Вы находитесь на странице: 1из 1

Filosofía del Derecho

Normas Principios y Directrices Políticas


Tras haber leído la lectura, puedo ver que el autor, se propone a cuestionar ciertos puntos débiles
del positivismo, en el que se enfocara principalmente a como algunos juristas a la hora de dar
una decisión final en algún caso difícil aplica lo que son los principios, directrices políticas y
algunos otros criterios. En esto concuerdo indudablemente ya que a mi parecer el buen juzgador
al emitir una sentencia además de la norma jurídica tiene que basarse en estos puntos, considero
que solamente con esto se podrá impartir una adecuada justicia porque muchas veces la ley no
prevé o no es clara acerca de determino caso práctico por lo que es o debería ser obligación de
los tribunales usar el razonamiento lógico jurídico al emitir una determinación.
En la lectura sin duda el ejemplo que más me llamo la atención fue el de Riggs vs Palmer, donde
a pesar que la normativa jurídica no mencionaba nada acerca si el heredero que mata al testador
puede heredar o no, es conveniente el uso de principios para tomar una decisión en este caso,
los principios a mi punto de vista su misión principal es perseguir la justicia aun encima de la
misma norma jurídica cuando esta no nos proporciona una justicia adecuada, tal vez mi opinión
sea un poco controversial para los positivistas pero pienso que por simple lógica humana, moral,
etc. siempre se debe hacer uso de los principios y al mismo tiempo cuando sea posible hacer
uso de normas jurídicas, el porqué de mi opinión radica en que muchas veces el legislador no
toma en cuenta diversos casos que se puedan dar en una sola norma jurídica.
Lo anterior lo relaciono con lo que el autor menciono acerca de las excepciones se podría hacer
una lista cuando a una norma se le aplicara excepciones quizás suene un poco descabellado
debido que sería desgastante pensar en las múltiples excepciones que nos puede llevar una sola
norma jurídica, pero también así se estaría cumpliendo principio de legalidad.
Otro punto a destacar es cuando se menciona el principio “nadie puede beneficiarse de las
injusticias que comete”, conforme a los ejemplos vistos en el libro me resulta interesante notar
los principios también a veces no abarca la variedad de casos que pueda surgir en la vida diaria,
aquí viene la interrogante ¿Entonces como juristas que debemos observar para tomar una
decisión? Quizás buscar otros principios que contradigan ese principio porque como mencione
al principio de la lectura, el objetivo principal del principio será la Justicia, y si un principio es más
justo que otro en mi entendimiento deberá prevalecer el de mayor justicia. Esto a la vez atiende
a una diferencia entre principios y normas ya que los principios tienen una dimensión de peso o
importancia (como ya mencione para mí la base seria la justicia) por lo tanto de acuerdo al criterio
de cada jurista el resultado sería distinto para saber cual tiene más o menos peso, en el caso de
normas jurídicas en donde al haber un conflicto entre dos nomas solo una prevalece por su
“importancia”, esta se determina por diversos factores como superioridad, por ejemplo, en
nuestro caso al existir una controversia entre una norma local y una constitucional prevalecerá
la que se encuentra plasmada en la constitución por ser de mayor rango.
Para terminar como se menciona al final de la lectura muchas veces hay controversia en que si
se trata de precipicio o una norma se menciona la libertad de expresión, que a mi parecer yo la
tomaría que no debe ser absoluta debido a que en varias ocasiones esta libertad afecta al otro
un ejemplo seria la organización del Ku Klux Klan, que si bien aprovechan este derecho sin duda
causa un gran malestar a muchas minorías.
Como conclusión quiero expresar que como juristas debemos no solo atenernos de las normas,
sino también de estos principios y directrices, a través de un análisis y utilizando el criterio para
poder resolver mejor un caso, considero que solamente así podemos alcanzar la justicia
atendiendo en particular cada caso ya que ningún caso es igual al otro, por lo tanto al hacer uso
de esto podemos llegar a tener una interpretación mejor de lo que el legislador quiso decir o para
poder obtener el bien común que tanto necesitamos.
Curiosamente me recuerda a la situación que tenemos hoy en la ciudad de Tijuana, si bien la ley
del nuevo sistema de justicia penal se está aplicando, está causando a la vez un mayor número
de inseguridad, no es que no se aplique la ley al contrario se aplica, pero muchos delincuentes
se valen de esto y siguen cometiendo delitos, porque a mi parecer los jueces (obviamente existen
excepciones) resuelven a la corriente de positivismo jurídico y no atienden a las necesidades de
la sociedad.

Dworkin, R. (1989), Los derechos en serio (pp. 72-80). Barcelona: Editorial Ariel.