Вы находитесь на странице: 1из 2

Discurso de graduación

En nombre del titulado “Manejo de maquina plana


para la confección de ropa exterior”

Buenas tardes directivas, instructores, familiares, amigos y


compañeros, a todos quienes hoy se sienten orgullosos por nosotros,
buenas tardes y gracias por acompañarnos.

Nos hemos reunido para compartir la satisfacción de culminar una


etapa de nuestro proceso de formación; no queriendo decir que es el
fin del aprendizaje.

Como dijo Gabriela Mistral:

“Hoy ya no se estudia una profesión

para ejercerla toda la vida; hoy hay

que estudiar toda la vida, para

ejercer una profesión”.

Muchos son los momentos que hoy recordamos con cariño de nuestro
proceso educativo, pero hoy los evocamos como obstáculos
superados, nueve meses , cargados de esfuerzos, de sacrificios,
perseverancia, responsabilidades, compromiso y entrega.

Durante este tiempo tuvimos el acompañamiento de varios


instructores, quienes nos entregaron además del conocimiento, el
amor a la profesión, la pasión, la disponibilidad, la perseverancia en el
estudio.

Con nuestra profesión y nuestro desempeño, podremos satisfacer las


necesidades básicas y mejorar la calidad de vida de nuestros hogares
y nuestras comunidades, lo que nos permitirá sacar a Colombia del
rezago.
Tengamos presente en nuestro desempeño profesional cuidar la
naturaleza y por consiguiente los recursos, recordemos que El planeta
es nuestro hogar.

En nuestro país Colombia, urgen ciudadanos comprometidos y líderes,


hombres y mujeres libres y sin temor a expresarse, personas que
proponen alternativas, que con su creatividad e innovación hagan
posible la consolidación de una patria verdadera, Un lugar donde cada
persona en su actividad pueda tener una vida digna.

Por otro lado el Alma Mater y las instituciones educativas públicas,


también merecen ser tenidas en cuenta hoy.

Compañeros, el objetivo final es la intensa y permanente búsqueda de


nuestra identidad y desde ella iniciar la lucha por aportar al desarrollo.
Proyectémonos como líderes, Si bien es cierta la dura realidad de
desempleo y pobreza que afronta el país, también tenemos que
reconocer las capacidades de cada uno y emprender el camino y
proponernos a crear las nuevas empresas. No temamos, las cometas
se elevan en contra del viento, no a favor de él.

Agradecemos a nuestras familias, amigos, parejas, por el sacrificio, el


apoyo tanto moral como económico, la preocupación, el consuelo,
pero principalmente por compartir la felicidad de este día. A las
directivas del SENA, a todos los instructores que participaron de
nuestro proceso, al personal administrativo, secretarias, bibliotecarios,
bienestar, aseadores y celadores. En estos meses ustedes fueron
nuestra segunda familia.

Infinitas gracias a nuestros seres queridos ausentes,

La calidad nunca es un accidente, siempre es el resultado del


esfuerzo.

Gracias,