You are on page 1of 3

TERCER TRABAJO

TERCERA SEMANA
SEGUNDO PERIODO

NOMBRE: GRUPO:

AULA:

TRABAJO PRÁCTICO DE TECNICAS DE ESTUDIO

1.- En el siguiente texto el alumno debe leer compresivamente, luego


subrayar remarcar las ideas principales y secundarias con colores
diferentes.
2.- Elabore cuadros comparativos y una espina de ichicawa
3.- Imprimir el trabajo y presentarlo en clase.

LA GUERRA DEL GUANO Y DEL SALITRE


La guerra con Chile o del Pacífico fue un conflicto armado en el cual se enfrentaron los países de
Perú, Chile y Bolivia. En la década de 1870, las relaciones diplomáticas entre Perú, Bolivia y Chile
atravesaron un momento de tensión. Al conflicto generado por la ansiada expansión territorial de
Chile y la evidente actitud defensiva del Perú y Bolivia, se sumaron intereses económicos.
El salitre demostró ser aún mejor fertilizante que el guano y su explotación se convirtió en la nueva
solución a la crisis económica. Los principales yacimientos de la época estaban en Tarapacá (Perú) y
Antofagasta (Bolivia). Perú concentraba más del cincuenta por ciento del salitre extraído.
Por su parte, Bolivia decidió ofertar parte de la explotación a otros países, entre ellos Chile. Desde
1866 Bolivia se había comprometido con Chile a no aumentar los impuestos durante 25 años. Sin
embargo, en 1878, el presidente boliviano Hilarión Daza aumentó el impuesto al quintal de salitre a
diez centavos.
Inmediatamente las empresas salitreras se quejaron ante su gobierno, el cual reclamó por lo que
consideraba una violación a los acuerdos pactados con Bolivia.
La negativa boliviana a retirar el impuesto precipitó la ocupación de Antofagasta por las milicias
chilenas. Bolivia exigió al Perú el cumplimiento del tratado secreto de 1873. El gobierno peruano
envió a Chile a José Antonio de Lavalle como mediador, sin embargo los intentos por encontrar la
solución fracasaron. Pretextando la vinculación diplomática de Perú y Bolivia, el gobierno chilena se
dispuso declararle la guerra. El 5 de abril de 1879 el gobierno chileno anunció la declaratoria de
guerra al Perú. La guerra debía tener como primer escenario el mar, lo que dio origen a la campaña
marítima
CHILE INTENTA ROMPER LA ALIANZA: Las altas esferas político militares chilenas
ejecutaron una estrategia diplomática con el objetivo de romper la alianza entre peruanos y bolivianos.
Chile se presentó ante Bolivia como el más interesado propulsor del bienestar boliviano. Para ello
instó a Bolivia a separarse del Perú y a unirse a Chile para sostener la guerra contra el Perú.
De esta forma, como vencedores, Tacna, Arica y eventualmente Moquegua pasarían a poder de
Bolivia, y quedarían para Chile todos los territorios al sur de la quebrada de Camarones (límite entre
Arica y Tarapacá). Chile conseguiría, así, legitimar su anexión del territorio litoral boliviano y
satisfacer su ambición de apoderarse del rico territorio salitrero de Tarapacá. La oferta fue rechazada
por el gobierno boliviano.
CAMPAÑA MARÍTIMA EN LA GUERRA DEL PACÍFICO
El 5 de abril de 1879, el gobierno de Chile declaro la guerra al Perú. El primer escenario sería el mar.
La escuadra chilena, al mando de Willians Rebolledo, dejo Iquique a las corbetas Esmeralda y
Covadonga para dirigirse hacia el Callao. Este fue el momento esperado por el almirante peruano
Miguel Grau, quien pretendía evitar un ataque frontal de los chilenos.
COMBATE DE IQUIQUE
Librado el 2 de mayo de 1879, marcó el inicio de la campaña marítima. Al mando del Huáscar, Grau
consiguió hundir a la Esmeralda. Ese mismo día, se perdió a la Independencia (el mejor barco de la
escuadra) mientras perseguía a la Covadonga.
COMBATE DE ANGAMOS
La victoria chilena en Angamos, el 8 de octubre de 1879, significó el final de la disputa por el mar en
la Guerra del Pacífico. Los chilenos emboscaron al Huáscar y una bomba destruyó la torre de mando
casi al inicio del combate. La explosión acabó con la vida del almirante Grau. Pese a todo, solo pudo
capturarse al monitor luego de tres horas de ardua lucha. Para saber más puedes ver el artículo
completo sobre el Combate de Angamos.
CAMPAÑA TERRESTRE EN LA GUERRA DEL PACÍFICO
Tras el combate de Angamos, Chile concretó el dominio del mar e inició el avance terrestre. El 19 de
noviembre de 1879 se libró la batalla de San Francisco, que puso de manifiesto la ventaja de los
atacantes; mejor artillería, municiones, fusiles, calzado, alimentación y uniformes. El ejército
peruano, en retirada, marchó hacia el sur.
CAMPAÑA DEL SUR
El coronel Juan Buendía intentaba reunir provisiones y pertrechos en Tarapacá cuando llegaron las
tropas chilenas, el 27 de noviembre de 1879. Esta vez, se obtuvo una victoria peruana.
BATALLA DE TARAPACÁ
En la Batalla de Tarapacá, Belisario Suárez, jefe de Estado Mayor, consiguió derrotar al enemigo,
pero tuvo que abandonar Tarapacá quedando este territorio bajo el control de Chile. Los peruanos se
retiraron a Arica en busca de refuerzos.
CAMPAÑAS DE TACNA Y ARICA
BATALLA DE ALTO DE LA ALIANZA
Se libró el 25 de mayo de 1880 y concluyó con la victoria de Chile. Para Bolivia, esta derrota fue el
fin de la guerra.
BATALLA DE ARICA
El 7 de junio de 1880 los chilenos, atacan el morro de Arica, que fue defendido por los peruanos al
mando del coronel Francisco Bolognesi.
CAMPAÑA DE LIMA
Ante la derrota en el sur, Nicolás de Piérola organizó milicias urbanas para enfrentar al enemigo
estableciendo dos líneas defensivas. La primera fue derrotada en la batalla de San Juan el 13 de enero,
y precipitó la ocupación y destrucción de Chorrillos. Pese a la firma de armisticio, el general chileno
Baquedano atacó también la segunda línea el 15 de enero, en la batalla de Miraflores. La victoria para
Chile fue definitiva y se produjo la ocupación de Lima.
CAMPAÑA DE LA BREÑA
La ocupación de Lima desplazó la lucha interior. Ni el ejército peruano, ni la población civil estaban
dispuestos a rendirse y convirtieron a la sierra en el escenario donde se decidiría la suerte del país.
ESTRATEGIAS DE LA RESISTENCIA
Los Andes centrales fueron una ventaja para los peruanos que colaboraron desde allí los accesos a la
capital y la llegada de provisiones. El abrupto paisaje ofreció múltiples escondites y permitió el
ascenso a los pueblos. La valiente participación de la población fue decisiva.
PRINCIPALES ACCIONES
El general Andrés Avelino Cáceres organizó la resistencia con mucha pericia y escasos recursos.
Durante más de dos años enfrento a los chilenos que enviaron varias expediciones a la sierra. Tras el
enfrentamiento en Huamachuco (10 de julio de 1883) tuvo que abandonar la lucha por falta de
pertrechos.
RESISTENCIA EN EL NORTE
Al mando del general Miguel Iglesias, el ejército de la sierra norte ganó la batalla de San Pablo en
junio de 1882. Sin embargo, el propio General se dispuso a firmar la paz con Chile, convencido de la
difícil situación del país. Esto originó un conflicto con Cáceres, que terminó con el Tratado de Ancón
en 1883 y la perdida de Tarapacá a favor de los chilenos.