban unas
nueve. Cierto que! en el moderno ajedrez de
torneo las cosas no son tan malas para las
negras. y el "Dragón" tiene convencidos pala-
dines -en particular, Tony Miles· pero aun así,
en la "alca competición" el· Dragón SI.! juega
raramente.
Sí las negras pretenden "llegar" hasta el final,
el juego toma a veces los giros más ines-
petados.
La irracionalidad del juego a, menudo se
traslada al final. y 3 veces no es menos
fascinante: que el medio juego. Un ejemplo lo
tenernos en la partida Bouaziz-Geller, Los L3 última jugada negra es característica de
errores en la apertura a menudo conducen a un una línea del Dragón muy popular en los años
final difícil para las negras, en el que la sélida sesenta. Su contrajuego se: basa en ... ~a.5.
estructura de peones queda irreparablemente ... afcS y ... ~e5-c4, con presión sobre la
dañada. como puede verse en las partidas columna "e", a menudo con ta idea subyacente
Loe v·enfish-Rabinovich y Averbaj-Larsen. del sacrificio .. J;xc3! Es imporranre observar
La teoría de la Variante del Dragón se ha que si la torre rey es la que: se sitúa en "cS''.
desarrollado muy profundamente y puede esta jugada disminuye et efecto del golpe
suceder que una jugada incorrecta de apertura típico €lc3-d5.
lleve directamente 3 un final perdido. como en En 1967 la teoría de esta lin~:i sólo se
la partido Nedeljkovlc-Volpert, encontraba en pañales. Todo lo que se SJbÍ:l
Los modernos métodos de juego contra la era que, contra un ataque rutinario de las
Variante del Dragón incluyen no sólo el blancas, según el patrón ~bl. h.2-h-l. g:-g~ y
desarrollo de planes de ataque contra el rey h-4-h5. las negras podían poner en marcha un
negro, sino que también pueden dirigirse a poderoso comraataque. :i base ce ... ~fc8.
conseguir un final favorable. Las blancas. ...t:.e5-c4, ... ~ac8, ... i:<gl!, y ... !::xe.l. L1
e vptorando su ventaja espacial, ocupan "d5'' insegura posición del alfil en "d?" también era
cor. su caballo y fuerzan su cambio. que lleva evidente, de modo que Bouaziz basa su juego
a la creación de un peón débil negro en "el", en el avance e4-e5.
L'nu partida sobre este tema es Karpov-Miles.
Londres 1932 (véase el libro de Karpov Chess 11.~b 1 iUcS 1.?.ih3 ~eS 13.h.i tc.i
ar tlie Top 1979-/98.J, pág. 11-l). El capítulo u~~c4 axc..i 15.h5
· s~ cierra con la partida Shon-Sax, en la que
las blancas maerializaron su ventaja espacial La inmediata 15 ~b3 ªdS 16 e5!. ó 16 lh6!
en un final con torres y alfiles de distinto es más fuerte, en ambos casos con ventaja
color. blanca,

15 ... ~xh5 16.g9' €lf6 17.€)bJ f:dS 18.eS


Bouaziz - Geller (B79) Las blancas parecen haber logrado su obje-
Interzonal de Sousse, 1967 tivo. pero Geller, con un brillante contragolpe,
modifica por completo la situación.
Le-t d 2.~D d6 3.d4 cxd-t 4.~.td-' tf6
S.!i~cJ g6 6~e3 .lg7 7.0 ~c6 U~'d2 ~ 18 ... ~xg-1!! 19.fxg4 ixg.J 20.gdgl du3
9.1c4 .id7 10.0-0-0 ~as 21.thd8+ lxd8

12
Por lo que se ve. las blancas no perciben el
peligro y actúan con excesiva lentitud. Tenían
que haber creado inmediatas posibilidades de
contrajuego en el naneo de dama. con
24.@cl, con la amenaza 25 loxb7.

24 ..•e4! 25.ldcS IM6!

Una fuerte. jugada. Oeller defiende su peón


"e·r' de forma táctica 'i amenaza con iniciar lu
avalancha de peones en el flanco de rey. con
26 . .f5.

Geller vio, por supuesto, que con su jugada 18 26.t¿hb7?!


estaba sacrificando no una pieza cualquiera,
sino nada menos que una torre. pues el alfil de Ganar el peón de "bT' les cuesta a las blancas
"'g.f' no está bien defendido, y el ataque a la dos nuevos tiempos. pero comoquiera. que sea,
torre de "c4'' le obligará 3 sacrificar también la su posición está ya perdida.
calidad.
Como consecuencia, las blancas obtienen una
torre por cuatro peones. pero el ejército de 26 ... gc6 27.lcc5 rs 2S)tb3 gxc3 29.ig5
cj;r,
infantes en el flanco de rey, apoyado por los
dos alfiles. hace que la posición negra sea
preferible.
Quizá Geller recordó el final que le había
ganado. de forma similar, a Boleslavsky, en
Zúrich 1953.
22.~a3?

Esti claro que las blancas se encuentran des-


corazonadas. El caballo se necesita para la
lucha contra los peones pasados, y dos juga-
das mis tarde se verá obligado a regresar. La
pérdida de dos tiempos. en situación tan aguda
como ésta, equivale a asumir la derrota. Sin
embargo, también en caso de 22 ~d2 lhc3 Las blancas no tienen contrajnego posible que
2J.bxc3 h5 24 gh2 b6!. las posibilidades de oponer a la masa de: peones negros en el
las negras son mejores (Janosevic-Despotovic. flanco di! rey.
Yugoslavia l 969).
30.~cl lk4 Jt.-¡t,d2 .icJ+ 32.@e3es 33.iUJ
22 ... ixcJ 23.bxcJ as ~.~d2•! id-' mate.
las negras sólo tienen cuatro peones por una
torre. pero los ¡cinco! peones pasados y
unidos del flanco de rey. apoyados por los dos Loevenflsh .. l. Rablnovích (871)
alfiles, les conceden una ventaja decisiva. 11° Campeonato URSS Leningrado, 19)9

23 ...hS 2-V!)bJ?! 1.e4 cS 2.~rJ d6 3.d4 c:xd.t 4.~xd-' ~f6

DEFENSA SICILIANA 13
S.f¿:)cJ g6 6.C-' 1g7 7.eS ~g4 8~b5+ mrs Rabinovich trata de abrir líneas para obtener
9.h3 ~h6 10..ieJ ~c6 11.exd6 ~:<d.J contrajuego.
12.Axd.t ~:<d6 13i.xg7+ Wxg7 J.U9xd6
exd6 1 S.0-0--0 20.lh:e3 axb5 21.~xbS gxa2 22.!xd6 fixd6
2J.~xd6 gaJ+ 2.i.@d2 sn 2S.~xb7 gxr..i

En IJ apertura las negras cometieron un grave


error. 7 . ..f~g..i.? Según la teoría moderna. una Las blancas han ganado un peón y tienen dos
buena respuesta a la jugada de Loevenfish, peones pasados y unidos en el flanco de dama,
6.f4. es 6 ... ~bd7!? Se trata ahora de una cuestión de materializar
También es posible 6 .. .1g7. pero en res· técnicamente esta ventaja. que Loeveafish
puesta a 7 e5 las negras sólo disponen de dos lleva a cabo con mucha autoridad.
continuaciones satisfactorias. como 7 ... ~hS y
7 ... d.teS. 26.!ikS id5 27.~dJ an
28.bJ \th6 29.c.t
La partida Peters-Mestel, Ha.stings 1930/81. Ag2 30.~e2 5bl 31.gS+!
continuó así: 7 ... €ih5 8 ib5+ id7 9 e6 fae6
10 ~,e6 ixc3+ 11 b.,c3 ~·es 12 ~d3 ~c6 Nunca deben ignorarse este tipo de jugadas en
13.~g5 Íf5 14 'a'd5 h6 15 file4 ~-!6 16 'a°xe6 el final.
ixe6 l i 0-0 gra. y las negras lograron buenas Las blancas no tienen motivos para apre-
surarse. y si pueden empeorar la posición del
perspectivas en el final. La partida por
rey enemigo, así deben hacerlo, preparando. a
correspondencia Dzhafarov-Guseinov, 1975.
continuación, el avance de sus peones pasa-
siguió con 7 ... dxe5 8 fxe5 !2Jd7 9 e6 lce5
dos.
IO.ib5+ ~ec6! 11 e:di+ ~fS 11 ~xc6
~.-:d l+ 13 loxd 1 ~:-<c6 U c3 ie6. y las J1...c;g1 3:?.~n ib7 33.b4 Aes 34.c5 ~rs
negras están a punto de igualar. 35.c6
El final a que se ha llegado es difícil, y
posiblemente esté perdido para las negras. Su Las blancas recurren de nuevo a la táctica.
peón aislado de "dé" es muy débil, sus piezas
están sin desarrollar y dispersadas por todo el 3.5 ••• h6
tablero.
35 ... i.'(d) 36 !;xd3 gxb4 37 c7! sc4 38 &d7
rs...ad8 t6Jtd2 Ae6 11.ghdt ~rs t8.g4 h6 39 h4 era desesperado para las negras.
~e3 19,gel a6
36.g:,:h6+ Wxh6 37.c7 lb3 38.h.i lkJ 39.~cS
Bc4 40.ges Ag4 41.ge4 ic2+ 42.dieJ .trs
19 ... ~c4 20 i:(c4 .bc4 21 ~edl no facilita 43.gf..¡ 1c8 ~.ixfi ftc4 45.Bf 4, y fas negras
la posición de las negras. abandonaron.

IJ
A verba] • Larsen (B76) 15 .•.teS 16Jld3 !c8 17.!bJ b6 18.iid2 c;t,g1
lnterzonal de Portoroz, 1958 19.gJ

A verba] prepara tranquilamente un juego


1.e4 cS 2.~o d6 3.d4 cxd-l 4.~xd4 ~f6 acti vo en el flanco de rey. Las negras no
s.~cJ g6 6.i.eJ ig7 7.f3 0--0 8.§'d:? ~c6 pueden responder con contrajuego en el flanco
9.0-0--0 i.e6 10.g.,bt ~as l Ulu6 he6 opuesto del tablero, y se ven forzadas u
l2.ic4 ~d8 13.~dS ~xd2 14.l,)xf6+ ixr6 adoptar una defensa ardua. El principal incon-
1Hb:d2 veniente de esta posición es la falta de coor-
dinación entre las torres negras, incomu-
nicadas por su caballo, que est.í obligado a
defender el peón de "eé",

I9 ...if6 20.h4 h6 21.ftrt ftc7 22.f-t hS


23JldrJ!

Esta jugada de torre demuestra la indefensión


de la posición negra y provoca una tentativa
liberadora por parte de Larsen.

23 .•. ~c6 2..J.c3 e5

Para no regresar con el caballo a "dS". Pero el


En la novena jugada. en lugar de la por bando más débil rompe el curso normal de los
entonces ·casi "automática" respuesta 9 .ic4, acontecimientos en una posición deficiente, lo
Averba] prefirió enrocar largo, permitiendo que sólo sirve para acelerar su derrota. L1
complicaciones no desfavorables a las negras actividad de las blancas en el flanco de rey se
(tanto según la teoría de la época, corno según convierte ahora en un ataque directo al rey
la teoría . actual), después de 9 ... d.5 !? Sin negro.
embargo, pasemos la palabra a Larsen: "¡Me
gustaría jugar la Variante del Dragón mucho 23.CS ~a5 26.i.dS ~c4 27..icl b5 28.g4!
más si no hubiese sido tan analizada en años hxg-t 29,ggJ ilh8 30.gxg4 gxh4 31.g:<g6+
recientes! Dudo de que la jugada de moda. ~h7 32.ig8+ ~h8 J3..ie6 ~b6?t J-Uh6+!
91c4, sea mejor que 9 0-0-0, después de lo
cual no ha quedado claramente demostrado El cambio decisivo.
que el sacrificio de peón 9 ... d5 !? sea correc-
to." 3-'.. Jhh6 35ixh6 ik4
Pero tras haber elegido la poco estudiada (y
verdaderamente buena) 9 ... ie6, Lar sen Triste necesidad. No había otra defensa contra
comete un importante error estratégico en su la amenaza 36 Sh l y 37 ifS+.
jugada siguiente ( 1 O .. .'f.'a5?), condenando las
negras a una dificil e ingrata tarea defensiva, 36.1xc4 ~he.$
en un final que no les ofrece la menor posibi-
lidad de contrajuego. Con ventaja m::.it~rial y posicional decisiva, la
partida concluyó así:
En opinión de Geller, era mejor 10 ... ltle5,
aunque también en este caso retienen las blan- 37.bJ ~as 38.ieJ ~c6 39.Ugl as 40.aJ
cas la iniciativa, después de 11 ~xe6 fxe6 d;>h7 41.Wcl •-' 42.b4 ~d8 4J,gd l, y las
l2.í4 ~eg4 13 .lc4. negras abandonan.

OF.FFNSA SICILIANA 15
para las blancas, o si es tablas, Hasta hace:
Nedeljkovíc - Volpert (B77)
poco se creía que la posición estaba ganada
Yugosla,;ia-URSS Belgrado, 196 t
para las blancas. sobre la base de lo que
ocurrió en esta partida, que continuó así:
l.e4 c5 2.~f3 d 6 3.d4 cxd-l 4.lllxd-4 lcr6
~.~cJ g6 6.1c4 ig7 7.ibJ 0-0 8.fJ ~c6 wrs
25 ... 26.Wc2 We8 27.@cJ @d7 28.IH
>.ieJ ~xd..i 10..1.~d..i ~:i.5 ll.~d2 ie6 ~c6 29.a4 e6 JO.c;t;,d4 d1b6
l?.0-0--0 bS 13.~bl gres 1-Ulhel ixb3
15.cxbJ b4 16.lLJd5 ~xd5 17.1xg7 · tccJ+ Hasta ahora todo ha sido muy natural. Para
IS..ixc3 bxcJ 19.bxc.J fhcJ 20Jfo3 ~fac:S ganar, el blanco debe irrumpir con su rc:y en
!l.S~cJ ~xc3 22.~xcJ ftxcJ 23.~h2 ik7 su flanco, distrayendo al rey contrario con el
!~.~el gxcl 25.W:<cl peón pasado alejado del flanco opuesto. En el
caso que nos ocupa no parece estar claro có-
mo lograr esto. puesto que en el centro no hay
puntos de ruptura y que si en un momento da·
do se: juega e4-eS. entonces con ... dS las negras
obtienen un peón pasado protegido en el
centro. Sin embargo. existe ese plan ganador.

J l.g.i

En este momento es difícil percibir cualquier


objetivo estratégico en esta jugada. y sin
embargo. se trata del momento clave del final.

ncrefble, pero cierto. u variante elegida por


-'S dos jugadores he llevado casi de manera La jugada perdedora, Para que el lector pueda
orzosa a un final de peones. Es curioso que captar mis claramente la esencia del final .
. na partida posterior entre Tal y Portisch, veremos primero la continuación de la partida.
)~rhausen 1961 (Campeonato deEuropa por
.quipos) hubiera seguido casi el mismo curso. 32.g5! ctb6 33.~c~
\qui Padevsky realizó una mejora para las
.egras en esta variante. en su partida contra No comentaremos las próximas ocho jugadas
)urasevic (Belgrado 1961): 17 ... cte3!, con del rey blanco, puesto que fueron realizadas
.na aproximada igualdad, pero las blancas para ganar tiempo en el reloj.
-ueden evitar esta idea. con el orden de
ugadas 16 i.,f6 b,c3 (16 ... lt,,f6 17 'L.d5) 3J ... a6 J~.@d~ wc6 35.~cJ rJJb6 36.wc.i
i .l.'(c31.'(c) l S bxc). llegándose a la misma
~c7 37.i¡t,dJ c;f;c6 38.~cJ c;f;b6 39.c;f;d-' Wc6
-osición que en la partida.
40.~tMJ ~b6 .tl.Wc4 rJJc7 42.í-' Wb6 .t3.md-'
Cómo debe evaluarse el final de peones
rtc6 4-1.~eJ ~b6 45.íS!
esuhante en esta lucha? Una importante
aracrerfstica es que las blancas pueden crear Las blancas se embarcan en ta acción deci-
in peón pasado alejado en el flanco de dama.
siva. Este peón está destinado a convertirse en
.as posibilidades de las blancas son clara- dama.
nente superiores, pero cuando se trata de un
inal de peones, esta evaluación no es sufl- 45 ...aS
.iente. Aquí debe procederse a un diag-
iéstico exacto. a saber= si el final está ganado L'na táctica pasiva ( 45 ... d.c6 46 f6 ctb6
4 7.<bd4 Wc6 48 Wc4 Wb6 49 a5+ c;f}c6 50 h3) 35.WeS (35 g4 d4!) 35 ...dxe4 36 Wxe4 f6
habría perdido rápidamente. 37.Wd4 Wb6 38 @c4 a6 39 b5 axb5+ 40 axb5
e5, y tablas.
46.bS ~es 47.!6 ~b6 48.~0 ~cS 49.Wg4
Wb6 50.hJ! ~es 51.h4 Wb6 52.hS Wc5
SJ.h6
Completando las preparaciones finales para la
incursión del rey blanco.

S3 ••• Wb6 S4.Wf4 ~c5 SS.We3 Wb6 S6.Wd4


Wb7 57.eS! d5 58.~cS '.flc7 S9.b6+ ~b7
60.Wd6t

Las negras podrán coronar su peón .. d .. dos


jugadas antes que las blancas el suyo, pero no
lograrán salvar la partida. Ahora se corn-
prende el juego precedente-de tas. blancas. (2) 32 Wc4 a6 (32... Wc6 pierde por 33 bS+
@b6 34 @b4 y 35 aS+) 33 bS axbS+ 34 axb5
60_.d..i 6t.We7 d3 62.cb:d7 d2 63.diig8 di~ f6! 35 Wb4 (se amenazaba 35 ... WaS) 35 ... d5
36 exd5 e;(dS 37 h3! h6 38 Wa4 d4 39 @b4 d3
40 ~c3 mxbS 41 W;(dJ WcS.
A verba] analiza esta posición por separado.
"Las cosas parecen feas par:s las negras, pues
el rey blanco puede penetrar en su campo
ganando un peón. Pero después de 42 We4
~d6 43 '.flf5 We7 44 Wg6 We6 45 cb:th6, la
jugada 45 ...Wd6! les permite a las negras
mantener el control de las casillas clave "f5",
"f7" y "f8". Por ejemplo: 46 <bhS <be5! 47 h4
g:<h4 48 W>th4 Wf4. o bien 46 ~h7 ~d7!
47.WhS @d8! 48 @g8 We8! 49 ~g7 g;e1
SO.@g6 <te6. El sistema defensivo de: las
negras es muy sencillo: mantener la oposición
~.n 6xa4 65.fS~ e'bJ 66.Wxh7. Las negras distante y cercana".
abandonaron (3) 32 @c4 a6 33 Wd4! Las blancas han pro·
vocado 32 ... a6, con intención de realizar el
En 1987 se publicó el volumen de finales de avance f2-f4. 3J...Wc7! 34 We3 Wc6! El rey
peones de la obra fundamental de A verba] negro ocupa "cé" en el momento preciso, para
Finales de Ajedrez. El gran maestro soviético contestar con una reacción en el centro. 35 í4
realizaba allí un cuidadoso análisis del final gxf4+ 36 Wxf4 dS!, con tablas.
Nedeljkovic-Volpert. demostrando que el ne-
gro podría haber conseguido tablas con un El lector ha podido ver el meticuloso análisis
juego sutil. Examinemos la posición después de un final de peones y, sin embargo, a pesar
de la jugada 31 de las blancas. (Ver diagrama del resultado final, es improbable que nadie
siguiente). A verba] considera que las negras quiera repetir este final con negras. El ajedrez
podían haber hecho tablas jugando 31 ... gS ! He es t:in complicado que incluso resulta difícil
aquí las líneas principales de su análisis; diagnosticar con certeza un final de peones.
( l) 32 q;eJ '.tc6! 33 f4 gxf4+ 34 Wxf4 dS! Volviendo a nuestroejemplo, podemos alber-

DEFENSA SICILIANA 17
g ar dudas acerca de la primera jugada del l 5... J.:<d5 16 C;l(d.5, no pudo resolver sus difi-
final. En lugar de 26 Wc2, las blancas podían cuüades defensivas. Poco después de la aper-
haber considerado 26 b~! Si ahora 26 ... :.6, tura, surgió un típico final del Dragón, con un
entonces 27 @c2 We8 28 @b3 @d7 29 ~a4 peón d¿bil en "e]", Desde! hace mucho seco-
.;;c6 30 ~as es muy fuerte, mientras que a nocía fa dificultad de: def ender tales posicio-
16 ... cteS puede seguir 27 b5! @d7 28 i¡t,c2 nes, Un viejo ejemplo es la partida Tal-Jasin
~c7 29 Wb3 @b6 30 ©b4, cuando las blancas (Bakú 1961,). donde tras 9 ic4 lo."<d~
logran una posición favorable haciendo 10.ixd4 Ae6 l I ib3 ti'aS 12 0-0-0 bS
retroceder con el peón al rey enemigo. 13.~bl b4 1-l ~dS ~x.d5 l5.e~d5 ~bS
16.Eh~I a5 17 á'l!2 ~xe2 18.Ihe2 a4 19 ic4
gr~S 20 b3 (también es fuerte 20 ib5 !foS
Short • Sax (B76) 2 l.ixf6! i.'(f6 22 1c6~con ventaja blanca,
Hastinzs 193311934 Tal-Larsen, Zútich l 959) 20 ... @fS 21 g.i!
ees 22 .ibS ub3 23 cxb3! t~d~ 24 il"<d~. y
l.e4 c5 2.~fJ d6 3.d.J cxd-t ~,t~xd..J ~f6 las negras no pudieron resistir en el final.
5.~c3 g6 6.1eJ J:g7 7.fJ ~c6 8.tM2 0-0
9.g4 ie6 10.0--0--0 ~xd..J 11.ixd-' ff:.15 15 .•. li}xdS 16..!..~g7 'ce3 J7.1d4 ~xn
12.:iJ gres IJ.h4 gab8 1..J.{i)d5 exd2+ is.ssn b6
1S.Jbd2
Que Karpov tenfa razón, ni decir que después
de I~ h5 b5 ..el ataque directo al rey no
siempre tiene éxito" lo demostró ll partida
Plaskett-Watson (Birmingharn 1983): 15 h6
b.!! 16 h:<S~7 b~.l.3 17 ~h6 ub2-t- IS ~d~
1,g..i!. co; un contraataque devastador sobre
el rey blanco. 15 .. ..ihS. como jugó Kiril
Georgiev contra Short (Oakharn 1984) es
menos apremiante. Las blancas lograro« ven-
taja en un agudo final. después de 16 €:d5
'ff "<d~+ 17 ~.'<d1 ~ :<d5 13 exd5 1xd5
l9 . .1:<h3 i.:d3 :?O ~h3 .1:"<24 21 gl3 ~:(h3
22.g.,z4. Con su jugada 16... i:<g7! ;n la pre-
sente partida. Short evita el final anterior.
Hasta 1931 el avance 9 g4 rara vez se jugaba puesto que con su peón en ''h-r' ( en lugar de
y se utilizaba, sobre todo. como un medio de "hé"). las posibilidades de las blancas se ven
eludir una competición de conocimientos considerablemente reducidas (Marjanovic-
teóricos. tras 9 0-0-0 d5!? La verdadera his- Velimirovic, Herceg Novi 1933, Campeonato
toria de la línea se inició con dos partidas de de Yugoslavia). A su vez, para no sufrir con
Karpov en el torneo de Londres de 198~. un peón débil en .. e7", tras l6 ... ~.-<g7 17 exd5,
contra Mestel y Miles (comentadas ambas por Sax prefirió 16 ... ~e3. Era dificil imaginar
Karpov en su líbro Chess ar the Top /9i9· que. con alfiles de distinto color y sin
l 9S./, Perzamon. 198..i). Mestel continuó con debilidades de peón evidentes, el final iba ~
9 ... ~xd.i "10 1:<d~ ie6, pero después de resultar tan desagradable para él... (Ver
l l.~d5! no pudo desarrollar activamente su diagrama siguiente)
Jama ( ... ~aS !). y tras I l...i:(d5 12 exdS ges
13 h4 'f!c7 14 ah2 ! e5 l S dxeé fxe6 16 h5, las 19.gS:
blancas lograron ventaja.
\liles jugó de: forma más precisa, ilegando a la L3s bf ancas fijan ahora los peones contrarios
posición del diagrama, pero después de del naneo de rey y amenazan, además, 20 hS

,~
para iniciar un ataque real en esa zona del 27.icJ !les 28.f6! ic6 29.ftdS exf6
tablero.
Las negras se ven obligadas a realizar una
serie de cambios que favorecen a las blancas.
29 .. JkS 30 fae7 gxdS 31 ex.<lS ihe7 32 zrs y
33 ib4 hubiera sido muy malo para Sax.

30.i.xr6 ibe4 JUlxhS ic8 32.iM!

Amenazando 33 gbs y 34 gxd6.

32...WfS 33.c4! e.tics

En respuesta a 33 .. J!ich4, Short indica la


variante siguiente: 34 cS ge4 (34 ... ct>eS
19 ... hS 20.f .¡ 35.C,td6 ~d7 36 geS Jhd6 37 ge7+ ~c6
38.ik2+) 35 cxdé id7 (35 ... @eS 36 d7+)
Con la capturar al paso no se obtiene ventaja. 36J~b8+ ikS 37 gb7, con ventaja decisiva de
las blancas.
20. .ihJ 21.fftr2 gc6 22.f5 Ue8 2J.b3
3,UlbdS fbh4
Una vez ganado espacio en el flanco de rey,
Short se prepari para presionar sobre la La inclusión de 34 ... @d7 35 .ieS no mejora
posición negr:i en el centro, a base de c2-c4. las cosas para las negras.
23.. .ig.i iut>b2 a6
35Jhd6 Jlxd6 36.lxd6 id7 37.c5
Sax se antlcipa al plan de su oponente y pre·
para contrajuego 25 .•. bS en respuesta a 25 c4. En este momento las negras sobrepasaron el
límite de tiempo. Su posición está perdida,
25.:i4 bS 26.axbS axb5 como demuestra la corta variante que sigue,
indicada por Short: 37 ... fih2+ 38 @al a'.c2 39
b4 h440gdl! h3 4l @bJ gr2 42 c6.

La Variante Paulsen
La Variante Paulsen quizá sea la mis flexible
de la Defensa Siciliana, Durante el curso del
juego, l.i formación de peones negros asume
modelos característicos de la Variante
Scheveningen, la Variante Boleslavsky, o
incluso de la Variante del Dragón. Además, el
cambio de caballos ~d4xc6, normalmente
desfavorable a las blancas en otras variantes,
Las negras tienen un peón débil en "bS" y las constituye aquí una típica estratagema d1:I
blancas comienzan el juego en ambos flancos. primer jugador, que puede conducir u una
combinando el ataque al rey enemigo con formación asimétric.i de peones, en la que las
presión en et flanco de dama. blancas tienen mayoría en el flanco de dama y

DEFENSA SlCIUANA 19
las negras en el centro. dente instinto posicional. Beste con decir que
El final Paulsen "puro" tiene diversas ventajas la maniobra por él empleada ( .. .lilge7, .. .lihd4
para IJs negras, en comparación con los y ... ~c6) es temática incluso hoy en día, casi
esquemas Scheveningcn. Concretamente, el 60 años después, un caso único en apertura tan
peón "d.. resulta más fácil de defender en "d?" aguda como la Defensa Siciliana. Por otra
que en "d6", y las vacías casillas negras dejan parte, el "paladín de la moda" en la Paulsen, el
margen para la maniobra. En posiciones de gran maestro Taimanov, ha estado eligiendo
este tipo. (1 principal plan activo de las negras en las últimas décadas et orden de jugadas
consiste en una ofensiva en el flanco de: dama. empleado por Sultán Khan,
mediante los avances ... a6-a5 y ... b5-b4, Volviendo a la presente partida. conviene
combinados con presi0n sobre la columna "e ", observar que la reacción de Tartakower a la
1ipko· de muchos esquemas sicilianos. Un inusual sexta jugada negra -desarrollo natural·
ejemplo clásico de este plan lo constituye. en fui! desafortunada. En lugar de 7 .:.1;!3, mere-
nuestra opinión. la partida entre l. Zuitsev- cün consideración 7 f4 ó 7 tob3. La decisión
Tuirnanov, El plan de las blancas en este final blanca de: ceder su al ti1 de casillas negras (era
~ mucho más difícil de definir. En b mayoría mejor 9 Í!3). pasando así :i un final, fue.
de los casos, sus posibilidades radican en la senclllamenre errónea. En el final es difícil
eliminacién d<!I alfil de casillas negras para para las blancas contrarrestar las ventajas
dominar éstas: presión sobre la columna "d", y posicionales del oponente, que cuenta con dos
minado del flanco con la jugada :i2-a-t La fuertes alfiles, una formación de peones mis
estrategia blanca queda bien ilustrada en la flexible y perspectivas ce presión en el flanco
partida Tal-Kochiev. de dama,
En los restantes finales de esta sección SI!
produce una transformación de la estructura
· Paulsen" di! peones, ejecutándose distintos
planes. pero en cada caso IJ lucha es
característica de la Defensa Siciliana. Véase
:Jmbién Karpov-Tairnanov, Moscú l 9S3.
Spartakiada de la L'RSS. comentada por
Karpov en su libro Chess at rhe Top /979-
¡ 9S.J. pdg. l i6 (Pergamon. l 98-+ ).

Tnrtakower - Sultán Khan (B-'6)


Sernrnering. 1931

l.e~ c5 2.~f'J t6 3.d-' cxd-l ,t~xd-' ~c6


3)~c3 a6 6.1e2 ~ge7 7.ie3 ~xd~ 8.ixd-' L'na excelente maniobra. La torre negra se
:~c6 9.0-0 b5 10.~d2 ~xd.¡ 11.~xd-t ygc7 traslada a "el", desde dende apoyará la ofcn-
12Jl::id l ~cS tJ.i.fJ ~xd~ 1,Uhd4 (ver siv a de peones en el flanco di! dama, res-
Iiagrarna siguiente.) tringiendo al caballo enemigo, mientras que el
peón "d" se mantiene en .. d7", donde resulta
i:1 Gran Maestro británico Sulran Khan, nativo menos vulnerable.
ld Punjab, tenía un pobre conocimiento de la
eorfa de aperturas, lo que, sin embargo, no le 15.eS ec7 16.a3 ie7 l 7J;d~ í6~
mpidió conseguir, en muy poco tiempo.
.onslderables éxitos. El rápido ascenso de Naturalmente, las negras no deben permitir la
.;ultan Khan le debió no poco a su sorpren- maniobra ~c:4-d6 .

20
18.exf6 .l.d6? tado una tá.ctica de espera, jugando su rey. tras
haber regresado antes con la torre de "<.J 1" a la
Era más fuerte capturar de peón. Detrás de su columna "e".
fuerte barrera de peones, el rey negro no ten-
dría que temer el jaque de alfil en "h5", 3~ .. ic7 35.c~~d4 b4 36.nxb4 axb4 37.~D?
cuando podría desplazarse a "d8.. 6 "f8".
Ahora las blancas consiguen ofrecer una sóli- Con sus desafortunadas acciones de las
da defensa. jugadas 33 y 34, las blancas han permitido a
su oponente reactivar su apagada iniciativa.
19.0dl 0-0 20.cJ es La única forma de: salvar la partida era el
contrajuego sobre el peón "eé", Deberían
Los inconvenientes de esta jugada son obvios, haber cambiado peores en "b4" y jugar su
pero las negras no tienen otra forma de torre a "e2". En lugar de ello, Tartakower se
movilizar su alfil dama. dispone a jugar su caballo a "e5", donde será
cambiado, después de: lo cual la casilla "e6"
21.iel idS 22.~eJ :i5 23.~c2 q;f7 2-J.gJ dejará de ser una debil idad,
lk5 25.iedl .lb7 26.ig2
37 ... b~cJ 38.~eS+ Wg7 39.bxcJ 1cS 40.ic2
J.f6 4UMcl .ixe5! 42.rus

Como consecuencia de la imprecisa 18ª juga-


da negra. las blancas han logrado forti ficar su
posición en el flanco de dama y en el centro. Las blancas tienen peones débiles en "c J" y
Las negras deben tratar de forzar "1 ruptura "e S". La pérdida de material es inevitable.
... b-l, a menos que opten por asumir las tablas.
42... gbc6 43.ifl icS ~ . .id3 .id7 45.d;>gt
26 .. Jk6 27.r9' gh6 28.h4 g6 29.~h2 ik8 .ia.i ..¡6,ga2 ib3 H.!.13 ftxc3 48Jhc3 gxc3
JOJlel ik7 3l.1'h3 .lcS 3~.sde2 h.5
JJJM t ?! id7 J..l.~ed2'! Las negras han ganado un peón. Sultán Khan
conduce la fase técnica del juego con gran
Mediante hábíJes maniobras. Tartakower ha precisión.
mejorado considerablemente su posición,
creando una fortaleza casi inexpugnable. Pero 49ie2 d~!
con su última jugada debili~ su contrajuego
sobre el débil peón de "eé", permitiéndoles a No, por supuesto. 49 .. JhgJ+? 50 Wf2 fk3
las negras incorporar su alfil rey para que 51..id l.
colabore en la ruptura ... tH. Sin incurrir en
riesgo alguno, I~ blancas podían haber adop- so:.flri liflh6 S1.g4 h:<g-' 52Í:<g-' Bel+

DEFENSA SICILIANA 21
53.WgJ ic4 54.<bf.J fff2+! ss.me4? idS+! también es muy bueno, Ourgenidze-Sueun,
56.<jMJ !g2 Jarkov 1963.) El final resultante tras 12 ... icS
es muy agradable para las negras: su alfil es
La partida podía haber concluido aquí. las m:ís activo que el blanco y proyectan jugar
últimas jugadas fueron: sobre: la columna "e", en combinación con
•.. aS y ••. b4, mientras que la presión de: las
57.ixe6 1xe6 58.@xd..S !M2+ 59.@eJ ih2 blancas sobre la columna "d" no ofrece
60.ga6 if .5 61.~d4 fhh4+. Las blancas perspectiva alguna, y la ligera debilidad sobre
abandonan, casillas negras no es significativa. Aun así, la
defensa blanca hubiera sido más sólida con
15.tJ. Con su próxima jugada, Zuitsev con-
tribuye a que las blancas sean comprimidas en
Zaltsev.I - Taimanov (B-t7) el flanco de rey.
30º Campeonato URSS Yerevan.1962
15.ÍfJ'! gS!
I .e4 c5 2.~n ~c6 3.d~ cxd-l 4.~xd.i e6
5.~cJ a6 6 • .ie2 'f!lc7 7.a3 b5 8.!ihc6 e'xc6 Una excelente jugada. Las negras inician l:i
9.ieJ ib7 10.Y:fd.t JkS 11.~ ~f6 restricción de la posición enemiga por ambos
l 2.EM2 ic5 13.~.xcS ~xcS 14..ixc5 ibc5 flancos.

16.llihdl h5!

Talmanov no se: olvida del posible contra·


juego blanco. La descuidada l6 ... g4? hubiera
tenido consecuencias desastrosas, después de
l 71xg4! ~:<g.J 18 sxd7.

17 ,gd6 Ac6 JS.h..&

LJs blancas dispooían de una posibilidad que.


aunque interesante. era insuficiente: para igua-
lar el juego: 13 ~d5.
En el 29º Campeonato de fa URSS, en Bakü, Después de 1S ... e.,d5 19 e.,d5 g.¡! 20 dxcé
un año antes de esta partida. Tairnanov sufrió g.,f3 2 l ~'.hf6 fag2, las negras habrían conser-
una catástrofe en su variante favorita. Su vado su ventaja..
partida con Bronstein siguió 9 ... icSl!
I0.1d4! f6'? 11 A:(b.5!, y las blancas ganaron 18 ... gxh4 19,ghl
rápidamente. La jugada 10 't9 d4 también es
una "patente" de Bronstein, que ensayó contra Aquí 19 ~d5!? quizd fuese la mejor posi-
Ivkov, en el match URSS·Yugoslavia, Lvov bilidad práctica.
1962. Durante los pocos meses transcurridos Las. blancas tendrían entonces mejores pers-
desde el match de Lvov, Talrnanov encontró pectivas de hacer tablas en el tina! de torres.
una armoniosa disposición para fas piezas cm 19 ... exd5 20 e:(d5 'tlxd5 21 i.,d5 ixd5
negras, neutralizando el plan blanco de a
22 1 :{d5 ft.;d.S 23 lhd5, que con· la continua-
10,'¡;'d.¡, seguido de 0-0-0. Así, después de! ción elegida en la partida.
l l ... ~f6. amenazaba ya con l2 ... ~xe4! y
1 :?...1~aJ (habría que decir que 10 ... t;' d6 !? 19 ...a5! 20.!d~ ,S! 2 Uld2 b4 22.ax~ :axb..i
11 ~xd6 1.,d6 12 0-0·0 !es 13 id4 f6 23.~dS 1:tdS ~.txdS lk4!

22
Con su enérgico ataque en d flanco de dama, desfavorable a las negras. En la partida
Taimanov impidió que las blancas recobrasen Flscher-Petrosían, torneo de S.inta Mónica
su peón, aumentando decisivamente su ven· 1966. después de 12 ... dS 13 eS (l3 exd5 ti'."<d3
taja. 14 cxd3 b4 IS ltle4 ~xd5 condujo a un juego
confuso, Nezhmetdinov-Tal, Moscú 1959.
25.d6 Spartakiada URSS) 13 ... ~d7 l4 e,,cc4 d:<c4
15 f5 loxe5 16 fxe6 ixe6 17 llael, las
De otro modo serían las negras quienes sitúa- blancas quedaron mejor. La tentativa de
sen su peón en d6. Kochiev de mejorar el juego de Petrosian, con
l 2 ... Íb7?. ha dado paso a un difícil final para
25 •••0-0! las negras. Las blancas han cornpletado prác-
ticamente la movilización de sus efectivos,
Es perfectamente posible olvidar una jugada con un poderoso reagrupamiento central, y se
~í en el final. Ahora la torre rey entra en disponen a actuar en el flanco de dama. Las
juego por la vía rápida, y la partida concluye negras todavía tienen que completar su
en pocas jugadas. desarrollo, sin permitir la creación de debili-
dades serias en el flanco de dama. Kochiev es
26.lh3 IU4 27.gibt gbs 28.~a2 gb6! incapaz de cumplir ambas tareas.
29,c;gbJ '1;g7 30.ghl <;tig6 JI.gal hJ 32.ggt
~h6 33..iaS hxg2 J.i,gxg2 ~e8 35.ld3 13 .. .icS 16.@fl d617.iob3!
g:<d6 36,geJ ~c7 37.iO ii:ie6!
El caballo blanco se dirige a "a5''.
Las blancas perdieron por tiempo.
17 ...1xe3+ 18.WxeJ aS

Tal • Kochlev (B-'8) Las negras han conseguido evitar la frag-


Leningrado, 1977 mentación de su naneo de dama, pero a costa
de una debilidad crónica: el peón de "a5".
l.e4 es 2.lon e6 3.d4 cxd-l 4.~xd-' a6 5.loc3
flc7 6.id3 ~c6 7.ie3 ~f6 8.0-0 lees 9.h3
bS 10.f-l ~c4 11..1xc4 ~xc-t 11.edJ ib7
13.a4 ffxdJ 14.cxdJ b-l 15.lt:>ce2

Las negras han logrado parar el primer asalto


enemigo y completar su desarrollo. Las blan-
La variante de apertura con 9 ... b5 ha tenido, cas tienen que encontrar la forma de reforzar
durante mucho tiempo, la reputación de ser su posición. ·

DEFENSA SICILIANA 23
21.~d2!

Tal ejecuta una diestra pirueta de caballería.


(Esto se jugó por primera vez en ta partida
Ujtumen-Reshevsky, Interzonal de Palma de:
~f allorca 1970, donde! también ganaron las
blancas). El caballo de: "b3" deja paso a su
colega y se prepara para salear a "c-t", cuando
~, peón di: "aS" resultard indefendible ..

Tampoco habría cambiado el carácter de la


.ucha 2 l ... ia6. En tal caso, podría haber
-~~uido 22 ~4b3 gc7 23 g,cc7+ ~xc7 Un simple vistazo a la posición basta para
~4~~h:i.5! txd3 25 ~:<d3 g;<:t5 26 ~c4 ges+ decidir que I~ negras tienen una clara ventaja.
~7 ~b3. La partida ha seguido, por así decir. un guión
escrito por las negras. Una apertura bien
jugada, una oportuna ruptura en el centro, y
luego una transición a un final superior. quizá
)c:bilitando la casilla "cS", que las piezas incluso técnicamente ganado. La ventaja
-lancas pueden ocupar. De todos modos, se negra es evidente en todos los componentes
.rnenazab» 24 ~c4. ganando el peón "a5". estratégicos. Su caballo es claramente superior
al alfil. sus torres ocupan las únicas columnas
!-t~c.5 ila7 2.;,gc1 dxe-l 26.dxe-l abiertas, su rey está cerca del centro. Por otra
parte. las blancas tampoco pueden contar con
.a ventaja posicional de las blancas se ha el limitado número de peones en el flanco de
uelto decisiva. Ahora se produce un enérgico rey. pues si cambian sus dos peones del flanco
.esenlace. de dama por el peón "a" negro, entonces 'el
final seria prdcticamente desesperado para
!6 .. .ess 27.~xb7! Wxb7 28Jk5 ~d7 ellas. en vista de su peón descolgado de "f5".
!9.abS+ @c8 30.~c4 lk7 31.~d-l rs
;1.sxa5 e5+ 33.Cxe5 rus+ 3-t~xe5 sc2 28.ae3 IM-1 29.~gl rs 30.gdJ ges Jt.gxd4
:s.~xd7 Qxd7 36.!fa7+ g.>e6 37Jbg7 gxb2 exd-t 32.idJ ~d2 3J,gdl ~bJ
:s.g4 h5 39.~b5 b3 40.h6, y las negras
.bandonan. Las blancas han logrado simplificar un tanto
la posición, pero las cosas no han mejorado.
El peón negro de "eS'' se ha trasladado a la
Lepyoshkin • Bebchuk (B~S) columna .. d .. , transformándose en un peligroso
Moscú. 1964 peón pasado, el caballo de "b3'' ocupa una
espléndida posición, y la torre de .. es·· opera
.e-l c5 2.~f3 a6 3.~c3 e6 4.d4 c:td4 S.~xd.i de forma muy efectiva, tanto sobre la columna
~c7 6.1dJ ~c6 7.ieJ ~f6 8.0-0 bS 9.aJ como sobre la tila.
~b7 10.Whl ~:td4 11.ixd.$ icS 12.ixcS
fxc5 13.f-l d6 14.9d 0--0 IS.eh4 ife8
6.fS eS 17.gf3 h6 18J!gl d5 19.exdS ixd5
O.ffg3 ers 21.~xdS tfíxd5 22.c4 bxc:4 Las blancas llevan su rey al centro. pero las
3..1.lt-l lte4 24.lhJ aS 25.lm liad 26.ibS negras pueden hacer lo propio con mayor
:ed8 ?7.ffxe-1 ~xe-i efectividad. Quizá éste sea uno de los
contados casos en el que la centralización del
rey haya sido inoportuna (¡prácticamente.
nunca lo est) Hubiera sido mucho más
apropiado incordiar al caballo contrario con
34 1b l. Tras la probable secuencia 34 ... a4
35.L2 li.Jcl 36 .i.bl. las negras habrían tenido
que enfrentarse a numerosos problemas.

3..J ..•we7 35.'.t>a Wd6 36.g4 ges

Las negras ya no tienen que preocuparse por


et caballo. El final de torres después de
37.ic2 geJ+ 38 itf4 ci>dS 39 1.,b3+ füb3
está fácilmente ganado. Con su jugada J 1, Moiseiev, un notable
experto en la Variante Paulsen. mejora signi-
37.J.e4 WcS 38.Wf4 a4 39.h4 Wc4 40-idJ+ ficativarnente el juego negro, en relación con
d;,ds 41.gS hxg5+ 42.h~gS ~es la 23ª partida del match Spassky-Petrosian
(1969). donde se jugó l 1...~ed7. Sp~sky,
Ha llegado la hora del peón .. d". jugando con blancas. consiguié fácilmente
ventaja: 12 lob3 .ixcJ+ 13 ~ xe3 b6 14 iae l
43.tn le4+ 44.WgJ ~es 45.pf6 gxf6 ib7 15 eS! Precisamente contra la amenaza
46.Bct !eJ+ 47.Wg? lile4 e4-e5 se dirige la jugada 11 .. .!ogó. La casilla
"d7'' se mantiene desocupada, y tras el cambio
en "eS" las negras inician el eontrejuego sobre
Ef centro es .. oscuro" si considerarnos el nü-
el peón "e5'". con ... ~d7. Por ejemplo:
mero de piezas negras que lo ocupan. la par·
l2.lob31xe3+ 13 ti'x.c:3 0-0 14 gael bS 15 c5
tida está decidida.
dxc5 l6 fxeS iod7;. Es evidente que Kostro
no consiguió apreciar las sutilezas de la
48..lbS d3 49.ixn4 ge2+ 50.WfJ Wd4 variante elegida. y con 12 ltib3?! (de forma
51Jk8 Bf2+ S2.Wg4 lbb2 SJ.1c6 lg2+ análoga a la partida Spassky-Petrosian) dejó
54.~fJ Bf2+ 55.Wg4 d2 S6.ld8+ We3 escapar ya su ventaia de apertura. Según
S7.1a4 if-1+ 58.WhS log3+ 59.~g6 gxa~. y Boleslavsky, las blancas podían haber luchado
las blancas abandonan. por la ventaja con 12 gae 1 ! 0-0 13 ~d I b5
14.c31b7 15 ~f'2. para disponer sus efectivos
cerca del rey contrarío.
Kostro - Moiseiev ~8) También es interesante la jugada de Petrushin,
Moscú. 1970 12 '9f2!?. cuando a la negligente 12...0-0
habría seguido 13 eS! dxe5 14 loxe6!, con
1.e4 cS 2.~t"J e6 3.d4 cxd4 4.~:icd4 ~c6 complicaciones favorables a ías bf ancas,
Petrushin-Suetin, Campeonato de la RSFSR,
s.~cJ a6 6.Ae3 ff c7 7..idJ ~f6 8.0--0 ~es Tula 1974.
9.h3 Ac5 10.ff el d6 11.t.& ~g6 t:?.~bJ
A~eJ+ 13.9xe3 0-0 14.Bael b5 15.a3 A.b7 Después de 12 ~b3?, las negras no experi-
16.Wh2 eS 17.fS ~e7 18.Whl llfe8 19.&gS mentan ninguna dificultad para desarrollarse,
dS 20.tildl Wh8 21.10 1Jad8 22.Bh4 tfb6 y en respuesta a la pasiva 16 ~h2?!, empren-
23.udS ~exdS 24.~xdS ixd5 l5.lfe3 tfc6 den un activo contrajuego en el centro. con
26.~e4 ~xe4 27.ixe4 r6 28Jld3 .lxe4 16 ... eS ! Ef avance de Kosrre 17 íS? fue un
29.'7xe4 tfxe-1 JO.Jbe4 lxd3 31.udJ serio error estrat~gico. Era el momento de

DEFENSA SICILIANA 2S
luchar por la igualdad, con 17 f:<eS dxe5. Las 41 fü2, habrían conservado posibilidades de
posibilidades de ataque de las blancas eran tablas, aunque las negras disponen de muchos
problemáticas, porque sus piezas pesadas planes posibles para reforzar su posición. Si
estiban restringidas en el flanco de: rey, en las negras hubiesen jugado 38 ... gS. las blancas
gran parte debido al avance h2-h3 (pues lo podrían haber capturado al paso. Después de
normal es que la dama o una torre puedan 38 ... g6, la captura era psicológicamente
necesitar esa casilla). Las negras pudieron mucho más difícil de realizar.
realizar el avance temático ... d5 y. tras la·
apertura de la columna "d", se hicieron con la 39 ... g5!
iniciad va.
El absoluto control que la torre negra ejerce
J1 ... gds sobre la cuarta fila hace que fa victoria sea
bastante lineal. Las blancas no pueden evitar
El final de torres es dificil para las blancas. Su crearse debitldades de: peones en el flanco de
torre se ve obligada a ocupar una posición rr:y.
muy desafortunada en "e3", y pasará tiempo
antes de que pueda liberarse, con ayuda de su 40.gn hS 41.gcl h-4 42.g4 if.J
rey. Aparte del débil peón "d3 ", la Iormación
de peones del flanco de rey disu de ser Los dos peones débiles de: "h3" y "dJ" no
irreprochable, debido :il peón avanzado de pueden sostenerse.
"f5". Como vemos, las negras cuentan con
suficientes ventajas posicionales. La única 43.~d2 IU'2+ 4-t~e3 !h2 .is.ges lbhJ+
carta de las blancas es el hecho de que los 46.~d2 ggJ 47.ldS+ ~c6 48.gfS gxg-'
finales de torres. según la aguda definición de 49.fhf6+ WdS SO.!ba6 gr., 5Utb6 WcS
Tartakower, "nunca se ganan". 52.ig6 gxr5 SJ.qJeJ ~d5 5,Uib6 hJ
55.gxbS+ ~c6 56.lb8 g4 57.ghs en
32.geJ gd-' 3J.g3 'it;gS 3·t~g2 c!t7 3S.Wf2 S8.gh4 gJ. y las blancas abandonan,
r:;e7 36.~e2 ~d6 37.<ct>d2 diidS 38.'.tc3

Ambos bandos han incorporado sus reyes al Nezhrnetdlnov • V asiukov (B.J7)


centro. Las negras han reforzado al máximo Semifinal Campeonato CRSS, Kiev 1957
su posición, y ha llegado el momento de pasar
a acciones positi vas, l.e4 cS 2.~f3 e6 3.d4 cxd4 4.~xd-4 a6 s.toc3
ffc7 6..1e2 itr6 7.0--0 ~c6 8.igS 1e7
38 ... g6!
9.~xc6 bxcé 10.~d4 e5 11.ffc.J ffb8
12.id6 Ji.xf6 13.b4 0-0 U.a4 ie7 15.gabl
Una fuerte jugada, con la que las negras
aS 16.bS ed6 17.sfdl ~cS 18.excS .ixc5
camuflan, además, su plan. Les favorece
19.ig4 lfa7 20.bxc6 dxc6 21 ..bc8 11xc8
plantear a su oponente el problema de si debe
(Ver diagrama siguiente).
o no cambiar. justo antes del aplazamiento. La
inclusión de 38 ... a5 39 b4 probablemente fue·
se favorable a las blancas, en vista del posible El destacado maestro soviético Rashid
contrajuego sobre el peón de ·bs ", Nczhmetdinov (1912-1974) tenía un conoci-
miento excepcionalmente profundo de la
39.IO? Defensa Siciliana, contra la que logró buen
número de extraordinarias victorias. Los
La ingeniosa idea negra da sus frutos. La jugadores de ajedrez pueden deleitarse con tos
única posibilidad de las blancas era cambiar ataques del sello Nezhmetdinov como. por
en •g6". Después de 39 fxg6 hxg6 40 :f3
f5 ejemplo: Nezhmctdinov • Paoli (Bucarest,

26
-1954 ), Nezhmetdinov- Tal (Bakú 196 l. 29° ErJ de considerar 22 ... g6, preparando .. .f5,
Campeonato de la URSS), etc. La lista puede con lo que el rey dispondría de la casilla de
fácilmente amplíarse. Menos conocidos son paso "f7" hacia el centro.
sus rodillos posicionales en la Siciliana. de los
que es una muestra la presente partida, La 23.<lle2 <lle7 24J!bJ g6 2S.~a2 gd7?
maniobra ioxc6 y ~d4 es patente suya. La
jugada natural 9 ... b.~c6?! (es más segura Inconsistente. Después de 25 .. .fS 26 exf5 gxf5
9 ... dxcé) debilita ligeramente el flanco de 27 ~h3 c;t.f6 28 !lh6+ y 29 !le6, las piezas
dama. Después de 10 ~d4!, las blancas blancas se volverían muy activas, pero la
amenazaban e4-e5 (malo era 10 ...0-0 11 eS sencilla 25 ... ~e6, conservando la posibilídad
ctld5 12 't),cd5), y las negras se vieron .. .f5, les hubiera permitido a las"'4tegras
obligadas a jugar ...e5, permitiendo a las obtener una poslción satisfactoria. Tras el
blancas atacar el peón "d7", con .bf6 y ig4. cambie de un par de torres, las blancas podr.in
Tras desviar la dama a .. b8'' (a 11 ... 0·0 habrfa debilitar los peones enemigos del flanco de
continuado con 12 ixf6 ixf6 13 ltld5), rey, entorpeciendo su contrajuego,
Nezhmetdinov. que amenaza bloquear el
flanco de dama con aS, obligó a su oponente a 26.Bxd7+ Wxd7 2i.locl f6 28.BhJ hS'!
buscar el cambio de damas.
La culminación del plan blanco fue 19.ig4!, Un nuevo error. Era mejor 28 ... ghS, mante-
provocando el cambio de alfiles de casillas niendo esperanzas de jugar •.. (3 en una
blancas. situación favorable. Ahora las blancas atacan
el peón de "gé", obligando a las negras a
adoptar ~~a defensa pasiva en el flanco de rey.

29.~bJ Ab6 30.BgJ !g8 31.~d2 We6


32.~c4 j,c7 33JlbJ Wd7 34.hJ Uf'S JS.Bg3
gg8 36.~eJ We6 37.~rs

u posición del diagrama es favorable a las


blancas, que controlan ambas columnas abier-
tas, con la vent:ija añadida de que los peones
"a.S'' y "e5'' obstaculizan los movimientos del
alfil negro. No obstante, la posición negra no
puede considerarse desesperanzadora, En fina-
les con peones en ambos flancos, el tándem El juego azaroso de las negras las ha llevado :i
torre + alfil suele ser más fuerte que torre + una difícil poslcién, Las blancas han logrado
csbatlo, y si las negras pueden ampliar el la oportunidad de realizar juego combinado en
radio de acción de su alfil, mediante el avance ambos flancos, contra los peones de •g6" y
de sus peones en el naneo de rey, pueden •c6". a la vez que amenazan con invadir la
lograr contrajuego. columna •b" con su torre.

22.wn cbrs 37....lb8!

DEFENSA SICIUANA 27
El último error. tras el cual las negras difícil- Robatsch • Portisch (B42)
mente pueden esperar cubrir sus debilidades Olimpiad:i de Varna, 1962
de: la columna "b". con •• J~b8.

l.e4 cS 2.~13 e6 3.d4 cxd4 4.~:<d4 a6 S.idJ


~c6 6.!!'.lxc6 bxc6 7.0-0 d5 8.~dl ers 9.bJ
La nueva posición del alfil marca la dife- Ab4 10.exd5 Acl 11.ftbl cxdS 12.Ab2 flc7
rencia. De estar sltuado en "bé", sería posible 13.i.~cJ 'ffxc3 u.ee2 ib7 15,gbel 0-0
38 ... @n. mientras que ahora las negras no 16.f4 ~d7 17.~rJ o5 18.a4 b6 19.e'eJ Bfc8
pueden contrarrestar la jugada 39 sb3. Tras el 20,/¿\d,4Aa6 21Jba6 ix:i6 22.excJ JbcJ
avance del peón a "g5", el caballo blanco ha
tomado posesión definitiva de la casilla "(5", y
1:1 posición negra rápid:imente se viene abajo,

39.~rs BhS 40.M! g-i

~o son mejores otras jugadas. A 40... g:"<h-'. las


blancas disponen de l:i muy fuerte 41 Eg7.
cuando su torre irrumpe en la séptima ñla, con
destino a los peones enemigos del flanco de
dama. mientras que a 40 .. ,ggs habrí.l seguido
~ l h:(g5 fag5 42 gh3 h4 43 g3 hxg3 44 &h6+
y 45 fag3.
Las blancas jugaron la apertura de forma
-H.fJ g7<f3+ 42.WxrJ 1d6 4J.gg7 BbS
4-Ui:i7.ifS 45.lha5 ffb2 46Jlfo8! r;!}f7 47.g~!
imprecisa. La teoria moderna considera In
continuación de Averbaj 8 c4!, como la más
peligrosa para las negras. Su idea es suma-
las blancas juegan fa fase concluyente con mente atractiva: abrir de lnmediato el cenero y
gran energfa. explotar la falta de desarrollo de las negras y
los defectos de su formación de peones .
.J7 ... hxg4+ 48.mxg4 fhc2 49.Ra7+ c;tie8 Después de 8 ... ~ f6 9 cxd5 cxdS l O exd5
SO.h5 gg2+ 51.~hl gel 52.lta8+ Wn SJ.h6 ~xdS 11 ie4! 1:7 12 tc3 1b7 13 ixd5
1xh6 C:(d5 14 Y;°a4+ ~d7 15 'a°xd7+ c;txd7 16 ~di.
· las blancas ganaron un peón en la partida
:'\o había otra forma d~ parar el peón. Averbaj-Taimanov (Leningrado 1960. 27º
Campeonato de la URSS), mientras que
S-t~xh6+ tbg6 ss.ers lb'°' S6.~e7+ ~g5 10 ... cxdS l l lcc3 i.e7 12 ~a4+! ti'd7 13 ge 1 !
57.ggs+ 'it>hS ss.ss ga4 S9.~xc6 le concedió a las blancas una clara ventaja.
Fischer-Petrosian (Buenos Aires 1971. Final
:-,.;o tiene mucho interés el resto de la partida, de Candidatos).
que concluyó así: Actualmente. en respuesta a S idl, las negras
suelen elegir S .. .1c5, 5 ... g6, o aún más a
S9... t5 60.BaS !a3+ 61.Wg2 e4 62.a6 r4 menudo s ..
.lof6. y a c2-c4 (inmediatamente o
63.a7 !a2+ 64.~n lfal+ 65.di'e? la2+ tras el enroque), adoptan una formación
66.C.Pdl lal+ 67.Wcl la2+ 68.Wb3 Jb6 "erizo", con ... d6, ... b6, .. .ib7, etc.
69.Bh8+ Wg4 70.a81' fha8 71.Bxa8 rJ 9 ~e2 es más fuerte que 9 b3, y sólo después
12.g;c2 tgJ 73.Wdl 'itf2 7·t~e5, y las ne· de 9 .. .ie7 10 :et 0-0. 11 b3! (Smyslov-Tal,
gras abandonan. Yugoslavia l959, Torneo de Candidatos). Por

28
úlcimo. tras 9.. i.b4!, las blancas podían haber importante. En esta posición no hay nada que
jugado 10 1b2f (Spassky-Petrosian, Moscú les impida a las negras avanzar sus peones
1969, Campeonato· del Mundo), sin temer a centrales y conquistar espacio. Su rey se
10... 1xd2, en vista de 11 ti'xd2 dxe4 12 egS!, encuentra ya en el centro. y está listo para
con complicaciones favorables a las blancas. apoyar el avance de sus peones, así como para
Después de to exd5?! icJ!, la posición negra atacar el flanco de dama enemigo. Es posible
y;i es preferible, aunque. por supuesto, sigue que el final esté ya perdido para las blancas.
sin haber nada decisivo. A fin de explotar el
ligero debilitamiento del flanco de dama 30.~bS C6 31.Wf2 es 32.fS?
blanco. Portisch, con l 7 ... a5, provocó la
respuesta 18 a4, restringiendo la movilidad de Es más natural 32 fxc5.
los peones blancos. llevando el juego a un
final favorable. 32 ..• ~cS 33.~0 d4 34.'aaJ e4+ 35.We2
Los peones blancos del flanco de dama están
ñjados e inmcvilizados. Sí las negras eonsi- Aquí se tiene la impresión de que todo es
guen poner en marcha su centro de peones, su satisfactorio para las blancas. que tienen cierto
ventaja será tangible. · contrajuego con el ataque al peón de "aS".
mientras que los peones negros centrales están
controlados. por el rey. Pero la impresión es
engañosa. Portisch ha evaluado profunda·
Robatsch elige un plan erróneo. Tiene la mente la posición. y en tres jugíldas quedará
intención de simplificar. asumiendo que ése es claro que las blancas .estdn al borde de la
el camino más corto hacia las tablas. Pero en derrota.
el final de caballos la ventaja negra será aún
más evidente. puesto que las blancas no 35 ••• md7! 36.~c4 ~b7 37.Wd2 wc6
podrán neutralizar el avance de los peones
centrales enemigos. En cualquier caso, aun Amenazando con llevar el rey a "b-t", con un
con las torres sobre el tablero tendrían las control absoluto de la posición.
blancas numerosos problemas.
38.c3
2-L.gas 25,gcJ ffac8 26.0bS ~f8 27 lhcS
lhc5 28Jk3 ixcJ 29.~xc3 q;Je7

Las negras se enrrcntan a problemas concre-


tos. 38 ...dJ Íillh1. por 39 b4. con las mismas
Uno de los principales factores en los finales posibilidades. A 38 ...WcS, fas blancas no pue-
de caballos es la \lentaja espacial. La situ3Ción den jugar 39 ~xaS ~uS 40 b4+ Wc4 41.bxaS
de los caballos también es. por supuesto. muy dxc3+, pero despu~s de 39 cxd4+ Wxd4

DEFENSA SICILIANA 29
40.~c:3, mantienen esperanzas de tablas. S6.Wg4 wcs57.WhS Wd5 58.Wxh6 ~es
Portísch opta por una elegante continuación, 59.~g6 ~b4. y las blancas abandonan.
basada en la explotación de factores tácticos.

38 ...eJ+! 39.We2 Fischer - Taimanov (B-t7)


Candidatos Vancou ver, 1971
Es evidente que 39 @d3 pierde de inmediato,
por el jaque en "cS".
1.e4 cS 2.tof3 ~c6 3.d4 cxd-l 4.lilxd4 ~c7
.39 .•. dxcJ ..io.wxe3 ~es 41.~d3 Wb-l -U.qjlc2 HkJ e6 6.gJ a6 7..ig2 ~f6 8.0--0 ~xd..J
~cS _.J.~:<a5 9.thd-' ic5 10..if4!

La mejor posibilidad práctica. 43 ~e3 lilxb3 La Variante Paulsen en encontraba en la cima


..1-J '~d5+ ~:<a4 45 ~xc3+ ~:i3 habría llevado de la popularidad a comienzos de los años
a una fácil victoria técnica. sesenta. y el mérito principal de su éxito se
debe, sin duda. al gran maestro Mark
Taimanov. Hoy eso parece inverosímil, pero
un hecho sigue en pie: En el 300 Campeonato ·
Por el caballo las blancas tienen dos peones de la URSS (Erevan 1962) todos los contrin-
unidos. de modo que las negras deben jugar cantes "blancos" de Tairnanov abrieron el jue-
con precisión. go con l c4, y en las nueve partidas se planteó
la Variante Paulsen. Resultado: Tairnanov
~ ... 'itb6 4S.aS+ Wc6 46.M ~e-4+ 47.~d.i consiguió.¡7 puntos de los 9 posibles!
~d6 48.g..J Uno de los pocos grandes maestros que jugaba
la Sicillana por entonces. Bronstein, evitó la
Las consecuencias de 32 f5? empiezan a ha- Paulsen. que en una ocasión había manifes-
cerse notar. tado que le sorprendía que " ... un barco con
tales vías de agua (refiriéndose a los
48... ~n 49.a6 ~d6 "agujeros .. en la fonnación de peones) ... pu·
diese mantenerse a flote tanto tiempo." Por su
Es importante para las negras expulsar del parte, al enfrentarse, con blancas, a la
centro al rey contrario. Variante Paulsen, Bronstein basó su estrategia
precisamente en explotar las casillas negras.
Por ejemplo. en las partidas contra Ivkov
(Lvov 1962, URSS·Yugosk1via), Taimanov
50 h.i era malo, a causa de 50 ... hS ! (Bakú 1961, 29º Campeonato de la URSS),
Boleslavsky (Riga 1958. 25º Campeonato de
so... h5! 51.gxhS Wb6 la URSS) y otros. JO if~! también es una
invención de Bronsrein, con el mismo
Los peones blancos están desperdigados y objetivo: ¡juego sobre casillas negras! La
sentenciados.Portisch comienza la reco- partida Bronstein-Taimanov (Budapest 1961)
lección. continuó con l0 ... ixd4?! 11 1xc7 ixc3 12
bxc3 es 13.e"dS lihdS 14 ieS f6 15 id4, con
52.bS ~xbS S3.h6 gxh6 S4.~e4 0c7 55.c¡f}f.¡ vent1ja blanca.
~xa6
10 •.. d6 ll.ffdl h6
En solo cuatro jugadas han desaparecido del
tablero tres peones blancos. El fin está Las negras quieren jugar •.. eS, restringiendo el
pró"imo. alfil rey blanco. pero entes impiden igS. que

30
les permitirla a las blancas controlar el punto Endgame Strategy (Pergamon, 1985). donde
es. este final es analizado en detalle por uno de
l l ... h6 es una jugada del gran maestro los autores.
Vasiukov, segundo de Talmanov en er match Para evitar duplicación de material, sólo.
de Vancouver, que la introdujo en el torneo de incluiremos aquí el resto de la partida sin
Skopje, en 1970. La partida Janosevíc- comentarios.
Vasiukov, prosiguió así: 12 ~a4?! eS!
13.lthcS dxc5 14 ieJ ~g4, con buen juego
para las negras. Fischer encuentra un plan
sencillo y lógico para presionar en el centro,
contra el cual las negras no lograrán igualar en
esca partida. Acrualmente. después de la
jugada 11 de las blancas. la posición se
considera favorable ni primer jugador, y las ·
negras suelen optar por planes más flexibles,
como. por ejemplo:
8 ... h6 9 ctlxc6 (9 ~b3!?) 9 ... dxcé 101e3 e5
11 'tla4 Ae6 12 1b6 ~c8 13 -tlc5, con una
ligera ventaja blanca, ·Tal-Romanishin, Ere van
1980, o bien l é4 c5 2 ti) f3 e6 3 d~ cxd4
4.toxd4 loc6 5 loc3 a6 6 g3 ~ge7 7 'ub3 d6 2-UeS b6?! 25.in? as 26.ic4 lf'S 27.~g2
8J.g2 id7 9 0-0 loes!? 10 a4 .ie7 11 a5 0-0. Wd6 28.~fJ li)d7 29.!eJ ~b8 JO.ldJ+ Wc7
con lucha complicada, Romanlshin-Talmanov 31.c3 li)c6 32.ieJ Wd6 33.a4 ~e7 J4.h3!
(Leningrado 1974, 42° Campeonato de la ~c6 35.h4 h5?! 36.ld3+ cbc7 37 .ldS f5
URSS). J8.!d2 gf6 39.le2 Wd7 40.lfeJ! g6 41.ibS
id6 42.We2 ~d8 43.BdJ Wc7 44.ixd6
Wxd6 45.WdJ ~e7 46.J.eS WdS 47.l\O+
'it>d6 48.~c4 Wc6 49..leS+ Wb7 50.WbS
13 .. .1.~e3?! es desfavorable: 14 fxe3!. y ~cS Sl..ic6+ Wc7 52.J.dS! ~e7 SJ.J.f7 ~b7
l4 ... ~e7? pierde, por 15 ibf6. s.i..i.bJ Wa7 55..idl Wb7 56.10+ ~c7
57.ct>a6 loes 58.AdS ~e7 S9..ic4 ~c6
1-U.xc5 dxcS 15.f3 1e6 16.C4 gd·s 17.~dS 60..if7 ~e7 61.J.es
.l'<d5 18.exdS e4 19.lfel lxdS 20.gxe4+
mdS 21.'ee2 lxdl+ 22.tfxdt+ ti'd7

Las negras buscan alivio en el final. La


posición, después de 22 ... d;,cs 23 ge5!, no
podía seducirles.

23.tlxd7+ Wxd7 (Ver diagrama siguiente)

La posición tiene un carácter abierto y, por


tanto, el alfil es claramente superior al caballo.
Es cierto que resulta muy difícil materializar
esta ventaja, puesto que la distribución de
peones es simétrica, y no hay posibilidad de
crear un peón pasado. Zugzwang.
Para ver cómo resolvió Fischer este problema.
remito el lector a la página 179 del libro 61 ...dld8 62.ixg6 ~xg6 6J.Wxb6 Wd7

DEFENSA SICILIANA 31
6-tWxcS ~e7 65.b4 a:<b-i 6ó.cxb4 lt)cS 67.aS En casos en los que las negras logran realizar
~d6 68.bS t¿)e4+ 69.\Ílb6 Wc8 70.@c6 \Ílb8 la ruptura central, el activo emplazamiento de
7J.b6. Las negras abandonaron. sus piezas les garantiza un final favorable.
Además de las partidas que aquí se examinan,
llamamos la atención del lector sobre las
partidas Smyslov - Tal, Yugoslavia 1959,
Variante Boleslavsky Torneo de Candidatos, comentada por
Srnyslov, en la pág. 123 del libro /25 Selected
A mediados del siglo XX. después de las Games (Pergarnon 1983). y Karpov-Mecking,
jugadas l e4 c5 2 tof3 loc6 3 d4 cxd-t 4 lZ):<d..J Hastings 1971-72. pág. 67 de Anatoty
tfó 5 ~c3 d6 6 i.e2, el Gran Maestro Isaak Karpov: Chess is my Li/t (Pergarnon, 1980).
Boleslavsky comenzó a emplear un sistema de
juego que implicaba avanzar dos casillas el
peón "e". A cosca de debilitar la casilla "d5" y
el peón .. dé", las negras ganabao espacio, des·
Loevenñsh • Boleslavsky (B58)
Kuibishev, 1943
viendo el caballo blanco de "d-t" a una
posición más pasiva {en "f3'" 6 "b3"). Las
primeras partidas de Boleslavsky demostraron 1.e4 cS 2.ton ~c6 3.d4 cxd-1 4.toxd.t ~f6
que su método de juego era perfectamente S.~c3 d6 6ie2 e5 7.~f3 h6 8.0--0 1e7
aceptable y prometedor para las negras, y 9..1e3 0-0 10.ed2 J.e6 11.gadl ie8 12.h3
pronto las blancas dejaron de jugar ie2 en el ges 13.~h2 ~as u.ff el ~c..J 15.icl a6
sexto movimiento. 16.l,~rJ tfaS 17.tdJ bS 18.bJ ~a3 19.~d5
u estrategia de Boleslavsky también tuvo eco e'xel 20.~:d'6+ .txf6 21.lt)xel
en la Variante Najdorf, en la línea 1 e4 c5
2.~t1 d6 3 d4 c;w;d4 4 ltlxd4 ltlf6 S luc3 a6
6.1e2 eS. Boleslavsky logró derrotar n sus
oponentes incluso en el final. En esas partidas.
las blancas actuaban como hipnotizadas por la
casilla ·d5", mientras que las piezas negras
iban ocupando casillas clave, minando gra-
dualrnente la posición enemiga.
En fa actualidad, los métodos de juego de las
blancas, en finales resultantes de la Variante
Boleslavsky, se han desarrollado satisfac-
toriamente. El principal mérito debe acreditar-
sele al Gran Maestro Etim Geller, quien ha
disputado un considerable número de partidas
estratégicamente completas. demostrando pla- Esta partida fue una de ras primeras en las que
nes efectivos para las blancas, tanto en el se jugó la Variante Boleslavsky (6 .ie2 e5!).
medio juego como en el final. En este libro por lo que no es sorprendente que, enfrentado
incluimos dos partidas que se han convertido a una nueva interpretación de la Defensa
en clásicos: Geller-Fischer y Geller- Siciliana, Loevenfish no lograse encontrar un
Bolbochán. plan efectivo y, poco a poco, quedase en
La estrategia de las negras en finales de la posición inferior. Tras retirar su caballo a
Variante Boleslavsky es muy clara: deben "tT'. las blancas debían haber desarrollado su
tratar de realizar el avance ... dS. La tentativa alfil dama por .. b2'", impidiendo, durante
de debilitar fa presión blanca en el centro. con mucho tiempo. el avance ... d5. Por ejemplo:
.. .rs. es. por lo general. inefectiva. siendo un 8.b3 Ac7 9 0-0 0-0 10 ib2 Ag4?! 11 ge I r:cs
ejemplo la partida Tal-Najdorf 12 h3 .bfl 13 ixf'J ~d4 14 tidJ b.S 15 idl!
b4 16 loe2! : (Srnyslov-Ciocaltea, Moscú Disponiéndose a atacar el peón de "b3".
1956). o bien 8 0-0 .ie6 9 b3 !e7 10 .ib2 O·O
11 't)d2 lt)d4?! ( l l...d5!? 12 exdS ~:<d5 13 29.f4 ib8 30.i:<cl dxcJ 31.fxeS ixe5
't)xd5 ixd5 14 loe4t) 12 id3 fk8 13 ioe2 32.~fJ ixgJ 33.~d-t gd6 3,tlors gxdJ
~xe2+ 14 lf9xe2 ltld7 15 c4 a6 16 lobl ! loes 35,gx:16 ibbJ 36.ik6 gb2! 37.loc7+ ~h7
17 loc3 igS 18 !:fod l : (Bronstein - Lanka, 38.gxf7 gd 1 +. Las blancas abandonaron.
Yurrnala 1978). La disposición de piezas
elegida por Levenfish resultó desafortuna,
porque le permitió a las negras desarrollar
Stoltz - Bolesluvsky (B58)
libremente su iniciativa en el flanco de dama.
Groninga. 1946
Para contener la presión de las piezas negras,
las blancas han entrado en un difícil final. Con
su brillante jugada siguiente, Boleslavsky 1.e4 cS 2.~f3 ~c6 3.d4 cxd-í 4.loxd4 ~f6
consolida su control de una casilla muy S.~c3 d6 6.ic2 es 7.~f'3 h6 Sic4 ie7
importante en la posición blanca, fijando el 9.~e2 0-0 10.h3 ie6 11.0-0 ges 12.ibJ
débil peón de .. c2", y tras la ruptura ...d5, la ~a5 IJ.gd 1 'e/c7 U.g4 lrJxb3 15.axbJ a6
posición blanca se colapsa, 16.Whl bS 17.b4 ~c4 18.ti'xc4 !lxc4 19,gcl

21...iobl!

Una maniobra que no se ve a menudo. De esta


forma tan inhabitual las negras uasladun su
caballo a la debilitada casilla "c3".

22ib2 ~c3 23.ial ?!

Es comprensible que las blancas sean reti-


centes al cambio en c3, pero tampoco pueden
tolerar durante mucho tiempo la presencia del
caballo en esa casilla. Pronto se verá obligado
Loevenfish a cambiar alfil por caballo, en
Las blancas han jugado la apertura sin
situación aún más desfavorable.
mayores pretensiones. y con jugadas sencillas
y naturales las negras han obtenido buen
23 ... d5! juego. Especialmente apropiada fue la jugada
13 de Boleslavsky, pues si entonces 14 ~b5,
La ruptura temática en el cenero, con la que la habría seguido 14 ... ic4 15 i:-:c4 lf9xc4
posición blanca comienza a caer en picado. 16.e'xc4 gxc4 17 ~xd6 i.:<d6 18 ihd6 gxc2
19 lcxe5 ges 20 ~d3 ~xe4 21 gd5 !oc4, con
2-U-J d.;$ 25.a4 mejor final para las negras (Boleslavsky). La
reacción de Stoltz. 14 g4? y 16 g,>h l ?, con
Una débil tentativa por lograr contrajuego. idea de poner en marcha un ataque en el
flanco de rey, puede provocar hoy una irónica
25 ••.J.d7 26.axbS ixbS 27.gJ sonrisa. pero no debemos olvidar que hace
medio siglo la Variante Boleslavsky era una
Ya es demasiado tarde para sugerirles nada a perfecta desconocida, y que a veces se reali-
las blancas. zaban tentativas excesivamente agudas de
refutarla.
2i . .Íxd3 28.c~dJge6 Las negras respondieron con un enérgico

DEFENSA SICILIANA 33
contrcjuego en el flanco de dama y llevaron la Por supuesto, también h:ibría ganado
partida :i un final favorable, aunque, como 31 ... icS+ 32 @g l lhg2+ 33 Wxg2 f5.
demostré Boleslavsky, 17 .•• Yiib7, con fas ame·
nuzas 18 ... g.,c3 y 18 .. Jhc~, posiblemente 32.ik2 d.J 3JJk7 ieS+ 3..J.Wgt d2 35.gdl
habría sido mis fuerte. id..S+ 36.~h2 fü:?+ 37.WgJ .ixe4 38,gc4
En el final las negras tienen una decisiva go+?!
ventaja posicional. La formación de peones
blancos estd arruinada, tanto en el flanco de Una imprecisión en apuros de tiempo. 38 ... g5
d.irna como en el de rey. Por otra parte, las habrfo ganado de: inmediato. La jugada de l;1
negras tienen la ventaja de la pareja de!' alfiles partida les permite a las blancas resistir duran-
y una gran superiorid ..id en la situaclén de sus te ocho jugadas más.
piezas, lo que pronto les reportará un peón. ya
que las blancas no pueden salvar su peén de 39.Wh2 .tes+ 40.@gt dS 41.gcs+ ~e7
"b~". 42.lhdl ir.i 4J,gb2 ll.eJ+ 4-1.Wh2 sn
43.@gJ ggt+ 46.@h? !g6, y las blancas
19 .• .i.cS! abandonaron.

Las negras defienden su peón de "aé" y. de


paso, trasladan su alfil a "b?", desde donde! Sterner • Boleslavsky (B59)
atacard el peón de .. e4". Su~i.1-URSS. Estocolrno. 1954

20.gS hxgS 21.i~gS Íb7 22.~h2 gxb-' J.e4 cS 2.~fj ~c6 3.d-1 cxd4 4.lihd_, ~f6
2J.b3 !kS 2-UfeJ iM~! 25.ggl ~fS 26.1xf6 s.tik3 d6 6.ie2 es
7.lubJ J.e7 8.0-0 0-0
1xf6 27 _gg4 b.J 28.lth.J 9.1e3 ie6 10.f..i aS 11.fn5 dxe5 12.~xdS
&fxdS

28.. Jhc2!
Al elegir la Variante Boleslavsky. las negras
Boleslavsky encuentra la forma más rápida de voluntariamente renuncian a fas promisorias
ganer. Con este sacrificio de calidad las ventajas de un "final siciliano", En efecto,
negras logran un ataque muy fuerte. pocos jugadores podrían disputar de buen gra-
do la hipotética posición resultante de retirar
29.~xd-' ud4 30.Be1 mentalmente las damas del tablero tras. diga-
mos, la séptima jugada negra. pues el peón de
30Ef3 ie5+ 31 d;g2 :e2 todavía era peor. "d6" no es. precisamente. un adorno par~ la
posición negra, Pero en el medio juego,
30... !:d'2+ 31.!g? JUJ aunque las negras tienen un ·mJJ• peón "d", si
disponen, en cambio, de buen juego para sus 15.•• a4 16.~d2
piezas. En la presente partida el oponente de
Boleslavsky buscaba de forma descarada las Si l6 loc5. las negras podían responder con fa
tablas, pues con tal de cambiar damas, libró a desagradable 16 .. .ib6.
las negras de su lastre de "dé", reforzando así
la ya poderosa disposición de piezas contra· 16 ... a3 17.b3 ~g-4 18.icS ~xdJ 19.cxdJ ges
rias y, para colmo, creó un peón débil en su 20 ..b.S
propia posición "e-t". No es sorprendente. por
tanto. que no pudiera resistir en el final. 20 d4 b6 21 ib4 loeJ! sólo habría prolongado
Hablemos ahora un poco acerca de la un poco la resistencia.
apertura. Si las blancas eligen el plan con f2-
f 4, entonces la jugada ·9 ~3 es superflua. Las 20 .• .J.b6+ 21.~fl t¿)eJ+ 22.~e2 ioc2, y las
negras podían ~.iber igualado fácilmente con blancas abandonaron.
lO exf~ 11 .bf4 (con pérdida de tiempo)
=.
l l d5 12 eS loe4 o incluso 10 ...dS !? 11 f5
d4. rs más fuerte 9 ~h l. y también 9 f4. Por Geller • Bertok (B92)
ejemplo: 9 <;f;h 1 ie6 10 .f4 exf4 11 i.'<.f4 d5 Yugoslavia-URSS, Belgrado l 96 l
l 2.e5 ~e4 13 idJ ~:"<el 14 bxc3 !k8 15 lod4
~ d7 16 gb 1 !oxd4 17 cxd4 ; (Karpov •
Tirnrnan, Bad Lauterberg 1977). Boleslavsky 1.e4 cS 2.lQO d6 3.d4 cxd-l 4.lo:cd.t lt)f6
descartó 10 ... exf4. en favor de 10 ... a5?!, s.{¿)cJ n6 6.ie2 es 7.lobJ ie7 8.0-0 0-0
buscando un juego m:is complicado, pero lo 9.ie3 Y9c7 1Ufd2 lt)bd7 11.a4 b6 12.ffídl
cierto es que podía haber quedado en posición ib713.rJ
inferior: 1 l rs ! .ic8 12 1c4! a4 13 ~d2 a.3
l~.b3 ~b4 lS ~dS ~bxdS 16 i.:\dS luxd5 El gran maestro Geller realizó una enorme
17.exdS ~ (análisis de Bolesla ..-sky). Todo contribución a la teoría de la variante 6 1e2
esto. sin embargo, queda entre bastidores. e.S. Fue él quien estableció los planes estra-
puesto que Sterner jugó sin dudarlo 11 faeS? ... tégicos para las blancas, diseñando fo dispo-
sición correcta de piezas, que incluso hoy
lJJ!fdl? sigue vigente. Ést.is son sus propias palabras
al respecto: "Es un error suponer que la idea
predominante de las blancas, en la Defensa
Esta nueva jugada -que confirma el ansia sim-
Siciliana. debe ser el ataque en el flanco de
plificadora de las blancas- conduce a una posi-
rey. Después de todo, en las variantes en las
ción perdida. Como posteriormente demostró
que el caballo se retira de "d-." a "b3". todas
Boleslavsky, era esencial 13 ~c5 ixc5
las piezas menores blancas, así como la dama
l~.ix.c5 ~d4 15 id3 (15 ie7? liJ:ice4! y la torre dama. están normalmente dirigidas
l6.ix.d8 ~xc3 17 bxc3 le:te2+ 18 ctf2 sxdS hacia el flanco de dama. donde las negras
19 <;Pxe2 ic4+) l5 . ..lLJd7 l6 1a3 gacS, con están debilitadas, a causa del avance de: sus
mejor juego de las negras. peones "a" y "b". Por consiguiente, tiene sen-
tido atar primero las fuerzas negras con
13-~b4 14.gxd8+ixd8 lS..idJ acciones en el naneo de dama. y sólo
entonces, si la oportunidad se presenta. puede
Las blancas no disponen de una continuación volverse la mirada sobre el naneo de rey.
satisfactoria. 15 .id 1 es malo, por 15 ... Ag4!. "A principios de los años sesenta el pf:in
mientras que a 15 gel hubiera seguido IS ... a4 instaurado por Geller, de: distraer a las negras
16 iod2 ( 16 '()cS Ab6 17 1t2 ixc5 18 Axc5 en el naneo de dama y en el centro, quizá era
loxa2) 16 ... ~xa2! 17 ~xa2 ixa2 18 b3? iaS! la más importante ide3 estratégica en la
(Boleslavsky). Defensa Siciliana. No debe sorprender, por

DEFENSA SICILIANA 35
tanto, que los oponentes de Geller, con cual fas casillas débiles de fa posición negra
independencia de! su fuerza. fueran incapaces ("d5", •d6", rtt", "f5") sencillamente no pue-
de contrarrestar su estrategia sistemática "di! den ser def endidas. Como demostré Simagin,
sofocación", En esta partida. evaluada bajo los la única posibilidad de resistir era 16 .. J;:d4!?
parámetros actuales, las negras cometieron
varios errores, pequeños, por supuesto, pero 17.lbdl gdS 18.sxdS+ ixdS 19.ic4!
suficientes para finnlizar en una posición
estratégicamente dificil. Veamos:
( l) La temprana definición de la posición de
b dama: 9 ... ';;'c7?! t-.Us flexible es 9 ... ie6.
('.?) IO .. J~bd7"?! también es impreciso, por dos
razones: .{aj contra a1-a4, una de IJs jugadas
básicas del esquema blanco, es importante
responder ... ~c6-:. que ahora ya no es posible:
(b) la jugada contempla el desarrollo del alfil
por .. b7", donde no queda especialmente bien
situado. porque no ejercerá control sobre las
importantes casillas ''c-r' y "f5". Es mejor
IO .. J.e6.
En la práctíca moderna. las negras luchan de
forma mucho más enérgica contra el esquema Con su última jugada. las blancas instalan su
blanco. Por ejemplo: 8 ... 11!6 9 i:3 ~bd7 a!ril en fo importante diagcna! "n1·g8" y se
10.a4 lk8 11 ~d] ~b6 12 a5 ~c.i 13 1:\c.J disponen a formar una batería dama+alfil
g:<c.i. 14 's'd3 ~es 15 td1 gc6 16 :k1 0--0 sobre la diagonal "f 1-~6", para atacar el peón
17 €:a4 d5! (Geller-Dvoiris, Sochi 1933). negro de "aé",

13-.:Srds u..tn ~c5?! 19•. ..ie7 20.~e? ti'cS 21.'tYdJh6 22.~n!

L'na jugada antiposicional, con la que se Todas las casillas y diagonales estraté-
incrementa la ventaja blanca. En esta variante. g icarnenre importantes. así como la únicJ
.. .!:.cS sólo es válida si, tras el cambio en columna abierta. están en poder de las
"cé", las negras pueden movilizar rápidamente blancas. Las negras están condenadas a una
su falange de peones, ... c-t •... b5. etc. Para triste defensa. pero Geller no se precipita a
ejecutar este plan. se necesita el nlfil en "eé", emprender acciones positivas. DespliegJ todas
A.sí, la partida Bradvarevic-Sckolov, Yugos- sus piezas a fas casillas más favorables, sin
lavia 1961. continuó con 10 a4 b6 11 ~d2 olvidarse de su rey.
1~6 12 gfd t ~bd7 13 f3 ~c5 14 ~-'<C5? (aqut
es más fuerte 1-t ~el! -Boleslavsky) 14 ... dxc5
15 ~el e~ 16 ~!'2 W;'i;6 17 ~hl b5, con
ventaja de las negras.
El comienzo de la ofensiva. El alfil se dirige a
15.fihcS dxc5 16.~r.? lhdl? "g3" para atacar el peón ·es·.

Esta captura constituye el error decisivo. El 2.t..g¡f8 2S..lg3 ~d7 26.~dS!


cambio de un par de torres conduce a un final
sin esperanzas para las negras. Tras ocupar la El caballo blanco inmediatamente ocupa la
casilla •c4", las blancas presionan sobre el brecha abierta en el centro.
peón de ·a6", desvían la dama negra a ·es" y
se apoderan de la columna "d", después de lo 26....igS 27.1f2!
· No tiene sentido para las blancas entrar en famosa estrategia de Geller (~b3-cl-a2-b4·
complicaciones. con 27 ~xb6 lu:cb6 28 ~d6+ dS). Actualmente. las negras no se apresuran
g;>g8 29 ~,tb6 ~d7. con 9 ... Y9c7 (9 ... ie6!), y en la jugada 12.
tendría sentido l 2 ... !k8 !? , a fin de responder a
27 .. .idS 28.~eJ ic7 29.~fS ib8 30.iM 13 f3 con 13...CLJc6! 14 lcJd5 .i,1(d5 !5 exd5
'tYc6 31.idS ffc8 ~~!
u evaluación del final en sí mismo es clara:
B trabajo preparatorio se ha completado y la posición negra está estratégicamente per-
ahora. con un golpe táctico, las blancas dida. Las blancas tienen demasiadas ventajas:
concluyen enérgicamente la lucha, superioridad espacial, los dos alfiles, mejor
estructura de peones, indiscutible control de
32..i:d7! gS las casillas blancas, además de: pode» atacar
con peones en ambos flancos.
Si 32 ... W:itn, las blancas rematarían mediante
33 ~c4+. 20 ... g6 21.cJ g.¡7 22.ibS ElbS 23.ft::adl '.ftg7
2.t~n lk7 2S.liftc2 ~c6 26.cJ ~es 27.ial
33.ti'c4: ~f6 ~.Arz ~c6 35..i.g6 ~d7 36.aS!
.ia7 37 .axb6 .ixb6 38.A.~cs+ ixcS . Las blancas tienen numerosos planes a su
39.1bd+ Wg8 40.~xeS, y las negras abando- disposición. Pueden preparar el avance b2-b4,
naron. o también f2-f 4, pero Geller toma la decisión
más sabia: precisamente no tomar ninguna
antes del control. Porque jugar en una
Geller - Bolbocbán, Julio (B92) posición así, con negras, es mucho más difícil,
lnterzonal de Estocolrno, 1962 ya que tienen que vigilar constantemente las
posibles maniobras de las piezas blancas en
ambos flancos, y prepararse para rechazar una
t.e4 c5 2.~f3 d6 3.d4 cxd-l 4.~xd.& ers eventual ruptura en cualquier sector del
S)i)cJ a6 6ie2 eS 7.~bJ J.e7 8.0--0 0-0 tablero. Jugar así resulta siempre exhaustivo.
9..ieJ Y!fc7 10.ffd:? b6 11.füdl 1e6 11.a.i De modo que Geller también ha evaluado
lobd7 13.fJ "1>714.i~ct grd815.lol3.2 loc5 correctamente la situación en el plano
16.~b-' aS 17.~bdS ioxd5 18.loxdS .ixdS psicológico. Por otro lado, cualquier avance
19.ff xd5 ihdS 20.Ih:d5 . activo de I as negras puede resultar fatal.
Ahora bien, mantener la tensión de una
posición dada, parando continuamente las
amenazas potenciales del oponente, sin poder
siquiera pensar en emprender la menor manió-
bra activa, es una tarea que hasta los mejores
jugadores del mundo rara vez pueden asumir.
Por consiguiente, la probabilidad de ganar la
partida con el mínimo "derramamiento de
sangre" (es decir, permitiéndole al oponente
que pierda) es muy elevada.

27.. .if8 28.idJ ie7 29.lb2 Bbc8 30.BaJ


la7
El final que tenemos en el tablero es la
culminación de la estrategia blanca. Ésta fue Por el momento las negras se defienden
una de las primeras partidas en que se vio la eficazmente, impidiendo lo ruptum b2-b4.

DEFENSA SICILIANA 37
31 ~bS ffbS 32.Ha 1 ik7 33.llad l ars 3-'.in 11.'tfd2i.b7 12.fJ ic6
ie7 Js.wn Ars 36.@g2 ie7 J1.ge1
Una idea muy Interesante. Por entonces se:
Las blancos comienzan a hostigar a su rival consideraba que el plan más fuerte era el que
por el otro lado. se: llevó a cabo en la partida Suetin -
Sbamkovich (Leningrado 1960, 27° Campeo-
37 .. .ii:)e6 3S..ie3 lfa7 39.l:fo2! nato de la URSS): l 2 . ..l!Jbd7 13 gfd l gfcS
1~. g:icl? 1c6 15 t:'el ~b7 16 'a'fl d5!
l 7 .exd5 ~xd5 18 ~xd5 ixd5, con excelente
juego, puesto que a 19 ixa6 g:<:16 20 lhd5
~,d5 2 l 'ª'.u6 seguiría 2 l...g_'<c2! 22 lhc:2
':;d l +, con ventaja. Fischer . corno vemos, ha
evuado el plan "más fuerte" y. desde luego, no
sin razón. En lugar de 14 ifoc1, Gelter habría
jugado 1.i !2.ct!, y puesto que l.J ... d3 no es
posible ( 13 e,d5 ib-4 16 Cu l :i2 :t). el caballo
se dirige. vía "a~··. a "b-J" y "d5'", mientras que
... :15, impidiendo €>b4, entrega la casilla "bd",
1'0 obstante. el orden de jugadas elegido por
Fischer tampoco resuelve el problema a que se
enfrentan las negras. Geller despliega sus
La amenaza es más fuerte que su ejecución.
piezas a las mejores casillas (ad2!. ic4!.
39 ... fS? 40.erl5 gxí5 41.U: ~fl !. eta~!). paralizando el flanco de dama
negro y el centro.
Las negras se rindieron.
La pérdida, al menos. de su peón de ''fS" es lH~fdl ~bd7 U.§'et h6 15.~n eb7
inevitable. 16..ic.i gres 11.gd2 ~ra 18.©cl 't)g6
19.~fo2!

La jugada clave de la Variante Geller. Las


Geller - Fischer (B92) negras tienen una desagradable elección:
Interzonal de Estocolmo, 1962 permitir que el caballo de "a2" llegue a "b-t", o
bien. tras ... a5. que el caballo de "c3" llegue a
I.e4 es 2.lU3 d6 3.d4 cxd-t 4.!oxd4 tr6 "b S", Fischer descubre la mejor posibilidad
5.~c3 a6 6 . .1e2 e5 7.itlb3 .le7 8.().....() 0-0 práctica: sacrificar un peón, llevando el juego
9.1eJ 'f!!c7 10.a4 b6 al final. donde trata de atar las piezas blancas
mediante una clavada sobre la columna "a".
En las primeras rondas del torneo, Leonid
Stein se opuso a la variante de Geller, basando 19 ... b5 20.axbS axb5 21~xb5 ixbS
sus esperanzas en el avance •.. d5. La partida 22.l9xb5 'e.lb5 23.ti:l:'<hS ffoS 2-t~bc3 lkaS
sizuió 8 ...ec7 9 ie3 lubd7 10 a4 0--0 11 a5 (ver diagrama siguiente)
b5 12 a:(b6 ltJ.,b6, pero con varios golpes
precisos Geller refutó este plan, consiguiendo En este final las blancas tienen un peón de
una gran ventaja: 13 lc:iS! 1e6 14 ~d2 gfdS ventaja en una buena situación. y objetiva-
15 i~b6! ~~b6 16 ~dS! ~xd5 17 e~d5 id7 mente su posición puede considerarse ganada.
18 ga2 h6 19 :ra1. Pero para transformar esta posición ganada en
Fischer impide el avance a4-a5, pero igual que partida ganada deberán jugar con suma
Bertok sitú:i su alfil dama en la desacertada precisión.
casilla ·br: Apenas Geller se relajó un poco. su

38
imaginativo oponente logró encontrar inme- partida calculé la siguiente variante: 33 loc6
diato contrajuego, ic5+ 34 @el d:<e4 35 ga4 exf3 36 ik4,
cuando parece que las blancas ganan. sobre
todo porque a cualquier jugada de alfil (ó
36 ... ~d7), sigue 37 loe?+. Pero en el último
momento me di cuenta de que, después de
36 ... f2+ 37 ~íl ffaS 38 2;bc5 ~e4, [de
repente ganan las negras! Por consiguiente,
descarté de inmediato 33 l°i)c6, lo que f uc un
error. La clave es que en la variante 33 ... icS+
3~ Cite l dxe4 no h:iy necesidad alguna di!
jugar la aguda 35 ga4, puesto que la simple
35.~e5 ed1 36 gxf3 lleva la partida a un final
técnico en el que las blancas tienen un peón de
más y dos peones unidos."
25.!ddl?!

U na jugada tranquila, pero no la más fuerte.


Las blancasponen en comunicación sus torres
y se disponen a apoyar con una de ellas su
peón pasado "o". Pero hubiera sido mucho
mis enérgico 25 b3!, con idea de 26 toa4, sin
temer a 25 .• .dS 26 e~d5 ib4 27 ~:<b41bal+
28 g¡f2, con abrumador dominio posicional
por la calidad.

2s ... ~r..i 26.b3?!

Una nueva indecisión. Era mucho más enér- 33.~xd.5?! ~xd.5 34.udS Exc2 35.ibl
gico 26 b4.
35 lk l gb2 36 ik7 les habría dado a las
26 .•. gcs blancas más posibilidades de éxito.

Las negras han conseguido contrajuego, 35 •. ..icS+ 36.Wel Ab6 37.icl

27.b4 !JaJ 28.b5 /oe2+ De todos modos las blancas tenfan que jugar
la torre a "c l", pero en una situación menos
Las negras, por supuesto, no se contentan con favorable.
la variante 28 ... ~xc3 29 ~xc) gxc3 30 i.xf~
exf4 31 b6, y las blancas ganan. 37.• ,gb2

l9.~xe2 lxeJ 30.~rz UaJ 31.~b-l ixal Esto es suficiente para hacer tablas, pero
32.Bxal dS! (ver diagrama siguiente) 37 ... ia5+ aún parece más convincente.

Comentando esta posición en el boletín del 38.BcS+ Wh7 39.Wdl llxbS 40.~cJ !b-1
torneo, Geller escribió: .. La posición se ha 41.wc2ld4 42.BaS AcS 43.la4
vueho más complicada, y las blancas tienen
que jugar con suma exactirud. Durante la A 43 ~e4 habría seguido 43 .. .fS !

DEFENSA SICILIANA 39
43 ••• 'ttlg6 ventaja sobre Fischer. La táctica de última
ronda (un punto es deseable. pero, sobre todo,
La jugada secreta. L~ blancas ya no pueden ¡es fundamental no perderl) dictó la elección
ganar. de apertura. Por entonces. contra la Variante
Najdorf, Tal optaba, casi invariablemente, por
4-Ulxd-t ixd-t 45.~bS ib6 46.@dJ rs 6 .ig5. Con su 11 ª jugada, Tal mejoró
47.~d6 @f6 48.@c4 igt 49.h3 i.h2 SO,l¿}b7 ligeramente el juego de una partida muy
e-' conocida entonces. Averbaj-Petrosian (Tbilisi
1959, 26º Campeonato de la URSS). que
El peén pasado "e" negro no es inferior al siguió así: 11 ~d5?! ii\d7! 12 tld3 Ec8 13 c3
peón pasado contrario. Las posibilidades estén ig5. con un juego espléndido para las negras.
igualadas. La sutil clave de 11 ~d3. recomendada por
Petrosian, es que las negras no pueden jugar
l l... ~d7. y se ven obligadas a desarrollar su
caballo por Nc6", " ... donde resulta menos fle-
Se acordaron las tablas. A 53 d6 hubiera se- xible" (Petrosian).
guido 53... igt+ y 5-L~e6. Sin embargo, Tal no consiguió gran cosa de ta
apertura, y en lugar de su plan antiposicional
.. .f5 (13...~hS 14 c3 f5?). Kajdoñpodfa haber
obtenido una sólida posición con 13 ... gcs
Tal· Najdorf (B92) 14.cJ ~e7 ! En respuesta :i 14 ... fS?, Tal res·
Bl~d. 1961 pondió de forma brillante: 15 .lfJ !, tomando
bajo un fuerte control las casillas centrales
1.e4 cS 2.lcfJ d6 3.d4 cxd4 4.~xd4 ~f6 blancas, Después de 19 ~d~!. la debilidad del
5.l:k3a6 6.ie2 eS 7.~bJ !e7 SigS .le6 peón de ·d6" resultó considerable, N:ijdorf se
9.0--0 0--0 10.J.,.t6 ixf6 11.ti'dJ ctlc6 defendió tenazmente, y cambió un par de to·
u.~d3 1g5 13J~rdl WhS U.c3 IS 15.iD rres y luego damas. pero la ventaja blanca se
1xd5 16.f9xd.5 he-' 17.§'~e4 YHe7 1S.Y9d5 mantu . .·o. En este final. las blancas cuentan
srs 19.~d2 ixd2 20Jbd2 't:/c72u:e1 gars con buen número de ventajas: superior forma·
22.:SeJ g6 23..Ae.i ig7 24,go IhO 25.ixD ción de peones (dos islotes de peones contra
ers 26.ie-l 't!ln 27.~b31ªxb3 28.:ixbJ tres. con una debilidad crónica en "dé").
piezas más activas y la tradicional superiori-
dad de torre y alfil sobre torre y caballo
negros.

28 ••. ~dS 29.b4 'itti 30.sdS «tes 31.b5 axh5


32.ihbS

Las blancas han logrado aislar el peón de


"b7 ". pero la posición negra sigue siendo
defendible.

"Una astuta jugada, Tal invita a las negras a


Esta partida se jugó en la 19ª y última ronda penetrar. Con su inmediata jugada, Najdorf
de un importante torneo internacional. La cae en la trampa. Después de 34 ... sf6, no está
situación en ese momento era muy tensa: Tal claro cómo podrían fas blancas materializar su
marchaba en caben. con medio punto de ventaja." (Petrosian).

_.., ()
J.& ... lff4 35.gJ Ua4?

Las negras debían regresar con la torre a la


casilla "f6".

36 ..bb7! lat+

Si 36 ... Wc7, entonces 37 ~fa6.

37.Wg2 Wc7 3Ufo6 gbl 39..idS füch2


40.lfa7+ lob7

Las negras han conseg:.zido salvar el peón,


pero su posición ha quedado definitivamente
arruinada. Las blancas no percibieron debidamente las
Las blancas han logrado acceder a los peones sutilezas de la variante de apertura elegida. El
debues enemigos, tanto en e! centro como en plan ixf6, ti'd3, ~d5 es mejor cuando ambos
el flanco de rey. · bandos han enrocado, cuando con ~Ud 1 !
Tal ejecuta ahora un ataque combinado en las (véase partida Tal-Najdorf) las blancas res-
dos partes del tablero. tringen un tanto la jugada liberadora ... loe7, y
con ella _.füdS y ...d5. Tras b precipitada
41.WO WbS 42.ffo6 cbc7 43.i:aS tics jugada lO ~d3?!, Amasen estaba obligado a
4-Ufa7+~b7 jugar 12 gdl, en lugar de 12 0-0, puesto que
tras 12 .. .lce7! las negras pudieron lograr ya
Las blancas h.1n ganado un tiempo y ahora una ligera ventaja, ventaja que se incrementó
pueden efectuar una jugada activa en el flanco cuando las blancas le permitieron a su opo-
de rey. nente realizar el avance ... d5 (en lugar de
13.~a.S-?! era mejor l5 c4 -Kasparov). Cierto
45.h4 Wb8 46.la6 wc7 47.!:faS sb5 que, en opinión de Kasparov, las negras
omitieron en dos ocasiones la continuación
Najdorf espera contener el mecanismo gana- más fuerte (2 l...Íe6! y 23 ... e4!), pero de
dor de las blancas, pero después de Jos todos modos los cambios de piezas pesadas en
movimientos 48.c4 lb3+ 49.Wg4 ... tuvo que la columna "d" condujeron, de modo inevi-
admitir la derrota. table tras .. .dS. a un final favorable a las
negras ...
La ventaja de la pareja de alfiles juega un
importante papel en una posición abierta. con
Arnason - Kasparov (B92)
peones en ambos flancos. Como. por otra
Mundial Juvenil Dortmund, 1930
parte, la posición blanca no ofrece ningún
defecto, es interesante ver si la ventaja de las
l.e4 c5 2.ltlo d6 3.d4 cxd4 4.~xd4 ~f6 negras es suficiente o no para ganar.
5.~c3 a6 6.ie2 eS 7.~bJ Ae7 8.AgS ie6
9.i.xf6 ixr6 10.Wid3 ~c6 11.~dS igS 29.c3Wg7
12.0-0 ~e7 13.~xe7 exe7 U.Dfd I ld8
15.~aS 0-0 16.~c4 dS 17.udS lfxdS 18.t,o Kasparov considera que era más preciso
J:Ud8 19.ftxdSixdS 20.'9í5 bS 21.~e3 ib7 29 .. .fS de inmediato. y a 30 g3, acercar el rey
22.ldl !idl+ 23..ixdl g6 24.tfdJ e'b4 al centro con 30_.tibn.
2S.9d7 Ve7 26.BdJ e4 27.IJdl eds
28.thd8+ ixd8 JO.a4!

DEFENSA SICILIANA 41
A las blancas les interesa reducir el número de: 4-i •••'it>b3 ..tS.i.u4 Wxb2 .$6.ic6 W:ccJ
peones,

30 ... bxa-í

Para las negras, en cambio, es conveniente


conservar al menos un P"!Ón en el flanco de!
dama. Deciden, en consecuencia, quedarse:
con el peón de "aé", puesto que: en ''b5" podría
ser atacado por el alfil blanco desde "e2'' )' el
caballo desde: "d-t" 6 "a3''.

31.i:rn~ rs 32.g3 ~f6 3J.h4 ic8 J..J.idl h6

El Gran Maestro soviético considera esta ju·


gada un microerror, estimando que la inme- La posición se ha simplificado mucho. La
dlata 3-L~eS hubiera sido mis fuerte, atención de ambos rivales se concentra ahora
sobre el peón de .. a5". Las respectivas tareas
35.ie2 ::i5 36..ibS ~e5 37.loc4+ c.td5 están perfectamente claras: las blancas· deben
JS.~e3+ d:'c5?! tratar de eliminarlo, y las negras, pretenden
coronarlo.
Quizá hubiera sido mejor dejar al rey en el
otro flanco. a fin de apoyar l:i ofensiva de
peones. Ahora las blancas inician contrujuego
en el naneo de: rey. lo que conduce a un:i El rey negro a .. 'anza, "cargando sobre sus
importante simplificacion. hombros" la labor de mantener a su contrario
alejado d~I flanco de dama.
39.ieS g5 40.hxg5 h.xg5 41.Ag6 f.J 42.gxf.J
gxí4 UCJg:? .JS.ib5?!

Con 43 b-'+ las blancas podían haber cambia· Según Kasparov, las blancas podían haber
do el peón negro del flanco de dama. pero tras logrado unas tablas con 4S itd5!. y después
-G ... axb-l .:W cxb-t+ ~d~. el rey negro ocupa· de 48 ... 1.a6+ 49 ~g2 1c4. 50 f.l, recordán-
rÍJ una fuerte posición central. doles a las negras que también tienen un peón
pasado. En caso de 43 ... if5, las blancas res·
penden 4 9 ~e 3 .

Sólo de esta forma pueden las negras jugar a .is ...trs 49.~d5?
ganar. Kasparov entrega los peones del flanco
de rey. depositando sus esperanzas en su peón Ahora esta jugada es inoportuna. Amasen le
pasado "a", permite a Kasparov explorar un aspecto de la
ventaja de los dos alfiles. a saber. que en el
momento propicio uno de ellos puede cam-
biarse por una de las piezas contrarias.
Amason acepta el reto. Podía haber conserva-
do su peón "b" con la maniobra 441t7+ rtd3 49.. .idJ+~
45 ~:<f4+ ~c2 46 b3 ;t,:tc3, pero entonces las
negras habrfan quedado. con su peón "e". Una decisión inesperada,
50.1.tdJ mxdJ sutet a4 52.Wdl aJ logran con su activo juego de piezas
SJ.wct compensar estos defectos. (La Variante
Lasker produce, en general, el final "menos
Las blancas pierden tras 53 ltlb4+ ~c3 amistoso" de la Defensa Siciliana). El declive
5·t~:i2+ ~b2 SS ~b-i 1e7 56 ltlc2 a2, en popularidad de la Variante Pelikan se
cuando acaban en Zugzwang, de forma anélo- debió, en buena medida, a la partida Fischcr-
ga al curso de la partida. Rosseuo, que a continuación se incluye, y en
la época actual ha sido casi por completo
53 ... Wc4! 54.ctleJ+ ci>bJ SS.f4 reemplazada por la Variante Cheliabinsk,
8.ixf6 gxf6 9 'tla3 bS, o bien 8 li)aJ bS.
55 ~c2 es mato. a causa de 55 ... igS+. LJ Variante Cheliabinsk, elaborada tcó-
ricamente por los jugadores soviéticos
55 ...1c7 56.<t,bt a2+ 57.~at ia5! Sveshnikov, Panchenko J Tímoshchenko,
comenzó 11 ser empleada con éxito, a pesar de
Kasparov es consciente de los recursos de su que inicialmente se miraba con desconfianza y
rival. La negligente 57 ... ixf4 hubiera echado hasta ironía. A renglón seguido, las blancas
por tierra la victoria, a c~us.i de 58 loc4 ! trabajaron intensivamente para tratar de:
refutarla, pero la variante se mantuvo viva,
adquiriendo más y más partidarios, reportan-
dote numerosos puntos a las negras, Pronto
los jugadores con blancas evitaron esta aguda
Las blancas se rindieron. El alfil negro variante. y el gran maestro Sveshnikov, uno
penetra. ví:i "e I ". por "b2" con mate. de sus creadores, a menudo les agradece ante
el tablero a sus oponentes que le den la opor-
tunidad de proceder a un debate teórico con-
La Variante Lasker junto.
Todas las partidas de esta sección finalizan
Después de las jugadas iniciales l e4 cS 2 ~ f3 con victoria blanca. puesto que los defectos de
~c6 3 d4 cxd4 4 ~xd4 itJf6 5 l::c3, Lasker la formación de peones, derivados de la
jugó en una ocasión S ... e5, un movimiento misma apertura. les conceden a las negras
considerado en su tiempo excéntrico. Sus escasas posibilidades de supervivencia en et
contemporáneos criticaron duramente 5 ... eS, y final.
durante muchos años la Variante Lasker
quedó relegada al olvido. Sólo hacía 1950 fue
objeto de un detallado análisis por parte de Flscher • Rossetto (B33)
jugadores argentinos, y la secuencia 6 itldb5 Buenos Aires, 1960
d6 7 1g5 a6 8 i,:(f6 g~f6 9 lt:l íl3 d5 pasó a
conocerse como Variante Pelikan, por su más l.e4 es 2.li:lf'J ~c6 3.d4 cxd-t 4.ct}xd.i ~f6
destacado practicante. 9 ... d5 se volvió una
S.~.kJ eS 6.lodbS d6 7..i.gS a6 8..ixí6 g~6
continuación popular a finales de los
9.!oa3 d3 10.lchdS ixaJ 11.bxaJ ie6
cincuenta, sobre todo después de que Pilnik,
t:?.ic4 f:raS+ IJ.ed2 Q.--0...0 U.Bdl e'xaJ
con negras. obtuviese excelente juego contra
15.0--0 fthg8 16.'eeJ VxeJ 17.rxeJ (ver
Geller en el Torneo de Candidatos de
diagrama siguiente)
Arnsterdam 1956. Partidas de los años si-
guientes demostraron, sin embargo. que la
Variante Pelikan era desfavorable a las negras, La brillante jugada de Fischcr 16 ~e3!
porque las debilidades creadas en su subraya la ventaja de las blancas en el final,
formación de peones eran demasiado impor- exponiendo las debilidades negras de la
Untes. Ni en el medio juego ni en el tina! columna 'T'. Raras tent.2ti vas se han visto

DEFENSA SICILIANA 43
fuego de: rehabilitar 13 jugada 9 ... d5, y todas se su balance de material favorito en la última
revelaron infructuosas. Por ejemplo: fase del juego, a saber: torre y alfil contra
l3 ... thd2 + 14 @xd2 o-o-o15 lfüd I f 16s n torre y caballo. Fischer ha ganado numerosos
ghgS 17 g3 ess IS ci'c:3, Stein-Benko, finales de este tipo, siendo uno de los más
Caracas 1970. Ambos bandos tienen peones conocidos el de: su partida con Taimaoov
débiles, pero mientras que los peones (véase, pjgina 21 ). El plan de las blancas está
doblados de las blancas controlan casillas claro. Con el avance de su peón "h" prevo-
centrales muy Importantes (y sólo pueden ser carán ... h5, y entonces, bien eliminar ese peón,
atacados desde! sus filas), los peones doblados bien cambiarlo con g-', logrando un peón
negros se encuentran directamente presio- pasado en el flanco de r~y.
nades por parte de la torre enemiga. La
evaluación de esta posición no ofrece la 22 ... ~e6 2J.h4 hS
menor duda: las blancas tienen una gran
ventaja, que posiblemente sea decisiva. Obligado. LJs nc:gr.~s no pueden consentir la
jugada 2-. hS.

2.i.grs gh6 25.IU'J lg6 26.~n b6 21.gr3


gh6

17...~bS

A 17 .. J;g4, las blancas disponían de la réplica


18 ~xf6.
Torre y alfil blancos han tornado posiciones
I8..ib3 dominantes sobre fuertes casillas. Parece que
ha llegado el momento de crear un peón
La captura 18 axf6'? les permitirla a las negras pasado, con ~g3, <th3 y g2-g4. Pero antes de
contra juego, con l S ... gg4. emprender una acción positiva en el flanco de
rey, Fischer decide debilitar la posición
1s .. J;g6 t9.lob6! contraria en el flanco opuesto del tablero, y de
paso le concede: a su rival la posibilidad de
Fischer cambia un par de torres. a fin de caer en una trampa.
concentrar sus esfuerzos sobre las débil idades
enemigas. y erradicar el contrajuego de las 28.1c4!! ~cS?
negras en el ccn tro.
Era difícil resistirse a una jugada tan tenra-
19 ... Wc7 20.Bxd8 tl:<d8 21.~dS+ ixdS dora, pero las negras tenían que haberse con·
22.ixdS tentado con una defensa pasiva, 28 ... bS.

El Gran Maestro norteamericano ha obtenido


Las negras creen haber salido triunfantes de la a un difícil final.
escaramuza, dado que no puede evitarse La ventaja blanca, derivada de su superior
30 ... ~d6. formación de peones, parece duradera, pues
los dos alfiles negros no compensan los
30.ixn ~d6 31.ihhS ~ xn 32. ©g4! defectos estructurales de su posición.

Sólo ahora queda clara la intención de


Fischer. Se amenaza el cambio de torres, se·
guido de 3~ c;i;hS, de modo que la respuesta
negra es obligada.

32...ig6+ JJ.~f5 gxg2 J4,gh7

Esta clavada en la séptima tila es la base de


todo el plan de las blancas, iniciado con
28.ic4. Como es sabido, estrategia y táctica
están íntimamente ligadas en ajedrez, y es
difícil ser un buen estratego siendo un mal
táctico, o viceversa. Los últimos acontecí-
mientes no tienen mucho interés. 17.•.Bc818.idS!.lxd5 19.ftxd5 We7 20.Wc2
We6 21.Bhdl rs
J.t..gn+ 35.dtg6 ixc2 36.Bxl7+ dtc6 37.aJ
gg2+ 38.Wxf6 la2 39.~xeS ftxaJ 4o.:r6+ La serie de jugadas anteriores parece muy
~cS 41.gn ftxeJ 42.Jkl+ dtb4 43.Bhl as natural por ambas partes. las negras tratan de
+&.h5. Las negras abandonaron. reparar sus peones del flanco de rey, mientras
que las blancas han privado a su oponente de
uno de sus alfiles, apoderándose de 1:1 co-
lumna "d", Sin embargo. la impresión es que
Karpov - Taimanov (~) las negras han conseguido más. Si las blancas
39º Campeonato URSS, Len in grado 1971
juegan 22 c3, entonces después de 22 ... í4
23.'vc2 f5. la posición se vuelve igualada.
1.e-1 cS 2.~f3 e6 3.d4 cxd4 4.~xd4 ~c6 Karpov encuentra un interesante sacrificio de
H)bS d6 6.if~ es 7.ieJ ~f6 8.1g5 Ae6 peón, que le permite mantener la iniciativa.
MHcJ a6 10..ixf6 gxf6 11.~aJ ~e7
12.l~c4 dS 13.exdS ~hdS l·t~xd5 .ixdS 22.g3! r,m
1H)e3 Ac6 16.Ac4 'e/xdl+ 11.,gxdl (ver
diagrama siguiente) Tairnanov acepta el reto. 22 .. .f6 era más
restringido, con una pequeña ventaja blanca
El Campeonato de la URSS tenía lugar al después de 23 c3.
mismo tiempo que se disputaba el Match Final
de Candidatos entre Fischer y Petrosian. en 2J.gxf4 uf4 24.~g? Bxc:?+ 25.WfJ icS
Buenos Aires. Y la presente partida se jugó
sólo unos días antes que la primera partida del
Las negras devuelven el peón, ya que si
Match Fischer-Petrosiun, en la que el
25 .. Jbb2 26 ~1tf4+ ~f6 27 gel!, con la
excampeón mundial empleó una variante
amenaza 28 ~h5 +, les conceden a las btancas
preparada por el moldavo Chebanenko (con
un fuerte ataque.
l l ... d5 !). que inmediatamente retiró la
variante del orden del día. La jugada elegida
por Tairnanov, l l...loe7?!, conduce por fuerza 26.~xí4+ cbr6 27.~dJ icS 28.ftd7 bS?

DEFENSA SICILIANA 45
JJ ... srs

Situarse totalmente a la defensiva. con la


jugada 33 ... 61'3, no va con el estilo de M.
Taimanov, quien prefiere perder un peón en la
esperanza de lograr contrajuego.

Se amenazaba 36 BdS y 37 ~c:6.

Única. 37 ... gg:? habrta perdido en el acto, con


Esta seudoactiva jugada, privándole de apoyo 38 EdS+ y 39 ah8.
al :iltil negro. es un imperceptible pero fatal
error. Lo correcto era 28 ... b6. Para ser hones- 38.~xf.f?!
tos. hay que decir que prever el peligro deri-
vado de este avance era muy difícil. Ganaba más r:ípido 38 ~xf~ E:<b2 39 ers h6
A primen vista, la posición negra parece 40 gg7+.
perfectamente segura, La estructura de peones
es simétrica, los reyes se encuentran uno 3S ...sxb2 J9.!g7+ ithS 40Jla7 hS 41.gx:16
frente al otro, y cada bando cuenta con una b4 -1:?.~d.i gg2 4J.~fJ gd2 4-tdte3 ab:?
torre acti va, Pero Karpov capta en la posición
enemiga un detalle imperceptible: la rnornen-
.is.~r-' :d2 46.tors 1fü2 47.~gs! bJ
.JS.sh6+! ~gS .i9.~f6. El negro abandona.
tJr.~a desconexión entre ambas torres. y ern-
prende un rápido ataque sobre el peón de "f?".

29.sel! ~g7 30.!e.t ac..J Illescas • Domont (B33)


Sevilla, 1937
Triste necesidad. Si las negras hubieran
jugado 2Lb6 dos jugadas antes. podrían 1.e4 es 2.~f3 ~c6 3.d4 cxd-t 4.!ihd.i ~r6
haberse defendido con 30 .. J;c6 31 gf~ sf6. lo 5.~cJ e5 6l~db5 d6 7.1g5 :16 8)!)a3 ss
que ahora no es posible, en vista del cambio 9.1xf6 g,r6 10.ll)d5 rs 11.cJ .1g7 12.exf5
en "fó". seguido de la clavada 33 sc7. Con i~rs 13.~c2 ie6 14.g3 ixdS 15.t!'xd5 ~e7
este tipo de matices suele destrozar Karpov a 16.~b7 Y:b8 17.~xbS+ ~hb8 (ver diagrama
muchos adversarios suyos. siguiente)
Ahora vemos claramente que las negras tienen
problemas, pero detectar que 28 ... bS? es un La apertura contiene buen número de suti-
error siempre es difícil. Y eso produce la lezas. Así. 11 c3 implica una pequeña trampa.
impresión d~ que las victorias de Karpov que las negras evitan, A la plausible jugada
surgen de: la nada. 11...fxe~?. s~guiría 12 i:(b5! a.\b5 13 !t:xb5.
mucho más fuerte que el sacrificio inmedlato
( 11 ixb5 u!:>5 12 'ilxbS), puesto que la dama
blanca cubre "a ..r·, y en algun:is líneas también
Karpov descarta la posible transícién a un entra enjuego por "g4". En la partida Amador
final de torres, con peón de ventaja. después Rodríguez-Georgadze. Sujumifl'bilisi 1977.
de 33 :.,n id6. y continúa intensificando la después de 13...Y;'gS (las líneas 13 ebS?
presión. 14.~bc7+ <;;d7 IS ~g4-t- y 13 sa7?

46
14.~xa? loxa1 15 §'a4+ demuestran la nueva 19.a4!
libertad que adquiere la dama) 14 lobc7+ ~d8
15 't)xaS ~xg2 16 gn 1a6 17 ~e3 ~f3 Amenazando ganar el peón de "a6" con 20 aS.
(17 ... ~:<h2 18 ea4!) 18 ffgl .idJ 19 lob6
ih6 20 ~xf3 exf3 21 gdl e4 22 iobd5. la 19 .•. aS 20.ixbS+ gxb5 21.axbS axb4 2Hfo7
ventaja material blanca eventualmente preva-
leció. En la jugada 14 fas blancas normal- Las blancas no sólo han activado su torre:
mente apoyan a su caballo avanzado con dama, sino que también han conseguido un
t-l.l:Jce3. y responden a 14 ... loe7 con 15 g3, amenazador peón pasado en "bS". y a las ne·
siendo un buen ejemplo la partida Geller- gras les resulta imposible coordinar sus piezas
Fedorowica, Nueva York 1990: 15 ... cthd5 para impedir la coronación del peón.
16.{hd.5 O.O 17 i.g2 aS 18 0-0 gb8 19 ~h5
'Í'h8 20 :adl e 21 id:? ~d7 22 füdl en 22 .. .i!)dS 23..0-0 e-4 24.id 1 bxcJ 2S.bxc3
23.'~h4 e4 24 ~f4 ieS, cuando el sacrificio
de calidad 25 lbd6 ! .a.xd6 26 gxd6 destruyó El blanco no permite que su oponente logre
la solidez de la posición negra. y las blancas contrajuego con 25 g~d5? cxb2 26 Bd l M.
acabaron ganando. Por ejemplo: 27 b6 .id4! 28.ga4 ixb6 29 !ib4
Pero el jugador español efectuó t .i g3 de in- icS. con poslbilidades de tablas.
mediato. lo que le concedió la opción de res-
ponder a l-L.~e7, tanto con 15 ~ce3. tras- 25...loxcJ 26.b6! d5 27.b7 0-0 28,gas
poniendo a líneas normales. como con
l5.ig2. Pero, en cualquier caso. las negras Desplazar la torre de "d 1 '' les hubiera dado
tenían que haber jugado l4 ... te7, puesto que tiempo :1 las negras para jugar 28 ...ieS, mien-
los cambios mal concebidos 1-L.i.,dS? y tras que ahora no puede impedirse la aparición
16~.~bS"? llevaron l:l partida a un final en el de una nueva dama.
que los peones débiles del flanco de dama
podían ser inmediatamente explotados. 28...~hdl 29.g:<rs+ i:d8 30.b8'l9 ~c3
3t.<bg2 d4 32.ecs!

Las negras están paralizadas: su alfil está cla-


Lamentablemente, 18 ... a5 folla, por el truco vado y ni el caballo ni el peén "d .. pueden
táctico l9 liJ.16! gb6 20 i:\bS+ gxb5 moverse. Se: encuentren en Zugzwang.
2 l .~c7+. Ahora, 19 ~xa6 :xa6 20 i.:tb.5+
gc6 parece muy bueno para las blancas, pero 32. .. h6 JJ.dm 1;g7 3-l.ffc4, y las negras se
aún encuentran una continuación mis fuerte. rindieron.

DEFENSA SICILIANA 47
La Variante Rauzer avance e4-e5 suele dar lugar a un final como
el de la partida Ivkov-Tairnanov. Aunque la
partida resultó favorable a las blancas, la
La sexta jugada blanca. 6 !g5, propuesta por evaluación de este tipo de final no es clara,
el maestro soviético Rauzer, después de l e-4 pues depende de la situación especffica en el
c5 2 !.i:Jf3 lLJc6 3 d~ cxd-. 4 ~:<d4 ~f6 5 ~c3 momento de la transición al final. Ambos
d6, o de l e4 c5 2 ~t'J d6 3 d-4 cxd-l 4 ~:<d4 bandos tienen sus ventajas y sus inconve-
~f6 5 ~c3 a6, es una de las más peligrosas nientes: las negras tienen una mejor formación
para las negras. Esta jugada esboza varios de peones, las blancas ventaja espacial y
planes agresivos para las blancas, según las control de la columna abierta "d''.
circunstancias. Prepara el enroque! largo para La Variante Rauzer también puede conducir a
crear luego un fuerte dispositivo de piezas y. un final en d que cada bando tiene! flllyoría di!
peones en el centro (f2-f 4, g he: 1. e4-e5). o peones en un flanco, cuando los métodos de
bien. un ataque en el flanco de r~y (t1-f3, g~· juego son bien conocidos. Al término di! esta
g-', h1-h4 ), o incluso un ataque frontal al peón sección incluimos algunas partidas con
de .. dé", que obliga a las negras a dislocar su configuraciones de peones que rara vez se
flanco de rey. iras el cambio 1,r6 g.xf6. La producen. Otra partida de la que conviene:
formación de peones que se produce en este tomar nota es Karpov-Byrne, Hastings 197 t-
último caso 72. pág. 65 del libro Anata/y Karpov: Chess is
my Life (Pergarnon, 1930).

Keres • Petrosian (B63)


Torneo de Candidatos. Arnsrerdam 1956

1.e4 es 2.!~f3 lcc6 3.d4 cxd-t 4.t;)xd..S ~ f6


5.lZk3 d6 6.ig5 e6 7."9dl h6 8.1.ü6 g,f6
9.o--0-0 a6 IO.ie2 hS J 1.'itbl id7 12.f-l
'f;'b613.!hfl tfxd-l uexd..S !ilxd4 15,gxd-'

caracteriza una de las formas del final en la ·


Variante Rauzer. Como compensación por su
comprometida estructura en el flanco de rey.
las negras normalmente quedan con la ventaja
de los dos alfiles. y los peones de "dé", "eé" y
"f6 .. controlan importantes casillas centrales.
Ln factor adicional en el contrajuego de las
negras es ta serniabierta columna "g", cuya
presión obliga a las blancas a jugar g2-g3.
después de: lo cual las negras disponen de la
posibilidad de: desembarazarse de su débil
peón "h", con el avance ... h5-h4. La experien- Las blancas han cornetído el mismo error que
cia ha demostrado que en esta forma de la en la partida Suerin-Botvinnik, Moscú 1952,
Variante Rauzer. las negras tienen mejores 200 Campeonato de la URSS, donde después
perspectivas en el final que en el medio juego. de: 10 f 4 1d7 11 1.c4 hS 12 ~bl ~b6, en
El plan de las blancas relacionado con el lugar de la ~orrecta 13 ~b3, las blancas juga-
fon 13 ghfl ~xd4 14 ~:<d4 ~xd4 15 !bd4.
"El secreto de la posición es que tras el
cambio de damas y un par de caballos. las
negras se libran de todos sus problemas: su
rey en el centro está mejor situado que el rey
blanco, conservan la pareja de alfiles, y et
peón de: "dé" · quedará bien protegido."
(Botvinnik). Para ver la partida Suetin-
Botvinnik ampliamente comentada, véase
Half a Century of Chess, pág. 177 (Perga-
mon, 1984).
En el final resultante, el alfil blanco está
mucho mejor situado en "e2" que en "b}",
pero aun así, las blancas no tienen ventaja.
En una partida ulterior, Keres-Botvinnik 23J~fd2 Ac6 2-tlüdl @d7 25.bJ bS 26.lt>f2
(Moscú 1956), fas blancas lograron ventaja q;;c1 27 .&.:lg4 sr4 2s.ge2 ~d7 29.:iJ Wc7
después de 13 ~bJ! 0-0-0 14 &hfl ~a5
t5JU3 ~xb3 16 oxb3' g¡bs 17 ~a4 ~a7 Petrosian ha desplegado sus piezas a posiclo-
l8.f5! ie7 19 fxe6 fxeé 20 gxf6! nes ideales, y ahora espera tranquilamente,
invitando a las blancas a que traten de encon-
trar alguna posibilidad ganadora.
15••• h-l!
30.<!>cl dS!?
Bien jugado. las negras fijan el peón de "g2"
y logran contra juego sobre la columna "g". Mostrando un flexible enfoque defensivo, fas
negras abren bruscamente In posición, explo-
tando matices tácticos. De no ser así. el rey
blanco se habrfa acercado hasta la torre de:
Petrosian actúa de forma análoga a la partida "f4", vía "d2" y "e3 ". desplazándola de su
Suetin-Botvinnik. El sacrificio del peón f6, activa posición, lo que significaría un logro
para activar el alfil de casillas negras, le ofre- muy positivo para las blancas.
ce suficiente contrajuego. ·
31.udS ixaJ+ 32.md2 Axd5 33.Axd5 exd5
3..J.Be6 as 35,gh6 d4?
18.fxe6 fxe6 191ixf6 ggs 20.gr2
No hay que decir que capturar el peón de "h4"
La inmediata 20 if3 no daría resultado, en sería peligroso para las blancas, en vista del
vista de 20 .. ~g7 21 gf4 ieS. contraataque enemigo sobre casillas negras:
36 1hh4? ib4+ 37 ~e2 lkS. Keres se ve
20 ... ghg8 21..iO ie7 22.hJ ffi'8 (ver obligado a simplificar aún más la posición.
diagrama siguiente)
36.cJ dxcJ+ 37.ixcJ+ Wb7 38.idJ In
J9.Bxh4 fte7 40. ~eJ i.cS
La posición se ha estabilizado. los dos alfiles
y la actividad de las piezas negras compensan
su ligero déficit material. Ambos bandos se El contraataque negro h.i logrado su objetivo.
embarcan ahora en un período de lentas Las blancas se ven forz~das a hacer tablas,
maniobras, con el fin de mejorar la dispo-
sición de sus piezas, 41.!g4

DEFENSA SICILIANA 49
Se: acordaron tablas. Tras el cambio de todas cuya idea esencial es activar los alfiles negros
las piezas. el final de peones no se puede después de ... e5 y ... f5. Se tiene la impresión
ganar, di: que la transición ni final es desfavorable a
las blancas, por lo que consideramos más
prometedoras continuaciones más agudas,
Suetín - Yuferov (B95) como la recomendación de Loevenfish, 8 ih4
i?lbd7 9 0-0·0 ~eS IO ~e2 g5 1 l f·t!'? En
Moscú. l 972
comparación con el final Suetin-Botvinnik las
posibilidades de las negras aún son mejores en
1.c..i c5 2.~ fJ d6 3.d..i cxd-í -t~xd-4 ~f6 este caso. En aquella partida, como com-
5.~c3 a6 6 . .igS e6 7.fü"J h6 S.i.:\f6 ~xf6 pensación por los defectos de su formación de
9.'~xf6 g,f6 peones, Botvinnik tenía la ventaja "pura" de
los dos alfiles, mientras que aquí las negras
también tienen un caballo. Como regla gene-
ral, este factor siempre aumenta las posibili-
dades de juego activo para el bando de los dos
altiles.

10~e2 hS!

Ln procedimiento estdndar en finales de! este


tipo. Las negras no deben permitir que el a!til
llegue a h.5.

11.h-l id7 12.a.i

L1 recría actual mira con cierto escepticismo Una jugada discutible. Por una parte. las
la tentativa blanca de conseguir \"ent:ij:i con blancas dificultan el desarrollo de la iniciativa
7 .'~r1. precisamente a causa de la réplica negra en el flanco de dama, con ... b5, pero por
7 ... h6. Pero la conrinuación elegida por Suerin otra parte. debilitan la importante casilla "b-l",
es inocua sólo a primera vista. Con su décima que se convierte en un puesto excelente para
jugada. debido a la amenaza posicional 1h5. el caballo enemigo.
las blancas prácticamente fuerzan el avance
... h5, y luego fijan el peón negro en esa 12 .• .ltJc6 13.lt:\bJ
casilla, obstacullzando seriamente las posibi-
lidades de que las negras logren un contra- El cambio de caballos en "cé" habría
juego activo. La defensa no es fácil para las reforzado rodavía más el centro enemigo, con
negras. Así, en la partida Veresov-Savon l 3 ... bxcé. y la apertura de la columna "b" iría
(L'RSS J 971 ). sus intentos. excesivamente contra los intereses de las blancas.
agudos, "de jugar a ganar" tuvieron cense-
cuencias lamentables: l O ie2 h5 11 h~ ~di 13 .. JkS U.a5 ~b..J 15.0--0-0 (ver diagrama
12 0·0-0 .;ai 13 ~ b I b6 14 f~ ~c7 15 if3 siguiente)
ib7 16 lt:.de2 ggs 17 gh3 b5 lS a3 ác-1
l9.~g3 fj 20 exf5 Íxf3 21 gd'3 &xf4 22 fl(e6 Las negras han desplegado con éxito sus
fae6 23 t~e4 d5 24 te5 626 25 ~el 1e7 piezas en el flanco de dama. y ahora deben
2f>.lDxe6 g;h4 27 ~f--l! i~f4 2S gxe7+, y las buscar un plan acti .. o. Yuferov realiza una
blancas ganaron pronto. jugada comprometida. pero bien fundada
En la partida que comentamos Yuferov ejecu- posicionalmente, lo que demuestra el gran po-
ta un plan posicionalmente más adecuado. tencial de 13 posición negra.
27 ...gc4 28.fua2 f4!

Con el peón blanco en "b2", esta ruptura no


les habría reportado ventaja alguna a las
negras, en vist3 de la réplica b2·b3.

29.gxJ-'?!

Ahora las blancas pierden un J)(!Ón, aunque


provocan el cambio del alfil contrario de
casillas claras. Después de 29 loac3 iJ5
(29 ... e4 30 -Iid4) 30 n3d2 f:<g3 31 fag3. la
defensa del peón "g3" no sería fácil, pero aun
así esca continuación era preferible.
15 ... es: 16.~bl rs: 17..ifJ ie7 is.ers ixf5
19Jld2 gc7 20.ie..J 1e6 21.g3 rs 29 .. ixd5 30.ixd5 !xr..J 31.b5 gxh4 32.cJ

Se diría que las piezas y peones negros van


despertándose gradualmente, y que cada una
de ellas se apresura a ocupar la posición más
favorable. A las negras sólo les queda jugar su
rey a "Il", para incorporar a la lucha la torre
de "h8''. cuando las cosas se pondrán feas para
las blancas. Por consiguiente, Suetin decide
prescindir de su alfil. para tratar de reducir la
creciente actividad de las piezas contrarias.

22..1d5! ~hd5 23.~xd5 gc4 24Jlhdl

El cambio en "e7'' habría conducido 3 un final


estratégicamente perdido para las blancas. Las negras tienen un peón pasado de ventaja
en el flanco de rey, que va a decidir la partida.
2-L.!f'S 25.ffdJ gh6 26)t:)cl Ahora se trata de una cuestión de técnica.

El contrajuego blanco radica en su presion 32,•. gh7


sobre la columna "d" y asegurarse el control
de la casilla "d5". En consecuencia, Suetin 32 ...:ubS 33 HxbS i!h7 quizá hubiera sido
traslada su caballo, mal situado en "b I", más más preciso.
cerca de aquel importante punto estratégico.
JJ.bxa6 bxa6 3,t~h.t ga7 JS.©c2 gr..i
26 ... gcs! 27.b4? 36.lt)dJ gr3 37.gbl h4 38.llbS+ We7

Un error. El avance del peón "b" hace que la Una jugada tan tardía de rey es un raro
posición de la torre negra en "c4" sea invul- fenómeno en el final.
nerable, y le permite a Yuferov ejecutar una
importante ruptura en el flanco de rey. Era 39.~b..& gxr.+ 40.mbJ ~c6 41.ftdJ fün·
fundamental regresar con el caballo a •bJ", 42.d.>a4 un
cuando las negras tendrían que buscar otro
modo de desplegar su iniciativa. Las negras se disponen a atacar al rey contra-

DEFENSA SICILIANA 51
rio por la retaguardia, restringiendo los posí- sin temer a 11 h4?!, en vista de 11 ... h~gS
bles movimientos del caballo. ! 2.hxg5 ltlh 7, seguido de ...i.xg5. Ahora las
blancas tienen que elegir entre forzar la
4J.@b3 sa 44.gb6 ghl transición al final (con 12 e5), juego contra el
ílJnco de= r~y negro, debilitado por ... h6 (con
La amenaza del avance del peón "h" obliga a 12 ~ g l ), o iniciar presión de piezas sobre el
Suetin a entrar en un final de torres perdido. centro, con 121c4. La teoría actual considera
que l 2 ic4! es lo más fuerte.
4S.lik6 gd7 46.~xe7 @u7 47.iha6 h3
"S.~a~ ~e6 .i9Jfo8 fih7 SOJl~a6 ~M7 Sl.iaS 12.cS
g¡;;7
Esta jugada, introducida por I. Boleslavsky
Las negras amenazan ahora con el avance del (Boleslavsky-Oligoric, Zurich 1953, Torneo
peón "h" hasta la casilla de= promoción, de Candidatos) es la continuacién crítica. A
después de 52 .. J;g,1+, SJ... g:il(bl)+ y 5-Lh::?, primera vista parece que el final que se
de modo que las blancas deben dejar en paz al produce forzosamente tras 12 e5 es favorable
peón de "d6'' y concentrarse en la neutra- a las blancas, pero entonces Boleslavsky tomó
ltzación del peón "h", el lado de las negras y demostró (¡tanto
anahticamente como en la práctical) que su
5.?.ghs gg2+ SJ.c;;,bJ h2 S,Utdh3 Qd5 posición y la variante en general eran total-
mente aceptables.
El plan de las negras incluye el cambio de un Cierto que la evaluación de l:i línea en el
par de torres. e incluso se contentarán con el Ataque Rauzer depende por completo de la
cambio del peón "h" por el "a". evaluación del final que se produce tras lil
jugada 15 de las negras.
53.Wa4 sb2 56.@aJ gg:z S7,g;>a4 lfa.2+
58.g;>bS gbl+ 59.~a6 gbal 60.ffxh2 g:ta5+ 12 ... dxe513.ffxe5 ti'xe5
61.@b6 g532 62Ji2h4 gb2+ 63Jfü4 fhb4+
6-t.cxb4 Gligoric jugó l3 .•. b6?!. que tras U ~xa5
b.'(a5 condujo a un ñnal inferior. Nótese que
Las negras han logrado su objetivo. El resto es l3 ... ~b6? pierde, por 14 ~a4 ~c6 l5 .i.b5
elemental. ~ xg2 16 ghg 1. de modo que las negras están
obligadas a cambiar damas,
6-L.e4 65.ges Wd4 66.bS d5 67.Wc6 gc1+!
68.Wd6 ftbl 69.~c6 e3 70.b6 ~d3 71.b7 e2 U.fxe5 ~d5 IS.1xe7 ~xe7
Las blancas abandonan.

I vkov • Taimanov (B65)


Morch YugosJavia-URSS, Belgrado 1956

1.e4 es 2.~rJ ~c6 J.d4 cxd-t 4.~"d4 ~r6


S.~c3 d6 6.igS e6 7.ffd2 ie7 8.()....()...-0 0--0
9.r.i ~:cd.a 10.~xd4 h6 t lih4 Uas

Una de: las posiciones básicas de la Variante


Rauzer, popular sobre todo en los años
· cincuenta. Las negras han optado por 10 ... h6,
En 1956 los especialistas no estaban de acuer- juzgaba de forma cptirnista esta jugada. Al
do acerca de cómo evaluar esta posición, algo comentar la partida Boleslavsky-Gligoric,
comprensible, puesto que había carencia de Bronstein escribió: " ... con e I peón en "hé", la
material práctico. Además, sobre la base de jugada •.. Ad7 es perfectamente posible.
argumentos "teóricos" era difícil proceder a Después de 17 ih7+ ~xh7 18 füd7 ltlc6. el
una evaluación. Por una parte, las blancas cambio del peón de b7 por el de e5 no es
dominan la columna "d" y tienen mayoría de peligroso para las negras, siempre y cuando e!
peones en el flanco de dama. lo que parece conductor de Jas blancas no sea un gran
concederles ventaja. Pero por otra parte, para amante del final", No sabemos si lvkov se
abrir b columna .. d .. las blancas han tenido consideraba a si mismo un gran amante del fi-
que pagar el precio de un peón débil en ",5";. nal. pero lo cierto es que optó por esa conti-
debilidad contra la que basarén su contrajuego nuacién, Las ventaj.is de las blancas resultan
fas negras. La última palabra en la evaluación evidentes; la debilidad de .. e5" desaparece y
de la posición que refleja el diagrama corres- su mayoría de peones en el flanco de dam.i se
ponde a Boleslavsky, pues gracias a sus vuelve amenazadora.
esfuerzos se llegó a la conclusión que había El análisis concreto demuestra que las negras,
igualdad de oportunidades: sencillamente. no tienen tiempo de explotar su
mayoría de peones centrales. La única conti-
16.idJ nuación correcta. según Boleslavsky, es
16 ...b6! 17 ie4 gbs 18 ghcl ib7 19 gd7
La jugada más lógica, y probablemente la más ixe4 20 ~xe4 {20 gxe4 l¿}c6 21 gc7 !Uc8
fuerte. 22.fütcS+ gxc8 23 't)bS Wf'S 24 gc4 li)e7 =)
Nada se consigue con 16 1c4, en vista de 20...~c6 21 liJd6 ifdS 22 gc7 loxe5 23 gxe5
l 6 ... a6 · 17 .l4 ~c6 18 ghe 1 gds 19 ixdS+ gxd6 24 ixn7 gbd8! 25 b3 gdl+ 26 g;,b2
~xd8 20 toe4 loc6 21 iod6 ffüS (análisis de gJd2=.
Boleslavsky).
Inicialmente, la continuación de Keres, 17.i.h7+ Wxh7 18.Jbd7 ~c6 19.ftxb7 ~xe5
l 6.i.b5 parecía peligrosa para las negras. Así, 20J!e1!
después de 16 .. ~b8?! 17 ghel b6 18 g3 gb7
19 ltJe4 ik7 20 lod6. las blancas lograron una ¡He aquí la decisiva mejora de lvkov! Una
clara ventaja en la partida Keres-Boleslavsky partida Boleslavsky-Geller ( 1954) siguió con
(:'\loscú 1957, 24º Campeonato de la URSS). 20 lcb5 gfb8!. y los jugadores acordaron
Pero pronto se trazó un plan preciso, que tablas, lvkov manifesté lo siguiente: "Trasla-
neutralizaba 13 jugada de alfil. y su autor no dando la torre a la tercera fila, las blancas
fue otro que Boleslavsky: 16 .1b5 a6! 17 .id3 pueden atacar el peón "a" negro. Es decir. una
( después de 17 .id? gds 18 1a4 lixd1 + idea que sigue las recomendaciones de
19.füdl b5 20 i.b3 ~g6, las negras tienen Capablanca, quien decía que era esencial ser
ventaja -Boleslavsky) 17 ... b5 18 ie4 lib8! prudente acerca de )os avances de peones y
19 .sd6 (o bien 19 a3 a5 20 b4 axb4 21 axb-t dejar libre la tercera fila para las torres."
~b7 22 ghel gres 23 ~b2 gc4 24 dtb3 gbcs
25 ffd3 ixe4 26 gxe4 ~c6! ;, L. Schmid·E. 20 ••• (6
Eliskases, Olimpiada de Múnich 1958}
19 ...b4! 20 ~a4 gbs!. y las negras se apode· 20... ~c6 se replica con 2 l Be4 gab8 22 lhb8
raron de la iniciativa (Litvinov-Boleslavsky, gxb8 23 gc4 BcS 24 b4! (Boleslavsky).
r... t insk 19 59, Campeonato de B ielorrusia).
2UteJ! Bfb8 22.lc:7 lcS 23.~bS lab8
16 ...id7?
"Si 23 ... a6. entonces 24 lxc8 fbc8 2S ~d4
Por entonces Taimanov no era el único que le8 26 l;il .. J: (Boleslavsky).
2,UfaJ aS! Jt...mg6 3.?.a5 wn 33.36 ~e6 3-ta7 ~b6
J5.~b4!
Bil!n jugado. Las blancas no pueden tomar el
peón "a", en vista de: 25 ... Ehb5! El peón extra de las blancas en el flanco de!
dama ha atado a las fuerzas contrarias. Ivkov
25.!xcS ixcS explota una oportunidad favorable de! trasladar
el juego al flanco opuesto.

35 ... ~d6 36.c"~

Asegurando la casilla "dS" para el caballo.

36 ... QcS 37.~dS '!)a8 3S.li~e3 ~b6 39.!,lf5


~x:i7 40.~xg7 ~b6 ·'1.g-S: ~he-' 4:t~fS e.i
..u.i¿hh6 ~es
+th4 ~b6 45.hS ~c5 46.~d2
<:'d5 .nJMs ~fJ+ 4S.~e2 ~g5 -'9.h6

Aquí, evidentemente. Taimanov se cansé de


perseguir :i los peones de torre blancos y
¿Cómo pueden las blancas demostrar que desistió de seguir resistiendo.
tienen ventaja? Las consecuencias de 26 gxa5
~d.3+ 27 ~bl l2.el no son claras. Una vez
más. Ivko ..· exhibe un profundo entendimiento Vasiukov • Boleslavsky (B63)
de la posición y encuentra la forma de Kiev, 1957
simplificar favorablemente.
l.e4 c5 2.~n €lc6 3.d4 cxd-l -t~xd-' ~f6
26.~d.¡! ~c4 27.!kJ e5 28.b3!! s.tticJ d6 6.1g5 e6 7.~d.? 1e7 8.0-0--0
~xd"' 9.~xd.i 0-0 10.eS dxe5 11.~xeS ffb6
Las negras tienen la posibilidad de elegir entre 12Se3 tg4 13.ixb6 ~xe5 1-t!ci! ~g.t
un final de peones, de torres o de caballos. 15.1g3
todos los cu ates son insatisf actorios para ellas.

"Después de 28 ... c~d4 29 axe~.el final de


torres es desesperado. En el final de peones es
posible una interesante forma de ganar:
29 ... 6xc4 30 bxc4 ~g6 31 ~b2!! ers
31.';b3 q¡e6 33 ~a4 ~d6 34 ~b5 f5 35 ~b6
~d7 36 g;,5, etc. O bien 33 .. .f5 34 @x:15 r.i
35 ~b6 g5 36 cS b-l 37 c6 f3 38 gxf3 gxf3
39.c7, etc." (Ivkov).

29Jhc:8 !oxc8 30.lt~c6 a.$ 31.bxa4!? La variante con ti cambio 8 ~:<d.i, que tiene
por objeto eviur la líne:1 8 0·0 9 itb3. está
Por supuesto, parece més convincente 31 b4. considerada por la teoría como desfavorable a
pero la textual también tiene sus virtudes. las negras. Mediante una en~rgica ruptura en
el centro. Vasiukov ha obligado a su oponente
a entrar en un final que favorece a las blancas.
Para las negras aún hubiera sido peor jugar
12 ... ~b4 (l2 ... e'c6 13 .ib5) 13 a3 ~h4 14 g3
~h5 S ~c7! El final resultante se caracteriza
por el hecho de que cada bando dispone de
una mayoría de peones en un flanco, con la
columna ..d.' abierta. El plan mis natural para
cada bando es movilizar su mayoría, y al así
hacerlo, es muy importante tratar de controlar
la columna "d ". El blanco puede llevar a cabo
fácilmente ese plan, pero para las negras es
completarnente irreal. Lo más importante para
ei segundo jugador es coordinar aquí sus to·
rres y postegar •.. eS hasta que lleguen mejores 20.. .id7 21.!hdl lk8 22.gb6!
tiempos.
Con la concreta amenaza 22 gb7.
15 .•. tf6
22...füs 23.hJ
En caso de 15 ... f6. las blancas tienen la muy
desagradable 16 ie2. seguida de 17 1f3. Una útil profilaxis. Ahora. a las negras les
resulta dificil encontrar una jugada válida.
16.ibS!
23 .• .icS 24.1c6t h6 2S.ftd6
Las blancas juegan el final sutilmente. pro·
vocando un debilitamiento del flanco de dama L'na tras otra. todas las piezas blancas se abren
contrario. paso hacia el campo enemigo.

16 ... a6 I 7.1e2 bS 2.5 ... g5 26.b3t

l 7 ... id7 l S ifl ic6 19 1xc6 b~c6 20 !d6 Incluso en posición tan abrumadora, es pre·
no es mejor para 135 negras. ciso vigilar los posibles recursos del rival. La
imprudente 26 b4 c¡tg7 27 a4 bxa4 28 ~xa..i.
18.10 la7 19J.d61xd6 €.d7 29 ixd7 i:<d7 30 gxa6 g:<a6 31 gxa6
Íb5 les habría permitido posibilidades de
Las negras hubieran perdido de inmediato con contra juego a las negras, con 32 ... sn.
19 ... ib7? 20 ixe7 ixf3 21 ixf3 i.'(dl
22.icS :.c123 á~d l. 26...~g7 27.a4 bxa4 28.loxa..t as 29.c4

20.axd6 (ver diagrama siguiente) Llegado el momento, las negras no le harían


ascos a la eventual entrega de un peón, con
La posición se ha simplificado. y la ventaja de 29.,.l¿,dS, seguido del control de la columna
las blancas ha asumido proporciones reales. "e". Vasiukov neutraliza esa posibilidad.
pues controlan la columna abierta, todas sus
piezas están a punto de ocupar posiciones 29.. .id7 JO.loes .lxc6 JUfbxc6 gra8
espléndidas, y los peones avanzados negros
del naneo de= dama ofrecen un excelente Las torres negras ofrecen un triste cuadro.
objetivo para desarrollar la iniciativa en ese
sector del tablero.

DEFENSA SICILIANA SS
Todas las piezas blancas se encuentran en naneo. con la columna .. d .. abierta. En estas
posiciones óptimas. Ahora el rey debe ayudar posiciones, por lo regular. lil ventaja está de
a su ejücito a romper las defensas enemigas. fado del bando que consigue controlar la co-
lurnna abierta.
32 ... hS 33.~a3 h4 34.Wa4 ~hS 35.ctle4!

A lo largo de: toda la partida. Vaslukcv ha


combinado el ataque a la posición enemiga
con la supresión de cualquier posible con-
trajuego. La "tonta" 35 ~a6?. después di:!
35 . ..lM4 36 gx:17 ih:17 37 I!:16 iha6 38 ~:<a6
~xg2 39 c5 g4. h:ibrfa echado por tierra la
victoria.

35... ~h6 36Jk5 ggs 37,gxaS ih:15+


38.~xa5 ~f4 39.cS iuxg2 40.fJ

El juego es ahora muy concreto. y es evidente


que las complicaciones operan a favor de las 16... eS?!
blancas.
Los planes de ambos bandos están deter-
40.. .lor.i 41.c6 ~d5 42./ocS !aS+ 43.~a6! minados por la formación de peones. Las
negras deben avanzar los suyos del flanco de
Un poco de táctica para concluir. Si 43 ... ~c7, rey. y las blancas los del flanco de dama. En
44 ~b6 lo.u6 45 ~b7. este caso. la acci,·a jugada 16 ...e5. que debilita
la casilla "d.5"'. es dudosa. La diferencia entre
43 ... ~g6 4-J.b-1 ~h:b-' 45.mxb.i iba6 46.@b5 la situación de las piezas es d<!masiado
sa8 47.c:7 lk8 4S,g;c6 ers 49,gd.J e5 grande. Era preferible 16 ... b6. adoptando una
defensa pasiva.
50.sg4 ~g6 5Ui:e4: wr6 52.'~d7 ghs
SJ.cS~ sxc8 54.@xcS <tc6 55J~g-1!, y las
17.~d3 ie6?
negras abandonaron.
Y aquí l 7 ... b6 era. sencillamente, esencial.

Radulov - Inkiov (B63) IS.!i.)c7 sad8 19JhdS?


Campeonato de Bulgaria. l 930íS l
Las blancas devuelven la cortesía. 19 g,e6!
1.e4 c5 2.l:H3 ~ c6 3.d~ cxd-t 4. ~ xd-t ~ f6 habría ganado un peón de inmediato.
5.tjcJ d6 6.J.g5 e6 7.~d2 ie7 8.()....{)-0 0-0
9.f'J dS 10.exd5 ~:tdS ll..1xe7 lcdxe7 19 .. .fhdS 20.~xe6 fxe6 2Uldl!
12.~xc6 ~xc6 13~b5 eb6 U..ixc6 ~xc6
1H~d6 ~xd6 16.gxd6 (ver diagrama El modo más fácil para las blancas de materia-
siguiente) lizar su ventaja. El cambio en "d l" es comple-
tarnente insatisfactorio para las negras.
El avance central 9 ... d5?! es prematuro (es
preferible 9 ... a6!?). Con las fuertes jugadas 21 •• JMs 22.gdJ wn
l 2.4Jxc6!, 14 Axc6! y 15 ~d6!. Radulov ha
simplificado el juego. pasando a un final La captura en d3H darla paso a una fácil vic-
11

favorable. Cada jugador tiene una mayoría de toria de las blancas.


2J.wd2 @e7 24.c:4! id4 El negro tampoco logra salvar el juego des·
pués de 33 ... gxh4 34 @~f4 @f6 35 c5! @e6
Las negras luchan tenazmente por la única 36~e4 @d7 37 WdS@e7 38 @e.5 ~d7 39 b5
columna abierta del tablero. El final de torres, q)e7 40 q)f.5 q}d1 (40 .....tn 41 c6 bxc6 42 b6)
tras 24 ...!kS 25 ~c3 bS 26 b3 bxc-l 27 bxc-t 41 @f6 @d8 42 'llg7, y las blancas ganan.
está técnicamente ganado para las blancas,
que tienen prácticamente un peón de ventaja y J.tc.t>xf3 WeS 35.hxgS -.1td4 36.Wg4 rj;~c.i
el rey enemigo cortado. 37.WhS ~xb4 38.Wh6, y el negro se rinde.

Barden • Taimanov (B67)


Match In o!aterra-URSS, Londres l 954

l.e4 es 2.•fü'J ~c6 3.d4 cxd-l 4.ioxd4 ~f6


5.~c3 d6 6..igS e6 7.~d2 a6 8.0--0-0 id7
9.f4 h6 10..ih4 ~xe4 11.~el ~r6 u.ers
~as 13.loxd6+ 1xd6 14.fb:d6 Y!/c7 1s.ed2
0--0--0 16..ie2 fcie7 17.IMt ~rs 18..1xf6 gxf6
19.!:tdJ: ic6 20.gJ nxdJ 2Ubd3 gds
22.'ªxdS+ Y9xd8 23Jfxd8+ ~xd8

2s.gxd4!

Los finales de peones son los más concretos


de todos los finales, de modo que. en la tran-
sición a un final de ese tipo, un error al eva-
luar la posición puede tener graves consecuen-
cias. Por otra parte, pasar a un final de peones
ganado es fa mejor forma de materializar la
ventaja.

25 .•. exd-t 26.mdJ e5 27.f~! exf4 28.~xd4


g;:d6 29.b4 as 30 ..a3 axb4 31.axb4 g5 32.~t-i
di'e6 33.h4!
Hace cuarenta años, la teoría aún no había
Fuerte jugada. Las blancas dislocan los peones pronunciado su última palabra sobre la aguda
contrarios en el flanco de rey, o bien aceleran variante del Ataque Rauzer jugada en esta par·
la creación de su propio peón en esa parte del tida. Pero hoy la cuestión parece estar zanjada.
tablero. y el "veredicto" de los teóricos es severo: la
variante es difícil para las negras. La posición
33... o crítica surge después de la jugada 14 de las
blancas. Tras la jugada elegida por Tairnanov,
En caso de 33 .•. h6 34 hxg.5 hxgS 35 cS rj;J7 l4 ... e'c7, las blancas logran ventaja con
36 ~fS Wc6 37 Wxg5 -.1tbS 38 ~xf4 ~xb4 l5.gd2! Por ejemplo: IS ...~:llf4 161xf6 gxf6
39.g4 ~hcS 40 'itcS! bS 41 gS b4 42 g6 b3 (16 ... f9'lí6 es malo, por 17 liJd5) 17 ~e4 ~.
43.g7 b2 44 g8?'/ bl~ 45 Y:'cS+ ctb4 Berger-Benko, Budapest 1955. 14 ...0-0-0
46.f9b8+, las negras pierden la dama. En esta tampoco llega a igualar. La partida Spassky-
variante puede verse la importancia de 33 h4 ! Rabar {lnterzonal de Gotemburgo l 955) es

DEFENSA SICILIANA S1
ampliamente conocida: IS gdl! ~c7 16 ~f2 Ahora esto es inapropiado. En comparación
~.:7 17 !d3 ic6 18 f5 e5 19 ghel ~edS con la nota de la jugada ant~rior, la posición
20.~xdS fhd5 21 ~g3! %. está más cerrada, y et caballo negro logra
La ccntlnuacién elegida por Barden, 15 §'d2, ventaja decisiva sobre el ::ih11 blanco. Para
es realmente inocua. pues el cambio de piezas convertir una posición ligeram\!nte superior en
pesadas en la columna "d" se produce de otra perdida. las blancas sólo han necesitado
manera práctlcarnente forzosa. y el juego entra quince jugadas.
en un final casi igualado. Aunque ¿quizá lo
que buscaban las blancas eran unas rápidas
tat·IJs'?
El final resultante es ligeramente mejor para
ras blancas, gracias a su supericr formación de
peones, pero objetivamente la posición es
tablista.
Sin embargo, la diferencia de clase entre el
juego de Barden y el de Taimanov era tan
grande que las blancas incluso acaban arreglé-
ndoselas para perder este final.

2-t1d3 ~d..J 2S.h-' eS 26.fxeS'?


3S.. Ji.xd5 39.cxd5 ~d4! 40.ic.J
Lna decisión inexplicable. ¿Qué sentido tiene
desdoblarle los peones al contrario'? El 40 b6 ~b3 41 ia6 fallaba. por4J...td.
jugador inglés tenía, obviamente, la intención
de centralizar su rey, y a 26 ~ d2 no le gus- .$1.tn
40 ••• <;;e7 ~d6 42.ig2 b6 43.~dJ
taba 26 ... e~f~ 27 pf4 ~f3+. Pero las blancas ~b3 4.i.ihJ lees+ 45.~d~ te4, y las blan-
podían haber jugado tranquilamente 26 c!ce1. cas abandonaron.
y tras 26 ... €if3 27 1c4 <J;e7 28 b4, incorporar
entonces su rey al juego en et naneo de dama.
De esta forma, conservarfan una posición más
satisfactoria. mientras que ahora la iniciativa
Variante Scheveníngen
pasa gradualmente a manos de las negras.

26 .. .fxeS 27.~d2 ~e7 28.@e3 ~e6 29.~dl?!

Parece más lógico 291c4+.

29 ... (5 30.c3 ~f3 31.~fl !d5 3~.c4 1c6


33.b4 ~d-l 34.~dt wf6 35.fikJ ~e6 J6.b5
ihl (ver diagrama siguiente) 37.a~?

El precedente juego de las blancas no ha sido


lrreprocbable, pero este avance es ya un claro
error. Tenían que haber jugado 37 b~a6 bxaé
38 tdS+ ~xdS 39 cxd5, con posibilidades El final Scheveningen .. puro .. se caracteriza.
equivalentes. sobre todo. por el .. pequeño centro" de las
negras (d6+e6) y su intacta forrnación de
J7... a5 38.~d5+? peones en los flancos. Los finales de este tipo
de estructura pueden resultar de diversas Petrosian-Smyslov, Moscú. 1949. 17º Carn-
líneas de la Defensa Siciliana, pero los hemos peonato de la URSS (véase el libro de
reunido en una sección, puesto que el Smyslov, 125 Selected Games pág. 52,
"pequeño centro· es esencialmente caracte- Pergamon, 1983), Lepioshkin-Bebcbuk y
rístico de la Variante Scheveningen. Kostro-Moiselev, incluidas estas últimas en el
Réd, al evaluar el final siciliano como favo- capítulo sobre 1.3 Variante Paulsen.
rable a las negras, pensaba, obviamente, en Peores son las cosas para las negras en ñnales
finales de este tipo. Las \·encajas del "pequeño en los que, en fase temprana. ellas mismas han
centro" en el final quedan bien ilustradas por deshecho su "pequeño centro" con ...eS. Sobre
la partida Errnenkov-Tal que sigue. Sin ern- este tema. el lector puede · consultar las
bargo, en el moderno juego de torneo rara vez partidas Tal-Ftacnik y Gcltl!r·T31.
nos encontramos con una partida que La partida Keres-Panno merece un comentario
comience con la Variante Scheveningen y aparte. En eil ... las negras ~oían un "pequeño
concluya en un final Scheveningen "puro". La centro". pero la transición al final se realizó en
razón es que las ó'lancas son perfectamente un momento tan inoportuno que en pocas
conscientes de las dificultades que les esperan jugadas las activas piezas de Keres lograron
en el final, y pronto trata.n de imprimirle a la un absoluto control de la posición.
partida un rumbo diferente. No debe extrañar,
por tanto, que el fir.al de la partida Ermenkov-
Tal se haya producido a partir de una variante
distinta de la Defensa Siciliana. Ermenkov • Tal (B52)
Rig:t. 198 l
Uno de los planes para romper el "pequeño
centro" es el avance del peón blanco "f' (f2·
f-l-(5 ). que normalmente obliga a fas negras a 1.e-1 c5 2.~CJ d6 3.AbS+ id7 4.ixd7+
jugar ... es. Ahora bien. los finales con confi- ltlxd7 5.0-0 ~gf6 6.ee2 e6 7.c3 1e7 8.d4
guraciones del tipo 0-0 9.igS h6 10.ih4 cxd4 11.I.Qxd4 ~b6
12.a4 ~es 13.aS ea6 14.exa6 /¿ha6

no son tan favorables a las blancas como en la


Variante Boleslavsky, donde el peón blanco se La variante elegida por fas blancas a menudo
encuentra, por lo general. en "f2" 6 "f3". La conduce a simpliñcaciones y a tablas. que es
posición del peón "f" blanco en "f5" debilita el probablemente lo que Ermenkov buscaba.
peón de "e4" y le concede fuerza adicional a Hay que decir que. en lugar de 9 ig5. mere·
la naptura ... dS. después de la cual las piezas cían consíderacién las posibilidades 9.cS!? y 9
negras se activan y el peón pasado "e" gd l !?, aunque en ningún caso debían esperar
adquiere un potencial formidable. Ejemplos las blancas gran cosa. Por ejemplo: 9 eS loe8
de este tema los tenemos en las partidas 10 exd6 't)xd6 l l gdl cxd4 12 ~xd4 Jle8!

DEFENSA SICILIANA 59
(Lechtynsky - Geller, Moscú 1977, Campeo- en el flanco de rey es posible tras alguna pre·
nato de Europa por equipos). o bien 9 gd l paracién, como 24... seS, 25...f5 y 26... ~ti.
!kS! 10 e5 ~es 11 '!:ibd2 cxd-l 12 cxd4 ~~7 pero en este caso sería mis fácil para las
13 'Dft ~c4 14 ~c4 gxc4 (Short-Miles, blancas respirar en el flanco de! dama. Tal
Londres 1980/81 ). roma la difícil decisión de prescindir di!
El cambio de damas ha llevado a un final mís 2-Lges, que no es demasiado útil, y juega de=
o menos igualado, en el que. según testifica el inmediato
boletín del torneo, las "negociaciones de paz"
fueron rechazadas por Tal. 2~ ... f5!'! 25,gdcl?

15.fl gres 16.sd 1 g5 17.if2 d5 1S.exd5 El jugador búlgaro da por buena la decisión de
!i)xd3 su formidable oponente, y su posición co-
mienza a deteriorarse gradualmente. por fah:1
La estructura de peones se ha modificado. De de espacio. Debería haber aceptado el desafio,
un típico final Scheveningen, hl surgido otro jugando 25 ~xe6. Después de 25 ... EeS
en el que cada bando tiene su respectiva 26})xf8, las negras disponen de los jaques
mayoría de flanco. Et balance no se ha modi- descubiertos 26 ... ~g4+ y 26...~c~+. pero en
ficado, pero las negras cuentan con mejores ambos casos las bilocas S.! salvan con
premisas que las blancas para asumir la inicia- 27.~e4!
th a.

19.ti)d2 ~c3 20.ti~2bJ 06 21.gJ .trs 22.~n


~d7 23.~e2 ~es 2-t~d2 Las piezas negras se han dispuesto en
formación de combate. y el avance del peón
"e" está en el orden del día. Las maniobras de
las piezas blancas son mucho m:ís difíciles de
encender.

28..td.i ~g6 29.ltldJ eS! 30.1g1 hS 3Um?:

Un error táctico en posición dificil.

31..JhcJ!

Tal nunca deja escapar una ocasión así. Las


negras obtienen dos peones por la calidad. con
una posición abrumadora,
Ambos bandos se han propuesto mejorar la
disposición de sus piezas, una carea que las 32.bxcJ ~xc3+ 33.tifi'el ixdJ 34.t'obJ ib4
negras han llevado a cabo con mayor eficacia. JS.ic5 tb5+ 36..ixb4 ixb3 37.ic5 ac3
No obstante. la posición blanca no tiene de- 38.1b6 gbJ 39.~f2 ~cJ 40.~g? lite6
fectos importantes, y Tal se enfrenta al proble- 4 UU2 g.i 42.hJ gxO+ 43.!xO ~ 44,geJ
ma de cómo seguir desarrollando su iniciativa.
En posiciones con mayorías de flanco, el plan El final es de naturaleza técnica, y el excam-
estándar es avanzar la propia mayoría y tratar peón mundial materializa con precisión su
de dominar la columna abierta con las torres. ventaja.
Los peones blancos del naneo de dama están
bloqueados y no pueden seguir avanzando. A 4"' •• Jlb2+45.Whl lc2 46.ltel ~e2 47.ic7
primera vista, el avance de los peones negros le.es 48 ..beS Wxe5 49.!aJ h4 SO.gxb4 r.i

Ml
SUhe2 lhe2 52.gbJ n SJ.qigt ~í4 y las Pero después de 9 ~c2 Wlc7 10 g4 b5, et ne-
blancas abandonaron. gro habría ahorrado un tiempo, con ... ie7,
que se hace notar en la variante 11 g5 ~d7
12.0-0-0 b4 13 loa4 loxbJ+ 14 axb3 locS!
Scholl - Polugaevsky (B88) 15.~xc5 dxc5, cuando las negras se anticipan
Arnsterdarn, 1970 a su oponente (Ribli-Dely, Hungría 1968). D~
modo que, si las blancas pensaban plantear el
Ataque Velirnirovic, tenían que haber jugado
t.c4 es 2.~fJ d6 3.d4 cxd-l 4.~:<d4 ~(6 8.~d. antes que 8 .ib3. Si las blancas pensa-
5.loc3 ~c6 6.~c4 e6 7.ieJ n6 S.ibJ ~a5 ban enrocar corto, entonces 7 i.b3 a6 8 f4! era
9.0-0 b5 10.f4 Vflc7 ll.f5 eS 12.lilde2 1b7 más recomendable, y si 8 ... ~a5, 9 f5!
1J.€ld5 loxd5 U.ixd.5 ~c4 1.5.~cl ixd5 La última oportunidad de las blancas de: em-
16.exd5 lkS 17.bJ ~xeJ 18.theJ ~es prender una aguda escaramuza fue en la 11 ¡

19.f!f:<cS gxc5 jugada: 11 \!Nf3 ib7 12 ixe6!? fxcé tJ·~:<e6


~di 14 f5 (variante de Kasparov y Nikitin).
Por último, 13 /cd5(?) fue sencillamente
malo. Las blancas tenían que haber esperando
hasta que el caballo fuese atacado con ... b.J.
Por ejemplo: l3 ~g3 loxb3 14 a~b3 b4
15.~dS.
Con. 14... ~c4! Polugaievsky se apoderó de ta
iniciativa, y pudo lograr un final favorable
casi de forma forzosa, tras 1S ...V1ic5!
La ,·entaja posicional de las negras en el final
es indiscutible. Ya han emprendido un ataque
al flanco de dama contrario, su alfil es mucho
mis fuerte que el caballo blanco (que tendrá
problemas para llegar a la casilla "e-t", su
El gran maestro Polugaievsky tiene un exce- única buena casilla) y la forrnacién blanca de
lente instinto para los matices de los esquemas peones está seriamente dañada. Si las negras
sicilianos: la apertura de esta partida la ha ju-
logran completar rápidamente el desarrollo. su
gado con gran precisión. A partir de la sépti-
ventaja resultará decisiva. En consecuencia,
ma jugada. cada réplica de las negras está las blancas realizan una tentativa por abrir la
llena de profundidad y contenido. Así, 7 ie3 posición en el naneo de dama.
parece bosquejar el Ataque Velimírovic:
8.~e2, 9 O-ü-O y. m:ís tarde. g2-g4! En cuanto 20.c4! bxc4 21.bxc4 ie7!
a las negras, 7 ... a6 es una jugada de espera,
pero al mismo tiempo. esencial, pues 7 ... ie7 Polugaievsky, naturalmente, declina el sacri-
habría mostrado sus cartas demasiado pronto. ficio de peón, por el que las blancas hubieran
8 1b3 también parece una jugada flexible. obtenido buena compensación, tras 22 gtbl, y
puesto que mantiene la posibilidad de enrocar completa la movilización de sus fuerzas.
en cualquier flanco. Pero después de 8 ... ~a5!
resulta evidente que. en caso de seguir los 22.ifcl ~d7?
cauces del Ataque Velimirovic, las blancas no
podrían desplegar sus piezas según el siguien- La actividad de las blancas se va desva-
te esquema amenazador: 8 ~e2 ec7 9 0-0-0 neciendo, y la debilidad de sus peones será
'LJaS 10 id3(!) b5 11 ig5! ie7 12 a3 lb8 cada vez más acusada,
1HJet ! ~c4 14 f4! (Sokolov-Tukmakov,
L vov 1984, 51 º Campeonato de la U RSS ). 23.ftabl ihc8 2,Ufü7+ \tie8 25.lfa7 lbc4

DEFENSA SICILIANA 61
26Jbc4 gxc4 27.!xa6 está claro por qué evitó Ponisch esta conti-
nuación. Cierto que en las variantes agudas de
El cambio de peones no ha aliviado la posi- la Siciliana. la última palabra puede cambiar
ción de las blancas. pues su formación sigui! muy rápidamente.
siendo "incurable", El peón di! "d5'' está con· El gran maestro húngaro respondió con una
denudo. original e inesperada maniobra de dama.
llevándola al flanco de r~y en cuatro jugadas.
27 .. .!kS 2811:18+ ~dS 29.~g31hd.5 30.lohS Al comprender que no tenían perspectivas de
@d7 31.~xg7 ataque, las blancas propusieron el cambio di!
damas. y el juego pasó a un típico final ski·
Con grandes esfuerzos, las blancas han con- liano,
seguido mantener el equilibrio material, pero
posicionalmente están perdidas,

31 ... e4! 32~«.t,n !fas:

Lo más preciso. Con el cambio de torres. las


negras se hacen las dueñas y señoras del
tablero.

33.JhaSi.x35 J.i.~ h5 1c3 3S.h-' dS 36.g.i


@d6 37.~f-l \t'e5 38.lue2 1a5 J9.a4 d-'
.io.~cl d3 41.~ bJ

Las blancas se rindieron. Las negras juegan


41 ... .icJ, seguido de 42 ... e3. Las blancas 23 .. JfoS
abandonaron.
Las negras tienen la venuj:i de l:i pareja de
alfiles. Una buena forma de explour esta
ventaja es avanzar peones de flanco para res-
Ljubojevic - Portisch (BS7) tringir la posición enemiga. La última jugldl
Wijk aan z«, 1972 de Portisch, además de reforzar la casilla "d5''·
prepara el avance de su peón "a".
l.e4 cS 2.~1"3 d6 3.d-1 cxd-t 4.~:<d4 ~f6.
5.locJ a6 6..ic4 e6 7..ib3 b58.0--01e7 9.f-' 2.U;dJ aS 2S.!Md2 h5!
0-0 10.C'5 e3 11.~de2 ~bd7 l2.1g5 ib7
13.~gJ Jk8 J.1 ..br6 ~xf6 15.aJ t;'b6+
Continuando con la estr:uegi3 correcta. Las
16.Whl ~eJ 11.gn t;'gS 1U~dJ ~h4
blancas están obligadas a debilitar su posición
19.gel lc7 20.ae2 &Uc8 21.h3 'a'g5 22.i;'eJ
en e I flanco de rey.
'a'~eJ 2J.gfxe3 ( ver diagrama siguiente)

Lubojevic eligió una variante que, según el 26.h4 d;>rs?


último grito de la teoría, no les ofrece a las
blancas ninguna ventaja. Es difícil apreciar la exacta utilidad de esta
Por otra parte, la décima [ugada blanca fue jugada para tas negras. MJs enérgica era la
imprecisa, 10 f5 ! ! Las negras disponían de la inmediata 26 ... 1:i6.
fuerte réplica 10... ~!. con mejores posibüi-
dudes, Fischer . Srnyslov, Yugoslavia t 959, y 27.Wh2! .ia6 28.~dS ~xd5 29.txdS 11Sc7
Janose"ic • Polugaievsky, Skopje 1971. No 30.WhJ

62
Como consecuencia de la indecislón negra en
Tal . . Ftacnik (B85)
la jugada 26. las blancas han logrado defender
su peón de "h4". La iniciativa sigue siendo de:
T.illin, 198 l
las negras, pero deben actuar con vigor.
l.e4 cS 2.loo d6 3.d4 ~f6 4.~c3 exd-l
S}oxd-$ a6 6.a4 e6 7..Qe21c7 8.0-0 0-0 9.f4
30... a4! 31.ia2 b4 32.g,4~
~c6 10ie3 Y!/c7 11.ect ~xd~ 12.i~d4es
13.ieJ exf4 l4 ..bf4 .lc6 15.egJ c!i.)d7
La mejor jugada. 32 fü1'? bxa3 33 b:<a3 es
16. .th6 ~es+ 11.wht ees 1s.Ar4 trcS
claramente favorable a las negras.
19.l?,d5 AxdS 20.ih6 ti'd4 21.exd5 WhS
22.c:3 ees 23.§°xeS ~xcS 2-1.i.cJ
32 ... bxaJ 33.sxa.$! .ic.$!

De repente han surgido motivos de mate,


mediante un ataque ni peón di! "h4-" con una
torre en la cuarta fila. ··

3-tbJ i.bS 3S.f:ha3'!

El error decisivo. Como demostré Hajtun, las


blancas podían haberse defendido con éxito,
después de 35 fü15! Por ejemplo: 35 .. J;,'(c2
(de otro modo, 36 c4) 36 g:<c2 !hc2 37 fhb5
g6 38 gbs+ ~g7 39 gb7!, cuando 39 ...1f6
40.f:tg6 g;:tg6 falla por 41 ib 1, mientras que
39 ...~fS conduce a una repetición de jugadas. En la apertura ambos contrincantes repitieron,
hasta la jugada 19, el curso de la partida Tal·
35•. licJ! Ribli, Tilburg 1980, donde se jugó l 91e3. sin
conseguir las blancas ninguna ventaja espe-
cial. Aquí el salto l 9 ~d5!? le reportó éxito a
Tal. Sin embargo, las negras no se defendie-
ron de la mejor manera posible. En primer lu-
gar, era digna de considerar 2 l...~e5!'?, pues
la pobre posición de su rey en "hS" se hard
sentir en pocas jugadas. En segundo lugar, el
sacrificio de calidad propuesto por Kasparov y
Nikitin, no parece malo en absoluto: 20 ih6!
g6! 21.ixra 1:dS 22 C'ld5 e'xc2 23 ~f2 li)e5
"con buena compensación por la calidad".
El final al que se ha llegado en el diagrama es
favorable a las blancas. Aquí la ventaja de los
dos al ti les juegan un considerable papel. Cada
Esta jugada parece haber sido omitida por el bando tiene una mayorfa de flanco, y con
gran maestro yugoslavo: la mayoría de sus juego en flancos opuestos los ágiles altiles
piezas han quedado fatalmente clavadas. No pueden desarrollar una gran actividad.
es sorprendente, por tanto, que la partida
finalice en pocas jugadas. 2~.•. Bac8 25.aS!

36.1bt e4! 37.wh2 eJ 3s_gd4 tr6 39.l!b4 Tal tija los peones del ala de dama y se dis-
ieS 40.BxbS e?. Los blancas abandonaron. pone a incorporar su torre al juego por ·a4 ".

DEFENSA SICJUANA 63
2s ... rs 29 ..i:<a6!

25...loc4 se para con 26 .ic t, seguido de g:14. Con ayuda de la táctica, Tal gana un peón,

26.ia4 g6 29 ... bxa6 30.UbS+ srs 31.s:dS+ lhfS


32.ixf'S ~c4 33.b-l
Una jugada natural, que refuerza el peón "f5''.
Sin embargo, este avance debilita rnornentd- 33 b3'? folla, por 33 ...~gS.
nearnente et flanco de rey negro, lo que e:-<?IO·
tJd Tal con gran habilidad. 3J ... Wg8 3..a.Ah6 ge7 JS.h3!

Las negras han- logrado algún contrajuego, y


Tal toma medicas para suprimirlo. 35 g-4 ge1
36 gxf 5 <t-n hubiera llevado a una posición
confusa.

JS •••din

A 35 ... ~e2, Tal pensaba jugar 36 gf..J ~d


37.gd4! ~.'<g2 38 gd2!

36.igS!

M3s preciso que la inmediata 36 :r4. a lo que


seríe posible 36 .. Jk7.
las blancas se encuentran en una encrucijada. 36 ... ges 37,gr.i ~d? 38.!h~!
¿Cómo deben desarrollar su iniciativa? 23
1b6 se sugiere por sí sola, pero, como En el juego concreto de este tipo Tal se siente
demostró Tal, las negras se habrían podido como pez en el agua, En cada jugada las
defender, con 28 ... sd7 29 g4 f:<g4 30 g,fS+ blancas exhiben una gran energía.
1xf3 31 .1.,g4 i!z::ilg4 32 gxg4 ~g7 33 b4
~t7! 34 c4 IU5.
Si las blancas tratan de preparar el avance g1·.
g~ con 28 h3, entonces es posible la sencilla
38...~e4 era malo, debido a 39 g:<h7+ <;tgS
2S ... h5!
40 :e7! axd5 (40•.. ~xgS 41 a.le5 d:<d
El excampeón mundial encuentra otra intere-
sante posibilidad. Lleva su alfil de casillas ne- 4.2.b5) 41 c..J gdl+ 42 ~h2 {xgS 43 b5.
gras a "bé", planteándoles difíciles problemas aunque 39 ~f4! g:<d5 40 g~h7+ g;f6 41 cJ
a las negras. era todavía más simple (Tal).

Ftacnik se equivoca de inmediato. Era malo Las blancas han ganado un segundo peón. y
23 ... gfcS, debido a 29 g.J!, pero tenía que pronto ganarán también la partida.
haber jugado 28 ... seS 29 idl ! (aunque no
29.g4? t:2n 30 .tc1 igS =) 29 ... tc4. Las 41 ... Jidt 42.ih6 ~xc3
blancas pueden elegir entre 30 :eI y 30 g4,
pero ta posición negra es defendible (Tal). 42".,txd5 43 c4 era desesperado.
4J.!2g7+ @h8 44.Ba7! posibilidades de resistencia) 18 ~xe7 li)xe7
19 gd7, y la ventaja blanca del par de alfiles
Táctica de nuevo. Se amenaza el jaque de alfil contra dos caballos, en posición abierta,
en "gl", resultó decisiva. Véase la partida completa
comentada, en el libro de Geller, The
Application of Chess Theory.
En relación con la partida Geller-Andersson,
En caso de 44 ... ~e4, las blancas sólo tendrían apenas se han producido cambios. La torre
que impedir •.. g5 con 45 h4! blanca se ha retirado a "f2", y las negras no
han jugado ... !foc8, sino que basan su contra-
juego en el salto de su caballo hacia el centro.

Ftacnik ha conseguido restablecer el equilibrio


material, pero el peón "a" blanco no puede
pararse. Por consiguiente, las negras abando- La partida Geller-Chejov, Sochi 1983, siguió
na ron. así: 15 h3 gacS (l5...~g7 l6 ilxd4!) l6 id3
tg1 11 g4 h6 18 Wg2 ~d7 19 ~d5 1h4
20.~Ud2 igS, y las negras obtuvieron un
juego cómodo, finalizando l.1 partida en tablas
Geller • Tal (B83) en la jugada 33.
50º Campeonato URSS. Moscú 1983
15...~xc2?
1.e4 c5 2.~f3 d6 3.d4 cxd..& 4.•~hd4 ~f6
5.~c3 e6 6..ie2 ~c6 7.ieJ ie7 8.0-0 ~O
9.f4 eS 10.fxeS dxe5 u.ers .i.xt5 12.lhf3
~xdl+ 13.Bxdl g614JU2

T:11 propone un interesante sacrificio de cali-


dad. Después de 16 ~xf8 lhf8, las negras
habrían tenido una razonable compensación.
En una partida ulterior, Prodanov-Cverkovic,
Un fuerte estímulo para el análisis de este Varna 1983, las negras jugaron 15 ... ~xe2+
final lo aportó la partida Geller-Andersson, l6.gxe2 gfd8 17 gn log4 18 id2 Qg7 19 h3
lncerzonal de Moscú 1982, en el que Geller se ( 19 lc)dS es más fuerte). y la partida finalizó
anotó una espectacular victoria en et final en tablas en la jugada 40.
sobre un reputado especialista en esta fase del
juego. Las negras jugaron allí 12 ... g,g (ahora 16.igS!t
se prefiere el inmediato cambio de damas)
lHÍi>hl g6 14 Bfl ~xdl 15 g~xdl rt;g7 Tal, sin duda hnbía preparado el sacrificio de
l6.g4! h6 17 ~dS {)xe4? (17 ... ~xdS ofrecía c:ilidad antes de su partida con Geller. y h~bía
analizado en casa la posición del diagrama. El Keres - Panno (B97)
retroceso del alfil, que acaba de situarse en Interzonal de Goternburgo, 1955
"h6''. es difícil de prever, y produce una fuerte
impresión. En cualquier caso. para el excarn-
peón del mundo resultó una desagradable
1.e4 es 2.~fJ d6 3.d4 cxd-l 4.lihd.a ~f6
sorpresa,
5.~c3 n6 6.igS e6 7.f4 't;'b6 S.'tfd2 ~c6
9.0-0-0 \19:<d-l 10.~xd4 ~xd.S 1 Uh:d-4

16 ... ~g7 l 7 ~dfl ~g8 18 i.xe7 -~,;~7 19 Íc4


todavía era peor.

17.ixe7 €ixe7 ISJ~d7 ~c6 l9 . .ic4 ~e3


20.sf:di gxfi 21..ixf7+ WhS 22.~ds ithd5
23.ixd.5 ~d~ 24..ixb7 sbS 25.bJ

La, blancas han ganado un peón con una


posición superior, y ahora se trata de una
cuestión de técnica. La Imprudente 25 b~?
tc2 26 b5 ~a3 les hubiera permitido a IJs
negras salir indemnes. Ambos oponentes han elegido una de las
variantes más agudas de la Defensa Sicüiana,
:?S ••• ~e2+ 26.tf2 ~el 27 idS ~x:i.2 pero en la octava jugada las negras se des-
28,gxa7 loc1 29.!faJ viaron abruptamente. La jugada 7 ... ~b6 sólo
tiene sentido en relación con la captura del
El caballo de Tal reatiza milagros. obligando 3 peón ''b2". pues de otro modo conduce :a un
la torre blanca a abandonar la séptima fila. final difícil para las negras. Las blancas están
pero de todos modos ta posición negra sigue mucho mejor desarrolladas y amenazan conti-
estando perdida. nuarnente ta ruptura central e4·e5.

29 ••. ~dJ+ 30.~e3 ~b..J 31_ga7 ~e!+

El final de torres es desesperado para las ne- Es difícil sugerir nada mejor.
gras.
12.ie2 h6 13..ih4 gS!? 14.fxgS ~e5
3.?,q.,dJ ~d..i 33.5a3 h5 34.h-' ~g7 35.ic4
Panno se defiende con ingenio, sacrificando
g5 36.Ha5! un peón para apoderarse de la casilla central
"eS". Era más flojo 14 ... .ie7, en vista de
Gr:ller sacrifica su peón "b", :i fin de conseguir 15 .1g3. Ahora, 15 g,h6 t~h6+ 16 ~ b I ie3
la victoria en el flanco opuesto. no les ofrece gran cosa a las blancas.
36 ... ~xhJ 37.sxeS gxh4 JS.'if;cJ ~el

Por último, el caballo negro queda atrapado. Keres halla un plan inusual. Devuelve el peón
y realiza un agudo ataque al flanco de dama
39.gxh5 srs 40Jhh4 grz 41.Bg4+ ers enemigo, explotando el hecho de que las prin-
42.c.1id-t gd2+ 43.Wc3 gn 4-U~g8. Las cipales fuerzas di! las negras están concen-
negras ~bandonaron. tradas en el cen tro y el flanco de rey.

66
15 .. ..ie7 tragicómica. La única pieza que puede jugar
es el rey, y pronto sufrirá un ataque de mate.
15 ... bS 16 ~b6 gb8 17 loxcS ~hc8 18 a4! aún
era peor. zs ... Wg6 29.idJ+ wn
16.tzlb6 ~b8 17..igJ hxgS lSJlhdl f6 Una divertida variante hubiera sido 29 ...@h5
30 ah8+ cJ;lg4 3 1 gh3, con la imparable
Osear Panno se defiende contra 191.,e5 dxe5 amenaza 32 Sc4+.
20.ac4. y prepara et desarrollo de su alfil
dama. 30.sh8 'l1e7 Jl.ig6. El negro abandona.

19.c-t!
El sacrificio-de calidad en "c3''
Ahora, a 19 ... !d7 sigue 20 c5!
Uno de! los procedimientos de contrajuego de
19 ...0-0 20.!.Jd2! fas negras en la Defensa Siciliana es el
sacrificio de calidad en "c3'', Pero mientras
Juego sutil a cargo de Keres. Mediante una· que en el pasado .. Jixc3 se solfa acompañar
enérgica serie de jugadas. ha logrado un total de un feroz ataque al rey blanco, actualmente
control del flanco de dama contrario. elimi- las nesras a menudo sacrifican la calidad
nando toda tentativa liberadora. Pero a fin de teniendo en mente un final favorable.
romper las defensas negras. las blancas deben Así. en la partida Llublinsky-Boleslavsky. el
emprender un plan activo. Al poner en marcha sacrificio de calidad y consiguiente transición
ese plan. es posible que las negras puedan al final fueron un medio de realizar las ven·
desarrollar concrajuego. Por consiguiente. tajas posicionales acumuladas por las negras
Keres modifica drásticamente el ritmo del en el medio juego. Otro ejemplo lo constituye
juego, optando por una tranquila jugada de la partida Jansa-Polugaievsky, Skara 1980,
espera. asumiendo que a las negras les resulta- Campeonato de Europa por equipos.
rá mucho más difícil efectuar jugadas de este (véase el libro de Polugaievsky, Grandmaster
tipo, sin comprometer su posición. Performance, pág. 8, Pergamon, l984).
Incluso hay una variante de apertura basada en
20 .•• fS? el sacrificio de calidad, y en este capítulo está
representada por la partida Damjanovic-Stein,
La táctica blanca resulta totalmente justifica- Pero en la partida Lukin-Suetin, el sacrificio
da. Panno no quiere ser un mero comparsa, lo de calidad no se justifica por sí solo: para ser
que le lleva a realizar una jugada demasiado honestos, debemos admitir que en ese punto la
enérgica, que debilita la posición del caballo posicíón negra era ya difícil.
en "e S", y pierde aún más rápidamente ...

21.cS! f..J 22.cxd6 ixd6 23Jbd6 f:<gJ


2~.hxg3 gt7 Liublinsky • Boleslavsky (B63)
17º Campeonato URSS, Moscú l 949
Poco habría cambiado con 24 ... lLJn 25 g6d2
eS 26 ic4! 1.e4 cS 2.~0 ~c:6 3.d4 cxd4 4.~xd4 ~f6
S.~cJ d6 6.igS e6 7.ie2 ie7 8.'=Yd2 0-0
25.~bl lc7 26.fldS+ Wg7 27Jkl ! ~c6 9.0--0 a6 10.ftad 1 'f:Yb6 11.ieJ 'f:Yc7 12.r-1
28.,S! ~35 13.~bJ ~c4 14..1xc4 'Bxc4 15.ffd4
ffc7 16.t7b6 t,b8 17.hJ ~d7 1S.eb4 !e8
La clavada de todas las piezas negras es 19.e'd4 bS 20.81'2 flc7 21.aJ l!b8 22.tfb4
ib7 23.~µ5 gbc8 2-Uixc7 gxc7 Puesto que: las blancas no podrán impedir el
sacrificio de calidad en .. c3'", Boleslavsky no
se precipita a realizarlo, sino que realiza una
· jugada útil, planteando una velada trampa a su
oponente.

27.©f'2?

Un movimiento descuidado. qu~ conduce a la


derrota, aunque la partida se prolongue
durante más de cincuenta jugadas.

27 .• Jfa:cJ~ 28.bxcJ ~f6_!

01;! repente, las blancas se encuentran con que


Cincuenta años. desde: el punto de vista del pierden dos peones,
desarrollo histórico del ajedrez. no son de·
mesiado tiempo. Y. sin embargo, ¡culn obso- 29.!d3 txe~+ 30.d?gt ~:<el 31.!~el ~e4
leta le parece al moderno experto en teoría la 32.~d-' 1r6
conducción de las blancas en esta partida con
el Ataque Rauzer! Por aquella época la De· Los peones de "a3'' y "c2" son aislados y
fensa Siciliana ya empezaba :i sobresalir de las débiles, y la pérdida de uno de ellos es mera
aperturas de segunda fila, para convertirse en cuestión di! tiempo. En consecuencia,
la apertura más popular de la segunda mitad Liublinsky trata de desembarazarse rápida-
del siclo XX. No debe sorprender que no ÍUi!· mente de su peón "a". esperando obtener con·
se la ""teoría especifica de las variantes, sino. trajuego sobre los peones "a" doblados y la
sobre todo, las ideas estratégicas de la aper- columna "b" que se ha abierto.
tura las puestas a prueba en lJS partidas de tor-
neo de las décadas de los cincuenta y sesenta. 33.a4 bxa-l 3-UfaJ ~c3 35.~e2 ~xe:?+
La lenta 7 te2 sólo puede jusri ñcarse en 36Jhe2 &e~
relación con el plan de: Keres ~d3! La
combinación de 7 ie2 y S 't;'d2 no tiene una E:;t.i claro que las blancas no tienen contra·
lozica inherente, como lo demuestra el hecho juego en absoluto, de modo que la partida SI!
de.. que, ya en la novena jugada, Boleslavsky reduce a la prosaica realización de la ventaja
podía haber entrado en un final completa- material de las negras. El juego ulterior
mente igualado, con 9 ... ~xe~. Al optar por apenas requiere comentarios. puesto que
9 ... a6, las nezras indicaban claramente que Boleslavsky actúa de forma metódica y suma-
estaban jugando a ganar. Al jugador moderno mente sencilla,
le basta con un breve vistazo a la posición
para decidir que las blancas están peor. Las 37.c3 ic6 38.id~ 1e7 39.gb2 ib5 40,gb4
negras tienen la ventaja de la pareja de alfiles sc8! 41.ga2 rs: 42.c4 .i.xc4 4J.5c2 d5
y buenas perspectivas de: juego activo en el 44Jba..i id6
flanco de dama, mientras que al haber sido
avanzado dos casillas el peón "f' blanco, ha Las negras caminan hacia la victoria con
creado las premisas necesarias. para. un inexorable consistencia.
procedimiento estratégico estándar: el sacri-
ficio de: calidad en "c3". 45.ieJ ~n 46.Wf2 We7 47.g4 Bb8 48Jfa5
i.t>d7 49J5 eS SO.icS ~c7! Sl.!at a5 S2.h~
Wc6 53..leJ h6 s..a.!d2 llb5 55.gS 4.b6+

63
56.Ae3 i.uJ+ 57.c~xeJ hxgS 58.hxgS f,cg5 dora (acreditada a Capablanca) ... io;(d4 y
.. ..ic6, y tratan de demostrar que el alfil negro
Boleslavsky ha cambiado uno de sus al files, de "d7" está mal situado. En la partida
sólo cuando eso le ha reportado un nuevo Spassky-Averba] (Kislovodsk 1960), después
peón. Cierto que las blancas pronto recobrarán de 7 ... e6 8 lob5 ebs 91xf6. las negras fueron
el peón de: "g5'', pero se han visto privadas de obligadas a debilitar su flanco de rey. Aun así,
todo contrajuego, y también de prácticamente difícilmente puede afirmarse que los logros de::
todos sus peones, las blancas en dicha partida fuesen signifi-
cativos: 9 ... gxf6 10 ic:2 ie7 l l 0-0
59.wO Wd6 60.@g4 e4 61.Wxg5 @es ( t l .ihS !?) l l ... a6 l 2 lo5d4 0-0.
6:?Jk3 !fü? 6JJ~g3 fin 64.gxa5 gxf5+ La continuación elegida por Stein, 7 ... h6, po-
65.~g6 iUJ 66.lig.i gf~ 6·7.ggJ ~d4 día haber llevado a juego complicado, favo-
68Jlaa3 sn 69.cb:<g? rable al blanco. luego de 8 ixf6! gxf6 9 ~h5 !
En cambio. la jugada que elige Damjanovic,
Las blancas casi han restablecido el equilibrio 8.ih4?!, no es, en absoluto, temática. Con un
material, pero los peones pasados negros no juego enérglco, Stein se apoderó de la ini-
pueden ser detenidos, ciativa ( 10 ... hS!, lS .•.aS !), y tras b "ganancia"
69 •. J~el70.ffg4 wcS
7U!g5 e3 72,ges Wd4
de: la calidad, con 19 1,tf6, provocada por
18 ... ~a.5!?, obtuvo un típico final siciliano,
7J.';}f6 e2 7.i.ctf;e6 ghl 75.gaeJ gh6+ con un altil "indio de rey", de easillas negras y
76.md7 ih-1! 11,gxe2 1n2 7S.fbe2 cbdJ excelente juego contra el dislocado naneo de
i9.lel d-' Las blancas abandonaron. dama enemigo. Algunas palabras acerca de
6 .. .i.d7 en la Variante Rauzer, Desde: la muer·
te de Stein (en 1973) pocos se han atrevido a
Damjanovic - Stein (B60) jugarla. Un fuerte golpe al esquema negro fue
Tallin, 1969 asestado en lil partida Kupreichik- Yudasin
(Frunze 1981, 49° Caropeonato de la URSS):
1.e4 c5 2.~o ~c6 3.d4 cxd4 4."oxd4 ~r6 7 ~d2 l:k8 8 f4 foxd4 9 ~xd4 ti'aS 10 cS
5.~c3 d6 6.1g5 .ld7 7.lob3 h6 8.ih4 ic8 dxe5 ll fxe5 c6 12.0-0--0 ic6 13 ltibS 1xb5
9ie2 g5 l0.1gJ hS 1 l.h4 g4 12.1f 4 ~es 14 e :<f6 ic6 l 5.h4! &g8 l 6 ic4g:<f6 l H~he l !
13.iM.¡ lcg6 U~g5 ig7 15.0-0-0 a5 fag5 18 1:<e6 fxeé, y aquí 19 ~r6! hubiera
16.Wbl 0-0 17.ffeJ a4 18.lt:ld4 t:Ya5' 19.1xf6 sido muy fuerte,
It~cJ 20.t;fxcJ 9xc3 21.bxcJ ixf6
22.gJ ~8 23.@b2 ~es
Las negras refuerzan su posición como si nada
hubiera sucedido. La posición, por cierto, es
sumamente cornpllcada, y resulta difícil eva-
luar si es favorable a uno u otro bando. Está
claro, en cualquier caso, que por la calidad las
negras tienen buena compensación posicional.

2-taJ lkS 25.!hel wrs zs.an e6 27.BeJ


We7 28.Wa2 ·

Las blancas tratan de presionar con su torre


La jugada 7 ~bJ!? encierra una interesante sobre la serniabierta columna "b", El equi-
idea. Las blancas impiden la maniobra libera- librio parece deslizarse a su favor. pero Stein

DEFENSA SICIU ANA 69


descubre una maniobra latente: que le asegura
contrajuego sobre el peón de "e)",

2S .. ~g7! 29Jlbl icS 30.~ b5

Las negras amenazaban 30 ... ih6.

30 ... i.h6 3 U~eel id7

La tensión va en aumento a cada jugada. Se


percibe que no puede mantenerse por mucho
tiempo, y qui: pronto lus cosas se romperán
por algún lado.
La moderna teoría.considera con cierta frial-
dad la sexta jugada blanca, que no parece
Darnjanovic es el primero en perder pie. Era conducir il nada para las blancas. Sin embar-
más fuerte 33 ~a7!'? g_"<c3 3-i ~:<c6 bxcé go, a veces tienen éxito en la práctica con ese
35.gb7+ ~f6 36 gxd6. con juego complicado desarrollo. Su plan de presionar scbre la co-
(sugerido por Maric), aunque seguimos pre· lumna "d" es sólido y está bien fundado posi-
firiendo la posición negra. cionalrnenre. Hay que añadir que 6 !f-l está
asociado lógicamente con el enroqce largo, de
modo que 8 1e2'?! 'ffc7 9 0-0 tf6. según la
ECO. no les reporta nada en absoluto a las
Y esto es un error que pierde, Después de blancas. Lukin jugó con sencillez y consis-
36.~~c-' i..,e~. la posición negra es mejor, tencia: 8 ~d2!. cuando quedó claro que
pero la lucha habría continuado. Ahora la defender el peón de "dé" no sería tarea fíkil.
partida se resuelve en pocas jugadas. El plan elegido por Suetin .... e5 y ...d5. resultó
ser practicable sólo a medias. pues 13s negras
36..• ~d2! 37.eSif3 3Uh:d2 no pudieron efectuar ... d5 sin daños (las
blancas ejecutaron en el momento oportuno la
No hay nada mejor. En caso de que la torre se maniobra 1-t O! y 15 1h4!). y la tenrativa
mueva, las blancas perderían pieza, después drástica de apoderarse de la iniciativa con
de 3S ... ~xc4 y 39 ... id5. l 5 ... d57! y 16 ... E.,c3, cor.dujo a un difícil
final para las negras.
38 .. .Axd2 39.id3 iel. y las blancas abando-
naron.
Ahora las blancas consiguen desprenderse de
sus peones doblados en el flanco de dama.
Lukin • Suetin (B46) 20 ... i.c8 era relativamente mejor.
Moscú. 1972
21.c4! ~f4 22.cxbS axbS 23..1.~bS it:cg?
1.,4 cS 2.~t'J e6 3.d..J cxd-4 4.~xd.i ~c6 2~..i.gJ f6 25.idJ id5 (ver diagrama si-
5.ltkJ a6 6..tr.i d6 7.igJ ie7 s.-etd2 ~hd.i guiente)
9.~xd-4 ~f6 10ie2 e5 l l.e°e3 le6 12.0--0-0
~as 13.aJ Jk8 14.0 0-0 IS.1h4 d5 16.udS Se= tiene la impresión de que las negras han
gxcJ 17.excJ 'excJ 18.bxcJ iuJ+ 19.~d2 logrado contrajuego, pero la siguiente jugada
~~ds blanca acaba con esa ilusión.

70
27.We2 ic6

Se amenazaba 28 g,,d5 y 29 i.c4.

2SJfü6 ik8 29,ghbl @f7 30.gh8 gxbS


3U!xb8

Los cambios facilitan ta tarea de las blancas.

31 ... hS 32Jk8 id7 3J.gc7 We6 J.i.@f2 lof4


· 35.ixf4 exf-' 36.if5+ <bxr5 37,gxd7
La posición se ha simpti ñcado mucho. Con su
peón pasado "e", a las blancas no les resultará
26.ibS? gds dificil materializar su ventaja y el juego
concluye en pocas jugadas.
Las negras no pueden jugar 26 ... 1xf3·?. en
vista de 27 !;b3 ! y 28 .ic4+. Ahora las blancas 37•.. gS 38.gh7 icS+ 39.~e2 g;>g6 40.ftc7
consiguen completar la coordinación de todos id4 41.c4 ieS 42.gd1 g4 43.cS gJ ~.~n
sus efectivos. h-f4S.~g2. Las negras abandonaron.

DEFENSA SlCILlANA 71
Apertura Ruy Lopez
La Ruy López, una de las aperturas más popu-
lares constituye una genuina escuela de
ajedrez. por 13 que de una forma· u otra todo
jugador debe pasar. Dentro de ella pueden
encontrarse posiciones p.m1 todos los gustos:
desde las complicaciones y sobresaltos del
Gambito Janlsch o el Ataque Marshall. hasta
los estrictos esquemas de final de la Variante
del Cambio. La lucha que se desarrolla en la
Ruy López es tan complicada que muchas
partidas no pueden decidirse en el medio
juego. En consecuencia, la capacidad de jugar
el "final español" es tan importante para el
jugador como la maestría en las distintas
técnicas del medio juego. y puede considerarse ganado pa~ ellas,
La complejidad de los problemas del medio aunque no sin dificultades. Las posibilidades
juego con que se enfrentan los jugadores da de las negras en el final están relacionadas. en
lugar a una amplia variedad de finales "espa- primer lugar. con la posibilidad de atacar -con
ñoles". de modo que la clasificación realizada ayuda de los dos alfiles· el peón avanzado de
por los autores es. hasta cierto punto. "e-l". En segundo lugar, tienen la posibilidad
arbitraria. de avanzar su m:iyoria de peones en el flanco
Dado que el valor de una jugada en la Ruy de dama. con lo que pueden ganar espacio y
Lépez es muy elevado. y que la teoria de la crear debilidades de peones en la posición
apertura se ha desarrollado quizá mis contraria. en ese sector del tablero.
profundamente que en otras. puede producirse En la Variante del Cambio de la Ruy Lépez.
con cierta frecuencia una situación tal en la la lucha puede pasar de largo por el medio
que una jugada incorrecta conduzca a un final juego, entrando directamente en el final. lo
perdido. Nos ocuparemos de analizar estos que hace que, paradójicamente. la teoría de
finales al comienzo de la sección correspon- este final se cubra en muchas moncsrafías
diente. sobre aperturas. El mayor valor didácti~o. en
nuestra opinión, puede obtenerse del estudio
de los clásicos. ya que en lo que respecta 3
Variante del Cambio este tipo de posición, los principios válidos no
han sufrido ningún cambio significativo.
Después de 1 e~ e5 2 lt.f3 tc6 3 .AbS a6
4.1xc6 dxcé, surge una definida formación de
peones, que se mantiene incluso en el final. Lasker • Steinitz (C68)
Las blancas tienen un peón de más en el
Campeonato deJ Mundo. Montreat 189.!
naneo de rey, y como compensación las ne-
gras cuentan con la pareja de alfiles. En la
Variante del Cambio las blancas normalmente l.e4 e5 2.~D ~c6 J.ib5 a6 4.ixc6 dxc6
buscan nuevas simplificaciones. puesto que el S.d-1 ud-1 6.ti'xd4 9:,d .. 7.~xd-1 c5 8.~~2
final responde a unn situación ideal id7
Ambos bandos han completado la moviliza-
ción de sus fuerzas, y es evidente que las ne-
gras tienen un juego preferible. Las blancas
tienen dificultades para armar un plan activo,
puesto que los peones de su flanco di! rl!y
carecen de movilidad. Por otra parte, para fas
negras es más fácil crear juego en el flanco di!
dama. Posiblemente Lasker hubiera debido
jugar a igualar, optando por 14 i.g5. coo idea
de 15 e5, explotando el hecho de que las
negras no pueden responder 14 ... h6 15 ih4
g5. n causa de 16 ~f5. Sin embargo. la·;
blancas realizan varias jugadas de espera y, di!
forma imperceptible, van quedando en una
Ahora, 9 b3?, planeando el fianchetto del alfil difícil posición,
dama, parece un plan perfectamente lógico, y
en una partida del mctch de 1908 Lasker- 14,gfel? ~d7! 15.lodl
Tarrasch, por el campeonato mundial, las
blancaslograron ventaja tras 9 ... ic6 10 ~d2 1 S ~d5? hubiera sido un folio, debido a
ie7 11 ib2 if6 12 i:tf6. Pero en la partida 15 .. .j,;~dS 16 exdS !f6. seguido de 17 ... iob6.
Verlinsky-Alekhine, San Petersburgo 1909, y las blancas pierden un peón.
con el sacrificio posicional 9 ... c4! 10 bxc4
ia4, las negras encontraron el antídoto
adecuado contra 9 b3, después de lo cual la
variante desapareció de la práctica, La ventaja de las negras comienza a asumir
proporciones reales. Dominan la única
columna abierta, todas sus piezas forman un
grupo compacto, y disponen del activo salto
Esto es m:ís fuerte que 9 b3. pero aun así las l 8 ...~c4. Como contraste, las piezas blancas
negras no tienen mayores dificultades, e inclu- carecen de coordi nación y están amontonadas
so quedan con perspectivas de lograr un mejor en la primera fila.
juego. ·
18.bJ c4!
9...0-0---0 10~f4 .ic6 11.0-0 ~ f6 12.0 ie7
13.logJ g6 Es posible que la jugada de Alekhine 9 ...c4,
en su partida con Verlinsky, se haya inspirado
en las acciones de Steinitz en esta partida.
~
~

'
19.ixb6

Lasker acepta el sacrificio de peón. Una de-


fensa pasiva, con 19 ~f2. seguido de gedl,
era objetivamente mejor.
19 ... cxb6 20.bxc4 Ab~! 21.cJ .lcS+ 2Htht
gdJ 23.fk 1 aS?!

Por el peón sacrificado, las negras han obte-


nido una posición abrumadora. Las piezas
blancas se hallan patéticamente aglomeradas

APERTURA RUY LOPEZ 73


en la primera fila, y fas dos torres negras y el 27 .. .j,xd.5?!
alfil de casillas oscuras dominan todo el
tablero. Uno de los principios de la teoría de El juego de las negras de nuevo es demasiado
Steinitz establece que el bando que tiene abstracto. Como demostró Chigorin, era mu-
ventaja debe atacar, pues de otro modo su cho más enérgico 27...bS !, con la posible
ventaja puede evaporarse, La jugada de variante 28 ~e7+ i.:<e7 29 lhe7 g~o~
Srelnitz 23 ... a5 va en contra de su propia 30.gxn i.d'3+ 31 @h2 gg2+ 32 ~hl lha2+
teoría y les concede un respiro a las blancas. 33 g;,gl gg2+ 34 @hl sc2+ 35 ©gl sxct. y
Sin embargo, las negras disponían de dos las negras ganan.
excelentes continuaciones: 23 ... fS (sugerida
por Chigorin) y 23 ... ia3 (recomendada por· 28.cxdS ftxdS 29.gcdl?
Horowitz). Por ejemplo: 23 ... fS 24 ~g3 gd:?
25 exf5 g,ta2 26 fxg6 h:(g6, con una gran El último y decisivo error de: Lasker en esta
ventaja; o bien 23. .. 1:13 24 ~f2 (de otro partida. Las blancas tenían que impedir urgen-
modo, 24 .. .Aa4) 2·Lgd2! 25 ~~d2 Jhd2 temente que su rival bloquease su flanco de!
26.~h3 Ax.el 27 g,c l f6!. y las negras están rey, es decir, no tenían que haber permitido el
a punto de ganar. avance •• .f4. En este sentido. 29 f 4, seguido de:
30 g3, habrfa sido adecuado, como también la
2-J.~de3 rs 25.exfS'! sugerencia de Euwe, 29 g.i, con la posible
continuación 29 .. J;d3 30 <!g2 h5 31 sed l
Devolviendo el favor. 25 fi)d5! hubiera mejer g~d 1 32 gxd l f.,g4 33 fag4 hxg4 34 M.
rado las cosas para 13.S blancas.
29••. gxd 1 30.Bxd 1 r 4:
25... g.xfS

El flanco de rey blanco esrá paralizado, y su


u posición se ha abierto aún más. Ahora en· rey y caballo quedan fuera de juego. Falla. por
tra en juego el al fil dama negro y planea la ejemplo. 31 ~d2, a causa de 3 t ••• gds, mien-
amenaza de un sacrificio de torre en f3. Así. tras que sí 31 ~h2, fas negras disponen de
es malo. por ejemplo. 25 ~xf5, por 2S ... &.d'3 31 .. JieS. seguido de l.1 invasión de torre, que
26 ~e7+ he7 21 g:dJ .txn+ 28 Wgt ic5+ es suficiente para ganar. Tampoco sirve
29 ~e3 J¡:d2 (Steinitz). 31.ge I, en vista de 31 ... JldS, cuando la torre
negra penetra en campo enemigo por la
26.hJ lg8 l7.~dS columna •d''.

También aquí hubiera faltado 27 ~:itfS. por 31.Wh? le8 32.a4 tt/c7 3J.h4 Wc6 J..t.c4
27 ... lbfJ. ib4!
Ante la amenaza 34 ... b5, 13s negras forzaron consiguió una posición perfectamente razona-
la última jugada blanca. Ahora se prepara el ble, pero su decisión de cambiar sus alfiles por
cambio de torres. y las negras tendrán un rey los caballos enemigos parece cuestionable. En
"extra" en el final de piezas menores. lugar de l0 ...1xe2, era preferible 10 .. .tof6.
En la posición del diagrama ambos bandos
35.@hJ iM 36.thel Axel 37.@g4 @c5 tienen defectos en sus respectivas formaciones
3S.Wxí-' Wxc.i 39.We4 de peones.
Los planes son claros para ambos: las blancas
Las blancas hubieran perdido de! inmediato deben tratar de explotar su mayoría de peones
con 39 h5 b5 40 :ixb5 a4 41 li)e3+ @d3. en el flanco de rey. y las negras la suya en el
naneo de dama. En su tiempo Nimzovich
39 .• .i.xh-' 40.gJ .ld8 41.~ e3+ c;f.,b4 42,c;f.,dJ estudió las fuerzas y debilidades de los. peones
@xa.i doblados: "Los aspectos débiles de los peones
doblados no son mis evidentes que la cojera
Las blancas podian haberse rendido en este de una persona sentada. Sólo pueden verse
punto, pero las últimas jugadas seguramente cuando están en movimiento." Nimzovich vio
se efectuaron por inercia. , la fuerza de los peones doblados en su gran
resistencia, mayor que en una cadena de
.iJ.itc2 d?b4 44.í-4 Wc5 45.f3 Wd6 46.g4 bS peones no dislocados: "El porqué es dificil de
.i1.~dl q;Je5 48.!oc3 b-t 49.~a4 @d4 explicar,
50.~b:? b5 51.~bJ 1e7 52.gS a4+ 53.~xa.i Quiz:í interviene aquí algún tipo de justicia
bxa.¡+ S-t~:u1.i WeS 53.©b) ~xf5, y las superior, según la cual su debilidad dinámica
blancas abandonaron. e:H:í compensada por su fuerza estática ... ",
escribió en Mi Sistema.
En el flanco de dama los peones doblados
Lasker - Janowskí (C68) deben entrar en conflicto y. sobre la base de
Cam onato del Mundo, Paris 1909 las conclusiones de Nimzovich, la situación en
este sector favorece claramente a las blancas.
l.e4 e5 2.~f3 ~c6 JibS a6 4..i.xc6 dxcé Por lo tanto, una apreciación general de la
5.d4 exd-l 6.~xd.t .ig4 7.lilc3 exd-l 8.!oxd4 posición resulta relativamente fácil: la ventaja
0-0-0 9.1e3 il>-1 IO.it~de2 .i:"Ce2 11.Wxe2 está dc:I lado blanco.
i.~cJ 12.bxcJ
12 ... ers 13.fJ ~d7 14.ftadl ~es 15,gd4!
Lasker impide que el caballo contrario llegue
a "c4\

15... b6?

Demasiado lento. Janowski quiere expulsar a


la torre blanca de la cuarta fila, con 16 ... cS, y
asegurarse así el punto "c4" para su caballo.
Lo correcto, sin embargo, era 15 ... b5!

16.í4! ~d7?!

En la apertura, en lugu de la continuación Quid fuese preferible 16 ... lbd4 17 c::<d4


teórica 6 .. .'t9xd-l y 7 ... c5, las negras prefine· lilc4, ocupando una activa posición con el ca-
ron el plan menos habitual 6 .. .Ag4. Janowski ballo, a costa de desdoblar los peones blancos.

APERTURA RUY LOPEZ 75


17.f!hdl cS 18.fUdJ ~bS 19.@f3iMe8! podrían avanzar su peón "e" que, por el
contrario. sería un constante objetivo de
ataque."
Podernos, quizá, estar de acuerdo con
Tarrasch en que 20 ... 'tk6 hubiera ofrecido
mejores posibilidades de def ensa exitosa que
20.• .f6, pero en la variante indicada por el
autor de La Moderna Partida de Ajedrez. las
cosas no son tan maravillosas para las negras
y. por otra parte, 23 ge I parece más fuerte
que 23 ge3, Después de: 24 .ixe5 5:<~5
25.@f4, el final de torres es desagradable para
las negras, y sólo un meticuloso análisis puede
revelar sus verdaderas posibilidades de tablas.

Las negras se preparan para contrarrestar el 21.g4t le7 22.if4 gheS 2J.geJ ~c6 2-tgS
avance de los peones blancos en el flanco d~ ~aS?
rey. y entregan la columna "d", que por el
momento Lasker no puede explotar. Las negras ejecutan su plan de forma eche-
rente: trasladan su caballo a ·c4" y ... [pierden
20.í5! la partida!
El caballo tiene un magnífico puesto en "c.f'.
Esta jugada, que en ulteriores partidas se pero queda demasiado lejos del verdadero
convertiría en la estratagema favorita de centro de la lucha, que se desarrolla en el
Lasker en posiciones similares. fue juzgada naneo de rey. Mejores posibilidades de salvar
con bastante dureza por sus contemporáneos. la partida ofrecía la transición a un final di!
En su libro LA Partida Moderna de Ajedre:. torres. con 2·Lli:!e5+, o incluso 24 ... fag5,
Tarrasch escribió: "Una continuación ines- seguido de 2.L~eS+.
perada y difícilmente correcta. Las blancas
entregan a su oponente la casilla "e5 .. y dejan 25.h4 ~c4 26.Be2 gt7 27ligl Qd7 28.hS
retrasado a su peón "e". Cuál es la compensa-
ción que obtienen por este sacrificio posicio- El avance de los peones blancos en el naneo
nal (pues no puede considerarse de otro modo) de rey responde al objetivo de crear dos
es difícil de decir." peones pasados en el centro, después de h5·
h6.
20 ... r6
28 .•• ctld6 29.h6 fxgS 30.lhgS g6
Tarrasch califica con un signo de interro-
gación a la última jugada negra, realizando el Ahora las blancas ganan un peón, pero
siguiente comentario: "Con esta jugada las 30 ... gxh6 31 gh5 hubiera sido igual de malo.
negras refuerran el ataque de su oponente. En
general, no deben moverse peones (sin 31.fxg6 hxg6 32.gxg6 id8 J3.ftg7!
necesidad o si no se consigue ventaja) en una
minoría, pues eso facilita que el adversario Lasker marcha hacia la victoria de 13 forma
pueda crear un peón pasado. Continuando con más rápida .
... ~c6, ... gt7 y •.. ghe8, las negras podían
haber logrado un juego plenamente satis· 33... lxg7 ~.h.,g7 lg8 35.lg? ~e8 36.ieS
f3ctorio. Por ejempfo: 20 .. .lik6 21 if ~ gc7 ct,e6 37.mr4 wn 38.tts. y las negras
22.g4 ghe8 23 :e3 ~eS+, y las blancas nunca abandonaron.

76
Lasker - Capablanca (C68) rey. A cambio, restringen las piezas menores
San Petersburgo, 1914 enemigas, y obtienen ventaja espacial y un
puesto avanzado en "e6" para un caballo.
I.e4 e5 2.fuo ~c6 J.ibS a6 4.1.-<c6 d:<c6
S.d4 exd4 6.~xd4 'tY:<d4 7.~~d-1 id6 12 ... b6 13.if 4 ib7?!

Esta jugada merece, quizá, ser criticada. Las


negras mejoran ligeramente su formación de
peones en el flanco de dama, pero permiten
que un caballo enemigo se instale en "eé".
Como señ:iló Capablanca, hubiera sido mejor
13 ... i~f4 i4 ihf4 es 15 gdl .ib7 16 1;t1
gacS ! He aquí el comentario del cubano sobre
l:i posición, después de la jugada 16 de las
negras: "Entonces las blancas tendrían gran-
des dificultades para hacer tablas, puesto que
no hay forma satlsfactoria de impedir que las
negras jueguen ... loc6, seguido de ... ~e5,
amenazando ... lt)c4. Si las blancas tratan de
En la Variante del Cambio de la Ruy Lépez, oponerse a esta maniobra retirando el caballo
las negras normalmente eligen el plan rela- de "b3 ''. entonces el caballo negro se situará
cionado con el enroque largo. En esta partida en "d-l", y el peón blanco de ''e4" será objeto
Capablanca lleva el rey a su flanco, de forma de ataque." Este veredicto de la posición
que pueda participar en la defensa (pues es en blanca quizá sea demasiado severo. Más tarde
ese sector donde normalmente son activas las quedó establecido que jugando 17 ~c l 'tlc6
blancas).
IS it:le2. con idea de responder a 18 ... ~eS
s.~cJ loe7 9.~ 0-0 10.f4 con 19 ~f4, las blancas hubieran conservado
buenas perspectivas.
Lasker avanza de inmediato su masa de peo-
nes. Es curiosa la opinión de Capablanca U.ixd6 cxd6 15.fi)d4 llad8 16.~e6 Jld7
acerca de esto: "Esta jugada la consideré floja 17.ffadl ~es
por entonces, y así sigo considerándola. Deja
el peón "e" débil, a menos que avance a "e5", A 17 ... cS, las blancas podrían haber conti-
y también permite una clavada del caballo con nuado simplemente con 18 g4, cuando a las
... icS." Es dificil decir cuál de estos dos negras no les resulta fácil liberarse.
grandes jugadores tiene razón. La jugada
l 0.f4 tiene sus más y sus menos. Hay que
decir que la inmediata 10 ...!cS debilitaría 18.ftf2 bS 19J~fd2 gde7 20.b4 fj;n 21.a3
(ver diagrama siguiente) 21. • .J.aS?!
seriamente el peón de ·c7" (por ejemplo:
l l .1e3 gds 12 ~ce2. planeando c2-c3, f4-f5
y if4), y con su 11' jugada, Lasker impide ya "Una vez más, cambiando mi plan, y esta vez
...tes. sin una buena razón. De haber jugado
2 l ... gxe6 22 fae6+ gxe6, como tenía
10... ge8 ll.~bJ f6 12.fS!? intención de hacer cuando llevé el caballo a
"'c8", dudo mucho de que las blancas hubieran
Lasker introduce un plan que era nuevo por sido capaces de ganar la partida. A I menos, les
entonces. Las blancas crean voluntariamente habrí::i resultado extremadamente diflcil."
una debilidad en su peón extra del naneo de (Capablaoca).

il DC'DTf •n A 01 IV f f"\OC'7 7;
torre sí se amenaza esta captura. ya que a
33 ... ~c4 sigue 34 gh7+.

32 .•. IM7 33.Wg3?

La última jugada precisa Las blancas sacan a


su rey del campo de acción del alfil enemigo,
y ahora el avance e4-c5 está en el orden del
día.

3.l... ~e8 J.tgdhl ib7 35.eS!

La jugada decisiva, que fuerza una rápida


conclusión.
22.@f? lfa7 2J.g4 h6 2..i.idJ aS 25.h4 axb-t
JS ... dxe3 36.~e4 ~d3 37.!D6c5 tes
26.axM iae7?!
JS.€hd7 ixd7 39Jih7 srs 40.ffot ~dS
41.gas+ Aes 4:?.~cS. Las negras abandonan.
Las negras juegan de forma incoherente. Tras
la apertura de: la columna "a", el sacrificio de
calidad carece de sentido. Mejor hubiera sido
mantener la torre en la columna "a". aunque la Fischer • Portisch (C69)
posición negra era ya muy dificil. Olimpiada de La Habana. l 966

1.e~ e5 2.tco ~c6 3.1b5 a6 4.1xc6 dxc6


5.0-0 (6 6.d~ exd-í 7.lihd4 cS 8.lLJbJ ~xdl
También era digno de consideración el inme- 9.Ih:dl
diato traslado de la torre a "g3''.

27 .• JlgS 28.c.ftC-I g6

Mejor era jugar de inmediato 2S ... g5+, aunque


es dudoso que las negras puedan salvar 13
partida.

29.ggJ!

Las blancas desplazan sus torres al flanco de


rey y proceden, con confianza. hacia la
victoria.

29•.. gS+ Actualmente. esta posición es el preludio de·


toda una serie de largos variantes. que co-
De no ser así. serían las blancas quienes avan- rnienzan con 9 ... ig4. lo que la hace una
zasen su peón a esta casilla. posición más propia de apertura que de final.
Cuando se disputó esta partida se consideraba
30.~0 ~b6 31.hxgS hxgS 32.ihJ! que las negras podían igu:1lar íádlmente con
la jugada que sigue.
Lasker, por supuesto. no se deja tentar por el
peón de "d6". Pero después de ta jugada de 9 .. .i.d6

78
Realizada, en consecuencia, por el Gran negras se las han arreglado para completar su
Maestro húngaro. Pero se encontró con la sor· desarrollo y lograr cierta actividad. Comienza
prenden te••• ahora una intensa escaramuza.

10.lüaS?! 22,gb4t ixa2 23.'oxc7 f!bc8


Después de lo cual, la jugada 9 ... 1d6 fue bo-
rrada del mapa. Es muy interesante el juego
que sigue.

10.•. bS

En cualquier caso, las negras no pueden pres-


cindir de este avance.

1 l.c4!

Antes de ser atacado, el peón de "c5 ·• debe ser


fijado.
2-tM!
11.-'ue7 12.AeJ rs:
El intercambio de golpes no cesa.
No hay otra forma de conseguir conrrajuego.
2~.. Jld2 25.1b6 f'J?
1J/oc3 f.t U.eS!
El error decisivo. La única forma de proseguir
Fischer realiz« jugadas enérgicas y fuertes.
la lucha era 25 ... hS.
1-t• .A.,:eS
26..1eJ!
Aún sería peor 14 ... f:<e3 15 exdé exf2+
l6.g;:d2 0-0+ 17 Wgl cxd6 18 fbd6. Fischer explora de inmediato la nueva situa-
ción. Tales retrocesos de piezas son muy
1S.1xc5 J.xc3 l6.bxc3 log617.itlc6 i.e6 difíciles de considerar al realizar los cálculos,
y es muy probable que esta jugada de altil se
Aquí se tiene la impresión de que las negras le haya escapado a Portisch.
han salido más o menos indemnes de sus difi-
cultades, pero las dos jugadas siguientes de 26...gel 27.~bS gas 28.hS ~eS 29.gf~+
Fischer demostraran que lo que sucede es cbe7 30.Rdl
precisamente lo contrario.
Bosquejando una red de mate en tomo al rey
18.cxbS axbS 19.~a7! negro.

Pcrtisch no puede evitar la pérdida de JO ... BcS Jt.Be4 wr6 32.Bd6+ ~rs 33.Br~+
material. Wg534.lxo+

19 ••. Db8 20.ffdbl wn 21.'tlxbS ghd8 Las negras se rindieron. Un posible final seria:
3-t..c:bxh.5 35 gr.5+ Wh4 36 Bd4+ ~g4 37 g3+
Las blancas han ganado un peón, pero las q;>h3 38 lhS++. •

APERTURA RUY LOPEZ 79


Kagan - Keres {C68) Este salto de caballo. con la primitiva ame-
Interzonal de Petropolis, 1973 naza 19 lihb6+, le permite a Keres modificar
el carácter dd juego y hacerlo más intere-
sante. con el cambio de su alfil de casillas
t.e4 e5 2.~f'J ~c6 3.ib5 a6 4.ixc6 dxc6
blancas.
5.~o ~d6 6.d..a exd-l 7.'ªxd-4 ~xd-1 8.l:Jxd4
id7 18 .•. i,xdS 19.exd5 lile7 20.c3?!

Una jugada tímida. que debilita buen número


de casillas en el flanco de dama di! las blan-
cas. Si Kagan quería avanzar su peón "e",
hubiera sido mejor avanzarlo dos casinas,
protegiendo así el de "dS".

20... ~f5 21.icl ~d7 22.wn gxel+ 2J.gxel


b~'

Los inconvenientes de la jugada 20 del blanco


comienzan a hacerse notar. El peón de "d5'' se
convierte, de hecho. en un peón aislado.
La quinta jugada negra está dictada por el
2.i.sdt ges
deseo de evitar las simplificaciones que se
producen lr.lS 5 .. .f6 6 d4 ig4. o de 6 ... exd-l
7.~.'<d4 cS. Sin embargo. las blancas llevan el En opinión de Keres, era más enérgico 2-Lh5
ó 24 ... c-l.
juego de todos modos al final. con un tiempo
de ventaja en relación con la partida Lasker-
Steinitz, 25.g.i ~e7 26.!eJ ~es
9.icJ
El juego evoluciona tranquilamente. Las ne·
gras completan su desarrollo, y el tiempo
extra no les reporta a las blancas ninguna
ventaja especial. En caso de 9 b3, las negras ·
ya no tendrían que sacrificar un peón con
9 ... c5 y IO ... c..i (como en fa mencionada
partida Verlinsky-Alekhine), sino que podrían
responder 9 ... g6!'? 1 O ib2 f;..g7, con buenas
pe rspectivas.

9 ... ().....0..e 10.~d2 loe7 11.~20 f6 12.h3 c5 27.b4


1J.loe2 ~c6 1-Ufadl ge8!'!
La incertidumbre de la situación y la creciente!
Las negru tratan de insuflar vida a su actividad de las negras comienzan a intimidar
posición. además de evitar la simplificación a las blancas, que deciden forzar acontecí-
l.J ... td6 IS if4. mientes.

15.~cJ .ld6 16.!fet J.e6 17.aJ b6 18.~dS?! 27 ...c~ 28.a4


Un sacrificio de peón para llevar el juego a 35 ... :iJ 36.Wd2 a2 37.~bJ a5! 38.d6 axb-l
líneas concretas. 39.~cS+ Wc6. Las blancas perdieron por
tiempo.
2S .•• bxa-l 29.~d??

"Quizá el error decisivo. 29 l:hl CJ.e7 30 g&xa4 Bondarevsky • Smyslov (C85)


.!ilxd5 31 id4 ! era esencial. después de lo cua 1 Campeonato de Moscú. 1946
no es fácil para las negras demostrar su
ventaja. 3 l...ie5 se contesta con 32 gas, Las posiciones derivadas di! la Variante del
mientras que en caso de 31 ... tfaS 32 ~d2 Cambio, pero con un peón blanco en "e5",
~b6, las blancas no están obligadas a entrar ocupan un Jugar especial. Una formación de
en la variante 33 ixb6 cxbé 34 b5 a5 peones de este tipo puede resultar de la
35.~.'<c4 icS. sino que pueden responder llamada Variante Río de Janeiro, o en lfneas
tranquilamente con 33 l;fa2. -En este caso, de: la variante l e4 e5 2 lL) f3 ~c6 3 ibS a6
después de 3Lcbc6 34 ixb6 cxb6 35 ~xc4 4.ia4 ~ f6 S d4.
ic7, et final es favorable a las negras, pero no
está claro que dispongarl de posibilidades de 1.e4 eS 2.!MJ ~c6 3.ibS a6 4.ia4 ~f6
victoria" (Keres). 5.0-0 .ie7 6ixc6 dxc6 7.!el ~d7 8.d4 exd-l
9.~xd4 0--0 10.iU ~cS 11.ti'xdS ixd8
29 ••• ~b6 30Jt:d,6 c:<b6 31.toxc4 b5 32.~a5 12.ct)cJ

Las blancas dificilmente podían contemplar la


posibilidad de entrar en un final de torres, con
32 fu.,d6.

31 .. J;e4 33.!dJ !eS 3-tD'?!

"En vista de los mutuos apuros de tiempo. las


blancas deberi:an haber intentado su última
posibilidad: 34 d6! Este peón no puede tomar-
se. por supuesto (34 ... i:'(d6 35 ~b7 S:e6
36.fiic5+), y después de 34 ... a3 35 ~b7, dé
nuevo se amenaza el desagradable jaque en
"c5". Por ejemplo: 35 ... a2 36 li:lc5+ Wc6 En la actualidad este tipo de posiciones apenas
37 ,gd 1. No obstante, las negras siguen dispo- se producen. Si cambian en "cé" en la sexta
niendo de un camino hacia la victoria: 34 ... a3 jugada, las blancas prefieren mantener cerrada
35 'i:lb7 gc4? 36 ~c5+ ihcS 37 bxc5 a2 la posición. con 7 d3, y tras la preparación
38.c6+ @d8! (pero no J8...<;f;xc6 39 adl) adecuada, atacar el peón de "e5'' con f2.f4. En
39.Sdl i.,c3 40 d7 id4! 41 c7+ (o bien la situación resultante, las negras no tienen
41J;ct q;c7!) 41...Wxc7 42 d8~+ Wxd8 problemas en absoluto, y Smyslov lo dernues-
43.lhd4+ @c7 44 gd 1 b4" (Keres). tra con un excelente golpe en el centro, que se
ha convenido en una estratagema estándar.
3-4 ••• IU 3S.We2 12 ... fS! 13.eS?

Ahora la torre negra queda a salvo de un Un error posicional, que ahora traspasa todos
posible ataque del caballo blanco desde "cS". los problemas a las blancas. Como explica
y 35 d6 ya no tiene fuerza. Smyslov, 61 hubiera jugado 13 igS, buscando

APERTURA RUY LOPEZ 81


la simplificación, con la posible variante: ambas amenazas, pero es peor el remedio que
13 ... ixgS 14 lLJ.tgS h6 15 b4 ~:<c!4 16 ~gxe4 IJ enfermedad.
f:<e4 17 l:Jxe4 zrs. que conduce a una
aproximada igualdad. 26.loeJ

13 .. .lLJe6 14..id2 g5!

La pieza cla v·e de la posición negra es el


caballo de: "e6". Las blancas deben tratar de
cambiarlo, lo que sólo puede hacerse situando
uno de sus caballos en .. H .. 6 "d-l", Smyslov
Impide esta maniobra, disponiendo sus peones
en "g5" y "c5".

15.loe2 c5! 16..icJ bS!

Las blancas tienen ya una difícil posición,


quizá estratégicamente perdida. Su principal 26 .• .f..i!
inconveniente es la falta de un plan eficaz.
Según el procedimiento reconocido. las negras Una jugada inesperada. Resulta que se pierde
deben tratar de imponer la ventaja de los dos pieza, tanto en caso de 27 ~e.,g4 h5, como de
alfiles. cuyo camino debe ser previamente 27 ~d5 c6. Así pues. sólo queda la retirada a
alfombrado por peones. Smyslov monta una la primera fila.
ofensiva de peones en todo el tablero, res-
tringiendo la posición enemiga desde los 27.~dl .lxf6! 28.ex/6!e4
flancos: ahora amenaza 17 ... g-+ 18 ~d:? b-4,
ganando pieza. Lo único que puede hacer La primera ganancia material. La partida estj
Bondarevsky es parar pasivamente las amena· vista para sentencia.
zas negras, esperando que su oponente cometa
un error. 29.1b2 b4!

17.b3 ib7 18.ii)gJ g4 19.li)d2 J.e7 20.~hS No hay razón para precipitarse, 30 c3? folla
wm por JO .. ic2, ganando pieza.

Una típica jugada de Srnyslov. Todas tas 30.f'J i.xc2 31.~ f"2 gxf3 32.gxO ib I 33.~e4
piezas negras están coordinadas unas con ixa2 J4.<t)d2 a5
otras, y trabajando al máximo de efectividad.
Así que el rey no puede ser una excepción.
El alfil puede liberarse en cualquier momento,
con ... a4.
21.~n Wg6 22.~r6 gad8 23lfadl ftxdl
2-Uhd l ftd8 2S.Jbd8 ixd8

Las negras han conseguido cambiar las torres.


Con la posición simplificada, se ha hecho más Las negras tienen ahora [tres peones de
difícil la def ensa de las blancas. Se amenaza ventaja? El juego concluyó así:
26 ... ~f4. con ataque al peón ~gr y a la casilla
·c2". Las negras también puede jugar ... lt:)d4, 38.WdJ We5 39.Wd a4 40.bxa4 cS 41.aS c.t
ganando un peón. Bondarevsky trata de parar 42.a6 dJ+, y las blancas abandonaron.
Psajis - Romanishin ( C67) 12.•.Ad7 13.g4 ~e7 14.lilgJ ~g6 15.tilh5
Erevan, 1982 ~xeS

15 ... i.~es l6 loxe5 loxe5 17 f4! es malo para


1.e4 eS 2.~0 ~c6 J.i.bS ~f6 4.0-0 ~xe..J
las negras.
5.d..S tild6 6i-<c6 dxc6 7.dxeS ~f5 8.~:<dS+
@xdS 9.~cJ h6 16.itl:<gS! h:<gS 17.'tl:<g7 í6

De nuevo, forzado. l 7..Jtxh3 es malo, debido


a 18 ixgS+ ~c8 19 1f6 !uxg4 20 füd7t
{hf6 (20 ... ~xd?? 21 gdl+ @c8 22 gd8++)
2 ! _f:xn lilh7 22 gd 1.

18.i!)hS @e7 19.b3!

En 1;1 llamada Variante "Brasileña" de la Ruy


López • 1a posición del diagrama se ha produ-
cido con frecuencia. Las blancas normal-
mente siguen con 10 b3, pero las negras man-
tienen una aproximada igualdad, después de
10 ... .ie6. Psajis emplea una nueva jugada.

10.~e2:
La posición negra es difícil. Las blancas
Y logra ventaja. Sin embargo, aún es dema- amenazan 201b2. con creciente presión sobre
siado pronto para decir que la variante sea el centro. Si 19 .. ..ieS, entonces 20 f4! es
completamente incorrecta para las negras. desagradable. Por ejemplo: 20 ... gxf4 21 lilxf..i
lug6 22 ia3+ @fl 23 ~h5, aunque ésta era.
10.•. g5 probablemente. la mejor posibilidad. La
defensa pasiva de este tipo no es, sin embargo,
En escas posiciones. uno de los eslabones en el del agrado de Romanishin, quien decide sacri-
plan de las negras. ficar calidad esperando obtener contrajucgo.

19 ... gxhS 20.gxhS ixhJ 21.f.i! gxf4 22~xr.i


11.hJ .ig7 12,gdt+!
El alfil de "f4" ocupa una posición ideal,
Un importante matiz táctico. Ahora 12 ...~eS controlando las casillas "e5" y "el", y también
es desfavorable a las negras, en vista de 13 g4 apoyando el avance del peón pasado "h ".
(c;e7 14 lug3 't:lg6 15 't:lh5 1xe5 16 't:lxe5
loxeS 17 gel f6 18 f4!, con una gran ventaja 22 •• JlhS 2J.h6 Ae6
de las blancas.
A las blancas les basta con cambiar torres, o
En el c:ontuto cspm'k>I se conoce gener3lmcn1c como alfil por cahallo, para encontrarse en un final
Ocícns~ Ber1incs;a. técnicamente ganado. Pero aquí el cambio en

APERTURA RUY LOPEZ 83


"e5" es desfavorable a Psajis, pues perdería el experiencia ha demostrado que las posi ·
peón di! "h6". bilidades de las blancas en finales deri vados
di! esta variante radican en foraar un cambio
2-t~f2! ~g4+ 2S.g;,e2 .idS en "d-l", después de: lo cual pueden explotar su
mayorfa de: peones en el flanco de rf!y. así
25 ... 'Ll.'<h6 26 ghl 'iJfl 27 it'<hS fhhS como las debilidades contrarias en 13 columna
2S.it~c7 es desesperado para las negras, "e". Un ejemplo de: manual, sobre el final
resultante: de piezas pesadas, lo tenemos en la
26.c41e4 27Jid4 if5 2SJin <Jln 29.@d:!! partida en que Capablanca jug6. con blancas,
contra un equipo de jugadores en consulta
Las blancas no tienen motivos para apresu- capitaneado por Salwe (Lodz 1913):
rarse, así que refuerzan tranquilamente su 1 e4 eS 2 ~G 'uc6 31b5 a6 41l4 €lf6 5 0-0
posición. ~u-' 6 d.i bS 7 Íb3 d5 8 dxc:S .ie6 9 c3 1~7
IO ~bd2 ~c5 11 .ic2 .ig4 12 h3 ih5 13 Ed
29 .•. ie6 30.~cJ ~xh6 ~g6 14 ~d4 ~:<d.¡ 15 cxd-l ~c6 16 ~b3 ig5
17 g3 ixcl IS ihcl 0-0 19 f4 ixc2 20 Sxc2
Romanishin estaba, obviamente, cansado de g6 21 ~es ges 22 ~d3 ~xc5 23 gxc5 s'di
las maniobras blancas por mejorar su posi- 2-4 2-J c6 25 6ecl ibcS 26 ~c3 6e6 27 ~h2
ción. ~hs 2s 'tf~ "eb1 29 't:'g3 rs 30 ~f) ~di
3 l.~g3 &fS 32 ~f3 fag.¡+ 33 's'd ÉcS
31.ghl @g6 32Jtxh6+ ihh6 33.i.xh6 @xh6 3..i.'s'c2 ~gS 35 «tf3 fag4+ 36 hxg4 ffti
J.U!dS 3H;e3 gf3 38 gfl °§'d7 39 ~g2 Vf!e7 40 iU.:l
gc:f6 41 fül ~h8 42 -ec2 ~es 43 ~h2 ~e7
Er3 más preciso 3~ ge4 y 35 ge7. 3-t •. bS 44 gr3 ge6 45 ..t>f2 aS 46 fS pf5 47 pf5
35Jle8 y las negras abandonaron. 's'g:5 48 ~f4 g,cfS 49 ~xf5 ~d2+ SO Wfl Cg6
51 'G'f'S+ gg& 52 ~f6+ l;g7 53 ggJ (1-0).
Pero si las negras pueden realizar el avance
... d.J en el medio juego y apoderarse de la
La defensa abierta columna "d", su m.iyori~ de peones en el
flanco di! dama les concederá buenas perspec-
Esta variante, una de las más problemáticas de tivas en el final. Además del posible avance
la Ruy López. provocó cálidos debates tan ... d-4, las negras también pueden optar por
pronto como se introdujo en el ajedrez de otros planes. En especial, el lector debe tomar
torneo. Se plantea con las jugadas l e4 e5 . nota del plan de cambiar alfiles de casillas
2.~f3 loc6 3 ib5 a6 4 ia4 ~f6 5 0--0 !ihe4. blancas. Otra buena idea para las negras es ju·
"Considero que ésta es la mejor jugada y una gar su caballo a "eé", desde donde defiende la
defensa perfectamente aceptable contra la Ruy débil casilla "c5" y ejerce presión sobre "d-l".
López" (Tarrasch). Actualmente, no hay la menor duda acerca de
"La textual conduce a una defensa que no me la corrección de Ja De fensa Abierta. y se juega
gusta en absoluto. Tan poco. de hecho, que no en competiciones de todos los niveles. in-
recuerdo un solo caso de mi propia expe- cluidos los marches por el Campeonato
riencia en que la haya jugado" (Capablanca), Mundial.
¿Cuál de estos dos grandes jugadores estaba
más cerca de la verdad? Probablemente,
ambos tenían razón a su modo. Tarrasch tenfa
in mente la naturaleza ~ctica de la variante, Lasker - Tarrasch ( C83)
mientras que Capablanca. que prefería las San Petersburgo, 191-'
posiciones claras, evaluaba la variante. sobre
todo desde el punto de visu del final. La l.e4 t5 2.~CJ ~c6 3-lb5 a6 4..ia4 ~ (6
5.0-0 ~xe4 6.d4 b5 7.ibJ d5 8.dxeS ie6 Tarrasch mejora el juego negro en relación
9.c3ie7 con la partida Alekhine-Nimzovich, jugada en
el mismo torneo. Después de 12 ... ig4?!
Tarrasch prefería esta jugada a 9 .. .icS, pues 13.~bJ! ~e4 14 if4 f5 15 exf6 luxf6
consideraba que la casilla ..c5" ero. necesaria 16.~d3, Alekhine obtuvo una clara ventaja.
para la eventual retirada del caballo de "e4".
13.cxd..i ~xd4 14.~:<d~ ~xd4
10.lobd2 0-0 1 Ulel
Creemos que el siguiente diálogo, que tuvo
lugar un poco más tarde, al final del torneo de
San Petersburgo, produce una buena impre-
sión de la apertura.
Tarrasch: "¿Por qué eligió usted la Variante
del Cambio de hf Apertura Española contra
Capablanca? Debería haber jugado a ganar,
Lasker: "No tenía elección. No dispongo de
forma alguna de contrarrestar la defensa que
usted ha empleado contra Bernstein y contra
mí."

1s.tobJ
Es bien sabido que Lasker no concedía mucha
importancia a las sutilezas de apertura. pero Otras continuaciones también les conceden
en esta partida concreta juega "conforme a la ventaja a ius negras: 15 °;Ye2 gad8 l 6 ~fj
teoría", la teoria de su tiempo, naturalmente. ¡g,c4 17 ~xc4 ixc4 IS 1e3 ~e6 19 ie4 id5
La sencilla jugada l l gel contiene la idea 20 i~d5 füd.5 (Johner-Euwe, Zúrich 1934), o
correcta: defender el peón de .. e S", jugar luego bien 15 ~h5 lt::id3 16 ltle4 g6 (Solrnanis-
ed4, y luego bien foraar el cambio favorable Keres, Rige 1944 ) •
... ~,td4, cxd4, bien realizar el avance ganador
f2-f4-fS! No obstante, este plan es irrealizable. 15 .• .loxbJ 16.axbJthdl 17Jlxdl c5
Las negras están mejor desarrolladas, las
piezas blancas del flanco de dama siguen en
sus casillas iniciales, y no sería sorprendente
que el paladín clásico de la Defensa Abierta
realice de inmediato una ruptura en el centro y
obligue al campeón mundial a situarse a la
defensiva.
En los tiempos actuales ha quedado claro que
11 ic2! es la única tentativa blanca por
conseguir ventaja. A la recomendación de
Tarrasch, l l...f5, puede seguir, por ejemplo,
12 lobJ 'ad7 13 tilfd4! ~,cd4 14 ~xd4 cS 15
ltlxe6 ~xe6 16 f3 ~g5 17 a4 g:id8 18 axb5
ub5 19 e'e2! c4 20 ie3, con mejor juego
para las blancas (Beliavsky-Tarjan. Bogotá Los peones doblados blancos de t flanco de
1979). dama constituyen un buen objetivo para los
alfiles enemigos. Las negras tienen mejores
11. .•{kS 1Uc2 d-4! posibilidades.

APERTURA RUY LOPEZ 85


J8..id2 a un dilema: ¿deben entrar en el tin:il de
alfiles o en el final de peones? Como
Quizá las blancas deberían haber optado por demostró Tarrasch, las negras habrían ganado
IS i.c:J. impidiendo una nueva simplificación fácilmente con 37 .•. Ae6+. 33 ... i.'<g7 y
de 13 posición. después di! 18 .. JifdS. 39 .. .1xb3. pero en lugar de ello, jugaron

JS...gfdS 19..iaS ihd l+ 20Jhd 1 í6! 21.ic3 37.•.ixg7? 38.i.\:fS!


fxe5 22.i.xeS gd8 23.ib:dS+ ixd8
No 38 lj;,xg7 1xh7 39 d;x.h7 ers, cuando las
La ventaja posicional de las negras resulta negras encierran al rey blanco en el rincón y
ahora aún más evidente. crean un peón pasado en el flanco de dama,
24.f-' ~n 2s.wn Ar6 26..id6??
"Lasker preflere conservar ambos alfiles, pero
ahora el peón de "b2'' es muy débil, Puesto .. Las negras tampoco ganaban después de
que esta continuación debería haber perdido. 33 ... ihS 39 icS a5 40 ia6, ni de 38... Íf6
creernos que: el cambio en "f6 .. habría ofrecido 39.!cS a5 40 id7, como demostré Boris
mejores perspectivas de una defensa exitosa. Vainstein en su libro sobre Lasker, donde
Sin embargo, es fácil decir esto una vez que se incluye detallados análisis sobre el final de
conoce el transcurso del juego, mientras que al tites.
decidir durante la partida qué posición ofrece
mejores posibilidades siempre constituye un 39.Q;>xg7 as 40.h.i! ~g4
problema espinoso.

26.. ..é.d-l+ 21 .wn ids+ 2s.~g4 ~e6 29.ifS


~n 30-i.d6 .ixg2 31.ixh7 ~e6 32.if'S ~d5
33.~g5

El único contrajuego de las blancas radica en


eliminar el peón "g''.

3.3 .. ..if6+! 34.@g6.ie4+ 35.f3 ctes 36.ixg7


txrs+ 37 .wn

41.@g6!

Una brillante jugada, digna de un estudio.


Tarrasch sólo esperaba 41 'it;f6 c4 42 bxc-t
b.'<4 43 q;es c3 44 b.1<c3 .i.i 45 ~d4 a3.
ganando.

41 ••.ci>xM 42.wrs Wg3 43.c!>e4 Wr2 4-1.WdS


4.PeJ 45.~xcS Wd3 46.WxbS ~c2 47.WxaS
~xb3.

Una famosa posición. Las negras se enfrentan la partida finalizó tablas.

86
Alekhine - Teichrnann (C83) opción de las negras en esta situación.
Berlin • 192 l
18.axbS
t.e4 eS 2.lt~O ~c6 3.ibS a6 4..ia4 ~f6
No, por supuesto. 18 exf6? gxf6 19 o.:<b5 axbS
S.0-0 ~xe4 6.d4 b5 7.ib3 d5 8.dxe5 1e6
201xb5 gg6.
9.c31l.e7 10..ieJ 0--0 lt.c~bd2 ig4 12.toxe.i
dxe4 1J.e°d5 ti'xdS U ..txd5 e:d"J IS. .i.-<c6
18 ...ubS 19..ixbS fxeS 20. .ic4+! Wh8 21.f'J
bg2 16.Wxg2fiad8
i.hS 22.ilaS

La variante con l l ... ig4 ha quedado obsoleta,


Ninzuno de los bandos puede ser criticado por
precisamente a causa de l:i excelente réplica
el juego precedente. La impresión. ~s. ~ue
13 §'d5 t Las negras están forzadas a entrar en
Alekhine ha logrado una persrsrente uuctau va
el final. ya que después de 13 ...exf.3 14 ~xc6
y que lo único que pueden hace~ l~s negr~s es
fag2 15 ~:<g2, se arriesgan a caer bajo un defenderse. Sin embargo, la posición contiene
fuerte ataque. muchos motivos tácticos, que Teichmann
Una tentativa infructuosa por demostrar la explota hábilmente.
viabilidad de esta posición se realizó en la
partida Kasparov- Yusupov (Minsk 1979, 47º
22...gdl ! 23.idS!
Campeonato de líl URSS): 15 ... ~d7 16 1h6!
g~h6 17 f3 hS 18 gadl '§fS 19 fxg4 ~xeS Una respuesta a la altura. 23 gxeS ~xfl
20Jidel ~cS+ 21 «th l gad8? 22 l;US Wld6 24.@xfl gxn+ 25 1f21h4 26 lhh5 füf2+
23.ad5 ~g6 24 gxe7. y las blancas ganaron 27.<átlg l JU4 habría llevado a tablas.
pronto.
En el final resultante, las blancas tienen una 23... gxn 24.Wxn .ixrJ 25.ixO llxrJ+
duradera ventaja, en vista de los peones 26.Wel if8
débiles negros en el flanco de dama.
Tras una serie de cambios. el tablero aparece
l 7.a4!
casi desierto, y la partida parece acercarse a
Alekhine inicia un ataque inmediato al flanco las tablas. Aquí muchos jugadores. sin pensar.
de dama. habrían jugado '27 fbeS, y después de
27 .. .1d6 la partida habría concluido pacíñ-
17•••(6! cemente. Alekhine prefiere un camino dife-
rente, que había planeado en la jugada 22.
Teichmann aprovecha la ccasión, El
contrajucgo en el flanco de rey es la mejor 21.wdJ wg8?!

APERTURA RUY LOPEZ 87


Haag- Estrin (C82)
Correspondencia, 1979

1.e4 e5 2}of3 ltlc6 3..ibS a6 4.ia4 ~f6


S.0-0 ~xe.$ 6.d4 bS 7..ib3 d5 8.dxe5 ie6
9.c3 ics 10.li>bdl 0-0 11.j,c2 rs 12.~bJ
ib6 13.ctlfd~ ~xd9' 14.fihd.i .i.'<d.S 15.~xd4
c5 16.ªdl f4 17.rJ /¿)gS 18.a4 bxa-l 19.ax:i4
c-t 20.b3 ~b6+ 21.g;lhl fi:id8 22.'tM-1 ~xd.J
23.ud4

"Si las nesras bebieran percibido a tiempo las


intencion;s de su oponente, y los peligros a
que estaban expuestas, es probable que se
hubiesen desembarazado de inmediato del
molesto peón. con 27 ... e4+!, lo que les habría
concedido ciertas posibilidades de tablas"
(Alekhine),

Teichrnann pierde el rumbo. Mejor era Las asedas variantes relacionadas con
2Lfül 29 @dS ! (pero no 29 gan Ee 1 !. con t5.c,d~-f4 16 f3 ~g3 17 hxgJ fag3 18 e'J3
la amenaza 30 ... füe3+) 29 ... ~t7 30 ga7
.if5 19 ~xf.5 !hf5 20 ~xf5 ~h.i 21 ih3
gel!? 31 ~.f2 (311c5 gdl+ 32 ~c6 i:c.c5
'a'xd4+ 22 ~hl .~xe5. en las que l:i teoría se
33.ctxc5 e4) 3 t..J;d l+!. con buenas posibi-
extiende hasta la jugada 30. hace tiempo que
lidades de tablas. han pasado de moda. Las blancas prefieren
ahora la vieja jugada de Bogoljubov, 15
29.b4 Wt7 30.bS We6 31.c4 'itid7 32.ga7
'c;,d..;. La partida más conocida sobre este
id633.@d5 tema es Averbaj-Szabo, Zúrich 1953, Torneo
de Candidatos, en la que se jugó 18 ... lH. La
Las blancas, por supuesto, no se contentan con ECO afirma que las blancas logran una gran
33 c5 .ít."tc5! 34 t~c5 ~hb5. ventaja tras 19 C:\b4 C7<b4 (Bronstein
recomienda 19 ... c4) 20 ~d4. (Averbaj jugó 19
33 ...e..i
h..i, y la partida finalizó en tablas.) Por
consiguiente, la tentativa de Estrin por
Teichrnann decide desprenderse tardíamente rehabilitar la variante, con IS ... bxa-t, tiene
de su "peligroso" peón.
interés. Todo depende de la evaluación del
final que muestra el diagrama.
39'.h6! Rf8
2J .. ..id7 24.!b4
Como demostraría Alekhine, después de
34 ... i:4.h2, las blancas ganarían con 35 cS 24 ixa6 1b5 sólo hubiera ayudado a las
~c8 36 Wc6 cxb6 37 lhg7! negras,

35.tS lfS+ 36.Wc4. Las negras abandonaron. 2.t ..cxbJ 2S.ixb3 .lbs 26.ldl to,6
La posición se ha clarificado. Las blancas Pero ésta es la sorpresa. A pesar de la estrecha
tienen los dos alfiles y una formación de cobertura. la torre blanca penetra en la
peones más móvil. Las negras tienen peones posición enemiga y arrastra con ella a las
aislados en "a6'' y "dá", pero sus piezas están demds piezas.
situadas en buenas casillas. y no es fácil para
las blancas atacar los peones débiles contra- JJ ... mn
rios.
33 ... i.xa2 34 ihe6 sería claramente malo para
27.iaJ gn 28..i.a2 ftc7 29.gb2 ic4 30..ibl las negras.

Se tiene la impresión de que las negras han 3~.ibl


logrado la iniciativa, pero no deja de ser una
ilusión. Las piezas blancas se han reagrupado Con idea de seguir h4-h5.
armoniosamente y están listas para atacar. La
torre de "b2" amenaza invadir por "bé", los J.t . .!dd7?
alfiles apuntan a "d6'' y "f5", y el peón ''h''
puede resultar un acrivo apoyo. Las negras Un error en posición dificil. Las negras
deben situarse a la defensiva. preparan 35 ... Eb?, pero no tendrán tiempo
para ello, debido a las concretas amenazas
30 .• .ibS 31.h4 enemigas.

Se amenazaba 3! ... loxd4. 35.h5! gxh5

31 .•.g6 La planeada 35 ... ~fü7 no daba resultado. en


vista de 36 hxg6+ hxg6 37 ixg6+.
Las nezras se defienden contra la amenaza
32.1f5~ pero debilitan su flanco de rey. Sin 36.i.fS
embargo. este debilitamiento puede ser
explotado sólo mediante una maniobra sutil y Las blancas ganan calidad, lo que decide la
original. partida.

32.Aa2! ic4 36, •• ge7 37.J.xe7 ixe7 38.ixe6+ Ihe6


J9.ftxe6 <ibxe6 40.~hl
Todo esto parece haber sucedido ya antes.
El juego de Haag produce una fuerte irnpre-
sión. La pelota está ahora en el tejado de las
negras, que abandonaron.

Lobron • Yusupov (C80)


Sarajevo, l 984

1.e4 eS 2.~n ~c6 J.i.bS a6 4..ia4 i'()f6


S.f)...() ~xt4 6.d4 bS 7.ibJ d5 8.dxe5 !e6
9.1eJ Aes 10.ti'dJ 0--0 u.~bd2 AnJ
12.theJ ~:<d2 lJ.ff xdl ~e7 u.ttc3 a5
15.a.i b4 16.tfcS ed7 17.~d..J c6 18.cJ bxcJ
33.ltb6! 19.b~cJ tfa7 20.ffxa7 Bxa7

APERTURA RUY LOPEZ 89


Una nueva imprecisión. El jaque: de torre sólo
sirve para mejorar la posición del rey negro.

2-L.@17 25.sel g6 26.geJ d~!

Las negras han desplegado bien sus piezas,


mientras que las blancas no están coordinadas.
Una vez agotadas todas. sus jugadas útiícs,
Yusupov emprende una enérgica explotación
de sus triunfos en el centre. y flanco de dama.

En ta Defensa Abierta la pieza m:is dificil de


acomodar para las negras es la dama. Si A 28 cxd-l, las negras podfan haber
pueden cambiarse damas, sin que las blancas continuado con 28 ... c4!'?, seguido de .)Dd.5.
establezcan un firme control de las casillas
"c5"' y "d-l", entonces en el final las negras no 28••• td5? 29.g3?
tienen por qué sufrir mayores diflcultades. En
sus comentarios a esta partida. Yusupov decía Esto pierde rápidamente. Las negras ponen
que a t-i \;'~3 pensaba jugar 1-L~fS 15 ~d ahora en marcha un ataque decisivo en el
~e7 16 ~1..-6 gfdS li gfdl ~·d7, aliviando la flanco de rey. explotando el hecho de que la
presión en el flanco de dama. y que después torre de "h3" ha quedado incomunicada con el
de 20 ~.'(e6 fxe6 21 ~d6, las negras dispo- resto de sus piezas. Sin embargo, la posición
nían de la buena réplica 21...c;;n!, seguido de blanca apenas era ya de fendible. A 29 cxd-t
la expulsión de la dama blanca. El final resul- habría seguido, por supuesto. 29 ... c4!
tante es favorable a las negras. Las blancas no
consiguen impedir el avance liberador del 29...zn 30.cxd4 gan 31.!h:c.5 lhf2 32.idJ
peón "e" negro. gd233.g..i sdh, y las blancas abandonaron.

21.!c2 es 22.lthe6?!
Las blancas buscan abiertamente el control de. La Defensa Cerrada
la columna "b", pero como consecuencia de
haber mejorado la disposición de sus peones Los finales resultantes de la Defensa Cerrada
centrales, la torre negra obtiene buen juego (cuando las blancas realizan el avance d4-d5)
sobre la serniabierta columna "f", abriéndose se caracterizan, sobre todo, por la rígida
además un refugio para su rey. Era mejor formación de peones centrales, Las blancas
22.~bS, con un juego m:ís o menos igualado, poseen una ventaja espacial en el centro. y las
mientras · que ahora la posición negra es posibilidades de ambos bandos dependen, en
preferible. gran parte. de la situación en los dos flancos.
En la apertura, para oli viar la presión sobre el
22..• fxe6 23.:abl?t peón de ·es", las negras tienen que jugar ... b5.
En el final, la posición de este peón puede
La jugada natural, pero no la mejor. Hubiera favorecer la conquista de espacio, con ... a5-:,4
sido más fuerte ocupar la columna "b" con la y ... 1>4, o bien la creación de una cadena de
otra torre, reservando ésta para la defensa del peones a6/b5/c4. Por otra parte, el peón de
peón ·a4" (Yusupov). "bS" puede ser minado con a:?-a4, y las

on
casillas "a5" y Nb4" pueden constituir unos siguiendo el modelo d4·d5, lob3-a5, gc1.
excelentes puestos para las piezas blancas. loc6, b2·b4, a2-a4, etc. Por consiguiente,
Además del juego en el flanco de dama, las después de ... cxd4, cxd4, fas negras sólo
negras tienen también la posibilidad de pueden regirse por un lema: "[Actividad y
socavar la cuña de peones blancos centrales, miís actividad!"
con ... f5, ganando espacio en el flanco de rey.
como ilustra la partida Boleslavsky-Keres. 13.cxd.J loc6
En esquemas con ... cxd-t, la columna "e"
queda inicialmente controlada por las negras,
pero no pueden explotarla de ningún modo.
La razón es que no hay casillas desprotegidas
en d campo blanco y. a menudo. basándose
en su dominio de· espacio, les blancas acaban
ganando la batalla por la columna, No es
necesario enfatizar en la importancia que el
control de la columna "e" tiene en un final de
este tipo, una ventaja que a veces resulta
decisiva.
La Defensa Cerrada se caracteriza por una
complicada· lucha. tanto en el medio juego
como en el final. Pero las estadísticas demues-
tran que las blancas suelen tener mayor éxito Esta jugada, empleada con éxito por Flohr
que las negras. contra L Rabinovich en un torneo de entre·
namiento (Moscú/1..eníngrado 1939). estaba
considerada por entonces como la más fuerte.
Boleslavskv • Keres (C99) u jugada. desde luego. no es mala. En primer
lugar, el caballo regresa al juego; en segundo
Campeonato URSS, Leningrado/!'wfoscú l 9.41
lugar, se desvía al caballo "d2" de su peligrosa
ruta ~ n-o-rs. o ~ fl-g3-f5(h5), puesto que
1.e4 e5 2)uf3 lLJc6 3.ibS a6 4.ia4 ~f6 a l..J lt:fl las negras pueden tomar tranqui-
5.0-0 .ie7 6J;e 1 b5 7.1b3 d6 8.c3 0-0 9.h3 lamente el peón "d". Algo que es conocido
~as IO.ic2 es 11.d~ flc7 12.~bdl cxd4 desde hace mucho tiempo (tanto· l4 ... exd-t,
Teichrnann-Alekhine, Berlín 1913, como
En aquellas partidas en que Keres empleó la l~ ... ~xd4, Lasker-Tarrasch, Campeonato del
Variante Chigorin, en la inmensa rnayona de Mundo 1908, son buenas). En tercer íugar,
los casos realizó, antes o después. el cambio porque las negras buscan la iniciativa en el
... cxd-t, qulza porque las posiciones derivadas flanco de dama. después de, por ejemplo.
del mismo fuesen más acordes con el activo 14.dS lob4 15 ibl a5 16 ~fl '()a6! (l.
estilo de este gran jugador. Rabinovich-Flohr), ¿Puede pedírsele más a
En general, el cambio ... cxd-t es una decisión una simple jugada? Boleslavsky elige la que
muy comprometedora (el propio Chigorin probablemente sea la mejor réplica contra
nunca realizó esta jugada, prefiriendo manió- ll..lüc6.
brar detrés de los peones).
Al abrir la columna .. e", las negras exponen, al 1-t~bJ gd8?!
mismo tiempo, sus casillas débiles a lo largo
de la columna. un factor que puede tener su
peso especíñco si las blancas ganan la lucha Por aquellos años las negras tenían problemas
por la columna abierta. Las blancas han para encontrar el camlno correcto, y las bús-
ganado. de hecho, un gran número de partidas quedas no siempre tenían el éxlto esperado.

APERTURA RUY LOPEZ 91


Así, no es sorprendente que incluso un
experto en la Ruy López del calibre de Keres
no hallase de inmediato el esquema adecuado.
La jugada que realiza aquí sin duda es
temdtica. Las negras plantean un "rayos-x" a
lo largo de la columna ''d", y proyectan
efectuar la ruptura ... d5, después di! lo cual l.i
dama blanca se sentirá incómoda en "dl".
Tampoco hay duda de que Keres era
consciente de que las blancas no consiguen
nada con prevenir drdsticarnente ...d5 (con 15
d5, como jugaría Boleslavsky),
La -jugada l-LsdS fue cuestionada por
Srny slov, y eso sucedió sólo tres rondas
después de la presente partida: 15 ~·id~! 19 .. JlMcS 20.idJ ~ hS 2 Ufacl g6 22.~ bJ
(estableciendo el control de la lmportanusima idS 23.&hcS ~xcS 2,Ukt gxcl+ 25.~xcl
casilla "aá": ahora d-l-d5 sí ser;i muy fuerte)
15...~bS 16 d5! {¡ja7 17 ~a5 !d7 13 1J3
5cS l 9 b-tl, con evidente ventaia de las
blancas (Smyslov-Keres). En los años siguien-
tes, Keres regresó con frecuencia a esta
variante. pero sus tentativas por lograr
contrejuego en el centro normalmente si!
vieron abocadas al fracaso: l-L.1b7 IS i.z5
h6 l61h4 ~h5 l7 d.5! ~d8 LS i.,e7 ~:<~7
l 9.€ifd-l! ± (Bronstein-Keres, Arnsterdam
1956, Torneo de Candidatos). o bien 14 ... 1b7
15 d5! ~a5 16 ~:t:i.5 exa5 17 a4! ::t (Larsen-
Keres, Zúrich 1959).
Parece que después de l3 ... ltJc6 las negras ya
no pueden romper en el centro. A esta El juego ha pasado a un final de piezas
conclusión probablemente llegó Keres, quien. menores. en el que las negras tienen ahora una
tras 14 ~b3, jugó 14 ... a5 ! contra Gligoric en ligera iniciativa, gracias a la mejor situación
Hastings l 964-65 (véase la partida siguiente). de sus piezas y a la posibilidad de avanzar sus
peones del flanco de rey.

15.d5 ~a5 16.~xaS i7'~a5 l 7..1e3 Íd7 23 .•. rs 26.fJ g;17 27.~e2 ~f6 28.~n h5
1U~'d2 29.b4!

Boleslavsky aprovecha la ocasión de bloquear


"Al comprender que su ventaja de apertura se
el flanco de dama, restringiendo así las
ha evaporado, Boleslavsky, evidentemente, no
posibilidades actlvas de su oponente. Ahora
tiene objeción alguna a las tablas", escribe
las negras sólo pueden desplegar su iniciativa
Botvinnik en el libro del torneo.
en el otro sector del tablero.

18 .•.~xd2 19.~:<d2 ( ver diagrama siguiente) 29 .• J.i JO.if2 g5 31.~cJ ~es 32.aJ ~c7
3J.ib6 We8 3-'.ie2 ic8 JS.il'2 ~aS J6.a4?
El final resultante puede considerarse igua-
lado. Una incoherencia. Ahora se abre la posición
en . el flanco de dama, a favor de las negras. Las blancas podían haber logrado tablas con
Las blancas deberícn haber adoptado una 54 ~c4+ @es 55 ~a5, cuando la amenaza
táctica de . espera, considerando que la 56.~b7+ deja a la.e; negras sin otra alternativa
amenaza de que el caballo negro ocupe "es" que una repetición de jugadas.
no existe, pues en tal caso las blancas lo
cambiarían, con ventaja, por su alfil. 5-L.~cS55.idJ id7 S6.ic2 ihS!

36 ... bxa-l 37.ltba4 id7 38.ft)cJ aS! 56 ... iobS+? habría sido un error, puesto que
tras 57 loxb5 txb5 58 id)! ixd) 59 m:<d),
Muy bien jugado. Ahora no quedan peones en él final de peones es tablas. Ahora las blancas
el flanco de dama y las piezas negras podrán esuín obligadas a pasar al final de caballos, ya
penetrar por él en campo enemigo. qui! 57 ~:-<b5? lbxbS+ está fuera de cuestión.

39.bxa5 ixaS 40.li:l b5 We7 41.~33 ib6! 57.idJ ixdJ 58.~ xd3 ~b4 59.toc2+
El cambio de alfiles de casillas negras facilita 59 ~c4 lt)bS 60 ~b6 lod4 habría llevado a
la penetración del rey negro, a través del posiciones similares a las de la partida.
flanco de dama. ·
59-.~bJ 60.~el loa6 61.~d2 @c4 62.~d3
42.~c-l i:d'2 43.~xf2 1e8 4-lin !iJc7 fijc7 63.Wc2 ~ b5 64.to b:?+!
45.~a3 1d7 46.1e2 /¿)eS 47.~c4 WdS
48.loaJ ~c7 49.i.dJ .le8 SO.iel ~cS 51.g4
Boleslavsky elige la mejor posibilidad
Mientras las negras han estado reagrupando práctica, No trata de aferrarse al peón de "tJ",
sus piezas en el flanco de dama, las blancas sino que busca activar sus piezas. El juego
han aprovechado la oportunidad para bloquear pasivo, 64 ~e 11, conduciría inevitablemente
por completo el flanco de rey. Ahora no tiene al Zugzwang.
sentido para las negras jugar 5 l ... fag3+.
puesto que tras SZ ~fhg3, las bf ancas tienen 6-t..~c5 63.~a4+ <.tb-' 66.~b6 ~d.a+
tiempo de jugar 53 h4. 67.~dJ ~:d'J 68.~d7

51...h~ 52.diet @b7 SJ.1;fM2 Wb6

s.i.wc3? Un error, probablemente ocasionado por la


fatiga de una confrontación tan dura. Se
Un error, que conduce a una posición perdida. ganaba fácilmente con 68 ... ~gl! 69 ~xeS

APERTURA RUY LOPEZ 93


d.,~s 70 d6 f3 71 @e3 f2 72 @xf2 lZ>:<h3+ 73 Gligoric • Keres {C99)
00 ~f4 y 7-L.~e6. Hastings 1964/65
69.l:H6 ~b3 70.@e2 ~es 71.~fJ '!)bJ
72.~e2 ~es 73.@f3 g;,cJ! 1.e4 eS 2.~0 loc6 3..i.bS a6 4.i34 ~f6
5.0--0 1e7 6.gel b5 7ib3 d6 8.c3 0-0 9.h3
Las negras se dirigen con su rey a "g I ". ~as 10.i.c2 es 11.d4 t9c7 12.'tlbd2 cxd-l
sacrificando su peón "d". No hay otra forma 13.cxd.J loc6 U.li:lbJ a5 15.ieJ a4 16.~bd2
di! reforzar su poslción. !e6 17.a3~as lSJkl ~b819..1dJ b-' 20.dS
id7 21.~c..S ~hc4 22.gxc4 bxaJ 23.bxaJ
7-tli:leS ~b3 2.i.'t7xbJ axb3

Después de 74 ltlh7 <;;d2 75 ~~g5 ~d3. las


blancas habnan perdido de Inmediato.

7-L.<;gd? 7S.l~xd6 @el

Las blancas están amenazadas por un ataque


de mate. con 76 ...q;fl, 77.JiJd3 y 78 ... ~el.

i6.~c.J ~fl 77.~d.?+ c!'gt 78.~c.J ~d7?

Segundo error de Keres, Como demostró


Botvlnnik. las nezras hubieran eanado con
7S ... tb3 79 t¡;e2 ~d4+ 80 ~d3 ..f3 SI d6 f2
La jugada 1-L.a.5 se conocía desde hace
S! €:d (S~ ~d:2 ~b3) 82 ... ~e6 83 ~e~ ~f~
mucho tiempo, concretamente desde los años
g.¡ d7 ~g2.
cuarenta, y en la actualidad est:i considerada
el plan básico de las negras. Naturalmente. ·
79.~d6 l:}cs SO.~c4 €ld7? 81.lod6 g;h1? ahora las negras tienen que proteger dos
puntos: "b5'' y "e S" ¡pero ése es el precio a
Et tercero y último error. que lleva a la pagar por un juego active de peones!
derrota. 8 l ... t2;cS habrfa repetido la posición
por tercera vez. En la apertura Keres empleó la nueva jugada
l6 ... ie6!'? Al enfrentarse a una sorpresa.
82.~n ~xh3 83.ltlxgS+ ~h2 8.J.d6 h3 Gligoric no consiguió plantearle a su oponente
85.fü:h3 mayores problemas, y el juego pasó a un final
más o menos igualado, con ligera iniciativa de
.-\ otras jugadas de las negras. el caballo las ne gras. 18 ge I resultó ser una jugada
también habría ido a "h3". superflua. Hoy en día las blancas juegan
18.tc:)gS, seguido de 19 í4, o bien 18 i.d3 de
85...dixh3 86.gS loes 87.g6 ~e6 88.d7 ~g51- inmediato.
89.g;,e2 @g3 90.dS~
25.g~ fhaJ 26.€3d2 !kS
Las negras abandonaron. "Una partida muy
interesante, espléndidamente jugada por Keres
hasta un momento dado. u tentativa de aferrarse al peón extra, con
El inteligente juego de Boleslavsky en la 26 ... 134 27 ~c4 S:a2, falla. por 28 .ib l.
última fase también merece ser alabado"
(Botvlnnik).
variante 35...ltlxb4 36 Efü2 d5 37 Íd2,
mientras que en caso de 35 ... ltl,ce) 36 f xe3, el
caballo blanco podrá ocupar el importante
puesto avanzado de "cJ5".

"La posición se ha simplificado mucho. Todos


los peones se encuentran en un flanco y, a
pesar de la disposición ligeramente m.is activa
de las piezas negras, puede esperarse que la
partida finalice en tablas. Para mí estaba claro 3S ... lt):-<e3 36.íxe3 rs J7J~d51c6 38Jfo5 'it>n
que después de, por ejemplo, 30 id2, las 39Jfo6 id5'?!
posibilidades estañan igualadas. Al mismo
tiempo, percibí la posibilidad de una intere- En apuros de tiempo, Keres comete una
sante combinación, si las blancas se decidían imprecisión. Mejor hubiera sido jugar de
por la evidente 30 ge2. con intención de inmediato 39 ... 1e4, cuando el alfil llegaría a
nuevas simplificaciones, con 31 ~c2. Esto ·d)'' sin pérdida de tiempo, en caso de que el
significaba que yo disponía de una útil jugada caballo blanco se dirigiese, vía .. a-l", a "b6".
de espera, para ver si las blancas jugaban o no
30 ae2"?" (Keres).

30.ge2? gxdJ! Ahora, si 4'.! .. .id3?!, las negras tendrían que


afrontar 43 lc:d5 ! ig5 44 h4! ixh4 45 t:Jc7+
Gligoric cayó en la bien camuflada trampa de md7 46 iud5+ (Keres),
las negras. Ahora las blancas se enfrentan a
una difícil defensa. 4:? .. ..1hJ! 43.ftb7 ic2 44.~cS

31.~xd3 ibS 32.gd2 ~xe..i 33,gdl ~c3 Después de 44 ~d5 igS 45 lt)c7+, las negras
3-U~d:?. ti:lxd5 (ver diagrama siguiente) disponen de la sencilla réplica 45 ... ~d7.

Corno resultado de la forzada operación 4-LifS!


láctica, las negras tienen dos peones por la
calidad, y dos fuertes alfiles. Esta modesta jugada es mucho más fuerte que
la "activa" 44 ... igS?, puesto que tras 45 ~f2.
Js.lob2?! las negras no pueden parar las dos amenazas
45 ihg7 y 45 gb6.
Claramente desanimado por el curso de los
acontecimientos, Gligoric no consigue encon- 45.itlb6?!
trar fa mejor continuación. Como demostró
Keres, las blancas disponían de la fuerte Inesperadamente, Gligoric roca a retirada,
continuación táctica 35 4:b-4!, basada en la permitiendo que su oponente materialice su

APERTURA RUY LOPEZ 95


ventaja con relativa facilidad. "Las blancas Srnyslov .. Euwe (C90)
deberícn haber jugado 45 @f2. en espera de La Haya/Moscú. 1948
acontecimientos. En mi breve análisis no
conseguí encontrar ningún reagrupamiento
eficaz de mis piezas. Por consiguiente. en caso 1.e-1 eS 2.l,HJ ~c6 3.ibS a6 4.i.a4 ~f6 5.0-
de 45 <.t-f2. pensaba continuar con 45 ... ii!4 O sa 6Jiel b5 7~b3 d6 8.cJ ~as 9ic2 d
-l6.S.a7 f4. pero el cambio de peones -'1 exf-4 10.d4 'ff c7 11./'i)bdl ib7 12.li>n cxd-l
e:<f-! seria, indudablemente, un buen logro 13.cxd-l !k8 14.se2 0-0 15.li'.lgJ gres 16.b3
para las blancas" (Keres), irs 17~b2 g6 1s.ed2 ig7 19.lcl ~d7
20.seel ~c6 21.ibl ~b6 22.d5 ~e7 23..icJ
..a5 .• .ie4 .i6Jk71e7 47.likS'?! iaS 2~.h4 h5 2.5.i.aS ~b8 26.l;:)n gxcl
27.Ihcl J:k8 28./'i)et lcic5 29.~g3 <;;fS
Sería mejor adoptar una defensa pasiva, con 30.~eJ ~g8 JJ.'tjhJ ih6 32.gcJ t:Je7
-l7 ~c4. 3J..ic2 ~b7 34.!ih:cS+ ~xc8 35.f:xcS+ loxc8

-17 .. .ars 4S.ga1 .td3?

Las negras han logrado consolidar su


posición, parar las amenazas contrarias y
preparar el a,·:ince ... e4 .

.i93ob6?

En la apertura y el medio juego los dos


contrincantes han maniobrado tranquilamente.
realizando ocasionales errores. En particular,
no tiene verdadero sentido que las blancas
jugasen 24 h4 y. en lugar de 24 ... hS, las ne-
gras habrían hecho mejor en continuar con
2-L~f6. Por otro lado. en vez de 32 ... t:«:
las negras tenían que haber considerado
Ln error en posición perdida. Con 49 ~t1 las 32 ... 1b7. seguido de 33...~f6. El final
blancas podían haber prolongado la resis- resultante es preferible para las blancas, en
tencia. Ahora se produce un boni10 remate. vista de sus piezas más activas y su ligera
veruaja de espacio, pero en general, las negras
no tienen motivos para quejarse.

50 e,cf..J e4 ! es desesperado, 36..icJ ~c5 37~b4 rJle7 38.0 Wd7'?

50... ih..i+ 51.@(3 e4+! 52.'txr.i Euwe elige una disposición incorrecta de sus
efectivos. Debería haber reforrado et caballo
5:? ~g4~f2. de '"c5". con ... ~b6·d7. seguido de la incor-
poraeión al juego de su alfil dama, vía ·b1·, a
52 ... gS+, y las blancas abandonaron. ·es". En cambio. se dispone a despleglr

96
actividad con •.. fS, pero este plan se favorables.
encontrará con una enérgica réplica. Después de la textual. las blancas eliminan
todas las posibilidades negras de: contrajuego
39.~dJ! ~:<d3 40..i.xd3 ~e7 en el naneo de rey, y abren espléndidas
diagonales para sus alfiles. mientras que a las
En esta situacién el traslado del caballo a "c5" negras. con sus inactivas piezas, les resulta
es dificil de conseguir, puesto que en muy difícil defenderse" (Keres).
respuesta a 40... ~b6 las blancas pueden jugar
41 !a5. 42.fxg4id

41.g4! A 42 .. .fS habría seguido 43 gS i.g7 44 loe3,


mientras que 42 .. .f6 sería duramente replicado
con 43 g5 ! f:tgS 44 ic.12. También aquí debía
haberse jugado 42 ... if4, para contestar a
43.gS con 43 ... logS y 44 ... f6.

43.gS

De otro modo. habría seguido 43 ... f5.

43 .. .i.b7 .a-i. wn loes?


Euwe se mantiene en una pasiva táctica de
espera, que en esta situación no puede salvar a
las negras, puesto que las blancas pueden
Por supuesto. Smyslov no permite que su reforzar de modo constante su posición e
oponente lleve a cabo el avance liberador. y incrementar decisivamente su ventaja. La
amenaza con crear un completo corsé en el mejor posibilidad era 4-L.ltlgS, seguido de
flanco de rey. con 42 g5. Además, las negras .. .f6.
tienen que asumir posibilidades como 42 gxh5
y 42 ~g3. 45.~eJ <be7 46.iaS i:13?!

41...hxg4? Aquí no es tan bueno 46 .. .f6, puesto que tras


47 gd6+ @:<f6 48 ifl es difícil para las
"Un error, en virtud del cual el triste peón de negras coordinar sus efectivos, pero habrla
"f3" se vuelve activo y les permite a las sido. de todos modos, la mejor salida posible.
blancas la posibilidad de una ruptura en el Se diría que tan pronto como se llegó a un
flanco de rey. ,. final, Euwe decidió seguir una táctica de
Era fundamental 41 .. .i.f-4!, cuando si 42 gxh5 espera, y también atenerse a ella hasta el
gxh5, el caballo negro obtiene la casilla "gti'', último momento del juego. Sin embargo,
y puede llegar a "f-t" a través de ella. Pero si jugar así requiere una evaluación muy precisa
las blancas juegan 42 g5, entonces el flanco de de los recursos de ataque del oponente. Ha
rey queda completamente bloqueado. y las habido casos frecuentes en ta historia del
negras deberían poder hacer tablas sin ajedrez en los que una defensa pasiva podía
mayores dificultades. Por otro lado, las blan- haber conducido a tablas, pero en los que la
cas no pueden diferir por mucho tiempo la gradual mejora de la posición enemiga
clarificación del flanco de rey, puesto que las comenzó a intimidar al bando débil. que
negras disponen de la potencial amenaza sucumbió ante 1a falta de actividad. En sus
... hxg4. seguido de ... f5. con complicaciones notas a la quinta partida del match Lasker-

APERTURA RUY LOPEZ 97


Schlechter, Viena 191 O, Znosko-Borovsky jugar, debido a 53 t,.i. ni tampoco su .:alfil de
escribió: casillas negras. en vista de lob4-c6. y las
"Sin embargo. hay que tener en cuenta que en jugadas de r~y apenas sirven para prolongar la
tales posiciones una defensa pasiva puede ser. resistencia. Por ejemplo: 52 ... ~eS 53 ic7
a veces, muy buena: la ventaja del oponente es rJ;ie7 5~ <;;>g2. cuando 5-L.~c:8 falla, por
tan insignificante que está obligado a forzar 55.b4.
acontecimientos si quiere conseguir algo. Pero
una defensa así debe mantenerse a ultranza, y 52 ..• f6
el jugador debe estar muy atento, puesto que
el contrincante puede, jugada a jugada, Esta jugada tiene que hacerse en las circuns-
incrementar de forma slgníficativa su ventaja, tancias más desfuvorables.
Y este método sólo es bueno cuando quedan
muy pocas piezas y la ventaja es escasa, Pero 53..ie6 r~g5 s~.hxg5 ~ b6
entonces se plantea la cuestión: ¿Por qué
condenarse voluntariamente uno mismo a un A 5-L~eS habría seguido 55 sa.
cuando tas
juego tan pusivo? negras no pueden evitar el Zugzwang.
"~o hay que negarle coherencia a Euwe, pero
está equivocado en su enjuiciamlento de le 55.b~ tc4 56.bxc5 ~x::a5 57.cxd6+ <tld6
posición." 3S.if7
47.~g3 tc5 48.id.2 ~rs Las blancas ganan un peón, y pronto la
partida.
En caso de ~8 . ..f..Jb6, entonces, como
demostró Keres, era muy fuerte 49 h5 g,h5 38 ... ~c.i 59J.xg6 a5 60.Wg4 b-1 61.irs r.te7
50. €l fS+ c;;d7 5 t te 2. 62.!e6 ~d6 63.~e3:

La solución más enérgica.


Era más temático 49 ... €le7. seguido de
50...i.cS.
63 ... a4 6,4 t\f5+ l¿hf5 65 e~f5 es desesperado.
50..ie2 ~a7 Sl.ia5 ~c8 52..lg4!
6.J.Wf5 ~d6+ 65.c~xe5 ~f7+ 66.'.tí.J ~dS
61.~fS+ ~f8 68.g6 txe6+ 69.dxe6 a4
10.wes

Las negras se rindieron.


"Conviene prestarle una minuciosa atención al
final de esta partida, perdida por los negras sin
incurrir en errores evidentes, a partir de una
posición igualada. Se trata de una clara
demostración de los peligros que supone. aun
en las posiciones sencillas, adoptar un juego
extremadamente pasivo. Smyslov aprovechó
di: forma espléndida las oportunidades que se
Éste es el resultado de la táctica de espera de le brindaron, y g:inó el fin;il de modo convin-
las negras: sus piezas están asfixiadas dentro cente, sin permitirle a su rival ningún tipo de
de su propio territorio. El caballo no puede contrajuego" (Keres).

98
Aselev - Sturua (C99) La jugada de Sturua 18 ... ~c2? posiblemente
Lvov, 1985 haya sido cJ error decisivo. Tenía que haber
jugado 18 ... ~c4, aunque también en este caso
sería claramente superior la posición de las
l.e4 eS 2.lofJ ~c6 3.ibS a6 4.ia4 lilr6 S.0- blancas.
O i.e7 6JM bS 7.ibJ d6 8.cJ 0--0 9.hJ ~as Parece que en esta variante las negras deben
l0..ic2 c5 11.d.t V!lc7 12.~bd2 cxd-l 13.cxd4 aprovechar la oportunidad de optar por el
ib7 U.d5 gacS 15..idJ lod7 16,¿¿)fl loes juego agudo resultante de 16 .. .f5. La partida
1 V~)g3 ~xdJ 18.ff/xdJ Y9c2 19.~xc2 sb:c2 Spassky-Mnatsakanian, Rostov sobre el Don
J 960, semifinal del Campeonato de la URSS,
continuó con l 7 ex.f5 ix.d5 18 ltJg5 (IS ~g3
~b7 19 1e4 ltJ f6 20 ixd~ ~.td5, Unzicker-
Honfi, Badea Buden 198 ~.·no es peligroso
para las negras) l8 ... ixg5 19 .i.xg5 ~f6
20.i:\f6 g~f6 21 .i.xb5, con ventaja blanca,
pero l 9 ... i.b7 (~n lugar de 19 ... lt'lf6) es digno
de consideración.

ze.ers ges 2 l.b3!


Las piezas menores negras del flanco de rey
carecen de perspectivas.
El Contraataque Panov. 12 ...cxd4 y 13 ... ib7. 21...icS 22.lo~e7+ fhe7 2J.ie3 ~b7
no goza de una especial reputación en la teoría 2-'.ib6!
de aperturas. Las blancas no están obligadas a
jugar las variantes mis agudas: 14 lc.fl gacS, Muy molesto para las negras. Las blancas no
seguido de ... d5, sino que pueden. sencilla- permiten que el caballo enemigo se recicle por
mente, bloquear el centro, con 14 dS. después "dS", e imoiden que las negras doblen torres
de lo cual la posición del alfil en "b?" sólo en la columna "e".
puede justificarse minando el centro blanco
con .. .f5. Sin embargo, últimamente ha 2-' .. J;eS
resurgido un poco el interés de las negras en
esta variante. Por ejemplo, en la partida
Ljubojevic-Pinter, Belgrado 1934 (Campeo-
nato de Europa de clubes), después de 15 ib l
CChS 16 ~fl ~f4! 17 't)g3 (17 b3? 'excl!)
17 ... i.dS 18 ix.f4 (18 b3 ~c3) 18 ... cx.f4
19.lchS ~c4 20 l;e2 itJe5 21 Bc2 'ea5, las
negras consiguieron buen juego.
Si: considera más fuerte 15 id3. La jugada 16
de las negras ya se habla visto en la partida
Yudovich-Nezhmetdinov, Gorki 1954 (Semi-
final del Campeonato de la URSS), donde
después de 17 ib 1 't)c:4 J 8 b3 ~ b6 19 it)eJ
g6 20 ltJg4 ~bd7, las negras lograron una
posición sólida, aunque un unto pasiva. 25.gecl!
Aseiev eligió la más activa 17 ~gJ!. perrni-
riéndole a las negras cambiar caballo por alfil. Aseiev le arrebata la columna "e" a su opo-

APERTlJRA RUY LOPEZ 99


nente, sin importarle la pérdida de su peón Las feroces escaramuzas centrales a menudo
"e". juzgando. correctamente. que las negras conducen a 1.1 eliminación absoluta de los
no podrán reorganizar sus piezas menores del peones del sector, y cuando eso sucede la
flanco de dama. coordinación de las piezas resulta de gran
importancia en el final. Su mejor desarrcllo
2S...ge2 26.ik7 Bxe4 27.l¿)gS gf4 28.g3 J;f6 les permite ~ las negras sentirse seguras en
29.b4'! finales de este tipo. como queda ilustrado en
tas partidas Konig-Smyslov y Schmid-
Las blancas pueden permuirse esta jugada. Smyslov,
que condena el caballo a quedar fuera de En la Defensa Cerrada las blancas, con ide:i de
ju~go. confinado en la casilla "b7". Las negras ocupar la casilla "d5'', suelen cambiar su peón
no tienen contrajuego y deberán perder d. a veces combinando este cambio con el
material. ataque de flanco a2-a4. Las negras tienen.
ncrmalme.ue. problemas para defender b
29.. ,gg6 30.ftlf3 e4 31.~M S:g5 32.~g:?! casilla d5, y -en caso del cambio :i:-<b5 axb5·
también par:i defender sus débiles peones "b"
La última jugada precisa. 32 :ac l t~h3 y "c'vcomo sucedlc en la partida Tal-Portisch.
33.gxb? g:.,d5 les permitiría a IJS negras El cambio dx:5 es menos prometedor para las
albergar algunas esperanzas. blancas cuando las negras tienen la posibi-
lidad de defender la casilla .. dS" con ... c6. Las
32...lbd3 33.ffacl 1e6 3-t~r~: gd.? posibilidades de IJs negras en el complicado
3.5.~xe6 final resultante se ponen de manifiesto en la
partida Keres-Portisch.
Las negras se rindieron. Después de 35 .. .fx:6 El cambio d.,eS y la transición a un final
36 S:\b7. las bilocas doblan torres en séptima. puede ser una buena forma de explotar
eventuales errores. cometidos por Ja5 negtas
en 13 apenura, Eso es lo que sucedió en la
partida 2eshkovsky-Romanishin. Por otra
Otras Variantes parte, un juego excesivamente directo en
busca de simplificaciones. 'i sin tener en
Los flnales antes examinados se han clasi- cuenta las caractertsncas de la posición.
ficado, con més o menos claridad. por su tipo condujo a las blancas al desastre en la partida
de= formación de peones. En esta última Grushevsky-Gel ler.
sección incluimos finales resultantes de· Las dificultades de las negras en el final.
diversas líneas de la Ruy López, en las que la causadas por una inoportuna entrega del
situación de las piezas juega un papel al centro en la apertura, están ilustradas por la
menos tan importante, si no mayor. que los partida clásica Lasker-Bogoljubov.
aspectos de la formación de peones. Concluimos con dos partidas jugadas con la
Una estratagema bien conocida del medio Defensa Steinnz. que actualmente no es muy
juego consiste en aislar una pieza de la acción popular. La deficiente formación de peones
(generalmente, uno pieza menor). Cuando el negros se refleja en las partidas Klundt-Keres
jue!go llega al final, el bando que ha logrado y Sirnagh-Keres.
aislar una pieza enemiga está jugando con una
gran ventaja, con frecuencia decisiva, El desa-
rrollo inoportuno de su alfil a g4 a menudo Capablanca • Bogoljubov (C91)
puede resultar catastrófico para las negras. Et Londres. 1912
alfil suele desviarse a g6 y quedar fuera de
juego. Sobre este tema incluimos las partidas J.e4 e5 2.~0 tc6 3.i.bS a6 4.J.a4 ~f6
Capablanca-Bogoljubov e Ivkov-Hort. S.0--0 ie7 6.!el b5 7ibJ d6 8.cJ 0-0 9.d4
exd..J 10.cxd4 i.g4 11..ieJ ~as I2ic2 ~c4 estratéglco, aun n costa de sacrificar su peón
13.Acl c5 14.bJ ~aS 15.ib2 -t)c6 16.dS de "e4". La variante 41...~xe4 42 @xe4
~b.:1 17.~bd2 ~xc2 18.Whc2 Be8 19.edJ gxe2+ 43 cbd3 gh2 44 @d4 h5 45 cS es
h6 zo.en ~d7 21.hJ ihS 22.~Jdl if6 favorable a las blancas.
23.A.~r6 exr6 24..n4 c4 25.b~c4 ~es 26.~eJ
bxa-I 27.f4 V!/e7 28.g4 ig6 29.f5 ih7 30.~gJ 41.•. ~bJ 42.cS dxc5
rs
~es 31.Wg? ifab8 32.tfabl 33.~f'J gb2+
J.i.gxb2 Yft:<b2+ JHie2 ~b3 36.lod4 ti'xeJ 42 ... aJ habría perdido, por 43 cxdé a2
37.ibeJ 44.gc7+ <bes 45 ge7++.
.i.t~xcS ~d2+ 44.mf2 cJie7?

Un error que conduce a la derrota. Las negras


hubieran conservado posibilidades de tablas
con 44 .•. lubl ! 45 ~xa4 ~xc3 46 i¿)xb2
loxe4+ 47 ~e3 iod6.

45.Wel ~bl 46Jld3?

Ésta es la clave, Las blancas han ganado un


tiempo decisivo para el avance de su peón "d",
gracias a la posición del rey negro en "c7".

La apertura jugada a.qui está experimentando 46 .. .aJ 47.d6+ Wd s 48.~d4! lb6 49.~dc6+
una reaparición. En lugar de 15 ib2, se 1xe6
considera m::ís prometedora la jugada de
Fischer, 15 d5 ! Las negras resol vieron Tras haber permanecido durmiente durante
satisfactoriamente sus problemas de apertura. casi treinta jugadas. el alfil negro se cambia,
pero cometieron un grave error en la jugada concediéndo a las blancas dos peones pasa-
2 l. Capturar et caballo en f3 l~s habría dos en sexta, apoyados por torre y caballo, lo
garantizado un buen juego. que, en esencia, concluye la partida.
Capablanca explotó el error de su oponente de
forma magistral. Ejecutó el plan de una so.rxe6 ftb8 Sl.e7+ <bes 5Mh:J6, y las ne-
ofensiva de peones en et flanco de rey, y gras abandonaron
durante mucho tiempo el alfil negro quedó
encerrado y fuera de juego. Sin embargo,
debió ceder a cambio la importante casilla eS. Ivkov • Hort (C90)
Bogoljubov consiguió crear contrajuego y un Olimpiada de Varna. 1962
fuerte peón 'pasado en el flanco de dama.La
tensión de la lucha no se redujo con el cambio
1.e4 eS 2.t¿)fJ ~c6 3 . .lbS a6 4.ia4 ~r6
de damas. Gran parte del juego dependerá
S.0-0 !e7 6Jle I b5 7..ibJ d6 8.c3 ig4 9.dJ
ahora de si las blancas pueden combatir ni
0-0 10.t¿)bd:? dS 11.hJ ihS 12.g-l du4
peón pasado enemigo, conservando, al mismo
1J.dxe4 ig6 U'9e2 e<11 15.~h.¡ Brd8
tiempo, su ventaja en el centro y naneo de rey.
16..1c2 ~es 17.~drJ ·~h-' 18.~:<h.$ ~d6
19.~h2 ~e7 ze.ers es 21.1,1 Wh8 22..ieJ
37..•lb8 38.lcJ wn 39.~r.3 Jilb2 40.~geZ
lac8 23.ffadl fle6 24.~xd6 lxd6 2S.Bxd6
igS 41.~e6!
ffxd6 26.ldl 'f!'d, 27.9d3 c4 l8.tld7 exd7
Capablanca ocupa este importante punto 29.lxd7 ~ccS
Las blancas cierran la última diagonal al altil
contrario. A renglón seguido iniciarán el juego
en el naneo de dama.

32 ••• wrs
Si 32 .. .f6, las blancas habrían jugado corno en
la nota a I a jugada 30 de las negras.

3H~h7 ~e8 J-l.a4!

Esta ruptura en el ala de dama destroza la


posición negra. ·

En la apertura las negras desarrollaron prema- 34... !fü8 3S.ik7 ~d8 36Jla7 b-' 37.aS b3
turamente su alfil a "g-t". Las blancas avanza- 38 . .idl
ron su p~ón "d" sólo una casilla, iniciando un
plan para restringir al alfil dama negro. En la las negras se rindieron. Esta partida es un


jugada 11, las negras podí an haber cambiado
en "tJ", pero la variante 11...i:dJ 12 xf3 d4
13 id5! no les satisfacía. A continuación.
ejemplo de libro sobre el tema "cómo dejar
fuera de juego, en la Ruy Lépez, al alfil dama
negro."
Ivkov fue aumentando gradualmente su
presión en el flanco de rey, y las negras no
fueron capaces de liberarse por medios tácti- Kéníg - Smyslov ( C9 2)
cos: JS .. ite~ 16 liJxe4 ltl:<e4 17 ~:~e4 ixh~ Match lnglaterr:i-URSS (radio), 1946
hubiera perdido, por 18 il.dS, y a la jug:ida
siguiente la captura en "e4'' no era posible. a 1.e4 e5 2.~f3 ~c6 3.ibS a6 4.ia~ lt:r6
causa de que el peón de "h 7" estaba indefenso. 5.0-0 ie7 6.ffel b5 7..é.bJ d6 8.c3 0-0 9.h3.
Parecía que las blancas estaban montando un ~d7 10.d~ if6 11.d5 ~as 12.ic2 ~b6
ataque en el flanco de rey, de modo que Hort 13.f2lbd? c6 U.dxc6 'f!c7 15.~n ~xc6
tomó medidas defensivas al respecto. Pero en 16.i!)eJ 1e6 17.l~g4 ie7 18.~eJ g6 19.l~h:?
su jugada 27 lvkov realizó un cambio abrupto (6 20.h-' es 21.exdS ~xdS 22.loxdS ~xd5
de plan. con 24 "iJ:<d6!, apoderándose de la 23.~el 'ec4 24.'t7xc4 ~:tc6'
columna "d" y realizando la transición al final.
En el final resultante, las blancas tienen una
ventaja posicional decisiva, pues a todos los
efectos cuentan con una pieza extra,

30.g5!

lo primero es impedir que el alfil negro pued3


liberarse.

30 ... J.hS

30 ... f6 3t gxf6 g~f6 32 .ih6 ggs 33 sd6


hubiera sido malo para las negras.
En la apertura las blancas resolv ieron prema-
31.Wg) WgS 32.0! turamente la tensión central con 11 dS (la

102
teoría moderna les concede preferencia a de la buena jugada defensiva ~g2. Pero ahora
l l.a4). Las negras abrieron. de forma eche- deben. bien permitir el aislamiento de su peón
rente. el juego. con 13 ... c6 y 20 ... d.5, y logra· "h-t", bien consentir a su oponente un peón
ron las mejores perspectivas en el final. pasado alejado. El jugador ingh!s prefiere la
l 7.~g4? fue una pérdida de tiempo por parte primera opción.
d~ las blancas, pues hubiera sido mejor jugar
17 lilh2 de inmediato.

25.~n ifacS 26.ibJ qzn 27.gJ ifd8 28.(i)eJ


iod2 29 ..be6+ Wxe6 30.ildl ~o+ 31.Wfi
e4

Las .,,gras han situado su caballo en territorio


enemigo, y su ventaja comienza a asumir
proporciones tangibles.

J2.We2 hS!

Los peones blancos del flcnco de rey son


convenientemente fijados en casiltas negras. 42.~e2 g.~h4 43.gxh4 f5 4·t~g:? WeS 45.a3
Llegado el caso. las negras podrán crear un
peón pasado en la columna "h", con ... g5. En su libro de partidas selectas. S.myslov
incluye el siguiente análisis lógico de esta
posición: "Las blancas se encuentran en una
forma infrecuente de Zugzwang: cualquier
Smyslov asegura para sus piezas la importante jugada empeora su posición. Las negras
casilla central "d-l". disponen de una fuerte amenaza, el avance de
su peón "f" a "f3". cuando ganarán el peón
35.c:tb4id8+! "h-l" sin mayores problemas. Para defenderse
contra esta amenaza. las blancas deben contar
Una útil jugada intermedia. El rey blanco es siempre con la respuesta f2-f3. de modo que
alejado de su flanco. dado que 36 We2 es su rey debe permanecer donde se halla. El
malo, por 36 ... {¿:)gf+! 37 ~e3 ers. caballo tampoco tiene buena jugada, puesto
que a 45 {¿:jeJ puede contestarse con 45 .. .f4 46
36.Wc:2 .Ax~ 37.ie3 ~d-1+! luc4+ g;>d4, mientras que a 45 lr.Je 1. las negras
pueden maniobrar con su alfil a lo largo de la
Smyslov fuerza la transición a un final diagonal a3-f8, situándose en "el" cuando las
favorable de piezas menores. Cuando hay blancas jueguen ~g2. lo que paraliza el
juego en ambos flancos, un alfil es, por lo caballo.
general. más fuerte que un caballo. Adernés, Sólo queda intentar jugadas de peón. Las
todos los peones blancos del flanco de rey blancas quieren avanzar su peón "f" sólo en
están fijados sobre casillas negras. respuesta al avance de las negras ... f4. Si, por
ejemplo. 45 f4+ de inmediato. entonces
J8 ..bd4 lbd4 39.ftdl .les 40.IQeJ llxdl 45... c;.te6 46 ~e3 ie7 47 ~g2 if6 48 b3 id4.
41.Wxdl (ver diagrama siguiente) 41 ... gS? Ahora. el final de peones que se produce iras
49 ~e3 he3 50 WxeJ WdS está perdido para
Las negras han elegido bien el momento las blancas.
oportuno p.ira la ruptura. Si las blancas Es curioso observar que el primer jugador
tuviesen su rey en "e2". entonces dispondrían también queda sin movimientos después de

APERTURA RUY LOPEZ 103


45.b3 /J..e7 46 a4 ic5 (ilquí 46 @c:3 falla, por Las blancas se rindieron. Después de la jugada
46 .. .f4+ 47 'L):<f-4 icS+). Por consiguiente. s.i.tox:i6+ ~b5. pierden el caballo.
con la textual esperan privar a las negras de la
casilla "es·-. preparando "b+", y con idea de
responder a 45 ... :iS con 46 tH a.,b4 47 axb-l
!l.'(b-t 48 fJ, con ciertas posibilidades de
Schrnid • Smyslov (C93)
Montecarlo, 1969
tablas, puesto que el peén "h" y alfil de
casillas negras no ganan."
1.e4 eS 2.~f3 'tlc6 3-.AbS a6 4ia4 ~í6
45 ... id6 46.b4 5.0--0 Ae7 6.!e 1 b5 7..ibJ 0--0 8.cJ d6 9.h3
h6 10.d.: ges I l.fi)bd2 if8 12.~n id7
Las blancas tampoco lograrían cambiar el 13.~gJ ~as 14.Acl c5 15.b3 ~c6 16..ieJ
peón enemigo -dr!l flanco di! dama con cxd-117.ad4 exd-118.~xd-l d3 19.exd5 ~~
46.~e3, pues la continuación habrfa . sido 20.~c6 lilxc6 21.dxc6 .lxc6 22.e°d-l fá'd5
46 .. .ie7 47 ~g:? aS! 4S t>-i a4. 2J.6xd5 ~~ds

46 ... (4

Ahora, cuando el rey negro se acerque a los


peones blancos del flanco de: dama, podrá
avanzarse el peón "f".

El balance de fa apertura es satisfactorio para


las negras. Con la desaparición de los peones
centrales. todas sus di ficultades han desapa-
recido también. y sus piezas menores incluso
son las més activas.

2-tie4 ~b4 2S.ixc6 'tlxc6 26.~1'3?

La maniobra decisiva de rey. Las blancas no Los numerosos cambios han adormecido la
pueden perseguirlo con el suyo, ya que tras vigilancia de las blancas. que ahora cometen
50.~d2 ~c4 51 c;f;c2 1c7 52 to ib6 53 un imperceptible, pero serio error, después del
~gS 1e3 54 ~f3 if2, quedarían en cual no podrán escapar del férreo control de
Zugzwang {Smyslov). Smyslov. Lo correcto era 26 :.4, con lo que l:is
blancas habrían mantenido una aproximada
so:t>CJ Wc4 s1.c:,c4 igualdad. En finales sin peones en el centro el
juego suele ser de naturaleza abierta, de: modo
El final de peones S 1 ~g2 ~b3 52 ~xf4 i:tf4 que el valor de cada jugada se incrementa
SJ íPxf4 Wxa3 está perdido para las blancas. considerablemente.

26 ... ~b-l! 27.~d-'

IQ.i
Como demostró Smyslov, después de 27 gec 1 34.!c6 aS 35.icS ic8 36.ixcS ixc8 37.lod4
gac8 28 a4 ~c2 29 ga2 ~he3 30 gxc8 lbc8 .bd4 38.ixd4 ~c:1!, y las blancas se rin-
31 ~xe3 gel+ 32 @h2 gbl, las negras ganan dieron. No hay defensa contra las amenazas
el peón de "b)", 39 ... ~e2+ y 39 .. .loxbJ.

27 ... Acs 28.!edl ~d5 29,gacl

29 gdJ? perdería. por 29... ~xc:J 30 f~e3


Tal • Portisch (C92)
Blc;d, 1965
Ihe3!

29 ... iaJ! 30Jk6 ~ M! l.e4 eS 2.ltHJ ~c6 3.i.bS a6 4.ia4 ~f6


S.0--0 ie7 Ufot bS 7.ib3 d6 8.cJ 0-0 9.hJ
No. por supuesto, 30... itlxe3 31 fae3 gxe3? ~d7 10.d4 J.r6 l l.a4 ~as 12.ic2 ~b6
32.lc>c2. 13 . .sxbS axb5 l·t~bd2 cS 15.dxcS dxcS
16.loh2 c4 17.log4 1xg4 18.hxg4 .igS
19.Ct)fJ ixct 20.thct f9c7 21.ffel ~d7
22J~edl fi)c6 23.b3 itlaS 24.b4 ~c6 25.gS
Ehal 26.!xal \16b6 27.~xb6 ~xb6 28.ga6
gbs

31 .•. !adS?

"Las negras refuerzan su posición. Ahora. a


32 gd2 sigue 32 .. .lodS, y sí 33 ltJc6, entonces En opinión de Tal, las negras no realizaron las
33 .. gd6 34 ga7 lthe3 35 gxd6 ~xd6 36 fxe3 mejores jugadas en la apertura. En lugar de
gxe3, con la amenaza de mate 37 ...~gJ. En l6 ... c4, debían haber considerado 16 ... ie7
caso de 37 ga8+ Q;'h7 38 ~f2 i.cS 39 ~fl 17 .liJg4 f6. Y el cambio de alfiles de casillas
gc3 40 J:ha6 gc1+ 41 @e2 gc2+ 42 ~f3 f5, oscuras 1;0 mejoró la posición de las negras,
las negras tienen una gran ventaja posicional" cuyo cornp'ejo de casillas de su color en el
(Smyslov). flanco de dama se hizo más vulnerable. Tal
realizó el siguiente comentario sobre la jugada
32,gn ~xa2 20 de las negras: "Creo que aquí, o más
adelante, las negras debían haber jugado
Las negras han ganado un peón y su posición ... liJb3, tratando de lograr contrajuego incluso
es muy buena. A 33 gel sigue 33 ... id6. a costa de un peón." Con los enérgicos
avances de peón 23 b3! y 25 gS!, las blancas
JJ.~c2ib2! consiguieron ventaja espacial, restringiendo a
los caballos enemigos, y la tr::msición al final
Era esencial impedir 34 ga 1. no hizo otra cosa que acentuar su ventaja.

APERTURA RUY LOPEZ 105


4Utxg7 b..$ 42.gc7 b3 43.g6 b2

Las blancas quieren trasladar su caballo a "aJ" A 43 ... ghs Tal había preparado la réplica
para ganar el peón de "b.S". 44.g7 g:(h7 45 gxc4+.

29 ... tdS! 30.ltHJ! 44.g7 bl~+ 45..L'<bl lbbl+ 46.~fl ibS


47.cbeJ. Las negras abandonaron.
"Ahora vi que la planeada 30 lob t habría 11~·
vado a tablas: 30 ... ~c:6 31 ~a3 ~c7 32 &a7
g:18! 33 g_,c7 iha3 34 ik6 g6 35Jhb6 S:<c3 Keres - Portisch (C93)
36 idl gel 37 ~d6 c3. Así que tuve que Moscú. 1967
retroceder sobre mis pasos" (Tal).
1.e4 e5 2.lof3 ~c6 3..i.bS a6 4.ia..i ~f6
30 ...~.k6 31.ioh2
S.0-01e7 Ufel b5 7.i.bJ d6 8.cJ 0-0 9.hJ
Los caballos siguen otra ruta "española", h6

Por aquellos años la Variante Smyslov era


excepcionalmente popular. Se puso repentina-
Portíscb para la amenaza 34 sxb6. mente de moda (antes de que "todo et mundo"
comenzase a jugar la Variante Keres, 9 ... tl5
3-t~d5! l O 1c2 c5 11 d4 lod7), quizá debido al éxito
de Spassky, en su match de cuartos de final de
3.; ~fS+ 'ttc7 35 ~xg7 5g8 no les cfrecü a Candidatos. contra Keres, en Riza, durante la
las blancas ninguna particular ventaja. Por primavera de 1965. -
medio de la táctica. Tal encuentra la forma de Al jugar 9 ... h6 las negras ¡están pensando en
mejorar su posición. el centro! Con esta jugada introductoria pre?a·
r:10 el reagrupamiento ... :es y ... srs, mante-
3-L.txdS? n iendo su peón en "es·· y. en algunos casos.
amenazando el enernizo de ..e-4 ". restrinziendo
Pero Portisch no consigue soportar la presión así la capacidad de ~aniobra de las ..piezas
de una difícil defensa. y opta por un blancas. Hov en día. sin embargo, la Variante
desesperado sacrificio de pieza. A 34 ... td7 Srnyslov experimenta una crtsis. probable-
las blancas habrían contestado con la muv mente a causa de las veleidades de la moda.
pero también existen razones objetivas para
molesta 35 id 1. pero. como demostró rs. I~
que así sea. El Gran Maestro Izor Zaitsev ha
negras dispondrían de 3-Lta8. con una
demostrado que ... h6 no es - necesaria en
posición difícil pero defendible.
absoluto. y que las negras pueden iniciar de
35.nd5 w,dS 36.0 loxb.i inmediato su reagrupamiento: 9 ... J.b7 10 d-l
!e8. cuando 11 ~gS es una seudoarnenaza. en
36 .. J;cS 37 .ie4+ g;d6 38 gb6 no era mejor vista de 11...fUS. La Variante Zaitsev lleva ya
para las negras. sus buenos años en la cresta de la ola.
Es cierto que. en la Variante Smyslov, las ne·
37.c~M ~d-' 38.ga7! gras tienen la posibilidad de desarrollar el alfil
dama, no sólo por "b?", sino también por
La forma mis contundente de materializar la "dT', pero ¿ tiene esa posibilidad el valor de
ventaja. todo un tiempo de juego?

38••. WcJ 39..lxh7 ~xb4 40Jhf7 'tc3 10.d4 gt!s ll.~bd2 l\f8 12.aJ

106
Uno de los planes favoritos de Keres en la
Variante Smyslov, relacionado con la creación
de un corsé en el flanco de dama. Por ejemplo. Keres no consiguió nada en una partida de su
sólo un año después de la introducción de match de Candidatcs (Riga 1965) contra
9 ... h6, fa partida Keres-Blatny (Olimpiada de Spassky, después di: 14 ~b3 V!íl!7 15 ~fl a4
Varna 1962) tuvo este desarrollo: 12 ic2 id7 16 ec2 g6 17 ~c3 ig7 18 lud5 loxJ5
13 ~b3!'! a5 14 dxe5 dxe5?! (es mejor 19.1xd51iac8.
1-L~xeS) 15 .ie3!, y la debilidad negra de
"cS'' se hizo sentlr.
Para ejecutar el plan de: un ataque de peones
u .. .a4 15.lt)g3 ~as 16.icJ c6! 17.ikl .tic6!
18.Axe6 ~bc6 19.dxcS dxeS 20J,xd8 1ixd8
en el flanco de dama, debe diferirse por el
2l..ib6 ifa8 22.ixaS gxaS 2J.gedl
momento el traslado del caballo a "f'l ". Keres
planea también mantener su al fil en !3 dia-
gonal "a2-g8", con presión sobre "Il", Tales
son los objetivos de la jugada 12 a3.
Sin embargo. y como han demostrado muchos
años de práctica de torneo (y la partida en
cuestión jugó un papel nada insignificante), el
plan de las blancas no es peligroso. A fas
acciones en el flanco de dama. las negras
pueden oponer un activo contrajuego en el
centre.De modo que en el momento actual las
blancas juegan sencillamente 12 et fl, cuando
el juego puede discurrir así;
(1)12.. .i.d7 13 fog3 iiJaS 14 ic2 cS 15 b3
cxd-t 16 cxd4 ~c6 l 7 ib2 g6 18 ~d2 1g7 Un final complicado. Las blancas controlan la
19.Badl ~b6 20 'ÍJfl. Fischer-Spassky, única columna abierta, pero un cuidadoso
Olimpiada de u Habana 1966: o bien estudio de la posición demuestra que la
(2) 12 .. .i.d7 13 ~g3 lcia5 14 ic2 ~c4 15 b3 posición negra es más prometedora, puesto
~b6 16 a4! c5 17 d5 c4! 18 b4 ic8 191e3 que las blancas no disponen de casillas de
id7 20 aS, Fischer-Gligoric, Rovinj/Zagreb invasión sobre la columna· "d", mientras que,
1970. En ambos casos, las blancas tienen tras el cambio de torres, sus peones del naneo
ventaja. de dama constituirán un excelente blanco para
el alfil negro.
l 2 .• .J.d7 13.ia2 aS!
23 .. J;eS 24JJd3 gau8 25.~n ftab8!
Keres ejecuta su plan, pero es neutralizado por
la brillante reacción de Portisch. Era mejor
Con esta jugada Portisch neutral iza el efecto
13.Ac2, y después de 13 ... ~b8 14 b4 a5
de un posible avance c3-c4, a lo que seguiría
15.1b2 g6 16 ~b3! a4 l 7 'cibd2 ig7 l8 'Ófl ... b4!
e'b6 19 ~g3 ge7 20 id3 .tes 2 l lk 1 ltJa7
22.c4!, con una gran ventaja de las blancas,
Averbaj-Metanovlc, Erevan 1965. ·
La jugada de Portisch l 3 ... a5 inicia un pro-
fundo plan de contrajuego en el flanco de El caballo blanco recorre el tablero en busca
dama. Su objetivo -explotar la debilidad de las de puntos fuertes, pero sencillamente no
casillas blancas- sólo puede conseguirse en el puede encontrar ninguno.
final. De modo que, mediante ... a5-a4 y
... i.c:6, Portisch proyecta pasar a un final. 27 ••• h5 28.fJ

APERTURA RUY LOPEZ 107


Un factor Importante. La casilla "f3" ha sido
ocupada por un peón, Jo que significa que ya
no habrá ninguna amenaza sobre el peón "eá", No 42 {jj37? Wd6 43 lthb5+ ~c6 44 ~a7+
de modo que las negras pueden cambiar ctb6 45 ~c8 @b7. y el caballo blanco está
torres. encerrado.

2S .. J~ed8! 29.fkdl Eh:dJ 30.fbdJ c5 31.~e2 4:? ... ctid6 -'3.~b4 ~cS 4-t~f3 .ih6 -'S.h4!
c.¡: ~d3

Exhibiendo una sutil comprensión de ta El desenlace parece estar cerca. EJ blanco no


posición, las negras paralizan los peones pueden tornar el caballo: 46 ~:-<d3'? cxd3 47
blancos del flanco de dama, para proceder al g3 ~c5, y el rey negro penetra en el flanco de
cambio del segundo par de torres. No tenía dama enemigo, tras el cambio previo en "e3''.
sentido mantener la tensión en el ala de: dama,
puesto que fa ruptura ... M no encaja en el
espíritu de la posición.

32J~dl !fü7 33.~1>-i gd7 3-t~el gxdl+


35,c;hdl ic5

Antes que nada, las blancas deben ser


privadas del contrajuego relacionado con el
posible ataque al peón de "b5", con ... ~a6-c7.
La casilla "'c7" será protegida por el alfil. y el
rey negro se dirige a "g5". vía "g7'' y "hé".

36.~c6 ~d7 37 .r~

Keres no quiere esperar a que las negras lo Una brillante defensa. Está claro que después
atenacen, así que trata de activar el juego en el de 47...~xb2 48 li:hb2 i."<b2 49 q;d2 ixa3
flanco de rey, lo que conduce a la creación de 50.~c2. se producen unas bonitas tablas posi-
debilidades para ambos bandos. cionales. Las blancas oscilan con su rey entre
"c2" y "b r ·• y. tan pronto como el rey negro
37 ... f6 38.tuS juegue 3 "c5". dan jaque en "aé". Tampoco en
et flanco de rey hay forma de romper, pues a
38 f5 gxf5 39 cxf5 h4 difícilmente seña mejor ... g5 sigue g2·g3. Por último. e! final de peo-
para las blancas. nes, tras el cambio en "b-l", también es tablas,
¡a pesar de los dos peones de ventaja de fas
38 ... rxes negras! Portisch se ve obligado a retirarse y JJ
lucha se reanuda con renovados brios.
Ahora las blancas tienen un peón débil en
"e-t", y las negras otro en "cS''.

Atacando et peón de •e4".

El al fil se traslada a "h6" para atacar los 48.cbfJ g5!


peones blancos del flanco de dama. y la defen-
sa del peón •bS" es asumida por el propio rey. Obligando a las blancas a abrir el flanco de

108
rey. puesto que 49 g3 falla por 49 ... g4+.

49.hxgS 1"<g5 SO.~a2

Ahora, después de ... lod3 y ...icl, las blancas


ya no pueden construir una fortaleza. de modo
que Keres protege su casilla "e I ".

SO ... @e6 51.~f2 Wf6 52.~dl ~dJ S3.g3


<bg6 54.<bg?

No 54 ~e2, por 54 ... locl +.

S~ .. .Ad2 55,q;,fJ Wg5 56.@e2 !el 57.~fJ


id2

¡Sin prisa! Es fundamental simplificar la posición, pues


el final de caballos está ganado.
58.We2iet 59.ifJ Wf6!
77.r~e2 !xel 78.WxeJ lt:lf6 79Jog5+ ~dS
Ahora las negras hacen retroceder al rey 80.g;>fJ loh5
blanco y asedian el peén "e-l". La partida entra
en su fase decisiva. Dirigiéndose hacia el peón de .. b2'._

60.wg2 Wg6 61.WfJ mg5 62.'bg2 M! 81.~e-4 lor~ 82.ctlf6+ Wc6 83.We4 ~dJ
8-tlog4 Wd6 85.loh6 loxb2 86.~17+ WcS
Asegurándose la casilla .. U". 87.~xeS ~dl 88.~d7+ cbd6

Las blancas se rindieron. Una interesantísima


6J.gxh4+ wr~! batalla entre dos jugadores sobresalientes, en
la que tanto el ataque como I~ defensa brilla-
Portisch ha calculado bien que puede parar el ron a muy alto nivel.
peón "h .. , mientras que la pérdida del peón
"e4'' es fatal para las blancas,

&.i.hS ~xe.i 65.h6 ~f4+ 66.1m Ah.i 67.~ b4


Zeshkovsky .. Romanishin (C92)
Tashkent 1980
srs 68.wet WfJ! 69.h7 ig7 70.~c2 ~d5

Ha llegado el momento de capturar el peón de 1.e4 es l.loíJ ~c6 3 . .ib5 a6 4.ia4 lor6
"h7". S.0-0 !e7 6J~el b5 7.1bJ d6 8.c3 0-0 9.hJ
.1b7 10.d4 Jie8 11.a4 loas 12.ic2 .Ars
7t.Wd2 tr6 12.~et+ We4 73.~fl+ ers 13.dxeS dxeS 14.9xd8 lexd8 (ver diagrama
74.~g2 ~xh7 {ver diagrama siguiente) siguiente)

Las negras han ganado, por fin, un peón. Los En la popular Variante Zaitsev, en lugar de la
peones blancos del flanco de dama son habitual l l...h6. Romanishin jugó 11...loaS?
débiles, y su segunda debilidad es Ja exis- La réplica de Zeshkovsky fue simple y
tencia del peón pasado "e". La ventaja de las convincente, llevando la lucha a un fina!
negras es suficiente para ganar. prometedor para las blancas.

APERTURA RUY LOPEZ 109


Se diría que no es posible ganar el peón de
~c.r· y, puesto que no tlenen otros. defectos en
su posición, parece que las negras se han de-
fendido con éxito. Pero donde: la estrategia es
inoperante, la táctica puede resultar decisiva,

La posición de su rey en •gs·· es· otro aspecto


v ulnerable.

21 ... ~xc.J 22..ibJ .bet 23.~~c-l+ id5


2~.ixdS+ ft.xd5 25JJedl g:idS 26Jlhd5
sxd.5 21.cJzn

HJ desaparecido el peón d¿bil de ..c-l", pero se


Esto les creará serias-dificultades a las negras,
han puesto de manifiesto otros defectos en la
Era pref erible defender el J)(Ón "e" con
posición negra. El peón de "a5" es muy débil
J 5 ... ~c6. aunque incluso en tal caso las
y la mayoría del flanco de dama les perrnitirá
Mancas tendrfan mejores posibilidades. con
a las blJnC3S ganar espacio y crear un peón
16.t>-t
pasado, La mayoría de: los peones blancos
están en casillas de este color. y los negros en
16.b~ ~e~
casillas oscuras, Puesto que los alfiles supervi-
vientes juegan por casillas negras. esto equi-
Triste necesidad. Si 16 ... ~c6, las blancas vale a un final de alfiles perdido para las
dispondrían de l:i desagradable 17 1b3 h6 negras.
l8.id5.
27 ...g;'f7 28.~e2 \tie6 29.c.i fMS 30.c.5
17.ti)xc-4 bxc4 J8.i.e3
lo más enérgico. También era bueno 30 :gd l.
La posición se ha clarificado. Las blancas
tienen una importante ventaja. en vista de l:1
30 ... ie7 3Ukt @d5 32.c6 .i.d6 33.gdJ+~
debilidad crónica del peón "e~··.

18 ... a3 19.b5 rs 20.~d2 ~b6 Obligando al rey negro a retroceder. pues


33...c;t'c.i perdería, por 34 b6.

33...~e6 >-l.ic5 rs 3S.g4!


Con grandes dificultades, las negras han lo-
grado defender su flanco de dama. pero contra
este golpe en el otro flanco están indefensas.

33 ... g6 J6.gxf5+ gxfS J7.i.,d6!

Tras la apertura de la columna ·g'" .. las bf •incas


no necesitan conservar los alfiles. Zeshkovsky
exhibe un enfoque concreto de la posici6~.
llevandc el juego a un final de torres.

11n
3~ .•. !xd6 38.lgl gd4 39.ftg7 Elxa4 40.!xc7 fácilmente tablas contra uno de los mejores
grandes maestros del mundo de ese tiempo?
Las blancas han creado un par de peones Sea como fuere, las negras ya están mejor.
avanzados, pasados y unidos, que los juga- Todas las piezas blancas, a excepción el caba-
dores llaman, normalmente, "autopropulsa- llo de "eá", están alineadas en la primera tila.
dos", puesto que pueden alcanzar la casilla de Por tanto, deberían haber jugado 15 ~d2!, con
coronación sin ayuda de su rey. si están apo- buenas posibilidades de: igualar, en lugar de la
yados por la corre. siguiente jugada.

40, .. gb4 41.ftb7. Las negras abandonaron. 15.10? fü1d8!

Para que el lector no saque la conclusión de La posición blanca comienza a deteriorarse.


que. en la Defensa Chigorin de la Ruy Lopez,
Ias blancas ganan siempre cambiando peones t6.lf4 rs: 11.loaJ .ih4! 18.gJ ir6 19.lZlg4
en el centro, y luego damas, incluimos un
ejemplo en el que este cambio es inapropiado. Se amenazaba l 9 ... g5.

19... hg-1 20..ixe-l gxhJ 21.ic7 lde8 22..if5


Grushevsky - Geller (C96) b4! 2J.~c2 loc4 2-l.1d7 gxel+ 25.~xel
Campeonato de la URSS (eq). Moscú 1963 loxbl 26.cxb..a id4 27.1f4 gS! 28.AeJ ixeJ
29.fxe3
l.e4 e5 2)LJf3 'cc6 3.ib5 a6 4..ia.i ~f6
5.0-0 Íe7 6J~el b5 7.1bJ ~ 8.cJ d6 9.hJ
~as 10.1c2 cS 11.d..& ib7 12.dxe5 du5
13.~he5 ~:<di U..ixdl ~xe4

El ataque, conducido por las negras sin dar a


su contrario ni un respiro, concluye ahora con
una bonita combinación.

29 .•. gn +! Las blancas abandonaron.


En lugar de la habitual l l...~c7, tas negras
optaron por la relativamente rara l l...ib7. La
respuesta más sencilla de fas blancas habría Lasker • Bogoljubov (C91)
sido t 2 /cbd2. cuando las negras, según fa Muehrlsch-Ostrau, 1923
teoría vigente, no pueden explotar el hecho de
que aún no hayan desarrollado la dama por l.e4 es 2.'ot'J ~c6 J.ibS a6 4..ia.i ~f6
"el", Es dificil imaginar qué era lo que inspiró S.0-0 ie7 6.iel b5 7 ..bJ d6 8.cJ 0-0 9.d-'
a Grushevsky al realizar el cambio en e5. ud-1 10.cid-4 1g4 11.~cJ ctlaS 12.icl c5
¿Acaso pensaba que de esa forma conseguiría 13.dxcSdxcS U.tSY:ttdl IS.lxdl ~d7

APERTURA RUY LOPEZ 111


El juego de las negras en la apertura no fue el Prácticamente forzado. 20 ... ixg5 21 ~xg5=h6
mejor posible. La captura 9 ... exd~?! debe 22 ih7+ y 23 gxd8 sería malo para las
considerarse dudosa. pues tras ella el caballo negras. como también 20 ... 5xd l + 21 sxd l
blanco logró la excelente casilla "c3"'. ~xg.5 2:? ~.'(g5 h6 23 ~f3. cuando el control
Actualmente, las negras juegan automá- que las blancas ejercen sobre la columna "d"
ticamente 9 ... 1g4. En lugar de 11...~35?!. les concede una ventaja decisiva,
deberían haber preferido l 1. •. ixf3~ o la jug:i-
da de Tartakower 1 l ... ges. y en ambos casos 21.exf6 !Lxt6 22..!xf6 g:xf6
las blancas sólo tendrían una ligera ventaja.
La reacción de Lasker, 13 dxd! y 14 eS fue Las negras no pueden evitar que su estructura
concreta y muy fuerte. Bogoljubov no de peones en el flanco de rey quede dañada,
consiguió evitar el final, puesto que a pu-esto que 22 ... lxdl+ 23 gxdl E'.xf6
l-L.~d7 habría seguido 15. €d5!. con una 2..J.=dS+! conduce a la pérdida de un peón.
fuerte iniciariva.
En et final resultante las blancas prosiguen la 2J.gacl ~bc4 2,tb3 ~d6 25.gds ~ab7
operación táctica iniciada con 13 d:<d, y 26.Bcdl
pronto logran la ventaja de la pareja de alfiles.
Las blancas han doblado torres en In columna
16.h3 ie6 "d .. , y controlan tanto el centro como el flanco
de rey.
~o. por supuesto. 16 ...1:tf3?, por 17 É.'(d7.
26 ••. b.i 27.idJ aa8 28.gel a5 29,ge7 ~n
17.l~d5 ixd5 18.ftxd5 ~b6 19.gdl gad8 30Jhr7~xn?
(ver diagrama siguiente)
Las negras deberían buscar, a cualquier pre-
La última jugada natural de Bogoljubov da pie cio, contrajuego en el flanco de dama, aun a
para nuevas acciones tácticas por parte de costa de sacrificar su peón .. h". Como
Lasker. demostró Tartakower, después de 30 ... ~xri!
31 i.,h7 a-' 32 1c2 ~e6! 33 gd2 a.,b3 3-l
20.1g5! ub3 g:il+ 35 q;h2 ~:i.S. las negras
mantendrían posibílidades de salvar la partida.
Muy bien jugado. A cambio de los dos alfiles, Pero ahora Lasker obliga a su oponente a
las blancas logran otras ventajas posicionales. situarse totalmente a la defensiva.

20••. r6 J 1.ffd7! ti bd6 J2.!c7 gds

11 '2
5Sic4 Wg7 56.ic7+ @f6 57.ib7 ~a2
58.@g3. Las negras abandonaron.

Klundt • Keres (C73)


Bamberg, 1968

J.c4 es 2.~f3 ~c6 3.AbS a6 4.1a4 d6


s.ixc6+ bxc6 6.d4 ig4

A lo largo de toda su brillante carrera. el arma


principal de Keres contra l e4 fue la Ruv
Lépez, Probablemente no haya una sol;
3J.!a6! variante de la Ruy Lépez que este gran
virtuoso del tablero no haya jugado en alguna
La sutilc:za final. La inmediata 33 !hcS? no ocasién. Pero hay dos variantes que empleó
daba resultado. debido 'a 33...li:lb7 34 gc7 mis a menudo que las demás: la Defensa
ihd3 35 gxb7 gd 1 + 36 2ih2 ga 1. pero ahora Chigorin y la Defensa Steinitz Diferida. Y lo
las negras pierden un peón, quedando con cierto es que Keres tenía su propia ínterpre-
posición inferior. ración personal de estas viejas variantes. Así,
en la posición después de 6 d4. no sólo
33 ... '.saS 34-iel ic8 empleaba la "teórica" 6 .. .f6 (baste con recor-
dar la espléndida partida Wíllther·Keres.
Aquí ya no es fuerte 34 ... a4, puesto que el Zúrich 1959), sino también 6 ... exd4!? y la de
caballo blanco conquista la casilla .. d4 ", una esta partida. Además de Keres, hay otro
vez eliminado el peón "e" negro. jugador que ha adoptado con éxito 6 .. ~g4:
Nezhmetdinov. Actualmente. esta jugada se
35.ffa7 l¿)e5 36.~xe5 fxe5 37..ig4 gc6 ve poco y, como suele ser el caso. la razón no
38.!d7 !ib6 39Jba5 esté clara, Obviamente, a los jugadores rno-
demos no les atrae la perspectiva de jugar un
Lasker ha pilado un peón sólo cuando las final con un flanco de dama deshecho, a pesar
negras son incapaces de evitar la pérdida de de que, como veremos. las negras tienen una
un segundo peón. considerable compensación a cambio: dos po-
derosos alfiles y la serniabierta columna "b".
39 ... ~e4 El mérito principal de 6 ... ig4 es que plantea
problemas concretos. Las blancas no tienen
39...~b7 40 sa8+ r.t-n 41 gbs es desesperado tiempo para jugar tranquilamente. Si poseer·
para las negras. gan la decisión crítica ("¿tomar o no tomar en
e5?"), entonces, después de 7 ic:J?! ~b8!
40.1(5 ~cJ 41.lxc5 (una importante sutileza) 8 b3 f6! 9 ~d3 ~e7
10 li:lc3 iog6 11 0--0--0 ie7 12 e'c4 ~b7. las
La ulterior resistencia de las negras carece de negras tienen una excelente posición.
sentido. La partida concluyó así: Mnatsakanian-Nezhmetdinov, Moscú 1959.
Así pues:
41. •• BbS 42..Jk8+ Wg7 43.lc7+ wr6 44 ..bh7
id5 45.Bc4 eu2 46.r.a ed4 47 .lxU+ ~g7 7.dxeS dxeS u:,xd8+
48.icl ltd2 49JU'2 Bd4 S0.1fS ~cJ Sl..le6
~g6 S2.Wh2 ~es 53.Brs+ Wg6 54.lcS Wf6 La tentativa de evitar el cambio de damas no

APERTURA RUY LO PEZ 113


reporta nada a fas blancas. En el medio juego. f6 12 ~fd2. seguido del traslado del caballo a
sus activas piezas les garantizan n las negras "a5", cuando las blancas tienen ventaja
un buen juego. Por ejemplo: 8 ~bd2 f6! (Cosulich-Unzlcker. Berna 1971).
9.~e2 !i:Je7 10 !ob3 /¿Jg6 J l ti'c4 ~d6 12 id2
=
ie6 Matulovic-Nezhmetdinov, Sochi 1964, 9 ... f6 10.~c4 ie6!
o bien 10 h3 Ae6 11 tiJc4 ~b8! l2 id2 ~g6,
con mejor juego de las negras. Jirnénez-Keres, El salto del caballo a "aS" est:i impedido.
~foscú 1963.
11.~e3 ic5!
8 ... gxdS
Esto es mis fuerte: que 11...ÉbS, que. sin
embargo. no es malo. Por ejemplo: 12 b3 ~h6
13 id2 ~f7 :4 .iJS gbs 15 icJ ia3, con
suficiente contrajuego, Zagorevsky-Leonidov.
Voronezh 1962.

12..id2 ~e7 J J.'.t,e2

En caso de 13 0--0. las negras probablemente


hubiesen jugado J 3 ... tc8. como en la partida.

1.3 •• .tc~cs:
Keres encuentra el mejor silio para su caballo.
En el final resultante se requiere un juego pre·
ciso por ambas partes. Las blancas no pueden
tomarse libertades. confiando simplemente en
su mejor formación de peones del flanco de
dama, La presente partida es un espléndido
ejemplo de la explotación de los triunfos ne·
gros. El juego de Keres es un ejemplo de ma-
nual, en el que todas las jugadas negras sólo
tienen un objetivo: desarrollar la iniciativa.

La jugada más fuerte aquí probablemente sea


9 .1e3. cuando Matanovic recomienda 9 .. .f6'.?.
seguido de ... ie6, dificultando el traslado del
caballo dama blanco a las casillas de bloqueo
"es·· y "a5'', L:1s blancas han completado prácticarnenre la
La partida Cherepkov-Leonidov (Voronezh movilización de: sus efectivos. mientras que
196~) tuvo un interesante desarrollo: 9 li:3 f6 las negras aún no han enrocado. Muchos
10 ~bd21d6 11 ~b3 ( l l.~c4!?) 11...ÉbS 12 jugadores. en el lugar de Keres, es lo que
0--0--0 ¡bJ!? 13 1c5 1hb3 l41.,d6 g:d3 15 ahora hubieran hecho, pero entonces las
g:<f3 .i:d"J 161:v.c7 i:<hl 17 !xhl 'itd7. El blancas lograrían establecer una sólida línea
final es un poco mejor para las blancas, pero defensiva, con 17 c3, 18 b3 y. caso necesario.
nada más. l 9 li!b2. Keres encuentra otra posibilidad, que
Más nojo es 9 ... id6?! 10 l¿}bd2 ~e7 11 l°Lc4 les permite a las negras mantener la iniciativa.

11-l
J6 ••.a5! 17 .c3 Simagin • Keres (C73)
Memorial Alekhine, Moscú 1963
r-:o. por supuesto. 17 ixa5??, debido a
l 7 ....be3 y 18 ...~c4+. J.e4 eS 2.~rJ liJc6 3.ibS a6 4.ia4 ~f6
5.0-0 d6 6.i.xc6+ bxc6 7.d4 exd-l Uhd4
17 .•..ib6 18.bJ a4! 19.c.t
ie7 9.eS cS lO.edJ dxe5 1 U!xd8+ ixdS
12.iiJxcS ic7
Ahora las piezas negras consiguen un puesto
"vitalicio" en "d4 '". pero es dificil sugerir nada
mejor para las blancas.

-19 .•. .id..J 20J1nbl f5! 2l.exf5 l¿)xf5 22.~c2


0-0

Sólo ahora se permite Keres enrocar. Todo el


juego precedente de las negras se ha basado
en mantener la iniciativa ..

2J.g4

Las blancas tr:itan de clarificar la posición y


realizan nuevas concesiones, pero también en Esta variante, con su comprometida estructura
el caso de otras jugadas su posición seguirla de peones en el flanco de dama, no es
siendo incómoda. especialmente popular entre los jugadores
actuales. Sin embargo, Keres solfa manejar
esta posición con bastante éxito. Esta partida
con Sirnagin constituye su primera e infruc-
Klundt quiere nevar su rey a "c2'' para lograr tuosa tentativa, pues 12 ... 1e7? conduce a una
una aceptable coordinación de sus piezas, pero posición difícil.
se encontrará con una enérgica respuesta di! Posteriormente. Keres mejoró el juego negro:
Keres, 12 ... ie6! 13 gel ~d7 14 l¿)d3 0-0, con
posibilidades similares, Sajarov-Keres, 33º
25.. llbS! Campeonato de la URSS, Tallin 1965.

El preludio de una obertura táctica. IJ,gel ie6 14.locJ 0-0 15.igS h6?
26.lt)cSaxbJ? 27.axbJ ixb3!! Las blancas tenían la intención de jugar
16.'oc6. Puesto que no hay defensa Satis-
El principio del fin. factoria contra esta jugada, las negras quizá
deberían haber optado por (l 5 ... id6 l 6.ixf6
gxf6 l 7 .ltl f.3 fS -ver diagrama siguiente-
cuando se habría llegado a una posición pinto·
También era desesperado 28 loxc6 ~foS. resca, en la que los dos fuertes alfiles negros
luchan contra dos caballos enemigos. pero con
28...J.xc-l+ 29.Wrl ixbJ! 30.~b-& c5! Jl.1a3 lodo un ejérciro de peones "inválidos". Keres
c4 32.ld cJ 33.Be7 .idS trata de dirigir el juego por estos senderos,
pero se equívoca en el orden de jugadas, y
Las blancas abandonaron. omite un golpe táctico).

APERTURA RUY LOPEZ l IS


~d3 26.~eJ+ We4 27.c3 h5 2S.~c4 tr.i
29.g3 igS 30.fJ+ WdS 31.~ d3 ie7 32.~e.3+
~e633.~e4

33 ©c4 era prematuro, en vista de 33 ... h-4,


seguido de 34 ... @e5.

3J ... g5 J.tl;.:)c4 g6 35.g4 h.xg4 36.fxg-' if6


37.:.3 ie7 38.:a4 if6 39.~d2 ie7 40.~fJ
ir6 41.~d2 ~d6 4?.~c4+ g;e6 .U.~:15

Las blancas retrasan las · acciones mis a pre·


miantes para desorientar y cansar a su opo-
nente. En algunos casos. ~b7 es una amenaza.
16.t;:)g6! fxg6 17J;xe6 Wf7 ISJfoel ifeS
19~xf6 i..lf6 43•.. @d6 4-t@dJ g¡d5 4S)i~c4 c6~!
l 9 ... gxf6 20 ~d5 es desesperado. Difícilmente se puede criticar a Keres por esta
jugada, pero no obstante las blancas han
20Jhe8 gxe8 21.gxeS ~xe8 22.l¿Jdl conseguido su objetivo con un poco de sangre
fría. Era preferible 4S ... te7, que obligaría a su
oponente a trabajar duro por 13 victoria. Des-
pués de 46 '(;e3+ 'tes 47 ~c4 ~~4 (47 ... e6
48 cj;d3 ctf4 49 ~c4 ~g3 50 ~e4) 48 td5
id6 49 a5, con idea de 50 b4. las blancas ten·
drían muchas posibilidades de ganar. pero las
negras dispondrfon de cieno ccntrajuego.
Ahora 13 partida est:i decidida sólo a base de
técnica.

46.~b6+ 'it?d6 47.a5 .tdS 48.~c~ ic7


49.~a4 1:ta5 SO.loxc5 .tb6 51.4)xa6 ieJ
52.~b-i
Como consecuencia de la imprecisión de las
B peón de ventaja garantlza a las blancas una
negras en la jugada IS. la partida ha entrado
fácil victoria.
en un final técnico de caballo contra alfil, en
el que las negras tienen irremediablemente
arruinada su formación de peones, sin el me· 52 .. .ict 53.bJ tr.a S·t~c2 ie5 55.~d-' if6
nor atisbo de contrajuego, Las jugadas que S6.b4 Ae7 57.trJ if6 58.WdJ es 59.bS ~dS
siguen por ambas partes son naturales y 60.c4+ We6 61.We4 ~d6 62.b6 Wc6
evidentes. 63.~eS+ Wb7 64.~d7 id4 65.~dS.

22 .•. Wd7 2J.1a>n ~c6 24.We2 ieS 25.hJ Las negras abandonaron.
La Defensa Francesa
La Defensa Francesa es actualmente la según· ejemplo: 1 e4 e6 2 d4 d5 3 loc3 iLb4 4 exd5, o
da apertura serniabierta más popular, después bien 3 ~c3 ~f6 4 exd5) normalmente no tes
de la Defensa Siciliana. Con sus sanas ideas reporta ventaja alguna. Las negras suelen
estratégicas, su amplio abanico de posiciones responder ... exd5 (sólo en la Variante
y tas posibilidades que ofrece a las negras de McCutcheon es correcto S ...YfixdS. después de
tomar la iniciativa, atrae a numerosos jugado· I e4 e6 2 d4 d5 3 'tlc3 ~f6 4 igS ib4
res de los más distintos gustos y estilos. Ya en 5.exd5), produciéndose una formación simé-
la tercera jugada las blancas tienen que elegir trica de peones. La abierta columna "e" sugie..
entre 3 loc3, 3 ~d2. 3 e5 y 3 cxdS, que difie· re un cambio de piezas pesadas, y fo. mayoría
ren considerablemente entre sí, en cuanto al de tas partidas finalizan en tablas rutinarias.
carácter del juego resultant~. Por su parte, las La mayoría, pero no todas. A menudo uno de
negras. con su tercera jugada pueden "marcar los bandos consigue adueñarse de la iniciativa,
el compás" en respuesta a las jugadas más pues las oportunidades de jugar a ganar no
populares. 3 loc3 y 3 lod2. están, en modo alguno, agotadas, Después de
Una peculiar característica de todos los esque- 3 exd5 exd.5, la formación de peones es la
mas "franceses". tanto en el medio juego misma que en la Defensa Petrov (1 e4 e5
como en el final. es la fcrmecién de peones. 2.~f3 luf6 3 ~xeS d6 4 ~f3 ~xe4 5 d4 d5).
Hay una buena variedad de estructuras de Morphy, y luego Chigorin. interpretaban la
peones en la Oefens3 Francesa. pero cada una posición derivada del cambio en. el centro
de ellas tiene sus rasgos propios, caracterís- como una posición abierta, y con un consi-
ticos de cada variante de la apertura, En derable grado de éxito,
consecuencia, los autores no tuvieron la Por otra parte, existe ta posibilidad de pasar a
menor dlñcultad al clasificar los finales, que posiciones con un peón "d" alslado (4 c4, o
pueden inscribirse en el sistema de claslfi- bien 4 id3 c5), lo que hace que el juego se
cación de variantes de apertura generalmente avive.
aceptado, En aquellos raros casos en que una En la variante 3 itlcJ Ab4 4 exdS exd5. las
misma formación de peones puede derivarse negras pueden evitar el desarrollo simétrico.
de distintas variantes, le hemos concedido La "regla de Svenonius .. : si lc>O, 'ce7!, y si
prioridad a la formación de peones. De ahí los li:)e2, li:)f6! fue ampliamente utilizada en las
nombres "Formación Rubinstein", o "Forma- partidas de Nimzovich, que fue el primero en
ción Variante del Cambio", Vaticinar las demostrar la ventaja para las negras de
posibilidades de ambos bandos en los finales cambiar los alfiles de casillas blancas, después
franceses puede resultar aún más difícil que en de S idJ lt)c6! 6 loc2 lc>ge7 7 0-0 im
la Siciliana, de modo que el conocimiento de Las negras consiguen también una absoluta
los métodos de juego estándar puede facilit:ir igualdad en la aguda lucha resultante de enro-
considerablemente la solución de los proble- car en flancos opuestos.
mas con que el jugador puede encontrarse en
la partida real En cuanto al final resultante de la Variante del
Cambio, tas posiciones ventajos~s para uno de
Fonnacion Variante del Cambio los bandos normalmente se producen cuando
la fonnación de peones h3 sido modificada.
El cambio en el centro. exdS. que realizan las por ejemplo, después de un cambio de piezas
blancas en 1a tercera jugada o mis tarde (por en ·es .. (y la captura dxcS}, o bien tras el cam-

DEFENSA FRANCESA 117


bio ... .ixc3, bxc3. Concluiremos esta breve in- igualado (Spielmann-Nimzovich, Copenhague
troducción con una profunda observación di: 1923).
Keres: "A pesar de IJ naturaleza sencilla de la
posición, en la Variante del Cambio ninguno s ... €h:f5 9.§'dJ ~d7 10.ir.i
de los bandos puede tomarse la libertad de de-
sarrollar sus piezas sin un objetivo determina- Esta jugada. en lugar de I O li:id t, fue sugerida
do .. en la creencia ilusoria de que las tablas por Alekhine, tras su match con Capablanca
son inevitables." por el Campeonato del Mundo (Buenos Aires
l 927), cuya primera partida (la única de todo
et match en que se abrió el juego con I e4)
Ivashln • Boleslavsky (COl) continuó así: l O it:d 1 0--0 11 ~d ~u 3
Kuibishev, l 9.t2 12.i.xeJ BfeS. y las negras quedaron ya un
poco mejor. Con 10 if-t las blancas atacan el
peón de "el", cuando 10 .•. ~0 hubiera sido
I.e.i e6 2.d4 dS 3.!2lc3 J.b..¡ -'.exd5 exd5
5.idJ =·
una respuesta perfectamente satisfactoria, pero
Boleslavsky realiza una jugada aún más
interesante.
En el Torneo lnterzonal di! Arnsterdam
(l 964), Larsen sorprendió a Portisch con la 10 ••. o-o: 11.ehJ? ~e6 lU~adl .txcJ
nueva jugada S ~f3'.'?. que condujo a un juego 13.bxcJ ~d6 U.'axe6 fxe6
muy agudo y enroques en flancos opuestos.
¡Éi:1 es la aburrida Variante d::I Cambio! El
debut internacional de la idea resuhó un éxito.
Después de S ...tc6 6 ib5 ! t:.~7 7 1f4 0-0
8.0-0-0! ~:i5'? 9 ~ge2 c6 101d3 b5 11 M!.
IJs blancas iniciaron un ataque que culmina-
ron brillantemenre en la jugada 33.
La innovación, sin embargo, tuvo una corta
existencia. Pronto Ancoshin (en una partida
con Muratov, Frunze 196~) introdujo la fuerte
jugada 5 .. l~'e7+!. y ahora está claro que las
negras se hacen con la. iniciativa. Por ejemplo:
6 .1.:J l¿¡f6 7 h3 (a 7 id3 sigue la potente
i ... c5!. con ventaja negra.. Mestrovic-Maric,
Kralevo 1967) 7...ite4 8 ~e2 ~c6 9 0--0--0 · En respuesta a 10 ... 0-0. lvashin debería haber
ixc3 10 ~xc3 t.,c3 l L b.,c3 it:6 12 ~g3?! entrado en la variante de tablas l l i.'(C7 i,c3
0--0--0! 13 ~:<g7 gdg8 14 §h6 srs rs ~d2 12 ~:<CJ (12 b.'<C) Sac8 13 if-' ta5, y las
~a3, con ataque ganador de las negras negras tienen en realidad un juego excelente,
(Lehrnann-Farago, Kie·.- 1978). según Bolesla v sky) 12 . ..li:t,..;! 13 ~b5 ~·.,b5
14 ltlxb5 'i.lxc2 15 aad 1. Pero al tratar de
5 .•• /oc6! 6./oge2 (6 ~fJ ig4!) 6 ... ~ge7! asumir la iniciativa. las blancas sobrepasaron
la marca, omitiendo la fuerte réplica
Las negras preparan el ventajoso cambio de l l...~e6!, después de lo cual 12 i:<c7 ~fad-l
alfiles de casillas blancas. 13 itlxd4 ~:<d4 14 ~d3 .t.,c3 ya no les daba
la igualdad.
1 .0-0 ir s s ..brs La consecuencia es que la partida ha pasado a
un final, con evidente ventaja de las negras. El
Es un poco mejor 8 ~gJ, aunque tras 8 .. J.g6! débil peón "e6" puede ser fácilmente defen-
9 ~ce2 ed7 10 f.i rs 11 a3 id6. el juego está dido por las piezas negras, mientras que las

1 !8
debilidades crónicas en el flanco de dama. les cabo una idea similar. puesto que tras 2 l
causarñn a las blancas constantes quebraderos !xd6 cxd6 22 ife3 loxe3 23 luc7 gec8 24
de cabeza. loxaS ~rs.
pierden pieza (Boleslavsky).

15..igJ loas 16.lüf4 wn 17.gfel gres 21.ih4


18.BdJ
Las blancas impiden el doblaje de las torres
Las blancas quieren obtener contrajuego a enemigas en la columna "e", pero las negras
coda costa. Amenazan 19 gf), seguido de la encuentran otra forma de: explotar la clavada,
ganancia del peón "eé".
2l...a5?
18 .•. lilac4?
No servía, obviamente, 21...gS'?, a causa del
Boleslavsky, por supuesto, podía haber parado debilitamiento de la casilla "fé",
fácilmente las amenazas de su oponente. con
1S ... ~e4. pero prefiere sacrificar un peón, una 22.g,2 g:i6 23.hJ
vez evaluadas correctamente las consecuen-
cias de las complicaciones tácticas. 23 ..tifl gb6 24 g4 it)e4 no habría salvado a
las blancas.
19.J!fJ ~gS 20.~xe6

La operación táctica. iniciada por las negras


en su jugada 18, ha llegado a un feliz
desenlace. Las blancas pierden material.

26.~r..i let+ 21.wh2 gs 2s.loxd3 1¿:¡d2!


29)of6+ dthS 30.gdJ ~n+ Jt.qJgl gxh-'
32.g4 ~e3+ 33.Wh2 ~c4

Además de su pieza extra. las negras tienen


también una gran ventaja posicional. El juego
concluyó así:

Renunciar a la captura del peón hubiera sido 3-U~d5 logS 35.lof-' Wg8 36.~g6 ge2
una admisión, por parte de las blancas, de que 37.'~gl lbc2 38.~,ch4 ixu2 39.~fS Wh7
sus maniobras precedentes carecían de sen- 40.h..t ~c4 4UffJ a4 42.dS aJ 43.lüd~ Hb2
tido. .i.um+ Wg8 45.ixc7 a! 46.BcS+ Wt7
47Jfa8 flxf'2+ 48.ii>hJ ~hcJ 49.loc6 Wc7.
20 •.. h6! Las blancas abandonaron.

Eliminando todo el controjuego latente de las


blancas. Parece que con 20 ... ~n. y la
amenaza 21...~gS, las negras podían haber
Alekhine • Yates (CO 1)
Hastines 1925-26
explotado ventajosamente la clavada sobre la
columna .. e .. , pero las blancas disponían de
una sorprendente posibilidad salvadora: 2 l 1.e4 t6 2.d-1 dS 3.ltkl ib-1 4.exdS exdS
~fe3! ~xe3 22 ~xc7. Después de la jugada SidJ ~f6 6.igS 0-0 7.~ge2 1:e8 8.0-0 c6
de la partida, las blancas no pueden llevar a 9.~g3 ~bd7 10.~hS ie7 11.Bd h6 12.ih.l

DEFENSA FRANCESA 119


~xh5 13i:<e7 gxe7 U.ti':<h5 ~f6 15.t1h4 el objefr,·o de infligirte debilidades al
id7 16Jfe5 gxeS 17.dxeS ~h7 18.t:f:<dS+ oponente en ese sector, neutralizando así su
~h:d8 superioridad en el mismo.

21 ... ~e6 22.g3 ers 23.i~el!

Con la amenaza 23 (5, Alekhine provoca un


deblliramiento de los peones enemigos en el
flanco de rey.

23 ... g6 2-'.bS ~c.5 25.bxc6 bxc6 26J;bt rJ;e7


27,gb.i

Alekhine 'impide el ulterior avance del rey


nezrc hacia el flanco de: dama. A 27 ... ~dS?
h;ibría sc:guido 28 ~a~!

En comparación con ta partida anterior, las 27 ... h5 28.~e2


negras han jugado la apertura sin pretensiones.
Y aunque Yates ha movilizado sus piezas con L3s blancas han debilitado hasta cierto punto
cierta "simpleza". Alekhine no ha conseguido los peones enemigos, y ya no tienen
lograr ninguna ven taja tangible. En opinión de objeciones al cambio de torres. 28 ~a.i'? seria
Alekhine, en lugar de 10 ~h5. una conrinua- un error. en vista de 28 ... a5.
ción mis prometedora para las blancas era
IO. ~f3 h6 11 ~d2. 28 ...ci>dS 29.BbS+ ~e7 30Jbe8+ ixeS
A costa de simplificaciones masivas, las blan- 31.~eJ
cas se las han arreglado para modificar la
formación de peones e impedir el cambio de "Con idea de 32 c4. Si, no obstante, 3 l .. id7
las últimas piezas mayores en la columna "e".
(lo mejor). entonces 32 a3 ! Por ejemplo:
Pero no han sido capaces de inclinar la
31 .. ie6 33 td4, o bien 32 ... ~e6 33 c4, o.
balanza a su favor. Resulta de interés el propio
por último 32 ... ~.'(d3 33 c~d3 cS 3~ d-í e~
comentario de Alekhine: "En el final que
35.~c3 !e6 (c6) 36 f5!, siempre con ventaja
sigue el peón de "e S" ejerce una cierta presión
blanca" (Alekhine).
sobre la posición enemiga. y la principal razón
de por qué pierden las negras esta partida es
que descuidan cambiar a tiempo este peón." 31...loxdJ'~

La diferencia de clase entre Alekhine y Yates


se pone increíblemente de manifiesto en et
Las negras demuestran que no entienden bien final. Ahora las blancas podrán darle a su
la posición. Como resulta evidente, tras el oponente toda una lección acerca del tema
comentario de Alekhíne, aquí o en el tumo "caballo bueno contra alfil mJIO en el final".
anterior. las negras tenían que haber jugado
.. .f6. 32.cxdJ c5 33.d~! c4 (ver diagrama siguiente)
3.US!
21.b-'!
El comienzo de la ofensiva final.
Una jugada profunda. Las blancas inician un
ataque de minorías en el naneo de dama, con J-Lg5!

120
43...aS 44.~eJ ig8 45.ltlxhS in 46.~f4
ig8 47.~e2 ie6 48.<.flt4 WeS 49.WgS wn
so.ltlc3 wrs 5l.Wg6 cbgs S2.f7+! wrs
53.mf6 ixf7 Sü6 ihS 55.lo~dS ieS
56.~cJ
Las negras abandonaron.

Variante del A vanee


(o Nimzovich)
Después de las jugadas iniciales caracterís-
ticas de la Defensa Francesa, l e4 e6 2 d4 d5,
Si 34 ... g~fS, 35 lof4 sería desesperado para las blancas pueden jugar 3 e5 de inmediato,
las negras. entrando en un juego de tipo cerrado.
La posición derivada de 3 e5 se conoce desde
35.h4! í6? 36.hxgS! hg5 37.~gl! id7 hace mucho tiempo. La jugada fue recomen-
dada ya en el siglo XIX por Louis Paulsen, un
A 37 ... h4 habría seguido 38 g4 ia4 39 g;,e2!, gran experto en juego posicional. Steinitz
~h3 y loxg5, ganando. realizé importantes contribuciones a esta va-
riante. pero fue estudiada aún más profun-
38.f6+! @c8 damente por Nimzovich, quien calificó :i 3 e5
de su "propiedad espiritual". Después de la
38 ... @n 39 'tlf3 ~g6 40 ~hg5 no hubiera reacción natural de las negras, 3 ... c5, las
salvado a las negras. blancas se enfrentan al problema de su peón
"d-t", Los tres grandes jugadores mencionados
lo resolvieron cada uno a su manera: Paulsen
lo protegió, con 4 c3, mientras que Steinitz
El activo juego de las blancas se ha visto
normalmente jugaba 4 dxcS para, tras haber
coronado por el éxito. Tienen una· ventaja
reforzado por todos los medios posibles su
decisiva, y lo único que resta es trasladar el
peón de "e5", situar su caballo en la casilla de
caballo a "f4''.
bloqueo "d-t", Éste fue el tema, por ejemplo,
40 .• .ie6 41.~g6 in 42.lt)f4 md7 43.CtPe:?! de la partida Steinirz-Showalter (Viena l898).
Aunque 4 c3 se encuentra en las partidas de
Las negras sólo pueden jugar su peón "a". Nimzovich, sus principales aportaciones
(-t~fJ y 4 ~g4) respondían a lo que era por
F...i;1:i es la line:a indi&:ad.a por Alckhinc, pero m:b rarde el Dr.
entonces su comprensión del papel del centro,
Di.nh:aupt demosrró que tu ne;:ru pueden ha~er l¡¡bJ.u een es decir, que la existencia de: peones en el
)'>-.el! {v~~e pá;. 17 del libro de Alekhine 011 11,r R,>t,rl tn rJ,r centro podía ser reemplazada por presión de
World Cm1r,1pimultip l'J!J-1911, Perg2m0n 19&-'). Los au10tts
klJiercn, en cons.ecucn,i;i. un.a línea ¡:an:idor:, ahcmoli"L En piezas en casillas centrales. Nimzovich no
lui;ar de )8 ¡4. la1 bl.111os dc~rfan jvJ~ )8 í6+! Ahur:, )8 ... o_t 17 sólo cambió a menudo su peón de "d4 ", sino
6 )IL'it>c6 pierden, por JI) i,h4 c.,M CO ~IJ h) 41 ~~,. y también el de "c5", ocupando las casillas eva-
4~:thhJ. mic:n1r.as que JS ... ~d7 n malo. al meno, por )1) , ...
Súlo queda 38...~11. Ahor.a si1ue )9 c6! ihS! (si 3'i1 .. ..l¡;6. cundas con piezas propias.
En su obra Mi Sistema Nimzovich incluye lo
~iobl"3 ~rJ-d n d~isi ... a, 41 ean ¡:! .a2 ~e:! *ll" ..'º"~~
:. .
-I0¡:4!. O bien )1) .•• haaJ 40 n! ,l,.n -J'l,ICS de otro nltJdo, la
el que m:1s tarde seria una famosa posición
4Q ixh4 ph4 ... ~IIJ .. , .. ,: ~.,!
4) -~d), 43 ~ ~r6 44 ~,.,,: wrs 4S ~. 7 l.11 bl:ancas
V, 4) ~'"' i¡6 .W 'tc.S d
45 a- ~c3 46 ~c6 ,2 ,., n« 1~0. En ai.alquicr c:uo.
instructiva, en la que " ...el efecto paralizante
del peón bloqueado se ha transmitido hasta su
p;we.;c que el fin:11 es mucho mis iiru;;al.ado de lo que inícialfflfflrc
se pensaba. · retaguardia".
final, la importancia de la columna abierta "e"
(tras ... c5:cd~. c3xd4) y de la presión sobre el
flanco de dama se incrementan. Un factor
muy importante es la presencia o la ausencia
de los al riles de casillas blancas: el cambio del
alfil "francés" libra a las negras de una pieza
pasiva y, al mismo tiempo, debilita seriamenre
las casillas blancas en et campo contrario.

~o es difícil establecer el origen "francés" de


esta hipotética posición. Hay que decir, sin
embargo. que las variantes desarrolladas por
Nirnzovicb, 4 ~f3 y. sobre codo. 4 ~g4.
conducen a situaciones tan agudas que el
juego rara vez se decide en el final.
~ormalmente. en In línea de Paulsen surge
una estructura de final con dos posibles
variantes:

Yajda • Nímzovích (ClO)


Kecskernet l 927

1.e4 loc6 2.d.i d5 Mk3 e6

Esta partida, iniciada con la Defensa


Nimzovich. entra ahora en los cauces de la
Defensa Francesa, y dentro de ella en una
linea rara vez empleada, y de las menos
estudiadas: l e4 e6 2 d4 d5 3 tc3 tc6. La
introducción de esta variante en el ajedrez de
torneo está asociada también con el nombre de
Nimzovich, quien jugó así regularmente en los
(sin ... c5;&;d4, c3:<d~) años veinte. Al "bloquear audazmente" ( en
palabras del propio Nirnzovich) el peón "e" y.
Y la forma más habitual: (ver diagrama si- por tanto, privarse durante un tiempo del
guiente). avance de dicho peón, las negras corren el
Consideraremos ambos casos. Para concluir, peligro de ver su posición colapsada por falta
podemos precisar que cuando realizan e4-e5 de espacio. Pero que las blancas consigan
en su tercera jugada, las blancas se están transformar su indudable ventaja de espacio
preparando para un ataque, antes que en victoria es algo que dista de ser simple. El
buscando el final, pues la ausencia de damas contrajuego de las negras, basado en el ataque
resta efectividad al avance f2-f4-f5 y también al peón ·d.i" y el minado al de ·es" con .. J6.
fu e ria al ataque de piezas en el flanco de rey. puede resultar peligroso. Por ejemplo: 4 ~tJ
Al mismo tiempo, a medida que se a~erca el tf6 S cS te4 6 ~e2 {6 id3!) 6... f6! 7 exf6

1:1
~~(6 8 1e3 1d7 9 e) 0-0--0. con excelentes Nimzovich quiere llevar el juego al flnal.
perspectivas de las negras.
13.b4 e'xel+ 14.W:<c2 ~ac6
4.e5

Después de esta jugada puede decirse que


... €)c6 ha quedado justificada. Las negras
tienen ahora un claro plan de desarrollo. Por
ejemplo: 4 .. .lüf6 5 eS ~e4 (esta jugada es la
clave de la idea de Nirnzovich: las negras
atacan indirectamente el peón de "d-t":
5...~d7 hubiera sido mala y pasiva) 6 id3 !
~xc3?! (6 ...ib4! es la jugada crítica) 7 bxc3
1e7 8 h4 h6 9 ~h2! b6 10 ~g4, con ventaja
blanca en la partida Gligoric-Benko, Belgrado
1964. El plan de Nezhmetdinov, 4...lcf6
5 .e:c.d.5 también asegura a las blancas una pe·
queña ventaja. Así, en la. conocida partida La principal característica de esta posición es
Fischer-Petrosian (Final de Candidatos. la estructura bloqueada de peones. Ni un solo
Buenos Aires 1971). después de S ... exdó peón ha desaparecido del tablero y gran parte
6.ib5! ig4 7 h3 .ixf3 8 ~:if31e7 91g5, las de lo que suceda dependerá de la habilldad de
blancas se apoderaron de la iniciativa. ambos contendientes en el juego de peones.
La cuña de peones blancos centrales crea las
4 .•. ~ge7! s.eo b6! premisas para el avance de peones en el flanco
de rey, mientras que las negras pueden contra·
atacar con ... c5, o bien ... a5, en el flanco
El comienzo de un profundo plan para lograr opuesto.
el control de las casillas blancas, Vajda, a su
vez, trata de debilitar las casillas negras de su
15.~el ~g6 16.lt~dJ 1e7 17..ixe7 ~cxe7
rival. con la maniobra ttJe2-g3-h5.
18.f.i?
6.ti) e2 ia6 7.c3 Demasiado directo. Era preferible l S g3.
Ahora las negras logran contener, por un tiern-
Otro oponente de Nimzovich, Brinckmann (en po, los peones enemigos en el flanco de rey.
Niendorf 1927) ejecutó su plan de modo más
directo: 7 log3 ixfl 8 q;xfl hS 9 ig5 ecs ! 18...~h4!
(una brillante jugada: las negras defienden su
peón de ·h5" contraatacando sobre el peón de "Asegurándome el control de la casilla "f5".
"d.i··: en la variante 10 ~h4 °t;'a6+ l l ~gl Si las blancas hubiesen impedido esta manió-
~a4! 12 c3 ~xd l +, quedan muy bien bra con 18 gJ, habría seguido 18 ... ltHE!, y
situadas) lO ~d3 ~g6 11 c3 h4, con posi- luego ... ~d7, ... 0-0, MJUe8 y, por último,
bilidades para ambos bandos. . .. cS, con excelente juego de las negras"
(Nirnzovich). Esto aporta una completa expli-
7 ••.'f9d7 8.~g3 ixn 9.1!thn h5 10.J.gS ~aSt cación del plan de fas negras. pero tampoco
las blancas se estaríun quietas. Durante ese
Las negras van haciéndose gradualmente con tiempo. podrían haber jugado h2·h3. gJ-g4, y
el control de las casillas blancas. f2·f4, y es probable que su ofensiva resultase
mds eficaz. En cualquier caso. 18 g) era más
l l.9e2 a6! 12.~eJ 9b5 fuerte que la continuación de la partida.

DEFENSA FRANCESA 123


19.gJ ~hf3 20.~xf5 ~:<f5 21.@f3 25.g4 ~e7 26. We3 es:

Las negras ya no S(! conteotan con ganar el


peón de "a3". puesto que tr-JS 26 ... hxg4
27.hxg4 g_'(h l 28 Sxh l g:<a3 29 @d3. las
blancas logran contrajuego en 13 columna "h".

27.~c2 ~c6 28.lfabl !cS'?

L:B blancas tratan de ejecurar su ofensiva en


el flanco de r~y. pero el caballo de ''f5" les ga-
rantiza a las negras una neutralización efec-
uva. Así, en respuesta a h2·h3, disponen de!
... M y .. .l~g3. Anticip:indose a los planes de
su oponente. Nimzovich crea contrajuego en
el ala de dama, lo que tendrá tanto mayor
ef ecto cuanto que las blancas persisten en sus Un error. en apuros de tiempo. Como
intenciones agresivas. demostró Nimzovich, podía haber ganado
fácilmente con 2S ... c~d-'+ 29 cxd-l :c4
2 l... :i5 ! 22.33 30.@dJ g,:8 31 á."<b6 txeS+ 32 fae5 gcJ+
33.~d2 E.,c:?+ 34 .te3 g5.
A 22 bS. las negras disponían de la desagra-
dable! 22 ... c6 23 bxc6 aes. 2Uhb6 cxd~+ 30.cxd~ ~xe5 JUxe5 sxc2
32.gbJ
22 .•.@d7 23.hJ?
Como consecuencia de su error. la ,,·entaj;i de
El juego precedente produce la impresión de las negras casi ha desaparecido por completo
que Vajda sólo ve su propio juego. ignorando- de escena.
por completo el contrajuego de su rival.
32... hxg~ 33.h.lg4
23 .•• axb-tl ?..i.~xb4
Una respuesta automática. pero més fuerte
Sólo en este punto comprendieron las blancas era. como demostró Nimzovich, 33 :n ~h1
que a 24 utH seguiría 2-L.h4- 25 g4 ~g3 34 fün+ ~es 35 l;bb7 gxa3+ 36 ~f4 gn+
26.~hcl ~e4. cuando deben, bien entregar la 37 @.~g4 J;.d7 38 gbs+ ~d7 39 sb7+, y las
columna "a", bien perder su peón "e", opcio- blancas logran tablas.
nes ambas igualmente nulas.
3J ...Ug2 34.ab7+?
2.i ••• ga4
t:n error que lleva a la derrota. Er3 esencial
Aquí también hubiera sido muy fuerte 24 ... h4. jugar 34 <tfJ. seguido de 35 gh 7. cuando las
pero la textual es igual de efectiva. blancas no deberían perder.

12-'
3-' .. :~c6 35.shbl fhaJ+ 36.dm ga6 it)aS 10 ib5 ic6 l1 .id3, y las blancas tienen
37.@gS posibilidades de ataque (Sax-Short, Londres
1980).
A 37 q¡f3 habría seguido 37 ... ggt.
4.~ hJ f!fd7 S.cJ
37 ... f6+! 38.exf6 gxf6+ 39.@xf6 H;o<g4 40Jle7
sr4+ 4t.Wxe6 fbd4 Las blancas proyectan situar su caballo en un
puesto amenazador: "h5", desde donde at~tcad
El único peón que queda en el tablero les "Ié" y "gr, dos casillas muy importantes en
asegura l.1 victoria 'a las negras. la posición negra. Y sin embargo, en la
presente posición, difícilmente puede decirse
4:?.q;f5 g;i:i-4 4U~e6+ ~es 4·t~f6 gr..i+ que el caballo está bien situado en "h3". Ivkov
45.~e7 ifa7+ 46.©eS ge~: Las blancas aban- inrnediatarnente "recuerda" que dispone <le la
donaron. terruitica jugada de minado ... cS, y la realiza
aún con mayor efecto que en la tercera jugada,
puesto que, desde "h3", el caballo ya no puede
reforzar su peón de "d4".
Mobrlok - Ivkov (C02)
Vrnjacka Banja 1967

I.e4 e6 2.d~ d5 3.e5 b6 Un procedimiento estándar: el caballo se


dirige a "c2", para reforzar el centro, pero aqui
Junto con la continuación natural (y. probable- se detiene a medio camino.
mente, la más fuerte) 3 ... c5, la del texto se
emplea a veces. con et objetivo inmediato de 6 ... cxd-1 7.cxd4 .ia6 8.1xa6 ~xa6 9.0-0n
cambiar alfiles de casillas blancas. Aquí se i.x:l3 10.bxa3 ~e7
difiere para mis tarde el minado de l:.l cuña
blanca de peones. con 5 ... c5, o incluso no se La apertura ha resultado favorable al negro.
lleva a cabo. A pesar de la aparente lentitud de Tal C$ el precio que las blancas pagan por su
las acciones negras, su plan no se refuta excéntrica 5 lLJh3 y su imprudente 9.0-0
fácilmente, y un juego excesivamente drástico (9.€:c2 hubiera sido más apropiada). El flanco
puede tener matas consecuencias para las de dama de las blancas está roto y las caslllas
blancas: 4 f4?! ~d7 S lct1 0.e7 6 il4?! ia6 blancas en poder de las negras, que pronto se
7.1:<a6 4'.h:i6 8 a5 b5 9 0--0 c5 10 d~cs ~f5 adueñarán también de la columna "e". En esta
l l LtJc3 .1:<c5+ 12 ~ h l h5, y las negras tienen difícil situación, Mohrlok se defiende con
muy buena posición (Adler-Gernrekely, URSS ingenio: consigue neutralizar l:i presión ene·
1965)._ miga sobre la columna abierta, reparando,
Normalmente, las blancas tienen tiempo para además, sus peones del ata de dama, aunque a
reforzar su posición en el centro, con 4 c3 (sin costa de permitir el cambio de damas.
embargo, la idea de Barcza, 4 c4!? también es
interesante), y ganar espacio en ambos flan· ll.8dJ ti'a4! 12..ieJ fkS 13.ffacl tk4
cos, a fin de atacar al rey negro, dondequiera 1-t~gS h6 15.toe4! ers 16.iod2 lhcl
que se refugie. Por ejemplo: 3 ... ~e7 4 en b6 11.g:ic1 ~e7 ts.'ebJ IY:tbJ 19.axbJ Wd7
5 c3 ~d7 6 ~bd2 c5 7 h4 h5 8 ~gS i:16 ( ver diagrama siguiente)
9.ixa6 ~x.16 10 ~fl ~f5 11 ~g3!? liJ,cg3
12.fxg3, con iniciativa de las blancas El final, n pesar de: su aparente simplicidad y
(Kupreichik- Vaganian, Kiev 1984, Copa de la de la disposición simétrica de peones, es
URSS), o bien 3 ... b6 4 li:lo f!fd7 5 c4 li:lc7 incómodo para las blancas. El defecto básico
6.~c3 .ib7 7 Ae2 ~bc6 8 0--0 dxc4 9 ixc4 de= su posición es su mal alfil. Tambi~n les

DEFENSA FRANCESA l2S


resultará difícil encontrar una buena casilla los golpes tácticos, como 26 ... lil."t~3 27 ~~e)
para su caballo, Las negras. por otra parte, dis- ~xd..J 28 S:<cS ~ f5+.
ponen de excelentes puestos para sus caballos,
su rey ya está en el cenero y su formación de 26...gS!
peones en el flanco de rey contiene numerosas
posibilidades potenciales. Ivkov juega magnfficamente con sus peones
del flanco di! rey. ganando espacio eo ese
sector del tablero. Si minlsemos la partida sin
conocer los nombres de: los jugadores. en el
estilo de las negras nos parecerta reconocer el
indudable selto de Nimzov ich.

El alfil blanco se va convirtiendo gradualmen-


te en un "peén grande". y las negras han crea-
do una nueva base en la cadena de peones
enemigos, que debe ser primero fijada, y
luego atacada.

27... g4!

Primero, las negras afianzan la casilla "f5'' Nirnzovich estarla concento: su sistema se im-
para su caballo. pone.

21.~e2 ~fS 22.~fJ lobS 23.~d3 ~c6 28.!og:.? zrs 29,gb2 ~ce7 30.id2 ~g6
2-J.~el C6! 25.t.i J1.gc2

Ahora el alfil blanco pierde parte de su escasa Las blancas continúan adoptando un t5ctica de!
movilidad, pero 25 e:'<f6 g:<f6 habría permitido espera, pero su posición sigue deteriorándose.
a las negras la posibilidad de dominar el Tenían que haber considerado la posibilidad
centro, con ...e5. de crear contrajuego con 3 t a4.

31.•. rxe5

Para lograr una ventaja decisiva. el negro debe


encontrar la forma de invadir la posición ene-
miga con su torre. lvkov aprovecha la ocasión
de crear un peón pasado en la columna "d",
explotando el hecho de que el blanco no pue-
den retomar con su peón "f", ya que después
de 32 ... h4 la torre negra inevitablemente
penetraría por una de las columnas abiertas.

32.dxe5 h~ 33.iel hxgJ ~.ixg3 !h8


35.~eJ ~,ceJ 36 . ..t>xeJ

Con grandes dificuhades, las blancas han


Las blancas están obligadas a tener en-cuenta conseguido evitar la apertura de lineas en el

126
flanco de rey, pero la posición constituye un
ejemplo de libro. sobre el tema del final con
un caballo bueno contra alfil malo.

J6 ... ~e7 37.@f2 ~rs 38.ilcl ss:


Además del flanco de rey, también existe el
flanco de dama, al que las negras traspasan
sus esfuerzos por abrir líneas.

Una mancha en el juego negro. La inmediata


39 ... a-l! habría situado a las blancas en una
situación desesperada. pues 40 b4 folla, por El plan de las negras, para cambiar alfiles de:
40 ... ¡'.cS. casillas blancas de esta forma, se puso de!
moda hace relativamente poco. En lugar de
40..i.f2 a-1 41.bxa~? 6 ... ibS. que permite 7 c4!?, quizá sea rruis
preciso cambiar antes en "d4". Por ejemplo:
Equivale a la capitulación. Era fundamental 6 ... cxd-í 7 cxd-l ibS 8 ~c31b4 9 O-Oixc3!'?
41 tH-. cuando las negras tendrían que romper. I O bxc3 i:\e2 l l ~xe2 'eia6. seguido del des-
con el sacrificio de peón, 41 ... ghs 42 1.,b6 pliegue de caballos por "cé" y "d?". En el
ghJ. lo que les daría algunas posibilidades de flanco de dama las negras tienen contrajuego
contrajuego a las blancas. sobre casillas blancas y . a lo largo de IJ
columna "e" .
.n ... fba.t 41.!xb6 B:<a3 43Jk7+ <tes Actualmente, en la Variante Nimzovich las
4 ..i.gcs+ ctn 43.lk7+ ~g6 46.ik6 €ih..J+ blancas cada vez juegan más la flexible a2-a3.
47.~(2 ga2+48.~n privando al alfil negro de la casilla "b4" y pre·
parándose para, en el momento oportuno, ga-
Sí 48 ~g3, entonces 48 ... ~hS. nar espacio en el flanco de dama. con b2-b..J.
En este caso. el plan de las negras de cambiar
alfiles de casillas blancas no consigue su
objetivo. Por ejemplo: 1 e4 e6 2 d4 d5 3 e5 c5
Todo según las reglas del final. Caballo y rey 4 c3 ~b6 5 ~tJ .id7 6 a3 c~d4? (es mejor
negros se han intercambiado la casilla de 6 ... c-l) 7 cxd4 rib5 8 i.,b5+ e'~b5 9 .!oc3 -e,.i6
bloqueo para iniciar el ataque decisivo. IO 4je2, y tras enrocar las blancas desarrollan
una peligrosa iniciativa en el flanco de rey. Un
49if2 ~í.3 SO.Ag3 /¿,hh2+ Las blancas juego inhabitual se vio en la partida entre
abandonaron. Sveshaikov-Chcrnin, Riga 1985: 1 e4 e6 2 d4
d5 3 e5 c5 4.c3 liJc6 5 liJtJ id7 6 a3 ic8
7.Íd3 cxd4 8.cxd4 ~b6 9 ic2 g5! 10 h3
~xd4! 11 'oxd4 icS 12 loe2 i:d"2+ 13 @fl
l. Zaítsev - Berezov (C02) f6, y por la pieza sacrificada las negras
Moscú 1965 lograron una poderosa iniciativa. El cambio de
damas dejó a las negras en una dificil
1.e4 e6 2.d-1 d5 J.eS c:S 4.cJ ~b6 S.~O id7 posición. Las blancas tienen \'Cntaj:i en desa-
6..1e2 AbS 7.c4 ixc4 8..i.xc4 dxc-í 9.dS exdS rrollo, una disposición de peones cualitativa-
10.e"dS ~e7 11.Be4 'Bc6 12.exc4 9a6 mente superior y buenas posibilidades de:
lJ.~aJ t7xc-4 14.~xc4 juego activo en la columna "d" (casilla "d6").

DEFENSA FRANCESA 127


14 . ..l~g6? 29.Re7 /oe8 30Jldxd7 !xd7 3Uhd7 /of6
32,gr, a6 JJ.g4+. Las negras abandonaron.
Er:i mejor l-tJ~f5, para cubrir "d6"._

15.h4 ie7 16.hS ~fS 17.h6! g6 18.igS! Sieiro González • Gurevích (C02)
L.i Habana, 19~6
Con el cambio de alfiles de! casillas negras, las
blancas consiguen insular una pieza en "dé".
Concluimos esta sección con un ejemplo
moderno, en el que las negras llevan a cabo un
18 ••• ~bd7 19.()......0.....0 /¿le6 20.1xe7 Wxc7
plan interesante y relativamente nuevo.
21.i€>d6
1.e4 e6 2.d..J d5 3.eS cS 4.cJ .tlc6 5.~fJ ~ge7
Un ataque doble.
6.'~aJ cxd-l 7.cxd..J ~f5 8.~c2 id7 9.ie2
~1>4 JO.lZ)xM ixb.i+ l l.id2 ªª5 12.Sxb..i
21 ••. b6 22.~xn shf'S 23.~d6 ltlr.i
~xb-1+ JJ.'f9d2 'ffxd2+ u.i!i.,d2

Las negras responden con contrajuego sobre


En la apertura las negras emplearon IJ
la columna 'T.
relativamente rara continuación 5.J~ge7. y
2-1.e6! pronto se alcanzé un final. A continuación el
comentario de Gurevich para la revista "6-l'',
Zaitsev devuelve su peón de ventaja y sobre la posición del diagrama: "La teoría
comienza un ataque sobre las columnas evalúa este complicado final resultante como
centrales. ligeramente preferible para las blancas, en
razón de su "mejor alfil", Pero la siguiente
2-l ••. ~xe6 25J~hel füd8 26.~b5 ~(6? idea del maestro moscovita Zlotnik modifica.
a mis ojos, esa evaluación, pues creo que le
concede a las negras al menos la absoluta
El error decisivo. Contra la amenaza 26 'tic7
igualdad."
sólo había una defensa: 26 ... ~f8. :1unque tras
27 Ihd8 gxd8 28 ~e5, las blancas conservan
la ventaja. J.l ... ~e7! 15Jihcl f6! 16.!kS Wd8 17..idJ
lk8!
27.~c7! ~xc7 28.ffd6+ wrs
Antes de proseguir con su idea estratégica
Tampoco servía de ayuda 28 ... @n 29 ~g5+ básica (trasladar el alfil al naneo de rey, víJ
Wg8 30 ee7. "eS"), las negras cambian un par de torres.

128
impidiendo todo posible contrajuego enemigo Si las blancas mantienen la tensión en el
en la columna "e". centro, con 3 ~c3, fas negras disponen de la
enérgica jugada 3 ... ib4!, que de nuevo les
tUfocl gxc:5 19Jhc5 .tes 20.lt:)et ~c6 plantea a las blancas el problema de qué hacer
21.exf 6 gxf6 con su peón "e-í".
3 ... ib4 fue concebida por Winawer en el siglo
La posición negra ya es pref erible. Las XIX. pero en su época no obtuvo un recono-
blancas tienen el débil peón "d" y sus piezas cimiento general. Se pensaba que después de
están peor situadas. 4 e.\d5 el alfil quedaba fuera de juego en "b-l",
y que las blancas tenían la posibilidad de jugar
22.fbeJ <Jie7 23.f4 ~d6 2Hkl ggs la Variante del Cambio con un tiempo extra.
Morphy y Chigorin, por ejemplo, preferfun la
Variante del Cambio, y era natural que nadie
quisiera jugarla con un tiempo menos. La
variante 3 ...ib4 fue relntroduclda por Aaron
Nirnzovich. En comparación con la clásica
3 .. .t~f6, las negras tienen aquí buen número
de ventajas significativas: no existe la
desagradable clavada de su caballo tras 4 i.g5.
y 4 e5 ya no gana un tiempo. En cuanto a
4.e~d5, también aquí descubrió Nimzovich un
convincente método de contrajuego: con una
serie de enérgicas jugadas, 4 ...e:<d5 5 !d3
~c6 6 file2 ~ge7 7 0-0 if5!, las negras
obtienen una buena posición.
2S~xh7?
Después de 3 ... ib4, las blancas pueden resol-
Un error. que permite a las piezas negras inva- ver el problema del centro de varias maneras.
dir el territorio enemigo. Con 25 g3 las blan- Además de 4 exdd exdS, se han empleado
cas hubieran mantenido una posición defen- jugadas como 4 id2, 4 ~e2 y 4 a3, pero la
dible. más popular es la natural y fuerte jugada de
bloqueo, 4 e5.
25 ••• ghs 26..ic2 Uxh2 27.ia4 ig6 28ixc6
bxcé 29/bf2 gh4 30.~eJ ie4 Después de 4 ...cS 5 a3 i:<c3+ (recientemente,
ha vuelto a ponerse de moda 5 ...i~15) 6 bxc3
Ahora las piezas negras dominan el tablero. ~e7 (ó 6 ...Yf/c7), llegarnos a la posición básica
L.1 posición blanca esta perdida. de la Variante Winawer-Nlmzovich, acerca de
la cual. hasta la fecha, la teoría no ha pronun-
31.JkJ gg4 32Jfa3 ggJ+ 33.li)f"J ciado su última palabra.
33 ~f2 es desesperado para las blancas: Mención especial debe hacerse a Botvinnik,
33...~ha3 34 bJta3 cS. por el estudio de las posiciones derivadas de
6.bxc3, y no sería una exageración decir que
3J .•.ixg2 3-t~d2 ggJ+ 35.dte2 gxa3 fue su brillante adopción en torneo lo que
36.bxaJ cS. y las blancas abandonaron. convirtió a 3 ... 1b4 en la principal respuesta a
3 ~c3. ¿Cuáles son las posibilidades de
ambos bandos en el medio juego? La siguiente
Variante Winawer-Nimzowich evaluación, efectuada por Botvinnik en 19.JO,
sigue siendo básicamente correcta: "Las blan-
1 e4 e6 2 d4 dS 3 ~c3 i.b4 cas tienen una posición más libre y la pareja

DEFENSA FRANCESA 129


di! alfiles. En algunos casos pueden ocupar la que en el medio juego o en la transición al
casilla .. d6 ", El inconveniente de esta posición final, las blancas normalmente procuran
lo constituyen los peones doblados de la desprenderse de sus debilidades, abriendo, al
columna "e", y que en un momento dado las mismo tiempo, diagonales para sus al riles.
negras pueden jugar ... c.i. cerrando la posi- Hay otro factor muy interesante en el final,
ción, con lo que la ventaja de: los dos alfiles también señalado por Botvinnik: et flanco d~
resultará imperceptible. Las posibilidades de dama blanco está tan desfigurado que su
ambos bandos son mis o menos iguales, pero conexión con el flanco de r~y sólo es posible a
el juego puede volverse muy agudo. ¿No hace través de la casilla "el ", La dificultad a que
esto que toda la variante sea ideal para las esto puede conducir queda bien ilustrada por
negras, desde el punto de vista del jugador el siguiente fragmento de! la partida Antoshin-
moderno? Una partida con posibilidades de Botvinnik (Moscú 1955, 22-> Campeonatc de
contrajuego es suficiente para 'neutralizar la la URSS).
ventaja de: la primera jugada",
Después de 6 bxc3 !c.e7 (ó 6 ... ~c7), las
blancas tienen dos continuaciones principales:
la aguda 7 ~g4 y la tranquila 7 ~f3 (ó 7 a-4).
El primero en analizar estas continuaciones
fue Rauzer, que prefería Ja causa blanca. El
rival más significado de Botvinnik fue
Smyslov, quien consideraba que las ventajas
de: las negras no compensaban su debilidad
crónica sobre casillas oscuras. Fischer man-
tenía la misma opinión: "Puede que un día
tenga que admitir que la Winawer es correcta.
¡Pero lo dudo! La defensa es entiposiclonal y
debilita el flanco de rey".
A finales de los cincuenta y principios de los Las blancas tienen una posición ganada. Las
sesenta, Botvinnik comenzó a abandonar posibilidades de contrajuego de las negra en
gradualmente 13 Defensa Francesa. Tras haber el flanco de dama son insuficientes. y tras la
sufrido serias derrotas en los marches por el precisa 3 L f3 ! tendrfaa escasas probabilidades
Campeonato Mundial, ante Smyslov ( l 95i) y de salvar la partida. Sin embargo, siguió:
Tal (1960 y 1961), que jugó 7 eg4. y tras
haber perdido también una importante partida 31 f4?!
ante Unzicker (Oberhausen l 961, Campeo·
nato de Europa por equipos). quien eligió la "Algo negligente", según Botvinnik. Las
tranquila 7 ~f.3. se pasó casi por completo a la blancas no ven el contrajuego de su oponente.
Caro-Kann, la Siciliana y la Pire/Moderna.
Sin embargo, la variante 3 ...ib4 sigue siendo 31 •.. bS 32 'tflg2?
popular hasta et día de hoy. y ha sido
empleada con éxito por grandes especialistas "Pero esto ya es muy negligente.·
como Vaganian y Uhlmann.
Todo lo que se ha dicho se refiere al medio
juego. pero ¿qui decir acerca del final de la
Variante Winawer-Nimzovich? Lo primero Un golpe tremendo. Ahora son las blancas
que llama la atención es el aspecto de los quienes deben mentalizarse para tratar de
peones blancos det flanco de dama. Los salvar el juego. u conexión entre los flancos
peones en •aJ''. "c2" y ·cJ" pueden rápida· se ha destruido, y el ejército de peones negros
mente ser presa fácil de las negras. de modo se vuelve muy peligroso.

130
33 _!xcJ d4 34 a4 dxcJ 35 axbS ~cS 36 g4?

Las blancas están desmoralizadas y cometen


un error decisivo. Como demostró Botvinnlk,
aún podían haber salvado la partida con
36.~n. y si 36 gd7, 37 gxe4 gd2+ 38 ge2.
Por ejemplo: 38 Wxb5 39 lhd2 cxd2 40 @e2
c3 4 l f5 gxf5 42 h4 aS 43 h5, cuando las
tablas son el desenlace más probable.

36 ... gd7 37 ge2 ~xb5 38 h4 as 39 h5 gxh5


40 g.S IM2 41 q;f2 h4 41 g6 ihc2+ 43 Wxe2
h.3 44 g7 h2 45 g8~ hl~ 46 'fldS+ ~b4
47.fSti'fJ+ 48 ~el Ue3+ 49 ~dl ~f2!
-Las negras completan su infalible plan y la
Las blancas se rindieron, en vista de la posición blanca colapsa.
variante forzada 50 t,d6+ ~a4 S l ~c6+ ~a3
52 ~d6+~a2. · 30 ~xh4 lxh4 31 g3

En !a Variante Winawer-Nimzovich, la diago- Planteando la trampa 31...lhhJ? 32 Cltb4 :ixb4


nal más importante para el al m dama blanco 33 6bl. Las negras, sin embargo, no se
es la diagonal "a3·f8'._ Para llevar el alfil a esa desvían de su tema.
diagonal. las blancas deben jugar a3-a4.
Entonces suele producirse un "intercambio de 31..JlhS 32 cxb4 axb4 33 !bl !b8 34 h~
valores culturales": las negras cazan el peón lb7 35 Wh2 Wxd6 36 g4 ~c3 37 !al ~bS
de •a4" y, desde •aJ-'. el alfil blanco se desliza 38 lrdl lra7 39 hS gS 40 Wg2 Ba2 41 !el.
:i su mejor diagonal. Las blancas se rindieron.
Pero en el final la cuestión cambia sustancial·
mente. Ni la pareja de alfiles. ni su absoluto Unas palabras ahora acerca de la variante
dominio de la diagonal a3·f8 pueden, normal- 4.a3. Posicionalmente, la jugada tiene funda·
mente. compensar la abrumadora superioridad mento. El blanco logra la pareja de alfiles en
de las negras en el flanco de darna.: donde. una posición serniabierta, y su ala de dama
además, cuentan con un peón de ventaja. Un queda menos comprometido que en In variante
plan ganador quedó demostrado en la partida 4 e5. Después de 4 .. ..fbc3+ S b.llc3 dxe4
Tolush-Botvinnik (Moscú 1945, 14º Campeo- 6.~g4 ~f6 7 't!/xg7 ig8 8 ~h6, surge una
nato de la URSS): ... aS •... b5, y el sacrificio de posición típica de esta varianre. Las blancas
calidad en "dé". He aquí la conclusión de esa tienen sus dos :ilfilcs. mientras que las negras
partida; (ver diagrama siguiente) enrocan largo y atacan en el centro y sobre la
serniabierta columna "g", En un medio juego
Aquí hay dos cosas que resultan evidentes: complejo lo normal es que el negro tenga sufi-
que las blancas tienen un peón menos y que ciente contrajuego, pero en el fin:11 las poslbi-
no tienen ataque. lidades del blanco son mejores. El rolo naneo
Ahora bien, mientras el al til de "dé" siga de rey del negro (peón .. h .. débil) puede caer
"vivo", la ruptura de los peones negros es víctima de los alfiles blancos. También es
imposible, de modo que: favorable a las blancas la formación asimé-
trica de peones, pues cuando hay peones
21-.llxd6! 22 ud6 i.c6 23 h3 Wd7! 24 Bel pasados en Ilancos opuestos. los alfiles suelen
ti'h4 25 'fleS ti'f6 26 9gJ lh4 27 Bü lí-' tener un valor muy alto, de lo cual constituye
28..iel tfM 29 to b4 un buen ejemplo la siguiente partida.

DEFENSA FRANCESA 131


Smyslov .. Botvinnik (C15) reportó a Kovacevic una sensacional victoria
Campeonato del Mundo, Moscú 195~ sobre Flscher en Zagreb 1970: 9 fce2 b6
IO . .igS ~e7! 11 Y9h4 ib7 12 ~gJ h6!!
1.e4 e6 2.d4 es 3.~c3 ib4 ~.aJ 13.1d2 0-0-0 14 Ae2 ~f8 15 0-0 lc~6
16.~xh6 gh8 17 Y9gS gdgS, y ni siqui¡,:i
Esta jugada fue introducida en la alta cornpe- Fischer logró parar el ataque sobre las
tición por Alekhine, en la tercera partida de su columnas "h" y "g".
match de 1935 con Euwe. "En mi opinión ... Hoy en dfa, 8 ... 'Zlbd7 probablemente sea l;i
escribió· "ésta es una de las mejores réplicas a variante más popular (en general, 4 a3 s.:
la Defensa Francesa. Después del cambio que jueg3 en raras ocasiones).
sigue, las negras no tienen compensación sufl- He aquí un ejemplo típico de la moderna
cien le por los dos al files." El moderno juego interpretación de esta variante: 8 ... ~bd7 9 h3
de torneo no parece, sin embargo. respaldar (a 9 .itJe2 el Gran Maestro alemán Uhlrnann
afirmación tan categórica. aunque la recría recomienda 9 ... b6 10 CLJ2J ib7 11 ib2 ~~1
actual no aporta una conclusión definitiva. 12 0-0-0 0-0-0, con j~ego igualado) 9 ... b6
pues lo cierto es que las posiciones resultantes l0.g4 ib7 l l ig2 'ªe7 12 g5 °l;r7! 13 ~xfS~
son muy complicadas. y ambos bandos tienen ~xfS U h..i h6!. con juego complicado y
sus respectivos triunfos. posibilidades recíprocas (Vorotnikov
Uhlmann, Leningrado 1934).
.J •• ~lc3+ 5.bxc3 dxe-l 6.~g-' tf6 7.';!/xgi
ggsUth6cS

Cn momento importante. En cieno modo Después de 8 ... c5, el orden de jugadas es de: l:l
8 ... c.5 es útil para las negras, puesto qui? el mayor importancia,
peón ataca el debilitado centro de peones Asf, Euwe, en la partida antes mencionada con
blancos, pero en otros aspectos lleva agua al Alekhine. rápidamente quedé en posición
molino de las blancas, pues les ayuda a abrir dificil, tras 9 ... !ilbd7 10 li:1g3 gg6'? 11 ~e3 (el
diagonales para sus alfiles. Las negras podrían peón de •e.r· escj en peligro, y cambiarlo por
diferir 8 ... cS, y clarificar antes adónde se reti- el de "c3'' activarfa los alfiles enemigos)
rará la dama blanca tras 8 .. J;!:!6. t l...lLJd5 12 ~xe4 lthc3 13 ~d3 ~d5 l4 ie2
Se considera que tras 9 ~e3,-las nezras deben ~f6 15 c3 cxd-t 16 cxd-t ~b6 17 ihS!
desarrollar su caballo dama por ·~6'". y en En la 19ª partida del match Smyslov-
caso de 9 ~d2, por "d?". Así, la partida Botv innik de 1954, Botvinnik prefirió
Sajarov-Dubinin (Correspondencia 1977} · 9 ... tk6, pero se encontró con una enérsica
1

siguió con: 9 1='d2 b6 10 ib2 ib7 11 0-0-0 réplica de Smyslov: 10 d~c5! gg6 11 ~d2!
't;°e6 12 ~e2 ~bd7 13 c4 0-0--0 14 ~i: 1 es. (las blancas buscan el cambio de damas,
con buen juego para las negras. neutralizando, de paso, un posible ... 1ª' a5 J
Otra posibilidad es 9 ~e3 ~c6 JO ib2 ~e7 l l...id7 12 Ebl 'ec7 13 ~d6 0--0--0
11 ()....(µ) b5 12 n (después de 12 ixb5+ 14.~xc7+ ©xc7, cuando el final de nuevo
Íd7, el rey blanco sufre un ataque por la resultó favorable a las blancas, pues sus dos
columna "b") 12 ... ~ed5, con ventaja de las alfiles y el peón extra fueron compensación
negras (Lebedev-Gotovko. Moscú 1951 ). más que suficiente por las deficiencias
También es posible el plan a base de un rápido estructurales de su posición.
desarrollo del flanco de dama, sugerido por Los peones triplicados controlan casi todas las
Alatorzev en los años treinta. Este plan. que casillas importantes de la columna "d", crean-
comienza con 8 ... lt)bd7 (en realidad, do puntos fuertes para sus piezas.
Alatorzev recomendaba 8 .. J;g6 9 'eeJ b6
l0.lt!e2 1b7 11 liJf4 1ig8 12 ib2 tbd7) le 10.~eJ ~c6

IJ2
Las casillas "correspondientes" son ~e3-loc6 Una valiente decisión. Botvinnik "repara" los
y e'd2-lobd7 ! peones blancos, pero privando a su rival de la
pareja de alfiles, que en esta posición rápida·
11.dxc5 ~g .. ?? mente podrían transformar la ventaja blanca
en decisiva. Las negras esperan poder lograr
"¡Sorprendente!! Esta maniobra la preparé en contrajuego atacando los peones colgantes
1936-37, y entonces me parecía muy atractiva. centrales.
Desde entonces no había vuelto a analizar la
posición. Lo correcto era I 1...§°aS. con juego 19.cxdJ id7 20.icJ 0-0--0 21.'tf;n es
igualado" (Botvinnik), Desde luego. el final 22.~e2 ig4 23.hJihS
que ahora se produce es bastante desagradable
para las negras, mientras que 11 ... ~a.5! les ha-
brfa reportado buen juego: 121d2 Íd7 13.c4
~g4! 14 \;'c3 ~xcS 15 h3 'c'xf2+ 16 @dl
~ge5, Boleslavsky-Uhlmann,Krynica 1956.

12.~xe4: ~di+ lJ.c;f;>.xdl loxf2+ U.Wel


~xe4 lSluC.i ggs

Las negras han desplegado una fucne presión


contra los peones centrales blancos. Smyslov
emplea ahora una técnica bien conocida:
transforma su ventaja material en una ventaja
posicional estable.

24.d4! i.xe2 2S.d1xe2 exd4 26.cxd4 ~hd-1+


21.c;t,n
La posición del diagrama es favorable a las En una posición abierta, con mayoría de
blancas, que cuentan con un alfil muy fuerte peones en flancos opuestos, un al fil sude ser
de casillas negras, sin oposici6n, y un peón de más fuerte que un caballo. De todos modos,
ventaja, aunque esté triplicado. En ejemplos las negras disponen de considerables probabi-
ulteriores el lector podrá ver que los peones I idades de tablas,
triplicados en la columna "e" suelen tener más
virtudes que defectos en el final "francés". 27... b6 28,ghdl ~e6

16..AdJ ~xc5 Botvinnik estima que hubiera sido mejor jugar


28...~b3 29 gabl llxdl 30 ftxdl ftd8 31 gbl
Ahora las blancas ya no tienen peones ~a.S. ó 31 ... ~c5.
triplicados, sino doblados. pero 16 ... fS
17 .i:<e4 fxe4 18 sb l aún era menos 29.!fod+ Wb7 JO.Dxd8 Dxd8 31.M fih8
prometedor para las negras. 32.gJ bS 33.WfJ aS 34.We4 le8 JS.WfJ

17.1xh7 lh8 18. .ld3 loxd3+? 35 ~fS se replica con 35 ... ~g7+, mientras

DEFENSA FRANCESA 133


que si 35 g.i, las negras logran cootrajuego En tal caso, el caballo negro y los dos peones
con 35 ... lodS+ 36 Wf3 ~c6 (Bocvinnik). pasados y unidos del naneo de dama, se
habrían defendido con éxito contra torre y
35 ... ghs 36.!tcJ alfil.

Las blancas defienden el alfil con la torre.


amenazando penetrar con su rey por "f5".

36 ... f5 37.IIdJ

Ahora el r~y negro se acercad al centro y las


posibilidades ganadoras de las blancas se
verán reducidas, Según Botvinnik, 37 if2,
seguido de fk t -e l -eá, sería más prometedor
para las blancas. •·

37 ... Wc6 JS..td2 gas 39.icJ ~cS 40.Ar6 b4


41.h5 i!a7 42.geJ ~d6 43.!eS+! ~d5!
49.g4? f-4
La respuesta natural parece ser 43 ... ~e7, pero
después de 44 g4! f:itg4+ 45 ~:<g4, la torre 49 ... fag4+ 50 'itiJtg4 tampoco salva la partida.
negra pierde el control de la séptima fifa y el Por ejemplo: SO ... ~d6 Sl ~fS l°LJg7+ S2 i;'(.g7
segundo jugador tendría dificultades. g,,g7 53 h6.

4-iibl Wd6 45.gdJ+ d;icS! 46.Bdl gh7 50Jld2 Lu negras se rindieron. No hay de·
47.lhl'.td6 fensa contra la amenaza S I gc15.

"Aquí no pude ver una continuación satis-


factoria en la variante 48 g.J hg4+ 49 @x.24 Smyslov - Botvinnik (C17)
c;;d5 50 .tf6! (pero no 50 h6 lcd8, ... (;:.f7- y Campeonato del Mundo, Moscú 1954
... ~xh6, o bien 50 ers 't)g7+!).
Ahora no es posible SO ... ~d8, y contra ta
1.e4 e6 2.d4 dS 3.lck3 ib4 4.eS es S.a31a5
amenaza h5·h6, seguido de Wf5·g6, no parece
haber defensa. En realidad, es todo muv
sencillo. Las negras deben jugar 50 ... gm oi Aunque la última jugada de ras negras parece
artificial. tiene su fundamento estratégico. La
~f5 ~f'&), cuando las blancas no pueden
clave es que después de fo "normal"
progresar.
No me cabe duda de que Smyslov vio todas S .. J.xc3+, las dificultades de las negras están.
sobre todo, relacionadas con la debilidad de
estas sud lezas, de modo que su ju osada
• •
sigurente no fue g2·g4 .. (Borvinnik). sus casillas oscuras. y el intento de conservar
el alfil de casillas negras es muy tentador.
48.a4 (ver diagrama siguiente) 48 ... ~e7? Cierto que la corrección de los principios
posicionales no impide que las negras se
Un error que conduce a la derrota. Las negras retrasen en desarrollo.
habían evitado esta jugada tantas veces que no
pudieron abstenerse de hacerla. Tenían que 6.b4! cxd~ 7.~b5
haber llevado su rey al naneo de dama. con
d5..c4·b3xa4, y entregar su torre por el peón En la novena partida del match, Smyslov
·h-. tras el cambio de los peones ·w y ·gr. empicó la aguda 7 fig4!, ganando brillante·

134
mente. Hoy en dfa la evaluación de: esta juga- la debilidad de los peones blancos es muy
da no es tan clara ... perceptible.

7 ...ic7 8.f4 21.~cSic6 22.eri 0-0 2J.~b3 id7 24.ecs

La continuación temática. En la partida "Smyslov casi siempre busca el cambio de


Zeshkovsky-Lputian (Erevan 1984), las damas, cuando eso no empeora su posición ...
blancas optaron por un plan de libre desa- Aquí la decisión está bien fundada: después de:
rrollo: 8 en li:)c6?! (Lputian recomienda 24 Hfcl f6 25 ~g3 fxc:5 26 fxe5 ~fS, las
8.J~e7!) 9 'thc7+ 'flxc7 10 if4 ~ge7 blancas quedan en una dificil posición, a
I t.id3 ~g6 12 ig3 id7 (era mejor causa de la debilidad de sus peones"
l 2...~g:<e5!?, según Lputian) 13 0--0 'tfib6 (Botvinnik).
14.gel,con ventaja blanca.
2.i .•. 'tbcS 2S.lchcS gc7

En su partida con Short del Interzonal de Bici


1935, Vaganian introdujo aquí una interesante
mejora: 8 .. id7! 9 ~f3 li:Je7 10 1b2?!
(Ljubojevic jugó más fuerte contra Vaganian:
1 O lo b:td4 lo bc6 11 .idJ lthd.i 12 ~ :<d4 ib6
13 1e3!) IO .. J..,b5 11 i:tb5+ 'tJbc6 12 .ld3
ib6 13 0-0 a6, y fueron las blancas las que
tuvieron dificultades.

9.~n ~bc610..id31'b8
"Por supuesto, esta maniobra gasta mucho
tiempo, ¡pero el alfil de casillas negras es muy En el final resultante la posición negra es
útil!" (Botvinnik). ligeramente preferible. Las debilidades origi-
nadas por las jugadas 6 b4 y 19 :a4 en la
11.lobxd.i a6 12..1\eJ !a7 13.0-0 apertura tienen un negativo peso específico.

26.~xd7 Jhd7
"13 c3 planteaba mayor peligro a las negras,
para retomar de peón en caso de cambio en
d4" (Botvinnik). El caballo de "c5'' tenla una posición insegura,
de modo que este cambio es apropiado.
13 ... ctlxd4 U.ixd4 .lxd4+ 15.lilxd4 ti'b6
16~~hl id7 17.c3 lk8 18.ffel h6 19.a4 27 .bxaS g3g 28.a6?

Una jugada comprometedora. Si las blancas Ahora tas blancas caen en serias dificultades.
no consiguen controlar espacio en el flanco de Era muy importante que mantuviesen el punto
dama, en el final este debilitamiento se hará fuerte de ·bs· para el alfil. Después de 28 c4,
sentir. o de 28 ibS lk7 29 IUc l lb.i.S 30 c4, la
posición se iría igualando progresivamente.
19 ..•aS! 20.ctlbJ9c7! Hay que tener en cuenta que era la primera
partida de Smyslov en un match por el
Una excelente jugada. Ahora. 2 l li:lxa5 b6 Campeonato Mundi.il y que, como demuestra
22.~b) exc3 es favorable a las negras, pues la historia de la lucha por la corona. el cam-

DEFENSA FRANCESA l3S


peón del mundo se siente más confiado en 40 .. i.x36 g5), y a 35 .tc6, si no hay nada me-
tales partidas que el aspirante. jor, con 35...iocS. El negro habrfu ganado un
peón, y las blancas sólo habrí.ln conservado
28 ... bxa6 29.c4?! algunas posibilidades de: tablas" (Botvinnik),

Tarrasch solfa recordar que los errores, como 35.ifa2 ~d2 36.gf2 t.Jc.i 37 .h4
las desgradas, nunca vienen solos. Ahora las
blancas se desprenden de su peón retrasado en Ame la inminente ... g5, las blancas tratan de
IJ columna "e", pero las piezas negras comien- cambiar el mayor número posible de peones.
zan a invadir la posición enemiga a lo largo de
Ias columnas abiertas. Una mejor opción para 37 ••. g5 38.hxg5 hxgS 39.fxgS
las blancas era 29 Sab l, cuando no les
resultaría dificil defender su peón débil, El final de torres, después de 39 ie2 a5
40.!.,c4 .;.,c.t. era muy desagradable para las
29 .•. dxe-l 30.i..~c-' IM.i? 31.ie2 blancas.

A 31 gac l. tas negras disponen de la 39 ...~.xe.5 40..ie2 gbl+?!


desagradable 31...~fS.
Un jaque superfluo. Er.1 mejor la inmediata
JI •• .li~dS 32.gJ ~c3 33.1f3 gbS 40 ... a5, sin temer 41 1b5. a lo que habría
seguido 4 l ... gg4.

En sus cornernarios a la partida, Botvinnik


mencionó que a 41 ihS pensaba continuar
con 4L~g7 43 gf.i &d5! ~ i;:if2 Éb7
(seguido de ... ge7). Las negras habnan ame···
nazado con jugar ... ~g6 en el momento
oportuno, conservando 3SÍ la ventaja.

42•• JtbJ

Las consecuencias de los errores blancos son Mis fuerte era 4:? ... 6xa4 43 E'.cS ge4 !
ahora evidentes. Las piezas negras han toma· 44.gxa.5 (+l ihS lb3 45 i.:d7+ ~xn
do posiciones dominantes. El peón de "a-l" es- 46.gcs+ ~g7 47 sc7 ~g6. y las negras tienen
tá atacado. También existe la amenaza posi- un peón de ventaja) 44 ... Eb3 ó 44 ... 6\!3. Las
cional 34 ... sbJ, y el caballo ocupa una posi- negras habrían conservado posibilidades
ción inexpugnable en campo enemigo, contro- ganadoras, en vista de! la debilidad de: los
lando las importantfsimas caslllas "b l" y "d 1 ". peones blancos de "gS .. y "g3" (Botvinnik).

J.i.la3 ~bl? 43.gf.J?

"¡Posiblemente, el primer error de las negras! "El error decisivo. Está elaro que, en sus
Tenían que haber tomado tranquítamenre el análisis de la posición aplazada, Srnysíov
peón ·a" (3·L'tlxa4). A 35 gra 1 podían haber omitió la maniobra indicada en la nora a la
respondido con 3S ... gbb4 (36 id l ~cS jugada 42 de las blancas. Lo correcto CrJ
37 .gcJ :bc4 38 lxc4 lbc4 39 ie2 ge4 43.:cs ~d3 (o bien 43 ... gds 44 Jh:dS exd.S

136
4S fü5 geJ 46 <;;·f2 d4 47 fü4) 44 ixd3 La última posibilidad de las blancas era
gd~d3 45 EbaS gxg3+ 46 @h2, cuando las ta- 55 ... @g7? 56 @h3!, cuando, a pesar de sus
blas son mis o menos evidentes" (Botvinnik), dos peones de ventaja, las negras difícilmente
pueden tener esperanzas de ganar.
43 .. J!dS!
56JU6+ We4 57.WhJ fUJ ss.ga6 srs. Las
En esta situación la maniobra de torre a "d5" blancas abandonaron.
gana en fuerza, puesto que, en comparación
con la situación de: la jugada 42, en lugar de la
activa ihS, las blancas han ef ectuado la Smyslov • Letelier (C19)
jugada improductiva sc2. Ahora no es posible Venecia, 1950
+-' ih5, debido a 4-LJ;dd3.
1.e4 e6 2.d4 d5 3.locJ ib4 4.eS c5 S.aJ
4 . a.ge.i ©g7 45.ih5 ~g6 .;&6.gg4 ixc3+ 6.bxcJ ~e7 7.a4 ~as 8.t:fd2 ~bc'6
9.!,HJ cxd-l Iü.cxd-l ~xd2+ l 1..ixd2

46 .. _geJ!
Desde el punto de vista de la teorfa moderna.
Las negras crean dos amenazas: 47 ...gee5 y el cambio de damas realizado por tas negras
47...~eS 48 gf~ add3, forzando un final de es un tanto prematuro, Los dos alfiles blancos
torres ganado, son aquí valiosos y la mejora de la formación
de peones en el flanco de dama aumenta su
47.i.~g6qJxg6 48J;f2 srs: valor.

Más sencillo que 48 ... gxg5 49 gxg5+ Wxg5 11...ltlf5?!


50 ihn ge4. Una jugada innecesaria, que obliga a las
blancas a ejecutar el plan de desarrollo que
49,gxf5 exfS 50,gc4 f!e4 s1.gc7 f!:<a4 tenían proyectado. Más natural era l l...0--0,
52Jla7 ifaJ 53.@hJ seguido de ...id7 'I el doblaje de torres en la
columna "e".
Una astuta réplica que, de todos modos, no
puede salvar a las blancas, Habrían perdido 12..ic31d7 13.1d3 ftc8 14.di>d2 0-0 IS.as
después de S3 @f2 a4 54 ~g2 ~xg5 .55 f:hn llc7 16.f!ht 1 !
&b3!
Las blancas han restringido la posición contra-
53.•.r.i S·l.~h4 íxgJ SS.la6+ ~íS! ria en el naneo de dama, y tienen buenas

DEFENSA FRANCESA 137


perspecnvas de poder lanzar una ofensiva de las características más llamativas es el cambio
peones en e! naneo de rey. Srnyslov sitúa de ritmo en su juego. Siguen. una tras otra,
oportunamente su torre en la todavía cerrada series de jugadas sólidas. reforzando su posi-
columna "e", anticipándose al posible contra· ción, que parecen no tener fin. y de repente
juego de su oponente. Nimzovich calificaba surge inesperadamenre un golpe táctico. El
en su tiempo a una jugada de este tipo como carácter del juego c~mbia abruptamente y su
"la misteriosa jugada de torre". adversario, agotado por la presión posicional,
a menudo pierde 13 orientación en las compli-
16 ... f6?! caciones tácticas.

El deseo de contrajuego de las negras es


comprensible. pero la mayoría de las ventajas.
derivadas de agudizar el juego las obtendrán
las blancas. Mejor hubiera sido optar por una
'defensa pasiva. con l6 ... a6, seguido de . .l~a7
y. según las circunstancias, ... ~bS ó ... 1b5.

17.1xf5!

Cuando vemos esta jugada realizada en el


tablero, nos parece simple, una caracterfstica
que suelen tener la mayorfa de las jugadas de
Srnyslov. l\o es fácil renunciar a la ventaja del
par de alfiles. dejando en juego alfiles de
distinto color, pero la debilidad del peón "dS''
y la me jor colocación de las piezas bilocas L3 principal idea de fas blancas se manifiesta
hacen que la posición negra sea dificil. en la variante 21. .. tei 28 ~~d5!! '2.xd5
29.a.xe6 g~cs 30 ~xf6 itxf6 (30 ... ¿.,c3
17.•.e.xf518.exf6 fhf6 19.Sabl h6 31.sd6 ~c7 32 gd7+) 31 dxd td7 32 ~d3
~~c5+ 33 ~c4, cuando ganan la partida en el
SI! amenazaba 20 áb5, y si 20 ... ie6. 21 €.g5, flanco de dama. en vista del alejarnienro del
ganando un peón. rey negro.

28Jhe6! sxe6 29.&xcS ~c6 30.a6:

El caballo es trasladado a "d3'', desde donde El golpe concluyente. Se elimina el soporte


puede amenazar varios ataques. tanto desde del caballo negro, que permitirá ganar el peón
"cá", como desde ''e5'' y "f.r·. de "d5'',

22 .•. r.i n.n gs 24)odJ ~h7?! 30... bxaé 31.fü7+ 'itg6 3~.gd7 ~e7 3J.ib~
~f53-Uhd5
La lejani3 del rey negro del centro les permite
a las blancas iniciar un concreto juego posi- Puede decirse que la lucha ha finalizado. Los
cional, que no es en absoluto evidente. dos peones centrales pasados y unidos de fas
blancas no pueden ser detenidos. y el
2s.g,1 gr6 26Jk5 !cS (ver diagrama contrajuego negro en el flanco de rey es
siguiente) 27.~b~! insignificante.

Al reproducir las partidas de Smyslov, una de J-1...~eJ 3S.gd8 txg? 36.dS lb6 37.icS
ib7 38.ffcS ~h4 39.We2 ~rs 40.lc6+ Wh5 casilla "c3" está indirectamente cubierta por la
4l~d6 ld7 42.lc7. Las negras se rindieron. torre de "c8". y las blancas tienen que declarar
sus intenciones. Nada se consigue con 11 ia3
cxd-t 12 cxd4 ~xd2+ l3 @xd2 lc)fS, o bien
Smyslov - Uhlmann (C19) l l .0--0 cxd4 12 cxd4 ~ ,td2 13 i:(d2 ltJ rs
Mar del Plata, 1966 l4.c3 'Íla.5, de modo que Smyslov decide
implementar la vieja idea de Bondarevsky.
l.e4 e6 2.d4 d5 3.~c3 ib4 4.eS ~e7 5.aJ
.ixcJ+ 6.bxcJ cS V~ fJ id7 8.a4 11.dxcS!?~g612.0-0 0-0

La continuación clásica. En los torneos Más tarde Uhlmann descubrió que era más
modernos se ha vuelto más popular la fuerte 13...~cxeS! Su partida con Hartston
ambiciosa 8dxc5 !? (Bcndarevsky-Loevenfish, (Hastings l973n3} continuó con 14 lthe5
Moscú l 940), tratando de abrir el juego lo ~xeS 15 §'e3 log6 l6 iaJ .ic6 17 f4 ~O.
antes posible, para activar los alfiles blancos. con mejor ju~go para las negras.
Un ejemplo típico lo constituye la partida
Betiavsky-Foisor, Bucarest 1980: 8 ... ~c7 13.'9e3 'flc7 J.t~d-4!
9.1d31.:i4 JO gb l ~ec6 11 0--0 ~d7 12 ie3
l;;d~eS? 13 'theS ~xe5 141f4!, y los alfiles Es casi seguro que Smyslov ya estaba aquí
blancos empiezan a "alborotar".
planeando entrar en el final,
Smyslov opta por dxc5 un poco más tarde.
U...ti'xe5 15.~bS ~xeJ 16..txeJ a6 17.~d6
ic7
8 ...ti'aS 9.'i9d2

Aunque la mayoría de los jugadores prefiere


la más natural 9 .id2, a Smyslov siempre le ~
gustado b jugada de la partida. que mantiene
abierta la posibilidad de que el alfil ocupe la
importante diagonal a3·f'S sin pérdida de
tiempo. El plan de las blancas queda bien
ilustrado en una de sus tempranas partidas:
9 ... c4·~ 10 g3! 0-0 l l 1g2 f6 12 exf6 g;(f6
13.0-0 ~bc6 (a esta posición se llegó en un
orden de jugadas ligeramente distinto:
u.tal! ges 15 ~h4 ~es l6 f4!, con una
clara ventaja blanca, Srnyslov-Boleslavsky.
Moscú/ leningrado 194 l -véase el libro de En la posición del diagrama podemos ver, de
Srnyslov 125 Selected Games, pág. 26, nuevo, los peones blancos triplicados en la
Pergarnon 1933, con la partida completa). columna "e". pero mientras que en las partidas
Smyslov-Botvinnik las blancas tenían un peón
9.. .!obc6 I0.1e2 icS! de ventaja, aquí el material está igualado. Sin
embargo, la posición blanca es claramente
Una fuerte jugada. Las negras ocupan la preferible. Las negras tienen un peón débil en
columna "e .. y ahora planean el cambio de "b?", que pueden someter a un ataque frontal
damas. No querían hacerlo de inmediato, a lo largo de la columna, sus piezas están
10... C.lld4? 11 cxd-t e.,d2+ l2 i:(d2 itfS descoordinadas, y el caballo blanco es una
13.icJ!. de forma similar a la partida, antes espina clavada en el campo negro. L:i única
incluida, Smyslov-Letelier. Pero ahora la baza de las negras es fa creación de un fuerte

DEFENSA FRANCESA 139


grupo de: peones en el centro, pero los dos Podemos entender que Uhlmann no desease
peones blancos de: "c2" y "c3" neutralizan la afrontar una dificil defensa, después de
fuerza de tal esquema, reduciendo su movi- 25 ... e4, pero de todos modos eso es Jo que
lidad. tenía que haber jugado. puesto que la
momentánea iniciativa que fuerean las negras
18.nS! con 25 ... d-' pronto llega a punto muerto,
mientras que el peón extra de las blancas,
El peón de .. b7" queda rígidamente .fij3dO en ahora doblado. se mantiene.
su casilla inicial.
26.cxd-' ~d5 27 ir? exd-l
18 ... e5 Por supuesto, 27 .. ~c3 23 fae5 era
inaceptable para las negras.
Las negras no disponen de otras posibilidades
activas. 2s.ll~d.a ~xd.a 29.Bxd"' ie'.7 JO.wfl ~cJ
3Utel gxel 32.~:<el ~e4 3J.tlxe4 ixe4
19.Btbl ~dS 20.!dl ic6 21..ig.J! ~e6 J.$.c3
22.Babl ~e7 23.gJ rs 24.AhJ g6
La lucha se ha ido reduciendo a un final puro
y simple, en el que las blancas tienen un peón
extra y ventaja posicional.

J.i.. .lU6

No 34... ÉcS?, por 35 g.,e.i.

35.gds+ Wg7 36Jld7+ gn

De otro modo, ln torre blanca se sitúa senci-


llarnente en "el", y el cambio de alfiles decide
la partida.

Los peones negros de "d5'', ·es·· y .. fS .. ofre- 37.!::xn + t;PxrT


cen una formación impresionante, pero su
centro no es~ apoyado y carecen de movili-
dad. Al analizar las virtudes y defectos de los
peones doblados, Nimzovich los comparaba
con la cojera de un hombre sentado. También
señaló que. quizá a causa de su debilidad
dinámica. poseen una complementaria fuerza
estática. Esto significa que son débiles cuando
se mueven, pero que cuando se oponen al
movimiento de las piezas y peones enemigos
es difícil imaginar una .barrera más firme. No
debe sorprender. por tanto, que a Smyslov le
baste con una sola jugada para anular por
completo a los peones negros centrales.
En este final todos los peones negros se
2s.r.i? d4 encuentran situados en casillas del color de su

140
alfil, mientras que con los blancos sucede lo pectivas de ataque." De modo que sólo en los
contrario. Además, las blancas tienen un peón últimos diez o quince años demostró su
de ventaja. que Smyslov materializa de forma viabilidad la variante 7 ... 0-0. que se encuentra
convincente. en las partidas de Vaganian y Bronstein. Por
otra parte, los resultados de las negras aquí
38.wd? me6 39.c4 ~d7 40.weJ cbc6 4t.cbd4 puede que sean mejores que los de la variante
wd7 7 ... c:<d4 (cierto que en muchos casos la actua-
ción de los protagonistas ha dejado mucho que
EJ negro se aleja voluntariamente del peón de desear}.
"c S",
pero no hubieran podido mantener su rey En principio, las blancas asumen ciertamente
en "cé" por tiempo indefinido. El blanco, me· la iniciativa, pero las negras tienen juego
diante el Zugzwang, habrían situado su altil sobre la columna "f" (después de .. .f5) y en el
en '"e2" ó "dl", y a continuación desplazarían centro. y su formación de peones es clara-
al rey negro con un jaque desde "a-t" 6 "B". mente superior. En el final sus poslbilidades
mejorarían considerablemente.
42.q,,es An 43.~f6 cbc6 4-'.~g7 wxc5 Conviene recordar que la jugada 7 ... 0-0 fue
45.~:<h7 ihS 46.in Wb4 47.!.gl wxa5 introducida en la práctica de torneo por
48.ixb7 ~b6 49.icS as ·so.id7 ~es 51.hJ Boleslavsky (en una partida con el maestro
ifJ S2.Wxg6 ic6 53..i.'dS a.i s.iibl a3 Shaposhnikov, Sverdlovsk 195 l , Semifinal
ssrs ie4 56.iaJ id3 57.h4 Wd4 58.h5 cbe4 del Campeonato de la URSS), quien observó
59.g4 @f-l 60.Wg7. Las negras abandonaron. que " ... esta jugada... es más lógica que
entregar los peones "g'' y "h". Por otro lado, a
las blancas no les resulta fácil, como pueda
parecer a primera vista, poner en marcha un
V. Zhuravlev • Bronstein (C18) ataque."
Cto. URSS (Semifinal). Odessa J 974

1.e4 e6 2.d4 d5 3.~cJ 1b4 4.e5 c5 S.a3


1:~cJ+ 6.bxc3 ~e7 7.~g4 0-0
Después de 8 1d3 (que se ha hecho popular
en los últimos tiempos). 8 ... ~bc6 9 t9h5! es
7 's'g4!? es lil continuación crítica. después de peligroso para las negras. Así pues, es
b cual las negras se enfrentan a uh difícil preferible 8 .. .f S.
problema: ¿cómo deberán defender su flanco
de rey. debilitado por la ausencia del alfil de
8 ...~bc6 9.1d3 f510.exf6
casillas negras? La jugada más natural es
1 ... lilf5. pero tras 8 id3 el ataque al peón de
"g]" se mantiene, y las negras se verán obli- 10 e'g3, recomendada también por Keres,
gadas a debilitar su naneo de rey con 8 ...h5 mantiene el peón en "e.S". pero dificulta a las
(véase la partida siguiente). blancas desarrollar su iniciativa, reduciendo el
Por consiguiente, si las negras no desean ritmo de su ataque. Esta posición fue jugada
entrar en el agudo y muy analizado juego muy sutilmente por Vaganian, en su partida
forzoso que se deriva de 7 ... cxd4, la única con Klovan (Aktiubinsk 1970, Sernifinal del
jugada .. normal" que queda es 7 ... 0--0. Pero Campeonato de la URSS): 10 .. :eas l l id2
durante varias décadas las negras lo han cxd-t 12 cxd4 ~a4 13 ~h41d7 14 0-0 't)g6
estado evitando. prefiriendo entregar sus peo- 15 ti'hS ie8! 16 log5 h6 17 loxe6 lt)f4
nes "g" y "h". 18.locS 1xh5 19 fuxa4 loxd3 20 cxd3 loxd4,
Obviamente, la opinión expresada por Keres, con mejor final para las negras.
tuvo mucho eco: "El enroque es muy peligro-
so y concede a las blancas excetentes pers- 10 ... ld6 11.igS

DEFENSA FRANCESA 141


La continuación mis habitual. La tentativa de
"desmantelar" de inmediato el enroque negro,
con 11 ~hS h6 12 ~e5(?) ~ ~es13 d:<eS fü'8
14 g4 c4 l51g6? ~,g6 16 ~.'(g6 ~h4! llevó
a las blancas a una situación desesperada, en
b partida Shaposhnikov-Boleslavsky ya
citada, Sverdlovsk 1951.

11...gn 12.ixe7

Aquí cabe considerar una idea de Ljubojevic,


para debilitar la posición del rey negro,
foraando ... g6, y luego emprender un ataque
con los peones "g .. y "h", conservando el alfil
de! casillas negras: 12 ~hS g6 13 \;'h4 c4 El final es desagradable para las blancas,
l4.ie2 'ª:iSIS .id~ ~f5 16 'a'g5! id7 17 g4
puesto que sus peones débiles del ala de: dama
son crénicos e incurables.
~d6 18 h-l ~e4 19 s'e3, con una posición
muy aguda. aunque mejor para las blancas.
21.gael ge4 22.lod? gxe3 2J.gxeJ wn
2-'.h4? g6 25.g3 ldS 26.~f3 sd6 27.~e5+?

Ahora el juego pasa a un final de torres dificil


También es posible 13 ... g6 14 0-0 c4 15 ie2
~fS, Ljubojevic-Beliavsky, Tilburg 198~.
para las blancas. Eran preferibles 27 ae l ó
2H~fl.
J.t0-0 c-4 15.ig61d7 16.!Uel ieS 17.ixeS 27 ... lt.he5 28.JxeS lfa6 29.ff:"<d5 g~a3
30.l!d7+ ~e6 3Utxb7 ihcJ 32.gxa7 gxc?
En una posición similar (con la torre dama en
.. el"), Yurtaev trató de mantener el control de
la casilla "g6'' con 17 ~g4, pero después de
l i ... i.xg6 18 ~~g6 \?!d6!, no pudo conseguir
nada (Yurtaev-Lputian, Krasnoiarsk 1981).

Con esta fuerte jugada, Bronstein se apodera


de 1:1 iniciativa. En esta posición la principal
amenaza de: las negras es el cambio de damas,
tras el cual las blancas tendrán dificultades en
su naneo de dama. Ahora se amenaza
19...,g,fs.
La posición blanca está perdida. a pesar de la
19.geJ momentánea igualdad material.

Las blancas no ven la forma de contrarrestar 33.gas ld2 34.lcS gxd~ as.en Wd6
la amenaza y tratan, al menos, di: consolidar 36,gcs r.i 37.gxí-l
su control de la columna "e".
37 ~e2 r~g3 )8 fxg3 :g4 39 ~o h5 también
19-VfS 20. §' m urs es desesperado.

142
37 .. Jh:f4 38.hS gS 39.fth8 fU6 40.@e2 ~c5 10.cxd~ 'l:Yh4 11."e/xh4!
41.. WeJ gd6 42.@e2 cJ 4J.gcs+ ~b4
4-Ulb8+ Wa3 45.!kS Wb2 46.gbs+ ~el Una mejora sobre la rutinaria 11 lofJ(!), como
47.ggs gd2+. Las blancas abandonaron, se jugó en la partida Bogoljubov-Flohr,
Nouingharn 1936, donde, después de
l l ... ~xf4 12 1xf4, la posición resultó más o
Yanofsky - Uhlmann (C18) menos igualada, pues el contrajuego di! las
Interzonal de Estocolrno, 1962 negras sobre la columna "e" sirve di! contra-
peso a los alfiles blancos.
l.e4 e6 2.d4 d5 3.~cJ 1b4 4.eS c5 5.a3
lL •• ~xh-1
.i.xc3+ 6.bxc3 lue7 1.t,g.i ~rs

Con 7 ~g4!? fas blancas atacan el punto más


vulnerable de la posición negra: el peón de
"gi", planteándote a su rival problemas inme-
diatos. La cuestión ahora es si defender o no
el peón, y en este caso, ¿eómo? Ni 7 ... g6?. ni
7 ... ~g6? (8 h4!) son dignas de consideración.
y tampoco es atractiva 7 ... ers, a pesar de ha-
ber sido recomendada por el propio Alekhine.
Por entonces se consideraba peligroso 7 ... 0-0.
de modo que las negras, siguiendo el modelo
de la partida Bogoljubov-Flohr, en la que el
segundo resolvió satisfactoriamente sus pro-
blernas de apertura, deciden defender el peón 12.i.gS!
con su caballo. De este modo, sin embargo,
sólo consiguen un alivio momentáneo. pues Una jugada tremendamente fuerte. Ahora se
con su siguiente jugada las blancas renuevan fuerza un nuevo debilitamiento ( ... gé), tras el
la amenaza con ganancia de tiempo. obligando cual las negras se verán privadas de todo
a las negras a debilitar su flanco de rey. contrajuego. La justificación táctica di!
12.1g5 radica en que el peón de "g2" es
S.1d3 h5 9.~f 4 inmune. pues si 12 ... ~~g2+?, 13 i;t;n f6
l-te.~f6 g:<f6 15 ixf6 ara 16 .ig6+ y las
La teoría moderna considera que esto les negras están mJI. Así pues, SI! ven obligadas a
garantiza a las blancas una ventaja duradera. retirar su caballo, y pronto el alfil de "g S", que
mientras que contra 9 ~h3 las negras pueden no tiene oponente, destruirá por completo lu
emprender complicaciones confusas, coordinación de las piezas negras.

9 ... cxd-l 1.2...~f3 13.~e1! ~c6 U.c3 ~a5

En la partida Gligoric-Pachrnan, Múnich Como demostró Keres, las cosas también son
t 958. las negras también quedaron con un difíciles para las negras después de 1-Lid7
juego difícil tras 9 ... ~h-' 10 ~e2! ~xfJ 15 ixf5 exf5 16 lt:lf4.
l l.'),cf* ~e7 12 i.e2! h~ 13 ~h5! ers
l-l.1g5 c~d-'?! (l·Llt;bc6 era el mal menor) 15.lllf~~c7 16.iel g6 17.tf6
15 cxd-t b6 16 g4! hxg3 17 f:-;g3 iJ6 l 8 gJ
1xe2 19 ~xe2 ~bc6 20 c3, y sus piezas, Encerrando et flanco de rey negro en una
sobre todo las torres, carecen de coordinación. camisa de fuerza.

DEFENSA FRANCESA 143


11-.llh7 18..ibS+?! 36••• gxhS 37.gxhS ~ra JS.ig2!

Una extraña decisicn, que aunque tiene éxito, El peón "h" no puede pararse,
podía haber sido refutada tácticamente. Las
blancas deberían haber consolidado su ventaja 38.•• €lcb2+
posicional con 18 gb l ! id7 19 h4 fü8
20.q;Jd2, seguido del avance de los peones del Desesperación.
flanco de rey con f2-f3 y g2-g4.
39.~xh2 !hcJ+ 40.sxcJ gxc.3+ 41.~d::?. Las
18 .. .id7 19~xd7+ ~xd7 20.~h3 negras abandonaron.

El objetivo de la maniobra blanca era alejar al


rey del peón "t7''. Ahora se amenaza 21 ~gS.
seguido de ig7.
~··
20... h~'!

Como demostró Darga, las negras podían ha-


ber igualado con 20 .•. ~gS! 2 l ~g5 t:(f6
22.e:<f6 ghhS 23 ~:(f7 ghfS 2.¡ ~e5+ i;td6.
cuando las blancas no pueden conservar su
peón de ventaja. Por ejemplo: 25 n gJcS !
26.gc 1? ~ b3 27 gc2 ~~hd-4, con ventaja.

21.q;e2!
La Variante Clásica
La posición de las negras en el flanco de rey
es ya indefendible. pero para las blancas es
Después de l e4 e6 2 d4 dS 3 ~c3, la conti-
imponanre no permitir contrajuego en el otro
nuación 3 ... ~f6 estuvo considerada. durante
sector del tablero. 21 'l'.lg5'? ffü5 22 ~:d7 ges
mucho tiempo. como el método principal de
Je habría concedido excelentes posibilidades
juego de las negras en la Defensa Francesa. El
de contrajuego a las negras.
final que resulta de esta variante. tras el
cambio di: alfiles de casillas negras, incluso ha
21... ~gS 22~g5 ges 23.~dJ lk6 2.J.g3!
· llegado a llamarse el "tina! francés clésico".
~c4

Uhlrnann prefiere entregar un peón, antes que


abrir la columna "h", que resultaría fatal para
sus intereses.

25.ixh4 ghs 26.(4 ~e7 27.~f2 ghs 28.if6


ghc8 29.ghbl! (ver diagrama siguiente)

Las blancas deben mantener su posición en el


flanco de dama, a fin de que más tarde su
peón pasado "h" tenga la última palabra.

29... l8c7 JO.g4 ~c8 JI.M tc)aS 32.~dt ~b6


JJ.ffa2 ~a..i 34.!c2 ~c4 35.lbJ We8 36.hS

1-W
La posición del diagrama se produjo en la Rubinstein, encaja plenamente con toda la
famosa partida Tarrasch-Teichmann, con que variante. En primer Jugar, el alfil de "g2" no
iniciamos esta sección. Tarrasch demostró queda mal situado. Ahora bien, si no está en la
cudles son las ideas estratégicas que rigen en diagonal "b l-h 7''. entonces las blancas no
posiciones de este tipo y consiguió una irnpre- tienen perspectivas de ataque contra la posi-
sionante victoria. Muchas partidas, no sólo ción del rey enemigo. Pero después de todo,
derivadas de la Defensa Francesa, han seguido esca variante no está concebida para un ataque
la senda marcada por el gran jugador alemán. de ese tipo, sino para debilitar el centro de: las
En la mayoría de los casos el ahora plan negras.
estándar de las blancas, basado en asegurar el "L3 jugada l l ... b5 es criticable: está justifica·
control de "d-t" y la subsiguiente ruptura en el da en caso de que las blancas enroquen largo,
flanco de r~y. le reportó éxito al primer juga- pero como transición a un final sólo sirve para
dor. (Un ejemplo mis moderno, que ilustra crear debilidades adicionales en la posición
ciertos matices adicionales, lo aporta l:i negra del flanco de dama. Un tranquilo desa-
partida Korchnoi-Stahlberg). El final tien~ la rrollo, con l l .. .lob6, es mds apropiado.
reputación de ser dificil para las negras, de Tris el cambio de damas, las blancas tienen
modo que éstas han comenzado a evitarlo. una duradera superioridad. Cuentan con ven-
Pero en el ajedrez moderno la técnica defen- tajJ de espacio, mejor alfil, una excelente
siva ha mejorado notablemente, y la evalua- casilla de bloqueo en "d-l", y la posibilidad de
ción de muchas posiciones resulta ahora incorporar rdpídamente su rey al centro. Es
menos categórica. El final francés clásico no curioso que Telchrnann no fuese consciente de
est:i ahora considerado como rematadamente las dificultades que le esperaban, pues en este
malo para las negras. y su evaluación depende punto le propuso tablas a Tarrasch,
mucho de Ja situación específica del tablero en
el momento en que se produce el paso al final.
En el Torneo de Candidatos de Montpellier
( 1985). el gran maestro Chernin demostró con Digna de considerar era 16 K.ib7, con idea de
faite (en la partida Timman-Chemin) que las jugar ... loe4 en el momento oportuno.
negras no están obligadas a permanecer
pasivas en el flanco de rey, sino que incluso 17.~d.i l!acS 18.dHl gc7 19.WeJ ges?!
alli pueden tratar de hacerse con la iniciativa.
La profilaxis ante el avance f 4-f5 no tiene
mucho sentido, porque tal avance no entraba
en los planes de las blancas. Era más lógico
Tarrasch • Teichmann (CI-1)
doblar torres en la columna "e".
San Sebastién, 1912
20.fü'2 ~b7??
1.e4 e6 2.d~ d5 3)Llc3 ~f6 4.ig5 ie7 S.eS
~fd7 6.1xe7 Y!/xe7 7.'~d2 0---0 8.f4 es 9.!of3 Las negras se disponen a cambiar el caballo
~c6 10.gJ a6 11.ig2 b5 12.0-0 cxd-t de "d-l", pero la aparición del rey blanco en
JJ,i¿):td4 ~xd~ 14.\Wxd~ t7c5 1S.'~xc5 ~xc5 esta casilla no hace otra cosa que agravar sus
(ver diagrama anterior) dificultades. Tenían que haber considerado
una táctica de espera, del tipo 20 ... hS !?,
u idea 8 f4 pertenece a Steinitz, quien, en la 2 L. •. g6, 22 ... Wg7. 23 .. J~hS.
Defensa Francesa, prefería ocupar la casilla
·d4" con un caballo, antes que disponer un n.an ~:.S 22.bJ h6?
centro de peones c3/d4/e5. En su libro La
Partida Moderna de Ajtdrt:, Tarrasch reallza Teichrnann exhibe una pobre comprensión de
los siguientes comentarios a 10 g3: "Esta este final, ., sitúa rutinariamente su peón "h"
jugada, sugerida por primera vez por Akiba en una casilla de color opuesto a su alfil. Para

DEFENSA FRANCESA 145


jugar a ganar. las blancas, antes o después, Esto abre el flanco de rey, y ahora una torre
deben lanzar una ofensiva de peones en et blanca podrá invadir la posición contraria.
flanco de rey, cuando Jo mc:jor para el bando
def ensor es reducir el número de peones y. en 31...hxgS 32.fxg5 fbh5 JJ.iixh5 gxhS
consecuencia, lo mejor hubiera sido avanzar 3.Ulxh5 ~fS 3S.gh8+ me7
dos casillas el peón "h", Con respecto a esto.
Tarrasch realizó un típico comentario suyo:
"Es una vieja verdad que, cuando escasean las
buenas jugadas, se realizan las malas, Pronto
rcsultani evidente por qué es mala la textual,
En principio, MdJ estropea tanto una posición
como las jugadas de peones." En defensa de
T eichrnann habría que decir que. mientras que:
ahora son bien conocldos los planes de juego .
en tales posiciones, por entonces el juego de
Tarrasch pareció una revelación.

2J.id3
TrJS la retirada del caballo de "cá", el alfil El final de la partida está prdxirno. Las piezas
blanco queda muy bien situado en "d3'', blancas son mucho más acti vas que las negras,
~· su torre, que las negras no pueden permitirse
2J . ..l~c6 2-$.~xc6: 1xt6 2S.~d4
cambiar, ya ha penetrado en la posición ene-
miga, Ahora las blancas deben encontrar el
Ahora resulta evidente por qué era malo para plan decisivo.
las negras cambiar caballos. Si las torres
también desapareciesen del tablero. el tina! de 36.g6?!
alfiles esrarfa perdido. Por consiguiente, están
obligadas a proteger la casilla "c5" con sus Como señaló el propio Tarrasch. tenía que
torres, y las blancas pueden preparar tranqui- haber realizado la preparatoria 36 ~h7!. y sólo
lamente una mayor conquista de espado en el a 36 .. .'~fS seguir con 3 i g6! hg6 38 l~g6
flanco de rey. con ayuda de sus peones. ~gS 39 ~t7. Ahora 39 ... ~hS -'O ihi seria
desesperado para las negras, mientras que a
25 .. Jid7 39 ... g-!, las blancas ganan con 40 1h5!. y si
Es demasiado tarde para jugar 25 ... h5. Des·
..io .. :th8. 41 !24!, o bien 40... 35 4l 126 .3~
.i~ ih5 a3 43 Íg6 (aná!isis de :\eishtadti
pués de 26 h3 g6 2i g-+ hxg-4 28 h.\g4 ~gi
19.gh l ghs 30 .;.,hS i;;;xhS 3 I ~c5. el rey 36 ... fxg6 37..ixg6 b-4 38.sh7+ ~d8 39id3
blanco irrumpe en campo enemigo. &c3'!
26.g-'!
Esto pierde de inmediato. Después de
Pronto se explotarán los inconvenientes de la 36 ... gc6, fas blancas seguirían teniendo el
jugada 22 ... h6. problema de cómo alcanzar el peón de "eó".

26 ... icS 27 .M g6 40.a3! as 41.ghs+ we7

La amenaz« era 28 g5 h5 29 g6! 4 l...~c7 no habrín cambiado nada, tras


4:?J!a8 dtb6 43 Jfa6+. Ahora las negras se
28.Dhl <3}g7 29.hS gh8 30.fttb2 id7 31.gS! rindieron, sin esperar a 4~ &aS.

146
Korchnoi • Stahlberg {Cll) Las negras se cansan de esperar y tratan de
Bucarest, L 954 iniciar contrajuego con •.. b4. La respuesta de
las blancas se dirige contra esa amenaza.
l.e4 e6 2.d4 dS 3.locJ ~r6 4.e5 ~rd7 S.f4 es 23Jk2 gbs 24,gecl ~as
6.dxc5 ~c6 7.fofJ ixcS 8.idJ a6 9.~e2
~d4 10.l¿)xd.& ixd4 11.ieJ 1xe3 12.Y:heJ Las blancas contesterían a 24 ... b4 con 25 c4,
§°b6 13.ff xb6 ~ xh6 cuando 25 ... d:(c4 pierde por 26 g~c4 gbcS
27.!e4, etc.
A partir de una variante distinta, ha vuelto a
producirse el final francés clásico. 25.~d4 ltlc6 26.gJ
l-tli~e2 id7 IS.~d4 ~c8 16.@d2 ~e7 17.cJ Permitiendo el cambio en "d4", y sin embargo
~c6 las blancas lo impiden en la jugada siguiente.
¿Por qué? Después de 26.Joxd4 27 q;>xd4. la
situación es m:ís favorable a las blancas que
en la jugada 18 (las negras han jugado ... b5),
pero no tan favorable como en la partida
Tarrasch-Telchmann (no se ha realizado ta
jugada debiliradora .•. h6). Quizá tas blancas
pensaban jugar 27 cxd4. Por ejemplo:
27 ... g;(C2 28 gxc2 lk8 29 JkS, cuando,
después de 29 .•. gxc5 30 dxc5, tenían más
posibilidades con su peón en "cS" que en el
final de alfiles similar, con su peón en "d-l",

26 •• Jlbc8 27.ltlfJ loaS 28.logS gh8

Hay una pequeña di ferencia, en comparación Las blancas esperaban provocar 28 ... h6. :i fin
con la partida Tarrasch-Teicbmann: las blan- de regresar con su caballo a •d4'' y ganar. co-
cas han jugado c2-c3, en lugar de b2-b3, y fas mo en la partida Tarrasch-Teichmann,
negras aún no han avanzando su peón "b". En
consecuencia, no es bueno para las blancas 29.~f'3 ghc8 30.b4!?
cambiar en "cé", puesto que las negras reto-
marían de peón y entonces podrían cuestionar
el dominio blanco de "d-l", con ... c5.

Por el momento las blancas evitan el cambio


de caballos. Es probable que tuviesen in rnen-
te la partida Tarrasch-Telchmann, donde la
victoria habría sido incierta sin la jugada
... h6? Además, la posición del rey blanco en
"d-l" es menos importante, siempre y cuando
las negras puedan impedir su acceso a "cS"
con ... b6.
Las blancas quedan con una debilidad en "cJH,
18 .. .lkS 19.lhn We7 20.Jbel g6 2UU'2 lc7 pero obligan a las negras a definir sus inren-
22.weJ bS?! clones de inmediato.

DEFENSA FRANCESA 147


30 .•• ~c4+? ~4 y 50 ithd7 decide el juego. Después de la
textual. las negras se disponen a jugar
Posiblemente la jugada perdedora, puesto el 48 ... ieS y 49 .. .ig6+.
final resultante de caballo contra alfil es más
fácil para las blancas que el de alfil contra
aftil. Después de 3Q ... ,tk6. las blancas podrían
haber maniobrado con su caballo, ltevdndolo a Una última y vana tentativa. Después de
"c5' '. pero la posición hubiera sido más de 48 ... e~fs, las blancas ganan con 49 gc:7 ic8
doble filo. 50 ~hxh7.

49.bxcS M 50.fxe6.ieS 51.ghl bxcJ 52.Wd~


ig6 5J.e7 ga8 s..i.@xcJ ie4 S5.gf2. Las
Cualquier captura de peón haría que el peón negras abandonaron.
de '"c3" dejase: de ser una debilidad, dejando a
las blancas con las manos libres.
Timman • Chernin ( Cl 1)
3!.~d2 g.ic:7 33.~ bJ rs Montpellier 1935
Las negras tratan de ganar algún espacio para
1.e4 e6 2.d.¡ d5 3.loc3 ~r6 4.e5 ~fd7 S.f.& c5
sus piezas. antes de que las blancas íncre-
6. !il (3 lo c6 7.ie3 cxd.i
menten su control de la posición.

3-t~c5 as 33.exf6+ @xf6 36.@d..i g33 El sacrificio de pieza 7 ... ~b6 8 lrJa4 ~a5+
37_ge1 ~n 38.aJ icS 39.fkel gc6 40.g4 9.c3 cxd-l JO b4 ltJxb4 (después de IO ... ~c7
!k7 11 ~~dJ, bs blancas tienen un fuerte centro y
buenas posibilidades de ataque en el flanco de
L~$ negras se defienden contra la amenaza rey) l l c,;b4 a.,b4+ 12 1d2 ltxd2+ J 3 l::l~d2
41.fS, pero ahora las blancas marcan su inten- b6 (jugado por primera vez en la partida
ción de romper de otra forma. Bronstein-Portisch, lnterzonal de Amsterdam
1964). este movimiento disfrutó no hace mu·
41.gS! cho de un brote de popularidad. hasta que
algunas convincentes victorias de las blancas
Las blancas proyectan abrir 13 columna, y las dañaron la moral de sus partidarios. sugirien-
negras, atadas a la defensa de su peón "e", do que ªGUÍ el caballo vale más que los tres
encuentran difícil impedirlo. · peones. Por ejemplo:
14 1d3 1a6 15 'iJb2 ixd3 16 loxd3 lt:c5
41...$.d7 42.M dte7 43.@dJ 17.tZH2 ~:i4 18 0--0 ~c3 19 'a'g4 0-0 20 lilf3
gac8 21 \;'h4 ~a4 22 ~g4 ~e2+ 23 ~h l
Pan evirar un posible jaque en "c4", una vez ~c2 24 g3e l d3 25 :ct l h6 26 iiJxh6+ ph6
que el caballo juegue. pero Euwe considera 27 's'xh6 f6 28 exf6 gc7 29 iteS gh7
que la inmediata 43 h5 ! habría ganado. Por 30."9g6+ (l-0). Timman-Korcbnoi, Bruselas
ejemplo: 43 ... ~n (43 ... gxhS 44 f5) 44 !ih2 1987.
1e8 45 hxg6+ 'tt:cg6 46 gh6+ ct,f5 41 2U6+ 14 id3 ia6 15 ~b2 ~es 16 ixa6 ~~a6
d; g4 48 ge:ite6, etc. IH~'e2 ~;i) 18 ~bS+ cte7 19 0-0 ~e3+
20.la f2 f:hcS 21 gd I g6 22 li) f1 e a3 23 lbd.i
43... axb4 44.axb-' lla3?! 45.hS wn 46.llh2! ~:\a2 24 lcg3 °tYb3 2S ~e2 ii.)d7 26 gd I gc3
g,b5 47.lxhS ~g8 27 ~d3 gac8 28 gffl aS 29 fS ! gxfS 30 ~f4
ggc5 31 ft'hS lcJxeS 32 e'gS+ Wd7 33 ~xrs
Si 47...ctg6. entonces 48 gh6+ WfS 49 gf6+ 'cc6 34 ~xe6! Wxe6 35 gde l + 'it>d7 36 !e7+

148
~cS 37 "9g8+ (l-0). Chandler-M. Gurevich, 16..idJ lücS 17.ldel h5
Leningrado 1987. Estos desastres llevaron a
Vaganian a experimentar en varias partidas Como demostrarán las dos próximas jugadas,
con 9 ... c4, pero tras 10 b4 ~c7, las blancas las negras no sólo tratan de restringir el avan-
conservan una perslstente .. ·entaja espacial. ce contrario en el flanco de rey, sino que tra-
tan de asumir las iniciativas en la zona. Ahora
s.t~hd-1 1cs 9.'a'd2 ixd~ 10 . .t.xd-l ~xd.i las blancas podían haber bloqueado el flanco
11.exd~ ~b6 12.~:<b6 de rey con h2·h4, pero eso habría reducido
considerablemente sus posibilidades.
El inmediato cambio de damas parece ser la
continuación mis prometedora. En la partida 1S.g3 g:ig8 19.ghn gS!
Short-Chernin, del mismo torneo. después de
12 (¿}bs tyxd..i 13 4J:<d-l @e7 14 g3 {¿)b8!?, las La idea de Chemin de lanzar una ofensiva de
negras lograron tablas con relativa facilidad: peones en el flanco de rey fue empleada poco
15 @d:? td7 16 id3 ~c6 17 lt}fJ h6 18 h4 h5 después por Korchnoi, en su partida contra
19 a3 1t1c8 20 ghel l.1Ja5 21 b3 g6 22 iud4 Nunn. en el Primer Campeonato Mundial de
gc7 23 a4 a6 24 c3 shcS 25 gec l ie8 26 ie2 equipos nacionales (Lucerna 1985 ). A partir
id7 27 Ba3 !l!S 28 idl id7 29 ~e2 1e8 del diagrama anterior se jugó: 13 0--0-0 id7
30.g;,c2 d4 31 c4 ~c6 32 a5 f6 33 e:\f6+ @,tf6 14 .id3 hS 15 loe2 cJ;;e7 16 lod4 g6 17 g3 ic6
3-4 ~d:? gds 35 gel ge7 36 gaa 1 e5 37 ie4 18 gde l ~d7 19 c3 (Hort considera que
in 38 i:\c6. Tablas. 19.h3!. seguido de ghfl·f2. habría mantenido
la ventaja de las blancas) 19 ... gag8 20 S:hfl?
12 .• .lihb6 ( era mejor 20 h 3. o bien 20 h4, bloqueando el
flanco) 20... gS! 21 f5 g4 22 l;e2 h4 23 b4
hxg3 24 hxg31a4 2S rbb2 ghJ 26 gg l gghS
27 ctaJ Jk8! 28 @b2 (después de 28.c:Bx.a-l
g~cJ, la amenaza es 29 ~b6+. 30 ... g.iJ+,
3l...~d7 y 32 ... :16++) 28 n6 29J!gg2 idl
30.ac:3 ~b6 31 gf2 gh1 32.fxe6 fae6 33 sfl
lLJa4+ 34 @el gxc3+ (0-1 ).

znrs g4
Ahora no puede impedirse la apertura de la
columna .. h ",

21.f6+ ~d8 22.le3 h4 23.b4

Las negras reconducen su caballo a una mejor Forzando el cambio del caballo antes de
casilla, antes de que las blancas lo impidan, ... ggs. cuando .. .toe4 sería una amenaza.
con b2-b3.Tambi~n debe mencionarse la parti-
da Chandler-Short (Hastings 1988/89).donde 23... hxgJ 2..a.hxgl ~xdl+ 25.cxdJ ahl
las blancas optaron por un plan muy distinto, 26.~e2?!
abrir la columna "e .. : 15 ... h5 16 g3 ~a4
17.id3 ~es 18 h3 gag8 )9 ghfl g6 20 ~d2 Las blancas proyectan llevar su rey a "d-l",
1e8 2 l le l id7 22 b4 ~a4 23 c4 dxc4 pero omiten una clara réplica de su oponente.
24.ft:icc4, y las negras sólo consiguieron tablas Chemin considera que 26 le2 le hubiera dado
con muchas dificultades. juego igualado.

DEFENSA FRANCESA 149


26 .•. @c7 27.@d2 la interesante jugada de alfil 4 ... ib4. Las
posiciones derivadas de lil Variante Me·
Cutcheon son normalmente agudas, y 1:1
partida rara vei: se decide en el final. Sin
embargo, en la línea 5 exd5 ~ xd5 puede
surgir un final virtualmente desde la misma
apertura, y sobre este tema incluimos la
partida Smlrin-Shereshevsky. M.ís caracterís-
tico de 13 Variante McCutcheon es el final de
la partida Klovan-Shereshevsky, en el que la
intensa batalla táctica iniciada en la apertura
se mamieoe hasta et final.

27 ••. d4! Smirin • Shereshevsky (C12)


Memorial Sokolsky. Minsk 1985
La clavada dtl caballo blanco resulta muy mo-
festa, y sólo puede deshacerse entregando rna- J.e.i e6 2.d4 d5 3.~cJ ~f6 4..ig5 11>-i
rerial. . S.e~dS 'thd3 6.i..'\'.f6 ~f6 7.~ge2 /oc6
8.ffd2 ixcJ 9.,.,xc3 id7 10.ebJ ffxb3
28J~e.i ic6 29Jkl ~b8 30.ffxd.¡? 11.axbJ
Esto pierde pieza. La única posilidad de resis-
tencia era sacrificar calidad en "cé".

J0.. .10 JU:el gg5! 32J~d7 !he5 JJ.gx17


Axe? 3,4_grs+ rJsc7 35.n !U'2 36.icl+ itb6
37.~et gn+?!
Después de 37...~ff5 38 2cS lt.f3+, las negras
quedan. sencillamente. con pieza de ventaja.

Las negras hubieran seguido teniendo posi-


ción ganadora con 38 ... '.6f2! Ahora las blancas
recuperan su pieza, y las tablas se hacen En la Variante McCutcheon el cambio 5 exdS
inev itables. a menudo conduce, de manera forzosa. a un
final. En lugar de 9 ~~c3, las blancas podrían
39.~xcl Ef5 40.ges lhn 4U~xe6+ rbb5 haber jugado 9 ~xc3!? ~dxd4 10 ~xd4
.,t2.gn2 gt3, Tablas. ~xd4 11 0-0-0 't)c6 (no 11 ... cS?!, en vista de
12 't}e4 b6 13 c3! ~f5 14 g4! lc;h4 15 ~xf6+
~e7 16 g5) 12 ~bS ~e7 13 ~xc7 gb8
14.f~bSid7.
La Variante McCutcheon En la posición del diagrom.i siguiente las
negras tienen buenas posibilidades de contra·
Tras las jugadas de apertura 1 e4 e6 2 d4 dS 3 juego sobre la columna "g" y la diagonal ·aS·
li!c3 ~f6 4 .ig5, hacia finales del sig1o XIX el h 1 •. Por ejemplo: 15 1e2 ggs 16 g3 ~es!'!
jugador norteamericano McCutcheon realizó En la posición juega un importante papel el

150
peón blanco de "a2''. permitiéndole a las 15 .•. fthgS! 16.ftgl ~e7!
negras llevar su caballo :i"e5" sin pérdida de
tiempo (si l 7 ~xa7 gas). Si en la apertura las Un poco de táctica. Se amenaza 17 ...ifJ, y a
blancas cambian su orden de jugadas, con 8 a3 17 li)itf6 seguiría 17 ... gg6 18 ioh5 sn
(en lugar de 8 tid2), entonces también las 19. ~f4 ixd l 20 loxg6 hxg6 21 W:itd l c5. con
negras deberían reaccionar de forma diferente: mejor final para las negras.
8 ... ~c3+ 9 loxc3 ~:<d-' 10 ªxd.i ~xd4
11.0--0--0 c5 t La posición del peón blanco en 17.ie2 ixgl 18.~xr6 gg6 19.li)g.i .ic4
n3 hace posible esta jugada. La partida 20)tleS ftxgl 2Uhgl ig6 22.h4 rs
Litvinov-Sheresbevsky, Minsk 1978, continuó
con 12 li)e4 b6 13 c3 'llb3+ 1-J <tc2 ~a5
15.b4 ltlb7 16 lihí6+ (!;}e7 17 ~e.i. id7 18 h5
a6 19 l;bl ltld6 20 to~d6 ~:-<d6 21 bx36 @c7
2l ~d3 icS 23 ghd I i.u6, y pronto se
acordaron tablas.
Volvamos o la partida Srnirin-Shereshevsky.
En la posición del diagrama IJ:i negras deben
jugar con precisión si quieren logar la absoluta
igualdad. Su formación de peones está un tan-
to comprometida. y el desarrollo del juego
dependerá mucho de si las blancas pueden
desarrollar libremente su flanco de rey y obte-
ner ventaja posicional.
Como consecuencia del cruce de j ugadas
forzadas de uno y otro bando, se ha llegado a
un final prácticamente igualado, Ahora era
posible la siguiente variante: 23 ~d3 sg8
2-L~d sn 25 i.>tg8+ ixgS 26 .ic4 /cig6,
con las tablas como desenlace más probable.
En lugar de ello, las blancas cambian caballo
por alfil, después de lo cual la ventaja pasa
inmediatamente a las negras.

23.li:hg6? hxg6 2-tig.t c;t;d7 25.5cl (5


26.in c6 :?.7.Wd2 f:h8 28.fth t @d6 29.c4 e5
J0.1lc3 exd.t+ 3 I.@xcU c5+ 32.';i;cJ b6
JJ.b4 cxb-4+ J.t~xh-1 ~c6+!

A pesar oc tJ simplificación, la defensa de las


El caballo, con ganancia de tiempo. abre paso blancas no es fádl. La debilidad del peón "h-l"
al alfil. se hace sentir y rey y caballo negros disponen
di: numerosos puestos buenos en casillas
11.0--0-0 Ac6 13.~f-l 0-0-0 UcJ ~d5 negras.
15.~hS
35.~cJ
El caballo blanco ha ocupado una casilla
debilitada por los peones negros doblados, Las blancas deciden descartar el final de
pero las negras responden con un oportuno torres, ya que después de 35 1.,c6 ~xc6
contrajuego sobre el peón de ·g~". 36.gg I a5-i·!. pierden un peón.

DEFENSA FRANCESA 151


3.5 ... ~eS 36.Ae2 f4 37.fJ a5 38.~d-l?! ~c6+ en "c5" y el caballo en "e5''. cuando el alfil
39.~cJ ~es blanco debe estar en '"h5''. Luego, con la ma-
niobra •.. c;;dS, ieS ~d6. ihS @cS, les corres-
Era muy fuerte 39 ... ges, pero fas negras ponde jugar a las blancas. Después de la obtl-
deciden repetir posiciones en apuros de gada .lg4. las negras tr:isladan su caballo 3
tiempo. "d6" con una victoria tc:cnicam~nte fáci!.

.io.b3 ghs 41.!(dt+ 47 ••. axb4+ 48.m:(b-$ ~d4 49.ihS ~eS


50.©b3 ~e3 5V~c2
Las blancas sellaron esta jugada, que es prác-
ricamente única. Nada cambiaba con S l g;,b4 l:Jxf3 5:! ~c4
!:}d1+ 53 tdS fJ 54 .ig4 f2 SS ih3 <¡;"eJ
ss.ees 'Jc4.
51. •. /;JxrJ s:?.qJd l ~dl. Las blancas abando·
naron,

Klovan • Shereshevsky (Cl2)


Lvov, 1977

J.e4 e6 2.d4 d5 J)!~CJ ~f6 4.ig51b-l 5.e3


h6 6..1e3

En 1:1 partida Fischer-Petreslan, Cur:i~ao 1962.


Torneo de Candidatos, después de 6 id2
1~c3, las blancas eligieron un plan inusual:
7..1xc3 (7 b.,c3 li:)e4 8 ~;z4 es 1:1 continuación
Esto facilita considerablemente fa tarea a 135 critica) 7 ... ~e4 8 !a.S. e..on idea de provocar
negras, Después de 42 Ed8! g:(h-4 43 ab8 ... b6, y bloquear así et paso de la dama negra a
td7 ~ g.:s+ rJ;n 45 sds ~e7 46 ggs. la "a.5". Pero Petrosian reaccionó de forma sim-
única forma de conservar posibllldedes ple y efectiva, y su presión sobre et flanco de
sanadoras hubiera. sido con la inusual manio- dama le obligó a Fischer pasar a un finar
bra 46... @f6 47sd8 sh7!. seguido de ... <;;-gS· mediante un sacrificio momentáneo de peón:
h4-g3! 8 ... 0-0 91d3 ~c6 101c3 lthc3 J l bxc3 f6
12 í4 fxe5 13 faeS ~ei 14 l::f3 cS 15 0-0
.i~ .. .!bh4 43J~b5 lod7 4-i.idJ ghs 45..ixg6 ~a5 16 ~.:l id7 17 c4 ~xel 18 gfxel dxc4
fhbS 46.cxbS ~d5 19 ie4 cxd4 20 ixb7 Éab8 21 ia6 flb4
22J;.idl d3 23 c~d3 cxdJ 24 gxd3 tc6. (Ver
Es evidente que uno de los peones blancos diagrama siguiente)
caerá, En el final las negras tienen la iniciativa: los
peones blancos "a:?'' y ·es . son más vulne-
47.M? rables que los peones negros de las mismas
columnas. y las piezas menores. que disponen
Entreglr la casilla "d~" equivale i fa rendi- de excelentes puestos en d5 .. y "f5''. están
11

ción. Sin embargo, las cosas tampoco hubie- mucho mejor situadas que las contrarias. Aun
ran ido mejor para las blancas con otras conti- así. la posición blanca contiene suficientes
nuaciones. L3.S negras habrían situado su rey recursos defensivos, y sólo un nuevo error de

152
Fischer permite a las negras ganar la partida. hxg5 16 Y9xh8+ @e7. o de ~h4?! e4, las
negras habrían dispuesto de un excelente con·
trajuego.
Mas tarde. uno de los autores llegó a la
conclusión de que et plan más correcto, en
respuesta a 6 ~e3, es 7 ... g6. El debate sobre la
Variante McCutcheon continuó en la partida
Klovan-Shereshevsky, Minsk 1978: 7 ... g6
8.a3 Í:<c3+ 9 bxc3 ~xc3 l O 1d3 ltlc6 l l h4
Cue7 l2 it)f1 1d7 13 h5 g5 14 ltlxg5 hxg5
15.ixgS ic6 16 if6 @d7, y tras una pro-
longada lucha, no desprovista de errores, (1
final desembocé en tablas. 15 ... ib5! (en lugar
de 15 ... ic6) habría dado a las negras una gran
ventaja. tanto después de 16 if6 ixd3
6 ... ~e4 7.~g4 cbrs 8.a3 ixd+ 9.bxcJ loxc3 l 7.cxd3 gh7, como de 17 ixhS if5 y 18 ...cS.
10.id3 es 11.dxcS it)c6 12.liJfJ rs 13.exf6 con un contraataque muy fuerte.
~xf6 U.~h5 e5 13~g6 id7 16.0--0 ~g8 La siguiente partida Klovan-Shereshevsky
11.gre1 srs 1s..id2 ~e4 19.tfodl ars (Odessa 198 l) reportó el éxito a las negras:
20..1xf3 'flxf5 21.ti'xf5 lh:f5 7 ... g6 8 a) ihc3+ 9 bxc3 ~xc3 10 id3 ~c6
11 h4 ~e7 12 f3 id7 13 ~h3 ~f5 14 id2
~a4 15 h5 gxh5 16 ~f4 't!fe7 17 0-0 0-0-0
18 iel gdeS 19 ixf5 exf5 20 ih4 ~e6
21.~d2 ~c6 22 ~f4 "9c3 23 ~f2 Íe6
2.t€)xh5 @bS 25 ~f4 ges 26 1e7 a5
27.&fob l gheS 28 ih4 c5 29 ~e2 ~c4 30 l;bJ
~-~c2 3 l ~fb l fk7 32 dxc5 d4 33 HbS ic4
3-tloxd4 ~d2+ 35 ixf2 'ec3 36 lkl ~xbS
37 füc4 ~xd4 38 ixd4 lk6 39 ga4 gg6
40.'tf2 geg8 4 l gxa5 gxg2+, y las blancas se
rindieron.
Para una mejor comprensión de la apertura,
vale la pena observar que 6 .i.e3 se juega
sobre todo para impedir ...cs. La maniobra
HJ habido una intensa lucha desde la apertura.
Las blancas sacrificaron temporalmente un negra IO ... ltlc6 l l h4 liJe7 se basa en el hecho
peón y las negras respondieron con el contra- de que el alfil blanco de "e3'' está "colgando"
tras 12 h5?! g5 13 f4? ~f5. Pero volvamos al
sacri ficio 10 ... c5. Los peones blancos del
flanco de dama quedaron completamente dis- final de la partida Klovan-Shcreshevsky, Lvov
locados. pero el rey negro no pudo enrocar, ro 1977. En la posición del diagrama las blancas
que impidió la coordinación de sus piezas tienen la iniciativa, lo que compensa tas debi-
pesadas en la octava fila. Cada bando fue lídades del flanco de dama, pero nada más.
obteniendo continuamente nuevas ventajas e 22.c4!
inconvenientes. y la transición al final no
modificó este cuadro. Una buena jugada, que fija los peones
El lector debería tomar nota de la profunda centrales negros. Más flojo hubiera sido
jugada blanca 15 .lg6!, que durante mucho 22J.c l. debido a 22 ... locJ 23 gdJ d4.
tiempo dejó a la torre de rey negra fuera de
juego. mientras que después de 15 i.gS?! 22... ~:<d:? 23.~xd? d4 24,gbl lt7 25.~'4

DEFENSA FRANCESA 153


rindieron sin reanudar la partida. Un análisis
directo demuestra que después de 42 Ik3
gd5+ 43 <ifse2 gds 44 c6 @g6 45 c7 ik8
46.a4 @n 47 o5 @e7 48 a6 Wd7 49 a7, a las
negras les falta un tiempo para conseguir
tablas (49 ... i;aS 50 cS~+).

La Variante Tarrasch
La partida Turrasch-Scheve, del torneo ínter-
nacional de Manchester 1890, tuvo el siguien-
te desarrollo: 1 e4 e6 2 d4 d5 3 lt)d2 g6 4 idJ
ig7 S ~e2 0.e7 6 0-0 b6 7 c3 0--0 8 e5 cS
9.f4 ia6, con una posición satisfactoria para
Un error ar evaluar 1.1 posición, que en ültima las negras. Desde entonces, la variante que
instancia lleva a la derrota de las negras. comienza con 3 /od2 ha sido asociada con el
Ambos contrincantes habían invertido mucho nombre de Tarrasch. No obstante, durante
tiempo en la apertura. y es comprensible que mucho tiempo, este método de juego no fue
ahora. apuradas de tiempo, las negras quisie- especialmente popular. y el propio Tarrasch
ran neutralizar la iniciativa contraria lo antes pronto abandonó su invención, decantándose
posible. Pero las negras consideraban que la por 3 éoc3.
simplificación que se produce después de la A finales de los años treinta se produjo un
jugada textual les resultarfa favorable. y creciente interés en la Variante Tarrasch, íJSÍ
prever que les faltarfa sólo un tiempo para como la aparición de nuevas ideas esrra-
conseguir tablas en el final de torres era impo- tégicas. las iavesdgaciones analíticas de
sible. Tenían que haber sido "pacientes" una Botvinnik, Bronstein, Boleslavsky y Geller, y
jugada más, y haber optado por la frta más tarde. los grandes éxitos en torneo di!
25 .. .!id7!, cuando ni 26 lud6 b6 27 ~e4 bx.c5 Karpov con tas piezas blancas, dieron paso a
28 lihc5 gc7, ni 26 ab5 c¡Í¡h7 27 gebl sbS una situación en la que 3 ~d2 comenzó a
28.lod6 ~dS logran nada especial para las suplantar a 3 ~c3. Ahora estas dos continua-
blancas. ciones están consideradas mis o menos equi-
valen tes.
Las respuestas más habituales a la Variante
Tarrasch son 3 ... cS y 3 ... ~f6. Menos popu-
Conociendo el curso ulterior de la partida, es lares son 3 ... ~c6 y 3 .. ..1e7, mientras que
obligado criticar esta jugada. Pero 27 .. J;bS y después de 3 ... a6 e1 juego normalmente
toda la secuencia que sigue de jugadas habfan revierte a posiciones típicas de la variante
sido planificadas por las negras al jugar 3 ... c5. Las jugadas 3 ... '.Jf6, 3 ... loc6 y 3...ie7
25 ... ~h7? conducen a una lucha esrratéglcamente com-
plicada, pero los finales derivados de estas
28.~d6 lbbl 29.gxbl ~dS JO.ib8 ~e6 variantes tienen, por lo general, un sello
31.ges ~xcS 32.1:heS ~b7 JJ.~xb7 lxb7 "francés" sin rasgos individuales, y no están
3-t'iftn ftbJ 3S.fta5 dJ 36.Wel Jlb2 37.lxa7 especialmente analizados en este libro. ~,~n-
ge2+ 38.'iftdl ixf2 39.gd7 lxg2 40.lbdJ que en el match Tal-Tirnman, Montpellier
lhhl 41.cS Bh5 1985, el gran maestro soviético empicó ta
interesante jugada 11 if4!? y acabó ganando
Ésta fue la jugada secreta de las negras. que se en el final:

154
I e4 e6 2 d4 dS 3 ~d2 ~f6 4 e5 ~fd7 S c3 c5 Matanovic - Barcza (C06)
6 id3 luc6 7 ~e2 c:<d4 8 cxd4 f6 9 ex f6 Interzonal de Saltsjobaden.1952
~:c.(6 10 iof'J .id6 11 if4 ixf4 12 ~xf4
~aS+ 13 ~d2 ~xd2+ 14 Wxd2 0--0 15 ghel 1.e4 e6 2.d4 dS 3.lod2 ~f6 4.eS ~fd7 S . .idJ
~e4+ 16 .ixe4 gxf4 17 id3 'oxd4 18 ~e3 c5 6.cJ ~c6 7.lcie2 ~b6
/oxf3 19 Wxf4 ~:<el 20 J;xel id7 21 ~eS a6
22 @d6 ibS 23 .ixbS axbf 24 J;,ce6 d4 En una época se consideraba obligatoria
25J~e2 d3 26 gd2 ik8 27 b4 Ik2 28 fhd3 ... ~b6 (bien de inmediato, bien tras el cambio
füa2 29 ~U'J J;c2 30 srs b6 31 h4 fk4 previo 7 ... cxd-l 8 cxd-t). De forma análoga a la
32.áxbS g:c.h4 33 g3 gd4+ 34 <l:c7 ~n variante 3 e5 c5, la dama negra ataca los peo-
35.@xb6 ~(6 36 f4 h6 37 <it>aS gd3 38 g4 nes de "d-t" y "b2". Pero en nuestros días, una
ffo3+ 39 Wb6 J;f3 40 ius+ We6 41 b5 g6 vez descubierto el modo de neutralizar la pre-
4H~c5 Éhí4 4Hk6+ @n 44 ~c7 ( 1~). sión. se ha hecho habitual un plan diferente.
Después de 7.i,cxd4 8 cxd4, las negras juegan
En fa revista "64" Tal dio la siguiente breve 8 ... f6. minando la cadena de peones en su
explicación: "Si las negras no juegan vértice, a diferencia de Nimzovich. La presión
IS...~e4+. o no toman el peón (con sobre el peón de "d-l", que se vuelve débil tras
17 ... ioxd4 ), entonces sencillamente queda en 9.e:(f6 lo.'((6, puede ejercerse con la interesan-
una mala posición. A 2~ ...gxa2. las blancas te maniobra ...~c7 .... ~h5, ... g6 y ... 't!lg7. En
podrían haber consolidado su ventaja con "g7" la dama queda muy bien situada, atacan-
25.ge2. mientras que después de 30 ... g6 do el peón de "d4" y colaborando en el ataque
3 l .Ihb5 gxn 32 J:lxb7 ibg2. habrían ganado al flanco de rey. con ... h6 y ... gS. La teoría de
con 33 h-'! gg4 34 bS gxh4 35 b6 6b4 esta variante se está desarrollando de forma
36.mcS gbl 37 gd7." En un análisis más considerable, y las evaluaciones sufren conti-
detallado, publicado en lnformator, Tal y nuas modificaciones. He aquí dos ejemplos:
Bagirov concluían que la jugada 28 de Smagin-Yaiser, Barnaul 1984. 7 ... cxd4 8 cxd4
Timman h:ibía sido un error. Después de f6 9 exf6 loxf6 10 lof3 1d6 11 0--0 't!lc7
28 ...!M'2! 29 gds lha2 30 gxbS gxg2 12.~c3 a6 13 igS 0--0 141h4 ~h5 15 ig3
3 l .gxb7 lhh2, tas negras tendrían todas las (es más fuerte 15 gc1 !) 15 ...loxgJ 16 hxgl g6
razones para esperar unas tablas. No obstante. 17 ge I Y!! g7 18 ib l g5 !. con ataque de las
es muy posible que se produzca un nuevo negras.
torrente de finales de este tipo. Geller-Dolmatov, Moscú 1985. 10 e-o id6
11 ~t) ec1 12 ÍgS 0-0 13 gc1~g414 logJ
Un factor común a las variantes 3 .. .li)f6 y g6 15 't)h4 e5 16 ie2 ~f6 17 d.'(eS 1xeS
3 .. .ltk6 es el temprano minado del centro de l 8.b4 1f4 19 ixf4 Y!f xf4 20 bS lob4?
peones contrario, con ... (6, y el capítulo se 21.~xg6! hxg6 22 a3, con ventaja blanca.
abre· precisamente con un ejemplo de este
tipo, Matanovic-Barcza. 8.~0 cxd4 9.cxd4 f6 10.exf6 ~xf6 11.0--0
El final mis característico de la Variante 1d6 12.'~d2
Tarrasch es aquél en que las negras tienen un
peón aislado en "d5". Las posibilidades de las Una extraña jugada, que hoy apenas tiene un
blancas en tal caso son casi siempre mejores. valor histórico. Con el traslado de la dama al
y las negras tienen que luchar por las tablas. naneo de rey, las blancas no consiguen nada,
Se incluyen varios finales de éstos, y el de modo que pierden el tiempo. Las blancas
capítulo finaliza con dos ejemplos en los que, disponen de una amplia elección en su jug:ada
en lugar de un peón central aislado, las negras 12, pero quizá la continuación más fuerte sea
tienen un par de peones colgantes, con el peón la idea de Geller, 12 ~c3 ! Su partida con
"e" retrasado. Uhlmann (Skopje 1968) continuó así: 12 ... 0--0··

DEFENSA FRANCESA ISS


13 .ie3! .id7 14 :i3 ~dS 15 hJ Hc8 16 gel interesa cambiar alfiles de casillas negras. De
q;hS 17 gel ~es l S gc2 :i6 l 9 ike2. con sus piezas menores, el caballo de: "gJ" es el
fuerte presión sobre el centro. O bien l3. .. ~d8 peor situado. Por consiguiente, parece lógico
14 i~5 id7 15 gel ~bS 16 ih4 a6 17 J;cl IS ~e2, con idea de 19 if.J, pero entonces el
t-5 18. ibl ifJ 19 ig3. de nuevo con ventaja control di! '"e5'' se pierde: temporalmente, y
blanca, Karpov-Hort, Budapest 1973. con l8 ... e5!7 19 d.'<e5 ti)xó 20 ~.'<Ó .t.,e5
:! l.~c3 Éc:S las negras pueden obtener un
1.? ... 0-0 13.Y9g3 ~dS activo contrajuego, Por esta razón, Matanovlc
sitúa primero su· alfil en "e)", y luego trata de:
:Un mds fuerte, como sugirió Kotov. era mejorar la posición de: su caballo de "gJ".
13 ... ídi!. y después de 14 áºh.¡ idb4 151.bt
lb5 16 g<!l ~d3. la venteja está de parte de 1S .. .ie7 19.L.Je2 ers 20.~f.m
IJ:- negras. Milic-Udovclc. Yugoslavia 1957.
El gran maestro Barcza, un gran amante y EJ mejor lugar pura este caballo es "d3", ·y
experto en el final. planea el cambio de vale la pena considerar la siguiente disposi-
damas, L'n plan perfectamente posible, sobre ción de piezas: aíld r .1c3.1bl. ~e 1 (ó ~f..J).
todo tras haber encontrado una ínno ..-acién. y ·~d3. Si el blanco lograra realizar este rea-
grupamiento. habrfa conseguido también con-
U.~g3 h6 15.~h-' ~h7 16.1S°:(dS gxdS trolar "e.S". sellando venuja. Pero ahora. con
un avance de J><!Ón en el flanco de rey. Barcza
provoca el cambio de: caballos, y la iniciatlva
pasa, gradualmente. a manos de las negras,

20 ... gS! 21.~g6 ~hg6 22.ixg6 ~g7


2Jih5?! .tr6 2.t.icJ b5 2s.bJ as 26.a3 b-l
27.n.lb-l axb-l 28.1b2 ffo5 29.ig~ in
30..ih3+ ~e7 31~g6

Las blancas han encontrado la forma de


reincorporar al juego su alfil de casillas claras.
pero ras negras tienen ya su rey en el cenero,
además de dominar la columna "a",

El cambio de damas ha conducido a una


posición complicada, que di ffcilmente puede
calificarse de final. Ambos bandos tienen ¡><!O-
nes débiles en el centro. Las posibilidades de
las blancas parecen algo preferibles. pero en
este tipo de situación todo depende de J a fuer·
za práctica de los jugadores y su destreza en el
final. puesto que la posición dista de ser clara.
Las negras pueden aspirar no sólo a igualar,
sino incluso il apoderarse de la iniciativa. En
otras palabras: todo el juego está por venir.

11.ge1 id7 18 . .id2

El peón negro de ·e6" y 13 casillacentral ·es"


son débiles, de modo que a las blancas les La posición ha cambiado considerablemente.

156
Mientras que con sus maniobras las blancas que permite a las negras convertir su ventaja
apenas han hecho otra cosa que marcar el posicional en algo tangible.
paso. las negras han logrado cosas impor-
tantes, como llevar su rey al centro, ocupar la 37 ...ixe5+!
columna "a" con su torre, y ganar espacio en
ambos flancos. La iniciativa es completa- No todo el mundo se animaría :t realizar un
mente suya, y las blancas tienen que situarse a cambio así: desprenderse de un alfi! para que-
IJ defensiva. dJrSI! con el aftil "malo" de casillas blancas.
Pero la acción di! las negras se basa en aspee-
33.i.bl tos concretos.

Al comentar esta partida en el boletín del 3S.ib:e5 srs 39,gc2 ~h5 40.~dJ ~cJ
torneo. Kotov recomienda el cambio de torres, 41.sc2 iU~ 42..ixcJ bxcJ 43.@gJ g~«J.¡
con 33 sal. Sin embargo, es dificil estar de 4-tsxcJ
acuerdo con él, porque después de 33 ... gx:i ('.r
3.¡ ~.u 1 ~d6. las blancas se enfrentan a La posición se ha simplificado, pero esto no
insuperables dificultades. Se amenaza 35 ... g.i, significa que las cosas sean más fáciles p,1ra
ganando un peón. y a 35 h) podría seguir las blancas. Las negras dominan el centro, y
35 ... e5! 36 dxe5+ ioxe5 37 ~he5 .ixe5 por el momento el peón pasado "b" es más
38 . .i;<~5+ ~xeS. cuando el final de alfiles está una debilidad que una fuerza.
perdido.
4-S ... ~d6 45.WrJ ib4 46.@e2 eS 47.ic2 c4
33•.. saS 34.hJ ~a5! 48.~d2 .trs 49.idl d-l SO.lkl 1e6 51.ifal
gb6 52.J.c2 .id5 SJ,ga4 ~cS
Este caballo se traslada a "dé", donde tendrá
buenas opciones de situarse en ''b5" 6 "e4". Gradualmente, el tablero se vuelve mas y más
"negro". Su rectángulo de piezas y peones
35_ge3 ~b7 36.li;ieS 4Jd6 37.~h2?~ avanza en el centro de forma ordenada. mien-
tras que las piezas blancas evolucionan deses·
peradamente en tomo al tablero.

5-.Ufa5 gr6 55.~el d3 56..idl 'it>d-1 5Ufo7


ic6 58.saS e3! 59.fxeJ+ 'it>xeJ

El rey y el affil blancos están confinados en la


primera tila. y sólo su torre puede realizar
desplazamientos desesperados, como tratando
de ayudar a las piezas atrapadas.

60.ga:? fM6 6Uid2 gd.¡ 62.gJ .idS 6J,gr2


.ie4
Es dificil ver la ventaja de mover el rey a
"h1''. en relación con su camino natural hacia De nuevo tenernos un amenazador cuadrado
el centro, vía "fl ··. A primera vista, se tiene la de piezas negras pi aneando sobre la posición
impresión de que las blancas pueden defender blanca. El final está próximo.
con éxito su zona defensiva. Pero el Gran
Maestro húngaro penetra profundamente en la 6-UU6 Ud8! 65.ftxh6 Jfa8 66.11~6 Jfa2 67.1>4
posición y encuentra una maniobra latente, llh2 68.Jhe4+ ~:<e.& 69.g4 ~eJ

DEFENSA FRANCESA IS7


L:1s blancas se rindieron. Barcia explotó es· · ixcS 2~ 1.,c5. En el final resultante, las
pléndidamente el azaroso plan de las negras blancas tienen una ligera pero persistente
en el medio juego, ventaja. A las negras les espera una penosa
lucha por la igualdad,

Parrna - Puc ( COS)


Memorial Vidrnar, Ljubljena 1969
Naturalmente, para las blancas hubiera sido
ventajoso poder estropear la formación de
l.e-í e6 2.d_. d5 3.~d2 d 4.ltlgf'J ~f6 S.exd5 peones negros, cambiando en "fé", pero en·
c:<d5 6.1bS+ id7 7.Axd7+ ?Jbxd7 8.0-0 ronces la invasión del caballo en campo blan-
ie7 9.dxc5 ~hcS 10.l~bJ ~ce-' 11.~fd-4 0-0 co concedería contrajuego a las negras.
12.l!lrs ges 13.l~xe7+ '9xe7 t-U.eJ ~es
15~d4 er-a 16.fJ ~d6 17.t7d2 ~xd2 19 ••• ge2 20.gn ~xd..& 21.~xd.i axf"2
18.lt)xd2 22.wxn ges 23.idt a6 u.gdJ !k8 25.cJ
wts 26.g..i ~d7 27.~fS ~b6 28.bJ

28 lild6 no hubiera reportado ninguna ventaja


real a las blancas, después de 28.. .!k6!
(23 .. 1ki? 29 :;e3!) 29 ~xb7 ~a4 JO g:<dS
sb6.

28 ••• g6 29.©e3 gc5

EJ cambio de al files de casillas blancas en


posiciones de este tipo es, en principio, favo-
rable a las negras. A favor de las blancas
juega. en cambio, el hecho de que cualquier
simplificación acerca el final. En lugar de
l l ...0-0, que permite 12 ~f5, era digna de
considerar l l ... ~d6!? La partida Lau-
Korzubov, Pemik 1984, continuó con 12 's'f3
0-0 13 'tlf5 ~xf5 14 ~xfS ~c8 15 ~xc8 Las blancas han reagrupado sus piezas y. tras
gaxc8 16 c3 ~e4 17 i.e3 b6 18 gadl afdS el bloqueo del peón "d" aislado, ambas lo
19.gdJ Ed7 20 S:fdl lkd8 21 ~d4 ~es atacan. Pero las negras han parado con éxito el
22.s3d2 'tle4 23 gd3 ~c5, tablas. primer asalto, sin empeorar su posición.
Conviene que el lector observe dos aspectos:
(a) 18 ffadl?! es más fuerte que 18 gfdl, pues JO.We2 h6?
en este caso las negras podrían haber logrado
buen ccntrajuego con 18 ... llfdS 19 gdJ?! ~d6 El deseo de las negras de no consentir el
20~xdS ~c4. avance g4-gS. fijando su peón •h7", es com-
(b) En lugar de 21 ~d4, las blancas podrían prensible, pero inoportuno. En las notas a una
haber conservado una pequeña vent3ja posi- de sus partidas, Larsen expresaba la opinión
cional. con 21 c4! ~f6 22 c5 bxcS 23 ~xcS de que un peón aislado no debía ser blo-

158
queado, sino ganado. Esto. naturalmente, era para ganar.
una especie de chiste. pero que contiene una
gran dosis de verdad. Mientras que el oponen- 45.bxa6 Wd7 46.!foS wc6 47.q;,dJ Wb6
te mantenga el bloqueo sobre el peón aislado, 48Jfa~ ~hS
el defensor puede llevar a cabo diversas
maniobras profilácticas. Pero tan pronto como
las piezas agresoras se reagrupan para atacar
al peón central, el plácido juego de las piezas
defensoras requiere un juego preciso y exi-
gente. Con su última jugada, las blancas han
creado una amenaza latente sobre el peón de
"d5". El rey blanco se dirige a "d2" para de-
fender el peón de "c3", después de lo cual el
avance b3·b4 desviará a la torre enemiga,
ganando el peón "d". Es urgente, por tanto,
que las negras lleven su rey a "eé", concedién-
dole protección adicional. ni peón "d", sin
temer a 31 g5. en vista de 31 .•. d4.
A primera vista, las negras parecen haber
tenido cierto éxito. Están listas para neutra·
tizar .il peón pasado enemigo. y en el flanco
A 3 L..tJ;e7 habrfa seguido 32 b4, cuando el de rey quedan pocos peones. Sin embargo,
peón de "d5'' se gana con jaque. Ahora, en mediante juego cornbinativo, Parma echa
respuesta a 32 b4, las negras esperan lograr abajo esa ilusión.
contrajuego gracias al jaque de caballo en
"c4". tras la retirada de su torre. 49.a7t id8+

J2,gd4! El peón es tabú. 49 .. .loxa77 pierde, por


50.~c4+ @b7 S l 'tld6+, mientras que .i
Parrna no se precipita y mejora la posición de 49 .. J;a8, el blanco haría 50 loc4+ y 51 loes.
su torre. En cualquier caso, las negras no
conseguirán evitar la pérdida de un peón. 50.'tldS+!

32... aS 33.a4! Wf6 34.b4 axb4 35.cxb4 lc6 ¡La combinación sigue en pie! No es posible
36.aS ~c8 37.lbdS 50 .. J;xdS+, a causa de 51 @e4.

Las blancas han ganado el peón "d", conser- SO...~b7 S1.a8~+? lha8 S2.ffb4 gas
vando una buena posición. Ahora es cuestión
de técnica. 52...<;c6 fallaba, por S3 fhbS.

J7.. .t~e6 38.f4 ctld6 39,ges+ Wd7 40.gds


We6 41.CS+ gxrs 42.gxrs+ rbe7 43.bS ges
4'.a6 bxa6?! Telón. Las blancas llevan el juego a un final
de peones ganado.
El peón pasado será más peligroso para las
negras en la columna "a" que en la columna S3 ...Wc6 s.i.lhbSlxbS 55.~xbS WxbS
"b". Por consiguiente, tenían que haber optado 56.Wd-' wc6 57.WeS Wd7 ss.~r6 weS
por 44 ... gaS! 45 axb7 gb8, aunque también en S9.~g7 Wt7 60.(6+ We6 61.hJ. Las negras
este caso la ven~ja blanca serla suficiente abandonan.

DEFENSA FRANCESA 159


Marlc .. Marovíc (C08) U.nxb5! bxcz 15Jfa6 liJb6 16.iuxc2 f6
Yugoslavia, 1970 17..id2 c:;r, 18.ghal lubc8

t.e.i e6 2.d4 d3 3.f~d2 es 4.exdS udS


S . ..ibS+ 1d7 6 ..i.-<d7+ ~hd7 7)ogf'3 "ec7+
8.~e2 c4 9.~n ~:<e2+ 10.mxe2

Los peones negros del flanco de dama han


sido desintegrados y, gracias a su superior
. desarrollo. las blancas se. han hecho con l:1
iniclativa. Tienen una gran ventaja posicional,
aunque las negras han cubierto bien su
L3s blancas han jugado una variante inocua
principal debilidad. el peón de "aT'. Las
contra la Defensa Francesa, Al jaque de alfil.
blancas deben ahora trarar de presionar sobre
5 !b5+. sude sezuir ... 6 ~e:!+. ~sanando
el peón de '"d5".
provisionalmente un peón. con 7 dxc5. Como
Yl se ha dicho. el cambio de alfiles de casillas l9~b4 !xb4 20.it)xb4 gb8 21.glaS BdS
blancas favorece a las negras, Por consi- 22.l:)d1!. .
guiente. el jaque de dama en "el" no puede ser
condenado radicalmente. El error de las
negras se produce en la jugada siguiente. El puesto para este caballo está en "c3".
8...c~? (después de 8 .. .'exe2+ 9 ~:<e1 li:f6,
las blancas no pueden vanagloriarse de nada). 22...gd6 23.lobl ! g:<a6 2,.J.lo:rn6 l5b7
Superficialrnenre. 8 ... c.i parece lógica: las 25.~c3 ~b6 26.ti}t,.1 sa 27.q;dJ g5
negras disponen sus peones en casillas
blancas, tras haber cambiado previamente los Aquí se tiene la impresión de que las negras
alfiles de ese recorrido. El problema es que la han consolidado con éxito su posición y que
idea tiene una refutación concreta. Las negras piensan crea, contrajuego en el flanco de rey.
no están lo bastante bien desarrolladas como Pero la siguiente jugada bl anca echa por tierra
para poder defender el espacio ganando en el esas ilusiones.
flanco de dama.
28.lllc6! ~ec8
10 ...i.d6 11.~eJ ~e7 12.bJ! b5
2S...~xc6 29 bxcé Éxc6 30 gxa7+ ~g6
12 ...cxb3 13 axb3 lleva a mejor juego de las habrfa perdido, por 31 ga6.
blancas.
29,ga6
IJ.a4 c~bJ
Era más precisa la inmediata 29 ~a4.
A las negras sólo les falta una jugada (et enro-
que) para conseguir buen juego con l 3 ... a6. 29... hS JO.~a4 ~xa4 31.lxa.i c.fle6 32.!a6

160
~rs 33.hJ h4 34.WcJ! pero después de 12 ... i.f8 ( l 2 ... ~e6 también es
perfectamente posible) J 3 ie3 ~cd7 14 id4
La partida va a decidirse con la penetración Y!fc7 rs c3 Yfíf4! 16 loc3 ifadS 17 gJ ~c4
del rey blanco por ·es". I S/~g:2 b6 J 9 ge 1 ~f5 20 ihe8 gxe8, bs
negras mantuvieron fácilmente el equilibrio.
3.J... g4 J5.hxg4+ \t,.,xg.i 36.@b4 e.tes En comparación con lu partida Parrna-Puc, las
negras tienen aquí mejores posibilidades de
A 36 ... ij;,f4 podría haber seguido 37 ~a3 ~. igualar. La presencia en el tablero de alfücs de
para responder a 37 ...gg7 con 38 g3+ hxg3 caslllas negras les concede cierta base pura el
39.fxgJ+gxg3 40 &xg3 ~xg3 41 Qc5, con la contrajuego.
irresistible amenaza42 ~:<a7.
19.sadl ge4 20.c3 b6?
37.fJ gg7 38Jfa2 c¡f.,r4 39.di>cs gd7 40.!c?
hJ 4l .gxh3 ~xa 42Jle6. Las negras abando- "Esta profilaxis en el flanco de dama es
naron. Innecesaria. Tras haber iniciado una serie de:
cambios, las negras debían haber continuado
con 20....bd-+ 21 1:b:d-+ ~hd4 22 ixd4 ges 23
Botvinnlk • Bronstein ( C08) f3 6e2 24 gn gel+" (Bronstein).
Carn onato Mundial. Moscú 195 l
2l.lilc2 gecS 22.gdJ @f8 23Jlfdl C:Je7
Ld-l e6 2.e-4 dS 3.~d2 c5 4.exd3 exdé 2-t'ifln ~d7 25..igS ~c6 26.b-l! .trs 27 .ltJe3
S)ogfJ ers 6.i.bS+ .i.d7 7.ixd7+ ~bxd7
8.0-0 ie7 9.dxó loxc5 10.lrid4 Y9d7 Como en la partida Parma-Puc, las blancas
1 l.~2f3 0-0 12.~es ~es 13ig5 ges han pasado del bloqueo del peón aislado a su
1.i.li)dJ ~xd3 15.ffxdJ ~g4 16~e3 !es asedio. La posición negra es difícil.
17.h3 ~g6 IU~xg6 hxg6
27•••ges 28.f-l'!

L'n error, en apuros de tiempo. Las blancas


debían haber cambiado antes en "fé". Inme-
diatamente luego de la partida. Botvinnik de-
mostró que en la variante 28 i.,f6 gxf6 29.f4
~h5 30 c4 ixb4 31 tihd51d6 32 lLJ.,f6 ghh8
33 l::'le4 ie7 34 fütd8 l:hdS 35 l;xd8 i.,d3 36
~e:? f5 37 ~gS, las blancas habrían conser-
vado intactas sus posibilidades de ganar.

zs ... ge~
Ahora, a 29 1xf6?, las negras podrían inter-
La teoría moderna considera que 10 ...~ polar 29 ... &-'f4+.
concede a las negras mejores posibilidades de
igualar. La partida Adorjdn-Vaganian, Siegen 29.fS les 30.if..i ie4 31.igS Bes 32.if-l
1980, continuó así: 11 ~f5 ges 12 txe7+ ge4 33.J.gS
~xe7 13 ~f3 gad8 14 c3 ~fe4 15 ~e3 gd6
16 gel b6 17 ~c2 gg6 18 g;idl ~f6 19 ~d4 Se acordaron tablas, Para que el lector no
~e6, con juego complicado. En la partida tenga la impresión de que el final con peón
Bronstein-Petrosian, Moscú 1975, en lugar de central aislado en In Francesa es desespera-
cambiar en "e7''. las blancas jugaron 12 ~b3, damente malo para las negras, incluimos un

DEFENSA FRANCESA 16l


ejemplo en el que no se produce una lucha 19.n3 ~a5! 20.cJ
deprimente por las tablas, sino que las negras
incluso logran un buen contrajuego.

llyin Zhenevsky • Botvinnik (COS)


Campeonato de Lenlngrado, 1932

1.e4 e6 2.d.i d5 3.ti~d2 c5 4.exd5 exd5


S.ib5+ id7 6.~e2+ 'if!e7 7.ixd7+ ~xd7
8.dxc5 ~xcS 9.'a'xe7+1xe7 10.ltie2

Este nuevo debilitamiento de la posición blan-


ca es prdcticarnente forzado, SI! amenazaba
20 ... ~c4, y tanto 20 g."<d5"! ~c4 21 c3 gceS
22 iks ~d6. como 20 ~d-4? .1hd4 21 .1bd4
g:xe 1 2~ gxe I l2. b3+ no serían buenas
soluciones.

"i Lástima! Con sutiles maniobra las negra


1 o ... ~ e6 n.cn ars: habían debilitado la posición blanca, y ahora.
después de 20 .. J~ceS! 21 ~g3 gxel 22 gxel
Botvinnik elige l:i disposición más apropiada Exe l + 23 t.,e l !h4 y ... i.,gJ, habrían
de sus fuerzas. e inicia una batalla por la obtenido un final muy favorable de caballo
casilla "d-t". contra alfil, y casillas débiles en la posición
enemiga, Ahora. en cambio, las blancas logran
12.ieJ loe7 13.0--0--0 0--0 J.U~hel IUdS liberarse" (Botvinnik).
15.~fd..S ~c6 16.f.i?!
21.~d4 g,4 22.ixe4 dxe-t 23.~c2!
"Con esta jugada las blancas proponen tabl as,
a las que se llegarla de manera forzosa con Las blancas bloquean el peón de ·e4" e, ines-
16 ... ~cxd4 17 ~:<d4 i."<d4 18 ll.\d4 ~xf~ peradamente, consiguen mejor juego.
19.:e7 b6 20 g(I 'ue6 21 1Uxt7 ~xd4
22.Sxg7+, con jaque perpetuo. Las negras
23 ••.aS 2-1.~e3 ~xe3 25~xeJ b5 26.Ad..i
descartan esta continuación, considerando que
ie7 27.f3
la textual, que debilita el flanco de rey y las
casillas "eJ'' y "e-t", les concede algunas
posibllidades" (Botvlnnik). El peón negro de •c4" queda cortado del resto
de sus peones del flanco de: rey, y ahora
16.•. ges! 17.~xe6 ffxe6! 18.1f2 ges Botvinnik tendr:í que jugu con mucha preci-
sión para evitar caer en serias dificultades.
Las negras mantienen hábilmente la iniciativa.
Ahora 19 l!xd5 falla por J9.3}b4 20 ges 27... 1>4! 28.axb-S axM 29.Jlel bxcJ 30.bxcJ
gce8. ffe8! Jl..f.c2 Ad6 32.hJ

162
Ahora. desde "g3'". et alfil negro podrá impe-
dir que el blanco unan sus peones "f" y .. s".
pero, como demostró Bctvinnik, luego de
32.gJ f6 33 @b3 wn
34 @c4 g6 35 @d5
gd8!, el blanco no habría conseguido nada
especial.

32...igJ! 33.gel r6 J.UfeJ Af2 35.gc2 igJ


36.geJ m 37.ft,2 ig3 38.Wd 1 wn
39.ffoJ
in 40.ae2 ixd4 41.cxd-' g6 42.g4 gxí5
4J.gd5 eJ 44.~c2 ge4 45.WdJ fü4 46.ffxeJ
lhf5

Se.acordaron tablilS. A 47 ~c4 habría seguido


47 ... h5 48 d5 ges!
6 ... :16? es demasiado lento y ha quedado
prácticamente fuera de uso. Con jugadas
Concluimos este capítulo con dos finales en
sencillas y lógicas. Oligoric se ha apoderado
los que: se produjo una modiflcación en la for-
de: la iniciati va, tras hilber cambiado alfiles de
mación de peones. y una posición con peón
casillas negras y llevado el juego a un final
aislado se convirtió en otra con una pareja de
considerablemente superior. Un caballo blan-
peones "retrasados" en "c6" y "dS".
co ha ocupado un puesto espléndido en "cñ", y
otro no menos prometedor está reservado en
"d.r' para su colega. El alfil negro de casillas
claras es "malo", y nunca será "bueno", puesto
que con sus próximas jugadas las blancas
tornarán medidas para fijar los peones negros
de ".16'.... cé" y "dS", es decir, que llevarán a
cabo un completo bloqueo del naneo de dama
enemigo.

A 17 ... a.S podría haber seguido simplemente


18 c3. cuando las blancas pueden. bien lograr
Conviene llamar la atención del lector sobre un peón .. a .. pasado, bien forzar el avance del
dos planes completamenre distintos en la peón contrario a "a4", donde resultará más
forma de tratar posiciones de final casi idén- "Vulnerable.
ticas.
18.~bJ gc7 19.c3 rbn 20.~íd.$ ~d6 21.li)cS
ges 22.ixeS Wxe813.fJ!

Gligoric - Stahlberg (C07) Gligoric elimina h:ist:i la menor tentativa


Split/Bclgrado, 1949 contraria por liberarse. A la natural 23 a4
podría haber seguido 23 ... loe4 24 lle I wn
1.e4 e6 2.d.a d5 3. ~d2 cS 4.exdS ndS 25.itlxe4 dxe4 26 Jbe4 cS!, y a costa de un
s.~gn ~c6 6.ibS a6 7..1.~c6+ bxc6 8.0-0 peón, las negras levantan el bloqueo.
!d6 9.dxc:5 .lxcS 10.~bJ ~d6 l l.9d4 r6
12.if-l ~e7 13.Bfd 0-0 U..txd6 thd6 2J.•• Wf7 l4.Wr2 gS 2S.a4 hS 26.aS tlc4
15.ffc5 t:,xc5 t6.~1c5 27.IM

DEFENSA FRANCESA 163


Et ala de dama está completamente bloqueada, 35.. JlhJ 36Jfe3
A fin de llegar a los peones débiles enemigos
de ese sector del tablero, fas blancas deben Por si acaso, Gligoric para un posible ataque
tratar de abrir el juego en el flanco de rey. de la torre negra, con 36 .. .:gs y la amenaza
37 ... gg2+.
27 ... ~eS 28.g3 sfo7 29.ic2
36.• Ji.d7 37.lob6 ffa7 38.íM
La inmediata 29 f-' no daba resultado, debido
a 29 ... g.,f..i 30 g.,f~ ~g4+. No 33 g,,e7+? ~x.~7 39 ~.'<c6+ .:bc6
40.~c8+ ~d8 41 ~.,a7 Íd7, cuando el cabo-
29 ... gc:7 Jo.r.i gxr~ JJ.gxf~ ~g6 32.~g3 llo blanco queda encerrado. Ahora las negras
tienen que afrontar la posibílidad .!:}bJ-d.

Se ha producido el cambio largo tiempo


esperado. y ahora el caballo blanco restante
regresa a "c5 ",

~O .• ..idJ 41.~c:5

Las bilocas han conseguido mejorar mucho su


posición, pero la resistencia del rival aún no
ha sido doblegada. Las casillas de invasión
por las columnas abiertas están controladas
por el rey negro, y el paso del rey blanco a su
flanco lo impide el caballo enemigo. En con·
secuencia, tas blancas deben buscar el cambio
de caballos.

Un momento muy interesante. Aquí SI! aplazó


Las blancas no se apresuran, explotando el la partida y Stuhlberg tuvo que realizar su
hecho de que les resulta mucho más fácil que jugada secreta.
a las negras realizar jugadas que no cambien
en esencia la posición. 41...i.b5?

J~ ...Ba8'? "Un ejemplo típico de lo que es una ilusión


óptica en ajedrez. Yo esperaba esta respuesta
En apuros de tiempo. Stahlberg no efectúa la (aunque también había analizado 41 ... ifS}.
mejor jugada. Era más fuerte 34 ... ©g6. puesto que en el momento en que el alfil se
vuelve libre. pocos jugadores regresarían con
él a su posición anterior" (Gligoric). Cierta-
mente, después de 41...ifS. las blancas
Amenazando 36 tb6 gbs 37 g~e7+ ~~e7 habrían tenido m:ís problemas, ya que el alfil
38.~xc6+. hubiera podido participar en la defensa tanto
de sus peones débiles del naneo di: dama
como di: la casilla "eé", Las blancas habrían
tenido que jugar 42 h4 (de otro modo, serían
las negras quienes realizasen este avance) y
preparar el paso de su rey al naneo di! dama.
Parece que. también en este caso, la ventaja
blanca sería suficiente para ganar.

4.?.f5'.i

Las blancas crean un importante puesto


avanzado en "eé" para sus piezas. Ganar la
partida no presenta, a partir de ahora, mayores
dificultades.
También en esta partida las negras pierden por
haber entrado en un final con peón "d" aisla·
do. Actualmente se prefiere responder al jaque
de altil con S...1d7, y después de 6 ~e2+ la
42 .. J;e7 foltariJ. por 43 ~e6. seguido de
respuesta 6 .. .'~e7? prácticamente ha desapare-
~.Eg 1. puesto que 43... idJ no es posible.
cido de la escena. 6 ...1e7 conduce a un juego
por 4.f lod8+.
mucho más interesante.
43.~b7! Wg7 4-U~gl+ ~n 45Jlel ~g7 10.a4!
46.l'tld6 h.i 47.~fJ
Una buena maniobra, cuyo objetivo es carn-
Gligoric no tiene prisa para ganar la partida, y biar alfiles de casillas negras. En la actualidad
refuerza tranquilamente su posición. se trata de un procedimiento estratégico están-
dar. que las blancas también llevan a cabo con
.i1.•• !MS 4SJ!e7+ ~gS 49J!e6 ~g7 SO.~e3! damas sobre el tablero.

Las nezras están siendo asfixiadas, Lo más 10 ... ~ge7 11.aS ic7 12.iU Axf-' 13.~xr.i
irnportanre es no permitirles ningún 'contra- a6 U.ixc6+ bxcé J 5.locS
juego. La descuidada 50:tg4 habría conce-
dido a las negras posibilidades de tablas, con La posición se ha estabilizado. Las negras han
50 ... d4! 51 cxd-t ic4! podido desprenderse de su peón aislado. pero
las blancas han ocupado firmemente casillas
50 ... ia4 51.i¡t,d.i ggs 52.i¡t,cs ~h7 53.~eS! negras en el centro, dejando a su oponente con
gg2 s . i.~xf6+ c¡t,g7 S53t)d7! sf2 56.f6+ @g6 un altil malo y controlando, además, por com-
57 .~e5+ g;hS 58.17 d-' 59.ges. Las negras pleto el naneo de dama,
abandonaron.
15..•dtdS 16.Wd2 Wc7 17J;hel ~d6 (ver
diagrama siguiente)
Szabo - Barcza (COS) Un momento importante. El caballo blanco de
lnterzonal de Saltsjóbaden, 19.52 "es·· está atacado. La rutinaria 18 b4 se
sugiere por sí sola, seguida de 19 c3 y el
l.e4 e6 2.d4 d5 J.~d2 cS 4.exdS exdS traslado del otro caballo a "d-t". En apariencia,
S.ibS+ ~c6 6.tf/d+ ee7 7.dxcS e'xe2+ la posición blanca parece excelente, pero no
8.~n21xc5 9.~bJ Ab6 h:ibrá amenazas concretas en el flanco de:

DEFENSA FRANCESA 165


dama. Para ganar, fas blancas tienen que abrir el ala de dama. El flanco de rey ha quedado
el flanco de rey, y esto no es fácil de prácticamente indefenso, de modo que las
conseguir. Szabo toma otra decisión. Una de- blancas provocan, sin mayores dificultades, el
cisión inusual, pero muy fuerte. Evita blo- debilitamiento de: ese sector del tablero, lo que
quear la tercera fila y la columna "b" con resulta ser decisivo.
peones, y defiende el caballo con su colega,
conservando una gran capacidad de maniobra 23.fü3 @d6 26J~ee3 srs 27.gbJ rs
para sus torres. Hacerlo así permite que las
negras Sr! desembaracen de! su mal alfil. Esto debilita la casilla "eé", pero la posición
negra es indefendible.

28JUe3:

Las torres blancas se deslizan a placer a lo


largo de! la tercera fi13 que Szabo, con gran
1

visién, dejé liberada a ese fin, lo que permite


la literal demolición de las defensas enemigas.

28 ••• ge7 29,gbs! lxeJ 30.f:<e3 ges

Las negras esperan parar la amenaza gbi-d7


con ... ge7, y a 31 loxa6 lograr algún juego
con el jaque de torre en ''e-f'.
18.lofdJ! !a7 19.Ifa3!
31.bJ!
La torre se dirige a "b6 ". después de lo cual el
negro se encontrará en situación crítica. Jugado con cieno sentido del humor. Las
negras están en Zugzw:ing. y sólo pueden
19 .• .J.rs 20llb3 i.xd3 21.~b7+!
mover sus peones del flanco de rey.
La justificación táctica del plan blanco.
Jt ••. rs J2.b4 gs 33.cJ r ~ J.i.t.i:
21 ... ~d7 22.@xdJ toes 23.~d-' q}c7 24.locS
5d8 Szabo concluye enérgicamente la lucha. La
. amenaza 35 ab7 ge7 36 e5+ fuerza la res·
puesta negra.

34 ... dxe-t 35.gb7 g,7 36.~xe-$+ «te6


37.~xgS+ WíS 38Jbe7 ~~e7 39.~e4 ~d5
40.tocs 0e3 4t.&Jxa6 ~:<g2

Las blancas, por supuesto. podían haber gana-


do sin concederle ninguna posibilidad de con-
tr~juego a su oponente, pero Szabo ha calcu-
lado con precisión el remate y se permite una
pequeña broma.

Las piezas negras están amontonadas, tratando


de contener, a toda costa, el ataque blanco en L~ negras se rindieron. El juego de Szabo a

166
lo largo de la pac1ida resultó fresco, elegante y Defensa Siciliana, la Defensa Caro-Kann, fa
¡muy fuerte! Defensa Escandinava y vaeias aperturas ce-
rradas.
En ese tipo de finales, el plan normalmente
La Formación Rubinstein viene dictado por la formación de peones: el
avance de cuatro peones contra tres en el
En buen número de variantes de la Defensa flanco de rey. y el de tres contra dos en el
Francesa, cuando las negras no quieren per- flanco de dama, aunque también hay casos en
mitir el avance restrictivo e4-e5, optan por la que se pone en marcha el ataque de las
maniobra simplificadora ... dxe-l, A continua- minorías. Antes se consideraba ventajoso
ción, el peón blanco de "d4" es atacado tener un peón extra en el flanco d~ dama,
mediante presiénfronral sobre la columna "d", puesto que era más fácil crear un peón pasado.
y también minándolo con ... c5. Variantes de La experiencia moderna no ha confirmado
este tipo son: 1 e4 e6 2 d4 dS 3 ~c3 (3 ltld:?) este principio de la teoría de Steinitz: todo
3 ... dxe4, 1 e4 e6 2 d4 dS 3 liJc3 !b4 4 id3 depende de las características concretas de la
(4.~e2) 4 ... d.~e4. 1 e4 e6 2 d4 d5 3 li:lc3 ~f6 posición. En la mayoría de los casos, el
4 ig5 dxe-t, y O(ras. En tales variantes, y control de la única columna abierta ("d .. ) le
también en los esos en que a 13 captura en concede ventaja a uno de los bandos. con
"dé", las negras retoman con pieza (por independeacia del número de peones que
ejemplo, en la Vari:mte Tarrasch, 1 e4 e6 2 d4 existan en los flancos.
d5 3 it)d2 c5 4 ad5 ~xd5), se produce la En esta sección estudiaremos algunos finales
siguiente estructura de peones, que llamamos típicos de origen "francés", en los que ambos
"Formación Rubimtein", por el nombre del bandos tienen una rnayorfa de flanco, En los
inventor de la variante 3 loc3 dxe4. ejemplos elegidos las blancas suelen tener
mejores perspectivas, puesto que normalmente
son las primeras en dominar b columna
abierta "d ...
Una excepción la constituye el siguiente tin:il
clásico, donde un repentino cambio en la
formación de peones se produce en fose
temprana del juego.

Schlechter • Rubinstein (ClO)


San Sebastían, 1912

1.e4 e6 2.d4 dS 3.locJ ~f6 4.igS dxe4

No examinaremos formaciones con el peón El cambio ... dxe4, en la tercera o cuarta juga-
blanco en "d-l" ni el peón negro en .. c7" da, caracteriza la Variante Rubinstein, que,
("c6''). pues consideramos que para que las debido a los éxitos de su inventor, fue muy
negras logren un juego aceptable es esencial popular a comienzos del siglo XX. Más ade-
realizar el avance ...c5. Así. en la variante l e4 lante, la Variante Rubinstein volvió a revivir
c6 2 d4 d5 3 ~c) (3 ~d2) 3 ... dxe4 4 ~xe4 cierto renacimiento y, por ejemplo, un asiduo
id7 S ~fj ic6, las negras no sobreviven practicaote era el excampeón mundial Tigr:m
hasta el final. Petrosian,
La formación con ana mayoría de peones de Al asumir la "rendición del centro" (en
flanco es bien conocida por la teoría. y puede términos de Tarrasch), las negras logran buen
resultar también de otras aperturas, como la número de ventajas estratégicas: la pcslbilidad

DEFENSA FRANCESA 167


de un libre desarroüo en ambos ñancos (tras Hoy día es más frecuente 5 ... ie7, cuando el
el avance e4-e5 es dificil encontrar buenas par de alfiles les compensa a las negras su
casillas p.ra alfil y caballo rey). resuelven el posición restringida.
problema del alfil dama (qu~ se: sitú~ en la
espléndida diagonal "aS-h l "), y la posibilidad 6.loo J.e7 7.'~xf6+ ~xf6 8.idJ b6
de ejercer presión frontal sobre el peón de:
"d.J ". mediante el minado ... c5 (o, mis rara- La ú ltirna jugada negra parece arriesgada,
mente ••.. c5). La ida, por supuesto, también pero no existe una refutación clara. De hecho,
tiene sus ínconvenientes, Durante mucho tiene un sólido fundamento y además provoca
tiempo, las blancas logran ventaja espada) y a las blancas a intentar explotar de inmediato
rnas libertad de maniobras para sus piezas. fa "debilidad" de la diagonal "a-í-eS",
Dado que antes o después las negras jugarán
...c5, tras dxc5 ó ...cxd-l, las blancas obtendrán 9.li)eS?!
una mayoría de peones en el fülnco de dama.
Por otra parte. también suelen ocupar antes la La tentación es demasiado grande. y ni
columna "d" abierta. Así. en esta posición. siquiera Schlechter puede resistirse :t jugada
después de 4 ...d.t<!-+ S tuxe..i, sólo tienen que tan seductora, pues la jugada l O 1b5+ parece
jugar ~e2 y 0--0--0. fortísima.
Nímzovich fue el primero en señalar la Sin embargo. lo cierto es qui! la amenaza
afinidad entre l:i Variante Rubinstein y l:i blanca es inocua y. tras su impulsiva novena
Defensa Steinitz de la Ruy López. pues en jugada. las blancas ya no tienen ventaja.
ambos casos el. peón central blanco ("~..J ó ¡aunque antes de esta partida nadie lo sabía!
d-l") es sometido a ataque por fo columna El plan correcto aquí es 9 't!'~1. como jugó
serniablerta. En la Defensa Steinitz, sin ern- Capablanca contra Kostíc. en su match (La
bargo, las negras en contadas ocasiones logran Habana 1919): 9 ..ib7100-00-011 aadl
desarrollar su alfil por la casilla ideal "g7", h6 12 .i.f..J 's'dS 13 c4, con Yenuja blanca,
desde donde ataca el flanco de dama y El plan con enroque largo también es fuerte:
restringe el avance e4·e5, mientras que en la 10 0-0-0 0-0 11 h4 ~d5 12 <;;bl gfdS 13 c4
Variante Rubinstein la correspondiente ma- ~d6 14 ghel (Brcnstein-Kan, Moscú 19-17).
niobra no suele presentar dificultad alguna: Como resultará evidente por los ejemplos
... b6 y ... Í.b7 son parte esencial del plan de tas anteriores, el principal inconveniente de ... b6
nezras. Nirnzovich tenía una alta opinión di! es que la dama queda "atascada" en "ds··, y no
las- ideas estratégicas contenidas en la Va- puede desplazarse a a5. De ahí que se dificulte
riante Rubinstein, Tan alta. en realidad, que la ruptura ... c5, y que un desarrollo sencillo. a
comenzó a profundizar en la variante 3 e5 base de ~~2 y ~d 1 (o bien 0--0--0} sea
cuando llegó a la conclusión de que "3 ~c3 es mucho más ventajoso para las blancas que el
insuficiente, en vista de 3 ... dxe4'', impulsivo ataque 9 ~e5.
Actualmente. comprendemos que esa declara- 9 .. .ib7
ción fue realizada en el calor de una polémica.
pero quién sabe si el ajedrez no se hubiese Ignorando ta amenaza de las blancas.
enriquecido con variantes originales como
1.e4 e6 2 d4 d5 3 cS cS 4 't>f3!?, ó 415'g4!?, si 10.ibS+ c6 ll~xc6+?!
Nirnzovich no hubiera estado convencido de
que • ... con la jugada ... b6 (Rubinsteln), se ha Esto lleva directamente n un:i posición
descubierto una mejora que plantea dudas inferior. 11 ~o e-d5! 12 exd5 ~xd5
sobre el valor de 3 ~c3 ..." 13.ixe7 cxb.5! U .lh4 ~f4 empece era
bueno para las blancas. que debían haber
retirado su alfil a ·ei-.
1 L...txc6 12.~xc6 ffdS! 13.~cS exg2 ble, y la continuación 20 .. .f6 2 l lof3 lo f4
14.tflfJ ff:<f3 15.~:dJ ~k8 parece evidente, mejorando la sltuacion de sus
piezas. Sin embargo, Rubinstein opta por una
maniobra inesperada, invitando a su oponente
a entrar en un final de torres.

20 ...~b4!? 21.cJ ~c6 22.~xc6+?

La idea de las negras queda así justificada: a


pesar del equilibrio material, el final de torres
es difícil para las blancas. Lo correcto era
22.~g4.

22 ... gxc6 lJ,gdJ

Era más fuerte 23 gg5, para no permitir


Ambos contendientes deberán encontrar ahora 2J...gds.
un plan. Gracias a sus peones móviles, las ne-
gras han logrado ventaja posicional. Para ob- 2J ...gds! 24.ghJ hS 2s.go
tener contrajuego, las blancas deberían prepa-
rar actividad en el flanco de dama. por ejem-
plo con el avance a2-a4-a5. Pero antes tienen
que considerar 16 c3 ó l61:<f6 1:<f6 17 c3.
En Jugar de eso, Schlechter enroca largo,
cometiendo así un claro error estratégico.

16.0-0-0? ~d3

Rubinstein busca de buen grado la simpli-


ficación. Al reducirse el material. las debili-
dades blancas resultarán más vulnerables.
17..ixe7 ~xe7 18.Wbl ghd8 19.ghgl g6
20.lt)eS A primera vista, se diría que todo está bien
para las blancas. Se han defendido contra la
amenaza 2S ... gf5, y a 25 ... e5 pueden respon-
der con 26 gg5, y si 26 ... gf6, entonces
27.~M6 @xf6 28 f4. Rubinstein, sin embargo,
jugó

23 .•. e5!!

Si la variante anterior la hubiésemos prolon-


gado un par de jugadas (28 ...exf4!! 29 Uxd5
fJ) resultaría obvio que, a pesar de su torre de
ventaja, las blancas no pueden impedir la
coronación del peón enemigo (señalado por l.
Zaitsev). Gracias a esta combinación, Akiba
La ventaja posicional de las negras es aprecia· Rubinstein logr:i desplazar su torre de •c6 ..

l.t:0
DEFENSA FRANCESA
por todo lo largo y ancho del tablero. ensayó unn idea original en una partida contra
Geller, Gagra )953: 8 ... c5!? 9 .icJ loc6
26.dxe5 gxe5 27.geJ?! 10.~f3 lof6! 11 ~g3 o-o. con juego agudo)
9.~f3! 'ª:<f'3 10 lo:d3, con suficiente compen-
Un error. en posición difícil. sación por el peón sacrificado, Puesto que
4 ... dxe-t permite evitar la línea de Kondratiev,
27 •• JheJ 28.fxeJ ~e6! 29.f~et Hr6! 30.se2 sin reducir las posibilidades de las negras, esta
~e6 Jl.c¡t,c2 Qle5 32.c4 ~e4 jugada se ha convertido en la réplica principal
a 4id3.
El rey negro ba conquistado una posición
ideal, y no hay forma de oponerse al peón 4 ... dxe-l 5.A.n~ c5
pasado negro en el flanco de rey. La partida
concluyó lSÍ: · Esta jugada no es mala en sí misma. pero es
mis enérgica 5 .. .lof6, cuando tras la retirada
3.3.b4 g5 3-'.~c3 g4 35.cS h4 36,gg2 gg6 del alfil, las negras pueden decidir cu:íl de las
37.~c-l g3 38.hxgJ hxgJ 39.rit>b5 bxc5 dos rupturas centrales ( ... c5, ... e5) resulta más
.iO.bxc5 WfJ 4U~gl a6+! Las blancas aban- efectiva,
donaron. Por ejemplo: 6 id3 c5! 7 d."<d ~bd7. con
juego espléndido para las negras (Averbaj-
Botvinnik. Moscú 1955, 22º Campeonato de
Gligoric - Stahlberg (Cl.5) la rRSS). o bien 6 i.f3 0-0 7 ie2 e5! (Pilnik-
Torneo de Candidatos. Zurich 1953 Petrosian. Belgrado 1954).
Las blancas tampoco logran nada traspo-
niendo a la Variante r.kCutcheon. después de
l.e~ e6 2.d..a as 3.!uc31b-' 4.1d3 6 ig5 c5 ', cuando las negras resuelven
f ácilrnente sus problemas de apertura: 7 d:xd
-l Ad3 no es 13 mejor jugada posible en esta \;xdl+ 8 a.,dl lt:bd7 9 !xf6 €:xf6 lO Íf3
variante. pero tiene una interesante historia. 1."ld. con mejores posibilidades para las
La jugada hiz.o su debut en los años veinte. negras (l.asker-Tarrasch. Campeonato del
cuando las blancas ensavaban diversos méto-
4 Mundo. 1908). o bien 7 33'?! i.xc3+ 8 bxc)
dos contra 3 .. ~b4. ~a.5! 9 i:~J6 ~xc3+, con ventaja de las
En su match contra Ilyin - Zhenevsky negras (Tal-Karner, Parnu 1971). 6 ... ~bd7
(Leningrado 1929/30). Ragozin empleó con i . .'::e2 c5 8 a3 ixc3+ 9 b."<c3 ~c7 también es
éxito 4 ... c5. Típico del espíritu de la variante y muv bueno (Gipshs-Bronstein, Bakü 1961.
del estilo de Racozin fue el desarrollo de la 29º Campeonato de la URSS).
quinta partida d~I match: 4 ... c5 5 a3 1xc3+
6.bitl'.:3 e~! 7 le2 dxe-t 8 i.,c4 '!;c7 9 ';'e2
!::d7 l O ib2 ~gf6 11 f3 b5 ! ! (un brillante
"sacrificio de bloqueo". a b manera de Aquí es ilógico 6 a3. Después de 6 ... t~cJ+ 7
Nlmzovich: esta estratagema fue usada. en b.xc3 ~f6 S 1d3 ~bd7 9 !I.!f3 ec7 10 0-0 e~~
una situación similar, por Nimzovich, en una 11 ie2 td5, las negras lograron ventaja en la
partida contra Brinckrnann. Kolding 1922 partida Lilienthal-Boleslavsky, Leningrado/
véase la Práctica de Mi Sistema) 12 1,b5 Moscú 194l.
~a5 13 0-0--0 ~bS 14 c4 0-0! 15 fae-' la6!.
con un fuerte ataque de las negras, 6 ... ~f6 7.irJ
Todo esto parecía bastante claro. pero en los
años cuarenta Kondratiev concibió una intere- El alfil ocupa la diagonal "catalana". y las
sante posibilidad: 4 ...c5 5 eJtd5 ~xd5 6 i.d2!? negras deben tener cuidado, pues cualquier
1.,c3 7 _i:<c3 cxd-t 8 i.xd4 ~:<g2 (Perrosian acción mal definida puede conducir a la pará-

170
lisis total del flanco de dama, de lo que exis- nal "h2-b8", que se disponfa a ocupar el alfil
ten numerosos ejemplos en partidas con la blanco,
Apertura Catalana.
14Jlad 1 ic7 15.igS!
7 ... cxd.i?!
Ahora no es fácil para las negras escapar de la
¡Y eso es lo que sucede! Las negras no perci- clavada. Para lograrlo deben debilitar sus peo-
ben la posibilidad de una crisis y cambian pie- nes del flanco de rey. o bien mover la torre de
zas de! forma negligente. Lo cierto es que el la única columna abierta.
final resultante serd para ellas muy difícil de
jugar y más aún de salvar. La jugada correcta 15 ... h6 16.ih4 gS 17.ig) ~xg) 18.hxgJ
era 7 .. .lik6!, y las blancas no consiguen nada,
ni con 8 ie3 cxd-l 9 lo.,d~ ~e5 10 ie2 tod5
(Fichtl-Uhlrnann, Berlín 1962), ni con 8.a3
t.'tc3+ 9 b~c3 e5 (Hort-Píerzsch. Kecskemet
1964).

8.'!~xd-' ?hd-'
"Yo no hubiera cambiado damas aquí. Tras
ea.
8 ... se prepararfu et avance ... e5 y otras
posibilidades de contrajuego. Ahora las negra
se enfrentan a una larga y. por lo general.
poco prometedora defensa" (Bronstein),

El cambio de al files de casillas negras no ha


facilitado la tarea defensiva del segundo juga-
dor, que aún no ha resuelto el problema de
desarrollo del alfil dama, además de que en el
centro hay numerosas casillas negras débiles.
A fin de aliviar su posición. Stahlberg decide
desviar al alfil contrario de su posición
dominante, a costa de un nuevo debilitamiento
de sus peones en el flanco de rey.

18 ... g.i 19ie2 ~b6 20.~bJ id7 21.~aS


¡¡ab8 22.sd6! loes 23JM~t eS 2.:Uid2

En la secuencia anterior de jugadas combatí·


vas, las negras han intentado escapar de la ca-
IO.O-O~bd71UM 0-012.idl misa de fuerza que constituye esta posición,
mientras que las blancas, lóglcarnente, han
La ventaja de las blancas es evidente, pues ya procurado todo lo contrario. Glígoric ha teni-
han concluido la movilización de sus piezas, do más ~ll.ito. Las negras han debilitado aún
mientras que a las negras les resulta difícil más sus peones, y siguen sin sus efectivos
completar el desarrollo de su naneo de dama, coordinados. El resto de la partida es cuestión
de técnica.
12 ... ldS 13.a3 id6
2-1 ... !,8 2S.~e4! ~xe4 26.lxd7 ~es 27.lc7
Suhtberg utiliza su alfil para cubrir la diago- ~e6 28.lhb7 ~d6 29.Bd7 J!b6 30.b4

DEFENSA FRANCESA 171


Las blancas tienen un peón de más, con una 15.~lf4 s'~f4 16 fU~l bS 17 .ib3 ib7, con
gran ventaja posicional. Las negras podrían buen juego para las negras.
haberse rendido aquí, pero el juego finalizó de (b) Ivkov-Petrosian, Olimpiada de La Habana
este modo:

30... ~bS 31.~c4 fk6 32.~xeS fhc?


15 cth 1 l.f4 16 'ªº .be
1966. 12 idJ id6 13 h3 Íd7!? 14 gel ih2+
1 17
1S.c4 gi·ds 19 ~e3 ~cS 20 iZ)fJ, tablas.
Ja:ixc l (}...{)
3J ..ixb5 ubS 3-tlil:d7 ers 35.1~hh6 ge7 (e) Lobron-Petrosian, Plovdiv 1983, Campeo-
36.EdS ~c7 37JUS+ ~e8 38.sxe7+ Wxe7 nato de: Europa por equipos. 11 b3 't!!c7
39.lihg~ fü12 40.sc5 i;bd6 4 UkJ. Las ne- 12.ib2 (mayor interés tiene 12 ~e2!'?)
gras abandonaron. u ... id6 13 h3 0--0 14 sel b5 15 Ífl BdS!
16.á'e2 Íb7, con juego mis satisfactorio para
las negras.
Tal· Uhlrnann (C07) L'n:1 idea muy interesante se planteó en la
Moscú. 1967 partida Hecht-Herzog, Olimpiada de ~falta
1930: LO.• J.d7!? 11 c:3 'sc7 12 ~~2 0-0--0!'?
l.e~ e6 2.d-1 d5 3.~d? c5 4.~gf3 cxd.J 13 a4?! id6 14 h3 th2+ 15 @hl if4 16 :157!
5.exd5 %hd5 ixcl 17 .;t'xcl hS 18 'itgl ~g4!. y las negras
ganaron con un ataque directo al rey. Como
Esta posición se suele alcanzar con un distinto puede verse, en la variante 4 ... ~:tdS sigue
orden de jugadas: 4 exd5 ~xd5 S ~gf3 cxd-l, habiendo mucho territorio inexplorado.
La variante 4 ... 's'.'(d5 no tiene: buena reputa-
ción teórica. lo que no esta del todo justifica- 11.bJ! ~ 12~bl es
do. Las negras pueden confiar en obtener una
posición sótid:i con posibilidades de contra- Aquí es demasiado tarde ya para jugar l 2 ... a6.
juego, No sin ruán, la jugada 4 ... ~.~dS se en· Por ejemplo: l3 e'f3! ~c7 14 füel b5 15 id3
cueatra n menudo en partidas de Petrosian, y 1b7 16 ~3! g6 17 a4!. con ventJja blanca,
antes en las partidas de Etiskases y Stahlberg. Stein-Uhlmann, Moscú 1967.
Algunas interesantes ideas de esta variante En general, Uhlmann tuvo poco éxito en
fueron introducidas en su tiempo por el maes- Moscú ccn la variante 4 ... ti'xd5, perdiendo
tro soviético Chístiakcv. En general, la varían- sus partidas ante Tal, Stein y Gipslis. Con
te no es, en modo alguno. peor que otras. l 2 ... e5 las negras fuerzan un final, que sólo a
Como observó Keres: "4 ... ~xd5 es perfecta- primera vista parece inocuo, pues las blancas
mente posible, pero con un juego correcto las tienen una gran ventaja en desarrollo.
blancas mantienen la lniciariva durante largo
tiempo." 13.~b5 -e'xdl 14.Efüdl aes
6.1c4 ff d6 7J)-0 ers 8.~bJ ~c6 9.~bxd~
~xd~ 10.ltLtd4 .b7

Es difícil criticar una jugada de Uhlmann en la


Defensa Francesa. Y sin embargo, IO .. .i.e7 no
parece conforme al mejor esquema de las
negras en esta posición: ... 't:!c7, ... 1d6, ... b5 y
.. ~b7, con lo que las piezas adoptan buenas
posiciones de contrajuego. La jugada intro-
ductoria es aquí 10 ... a6! Veamos algunos
ejemplos temáticos~
(a) Jolmov-Fuchs, Kislovodsk 1966. 11 c3
'f:c7 12 1e2 j,d6 13 h3 0-0 14 .tgS 1f4!

172
En el final las blancas gozan de una duradera Eliminando la principal pieza defensora del
ventaja posicional. Han completado su desa- flanco de rey negro.
rrollo y ya han comenzado el ataque. mientras
que las negras siguen sin completar la movili- 2-L.i.xc4 25.gxc4 b6 26.WeJ g6 27.@c4!
zación de sus fuerzas. y sus piezas menores y
el peón central carecen de armonía. En esque- La ventaja blanca se ha vuelto decisiva. Las
mas caracterizados por mayorías de peones en negras están completamente indefensas.
los flancos. es vital controlar la única columna
27 ... 1e7
abierta. que se encuentra en poder de las
blancas. Resumiendo: las negras se enfrentan
No hubiera sido mejor 27...it:lf6+ 23 i.,J6
a una dura lucha por la igualdad.
1xf6 29 fk8+ fücS 30 lo:tc8.
15.Bacl gr d8
28Jk8+ íbc8 29.-lt>xcS rs- 30.WdS ~n
Los problemas del negro no se resuelven con Las negras abandonaron la partida, sin esperar
J 5 .. .l2ld7 16 li::Jc7 gacS 17 ~d5 ig5 18 li)e3.
a 3 l.~:<a7.
16..ixeS !hdl+ 17Jlhdl 1xc2 J8.Bcl
Radulov - Yusupov (C07)
Ahora la formación de peones es simétrica.
Indonesia. 1983
pero la diferencia. de actividad entre piezas se
ha incrementado a favor de las blancas, l.e4 e6 2.d4 d5 3.fud:? cS 4.exdS ~xdS
S.logfJ cxd4 6..ic4 ti°d6 7.0-0 ~f6 8.!ohJ
18.•~g6 ~c6 9.~bxd4 ltl:cd4 10.~xd4 exd-'
11.~xd.&
Después de l 8 .. ~e4 19 ~d6 las blancas
habrían logrado la ventaja de los dos alfiles. La captura con la dama se produce mucho
mis raramente que 10 ~xd4, aunque ambas
I9.1e2! jugadas son más o menos equivalentes. Al
forzar el cambio de damas. las blancas espe-
Este tipo de jugadas. retrocediendo con una ran sacar partido a su mayorfa del flanco de
pieza ya desarrollada. son siempre difíciles de dama. También depositan considerables espe-
encontrar. Las blancas despejan la columna ranzas en la columna "d". En esta situación es
"e" para su torre y se disponen a llevar su alfil peligroso para las negras jugar ... a6 y ... b5, en
a "t1". con ataque a los peones negros del vista de a2·a4! Están obligadas, por tanto, a
flanco de dama. completar su desarrollo con ... i.d7, bloquean-
do la única columna abierta, lo que hace más
19•• ~e4 20.0 i.d5 21.q;n difícil luchar por etla. Por ejemplo:
(a) l l...id7 12 i.f4 lk8 13 i.b3 ibS
Nueva ventaja de las blancas: rey centrali- 14.á'.ad l, Matanovic- V asiukov, Belgrado 1962
zado. (b) l l ... a6 12 ie2 id6 13 gdJ We7 14 !eJ.
Trifunovic-Karaklajic, Yugoslavia 1957. En
ambos casos. las negras tuvieron eíertas difi-
2 l. .. h6 22.~d6
cultades.
Tal inicia una presión decisiva sobre la posi- 11...a6 (ver diagrama siguiente)
ción negra.
En esta partida Yusupov consigue demostrar
22 .. .1d8 23.Ad4 ~d7 24.ic4! que el finill no es tan difícil para las negr.u.

DEFENSA FRANCESA l73


Cierto que I.J deficiente jugada 12 de IJs blan- simplificando, con · 25 ~e3 !'? Después de:
cas li:s presa una buena ayuda. 25...~:<e3 26 f.t~3 i."<íJ (26 ... f5 27 ixc6 bxcé
2S h3 no cambia esencialmente la posición)
'1.7 gxD. las negras retienen una mínima ven-
tJjJ posicional. pero ante un juego exacto diff-
cilrnenre podrá ser impuesta, Las blancas pue-
den situar su peón en "h3" y mejorar la dispo-
sición de peones en el flanco de dama. Contra
un juego activo de las negras, como ... f5, ... g5 .
... h5 y ... g-t las brancas. s~gún la situacién
concreta. pueden. bien cambiar dos veces en
"g) ···,. seguir con ~3-r!~. bien no reaccionar en
absoluto ..

1 !.sel'!~ id7 JJ.if-1 ic5 1.Ufadl Ec8 Las blancas buscan la simplificación con c3-
15.ibJ 0-0 16.l'U3 gfd8 17.c.3 ~~ 1S.~e5 c-l. sin debilitar sus peones dr!I flanco de rey.
1e~ 19.ftxdS pero después de la fuerte réplica de Yusupov.
comienzan a ceder espacie. El caballo de "a3"
Las negras han desplegado armoniosamente va a quedar fuera de: juego.
sus piezas y han conseguido igualar. Radulov
es el primero en cambiar torres en la columna 2S .• .t~e7! 26.1xc6?
"d". lo qt:le equivale a una microconcesicn.
Pero. lleg:iJo el caso, las negras podrían haber fato conduce al debilitamiento de las casillas
activado el juego cambiando torres. seguido blancas en el centro ,. flanco dr! dama. Era
de .. _..'~:e4. mientras que a 19 ·t fl dispondrían mis lógico 26 le:?.· con una posición lo
de un jaque: de alri! en "b S". bastante sóliéa .

19 .. JhdS 20Jldl gxdl+ 21~xdl ~d5 .:?6 ... lt;xc6 2;.r~ e5! 2S.r.~e5 ~xe.5 29.hJ ~ei
.22.1d2Íd6! 23.~c41c7 24~f3 ic6 JO.tn ~e6 31.te2 ~d5 32.AeJ ~e.i
33.~bl

Las piezas negras están reduciendo a las


contrarias cada vez más. Radulov consigue
cambiar caballos. pero el final de alfiles
resulta ser difícil para las blancas.

33... ~c.t 3-t~d2+ ~:'<d2 35.ixd2 rs 36.a4


iu: 37.1:tf~?

El final de peones está perdido para las


blancas, pero en el de alfiles, después de
37.ie l ie3, seguido de la creación d~ un
peón pasado en el naneo de: rey, es dudoso
Las negras se han apoderado gradualmente de que pudiesen salvarse con tablas,
la inici.ici~-a y ahora las blancas deben jugar ya
con suma precisión para mantener el equili- 37... Wxr~ 38.b4 ct>e4 39.a5 y las blancas
brío. La ,~ más directa de hacer tablas es perdieron por tiempo.

174
La Defensa Caro-Kann
Es generalmente sabido que la Defensa Caro-
Kann es la predilecta de los amantes del juego
tranquilo, que desean evitar las complica.
dones. Pero eso no es del todo cierto, aunque
sólo sea por el hecho de que la defensa fue
empleada en numerosas ocasiones por
campeones del mundo, como Capablanca,
Botvinnik, Smyslov, Petrosian, Karpov y
Kasparov, así como por otros Grandes Maes-
tros de primera fila, entre los que se cuentan
Nimzovich, Flohr, Bronsteln y Portisch,
La Defensa Caro-Kann atrae. en primer lugar,
por la claridad de sus planes, su concreta
formación de peones, y las amplias posibili-
dades que concede a las maniobras estraté- (3) Las blancas tienen la ventaja de la pareja
gicas. En la Defensa Siciliana un error a me- de alfiles en una posición semiabierta.
nudo puede significar la derrota inmediata. En ( 4) Una formación si métrica de peones, con
fa Defensa Carc-Kann el castlgo por errores los blancos en "eS'' y "hS", y la columna "d"
posicionales puede ser no menos implacable. abierta.

Los finales típicos de la Defensa Caro-Kann


pueden ser arbitrariamente clasificados en los
tipos siguientes:

( 1) Cuña de peones blancos d-l/e5. con la


columna "e" abierta.

Los finales derivados de partidas iniciadas con


la variante l e4 c6 2 d4 dS 3 e5 .if5 suelen ser
favorables a las negras, sobre todo si se ha
producido un temprano cambio de alfiles en
"d3", lo que debilita ligeramente las casillas
claras en la posición blanca. Las negras pue-
den iniciar el juego de inmediato en I~ colum-
na "e", con ... cS y pueden desplegar cómoda-
(2) Ambos bandos tienen una mayoría en uno mente sus piezas sobre las debilitadas casiltas
de los flancos, con la columna "d'' abierta. blancas, mientras que et altil centrarlo de casi-

DEFENSA CARO-KANN 175


llls nezras se ve restringido por sus propios Atklns - Capablanca (B12)
peones. La formación con sendas mayorías en Londres, l 9 22
los flancos resulta de las variantes que se ini-
cian con I e..i. c6 2 d4 d5 3 ~c3 d~e.i.. Nor- 1.e4 c6 2.d.J dS 3.cS .tf 5 4.~dJ ixdJ
malmente. el bando que controla la columna
s.~xdJ e6 6.foe2 ti'b6 7.0-0 "ª6 s.edt es
abierta "d" tiene buenas perspectivas en el
9.cJ loc6 IO.ltld2 cxd-l 11.cxd~ ~dJ 12.l1~b3
final.
~xdl IJJ~xdl
Las blancas suelen conseguir la ventaja del
par de: alfiles en la variante l e4 c6 ~ d4 d5
J.:~c3 d5 4 ~ f3 Íg~ 5 h3 ~.. xf3 6 ~~f3.
Actualmente. se considera que donde mayores
problemas tienen las negras es en aquellos
finales en que las blancas cuentan con peones
avanzados en "e5" y "h5", una formación que
resulta de la Variante Chísica, l e4 c6 2 d..l d5
J ;~~.3 d.,~4 4 ~:<e4 if5. la idea de situar
peones en "eS" y "h5", comprirniendo el
flanco de rey negro, fue: elabor.indose durante
mucho tiempo.
Al principio. las blancas trataban de lograr
ventaja ganando espado en el flanco de dama
(después de que ambos bandos hubiesen Las blancas han jugado con prudencia la
enrocado largo) con c2-c4. pero la ruptura apertura y no han conseguido fa menor venta-
... c5 normalmente lo impedía. ja. La posición di: las negras yu es. en reali-
El peón "h" blanco. separado de su masa de dad. preferible. Tienen un alfil superior y
peones. a menudo era una fu ente de di ticul • mejores perspectivas de juego en el flanco de
tades, dama, En la actualidad, la variante 3 e5 se
En la década de los años veinte. junto con un asocia normalmente con juego agudo, como
apareció en "e S" un peón blanco
peón en "h-r" . .
3 .. .if.5 4 ~c3 e6 5 g4 ig6 6 ~ge2.
como consecuencia de un cambio de caballos
en dicha casilla. En tal caso. el flanco de rey 13 ... ~ge7 l~~d2 a5!
de las negras no estaba bloqueado. y no
experimentaban, por tanto, mayores dificulta- Capablanca no permite que su oponente sim-
des. El primero en sufrir problemas defensivos plifique el juego con l5 ~a5.
fue Petrosian, cuando. en el match de 1966
por el Campeonato del Mundo, Spassky 15.ffacl b6 16.a4?!
empleó el esquema "paralizador" con peones
en "c:5'' y "h5". Ln innecesario debiliramlento de la casilla
Además di! algunos ejemplos de este libro, "b-4". Era más apropiado 16 a3.
otras dos partidas de las que conviene tomar
buena nota son Geller-Hort, Skopje 1968. 16 ... ~d7! 17.,tkJ ~a7 is.en ~ec6 19.1!,e2
donde las blancas materializaron de forma ses 20.iel fie7 21.~bl rs:
clásica las ventajas de este esquema (véase
Th~ Application o/ Chess Theory, pág. 8:?. Capablanca juega sobre todo el tablero. El
Perzamon, 1984), y Ljubojevic-Karpov, blanco se ve en frentado a un dí lema: bien per-
Linares 1981, donde las negras demostraron mitir el refuerzo de la posición negra. ganando
una forma de neutralizar el plan agresivo de espacio en el flanco de rey. o abrir algo el jue-
las blancas (comentada por Karpov en su libro go, a cosca de hacer más vulnerable a su peón
Mosaico Ajedrecistico, Raduga, Moscú 1984). de "d4". Atkins elige la segunda posibilidad.

176
22.exf6 axr6 ZJ.icJ ~b ... ! Las negras planean 3-L~bc6 35 ~c2 C'Jl!7
36.~i:l ib4, cambiando el caballo.

J.Ufodl ~a2! 35.ifol ixaJ 36.!ha2 iM


37J!dl ik4 38.ftcl ~c6!

Amenazando 39 ... fhd4+.

39.sxc4

Algo mejor era 39 EaJ l.

39 ... dxc-t 40.©d! ixd2! 41.@xd2 c.;d6


4H~c3 ~d5
Irnpercepdblemente, las negras han superado
a su oponente, Las blancas se encuentran en La ventaja de las negras es ya decisiva.
una desagradable posición. Desde ''b-4" el ca-
ballo negro amenaza con jugar a "a~", después ~3.ifa 1 g6 4-tfJ sss:
de lo cual las negras se apoderarían por
completo de la columna "e".

Panov, en su libro sobre Capabianca. escribe:


"Atkins juega la partida de manera indecisa e
incoherente, y aun así un mal plan es, como
sabernos. mejor que ningún plan. Era funda-
mental 2~ 1:~b.i axb-l 25 ~.,cS E.,cS 26 'itd3,
y ~e l. apuntando a un tin:il de piezas meno·
res." En defensa del maestro ingles. nos gus-
taría añadir que si esca linea prosiguiese una
jugada mis. resultaría evidente que 26 ... ~c6.
Capablanca se embarca en una ruptura deci-
con las amenazas 27 ... &aS y 27...e5, seria
siva en el flanco di! dama,
exrrernadarnente molesta para las blancas.
45.sa3 bS 46.axb5 &xbS 47.if'2 ~b..J
2.i ... ~ac6! 25..1eJ ~a:? 26.ac:Z !k7 27.~a3
EhcS 28.acd2
Amenaza 48 ... €id3.
Las blancas se ven oblicadas a abandonar la
columna "e". pues se amenazaba 23 .. .loxd.4+. 48.b3 cxbJ 49.@xbJ ~c6+ so.i;ticJ .sbl
SJ.g34 !el+ S2.~d2
28... ~a7 29.gdJ ~b.i 30.BJd::? gc6 3Ulb1
ie7 En cualquier caso, las blancas no pueden
defender la cuarta tila. Si 52 q;:bJ Bb 1 ... y
Capabtanca pone el punto de mira en el 53 ... gb4, o bien S2 td3 ~b4+ 53 c;te3 Éc3+
caballo de ·ar, que protege la casilla "c2". 5.J ~d2 sc2+ 55 ~e3 g;c4!

32.!al id6 33.hJ g6c7! S2 ... lc4 53.!at a4 54.gaJ ~a7!

DEFENSA CARO-KAN~ 177


Un final de torres con peón de ventaja no
satisface .i Capablanca, Mantener las piezas
menores gana mis rápida~ntl!.

SS.gal ~bS 56.lfül ~c6! 57.©dJ gcJ+


ss.wd2 gbJ 59.sc 1 +

Tras el cambio de: torres, el rey negro


penetraría en el flanco d~ rey. eliminando los
peones blancos. Por ejemplo: 59 ~hb3 axb)
60 ~d3 ~dS 61 id b~! 62 ~c2 ~i;,i
6J.g;.,::,2 ~d3 !, etc.

59 ... ~b7 60.ik2 a3.61.1g3


1.i . .áeJ t f6 151fodl ~d5 16icl 0-0-0
Desesperación. Contra una táctica pasiva. el l 7JUel id6 18.g3 sheS
rey negro habría penetrado en "b-l", cuando
... ~b:! decidiría el Jt:i~go en d momento
oportuno.

6I. .. ~xd4 6:?.:sc7+ ~b6 63.gc.i '.tb5 6..i,gcs


tc6 65.!faS gb1+ 66.r;t>eJ gxg2 67 .1f2
tb4!

Las blancas se rindieron. L'na de esas partidas


qui! le= valieron a Capablanca la reputación de-
5U una máquina humana, capaz de explotar
los más leves errores del contrario.

Ambos oponentes han completado la movili-


Boleslavsky - Bronstein (Bl 1) zación de sus respectivas fuerzas. La posición
Candidatos. Moscú 1950 producida puede considerarse típica. y no sólo
de la Defensa Caro-Kann. Su principal caree-
l.e~ c6 2.:~c.3 d5 3.~f3 ig-' 4.hJ ixf3 terística es el hecho de que ambos bandos
~.~xf3 tf6 6.d.J e6 7.1d3 dxe-t 8.~xc.t tienen mínimas posibilidades de jugar peones.
!:..xe4 9.~xe.i ~d7 10.c3 tf6 11.~e:? ~d5 Para las blancas no tiene sentido avanzar los
12.0--0 ~h5 13.~xhS txh5 (ver diagrama del flanco de dama. que sólo Ilevaría a crear
siguiente) debilidades. mientras que las rupturas centra-
les ... c5 y ... e5, por parte di! las negras.
Con su jugada anterior, las negras práctica- abrirían el juego de formo desfavorable a sus
mente forzaron el cambio de damas. puesto intereses. Si un bando no dispone de juego de
que si la dama blanca se retira, podían haber peones, lo normal es que su posición no sea
enrocado largo y montado un ataque en el prometedora. En el caso que nos ocupa. como
flanco de rey. mediante el avance de: su peón podremos ver, las blancas pueden. en realidad.
"g". Se ha llegado a un final en el que las av anzar sus peones del ala de rey y. por tanto.
blancas tienen una ligera ventaja posicional. SUi posibilidades son preferibles.
Con sus siguientes jugadas ambos bandos
ponen orden en sus respectivas posiciones. 19..ie.i ~f6 20..i.c2 h6 21.gdJ!

17~
Boleslavsky pone a prueba el único punto defienden fácilmente. Habrían tenido mayores
vulnerable de la posición enemiga: el peón de: problemas después de 35 gen !US 36 ih4.
"t7". La torre se traslada a "t'J". cuando el juego podía haber continuado así:
36 ... ~c7 37 1f6 ggs 38 @g3 @c6 (33 ... @d6'?
21...~dS 22_gf3 gc7 2J~b3 ged7 24.@g2 39 ieS+ .i:i;eS 40 dxe5+ @xe5 41 a:<n l;g7
if8 25.g4 a6 26.M g6 27.ixd5! ..J2 ~d+ ~d6 43 l;f6, y las blancas deberían
ganar) 39 'ttth-+ @c7 40 g I f2 @c6 41 i,g7
Las blancas se desprenden voluntariamente de g_'(g7 42 i;f6 É'.h7 43 gS hxgS+ 4-..i 'it>."<g5 ~d6
la pareja de alfiles, en aras de un ataque de: -!5 Eh6 Bg7+ 46 ers gg t 47 gh7 !fü l 43 h6
peones en el flanco de rey. b5 ~9 !;g2 (no 49 .shS ~g l, ni 49 c;f;gS f6+)
-N ... Efl+ 50@g7 f5+ 51 @g6 ih:h7 52 'ttt,h7
27.•. cxd5 28.fü1J 1g7 ·:?9.h5 gS JO.r.i gxí.l f.!. El final de torres resultante es tablas. Por
31.ixf-l ejemplo: 5J Q;g7 O s~ gg6 (5-J gh2 gg¡ +
.55.~t7 g!Z:? 56 Eh3 n 57 go &h:?. etc.)
Las blancas han conseguido no P')CO, y en la 5-LC 55 h7 6h l 56.Sf6 §g [ + 57 ~t7 gh l."
posición negra hay ahora dos peones débiles: ( B0lesfavsky ).
en "hé" y "[l", Pero la naturaleza t:iblista del El detallado análisis de Boleslavsky de este fi-
final es persistente, y esta ventaja es insufi- nJI demuestra que es tablas, Sin embargo. en
ciente para ganar. la última variante las blancas sólo están a un
tiempo de la victoria. y es posible que en
31..J!gS 32.ggJ ghs algún punto su juego pueda mejorarse. En
cualquier caso, hubiera sido para las negras
Bronstein lleva su torre a "h7". desde donde una urea muy ingrata jugar pasivamente. con·
defenderá ambas debilidades. templando cómo su oponente mejora su posi-
ción preparando la ofensiva. en la que podría
33.sf'J i;dd8 haber o no recursos suficientes para ganar. Y
Boleslavsky ciertamente merece ser elogiado
Como demostró Boleslavsky, era más precisa ror elaborar un plan activo en posiciones así.
la inmediata 33 •• .i.fS.
35... sh7 36J~en ira 37.~h.3id6 38.if6
J.i..igJ sd7
O bien 38 Ef6 ie7 y 39 ... idS.

38 .. .i.e7 39.Axe7

El final de torres no les ofrece a las blancas


muchas posibilidades de éxito. Quizá debieran
retirar su alfil a "e S" y tratar de iniciar juego
en el flanco opuesto, llevando su rey a "d I" y
siguiendo con b2-b3 y c3-c4.

39 ... gxe7 40JU6 @dS 41.gS

La única posibilidad de jugar a ganar, que las


negras contrarrestan fácilmente.
35..iM?!
41.•. hxgS 42.Wg4 Bd7 43.WxgS We7 ~.h6
"Después de esta jugada las negras consiguen gd8 45.@h5 ggs 46.Blfl bS 47.M igl
la mejor disposición para sus piezas y se 48.lm !g2 49.fUr.?lgl. Tablas.

179
Larsen .. Filip (Bl 7) zado peones en los flancos en que tiene mayo-
Interzonal, Palma de Mallorca 1970 rfa el oponente. de modo que se ha obstacu-
lizado de forma considerable el avance de: las
respectivas mayorías, lo que conduciría a una
J.e.J c6 2.d-' dS J.~d2 dxe-t 4.tc::lxe~ ~d7
simplificación. Larsen comienza a maniobrar,
s ..~f3iQgf66.~xf6+ €hf6 7..1c4 irs 8.0-0
con el objetivo de mantener al oponente en un
e6 9.ig5 i.e7 10.'ªel ig4 1 Ufodl 0-0
estado di! tensión constante. En este caso, la
ll.h3 ixO 13.~xrJ ~d5 l~..icl ig5
probabilidad de un error aumenta, puesto qui!
15.Ae3'itif6 16.'9xf6 i.xf6 l 7..icl
no hay nada tan agotador como defender una
posición iaferior, en la que la situJdón aún no
est.i ;,:!arament~ definida.

27.~g2 'J;e7 2S.Wf3 e¿)d7 29.!Ml hS 3UM


hxg.i+ 31.hxg.i Ad6 32.ieJ icS

Las blancas no han logrado ninguna ventaja


especial de la apertura. llegdndose a un final
similar al de la partida Boleslavsky-Brcnstein.
con la diferencia de que el rey negro ha
enrocado corto y "f7" ya estj defendido.

17 .. ,gfdS J8.c3 b5 19.ibJ gacS Filip se defiende correctamente. Convencido


de que no puede esperar que su rival se preci-
Al comentar esta partida en lnformator Larsen pite. decide cambiar la situación antes dd
sugirió que era preferible l9 ... a5. control de tiempo.

20.adJ h6 21.g-' 1e7 22.r.a c5 33.id..¡! 1."<d~ 3-'.cxd-' ~d6 35.tS se8
36JXht ge7 37.ghs e5 38.dxe5+ ~xe5+
A la ofensiva de peones blancos en el flanco 39.~g3f6
de rey. Filip responde con un contragolpe en
el centro. Esto abre ligeramente la posición. lo
que favorece a las blancas, que tienen la ven· Las blancas han tenido cierto éxito. L:> posi-
uja de la pareja de alfiles. ción se ha abierto. y la relación material entre
torre y alfil contra torre y caballo tes es favo-
23.dxc5 i,c.5+ 2-t'itiht ~f6 25.Bfdl lbdJ rable. Pero hay pocos peones para que las
26JhdJ wf8 blancas dispongan de posibilidades serias dt
victoria. Cualquier plan activo implica el
La formación de peones ha cambiado. y cada avance g4.g5. lo que significa que a cada
bando tiene ahora una mayoría. Normalmente. bando sólo le quedarán tres peones.
el plan en bles situaciones es avanzar esa
mayoría. La característica particular de esta 40.ie6 Jk7 4t.gd8+ ct'có .i2.~r-1 ~c4 .a3.b4
posición es que ambos bandos ya han avan- ~d6?!
¿Por qué no 43 •.. aS? ro que a 9 ...1h7 seguiría la desagradable 10.
~tñ5. Las blancas lograron una duradera
iniciativa. y la subsiguiente simplificación no
al ivió la posición de las negras. En el diagra-
Pero ahora esto es inapropiado. Había que ma las blancas siguen ejerciendo una fuerte
jugar 46...lileS. presión sobre la posición enemiga.
47.bxa5 lilxa5? 48Jk8: 22.ghJ!

Filip se había olvidado de esta jugada. Tras el TJI explota las caracterfsticas tácticas de la
cambio de torres. el rey negro no puede llegar posición y no pierde el tiempo en defender el
:i "eé". y el rey blanco puede ganar libremente p(!ÓO de "d-l",
el peón de "gr.
22 ... ~d7
48 .•. gxcS 49.AxcS rJ2c7 S0.1e6 @d6 51.CBg6
~c6 S2.Wxg7 ftld_. S3/~f6 1>-4 ~.ibJ €)fJ La captura en Nd-r' tendría una benita refuta·
S5.~g7 ~e5 56.f6 lod7 srn t;;e7 58.ic2 ción: 22 ... É.:'<d~ 23 .t~m 1f5 (23...~~f7
2~.i~e6+ ers 25 gf3+ ~e7 26 if5+) 24 gf3
Las nesras se rindieron. A 58 ... ~fS. sigue
!g~ 25 Eg) Íh5! (25...~xf7 26 Sxg4!)
.)·9. .á
~f-z:._
26.~e5 gxh~ 27 ixe6+, con una gran vent:ij:i
de las blancas. Botvinnik busca el cambio de
caballos para debilitar la presión contraria
Tal· Botvinnik (BIS) sobre "ñ".
Campeonato del Mundo, Moscú. 1960
23.c3
l.e.i c6 2.d4 dS 3.lilcJ dxe4 4.~he-1 1f5
S.€lg3 ig6 6. .ic~ e6 7. ~He2 id6 8.h4 h6
1 Ahora el sacrificio de caballo no da resultado:
9.!or.i .bf4 10..ixr~ tr6 ll.e'd2 ~bd7 23 ~xf7? ~xn 241:~e6+ @f8 25 gtJ+ lt:f6
12.0--0-0 t¿)d5 13.iMet lo7b6 U.ib3 ~xf4 26 g4 ig8 27 g5 ges!
15.~xf.J ti)d3 16.e'e5 0--0 17.~e4 ti'b8
18.lod6 Bd8 19.~c4 ~b6 20.~xbS BaxbS 23 .•• ~xe.5 24J~xe5
21.~eS 1h7

Quedan pocas piezas en el tablero, y aun así


En la apertura Botvinnik cometió una irnpre- las blancas tienen una posición casi victoriosa.
cisión: 7 .. J.d6?! (era mejor 7 ... ~í6). Como Disponen de ventaja espacial, una cadena de
consecuencia, tuvo que cambiar en •f4". pues· peones más ágil, y piezas mejor situadas.

DEFENSA CARO·KASN 181


También cuentan con un plan claro para mate- 29.ibJ .th7 30.f4 ~g8 31.Wb2 i.h7 32.hS
rializ3r esa superioridad. Después de la ade- · gdcS 33.ic2 ig8 (ver diagrama anterior)
cuada preparación. pueden avanzar sus peones
del flanco de rey: h4-h5, g2-g4. f2-f.t g4-g5. Es curioso señalar que el cambio de alfiles
y g5-g6, para minar "tt", et baluarte de la habría favorecido a las blancas. En tal caso las
posición negra. abriendo así el juego. Por otra negras se verían privadas del contrajuego rela-
parte, la única posibilidad de contrajuego de cionado con ... f6, y las blancas podrían haber
las negras es preparar ... c5, que las blancas preparado sin estorbos su ruptura de peones en
pueden neutralizar fádlmence. el flanco de rey.

2,Lb6 23.E~he3?! 3.$.g3?!

Las blancas deberían haber jugado 25 1c4 L'na decisión cornprornetida y prematura, Las
para disponer de la posibilidad b2-b4. blancas podían haber efectuado buen número
'de jugadas útiles, para empezar desplazando la
2S .. Jlbc8 26..ic.J Xk7?! torre di: "e.5" fuera del ataque de peón .. .f6.
Por consiguiente. era digna de: considerar 3-4
Botvinnik comete. a su vez. una imprecisión, E'.e 1. Desde un punto de vista práctico. IJ
Dado que no tiene tiempo para preparar ad~·· posición debería aplazarse sin que cambiase el
cuadarnente c5. debería haber jugado de cuadro general, de modo que el análisis de la
inmediato 26 c5!. cuando tanto después de posición aplazada pudiera revelar et método
27 d,c5 bxd. como de 27 d5 exd5 28 !xd5 ganador correcto.
~ f3. lo peor para él habría pasado.
3.i ... f6! 3SJi5e4
27.b.i!
Si 35 gx f6 g.'(f6 36 s5e4. entonces 36... c5 ~
La ocasión ha pasado de largo. Ahora, a 3i.d.,cS bxd 38 b5 c..l.!. y la vulnerabilidad
17 ... c5 seguiría 28 dxd b.'(c5 29 b5. cuando d~t peón blanco de '"h5" concede contrajcego
las blancas incrernentarían su ventaja. a 13s negras,

27...~ra 28.g.i igS 35 ... cS~ 36..ib3 cxb4 37.cxb-' hxg5 38.fxg5
fxg5 39.ggJ g17 40.ixg5 gn+ 4U~a3 s'.c7
23 .. .f6 se encontraría con una bonita refuta·
ción: 29 gt1! if5 30 i.'(e6 fxe5 3 l sxf5~ v L.1 jugada secreta. En esta posición los
3~ ~.'(e5, con una gran ventaja de las blancas. · jugadores acordaron tablas sin reanudar la
partida. Lna posible variante sería: 42 gge5
zrs: (se amenazaba 43 d5) 43 :xr5 e.,f5
4-tf'.f.4 ixb3 45 <;;xb3:r7 46 ic4 ~e7 47
\Íd5 ~f6 48 ~d6! !US! 49 \!d7 ~fi+, y las
blancas deben repetir jugadas. Tablas.

Spassky - Botvinnik (819)


l!RSS (equipos). Moscú 1966

1.e4 c6 2.d.i d5 3.~cJ dx:e-1 4.~xe-1 trs


5.ILJg3 J.g6 6.h4 h6 V~~rJ ~d7 8.hS ih7
9.id3 1xd3 10.'ffxdJ ~gf6 ll~d2 'l!tc1

182
12.0--0-0 0,4.-0 13.ffe2 e6 1-t~eS ~xe5 ción blanca sólo es amenazadora en aparten-
15~dxe5 ~dS 16.f4 c5 17.c4 ~b4 18..1:<b~ cía, pues las negras disponen de considerables
!hdl+ 19.gxdl cxb-l 20.~c4 Ae7 21.~d6+ . recursos defensivos.
@b8 22.~:(f7 grs 2J.~d6 ixf4 2-'.gJ srs
25.ti'g.i ~d7 26.Wbl ig5 27.~bS sn 2s.wc2?

Un error. En el final de: piezas menores las


blancas pierden un peón. La fría 28 ied6
llevaría a una posición igualada.

28 .. J~xd l 29.'eixd 1 f9xd l+ 30.@xd 1 ieJ:


E:; dificil para las blancas impedir que! !!I alfil
negro ataque el peón "eá",

Corno demostré Botvinnik, el final de peones.


después de 3 l b3 if2 32 g4 icS 33 i;;~2 a6
No mucho antes de esta partida. en la 13' del 3~ :~d6 i.xd6 35 exdé b6 36 ~d3 ~b7
Campeonato de! Mundo ( l 966) Spassky- 3i. ;;d4 ~c6 38 «tes rtd7 está perdido pura
Petrosian. se produjo el mismo desarrollo en las blancas,
las 15 primeras jugadas, cuando las negras
retiraron su caballo a "d'", La partida conti- 31.. .id 3~.b3 1b2 JJ.~d6 1xe5 3-t~e~
nuó así: l 5 ... td7 16 f~ iei l i ~e4 -td ~ci
I S.l:;c3 f6 19 e.,f61xf6 20 ~e~ 'a"b6 21 b.l
-ta6 :?1 t~~.i ~c7 23 ~hel 5d-4 :!~ ,:bJ ~b5 LJS negras han ganado un peón. pero las
15 c3 ;xe4 26 E.xe-' ~xh5. Las negras no blancas tienen muchas posibilidades de salvar
obtuvieron plena compensación por la calidad b partida.
y. tras una lucha muy tenaz. Spassky mate·
riulizó su ventaja en la jugada 91. ~las tarde 35.g~
si! llegó a la conclusión de que con 2 t. .. W.16~.
en lug:1:- de :? l... €:a6. las ne gras hobrtun >0. por supuesto. 35 liJc5. en \·isla de
pasado a un final más o menos igualado. ]5 ... Á,g3 36 ~,e6+ g;d6 37 c¡te5, cuando el
después de 22 ~u6 (1:? ~Y.cS'? ~J3+ 23 ~b I caballo blanco está atrapado.
~.,d2) 12...~:<:16 23 te~ (:?3 a3'? á:ul2!)
:!J ... gd~ 2~ ~,f6 g,f6. 3S .. :;~;c6 36.~d3 b5 37.cxbS+
Botvinnik. sin embargo. llevó su caballo a
··<.15··. L'na jugada que se conocía desde la ··.-1.~:::,; o después. este cambio era forzado.
partida Grigoriev-Panov. \los,ú 19~8. que él Gracias al inevitable Zugzwang. con ... tú6·
mismo h:ibía comentado. aunque el peón de ~5. el rey negro siempre podría ocupar una
Grigoriev seguía en "h-l". posición central" (Botvinnik).

Estrictamente hablando. se llega a un tinal 3i ... ~d5! (ver diagrama siguiente)


sólo dos jugadas más tarde, pero al lector le
resultará útil farniliarizarse con la posición en La única posibilidad de las negras es penetrar
la que las J.1s blancas han cambiado altil por con su rey por el centro. El peón de "b.í" no
caballo. y el peón negro ha pasado de "cS" íl tiene especial significación. Después di!
"b-l". Como demuestra esta partida, la posi- 37 ... t,b5~ 38 ~d:!!. seguido de 'ite4 y tf3.

DEFE~SA CARO-KA~~ ISJ


las blancas habrfan creado una fortaleza inex- !el S5.~f2 @d5 S6.~g4 !gS 57.~fl 1f6
pugnablc, SS.~g-1 id4 S9.~h2 Aes 60.~0 ~d4
6l.~d2 ib6

38.gS

.. El plan blanco de cambiar los peones del


flanco de rey puede parecer suficiente para "Sólo esta mal concebida jugada conduce a la
hacer tablas. Después de la partida, Spassky derrota. Después de 62 ~fl @c3 63 'tlg3 ~b2
mostró un método más convincente: 38 <te3 ~ @d l ! ~xa2 6S ~c2 e3 66 ~e2. el peón de
ic7 39 g;tJ! ~d4 40 luf2 'i1;c3 41 ~e2 ~b2 "bS .. habría salvado a las blancas. pues las
42 Qd3 ~xa2 43 ~c2, y las negras no pueden negras no disponen de ... n.S-a4. Pero ahora el
progresar" (Botvinnik). caballo no puede ya volver a "e2''. y el juego
está decidido" (Botvínnik).
38... hxgS J9.'t)xg5 if4 40./i)e4 Ah6 41.~f2
tgs 42.i~~g4 tr.J 43.€>f2 id6 44Jug4

Después de 44 ILJe4 if8 45 ~f2 Se7 46 '1Je-t Amenazando 64 ... ~d3.


<i;e5 47 ~f2 @f5 48 'it'c4 @25 49 ~d3 @xh5
50 ~xb4 g5 S l a4 g4 52 ~d3, las blancas 6-t~e2 e3! 65.loaS
habrían logrado tablas, pero con 4-Lic7
45.~f2 1b6 46 ~e4 @es 47 ~d2 <tf~ El final de peones después de 65 ~:<e3 i:<e3
4S.~c4 ~e3 49 ~fl+ (49 ~bl .ia5) 49 ... ~e2 66 ~:<e3 @b2 67 'itd3 @;(a2 68 ~c4 ~a3
50 li:g3+ @f3 51 ~fl .ic7! las negras está perdido para las blancas. Pero ahora no
acabarían ganando (análisis de Botvinnik). hay defensa contra el ataque del rey negro al
peón de "a2''.
4-L.1c5 45.h6 gxh6 46.lihh6 eS 47.~f5 e-h
48.~e? ~eS 49.~h-' ~d4 50.~fS+ @d5 65... *b2 66.~c6 icS 67.~eS ~x:a2 68.~dJ
Sl.~h6 ie7. Las blancas abandonaron.

Un movimiento arriesgado. Pero Spassky


había calculado meticulosamente que en la Szabo • Barcza (819)
variante S 1 ... \te6 52 l;Jg4 @fj 53 ~h6+ ctf.i Leningrado. 1967
54 fi;n ie7 55 ~h6. las negras no pueden
ganar el caballo errante. 1.e4 c6 2.i~)cJ dS 3.d.& dxe-1 4./~xe-l .Ars
s.~g3 Ag6 6.h4 h6 ,.~o ~d7 s.idJ t~dJ
Sl .. .1e7 52.~g4 .lgS 53.l,Hl ~d4 S-4.~dl 9.~xdJ tfc7 JO.id? ~gf6 11.0--0--0 ~

184
12.c4 e6 13.1c3 id6 14.lQe4 1f.t+ 15.~bl dades de peones que tienen las blancas.
~eS 16.loxcS ixeS 17.'tl'eJ ~xc4 18.dxe5
ihdl+ 19Jbdl 30.~gl b6 31.a3 @c7 32.t,g2 ~d8!

Las blancas no han conseguido ninguna venta- La dama negra irrumpe decisivamente en
ja de apertura. La siguiente jugada de Barcza campo enemigo a través de la columna "el".
es un inteligente golpe táctico, que plantea
serios problemas a su oponente. 33.'a'e4'tl'dl+ J.i.@a2 Yfid4 35.~c2

19... gcJs: 35 ~·as ~xc4+ 36 ~al ~.16 no habría


salvado a las blancas -,
Las negras explotan la situación indefensa de
la primera tila, y también el hecho de que en 35 .. .'~'xf4 36.'tl'a4 a5. Las blancas abando-
la apertura las blancas "olvidaron" avanzar su na ron.
peón a ''h5".

20.Bd4?
Faibisovich • Ojotnik (B19)
Un error. El blanco podía haber mantenido el URSS, 1979
equilibrio en la variante 20 gxdS+ 's'xd3
2 l.~c2 ~xM 22 g3 ~h 1 23 'ff xa7 lcxc3 l.e4 c6 2.d4 d5 3.lLJd2 dxe4 4.lthe4 1f5
2-t~aS+ <J;c7 25 ~a.S+. Ahora el juego pasa a s.l,ig3 ig6 6.h4 h6 7.hS !h7 s.iof'J li)d7
un final de damas difícil para las blancas. 9.1d3 ixd3 10.exdJ e6 11..id? ~gf6
12.0--0-0 l!lc7 1H:fe2 es 1-t~rs 0--0-0
20 •• .liJxcJ+ 21.ffxcJ c5! 22.gxdS+ ~xdS 15.~e3 ~bS 16.Bh4 li)c6 17.J.cJ 1e7
23.gJ edt+ 2-'.'tl'cl ~e2 25.'~'f-l ~dl+ 18.dxc51xc5 19.lk4 itxeJ+ 20.~xeJ lbd l+
26.'~cl ffdJ+! 27.~al ~e2 21.~:<dl id8+ 22.Wcl ~d5 23.'tfel li)xcJ
2.t'a'xcJ

Puesto que ahora no es posible 28 ~f4, las


blancas pierden material. El blanco ha jugado la apertura de forma ori-
ginal, empleando, en respuesta a 13 ... cS, el
28.f.i eC2 29.g4ti'xM plan de llevar el caballo de .. g3 .. a ·cJ". A
continuación, Faibisovich activó su torre rey
Las negras han ganado un peón y la materia- por "h4 .. y buscó cambios, depositando sus
lización de su ventaja no presenta grandes esperanzas en un final favorable, gracias a que
dificultades. en vista de las numerosas debili- el peón de "h5" tija el naneo de rey enemigo.
2.t .•• ffb6!?

El cambio del peón de ''g7" por el de! "h5".


después de 24 .. JldS!'? 25 't!/xg7 gxh5 26 b3,
serla claramente ventajoso para las blancas.

25.b4!

Capturar el peón de "g7" habría llevado a ta-


blas: 25 't!b. g1? 1s':.16! 26 lZld2 gxd2 27. jhc6+
~xc6 28 ~-~d2 '#fd5+ (Faibisovlch).

25 .•. WbS?
Ahora, las blancas tienen, prácticamente, dos
Un error. Es comprensible: que las negras peones de vente]a en el flanco de dama. rnien-
quieran apartar a su rey de la clavada lo antes tras que las negras sólo uno en el flanco de
posible, pero ahora las blancas obtienen una rey. Pero 31 ... gS tampoco hubiera salvado a
gran ventaja en el final. Era conveniente pos· las negras.
tergur esta jugada de rey y jugar, en cambio. Faibisovich aporta el siguiente análisis:
25 .. .f6. Entonces. tras la posible variante 32.h:<g6 fxg6 33 @e3 hS (33...~e7 34.We4
26.a3 q;b8 27 ikS gds 28 &xd5 exd.5 29 @d6 35 c4 eS 36 c5+ We6 37 bS h5 38 b6)
~d2. las blancas logran cierta ventaja, pero la 34.g; f4 rJ2e7 35 ~es gS (35 ... a6 36 a4 g5
posición negra es perfectamente defendible. 37.aS @d7 38 @f6) 36 bS h4 37a4 ~d7 38.c4
~c7 39 c5 ~d7 40 as Qc7 4 l a6!
26.lüeS! Y:f :d2
32.c4 q;Jc7 33.cS Wc6 3-l.~dJ WdS 35.g3 eS
No parece haber nada mejor. 26 ... 't:lxe5 36.dicJ
27.'t'lxeS+ Q;>aS 28 ~c7! no es plato de gusto
para las negras. Las blancas simplemente esperan a que las ne·
gras queden sin jugada de su peón "a", cuando
27.ixc6 bxc6? estarán obligadas a desviar su rey del centro. o
bien determinar la formación de peones del
El error decisivo. Las negras debian haber flanco de rey.
jaqueado antes en "f-+", para entrar en un final
inferior de damas: 27 ...'G'f4+ 28 g;b2 bxcé 36•••a6 37.~dJ aS 38.a3 a--139.WcJ e4
29.lilxc6+ @c7 30 ~xd8+ @xdS 31 'g'cS.
Ahora las blancas pueden llevar el juego a un Ahora a las blancas sólo les resta dirigirse a
final de peones, que puede evaluarse de forma por los peones negros del flanco de rey para
concluyente. ganar ta partida.

28.loxc6+ Wc7 29.~xdS+ Wxd8 30.t,d2+? 40.cbd2 Wc6 41.WeJ


fhd?+ JV~xd2 (ver diagrama siguiente)
Era más preciso 41 ~e2 !
El peón de "h5" juega un papel importante
hasta el fin. Gracias a él. las blancas ganan 41 ••• WdS 4:?.d?C2 Wc6 43.Wel wds 44.dle3
este final. wc64S.g4!

Jt. .. rs Las negras abandonaron.

'º"
Ljubojevic • Portísch (B18) sector que, en cualquier caso, conduciría a
Tilburg, 1978 considerables simplificaciones.

1.e4 c6 2.d4 d5 3.~c3 dxe4 4.~:<e4 .trs


5.lllg3 ig6 6.lole2 ~f6 7.ltlf4 ~bd7 8..i.c4
eS 9.~e2 'r!le7 10.dxe5 ~xe5 11..ieJ 1b4+
12.cJ 1c5 1J . .ixc5 ~:<e2+ U . .ixe2 c!oxc5
15.0-0-0

22.•.aS 2J.'if2d2ftbS 24.~e2 b4?!

Portisch insiste con su juego en el flanco de


dama. debilitando así su propia posición.
Después de 24 .. .liJd5 hubiera sido mucho más
dificil para las blancas encontrar un plan
activo, Es posible que las negras esperasen
La posición blanca es preferible. Tienen una. hacerse con la iniciativa, pero omitieron la
pequeña ventaja en desarrollo. piezas menores fuerte réplica contraria.
mis activas y mayores posibilidades de jugar
en los flancos. Además, siempre tienen en car· 25.sbH ~dS 26.cxb4 Bxb4
tera el cambio de caballo por el alfil de "g6"' y,
con juego en ambos flancos, su alfil resultará Otras capturas también les habrfan dado la
más fuerte que el caballo enemigo. iniciativa a las blancas, Por ejemplo: 26 ...axb-t
27 lc.d4 y 28 ic4, o bien 26...loxb4 27 ~c3,
1s .•. gds seguido de 281c4.
Portisch trata de mantener su rey en el centro. 27.g3 Wd6 28.a3 ftb8 29.~d4 gb6 30.ic4
A 15 ... 0--0 las blancas responderían con 16 O. wes
16.f3 fbdl+ 17.!bdl We7 ISJiet Wd7 Ambos bandos han concenrrado efectivos en
19.h4! h6 20.~xg6 fxg6 21..ic4 bS 22.in las casillas centrales. Las negras, cuya posi-
(ver diagrama siguiente) ción es inferior por sus debilidades de peones,
queman que el juego fuese más concreto,
Juego original de Ljubojevic. Si quieren puesto que les resulta difícil realizar jugadas
ganar, las blancas deben acumular untas no comprometedoras. Por tanto, Portisch es el
pequeñas ventajas como les sea posible. En el primero en provocar una situación crítica.
flanco de rey han tenido cierto éxito, y ahora
se disponen a romper la posición negra en el 3J.~c2 ~b3+ 32.ixbJ ftxbJ JJ.gd+ ~r6
naneo de dama. En consecuencia, el Gran (ver diagrama siguiente)
Maestro yugoslavo provoca que Portisch
avance sus peones. esperando que de esa 34.Be6+!
forma se produzcan mis debilidades de las
que podría crear lanzando un ataque en el Ljubojevíc consolida así su ~en taja.

DEFENSA CARO-KANN 187


34 ••• wn? Karpov .. Larsen (B 18)
Bugojno, 1978
Portisch responde incorrectamente al proble-
ma del cambio. En el final de caballos. des- Y ahora una partida en la que las negras
pués di: 3-4 ... 'iP:<e6 35 ~d4+ g;>d6 36 i?l.'(b3 a4, impiden radicalmente el avance h-i-h5. faca
las negras tendrfan buenas posibifidades de
primera tentativa resultó un fracaso. pero b
hacer -lJbtas, gracias a sus piezas centra- idea no tiene por qué desaparecer del mapa.
lizadas. Ahora, sin embargo. las blancas crean
un peón pasado en el flanco de dama, que les 1.e4 c6 2.d4 d5 J)LJd2 dxe4 4.~xc-1 ars
reporta la victoria. 5.t?lgJ.ig6 6.~f'J lod7 7.h4 h5 8.1d3 t.~d3
9.'ªxd3 e6 10.~e4 tia5+ 1 l~d? ~·rs
12.0-0-0 0-0-0 13.ieJ loh6 l-t~eg5 ~xdJ
lHfxdJ

3S.!xc6 ib:b2

A la captura del peón "f3" seguirfu 36 ;;'.d.


cuando el avance de los peones blancos en el La séptima jugada de Larsen. 7 ... h5. es una
flanco de dama sería mucho más rápido que el sorpresa. Debilita In casilla "gS", a la qui:
de los negros, apuntaban los caballos blancos y. por otra
parte, ahora es imposible el avance "h5".
36Jk5 ~e7 ganando espacio. Tras el cambio de damas. la
partida pasa 11 un final complicado con una
Al comentar esta partida para lnformator, mínima ventaja posicional de Karpov.
Ljubojevic, contra 36 ... lub6. indica la intere-
san te línea que sigue: 37 ~k7+ ers 38 ~el 15 ....ie7 16.IM ghrs 17.~hJ ltJg4 18.1g5
6b3 39 sb7 n4 40 ~d4 ~k3+ 41 q;d:? rtd5 afe8 19 . .lxe7 1he7 20.~fgS ~df6 21,gd:l
41J;b5. y las blancas ganan. ged7 22.Eiee? g6 23.c3 b6 2-t~f.3

Ambos contrincantes se han enzarzado en


unas maniobras tranquilas, con el fin de
Las blancas no le prestan atención al flanco de provocar debilidades en la posición enemiga.
rey. La lucha quedará decidida con el avance Ese tipo de juego es fácil para las blancos.
del peón "a". puesto que tras el cambio de alfiles de casillas
negras, los puntos "g5" y "e5" son ya acce-
39 ...~~gJ
40.a4 @e6 41.lod.J+ md6 4:?.~c4 sibles a los caballos. las blancas pueden. en
!bl 4J.~b5+@e644.as lkt+ 45.Wb4gbt+ cambio, impedir el acceso de la caballería
46.Wa4 ~rs 47.a6 lat+ 48.~aJ ftdt 49.a7 enemiga a las casillas •g4" y "e-l", avanzando
gds 50.~bS. Las negras abandonaron. sencillamente su peón a "f3".

183
2..J •••c5!? 40 .• e5 4Uld1 ~,cc4 42.b4+ cbc6 43.(¿hc4
gg7 44.gd6+ @c7 45,g.-6 gS 46.hxg5 ~:q;5
Que el Gran Maestro danés quiera llevar el 47,gxa7+ Wd8 4814 exí-' 49.gxr.i gg?+
juego a caminos más concretos es compren- 50.@b3 gn 51.~eJ! ~rG
sible. Karpov es un virtuoso en el arce de jugar
posiciones Indeterminadas, en las que lleva El peón de "f4" no puede capturarse, debido a
una ligera aunque persistente iniciativa. 52 Ea8+ y 53 lodS+.
25.dxc5 bxc5 26.lohgS rJlc7 27J;xd7+ Itxd7 S:?.€l~f5 gxf4 SJ.lod~ IUI s.UfoH+ @c7
2S.€)d? lod5 29.gJ fü7 30.~gc4 ~c6 55.a.$ Wf7 56.aS ~g7 57.a6 lod5 SS.scJH. L:1.,
31.~hJ c4 32.lüd4+ @b6 33.~c2 rs 3-t~d1 negras abandonaron la partida.
Wc5 35.~aJ ~b6 36.fJ lof6 37J!e5+ ~fd5

Los caballos blancos se han "pegado" al peón


de "e~". que las negras se esfuerzan en defen-
Dolmatov • Lechtynsky (Bl3)
Hradec Kralove, 198 l
der por todos los medios. Karpov podía haber
jugado ya 38 ~d.ic4, pero las negros hubieran
I.e4 c6 2.d.i d5 3.exd5 cxd5 4.c4 ~f6 S.lik3
mantenido su posición, después de 38 ... ~xc~
~c6 6.~f3 1g4 7.cxd5 iu:o<d5 U!lbJ 1xf3
39 b4+ c.tc6 40 ~xc4 ~xc3 4l aes+ ~d6.
cuando. por lo que parece, no hay nada 9.gxr.3 e6 10.~xb7 ~xd-' 11J\b5+ ~xb5
definitivo. 12.~c6+ @e7 13.~xb5 ~d7 U.io:i<d5+
,gtxd5 15.i.gS+ f6 16.thd5 exd5 17.!eJ Wf7

13 ...~d7 se consideraba más fuerte que


l 3...~xc3 14 bxc3 ~d7 15 Éb l !, cuando la
partida Fischer-Euwe, Olimpiada de Leipzig
Larsen omite la amenaza latente de su rival. 1960, demostró que la apertura de la columna
Era esencial jugar 38 ... a5. con una posición "b" y la ventaja blanca en desarrollo son facto-
defendible. res más importantes que los peones aislados.
Con lS ig5+ Dol matov trata de mejorar una
39J~e 1 ct)Sb6 40.~dxc-l! conocida variante teórica. Aquí las blancas
solían cambiar damas de inmediato. Por ejem-
[La pistola cargada por fin dispara! Con la plo: IS ~td5 exd5 16 0-0 ~c:6 17 gel+ q;,r5
pérdida de su peón "c." la posición nc:gra se 18 1::3 1e7 19 gac l !i.f6 20 !kS ghd8 21 b-'
viene abajo y Karpov materializa su ventaja rtg6! 22 b5 d4 23 .id2 d3 24 a4 !hes 25 f:cc I
con decisión y energía. Exc5 26 gxcS gd4 27 oS Jib4, y tablas en la

DEFENSA CARO·KANN 189


partida Sm.:jkal-Filip, Checoslovaquia 1968. 30.•• !dJ+ 31.@a4 gS 3Ukxf6 ~g2 JJ.i.d4
Pero ahora fa casilla ''f6 .. está ocupada por el gxf-1 34.ixf 4 gxh3 35.ig4+ dm
peón negro. lo que crea algunas dificultades
para maniobrar en el flanco de rey.

18.0-0-0 gd8 19,gdJ

El cambio de los peones "sl" y "a2''. tras


l 9.i.xa7 gas 20 i.c:!3 !h:i2, no les ofrece a las
blancas ventaja alguna.

19 .. J~d7 20.Jihdl c;f;e6 21.a3!

Un:\,Útil jugada profiláctica. La posición blan-


ca es ligeramente: preferible.

21...ie7 22Jk3 ghdS?! Los finales de dobles torres se? producen


mucho más raramente que: los normales de
Las negras condenan sus torres a una cornple- · torres. En este caso el desenlace dd final
ta pasividad. Más posibilldades de contra· depende en gran parte de a qué bando le ra . .'o-
juego habrían tenido con 22 ... EbS. rece e I cambio de un par de torres. Dos torres
pueden luchar a veces con éxito contra un
2JJk6+ .id6 24.hJ ~eS! peón pasado, protegido porel rey. En l.1 posi-
ción del diagrama las blancas tienen grandes
Lechtynsky deshace la clavada con este audaz posibilidades de crear un peón pasado en el
avance de rey, su única pieza activa. flanco de dama, y esto significa que el cambio
de un par de torres les favorece.
25.f4+
36Jlg7'?!
Las blancas difícilmente podtan renunciar a
esta jugada. La intención de las negras era Una imprecisión. A la luz del comentario an-
retirar su alfil y proceder al avance de sus terior. Dolrnatov debería haber mantenido esta
peones centrales. torre en reserva, para la jugada defensiva ~g3.
Así, parece muy fuerte 36 lH. cuando las
25 ... We4 26J;d~+ 'it>o 27.gxdS !xí4?! negras no pueden jugar 36 ... Édd3. debido a
37.5g3!
¡Pero esto es un error! Hubiera sido mucho
más positivo para las negras continuar la
36 ... gd-'+ 37.b4 nS! 38.lgJ gh5 39.í-l axb-t
incursión de su rey, con 27 ~g2!,
40.axM fkS'!
amenazando tanto 28 .. ~xf4 como 28 Wxh3.
Ahora Dolmatov lleva la lucha a un final de
dobles torres, en el que logra un peón de Con esta última jugada para el control, et
ventaja. maestro checo cornete un error decisivo. T enía
que haber jugado, sencillamente, 40 ... c;t;f2, sin
28.Jlrs ffd l+ 29.~c2 B8d2+ 30.diibJ! permitir que las torres blancas atacasen el
peón de "h7".
La jugada que posiblemente subestimó
Lechtynsky. Aceptar el sacrificio de calidad 41.Ud3!? fie4 42.Bh6 lkc4 4J.gbJ lxr.i
supondría entrar en un agudo y confuso final. 4-tixh7

190
Con el cambio de los peones del flanco de rey, La leona considera que las negras tienen un
las negras han perdido toda posibilidad de juego equihbrado después de l 2 ... ~xb5
contrajuego. Las blancas concentran ahora 13.~xb5 g6. La continuación elegida por
todas sus fuerzas en el flanco de dama y Tirnoshchenko ha conducido a un final com-
avanzan su peón hasta la casilla de corona- plicado. en el que la iniciativa es de las
ción, a pesar de la desesperada resistencia que blancas. pero las negras tienen una mejor
ofrecen las torres negras. estructura de peones.

44 ... ~g2 45.ld7 gc2 46.!tddJ ga2+ 47Jlfa3 17.. id6


Elb2 48.!:ldbJ
Una jugada natural, de desarrollo, pero era
Las blancas proponen continuamente el cam- preferible l 7 .•• Ec8. como sugirió Yusupov.
bio de un par de torres que. por supuesto, es
rehusado. tUjd5!

48 .• Jie2 49.WaS grs SO.b5 A menudo sólo hay una jugada para conservar
la iniciativa. 18 füdl se sugiere por sí sola,
Las blancas lo tienen todo dispuesto para el con el fin de molestar al rey contrario sobre la
avance decisivo del peón. columna "d", pero con l 8 ... !fac8 19 loe4 !k6
20 se I á:d8!, el negro se defiende con éxito.
SO.. .!a8+ 51.Wb6 ggs S2.@a6 gas+ 53.~b7
ftg8 S4.b6 ge7+ 55.'ifla6 gas+ 56.<bbS ges+ 18 .. Jfad8 19.lfacl li:Jc7 20.~b6+ @e6
S7.';f;>c6 ge6+ S8.~b7. Las negras abando· 21.grel!
naron.
Las blancas miran de reojo al posible
contrajuego de su oponente. Si 20 g fd t. las
negras podían haber contestado con la ines-
Yusupov .. Timoshchenko (B13) pereda 2 l...g5! (Yusupov).
Kislovodsk (equipos), l 982
21. .. wrs 22.!ed l ~e6 23Jld5+ wr6 24.gcdl
1.c4 c6 2.e4 dS 3.u.dS cxdS 4.d4 ~r6 S.~cJ ic7 ZS.'tld7+We7 26.b4!
~c6 6.~rJ Ag4 7.c::xdS ~xdS 8.flbJ ixO
9.g:dJ ~b6 10.dS ~d-' 11..ibS+ ~d7 Las piezas blancas han conquistado mucho
l2.ff a4 eS 13.dxe6 ~xe6 U.Ae3 a6 espacio. pero es difícil mejorar sus posiciones.
IS.1~d7+ 9xd7 16.t!xd7+ ~:<d7 17.0-0 As( que los peones deben acudir en su ayuda.

DEFENSA CARO-KANN 191


26 .•• f6 27 .a4!

Con idea de situar un peón en "bé".

27 ... g5

Timosbchenko prepara un punto fuerte para


sus piezas en "f4".

2S.ic1!

Una jugada con varios objetivos. Las blancas


despejan la columna .. e" para sus torres, si!
disponen a llevar su alfil a "a3" y'. :ti mismo ~.hJ gbl 45.S:d6 !f:ll 46.gc6!
tiempo. plantean una trampa, en b que van a
caer las negras. La primera posición de Zugzwang.

46 ••• saJ

Las negras están obligadas a dejar que el rr!y


Tenían que haber jugado 23 ... shgS.
blanco salga, al no ser posible que la torre se
desplace sólo por la primera tila, dc!bido a
29..ixf-' .txr4 47.f.J! g.,f4 48 ges+ ~g6 49 gas! .

Cansado por l:i tension de la defensa. 47.~n! ga:2


Tirnoshchenko omite un golpe táctico y pierde
un peón. 29 ... gx.(4 era el mal menor, Capturar el peón de ~f3" habría perdido, por
48 5~3 y .J9 ifo3.
JO.r>xr6! lc8 31.~hS! tc7 3.2.sel+ rtn
3J.sd7+ @g6 3-t~g7? j.dS ~S.~el gc2 49.sb6 g32 50.sd6!

Zugzwang de nuevo. 50 ...~b2 se contesta con


Única. 34 ... sht'S 35 .ae6+ fü6 36 :Sxf6+ ©xf6 5l gd2 ábl+ 52 gdl ab2 53 gal. de modo
37 sxc7 habría perdido de inmediaro. que las negras deben permitir que el rey
blanco suba a la segunda fila.
35.gxb7 tr6 36.Be6 i!hf'S 37,gxa6 gbs
38,gxbS ixbS 39.~hS ctxh5 40Jhf6 mxM 50... ifat+ 51.@d2 Ea2-+ s:?.iteJ maJ+
41.aS ibt+ 42.Qg2 ial 43.a6 h6 (ver 53.We~ ia2 54.@dS
diagrama siguiente)
Ahora las blancas pueden olvidarse ya de los
El temporal ha amainado, dejando sobre el peones del flanco de rey. El peón "a" lo decide
tablero un prosaico final de torres. en el que iodo.
las blancas tienen dos peones de ventaja. Pero
la victoria en este final no es rutinaria. pues 5-'..•gxf2 55.t;pc:6 lbO S6.a7 grs SV.f;b7
los peones doblados blancos le impiden a su gr7+ SS.ct»a6 grs S9.gc6 ghs 60 . .ti'b7 'if;h-1
rey trasladarse al naneo de dama, y Yusupov 61.aS~
de~rá liberar su rey con sutiles maniobras,
recurriendo a un Zugzwang cíclico. EJ método Después de 61 wJba8. el blanco torna primero
ganador de las blancas es muy instructivo. el peón de ·h6". Las negras abandonaron.

192
La Defensa Pirc-Ufimtsev
Esca- apertura, que en los años veinte se consi-
deraba "irregular", es una de las más popu-
lares de la actuehdad. "Una partida con posi-
bilidades de contr,tiuego es suficiente para
equilibrar Ia ventaja di! la primera jugada",
Estas palabras de Botvinnik, acerca de su
favorita Dc:f ensa Francesa. son también
aplicables a la ~fensa Pirc-Ufirntsev. En los
años treinta se jugó ocasionalmente, pero hoy
a nadie le sorpreade verla en un match por el
Campeonato del Mundo. ¿Cuáles son las
razones para su popularidad'? En principio,
Uflmtsev en l:i l!RSS y Pire en Yugoslavia
sentaron las bases teóricas de la apertura 1 e4
g6 (ó l...d6). demostrando que un juego así no 2
podía ser refubdo, y que, por tanto, la
apertura no podfa considerarse "irregular". La
teoría de la Mensa Pirc-Uflrntsev rápida·
mente se e;<tendió a numerosas variantes, pero
aun así se empleaba mucho menos que la
Siciliana o la FQl\ces:i. L'n impulso decisivo
en el desarrollo de la apertura se le debe a
Botvinnik. Aunque el excampeón mundial
jugó regularmene la Defensa Pire sólo en los
últimos años de su carrera. las ideas que
incorporó sostuvieron la teoría y la· praxis de
la apertura duran~ décadas.
A Botvinnik probablemente le atrajeron las
enormes posibilidades analíticas de una aper- 3
tura que no h:lbfa sido plenamente investí-
guda, por la complejidad de los problemas
derivados de ella y, por supuesto, ta excep-
cional flexibilidad del esquema negro de aper-
tura. Vale la pena considerar las siguientes
f ormaciones de peones:
No es difícil ver la relación entre estas forma-
ciones Pirc-Ufinasev y la Siciliana (diagrama
2), la Caro·K3nn (diagrama 4- pag. 194), e
incluso con apctturas abiertas como la Ruy
López y la Defensa Philidor ( diagramas l y
3). Y, naturalmente, la colosal fuerza y
erudición de Bot,,innik le permitían alternar
libremente varios esquemas.

DEFENSA PlRC.UFl:0.1TSEV 193


4 4 .. Jig7 S.e5

Este avance, realizado · un movimiento


después, dio lugar a la memorable partida
Bronsteln-Palmlotto (Olimpiada de Múnich
1958): S ~f3 0-0 6 e5! ¿¿)fd7 7 h4! c5 8 hS
cxd4 9 Y9xd4 d:<e5 10 \19f2! exf-4? 11 hxg6
hxg6 12 .ixf4 't) f6 13 ~h4. con un ataque
irresistible al rey negro.
En la presente partida. Bronstein realiza el
avance e4-e5 en la quinta jugada, probable-
mente para evitar la línea S ~f3 c5 6 ib5+
idi 7 eS €lg4 8 e61xb5. con juego extrema-
darnente complicado. Por entonces esca va-
Consideraremos fas formaciones de! la Def en· riante estaba siendo profusarnente puesta a
sa Pirc-Ufirntsev desde el punto de vista del prueba en torneos de todos los niveles. Ahora,
final práctico. También aquí las interpreta- después de 5 ... ~fd7 6 luf3 0-0 7 h4. se lkgl
cienes de Botvinnik han pasado a ser clásicas. a una posición de la partida Bronstein-
Incluimos ejemplos suyos de finales con la Palmíono. Aunque no le seducía a Benko, era
formación del diagrama 1 (Unzicker • digno de considerar 5 ...~fd7 6 ~f3 c5!?
Botvinnik). diagrama 2 (Jotrnov-Botvinnik) y
diagrama 3 (Matulovic-Botvinnik), mientras 5 ...dxe5?! 6.dxe5 ~xdl+ 7.Wxdl ~g4
que para la formación del diagrama 4
remitimos al lector a la partida Matanovic-
Botvinnik, Belgrado 1969 (véase Partidas
Selectas 1967-1970).
Las dos partidas Bronstein-Benko y
Velimirovic-Tringov son muy distintas. caree-
terizándose por una inusual interpretación del
Ataque Austríaco. Las blancas descartan la
tentativa de dar mate al rey negro, y tratan de
explotar su ventaja de espacio, llevando el
juego al final. Una parte importante es la acti-
vidad de las piezas blancas, Sin embargo.
seria incorrecto asumir que el esquema negro
de apertura puede ser refutado así. También
aquí los expertos en aperturas, que han reali- Lo primero que se percibe es la ventaja espa-
zado un profundo estudio de los finales de cial de las blancas, derivada del avance del
este tipo, encuentran recursos suficientes para peón "e". Por su parte, las negras tienen una
una defensa activa. pequeña ventaja en desarrollo, en razón de
que las blancas no podrán coordinar sus torres
enrocando.
Bronstein • Benko (B09) El plan de las blancas es muy claro. Deben
Montecarlo. 1969 completar su desarrollo y coordinar sus pie-
zas, después de lo cual su ventaja de espacio
1.~4 d6 2.d..& li)r6 3.locJ g6 4.f~ les concederá mejor juego. El conrrajuego de
las negras es más difícil de definir.
En respuesta a la Defensa Pire, Bronstein eli- Básicamente, deben tratar de minar el centro
ge el normalmente agudo Ataque Austríaco. blanco con ... f6, sin descartar la incursión

19-'
... li.'ic6-b4 en el flanco de dama (con el rey sorprendente jugada de Bronstein que sigue,
blanco en "el"). difícil, desde luego, de descubrir.
El juego de las negras debe ser concreto, en
función de las acciones enemigas, y el valor 13.gh2!!
de cada una de sus jugadas es más alto que el
de tas blancas. La torre blanca irrumpe inesperadamente en la
En lugar de la natural 8 @et, las blancas dis- acción, impidiéndo a las negras la coordi-
ponen de otra buena alternativa: 8 'iJd5 !? La nación de sus piezas.
partida Hort-Shorr, Amsterdam 1932, siguió
así: 8 ... @d8 9 ~el c6 10 'tlc3 f6 l l hJ !oh6 1J .. .lild6 l..J.ib3 @d8 15.f5! l!e8+ is.en
12 ~f3 !iJf7 J 3 .ic4, con ventaja blanca. g5'!

8.~el c6 Benko se ha visto desorientado por el enérgico


y original juego del Gran Maestro soviérico. y
A 8 ... f6 podría haber seguido 9 h3 ~h6 su última jugada puede considerarse un error
l0.lod5 q;"d8, trasponiendo a la variante pre- decisivo. Ahora su alfil de casillas negras
via. 8 ... lZk6 9 h3 ~h6 10 'tld5 condujo a una quedará fuera de juego durante mucho tiempo,
clara ventaja en la partida Lukin-Tseirlin, y las blancas tienen la oportunidad de dominar
Campeonato de Leningrado 1972, y 8 ... hS. el flanco de rey con h3-h4. Por supuesto,
recomendado por Benko después de la partida, 16 ... g.,f5?! no servía, por 17 .tf 4. pero
se habría encontrado con la siguiente reacción después de 16 ... ~d7 17 if 4 loes. habría una
estándar: 9 'tld5 Wd8 10 'tlf3 c6 l l.~e3 f6 dura batalla por delante.
12.h3 luh6 131d3 crs 14 lthf5 gxf5 is c6!
± (Polyak-Bondarevsky, Moscú 1945). 17.M h6 is.en iod7 19.Ad2 ~c7 20.gel!

9.h3 ~h6 10.g4! f6 11.exf6 exf6 12.Ac4 Bronstein cambia la única pieza activa negra.
!iJn-?
20.•. b6 21.:xeS ~xeS 22.iel!

En el ajedrez moderno el concepto de alfiles


"buenos" y "malos" es mucho más amplio
que, digamos, hace cincuenta años. El alfil
dama blanco sólo tiene perspectivas en la
diagonal "h2·b8". El alfil negro de "g7",
aunque restringido por su propio peón, es el
principal defensor de su flanco de rey, y tiene
perspectivas de buen juego a lo largo de la
diagonal "a3-fS". Por consiguiente, el cambio
de alfiles de casillas negras favorece clara-
mente a las blancas.

Después de la partida, Benko sugirió b supe- 22.. ia6+ 23.~gl if8 24.igJ+ 1d6
rior 12 ... f5 13 gS ~n. sometida a prueba en la 25.ixd6+ ~xd6 26.hxgS hxgS 27,gh7
partida Bronstein-Zeshkovsky, Moscú 198 l,
Campeonato de la URSS por equipos: 14 lo f3 La torre blanca ha invadido la séptima tila y
l¿jd6 1 S i.b3 Wd7 !, y tas negras resolvieron las negras no disponen ya de una defensa ade-
gradualmente todos sus problemas. cu a da.
La jug:ida de Benko 12 ... ~n parece lógica, y
para percibir su incorrección se requiere la 27 ••• le8'!!

DEFENSA PlRC·UFIMTSEV 195


Er:1 mi,; tenaz 27 ... ic4. Por ejemplo: 9 ~el ~c6 10 ibS f6!
(Makarychev-Gede ..,1nishvili, Moscú l 972.
Spartakiada), o bien 9 i:4 ~c6 10 &fl (peor
es lO i::J 1g4 ll sft ?! ~:iS! 12 idJ fó
Un elegante golpe táctico que! gana material. 13.exf6 t~f6 P h3 i~ 15 ~d2 egJ. con
ventaja n~gr:i, Panchen~o-Adorján. Sochi
1977).
IO ... ih6! 11 te2 SdS~ (Zhuravlc:v·Adorján.
S~ amenazaba J 2 €)e6+. Sochi 1977). S ...EdS+ 9 ti:t ~d5 es dudoso.
Con 10 ~-~d5 a.~dS 11 .ic4 &d8 12 ~g5 e6
J~.t."tc6 ~c4 JJ.idS ~e.J 3.Uie6 ~.'<g.J 131~3 b6 l4 ~f2 seguído de 15 h4, las blan-
J5.~e4 gds 36.c4 li:lgd J7.€ixr6 ~d6 cas lograron ventaja, Vclchok-Kann, Corres-
.3~t~e4+~c7 J9.j,dS!? pendencia 1967/68.
Por último. 8 ... ~e8"1 es deprimente (esta juga-
L" na repetición de la misma ldea. d:i es mejor tras el jaque previo 8 ... EdS+).
Después de 9 '!)d5 ~c6 10 !bS 1~6 11 itc6
39 ... ges 40.~e6+ QbS 41.ed6 ggs 41.b3 1xdS 12 !.'<dS :ds 13 <;e2 S:.td5 1.i c4, las
tf6 .iJ.:c:7 ~xd5 44.cxd5. Las negras aban- negros quedaron mal en l:i partida A. Zaitsev-
donaron. · · Plaronov, Moscú 1969, 3¡c• Campeonero de la
URSS.

Velirnirovlc .. Tringov (809)


M. Capablanca, La Habana 1971

l.e-1 d6 2.d4 ctf6 3.CJcJ g6 4.U ig7 :5.~f3


0-0 6.eS d.xe.5

E¡ curioso que dos grandes especialistas en


esta apertura. Pire y Botvinnlk, tuviesen
diferentes opiniones acerca de la última ju_p-
da negra. Pire estimaba que es la única jug1dl
correcta, mientras que Botvinník prefería
6...ct:fd7, considerando que "después de
6 ... dxe.S 7 d,e5! ~:<dl+ 8 t~dl, tas blancas
estén ligeramente mejor".
"Corno a menudo sucede, l:i verdad se en- Esta jugada no encaja en la idea de 13 variante
cuenrra en un punto intermedio: la teoría mo- 8 ... ~g4. que pretende atraer el rey blanco a
derna considera 6 ... d.\eS y 6 .. JJfd7 más o "e 1 .. para iniciar un contraataque, con ... tc6-
menos equivalenres. pero p3ra llegar a esta bJ! Por supuesto, 9 ... itc6! era la jugad:i preci-
conclusión [se necesitaron veinte años de sa, cuando las tentativas de las blancas por
práctica de torneo! conseguir ventaja se han revelado hasta ahora
in fructuosas.
1.dnS tf~dl+ 8.c.f;,xdl (ver diagrama siguien- 10 ibS f6! l l h3 ~h6 12 ~dS?! (xeS 13 fx~5
te) 8 ... /og..S ~d7 1-1 itxc7 sbS; Esrrin-Kotkov, Moscú
1972.
l:na jugada natural y buena, aunque también 10 h3 ~h6 (10 ... ~bJ!?) 11 g4 f6! (11...~1>4
merece consideración la paradójic:1 8 ... ~hS!'?, 12 gh2!) 12 ~dS (Fridshlein indica 12 ic4+
que llev3 a situaciones muy complicadas. n 13 exf6 ex.(6 14 ctf2:) 12 ... fxeS 13 ~xc7

196
gb8 1-' ~ :te5 lo .lc:5 15 fae5 li':J tl, con La "astucia" de las negras ya no puede: cam-
. posición igual~ (Kavalek-Darga. Bc:,.·erwijk biar nada,
1967). Par.a evitar el corsé h2-h3 y g:?-g4, las
nc:gr3i se crean otras dificultades. . 29.h:<g-l h:<g4 30.~:<n ixn 3Uld8 ... ira
J1 ..b6 gxO JJ.:a.J bg2+ J.$.~.'<~2 f!aS JS.b4
IO.f~d5 ltlc611..ibS! g:16 36.:iS:

O<! repente esti claro que uno de los peones,


·cr ó "t7", est.i sentenciado,
11. .. td112.hJ ~h6 1J.~n srds

13...~:ul? no serviu, a causa de 1..i ~.td


i.l~) lS ~'X.C7.

L'na situación pintoresca. Las negras se rin-


dieron,

r nzícker • Botvinnlk (BOS)


Olimpiada de Varna. 1962

l.e-4 d6 2.d~ g6 J.~c3 ~ f6 4.~f3

Bcrvinnik pensaba que a IJs negrcs les


L:B blancas hJn gJn:ico un peón en et resu!t.iba rr.Ss difícil igualar en l:i Defensa
momento oportuno y han conseguido una po- lr.d:a de Rey, de: modo que recomendaba 4 c4.
sición técnicamente ganada. Pero en este punto preciso no es conveniente
para las blancas pasar 3 fa India de: Rey,
16 ... srs 17.cJ &d5 18..!eJ e6 19.c-' gas porque, explotando el hecho de que su caballo
2().~d 3Úi1 no se encuentra en "f6' .. las negras pueden
presionar sobre "d..r· y lograr un juego cómo·
Las piezas neg:'2> carecen de coordinación y do: 4 c4 1~4! S i!2 ~c6 6 d5 1.d'J 7 ixf3
los dos flancos están desconectados. Ahora la td.! 8 t;3 c5 9 dxcé bxcé 10 0-0 sbS
torre di! "aS'' queda fuera de juego. (Janosevic-lvkov. rvlljdanpek l 976).

20... ifS 21.~b7 g.16 22.lZ>d6 !b8 23.bJ f6 .i .. .ig7 SJ.e2 0--0 6.1f.J ~c6 7.d5 eS 8.dxe6
2-tahd 1 he5 2S.he5 ig7 26.cS! i.,e6 9.0--0 se8 10.~M h6 11.hJ gS 12.ieJ
d5 1J.ud5 ~~dS U.~.tdS ti'.'<d5 15.cJ
Con su caballo en "dé", apoyado por peones a f:xdl 16,gudl gad8 (ver diagrama siguien·
ambos lados, bs blancas han consolidado un te)
punto fuene en la posición enemiga.
En l 962 la teorfa de 13 Defensa Pirc-Uñmtsev
26 ... :18 21.gd2 ~n 2s..lr.a ig4 -que por entonces emba cambiando su

DEFE~SA PlRC·liFl~tTSEV 197


reputación de apertura irregular por la de
compleja apertura moderna· apenas estaba
desarrollada. No debe sorprender, por tanto,
que Unzicker jugase la apertura de forma
imprecisa. Hoy en día es bien sabido que el
.iltil dama blanco sólo debe desarrollarse por
"f-l" después de que las negras hayan deter-
minado la posición de su caballo dama. En
lugar de su sexta jugada, las blancas deberían
haber enrocado. 6 ...~c6. seguido de 7 ... e5. es
ahora un procedimiento estratégico estándar.
mientras que cuando se jugó esta partida era
una revelaclón. Con el cambio 8 dxeé,
Unzicker renunció a toda tentativa de lograr
ventaja. Nótese la maniobra de peones de Un torbellino de cambios ha vaciado el table-
Botvinnik, 10 ... h6 y l l... g5!. definiendo la ro. quedando un final con alñles de: di:;tint-o
posición del alfil blanco, Caso de haberse color, en el que las negros tienen un;.1 ventaja
retirado a "h2", habría quedado desconectado mínima. Pero qué: un final así, entre grandes
del flanco de dama. y las negras podrían haber maestros. pueda ser ganado por las negras en
reforzado su posición con 12 ... th7 y .. )~:íS· catorce jugadas es algo, sencillamente. irnpo-
g6. Después de la retirada de la partida. las sible de imaginar. Obviamente, la tendencia a
negras pudieron llevar a cabo el avance tablas de los alfiles de distinto color no es tan
liberador ... d5. acusada como para que el bando débil pueda
actuar con absoluta impunidad. En conse-
El final resultante es igualado. dada la ausen- cuenda. esta partida puede añadirse a la
cia de peones centrales y la gran probabilidad colección de finales en los que. con alfiles de
ck cambios de piezas. distinto color y material igualado. un simple
descuido puede conducir a la derrota.

27.axb6?

C na decisión desafortunada. Las blancas


fuerzan el cambio de torres. pero le permiten
al oponente crear un peón pasado. Era prefe-
rible 271f2.

27 ••. cxbé 2s.i~f2 ~t7

La idea de Unzicker es que tras 28 . ..l;e:!-+-


29.~g l. la torre negra debe regresar, pues no
17.ihS hay otro modo de defender los peones dd
flanco de dama.
Unzicker se dispone a efectuar nuevas simpli-
29.Bel Uxcl 30.d;,xel aS!
ñcaciooes.

17 •.. .ldS 18.C()d~ i~d4 19.j,xd.Sa6 20..1xc6 Un recurso que probablemente se les escapó 3
las blancas.
ixc6 21.gel rs 22.0 ibS 2J.b4 b6
2-UbeS+ lhe8 2S.a4 .lc4 26.aS le6
31.bxaS
Capturar el poon de "b6" habría permitido a interna hasta "g2". Por ejemplo: 41 Wb31xf3
las negras crear peones pasados en ambos 42 @:<aJ ixg4 43 ~4 ~dS 44 c4+ @c4, cte.
flancos: 3 l 1:<b6? a4 32 @d2 an.

3l. •. bxa5 32.g3 a4 33.~d2? Jolmov .. Botvinnik {807)


URSS (equipos), Moscú 1963
Incorrecta asignación de papeles. Las blancas
tenían que haber bloqueado el peón "a" con su La Defensa Pirc-Ufimtsev pasé a formar parte
alfil, y defendido con el rey su naneo. del repertorio de aperturas de Botvinnik du-
rante los últimos años de sus apariciones ante:
33 ... aJ J.tq¡c2 h5 35.h4 el tablero. Además de los dos ejemplos que
siguen y de 13 partida con Matanovic antes
mencionada, llamamos la atención del lector
sobre: los encuentros Trifunovic-Bronstein.
Noordwijk 1965 ( Half a Century o/ Chess¡ y
Círic-Botvin nik, Beverwijk l 969 ( Partidas
Selectas 1967-70).

I.e4 d6 2.d4 ~r6 3.~c3 g6 4.ig5 h6 s ..iJ.t

Las blancas no consiguen nada cambiando en


"f6": S .i.,f6 exf6 6 ~d'.! c6 7 ~ ig7
8.~bl 0-0 9 h4 f5! lO id3 f:~e4 11 lt>xe4 d5.
con excelente posición del negro (Vasiukov-
"La jugada perdedora. f'.:o obstante. también Parrna, URSS-Yugosla\·ia, Sujumi l 966).
después de 35 f4 M 36 ph4 (36 if2 g.i) 51h4 es perfectamente bueno, pero la retirada
36 ... gx f4, tos dos peones "f" aseguran a las más fuerte probablemente sea S !e3!, seguido
negras la victoria. pero la maniobra ...i.b6-d8 de f2.Q, ~d2, etc., llegándose a una posición
probablemente habría salvado la partida" de la variante 4 f'J, pero con el peón negro en
(Botvinnik). "h6", lo que favorece a las blancas: S ... c6
6.~d2 bS 7 f3 ig7 81d3 ~bd7 9 ~ge2 'llb6
35... f-l! 36.1e5 10 b3 a5 11 a4 (Rcmanishin-Donner,
Olimpiada de Buenos Aires 1978).
En caso de 36 .if2. las negras habrían ganado
el peón de "f3", con 36 gxh-l 37 ph4 @e6, es 7.dxcS rtas s.ed2 't'hc5
5 .. .ig7 6.h3
seguido de 38 ... rtfi y 39 Íd5. 9..1e3 "e/as IO.id3 ~c6 l 1.~gc2 ~d7
11.0-0 ~de5 13.U ~hdJ U.cxdJ e6 15.gucl
l\.d7 16.a3 ~e7 17.1d9' .lxd~+ 18.loxd4
~b6 19."e/1'2 ()...O....() 20.{)t"J ~xf2+ 21.dlxn
El rey negro avanza. con ganancia de tiempo. (ver diagrama siguiente)

37.Ac7 gxh4! 38..ixf-l h3 39.g4 b-1! En la apertura las negras tenían que superar el
problema del enroque, en vista de que su peón
Las negras ganan, gracias a este peón doblado. "hó" estaba indefenso. Jolrnov podía haber
provocado complicaciones fa vorables con el
40..ih2 ie2 sacrificio de peón 16 fS !, pero prefirió jugar
tranquilamente, y la partida ha pasado a un
Las blancas se rindieron. El rey negro se final más o menos igu:ilado.

100
DEFE¡IJSA PíRC ·UFl\ffS F:V
25•••exdS 26.!fel g17 27.g3 ig4 28.~h2
Ac8 29Jk2 ~c:6 30.!ce2 i!ffS

A 30 ... 1thd4. como demostró Botvinnlk, las


blancas podían haber continuado con 31 aes
gfd7 32 ihdS !hd8 33 gd l. recobrando el
peón con ventaja.

3UM2 g5:

Un nuevo avance, que disloca los peones


blancos del flanco de rey.

32.~f3 gxf-l 33.gxU ggs 3-U~gt gxgl


35.~xgl Ag4 36.~fJ loe7
2 t...Wb8 22.ikl C6:

"L3 mínima posibilidad de las negras radica


en el hecho de contar con un buen alfil. Ahora
se proponen tornar la iniciativa, con ... b5. Aun
así. es dificil imaginar que en tal posición pue-
da ser posible jugar a ganar. de no ser por los
ejemplos clásicos de las partidas de Lasker,
Capablanca y Rubinstein" (Botvinnik).

23.d4'?!

Esta jugada natural, ocupando el centro con


un peón, es un error. Debilita la casilla .. e . r·.
lo que más tarde se hará sentir. Cierto que las A partir de una situación virtualmente igua-
blancas paran la amenaza 23 ... g5, a lo que lada, las negras han superado por completo a
ahora responderían con 24 fxg5 hgxS 25 e5 ! su oponente. La posición blanca es difícil.
pero Jolmov encuentra la ünica defensa.
2J.~hra

Renovando la amenaza ... gS.


De esta forma las negras evitan nuevos cam-
2~.h4 bios de piezas.

"Se diría que mi oponente actúa como si las


cosas no fueran con él, pues de no ser así
habría evitado este nuevo debilitamiento" Las negras tienen un peligroso peón pasa-
(Borvinnik). do.aunque tambiéo tienen que contar con la
actividad de la corre blanca.
24.-dS! 25.udS
41,gdJ ~g642.ltJ h4 4J,gt6 h3!
Ahora las negras logran el absoluto control de
la casilla •fS''. pero es dudoso que 25 eS fuese Por medios tácticos, las negras fuerzan un
más fuerte. final de torres superior.
4-Ubg6 Bh8 45.ltle2 .bel 46.!lgl Ag~ 66.lh7 ixa3 67.gxa7+ ..tixb4 68.!h7 b5
47.li)eJ h2 48Jlh1 ihJ! 69.Wd4 gas. Las blancas se rindieron.

La amenaza 49 ...fü'J+ obliga a 13s blancas a


cambiar las piezas menores. Matulovlc - Botvinnik (808)
Belgrado, 1969
49.lthg4 fxg4 SO.Wg2 im 5Uhh2 g~r4
l.e4 g6 2.d4 ig7 3.~fJ d6 4.lt:lcJ ~f6 S.ie?
0--0 6.0-0 ~c6 7.h3

En esta partida Matulovic está virtualrnente


irreconocible. Normalmente, suele utilizar las
continuaciones más críticas recomendadas por
la teoría. Con jugadas como 7 h3 no puede
lograr ventaja alguna. Pero quizá d Gran
Maestro yugoslavo no buscaba eso, sino que
esperaba sencillamente •.. e5. y quizá, tras
dxe5, pensaba ofrecer unas tablas. Por
supuesto, tenía que haber atacado el caballo
con d4-dS. Es cierto que el alfil de "g7" entra·
A pesar de su aparente sencillez y la reducida ría entonces en juego, pero dos tiempos es un
canlidad de material. el final de torres es difí- alto precio n pagar, y las posibilidades de las
dl para las blancas, porque todo el juego va a blancas habrían sido mejores: 7 d5! ~b8
desarrollarse en el flanco de dama al que no SJ~e l c6 9 ifl lobd7 10 igS h6 l l if4 g5
tiene acceso el rey blanco a causa de la torre. 12.icl ~b6 13 h3 toes 14 lod2 ~e7 15 ~b3.
con alguna ventaja de las blancas, Karpov-
5.?.d5 1M4 53.Wg3 cbc7 S-Ufh7+ Wb6 Pfleger, Londres 1977.
ss.gh6+ @cS s6.gh7 Wb6 57 .ah6+ wbs Si 7 ...~b4. 8 lle l e6 9 a3 ~a6 lO dxe61xe6
58.:Sh7 ~:16 59.!h6+ b6 11 ~d4 id7 12 igS ! Groszpeter-Nogueiras,
Cienfuegos 1980.
El rey negro ha eludido, por fin. la molesta
persecución de la torre contraria. Ahora. como 1 ••. eS 8.dxe5 dxe5 9.§'xdS ibdS
demostró Botvinnik, la única posibilidad de
tablas para las blancas es jugar 60 d6. La
continuación elegida por Jolrnov pierde. en
cambio. rápidamente.

60Jfü7? ihd3! 61.Wxg4 :M2

Cada bando tiene dos peones, pero las blancas


están perdidas.

6:?.IH !bl!

La última sutileza. 62 ... ifa2'? permitiría a las


blancas forzar tablas con 63 bS+!
Como y.i se ha mencionado en varias ocasio-
6J.ghJ Ba2 64.dH4 Wb5 65.~e4 Wa-4 nes, jugar a tablas sólo sirve para aumentar las

DEFENSA PIRC-UFl~fTSEV 201


dificultades de las blancas. "En lugar del 2..&.b3
cambio en "d8". era mucho más interesante
9.ig5 ie6 lO 'ªel, con posibilidades de Las negras amenazaban 24 ... ~c4.
ventaja en la apertura" (Botvinnik).
24... ~bS
10.igS i.e6 1 Uird l h6 12..ieJ ~c8!
El caballo negro se dirige inmediatamente al
Según Botvinnik, la posición es casi simétrica, "aguiero" creado creado por el avance del
pero ese "casi" radica en que las blancas no peón "b".
pueden ocupar la casilla central "d5'' con su
caballo, mientras que ·.'.. /od4 es ahora inevi- 25J~c2ie5!
table. Todo esto se debe a la superior posición Botvinnik anula hasta el menor contrajuego
del alfil rey en "g7".
del oponente. No pone objeciones al doblaje:
de torres blancas'en la columna "h", pero sólo
JJ.ltlel ~d4 14.in ftd7 15.~e2 ftadS
tras el cambio del caballo blanco por su alfil.
16..ixd4 exd-í 17.lof4 ge7 1S.lLJ:<e6 1he6
19.fJ 26.a4 ~c3 27JM21d6 28..ig2 c6 29.aS a6
Si las blancas hubiesen jugado 19 id3, enton- El peón de "a5" quedaría perdido en cualquier
ces. con 19 .•. ~d6, las negras de todos modos final de piezas menores.
habrían provocado n.f3, en tanto que el caba-
llo de "e l" quedaría fuera de juego. Una situa-
ción similar se produce en la partida Ciric-
Botvinnik antes mencionada. Las blancas Antes o después, este cambio habría de produ-
tienen ciertas dificultades. cirse.

l 9 .. .t~d6 3.3...tbxhS 34.~n Wg7 35.~b2 Aes 36.ltJc-l


~rs 37.~gl gh7 38.J.n ~e7 39.loxeS
Como señaló Botvinnik, las negras podían
haber considerado jugar antes su torre a "bé". Este cambio les facilita las cosas a las negras.
pero de todos modos las blancas tenían ya
20.4tld3 ge7 2lltel hS serias dificultades para encontrar jugadas vá-
lidas.
En sus notas a la partida, Botvinnik escribe
que descarté 2 L.t¿) c4, debido a la posible 39 ..• rxes 40.ic4 <td6
variante 22 li)b4 loe3 23 li)dS ioxd5 24 e:itd5
Ihel 25 l;bel gxdS 26 ge8+ áf8, con buenas
posibilidades de tablas para las blancas.

22.g4?

Esto conduce a un nuevo debilitamiento de las


casillas ngras, Era preferible la mJs cautelosa
22 g3.

22 .•• hxg4 23.h.,g4 gS!

Ahora quedan fijados los peones blancos del


flanco de rey.

202
"Aquí las blancas tenían que efectuar su Andersson • Hazaí (808)
jugada secreta. Pula (zonal), 1975
En caso de 4 l gn (para llevar la torre a ta
defensa del peón "a5''. en caso necesario, con t.lt)fJ g6 2.e4 Ag7 J.d4 d6 4..ie2 ~r6 s.~cJ
fül -al ), las negras ganan pasando primero a 0--0 6.0--0 .ig4 7.ieJ ~c6 8.Y9d2 eS 9.dxeS
un final de torres:
41...l~d l 42 l;d2 loe3 43 c3 loxc4 44 bxc-t Fiel a su estilo, Andersson elige et camino de
@c5 45.cxd-4+ exd-t 46 q;>f2 'it'~c4 47 ik2-r la simplificación, que sólo en apariencia es
~b4 48 @e2. y luego a un final de peones, inocuo para su oponente. Las blancas conser-
con 48 .. J;h2+ 49 ~d3 g:'<c2 50 ~xc2 c5!" van la iniciativa, gracias a su armonioso desa-
(Botvinnik). rrollo. y el negro no tiene contrajuego, A me-
nudo el alfil de "g4" no encuentra un sitio ade-
4t.Wg2 gh6 cuado y se cambia por el caballo de ''f1", lo
que le concede un plus adicional a las blancas.
Antes de llevar el rey al flanco de dama, las
negras obstaculizan el contrajuego negro, en 9 ... dxe5 10.!fod 1 ti'c8 11.~ et !dS 12.1;:<d8+
relación con la situación del alfil en "f5", ~.'<dS lJ,gdl era 14.hJi.xrJ lS.ixrJ gds
seguido de f3.f 4.
El blanco también conserva ventaja después
42.iti WcS 43.AeS ~b4 44~d7 esn de 15 ... a6 16 ~bl ! gdg 17 gxd8 ~:<dS 18 c3
(Petrosian-Sax, Taflinn 1979). En sus notas a
la partida, el excampeón mundial sugirió
El peón de ''c2'' es mis importante que el de
··asº. 15 ... h5 !? , con idea de ejecutar un cambio
favorable de alfiles, mediante ... c;th? y ... ih6.
45,gdJ 16.BxdS 1'xd8 17.~dl ~xdl+ 18.ixdl
Si la torre se retira por la segunda fila. segui-
ría 45 ... Wc3 y 46 ... ~d:?.

45 .. .loaJ 46.f4 ~xc2 47.~gl gxí4 48.if5


~e3 49.gS !IhS 50.g6 ~xCS Sl.exf5 f:Xí3

Las blancas abandonaron.

El lector no debe sacar la falsa conclusión de


que los finales derivados de la Defensa Pire·
Ufimtsev sólo son siempre favorables a las
ne gras.
La mayoría de ellos son más o menos igua-
lados, pero complicados y ricos en posibi- En esta partida las damas se encontraban ata-
lidades para ambos bandos. y lo normal es que cadas mutuamente en la jugada I O. pero se
precisamente los dos rivales jueguen a ganar. desplazaron. Al volver a cruzarse en el carni-
La gran ventaja de las negras en los finales no, hubiera sido más prudente que Hazai evi-
anteriores se desprendía del juego poderoso y tase de nuevo el cambio. Luego de 17 ...'9e7!?
bien fundado de Botvinnik, y de su superio- a las negras les habría resultado más fácil
ridad sobre sus rivales de tumo. Ahora defenderse. 17 ... ~d4? era malo, debido a
veremos algunos finales en los que son las 18 . .hd4 ti'xd4 (18 ...exd4 19 e.5) 19.e;(d.i
blancas quienes tienen ~xito. exd4 20 ~bS, cuando el blanco gana un peón.

DEFENSA PIRC-UFIMTSEV 203


El final resultante es favorable a las blancas. posición negra es desesperada, así que resulta
La ventaja de los dos alfiles es aquí un factor útil aproximar el rey a! centro.
importante y el de casillas blancas, que no
tiene oposición. resulta especialmente fuerte. 30.•. ih4+ 31.gJif6 32.~e2idS 33.if2 Ar6
J.tliJcS ~d6 35.~:ce6+ r.f}n 36.li>cS .il.dS
37.b3 iaS 38.b4 J.c7 39.aS ib8 40.ileJ

Un error serio. Era preferible. 19 ... :16. La posición negra no tiene remedio. Las
conservando el control de "d5" con el caballo, blancas cuentan con un peón extra y una gran
y reservándose la posibilidad de responder a ventaja posicional. Hazai no puede impedir
20 l:Ja--l con 20 .. .l~}d7. · · f3.f 4, rompiendo sus precarias defensas, de
modo que decide admitir su derroca, sin rea-
20.!!ld5! c6 nudar la lucha.

A 20 ... *-fS habría seguido 2 l c3 ~c6


22.ia4!. con ventaja decisiva de las blancas.
Shereshevsky • Loginov (808)
2l.~e7+ @fS 22.~cS a6 2J.c3 ~b5 2-ta4 . Minsk, 1934 ·
lt)bc7 25.J.bJtr6 26.~b6
l.d4 ~f6 2.~f3 d6 3.~c3 g6 4.e.i ig7 5.hJ
0-0 6.ieJ c6 7.a4 ns 8.iel ltla6 9.0-0 !¿)~
10.l!ld2 ges 11.iilcbl eS 12.dxeS dxe5 13.c3
€)d3 1-tloc.i ~r..J 15.if'J "e/e7 16.~d6 ~xd6
17.~xd6 BdS 18.~hcS !dxc8

Las negras tienen completamente paralizado


su flanco de dama. y también grandes dificul-
tades para encontrar jugadas. Por ejemplo:
26 ... <ite7 habría perdido de inmediato, por
27.icS+ y 28 ixn.
En la apertura las blancas han evitado definir
26 ... ~e6 27.i.u6! la posición de su affil rey. con la esperanza de
desarrollarlo por "c-l", tras el probable cambio
El cambio del al til de casillas blancas cuesta de peones en "e5". Las negras. sin embargo.
caro a las negras. pues ahora sus piezas obligaron a su rival a cambiar de idea. con
quedan "ahogadas". · 7 ... a5, pues de: otro modo serian las blancas
quienes habrían continuado con el avance de
27 ... íxe6 28.icS+ rbn 29.~d7 Wg7 30.WfZ su peón "a". La maniobra del caballo negro a
"b4" tuvo un mal desentace, Las blancas lo
No tiene sentido que las blancas se apresuren desviaron ventajosamente a .. f~". invadiendo
en llevar su caballo a "cS ". De todos modos, la "d6" con su dama, 'J fornndo un final favora-
ble. Habrfa que decir que en lugar de: la ruti- 26.• Jfaes 21.@n ers 28Ji7d2
naria 12 ... d.~es. el juego precedente de las
negras hubiera quedado justificado hasta Las negras pensaban cambiar en "d7'' y seguir
cierto punto, con l2 ... sxe5!? con 29 .. _ge7, llevando luego su r~y a la
El final resultante es difícil para las negras. columna "e" y su torre a la columna "d".
· Además de la ventaja de la pareja de al files,
las blancas disponen del plan simple de inva- 2S... h5 29.g3?!
dir las casillas negras de su oponente en el ala
di! dama, mientras la mayor parte de las fuer- Una imprecisión. Las blancas deberían haber
zas negras se concentra en el naneo opuesto. jugado 29 h4, reforzando luego su posición
con g2-g), ig2, @e2 y f2-f4, cuando seria
19.~aJ loe6 20.~c-' ges 2U~fdl ars difícil para las negras conseguir el menor con-
22.toxe5 trajuego.

Es una pena, por supuesto. renunciar a una 29... gSt 30.ig2 g" 31.h4 lleS 32.gd7 gse7
posición tan fuerte, pero lo cierto es que ganar 33.U
un peón en un fimll no es nada insignificante,
Las blancas no tienen otra forma de reforzar
incluso en el caso de alfiles de distinto color.
Las negras, por su parte, han explotado su su posición en el flanco de rey.
mejor posibilidad. puesto que la pérdida de
material era, en cualquier caso, inevitable. 33... gxfJ 34..ixfJ .ib6 J3.@g2ic7 36.mhJ
Ahora los alfiles de color opuesto les conce- iBe6 37.gxe7 Wxe7 38J:!d3 ges 39.g.a
den perspectivas de tablas. hxg-'+ 40 ..ixg-' @f6 41.ifS f:te8 42J:~d7

22 ... €lc5 2.3..bcS ixcS 24.fild7 loxd7


2S.Jhd7

La posición se ha simplificado. Las blancas


han creado un peón pasado en la columna "h"
y su alfil se ha instalado en el punto fuerte de
"f5". El alfil negro también está situado en
Al bando fuerte no le resulta fácil ganar estos una buena diagonal, con un posible punto
finales, ¡pero ffii1S difícil aún le resulta ar
fuerte en "e5''. Ahora. la única forma en que
bando débil hacer tibias!
las negras pueden defender su peón de "b7" es
con 42 ...li~7. cuando tienen que evaluar el
25 .• J!e7 26.B:adl final de alfiles. Analicemos la continuación
4U~xe7 Wxe7 44 @g4. Las negras deben
Era previsible que antes o después se carn- asignar una de sus piezas para luchar contra el
biasen un par de IOC'Tes. peón .. h", y mantener la otra en reserva. caso

DEFENSA PlRC-UFIMTSEV 20S


de que sea necesario defender el flanco di! 53,.. ghS 56.i.O !gS+ S7.cbf2 if6 58.ic6
dama. No es difícil decidir que es el alfil el ghs 59.fh:aS ixh5 60.ig2 ghl ót.!d5 ghs
que debe lidiar con el peón pasado enemigo. 62JM6 .ih4+ 6J.g.,e2 ie8+ 6-t~d2 Wg3
Después de 4J ... ie5 45 hS ~g7 46 c;tgS if6+, 65..ic6 gb8 66.gdJ+.Las negras se rindieron.
las negras consiguen fácilrnente tablas. Por
consiguiente, las blancas deberían haber
evitado el cambio de torres y continuar con 43 Geller - Lerner (807)
gc.12. trar ..indo de ex plorar su peón de= ventaja 47° Campeonato URSS, Minsk 1979
con torres sobre el tablero. En lugar de ello, en
la partida siguió, inesperadamente:
l.e4 d6 2.d4 ~ f6 J.loc3 g6 4.g3 1g7 S.igl
e5 6.dxe5 dxi.5 7.~xd8+ ~xd8
42 .• .AeS?

Es obvio que Loginov evaluó incorrectamente


las consecuenciasdel cambio de torres.

Con el sacrificio de peén las negros han logra·


do cierta actividad. de modo que las blancas
han de jugar con precisión. La presencia de
alfiles de distinto color es ahora especialmente
favorable a fas negras, puesto que mejora las
posibilidades de ataque de su pequeño ejér-
cito.
En una variante convencional de ía Defensa
45.ffü6 WeS 46.f~xc6 ~xe4 47.gc4+ te3 Pirc-Uflrntsev, tas negras emplearon fa nueva
48.lkS?! continuación S ... eS. Normalmente, ese avance
se efectúa en la sexta jugad:i. tras haber
48 &c8! gg6 49 Ee8+ habría ganado más enrocado. La reacción de Geller, 6 dxe5 ! fue
rápidamente. la correcta. En caso de 6 /oge2 ~c6 7 h3 exd-l
8 ~xd4, las negras disponían del golpe igu:113·
48...gd8 49.ffbS! g;te4 dor 8 ... ~xe4! Ha surgido un final complicado
'en el que las blancas tienen la Iniciativa.
A 49 ... gd2 habría seguido SO icS ~f3
5J.ib7+ y 52 @g4. 8.~f3 ~bd7 9.bJ!

L'na jugada sutil. Desde ''b2", y en algunos


SO.J.f5+ ~f3 Sl..ig4+ We4 52.hS .tes casos desde "a3", el alfil estará en disposición
SJ.if3+!
de apoyar la futura ofensiva de peones blancos
en el naneo de rey.
Después de esto, la actividad de las piezas
negras comienza a desvanecerse. 9 .. .tue8 IO..i.b2 C6 11.~ c6?

SJ ••• Wr4 S4.j,d5 rs SS.Wg2 Una jugada rutinaria, que debilita las defensas
centrales de= las negras. Dado que. a fin de
El rey blanco ha salido fuera de la zona de conectar las torres, las negras deberán llevar
peligro y ahora se inicia la simple materiali- de todos modos su caballo a "d6·, hubiera
zación de los dos peones de ventaja. sido mejor hacerlo de inmediato.

206
12./oel! Finalmente, se produce la ruptura arduamente
_. preparada, que fuerza una rápida decisión.
Preparando un ataque de peones en el ala de
rey. que a las negras les resultará difícil 21...íxeS 22.f~c5 /of5 23.~c:4 ~e6 24.ihJ!
contener. puesto que sus piezas están descoor-
dinadas, Apuntando a la conquista de la casilla "dé".

12 ...wc1 13.~dJ ~d6 14.r4 ~n 1s.ghn 2.t__ggg


exf4
2-L~ed-l habría perdido de inmediato, tras el
En sus notas a la partida, Geller observaba que cambio en "d . f', seguido de 26 Elt7!
si las negras hubiesen jugado 15 ...ges, en
lugar de resolver la tensión central, habría
continuado con 16 f5 gS 17 in.
Las blancas ganan después de 25 ... ~xd6
16.gxf-' lleS 17.gdcl ers is.eeu 26.e:\d6+ Wxd6 27 i:i3+.

Todas las piezas blancas están concentradas


en el centro para apoyar la ruptura. Observen-
se las maniobras de los caballos blancos. Pri- La partida está vista para sentencia. Las
mero, el caballo de "f3'' es trasladado de "e 1" últimas jugadas fueron:
a "d3 ", y ahora el caballo de "c3'' se traslada,
vía "d l", a "e3". 28 .• ,gg7 29.loxd7 gx17 30.lchn !bd7
J1.i.xd7 ~xd7 32.gdl We6 3J.!xd~. Las
18 .• -id7 19.mbt iad8 20.~e3 ~d6? negras se rindieron.

GelJer • G. Kuzmln (BOS)


Lvov (zonal). 1978

1.e4 d6 2.d4 t¿)r6 J.locJ g6 4.lofJ ll.g7 S.ie2


0-06.0-01g4 7.1e3 loc6 8.~d2

El Gran Maestro Geller normalmente prefiere


el sólido plan de agrupar sus fuerzas en el
centro: ~d2, gadl. gre1, y sólo entonces co-
mienza a jugar activamente. Un llamativo
ejemplo de la estrategia blanca lo constituye la
partida Geller-Pribyl (Sochi 1984): 8 ~d2 se8
Esta última jugada es el error decisivo. La 9 sfel a6 10 iadl eS l l d."<eS dxe5 12 ~d
posición negra es desagradable y restringida. ~e7 13 ~dS ~xdS 14 exdS i¿)dS 15 c4 f5
De las posiciones restringidas el jugador, 16.cS!, con una poderosa iniciativa.
como enseñó Nimzovich hace mucho, debe
tratar de liberarse gradualmente. En esta situa- 8••• e5 9.dS t¿)e7 1 O.Bad l ~d7
ción, la activa jugada de Lerner, atacando el
peón de •e4" es inadecuada. E~ preferible la Las negras quieren llevar a cabo el plan
prudente 20 .. .icS. directo de minar el centro enemigo, con .. JS.
No puede decirse que esto sea particularmente
21.eS! peligroso para las blancas, pero tienen que

DEFENSA PIRC·UAMTSEV 207


reaccionar de forma enérgica. En este sentido, En la partida Falbisovich-Karasev, Lenin-
pronto quedará claro que la jugada de Geller, grado 1977, las blancas jugaron 21 g4, pero
11 ~el, no es la mejor. Era más fuerte después de 2 l...~d4 22 ih6 g:<fl+ 23 g,'(fl
l l.l2ig5!, como jugó Spassky contra Parrna en ~xc2 24 gf2 ~d4 25 ie3 c5 26 gf6 b5!
la Olimpiada di: La Habana (1966). Después 2H~xd6 ~b6! 28 Axd4 lihc4 29 .ixc5 li)xd6
de l 1 ....ixe2 12 li).ice2, para jugar .. .f5 las 30 ixd6 sdS 31 ib4 Jhd5, la ventaja pasó a
negras tuvieron que debilitar la posición de su manos di! las negras.
rey. con l 2 ... h6, y después de 13 'Zlh3 ~h7
1..i..c-4!, las blancas quedaron con mejores 21 ...ffoeS 22.cS ~c3! 2J,gxe8 gxe8 24.g4?
perspecti vas.
Oc! 1 . 1~ muchas continuaciones posibles para Un error. La partida Yurtaev-Karasev, Moscú
las n,;gras ( 10 ... ~eS. 10 ... @h8, 10 ... id7), 1977, siguió: 24 cxdé cxdé 25 g4 ~d.;
debernos mencionar la audaz IO ... bS!?, con fa 26.ixd6 ~hd5 27 icS ~c6 28 ~f4 ltJxf-4
que tuvo éxito Azmajparashvili. en su partida 29:ihf4 gS 30 fü5 h6 31 sff6 ~c:4 32 h3 Éc4
contra Karpov (Moscú 1983, 50º Campeonato 33 ira gxc2 34 1xh6 lha2 35 Sf8+ ct-h7
di: la L'RSS): 1l a3 aS 12 b4 (era mejor 36.i:tg5 .i5 37 if6 ga4 38 g5 fLJd4 39 ~f2
12.ixb5 i.,f3 l 3 gxf3 i.Llh5 14 Q;h t rs 15 {:rs 40 sn+ ~g6 41 g~b7 gaJ 4:? «t-g2
'f!r: 1. Liberzon-Quinteros, Netanya 1933. €:h-t+ 43 ~h2. S.: declaró tablas. En vez de la
pero, obviamente. las blancas no quieren comprometedora 29 ... g5, el negro disponfun
situarse a ll defensiva) 12 ... axb-l 13 axb-t glJ de la tranquila 29 ... ges. seguida de 30 ... h5.
14 igS g:<c3! 15 Í.'<f6 .id3 16 i:dJ aa3. Es dificil saber si Geller conocía esta partida y
con juego prácticamente igualado. trataba de mejorar el juego de las blancas. pe-
ro su última jugada. 2~ g4?, es un grave error.
I l.~el .ixe2 12.~xe2 rs 13.U exf.a 14.ixf4 y no una simple transposición de jugadas.
ixcJ 15.b~c3 fxe.a 16.~.xe~ ~cS 17.~c..J
~d7 18.~d.3 ti'a~ 19.exa4 ~hn4 20.c~ 2-L~d~ 25.cxd6

La posición del diagrama no es nueva. Puede 25 • ..ti)dc2+


considerarse un hecho demostrado que la
variante con 11 ~el y 13 f4(13 f3!?)ofrece Una inesperada jugada intermedia. El caballo
poca cosa a las blancas. renuncia a su privilegiado puesto para ser
El cambio del alfil negro por el caballo cambiado por la pieza más activa de las blan-
( l 4 .•. i.Jtc3 !) fue introducido por el Maestro cas. Tras este cambio, la lucha queda decidí-
Internacional Karasev. da. en virtud de los débiles peones blancos del
ala de: dama y la dominante posición del
20 .•. ~rs 21.:det caballo de "c3 ".

208
26.~hl loxr-4 27.~xf4 cxd6 28Jtn !k8 11 ... h5!
29.a3 bS 30.@gl aS 31.@0 l>4 32.axb4 a4!
· Gracias a la posición de su torre en "h8", las
No hay forma alguna de parar este! peón. negras disponen de la posibilidad ... .f:i.h6,
provocando el cambio de alfiles de casillas
33.loe2 ~bS! 34.Wel ihc2 negras.
Amenazando 35 .. .ihe2+.

35J:fe3 aJ 36.ieB+ mfi 37.s:i8 a2. Las blan- El juego de las blancas es demasiado abstrae-
cas se rindieron. to. Tenían que haber considerado 12 id, y si
12...ih6, 13 ic4!?, mientras que a· ll...c6,
podían preservar su alfil dama del cambio con
Razuvaiev - Azrnajparashvíli (808) 13 f3, y esta posible variante: l 3 ... ih6 l~ if2
URSS (Primera Liga), Minsk 1985 ~e6 15 ~d l, con muy buenas perspectivas.

l.d4 d6 2.e4 g6 3.~f'J ig7 4~e2 ~f6 5.ltk3 Algunas jugadas inconcretas llevan gradual-
ig4 6.0--0 ~c6 7.ie3 e5 8.dxe5 dxe5 mente a las blancas a una posición inferior.
9.~xd8+ luxd8 10.h3 ixO 11.ixO
12...~e613.~d5 iod7 14.h4?

Un error posicional, que se encuentra con una


inesperada réplica.

U... c6 15.locJ

En su libro sobre la Defensa Pirc-Uflmtsev,


publicado en 1930, el maestro soviético
Fridshtein realiza el siguiente comentario.
después de la quinta jugada blaaca: "5 ... 0-0 es
la continuación más natural y frecuente. Tanto
5 ...c6 como 5 ...ig4 no suelen tener particular
significado".
El lector podrá constatar que el Gran Maestro
Azmajparasbvili sí se las arregló para dorar de Una sorpresa. Las jugadas lógicas parecen ser
cierto significado independiente a la jugada 15 ... ih6 y l5...~d4.
S ... ig4. En estos finales las blancas tienen
normalmente una pequeña ventaja posicional, 16.g3 gS!?
gracias a la pareja de alfiles. Su posición seria
también preferible en este caso. de haber enro- Muy bien jugado. Las negras no sólo fuerzan
cado las negras, pero la siguiente jugada reve- el cambio de alfiles de: casillas negras, sino
la la sutileza con que han tratado la apertura. que también abren líneas en el naneo de rey.

DEFENSA PlRC-CFIMTSEV 209


17.hxgS j.xgS 18.J.xgS ~xgS 19.ftdJ?

El juego original y enérgico de las negras ha Tras cobrar el botín, el caballo regresa :i su
dado sus frutos. El Gran Maestro Razuvaiev posición anterior.
Se! ha visto sorprendido y cornete un error
decisivo. Después di! 19 ~g2 h4 20 i.g4 ~f6 30Jih1 @e7 31.~dl @f6 32.~cJ ~xe2!
21 ars hxg3 22 f:<g3 @e 7, la posición negra 3J.<;,xc2 WgS
hubiera sido prcferibl c. pero las blancas
habrían podido defenderse. Uno de los métodos típicos di! realizar una
ventaja material es slmpliñcando la posición,
19 .•. it)cS 20Jlfo3 fMS 21.gdl gd"' 22.ig:? lo que a veces significa cambiar las piezas
h-1! "buenas" propias por IJs "malas" del
oponente. Sin pena alguna, Azn,njparashvili
Las negras han situado sus piezas en irnpor- prescinde de su excelente caballo, llevando el
tantes casi! las estratégicas del centro. juego a un final técnicamente ganado.

?J.f .i ~ge6 2.UxeS hJ 25.J.n ~d7 26.!edJ 3.¡_gn h2 35.iht ~g4 36.~n rs 37.~d:?
~~e5! 27.gid-' 'u.~d-4 28.1e2 ghJ 38.exf3 Wxf5 39.WfJ ghs 40.lilc-l Wg5

Después de 28 id3 ~g4. o bien 2S ... ~~f3+ La) blancas se rindieron.


:?9 ~h l :SgS, las blancas tampoco bubieran
podido evitar la pérdida. de material.
Aperturas Abiertas
En este capítulo incluirnos finales derivados en dificultades. Con un juego encrgico.
de diversas aperturas abiertas. En contraste 9 ... td4! y l3 ... d5!, las negras se apoderaron
con la Ruy Lépez, en estos finales es difícil di! la iniciativa, y la imprecisa 14 0-0 (lo
señalar caractensticas peculiares. Esto se debe: correcto era 14 ~f2, liberando fa casill« "e)"
a que en estas aperturas el centro se abre en para el caballo) le: llevó a Alapin a un
las primeras jugadas. iniciándose un activo desagradable final. Las blancas tienen mal
juego de: piezas. y el final sólo sude produ- sínudo su caballo en "a3", el P'!Ón di! "e.¡"
cirse cuando la lógica de la posición requiere puede volverse: débil, y carecen di! perspec-
un cambio de damas. Así. por ejemplo, el tivas de juego activo. Las negras tienen
"final Gambito Evans" o el .. final Gambito buenas posibilidades de juego tanto en el flan-
Escocés". naturalmente. no existen, co de dama (sobre la columna "a"), como en el
Actualmente, la apertura 'abierta mis popular centro (sobre la columna "d").
es la Def ensa Petrov, y es natural que: los
finales jugados con esta apertura sean los que!
se cubran más ampliamente.
En este capítulo los autores han tratado de
seleccionar partidas en las que un error de
apertura condujo a un dificil final, o en las que:
la teoría de: una variante de apertura desern-
boca directamente en un final, pasando por
alto el medio juego.

Gambito de Rey

Alapin • Rublnstein (C30) 17.c3


Praga. 1908
Las blancas debilitan su casilla central "dJ",
l.e4 e5 z.r..i ic5 3.ltlf3 d6 4.~cJ ~c6 S..ib5 pero ¿de qué otro modo pueden poner en
.ig.i 6.d3 '()ge7 7.hJ ixO 8.~xf3 0-0 9.fS juego su caballo? 17 ~bl b5 18 ~d2 b4 tarn-
fod4 10.~gJ ti:lxbS 11.loxbS f6 12 . .ieJ .ixeJ bién tenía sus inconvenientes.
13.~xe3 d5 14.0-0 c6 15lt)a3 ~b6 16.~xb6
axb6 { ver diagrama siguiente) 11 ... ards 1s.gn
Una rara situación en el Gambito de Rey: los Las blancas no pueden luchar activamente por
ocho peones de cada bando siguen en el la columna "d". A 18 gfd I las negras dispo-
tablero. Rubinstein empleó lo que entonces se nían de la molesta I S ... l;a4.
consideraba un nuevo plan en el Gambito de
Rey Rehusado, desarrollando el caballo de rey 18...!d7 19.~c2 Uad8 20.ffel d:n-4!
por "e7''. Las ne gras salieron de la apertura
con una posición igualada, y con la super- En el momento oportuno. En la jugad.a ante·
ficialmente activa 9 f5? las blancas quedaron rior las blancas no podíJn jugar 20 d4, debido

APERTURAS ABIERTAS 211


a 20 ... dxc4 21 !te l exd-í 22 li'lxd-' c5 23 loc:6 mente. Las negras tienen muchas formas de
füJI. pero ilhora amenazaban con jugar 21 d.i. mejorar su posición.
igualando.
3..J.bJ
21.tlxc4 loes 22.füe2 b5 23.~:il lob6
2-tlohJ ~a4! 2s.wr2 cS 26.lk2 Alapin realiza una tentativa por liberarse.

3-4 ...'it>e6 JS.bxc4 bxca 36.gb2 gd 1 37.Elh6+


@d7! 38.foe2 @c7!

Para concluir, un poco de táctica.

Después de 39 g:<f6'? gdJ+ 40 (j;t:? ~xe-t+.


las blancas perderían la torre •

. 39 .. J;dJ+ 40.@f2 ~xe~+

El juego está prácticamente decidido.


Las negras han logrado el control de: la
columna "d" y han restringido a su contrario 41.d.el €id6 42Jfo4 c;t;c6 43.ffaS ~d5 4-th-'
en el flanco de dama. Disponen de un plan ~f5 45,grs loe3 46.ftgS
claro para reforzar su posición en ese sector
del tablero, a base de ... c4 y ... &2cS, seguido 46 !hf6? gd1+47 ~f2 ~g4+.
di! invasión por la columna "d". Las blancas
no pueden impedir la real ización de ese plan. 46 ... ~xg2+ 47.~fl ~.xh4 4SJ!dS+ ~e..J
Pera Rubinstein no tiene prisa por hacerlo 49.!og3+ 'itr4 so.~e2+ \tg4 51.gcs áo+
efectivo, y explota un momento propicio para Las blancas se rindieron.
mejorar su posición en el flanco opuesto.
Puede que esto no tenga una importancia
decisiva. pero sólo puede ir en detrimento de
las blancas. Bronstein • Bijovsky (C33)
33º Campeonato L'R.SS, Tallin 1965
26 ... g6! 27.fxg6
l.e4 e5 2.f..J exf4 3.locJ c6 4.~f3 d.5 5 . d.i
27 g<+ habría debilitado seriamente el peón de dxe-l 6.loxe4 ~f6 7.V!fe2 lihe4 8.~xe4+ "t!ie1
"h3'', 9.V!fxe7+ ixe7 10 . .ixf-' (ver diagrama si-
guientc)
27 .•. hxg6 28.~cl c.i 29.~eJ ~17 Jo,gn
gdl! En el Gambito de Rey la simplificación no
siempre es la forma de conseguir la igualdad
Rubinstein siempre realiza sus jugadas en el para las negras. Gracias a su mejor desarrollo,
momento apropiado. Las blancas amenazaban las blancas a menudo logran una duradera
obtener contrajuego con 31 gci.?. iniciativa en el final. El juego agudo es. por el
contrario, mucho müs prometedor para las
JUhdl ftxdl 32.We2 gd7 JJ.~e3 ~es negras, y variantes como 3 ... %Yh4+ 4 ~c:2 d5
5.li)xdS i.g4+ 6 ~f'J ~c6 7 ~xc7+ <td8
Las blancas van siendo asfixiadas progresiva- 8.'t)Xíl8 ~e5 suelen ofrecerles más probabi_li-

212
dades de igualar. Por ejemplo: 9 h3 (9 d4? J9 .••dlg7 20.@c2 a6 21.b3!
~hO 10 gxO ixf3+) 9 .. .ixf3+ 10 gxfJ ,e/gJ
11 dJ ~xf3+ 12 @el (12 @d2? ~c4+!) La posición blanca mejora. mientras que las
12...ffg3+ 13 @e2 ~f3+, con tablas. negras se han quedado ya sin jugadas útiles.

21. .. cS 22.itlfJ (6? 23.c4?

Ambos contrincantes se encontraban ya en


apuros de: tiempo. Con esta jugada de peón las
blancas deciden ganar de forma posicional. y
se preparan para llevar su alfil a "a5". Pero b
sencilla 23 ~e6 habría ganado de inmediato.

23 .. .if'S 24.id2! füel 25 ..bel @n 26.iaS


!c627,gds

Las blancas han invadido con su torre la posi-


ción enemiga y pronto ganarán material.
10 .. ..irs 11.0-0-0 0---0 12.ic4 lod7 13.ihet
!Ue8 27 .. .1e7 28.!ihS h5 29.!h7+ We8 30.fth6
din 31.~h4 rs 32.~xrs
Las piezas blancas están magníficamente si·
ruadas, mientras que las negras requieren una Con sencillez. el blanco ha ganado un peón.
o dos jugadas para coordinar sus efectivos.
Por tamo. las blancas deben jugar activarnen- 32 ••..tf8 33Jib7+ Wg8 34.~e7+ Wxh7
te. pues de otro modo el juego se igualaría. 35.~xc6
U.d5! itlb6 15.dxc6! La partida podía haber concluido aquí. pero
finalizó del siguiente modo:
La justificación táctica de la jugada anterior.
35 .•. ~d7 36.WdJ id6 37.hJ Wg7 38.icJ+
13 .•• bxc6
wn 39.We4 ~e6 40.li'ldS+ We7 41.fob7 rJie6
42.~dS+ We7 43.rJidS, y las negras abando·
15 ... ~xc4 habría perdido, tras 16 cxb7.
na ron.
16.ia6 ic8 17..ixcS gaxcS 18.~d~!

Las blancas han creado debilidades de peones Gambito Evans


en el flanco de dama enemigo, y les resulta
ventajoso provocar el avance del peón "e", Chlgorín .. Pillsbury (CS2)
cuando será m6s fácilmente atacable.
Londres, 1899
Bronstein, por tanto, hostiga al peón 'c6", te·
1

niendo en cuenta que no es fácil para las


negras salir de la clavada de la columna "e", 1.e4 eS l.~D ~c6 3.ic4 icS 4.b4 ixb-t
S.cJ Aes 6.0-0 d6 7.d4 Ab6 8.dxeS duS
18... g619.c3!? Ufxd8+ ~xd8 10.ltixeS {ver diagrama si-
guiente)
Las blancas no se apresuran, sino que refuer-
zan lentamente su posición. esperando a ver Incluso hoy en día la jugada de Lasker
qué hace su rival. 7 .. J.b6 ! está considerada como uno de los

APERTIJRAS ABIERTAS 213


métodos de juego más seguros, tanto después Se ha producido una situación bien conocida.
de 5 ... ic5 como de S ... iaS. En lugar de en la que un jugador tiene mayoría de peones
cambiar damas, las blancas harían mejor en en el flanco de rey y el otro en el flanco de
continuar con 9 ~b3 ~f6 101g5 ~g6 l l idS dama, con la columna "d" abierta. En tales ca-
lt.)gl!7 12 ixe7 @xe7 13 ixc6 ~,c6 14 ~:ct5 sos, los planes normalmente dependen de las
~c:6, con posibilidades más o menos características de la f ormacién de peones:
Igualadas (ECO). cada bando debe tratar de controlar la colum-
na abierta y poner en marcha su mayoria,
Aquí Pillsbury aprovecha la oportunldad de
avanzar sus peones del flanco de rey, a fin de
neutralizar la rnayorfa blanca en el sector.

23 ...gS? 24J;fdl gedS 2S,gxd7+ gxd7 26.il:,


1c7 27.g}fl b5!

Bien jugado. Las negras atenúan la presión de


la torre: blanca sobre la columna "b", y de paso
le recuerdan a su oponente que en ese flanco
tienen mayoría.

28.AIM
IO .. ..ie6 11.~d2 ~e7 12.1a3 f6 13.i!udJ
Con 28 cxbé a:\b6 las blancas no conseeuirían
13 ~ef'J parece más natural. otra cosa que empeorar su posición. ..

28 ...hS! ·

Las negras han desplegado cómodamente sus Pillsbury juega con perspectiva, comprimien-
piezas y tienen buen juego. Su principal ven· do la posición blanca por todas partes.
t:ij;i es que, gracias a su mejor formación de
peones, les resulta fá~il realizar jugadas senci-
llas y fuertes, que se insinúan por si solas.
Pero para las blancas es difícil encontrar
acciones sensibles y su posición comienza a
deteriorarse gradualmente.

l~.gabl ~n 15.1d5 ges 16.c-' c617..ixe6+


~xe6

Las negras han completado su movilización y


su ventaja ya no ofrece dudas.

18 c5 no conseguía nada, por 18 ... sad8. Con su jug:1da anterior Pillsbury propuso el
cambio de caballos, al que Chigorin respondió
18 ...Bad8 19.~bcl gd7 20.d ic7 21.gJ proponiendo, a su vez. el cambio de torres. El
~es 22.~xeS+ 1xe5 23.~bJ problema del cambio siempre es una cuestión

214
clave en ajedrez. sobre todo en el final. La so·
lución de las negras es sencilla y convincente.

31. •. ib:cJ! J2.ixc:3 lthb3! 33.axbJ a5!

El final de alfiles está ganado para las negras,


en virtud del principio de "las dos debilida-
des". En el flanco de dama tienen un peón pa-
sado distante (primera debilidad blanca). Para
neutralizar el peón pasado enemigo, las blan-
cas deben llevar rápid:imc:!nte su rey al ala de
dama, lo que I e permitirá a las negras jugar
... g4, fijando el peón de "f2" y convirtiéndolo
así en una debilidad, siendo posible el acceso
a la misma y también al peón de "cé", tras el 10 ... tc5 11.~d2 ~e6
avance ... (5.
11 i~ no da resultado, debido a 12 id
3-t~O ~e6 35.We3 g~ 36.hxg-' hxg-' i:<c4 13 ~:<c4 ~hc4 14 f3 ~ef6 15 ~xe5.
37.c;f;>d3 a4 38.bx:.4 bxa-l 39.i.b4 .ie5? con gran ventaja.

La casilla "e5'' debe asegurarse para el rey. 12.1eJ ~f6 13.rJ lt>h5?
40.J.aJ ial 41.ict fS! 42.AaJ @eS 43.exf5 t:na maniobra incomprensible. El caballo no
-.t-~rs 4"".We3 <tes 45.í-'+ ~d5 46.rS .les tiene: nada que hacer en el flanco de rey.
47.~f?@e.¡
H.a.i!
Las negras han llevado a cabo su plan di'!
manera consistente. Las blancas se rindieron.
Como es bien sabido, para el bando con los
dos alfiles es importante restringir la posición
enemig;i con avances de peón. En este sentido.
Defensa Philidor los avances más adecuados son los de peones
de torre. puesto que son menos propicios a
Boleslavsky - Sherbakov (C41) crear debilidades en el propio campo, lo que
Campeonato de Moscú. 1942 daría lugar a puntos fuertes para el oponente.

1.e4 eS 2.~:HJ d6 J.d4 ~d7 4.1c4 c6 5.0-0 U •.. ~e7 15JUdt IM8 16.1a2
ie7 6.dxe5 dxe5 7.~gS ixgS 8.~hS g6
9.'~xg5 'exg5 10.ixgS Boleslavsky planea ~c4. También parece
(ver diagrama siguiente) bueno 16 :iS, seguido de c2·c3 y b:?-b4. Es
difícil para las negras neutralizar la iniciativa
Durante mucho tiempo hubo pocos jugadores contraria en el flanco de dama.
dispuestos a entrar, con negras, en este final.
Aparte de los dos alfiles. las blancas tienen 16 .. .f6 l7J)c4 b6 18.ftxdS
ventaja en desarrollo y excelentes perspectivas
de: juego en e1 flanco de dama, que las negras t.:na imprecisión. Era más fuerte 18 a5, evi-
han debilitado con ... c6. En vista de las difi- t:indo liberar "c6" para el alfil negro.
cuttades que les esperan a las negras, la
variante se ha dejado de lado como incorrecta. 18 ... ~xd8 19.aS Ae6 20.ibJ ixc.&

APERTCRAS ABIERTAS 2,s


F.n una posición así es difícil ofrecer consejo. 32.Wf2 ~de6 33.We3 ~d4 3-tf-1 ~ge6
20 ... bs 21 Aes+ «tn (2t ... @d7 22 é!dt+ @c7 JSJm
2J ~b6~) 22 ~d6+ @gS 23 a6 daría pocas
esperanzas a las negras. En esencia, la partida se está desarrollando
sólo en el flanco de rey. Además de los
2 l.Íxc4 b5 22.1c5+ ~es 23.igS ~b7 peones, ri:y. torre y alfil {de "c4") blancos
2 . i..tr2 a6 23 . .ib6 @f8 26.~b3 @e7 27.g3 participan todos en la lucha, mientras que ías
itl~7 28.c-l! negras sólo cuentan con su r~y y los dos caba-
llos. Por consiguiente, no es difícil compren-
Un enfoque concreto de la posición. Las blun- der quíén va a ganar.
c:as tuerzan un cambio radical en la formación
1.k peones contr . iria, amenazando con abrir el 3.5...~c2+ 36.©d3 ~cd~ 37.fS gxf5
ju~gl) en el flanco de dama.
La tentativa por cerrar la posición, con
28...!kS 29.icl b-l 37 ... ~g7 38 g4 gS, habría fallado, a causa de
39 h4 h640 gh t.

38.exf5 ~g7 J9.di>e4 e-s -'O.g4 /i)c2 41,gn


l¿)d..i 42.gSt

La ruptura decisiva.

42 ... ~b5 4J.ixb5 O:'<b5 4-1.M r.f;r7 45,gd2


rJle7 46.bJ

Zugzwang.

~6 ..... ffü8 47.a6 tkS 48.a7 lfaS 49.HdS l'cc7


50ixc7 lha7 51.gxf6+. Las negras abando·
Obligado .. naron.
30.c5!

Ésta era la jugada que tenfa in menee


Defensa Petrov
Boleslavsky cuando realizó el avance 28 c4.
Ahora el alfil de "bé" está cortado del flanco Alekhine • Marshall (C42)
de rey, pero cumple la importante función de San Petersburgo, l 914
con crol ar la ensilla "dd". La torre negra tarn-
bién quedará fuera de la acción después de la l.e4 es 2.~f3 ~f6 3.loxe5 d6 4.~r.J ~xc-t
jugada siguiente, cuando el otro alfil se sitúe S.d4 d5 6.idJ id6 7.c4 iM+ 8.t;)bd:? ~xd2
en "c-l", Hay que tener en cuenta, sin embar- 9.ixd2 e~1+ 10.ee2 ~xe2+ 11.wxe2 ixd2
go. que los caballos negros pueden llegar a 12.@xd2 (ver diagrama siguiente)
"d+", si bien eso no les reportará ningún
beneficio particular. Esca vieja variante de la Defensa Petrov dis-
fruta actualmente de una segunda juventud.
aunque su interpretación difiere bastante de fa
que en aquella época se hacia. Como demos-
La torre negra está obligada a asumir esta tró Alekhine, las negras cometieron un grave
penosa función. error al cambiar en "d2" en su octava jugada.

216
M:is fuerte era 8 ... 0--0 9 0-0 ixd2! 10 1.l(d2 17.ilael ilxe4 18.ibe4 ~c6
ig4. Marshall cometió un segundo error al
cambiar damas. Tenía que haber optado por
un diferente orden de jugadas: 10 ... 1.\d2+
l l.W:\d2 ~xe2+ 12 ixe2 dxc4 l3 ixc4 0-0.
cuando las blancas apenas tienen una ligera
ventaja posicional.
En la posición del diagrama las blancas tienen
una superioridad posicional virtualmente deci-
siva. Por entonces los jugadores a menudo
contaban los tiempos, con respectó a la posi-
ción inicial, y sobre esta base las blancas han
realizado cinco jugadas. en contraste con la
única del peón negro de Nd5''. que adl!más será
cambiado. Por si eso fuera poco, las blancas
ganarán otro tiempo con el jaque en "e 1·". En 19J!g4!
otras palabras, las blancas tienen ventaja en
tiempo, o bien (como dinamos hoy) en desa- Una famosa maniobra de Alekhine, que gana
rrollo, lo que pronto les permitirá ganar mate- un peón. 19 i¿)gS hubiera sido un error. debido
rial. a 19 ... ~d7!

t9 .•. g6 20.gh4! we7

Si 20 ... hS, 21 g4 aún hubiera sido peor para


las negras.

2Uhh7 l:M8 22.gh~ gd.5 2J.ge4+!

L'na vez ejecutada con éxito su misión, la to-


rre regresa a la acción central. Para empezar,
el rey negro es obligado a retroceder a la úl-
tima fila, ya que debe cubrir ta casilla "eS".

23 ... ers 2-'.i>c3 IU5 25.ge2 :16 26.:.3 {¡je7


12 .. .1e6 27J~e5! !U6 28.~dJ!

No es mejor 12 ... dxc4 13 l;hel+! Alekhine prepara ik5.

13.cxdS i.xdS 14.ghel+@dS 1S.i.e4! 2S •.• b6

En relación con el comentario previo, a las Ahora el peón de "c7" estd debilitado.
blancas les interesa cambiar la única pieza
contraria desarrollada, a fin de incrementar su 29.ge2!?
ventaja en desarrollo.
En esta partida la torre blanca asume una
enorme cantidad de trabajo. Con su úhimil ju-
gada, Alekhine devuelve su peón de ventaja
De otro modo, las blancas habrían doblado to· para poder penetrar con su torre en l.i ectava
rres en la columna "e". fila y convertir en pasado al peón "d ". Cada

A?ERTl:RAS ABIERTAS 217


gran maestro del pasado tenía su propio estilo La torre b·lanca se ocupará fácilmente de los
y su propia concepción en cuanto a la forma peones negros, que aún no están muy avan-
de materializar una ventaja. Alekhinc siempre zados. La partida concluyó así:
buscaba el camino más corto y más agresivo.
con ( . 1 máxima utilización de la táctica. 47 ...g4 48.ifoS+ <i't7 49.ifo2 f5 50.@t.15 ~f6
5 l.~d-1 U 52.~e4 'iPgS 5J,gc2 f3 S.U~d2
2'J...~d5 JO.me.:& ~f-t 3Uk2 ~xg2 32.li\cS mh4 55.@f-1 @hJ, y las negras se rindieron.
Debido a la amenaza 33 ~d7+, las negras no
tienen tiempo de defender su peón de "c'l",
l. Rabinovích • Kan (C42)
Moscú. 1935

t.c4 eS vtn ~f6 3.lLJxeS d6 4.€HJ ~xc.i


5.~e2 Vf/e7 6.dJ tof6 7.ig5 's'xe2+ 8.1xe2 ,,.
ie7

~lagníticamente jugado. El caballo busca la


casilla ideal "b?", desde donde apoyará el
avance del peón "d" y. caso necesario. puede
cubrir a su rey en "cé".
La Variante del Cambio en la Defensa Petrov
.34 ...hS 35.€ld6+ ers 36.d5 f6 37.~b7! ~f-t tiene la reputación de ser una apertura de= ta-
3S.b4 g5 39.d6 foe6 40.md5! blas. Sin embargo, incluso en la más simétri-
ca y tablista formación de peones sigue ha-
El golpe definitivo. Todas las piezas blancas biendo juego de piezas. La historia del ajedrez
giran en tomo a su peón pasado. Naturalrnen- ofrece muchos ejemplos de juego interesante
le. la torre no puede tomarse, pues si en tales posiciones, aunque la probabilidad de
40 ... ~xc7 4l dxc? a'.c2 42 lcc5, y 40 ... l;e2 que se produzca un empate es mayor que en
41 ~c6 icd4+ no sirve, en vista de 42 @b6. otras variantes de la Defensa Petrov.
Marshall recurre a un desesperado contra-
ataque en el flanco de rey .

.,o .. .lor-4+ 4 t.wc61hh2 42.~cS! Las negras llevan su alfil a una posición
activa, pero desde la que puede ser expulsado
Alekhine ya no estj dispuesto a cambiar su por los peones blancos. permitiendo así que su
peón pasado por el caballo. Las negras debe- oponente gane espacio en el flanco de: rey.
rán entregar su torre. Actualmente las negras prefieren, bien la mis
modesta 9 ... id7, bien la jugada de Petrosian
42 ... ld2 43.ftc8+ mn~.d7 ~e6 43.~xe6 9 ...cé, con la que este Gran Maestro igualó. en
t¡f;,n6 46.d8" lbd8 47Jhd8 dos partidas de= su match de 1969 por et

2(8
Campeonato Mundial, con Spassky: con una gran ventaja. Pero aunque el plan es
1) 10 0-0--0 ~a6 11 ~e4 ~:te4 12 dxe4 ~es muy bueno en sentido estratégico, contiene un
l) Éfüel ixg5+ 14 lihgS ©e7 15 Ci:Jf3 gds serio defecto táctico. Las blancas tenían que
16.~d4 g6 17 ifl ©fS l8 b4 Ci:Je6 19 ~b3 b6 haber jugado 21 fS ~c5 22 'tJ,ceS d.~cs
20 geJ ib7 21 a3 gd7 22 g3 ges 23 h4 gddS 23.ghflJ conservando la ventaja.
24 ic4 toc7 25 gde I ge7, tablas ( l 3~ partida).
2) I00--0-0~a6 11 ghel Ci:Jc7 12.ifl f..Jc6 21. .. dS!!
13 j.d2 id7 14 d4 h6 15 id) d5 16 h) gd8
1 7 a) 0--0 18 ie3 icS 19 CiJ h4 ~;fe8, ta bias Una jugada sorprendente, que cambia por
( 1 s· partida). completo el panorama.
22.gxf6
10.0-0-0 lo bd7 11.h.J ih5 12.g4 ig6
13.~d.t 0-0-0 14.f~ h6 1S.ih4 iMcS No hay nada mejor. 22 ~cS falla, por
22...!iJ xe5 23 f:<e5 hxg5 24 exf6 i:tg3 25 fxg7
Aquí pueden extraerse algunas conclusiones &hgS.
iniciales. Las negras se encuentran en una
posición restringida. Las blancas han ganado 22 ... dxc-t 23.fxg7 !hg8 2-&.d ~c4 !xg7
espacio en el flanco de rey y tienen buenas 25.ih2.
perspectivas de juego en el centro, de modo
que su posición es claramente superior. No, por supuesto, 2S ghg 1 '?, por 25 ...füg3 !

16.ifJ !dS 17.i.gJ 06 18.l¿,)bJ ih7 19./Z):i5 25 .. .if5!


c6 20.~c4 ic7
Las blancas no pueden defender su peón "h",
y la ventaja pasa a manos de las negras.

26.ghel

26 h4 ig4 es desagrable.

26 .•. ~f6!

Mis fuerte que la inmediata captura del peón.


Después de 26 ... gxe l 27 Éxe l ixh3 28 g~s+
idS, las blancas lograrían contrajuego con
29.shs.

27.lheS+ Ci:Jxc8 28.h4 ig4 29.J:M


Las blancas tienen una amplia elección de
continuaciones. Esto es bueno en cierto modo, Después de 29 ~fl? i:d1 30 gxn !;g2, las
pero cuanto mayor sea la elección. mayor es blancas habrían perdido pieza.
también la probabilidad de error. Rabinovich
decide intentar y restringir aún m:ís a las ne- 29 ... ixf'J 30.BxeS+ di>d7 31 J~d !g2!
gras en el flanco de rey. 32.!xfJ gxh2 JJ.~e4 lhh.i

21.gS? Las negras restablecen el equilibr iu material y


su ventaja posicional es indiscutible.
El plan blanco se apoya en variantes como
2 t ... li:)gS 22 ~e4 .l.'(e4 23 dxe-t h:,;gS 24 hg5 3-V~cS+ Wc8 JS.~dJ hS 36.Wd2 l!h2+
lees 25 ~xe5 d.u:5 26 Ag4+ '.tbs 27 ~d7, 37 .d;eJ h4 38.cJ

APERTL'RAS ABIERTAS '" o


El peén di! ·c2" estaba amenazado y 38 ~ n 9.c4 ltlr6 10.cxdS i.xrJ 1 UfxfJ exdS
foll;1ria, por 38 ... ~b6+, mientras que a 38 IU2, 12.ffgJ 'f/xd4 IJ.l,kJ 0-0 l~.fubS ~g-1
bs negras contarían con la molesta 38 .. J~h l. 15.thg-l ~xg-1

38 ...@d7 39.€lc:S+ d.>e7! 40.b4

40 ~hh7 g;ib2 4 l toes !b6 42 @d4 sd2+


43.Wd gJ6 es desesperado .

.io ...ih6 4l.~t4 Axes 42.bxc5

. :to ... 1~f3! es una interesante idea. que se


empleó por primera vez en el match de Can-
didatos Hübner-Smyslov. Velden 1933. Sin
embargo, Juego Srnyslov no jugó to mejor y.
en lugar de 13 ... 0-0!, jugó l 3 ... gdS?!. que fe
lle ..·ó a una posición difícil tras 14 1b5! En
este caso, con una serie de jugadas precisas
Los peones blancos ofrecen un lastimoso es- ( 13...0-0!, l-L.~g4!) Yusupov demuestra la
pectáculo y las negras pueden materializar forma correcta de neutralizar la iniciativa de
fácilmente su ventaja. las blancas.
En la posición del diagrama las blancas tienen
4:? ... *f6 43.rMJ hJ 4-t.a3 ile2+ 45.dH'J h2! un peón menos pero es su turno y tienen
-16.IMl lk2 47.~gJ ers 48.l!el f6 49.~fJ atacado el peón de "el", Las negras disponen
gxc3+ SO.~g2 lhc4 SU!bl ibc5 de la molesta réplica l 6 ... .ic5 !, de modo que
las blancas primero desvían al caballo de ''g.r·.
La torre negra ha dado buena cuenta de los
peones triplicados enemigos. La partida fina· 16.ifS?!
lizó :15Í:
Como veremos por el curso ulterior de la
52Jhb7 c.t>xr..i SJ.@xh2 f5 S~.©g2 gcJ partida, hubiera sido mejor cumplir el mismo
55.Jlb..i+ WeJ 56.WgJ g:<a3 57.ic4 o5 propósito con 16 ic:2 !
58.ixc6 ~e4+ ss.en ffa2+ 60.wn ª""
6U~c4+ Wd5 6Htb4 a3 6J.ila4 sal.., 16 ... ~r6 17.€l,cc7 gad8 18.ieJ
6..i.'i!m a2 65.~g2 r.i. y las blancas abando·
na ron. La posición di! su alfil en "f5" le impide a Sax
retirar el caballo en peligro. pues IS ~b5'?
falla. por 18 .. JfoS.
Sax • Yusupov (C42)
Olim lada de Salonica, 1984 18•.• a6 19.gacl?

l.e4 es 2.'üfJ ~f6 J.!¿lxeS d6 4.~fJ ~xH Una jugada natural y, curiosamente, el error
· S.d.i dS 6.idJ 1e7 7.0-0 tlc6 8.!el .1g4 decisivo. Como demostró Makarychev, era
esencial jugar l9gedl! Por ejemplo: 19 ... id6 23.•JkS 24,gbc4 !cd8 25.h3 ~xcJ 26.fxc3
20 ib6 ieS 2 l fib:d8 Eb.d8 22 loxa6, con q.,fS 27.e4 q}e7 28Jlb4?!
posibilidades de continuar la lucha.
28 e5 era objetivamente: mejor, aunque tras
t9 .. .Ab.i! 20.11n 28 ... ~dS las negras podrían ganar el peón de
"eS", y con él el final de torres.

28 .. J~dl+ 29Jlxdl gxdl+ 30.Wf2 Wd6


31.eSi-

Después de 31 gxb7 ,;!;,c6 32 ffa7 fM7, l.,s


blancas perderían su caballo.

Aquí seria interesante oír la opinión de


Tarrascn acerca de la posición del caballo
blanco,

No hay nada mejor. Otras jugadas se comes- 32... b5 33.a4 ~d5 34.ibJ bxa4 35.ftb7 íihl
tan con 20 .. .iaS. cuando las blancas no po- 36.@f3 a3
drían jugar 2 l lo~a6, a causa de la debilidad
de la primera fila. Las blancas se rindieron. El inspirado juego
La ventaja de las negras es evidente. pero de Yusupov en esta partida produce una
¿cómo pueden materializarla? 20 ... ~d2 se su· profunda impresión.
giere por sí sola. pero tras el cambio de alfiles
es difícil acercarse al caballo blanco, puesto
que las casillas "c8'' y "dT' están controladas Kasparov • Karpov (C42)
por el alfil de "f5". Yusupov encuentra una Campeonato Mundial, Moscú 1984
solución diferente e inusual, proponiéndole a
su contrario alfiles de distinto color.
1.e4 es 2.~f3 ~f6 3./oxe5 d6 4}¿H'3 ~n4
S.d4 d3 6.1d3 ~c6 7.0-0 ig4 8.iel ie7
9.c4 ~f6 10.cxdS ixO 11.Y:fxfJ l'hd5
12.~hJ ~xd4 13.~c3 'grd7 u.exd7+ @xd7
Después de 21 i."<d4 thd4, et caballo blanco
no puede escapar.

De nuevo. una jugada muy fuerte.

2Hkl

No hay alternativa. Las blancas pierden des·


pués de 23 g.'<b7 ~xe3 24 f.ice3 ges 25 lk l
~eS, mientras que si 23 if4, las negras
habrían ganado con 23...fkS 24 lhb7 ~d5
25.ieS ~xc7 26 [kl ~e8!, como demostró
Yusupov.

APERTURAS ABIERTAS 221


En comparación con la partida anterior, las
introdujeron una Innovación. 12 ~h3.
t,[an..:;is
Po~as perspectivas ofrecía 12 §' :<d5 ~.'td5
1J.!i)d ~db4 14 .ie4 lihd4 15 .ixb7 §d8
(Timrn.in-Bdfavsky. Bugojno J 984), y lo mis-
111,l puede decirse de 13 ie4 0-0-0 14 ~c3
~.h4! 15 i.d2 ~f6 16 a3 1~he-l 17 füe4 ~:<cJ
IS bxcJ ~as (Ehlvest-Mijalchishin, Lvov
l 1>S-l ).
Sin embargo, y como muestra el ulterior
transcurso de la partida •. por el peón fas blan-
cas tienen compensación suficiente, pero nada
rn.is.
En fa siguiente partida del match en la que
llevaba piezas blancas, Kasparov trató de
mejorar su juego con 10 lLJc3, pero después de
10 ...d.tc-+ 11 ixc-' 0-0 12 i.e3 .ixD 13 'a'xf3 Apertura de los Cuatro Caballos
~.,d~ 14 i.'<d-' ~.'<d~ 15 S:<e7 ~.'<e~ 16 ~xb7
c6 17 ~b3 ~:tb3 18 axbj gabS l9 ga3 gres
20 ~heS+ g:\eS, se firmaron las tablas.
Padevsky • Srnyslov (C47)
Memorial Alekhine. Moscú 1956
En partidas posteriores del mismo match. las
blancas descartaron 8 :et, a favor de la más
enérgica 8 c4, y las negras experimentaron l.e4 es 2)~f3 tcc6 3)uc3 ~f6 4.d4 eld-t
ciertas di ñcultades, S.lild5 1e7 6.~xd4 ltlxdS 7.exd5 ~xd4
8.~xd-t 0-0 9.iel ~f6 10.f/dJ d6 11.0-0
15.ie3 ~t:616.l!adl Ad6 17~f5 c;!?e7! ges 12.10 g6 13.cJ .if5 1-t~c4 :l6 15.ie3
b5 16.~bJ 1e5 17.gfel 'ef6 1S.a4 1d7
19.n5 lfobS 20.~b_. fbc8 21.1g4 ixg-i
Karpov para la amenaza 18 .1g5, seguido de 22.Y:lxg4 hS 23.~d7 't!'h-' 24.gJ ~c4 25J.g5
19 .:1.,f6 y 20 ~d5. Ahora. a 18 .1g5 seguirla ~g4 26.1~'xg4 hxg-l
18 ... c6.

La amenaza era 19 ~"c7 lhc7 201c5+ c;tes


21 t:~e6 h1!6 22 á"e6+ @t7 23 ~e7+.

l9.~xd6 cxd6 20.h3 b6 21.g4 h6 22.id~


gacS 23.icJ g6 2-'.ic2 hS!

Para las negras es importante debilitar los


peones enemigos del flanco de rey, a fin de
obtener contrcjuego con .. Jk4.
En la apertura las blancas eligieron una conti-
25.0 (ver diagrama siguiente) nuación inofensiva. que condujo a numerosos
cambios. Sin embargo. en su objetivo de=
En esta complicada posición di:: equilibrio conseguir tablas. Padevsky no fue coherente.
dinámico. tos jugadores acordaron tablas. En lug:ir de 1.9 a5? debía haber proseguido
con su táctica simplificadora, 19 axbS ubS 40 .•• b4! 41.cxb4 d4
20.ªb4. La jugada 13 de las blancas también
fue deficiente. Lo correcto hubieea sido jugar El resto no requiere comentarios.
de inmediato 13 §°b3 y completar rápidamen-
te su desarrollo con 14 id2 y 15 ifae l. Como 42.ik6+ @e7 4U~xa6 d ...:e3 4-Ufa7+ c;t>e6
consecuencia, Smyslov ha superado a su 45Jlb7 id4 46.f.xcJ fheJ+ 47.c;t>d2 ~txb3
oponente y tiene ya un mejor final. Pero la 48.::a6 ifaJ 49.b5 @dS SO.ik7 g5. Las blancas
partida es demasiado "ublista" como para que se rindieron.
las negras puedan esperar ganar, si no es con
ayuda de su oponente.
Apertura ele los Tres Cabal los
27J:fo? ig7 28.auel ~:<c2 29Jh:c2 f6!
30.ilf..J ~f7 n.en "!
Alekhine ', Bogoljubov ( C46)
Las blancas debían tratar de eliminar el peón Dresde, 1936
de: "g-r·, que bloquea su flanco de rey, La sen-
cilla maniobra 31 ~g2 y 32 fJ se sugiere por 1.e4 eS 2}of3 ~c6 J.loc3 g6 4.d.J exd-l
sí sola. 5.i!2:id5 ig7 6.igS ~ce7 7.e5 h6 8 . .ixe7
liJxc7 9.~xd-4 ~xdS 10.~xd5 c6 11.ffd6 if8
31...fS 32.'.sc2? 12.Y9d4 t,b6 13.0-0-0 ~xd-4 l-tliJxd4

La táctica pasiva es aquí inapropiada, Había


que jugar 32 igS, con fa amenaza 33 :e7+.
Las negras habrían conservado entonces
ventaja posicional. tanto en el final de torres.
después de 32 i.f6, como en el de alfiles,
después de 32 feS. pero hubiera resultado
más dificil materializar esa ventaja que tras la
continuación de la partida.

3? ... c6! J3..ixd6 cxd5 ~.sd2 cte6 35.ir..i


fk.t

La posición blanca está perdida.


Las negras han jugado de forma imprecisa con
36.ge2+ ge4 37Jk2 l O c6. Actualmente, se considera lo mejor
1 o d6 l l 0-0-0 0-0, y si 12 Úd6? !,
Entrar en el final de alfiles habría sido l 2 1ie6!
desesperado para las blancas. La partida ha pasado a un complicado final.
Con su última jugada, Alekhine resolvió el
37... srs 38.ieJ 1d8 39.b3if6! problema del cambio. Capturar en "d4'' con la
torre habría impedido l4 ... d5. pero hubiera
Es evidente que Smyslov no tenía motivos concedido a las negras interesantes posibili-
para entrar en las complicaciones derivadas de dudes, como l4 .. .ig7 15 g~4 b5, con perspec-
39 ... i,aS'?! 40 ga2. ti vas para ambos bandos. Ahora las negras
pueden desprenderse de su peón "d" retrasado,
pero eso no soluciona todos sus problemas.

El último error. u ... d5 1s.exd6 Axd6 16..1c4 0-0 11.ghet

APERTL"RAS ABIERTAS · 223


Las negras tienen b pareja de alfiles y aunque las blancas han ganado un peón. las
ninguna debilidad. Su posición sería buena si negras conservan posibilidades de resistencia.
su torre dama estuviese situada en "d8". Pero
b cla v·e radica en que las piezas blancas, mag-
níficarnente situadas en el centro, no le permi-
ten a Bogoljubov conectar sus torres.

17 .•. ig-i 18.0 .tes 19.g3


Amenazando 20 ~xc6.

19 ... icS 20.~bJ !h6 21.~d2 ih3 22.~e4

Con sus tres últimos movimientos, el blanco


ha llevado el caballo de "d-t" a "e-t". El objeti-
vo final de la maniobra es atacar el punto "f7".
32..ixdS cxd5 3J.,thbS .ib6 3..i.@dJ g;,g7
22 .• ..ia5 23.c3 ~l.ld8 2,tl¿)d6! 35.b4 !dS 36.a4 a6 37.~d4 !fd6 38.!d h5
39.!fa8 Bf6 40.gxa6!
L3 superficialmente tentadora 24 JhdS se para
con 24 ... .i:<dS!. pero no con 24 ... g:<dS?. por Típico de Alekhine, quien siempre prefería
25 ~f2! y 26 sa. una forma combinativa de materializar la ven·
taja a otra posicional. Podía, por supuesto. ha·
2-'...bS 25.Ab3 gd7 26.~e8! ber evitado el "truco", zanando fácilmente con
40 a5. ....
A diferencia de "e.f'. desde "eS" el caballo
controla también "g7". no permitiendo qui: el 40 .. .J.xd-' 41.gxf6 ixf6 42.aS .ieS
rey negro se acerque al centro.
El alfil no puede parar a tos peones blancos. A
26...g.'(dl+ 27.~xdl ig2 28.~f6+ 42 ... Íd8. AJekhine h!ibrfa contestado sencilla-
mente 4 3 @d4.
"Las blancas consideran que el rey negro no
estará mejor en "h8" que en "gS", de ahí que 43.bS! h4 44.a6. Las negras se rindieron.
aprovechen la ocasión para ganar tiempo en el
reloj" (Alekhine).
Defensa de los Dos Caballos
28••.Wg7 29.~es+ whs
29 ... ctgS se contestaría de igu:11 modo. Sveshnikov • G. Kuzmin (CS5)
URSS (Primera Liga), Tashkent 1980
30.Wc2! 1xO Jt.l¿)d6 (ver diagrama siguien-
te) 31. • ..idS? 1.e4 e5 2.~0 ~c6 3•.1c4 ~(6 4.d4 exd4 S.eS
~g4 6.t,e? ee1 7.,lr.i d6 8.txd6 exe2.f.
Un grave error, que pierde rápidamente. 9..lxe2 Axd6 10.J.xd6 exdñ (ver diagrama
Como demostró Alekhine, lo preciso era siguiente)
31. .. Wg 7. con las siguientes variantes: 32 ge7
ib6 33 1.'ln J.cS 34 ib3+ WhS 35 ~n+ En la apertura las negras jug3ron S ... log4'!!,
Wg7 (3S ... Wh7? 36 ~gS+) 36 gb7! J.e4+ en lugar de la habitual 5 ... dS.
37.Wdl Wf6 38 'tJxh6 gd8+ 39 ~e2. y Un juego natural por ambas partes ha conduci-

22.i
do a un final favorable a las blancas. Las ne· 20Jladl Wc7 2l.~e2 ic6 22.bJ B8e6 2J.c4
gras podrían sostener la posición después de a5 24.hJ if6 25.~cJ gS 26.aJ hS
que las blancas recuperen el peón de "d-t",
pero pocos jugadores entrarían gustosos en un Ambos jugadores actúan de forma lógica y
final así. coherente. Las blancas se disponen a ganur
espacio y a abrir la posición en el flanco de
Es más prometedor Lf6 (en lugar de 7 ... d6). dama, mientras que las negras tratan de lograr
Después de 8 exf6 exe2+ 9 @xe2 loxf6 contrajuego en el sector opuesto del tablero.
(S veshnikov-R, Rodríguez, Manila 1982). la
iniciativ; de las blancas compensó el peón 27.b4?
extra de las negras.
Demasiado directo. 27 ... g4 podía evitarse con
27 sd4.

27... g..$!

Ahora está claro que la planeada 28 bS no da


resultado, debido a 28 ...ixf3.

28.lLJdS+ 1xd5 29.lxd5 oxb4 JO.axb4 gxf3


J l .gxf3 gre6

J 1./oaJ! .trs 12.~bS 0-0-0 13.lofxd-4 ~xd4


}.tl¿)xd.i ~d7 15..ixg4

La solución más simple. Las blancas quedan


con un buen caballo contra un alfil indife-
rente. con un peón aislado en las fil~ de su
oponente. Pero no puede afirmarse rotunda-
mente que la posición esté ganada para las
blancas. La experiencia ha demostrado que, en
un final de piezas menores, un a ltil de casillas
blancas con un pe6n aislado en "dS" puede lu- Como consecuencia de su apresuramiento, las
char con éxito contra un caballo enemigo. Por blancas sólo tienen una ventaja simbólica en
consiguiente, tal vez IS h3 fuese más fuerte, el fin:11 de torres (tres islotes de peones contra
conservando dos pares de piezas menores los cuatro negros). El desenlace más lógico
sobre el tablero. serían las tablas.

15 •.. ixg..i 16.0 .ld7 17.Wf2 ihe8 18.ihd 1 32JUd4 ftg6?


ieS 19.id2 ide8 ·
En este momento los jugadores se encon-
Las negras juegan correctamente, dejando su traban apurados de tiempo. lo que explica los
peón aislado en casilla contraria a su alfil, errores de ambas partes.
puesto que en "dS", con las cuatro torres en Era más preciso 32 flf6, impidiendo 33 (4, a
juego. podrían no ser capaces de defenderlo, lo que seguiría 33 lbdS. Si, en este caso. 33
en vista de un posible c2-c4. ~g3, entonces después de 33 ...ieJ 34 lf4

APERTt;RAS ABIERTAS 225


g,cf4 35 @xf4 gcJ, las negras tienen poco que: No puede impedirse que el peón alcance "T]",
temer. después de lo cual las blancas ganan con la
"maniobra del puente". Las negras se rindie-
3J.r4 Hxd5 34.ibdS M 35,ggs ge6 36.~tJ ron.
gel 37.ilfS'!

Como demostré Sveshnikov, era más fuerce


37 gg7. Después de 37 ... gcl 33 g:<t7+ ~c6
Apertura Vienesa
39 b5+ @b6 40 f5 !t'(C4 41 f6 ~el 42 ~g4,
IH blancas habrían logrado una ventaja, tal Rosselli del Turco-Ruhinstein (C27)
vez suficiente para ganar. Baden-Baden, 1925
37,.,ggl! 38,gxn+ @c6 39.bS+ ~h6 40.f5
1.e4 eS 2)oc3 tof6 3.ic4 ~xe~ 4.~h5 ~d6
ggJ+ 4l.~f4 gxh3 42J~d7 ghl! 43Jlxd6+
S.'~':<e5+ ~e7 6.~.'<e7+ 1xe7 7.ibJ ~f5
<!>c5 ..a..a.i:M7 d7xc4 45.fhbi h3 46.~gJ h2
-47.IU7 W~bS'?

Esto hace las cosas mucho m:ís dificiles para


las negras. La simple-4 i .~.~d5, seguido dt! · fa : ·
eliminación del peón "b" por la torre, habría
llevado a tablas inmediatas.

4S.'~g2 ggl+ 49.~xh2 ftgS 50.~hJ ~cS


5U~e7!

Las blancas desecharon la crítica 5 ib3.


llevando el juego a un final aproximadamente
igualado, con la evidente idea de forzar unas
rápidas tablas. Pero Rubinstein consigue de-
mostrar que una posición simétrica sin damas
no tiene por qué desembocar forzosamente en
tablas.

s1.•• ggs?
Una jugada natural, difícilmente criticable.
B error decisivo. Las negras sólo tenían un Pero teniendo en cuenta que las negras pro-
modo de salvar el juego: 5 l...~d6 52 ge 1 yectan formar una cadena central de peones en
c;f;-d7! 53 'ith4 l:leS. Ahora la posición está b7/c6/d5, restringiendo las piezas blancas del
teóricamente ganada. flanco de dama, quizá las blancas debieran
52.ges+ d7d6 S3.it>h4!
haber jugado 8 ltice2 !? • con idea de crear un
esquema similar (b2/c3/d4), situando el alfil
Ésta es la clave. de casillas blancas en "c2".

SJ ...l!gt S4.le2 Wd7 SS.WhS Ug8 Só.1,>h6 8 .. .c6 9.0--0 dS 10.lel itla6 11.d-'

226
18 .. .id6 19ic?.ixc2 20.ixc2 iae8!

Las negras necesitan cambiar un par de: torres


para preparar un ataque en el flanco de rey,
sin tener que preocuparse por una eventual
invasión a lo largo de la columna "e".

21.Acl fb:eJ 22 . .ixeJ ~c8!

El segundo caballo negro se dirige! a "f5''. des-


de: donde! se cambió su colega.

23.ffo2 ~g7 2-Ut°d2 ~fS 25.icl


I J ... h5!

Una jugada de gran maestro. Las negras van


acumulando pequeñas ventajas, una de las
cuales sería la presencia del rey en el centro.
Pero es incómodo soportar la ltnea de "rayos-
x" de la torre lte l ", y Rubinstein dispone un
puesto para su rey en "f?", tras haber afian-
zado l:l posición de su caballo en "f5". Al
mismo tiempo, se prepara para ganar espacio
en el flanco de rey. Una típica jug:ida poliva-
lente de Rubinstein.

12.~e2 ~c7 13.c3 f6? J.t~g3 En la posición del diagrama. las negras están
indudablemente mejor. Hay un número de
El caballo negro de "tT' ocupa una espléndida
pequeñas ventajas que se han ido acumulando.
posición. pero el cambio de este caballo en
que les garantizan una duradera superioridad
"gJ". por parte del blanco, es una pequeña
posicional. Pero se han cambiado algunas
concesión ni oponente, puesto que su forma·
piezas y la posición blanca parece lo bastante
ción de peones en el ala de rey queda dete-
sólida. ¿Cuál es la clave'?
riorada. Otra pequeña ventaja para las negras.
.,._ . ,,
...... e:, .•
1-L.~xgJ 15.h~gJ gS 16.id2'!!

Rubinstein no jugó ... ifS en su turno anterior, Rubinstein tenía una especial intuición para el
a causa de 16 Íf-'. Con 15 ... gS las negras han ritmo de juego en el final, alternando h:íbil·
privado al altil blanco de la casilla "f.f', y mente el tranquilo reforzamiento de su posi-
Rosselli debía haber explotado el momento ción con juego concreto y explosivo. El gran
propicio para situar su otro alfil en "c2". La maestro Razuvaev comentó así esta jugada:
jugada 16 1d2 es un despropósito que con- "Las negras activan su alfil, lo que, en este
duce a la pérdida de varios tiempos. caso específico. es compensación sobrada por
la creación de un peón aislado. Decidirse por
16 •• .ars 17.leJ Wd7 1s.ftc1 una jugada así es mucho más difícil que sacri-
ficar dos docenas de alñles en .. h7". Es irnpor-
El altil de "bj" no tiene el más mínimo futuro, tante que la casüla "d-l" pueda ser controlada
y las blancas se disponen a cambiarlo. por las negras".

APERTURAS ABIERTAS 227


cebidos por los grandes maestros eran ejecu-
tados limpiamente, sin encontrar una seria
Continúa el ataque negro sobre •g3 ", oposición. Actualmente, por lo general. un
jugador trata de llevar a cabo un plan, y el otro
28.gxh.S g.t! 29.lLJd4! .bd4 30.cxd4 ixh.i impide activamente que sea llevado a cabo. Se!
31.icJ han descubierto más y más recursos, Durante
el proceso, ambos contrincantes suelen can·
sarse, los apuros de tiempo son frecuentes, y
el elegante diseño del juego se desvanece. A
un jugador que no es lo bastante competente,
pero que está estudiando el juego. a menudo le
resulta dificil entender las ideas de ambos
rivales, ya que pasan de un plan de ataque o
de defensa a ·otro. con los consiguientes erro-
res, además, por ambas partes. Pero en tas
partidas de Lasker, Capablanca, Alekhine,
Rubintein y otros jugadores sobresalientes del
pasado, contra rivales inferiores, los planes
· son ejecutados, casi invariablemente, de forma ·
implacable. He aquí por qué todo jugador que
El balance de esta pequeña tormenta sobre el aspire a lograr una profunda comprensión del
tablero es que ambos jugadores han quedado ajedrez debe estudiar minuciosamente lo me-
con sendos peones aislados en el centro. Pero jor de la herencia creativa del pasado. y no li·
mientras que el caballo negro puede bordear mitarse a estudiar el ajedrez moderno.
un obstáculo así. para el alfil blanco es insu-
perable. Rubinstein ha transformado su venta- 41.WdJ
ja en la colocación de sus piezas en una forma
más tangible. y ahora proyecta seguir refor- 41 f3? g:d'3 42 fM3+ @g5 sólo serviría para
zando su posición. En primer lugar. inducirá debilitar el peón de "g3" y la s~gunda fila.
el avance del peón "g" de g2" a "g3''. después
11

de to cual podrá desplegar cómodamente sus 41.••bS 42.aJ flh7 43.iaS gh8
piezas por las casinas blancas centrales
(caballo en •e4", rey en "f5"). lnicialrnente,
El juego de las negras se ha vuelto exce-
las acciones de las negras son enérgicas, pero
·sivamente reservón. Rubinstein quiere romper
a medida que se acerca el esquema planeado,
las defensas blancas en el flanco de rey. con el
su juego se vuelve casi lánguido, como para
avance del peón "f', pero no se apresura a em-
adormecer a su oponente.
prender acciones decisivas, tratando de ablan-
dar la vigilancia enemiga.
31. . .lht+ J2.We2 !h2 JJ,gg1 ctlh.i ~.g3
~f5 35.hJ We6 36..ib2 a6 37.icJ .tld6!
38.~eJ ~e,4 39..iel wrs 40.ln ih8 ~.ib.& fk8 45..iaS ~gS 46.1d2 ~e4
47..iaS Wg6 48..ib4 f S
Las negras han conseguido el esquema pla-
neado, L3 comprensión que Rubinstein tenía Las negras camuflan su plan, ahemando
del juego era. por supuesto. claramente supe· acciones inocuas con jugadas activas.
rior a hl de Rossc lli. y en nuestros tiempos.
contra un jugador experimentado. no habría 49..iaS lih8 50.WeJ Jle8 51.WdJ lc8
podido lognr su objetivo tm fácilmente. Pero S2.ib4 gc7 SJ.iaS lh7 54.i¡f/eJ le7
lo mejor de los clásicos es que los planes con· 55.WdJ

228
Las blancas se rindieron. "Una de las partidas
más completas. espléndidas y pum de
Rubinstein" (Grigoriev).

Alekhine • Euwe (C27) J


--------..:..---
Campeonato Mundial. Holanda 1935

l.e4 eS 2.~cJ ~f6 J.ic4 ~:<c4 4.~hS lod6


S.ibJ ic7 6.~f3 ~c6 7.~xcS ~:<e5 8.~xeS
o..:.o 9.l!ld5 ges 10.0-0 ira 11.~r.i c6
12.li.)eJ ~as 13.d4 ~h5 U.cJ loe.i lHJ
ltlgS 16.dS cxd5 17.l¿):td5 ~e6 lUfg4 ~g6
19.ieJ b6 20Jfadl Ab7 2l.ti'xg6 hxg6
55 ... f.U

La culminación lógica del juego precedente,

56~gxf4 fth7! 57..id2

57 f3 falla, por 57 .. Jih3 5S ~e3 ~g3 59 ggl


~f5+.

S7 .. .iihd2!!

El golpe definitivo. Rubinstein cambia su


caballo "bueno" por el alfil "malo" de las
blancas, entrando en un final de torres con
peón menos. Pero. como observó agudamente En la apertura Euwe no entró en las variantes
Tartakower, los finales de torres se ganan gra- agudas. después de 5 ... ~c6 6 le bS g6 7 ~O
cías a la candad, y no a la cantidad de peones. f5 8 ~d.5 ~f6 9 loxc7+ @d8 10 luxas b6.
sino que pretirió la opción más restringida
58.iixd2 ghJ S9.f3 gxfJ 60.ftr2 sa.
5 .. Su séptima jugada fue un error y,
como demostró Alekhine, las negras tenían
60 'i:te3 no habría salvado la partida, por que haber cambiado el alfil de ''b3", lo que
60 ... f2+! podía haberse logrado con 7 ... 0-0 8 ~d5
4Jd4! 9 0--0 't);(b3 10 axb3 'tle8, con aproxi-
60... <it'rs 61.<it'eJ d1g.J 62.b4 mada igualdad. Mediante un juego enérgico
(9.~d5!, 15 fJ!, 16 d5!). Alekhine impidió la
El final de peones, después de 62 f5 q,>,tf5 jugada liberadora de las negras ... d5 •.obtenien-
6H;:d'3+ 64 'itxfJ a5. habría estado irreme- do un final claramente superior. Las negras no
tienen compensación por los defectos de su
diablemente perdido para las blancas.
fonnación de peones.
6? .. J~hl! 63.í5 22.gre1 lac8 23.~t2 Aes 2-l.i.xcS ixd5
25.1:<dS ~xcS
Si 63 lhf3, 63...gal !
La posición se ha simplificado. Las blancas
63...gei+ 64.Wdl ge4 disponen ahora de una operación de cambios

APERTURAS ABIERTAS 229


forzados. que cond uce a un tinnl de torres emprender el Inmediato contraataque, con
fuvornble. 32 ....Ek2+, cuando después de 33 @d3 füg2
3-l @c4!, no habría necesidad de contar los
26.gxes+ !xe8 27.b4! t¿)c6 tiempos para comprender que el peón pasado
blanco, apoyado en caso necesario por su r.:.y,
Es malo 27...~:i4, por 28 ibJ! sería, con mucho el primero en llegar."

28.i.xe6 dxe6 29J~d7 Ek8 JO.ih:i7 !h:cJ 32.. J;bJ?


3U~a8+@h7
Como expresó acertadamente Gligoric, aquí
interviene la ley "de los errores mutuos" .
. · · Alekhine demostré que 32 ... e5! debía jugarse
sin pérdida de tiempo, cuando sólo un análisis
exacto puede revelar si la ventaja blanca e:;
suficiente o no para ganar.

JJ.bS gS 34.Wc2 eS 35.~d~ f6

Variantes como: 35 .. J;b2+ 36 ~d g:<g2


37 .EJ6 ga2 38 it>b3 j;fa t 39 ~b2 no podían
satisfacer a Euwe,

Éstl era la posición que buscaba Alekhine al


iniciar los cambios en la jugada 26. Las blan- Las negras han impedido que: las blancas crea-
cas tienen una mayoría de peones en el flanco sen dos peones pasados en el flanco de dama,
de dama, con el peón negro de .. b6" crónica· pt!ro para ganar, Alekhíne sólo necesita uno.
mente débil. y su rey mucho mejor situado.
38.:Sa6 Wg6 39.!xb6 gxa.t 40.ffo6 gd,J
3.2.a-t'! -U.b6. Las negras abandonaron.
Los finales de torres se rigen por un número
de reglas, que a menudo difieren de los
principios generales aplicables a otros tipos de
Apertura Escocesa
final. En los finales agudos. con mayorlas de
peones en flancos opuestos, el jugador debe Radulov - Pinter (C47)
normalmente avanzar sus propios peones con Pernik, 1978
ayuda del rey. dejando que la torre se ocupe
de los peones pasados enemigos. Veamos el l.e4 es 2.fof3 ~c6 3.~c3 ~r6 4.d-' exd~
comentario de Alekhine al respecto: 5.~xd-' ib~ 6.toxc6 b'.'<C'Ó 7.id3 d5 8.exd5
"El principal inconveniente de la jugada tex- ~e7+ 9.\'9e2 cxdS 10.~xc7+ Wxe7 (ver dia-
tual es que deja las casillas "aJ" y "b3" libres grama siguiente)
para la torre negra que, por.tanto, sólo podrá
ser desalojada de la tercera fi la a costa de un El jaque de dama en ''e7" es conocido, desde
valioso tiempo. Lo correcto ·Y, además, bas- hace mucho tiempo, por 1:1 teoría de la
tante sencillo- era 32 g;'e2!. después de lo cual Apertura Escocesa. 9 ...cxd.5 es impreciso. La
la torre negra podría ser 1) desviada -corno en ECO recomienda 9 .. .'tYxc:2+ 10 ~~e2 t:\d5
la partida· a una posición totalmente pasiva, (10 ... ~xd5!? es más simple), garanrizándo a
con 33 «t'd2. etc., o bien 2) obligada a las negras un juego igualado. Posiblemente,

230
Pinter pretendía jugar de forma análoga a la 16...~d717.c4!
partida Czernlak-Portlsch, Amsterdam 1963,
que siguió con 11 0-0 a'.d8, con igualdad, pero Una agresión al centro, que es mucho más
le esperaba una sorpresa. fuerte con el caballo negro en "d7".

17 ... ib4 18.~d2 1xd2+ 19Jhd2 ih7


20.ifS! ~b6 21.locSicS

2 t .• J;b8 22 lLJxb7 gxb7 23 cxd5 era una línea


poco promisoria para las negras.

22 . .txcS iaxc8 23.cxd5 cxd5 24.gc2

1l~d2!

Es evidente que las blancas no tienen


intención de enrocar corto. El enroque largo,
seguido de ghel, será mucho más efectivo,
pues todas las piezas blancas se agruparán en
el centro. y podrán tratar de explotar los
defectos de la estructura de peones negros en
el naneo de dama.
Se han producido cambios significativos en el
11...c612.~ ses 13./oa4! id6 final. Las negras han podido coordinar sus
fuerzas. pero su posición se ha "ernbetlecido"
Las negras están obligadas a evitar el cambio con peones aislados en "a7" y "d5". Con sus
de alfiles de casillas oscuras, pues 'de no ser siguientes jugadas. Pinter trata de incorporar
así las blancas controlarían el punto "cñ". La su rey al centro, buscando nuevas simplifica-
tentativa de reparar su formación de peones ciones, que resultan favorables a las blancas.
con el rey, después de l Lixd2+ 14 gxd2 Era de considerar la aguda 24 ... a5 !'?, en busca
ctd6, sería demasiado arriesgada, pues las de contrajuego en el ala de dama.
blancas podrían darle la "bienvenida" al rey
contrario, con 15 c4; 2-1...aeS 25Jbe8+ dlxeS 26.bJ dle7 27.a4
dld6 28.~b7+! dleS 29.aS Bxcl+ 30.~xc2
U..ieJ ~ra 15.h3 h616Jlhel! ~c8

La rutinaria 16 ic5 sería menos fuerte. Des- Se ha dicho que los finales de caballos son. en
pués de: 16 ...ixcS 17 lo.tc5 fod7 18 li)a4 g6! cierto modo, una extensión de los finales de
(impidiendo 19 if5), las negras habrían re· peones. Por supuesto, eso no siempre es
compuesto un tanto su formación de peones. cierto, pero en este final se aplica mis la regla
Radulov no se apresura a forzar el juego. efec- que la excepción. El peón pasado y alejado de
tuando un:i jugada de consolidación, asumien- las blancas en el flanco de dama no es más
do que de esta forma les resultará mucho más difícil de materializar que en un final de
difícil a las negras mantener la tensión. peones.

APERTlíRAS ABIERTAS 231


31.Wd3 rs 32.b4 g5 JJ.bS h5 3-t~dSt g..i
35.hxg4 hxg..i 36.gJ

Las blancas han suprimido el contra] uego


enemigo en el flanco de rey. Ahora comienza
una operación para expulsar al rey negro del
centro.

36 .•• Wd6 37.Wd.$ ~c7 38.le)r7+ <!ie6

1 l,i¿)e4

La énica forma de buscar ventaja. 1 l ~xd5


cxd5 12 if4 .ia5 13 c4 ib7 habría conducido
a simplificaciones y a unas rápidas tablas.

11 ... 0-0 12.n3ie7 13.!el

Las piezas negras están bastante alejadas del


flanco de dama. y Radulov fuerza la victoria
de la manera más rápida, es decir, mediante
una combinación.

39.~c5!! d-l 40.~gS+ ctr6 41.'Jh7+ 'li'g7


42.@xd4 ~xh7 43.~cS

El caballo negro no puede contrarrestar solo el


avance del peón. apoyado por su rey.

43 ... ~cS 4-i.@c6 f..J 45.~d7 fxg3 46.fxg3


!iJ b6+ 47.axb6. Las negras se rindieron. Las blancas quieren retirar su rey a "f l " y
completar gradualmente su desarrollo. Las ne·
gras deben elaborar un plan basado en el
Zhuravlev • Geller (C47) contrajuego activo.
Lvov, 1977
1J...a5!!
l.e4 es 2.~f"J ~c6 3.d4 exd-1 4.~xd4 ~f6
S.~cJ ih4 6.~xc6 bxc6 7.1d3 d5 8.exd5 El juego del gran maestro Geller siempre se
~e7+ 9.e~2 ti':u2+ 10.d;,xei ~xdS (ver ha distinguido por tratar de profundizar al
diagrama siguiente) máxirno en la esencia de: la posición. Aquí
consigue encontrar una maniobra inusual.
Retomar en ''d5" de caballo es mejor que cap- cuyo objetivo es explotar el mínimo debilita-
turar de peón. El activo juego de piezas de las miento del flanco de dama blanco, odginado
negras compensa su deficiente estructura. por el avance 12 a3.
14.id? u4 JS.c4 20 ... !d4 21.We3 !ed8 22.cS rs:
El caballo está magníflcarneme situado en Se inicia un genuino ataque al rey blanco.
"d5". de modo que es comprensible que
Zhuravlev quiera desalojarlo. Pero con la tex- 23.'t>d6
tual, la posición blanca en el centro y flanco
de: dama se hace menos segura. Sin embargo, No hay nada mejor, 23 log5-f 4+ es muy malo.
es dificil proponer nada mejor. Las negras ya
se estaban preparando para presionar sobre el 23 ... !xM 24.c~b6 f4+ 25.~e2 ihb2+
ala de: dama, con 15 ... f5 y l6 ...if6. 26.cif.,el cxd6 27.iha.i ibh6 28.!hr.i

15 ... ~b6 16.Ab4?

Las blancas cometen un grave error y quedan


con una difícil posición. La idea de cambiar
alfiles de casillas negras y ocupar "c5" con el
caballo es posicionalmente atractiva, pero
irrealizable tácticamente: Tenían que haber
jugado 16 ieJ Ae6 17 gac l ga5!?, con una
complicada lucha en la que las negras dis-
frutarían de una plena igualdad.

Así pues, el caballo no puede ir a "cS", Aquí podemos hacer balance. Las negras
tienen un peón de ventaja. con dos peones pa-
19.WO sados y unidos en el centro. u partida con-
cluy6 como sigue:
A 19 rt>fl seguiría 19 .. ixc4.
28 .•. cS 29.1e2 ltbl se.en :dbS 31.idJ
19... !adS 20..irt ld2 32.go idS 33.!eJ !bb2 ~.1c2 ixg2+
35.mxg2 gxe2 36.!fJ ib8 37,gdl ge6
20 liJc5 también se habría contestado con
20 ... gd4. Las blancas se rindieron.

APERTURAS ABIERTAS 233


Defensas Alekhine y Escandinava
En la época actual estas das def ensas rara vez con 4 ~f3. En una partida por correspon-
se emplean en el ajedrez de nlta competición. dencia Lutikov-Kopylov, 1968, las blancas
La razón principal, en nuestra opinión. es que jugaron 6 4J fJ (en lugar de: 6 ib5), pero
por medios sencillos y sin el menor riesgo. las después de 6 ... 1g4 7 ib5 h6 8 id2 c6 9 0-0
bh neas pueden obtener una posición rnds Cue7 10 h3 .ih5 11 gtl a6 12 ie2 ~d7. no
prometedora, en la que las negras apenas pue- lograron particular ventaja de la apertura, Con
den esperar algo nuis qui! la igualdad. la inteligente 7 ... ~b4!, Alekhine obligó a su
Los finales derivados de la Defensa Alckhine oponente a entregar un peón, ya que tras
y de la Defensa Escandinava tienen caracte- 9.@;'(d l 0-0-0+ 10 ~el f6, las blancas
rísticas comunes, de nhí que hayamos decidí- quedarfun en una posición insatisfactoria. Sin
do incluirlos en un mismo capítulo. Cornenza- embargo, a pesar del cambio de damas, la
mos con la partida Sreiner-Alekhine, que sen- batalla táctica sigue: a pleno ritmo. y todavía
tó las bases de una nueva apertura. El final del es difícil sacar conclusiones.
encuentro Radulov-Srnejkal es típico de: la
Defensa Alekhine, así como también lo es de 9 ... ~:<c2+ 10.~xc2 .bc2 11.Zkl Ae.S
la Defensa Escandinava la partida Suetin- 12.lad4
Sharnkovich.
La formación de: peones en los finales restan- Si 12 e6, entonces 12 .. .f6 y JJ ... (}..-0...-0.
tes puede resultar de cualquiera de las dos
aperturas. El juego en posiciones de este tipo
tiende a ser favorable a las blancas, puesto que
logran ventajn en fase temprana del juego. Los Las negras deben de haber previsto esta
autores no consideran oportuno proceder a un jugada al embarcarse en las complicaciones
detallado análisis de los finales con todo tipo derivadas de 7 ... ltib4.
de formaciones o todas las variantes de ambas
aperturas. sino solamente familiarizar al lector U~xc6 .ixc6 15 ..bc6 bxc6 1U~xc6 adS
con la naturaleza general del final derivado i7..if4 e6 18.~e2
tanto de la Defensa Alekhine como de la De-
fensa Escandinava.

E. Steiner • Alekhine (BOJ)


Budapest, l 921

t.e4 ~f6 2.e5 ~d5 3.d4 d 6 4.1gS dxe5


· 5.dxeS ~c6 6.J.bS ir5 7.~fJ ~db.J 8.toa3
exdl+ 9Jhd1

Ésta fue b primera partida de torneo en que se


empleó la DefensJ Alekhine. La teoría actual
considera a 4 igS como una desviación de las La posición se ha estabilizado. Las negras tie-
blancas de la Variante Moderna, que se inicia nen un peón de ventaja. pero las blancas van
por delante en el desarrollo. ¿Cómo neutrali- de los sectores amenazados.
z~rán las negras la presión enemiga? Alekhine Las siguientes jugadas están dictadas por las
halla una solución convincente. consideraciones precedentes" (Alekhinc).

18 .• .icS! 21... :15! 22.gc4 h5 23Jfü41c3! 24.ggs gd5


25.f-' C6! 26JlgxhS ZbhS 27.gxhS hcS
He aquí las variantes indicadas por Alekhine, 28.fxe5 .ixe5
demostrando que 18 ... icS! es la única conti-
nuación que ofrece a las negras posibilidades
ganadoras:
"IS ... g6 19 ggcl gd7 20 »:e3 c;;;>b7 21 ~6c3
ig7 22 gb3+ @a8 23 1xa7! ~xe5 24 ik4.
con mejor juego de las blancas.
l 8 ... g5 19 gxg5 ! .ih6 20 gg4 iL"<f-' 21 !bf4
g,ce5+ 22 @fl g;>b7 23 gc3, y las negras no
tienen posibilidades de ganar."

19.b-l? ixb-l 20.fhg7 gd7 21.AeJ

La feroz batalla ha finalizado con éxito pura


las blancas, que han simplificado b posición
conservando su peón extra. Pero mientras las
bíancas dispongan de su peón "h", las negras
no pueden esperar que su vida sea fácil.

29.sh7?

ErJ esencial 29 h4. Ahora las blancas pierden


su principal triunfo.

"Las negras de nuevo se enfrentan a un difícil 29 ...sb5 JO. ~f3 gb2 JUfüS 1xh2 32.sxaS
problema. ¿Cómo podrán asegurar la defensa id6
de sus peones dl!biles en ambos flancos? Su
solitario alfil es insuficiente para cumplir esa Sólo ahora pueden las negras tomarse un
tarea, puesto que debe llevarse a "bé", vía respiro. La posición es de carácter técnico, y
"a5". protegiendo debidamente ese naneo. Las lo único que requiere, por parte de Alekhine,
blancas trasladarán entonces su ataque al es un juego tranquilo y preciso.
ñanco opuesto y. eventualmente, deberán ga-
nar, al menos, un peón, con gc4, seguido de 3J.te4 <tid7 3.J.id.J gd2!
gh4. Por otra parte, si las negras retiran su
alfil a "íS", a fin de asegurar la protección de Las negras impiden la posibilidad de que el
su flanco izquierdo, las blancas pueden centrar rey blanco llegue a .. c4", a través de "d3".
su objetivo en el flanco de dama, obteniendo
un fuerte ataque con gg4, seguido de :a4. 35.ie) l!e2 36.i>dJ gel! 37.i<.14 lkl
Las negras deben. por tanto, evitar provisio- 38.ieJ Bdl+ 39.~e4 Bel 40.\fldJ -s:
nalmente el desplazamiento de su alfil, a fin
de poder utilizarlo en la defensa de cualquiera Las negras han estado preparando este avance

DEFENSAS ALEKHINE Y ESCANDINAVA 235


durante mucho tiempo. y ahora lo efectúan en cuestión. Ambos bandos tienen sus ventajas y
ci rcunstancias favorables. pueden confiar en tener éxito, pero en general
la posición puede considerarse igualada.
4l.if2 im 42.ieJ @e6 43.@e4 ffül 44.in
J3h2 45.ieJ gh4+ 46.@d3 ih4! 8 ... f6

Alekhine gann más espacio .. Ahora dispondrá


de la importante casilla "d5" para su r~y.

47J~a7 c5 4S.n3 c4+ ·19.d?e2 id6 50.§nS


ffü2+ si.e,n g11J! s2.wd2 <itds SJ,gds Más en consonancia con la jugada anterior de
cJ+! 54.We2 las negras es 9 .. e5. para responder a 10 f4 con
IO ... e4.
En caso de 54 @d3. Alekhine esperaba ganar
con 5~ ... c2 SS fkS .ie7! 56 g:itc2 .ig5 57 se:? 10.í4! e6 1 l.0--0-0 b6
e~+ 58 ~d2 g:'\e3! 59 !he3 ~d·t
El avance del peón "b" concede a las blancas
5-& ... <ite~! 55Jh:d6 ffxeJ+ S6.Wf2 gdJ la posibilidad de desplegar un juego activo.
57.gc6 gd2+ 58.ct>el WdJ S9.IM6+ @c2 mediante el avance de sus peones doblados.
60.i:lc6 gds 6t.<if1e2 ~b2 62,gc6 c2 Las pero ¿de qué otra forma pueden las negras
blancas abandonaron. completar el desarrollo de su flanco de dama?

12.c-l !b7 13.cS bS


Radulov - SmejkaJ (B02)
Olimpiada de Siegen, l 970 En caso de 13 ... É:dS, las blancas no necesitan
apresurarse a cambiar su peón doblado, sino
1.e4 ~f6 Z.eS ~dS 3.l,)cJ l¿)xcJ 4.dxc3 d6 que pueden poner en marcha la ofensiva, con
5.~n dxe3 6.~:<dS+ ct>:tdS 7.l~xe5 cteS 14 b4.
8.i.cJ
U.ie2 JJ.e7 15.!het <J';t7 16.~f2 a6 17~f3
i1hd818.M

En esta variante de la Defensa Alekhine el


cambio de damas tiene lugar nada menos que
en la sexta jugada. ¿Qué es mis importante: la Ambos jugadores han mejorado sus respec-
\ICntaja en desarrollo de las blancas o el peón tivas posiciones. Las blancas han dispuesto
extra de las negras en el flanco de rey? La sus piezas menores de la mejor forma posible.
teoría no da una respuesta definitiva a esta mientras que las negras han completado su

236
desarrollo y puesto en comunicación sus to- L3s negras abandonaron. A 45 ... h5, lo más
rres. Ahora, lo más natural por parte de las ne- simple: es 46 i:fü7 @d8 47 Lud6.
gras sería tratar de pasar a un final de piezas
menores, mediante el cambio de ambos pares
de torres. En lugar de eso, el Gran Maestro Klovans - Vasíukov (BOJ)
checo debilita innecesariamente su peón de 36° Campeonato URSS Alma-Ata. 196~
"b5 ...
l.e4 ltlf6 2.eS ~dS 3.c-1 ~b6 4.d4 d6 S.exd6
18 ... a5?! 19.aJ axb-l 20.axb4 f5?! cxd6 6.locJ g6 7.ie2 ig7 8.~f'J ig4 9 . .ieJ
0-0 10.bJ ~c6 11.hJ ixfJ 12.ixO f5
También aquí habna sido preferible el cambio 1Hfd2 e5 U.dxeS dxe5 15.ixc6 bxcé
20 .. J;xd l +. y pasar luego al final de piezas
16.eYxd8 ffoxd8 17J!dl
menores, con 21 .. Jfa l +.

2 l ,gxd8 Axd8?

Ésta era fa última posibilidad que tenían las


negras para cambiar · las torres. con
21. .. itlxdS!, para responder u 22 1xb7 con
22 ... gal+! 23 g;,d2 .Ebel, y 24 ... ~xb7. con
perspectivas de tablas. Ahora las blancas
preparan la ruptura c2-c4, y con la amenaza de
invasión de su torre por una de las columnas
abiertas. aumentan considerablemente su ven-
taja posicional,

22.Wb2! .tr6+ 23.WbJ gb8 2-t~dJ ~e7 Las blancas eligieron un plan inusual contra el
25.ixb7 gxb7 26.c4! c6 27.cxbS lxb5 sistema ... g6 de las negras. en la Variante del
2Ute2! Cambio. Decidieron prescindir del enroque
( t l 0-0 d5 conduciría a las sendas m:is cono-
Las negras han resuelto la clavada. sobre la cidas), y la partida entró en territorio inex-
diagonal "h l-:18''. pero su posición no ha plorado, pasando pronto al final. Ambos ban-
mejorado. Las blancas ya no tienen peones dos tienen, en el final. una mayoría de peones
doblados en el naneo de dama, y amenazan de flanco, con la columna "d" abierta. Las
con una invasión decisiva de su torre por la negras tienen peones aislados en el flanco de
columna "a". dama, pero en el de rey tienen una exceente
configuración. Las piezas ligeras blancas son
activas, pero las negras tienen mejores posibi-
28 ... ~dS 29.ict gb7 30Jfa2 ~c3 3Ufa6
lidades de controlar la columna "d", En gene·
~ bS 32.J.b2 ~a7 33.Bb6! Bc7 34..ieS .ixeS ral, la posición se aproxima a la igualdad,
35./i)uS+
aunque las blancas están un poco mejor.
Las blancas tienen un peón de más en el 17 ••.e4?!
naneo de dama, así como una abrumadora su-
perioridad en el emplazamiento de sus piezas. Esta "activa" jugada priva de su movilidad a
los peones negros del flanco de rey. Hubiera
35...Wf6 36.h4 g6 37.!b8 ~c8 38.~c4 h6 sido más sencillo cambiar torres, ocupar la
39.bS c:xbS+ 40.WxbS gS 41.gJ pí4 42.gxf4 columna .. d .. con jaque, y jugar 19 ...1f8. En
We7 43.c6 li!ld6 44.~c4+ rbe7 45.rbcS tal caso. la partida probablemente habría

DEFENSAS ALEKHINE Y ESCANDINAVA 237


desembocado en un final de piezas menores Geller - Tan Lían Ann {BOi)
de tablas. lnterzonal de Petropolis, 1973
18.loc2 i!<l7 1.e4 d5 2.exd5 !of6 3.d4 ~xd5 4.~fJ 1g4
s.ie2 ~c6 6.0-0 g6 7.c4 lub6 8.d5 i.d'J
9.ixO ~eS 10..iel ig7 11.~cJ c6 12.~hJ
0-0 13.iMl cxd5 U.cS ~bd7 15.f9."d5 e6
l6.thb7 ~xc5 17.lhdS ~xh7 18.ilxa8 gxa8
19.1e3

19.g-i!

De esta forma el blanco devalúa por completo


la mayoría negra del flanco de rey, y su torre
inédita entra en juego por lu columna "g",
Las blancas han obtenido en la apertura una
19 .• .ieS 20.gxf5 gxf5 21.ggl+ g;t7 22.gg5! duradera ventaja posicional. En vez de 6 ... g6.
las negras normalmente juegan 6 ... e6. aunque
Los peones negros del ala de rey han pasado
no siempre consiguen la igualdad. La ¡ran
gradualmente de: ser una fuerza a convenirse
simplificación que se produce tras 14 c5! ha
en una debilidad.
desembocado en un final en el que las blancas
mantienen una clara ventaja posicional. Sus
22 ...füdl+ 23.~xdl ~e6 2-Uih5 f.J?
dos alfiles y la posibilidad de crear un peón
pasado distante, en el flanco de dama, son ar·
Este impulsivo avance conduce de inmediato gumento suficiente para pensar en la victoria.
a una siruación desesperada. Después de
2-L6t7, la posición negra no seria muy agra- 19 .•. ~d6 20.icS li:lec4 2Ukl ges 22.b-'
dable, pero contendría suficientes recursos de· ~b6 23.1xd6 Zhc3 24Jhc3 ixcJ zs.en
fensivos. ~d5 26.bSid4 27.a4ib6 28.1d3 rs 29.ic4
@n (ver diagrama siguiente)
25.id-'! ~d7 26.ixe5 ~xe5 27.itld.J+ ~d6
28.cS+! @dS 29.~:<c6! JO.áxd5
Consiguiendo un final de torres técnicamente Un importante factor en la ventaja de los dos
ganado. alñtes es la posibilidad de: cambiar uno de
ellos por una pieza enemiga. El final de alfiles
29 ... Wxc6 30.fixe5 e3 31.fxeJ fxeJ 3::?.~e? es desesperado para las negras.
fü'2+ 33.WnJ lha2 ~.~d-' lld2+ 33.~c4
gc2+ 36.Wb4 a5+ 37.WxaS lk3 38.W~ 30 ... exdS 31.~e2 ~e6 32..ib-a?!
lhhJ 39.le6+ Wc7 40.Wc4 ihl 41.b-' gM+,
y las negras se rindieron. Una jugada natural. pero no la mejor. Como

238
demostré Averbaj, 32 1b8 era mejor. atando 37.h4
el alfil negro a la defensa de su peón "a 1".
"A primera vista, uno está inclinado a conce-
derle un signo de interrogación a esta jugada,
puesto que es, obviamente, antiposicional. Sin
embargo, puedo entender por qué Geller se:
decidió por ella. La clave es que, aunque la
natural 37 if6 gana un peón (puesto qui!
37 ... icS es mala por 38 a5), las negras pueden
responder 37 ... QcS!. y después de 38 i"d4+
~b4, cambiar su peón débil por un sano peón
contrario. Al ver que no podrá ganar por me·
dios normales (consecuencia de su error en la
jugada 33). Geller recurre a medidas extre-
mas, concediéndole a su peón de •h4" el papel
de cebo, a la vez que fija el peón negro de
32 ... d~! "gé", con la esperanza de poder atacarlo con
su rey en un futuro lejano" (Averbaj).
La mejor posibilidad práctica. El peón central
negro se sitúa en una casilla del color de su
37 ...icS?
alfil, pero su rey puede ocupar "d5", lo que
crea la posibilidad de atacar los peones blan-
Ahora queda justificada ta idea de Geller. Con
cos del ala de dama.
37 ... ~cS las negras habrían hecho tablas.

3S.a5ib4 39.b6 axb6 40.a6?


Difícilmente puede ser incorrecta ta centrali-
zación del rey en ningún caso, pero sí puede Un error. Después de 40 axbé ~c6 41 ctxd4,
ser inoportuna. La jugada de rey .i ·d3'' echa es dificil ver cómo podrían hacer tablas las
por tierra la victoria. Las blancas podían haber negras.
ganado con 33 a5! ic7 (33 ... d3+ 3.J @:<.d3
ixf2 35 @c4 y 35 !cS) 34 ic5 ! ~d5 40 ... itc6 4t1bd4 !el?
35..ixa7 1xa5 36 @d3 1c3 37 ·tb6 ib2
38.idS ..tes 39 b6 @c6401f6 (Averbaj). La jugada secreta de las negras es perdedora.
Después de 41 ... bS? 421f2 iaS 43 @c2 ib4
33... ©dS J4.if'8.i.a5 35.J.g7 ib6 36.f'J hS 4-t ctb3 id2, las tablas serían inminentes
(señalado por Averbaj).

42.a7 ~b7 43.ixb6 !gJ

A 43 ...i:th4 seguiría 44 f-l! i.g3 (.W ... gS


45.Íd8) 45 ie3, cuando el rey blanco se
acerca al peón de "g6".

4-twe2!

Con idea de responder a 44 ... f.J con 45 if2.


4-t .. .ieS 4S..lf'2 Ad6 46.WdJ ic7 47.Wc4 r.i

DEFENSAS ALEKHINE Y ESCANDINAVA 239


48.ct>dS .i.d8 49.ct>cS g5 50.hxgS .ixgS a su oponente completar tranquilamente el
51.WfS ih6 52.icS. Las negras se rindieron. desarrollo, y la última posi-bilidad de las
negras de resistir era. cambiar antes caballos,
con 10... ~:<cJ 11 bxcl. y sólo entonces
Suetln .. Shamkovich {BOl) l l...e6.
32" Carnpconato URSS. 1965
13.c6!

l.c~ d5 2.exd5 lof6 J.d4 loxdS 4.lorJ .ig.i 01! no ser por esta sutileza táctica. la posición
S.c4 ~h6 6.c5 i.xrJ 7.V!íxfJ ~dS 8.~b3 b6 negra sería tolerable, Pero ahora torre Y.
9~g5 . ~d7 10.locJ c6 I I.{¿:)xd5 §'xdS caballo negros no pueden participar realmente
t:?.~:<d3 txd5 en el juego. de: modo que no es sorprendente
que: la partida concluya en sólo quince jugadas
más.

l3 .. .ie7 J4.ie3 ~dS 15Jkt ges 16.g3!

Las blancas son plenamente conscientes de las


debilidaces de: peones en la posición contraria.
Con la pérdida del peón de "d3". se reforzará
el papel del peón de "c6 ",

16 •. .J.gS 17.ig2! AxeJ 18.fxe3 g~e3+


I9.Wd2 fte6 20.ghm rs n.zrs:
El golpe definitivo.
La transición al final es l.1 forma más sencilla
para las blancas de materializar su gran ven·
taja posicional. Entonces la jugada 6 c5 !? fue
21. .. gd6 2:?JlxdS g:xdS 23.i.xd5 ~c7
una novedad. por la que Suetin incluso recibió 24.ig2 ~a6 2.5.aJ !dS 26.liel+ ~d6 27.M
un premio especial. La idea es continuar con
b.5 28.dS
~b:3, tanto en respuesta a 6 ... ~d5?. como a la
jugada de la partida. M.ís larde quedó probado Amenazando mate en "eé".
que las negras debían haber jugado 6 .. .lo6d7!,
para contestar a 7 ~bJ con 7 ... ~c6, y buen 28 ••• ~cS 29.bxc5+
contra juego.
Con la enérgica 9 i.g5 ! las blancas impidieron Las negras abandonaron.
,,,.

Indice de Partidas
Cuando e! nombre está en negrita. significa que el jugador llevaba las blancas.

ALA PIN -Rubinstein 211 -Yaslukov 54


ALEKHI:":E ·Bogoljubov 223 BO~DAREVSKY -Smyslov 81
-Euwe 229 BOTVINNIK -Antoshin 130
·~farshall 216 -Bronsreio 16 l
·E. Steiner 234 -Ilyin-Zhenevsky 16~
-Teichmann 87 -Jolmov l99
·YJ(C:S 119 -Matulovic 201
ANDERSSON ·HlUj 203 -Smyslov 132
ANTOSHIN ·Botvinnik IJO -Smyslov 134
ARNASON • K3Sp3t'OV 41 ·Spa.uky 182
ASElEV ·Stun.,3 99 ·Tal 131
ATKINS ·Cap.:abl:inc:i li6 ·Tolu:sh lJl
AVERBAJ -Larsen IS -Unzicker 197
AZM.-\JPARASH\1LI -Razuvelev 209 BOUAZJZ -Getler 12
BARCZA ·Mat3novic 15.5 BRONSTEIN ·Benko 194
·Szabo 165 -Boltslavsky 178
-Szabo 184 ·Botvinnik 161
BARDEN -Taímenov 57 -An, Bijovsky 212
BEBCHUK -Leploshkin 24 -Zhuravlev l4l
BENKO • Bronstein 19-+ BtJOVSKY. An. -Bronstein 212
BEREZOV ·l. ~icsev 127 CAPABLANCA ·Atkins 176
BERTOK -Celler 35 ·Bogoljubov 100
BOGOLJUBOV -Alekhíne 223 -Lasker 77
·Capablanca 100 CHERNIN -Timman 148
-Lasker 111 CHlGORIN -Pillsbury 213
BOLBOCHÁN, Julio -Getler 37 OA~IJANOVIC -Steln 69
BOLESLAVSKY -Bronstein 178 DOLMATOV -Lechtynsky 189
· h:ishin 118 DOMONT -llltScas 46
-Keres 91 ERMENKOV -T.1159
-Loevenñsh 32 ESTRfN .ff3og SS
-Liublinsky 67 EüWE ·Alckhine 229
·Shcrt:ialcov 215 -Smyslov96
·Sttrntr 34 FAIBISOVICH -Ojotnik 185
-StoJu )3 FILJP -Larwn 180
FfSCHER ·Gelkr 38 -Gligoric94
-Portisch 78 -K:,g:anSO
-Rosseno .iJ ·Klundt 113
-T aimanov 30 -Panno6ó
fTACl','.(K -Tal 6J -P~sfan48
GELLER -B~rtok 35 -Portisch 106
-Bolbochán, folio 37 -Simagin 115
-Bouaziz u KLOVA~ -Shereshevsky 152
-Fischc:r 3S • V:asiuko1o· 237
-Crushevsky 111 KLL:NDT ·K~t~S 1 t.3
-G. Kuzmin 207 KOCHIEV -Tal 23
·Lernc:r206 KÓNIG -Smyslov 101
-T.1165 KORCH>.01 ·Stahllk:rg U 7
-Tan 238 KOSTRO -M,,is(ii=v 25
-Zhuravlev 23.: KUZMlN.G. -Gf'llter207
GLIGORIC -Keres 9-J -Sveshnikev 21-4
-Stahlberg 163 LAR SEN -Averbu] t5
-StohJt>.:ri 1 iO -Filip tSO
GRt:SHEVSKY -Geller 111 -Karpov lSS
GUREVICH. M. -Sieiro 11S LASKER -Bogcljubov 11 t
HAAG -Estrin 88 -C:ip.:ibl:im:;i i1
HAZAI -Andersson 203 -Janowski 75
HORT -Ivkov 101 -Stcinitz 72
ILLESCAS -Dornonr *6 -TJ.tTlSCh g.i

IL YIN-ZHE~EVSKY -Botvinnik 16! LECHTY~SKY -Dojmatov 189


l~KIOV -Radulov 56 LEPlOSHKIN -Bi:bl.:huk 2~
IVASHI:\" -Boleslavsky 1 t~ LER;\'.ER -Cetíer 206
tVKOV -Horr 101 LETEUER -Smyslov 137
-Mohrlok 125 LIL:BUNSKY -Boteslavsky 67
• Tairnanov 52 LJt.:BOJEVtC -Pottisch 61
J...\NOWSKI -Lnsker 75 -Ponisch 186
JOLMOV -Botvinnik 199 LOBRON -Yusepov 89
KAGA~ -Keres 80 LOEVENFISH ·Bolofavsky 32
KA~ -1. Rablnovlch 213 -t. lubinovich l J
KARPOV · Kaspurov 2:! l LOGI:'iOV -Sht"mhevsky 204
-Larsen !SS LC'KJN -Su~n 70
-Tairnanov 45 MARIC -M~vh: 160
KASPAROV -Arnaso« 41 MAROVIC -~bri< 160
-Karpov '221 MARSHALL ·Alclhine 216
KERES ·Bolesl~vsky 9 l MATANOVlC ·B.1ta:J 1.55
MATtJLOVlC -Botvinnik 201 RUBtNSTEIN ·Alapin 211
MOHRLOK -Ivkov 125 -Rossclli 226
MOISEfEV -Kostro 25 -Schleehter 167
NAJDORF ·Tal 40 SAX -Short 18
NEDELJKOVIC -Volpert 16 -Yusupov 220
NEZHM ETDINOV -Vasiukov 26 SCHLECHTER -Rubinstein 167
Nl~IZOVICH -Vajda 122 SCH~flD -Smyslov 104
OJOTNIK -Faihisovich 185 SCHOLL -Polugaievsky 61
PADEVSKY -Smyslov 212 SH.\~IKOVYCH -Suetin 240
PAr-.:NO -Keres 66 SHERBAKOV -Boleslavsky 215
PARMA ·Pu~ 158 SHERESHEVSKY -Klovon 152
PETROSUN -Keres 48 -Loginov 204
PllLSBURY -Chigorin 213 -Srnírln 150
PI~"TER ·RJdulov 230 SHORT -Sax 18
POUJOAIEVSKY ·Scholl 61 SIElRO -M. Gurevich l:?S
PORTISCH -Físcher 78 Sl'.\·IAGI:-. -Keres l 15
-Keres 106 S\fEJK.-\L -Radulov 236
-Ljubojevk 62 S~URN -Shereshevsky l50
-Ljubojevlc 186 S;\IYSLOV -Bondarevsky 81
• Robatsch 26 -Botvinnik 131
-T3J 105 -Botvinnik 134
PSAJIS -Romanishin SJ -Euwe 96
PL'C -Parma 158 -Konig 101
RA81NOVICH. l. ·KJn 21S -Letelier 137
-Loevenñsh lJ -Padevsky 222
RADULOV -Inkiov 56 -Schmid 10...
-Pinrer 230 -Uhlmann 139
-sm~jkal 236 SPASSKY -Botvinnik 181
• Y usupov 17 J STAHLBERG -Gligork 163
RAZUVAIEV -Azmajparashvili 209 -Gligork 170
ROB.-\TSCH -Portisch 28 -Korchnoi l.f7
ROM,-\~ISHIN -Psajis 83 STEl;'I; -Damjanovic 69
-Ztshkovsky l 09 STEI~ER. E. -Alckhine 23.i
ROSSELLI -Rubins1ein 226 STEISITZ -Lasker 72
ROSSETIO ·Fischer 43 STER.~ER -Bcíeslavsky 34
STOLTZ -Boleslavsky 33 -Tarrasch 145
STURUA -Aseiev 99 TLMMAN -Chernin 1-48

SUETfN -Lukln 70 TIMOSHCHENKO -Yusupov 191


-Sharnkovich 240 TOLUSH -Botvinnik 128
- Yuferov .50 TRl:\GOV - Velimlrovlc 196
St;LTAN KHAN -Tartakower 20 UHLMA~N -Smyslov 139

S\'ESHNIKOV -G. Kuzmin 22J -Tal 172


Sl:\BO -Barcza 165 -Yanofsky l·D
-8 . m:z:1 18-' UNZICKEk • Botvinnjk 197
TA[~tr\~OV -Burden 57 VAJDA -Nirnzovich 122
-Flscber 30 VASIUKO\' -Boteslavsky 54
-Ivkov 52 ·Klo,·an 237
-Karpov 45 -Nehmddinov 26
-1. Zaitsev 22 VEUMIROVlC -Tringov 196
TAL -Botvinnik 181 VOLPERT -Nedeljkovic 16

-Ermcnkov 59 YA~OFSKY -Uhlmann 143

-Geller65 Y.-nES -Alekhlne 119


-FtJcnik 6J YCFEROV -Suedn 50
-Koehiev 23 rusurov -Lobron 89
-Najdorf 40 -Radulov 173

-Portisch to5 -Sax 220


-Uhlrnann 172 • Timoshchenko 191
T.-1.~ ~Geller 238 ZAITSEV. t. -Berezov 127
TARRASCH -Lasker 84 - Taimanov 22
-Teicbmann 145 ZESHKOVSKY -Rornanishin I09
T.-\RTAKOWER -Sulran K han 20 ZHlJRAVLEV -Bronstein 1-' 1
TEICHMA:\~ -AJ~khine 87 -Gellcr232