Вы находитесь на странице: 1из 2

Ejemplo sobre la aplicación de la

NIIF 16
By mlarrazabal in Contabilidad on febrero 4, 2016.

Ya hemos hablado con anterioridad sobre las novedades que incorpora esta
normativa que no entrará en vigor hasta 2019 y que se deberá incorporar al
derecho nacional. A falta de recorrer ese camino, me ha parecido oportuno
mostrar, a grandes rasgos, cómo se materializan las novedades de esta nueva
regla para la contabilización de los alquileres. En cualquier caso, no hablamos
de algo desconocido pues la nueva redacción busca que tanto alquileres
financieros como operativos sigan el mismo criterio de contabilización, siendo
el que se venía aplicando para los primeros el que prevalece. Y dicho criterio
de contabilización no nos es ajeno, en la medida en que ya está incorporado en
la legislación vigente (ver norma de registro y valoración 8ª del PGC).
En ese sentido, me ha parecido interesante mostrar con un ejemplo muy básico
cómo sería la aplicación de la nueva NIIF. No pretende más que dar una idea
elemental, y como tal hay que tomarlo.
Ejemplo:
Alquiler de un inmueble por un período de 10 años.
Importe de alquiler anual: 20.000 euros
Para simplificar, se considera que las cuotas son anuales y que no se
actualizan por efecto de la inflación. Igualmente, obviamos el impacto fiscal que
pueda derivarse del IVA e Impuesto de sociedades.
Con el sistema vigente de contabilización de alquileres operativos, durante los
próximos 10 años registraremos un gasto anual de alquiler de 20.000 euros,
generando al final del período de alquiler un gasto acumulado de 200.000
euros.
El apunto contable para cada año sería:

Con el nuevo modelo daremos de alta un activo (inmovilizado material) por el


valor actual de los pagos acordados en el arrendamiento. En el mismo sentido,
generaremos un pasivo financiero por el mismo importe. En este caso,
utilizando un 4% de tasa para el cálculo, obtenemos 162.217 euros de valor. El
resto hasta los 200.000 euros será una carga financiera que se distribuye a lo
largo de la vida del arrendamiento.
De esta manera, lo que antes no aparecía en Balance ahora se incorpora, que
es el objetivo principal de la modificación normativa.
Anualmente se producirá la amortización del inmovilizado. En este ejemplo, la
amortización es lineal para los 10 años (10%).

De igual manera, cada año, cuando se pague la cuota de alquiler, ya no se


imputará un gasto por alquiler, sino que se cargará al pasivo inicialmente
generado, y el resto como gasto financiero del ejercicio. La imputación de dicho
gasto al resultado de cada ejercicio se hará aplicando el método de interés
efectivo. Para este caso, el gasto financiero a imputar el primer año será 4.479
euros.

Aunque el gasto total imputado al resultado durante la vigencia del préstamo


será idéntico para el modelo actual y la nueva propuesta, no ocurrirá lo mismo
con lo imputado en cada año. Así, para el ejemplo, los gastos anuales serían:

Por tanto, aplicando la NIIF 16 los primeros años del arrendamiento se


soportará más gasto que en los restantes.