You are on page 1of 5

LA GALLINA LABORIOSA

Había una vez, una gallinita de nombre Marcelina


que estaba camino a su chacra y encontró
semillas de trigo y dijo: Voy a sembrar estas
semillas, pero antes llamare a mis amigos que me
ayuden.
¿Quién quiere ayudarme a sembrar los granos de
trigo?
 yo no contesto el gato.
 A mí no me mires le replicó la vaca.
 Yo no lo haré, dijo el pato
Está bien, yo sola lo haré dijo la gallinita
Marcelina.
1
Después de un tiempo regándolo y gracias al sol

que salía con fuerza, poco a poco fue naciendo el

trigo y haciéndose cada vez más grande.

Pasaron los días, el trigo estaba ya grande y sus

granos maduros.

2
Preguntó la gallinita Marcelina ¿Quién me

ayudará a cortar, trillar el trigo y luego convertirlo

en harina?

 Yo no le contestó el gato.

A mí no me mires replico la vaca.

 Yo no lo hare dijo el pato.

Está bien, yo lo haré dijo la gallinita Marcelina.


3
Ya solo queda amasar la harina para convertirla
en pan ¿Quién quiere hacerlo?, pregunto de
nuevo la gallinita Marcelina.
Yo no le contestó el gato.
A mí no me mires le dijo la vaca.
Yo no lo hare dijo el pato.

Está bien, yo lo haré dijo la gallinita Marcelina.


Se puso a amasar la harina hasta que tuvo la
masa preparada, entonces la metió en el horno y
al poco tiempo consiguió un pan muy delicioso.

4
Finalmente preguntó la gallinita Marcelina.
¿Quién quiere comerse este pan tan sabroso?
 Yo, contesto el gato.
 Para mí, dijo la vaca
 Yo también quiero dijo el pato, el perro y otros
animales.

-Pues no, dijo la gallinita Marcelina.


Este pan es para mí y mis pollitos, ya que nadie
quiso trabajar antes para conseguirlo.
Y se comió todo el pan ella y sus pollitos.