Вы находитесь на странице: 1из 173

Cuadernos Orkestra

2018/38
ISSN 2340-7638

Calidad del aire


Situación en España y escenarios a futuro
para la CAPV, Madrid y Barcelona

Álvarez Pelegry, Eloy


Menéndez Sánchez, Jaime
Bravo López, Manuel

Junio de 2018
Documentos de Energía
Documentos de Energía 2018

Eloy Álvarez Pelegrya; Jaime Menéndez Sánchezb; Manuel Bravo Lópezc


C/ Hermanos Aguirre nº 2. Edificio La Comercial, 2ª planta. 48014 Bilbao
Phone: 34 94.413.90.03. Fax: 94.413.93.39.

E-maila: ealvarezpelegry@orkestra.deusto.es
E-mailb: jaime.menendez@orkestra.deusto.es
E-mailc: mabravlo@gmail.com

Códigos JEL: H75, I18, L91, L98, Q51, Q53, Q58

Palabras clave: calidad del aire, concentración, contaminación, emisiones, inmisión,


reducción de esperanza de vida

Las opiniones, análisis y comentarios recogidos en este documento reflejan la opinión de


los autores y no necesariamente de las instituciones a las que pertenecen. Cualquier error
es únicamente atribuible a los autores.

Calidad del aire


Documentos de Energía 2018
ÍNDICE

INTRODUCCIÓN ....................................................................................................................... 1
1. CONTAMINACIÓN DEL AIRE. CONSIDERACIONES GENERALES ...................... 3
1.1. Principales contaminantes ...................................................................................................12
1.2. Origen de las emisiones según sectores emisores ......................................................28
1.3. Situación general de la contaminación en Europa y en España .............................44
1.4. Impacto de la contaminación...............................................................................................58
2. NORMATIVA EUROPEA Y ESPAÑOLA ................................................................... 66
2.1. Normativa europea ..................................................................................................................68
2.2. Normativa española ................................................................................................................80
2.3. Normativa de las Comunidades Autónomas ..................................................................82
2.4. Administraciones locales ......................................................................................................83
3. EVOLUCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN EN LAS CAPITALES DE LA CAPV,
MADRID Y BARCELONA ..................................................................................................... 85
3.1. Capitales de la CAPV................................................................................................................85
3.2. Madrid ..........................................................................................................................................98
3.3. Barcelona .................................................................................................................................. 109
4. REDUCCIÓN DE EMISIONES CONTAMINANTES. ESCENARIOS ....................115
4.1. Techos nacionales de emisión. Escenario “MAPAMA” ............................................ 115
4.2. La relación entre emisiones y concentración de los contaminantes ................. 117
4.3. Escenarios Euro 6 y BEV .................................................................................................... 118
5. MEDIDAS COYUNTURALES Y ESTRUCTURALES..............................................132
6. RESUMEN .....................................................................................................................139
7. BIBLIOGRAFÍA............................................................................................................153
8. ANEXOS.........................................................................................................................162
8.1. ANEXO 1: Siglas y acrónimos ............................................................................................ 162
8.2. ANEXO 2: Glosario ................................................................................................................ 166
AUTORES ..............................................................................................................................168

Cátedra de Energía de Orkestra


Documentos de Energía 2018

Calidad del aire


Situación en España y escenarios a futuro
para la CAPV, Madrid y Barcelona

En este trabajo se realiza una evaluación de la situación de la calidad del aire y del
problema de la contaminación en las ciudades, identificando las causas de esta y las
posibles soluciones desde perspectivas locales, nacionales y europeas. Se examina
también la situación en las principales ciudades de España y, en particular, en la
Comunidad Autónoma del País Vasco.

This study analyses the current situation of air quality and pollution in urban areas,
identifying the causes and possible solutions from the local, national and European
perspectives. Air quality in the main Spanish cities and, particularly, in the Basque
Autonomous Community is also assessed.

Lan honetan, hirietako airearen kalitatearen eta kutsaduraren arazoaren egoera


ebaluatzen dugu, egoera horren arrazoiak identifikatuz eta egon daitezkeen
irtenbideak aurkeztuz, tokiko, nazioko eta Europako mailan. Espainiako eta,
bereziki, Euskal Autonomia Erkidegoko hiri nagusien egoera ere aztertu dugu.

Calidad del aire


INTRODUCCIÓN
En este trabajo se pretende realizar una evaluación de la situación de la calidad del

Documentos de Energía 2018


aire y de la problemática de la contaminación en las ciudades, identificando las
causas de esta y las posibles soluciones desde perspectivas locales, nacionales y
europeas. Se examina también la situación en las principales ciudades de España y,
en particular, en la Comunidad Autónoma del País Vasco (en adelante CAPV).
En el primer capítulo de este trabajo se analiza la situación actual y causas de la
contaminación del aire, considerando los principales contaminantes, sus orígenes,
sus impactos y las consecuencias para la salud, así como la estimación del coste
económico de dichos efectos.
El segundo capítulo se centra en la normativa europea y española en vigor,
incluyendo el contexto internacional de los protocolos y convenciones entre países,
para examinar a continuación las diferentes normativas a nivel autonómico y local.
En el tercer capítulo se analiza la evolución de los contaminantes en las principales
ciudades españolas que presentan los mayores problemas en relación a la
contaminación, así de la CAPV. Más adelante, el capítulo cuarto busca establecer
escenarios de referencia sobre la renovación del parque de vehículos, aplicándolos,
a las ciudades analizadas en el tercer capítulo.
En base a todo lo anterior, en el capítulo quinto se examinan las medidas, bien
coyunturales, o bien estructurales, que los entes locales emplean para mitigar los
problemas de la contaminación. Finalmente, el último capítulo presenta un resumen
del trabajo realizado.
La evaluación de la situación de la calidad del aire en las ciudades resulta además
muy relevante por la densidad de focos de emisión y el impacto sobre la salud, dado
el número de ciudadanos potencialmente expuestos. Aunque intervienen varios
niveles de administración en el control, la evaluación y el seguimiento de los niveles
de calidad del aire, es responsabilidad de la Comisión Europea asegurar el
cumplimiento de la legislación europea en esta materia; en particular en lo que se
refiere a los valores límite establecidos, con posterioridad a las fechas fijadas para
su cumplimiento: 1 de enero de 2010.
En este contexto, en enero de 2018, la Comisión Europea organizó una cumbre sobre
calidad del aire con nueve Estados Miembro, incluyendo España, en los que se están
produciendo incumplimientos de la normativa por superación de los valores límite
establecidos. El objetivo de la misma era revisar los planes de acción previstos y su
adecuación para alcanzar el cumplimiento lo antes posible, evitando así ser llevados
al Tribunal de Justicia de la UE. En mayo de 2018, la Comisión concluyó que las
medidas adoptadas por seis de ellos, entre los que no se encuentra España, no eran
suficientes para reducir al máximo la duración de dichas superaciones y decidió
denunciarlos al Tribunal de Justicia de la UE (Comisión Europea, 2018). En el caso
de España, donde los incumplimientos se refieren, entre otros, a la superación de los

Cátedra de Energía de Orkestra 1


límites de concentración de NO2 en Madrid y Barcelona, la Comisión estima que los
planes de acción presentados permitirían resolver el problema si se aplican
adecuadamente.
Documentos de Energía 2018

Calidad del aire 2


1. CONTAMINACIÓN DEL AIRE. CONSIDERACIONES GENERALES
El aire es el medio gaseoso necesario para la vida y el mantenimiento de los

Documentos de Energía 2018


ecosistemas y es también el medio en el que se desarrollan gran parte de los seres
vivos. El aire está constituido por dos componentes mayoritarios nitrógeno (78%)
y oxígeno (21%) y cantidades menores del 1% de dióxido de carbono (CO2) y argón
(Ar), entre otros.
Puede definirse la contaminación como la presencia de ciertos compuestos
(gaseosos, líquidos o sólidos) que habitualmente no se encuentran en el aire, que se
incorporan dispersos en pequeñas cantidades, pero suficientes para afectar a su
calidad, y que pueden causar efectos nocivos en los seres humanos, en la fauna y
flora y afectan también a la estabilidad del patrimonio cultural (como edificios o
monumentos)1.
La penetración en los seres vivos de los contaminantes presentes en el aire con
efectos perjudiciales para la salud puede ocurrir por diversas vías, como son la
inhalación (por el sistema respiratorio) o la ingestión (por el sistema digestivo). Este
estudio se centra en la inhalación como forma más directa de impacto de una mala
calidad del aire; pero para una comprensión global del concepto de contaminación
del aire se deben conocer todas las posibilidades (ver figura siguiente).
FIGURA 1. Vías posibles para estimar los impactos de los contaminantes
sobre la salud de los seres vivos

Emisiones

Aire

Deposición
húmeda y seca

Agua de mar Agua dulce Sólidos Vegetación

Marisco, pescado y Pescado y


alimentos de alimentos de Leche Carne
origen marino origen marino

Dosis por Dosis por


ingestión inhalación

Fuente: reelaborado a partir de (EEA, 2014).

De esta manera, la deposición o introducción en otros medios, sólidos o líquidos,


pueden terminar alcanzando a los alimentos y a los organismos que los ingieran. Se

1 LaEEA define la contaminación como la introducción de sustancias o energía en el medio ambiente,


resultando en efectos de deterioro de tal naturaleza que pueden hacer peligrar la salud humana,
dañar los recursos vivos y los ecosistemas e interferir con el uso legítimo del medioambiente (EEA,
2017c).

Cátedra de Energía de Orkestra 3


verá también que el contacto con la piel u otros órganos como ojos y nariz puede ser
una vía de afección según los casos.
Documentos de Energía 2018

Los efectos de la contaminación en la salud humana varían según el contaminante


de que se trate, su concentración o el tiempo de exposición a aquél (o a los
contaminantes). Se verán en el presente capítulo los principales contaminantes y
cuáles son sus efectos. Todos ellos tienen en común estar presentes generalmente
en el aire, en concentraciones mayores o menores, no ser producidos en un área
geográfica específica o por una actividad concreta y ser transportados en el aire por
el viento, por lo que resulta muy difícil relacionar su concentración por inmisión
con un foco de emisión específico.
El impacto sobre el medio ambiente, y en particular sobre la salud, tiene lugar por
efecto de la inmisión, es decir, por la concentración de contaminantes a niveles
próximos al suelo, lo que provoca impactos sobre el medio y sobre las personas por
los niveles de concentración y de exposición que resultan nocivos para su salud.
El movimiento de los contaminantes y el efecto sobre estos de los fenómenos
atmosféricos hace que sea imposible controlar las inmisiones directamente. Debido
a ello, el control de la contaminación debe tener lugar sobre la emisión causada por
la actividad humana (antrópica), que sí puede ser controlable o evitable, por lo que
a lo largo de este capítulo, y en el trabajo en general, se hablará ampliamente de
“emisión” y su control, siendo el objetivo último limitar la “inmisión” (ver apartado
1.2).
Una aclaración preliminar que debe hacerse es que la contaminación tiene
importancia por los efectos sobre el medio (seres vivos y por ejemplo edificios), pero
no debe confundirse con los gases de efecto invernadero, cuya importancia reside
en su contribución al calentamiento global. Por tanto, es importante separar
contaminación, cuyo impacto principal es el de posibles efectos sobre la salud
humana, del efecto invernadero, con impacto en el calentamiento global. La primera,
por tanto, tiene un alcance menos global y está relacionado con niveles de
concentración en áreas concretas, mientras que el segundo2 no está relacionado con
un área concreta y sus efectos dependen del volumen total emitido de gases de
efecto invernadero, independientemente del área donde se emite, siendo su efecto
a más largo plazo. No obstante, se verá en este capítulo que la contaminación
también presenta el problema de alcanzar zonas lejanas a los focos de emisión, y que
algunos contaminantes son a su vez gases de efecto invernadero (ver figura
siguiente).

2 Una diferenciación en detalle de gases de efecto invernadero y contaminación, en concreto para el


sector del transporte, puede verse en Energías alternativas para el transporte de pasajeros. El caso de
la CAPV: análisis y recomendaciones para un transporte limpio y sostenible (Álvarez y Menéndez,
2017).

Calidad del aire 4


FIGURA 2. Esquema de emisiones y sus efectos

Documentos de Energía 2018


Fuente: reelaborado a partir de (Sokolov, 2005).

La contaminación del aire es un problema serio que hay que afrontar; su evaluación
requiere, en primer lugar, una comprensión de las características que definen la
contaminación como fenómeno, pues dependiendo de las causas, del componente
químico, del proceso de formación o del espacio físico en el que tenga lugar, se puede
hablar de una forma de contaminación u otra. Por ello, en los siguientes párrafos se
realiza una distinción de los principales aspectos sobre la contaminación, a saber: a)
contaminación con origen en la actividad humana o natural; b) contaminantes
primarios o secundarios; c) toxicidad crónica o aguda; d) contaminación local,
regional o transfronteriza; y e) contaminación exterior o ambiental frente a la
interior a los domicilios o a los espacios de trabajo.
La figura siguiente puede servir a modo de resumen de las distinciones que se
desarrollarán a continuación respecto a la contaminación y contaminantes.

Cátedra de Energía de Orkestra 5


FIGURA 3. Esquema comparativo entre distintas formas de contaminación
Documentos de Energía 2018

Contaminantes secundarios
(contaminación exterior)
Reacción química
en la atmósfera
Fenómenos
atmosféricos

Contaminantes
primarios
(contaminación
exterior)

Contaminación local Contaminación regional


y regional y transfronteriza

Origen antrópico – Toxicidad crónica o Origen antrópico –


Origen natural Focos fijos o móviles Contaminación interior
aguda

Fuente: elaboración propia.

La contaminación está producida en gran parte por actividades humanas, tales como
la minería, la industria, la producción de energía mediante la combustión de
biomasa y combustibles fósiles, y el transporte, que han experimentado un fuerte
aumento en el último siglo. Todas ellas contribuyen a reducir la calidad del aire, en
particular en grandes ciudades, en donde la acumulación de focos de emisión, en
particular los correspondientes al tráfico urbano, unido al número de personas
expuestas, causa serios problemas a la salud de los ciudadanos.
La contaminación del aire puede producirse también por causas naturales, tales
como erupciones volcánicas, incendios forestales o tormentas de arena, que
provocan igualmente emisiones e impacto medioambiental, pero a diferencia de la
producidas por la actividad humana, son menos frecuentes y su impacto es, en
conjunto, más reducido. De esta manera, la primera distinción que cabe realizar
entre contaminantes es por su origen, que puede ser antrópico (por la actividad
humana) o natural.
Otra clasificación que debe hacerse de los compuestos que reducen la calidad del
aire es en función de su proceso de formación. Tanto los contaminantes naturales
como los que se forman por las actividades humanas incluyen los llamados
contaminantes primarios, es decir, aquellos que se emiten directamente a la
atmósfera; una vez se encuentran dispersos en la atmósfera y con la influencia de
condiciones físicas como la temperatura o la radiación solar, ciertos contaminantes
primarios pueden reaccionar químicamente, dando lugar a nuevos compuestos que
también tienen efectos contaminantes. Este segundo grupo es el de los
contaminantes secundarios. A los compuestos que producen otros mediante

Calidad del aire 6


reacciones, por ejemplo químicas se les denomina “precursores”. Así un
contaminante secundario como, por ejemplo, el ozono no se produce directamente,
sino que resulta de contaminantes precursores (óxidos de nitrógeno y compuestos

Documentos de Energía 2018


orgánicos volátiles) que reaccionan con la luz solar para producirlo.
La tercera diferenciación que debe hacerse es sobre el tipo de efecto perjudicial para
los seres vivos, por ejemplo, la toxicidad crónica o aguda. La toxicidad crónica es la
que tiene lugar con una exposición continuada y a largo plazo, y se manifiesta en los
efectos sobre la respiración. La toxicidad aguda, en cambio, provoca la aparición de
efectos severos tras periodos de exposición cortos. Esto está relacionado con los
valores de alerta y objetivo de calidad del aire, según tenga lugar una exposición a
corto o largo plazo. En la siguiente tabla pueden verse los distintos tipos de valores
que se consideran y una breve descripción de los mismos.
TABLA 1. Tipos de objetivos de calidad del aire
Tipo Descripción
No debe superarse. Busca evitar o reducir los
Valor límite
efectos nocivos.
En la medida de lo posible no debe superarse, para
Valor objetivo
evitar o reducir los efectos nocivos.
No debe superarse a largo plazo, siempre que se
Objetivo a largo plazo usen medidas proporcionadas. Busca proteger
eficazmente de los efectos nocivos.
La exposición de corta duración supone un riesgo
para la salud de los grupos de población
Umbral de información especialmente vulnerables. Las Administraciones
competentes deben suministrar información
inmediata y detallada sobre dichos umbrales.
La exposición de corta duración supone un riesgo
para la salud de la población en general. Las
Umbral de alerta
Administraciones competentes deben adoptar
medidas inmediatas.

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2017a).

En la siguiente figura se pueden ver los distintos grados de gravedad de los efectos
de los contaminantes y cómo de comunes son en función del número de personas a
las que afectan. Esta distribución es piramidal, de modo a mayores gravedades hay
un menor número de personas que se ven afectadas habitualmente.

Cátedra de Energía de Orkestra 7


FIGURA 4. Pirámide de efectos sobre la salud de la contaminación del aire
Documentos de Energía 2018

Muerte

Utilización de servicios
de urgencias
Gravedad del efecto

Ingreso en hospital

Atención médica
Reducción de actividad

Síntomas respiratorios
Uso de medicación
Ataques de asma

Afección a la función pulmonar y efectos cardiacos

Número de personas afectadas

Fuente: reelaborado de (EEA, 2013a).

Una comprensión preliminar de estos efectos, en base al daño potencial en la salud


de algunos de los contaminantes que se estudian en este capítulo, puede verse en la
siguiente figura.
FIGURA 5. Impactos de los contaminantes en la salud

Fuente: (EEA, 2013c).

En cualquier caso, tanto para contaminantes naturales como antrópicos, sean


primarios o secundarios, una característica común a todos es la capacidad de

Calidad del aire 8


desplazarse en las corrientes de aire, lo que convierte la contaminación en un
problema zonal o regional (e incluso global), si bien ciertas zonas o países pueden
experimentarla de manera más severa que otros. A este respecto, son importantes

Documentos de Energía 2018


los núcleos urbanos, pues como se verá en este capítulo las altas concentraciones en
ciudades pueden trasladar parte de la contaminación del centro al extrarradio o a
áreas rurales, o viceversa. También puede darse el caso, por ejemplo, de
contaminantes o de precursores que, siendo emitidos en Asia o Norteamérica,
terminan siendo detectados en Europa y al revés (EEA, 2013b).
Por tanto, la contaminación del aire es, por lo general, resultado de emisiones
comunes a cualquier área geográfica, que alcanzan zonas más o menos distantes a
los focos de emisión y que pueden ser transfronterizas; es decir, su origen físico
puede estar situado total o parcialmente en un área bajo la jurisdicción de un Estado,
pero sus efectos adversos pueden tener lugar en áreas bajo la jurisdicción de otros
Estados y a distancias tales que no resulta posible distinguir las fuentes o los
orígenes individuales de la misma.
El reconocimiento de este hecho llevó a que, en la reunión ministerial de Ginebra
dentro del marco de UNECE (United Nations Economic Commission for Europe) para
la Protección del Medio Ambiente, se llegase a la firma de la Convención sobre la
Contaminación del Transfronteriza del Aire a Largas Distancias (Convention on
Long-range Transboundary Air Pollution: CLRTAP), cuya entrada en vigor tuvo lugar
en 1983 (NILU, 2017). Es por este motivo que hay contaminantes, comunes a todos
los países, pero que se trasladan a través de las fronteras, para los que existe
normativa internacional, tal como se verá en el capítulo 2.
Otro caso de regulación de las emisiones para reducir del transporte de
contaminantes a grandes distancias es el de la Norma de Contaminación del Aire
entre Estados (Cross State Air Pollution Rule: CSAPR por sus siglas en inglés),
promovida en Estados Unidos por la Agencia de Protección del Medioambiente (EPA
por sus siglas en inglés), que requiere a veintiocho estados de este país a reducir las
emisiones de las centrales térmicas con impacto en los niveles de ozono y partículas
en otros estados. Para ello establece un sistema de comercio de emisiones de óxidos
de azufre y óxidos de nitrógeno.
En la siguiente figura el lector se puede hacer una idea del alcance global de los
contaminantes, a través de esta imagen de los aerosoles (partículas) que se
desplazan por el mundo, realizada por el Centro de Simulación Climática de la NASA.
El color blanco representa las emisiones conteniendo SOx, debidas a los
combustibles fósiles y los volcanes; el rojo representa el polvo que es elevado del
suelo; el azul la sal del mar que se mueve con los ciclones; y el verde el humo de los
incendios de madera.

Cátedra de Energía de Orkestra 9


FIGURA 6. Simulación de las partículas atmosféricas y sus movimientos
Documentos de Energía 2018

Fuente: (NASA, 2012).

Lo anterior no debe obviar que la cercanía a los focos de emisión implica un claro
riesgo, como en el caso de poblaciones cercanas a fuentes industriales o el
transporte urbano. Este último es especialmente relevante porque sus emisiones se
producen a poca distancia de la superficie y en áreas con alta densidad de población.
Una cuarta diferenciación a realizar en la contaminación del aire es si esta se
produce en ambientes abiertos o cerrados, pues dependiendo de esta circunstancia
la concentración de los contaminantes y su potencial de daño varía. Cabe por tanto
distinguir entre contaminación exterior o interior.
Una idea general de cómo los contaminantes pueden tener impacto en ambientes
cerrados, como por ejemplo los hogares, se puede ver en la siguiente figura. Casos
como el del monóxido de carbono (CO) que se verá en este capítulo, o el dióxido de
nitrógeno (NO2) cobran importancia en estos ambientes, como pueden ser la cocina
o las proximidades a los vehículos (número 3 en la figura siguiente). También es así
para el humo del tabaco (1), alérgenos y polen (2), microbios debido a la humedad
(4), químicos de productos de limpieza y decoración (5) o emanaciones de radón de
algunos materiales de construcción (6). La contaminación interior puede producirse
exclusivamente dentro del espacio cerrado, o bien penetrar desde el exterior y verse
potenciada en el interior.

Calidad del aire 10


FIGURA 7. Posibles focos de contaminación interior

Documentos de Energía 2018


Fuente: modificado de (EEA, 2013b).

La consideración de la contaminación interior es relevante para casos de hogares en


los que se cocina con estufas de carbón o biomasa. La Organización Mundial de la
Salud (OMS) estima que en 2012 se produjeron en el mundo 4,3 millones de
muertes3 en relación a esta circunstancia. En cambio, las muertes relacionadas con
la contaminación exterior en el mundo se estiman para el mismo año en 3,7 millones.
Debe subrayarse que, dado que muchas de estas personas se ven afectadas por
ambos tipos de contaminación, se produce un solapamiento de causas, y no se
pueden añadir unas a las otras mediante un simple cálculo. Así, la estimación total
de muertes prematuras relacionadas con los dos tipos de contaminación fue de 7
millones de personas en 2012 (OMS, 2014).
La OMS alerta de que el impacto combinado de ambos tipos de contaminaciones
(incluyendo exposición a humo de tabaco) guarda relación con la muerte prematura
anual de 570.000 niños menores de cinco años en todo el mundo (OMS, 2017).
El colectivo de los niños es uno de los más vulnerables a todas las formas de
contaminación, aunque se verá en este capítulo que ancianos y personas con
enfermedades respiratorias también están especialmente expuestas. Por otra parte,
las afecciones por contaminación son más graves en los países de rentas bajas y
medias de Asia Sudoriental y del Pacífico Occidental.

3 Se verá a partir del apartado 1.4 que los fallecimientos se refieren generalmente a una reducción de
la esperanza de vida (muertes prematuras), por lo que así se considerará en este trabajo si no se
indica lo contrario. A falta de mayor especificación por parte de las fuentes, los fallecimientos aquí
referidos se señalan como relacionados con la contaminación.

Cátedra de Energía de Orkestra 11


Según otras fuentes, como The Lancet (2017), se estima que anualmente en el
mundo nueve millones de personas mueren a causa de circunstancias relacionadas
con la contaminación si se considera tanto la exterior como la de los espacios de
Documentos de Energía 2018

trabajo, aunque también hay que incluir en estas cifras la contaminación de agua y
suelo. Esto representaría un 16% de las muertes globales, que solo en la UE serían
400.000 personas fallecidas (Health and Environmental Alliance, 2017).
En el siguiente gráfico puede verse un desglose de las principales enfermedades
relacionadas con fallecimientos y debidas a contaminación exterior e interior,
comunes a ambos tipos pero en distinta proporción, que muestran cómo las
enfermedades cardiovasculares tienen mayor peso en ambos casos.
GRÁFICO 1. Desglose de muertes causadas por enfermedades debidas a
contaminación exterior e interior

Fuente: elaboración propia a partir de (OMS, 2014).

1.1. Principales contaminantes


En lo que sigue se analizarán los contaminantes principales, sus causas, así como sus
efectos para el medio ambiente y, en particular, para la salud. El análisis se focalizará
en aquellos contaminantes que son producto de actividades comunes a cualquier
área, sin estar circunscritos a una localización específica, especialmente a aquellos
que viajan en las corrientes atmosféricas y, por tanto, están presentes en áreas
lejanas a sus puntos de emisión y a los que la población está expuesta en mayor o
menor grado. Estos son: los óxidos de azufre (SO2 y otros, denominados en su
conjunto SOx), los óxidos de nitrógeno (NO2 y otros, denominados en su conjunto
NOx), las partículas (PM por sus siglas en inglés), los compuestos orgánicos volátiles
(COV), el benceno (C6H6), el monóxido de carbono (CO), el ozono (O3), los metales
pesados incluyendo el plomo (Pb), los hidrocarburos aromáticos policíclicos
incluyendo el benzo(α)pireno (BaP) y el amoniaco (NH3).

Calidad del aire 12


A continuación se pasará revista a cada uno de los contaminantes, de los que se
puede ver un resumen en la siguiente tabla. Se verá que algunos de los
contaminantes de mayor importancia forman parte de grupos de contaminantes

Documentos de Energía 2018


más amplios y genéricos (por ejemplo, el dióxido de nitrógeno o NO2, forma parte
de los óxidos de nitrógeno o NOx).
TABLA 2. Principales orígenes y efectos de los contaminantes (parte 1 de 2)
Contaminante Origen Efectos más importantes
- Irritación de vías respiratorias
- Dolor de cabeza o ansiedad
- Centrales térmicas e instalaciones de - Bronquitis
Óxidos de azufre (SO2 y otros,
combustión para generar energía - Enfermedades pulmonares o
denominados en su conjunto SOx)
- Fuentes naturales como volcanes cardiovasculares asociadas a muertes
prematuras
- Nieblas y lluvia ácida
- Tos, jadeos o dificultad en la
- Transporte
respiración
Óxidos de nitrógeno (NO2 y otros, - Producción de energía
- Agravamiento del asma
denominados en su conjunto NOx) - Procesos industriales
- Nieblas y lluvia ácida
- Combustiones domésticas
- Eutrofización del agua
- Combustibles sólidos.
- Transporte, incluyendo erosión del - Agravamiento de enfermedades
pavimento, neumáticos y frenos respiratorias
- Construcción e industrias cerámicas - Enfermedades pulmonares o
Partículas (PM) - Minería cardiovasculares asociadas a muertes
- Siderurgia y fundiciones prematuras
- Reacción de otros contaminantes - Cáncer de pulmón
- Arena o polvo desplazado
- Sal marina
- Evaporación/sublimación de
productos químicos
Compuestos orgánicos volátiles (COV) - Combustión incompleta de - Formación de ozono
combustibles
-Importancia de procesos naturales
- Origen ligado al de los COV (ver
Benceno (C6H6) nota) - Leucemia
- Importancia de tabaco
- Ausencia de oxígeno en sangre
- Mareo y pérdida de consciencia
- Combustión de combustibles fósiles - Daños al sistema nervioso
Monóxido de carbono (CO)
y biomasa en defecto de aire - Fallecimiento
- Anginas de pecho
- Formación de ozono
- Irritación de vías respiratorias
- Producto de reacción de otros - Asma
Ozono (O3) contaminantes por efecto de la luz - Fallecimientos prematuros
solar - Reducción de capacidad de absorber
dióxido de carbono en vegetación

Nota: El Inventario Nacional de Emisiones Contaminantes a la Atmósfera de España no contempla el benceno de


forma individualizada, pero sí el conjunto de los COV no metánicos (MAPAMA, 2017b).

Fuente: elaboración propia.

Cátedra de Energía de Orkestra 13


TABLA 3. Principales orígenes y efectos de los contaminantes (parte 2 de 2)
Contaminante Origen Efectos más importantes
- Centrales térmicas - Efectos cardiovasculares en adultos.
Documentos de Energía 2018

- Incineradoras de residuos - Efectos neurológicos en niños.


Metales pesados - Plantas de sinterización de -Efectos sobre funciones renales y
materiales sistemas inmunológico y
-Minería reproductivo.
- Irritación de vías aéreas y ojos
Hidrocarburos aromáticos policíclicos - Combustión incompleta o pirolisis
- Efecto cancerígeno y bioacumulativo
(HAPs) y benzo(α)pireno (BaP) de material orgánico
- Cambios celulares
- Acidificación del suelo
- Irritaciones y quemaduras
- Actividades agrícolas
Amoniaco (NH3) - Dolor de pecho.
- Manejo de residuos orgánicos
- Deterioro de función pulmonar.
- Formación de otros contaminantes

Fuente: elaboración propia.

Óxidos de azufre (SOx)


El azufre está presente en una gran parte de los minerales y en los combustibles
fósiles; algunas actividades relacionadas con éstos y la combustión producen la
liberación de óxidos de azufre, agrupados bajo la denominación de SOx. El SO2
(dióxido de azufre) es su componente principal y se utiliza también como indicador,
pues otros compuestos del grupo, como el SO3, se hallan en concentraciones mucho
menores en la atmósfera, si bien las altas concentraciones de SO2 pueden llevar a su
formación (EPA, 2017a). El SO2 se produce en gran parte en la combustión de
combustibles fósiles en centrales térmicas para la producción de electricidad y otras
instalaciones de combustión para la generación de energía.
La inhalación de SO2 y partículas derivadas de su reacción con la humedad del aire,
produce irritación o inflamación de las vías respiratorias, afecciones o insuficiencias
pulmonares, así como sensaciones del tipo de dolor de cabeza o ansiedad (MAPAMA,
2017). Una de las afecciones relacionadas con dicha irritación del sistema
respiratorio es la broncoconstricción; la exposición continuada a estos
contaminantes se ha asociado al aumento de muertes prematuras ligadas a
enfermedades bien pulmonares, bien cardiovasculares (Ecologistas en Acción,
2017). Es relevante señalar que niños, ancianos y enfermos de asma son los grupos
más vulnerables
Con la humedad atmosférica el SO2 produce nieblas y lluvia ácida4 que contribuye a
la acidificación del suelo con efectos sobre las plantas y los ecosistemas, así como a
la corrosión de estructuras de acero y al deterioro de las edificaciones, incluyendo
las que son patrimonio cultural.

4 Cualquier forma de precipitación que presente elevadas concentraciones de ácido sulfúrico (H₂SO₄)
y nítrico (HNO3). También puede mostrarse en forma de nieve, niebla y partículas de material seco
que se posan sobre el suelo (National Geographic, 2010).

Calidad del aire 14


En la siguiente tabla pueden verse los valores límite, horarios, diarios y anuales para
el SO2 en vigor en la legislación ambiental en España y según las recomendaciones
de la OMS.

Documentos de Energía 2018


TABLA 4. Valores límite y recomendaciones para SO2
Valores recomendados
Periodo Valores límite según legislación en España
por la OMS
350 μg/m3
500 μg/m3
Valor medio en 1 h
Horario Media de 10 minutos
No debe superarse en más de 24 ocasiones por
año
125 μg/m3
Valor medio en 24 h 20 μg/m3
Día
No debe superarse en más de 3 ocasiones por Media de 24 horas
año
20 μg/m3
Anual (para protección de
Año y periodo invernal (1 de octubre del año -
ecosistemas)
anterior a 31 de marzo del año en curso)

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017).

Óxidos de nitrógeno (NOx)


Los óxidos de nitrógeno (NOx) son un grupo de gases de alta reactividad, generados
por la oxidación del nitrógeno atmosférico a altas temperaturas, como las que se
alcanzan en las combustiones. Debido a esta circunstancia, el origen de estos está
principalmente en actividades humanas relacionadas con la producción de energía,
tales como las centrales térmicas y los procesos industriales (entre ellos la
producción de fertilizantes), las combustiones domésticas y el transporte. Con
respecto a este último, son de especial relevancia las emisiones de los motores de
ignición por compresión, que trabajan con mezcla pobre, existentes antes de la
entrada en vigor de los nuevos estándares de emisión56.
Dentro del grupo de los óxidos de nitrógeno (NOx) hay que distinguir dos
compuestos importantes: el monóxido de nitrógeno (NO) y el dióxido de nitrógeno
(NO2). De estas dos formas químicas, es la del NO2 la que supone un mayor riesgo
para la salud7.
En cuanto a los efectos sobre la salud, los NOx provocan problemas respiratorios más
severos que el SO2, llevando a la irritación de las vías aéreas. La exposición a corto
plazo da lugar a síntomas del tipo de tos, jadeos o dificultad en la respiración, y con
los relacionados con el empeoramiento de enfermedades respiratorias,
especialmente el asma. Se considera que el NO2 puede reducir la resistencia de

5 Reglamento 582/2011/UE por el que se modifica el Reglamento 595/2009/CE relativo a las


emisiones de vehículos pesados Euro VI.
6 Reglamento 2016/427/UE por el que se modifica el Reglamento 672/2008/CE en lo que concierne

a las emisiones procedentes de turismos y vehículos comerciales ligeros.


7 El óxido nitroso (N2O) merece mención aparte porque, si bien es un óxido de nitrógeno, este no es

relevante por la problemática de contaminación, sino por su efecto como gas de efecto invernadero.
Como se ha visto, esta distinción es importante.

Cátedra de Energía de Orkestra 15


enfermedades infecciosas si la concentración en el ambiente excede 600 mg/m3
(Lapuerta y Ballesteros, 2011).
Documentos de Energía 2018

Asimismo, los NOx forman nieblas con la humedad del aire, y contribuyen como se
verá más adelante, a la lluvia ácida y a la acidificación del suelo, así como a la
eutrofización de las aguas al impulsar el crecimiento de algas (al competir éstas con
los peces en capturar oxígeno y con pérdida de claridad o transparencia, evitando la
entrada de luz).
Es importante tener en cuenta que el NO genera NO2 mediante la oxidación. De esta
manera las actividades emisoras generan ambos (contaminantes primarios), pero la
oxidación continúa en el aire después de la emisión, así parte del NO forma más NO2.
Esto implica que en los focos de emisión la cantidad de NO respecto al NO2 será
mayor que en zonas alejadas del mismo, ya que cerca del punto de origen aún no se
ha producido la oxidación, mientras con la distancia el NO se habrá desplazado y
oxidado (MAPAMA, 2017b).
La cercanía al foco emisor es muy relevante en ambientes urbanos, debido a la
exposición directa de los ciudadanos por las emisiones del tráfico antes de que se
produzca su dispersión en el aire, lo cual es muy relevante al ser el transporte por
carretera el principal emisor de este contaminante (ver apartado 1.2). Así, los
niveles más altos de NOx tienen lugar en núcleos urbanos, zonas metropolitanas e
infraestructuras con densidad de tráfico (MAPAMA, 2017b).
En cuanto a los valores límite, en la siguiente tabla pueden verse los valores límite
horarios y anuales para el NO2 en vigor en España y los valores recomendados por
OMS.
TABLA 5. Valores límite y recomendaciones para NO2
Valores límite según legislación en Valores recomendados por
Periodo
España la OMS
200 μg/m3
200 μg/m3
Valor medio en 1 h
Horario Media de una hora
No debe superarse en más de 18
ocasiones por año
40 μg/m3
Anual 40 μg/m3
Media anual
Anual (para protección de
30 μg/m3 -
ecosistemas)

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017).

Partículas (PM)
Las partículas, o material particulado (PM por sus siglas en inglés, particulate
matter), son una mezcla de sustancias orgánicas e inorgánicas, en forma sólida o
líquida, en suspensión en aire. Tienen origen primario (como las producidas en la
combustión de combustibles fósiles o biocombustibles) o secundario (formadas por
reacción en el aire de otros contaminantes), y son responsables de los impactos más
severos sobre la salud de los contaminantes atmosféricos.

Calidad del aire 16


Las partículas pueden emitirse al aire bien directamente (partículas primarias), o
formarse en el aire a partir de precursores como el SOx, el NOx, el amoníaco (NH3) o
los compuestos orgánicos volátiles (partículas secundarias). Tanto las partículas

Documentos de Energía 2018


primarias como los precursores de las secundarias pueden tener origen antrópico o
natural.
Las fuentes antrópicas incluyen las combustiones, en particular de combustibles
sólidos, para la producción de energía bien en el ámbito doméstico o bien en la
industria, los motores de combustión interna (gasolina o diésel), la construcción, la
minería, las industrias cerámicas, la siderurgia y las fundiciones, la erosión del
pavimento por los vehículos, y la abrasión de los neumáticos y frenos. La agricultura
es la principal fuente de emisión del amoníaco como precursor de partículas
secundarias
Las fuentes naturales se deben a la resuspensión de polvo por corrientes áreas, que
puede viajar a grandes distancias contribuyendo a la concentración de PM, tal como
es el caso de las corrientes del Sahara y a las erupciones volcánicas.
La posibilidad de que las partículas accedan a las vías respiratorias depende del
tamaño de éstas, por lo que se presta atención a diámetros menores de los 10
micrómetros (micras o μm), es decir, PM10. Cobran especial importancia, dentro de
estas, las partículas más finas, que tienen diámetros menores de 2,5 micrómetros o
PM2,5, ya que en el sistema respiratorio son capaces de alcanzar los alveolos y
provocar un mayor impacto en la salud humana. A pesar de que el impacto sobre la
salud de las PM10 es menos severo que el de las PM2,5, en general los análisis se
refieren a las PM10, dado que se dispone de más información sobre las
concentraciones de éstas que de las PM2,5, para las que todavía no existen estaciones
de medida en muchos lugares.
El distinto tamaño de ambos tipos de partículas da lugar por tanto a distintos
comportamientos en la atmósfera y diferentes ámbitos de influencia dentro del
cuerpo humano. Las principales distinciones entre éstas se pueden ver en la tabla
siguiente.

Cátedra de Energía de Orkestra 17


TABLA 6. Clasificación básica de las partículas
Comportamiento en la
Tamaño máximo (μm) Ámbito de influencia Origen
Documentos de Energía 2018

atmósfera
Deposición cercana al
10 Sistema respiratorio Primario
origen
Suspensión durante
Secundario, a partir de
largos periodos de
Sistema respiratorio NOx, SO2, COV, NH3
2,5 tiempo
Alveolos principalmente
Desplazamientos de
cientos de kilómetros

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017).

Cabe mencionar las partículas ultrafinas (diámetro menor de 100 nm8), que son las
que tienen mayor capacidad para penetrar en el torrente sanguíneo (Ecologistas en
Acción, 2017). Para una mejor comprensión sobre el reducido tamaño de las
partículas, lo que complica su detección y medición, puede verse la siguiente figura.
FIGURA 8. Comparación de tamaño de las partículas

Nota: el diámetro medio de un pelo humano es de 70 μm.

Fuente: (EPA, 2017a).

Los efectos de la exposición a partículas en el aire son bien conocidos, tanto en lo


que respecta a exposiciones cortas (horas), que provocan agravación de
enfermedades respiratorias (morbilidad respiratoria y cardiovascular), como de
mayor duración y que se relaciona con la mortandad por enfermedades
cardiovasculares y respiratorias, así como con el aumento del cáncer de pulmón. No
existe evidencia de la existencia de una concentración límite por debajo de la cual
no ocurran efectos adversos para la salud. La siguiente figura ilustra el alcance de
las partículas, siendo las de menor tamaño las que afectan a mayor número de
órganos.

8 Nanómetros. 1nm = 0,001 μm.

Calidad del aire 18


FIGURA 9. Alcance en los sistemas respiratorios y circulatorios según tamaño
de las partículas

Documentos de Energía 2018


Fuente: (Cooper et al., 2012).

Debido a la amplia variedad de compuestos con diferentes características físico-


químicas presentes en las partículas, hasta el momento, no existen suficientes
evidencias para identificar diferencias en sus efectos en función de la composición
o por el origen.
En la siguiente tabla pueden verse los valores límite, diarios y anuales, para las PM10
en vigor España y según las recomendaciones de la OMS.
TABLA 7. Valores límite y recomendaciones para PM10
Periodo Valores límite según legislación en España Valores recomendados por la OMS
50 μg/m3
50 μg/m3
Diario Valor medio en 24 h
Valor medio en 24 h
No debe superarse en más de 35 ocasiones por año
20 μg/m3
Anual 40 μg/m3
Media anual

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017).

Los valores límite, diarios y anuales, en este caso para el PM2,5, en España y según
recomendaciones de la OMS, pueden verse en la siguiente tabla.
TABLA 8. Valores límite y recomendaciones para PM2,5
Periodo Valores límite según legislación en España Valores recomendados por la OMS
25 μg/m3
Diario -
Valor medio en 24 h
25 μg/m3
Fecha de cumplimiento: 1 de enero de 2015 (Fase I)
Anual 10 μg/m3
20 μg/m3
Fecha de cumplimiento: 1 de enero de 2020 (Fase II)

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017).

Cátedra de Energía de Orkestra 19


Compuestos orgánicos volátiles no metánicos (COVNM)
Los compuestos orgánicos volátiles (COV) son compuestos orgánicos que se
Documentos de Energía 2018

evaporan o subliman fácilmente, a temperatura y presión ambiente, de productos


tales como combustibles y disolventes con origen antrópico, así como de fuentes
naturales. Constituyen una forma de contaminación del aire y están asociados con
efectos crónicos sobre la salud, así como con la formación de ozono y nieblas.
En ocasiones se distinguen estos del metano (CH4), definiéndose como los
compuestos orgánicos volátiles no metánicos (COVNM). La razón para esto es que
en la distinción de los COV importa el hecho de que sean moléculas reactivas (como
lo son los NOx) debido a la presencia de radicales libres. Este no es el caso del
metano, y por tanto cabe encuadrarlo fuera del grupo de los COV.
En los COVNM la aportación de las fuentes naturales es importante; más de la mitad
de sus emisiones provienen de procesos del medio natural, tales como los
relacionados con fauna y vegetación, zonas húmedas o la influencia de tormentas,
aunque también intervienen acciones humanas como los incendios o reconversión
de pastos.
En cualquier caso, el uso de disolventes y productos con vaporizador representan
la fuente antrópica más importante, además de otras, tras las que hay que
mencionar las actividades agropecuarias. La combustión incompleta o la
evaporación de determinados combustibles contribuyen también a la emisión y la
exposición de la ciudadanía.
Los efectos para la salud de COV dependen del tipo de componente, que su vez
dependen de su origen, y van desde los tóxicos, como el benceno que es considerado
cancerígeno, hasta los que no tienen efectos conocidos sobre la salud. El principal
efecto para la salud y el medio ambiente proviene de su contribución a la formación
de ozono, cuyos efectos se analizarán más adelante.
Benceno (C6H6)
Dentro de los COV es el benceno (C6H6) el compuesto de mayor relevancia, ya que
está considerado como un potente carcinogénico en humanos por la Agencia
Internacional para Investigación del Cáncer (IARC). El benceno causa leucemia
mieloide aguda, existiendo ciertas evidencias de que el benceno pueda causar
leucemia linfocítica. La exposición crónica al benceno afecta a la producción de
células sanguíneas de médula ósea y al sistema inmunitario9. Constituye además un
contaminante precursor de ozono (O3) y aerosoles orgánicos secundarios
(MAPAMA, 2017b).
Su impacto en el medioambiente es propio de vertidos o derrames, y no tanto debida
al transporte de la contaminación. En caso de que éstos se produjesen, cabe señalar
los animales acuáticos, y concretamente los invertebrados, como los que más

9 WHO: Exposure to Benzene, a major public health concern

Calidad del aire 20


pueden sufrir consecuencias de exposición con cambios de tipo genético o de
comportamiento, o bien a la vegetación con destrucción de plantas y cultivos.

Documentos de Energía 2018


Dado que forma parte del grupo de los COV, el origen del benceno está
estrechamente ligado al de éstos, y así se recoge en el Inventario Nacional de
Emisiones Contaminantes de España (MAPAMA, 2017b).
En cualquier caso, cobra importancia la producción o uso de benceno en la industria
química para los trabajadores implicados en esta, así como emisiones con mayor
alcance a la población en general y que surgen en la combustión de petróleo y carbón
y biomasa, en los tubos de escape de vehículos y en evaporaciones de gasolinera10s
y de disolventes industriales. Estos focos son señalados por la Agencia para
Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades de Estados Unidos (ATSDR en
inglés), que destaca que en torno a la mitad de la exposición a benceno en ese país
era debida al humo de tabaco, constituyendo así la fuente antropogénica más
importante en cuanto a exposición directa (ATSDR, 2007).
En la siguiente tabla pueden verse los valores límite, diarios y anuales, para el C6H6
en vigor en España. No hay recomendaciones específicas de la OMS, por lo que la
EEA ha estimado en su lugar un nivel de referencia11.
TABLA 9. Valores límite y recomendaciones para C6H6
Valores límite según legislación en Nivel de referencia estimado por
Periodo
España la EEA
Anual 5 µg/m3 1,7 µg/m3

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017).

Monóxido de carbono (CO)


El monóxido de carbono (CO) es un gas tóxico que se produce en la combustión de
combustibles orgánicos (combustibles fósiles y biocombustibles) en defecto de aire.
En la contaminación exterior, el transporte es uno de los sectores emisores, aunque
el empleo de conversores catalíticos en los automóviles ha ayudado a reducirlo.
También se produce igualmente en las combustiones domésticas con ventilación
escasa, como en calentadores de queroseno y gas sin ventilación, hornos o
chimeneas que puedan presentar fugas o estufas y calderas de gas que pueden
generar CO en espacios cerrados.
El problema del CO radica en que es en los espacios cerrados donde se dan altas
concentraciones, condiciones en las cuales su respiración reduce la cantidad de
oxígeno que se transporta en el torrente sanguíneo, pudiendo afectar a órganos

10En los vehículos está limitado, no como benceno sino como HC totales, siendo bajos los niveles de
benceno en el escape y en particular en los vehículos diésel que operan con exceso de aire. En las
emisiones de gasolineras se procede a la recuperación de vapores, aunque puede haber evaporación
en el caso de derrames. Asimismo puede ocurrir en las emisiones del tanque de los vehículos de
gasolina por exposiciones largas al sol una vez que se supere el cartucho de adsorción.
11 Estimado asumiendo un riesgo aceptable de cáncer en el periodo de vida adicional de

aproximadamente 1 de 100.000.

Cátedra de Energía de Orkestra 21


críticos. Esto es debido a que la hemoglobina de la sangre presenta una afinidad al
CO mucho mayor que al oxígeno, lo da lugar a la formación de la carboxihemoglobina
(COHb). De esta manera la intoxicación por CO lleva la formación progresiva de la
Documentos de Energía 2018

carboxihemoglobina, es decir, hemoglobina en la que el CO ha desplazado al oxígeno,


lo que en grandes cantidades lleva a la ausencia de oxígeno o anoxia (Clínica
Universidad de Navarra, 2017).
Algunos de los posibles efectos en espacios cerrados son mareo, confusión, pérdida
de consciencia o de reacción (parálisis), daños en el sistema nervioso y en última
instancia fallecimiento. Estos efectos pueden afectar a los seres vivos, tanto a
personas como a la fauna.
En cambio, en los espacios abiertos no es habitual que haya altas concentraciones
de CO, que en cualquier caso puede afectar a personas con enfermedades cardiacas.
Estas personas son particularmente vulnerables porque ya de por sí tienen
dificultad en llevar oxígeno al corazón en los casos de ejercicio físico o en situaciones
de estrés, en que se necesita más oxígeno del habitual. Dichas situaciones, con
exposición a corto plazo a concentraciones elevadas de CO puede llevar a anginas de
pecho (EPA, 2017a).
En la siguiente tabla pueden verse los valores límite horarios, para el CO en vigor en
España. No hay recomendaciones específicas de la OMS.
TABLA 10. Valores límite para CO
Valores límite según legislación en
Periodo
España
10 mg/m3
Horario Máximo diario de los periodos
octohorarios dentro de un año

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017).

Ozono (O3)
El ozono (O3) tiene la particularidad de ser un componente que ya está presente en
la atmósfera. Este es el llamado ozono estratosférico, que constituye una capa de
protección de origen natural en una de las partes más altas de la atmósfera, cuya
función es la de proteger el planeta de los rayos ultravioleta procedentes del sol. Es
por este motivo que el estratosférico es un ozono de efecto “positivo” (EPA, 2017a).
Sin embargo, el ozono relacionado con la contaminación, o de efecto “negativo”,
tiene lugar en la capa atmosférica inferior, por lo que es llamado ozono troposférico
(ver figura siguiente). No se trata de un contaminante primario, ya que se produce a
raíz de reacciones químicas complejas entre los NOx y COV (tanto los de origen
antrópico como los de origen natural) en presencia de luz solar (fotoquímica) con la
temperatura. Así la radiación solar condiciona la velocidad y la formación del ozono,
en combinación con la mayor o menor presencia de NOx y COV. El CH4 y el CO
también juegan un papel en la formación del O3 (EEA, 2013b).

Calidad del aire 22


FIGURA 10. Capas de la atmósfera

Documentos de Energía 2018


Fuente: (Ihobe, 2017b).

Debido al origen del ozono troposférico, por la interacción de otros contaminantes


con la luz, las mayores concentraciones se producen en los meses calurosos y con
mayor nivel de radiación solar del año. España y los países del sur de Europa se ven
especialmente afectados por las condiciones de alta insolación en esta área del
continente, siendo los niveles de O3 menos elevados en las regiones del norte
(MAPAMA, 2017b).
El ozono suele presentar mayores concentraciones en zonas alejadas de los focos de
emisión de los contaminantes precursores. Así las mayores concentraciones de
ozono suelen alcanzarse en la periferia de los núcleos urbanos y en el medio rural.
Esto es debido a dos motivos; por un lado, las reacciones de generación de ozono
con la luz solar requieren tiempo para su conversión, por lo que los contaminantes
primarios se habrían desplazado a cierta distancia de los focos de emisión antes de
que estas reacciones tengan lugar.
El segundo motivo es que en los entornos urbanos la contaminación por elevadas
concentraciones de NO reduce la concentración de O3. Esto es debido a que el NO
puede reaccionar con el O3 para formar NO2, de manera que esta oxidación reduce
los niveles de ozono. En los entornos rurales, al haber menor contaminación por NO,
el ozono generado no reacciona y por tanto no se reduce en la misma medida.
Asimismo, la concentración de O3 tiende a ser mayor en los primeros kilómetros de
altura en la troposfera, mientras que cerca del suelo experimenta cierta tendencia a
depositarse. La formación de ozono requiere de la radiación solar, por este motivo
las estaciones de medición en cotas altas presentan mayores concentraciones (EEA,
2017b).
Los problemas de salud relacionados con la exposición son del tipo respiratorio,
tales como irritación o inflamación, insuficiencias respiratorias, asma, así como un

Cátedra de Energía de Orkestra 23


aumento de la mortalidad prematura (MAPAMA, 2017b). Como en el caso de otros
contaminantes, los grupos más sensibles son niños, ancianos y enfermos de asma,
aunque en el caso del ozono hay que incluir a aquellas personas con riesgo que
Documentos de Energía 2018

tengan carencia de ciertos nutrientes como las vitaminas C y E, así como ciertas
características genéticas. También afecta de manera especial a los individuos que
realizan actividades en el exterior, como trabajos al aire libre (EPA, 2017a). Esta
última circunstancia está directamente relacionada con el aumento de la tasa de
ventilación: el aumento de la velocidad de respiración incrementa el ozono en los
pulmones, con particular incidencia en deportistas o niños.
Los efectos sobre el medioambiente se resumen en la afección al crecimiento de los
cultivos y los bosques por la reducción de la capacidad de absorber CO2, la alteración
estructural de ecosistemas y la reducción de la biodiversidad.
Los valores límite horarios, diarios y anuales para el O3, en España y según
recomendaciones de la OMS, pueden verse en la siguiente tabla.
TABLA 11. Valores objetivo y recomendaciones para el O3
Valores objetivo según legislación
Periodo Valores recomendados por la OMS
en España
Umbral de información: 180 μg/m3
Objetivo Horario -
Umbral de alerta: 240 μg/m3
Valor objetivo: 120 μg/m3
Máxima diaria de las medias móviles
octohorarias. No debe superarse en
100 μg/m3
Protección más de 25 ocasiones de promedio en
Diario Media de 8 horas
de la salud un periodo tres años
Objetivo a largo plazo: 120 μg/m3
Máxima diaria de las medias móviles
octohorarias dentro de un año
Valor objetivo: AOT40 = 18.000
(μg/m3) ∙h
Protección Valor acumulado de mayo a julio,
de la Anual promedio en un periodo de 5 años -
vegetación Objetivo a largo plazo: AOT40 =
6.000 μg/m3 ∙h
Valor acumulado de mayo a julio

Nota: AOT40 indica la cantidad de ozono acumulada por encima de un valor umbral de 40 ppb, valor
anglosajón (EMEP, 2011).

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017).

Metales pesados y plomo (Pb)


El plomo (Pb) y otros metales pesados tóxicos se encuentran en el aire en forma de
aerosoles (sólidos disueltos en el aire) y contenidos en las cenizas volantes que se
producen en las centrales térmicas, en las incineradoras de residuos o en las plantas
de sinterización de minerales. Otros metales pesados de importancia son el
mercurio (Hg), el arsénico (As), el níquel (Ni) y el cadmio (Cd).
El plomo alcanza la sangre y se distribuye por todo el cuerpo, acumulándose en los
huesos. Como con el resto de contaminantes, los efectos dependen de la

Calidad del aire 24


concentración y del nivel de exposición, pero los efectos más comunes encontrados
en la actualidad van desde los cardiovasculares, en adultos, hasta los neurológicos
en el caso de los niños. Los niños son especialmente sensibles por la contribución

Documentos de Energía 2018


del plomo a problemas en el comportamiento, déficits de atención y peores
resultados de coeficiente intelectual, incluso con concentraciones bajas. Otros
efectos en las personas pueden ser sobre las funciones renales y los sistemas
inmunitario y reproductivo (EPA, 2017).
Los efectos neurológicos pueden observarse también en el resto de vertebrados, así
como tasas de reproducción reducidas tanto en animales como en plantas. El alcance
al ecosistema del plomo puede darse a través de diversas formas (ver comienzo del
capítulo), como puede ser con la deposición en el suelo y en los sedimentos del
plomo del aire, así como directamente de fuentes de contaminación del plomo como
minería o descargas de agua.
Hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs)
Los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs) son un grupo de compuestos que
se generan por la combustión incompleta o en la pirolisis de material orgánico
(IARC, 2010). Además de la inhalación a través del aire, su exposición puede ser a
través del tabaco, la piel y la ingesta de ciertas carnes en las que se pueden formar
al cocinarlas (EPA, 2017b).
Su principal efecto sobre la salud es cancerígeno y bioacumulativo. Dentro de los
HAPs, se utiliza como indicador el benzo(α)pireno (BaP), que junto con su potencial
cancerígeno (particularmente de pulmón), implica también irritación de las vías
aéreas y de los ojos (MAPAMA, 2017b).
El BaP está considerado, sin lugar a dudas, como cancerígeno en la clasificación de
la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC por sus siglas en inglés, o
International Agency for Research on Cancer), es decir, Grupo 1, lo que lleva a que no
exista un nivel de concentración de seguridad. El BaP además puede provocar
cambios celulares, lo que se denomina promutágeno (Ecologistas en Acción, 2017).
La alta concentración de BaP puede deberse a la combustión domestica de carbón o
madera, aunque en algunos países la combustión de desechos de la agricultura
contribuye de forma relevante, sobre todo en el sur de Europa (EEA, 2017b).
En la siguiente tabla pueden verse los valores límite anuales, para el BaP en España.
No hay recomendaciones específicas de la OMS, por lo que también en este caso, al
igual que para el benceno, la EEA ha estimado en su lugar un nivel de referencia12.

12 Estimado asumiendo un riesgo aceptable de cáncer en el periodo de vida adicional de


aproximadamente 1 de 100.000.

Cátedra de Energía de Orkestra 25


TABLA 12. Valores límite y referencia para el BaP
Valores límite según legislación en Nivel de referencia estimado por
Periodo
España la EEA
Documentos de Energía 2018

1 ng/m3
Anual 0,12 ng/m3
Año natural
Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017).

Amoniaco (NH3)
Se trata de un contaminante producido en las actividades agrícolas (fertilización del
suelo) o en manejo de residuos orgánicos, que es responsable de la acidificación del
suelo y de la formación de contaminantes secundarios por reacción con los NOx o el
SO2.
El mayor peligro de su liberación no es para la salud humana por su presencia en el
aire, sino para los organismos acuáticos. Su efecto sobre estos provoca una toxicidad
directa, al contrario de lo que provocan los óxidos de nitrógeno, cuyo efecto sobre la
vida acuática es indirecto al favorecer el exceso de nutrientes o eutrofización (EPA,
2017c). Esto también es relevante si la fertilización es excesiva y se produce
filtración en el agua.
Asimismo, en el agua y a la tierra puede afectar a vegetación y otros seres vivos por
la acidificación de los medios. Es por tanto un contaminante más relevante en estos
casos que para la salud humana, sobre la que su incidencia es poco probable en bajas
concentraciones (SEPA, 2017). Además, el olor del amoniaco en el aire es
desagradable y lo hace detectable en bajas concentraciones, aunque la exposición a
largo plazo en pequeñas concentraciones provoca fatiga olfativa o adaptación al
olor, lo que puede impedir su detección efectiva (New York State, 2017).
En cualquier caso, su carácter corrosivo hace que si se diesen fugas o ambientes con
altas concentraciones, se pueden producir, a corto plazo, irritaciones en ojos, nariz
y garganta, llegando a producir quemaduras en estos órganos y en la piel en caso de
contacto directo. La exposición crónica puede provocar dolores de pecho y deterioro
de la función pulmonar. Asimismo puede haber afección a otros órganos como
hígado, riñón y bazo, si bien estos han sido casos sugeridos en estudios con animales
(EPA, 2016). Por otra parte, debido a su capacidad tóxica puede producir con una
exposición corta daños en el largo plazo, y puede causar la muerte debido a la
acumulación de líquido en los pulmones o edema pulmonar (CCOHS, 2017).
Para finalizar, debe señalarse que a lo largo del estudio se verá que los
contaminantes más relevantes para la salud humana en cuanto a número de
personas afectadas, a consideración de la EEA, son las PM2,5, el NO2 y el O3, si bien
como se ha visto otros contaminantes tienen gran potencial de daño. Por tanto, el
gráfico siguiente resume los valores límite según UE frente a los valores guía de la
OMS de dichos contaminantes, junto a las PM10 y el SO2.

Calidad del aire 26


GRÁFICO 2. Comparación de valores límite según UE y valores guía de la OMS
para los contaminantes más relevantes

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia.

Finalmente, la tabla a continuación presenta un resumen de los efectos de los


contaminantes que se introdujeron al comienzo del presente apartado y que se han
ido desarrollando para cada contaminante, en concreto aquellos los que suponen un
impacto sobre la salud humana.
TABLA 13. Resumen de los principales efectos de los contaminantes (parte 1
de 2)
Contaminante Resumen de efectos
Irritación de vías respiratorias, dolor
de cabeza o ansiedad, bronquitis,
Óxidos de azufre (SO2 y otros,
enfermedades pulmonares o
denominados en su conjunto SOx)
cardiovasculares asociadas a muertes
prematuras
Óxidos de nitrógeno (NO2 y otros, Tos, jadeos o dificultad en la
denominados en su conjunto NOx) respiración, agravamiento del asma
Agravamiento de enfermedades
respiratorias, enfermedades
Partículas (PM) pulmonares o cardiovasculares
asociadas a muertes prematuras,
cáncer de pulmón
Compuestos orgánicos volátiles (COV) Formación de ozono
Benceno (C6H6) Leucemia
Ausencia de oxígeno en sangre, mareo
y pérdida de consciencia, daños al
Monóxido de carbono (CO)
sistema nervioso, fallecimiento,
anginas de pecho
Irritación de vías respiratorias, asma,
Ozono (O3)
fallecimientos prematuros

Fuente: elaboración propia.

Cátedra de Energía de Orkestra 27


TABLA 14. Resumen de los principales efectos de los contaminantes (parte 2
de 2)
Documentos de Energía 2018

Contaminante Resumen de efectos


Efectos cardiovasculares en adultos,
efectos neurológicos en niños, efectos
Metales pesados
sobre funciones renales y sistemas
inmunológico y reproductivo
Irritación de vías aéreas y ojos, efecto
Hidrocarburos aromáticos policíclicos
cancerígeno y bioacumulativo,
(HAPs) y benzo(α)pireno (BaP)
cambios celulares
Irritaciones, quemaduras, dolor de
Amoniaco (NH3)
pecho, deterioro de función pulmonar

Fuente: elaboración propia.

1.2. Origen de las emisiones según sectores emisores


Como se ha señalado al principio del capítulo, el impacto de los contaminantes hasta
ahora descritos tiene lugar en las concentraciones próximas al suelo, y por tanto el
concepto relevante es la inmisión, y no la emisión en los focos contaminantes. Es por
ello que a la hora de evaluar la capacidad de daño de los contaminantes es la
inmisión la que debería ser objeto de análisis.
No obstante, la realidad es que la inmisión depende de varios factores, tales como
las condiciones meteorológicas (ver figura siguiente), por lo que no es posible hablar
de un control de la inmisión de por sí. Por tanto, la inmisión y las concentraciones
registradas representan indicadores de la problemática de la contaminación, pero a
la hora de buscar soluciones se debe ir a aquellos factores que son controlables, es
decir, a su origen en los focos emisores debido a la actividad humana.
FIGURA 11. Elementos que intervienen sobre los contaminantes desde su
emisión hasta su concentración

Fuente: modificado de (EEA, 2017a).

Calidad del aire 28


Teniendo en cuenta lo anterior, a lo largo del estudio, habitualmente, se hará
referencia a las emisiones y no tanto de las inmisiones, a pesar de que el problema
respecto a la salud surge a partir de las segundas. Resulta entonces fundamental

Documentos de Energía 2018


comprender cuál es el peso de cada “sector” en la generación de sustancias
contaminantes, de manera que se puedan encontrar las mejores soluciones según
los casos.
Como se verá también en el capítulo 4, la variedad de factores que influyen hace que
sea difícil establecer una relación clara entre emisiones y concentraciones en las
inmisiones.
En este apartado se analizan las emisiones según sectores, tanto para la UE como
para España y la Comunidad Autónoma del País Vasco (en adelante CAPV), para
identificar los principales sectores emisores por contaminantes. Los últimos datos
disponibles, a fecha de realización de este trabajo, son del año 2015 13 para la UE,
para España y para la CAPV.
Los inventarios de contaminantes en España se pueden hacer según dos formatos
distintos, SNAP (Nomenclatura Seleccionada para fuentes de Contaminación del
Aire o Selected Nomenclature for sources of Air Pollution en inglés) o NFR
(Nomenclatura para Informar o Nomenclature for Reporting en inglés). Por razones
del nivel de detalle ofrecido por cada fuente, los sectores para España y la UE se
diferencian según el formato NFR y para la CAPV según el formato SNAP.
En este sentido, nótese que el sector “residencial, comercial e institucional” (formato
NFR) está incluido en el sector “plantas de combustión no industrial” (formato
SNAP) (MAPAMA, 2014a)14. Asimismo, las emisiones del sector “procesos
industriales sin combustión” (formato SNAP) son las debidas al refino del petróleo,
industrias férrica y no férrica, química inorgánica, pasta de papel, madera,
alimentación, entre otras actividades, excluyendo en todas el uso en sentido propio
de combustibles (MAPAMA, 2014b).
La tabla siguiente resume el análisis por sectores de los contaminantes para los que
hay datos disponibles, indicándose cuáles son las actividades que suponen el mayor
foco emisor y por tanto dando indicaciones de hacia dónde se deben llevar los
esfuerzos en reducción de la contaminación. Se puede apreciar que existen
diferencias entre la UE, España y la CAPV. En concreto, para los contaminantes más
relevantes en cuanto a impacto en la salud, NOx y PM (ver apartado 1.4), el sector
más importante sobre el que actuar es claramente el transporte por carretera en al

13 Véase en elanexo 3, página 115 del Inventario de Emisiones de la Unión Europea (EEA, 2017e) que
los datos aportados por España y el resto de los Estados Miembro a la EEA a fecha de mayo de 2017
cubre los años 1990-2015.
14 El inventario referenciado señala que “incluyen las instalaciones de combustión, de capacidades

térmicas relativamente bajas, destinadas principalmente a la generación de calor y, en menor


proporción, de calor y electricidad (cogeneración) para uso individualizado en los edificios
residenciales y de servicios y en los establecimientos agro-ganaderos en los que están localizadas”.

Cátedra de Energía de Orkestra 29


CAPV, mientras que para España es una combinación de éste junto con el residencial,
el comercial y el institucional.
Documentos de Energía 2018

TABLA 15. Resumen de los principales sectores emisores según


contaminante
UE España CAPV
Porcentaje Porcentaje Porcentaje
sobre el sobre el sobre el
Contaminante Sector Sector Sector
total de total de total de
emisiones emisiones emisiones
Procesos
Generación
Generación industriales
SOx eléctrica y 59% 50% 71%
eléctrica sin
distribución
combustión
Transporte Transporte Transporte
NOx por 39% por 32% por 49%
carretera carretera carretera
Residencial, Residencial, Transporte
PM10 comercial e 42% comercial e 32% por 29%
institucional institucional carretera
Residencial, Residencial, Transporte
PM2,5 comercial e 57% comercial e 42% por 34%
institucional institucional carretera
Procesos
industriales
COVNM 50% Disolventes 48% Disolventes 69%
y uso de
productos
Residencial,
Residencial, comercial e Transporte
CO comercial e 47% institucional Ambos 28% por 49%
institucional y carretera
Residuos
NH3 Agricultura 94% Agricultura 96% Agricultura 88%

Nota: porcentajes sobre emisiones antrópicas (se excluyen las naturales). Para España, los sectores agricultura
y ganadería es posible separarlos en este apartado, pero en esta tabla se presentan conjuntamente. Para la CAPV
no es posible separarlos.

Fuente: elaboración propia.

Llama la atención la importancia del transporte por carretera, en cuanto a emisión


de NOx; el sector residencial, comercial e institucional, en cuanto a partículas; y los
procesos industriales y la generación de electricidad en SOx. Asimismo los
disolventes en cuanto a COVNM, la agricultura en amoniaco y en CO tanto el sector
residencial, comercial e institucional como el transporte por carretera.
Debe señalarse que, como se describió en el apartado anterior, algunos
contaminantes principales, como el SO2 o el NO2, están incluidos junto con otros en
grupos como el SOx o el NOx respectivamente. En ambos casos, tanto el SO2 como el
NO2 constituyen los contaminantes más habituales y representativos de sus grupos.
Tanto es así que en los informes de las administraciones se tratan indistintamente y
constituyen los indicadores para abordar su problemática.

Calidad del aire 30


A partir de aquí en este trabajo se seguirá el mismo criterio y se tratarán SO2 y SOx,
o NO2 y NOx, de la misma manera (salvo si se indica lo contrario), a pesar de que los
conjuntos son más complejos. El criterio será, como suele hacerse en la bibliografía,

Documentos de Energía 2018


hablar de los grupos en cuanto a emisiones, y de los dióxidos en cuanto e inmisiones
e impactos sobre la salud.
A continuación se pasa revista a cada uno de los contaminantes indicados en la tabla
anterior.
Óxidos de azufre (SOx)
En España en el año 2015, las emisiones de SOx han tenido lugar sobre todo en la
generación eléctrica (50%). Tras esta, la industria (30%) y el sector residencial,
comercial e institucional (5%) conforman el bloque con mayor peso para este
contaminante.
GRÁFICO 3. Porcentaje de emisiones de SOx según sector de origen en España
en 2015

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017d).

En la CAPV, los últimos datos disponibles, de 2015, arrojan una balanza totalmente
diferente, el 77% del origen de las emisiones provenía de los procesos industriales
sin combustión. Muy lejos se encuentran las plantas de combustión industrial, con
un 14% (gráfico siguiente).
Estas diferencias estarían relacionados con la industrialización de la CAPV, y por la
importación de energía eléctrica en detrimento de la generación doméstica.

Cátedra de Energía de Orkestra 31


GRÁFICO 4. Porcentaje de emisiones de SOx según sector de origen en la CAPV
en 2015
Documentos de Energía 2018

Nota: Como se menciona al comienzo del apartado, el sector “residencial, comercial e institucional” (formato
NFR) está incluido en el sector “plantas de combustión no industrial” (formato SNAP). Recuérdese la descripción
del sector “procesos industriales sin combustión” al comienzo del apartado 1.2.

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

Siendo los procesos industriales sin combustión el sector que aglutina más del 50%
de las emisiones de SOx en la CAPV, es importante atender a la evolución de este
contaminante (gráfico siguiente). Se aprecia que a pesar del descenso continuado de
las emisiones brutas, los SOx han ido ganando paulatinamente importancia en
porcentaje hasta situarse en las cotas actuales, siendo en los últimos años cuando
han copado más del 50% de las emisiones.
La reducción observada en las emisiones, en especial en la última década, está
relacionada con la implantación de limitaciones en el contenido de azufre en los
combustibles del transporte y la introducción del gas natural como combustible en
la industria y el sector residencial en a CAPV.

Calidad del aire 32


GRÁFICO 5. Evolución de las emisiones de SOx del sector de los procesos
industriales sin combustión en la CAPV entre 1990 y 2015 [en toneladas (t) y
porcentaje (%)]

Documentos de Energía 2018


Nota: Recuérdese la descripción del sector “procesos industriales sin combustión” al comienzo del apartado 1.2.

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

Óxidos de nitrógeno (NOx)


En España, las emisiones de NOx tienen un origen mayoritario en el transporte por
carretera con un 32% (gráfico siguiente). El mayor peso del transporte en el reparto
de emisiones, junto con la cercanía a la población en las ciudades, hacen del
transporte una prioridad en la reducción de los efectos de los NOx.
La generación de electricidad (17%) sigue en importancia al transporte, junto con
la industria (16%), con un peso similar. Sin embargo, estos focos no suelen
presentarse en el interior de los grandes núcleos de población. En cualquier caso,
los procesos de desnitrificación y la penetración de renovables en el sector eléctrico
contribuyen a reducir su intensidad de emisiones.
GRÁFICO 6. Porcentaje de emisiones de NOx según sector de origen en España
en 2015

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017d).

Cátedra de Energía de Orkestra 33


En el caso de la CAPV el transporte por carretera se mantiene también con clara
diferencia respecto al resto de sectores (56%) en lo que respecta al volumen de
emisión. Respecto a España, la importancia de las emisiones de generación eléctrica
Documentos de Energía 2018

no es tan relevante en la CAPV (9%); sin embargo, tienen un peso relevante las
plantas de combustión industrial (18%).
Por tanto, habría que señalar que el objetivo prioritario en cuanto a reducción de
emisiones de NOx en la CAPV debe ser el transporte por carretera, al igual que en
España.
GRÁFICO 7. Porcentaje de emisiones de NOx según sector de origen en la
CAPV en 2015

Nota: Como se menciona al comienzo del apartado, el sector “residencial, comercial e institucional” (formato
NFR) está incluido en el sector “plantas de combustión no industrial” (formato SNAP). Recuérdese la descripción
del sector “procesos industriales sin combustión” al comienzo del apartado 1.2.

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

Siendo el transporte por carretera relevante en cuanto a emisiones de NOx, cabe


preguntarse sobre la evolución histórica en la CAPV. Las emisiones totales de NOx
del transporte se mantienen estables, si bien han disminuido desde finales de la
década pasada. En cuanto a su peso respecto al total, su participación, en general,
se mantenido siempre en cuotas altas, en torno al 40% o superior, como se puede
ver en el gráfico siguiente.
Teniendo en cuenta que el transporte está muy ligado a la evolución de la economía
(Álvarez et al., 2017), la crisis financiera experimentada al final de la pasada década
puede guardar relación con el descenso experimentado. La entrada de vehículos más
eficientes con la mejora de la flota tendría relación con las disminuciones.

Calidad del aire 34


GRÁFICO 8. Evolución de las emisiones de NOx del sector del transporte por
carretera en la CAPV entre 1990 y 2015 [en toneladas (t) y porcentaje (%)]

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

Partículas (PM)
Las partículas de tipo PM10 en España provienen fundamentalmente del sector
residencial, comercial e institucional (32%). Le siguen los residuos (21%) y la
industria (12%), en un contexto de reparto entre los sectores restantes (gráfico
siguiente).
Este peso de las actividades residenciales, comerciales e institucionales es aún más
evidente en el caso de las PM2,5 (42%), siendo también el segundo sector en
importancia el de residuos (27%), pero el tercer lugar en este caso para el
transporte por carretera (10%).
GRÁFICO 9. Porcentaje de emisiones de PM10 y PM2,5 según sector de origen
en España en 2015

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017d).

Cátedra de Energía de Orkestra 35


En la CAPV la situación es muy distinta. Tanto para PM10 como para PM2,5 el sector
más importante que contribuye a las emisiones es el transporte por carretera (30%
y 34% respectivamente). Las plantas de combustión no industrial (23% y 31%) y
Documentos de Energía 2018

los procesos industriales sin combustión (27% y 24%) son los siguientes sectores
en importancia (gráfico siguiente).
GRÁFICO 10. Porcentaje de emisiones de PM10 y PM2,5 según sector de origen
en la CAPV en 2015

Nota: Como se menciona al comienzo del apartado, el sector “residencial, comercial e institucional” (formato
NFR) está incluido en el sector “plantas de combustión no industrial” (formato SNAP). Recuérdese la descripción
del sector “procesos industriales sin combustión” al comienzo del apartado 1.2.

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

Por tanto, en la CAPV el transporte por carretera supone porcentualmente las


mayores emisiones, pero se trata de un contaminante en el que hay un reparto de
emisiones entre los distintos sectores (ningún sector supera el 50%, mientras que
para el resto de contaminantes analizados de este apartado sí hay sectores
predominantes).
Para los tres sectores más relevantes en emisiones, la evolución se muestra en el
siguiente gráfico. Los descensos observados, en las emisiones del transporte por
carretera, pueden estar ligados a la crisis financiera al igual que en los óxidos de
nitrógeno, dada la estrecha relación entre transporte y economía (Álvarez et al.,
2017), así como con la renovación de la flota con vehículos más eficientes a lo largo
del tiempo.
Del mismo modo se puede encontrar una relación similar con la economía para las
actividades industriales, donde además hay que tener en cuenta de cambio de
combustible y la instalación de filtros de partículas y otras medidas correctoras que
se han ido implementando en el tiempo. Aquí la relación con la economía es menos
evidente para las plantas de combustión no industrial, donde se incluyen los
sectores residencial, comercial e institucional, que se mantiene más estable.

Calidad del aire 36


GRÁFICO 11. Evolución de las emisiones de PM10 y PM2,5 de los sectores
transporte por carretera, plantas de combustión no industrial y procesos
industriales sin combustión (toneladas y %) en la CAPV entre 1990 y 2015

Documentos de Energía 2018


[en toneladas (t) y porcentaje (%)]

Nota: Recuérdese la descripción del sector “procesos industriales sin combustión” al comienzo del apartado 1.2.

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

Compuestos orgánicos volátiles no metánicos (COVNM)


En España el principal sector en cuanto a emisiones de COVNM es el de los
disolventes (48%). Le siguen en importancia con porcentajes similares los de la
ganadería (16%) e industria (15%), como se puede ver en el siguiente gráfico.
GRÁFICO 12. Porcentaje de emisiones de COVNM según sector de origen en
España en 2015

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017d).

Cátedra de Energía de Orkestra 37


En la CAPV es también el sector disolventes el que tiene claro predominio con un
67% de las emisiones de origen antrópico. Si se consideran las emisiones de fuentes
naturales, éstas constituyen el mayor emisor y superan a los disolventes (43%
Documentos de Energía 2018

frente a 38%), lo que arroja una importante cantidad de emisiones sobre las que es
difícil actuar.
En cualquier caso, es evidente que el sector de disolventes debería tener prioridad
en los objetivos de reducción de COVNM, pues el segundo sector en peso (transporte
por carretera con 11%) está muy por debajo.
GRÁFICO 13. Porcentaje de emisiones de COVNM según sector de origen en la
CAPV en 2015

Nota: Como se menciona al comienzo del apartado, el sector “residencial, comercial e institucional” (formato
NFR) está incluido en el sector “plantas de combustión no industrial” (formato SNAP). Recuérdese la descripción
del sector “procesos industriales sin combustión” al comienzo del apartado 1.2.

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

En cuanto a la evolución del sector de disolventes, se aprecia en la figura siguiente


que su “dominio” sobre las emisiones antrópicas ha sido claro desde finales del siglo
pasado, con un incremento sostenido hasta la última década, si bien sus emisiones
en valor absoluto (en toneladas) han ido reduciéndose en los últimos diez años.
Esta reducción puede contribuir a reducir los niveles de ozono, al ser los COVNM
unos de sus principales precursores. Aun así, las altas emisiones naturales de
COVNM y el comportamiento del ozono ligado a la meteorología complican la
disminución de los niveles existentes.

Calidad del aire 38


GRÁFICO 14. Evolución de las emisiones de COVNM del sector de disolventes
y otros productos (sobre emisiones antrópicas) en la CAPV entre 1990 y
2015 [en toneladas (t) y porcentaje (%)]

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

Monóxido de carbono (CO)


En España son dos los principales sectores que contribuyen a las emisiones del CO:
el residencial, comercial e institucional, y el de los residuos, ambos igualados con un
28%. El tercer sector en importancia (21%) es la industria (ver gráfico siguiente).
GRÁFICO 15. Porcentaje de emisiones de CO según sector de origen en
España en 2015

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017d).

Sin embargo, en la CAPV esta situación es totalmente distinta, siendo los sectores
predominantes el transporte por carretera y las plantas de combustión industrial,
con un 35% de las emisiones cada uno (gráfico siguiente). Otros sectores presentan
participaciones en las emisiones muy por detrás del transporte pero con porcentajes
similares, como los procesos industriales sin combustión (14%) o las plantas de
combustión no industrial (12%). Esta diferencia se puede atribuir a los distintos

Cátedra de Energía de Orkestra 39


sistemas de calefacción15 empleados en el sector residencial según la región de
España.
Documentos de Energía 2018

GRÁFICO 16. Porcentaje de emisiones de CO según sector de origen en la


CAPV en 2015

Nota: Como se menciona al comienzo del apartado, el sector “residencial, comercial e institucional” (formato
NFR) está incluido en el sector “plantas de combustión no industrial” (formato SNAP). Recuérdese la descripción
del sector “procesos industriales sin combustión” al comienzo del apartado 1.2.

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

En cualquier caso, la evolución de las emisiones de CO del transporte de carretera


en la CAPV ha sido decreciente desde 1990, tanto en emisiones brutas como en su
peso en las emisiones totales, aunque hasta la fecha sigue manteniéndose en el
entorno del 50%.
De nuevo, como en el caso de NOx y PM, la vinculación entre transporte y coyuntura
económica (Álvarez et al., 2017), así como la renovación de la flota con vehículos
más eficientes pueden explicar este descenso.

15En este sentido pueden verse las fuente de energía utilizada en edificación por zona climática en
España (IDAE, 2017).

Calidad del aire 40


GRÁFICO 17. Evolución de las emisiones de CO de los sectores transporte por
carretera y plantas de combustión industrial en la CAPV entre 1990 y 2015
[en toneladas (t) y porcentaje (%)]

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

Amoniaco (NH3)
En España las emisiones del NH3 tienen un claro origen en el sector agrícola y
ganadero. Solo la agricultura (43%) y la ganadería (53%) cubren la casi totalidad de
las emisiones, complementadas estas por un 3% de la industria.
GRÁFICO 18. Porcentaje de emisiones de NH3 según sector de origen en
España en 2015

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017d).

En el caso de la CAPV la agricultura (de la que no se ha podio distinguir la ganadería)


también es el sector predominante con un 89% de las emisiones. Es ligeramente
inferior en proporción a nivel de España, pero supone igualmente la gran mayoría,
si bien en la CAPV hay un reparto más heterogéneo entre otros sectores
minoritarios.

Cátedra de Energía de Orkestra 41


Cabe mencionar que de considerar las emisiones de origen natural, al contrario que
con los COVNM, para el NH3 no existe gran diferencia. De considerar tanto emisiones
antrópicas como naturales, la participación del NH3 se reduciría solo hasta el 87%,
Documentos de Energía 2018

siendo las naturales un 2%.


GRÁFICO 19. Porcentaje de emisiones de NH3 según sector de origen en la
CAPV en 2015

Nota: Como se menciona al comienzo del apartado, el sector “residencial, comercial e institucional” (formato
NFR) está incluido en el sector “plantas de combustión no industrial” (formato SNAP). Recuérdese la descripción
del sector “procesos industriales sin combustión” al comienzo del apartado 1.2.

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

Por lo que se refiere a la evolución del NH3 originado en la agricultura (sin separar
aquí la ganadería), se puede apreciar un descenso continuado desde el año 1990
tanto en participación de las emisiones totales como en emisiones brutas. La
disminución en el porcentaje sobre el total ha sido más acusado que el descenso de
las emisiones en valor absoluto, lo que implica que otros sectores han ido
incrementando las emisiones de amoníaco, aunque sin llegar a acercarse al 15% en
ningún caso.

Calidad del aire 42


GRÁFICO 20. Evolución de las emisiones de NH3 del sector de la agricultura
(sobre emisiones antrópicas) en la CAPV entre 1990 y 2015 [en toneladas (t)
y porcentaje (%)]

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2018).

Cátedra de Energía de Orkestra 43


1.3. Situación general de la contaminación en Europa y en España
En este apartado se examinará la situación de la calidad del aire respecto de los
Documentos de Energía 2018

contaminantes con mayor impacto en la salud de la población descritos en los


apartados anteriores. Dado el potencial de desplazamiento transfronterizo de esos
contaminantes, se estudiará la situación actual de los mismos, primero desde la
perspectiva de la Unión Europea, para abordar a continuación los casos de España
y de la CAPV.
En lo que respecta a la Unión Europea, las emisiones de estos contaminantes por
países y el cumplimiento de sus techos nacionales de emisión, según el establece el
Protocolo de Gotemburgo que se tratará en el capítulo 2, son importantes porque
están fijados para maximizar la reducción del impacto sobre la salud en base a la
eficiencia en coste.
Por otro lado, si se trata de evaluar la contaminación desde la perspectiva del
impacto y del daño potencial, debe atenderse a las concentraciones en el aire,
registradas en las estaciones de medición, y a la superación o no de los límites de
calidad establecidos en la legislación de la UE.
La legislación europea y su transposición a la de los Estados Miembro ha establecido,
como se ha visto en el apartado anterior, valores límite máximos para cada
contaminante, bien valores anuales medios o para periodos cortos, determinados
en base a conocimientos científicos sobre el impacto publicados por la OMS, de
manera que evitando su superación se prevengan o reduzcan los efectos sobre salud
o el medio ambiente. Estos límites tienen carácter legal y, por tanto, vinculantes en
cuanto a su cumplimiento.
Por su parte, la OMS establece valores recomendados que no se deberían superar,
buscando así minimizar los efectos de la contaminación del aire sobre la salud. Estos
valores se presentan en las guías de calidad del aire, cuya última actualización data
de 2005 (OMS, 2005), valores que, dado su carácter de recomendaciones, no son
vinculantes ni de obligado cumplimiento.
Debe señalarse que los valores recomendados por OMS son más estrictos que los
establecidos por la legislación europea y esto es debido a que se han establecido en
función de niveles de riesgos aceptables en función de un análisis de coste-beneficio.
La legislación introducida en su día por el Real Decreto 1073/2002 sí recogía las
recomendaciones de la OMS (Ecologistas en Acción, 2017) como valores indicativos,
aunque la sustitución de esta legislación, a raíz de la aprobación de la Directiva
2008/50/CE (ver capítulo 2) condujo a los límites de carácter legal hoy en día
utilizados, si bien al misma directiva cita literalmente en los considerandos que “es
preciso […] fijar los objetivos oportunos aplicables al aire ambiente, teniendo en
cuenta las normas, las directrices y los programas correspondientes de la
Organización Mundial de la Salud” (DOUE, 2008).

Calidad del aire 44


Así, la consideración de los valores de la OMS, más estrictos, implica límites más
fácilmente superables y que, por tanto, ceteris paribus, afectarán a un porcentaje
mayor de población, que si se consideran los valores límites legales de la UE. En

Documentos de Energía 2018


cualquier caso, la Agencia Europea de Medioambiente (EEA), el Ministerio de
Medioambiente (MAPAMA) y otras organizaciones recogen ambos valores, por lo
que a continuación se presentan para cada contaminante referencias a ambos.
La fijación de una referencia, vinculante o recomendada, lleva a que la evaluación de
la población afectada sea diferente. En la siguiente tabla se aprecia que, a mayor
restricción del valor considerado, está afectada una población mayor, siendo
grandes las diferencias. Es además llamativo que con los valores guía de la OMS la
cifra total es del orden de la población española. Asimismo, es importante observar
que con los valores límite vigentes, el contaminante que afecta a un mayor número
de personas es el NO2, y que al incluir los valores guía de la OMS, la población
afectada es del orden de 24 millones de habitantes para las partículas y de 36
millones para el O3. Téngase en cuenta que la población española en era de 46
millones de habitantes en 2016 (INE, 2017).
Debe recordarse a este respecto que la población afectada por los contaminantes no
es simplemente sumable. Al igual que se señaló este aspecto anteriormente para la
contaminación exterior e interior (OMS, 2014), esto es aplicable también a la
exposición debida a distintos contaminantes. Por ejemplo, las concentraciones de
PM2,5 y NO2 están muy relacionadas, por lo que si la población expuesta se suma
directamente, esto puede llevar una sobrestimación del impacto, por ejemplo del
30% en el caso del NO2 (OMS, 2013). Debido a esta circunstancia, la tabla siguiente
no muestra los totales, siendo recomendable separar cada contaminante.
TABLA 16. Población de España afectada en 2016 según superaciones de
valores límite de la UE o de la OMS
Población afectada según
Población afectada según superaciones
superación de los valores guía de
de valores límite de la UE
la OMS
Mhab % Mhab %
SO2 s.s. s.s. 3,8 8,3
NO2 11,1 23,8 11,1 23,8
PM10 0,78 1,6 24,1 51,7
PM2,5 s.s. s.s. 24,6 52,9
O3 9,9 21,2 36,8 79,1
BaP s.s. s.s. 15,6 33,6

Nota: “Mhab” son millones de habitantes. “s.s.” implica que no hubo superaciones durante 2016. Respecto a las
superaciones de PM10, podrían incluirse Granada y A Coruña con sus respectivas áreas metropolitanas si no se
considera el descuento por partículas del Sáhara que aplica el MAPAMA, caso en el que la población afectada
ascendería a 1,6 Mhab (3,4%). De considerar Ceuta como hace Ecologistas en Acción (2017) el porcentaje de
población afectada es similar.

Fuente: elaboración propia a partir de (Ecologistas en Acción, 2017), (MAPAMA, 2016), (MAPAMA, 2017a) e
(INE, 2017).

Cátedra de Energía de Orkestra 45


La medición de las concentraciones en el aire, en un territorio, se lleva a cabo
mediante un número determinado y “limitado” de estaciones de medición. Por tanto,
los territorios (en el caso de España las Comunidades Autónomas) pueden dividirse
Documentos de Energía 2018

en áreas o zonas (zonificación), de manera que los puntos de medición dentro de


cada una de estas zonas presenten características de calidad del aire similares entre
sí. Así, la zonificación de un territorio se hace en base a un comportamiento
homogéneo de la calidad del aire, y no en base a divisiones políticas o
administrativas, por existir una gran diversidad de zonas en cuanto a límites y
tamaño (Gobierno de Aragón, 2017).
A continuación, se pasará revista a la situación en Europa y en España para los
contaminantes examinados en este estudio desde el punto de vista del cumplimiento
de los valores límite legales en vigor o de los valores de referencia.
Óxidos de azufre (SOx)
En la siguiente figura se pueden observar la distribución por países de la UE de las
emisiones de SOx en el año 2015. Se aprecia que los países con mayores emisiones
son Alemania y sobre todo Polonia, que presenta el valor más alto. En ambos casos
esto es debido a que se han dado en los últimos cinco años altas emisiones en la
generación eléctrica, debido a producirse ésta mayoritariamente con carbón
FIGURA 12. Comparación de emisiones totales nacionales de SOx (kt) en la
UE-28 en 2015

690,3 kt

351,8 kt

690,3

273,3 kt

1,3

Nota: en las fuentes originales de la EEA, unidades en gigagramos (Gg), siendo 1 Gg = 109 g = 1 kt.

Fuente: modificado de (EEA, 2017a).

Las concentraciones de SO2 están generalmente por debajo de los valores límite de
la legislación en vigor para la protección de la salud humana. Sin embargo,
atendiendo a las estaciones de medición, según los últimos datos disponibles de la

Calidad del aire 46


EEA hubo dos estaciones de la UE-28 (una en Francia y otra en Bulgaria)16 que en
2015 superaron tanto el valor límite horario como el valor límite diario de la OMS
(EEA, 2017b).

Documentos de Energía 2018


En el caso de España, durante 2016 no se han dado casos de superación de los
valores límite para la protección de la salud o el nivel crítico para la protección de la
vegetación. En cualquier caso, atendiendo a las recomendaciones de la OMS, se
puede hablar de niveles elevados de SO2 en lugares que afectan a un 8,3% de la
población española, es decir, 3,8 millones de personas (Ecologistas en Acción, 2017).
Ninguno de estos casos ha tenido lugar en la CAPV17.
FIGURA 13. Incidencia del SO2 en España durante 2016

Superación del límite legal diario (125 μg/m3)

Superación del valor guía diario de la OMS (20 μg/m3) Sin superación Sin datos

Fuente: (Ecologistas en Acción, 2017).

Óxidos de nitrógeno (NOx)


En el caso de las emisiones de NOx a nivel europeo, España en valores absolutos no
se encuentra entre los países con menos emisiones, sino en un espacio intermedio
junto a países de su entorno (Francia, Italia o Reino Unido). Alemania, sin embargo,

16 Este fue el caso también de una estación por cada uno de estos países: Noruega y Bosnia
Herzegovina solo para el valor límite horario, y Montenegro y Serbia para ambos valores.
17 Los casos más relevantes en España han sido, según Ecologistas en Acción (2017): Bahía de

Algeciras (Cádiz), Huelva, la zona industrial de Puente Nuevo (Córdoba), Asturias Occidental y
Central, Gijón, Maó y Eivissa en las Illes Balears, el Sur de Gran Canaria y Tenerife, Puertollano
(Ciudad Real), El Bierzo, León, las Montañas del Noroeste de Castilla y León, la Plana de Vic
(Barcelona), A Coruña y Arteixo, la zona de Oural (Lugo) y el Valle de Escombreras (Murcia).

Cátedra de Energía de Orkestra 47


se encuentra a la cabeza de la UE-28 (figura siguiente). El peso de las emisiones de
NOx en Alemania se debe sobre todo al transporte por carretera.
Documentos de Energía 2018

FIGURA 14. Comparación de emisiones totales nacionales de NOx (kt) en la


UE-28 en 2015

1.187 kt
1.187

918 kt

905 kt

Nota: en las fuentes originales de la EEA, unidades en gigagramos (Gg), siendo 1 Gg = 109 g = 1 kt.

Fuente: modificado de (EEA, 2017a).

En cuanto a los valores registrados en las estaciones de medición, fueron veintidós


países de la UE-28 registraron superaciones del valor límite anual (10,5% de las
estaciones de la EEA con medición de este contaminante). En la figura siguiente
puede verse cómo la mayoría de dichas estaciones están situadas en el centro de
Europa, mientras que en el caso de España se aprecian las mayores concentraciones
en Madrid, Barcelona y puntos del Levante y Mediterráneo. Es relevante también el
norte del país, incluyendo la CAPV.

Calidad del aire 48


FIGURA 15. Concentraciones de NO2 para el valor límite anual en 2015

Documentos de Energía 2018


Fuente: (EEA, 2017b).

Es relevante señalar que el 98% de las estaciones con superaciones del valor límite
anual estaban situadas en áreas urbanas, correspondiendo el 89% de las
superaciones a estaciones de tráfico, no estando ninguna en zonas rurales (EEA,
2017b).
En la evaluación de las zonas de medición para España (ver figura siguiente) en 2010
se habían superado los valores límites anuales (coincidentes con las
recomendaciones de la OMS) en las ciudades y áreas metropolitanas de Madrid y
Barcelona, así como en Granada, L’Horta (Comunidad Valenciana) y las islas de La
Palma, La Gomera y El Hierro.. En cuanto al valor límite horario, este solo había sido
superado en Madrid.
De esta manera, se puede hablar de un 23,8% de la población española que se
encuentra en zonas con altos niveles de NO2, lo que equivale a 11,1 millones de
personas (Ecologistas en Acción, 2017)18.

18 Ecologistas en Acción (2017) indica también superación en el conjunto del Gran Bilbao y no así en
las tres islas mencionadas de Canarias. Dado que MAPAMA (2017a) no incluye el Gran Bilbao y sí las
islas, aquí se ha optado por incluir asimismo las islas y excluir el Gran Bilbao (véase capítulo 3).

Cátedra de Energía de Orkestra 49


FIGURA 16. Incidencia del NO2 en España durante 2016
Documentos de Energía 2018

Superación del límite legal anual y de las recomendaciones de la OMS (40 μg/m3)

Sin superación

Fuente: (MAPAMA, 2017a).

Como se ha señalado en el apartado anterior, el origen de las emisiones de NO2 en


España está principalmente en el transporte por carretera (32%) junto con el
conjunto formado por la generación eléctrica y la industria (16% y 17%
respectivamente).
De cara a complementar dichos porcentajes, pueden verse las emisiones totales en
el siguiente gráfico, donde se aprecia que si bien el transporte es el emisor principal
en España para los NOx, el conjunto de emisiones de combustión de generación
eléctrica e industria supone una cantidad mayor de toneladas emitidas. Sin
embargo, el transporte, debido a la cercanía a los ciudadanos en los núcleos urbanos,
constituye la fuente de mayor importancia por tener mayor nivel de exposición de
las personas.

Calidad del aire 50


GRÁFICO 21. Emisiones de NOx en España en 2015

Documentos de Energía 2018


350.000

300.000

250.000

200.000
t

150.000

100.000

50.000

0
Combustión Transporte Otros Combustión Emisione Agricultura: Agricultura: Tratamiento
industrial por medios de residencial e industriales combustión emisiones de residuos
generación carretera transporte institucional sin y sin
eléctrica e combustión maquinaria combustión
industria)

Fuente: elaboración propia a partir de (MAPAMA, 2017d).

Partículas (PM)
Las mayores emisiones de partículas en los países de la UE se produjeron en las
cinco grandes economías del continente. Destaca particularmente Francia tanto
para PM2,5 como PM10, si bien Italia es también uno de los mayores emisores para
PM2,5 (figura siguiente).
FIGURA 17. Comparación de emisiones totales nacionales de partículas en kt
(izquierda PM2,5 y derecha PM10) en la UE-28 en 2015

164,7 221,1 kt 265,8

221,3 kt

265,8 kt

168,2 kt

164,7 kt

159,8 kt

124,5 kt
0,2 0,4

Nota: en las fuentes originales de la EEA, unidades en gigagramos (Gg), siendo 1 Gg = 109 g = 1 kt.

Fuente: modificado de (EEA, 2017a).

Cátedra de Energía de Orkestra 51


Atendiendo a las estaciones de medición de PM10 en 2015, el norte de Italia destaca
con una alta concentración de localizaciones con superaciones del límite diario
(figura siguiente), junto con el este de Europa, sobre todo Polonia. En el caso de
Documentos de Energía 2018

España, se aprecian ciertos lugares dispersos, entre ellos las Islas Canarias.
De estas estaciones, el 19% han superado el valor límite diario, repartidas en veinte
países19 de la UE. De estas, el 95% era de tipo urbano o suburbano (EEA, 2017b). No
obstante, aunque la mayoría de las superaciones se dan en las poblaciones, no debe
olvidarse la cercanía a los focos industriales que, como se verá a continuación, afecta
a zonas en España como la parte central de Asturias.
Sin embargo, atendiendo al valor límite anual, las estaciones que lo superaron se
reducen al 3%, sobre todo las de Italia, Bulgaria y Polonia. Este valor sería del 54%
si la superación es respecto al valor recomendado de la OMS, afectando a todos los
países a excepción de Estonia e Irlanda.
FIGURA 18. Concentraciones de PM10 para el valor límite anual en 2015

Fuente: (EEA, 2017b).

Atendiendo a la zonificación de España, el valor límite diario de PM 10 fue superado


en Villanueva del Arzobispo (Jaén), Plana de Vic (Cataluña) y el área central de
Asturias, siendo la suma de estas poblaciones de 775.482 habitantes (descontando
la arena del Sahara que contribuye a la presencia de partículas). Si se consideran las
recomendaciones de la OMS para el valor anual, el 51,7% de la población (24,1
millones) se ha visto afectada por la presencia de PM1020 (Ecologistas en Acción,
2017).

19Además de Albania, Bosnia y Herzegovina, Montenegro y Serbia (incluyendo Kosovo).


20Los casos más relevantes en 2016 han sido Andalucía, Asturias Central, las Islas Canarias, la Bahía
de Santander, Castilla-La Mancha, el área metropolitana de Barcelona y el interior de esta provincia,

Calidad del aire 52


FIGURA 19. Incidencia de las PM10 en España durante 2016

Documentos de Energía 2018


Superación del límite legal anual (40 μg/m3) Superación de la guía anual de la OMS (20 μg/m3)

Sin superación Sin datos

Fuente: (Ecologistas en Acción, 2017).

En el caso de las PM2,5, a nivel europeo se aprecia cierta similitud por estaciones en
las superaciones del valor límite anual al caso de las PM10, si bien las estaciones de
medición capaces registrar PM2,5 son menos numerosas, lo que se aprecia en la
figura siguiente. El 6% de las estaciones superó el valor límite y, de estas, la mayoría
correspondió a estaciones urbanas y suburbanas.

Valencia, Elche y el sur de Alicante, Arteixo, el área metropolitana sur de Madrid, el sureste de la
Región de Murcia y Ceuta (Ecologistas en Acción, 2017).

Cátedra de Energía de Orkestra 53


FIGURA 20. Concentraciones de PM2,5 para el valor límite anual en 2015
Documentos de Energía 2018

Fuente: (EEA, 2017b).

En cuanto a España ninguna estación superó en 2016 el valor límite legal de la


legislación europea, aunque no ocurre igual con el valor recomendado por la OMS.
Si bien en 2016 hubo cumplimiento con los límites anuales vigentes (ver figura
siguiente), la población afectada por superaciones de la guía de la OMS para PM2,5
fue de 24,6 millones de personas, un 52,9% de la población. Las zonas con
superaciones son similares a los casos de PM10, aunque hay que excluir Andalucía y
Castilla-La Mancha rurales, las Islas Canarias (salvo Las Palmas de Gran Canaria),
Santander y el sureste de Murcia (salvo Cartagena), y en cambio sí hay superaciones
en Zaragoza, el Pirineo y el Valle del Ebro aragoneses, Asturias Occidental, Palma,
Torrelavega, Castellón, el litoral valenciano, así como A Coruña, Santiago, Vigo y
Ourense, Madrid y Logroño.
Un circunstancia a señalar es que la medición de partículas PM2,5 es limitada en la
mayor parte de las redes de medición autonómicas., ya que a día de hoy son pocas
las estaciones que miden este contaminante, y son varias las CC.AA. en las que tan
solo una estación de toda la red dispone de equipos de medición, siendo esto con
bajos porcentajes de obtención de datos.

Calidad del aire 54


FIGURA 21. Incidencia de las PM10 en España durante 2016

Documentos de Energía 2018


Superación del límite legal anual (25 μg/m3) Superación de la guía anual de la OMS (10 μg/m3)

Sin superación Sin datos

Fuente: (Ecologistas en Acción, 2017).

En la CAPV no se registraron incidencias de PM10 y PM2,5 por encima de los límites


legales, aunque sí se superaron en el año 2016 los valores recomendados por la OMS.
Esto ha ocurrido principalmente en las zonas de Llodio, Algorta, Basauri, Erandio y
Santurtzi (zonas industriales del Alto y Bajo Nervión) y en Amoraebieta y Durango
(Alto Ibaizabal – Alto Deba), así como en Añorga, en el área industrial de Donostia
(Ecologistas en Acción, 2017).
Ozono (O3)
Como se puede apreciar en la siguiente figura, en Europa, en el año 2015, un número
importante de las estaciones de medición (el 41%) superaron el valor objetivo anual
más de veinticinco veces. Estas superaciones tuvieron lugar en dieciocho de los
veintiocho Estados Miembro21, lo que ha supuesto un incremento considerable en
los cinco años anteriores. Un 88% de las estaciones que registraron superación del
valor objetivo fueron estaciones de fondo. El alto número de superaciones está
asociado a que 2015 está considerado como el año más caluroso hasta la fecha, de
manera que las olas de calor, particularmente fuertes en dicho verano, en
combinación con niveles observables en el norte de Italia y en el centro del
continente (EEA, 2017b). El cumplimiento del valor recomendado por la OMS se
observó en el 4% de las estaciones y sólo en 8 de la 495 estaciones de fonfo rurales
de la UE.

21 Así como Albania, Andorra, Serbia y Suiza.

Cátedra de Energía de Orkestra 55


FIGURA 22. Concentraciones de O3 para el percentil 93,2 (máximo de 8 horas
diarias) en 2015
Documentos de Energía 2018

Fuente: (EEA, 2017b).

Los niveles de ozono troposférico (O3) afectan en España a una población de 36,8
millones de personas, lo que representa un 79,1% del total de la población, al darse
valores superiores al valor objetivo recomendado por la OMS. Respecto a los valores
de la UE, son 9,9 millones de personas, un 21,2% sobre el total, las que se ven
afectadas por unas concentraciones que superan los valores objetivo vigentes,
siendo por ello las CC.AA. más afectadas Madrid y Castilla-La Mancha, el interior de
Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia, el Oeste de las Islas Baleares y algunas
zonas de Andalucía y Extremadura.
Como se puede apreciar en la figura siguiente, y coherentemente con los datos
mencionados, la práctica totalidad de la población española ha respirado aire con
concentraciones de ozono que superan el objetivo a largo plazo establecido por la
normativa. Por sus características particulares, el ozono afecta en mayor grado a las
áreas rurales y suburbanas de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Murcia, Valencia,
Zaragoza o Palma y en diferentes zonas rurales de Andalucía, Aragón, Islas Balears,
Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura,
Murcia, Navarra y la CAPV (Ecologistas en Acción, 2017).

Calidad del aire 56


FIGURA 23. Incidencia del O3 en España durante 2016

Documentos de Energía 2018


Superación del objetivo legal 8h (120 μg/m3) Superación de la guía 8h de la OMS (100 μg/m3)

Sin superación Sin datos

Fuente: (Ecologistas en Acción, 2017).

En la siguiente tabla puede verse un resumen del grado de cumplimento de los


principales contaminantes en España en 2016 que se ha descrito en este apartado.
TABLA 17. Grado de cumplimiento para los principales contaminantes en
España en el año 2016 (parte 1 de 2)
Límites UE Guía OMS
Límite horario: 200 µg/m3. Límite horario: 200 µ/m3.
Máximo 18 superaciones al año. Límite anual: 40 µg/m3.
Límite anual: 40 µg/m3.
Mismos límites, y por tanto
Cumplimiento general, pero con misma situación general y
excepciones en: excepciones, entre límites UE y
NO2 - Ciudades de Madrid y Barcelona guía OMS.
y sus áreas metropolitanas.
- L’Horta (Comunidad
Valenciana).
- Granada.
- Islas de La Palma, La Gomera y
El Hierro en Canarias.

Fuente: elaboración propia a parir de (MAPAMA, 2017) y (Ecologistas en Acción, 2017).

Cátedra de Energía de Orkestra 57


TABLA 18. Grado de cumplimiento para los principales contaminantes en
España en el año 2016 (parte 2 de 2)
Documentos de Energía 2018

Límites UE Guía OMS


Límite diario: 50 µg/m3. Máximo Límite diario: 50 µg/m3.
35 superaciones al año. Límite anual: 20 µg/m3.
Límite anual: 40 µg/m3.
En general valores inferiores a la
Cumplimiento general, pero guía de la OMS, pero excepciones
excepciones en: en:
- Área central de Asturias. - Área central de Asturias.
- Plana de Vic (Cataluña). - Canarias.
PM10
-Villanueva del Arzobispo - Andalucía.
(Andalucía). - Bahía de Santander.
- Ceuta.
- Arteixo (Galicia).
- Murcia.
- Partes de Cataluña, Comunidad
de Madrid, Castilla – La Mancha,
Comunidad Valenciana.
Límite anual: 25 µg/m3. Límite diario: 15 µg/m3.
Límite anual: 10 µg/m3.
Cumplimiento general
En general valores inferiores a la
guía de la OMS, pero excepciones
en:
- Asturias occidental y central.
PM2,5 - Norte e interior de Aragón.
- Interior de Cataluña.
- Madrid.
- Torrelavega.
- Cartagena.
- Partes de Galicia, Comunidad
Valenciana, Castilla - La Mancha y
Andalucía, CAPV y Gran Canaria.
Máximo diario de las medias Máximo diario de las medias
móviles de ocho horas: 120 móviles de ocho horas: 100
µg/m3. 25 días por año µg/m3.
promediados en un periodo de 3
años. Lugares concretos con valores
inferiores a la guía de la OMS en:
Cumplimiento general, pero - Norte de Galicia.
O3
excepciones en: - Asturias central.
- Comunidad de Madrid. - Cantabria.
- Castilla – La Mancha. - Norte de la CAPV.
- Sur de la CAPV. - Partes de Canarias, Aragón,
- Partes de Cataluña y Comunidad Navarra y Valencia.
Valenciana, Islas Baleares y
Extremadura, Andalucía.

Fuente: elaboración propia a parir de (MAPAMA, 2017) y (Ecologistas en Acción, 2017).

1.4. Impacto de la contaminación


Como se ha visto hasta ahora en este capítulo, los impactos derivados de la
contaminación son diversos, en función del tipo de contaminante, su concentración,

Calidad del aire 58


el medio en el que se encuentra o el elemento sobre el que actúa, ya sea un ser vivo
o un elemento físico.

Documentos de Energía 2018


Por ello, los daños de la contaminación bien pueden evaluarse desde una
perspectiva económica, y el coste de los perjuicios varía tan ampliamente como el
espectro de impactos que se pueden analizar.
Por estos motivos, el coste de la contaminación a evaluar en este estudio se referirá
al generado por el impacto sobre la salud humana. Para poder cuantificar dicho
coste, es necesario conocer el impacto sobre la salud humana y cómo puede medirse.
Por ello, a continuación se tratará, en primer lugar, la evaluación del impacto sobre
la salud, y a continuación se examinará su cuantificación económica.
Para analizar el impacto sobre la salud humana se requiere conocer los métodos de
evaluación de ese impacto. En este estudio se consideran, a partir de los habitantes
afectados (HA), los años de vida perdidos (AVP). Por otro lado, se trata de conocer
cómo estos están influidos por variables como la concentración. Ello permitirá
aplicar estos métodos en distintos lugares o en zonas diversas, lo que se hará
mediante el índice de reducción de esperanza de vida (IREV).
Habitantes afectados (HA) y años de vida perdidos (AVP)
Para examinar la afección sobre la salud humana cabe hacerlo desde dos puntos de
vista. En primer lugar, se puede atender a la mortalidad (o disminución de la
esperanza de vida) de las personas, entendiéndose ésta como efecto último y más
grave sobre la salud. Es decir, se trata de analizar cómo la contaminación contribuye
a reducir la esperanza de vida de las personas, fundamentalmente por los perjuicios
sobre la salud descritos con anterioridad en este capítulo.
En segundo lugar, se puede analizar la morbilidad, identificada ésta por el número
de personas que enferman por causa de la contaminación y que por tanto reducen
su calidad de vida y disminuyen la capacidad para desempeñar funciones que
podrían llevar a cabo si no estuviesen enfermas.
La morbilidad es un concepto complejo que comprende distintas dimensiones
relativas a la pérdida de calidad de vida o de ciertas funciones, entre las que cabe
mencionar: a) recursos invertidos en el tratamiento de la enfermedad, incluyendo
cuidado de niños pequeños en su caso; b) pérdidas de productividad laboral y de
tiempo de ocio; y c) coste personal debido al estado físico y psicológico derivado de
la enfermedad. En cambio, la mortalidad, aunque pueda producirse debido a la
morbilidad, es un concepto más claro al tratarse del fin de la vida de una persona.
Debido a estas diferencias existen métodos de cuantificación de la mortalidad y de
su coste más definidos y estandarizados, mientras que la morbilidad no cuenta con
el mismo consenso en su evaluación y, por tanto, es más complicado conocer el coste
de la misma. Por otra parte, si se desagrega la contribución del coste total del

Cátedra de Energía de Orkestra 59


impacto de la contaminación sobre la salud, la mortalidad22 representa en torno al
90% o más, mientras que la morbilidad sería el 10% o menos (OCDE, 2014).
Documentos de Energía 2018

Por lo anterior el coste económico de la contaminación, en base a los efectos sobre


la salud humana a evaluar en este trabajo, será fundamentalmente el derivado de la
mortalidad. En este sentido, la Agencia Europea de Medioambiente considera que la
diferencia entre los costes de la mortalidad y los de la morbilidad es lo
suficientemente relevante como para considerar sólo los primeros (EEA, 2017b). Así
la EEA confirma el criterio de la OCDE arriba mencionado, si bien otras fuentes
pueden señalar una diferencia de 28%/72% del coste total para la
morbilidad/mortalidad (Amann, 2014), que en cualquier caso representa la clara
importancia de la mortalidad para el coste total.
Para cuantificar la mortalidad cabe distinguir dos métodos. Por un lado, se pueden
contabilizar las personas que fallecen a una edad inferior a la de la esperanza de vida
que les corresponde según el país y el género (muerte prematura), siempre que se
considere que estos fallecimientos podrían haber sido evitados al eliminar o mitigar
la causa de origen (contaminación en este caso). Este parámetro expresa por tanto
el número de personas que han fallecido prematuramente y aquí se determina en
base al parámetro: habitantes afectados (HA).
Otro método de análisis de la mortalidad considera los años de vida que una persona
hubiese vivido de no ser por la muerte prematura. En adelante se hará referencia a
este método como años de vida perdidos o AVP. Este parámetro expresa por tanto la
suma de los años no vividos por el conjunto de personas que han fallecido
prematuramente, y se mide en años.
Los AVP totales resultan de multiplicar los habitantes afectados por los años de vida
medios que pierde cada individuo que ha fallecido antes de tiempo. La diferencia
entre el momento de la muerte y la esperanza de vida será mayor en el caso de una
persona joven que si se trata de un anciano, por lo que a mayor población joven
fallecida prematuramente mayores serán los AVP. Por ello, ambos métodos son
complementarios, pero no sustitutivos, y ambos se utilizarán en el presente estudio.
Para los casos de estudio en este trabajo, se toman como estadísticas de referencia
las realizadas por la Agencia Europea de Medioambiente en su serie de
publicaciones anuales Air Quality in Europe (EEA, 2017b, 2016, 2015 y 2014). En
estas la EEA recoge para el periodo 2011-2014 (último año disponible) las muertes
prematuras (habitantes afectados o HA en adelante) y los AVP calculados para cada
país de la UE para los tres contaminantes siguientes: PM2,5, NO2 (excepto para el año
2011) y O323.

22Entendiendo ésta como acortamiento de la esperanza de vida.


23Nótese que en los análisis de la EEA, la concentración media anual de PM 2,5 y NO2 se mide en
microgramos por metro cúbico (μg/m3), mientras que las del O3 se mide en microgramo por metro
cúbico y día ((μg/m3).días o SOMO35). Sin embargo, la red de calidad del aire de España ofrece
generalmente la concentración de O3 también en μg/m3. Por tanto, de cara al estudio de las ciudades

Calidad del aire 60


Junto a los HA y los AVP estimados por la EEA para España y los datos de la
población24 año a año en miles de habitantes (khab) y las concentraciones promedio
anuales de los tres contaminantes.

Documentos de Energía 2018


Teniendo en cuenta los métodos citados y los datos utilizados, los resultados pueden
verse en la tabla siguiente. Se puede observar que los HA y los AVP debido a las PM2,5
representan los valores más altos, posicionando a este contaminante como el que
mayor impacto genera (tabla siguiente).
TABLA 19. Concentración media anual, HA y AVP en España en el periodo
2011-2014 para PM2,5, NO2 y O3
PM2,5 NO2 O3
Concentración Concentración Concentración
Año HA AVP HA AVP HA AVP
(μg/m3) (μg/m3) (μg/m3)
2011 11,1 25.046 n.d. n.d. n.d. n.d. 108,8 1.772 n.d.
274.100 63.600 21.900
2012 11,9 25.500 17,9 5.900 108,9 1.800
(0,0071%) (0,0016%) (0,00056%)
253.100 45.300 19.300
2013 11 23.940 18 4.280 111,1 1.760
(0,0065%) (0,0012%) (0,0005%)
244.700 71.100 16.800
2014 10,7 23.180 19,9 6.740 108,1 1.600
(0,0063%) (0,0018%) (0,00043%)
UE 4.278.800 798.500 145.200
14 399.000 18,7 75.000 n.d. 13.600
2014 (0,011%) (0,002%) (0,00036%)

Nota 1: la población de España para los distintos años ha sido (khab): 46.667,1 (2011); 46.818,2 (2012);
46.727,8 (2013); 46.512,1 (2014). “n.d.” es “no disponible”. Para la UE ha sido 502,4 khab (2014).

Nota 2: Los porcentajes de AVP se han calculado teniendo dividiendo los AVP entre los años totales resultantes
de multiplicar la población por la esperanza de vida. Las esperanzas de vida han sido 83 años para España y 80,6
años para la UE (Idescat, 2017).

Fuente: elaboración propia a partir de (Eurostat, 2017), (EEA, 2017), (EEA, 2016), (EEA, 2015) y (EEA, 2014).

La EEA, hasta 2016, venía midiendo las concentraciones sin distinguir el efecto
sobre la salud de los niveles de concentración mínimos para que se produzca dicho
efecto. En sus últimas estadísticas, relativas a 2014 (EEA, 2017b), se hace esa
distinción y ofrece ambos resultados. Esto es, en el caso de las PM2,5, que a nivel
europeo la concentración de fondo para este contaminante es de 2,5 μg/m3 y por
tanto los efectos para la salud por concentraciones por debajo de este fondo
teóricamente no son evitables. En el caso del NO2, se señala la concentración de 10
μg/m3, no como fondo, sino como valor debajo del cual no hay evidencia científica
de efectos perjudiciales para la salud, es decir, un mínimo efectivo (EEA, 2017b y
2016).
Por tanto, en los análisis del capítulo 3, se considerarán también estos valores como
concentraciones por debajo de las cuales los daños en la salud no son evitables en
los siguientes capítulos. Para el ozono no se hace dicha distinción.

en los próximos capítulos, se ha optado por relacionar los HA y los AVP del O3 con las concentraciones
medias de O3 en μg/m3 en España según otra fuente de la misma agencia (EEA, 2017 es decir, cruzar
distintas estadísticas de la EEA de cara a una mayor homogeneidad.
24 (Eurostat, 2017).

Cátedra de Energía de Orkestra 61


Índice de reducción de esperanza de vida (IREV)
Los datos de los que se dispone de HA y AVP son a nivel de España. Si estos dos
Documentos de Energía 2018

parámetros se relacionan con la concentración de contaminantes y la población, es


posible hallar una constante específica por habitante y unidad de concentración
para cada contaminante, en este caso para el conjunto de España.
Si esta constante se aplica a una región o ciudad de España, el cambio de las variables
(concentración y población) propias de cada lugar dará lugar a los HA o AVP que
permitan cuantificar el impacto sobre la salud en dicha localización. En adelante en
este estudio se hará referencia a esta constante como índice de reducción de
esperanza de vida o IREV.
De esta manera, relacionando los datos de HA con la población (en miles de
habitantes o khab) y la concentración media anual de cada contaminante, se obtiene
el IREV [expresado en HA/(khab*μg/m3)] para los años disponibles (2011-2014),
cuya evolución puede verse en el gráfico siguiente.
GRÁFICO 22. Evolución del IREV en España según habitantes afectados
[HA/(khab*μg/m3)]

Fuente: elaboración propia.

Si se hace la misma relación, pero en cuanto a años de vida perdidos, se puede


obtener una evolución similar del IREV [expresado en AVP/(khab*μg/m3)] en el
siguiente gráfico.

Calidad del aire 62


GRÁFICO 23. Evolución del IREV en España según habitantes afectados
[AVP/(khab*μg/m3)]

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia.

Esta relación entre indicadores de impacto sobre la salud y la concentración es


importante para el análisis de las ciudades en los próximos capítulos. De esta
manera, a partir de la concentración registrada por las distintas redes de calidad del
aire, será posible hallar el impacto sobre la salud en las áreas locales.
Impacto económico
Como se ha dicho, los HA o los AVP son parámetros que cuantifican el impacto sobre
la salud (en términos de habitantes afectados o años de vida perdidos), pero no en
términos económicos o de coste. Para evaluar este coste, el método más
generalizado y estandarizado es el valor de una vida estadística (VVE), que considera
la disposición a pagar25 de los individuos por lograr una reducción del riesgo de
muerte prematura (OCDE, 2014).
La OCDE (2012) describe el proceso básico de estimación del valor de una vida
estadística (VVE) de la forma siguiente: Se parte de una encuesta en la que se
consulta la disposición a pagar si se evitase una muerte prematura por cada 100.000
personas26, y la encuesta identifica una disposición a pagar media por reducir el
riesgo de muerte prematura en un año por contaminación del aire de 30 US$, es
decir, 30 US$ por cada individuo dentro del colectivo de 100.000 personas. Por
tanto, la suma de todas las disposiciones a pagar individuales resulta, siguiendo este
ejemplo, en un valor de la vida estadística o VVE de 3 millones de dólares. Por tanto,
es necesario subrayar que este VVE resultante no es el valor de la muerte de una
persona concreta, sino la agregación de todos los valores individuales para lograr

Conocida en microeconomía, en inglés willingness to pay.


25

Se llega a la cifra de una entre 100.000 muertes prematuras porque la reducción de riesgo de
26

muerte prematura sea de 1 entre 100.000 (a nivel individual).

Cátedra de Energía de Orkestra 63


pequeños cambios en el riesgo de muerte prematura. La OCDE (2014) añade que el
coste económico del impacto sobre la salud resulta de multiplicar el VVE por las
muertes prematuras27.
Documentos de Energía 2018

En relación al coste económico de la contaminación, un caso ilustrativo es el de las


10.000 instalaciones más contaminantes de Europa (recogidas en el Registro
Europeo de Emisiones y Transferencias de Contaminantes o E-PRTR por sus siglas
en inglés), que determina el coste del impacto de la contaminación expresada por
tonelada de emisiones de NH3, NOx, PM2,5, PM10, COVNM y SO2, por país, estimados
para las relaciones de emisión de 2010 (EEA, 2013b). Dado que el impacto de las
partículas secundarias y ozono está estimado en función de las emisiones relativas
de NOx, SO2 y COVNM, y éstas varían con los cambios en la actividad económica e
implantación de las nuevas regulaciones (por ejemplo, el cambio en las emisiones
de los vehículos) los valores estimados para el coste del impacto no son constantes
y varían con el año. En el caso de este estudio, se ha supuesto que no han tenido
lugar cambios apreciables en las relaciones de emisión en España en el período
2010-2015 y, por tanto los valores estimados para la situación de 2010 podrían
aplicarse con mínimos errores; el resultado se muestra en el gráfico siguiente para
el coste de los impactos por tonelada para valores altos de habitante afectado.
GRÁFICO 24. Coste de la contaminación en España (M€)

42000

40000

38000

36000

34000

32000

30000
2010 2011 2012 2013 2014 2015

Nota: se ha empleado una tasa de cambio de divisa de 1 US$ = 0,9 €.

Fuente: elaboración propia.

Los datos resultantes del gráfico anterior coinciden, razonablemente, en el año 2010
con el valor dado por la OMS, en el año 2010, la estimación del coste debido la

27No confundir con los AVP. La multiplicación del VVE por las muertes prematuras da lugar al coste
total, mientras que la multiplicación de los años que deja de vivir cada individuo por las muertes
prematuras da lugar a los AVP totales.

Calidad del aire 64


contaminación en España28 fue de 42.951 millones de dólares29 (OMS, 2010), lo que
equivaldría al 2,8% del PIB30.

Documentos de Energía 2018


Asimismo, los datos del gráfico anterior coinciden igualmente con el cálculo para la
UE-28, cuyo coste externo por contaminación para la UE-28 se estima en el rango de
330.000 y 940.000 millones de euros anuales en 2013 (CE, 2013). Si esto se
relaciona con el total de HA en dicho año para los tres contaminantes con mayor
impacto PM2,5, NOx, y ozono (EEA, 2016), el resultado arroja un valor por muerte
estadística prematura en un intervalo de entre 0,63 y 1,79 millones de euros.
Los costes analizados no consideran el efecto sobre cosechas y edificación. Como
consecuencia está en función del impacto en la población por estar expuestas en un
periodo largo31.
Por último, y atendiendo a la diferenciación entre contaminación del aire ambiente
y del aire interior realizada al comienzo de este capítulo, es conveniente indicar que
el coste económico atribuible a los HA por contaminación ambiente en España no
aumenta si se considera la contaminación interior. Esto es así también para otros
países como Francia, Alemania, Reino Unido o Italia, y también para Portugal por
ejemplo, pero es reseñable que no es así para varios países de la UE que sí generan
costes de HA si se consideran ambos tipos de contaminación (EEA, 2014).

28 Que incluye las instalaciones fijas y las de todos los sectores contaminantes, por tanto, no es cifra
correspondiente únicamente al sector del transporte.
29 Dólares estadounidenses (US$).
30 Corregido mediante paridad de poder adquisitivo (PPA).
31 Los datos que se manejan, en lo relativo al conocimiento técnico y la correlación con la exposición

(función del riesgo), provienen de la OMS, tratados por la EEA.

Cátedra de Energía de Orkestra 65


2. NORMATIVA EUROPEA Y ESPAÑOLA
Como se ha visto al comienzo del primer capítulo, debido al desplazamiento de los
Documentos de Energía 2018

contaminantes con el viento, éstos en ciertos casos traspasan las fronteras de los
Estados. Si los países no tienen control sobre los focos de emisión fuera de su
territorio, no es posible controlar las emisiones de contaminantes procedentes de
otros territorios, lo que por tanto limita el control sobre los factores que influyen
sobre las inmisiones. Por este motivo, es necesario llegar a acuerdos internacionales,
que adquieren la modalidad de convenciones, convenios y protocolos, para distintos
tipos de contaminantes. Para ello, por un lado, hay que disponer de un inventario de
las emisiones correspondientes en cada país que forma parte de la convención, y por
otro, aplicar objetivos de reducción en función del impacto.
Es por ello que parte de la legislación europea relativa a emisiones, y por tanto la de
España y sus regiones, están sujetas a ciertos tratados mundiales. Tras la ratificación
de estos por la Unión Europea, y en base a ello, se estructura la legislación europea
y la de los Estados Miembro.
Es en este contexto en el que parte de la normativa europea sobre la contaminación
del aire tiene su origen en la Convención de la ONU sobre la Contaminación del Aire
Transfronteriza a Largas Distancias (Long-range Transboundary Air Pollution),
adoptada en 1979, que dio lugar al primer tratado internacional para abordar la
contaminación del aire (UNECE, 2017). La Convención establece los principios
generales de cooperación internacional para la disminución de la contaminación del
aire, y constituye un marco institucional para coordinar la investigación y la
adquisición de información con la normativa (siguiente figura). A lo largo de los años
el número de sustancias cubiertas por la Convención y sus Protocolos se ha ido
ampliando para incluir el ozono troposférico, los contaminantes orgánicos
persistentes, metales pesados y partículas.

Calidad del aire 66


FIGURA 24. Estructura organizativa de la Convención sobre Contaminación
del Aire Transfronteriza a Largas Distancias (CLRTAP)

Documentos de Energía 2018


Grupo de coordinación Comité de
Cuerpo ejecutivo
EECCA implementación

Grupo de Comité de
coordinación EECCA implementación

Grupo de trabajo
Grupo de trabajo Cuerpo Directivo
sobre estrategias y
sobre efectos EMEP
revisión

Inventarios de Centro de iventarios


ICP Bosques emisiones y y proyecciones Nitrógeno reactivo
proyecciones (CEIP)

Centro de
ICP Monitorización Mediciones y Asuntos técnico-
coordinación
integrada modeliización económicos
química (CCC)

Centro de Modelización de
ICP Modelización y
sintetización evaluación
mapeo
meteorológica del integrada
oeste (MSC-W) y del
este (MSC-E)

ICP Materiales
Centro para Transporte
modelización de hemisférico de
evaluación contaminación del
integrada (CIAM) aire
ICP Vegetación

ICP Aguas

Salud

Grupo experto en
modelización
dinámica

Leyenda: Cuerpos subsidiarios Equipos de trabajo Programa / Centro EMEP

Nota: EECCA se refiere al grupo formado por Europa del Este, el Cáucaso y Asia Central. ICP es programa de
cooperación internacional.

Fuente: reelaborado a partir de (UNECE, 2018).

Los grupos de trabajo (working groups) llevan a cabo una identificación geográfica
de las cargas críticas32, de manera que se pueden identificar aquellas zonas en las

32Puede entenderse que, partiendo de la posibilidad de determinar las curvas de respuesta de las
partes sensibles de los sistemas naturales a los contaminantes, la carga crítica se define como el
punto de la curva a partir del que un nuevo aporte del contaminante supondría la aparición de efectos
reconocibles en estructura, composición o funcionamiento de dicho sistema natural (Macías et al.,
2003).

Cátedra de Energía de Orkestra 67


que la contaminación no debe superar ciertos umbrales. Cargas críticas que se
definen como las cantidades máximas de un contaminante que pueden ser asumidas
por cada entorno o ecosistema.
Documentos de Energía 2018

2.1. Normativa europea


La contaminación del aire ha sido siempre un importante objetivo de la legislación
ambiental de la Unión Europea. Así el quinto Programa de Acción Medioambiental
de 1992, aprobado por el Consejo en febrero de 1993, contemplaba la modificación
de la legislación existente en aquel momento sobre contaminantes atmosféricos y
recomendaba el establecimiento de objetivos de calidad del aire a largo plazo para
protección del medioambiente en su conjunto, así como la protección de la salud
humana. Esto impulsó en 1996 la Directiva Marco del Calidad del Aire (Directiva
96/62/EC) sobre evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente. Esta directiva
puso en marcha un marco legal para el análisis y conocimiento de las relaciones
entre contaminantes atmosféricos y sus efectos en diferentes condiciones
geográficas y atmosféricas (figura siguiente). Este conocimiento ha aumentado a
través de los años gracias al trabajo realizado bajo la Convención de la ONU sobre la
Contaminación del Aire Transfronteriza a Largas Distancias a través de la estructura
operativa antes descrita.
FIGURA 25. Esquema simplificado de determinación de techos nacionales de
emisión

Fuente: elaboración propia.

La legislación establece los niveles de emisión (directiva de Techos Nacionales de


Emisión), así como el control de las emisiones en los focos de emisión, con objeto de
que se contribuya a alcanzar los techos de emisión establecidos. La siguiente figura
detalla la estructura de la regulación de la calidad del aire, que por un lado controla
las fuentes de emisión, y por otro fija los objetivos de calidad a alcanzar, así como la
relación entre ambos.

Calidad del aire 68


FIGURA 26. Estructura de la principal normativa focalizada en la regulación
de la calidad del aire

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia.

Por tanto, la descripción de la regulación europea relacionada con la contaminación


atmosférica bien puede iniciarse por aquella que define los objetivos de calidad a
alcanzar, seguida por la que está orientada a establecer las medidas necesarias para
alcanzar dichos objetivos. Se detallará en primer lugar la legislación en vigor,
seguida, en orden temporal de adopción. Esto se hará siguiendo “categorías”
diferentes: en primer lugar, aquello que atañe al Protocolo de Gotemburgo y los
techos nacionales de emisión ya mencionados, seguido por contaminantes, fuentes
estacionarias y, finalmente, fuentes móviles y combustibles.
Protocolo de Gotemburgo y techos nacionales
Dentro de los Protocolos, el de 1999 para la mitigación de la Acidificación,
Eutrofización y Ozono Troposférico (Protocolo de Gotemburgo) puede considerarse
como el de mayor impacto en la legislación de la Unión Europea y de los Estados
Miembro. Este Protocolo establece límites de emisión para el SO2, NOx, COV y NH3
para cada país, a alcanzar en 2010, establecidos en función de la cantidad máxima
de componentes acidificantes, o de nitrógeno nutriente que un ecosistema puede
soportar sin daño, así como de los niveles máximos de ozono en el aire para la
protección de la salud y la vegetación. No solo se considera el efecto de las emisiones
de los focos estacionarios, especificando valores límite de emisión para los mismos,
sino también las emisiones correspondientes a los focos móviles en el área EMEP
(siglas en inglés del Programa Europeo de Monitorización y Evaluación). Los
objetivos de calidad establecidos, en el caso de la vegetación, buscar que no haya
efecto sobre la misma, y en el caso de los seres humanos que sea admisible para
estos. Es en el marco del Protocolo de Gotemburgo en el que surge la Directiva
2001/81/CE (derogada a día de hoy) de techos nacionales de emisión,
El Protocolo citado se modificó en el año 2012 mediante las decisiones del Consejo
Ejecutivo 2012/1 y 2012/2 para incluir los compromisos de reducción para el año

Cátedra de Energía de Orkestra 69


2020 y posteriores. El Protocolo revisado incluye, por primera vez, compromisos de
reducción para partículas finas (PM2,5). Igualmente se modificaron varios anexos
técnicos para incluir valores límite de emisión para fuentes estacionarias y móviles
Documentos de Energía 2018

y se añadieron los Anexos X y XI para incluir los valores límites de emisión de


partículas (PM10) y el contenido de COV en productos, respectivamente.
Asimismo, y en el contexto de los anterior, es importante señalar que hoy en día una
de las normas más relevantes a considerar es la Directiva 2016/2284/UE que fija
los nuevos techos nacionales de emisión, que deberán cumplirse en 2020 y años
siguientes, y que a diferencia de la normativa anterior, incluye techos nacionales
para las PM2,5. Estos techos pueden verse en las tablas siguientes, según recoge la
mencionada directiva.

Calidad del aire 70


TABLA 20. Emisiones en el año 2005 y techos nacionales de emisión entre 2020 y 2030 incluidos en la Directiva 2016/2284/UE
(parte 1 de 2)

Documentos de Energía 2018


Reducción Reducción Reducción Reducción Reducción
Emisiones Emisiones Emisiones Emisiones Emisiones
Miembro de la sobre el sobre el sobre el sobre el sobre el
de SO2 en de NOx de NH3 de COV de PM2,5
Convención nivel de nivel de nivel de nivel de nivel de
2005 (kt) 2005 (kt) 2005 (kt) 2005 (kt) 2005 (kt)
2005 (%) 2005 (%) 2005 (%) 2005 (%) 2005 (%)

Austria 27 26 231 37 63 1 162 21 22 20


Bélgica 145 43 291 41 71 2 143 21 24 20
Bulgaria 777 78 154 41 60 3 158 21 44 20
Croacia 63 55 81 31 40 1 101 34 13 18
Chipre 38 83 21 44 6 10 14 45 3 46
República Checa 219 45 286 35 82 7 182 18 22 17
Dinamarca 23 35 181 56 83 24 110 35 25 33
Estonia 76 32 36 18 10 1 41 10 20 15
Finlandia 69 30 177 35 39 20 131 35 36 30
Francia 467 55 1.430 50 661 4 1.232 43 304 27
Alemania 517 21 1.464 39 573 5 1.143 13 121 26
Grecia 542 74 419 31 68 7 222 54 56 35
Hungría 129 46 203 34 80 10 177 30 31 13
Irlanda 71 65 127 49 109 1 57 25 11 18

Fuente: elaboración propia a partir de (DOUE, 2016).

Cátedra de Energía de Orkestra 71


TABLA 21. Emisiones en el año 2005 y techos nacionales de emisión entre 2020 y 2030 incluidos en la Directiva 2016/2284/UE
(parte 2 de 2)
Documentos de Energía 2018

Reducción Reducción Reducción Reducción Reducción


Miembro de Emisiones Emisiones Emisiones Emisiones Emisiones
sobre el sobre el sobre el sobre el sobre el
la de SO2 en de NOx de NH3 de COV de PM2,5
nivel de nivel de nivel de nivel de nivel de
Convención 2005 (kt) 2005 (kt) 2005 (kt) 2005 (kt) 2005 (kt)
2005 (%) 2005 (%) 2005 (%) 2005 (%) 2005 (%)

Italia 403 35 1.212 40 416 5 1.286 35 166 10


Letonia 7 8 37 32 16 1 73 27 27 16
Lituania 44 55 58 48 39 10 84 32 9 20
Luxemburgo 3 34 19 43 5 1 10 29 3 15
Malta 11 77 9 42 2 4 3 23 1 25
Holanda 65 28 370 45 141 13 182 8 21 37
Polonia 1.224 59 866 30 270 1 593 25 133 16
Portugal 177 63 256 36 50 7 207 18 65 15
Rumanía 643 77 309 45 199 13 425 25 106 28
Eslovaquia 89 57 102 36 29 15 73 18 37 36
Eslovenia 40 63 47 39 18 1 37 23 14 25
España 1.282 67 1.292 41 365 3 809 22 93 15
Suecia 36 22 174 36 55 15 197 25 29 19
Reino Unido 706 59 1.580 55 307 8 1.088 32 81 30
UE-28 7.828 59 11.354 42 3.813 6 8.842 28 1.504 22

Fuente: elaboración propia a partir de (DOUE, 2016).

Calidad del aire 72


Contaminantes
Ya se ha mencionado la Directiva Marco de Calidad del Aire (1996/62/CE) sobre la

Documentos de Energía 2018


evaluación gestión de la calidad del aire ambiente, directiva ya derogada. Esta
directiva inició el camino para la gestión de la calidad del aire estableciendo los
principios básicos de una estrategia común para definir los objetivos de calidad,
evaluar la calidad del aire y disponer de información adecuada sobre la misma, en la
Unión Europea. En base a esta directiva se adoptaron cuatro “directivas hijas”, todas
derogadas a día de hoy, que se pueden ver en la siguiente figura.
FIGURA 27. Estructura de la normativa focalizada en la regulación de la
calidad del aire

Directiva
1996/62/CE

Directiva
Directiva 1999/30/CE 2004/107/CE
Directiva
Valores límites de SO2, 2000/69/CE Directiva Metales pesados
NO2 y óxidos de 2002/3/CE arsénico, cadmio,
Valores límite para el
nitrógeno, PM (PM10) y Ozono en el aire mercurio, y niquel y
benceno y monóxido
plomo en el aire ambiente (tercera los hidrocarburos
de carbono en el aire
ambiente (primera directiva hija). aromáticos
ambiente (segunda
directiva hija) . policíclicos en el aire
directiva hija).
ambiente (cuarta
directiva hija).

Fuente: elaboración propia.

Las directivas citadas hacen referencia al establecimiento de los objetivos de calidad


del aire, al horizonte temporal para alcanzarlos, así como a los sistemas de análisis
y evaluación, al intercambio de información entre los Estados Miembro y a la
obligación de información a los ciudadanos. Sin embargo, no agotan la legislación
relacionada con la calidad del aire, ya que otra legislación se dirige al control de las
causas de la contaminación mediante la regulación de las emisiones de los
principales focos de emisión estacionarios, así como de los focos móviles.
Entre esa legislación relevante hay que señalar la Directiva 2008/50/CE sobre la
calidad del aire ambiente y una atmósfera más limpia para Europa, que incluye los
puntos siguientes: a) unificación de la legislación sobre calidad del aire existente en
una sola directiva, con excepción de la cuarta directiva hija de calidad del aire,
manteniendo los objetivos de calidad del aire; b) introducción de objetivos de
calidad para PM2,5, incluyendo valores límite y objetivos de exposición; c)
posibilidad de descontar la contaminación aportada por fuentes naturales a la hora

Cátedra de Energía de Orkestra 73


de evaluar el cumplimiento de los valores límite, y d) posibilidad de extensión
temporal por tres años para PM10 y por cinco años para NO2 y benceno la fecha de
cumplimiento de los valores límite para dichos contaminantes.
Documentos de Energía 2018

Como ya se explicó en el primer capítulo, los estándares de calidad de la legislación


europea no recogen exactamente los valores guía de la Organización Mundial de la
Salud (OMS); las diferencias entre estos y los estándares fijados por la directiva
2008/50/UE se han visto en el primer capítulo. Los estándares de calidad
establecidos por la legislación de cada país para la protección de la salud de sus
ciudadanos son el resultado de las decisiones sobre la gestión de riesgo de cada país;
por tanto, varían en función del balance entre el riesgo para la salud, cuyos niveles
recomendados están fijados por los valores guía de la OMS, la viabilidad tecnológica,
así como el coste económico de las medidas para alcanzarlos, además de otras
consideraciones como la capacidad técnica de gestión de la calidad del aire.
Es también importante mencionar la Directiva 2015/1480/EC por la que se
enmiendan varios Anexos de las directivas 2004/107/EC (cuarta de directiva hija)
y 2008/50/EC relativa a los métodos de referencia, validación de datos y
localización de los puntos de muestreo para la evaluación de la calidad del aire
ambiente.
Focos estacionarios
Los principales focos estacionarios de emisión de los contaminantes atmosféricos a
largas distancias, principales responsables de la contaminación del aire
corresponden a la industria, bien sea de las instalaciones de generación de energía
o de procesos en otro tipo de industria. Las directivas que se examinan a
continuación se focalizan en la regulación de las emisiones industriales.
En primer lugar, la Directiva 2010/75/CE sobre emisiones industriales, es el
principal instrumento de regulación de las actividades industriales estableciendo
normas para evitar o, si no resultara posible reducir, las emisiones contaminantes
al medio ambiente, con objeto de alcanzar un alto nivel de protección de la salud y
del medio ambiente, considerado las emisiones de forma global, mediante la
aplicación de las mejores tecnologías disponibles.
La Directiva 2010/75/UE sobre las emisiones industriales (prevención y control
integrados de la contaminación), establecía la necesidad, de que las instalaciones
industriales o las de combustión y las de incineración de residuos, de disponer de
un permiso de operación. A este respecto la directiva contiene, además de las
disposiciones generales, las siguientes relativas a las emisiones al aire: a) sobre la
solicitud y concesión del permiso de operación; b) prescripciones técnicas
específicas para las grandes instalaciones combustión, de más de 50MW,
estableciendo valores límites de emisión para SO2, NOx y PM; c) para instalaciones
de incineración de residuos, en particular estableciendo valores límite de emisión
para: PM, sustancias orgánicas, cloruro de hidrógeno, fluoruro de hidrógeno, SO2,
metales pesados y dioxinas; y d) las relativas a actividades e instalaciones que

Calidad del aire 74


utilizan disolventes orgánicos, fijando valores límite de emisión en concentración y
cantidad total para el carbono orgánico.

Documentos de Energía 2018


Esta directiva viene a integrar otras siete directivas existentes, en particular de la
Directiva IPPC o Directiva 2008/1/CE, relativa a la prevención y al control
integrados de la contaminación (versión codificada de la directiva 96/61/EC), y las
relativas a las Grandes Instalaciones de Combustión (GIC), a las instalaciones de
incineración de residuos y a la de actividades que utilizan disolventes orgánicos, que
se listan en las directivas derogadas.
Las directivas derogadas por la 2010/75/UE son: la mencionada Directiva IPPC,
cuyo objeto es la prevención y el control integrado de la contaminación procedente
de actividades industriales; la Directiva 2001/80/CE que versa sobre la limitación
de emisiones de ciertos contaminantes al aire (SO2, NOx y PM) procedentes de
grandes instalaciones de combustión (instalaciones con potencia nominal superior
a 50 MW térmicos); la Directiva 2000/76/CE sobre la incineración de residuos, que
estableció valores límite para emisiones al aire de contaminantes tales como: SO2,
NOx, PM, cloruro de hidrógeno (HCl) y fluoruro de hidrógeno (HF), metales pesados
y dioxinas, para las plantas de incineración de residuos; y, finalmente, la Directiva
1999/13/CE sobre el control de la emisión al aire de compuestos orgánicos volátiles
debidos al uso de disolventes orgánicos en actividades e instalaciones que requieren
su uso, tales como recubrimiento de superficies, limpieza en seco, fabricación de
barnices, tintas y adhesivos, extracción de aceites y grasas, etc.
Por otro lado, la Directiva 2015/2193/CE sobre la limitación de emisiones
contaminantes al aire procedentes de plantas de combustión de tamaño medio, que
regula las emisiones de combustión de instalaciones de tamaño medio, aquellas con
potencia nominal >1 MW y <50 MW térmicos, contempla medidas específicas para
estas instalaciones de combustión, que no se incluyen en la directiva 2010/75/UE
Focos móviles y combustibles
Respecto a la regulación de los focos de emisión móviles se han establecido en las
directivas incluidas en la tabla siguiente, actualmente derogadas, y reglamentos que
se listan a continuación; así mismo se han incorporado en la revisión de 2012 del
Protocolo de Gotemburgo.
Reglamento 692/2008 sobre la homologación de tipo de los vehículos de motor por
lo que se refiere a las emisiones procedentes de turismos y vehículos comerciales
ligeros (Euro 5 y Euro 6) y sobre el acceso a la información relativa a la reparación
y el mantenimiento de los vehículos, por el que se modifica y se aplica el reglamento
715/2007/UE
El Reglamento 2009/595/CE, enmendado por Reglamento 2011/582/CE,
estableciendo límites de emisión Euro VI para los vehículos pesados.

Cátedra de Energía de Orkestra 75


El Reglamento 2016/427/UE, modifica el Reglamento 692/2008 estableciendo un
procedimiento de ensayo en condiciones reales de conducción (RDE) que refleje las
emisiones medidas en carretera para la homologación de vehículos ligeros.
Documentos de Energía 2018

Finalmente, el Reglamento 2016/1628/UE relativo a los límites de emisión gaseosos


y partículas procedentes de maquinaria móvil de fuera de carretera.
TABLA 22. Evolución de los límites de emisión en el escape de vehículos de
pasajeros, categoría M (parte 1 de 2)

Directiva/ Fecha de Tipo de HC+NOx P. ultrafinas


Estándar CO (g/km) HC (g/km) HCNM NOx (g/km) PM (mg/km)
Reglamento aplicación ignición (g/km) No/km
Nuevo PI (gasolina) 2,72 _ _ _ 0,97 _ _
tipo: Julio
1992
91/441/EEC
Euro 1 Nuevo
93/59/EC CI (diésel) 2,72 _ _ _ 0,97 140 _
vehículo:
Enero
1993
Nuevo PI (gasolina) 2,20 _ _ _ 0,5 _ _
tipo:
Enero
94/12/EC 1996
Euro 2
96/69/EC Nuevo CI (diésel) 1,00 _ _ _ 0,7 80 _
vehículo:
Enero
1997
Nuevo PI (gasolina) 2,30 0,20 _ 0,15 _ _ _
tipo:
Enero
98/69/EC 2000
Euro 3
2003/76/EC Nuevo CI (diésel) 0,64 _ _ 0,50 0,56 50 _
vehículo:
Enero
2001

Nota 1: la categoría M se refiere a los vehículos de motor con al menos cuatro ruedas diseñados y fabricados
para el transporte de pasajeros (BOE, 2007).

Nota 2: “PI” se refiere al encendido por chispa y “CI” al encendido por compresión (BOE, 2014) y (UNECE, 2012a).
“HC” son hidrocarburos y “HCNM” son hidrocarburos no metálicos (UNECE, 2012b). Respecto a las partículas
ultrafinas, recuérdese lo expuesto en el primer capítulo (diámetro menor de 100 nm).

Fuente: elaboración propia.

Calidad del aire 76


TABLA 23. Evolución de los límites de emisión en el escape de vehículos de
pasajeros, categoría M (parte 2 de 2)

Documentos de Energía 2018


Directiva/ Fecha de Tipo de HC+NOx P. ultrafinas
Estándar CO (g/km) HC (g/km) HCNM NOx (g/km) PM (mg/km)
Reglamento aplicación ignición (g/km) No/km
Nuevo PI (gasolina) 1,00 0,10 _ 0,08 _ _ _
tipo:
Enero
98/69/EC 2005
Euro 4
2003/76/EC Nuevo CI (diésel) 0,50 _ _ 0,25 0,30 25 _
vehículo:
Enero
2006
Nuevo PI (gasolina) 1,00 0,10 0,068 0,06 _ 4,5(*) _
tipo:
setiembre
Reglamento 2009
Euro 5
715/2007 Nuevo CI (diésel) 0,50 _ _ 0,18 0,23 4,5 6,0*E11
vehículo:
Enero
2011
Nuevo PI (gasolina) 1,00 0,10 0,068 0,06 _ 4,5 6,0*E11
tipo:
setiembre
Reglamento 2014
Euro 6
715/2007 Nuevo CI (diésel) 0,50 _ _ 0,08 0,17 4,5 6,0*E11
vehículo:
Setiembre
2015

Nota 1: la categoría M se refiere a los vehículos de motor con al menos cuatro ruedas diseñados y fabricados
para el transporte de pasajeros (BOE, 2007).

Nota 2: “PI” se refiere al encendido por chispa y “CI” al encendido por compresión (BOE, 2014) y (UNECE, 2012a).
“HC” son hidrocarburos y “HCNM” son hidrocarburos no metálicos (UNECE, 2012b). Respecto a las partículas
ultrafinas, recuérdese lo expuesto en el primer capítulo (diámetro menor de 100 nm).

Fuente: elaboración propia.

En lo que respecta a las especificaciones de combustibles, tanto para estaciones fijas


como estaciones móviles, hay que considerar en primer lugar, la Directiva
2009/30/UE de especificaciones de gasolinas y gasóleos y de combustible de
calefacción. Por otra parte, la Directiva 2012/33/UE incluye las especificaciones de
los combustibles marinos para ser usados en el territorio y en áreas económicas de
la UE.
Es relevante mencionar también el Paquete de Movilidad Limpia (Clean Mobility
Package en inglés), que a través de dos fases de desarrollo (junio y noviembre de
2017) establece una colección de nuevas propuestas legislativas para el transporte
por carretera comercial en la UE, cubriendo diversos aspectos de las actividades de
la industria del transporte e implicando el mayor cambio en los últimos años en
cuanto a normas de transporte comunitarias (IRU, 2018).
Los principales elementos que dicho paquete incluye son: a) nuevas normas sobre
emisiones de CO2; b) Directiva sobre vehículos limpios; c) plan de actuación y
soluciones de inversiones para el despliegue transeuropeo de la infraestructura
para las energías alternativas; d) revisión de la Directiva del transporte combinado;
e) Directiva sobre servicios de transporte de pasajeros en autocar; y f) la

Cátedra de Energía de Orkestra 77


llamada iniciativa de las baterías. Las propuestas que del paquete deben ser
examinada por los colegisladores así como por aquellas partes interesadas que
quieran aportar y colaborar en la adopción de las medidas (Comisión Europea,
Documentos de Energía 2018

2018).
Finalmente, a modo de resumen de este apartado, en la siguiente figura pueden
observarse las directivas y reglamentos descritos o indicados hasta ahora
ordenados cronológicamente.

Calidad del aire 78


FIGURA 28. Cronograma de la normativa europea más relevante respecto a la calidad del aire

Documentos de Energía 2018


Directiva Directiva Directiva Directiva Directiva Directiva
1996/62/CE 1999/13/CE 1999/30/CE 2000/69/CE 2000/76/CE 2001/80/CE
(hija) (hija)

Directiva Directiva Directiva Reglamento Directiva Directiva


2001/81/CE 2002/3/CE 2004/107/CE 715/2007/CE 2008/1/CE 2008/50/CE
(hija) (hija)

Reglamento Directiva Reglamento Directiva Reglamento Directiva


692/2008/CE 2009/30/UE 2009/595/CE 2010/75/CE 582/2011/UE 2012/33/UE

Directiva Directiva Reglamento Reglamento Directiva


2015/1480/UE 2015/2193/CE 2016/427/UE 2016/1628/UE 2016/2284/UE

En vigor Derogada

Fuente: elaboración propia.

Cátedra de Energía de Orkestra 79


2.2. Normativa española
La normativa española se basa, al igual que en otros Estados Miembro (EM) de la
Documentos de Energía 2018

Unión Europea, fundamentalmente en la transposición de las directivas europeas, a


cuyo desarrollo contribuye la Administración española en colaboración con las
Comunidades Autónomas, y en la adecuación de la implantación de éstas a las
peculiaridades administrativas de España. A este respecto se recogerá en lo que
sigue tanto los Reales Decreto (RD) que trasponen las directivas europeas, como la
ley que regula los procesos de implantación de las mismas, además de la distribución
de funciones y responsabilidades entre la administración del Estado y las
Comunidades Autónomas. Se detallarán comenzando por la legislación en vigor y
citando aquellas leyes y RD que le la han antecedido.
En primer lugar, hay que referirse a la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad
del aire y protección de la atmósfera, cuyo objeto es definir “una nueva norma básica
que dé adecuada cabida a los planteamientos y requisitos técnicos que conforman
el acervo comunitario en materia de atmósfera y el derivado de los convenios
internacionales”.
Esta ley se estructura en siete capítulos: el capítulo I contiene las disposiciones
generales, objeto, ámbito de aplicación (contaminantes e instalaciones),
definiciones, principios rectores y competencias de las administraciones públicas.
El capítulo II aborda las disposiciones relativas a la evaluación y gestión de la calidad
del aire de acuerdo con la normativa establecida por la Unión Europea; en particular
faculta al Gobierno, en colaboración con las Comunidades Autónomas, a revisar la
lista de contaminantes y al establecimiento de los objetivos de calidad y los plazos
para cumplirlos y a las Comunidades Autónomas (en su caso las administraciones
locales) a la evaluación de la calidad del aire así como a la zonificación del territorio.
El capítulo III trata del establecimiento por el Gobierno, en colaboración con las
Comunidades Autónomas, de valores límite de emisión para contaminantes e
instalaciones específicas e insta a la aplicación de las mejores tecnologías
disponibles y al cambio a combustibles menos contaminantes. El capítulo IV aborda
aspectos relativos a la elaboración de planes para la mejora de la calidad del aire, a
la participación pública en la elaboración de dichos planes y a la integración de la
protección de la calidad del aire en la planificación de políticas sectoriales. El
capítulo V se refiere a la promoción de instrumentos de fomento de protección de la
atmósfera, tales como: acuerdos voluntarios, sistemas de gestión y auditorías
ambientales, I+D+i y formación y sensibilización pública. El capítulo VI trata de los
aspectos relativos al control, la inspección y vigilancia y seguimiento para asegurar
el cumplimiento de la ley. Por último, el capítulo VII se refiere al régimen
sancionador.
La mencionada ley deroga la Ley 38/1972, la primera sobre la protección del
ambiente atmosférico aprobada en España, y los anexos II y III del Decreto
833/1975 que desarrolla la ley anterior.

Calidad del aire 80


Por otro lado, en lo que respecta al control de las emisiones procedentes de
instalaciones industriales, se encuentra la Ley 16/2002, de 1 de julio, de control y
prevención integrados de la contaminación, así como el RD 509/2007, de 20 de abril,

Documentos de Energía 2018


por el que se aprueba el Reglamento para el desarrollo y ejecución de la Ley 16/2002
de prevención y control integrados de la contaminación
En este ámbito ha de mencionarse también el Real Decreto Legislativo 1/2008, de
11 de enero, por el que se modifica el texto refundido de la Ley de Evaluación de
Impacto Ambiental de Proyectos.
También por su parte el RD 102/2011, relativo a la mejora de la calidad del aire;
traspone la directiva 2008/50/CE, mencionada en la legislación europea, por la que
se derogan, entre otras, las tres primeras directivas hijas de calidad del aire que
están recogidas en la legislación española por: a) RD 1073/2002 que traspone la
primera y segunda directivas hijas; y b) RD 1796/2003 que traspone la tercera
directiva hija;, recogida en el RD 812/2007, de 22 de junio, sobre evaluación y
gestión de la calidad del aire ambiente en relación con el arsénico, el cadmio, el
mercurio, el níquel y los hidrocarburos aromáticos policíclicos,
Este RD tiene como objetivo evitar, prevenir y reducir los efectos nocivos de
determinadas sustancias sobre la salud humana, el medio ambiente en su conjunto
y demás bienes de cualquier naturaleza. Ello conlleva a su vez la consecución de
varios objetivos parciales: a) definir y establecer objetivos de calidad del aire, de
acuerdo con la Ley 34/2007 antes citada, con respecto a las concentraciones de
dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y óxidos de nitrógeno, partículas, plomo,
benceno, monóxido de carbono, ozono, arsénico, cadmio, níquel y benzo(α)pireno
en el aire ambiente; b) regular la evaluación, el mantenimiento y la mejora de la
calidad del aire en relación con las sustancias enumeradas en el apartado anterior y
los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) distintos al benzo(α)pireno; c)
establecer métodos y criterios comunes de evaluación de las concentraciones de las
sustancias indicadas en el primer apartado, el mercurio y los HAP y de los depósitos
de arsénico, cadmio, mercurio, níquel y HAP; d)determinar la información a la
población y a la Comisión Europea sobre las concentraciones y los depósitos de las
sustancias mencionadas en los apartados anteriores, el cumplimiento de sus
objetivos de calidad del aire, los planes de mejora y demás aspectos regulados en la
norma; y e) establecer, para amoniaco (NH3), de acuerdo con la Ley 34/2007,
métodos y criterios de evaluación y establecer la información a facilitar a la
población y a intercambiar entre las administraciones.
El RD 102/2011 fue a su vez modificado por el Real Decreto 39/2017, para
transponer a nuestro ordenamiento jurídico la Directiva 2015/1480, que establece
normas relativas a los métodos de referencia, validación de datos y ubicación de los
puntos de medición para la evaluación de la calidad del aire ambiente, e incorporar
los nuevos requisitos de intercambio de información establecidos en la Decisión
2011/850/UE. Además, este último real decreto prevé la aprobación de un Índice

Cátedra de Energía de Orkestra 81


Nacional de Calidad del Aire que permita informar a la ciudadanía, de una manera
clara y homogénea en todo el país, sobre la calidad del aire que se respira en cada
momento
Documentos de Energía 2018

Finalmente se encuentra la Ley 5/2013 por la que se modifica la Ley 16/2002 de


control y prevención integrados de la contaminación y traspone la directiva
2010/75/UE.
2.3. Normativa de las Comunidades Autónomas
Las Comunidades Autónomas recogen en su legislación la forma aplicación de la
legislación estatal en aquellos aspectos que son propios de la Comunidad y elaboran
planes de mejora de calidad establecidos por la legislación europea. Se incluirá en
este apartado la normativa desarrollada por algunas Comunidades Autónomas,
como son Cataluña, Madrid y País Vasco (CAPV).
Cataluña
Por un lado se encuentra la Ley 22/1983 de Protección del Ambiente Atmosférico.
También hay que mencionar el Decreto 226/2006 de 23 de mayo, por el por el que
se declaran zonas de protección especial del ambiente atmosférico diversos
municipios de las comarcas de El Barcelonès, El Vallès Oriental, El Vallès Occidental,
el Baix Llobregat para el contaminante dióxido de nitrógeno y para las partículas.
Además el Decreto 152/2007, de 10 de julio, de aprobación del Plan de actuación
para la mejora de la calidad del aire en los municipios declarados zonas de
protección especial del ambiente atmosférico, así categorizados mediante el Decreto
226/2006, de 23 de mayo.
Asimismo debe mencionarse el Decreto 203/2009, de 22 de diciembre, por el que
se prorroga el Plan de actuación para la mejora de la calidad del aire en los
municipios declarados zonas de protección especial del ambiente atmosférico, plan
de actuación ya aprobado por el ya citado Decreto 152/2007. Igualmente tiene
relevancia la Ley 20/2009, de 4 de diciembre, de prevención y control ambiental de
las actividades.
Madrid
En primer lugar, se encuentra la Ley 2/2002, de 19 de junio, de Evaluación
Ambiental de la Comunidad de Madrid. También hay que considerar el Decreto
38/2002 por el que se regulan las actividades de control reglamentario de las
instalaciones industriales en la Comunidad de Madrid.
Por Resolución de 12 de marzo de 2009, de la Dirección General de Industria,
Energía y Minas, se desarrollan procedimientos de vigilancia y control de la
contaminación atmosférica industrial en la Comunidad de Madrid, y mediante la
Orden 1433/2007, de 7 de junio, de la consejería de medio ambiente y ordenación
del territorio, se aprueba la estrategia de calidad del aire y cambio climático de la
Comunidad de Madrid 2006-2012, el denominado Plan Azul.

Calidad del aire 82


CAPV
En la CAPV debe señalarse la Ley 3/1998, de 27 de febrero, de Protección del Medio

Documentos de Energía 2018


Ambiente del País Vasco. Esta ley ha llevado a la elaboración de una Estrategia Vasca
de Desarrollo Sostenible 2002-2020, dando así lugar al IV Programa Marco
Ambiental de la CAPV 2020, actualmente en vigor.
Junto con estos elementos desarrollados dentro de las competencias de la CAPV,
cabe asimismo citar el Decreto 278/2011 para la regulación de instalaciones en las
que se desarrollen actividades potencialmente contaminantes de la atmósfera. En
relación con este decreto, se publicó en el año 2012 una orden de la Consejera de
Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca, por la que se dictan
instrucciones técnicas para el desarrollo de dicho decreto. Por otra parte se
encuentra el Decreto 1/2013, sobre instalaciones emisoras de compuestos
orgánicos volátiles.
También hay que mencionar que, dado que han transcurrido dos décadas desde la
citada Ley 3/1998, el 13 de marzo de 2018 se presentó el Anteproyecto de Ley de
Administración Ambiental de Euskadi, que pretende elaborar de una nueva norma
en materia de medio ambiente para sustituir la Ley 3/1998. Se busca así renovar las
bases de la política ambiental vasca en consonancia con la evolución de la legislación
europea y española. Este anteproyecto se encuentra, a fecha de elaboración de este
trabajo, en situación de consulta pública hasta abril de 2018 (Irekia, 2018).
2.4. Administraciones locales
Tal como determina la ley 34/2007, las administraciones locales en lo que respecta
las aglomeraciones y los municipios de población superior a los 100.000 habitantes
han de: a) disponer de instalaciones y redes de evaluación, b) informar a la
población sobre los niveles de contaminación y calidad del aire y c) elaborar planes
y programas para el cumplimiento de los objetivos de calidad del aire y/o mejora de
la misma. A continuación se comentarán los planes de calidad del aire de los dos
mayores municipios españoles.
Madrid
El Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático de la Ciudad de Madrid (Plan A) es
una herramienta de ámbito local dirigida a reducir la contaminación atmosférica,
contribuir a la prevención del cambio climático y definir estrategias de adaptación,
cuyo objetivo principal es garantizar la calidad del aire que respiran los madrileños
y fortalecer la ciudad para futuros impactos del cambio climático.
El plan contempla, entre otras medidas, las que afectan a la calidad del aire urbano.
Algunas de ellas son actuaciones sobre la red viaria y el espacio público dirigidas a
reducir la intensidad del tráfico privado y a la promoción del transporte público y
transporte del tipo “activo”. Otras actuaciones son sobre el parque móvil de sectores
clave con alto impacto en los patrones de movilidad y en la calidad del aire (EMT,

Cátedra de Energía de Orkestra 83


taxi, distribución urbana de mercancías, flota municipal y movilidad laboral), así
como el fomento de la movilidad compartida.
Documentos de Energía 2018

Por otra parte, el plan incluye la gestión urbana para que el transporte sea bajo en
emisiones, la alta eficiencia energética y la gestión energética eficiente de edificios
municipales. Para un análisis más detallado de las medidas del Plan A puede verse
el capítulo 5.
Es relevante señalar que a principios de 2018 Madrid ha dado un paso más en el uso
de su protocolo contra la contaminación al proponer una modificación sobre las
restricciones de tráfico, cuando el protocolo restringe el tráfico cuando éste se pone
en marcha. Hasta la fecha la medida aplicada era la de alternar matrículas pares o
impares de vehículos diésel o gasolina, de manera que estos no pudiesen circular
por el centro de la ciudad. Con el cambio propuesto, se hará obligatorio circular con
la etiquetación de la Dirección General de Tráfico (DGT). Si no se dispone de esta no
se podrá circular por el centro (escenario dos) o por el resto de la ciudad (escenario
tres) según los niveles de contaminación alcanzados (EFE, 2018).
Barcelona
En Barcelona se ha establecido el Plan de Mejora de Calidad del Aire 2015-2018,
cuyo objetivo consiste en fijar unas líneas estratégicas de carácter horizontal para
los diversos ámbitos que afectan a la calidad del aire, en particular en lo que se
refiere a los niveles de óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas (PM).
El plan tiene en cuenta medidas ya puestas en marcha, tales como: a) las relativas a
los servicios urbanos del Ayuntamiento de Barcelona; b) las relativas a la
comunicación y educación ambiental; c) medidas locales del PAMQA de la
Generalitat; y d) medidas y escenarios futuros del aeropuerto de Barcelona.
Asimismo, el plan prevé las actuaciones a 2018, en el ámbito del municipio de
Barcelona, tales como un plan de movilidad urbana de Barcelona 2013-2018 o una
estrategia de autosuficiencia energética de Barcelona 2015-2024. Se prevén
también medidas de calidad del aire del Puerto de Barcelona.

Calidad del aire 84


3. EVOLUCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN EN LAS CAPITALES DE LA CAPV,
MADRID Y BARCELONA

Documentos de Energía 2018


En esta sección se examinará la calidad del aire, en las ciudades citadas, respecto al
cumplimiento de los valores límite en vigor para cada uno de los contaminantes que
se vienen analizando en este estudio y con mayor impacto en la salud de los
ciudadanos y el medio ambiente. La evaluación en detalle de la situación en el
ámbito local requiere conocer las concentraciones en el aire, así como su evolución,
registradas en las estaciones de medida situadas en las ciudades.
Como ya se ha indicado anteriormente, la calidad del aire se mide para áreas con
características de aire similares (zonificación), de manera que el primer nivel de
desagregación territorial al que se ha de atender es el correspondiente a dichas
zonas. Para ello, en este capítulo se examinarán las concentraciones registradas para
cada contaminante y para los años disponibles, tomando la media anual de todas las
estaciones de la zona objeto de estudio correspondiente a cada ciudad. La evolución
de dicha concentración anual permitirá conocer cómo ha ido cambiando el impacto
de cada contaminante, en base al índice de reducción de esperanza de vida (IREV),
que dará lugar bien al número de habitantes afectados (HA), o a los años de vida
perdidos (AVP).
En cualquier caso, la concentración de población en los núcleos urbanos hace
recomendable atender a las mediciones de las estaciones localizadas dentro de cada
ciudad y su comparación con los valores propios de la zona en la que se halla la urbe,
lo que pondrá de relieve la mayor o menor diferencia entre la calidad del aire del
entorno urbano y la correspondiente a su zona.
Dentro de cada zona, de acuerdo con la legislación, no se consideran las estaciones
de medición que durante el año de lectura no hayan alcanzado un porcentaje de
registros válidos del 75%. Los contaminantes a evaluar en cada una de las ciudades
serán las PM2,5, el NO2 y el O3, que como se ha visto en el primer capítulo, son los
principales responsables de la reducción de esperanza de vida en los países de la UE.
3.1. Capitales de la CAPV
Las tres capitales de provincia en la CAPV (Bilbao, San Sebastián y Vitoria) se
encuentran cada una en una zona de calidad del aire diferente. Así, a Bilbao le
corresponde la zona del Bajo Nervión, a San Sebastián la de Donostialdea y a Vitoria
la de la Llanada Alavesa.
Estas tres zonas, junto con el resto de las que conforman la CAPV (ocho en total),
pueden verse en la figura siguiente (para los contaminantes aquí estudiados,
excepto para el ozono). De las ocho zonas, solo dos: Bajo Nervión y Donostialdea,
están catalogadas como aglomeraciones. Está categoría es importante destacarla
por el contraste que supone entre las capitales y las propias zonas en los resultados
del análisis, como se verá más adelante.

Cátedra de Energía de Orkestra 85


En el caso del ozono (O3) la zonificación responde a una distribución distinta, con
cinco áreas específicas, como también se puede ver en la siguiente figura. Esto es
debido a que el ozono, contaminante secundario, presenta un comportamiento
Documentos de Energía 2018

diferente del resto de contaminantes (Gobierno Vasco, 2017a). Por ello, el O3 en


Bilbao se mide en las estaciones de la zona de Bilbao-Barakaldo, el de San Sebastián
en las de la zona Litoral, y el de Vitoria según las de las Cuencas Interiores. En este
caso, de las cinco zonas solo una (Bilbao-Barakaldo) está catalogada como
aglomeración.
Esta última zonificación se ha comenzado a utilizar en el Informe de Calidad del Aire
del Gobierno Vasco de 2016, pero la evaluación del ozono en los años anteriores
responde a la zonificación general del resto de contaminantes. Por este motivo, en
los siguientes análisis se utilizará la zonificación general.
FIGURA 29. Zonificación general de la calidad del aire (izquierda) y
específica para el ozono (derecha) de la CAPV

Fuente: (Gobierno Vasco, 2017a).

La recopilación de datos de control de la contaminación (SO2, NO2, PM10, PM2,5, CO,


O3, C6H6, Pb y otros metales y BaP) en la CAPV, en 2016, se realizó en un total de
cincuenta estaciones de medición. Cabe adelantar que, de estas, catorce llegaron a
registrar porcentajes de captura de datos que son inferiores a los mínimos
establecidos por la normativa, lo que afecta a la precisión33 del diagnóstico en la
CAPV, en particular para algunos contaminantes (Ecologistas en Acción, 2017).
La red de calidad del aire en la CAPV puede verse en la siguiente figura. Cabe
destacar en particular la estación de Valderejo, al oeste de Álava, considerada
relevante para los análisis que siguen por estar alejada de núcleos urbanos. Esta
posición permite justificar para la CAPV no utilizar el fondo de PM2,5 estimado por la

33En los últimos años ciertas estaciones han sido suprimidas, como es el caso de Arrigorriaga;
Náutica en Portugalete; Elorrieta, Indautxu y Zorrotza en Bilbao; y Santa Ana y Getxo (ambas en el
mismo Getxo). Todas ellas se encontraban situadas en la provincia de Bizkaia (Ecologistas en Acción,
2017).

Calidad del aire 86


EEA, y visto en el primer capítulo (2,5 μg/m3), sino un fondo específico que resulta
más elevado (5,74 μg/m3)34.

Documentos de Energía 2018


FIGURA 30. Red de calidad del aire de la CAPV

Valderejo

Nota: las estaciones en azul son estaciones meteorológicas. La intensidad del verde indica la calidad del aire,
tratándose de un día aleatorio a modo de ejemplo.

Fuente: modificado de (Gobierno Vasco, 2017b).

En cada una de las ciudades que se van a estudiar, es relevante conocer qué
estaciones de medición existen y cuál es su ubicación respecto al centro urbano, ya
que para el análisis local se tomará como referencia una u otra estación según la
ciudad o los contaminantes. En ocasiones se verá que la estación que se toma como
referencia no es la más cercana al centro de la ciudad, debido a que se prima la
mayor disponibilidad de datos. De esta manera varía la referencia según el caso,
aunque tratando siempre de escoger la más céntrica posible.
En concreto, dentro de Bilbao cabe distinguir tres estaciones de medición en las
cercanías del centro urbano, y que por tanto pueden tomarse como referencia del
nivel local (siguiente figura).

34 Promedio de las medidas de los años 2014, 205 y 2016.

Cátedra de Energía de Orkestra 87


FIGURA 31. Estaciones de medición en el entorno del centro de Bilbao
Documentos de Energía 2018

Mazarredo

Parque
Mª Díaz Europa
de Haro

Nota: la estación marcada en azul es Feria y es de tipo meteorológico. No es por tanto una referencia.

Fuente: modificado de (Gobierno Vasco, 2017b).

En el caso de San Sebastián hay tres estaciones de medición en las cercanías del
centro urbano para tomar como referencia (siguiente figura). Existe una cuarta
(Avenida Tolosa) que corresponde a la zona de Kostaldea, pero dado que se
encuentra dentro de la ciudad de San Sebastián, sí se considerará para el análisis
local.
FIGURA 32. Estaciones de medición en el entorno del centro de San Sebastián

Avenida
Tolosa Ategorrieta

Easo
Puyo

Fuente: (Gobierno Vasco, 2017b).

Para Vitoria son cuatro estaciones de medición en las cercanías del centro urbano
que pueden tomarse como referencia del nivel local (siguiente figura).

Calidad del aire 88


FIGURA 33. Estaciones de medición en el entorno del centro de Vitoria

Documentos de Energía 2018


Avenida
Gasteiz Avenida 3
de Marzo

Los
Farmacia Herran

Fuente: modificado de (Gobierno Vasco, 2017b).

Como se ha visto en el primer capítulo, de los contaminantes analizados el que tiene


una mayor incidencia en la reducción de esperanza de vida es las PM2,5, por lo que
será el primer contaminante que se analizará. Tras estas, y por orden de
importancia, se tratarán el NO2 y el O3.
Partículas (PM2,5)
Los datos disponibles para observar la evolución de la concentración promedio de
PM2,5 en las zonas objeto de estudio abarcan el periodo 2009-2016. No obstante, en
el gráfico siguiente se puede ver cómo faltan datos para los años 2012, 2013 y 2016,
debido a que no hay suficientes datos válidos por encima del mínimo (75%)35.
La evolución de las concentraciones promedio en zonas y capitales puede verse en
el gráfico siguiente. Se observa que en las principales áreas urbanas de CAPV
cumplen holgadamente el valor límite de 25 µg/m3 establecido en la legislación en
2015, e incluso el de 20 µg/m3 fijado para 2020. Los valores anuales medios están
próximos al valor recomendado por la guía de la OMS, observándose el
cumplimiento de este en los últimos años. Las concentraciones son ligeramente
superiores en Bilbao y San Sebastián, probablemente debido a la mayor actividad
de tráfico (ligada a la mayor densidad de población); el descenso observado en los
últimos años puede estar ligado a la mejora de la flota de vehículos y cambio de las
especificaciones de combustible en los sectores residencial y comercial.

35 Para la concentración media anual de Donostialdea, esto se ha resuelto tomando las mismas
estaciones que registraron datos en 2012 pero no alcanzaron el mínimo de registros válidos. La
mayoría de dichas estaciones sí aportaron medidas válidas en 2012 para PM10. Asumiendo una
proporción media de PM2,5/PM10 del 46% en los años posteriores para Donostialdea hasta 2016, y
del 48% para la Llanada Alavesa, se ha calculado cuál ha sido la concentración media anual de PM 2,5
dicho año. En el caso de San Sebastián y Vitoria esto no ha sido posible por no haber valores ni
siquiera por debajo del umbral mínimo.

Cátedra de Energía de Orkestra 89


GRÁFICO 25. Evolución de la concentración media anual de PM2,5 de las zonas
estudiadas frente a las capitales correspondientes (μg/m3)
Documentos de Energía 2018

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2017).

Considerando los años en los que hay datos disponibles para el entorno urbano de
Bilbao y el Bajo Nervión, en promedio el entorno urbano de Bilbao ha presentado
concentraciones anuales de PM2,5 un 4% superiores a las de la zona del Bajo Nervión.
En ambos casos se ha dado una reducción de la concentración anual, siendo este
descenso mayor en la zona del Bajo Nervión (12%) frente a Bilbao (10%).
En el entorno urbano de San Sebastián se dan concentraciones anuales de PM2,5 un
5% inferiores a las de la zona del Donostialdea. En ambos casos se ha dado una
reducción de la concentración anual, siendo este descenso mayor en la ciudad (34%)
frente a la zona (25%).
Respecto a Vitoria, el entorno urbano ha presentado concentraciones anuales de
PM2,5 un 5% inferiores a las de la zona de la Llanada Alavesa. En ambos casos se ha
dado una reducción de la concentración anual, siendo este descenso menor en la
zona (14%) frente a la ciudad (17%).
Por otro lado, se puede estimar los índices de reducción de esperanza de vida
(IREV), relacionado con la concentración media anual de PM2,5, para cada una de las
ciudades utilizando la relación promedio entre concentración e impacto calculada
en el primer capítulo.
Asimismo, tomando la concentración de PM2,5 de fondo considerada anteriormente
para la CAPV como la medida en la estación de Valderejo (5,74 μg/m3), es posible
calcular también los HA y AVP como referencia inferior; es decir, los HA y AVP que,
aun atajando la problemática de contaminación por PM2,5, no se prevé que se puedan
evitar debido a la contaminación de fondo.

Calidad del aire 90


En cuanto al impacto sobre la salud para las PM2,5, en el gráfico siguiente se puede
observar cómo Bilbao, ha representado, entre 2009 y 2016, el 43% de los HA y AVP
del Bajo Nervión. La elevada población fuera de Bilbao da lugar a un número de HA

Documentos de Energía 2018


importante frente a la ciudad.
GRÁFICO 26. HA y AVP relacionados con la concentración media anual de
PM2,5 en la zona del Bajo Nervión y Bilbao

Nota: datos de concentración media anual no disponibles para Bilbao en 2012 y 2013, y por tanto no es posible
calcular la reducción de esperanza de vida en esos años.

Fuente: elaboración propia.

Caso similar es el de San Sebastián; en el gráfico siguiente se puede observar cómo


esta ciudad ha representado, entre 2009 y 2016, el 44% de los HA y AVP de
Donostialdea relacionados con las PM2,5.
GRÁFICO 27. HA y AVP relacionados con la concentración media anual de
PM2,5 en la zona de Donostialdea y San Sebastián

Nota: datos de concentración media anual no disponibles para San Sebastián en 2012 y 2013, y por tanto no es
posible calcular la reducción de esperanza de vida en esos años.

Fuente: elaboración propia.

Dada la diferente distribución de población en la Llanada Alavesa, en el gráfico


siguiente se puede observar cómo Vitoria ha representado, en el mismo periodo el
87% de los HA y AVP en la misma.

Cátedra de Energía de Orkestra 91


GRÁFICO 28. HA y AVP relacionados con la concentración media anual de
PM2,5 en la zona de la Llanada Alavesa y Vitoria
Documentos de Energía 2018

Nota: datos de concentración media anual no disponibles para Vitoria en 2012, 2013 y 2016, y por tanto no es
posible calcular la reducción de esperanza de vida en esos años.

Fuente: elaboración propia.

En este último caso, se observan valores medios y de fondo de HA y de AVP muy


próximos entre la ciudad y la zona, a diferencia de lo que ocurre con Bilbao y San
Sebastián. Esto es debido a la gran diferencia de población entre Vitoria y el conjunto
de la Llanada Alavesa. Mientras que fuera de Bilbao y San Sebastián existe una
importante población repartida en la zona al margen de las capitales (ya se ha
mencionado que tanto Bajo Nervión como Donostialdea están catalogadas como
aglomeraciones), en el caso de la Llanada Alavesa más del 90% de la población está
concentrada en Vitoria (245.000 habitantes en la ciudad frente a 268.000 en la
zona). Este hecho, unido a que la concentración media fuera de la ciudad es menor a
la urbana, hace que el impacto medio en la Llanada Alavesa sea menor que el
impacto concentrado en la ciudad.
Dióxido de nitrógeno (NO2)
La evaluación de los datos disponibles del NO2 permite ver la evolución de la
concentración promedio del NO2 entre 2009 y 2016. En el caso de Donostialdea y la
Llanada Alavesa los datos son a partir de 2013.
Como en el caso de las partículas, los mayores niveles de concentración respecto de
la zona se dan en Bilbao y San Sebastián, debido a la mayor densidad de tráfico. Sin
embargo se aprecia como el Bajo Nervión se encuentra en niveles similares a la
Llanada Alavesa y por debajo de Donostialdea. Esto puede estar relacionado con el
“efecto frontera” que experimentan Gipuzkoa y Álava, por el que, en estas dos
provincias, aumenta la densidad de tráfico por tránsito de vehículos que se dirigen
a otros países, experimentando por ello niveles de tráfico superiores a Bizkaia
(Álvarez y Menéndez, 2017).

Calidad del aire 92


GRÁFICO 29. Evolución de la concentración media anual de NO2 de las zonas
estudiadas frente a las capitales correspondientes (μg/m3)

Documentos de Energía 2018


Nota: el mínimo efectivo de concentración de NO2 es el nivel de concentración que establece la EEA por debajo
del cual para este contaminante no es evidente que haya impacto sobre la salud (ver apartado 1.4 y desarrollo
a continuación).

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2016).

Bilbao y San Sebastián presentan los valores medios anuales más elevados de la
CAPV, pero todas las estaciones, incluso las de tráfico, cumplen los valores límite de
la legislación.
Se observan concentraciones de NO2 en Bilbao que en promedio han sido un 59%
superiores a las del conjunto del Bajo Nervión, cuya concentración media anual de
NO2 se ha reducido un 20% y se ha estabilizado desde 2013. La concentración en
Bilbao, por su parte, ha tenido una evolución menos estable que la del Bajo Nervión,
si bien su reducción en el periodo 2009-2016 ha sido similar (21%).
En San Sebastián se observan concentraciones de NO2 que en promedio han sido un
32% superiores a las del conjunto de Donostialdea. En ambos se ha producido una
reducción de la concentración media anual en el periodo disponible, siendo
ligeramente superior la reducción en la referencia de San Sebastián (12%) que en el
conjunto de Donostialdea (10%).
En Vitoria se observan concentraciones de NO2 que en promedio han sido un 16%
superiores a las del conjunto de la Llanada Alavesa. En ambos, asimismo se ha
producido una reducción de la concentración media anual en el periodo disponible,
siendo menor la reducción en la referencia de Vitoria (7%) que en el conjunto de la
Llanada Alavesa (30%).
Al igual que para las partículas, se puede conocer cuántas personas han visto su
esperanza de vida reducida debido al dióxido de nitrógeno, utilizando para ello la

Cátedra de Energía de Orkestra 93


relación entre concentración media de NO2 e impacto calculada en el primer
capítulo.
Documentos de Energía 2018

Asimismo, tomando la concentración de NO2 mínima de no efecto, de referencia


europea vista en el primer capítulo, de 10 μg/m3 es posible calcular también los
habitantes afectados a partir de esta concentración. Es decir, los HA que, aun
atajando la problemática de contaminación por NO2, no se podrían evitar debido a
la contaminación natural.
En el gráfico siguiente se puede observar que Bilbao ha representado entre 2009 y
2016 el 65% de los HA y AVP del Bajo Nervión relacionadas con el NO2.
GRÁFICO 30. HA y AVP relacionados con la concentración media anual de NO2
en la zona del Bajo Nervión y Bilbao

Fuente: elaboración propia.

A continuación se puede observar que San Sebastián ha supuesto entre 2013 y 2016
el 61% de los HA y AVP de Donostialdea relacionadas con el NO2.
GRÁFICO 31. HA y AVP relacionados con la concentración media anual de NO2
en la zona de Donostialdea y San Sebastián

Fuente: elaboración propia.

En el caso de Vitoria, la concentración medida en la Avenida Gasteiz, ha supuesto,


entre 2013 y 2016, un promedio mayor de HA relacionados con el NO2 que el
correspondiente a toda la Llanada Alavesa (ver gráfico siguiente).

Calidad del aire 94


GRÁFICO 32. HA y AVP relacionados con la concentración media anual de NO2
en la zona de la Llanada Alavesa y Vitoria

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia.

Al igual que en el caso de las PM2,5, se observan valores muy próximos entre ciudad
y zona para los HA debido a la contaminación de fondo, e incluso superiores en la
ciudad respecto al conjunto de la zona en la Llanada Alavesa. El motivo es el mismo
que el explicado anteriormente, escasa población fuera de Vitoria (menos del 10%
de la población de la zona) y una concentración media mayor en la ciudad.
Ozono (O3)
En cuanto al ozono, la comparativa entre zonas y capitales se ha podido realizar para
el periodo 2013-2016 al haber datos disponibles. En todas las estaciones de las tres
áreas urbanas de la CAPV se cumplen los valores objetivo establecidos en la
legislación europea. Igualmente cumplen el valor recomendado por la OMS con la
excepción de la Llanada Alavesa
En el siguiente gráfico se aprecia que la concentración media de ozono en Bilbao ha
sido, en el periodo de análisis, un 8% menor que la de la zona del Bajo Nervión. Esto
es debido, como se ha indicado en el primer capítulo, a la mayor concentración de
monóxido de nitrógeno (NO) en la ciudad, lo que da lugar a mayor presencia del
ozono fuera de la ciudad.
La evolución en el periodo citado ha sido más estable en el caso de la ciudad, que ha
logrado reducir la concentración en un 4%, que en el Bajo Nervión. En este último,
aunque presenta picos, se ha alcanzado una reducción del 6%.
Se aprecia que la concentración de ozono en de San Sebastián (disponible a partir
de 2014) ha sido un 12% menor en promedio que la de Donostialdea. De nuevo, esto
es debido, a la mayor concentración de NO en la urbe que en su entorno. Al contrario
que en Bilbao, la concentración en San Sebastián (en el periodo para el que hay datos
disponibles) ha experimentado un incremento del 2%; mientras que en esos años la
zona de Donostialdea en cambio ha visto reducida su concentración en un 6%.
Para Vitoria esta concentración ha sido en el periodo 2013-2016 un 4% menor
respecto a su zona, la diferencia más baja de las tres capitales. En este caso la

Cátedra de Energía de Orkestra 95


evolución de ciudad y zona a lo largo del citado periodo ha sido similar y estable en
el tiempo. Es llamativo el hecho de que la concentración en la ciudad llegó a ser
superior a la zonal al comienzo del periodo; finalmente, tras un descenso del 13%,
Documentos de Energía 2018

la concentración urbana ha llegado a ser menor que la zonal, lo que constituye la


proporción lógica entre ciudad y entorno.
Aunque se aprecia cierta estabilidad, no es concluyente que haya una tendencia clara
a que la Llanada Alavesa y Vitoria presenten mayores valores de la concentración
anual media. En parte esto puede ser debido al comportamiento del ozono, muy
dependiente de las condiciones meteorológicas, dado que se encuentran más al sur,
a mayor altitud y con clima de tipo mediterráneo/continental, lo que hace que
experimenten veranos más secos y con mayores temperaturas medias. De hecho, los
mayores niveles de ozono de la CAPV se dan en la zona justo al sur de la Llanada
Alavesa, en (País Vasco-Ribera), debido a estos motivos (Ihobe, 2017).
GRÁFICO 33. Evolución de la concentración media anual de O3 de las zonas
estudiadas frente a las capitales correspondientes (μg/m3)

Nota: Las estaciones tomadas como referencia han sido Mª Díaz de Haro para Bilbao, Puyo para San Sebastián
y Farmacia para Vitoria.

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2016).

Así pues, puede decirse que en las ciudades de Bilbao y San Sebastián las
concentraciones de ozono son inferiores a las de sus zonas respectivas. En el periodo
los niveles son más bien estables
Aplicando el IREV calculado en el primer capítulo, se pueden calcular los habitantes
afectados (HA) y años de vida perdidos (AVP) en las zonas y las capitales.
Se aprecia que el número de habitantes afectados en Bilbao es menor que los que
hay en la zona. Así, Bilbao supone un 38% de los HA del Bajo Nervión relacionadas
con el ozono.

Calidad del aire 96


GRÁFICO 34. HA y AVP relacionados con la concentración media anual del O3
en la zona del Bajo Nervión y en Bilbao

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia.

En el caso de San Sebastián, se aprecia también que los HA y los AVP en la ciudad
son menores que las ocasionadas en el promedio de la zona Así, San Sebastián
supone un 61% de los HA de la zona de Donostialdea relacionados con el ozono
(gráfico siguiente).
GRÁFICO 35. HA y AVP relacionados con la concentración media anual del O3
en la zona de Donostialdea y en San Sebastián

Fuente: elaboración propia.

En Vitoria, la diferencia entre las concentraciones anuales medias entre ciudad y


zona es muy pequeña. De nuevo por tanto, se ha de buscar la explicación en la
diferencia de población entre la capital y su entorno: más de un 90% de la población
de la Llanada Alavesa se concentra en la ciudad.

Cátedra de Energía de Orkestra 97


GRÁFICO 36. HA y AVP relacionados con la concentración media anual del O3
en la zona de la Llanada Alavesa y Vitoria
Documentos de Energía 2018

Fuente: elaboración propia.

3.2. Madrid
La ciudad de Madrid está incluida en la zonificación realizada para la Comunidad de
Madrid. Ésta última está distribuida en siete zonas distintas, de las que a la ciudad
de Madrid le corresponde su propia zona, denominada de la misma manera (figura
siguiente). De estas zonas, cuatro están calificadas como aglomeraciones (el mismo
Madrid, Corredor del Henares, Urbana Sur y Urbana Noroeste).
FIGURA 34. Zonificación de la calidad del aire de la Comunidad de Madrid

Fuente: (Comunidad de Madrid, 2017a).

Dentro de la ciudad, la red de seguimiento de la calidad del aire del ayuntamiento de


Madrid está formada por 24 estaciones automáticas, dos puntos adicionales de
medición de PM2,5, dos puntos de muestreo para metales pesados y uno de
benzo(α)pireno (figura siguiente).

Calidad del aire 98


FIGURA 35. Mapa de la red de estaciones de vigilancia de la calidad del aire
del Ayuntamiento de Madrid

Documentos de Energía 2018


Nota: Como se aprecia en la leyenda, existen distintos tipos de estaciones de medida, entre las cuales figuran
estaciones suburbanas (áreas con espacios no urbanizados), de tráfico (situadas para que la principal emisión
del área provenga de los vehículos), urbanas de fondo (no existe una fuente predominante dentro del entorno
urbano), así como otras dedicadas a algún contaminante determinado o que cuentan con una instrumentación
completa.

Fuente: (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

En general, la calidad del aire en la ciudad de Madrid cumple los valores límites
establecidos por la legislación europea para la mayoría de los contaminantes: SO2,
PM10, PM2,5, metales pesados y benzo(α)pireno; pero no es así en el dióxido de
nitrógeno y ozono para los que se superan los valores límite establecidos y/o el
número de valores por encima del límite supera el permitido. La situación presenta,
sin embargo, peculiaridades que merecen ser analizadas en mayor detalle,
atendiendo en adelante a estaciones de medición concretas o a la evolución de
medias diarias u horarias según el caso.
En este apartado, tras la evaluación de la situación de los principales contaminantes,
se examina el impacto sobre la salud, en términos de los HA y AVP, con la aplicación
a Madrid del IREV.
Dióxido de azufre (SO2)
En lo que respecta al SO2, no se producen superaciones del nivel medio horario y los
niveles de concentración medios anuales son muy bajos. Niveles que han disminuido
a partir del 2009 como consecuencia de la eliminación del azufre en los
combustibles de automoción y la reducción del mismo en el gasoil de calefacción.

Cátedra de Energía de Orkestra 99


Estos niveles, actualmente, además de cumplir con los límites de la UE, están
también por debajo del límite objetivo para la concentración media anual fijada por
la OMS (figura siguiente).
Documentos de Energía 2018

GRÁFICO 37. Evolución de los niveles medios anuales de SO2 en la ciudad de


Madrid

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

Partículas (PM)
En cuanto a las PM10 en la ciudad de Madrid es de destacar que se cumplen los
valores límite anuales establecidos en la legislación en todas las estaciones de la red,
y sus valores están próximos a los fijados por la OMS (figura siguiente).
GRÁFICO 38. Evolución de niveles medios anuales para PM10 en las
estaciones de la red de vigilancia de Madrid

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

Calidad del aire 100


En lo que respecta a las PM10, en los últimos años (siguiente gráfico) se observa que
se han mantenido los valores anuales medios, a pesar de que la reducción de
emisiones haya sido significativa, lo que indica que otros aspectos, tales como la

Documentos de Energía 2018


meteorología (vientos dominantes, humedad, temperatura, etc.), la resuspensión o
las emisiones secundarias, juegan también un papel importante en la formación de
las concentraciones ambientales.
GRÁFICO 39. Evolución de las concentraciones medias anuales de PM10 en
(μg/m3) respecto a las emisiones (ht) en Madrid

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

La relación PM2,5/PM10 se mantiene prácticamente constante y con un valor medio


anual de 0,54, como corresponde a situaciones con baja oscilación de la humedad y,
por tanto, de generación de partículas secundarias (gráfico siguiente).
GRÁFICO 40. Evolución del nivel medio anual para PM10 y PM2,5 de Madrid

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

Cátedra de Energía de Orkestra 101


Igualmente, aunque existen superaciones del valor medio diario en todas las
estaciones, tanto de la ciudad de Madrid como de las zonas suburbanas, con un
número superaciones anuales similar, sin embargo en ninguna de ella se supera el
Documentos de Energía 2018

límite de 35 establecido en la legislación (siguiente gráfico).


GRÁFICO 40. Número se superaciones del valor límite diario para PM10
establecido por la legislación europea en estaciones urbanas de fondo de la
ciudad de Madrid

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

Los niveles de PM2,5, tal como era de esperar, siguen tendencias similares al PM10,
los valores medios anuales se mantienen y están próximos a los fijados por la guía
de la OMS en todas las estaciones de la red (gráfico siguiente).
GRÁFICO 41. Evolución de los valores medio anuales para PM2,5 en la ciudad
de Madrid

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

Calidad del aire 102


Al igual que en la ciudad de Madrid las aglomeraciones y áreas suburbanas de la
Comunidad de Madrid cumplen los valores límite establecidos por la legislación
Europea para PM10 y PM2,5 y están próximas al cumplimiento de los valores objetivo

Documentos de Energía 2018


fijados por OMS en las estaciones de fondo, tanto urbanas como suburbanas
(gráficos siguientes).
GRÁFICO 42. Concentración anual media de PM10 de las estaciones de fondo
de la Comunidad de Madrid

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

GRÁFICO 43. Concentración anual media de PM2,5 de las estaciones de fondo


de la Comunidad de Madrid

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

Cátedra de Energía de Orkestra 103


Dióxido de nitrógeno (NO2)
El dióxido de nitrógeno es el contaminante en el que se alcanzan mayores
Documentos de Energía 2018

incumplimientos en las estaciones de la ciudad de Madrid y las algunas estaciones


del corredor del Henares (Coslada) y en zona urbana Sur (Leganes), áreas que
representan alta exposición para la ciudadanía. El incumplimiento se debe a
superación bien de la media anual o del número permitido de superaciones del valor
límite horario. La superación del valor límite horario se produce fundamentalmente
a últimas horas del día, en particular en los meses de periodos de estabilidad
atmosférica, generalmente de octubre a diciembre, debido fundamentalmente a la
intensidad de tráfico. Se producen superaciones tanto de los valores límite horarios,
como de los valores límite anuales, en estaciones tanto de tráfico como de fondo;
parece observarse, sin embargo, en general, una ligera mejora en el tiempo
(siguiente gráfico), en particular en estaciones de tráfico.
GRÁFICO 44. Valores medios anuales por estación para el NO2 en la ciudad de
Madrid

Límite UE /
Guía OMS

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

En lo que respecta a las estaciones urbanas de fondo los niveles medios anuales se
mantienen en general, aunque algunas de ellas hayan empeorado en los últimos dos
años, se observa una tendencia decreciente en la concentración a largo plazo,
correspondiendo una caída de un 2% anual en concentración a caídas de un 5 %
anual en emisiones; estos resultados se utilizarán en la determinación de la
situación futura, en la que tendrá lugar la reducción de las emisiones de NOx debidas
al transporte como consecuencia de la renovación del parque automovilístico.
Probablemente, los ligeros aumentos observados se produzcan como consecuencia
de variaciones en las condiciones atmosféricas (siguiente gráfico), ya que durante

Calidad del aire 104


los periodos de inversión térmica36 que tuvieron lugar en los últimos años se
producen superaciones de las medias horarias a últimas horas del día, afectando a
las medias diarias.

Documentos de Energía 2018


GRÁFICO 45. Evolución de las emisiones de NOx (totales y debidas al
transporte) y concentraciones medias anuales en dos estaciones de Madrid

Nota: “UF” es estación de tráfico y “UT” es estación de fondo.

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

GRÁFICO 46. Evolución de los niveles medios anuales para el NO2 en


estaciones urbanas de fondo en la ciudad de Madrid

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

36 Según indica Borge et al. (2016), los periodos de viento calmado que coinciden con condiciones de
altas presiones favorecen el estancamiento y acumulación de los contaminantes. La mayoría de los
picos de PM y los de NOx se producen durante estos periodos.

Cátedra de Energía de Orkestra 105


GRÁFICO 47. Evolución de los concentraciones medias horarias (µg/m3) en
una estación de fondo urbana de la ciudad de Madrid en un día de otoño en
2015
Documentos de Energía 2018

µg/m3

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

Ozono
El ozono es el segundo contaminante para el que se producen superaciones del
límite objetivo37 establecido en la legislación de la UE. Como contaminante
secundario producido por reacción química de otros contaminantes, los mayores
niveles se alcanzan en estaciones urbanas periféricas o suburbanas, tales como la
Casa de Campo, El Pardo o Tres Olivos, cuya densidad de población es menor
(siguiente gráfico), a últimas horas de la tarde y en los meses de junio a septiembre,
los meses de mayores temperaturas y luminosidad.
El ozono se produce fundamentalmente por reacción fotoquímica de compuestos
orgánicos volátiles y NOx, favorecida por altas temperaturas. El hecho de que la
reacción lleve un tiempo en realizarse indica que las mayores concentraciones de
ozono se encontrarán en zonas externas a los mayores focos de emisión de estos
contaminantes. El efecto del NOx es doble: por un lado, es un contribuyente a su
formación a través del NO2, y por otro, reduce su formación a través del NO; es de
esperar, por tanto, mayores concentraciones de ozono en zonas con altas emisiones
de COV y bajas emisiones de NOx, tales como lo observado en las estaciones de Casa
de Campo y El Prado en Madrid ciudad. Por ello se producen superaciones del valor
objetivo de ozono e incumplimientos en áreas suburbanas de la Comunidad de
Madrid en aglomeraciones, zonas con alto nivel de exposición de la población al
ozono (gráficos siguientes).

37Se debe distinguir el valor límite objetivo (target value en la expesión inglesa), que es el objetivo a
alcanzar frente al valor límite (limit value), siendo éste último objetivo obligatorio.

Calidad del aire 106


GRÁFICO 48. Días de superación del valor límite objetivo de 120 μg/m3 en
estaciones de la ciudad de Madrid (promedio 2014-2016)

Documentos de Energía 2018


Máximo de
días

Fuente: elaboración propia a partir de (Ayuntamiento de Madrid, 2016).

GRÁFICO 49. Número de superaciones de la concentración octohoraria en


estaciones suburbanas de la Comunidad de Madrid

Fuente: elaboración propia a partir (Comunidad de Madrid, 2017a).

Debe destacarse del gráfico anterior las estaciones de tráfico (Leganes, Getafe), en
las que las emisiones de NOx son superiores pero se registran menor número de
superaciones que las de fondo, como consecuencia de lo mencionado en el párrafo
anterior.
Igualmente puede observarse este efecto para el contaminante NOx en la gráfica
siguiente en la que se representan la evolución de las emisiones totales de NOx en la
Comunidad de Madrid y el número medio de superaciones del valor límite
octohorario de 120 μg/m3, en tres años consecutivos, de las estaciones de la
Comunidad de Madrid.

Cátedra de Energía de Orkestra 107


GRÁFICO 50. Evolución de las emisiones de NOx con el número de
superaciones media de tres años en las estaciones de la Comunidad de
Madrid
Documentos de Energía 2018

Fuente: elaboración propia a partir de (Comunidad de Madrid, 2017a).

Observando los HA y AVP en los últimos años en Madrid, se aprecia cómo el impacto
de las partículas, el más importante, se ha ido reduciendo con el tiempo, aunque sin
una tendencia descendente continuada; no así, sin embargo, en el caso del dióxido
de nitrógeno, que incluso ha aumentado. Asimismo, se señalan en el gráfico los
mínimos de impacto de PM2,5 y NO2. Recuérdese que las concentraciones que dan
lugar a este impacto mínimo son, las descritas en el apartado 1.4, que son por un
lado la concentración de fondo de PM2,5 (que para las ciudades aquí estudiadas se
considera mayor que la referencia de la EEA de 2,5 μg/m3, siendo para Madrid38 5,9
μg/m3), y por otro la concentración mínima efectiva de NO2 (10 μg/m3) por debajo
de la cual no se esperan impactos sobre la salud.
El ozono por su parte, aunque existe tiene lugar un número significativo de
superaciones sobre el valor objetivo en áreas con altos niveles de población, éstas
no parecen representar un gran impacto sobre la salud en la ciudad de Madrid.

38 Valor tomado de El Atazar.

Calidad del aire 108


GRÁFICO 51. HA y AVP debidos a los tres principales contaminantes en
Madrid en el año 2016

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia.

3.3. Barcelona
La principal herramienta para el seguimiento y la evaluación de la calidad del aire
en Barcelona es la Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica
(XVPCA: Xarxa de Vigilància i Previsió de la Contaminació Atmosfèrica) (figura
siguiente).
FIGURA 36. Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica de
Barcelona

Fuente: (Ayuntamiento de Barcelona, 2015).

Ésta está cogestionada por la Agencia de Salud Pública de Barcelona y la Generalitat


de Cataluña, cuyo objetivo es analizar los niveles de concentración de los principales
contaminantes atmosféricos, y determinar si se ajustan a los parámetros de calidad
establecidos en la legislación con objeto de tomar, en su caso, medidas correctoras.

Cátedra de Energía de Orkestra 109


En general, la calidad del aire de la ciudad de Barcelona cumple actualmente con los
límites establecidos en la legislación europea en la mayoría de los contaminantes:
SO2, PM10 (desde 2013), PM2,5, CO, metales pesados, benzo(α)pireno y, a diferencia
Documentos de Energía 2018

de Madrid, también en el ozono (O3), tal como se explicará más adelante. Sin
embargo, al igual que Madrid y otras muchas ciudades y aglomeraciones europeas,
presenta incumplimiento en el dióxido de nitrógeno, tanto en el valor medio anual,
como en número de veces que se superan los valores horarios. Presenta, al igual que
Madrid, algunas peculiaridades que se analizan a continuación.
Al igual que para Madrid, tras la evaluación de la situación respecto a los principales
contaminantes y la concentración existente, se presenta cómo ésta afecta a la salud,
examinando su impacto en términos de HA y AVP, mediante la aplicación del IREV a
Barcelona.
Dióxido de azufre (SO2)
Al igual que en Madrid no se superan los niveles horarios, y los niveles medios
diarios son muy bajos, se mantienen estables en el tiempo y están por debajo de los
límites fijados por la guía de OMS (20 μg/m3 en 24 horas) para este contaminante
(gráfico siguiente).
GRÁFICO 52. Evolución de los valores medios anuales para el SO2

Fuente: elaboración propia a partir de (Generalitat de Catalunya, 2017).

Partículas (PM)
En lo que respecta a las partículas PM10, actualmente se cumplen los valores límite
establecidos por la UE; la concentración media anual ha ido disminuyendo desde el
año 2004 y desde el 2013 no existen superaciones del valor límite establecido
(gráfico siguiente). Las medias anuales de todas las estaciones están alejadas del
valor límite de 40 μg/m3, se han mantenido en los últimos años y algunas de ellas se
aproximan al valor guía de 20 μg/m3 fijado por la OMS.

Calidad del aire 110


GRÁFICO 53. Evolución de los niveles anuales (media, máximo y mínimo) de
PM10 de las estaciones de la ciudad de Barcelona

Documentos de Energía 2018


Límite UE

Guía OMS

Fuente: elaboración propia a partir de (Generalitat de Catalunya, 2017).

La ciudad de Barcelona cumple igualmente los valores límite de PM2,5 establecidos


por la legislación. Como se podría esperar del análisis de los niveles de PM 10, su
concentración se mantiene en los últimos años, es bastante baja y alejada del valor
límite de 25 μg/m3 establecido, pero superior al de 10 μg/m3 fijado por la guía de la
OMS, aunque en algunas estaciones se le aproxima, alcanzando niveles de 11 μg/m3
en 2016 (gráfico siguiente).
GRÁFICO 54. Evolución de los niveles anuales (media, máximo y mínimo) de
PM2,5 de las estaciones de la ciudad de Barcelona

Límite UE

Guía OMS

Fuente: elaboración propia a partir de (Generalitat de Catalunya, 2017).

Cátedra de Energía de Orkestra 111


Dióxido de Nitrógeno (NO2)
En Barcelona, al igual que en Madrid se incumplen los valores límite anuales para el
Documentos de Energía 2018

NO2. Aunque los niveles medios se han ido reduciendo con el tiempo y se ha
alcanzado un nivel medio inferior de 39 μg/m3 en 2016, ligeramente inferior al valor
límite de 40 μg/m3. Sin embargo un 40% de las estaciones sigue superando el valor
límite. Con todo, es importante destacar que los niveles medios de las estaciones
urbanas de fondo, que marcan el nivel de exposición de la población, registran
valores inferiores y el cumplimiento es más elevado; sólo una estación ha superado
el valor límite en 2016 (gráficos siguientes).
GRÁFICO 55. Evolución de los niveles anuales (media, máximo y mínimo) de
NO2 de las estaciones de la ciudad de Barcelona

Fuente: elaboración propia a partir de (Generalitat de Catalunya, 2017).

GRÁFICO 56. Evolución de los niveles anuales (media, máximo y mínimo) de


NO2 de las estaciones urbanas de fondo de la ciudad de Barcelona en los
últimos cinco años

Fuente: elaboración propia a partir de (Generalitat de Catalunya, 2017).

Calidad del aire 112


Ozono
En cuanto al ozono no se superan los valores objetivo establecidos en la legislación.

Documentos de Energía 2018


Sólo dos estaciones: Palacio Real y Parque de la Vall d´Hebron han superado el valor
objetivo de 120 μg/m3 pero en un número de veces menor al permitido (25) (gráfico
siguiente).
GRÁFICO 57. Número de días (media de tres años) de superación del valor
objetivo de 120 μg/m3 en las dos estaciones de Barcelona en la que se supera

Fuente: elaboración propia a partir de (Generalitat de Catalunya, 2017).

En Barcelona se aprecia, de manera a similar a Madrid, que aunque las partículas


representan el mayor impacto sobre la salud de los ciudadanos, su incidencia ha
disminuido en los últimos años, mientras que la del dióxido de nitrógeno se
mantiene estable, aunque en este caso no aumenta. El ozono tampoco representa un
problema en la ciudad condal.
Barcelona presenta mayor impacto de las partículas que Madrid (HA de 1.800 frente
a 1.500), debido a mayores concentraciones de PM2,5. Aun así, Barcelona se
encuentra en mejor posición que Madrid en cuanto al principal problema: el NO2,
que en 2016 superaba el límite medio anual como se ha señalado.
En cuanto a los años de vida perdidos (AVP), hay disminución durante el periodo
2012-2016, pero con incrementos temporales (i.e. 2015). En el año 2016, la cifra es
de cerca de 20.000 (16.000 en Madrid), pero inferiores en Barcelona para NO2
(7.000 vs. 11.000 aproximadamente). La situación es por tanto similar en ambas
ciudades.
Recuérdense también aquí, al igual que se señala en el análisis de Madrid, los valores
de concentración de fondo de PM2,539 y mínimo efectivo de NO2, según se describen
en el apartado 1.4 y que dan lugar al impacto mínimo que aparece en el gráfico
siguiente.

39Recuérdese que la EEA da una referencia de 2,5 μg/m3, que en este trabajo se considera mayor en
las ciudades estudiadas. En el caso concreto de Barcelona el fondo medido es de 5,5 μg/m3.

Cátedra de Energía de Orkestra 113


GRÁFICO 58. HA y AVP debidos a los tres principales contaminantes en
Barcelona en el año 2016
Documentos de Energía 2018

Fuente: elaboración propia.

A modo de resumen de las cifras de HA y AVP descritas a lo largo de este capítulo,


tanto para las capitales de la CAPV como para Madrid y Barcelona, éstas se recogen
en la tabla siguiente.

TABLA 24. HA y AVP obtenidos para las ciudades estudiadas en el año 2016
San
Bilbao Vitoria Madrid Barcelona
Sebastián
PM2,5 160 70 90 1.500 1.800
HA NO2 80 40 40 1.000 700
O3 10 6 8 50 40
PM2,5 1.700 700 900 16.000 20.000
AVP NO2 840 450 460 11.000 7.000
O3 110 65 90 600 500

Fuente: elaboración propia.

Calidad del aire 114


4. REDUCCIÓN DE EMISIONES CONTAMINANTES. ESCENARIOS
El análisis de la evolución de la calidad del aire en las ciudades implica conocer los

Documentos de Energía 2018


niveles de emisión, y la influencia de ésta por la exposición de las personas a la
misma. Asimismo conviene evaluar el impacto previsto en los niveles de calidad con
la aplicación de las directivas europeas y de la legislación nacional, así como con las
medidas específicas de carácter local.
Hallar soluciones a los problemas de calidad del aire requiere la realización de
dichos análisis y también comprender la posible contribución a la contaminación (y
por tanto, mayor papel en la inmisión) de aquellos sectores que presentan mayores
emisiones, con objeto de identificar los sectores y las medidas a acometer.
En este sentido, se han examinado ciertos escenarios que se desarrollan en el
presente capítulo, basados en la situación actual de los niveles de contaminación y
en la aplicación de la legislación ya aprobada, vistos hasta ahora en este trabajo.
Cabe recordar, a este respecto, como ya se ha mencionado al comienzo de este
estudio, que aunque el daño provocado por la contaminación tiene lugar como
resultado de la inmisión, ésta depende de la meteorología40 y otros fenómenos
atmosféricos, así como de las reacciones de los contaminantes por efecto de los
mismos, y por tanto influyen circunstancias no controlables o sobre las que no es
posible actuar. Reducir la inmisión implica ir al origen de ésta, ya que las emisiones
antrópicas sí son controlables (evitables). Por ello, para el análisis de escenarios, es
necesario puntualizar que, a pesar de que la contaminación (concentración e
inmisión) está relacionada directamente con las emisiones, conocer la relación entre
éstas y los niveles de concentración de un contaminante en la inmisión no es
evidente y requiere la aplicación de complejos modelos meteorológicos y de
dispersión que escapan a los objetivos de este informe. Por ello esas relaciones se
han evaluado a través de los datos observados de contribución a la concentración al
nivel de las estaciones seleccionadas, consideradas críticas.
4.1. Techos nacionales de emisión. Escenario “MAPAMA”
A fecha de realización de este trabajo, los objetivos de reducción de emisiones
contaminantes son los acordados por el Protocolo de Gotemburgo en 2012,
recogidos en la legislación europea en la directiva de Techos Nacionales de Emisión
(TEN), Directiva 2016/2284/UE (ver capítulo 2), cuyas proyecciones en el horizonte
temporal a 2050 han sido elaboradas por el MAPAMA para los periodos 2015-2020,
a 2030 y a 2050. Estas proyecciones suponen una referencia obligada para los
objetivos, fijados para España, de reducción de emisiones de contaminantes; por
tanto, incluyen a la CAPV, Madrid y Barcelona. De hecho, el mismo MAPAMA define

40 El efecto dominante en el transporte de la contaminación es la advección (penetración de una masa


de aire frío o cálido en un territorio), con al que está estrechamente relacionada la velocidad del
viento. Por tanto, dicha velocidad es una variable meteorológica relevante en calidad del aire, por lo
que su descripción realista mejora la predicción de la calidad (De la Paz et al., 2016).

Cátedra de Energía de Orkestra 115


estas proyecciones como la base analítica para la elaboración de estrategias a futuro
(MAPAMA, 2017).
Documentos de Energía 2018

Estas proyecciones de reducción, que además tienen en cuenta las previsiones de


crecimiento económico, variaciones de la población e implantación de la legislación
ya adoptada, constituyen un marco necesario para entender hacia dónde pueden
evolucionar las emisiones actuales, y por tanto, cómo podrán ser en el futuro los
niveles de concentración y las inmisiones.
Las proyecciones globales para España de PM2,5 se estructuran en dos fases distintas,
de acuerdo con los hitos marcados en el protocolo de Gotemburgo y la directiva
2016/2284/UE. En primer lugar, y hasta el año 2030, se prevé alcanzar una
reducción del 24% respecto a 2015, a raíz de la aplicación de las medidas
actualmente aprobadas. Tras esto, como consecuencia de haber alcanzado la
máxima reducción factible, se prevé que entre 2030 y 2050 se produzca un aumento
de emisiones como consecuencia del crecimiento económico y los cambios en la
población, de manera que la reducción a 2050 termine siendo de un 17% respecto
a la del 2015 (MAPAMA, 2017).
En el caso de los NOx, al igual que para las PM2,5, las dos fases temporales en las
proyecciones globales del MAPAMA prevén una reducción a 2030 en un 28%
respecto a 2015, debido a las medidas aprobadas, principalmente sobre el
transporte por carretera y sobre las grandes instalaciones de combustión. Tras estas
medidas, a partir de 2030 se espera un incremento de emisiones, de manera que la
reducción en el año 2050 respecto a 2015 terminaría siendo de un 17% (MAPAMA,
2017).
Sin embargo, la aplicación de la reducción de emisiones a España no pueden
extrapolarse de forma equivalente a los casos locales estudiados, sino que en cada
uno de ellos se debe atender a los datos autonómicos o locales. Dado que sobre estos
no es posible aplicar estas previsiones, la metodología de cálculo de escenarios debe
ser otra.
En los capítulos anteriores se mencionaba que la manera de combatir el efecto de
inmisión es ir a los orígenes evitables de éstas, es decir, ir a la causa raíz de las
emisiones antrópicas. Al mismo tiempo, existen sectores con mayor peso respecto a
las emisiones totales que otros. En el caso de la CAPV y de Madrid (tanto CCAA como
ciudad) y Cataluña, el principal sector emisor para el NO2 y las PM2,5 es el transporte
por carretera.
Por este motivo, y teniendo en cuenta el hecho de que la flota de vehículos dispone
de alternativas de sustitución a futuro por vehículos más eficientes, o han de cumplir
normas más restrictivas, los escenarios que aquí se evaluarán son los relativos al
transporte, cuyo impacto sobre los niveles de concentración en el aire, de
contaminantes como el NOx o las PM, en el corto y medio plazo, es el más elevado.

Calidad del aire 116


4.2. La relación entre emisiones y concentración de los contaminantes
Históricamente, una reducción de las emisiones antrópicas de contaminantes no

Documentos de Energía 2018


siempre ha significado una mejora equivalente de la calidad del aire. Esto es debido
a razones complejas, pero principalmente a dos motivos. En primer lugar, no se
puede establecer siempre una relación lineal clara entre las emisiones que se
reducen y las concentraciones observadas de los contaminantes en el aire. En
segundo lugar, el transporte a largas distancias de contaminantes desde otros países
del hemisferio norte hasta Europa ha supuesto una creciente contribución a la
contaminación en el continente (EEA, 2017b).
Para el caso concreto de las partículas, debe recordarse que la contaminación total
se debe tanto a las PM primarias emitidas directamente, como a las secundarias,
derivadas de los compuestos precursores (NH3, NOx, SOx y COVNM). Por tanto, las
emisiones de los precursores cobran importancia en la búsqueda de una relación
causal, incrementando por ello la incertidumbre (efectos de las reacciones químicas
y de las condiciones atmosféricas). En cualquier caso, la reducción de estas
emisiones (salvo en el caso del NH3) en la UE ha sido mayor en el periodo 2000-2015
que las de la reducción de las emisiones de PM primarias, debido a la desigual
proporción de PM2,5 respecto al total en los distintos sectores.
La Agencia Europea de Medioambiente no considera evidente una relación lineal
entre las reducciones en las emisiones antrópicas relacionadas con las PM y la
concentración en el aire ambiente. Esta falta de relación puede deberse a varios
motivos: a) incertidumbres en los inventarios de emisión de PM primarias; b)
variación de la contribución de las fuentes naturales; c) variación de las condiciones
meteorológicas; y d) porque la reducción de las emisiones de azufre ha llevado a un
cambio en la composición de PM secundarias, sustituyéndose el azufre por
nitrógeno, lo que significa una reducción másica de emisiones.
En cualquier caso, la modelización experimental de EuroDelta-Trends41 estima que
el impacto de la reducción de emisiones de PM, tanto primarias como de
precursores, fue entre los años 1990 y 2010 el elemento de mayor importancia en
la reducción de la concentración durante ese periodo. Asimismo, el impacto de las
condiciones meteorológicas fue mucho menor, aunque la variación meteorológica sí
ha sido la principal explicación para los cambios en PM de origen natural (polvo del
desierto y sal marina).
Por tanto, es necesario subrayar que cualquier relación experimental que se halle
entre emisión y concentración, sin la aportación de modelos, es en todo caso
orientativa y está sujeta a que cambios en las hipótesis de partida puede alterar el

41 El EuroDelta-Trends es un experimento multimodal sobre el transporte de químicos diseñado para

facilitar una mejor comprensión de la evolución de la contaminación del aire y sus factores en Europa
en el periodo 1990-2010, siendo su principal objetivo determinar la eficiencia de las medidas de
reducción de las emisiones para la mejora de la calidad del aire a una escala regional (Colette et al.,
2017).

Cátedra de Energía de Orkestra 117


resultado final. No obstante, en este estudio se trata de seguir este método, buscando
dar cierta fiabilidad a las relaciones obtenidas aplicando datos de varios años con
condiciones meteorológicas similares.
Documentos de Energía 2018

También, y por los motivos expuestos, se consideran sólo variaciones en las


emisiones antrópicas, sin variación en la aportación de los contaminantes
secundarios ni su impacto en la concentración. Así, las relaciones se establecen para
las PM2,5 y el NO2, mientras que el ozono, al formarse en la atmósfera, no está
asociado directamente a una única emisión. Por otra parte, aunque parte de PM2,5 y
NO2 son también de tipo secundario, es posible identificar emisiones directas bajo la
hipótesis de que no se produzcan cambios en las aportación de emisiones
secundarias, lo cual puede resultar correcto para cambios pequeños en los
volúmenes de emisión de contaminantes primarios (ver capítulo 1).
Para el cálculo de los escenarios se toman por un lado las concentraciones vistas (en
µg/m3) en el capítulo anterior para cada las ciudades de Bilbao, San Sebastián y
Vitoria (con sus zonas correspondientes), así como Madrid y Barcelona. Por otro
lado, se toman los datos de las emisiones de ambos contaminantes, PM2,5 y NO2, más
cercanos al nivel local que estén disponibles. En el caso de Madrid el detalle de la
información existente permite trabajar con las emisiones originadas en la propia
ciudad ya que los niveles de concentración dentro de la misma son superiores a los
observados en su área metropolitana, lo que indica un mayor impacto de éstas. Para
Barcelona y las capitales vascas, las emisiones disponibles con las de la CCAA
correspondiente (Cataluña y la CAPV).
La relación entre la concentración y la emisión se trata a partir de dos parámetros,
cuyo cociente da lugar al factor de concentración/emisión o C/E [en
(µg/m3)/temitida]42. Dado que cada factor C/E es obtenido de datos concretos para
diferentes ciudades o zonas, el factor C/E de una ciudad o zona no es aplicable en
otras ubicaciones, lo que da lugar a valores diferentes para cada una. Se interpreta
que estas diferencias recogen, entre otras, las particularidades de cada lugar
(meteorología, formación de fracciones secundarias, etc.). Se verá a continuación
cómo se aplican estos valores.
A continuación y teniendo en cuenta lo visto hasta aquí, se estudiarán dos escenarios
distintos (Euro 6 y BEV), que se aplicarán a las capitales de la CAPV, Madrid y
Barcelona y que se explican en el apartado siguiente.
4.3. Escenarios Euro 6 y BEV
La implantación de medidas en el transporte está justificada con el fin de cumplir
los límites en el escape de los vehículos las emisiones de escape que han de cumplir
los automóviles nuevos a partir de 2015, y las fijadas para la aplicación de la
certificación de los vehículos, en condiciones de conducción real, a partir de 2017,

42 µg/m3 para la concentración y temitida para la emisión.

Calidad del aire 118


así como por la evolución observada en la renovación del parque, por lo que se debe
mencionar que es factible avanzar en este aspecto.

Documentos de Energía 2018


No obstante, debe subrayarse que los escenarios de sustitución de la flota van a
tener lugar inevitablemente, aunque el horizonte temporal para el cambio así como
la distribución entre vehículos convencionales y de energías alternativas son
hipótesis para el estudio de casos. En todo caso, en ese horizonte de tiempo seguirán
conviviendo vehículos con mayor o menor antigüedad y distintas tecnologías o
combustibles.
Por otra parte se debe situar en contexto lo anterior, teniendo en cuenta que los
techos nacionales de emisión implican esfuerzos en todos los sectores emisores y no
sólo el transporte, por lo que la mejora de la calidad del aire debe enmarcarse en un
contexto de reducciones combinadas entre distintos orígenes o sectores causantes
de emisiones contaminantes.
El empleo de otras medidas de mejora del tráfico, impulso del transporte público o
nuevas formas de movilidad también deben avanzar en paralelo con la mejora de la
flota de vehículos. En cualquier caso, debe subrayarse que los dos escenarios
desarrollados a continuación contemplan una flota constante de vehículos.
Escenario Euro 6
La implementación de los estándares Euro 6 para el los vehículos personales y
comerciales ligeros, y Euro VI para los comerciales pesados, supone a medio plazo
un avance importante en cuanto a la reducción de emisiones de los vehículos con
motor de combustión interna.
Sin embargo, el parque de vehículos de pasajeros actual en España presenta una
edad media de 12 años43 (ANFAC, 2018), lo que sitúa la mayoría de coches en la
norma Euro 4, menos restrictiva que la Euro 6 en los límites de emisión. Esto es muy
relevante si se tiene en cuenta que según las estimaciones de ANFAC, si no se
desarrollan políticas con un impulso activo de renovación del parque, en el año 2026
podrían estar en circulación en España más de cuatro millones de vehículos con una
antigüedad superior a los 20 años.
Debido a esta circunstancia, y desde el punto de vista de reducir emisiones
contaminantes, es deseable promover la progresiva renovación del parque por
vehículos que cumplan los estándares Euro 6 y VI, así como por vehículos eléctricos,
lo que implicará una reducción de emisiones según las sustituciones se vayan
realizando. Los porcentajes de reducción de emisiones entre los valores las normas
Euro 4 y Euro 6 (ver capítulo 2) pueden verse en la siguiente tabla44. La reducción
se evalúa a nivel de emisión en el tubo de escape, es decir, del tanque a la rueda

43 Esta edad media se eleva en los vehículos comerciales ligeros hasta los 12,5 años y en los
industriales a 14.
44 Deben considerarse todas las etapas de introducción de la norma Euro 6, desde la Euro 6b

(septiembre de 2014) hasta introducción de la Euro 6d (enero de 2020). Para más información puede
verse la presentación de RICARDO (Powell, 2017).

Cátedra de Energía de Orkestra 119


(TTW por el inglés tank-to-wheel) y considerando el sistema energético español en
cuanto a derivados del petróleo, o del sistema a la rueda (STW por el inglés system-
to-wheel), de cara a mayor equiparación con la comparativa realizada para el
Documentos de Energía 2018

vehículo eléctrico (ver escenario BEV).


TABLA 25. Reducción de emisiones TTW y STW de la norma Euro 6 respecto
a la norma Euro 4 (%)
Reducción Reducción Reducción Reducción
Combustible
NOx (TTW) PM2,5 (TTW) NOx (STW) PM2,5 (STW)
Diésel 68 82 65 81
Gasolina 25 - 22 -
Nota 1: La norma Euro 4 no especifica límites de PM para la gasolina, de manera que no se puede establecer una
reducción.

Nota 2: Se considera dentro del Euro 6 todos los vehículos de combustión interna, incluyendo gas natural y gases
licuados del petróleo.

Fuente: elaboración propia.

Como puede observarse, la mayor reducción de emisiones proviene de la renovación


de diésel Euro 4 a Euro 6, lo que es particularmente relevante teniendo en cuenta
que en torno al 56% del parque de vehículos de pasajeros utiliza este combustible
(DGT, 2014). Estos niveles de reducción aplican tanto a los vehículos de pasajeros
(categoría M) como a transporte de mercancía ligero y otros (categoría N en sus tres
clases). Por otra parte, la consideración de emisiones TTW y STW no representa
grandes cambios en los porcentajes, al contrario de lo que se puede ver a
continuación en el escenario BEV.
Dado que la norma Euro 6 aplica a los motores de combustión interna, también debe
considerarse dentro de este grupo la introducción de vehículos, definidos como de
energías alternativas (VEA) por la Directiva 2014/94/UE (o DAFI), como los
vehículos de gas natural y de gases licuados del petróleo, para los cuales se espera
una mayor penetración en el futuro que la que hay actualmente45.
Por último, debe señalarse que independientemente del uso de un vehículo u otro,
la circulación del parque rodante supone, en cualquier caso, la emisión de partículas
por causa del levantamiento de partículas del asfalto y del desgaste de neumáticos
y frenos, que la AIE (2016) estima en un 13% de las emisiones de partículas del
transporte por carretera. Se considera por tanto que la reducción de partículas por
renovación de la flota afecta al 87% de las emisiones, manteniéndose constante el
valor correspondiente al 13% debido a la circulación. La reducción de este último
porcentaje debería abordarse mediante el cambio modal, ya sea mediante mayor
transporte público o mediante el uso de coches compartidos, así como la promoción
de la bicicleta.

45Nótese que el gas natural y los gases licuados del petróleo ofrecen teóricamente también mejoras
en emisiones contaminantes (Álvarez y Menéndez, 2017), pero se trata igualmente de vehículos de
combustión interna, por lo que se incluirán en el grupo Euro 6, considerándose así la mínima
reducción que son capaces de ofrecer.

Calidad del aire 120


Además de utilizar estas consideraciones como supuestos, en este escenario el
método de cálculo de las concentraciones es como sigue. En primer lugar se toman
las emisiones totales de ambos contaminantes (emisiones de la ciudad en caso de

Documentos de Energía 2018


Madrid y de las autonomías en el caso de las capitales de la CAPV y Barcelona). Dado
que estos datos a fecha de realización de este trabajo se reportan hasta 2015 o 2014
según el caso, se estiman las emisiones hasta el último año para el que se disponen
datos de concentraciones atendiendo a la tendencia de reducción observada en los
últimos años y teniendo en cuenta, mediante la observación del consumo de
combustibles, que no haya variado la intensidad del transporte.
Disponiendo de las emisiones para todos los años en los que hay datos de
concentraciones publicados, se toman los valores de la relación C/E para los años en
los que no se observan variaciones significativas de la relación, para lo que se halla
un promedio entre los tres valores resultantes (en el caso de Madrid se toman los
tres últimos años por haberse apreciado un aumento de las concentraciones de NO2,
posiblemente debido a las condiciones meteorológicas). En base a este promedio
C/E se puede calcular la concentración de cada caso a partir de los datos de las
emisiones.
En este escenario (y en el siguiente) se ha considerado el cambio correspondiente
únicamente al transporte por carretera, manteniendo constantes las emisiones de
los restantes sectores contaminantes (i.e. industria e incluso las de otros medios de
transporte), para lo que se han aplicado los porcentajes de reducción de la tabla
anterior, diferenciando entre un 56% del parque total como vehículos diésel, y un
44% como gasolina (DGT, 2014).
Las reducciones de emisiones antes descritas, aplicado al conjunto del transporte
por carretera de cada caso, da lugar como resultado al diferencial de toneladas
emitidas. Con el factor C/E calculado para cada zona, ciudad o estación de medición,
este diferencial de toneladas se convierte en el diferencial de concentración en cada
lugar estudiado, que representa la diferencia que hay entre la situación de partida y
el escenario Euro 6, que se verá más adelante para las capitales vascas, Madrid y
Barcelona.
Escenario BEV
La renovación de la flota de vehículos vendrá influida por los nuevos vehículos Euro
6 de distintos combustibles. Sin embargo, el vehículo eléctrico de batería (BEV) es
una de las tecnologías de energías alternativas para la que se espera el mayor
crecimiento de la penetración en las ventas de nuevos vehículos.
Su impulso a nivel administrativo en forma de incentivos a la compra, tanto en
España como en otros países, especialmente en la UE donde se están observando
altos crecimientos en la cuota de ventas en los últimos años (Álvarez et al., 2017), y
la apuesta creciente de los grandes fabricantes por modelos eléctricos, son signos
de un creciente aumento de la penetración.

Cátedra de Energía de Orkestra 121


El BEV ofrece ventajas en cuanto a emisión respecto a los vehículos con motores de
combustión interna, ya que si se consideran las emisiones TTW el BEV no quema
combustible y por tanto no libera gases de escape, eliminando de esta forma
Documentos de Energía 2018

emisiones locales en el lugar de utilización. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que
la energía empleada es la electricidad, y dependiendo de cómo ésta se produce
(renovables, nuclear, ciclos combinados, etc.), existen emisiones en el punto de
generación. En países con un mix eléctrico alto en generación térmica, las emisiones
correspondientes de NOx o PM pueden ser altas, y en ese caso el consumo de
electricidad por parte de un parque con alta penetración de BEV no elimina
completamente estas emisiones y la mejora de calidad del aire que aporta es inferior
a la esperada, en especial en aquellas poblaciones con centrales de generación
térmica en sus proximidades
Esta circunstancia ha sido abordada anteriormente en estudios de Orkestra (Álvarez
y Menéndez, 2017; Álvarez et al., 2017), aplicándose la escala de emisiones “del
sistema a la rueda” (STW), para tener en cuenta las emisiones no sólo producidas en
los vehículos, sino en el sistema energético de España. La comparación equivalente
para los derivados del petróleo incluye también las emisiones en la cadena de valor
de los combustibles convencionales (producción, transporte, transformación y
distribución).
En el análisis se considera que el promedio de emisión aplicado al sistema eléctrico
en España presenta en la actualidad niveles superiores a los que prevén a partir de
2020 (2020+), como consecuencia de la implantación de sistemas de
desnitrificación en generación y la previsión de una mayor penetración de energías
renovables. Dado que los escenarios aquí elaborados son para una fecha a futuro no
fijada para un año concreto, se utilizarán los niveles de emisión 2020+.
En la siguiente tabla puede verse la reducción de emisiones de NOx y PM2,5 entre la
norma Euro 6 y el paso al BEV. Al igual que en el escenario Euro 6, se muestran aquí
ambos supuestos, TTW y STW, si bien el empleado es el escenario es el STW. Se
aprecian mayores diferencias que en la reducción en el escenario anterior.
TABLA 26. Reducción de emisiones TTW y STW del BEV respecto a la norma
Euro 6 (%)
Reducción Reducción Reducción Reducción
Combustible
NOx (TTW) PM2,5 (TTW) NOx (STW) PM2,5 (STW)
Diésel 100 100 71 88
Gasolina 100 100 63 88
Fuente: elaboración propia.

La característica del BEV de evitar la exposición directa46 de los viandantes puede


tener especial importancia para parámetros que derivan de la conducción y que

46 Así, en el caso de Madrid la concentración media anual de NO 2 tiene su origen en un 76% en las
fuentes locales, en particular el tráfico, frente al 21% de origen regional. El transporte de la
contaminación de otro origen, nacional o internacional, representa un impacto inferior al 3% (Borge
et al., 2013).

Calidad del aire 122


influyen en un mayor consumo, como los arranques y las paradas con semáforos y
atascos, o la pendiente de la vía. Esto es relevante si se tiene en cuenta que los puntos
de exposición de un peatón a un nivel más alto son los pasos de cebra, las paradas

Documentos de Energía 2018


de autobús, y en general áreas de tráfico intenso, especialmente para esperas
prolongadas (Borge et al., 2016). Por ejemplo, como consecuencias de condiciones
de congestión de tráfico pueden tener lugar incrementos de niveles de
concentración puntual del 42,6% para NOx y del 27,9% para PM10 sobre una
situación normal de tráfico fluido (Quaassdorff et al., 2016).
Si se trata del consumo de energía, en Álvarez y Menéndez (2017) se considera que
dichos patrones de conducción real y las características de los motores se traducen
en un incremento del consumo medio del 30% sobre certificación en el caso de
motores de combustión interna, y del 20% en el consumo de electricidad, en el caso
de BEV y PHEV.
En cualquier caso, al igual que en el caso de la renovación de la flota por Euro 6, se
considerará constante el 13% de las emisiones de partículas por efecto de desgaste
del asfalto, de los neumáticos y de los frenos con la circulación.
Tras estas consideraciones, el procedimiento de cálculo de las concentraciones
resultantes es similar al descrito en el escenario Euro 6, incluyendo las reducciones
aquí indicadas.
Para estos dos escenarios, a continuación, se examinan los resultados para las
capitales de la CAPV, Madrid y Barcelona.
Capitales de la CAPV
Como ya se ha visto en el capítulo 3, en al CAPV en el año 2016 y en general en los
años anteriores no se superaban los límites de la UE ni los valores guía de la OMS
para el NO2. Por ello, la reducción de la concentración media anual de NO2 no debería
ser una prioridad. En cualquier caso, la renovación de la flota por la implantación
del Euro 6 o la implantación del BEV, según los escenarios antes desarrollados,
implican reducciones sustanciales en las medias anuales, que se pueden ver en el
gráfico siguiente. Reducciones que pueden ser del orden del 20% en el escenario
Euro 6 y del 40% con el vehículo eléctrico de batería (BEV).

Cátedra de Energía de Orkestra 123


GRÁFICO 59. Evolución de la concentración media anual de NO2 (µ/m3) de las
capitales vascas y de sus respectivas zonas para los escenarios Euro 6 y BEV
Documentos de Energía 2018

µ/m3

Fuente: elaboración propia.

Situación es similar se observa en el caso de las PM10 y PM2,5, ya que los valores límite
de la UE, tanto los aplicables desde 2015 como los que se aplicarán a partir de 2020,
son superiores a las concentraciones medias anuales en 2016. Por otra parte el valor
guía de la OMS tampoco se superó en 2016, aunque por un estrecho margen. La
implantación de los escenarios implicaría un margen mayor para el respecto a los
valores guía de la OMS.
GRÁFICO 60. Evolución de la concentración media anual de PM2,5 de las
capitales vascas y de sus respectivas zonas para los escenarios Euro 6 y BEV

µ/m3

Fuente: elaboración propia.

Madrid
En Madrid se dispone de información de detalle, ya que están disponibles las
emisiones de la ciudad, en puntos a los que se les atribuye una mayor influencia en
la calidad del aire de la ciudad.

Calidad del aire 124


En Madrid hay un incumplimiento continuado de los valores límite para el NO2,
fundamentalmente debido al tráfico dentro de la ciudad. Asimismo se observa el
aumento de las medias anuales de este contaminante en los tres últimos años, a

Documentos de Energía 2018


pesar de la reducción de las emisiones totales, lo que puede deberse a las
condiciones meteorológicas que han tenido lugar en los últimos meses de estos años.
Por las razones anteriores, en el análisis de los escenarios de evolución de la calidad
del aire se han utilizado las relaciones con las emisiones locales de la ciudad de
Madrid, junto con los factores de contaminación propios de los tres últimos años.
Por ello los resultados obtenidos han de referirse a condiciones meteorológicas
similares a las de estos últimos años.
La aplicación de la reducción de emisiones de los escenarios Euro 6 y BEV en la
siguiente figura ofrece la evolución de las concentraciones medias anuales de las
distintas estaciones de Madrid, que pueden verse en el gráfico siguiente para el NO2.
GRÁFICO 61. Evolución de la concentración media anual de NO2 de las
estaciones de Madrid para los escenarios Euro 6 y BEV

Fuente: elaboración propia.

Puede observarse que en general la renovación del parque automovilístico a


vehículos Euro 6, que tendrá lugar inevitablemente, permite una reducción

Cátedra de Energía de Orkestra 125


promedio del 26% de la concentración de las estaciones del gráfico, dando así
cumplimiento al valor límite de 40 µg/m3 en todas las estaciones urbanas de fondo,
las cuales son la mejor representación de la exposición de la población47. Esto es
Documentos de Energía 2018

relevante en las estaciones de fondo como Villaverde, Plaza Carmen o Urbanización


Embajada, ya que estas estaciones, sin ser las más expuestas al tráfico, en 2017
fueron las que presentaron las mayores superaciones del valor límite medio anual.
En dos estaciones de tráfico (Escuelas Aguirre y Fernández Ladreda), que presentan
las mayores concentraciones medias anuales, en el escenario Euro 6 son los únicos
casos en los que no se consigue estar por debajo de los valores límite anuales48 de
40 µg/m3. Esto es especialmente relevante porque estas dos estaciones son algunas
de las que también presentan más de dieciocho superaciones del valor horario de
200 µg/m3 (ver límites en capítulo 1), lo que las convierte en puntos de especial
atención.
El escenario BEV por su parte aporta un descenso generalizado de la concentración
media anual, que permite estar por debajo del límite anual a todas las estaciones,
incluyendo las dos últimas mencionadas, con una reducción promedio del 44%49.
En el caso de las PM2,5, la evolución de las concentraciones medias anuales en los
escenarios anteriores se muestra en la siguiente figura. Para este contaminante en
Madrid se cumple con los valores límite de la UE y las medias anuales, tanto para
PM10 como para PM2,5, y éstas están próximas a los valores guía de la OMS. En
general, con la aplicación de ambos escenarios (Euro 6 y BEV) se cumpliría
holgadamente con los límites recomendados por la OMS en todas las estaciones de
la ciudad de Madrid, siendo la reducción promedio del gráfico siguiente de un 27%
de la concentración para el escenario Euro 6 y de un 54% para el escenario BEV.

47 Las estaciones de fondo se caracterizan por no estar influidas por un foco de contaminación
particular (como por ejemplo el tráfico), sino que se considera que reflejan la contaminación general,
por lo que representan de manera más amplia a la población expuesta.
48 Conviene recordar que se está trabajando con escenarios que incluyen hipótesis y supuestos.
49 Resultado que está en línea con Borge et al., (2013), según el cual la implantación de nuevos

motores en el transporte público, como los de tipo eléctrico u otros de combustión, junto a la
aplicación de diversas medidas estructurales centradas en el tráfico en el área metropolitana de
Madrid, puede llevar a un descenso del 31% de las emisiones responsables de la concentración de
NO2.

Calidad del aire 126


GRÁFICO 62. Evolución de la concentración media anual de PM2,5 de las
estaciones de Madrid para los escenarios Euro 6 y BEV

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia.

El ozono tiene una problemática peculiar. Ya se ha visto que no se cumplen con los
valores objetivo, en cuanto a superación del número de superaciones de medias
octohorarias de concentraciones superiores a los 120 µg/m3. En el gráfico siguiente
se representa la evolución anual en diversas estaciones, con incumplimientos de los
valores objetivo estipulados por la UE en un buen número de ellas, en particular las
situadas en área suburbanas, y en casi todas de las de la Comunidad (gráficos
siguientes). Esta situación de incumplimiento tiende a agravarse en los últimos años,
aunque la tendencia a aumentar no se da en todas las estaciones, a medida que se
reducen las emisiones de NOx, como se puede observar en el gráfico 60. Igualmente,
se observa que superaciones del valor objetivo de 120 µg/m3 corresponden a
aglomeraciones y áreas urbanas situadas en la periferia de la ciudad de Madrid y con
altos niveles de población expuesta.

Cátedra de Energía de Orkestra 127


GRÁFICO 63. Número de superaciones del valor objetivo de 120 µg/m3 en las
estaciones de la ciudad de Madrid
Documentos de Energía 2018

80
70
60
50
40
30
20
10
0

2014 2015 2016 2017

Fuente: elaboración propia.

GRÁFICO 64. Número de superaciones del valor objetivo de 120 µg/m3 en las
estaciones de la Comunidad Autónoma de Madrid

Ozono: no. de superaciones octohorarias anuales


90
80
70
60
50
40
30
20
10
0
MOSTOLES
ARANJUEZ
FUENLABRADA

VALDEMORO
COSLADA
RIVAS VACIAMADRID

ALCORCON

LEGANES

GUADALIX DE LA SIERRA

ORUSCO DE TAJUÑA
ALCOBENDAS

TORREJON DE ARDOZ

MAJADAHONDA
EL ATAZAR

S.M. DE VADEIGLESIAS
ALGETE

VILLA DEL PRADO


GETAFE

COLLADO VILLALBA

VILLAREJO DE SALVANES
ARGANDA DEL REY

COLMENAR VIEJO
ALCALA DE HENARES

2014 2015 2016 2017

Fuente: elaboración propia.

El ozono es un contaminante secundario producido, fundamentalmente, a partir de


COV por efecto de la radiación solar, y que las emisiones de NOx lo reducen (el gráfico
siguiente permite ilustrar lo anterior si bien, dada la complejidad de los fenómenos
involucrados, no parece que se pueda extraer un grado de correlación concluyente).
Por ello, la reducción de las emisiones NOx, según los escenarios anteriores,

Calidad del aire 128


agravaría la situación en cuanto a episodios de ozono, tanto en la ciudad de Madrid
como en el resto de la Comunidad. Por otro lado, teniendo en cuenta que gran parte
del nivel de ozono se debe a emisiones naturales (obsérvese las superaciones del

Documentos de Energía 2018


nivel de 120 µg/m3 en la Casa de Campo, situada en Madrid ciudad) no parece que
esta situación pueda resolverse fácilmente, ni aún en el caso de una reducción
significativa de los COV en la Comunidad de Madrid.
GRÁFICO 65. Concentraciones anuales medias de NO2 (líneas) y número
veces que se supera el valor objetivo anual de O3 (barras) en estaciones de la
ciudad de Madrid

80
Concentraciones anuales medias de NO2 (µg/m3) y no.
70 de superaciones anuales ozono (barras)
60

50

40

30

20

10

2014 2015 2016 2017

Fuente: elaboración propia.

Barcelona
Para Barcelona los datos disponibles son más limitados y por tanto, la aplicación de
los escenarios se hará partiendo de los datos de emisiones disponibles a nivel
autonómico.
Para la concentración de NO2 en la ciudad condal, la aplicación del escenario Euro 6
aporta en general, incluyendo la media de las estaciones, un descenso por debajo del
límite anual de 40 µg/m3. Descensos que son más acusados en el escenario BEV.

Cátedra de Energía de Orkestra 129


GRÁFICO 66. Evolución de la concentración media anual de NO2 de las
estaciones de Barcelona para los escenarios Euro 6 y BEV
Documentos de Energía 2018

Fuente: elaboración propia.

Cabe señalar la estación de l’Eixample como un punto en el que la aplicación del


escenario Euro 6, si bien permite un descenso importante, la concentración se
hallaría tan sólo unas décimas por debajo del valor límite anual. Esto implica que la
aplicación de ciertas medidas en cuanto a organización del tráfico reforzaría los
efectos de la renovación del parque, lo que también podría ser aplicable a la estación
de Gràcia – Sant Gervasi. En el caso del escenario BEV, su aplicación permite que
todas las estaciones desciendan por debajo del valor límite anual.
En el caso de las PM2,5, los valores medios anuales de todas las estaciones cumplen
los valores límite de la UE, y una buena situación de partida en 2016, tanto para los
valores límite de aplicación desde 2015 como los que se aplicarán a partir de 2020.
La renovación del parque por Euro 6 representaría mejoras importantes, pero no se
puede asegurar un descenso en todas las estaciones por debajo del valor guía de la
OMS. Para este contaminante en Barcelona, y sin aplicación de otras medidas
adicionales, sólo la penetración del BEV permite alcanzar las recomendaciones de la
OMS para la media de la ciudad y la mayoría de las estaciones (ver gráfico siguiente).

Calidad del aire 130


GRÁFICO 67. Evolución de la concentración media anual de PM2,5 de las
estaciones de Barcelona para los escenarios Euro 6 y BEV

Documentos de Energía 2018


Fuente: elaboración propia.

Teniendo en cuenta que, en la situación real, la renovación del parque


automovilístico tiene lugar con vehículos convencionales y eléctricos, y que la
penetración de estos últimos aumenta de año a año, se puede afirmar que la
renovación del parque en combinación de ambos tipos de vehículos conseguiría el
cumplimiento de los estándares de calidad del aire tanto en Madrid como en
Barcelona.
Aunque los escenarios anteriores muestran las ventajas de la sustitución de
vehículos Euro 4 por Euro 6 y la incorporación de vehículos eléctricos, ello no quiere
decir que no sean igualmente importantes las medidas destinadas a la regulación
del tráfico y a los cambios modales (i.e. metro, bicicleta, peatonalización, etc.), que
podrán acelerar, y en cualquier caso reforzar, el cumplimiento de los estándares de
calidad del aire en las ciudades. Medidas a las que se refiere el apartado siguiente.

Cátedra de Energía de Orkestra 131


5. MEDIDAS COYUNTURALES Y ESTRUCTURALES
Además de la implantación de las directivas relacionadas con el control de emisiones
Documentos de Energía 2018

contaminantes y los objetivos de calidad del aire a alcanzar, las administraciones


deben poner en marcha medidas a nivel nacional, así como a nivel regional o local
para alcanzar el cumplimiento de los objetivos de calidad del aire, la mejora de su
calidad y la reducción del nivel de exposición de la población a la contaminación
para reducir los efectos a largo plazo de la misma. Dentro de las medidas y acciones,
a considerar para su aplicación por las administraciones regionales y locales, la
Directiva 2008/50/CE ofrece en su Anexo XV una lista que se resume en la tabla a
continuación.
TABLA 27. Medidas contempladas en la Directiva 2008/50/CE
Medida Descripción
Emisiones de aquellas que no estén incluidas en la aplicación de las
Reducción de las emisiones directivas sobre el control de emisiones, mediante instalación de
procedentes de fuentes fijas sistemas para su control o la sustitución de combustibles por otros
más limpios.
Facilitando su sustitución por vehículos y/o combustibles con
menores emisiones.
Reducción de las emisiones de los Incluye acondicionamiento con equipos de control de las
vehículos emisiones.
Recomienda considerar la posibilidad de ofrecer incentivos
económicos para acelerar el ritmo de aplicación de esta medida
Tales como:
Vehículos nuevos menos contaminantes.
Adquisición de y/o subcontratación
Contratación de servicios que utilicen vehículos menos
pública de vehículos y equipamientos
contaminantes.
menos contaminantes
Instalaciones de combustión más eficientes o de bajas emisiones.
Sustitución de combustibles por otros de menores emisiones.
Medidas destinadas a la reducción de Incluye la tarificación de la congestión, la adopción de tarifas de
las emisiones en el transporte aparcamiento diferenciadas y otros incentivos económicos;
mejorando su planificación y la establecimiento de zonas de bajas emisiones.
gestión del tráfico local.
Promoción del transporte público y los modos menos
Medidas modales
contaminantes.
Mediante la concesión de los permisos de operación con arreglo a
la directiva 2008/1/CE, directiva IPPC.
Contempla el establecimiento de planes nacionales conforme a la
Medidas destinadas a reducir la
Directiva 2001/80/CE.
contaminación atmosférica, en
Incluye la utilización de instrumentos económicos, tales como
particular en áreas sensibles.
impuestos, tasas (tasa sobre congestión), tarifas de aparcamiento
diferenciadas por tipo de vehículo, establecimiento de zonas de
bajas emisiones, comercio de derechos de emisión, etc.

Fuente: elaboración propia a partir de (DOUE, 2008).

Dado que las administraciones públicas deben cuidar la calidad de vida de los
ciudadanos ofreciendo un suministro de energía seguro y asequible, facilitando su
desarrollo personal y su desplazamiento y al mismo tiempo consiguiendo reducir el
impacto sobre la salud y el medio ambiente, deben impulsar el desarrollo y la
implantación de las acciones anteriores, priorizando las más eficientes en la mejora
de la calidad del aire con arreglo a un análisis de costes y beneficios.

Calidad del aire 132


Para ello, las administraciones han de proceder a realizar un inventario de
emisiones, tanto fijas como difusas en la zona, proceder a la instalación de estaciones
de medición con arreglo a lo estipulado en la directiva 2008/50/CE, y/o a la

Documentos de Energía 2018


modelización de las dispersión de contaminantes con arreglo a las condiciones
meteorológicas dominantes, y analizar el impacto de medidas de reducción de
emisiones en las áreas de acción más urgente respecto a la calidad del aire y al nivel
de exposición de los ciudadanos.
El desarrollo, mantenimiento y actualización de dichos inventarios y modelos
permitirá el diseño de planes de desarrollo urbanístico asegurando excelentes
niveles de calidad del aire y con mínimo impacto en las áreas actuales, así como el
análisis de coste/beneficio en la implantación de otras medias de carácter
estructural que afectan a las áreas urbanas y periurbanas.
En lo que sigue se analizarán algunos planes de acción puestos en práctica en
grandes ciudades españolas para reducir el nivel de contaminación y la exposición
de sus ciudadanos.
Como se ha visto hasta ahora, la ciudad de Madrid es uno de los ámbitos que mayor
actuación requiere por la concentración de NO2. En el capítulo 2 se mencionó el Plan
A de Madrid (Plan de Calidad del aire y Cambio Climático del Ayuntamiento de
Madrid), que contempla treinta medidas organizadas en varias áreas de actuación y
acciones, algunas de las cuales se resumen en las tablas siguientes.
En primer lugar, se consideran actuaciones sobre la red viaria y espacio público
dirigidas a reducir la intensidad de tráfico privado y a la promoción de modos
activos de movilidad. Estas actuaciones abarcan desde el establecimiento de un área
especial de acceso restringido hasta la mejora de los recursos relacionados con la
bicicleta y transporte público o la mejora de diversas infraestructuras de movilidad
y se incluyen en las tablas siguientes.
TABLA 28. Medidas del Plan A de Madrid relacionadas con la red viaria y
espacio público (parte 1 de 2)
Medida Descripción
Creación de un área de acceso restringido para el vehículo
Acceso restringido al vehículo privado en el
privado (salvo residentes) en la que se prioriza la
área central
movilidad peatonal, la bicicleta y el transporte público.
Rediseño de la sección en las principales vías Reducción del espacio dedicado al automóvil a favor de
de distribución del tráfico y vías de conexión medios más sostenibles.
de los distritos de la periferia con el centro
Intervenciones en espacio público ligadas a la regeneración
Priorización de la movilidad peatonal urbana con incidencia directa en la movilidad de
proximidad en los barrios.
Medidas de ampliación y renovación con el objetivo de
Mejora y ampliación de la red y la movilidad
alcanzar una cuota en la distribución modal del 5 % de los
ciclista
desplazamientos en 2025.

Fuente: elaboración propia a partir de (Plan A, 2016).

Cátedra de Energía de Orkestra 133


TABLA 29. Medidas del Plan A de Madrid relacionadas con la red viaria y
espacio público (parte 2 de 2)
Documentos de Energía 2018

Medida Descripción
Ampliación del sistema de bicicleta pública y Ampliar el número de bicicletas y el ámbito de actuación del
coordinación con el sistema del Consorcio servicio BiciMAD a zonas de gran demanda.
Regional de Transportes de Madrid (CRTM)
Uso plataformas reservadas e integración de sistemas de
Plataformas reservadas y priorización
prioridad semafórica, buscando mejorar el tiempo de
semafórica para autobuses EMT
recorrido y ofreciendo mayor regularidad.
Tanto aparcamiento en superficie como subterráneos con
Regulación de las tarifas de aparcamiento con un sistema de bonificaciones y penalización y ampliación
criterios de calidad del aire progresiva a favor de los residentes y en detrimento de la
rotación.
Canalizar el tráfico con origen destino entre sectores de la
Limitación de la velocidad en accesos
periferia urbana y metropolitana por los anillos exteriores
metropolitanos a 70 km/h
de circunvalación de la ciudad.
Red conectada con nodos de transporte público, que facilite
Constitución de una red de aparcamientos
la transferencia del vehículo privado al transporte colectivo,
disuasorios en la corona metropolitana
constituida por doce nuevos aparcamientos.
Plataformas reservadas en accesos a la Conectar los puntos de intercambio modal y, en especial,
ciudad: dotar a las entradas a la ciudad de con la red de aparcamientos disuasorio.
carril BUS-VAO

Fuente: elaboración propia a partir de (Plan A, 2016).

Contempla además actuaciones sobre el parque móvil junto con la ordenación de


sectores clave que tengan un impacto alto en los patrones de movilidad y en la
calidad del aire, las que se pueden ver en la tabla siguiente:
TABLA 30. Medidas del Plan A de Madrid relacionadas con la actuación sobre
el parque móvil y ordenación de sectores clave con alto impacto en los
patrones de movilidad y en la calidad del aire (parte 1 de 2)
Medida Descripción
Programa 2017-2020 de inversiones para la
Ampliación y renovación de la flota de la EMT hacia una
adquisición de 750 nuevos autobuses de gas
flota 100% Eco
natural, híbridos y eléctricos.
Se establecen subvenciones anuales para
Taxi (incentivos para transformación a vehículos menos
adquirir vehículos de cero emisiones o Eco,
contaminantes): conseguir la eliminación de vehículos
siendo a partir de 2018 la sustitución de
diésel y su sustitución por vehículos cero emisiones o Eco
vehículos sólo autorizada con estos tipos.
Optimización del servicio del taxi con criterios Optimización de recorridos y mejoras
ambientales estructurales para evitar viajes en vacío.
Implantación de sistema mediante aplicación
Optimización de la gestión de las reservas de carga y
específica y registro municipal (registro DUM)
descarga en vía pública en base a criterios de calidad del
para gestionar las plazas en vía pública
aire
reservadas a carga y descarga.
Restricciones de entrada al Área central en función de la Medidas y horarios preferentes de acceso y en el
tecnología de los vehículos y horarios extendidos para los Área Central y en la zona SER para vehículos de
vehículos menos contaminantes dedicados a la bajas emisiones.
distribución urbana de mercancías
Fórmulas de colaboración público-privadas para
Colaboración público-privada
la logística urbana sostenible e innovadora.

Fuente: elaboración propia a partir de (Plan A, 2016).

Calidad del aire 134


TABLA 31. Medidas del Plan A de Madrid relacionadas con la actuación sobre
el parque móvil y ordenación de sectores clave con alto impacto en los
patrones de movilidad y en la calidad del aire (parte 2 de 2)

Documentos de Energía 2018


Medida Descripción
Incremento de los vehículos de cero emisiones y Eco en la flota del
Flotas de servicios municipales de Ayuntamiento hasta llegar al 90 % en 2030 de la flota adscrita a
bajas emisiones contratos de servicios y las gestionadas directamente por las
distintas áreas.
Plan de movilidad laboral municipal Desarrollo de planes de movilidad sostenible en empresas, así como
en las dependencias del en las administraciones públicas dándoles papel ejemplarizante.
Ayuntamiento de Madrid
Red de recarga para vehículos Desarrollo de una infraestructura de combustibles alternativos
eléctricos: desarrollo de una red de conforme a la Directiva 2014/94. Promoción de una red de recarga
recarga rápida y semi-rápida de eléctrica en espacios de acceso público. Extensión de redes de acceso
acceso público público de otros combustibles alternativos.
Red de suministro de combustibles
alternativos: GNC y GLP
Impulso a las iniciativas de Apoyo a las iniciativas de movilidad compartida de cara a diversificar
movilidad compartida la oferta de transportes de la ciudad de Madrid.

Fuente: elaboración propia a partir de (Plan A, 2016).

Incorpora actuaciones para conseguir una gestión urbana baja en emisiones y la


eficiencia energética, a la que se dirigen las medidas desde la intervención en la
regeneración de barrios, hasta la gestión de los residuos, pasando por las fuentes
energéticas, que se listan en la tabla siguiente:
TABLA 32. Medidas del Plan A de Madrid relacionadas con la gestión urbana
baja en emisiones y eficiencia energética
Medida Descripción
Desarrollo de la estrategia de regeneración urbana “Madrid Regenera”
Regeneración y rehabilitación de yendo desde la rehabilitación del parque edificado hasta la
barrios: regeneración y mejora remodelación de espacios públicos, junto con producción energética
de edificios de vivienda local, movilidad verde, gestión de agua y materiales y la renaturalización
de la ciudad.
Fomento de la sustitución de Implementación de mejoras tecnológicas de instalaciones de calor,
combustibles de calefacción climatización y agua caliente sanitaria, incluyendo la eliminación del
contaminantes (carbón y carbón en 2020 y la regulación de la biomasa.
gasóleo) y control del uso de la
biomasa
Se pretende fomentar la eficiencia energética y la autosuficiencia, junto
con una hoja de ruta de desarrollo de energías renovables con medidas
Generación distribuida y uso de
como la revisión de las bonificaciones del Impuesto de Bienes Inmuebles
energías renovables
por instalaciones de energía solar, o impulsar la exploración y
explotación del subsuelo en términos energéticos.
Optimización de procesos de gestión de residuos en el complejo
tecnológico de Valdemingómez para reducir las emisiones de su
Reducción de emisiones en la
funcionamiento. Asimismo se incluye el uso de nuevas líneas de
gestión de residuos urbanos
selección para recuperar materiales, instalaciones de compostaje y
mayor rendimiento en la Planta de Tratamiento de Biogás.

Fuente: elaboración propia a partir de (Plan A, 2016).

Cátedra de Energía de Orkestra 135


Finalmente, aborda acciones para promover una gestión energética eficiente de
edificación e instalaciones municipales, para las que se contemplan las medidas que
se incluyen en la tabla siguiente.
Documentos de Energía 2018

TABLA 33. Medidas del Plan A de Madrid relacionadas con la gestión


energética en edificios e instalaciones municipales
Medida Descripción
Promoción de sistemas para la monitorización remota de
consumos energéticos, con la creación de una plataforma
Monitorización energética y gestión de
abierta de consumos en edificios municipales y seguimiento
consumos
específico de servicios o instalaciones municipales de alto
consumo energético.
Actuación en los edificios de titularidad municipal y en
instalaciones con consumo energético en vía pública, con
Intervenciones en edificios e mejora de instalaciones de climatización, implantación de
instalaciones municipales sistemas fotovoltaicos, plataformas tecnológicas de
comunicación, implantación de sistemas de gestión ambiental
y gestión energética.
Incorporación de criterios de Creación de un marco jurídico en la administración municipal
sostenibilidad en la contratación que permita a los órganos de contratación incluir criterios
municipal: elaboración de instrucciones orientados a una mayor sostenibilidad. Elaboración de la
específicas de obligado cumplimiento en Instrucción de Contratación Ambientalmente Sostenible con
los procedimientos de contratación cláusulas en contrataciones y medidas de seguimiento.

Fuente: elaboración propia a partir de (Plan A, 2016).

En el caso de Barcelona, junto con el Plan de Mejora de la Calidad del Aire de


Barcelona 2015-2018 mencionado en el capítulo 2, existe también un programa de
medidas, cuya principal estructura se organiza a través de ocho ejes fundamentales,
cuya descripción básica puede verse en la tabla siguiente.
TABLA 34. Ejes del programa de medidas contra la contaminación
atmosférica de Barcelona (parte 1 de 2)
Eje Descripción
Se busca definir áreas de aplicación, delimitadas estas zonas de manera
Zonas de intervención precisa, para garantizar que se puedan aplicar determinadas medidas
ambiental especiales relacionadas con la gestión del tráfico rodado y asegurar su control de
manera eficiente.
Cambios en el modelo de Incrementar el espacio para la movilidad no motorizada mediante medidas
ciudad orientadas a la vialización y la pacificación del tráfico.
Trasvase de viajes en vehículo privado de combustión hacia el transporte
público. Se asume que se requiere un claro impulso del transporte público
Impulso al transporte público
y el transporte no motorizado en términos dotacionales. En este sentido se
y no contaminante
plantean cuatro acciones estructurales aplicadas a la distribución de
Barcelona.
Se propone un paquete de medidas con cinco líneas fundamentales que
Programa renove con
deben avanzar simultáneamente, a saber: a) incentivo municipal para dar
intercambio en el transporte
de baja un vehículo contaminante a cambio de bonificaciones en el
público, gestión de la
transporte público; b) impulso del coche compartido; c) gestión de la
movilidad a través del
movilidad mediante la regulación del aparcamiento; d) políticas de impulso
aparcamiento y renovación de
del uso de vehículos menos contaminantes; y e) regulación de la
flotas
distribución urbana de mercancías y mejoras en el servicio de taxi.

Fuente: elaboración propia a partir de (Ajuntament de Barcelona, 2016).

Calidad del aire 136


TABLA 35. Ejes del programa de medidas contra la contaminación
atmosférica de Barcelona (parte 2 de 2)

Documentos de Energía 2018


Eje Descripción
Se busca definir áreas de aplicación, delimitadas estas zonas de manera
Zonas de intervención precisa, para garantizar que se puedan aplicar determinadas medidas
ambiental especiales relacionadas con la gestión del tráfico rodado y asegurar su control de
manera eficiente.
Cambios en el modelo de Incrementar el espacio para la movilidad no motorizada mediante medidas
ciudad orientadas a la vialización y la pacificación del tráfico.
Trasvase de viajes en vehículo privado de combustión hacia el transporte
público. Se asume que se requiere un claro impulso del transporte público
Impulso al transporte público
y el transporte no motorizado en términos dotacionales. En este sentido se
y no contaminante
plantean cuatro acciones estructurales aplicadas a la distribución de
Barcelona.
Se propone un paquete de medidas con cinco líneas fundamentales que
Programa renove con
deben avanzar simultáneamente, a saber: a) incentivo municipal para dar
intercambio en el transporte
de baja un vehículo contaminante a cambio de bonificaciones en el
público, gestión de la
transporte público; b) impulso del coche compartido; c) gestión de la
movilidad a través del
movilidad mediante la regulación del aparcamiento; d) políticas de impulso
aparcamiento y renovación de
del uso de vehículos menos contaminantes; y e) regulación de la
flotas
distribución urbana de mercancías y mejoras en el servicio de taxi.

Fuente: elaboración propia a partir de (Ajuntament de Barcelona, 2016).

Las medidas expuestas representan las principales vías de acción en dos grandes
ciudades, que como se ha visto en los anteriores capítulos, son los conjuntos de
población que tienen más problemas de contaminación en España. Sin embargo,
siendo las capitales de la CAPV uno de los principales focos de atención de este
estudio, cabe reseñar qué planes y estrategias se han seguido en esta C.A.
Como se ha visto en los anteriores capítulos, los casos estudiados en la CAPV, tanto
zonas como ciudades, presentan un cumplimiento generalizado de los valores límite
de la legislación europea y, por tanto, no se precisan actuaciones urgentes de mejora
de la calidad del aire. Esto podría explicar el hecho de que las estrategias y planes de
la CAPV en materia de calidad del aire se estructuren en planes de acción por
municipio o zona geográfica. La mayoría de estos planes de acción estaban
orientados a la mejora de los niveles de PM10. Entre los planes de acción, el más
reciente de los analizados es el del Bajo Nervión, que data de 2015. La realización de
estos planes ha sido conjunta entre las administraciones y ha estado acompañada
de mejoras en la industria impulsadas en el cumplimiento de la normativa
comunitaria (Gobierno Vasco, 2018).
Dado que el plan de acción para el Bajo Nervión es el caso menos antiguo de los
disponibles, se detallan en la siguiente tabla las principales medidas correctoras que
el Gobierno Vasco ha identificado como competencias locales, adoptadas algunas de
ellas dentro del Plan de Movilidad Sostenible de Bilbao 2010-2015.

Cátedra de Energía de Orkestra 137


TABLA 36. Medidas implementadas en Bilbao según el plan de acción del
Bajo Nervión
Documentos de Energía 2018

Eje Descripción
Servicio gratuito Servicio para impulsar el uso compartido de vehículos particulares a través de la
“Compartir Coche” web municipal.
(carpooling)
Uso de vehículos multiusuario compartido o en régimen de alquiler, comenzando
Uso temporal de por el apoyo a la empresa Eusko Carsharing con vehículos híbridos, y la cesión
vehículos o carsharing más de una veintena de plazas de aparcamiento para promover el uso de vehículos
eléctricos.
Ampliación de la red Servicio de préstamo de bicicletas de Bilbao “Bilbon bizi”. Implicaba 260 bicicletas
del servicio de repartidas en 19 puntos de préstamo, distribuidos por distintos barrios de Bilbao,
préstamo de bicicletas con ampliación posterior de puntos de uso y horarios.
Semana organizada por el Ayuntamiento de Bilbao en la que se realizan varias
Semana de la Movilidad actividades encaminadas a la concienciación de la ciudadanía para buenas
Sostenible prácticas de movilidad, organizándose esta desde el año 2000 coincidiendo con la
Semana Europea de la Movilidad Sostenible.

Fuente: elaboración propia a partir de (Gobierno Vasco, 2012).

En cualquier caso, si se trata de atender a las intenciones a futuro en materia de


calidad del aire, el Perfil Ambiental de Euskadi (Ihobe, 2016) identifica retos a
abordar, oportunidades y recomendaciones para la ciudadanía, que se describen en
la siguiente tabla.
TABLA 37. Retos, oportunidades y recomendaciones para la calidad del aire
en la CAPV
Retos, oportunidades y Descripción
recomendaciones
Reducción de la Integración de la calidad del aire en políticas de ordenación territorial,
contaminación provocada planificación urbanística y gestión del tráfico como objetivo común.
por el transporte
Mejora del acceso y comprensión de la información, en línea con la
Mejorar la información a la habilitación de la web en tiempo real del Departamento de Medio Ambiente
población y del desarrollo en 2016 de una aplicación con métodos estadísticos para los
técnicos municipales.
Nuevos métodos para Desarrollo en curso de modelos predictivos complejos, en la línea del trabajo
anticiparse y actuar con más del Servicio de Aire del Gobierno Vasco para la posible implantación de un
eficacia modelo de pronóstico de la calidad del aire para la CAPV.
Inversión en laboratorios móviles y adquisición de nuevos equipos que
Avanzar en el conocimiento
permitan mediciones de contaminantes que hasta ahora no se medían de
de la contaminación
manera generalizada y avanzar en su conocimiento.
Sinergias entre Servicio de Aire y Departamento de Salud para garantizar
Red pionera en disponer de
exactitud y trazabilidad en medidas con intención de implantar
datos con una calidad
procedimientos según normas UNE, que aplicados a las estaciones lleve a
acreditada
una red de medición de vanguardia.
Medidas de carácter individual lanzadas para el seguimiento de la
Recomendaciones para la
ciudadanía en cuatro grandes campos, como son transporte y movilidad,
ciudadanía
consumo responsable, energía y residuos.

Fuente: elaboración propia a partir de (Ihobe, 2016).

Calidad del aire 138


6. RESUMEN
Introducción

Documentos de Energía 2018


 La evaluación de la situación de la calidad del aire en las ciudades resulta además
muy relevante por la densidad de focos de emisión y el impacto sobre la salud,
dado el número de ciudadanos potencialmente expuestos. Aunque intervienen
varios niveles de administración en el control, la evaluación y el seguimiento de
los niveles de calidad del aire, es responsabilidad de la Comisión Europea
asegurar el cumplimiento de la legislación europea en esta materia; en particular
en lo que se refiere a los valores límite establecidos, con posterioridad a las fechas
fijadas para su cumplimiento: 1 de enero de 2010.

 En este contexto, en enero de 2018, la Comisión Europea organizó una cumbre


sobre calidad del aire con nueve Estados Miembro, incluyendo España, en los que
se están produciendo incumplimientos de la normativa por superación de los
valores límite establecidos. El objetivo de la misma era revisar los planes de
acción previstos y su adecuación para alcanzar el cumplimiento lo antes posible,
evitando así ser llevados al Tribunal de Justicia de la UE. En mayo de 2018, la
Comisión concluyó que las medidas adoptadas por seis de ellos, entre los que no
se encuentra España, no eran suficientes para reducir al máximo la duración de
dichas superaciones y decidió denunciarlos al Tribunal de Justicia de la UE
(Comisión Europea, 2018). En el caso de España, donde los incumplimientos se
refieren, entre otros, a la superación de los límites de concentración de NO2 en
Madrid y Barcelona, la Comisión estima que los planes de acción presentados
permitirían resolver el problema si se aplican adecuadamente.

Calidad del aire y contaminantes


 La contaminación del aire se define en este trabajo como la presencia de
determinados compuestos en el aire que no son habituales en su composición y
que pueden tener efectos perjudiciales para la salud o el medio ambiente.
Representa un problema en un gran número de países, y en particular en las
grandes aglomeraciones urbanas, en especial debido a la parte de estas
sustancias que se transporta en el aire a grandes distancias. Este estudio lleva a
cabo un análisis de la situación actual en España, en particular en grandes
ciudades Madrid y Barcelona y en las capitales de la Comunidad Autónoma del
País Vasco (CAPV), así como de las principales adoptadas en las mismas y de las
posibles mejoras de la calidad del aire, tales como la debida a la renovación de
vehículos en el transporte por carretera.

 Los contaminantes más relevantes, comunes a todos los países y situaciones


geográficas son: los óxidos de azufre (SO2 y otros, denominados en su conjunto
SOx), los óxidos de nitrógeno (NO2 y otros, denominados en su conjunto NOx), las

Cátedra de Energía de Orkestra 139


partículas (PM), los compuestos orgánicos volátiles (COV), el benceno (C6H6), el
monóxido de carbono (CO), el ozono (O3), los metales pesados incluyendo el
plomo (Pb), los hidrocarburos aromáticos policíclicos (incluyendo el
Documentos de Energía 2018

benzo(α)pireno o BaP) y el amoniaco (NH3).

 Los impactos sobre la salud (i.e. enfermedades crónicas, morbilidad) y sobre el


medio ambiente (i.e. acidificación, eutrofización) han sido ampliamente
estudiados, lo que ha permitido establecer relaciones entre la concentración en
el aire de los distintos contaminantes y sus impactos sobre salud y el medio
ambiente.

 Los efectos sobre la salud no se producen necesariamente en el lugar de origen


de las emisiones contaminantes, ni son sólo función de su volumen. Los efectos
están relacionados con la exposición de la población a la concentración de los
contaminantes en el entorno medioambiental en el que esta se encuentra, que
depende de las inmisiones en el mismo. Dado que las inmisiones de
contaminantes no son directamente controlables, éstas se controlan poniendo el
foco de atención en su origen, es decir en las emisiones, teniendo en cuenta su
transporte en las corrientes de aire.

 La inmisión de sustancias contaminantes, si bien se mide in situ, está relacionada


con los volúmenes de emisión y con parámetros meteorológicos tales como
temperatura, humedad, presión atmosférica, corrientes dominantes, etc., por lo
que para su estimación se requiere, además de los datos de emisiones, la
utilización de modelos o programas complejos que simulen su dispersión en aire.
Con todo, el análisis de la evolución histórica de las emisiones y de parámetros de
concentración permite evaluar la situación en un entorno geográfico
determinado y sacar algunas conclusiones respecto a la eficacia de acciones
potenciales de mejora.

 Algunos de los contaminantes citados se producen directamente por la actividad


humana. Otros son el resultado de reacciones entre ellos o con compuestos
orgánicos ya presentes (como los compuestos orgánicos volátiles), igualmente
resultado de la actividad humana o también por fuentes naturales. Dentro de
estos últimos se encuentra el ozono, que es consecuencia de la reacción de
contaminantes primarios en la atmósfera con el efecto de la luz solar y la
temperatura.

Sectores emisores
 Si bien es posible hacer un seguimiento de las inmisiones a través de los registros
de la calidad del aire, éstos dependerán de la contribución de los distintos
sectores en función del volumen de sus emisiones y de su localización. Esto

Calidad del aire 140


implica que puede haber diferencias en la relación entre el nivel de emisión y sus
impactos para un mismo contaminante según el país, la situación geográfica y sus
características ambientales y climáticas. Es decir, no sólo importan los

Documentos de Energía 2018


principales sectores emisores, sino también las características del lugar: por
ejemplo, norte o sur de Europa, cubierta vegetal del suelo, emisiones naturales,
temperaturas medias, etc. Por lo tanto, además de las medidas de control en el
ámbito internacional, ha lugar a políticas para zonas específicas, diseñadas en
base al seguimiento de la inmisión en esas zonas mediante la monitorización de
la calidad del aire. Estas políticas pueden variar según los enfoques que se
considere y los niveles administrativos que las diseñan.

 En general, para los niveles en la UE, España y la CAPV, existen coincidencias


respecto a cuál es el principal sector emisor para cada contaminante; así las
emisiones de SOx provienen, en más del 50%, de la generación eléctrica, los NOx
se originan entre el 30% y el 40% en el transporte por carretera, el 50% de los
COVNM se produce por el uso de disolventes y el NH3 proviene en más del 90%
de la agricultura. No obstante, en lo que respecta a las emisiones de PM10, PM2,5 y
CO, existen diferencias en cuanto a cuál es el principal sector emisor en la UE,
España o el nivel autonómico o regional.

 A pesar de que es posible identificar sectores concretos como los principales


emisores de un contaminante, debe señalarse que la contribución a la inmisión
total en un área geográfica implica también al resto de sectores; por tanto, no se
puede lograr un “efecto cero” de la contaminación atendiendo a un único sector.
Por ello, los esfuerzos de reducción deben ser globales y abordar el conjunto de
sectores emisores. Por otra parte, las medidas de control deberían diseñarse
atendiendo a la eficiencia económica: coste de reducción por unidad reducida, el
impacto de la emisión sobre la salud, y la corrección del nivel de contaminación
requerida. Estos aspectos se han considerado, por ejemplo, para el desarrollo y la
asignación de los techos nacionales de emisión.

Efectos y costes
 El coste de la contaminación puede estimarse a partir del coste de los efectos
provocados por ésta. En concreto, los efectos sobre la salud se pueden evaluar
según su incidencia en forma de enfermedades crónicas, reducción de las
capacidades y de la calidad de vida de la población (morbilidad) o por la
reducción de la esperanza de vida. La reducción de la esperanza de vida es el
efecto más importante, definiéndose al respecto dos parámetros de medición:
habitantes afectados (HA) y años de vida perdidos (AVP)50.

50 El parámetro habitantes afectados (HA) expresa el número de personas que han fallecido
prematuramente. El parámetro años de vida perdidos (AVP) expresa la suma de los años no vividos
por el conjunto de personas que han fallecido prematuramente (y que hubiesen vivido de no ser por

Cátedra de Energía de Orkestra 141


 Entre los contaminantes citados más arriba, los de mayor efecto para la salud son
las PM2,5, el NO2 y el O3. Sin embargo, a la hora de evaluar los niveles de calidad
Documentos de Energía 2018

del aire, no deben descartarse otros para los que, al igual que para los tres citados,
se han definido niveles de riesgo aceptables.

 La Agencia Europea de Medioambiente (EEA) identifica para las PM2,5 el valor


estimado de 2,5 µg/m3 como nivel de fondo, por debajo del cual no se esperan
concentraciones alcanzables, o de 10 µg/m3 para el NO2 como valor por debajo
del cual no se considera que existen evidencias de efectos sobre la salud. Por
tanto, no deben esperarse resultados de mejora del impacto sobre la salud para
concentraciones inferiores a las citadas.

 Para la evaluación del impacto de la contaminación correspondiente a las áreas


más pobladas de la CAPV (fundamentalmente las capitales Bilbao, San Sebastián
y Vitoria), o de grandes ciudades como Madrid o Barcelona, se parte de los datos
para España que se encuentran en los estudios sobre calidad del aire publicados
por la EEA, Relacionando los habitantes afectados (HA) y los años de vida
perdidos (AVP) con la variación de la concentración y la población expuesta
mediante una constante denominada índice de reducción de esperanza de vida
(IREV). Aplicando en cada caso el IREV a las concentraciones de contaminantes y
a las poblaciones afectadas, se puede cuantificar el impacto de la contaminación
sobre la salud bajo la hipótesis de que el IREV es constante en toda España.

 A partir del índice de reducción de esperanza de vida (o IREV) obtenido para


España, se puede, por tanto, determinar el impacto local de los niveles de
contaminación actuales para la CAPV, Madrid y Barcelona. De acuerdo con este
parámetro, y teniendo en cuenta las concentraciones medias en el aire en los
últimos años, se obtienen unas cifras para el año 2016 del entorno de 160 HA
para Bilbao, 70 para San Sebastián y 90 para Vitoria, en el caso de las PM2,5. Para
el NO2 las cifras son de 80, 40 y 40; y 10, 6 y 8 para el ozono para Bilbao, San
Sebastián y Vitoria, respectivamente. En el caso de Madrid y Barcelona, las cifras
de HA son de 1.500 y 1.800 para las PM2,5. Para el NO2, 1.000 y 700, y 40 y 40
para el O3.

Si se cuantifican los AVP, las cifras en la CAPV están en rangos de 700-1.700 para
las PM2,5, 450-840 para el NO2 y 65-110 para el O3. En Madrid y Barcelona
respectivamente de 16.000 y 20.000 para las PM2,5, 11.000 y 7.000 para el NO2 y
600 y 500 para el O3.

dicho fallecimiento). Se considera que estos fallecimientos podrían haber sido evitados al eliminar o
mitigar la causa de origen (contaminación en este caso).

Calidad del aire 142


Las cifras anteriores se resumen en la tabla siguiente.

Documentos de Energía 2018


TABLA 38. HA y AVP obtenidos para las ciudades estudiadas en el año 2016
San
Bilbao Vitoria Madrid Barcelona
Sebastián
PM2,5 160 70 90 1.500 1.800
HA NO2 80 40 40 1.000 700
O3 10 6 8 50 40
PM2,5 1.700 700 900 16.000 20.000
AVP NO2 840 450 460 11.000 7.000
O3 110 65 90 600 500

Fuente: elaboración propia.

 En la CAPV se aprecia que, en el caso de las aglomeraciones (Bajo Nervión para


Bilbao y Donostialdea para San Sebastián), el impacto de la contaminación,
determinado para las concentraciones medias en el interior de las ciudades, se
extiende a la población de toda la zona, aunque existan diferencias apreciables
entre la ciudad y la zona. En aquellas zonas no catalogadas como aglomeración
(i.e. Llanada Alavesa para Vitoria), las diferencias entre la ciudad y la zona son
bajas, siendo además poco relevante la densidad de población fuera de la ciudad.

 La estimación del coste de los perjuicios causados por la contaminación varía en


función del alcance de los impactos bajo estudio (p. ej., sobre la mortalidad o la
morbilidad, concepto que incluye otros aspectos sociales) y su estimación puede
variar también en función de la metodología utilizada.

 El coste económico de la contaminación en España se estima en este trabajo


utilizando los datos del Registro Europeo de Emisiones y Transferencias de
Contaminantes sobre el coste del impacto de la contaminación por tonelada de
emisiones de NH3, NOx, PM2,5, PM10, COVNM y SO2 y suponiendo que no han
tenido lugar cambios apreciables en las relaciones de emisión en España en el
período 2010-2015, se situó en ese periodo entre unos 34.000 M€/año y unos
41.000 M€/año. Estas estimaciones coinciden, razonablemente, para el año 2010,
con la estimación de la OMS del coste debido la contaminación en España en 2010
de 42.951 millones de dólares, equivalente al 2,8% del PIB.

Normativa
 El control de la concentración en el aire de los contaminantes analizados no está
circunscrito a una determinada fuente o localización, ya que pueden desplazarse
en las corrientes de aire. Por ello, desde hace décadas se han regulado sus
emisiones mediante convenios internacionales y en legislaciones como las de la

Cátedra de Energía de Orkestra 143


UE. Se puede hablar por tanto de tres niveles o enfoques distintos:
transfronterizo, europeo y nacional (o local o regional).
Documentos de Energía 2018

 Los convenios y protocolos internacionales, así como la principal normativa


europea sobre la contaminación del aire, tienen su origen en la Convención de la
ONU sobre la Contaminación del Aire Transfronteriza a Largas Distancias (Long-
range Transboundary Air Pollution), adoptada en 1979. De ellos, el Protocolo de
1999 para la Reducción de la Acidificación, Eutrofización y Ozono Troposférico
(Protocolo de Gotemburgo) ha servido de base a la directiva europea
2001/81/EC sobre Techos Nacionales de Emisión (TEN), que modificado en 2012
estableció nuevos compromisos de reducción de emisiones para la UE y cada uno
de los Estados Miembro, que están recogidos en la actual legislación.

 La Unión Europea ha desarrollado legislación sobre la calidad del aire desde


1996, fecha de la directiva marco sobre calidad del aire, y conjuntamente con las
organizaciones internacionales (Comisión Económica de las Naciones Unidas
para Europa o UNECE y Organización Mundial de la Salud u OMS) se ha
desarrollado un amplio conocimiento sobre la determinación de las emisiones,
los estándares para el análisis de los contaminantes en la atmósfera; así como de
los niveles máximos obligatorios y/o de los recomendados para reducir los
efectos sobre la población expuesta. Todos ellos han servido de base para el
desarrollo legislativo de la UE sobre la calidad del aire y para el control de las
emisiones contaminantes.

 En base a lo establecido en la directiva sobre calidad del aire se desarrollaron


directivas que atienden a contaminantes específicos (directivas hijas), las cuales
han sido modificadas en la última década. Modificaciones que están
contempladas en la Directiva 2008/50/CE sobre la calidad del aire ambiente.

 Además, la Directiva 2016/2284/UE sobre los Techos Nacionales de Emisión


recoge las reducciones de los techos de emisión para el año 2030 y siguientes. Por
otra parte, el Reglamento 715/2007/UE estableció los límites de emisión Euro 6
para los vehículos de pasajeros y el Reglamento 2016/427/UE los límites de
emisión de los vehículos en condiciones reales de conducción (RDE).

 La normativa europea se aplica en los Estados Miembro mediante la


transposición a la legislación propia. En este sentido, en España hay que destacar
el RD 102/2011, relativo a la mejora de la calidad del aire, que transpone la
Directiva 2008/50/CE, y la Ley 34/2007, de calidad del aire y protección de la
atmósfera. Éstas constituyen el marco legislativo estatal en el que ha de
desarrollarse la normativa autonómica y local, que se compone de las leyes de

Calidad del aire 144


vigilancia y control autonómicas, de la declaración de zonas protegidas y de los
planes de actuación municipales.

Documentos de Energía 2018


 Los parámetros de calidad del aire establecidos por la legislación se basan en los
valores guía recomendados por la OMS. Estos son, en general, más estrictos que
los de los valores límite legales establecidos por la UE. En cualquier caso, la
legislación europea señala que a largo plazo debería plantearse como objetivo
alcanzar los niveles recomendados por la OMS.

Grado de cumplimento en el año 2016


España
 Existen superaciones de los límites en el NO2, las PM10 y el ozono en ciertas zonas
de España, bien sea para las medias anuales o para los valores horarios, a pesar
de que, para la mayor parte de los contaminantes, en el país se cumple con los
niveles de calidad vigentes.

 Con respecto al NO2, en las ciudades de Madrid y Barcelona y sus áreas


metropolitanas, en particular el Corredor del Henares, en la primera, y el Vallès-
Baix Llobregat en la segunda, no se cumplen los límites vigentes. Además, L’Horta
en la Comunidad Valenciana, Granada en Andalucía y las islas de La Palma, La
Gomera y El Hierro en Canarias presentan superaciones para este contaminante.
De todos estos casos, Madrid y Barcelona son los más relevantes por el número
de habitantes expuestos. Es destacable que los principales incumplimientos para
este contaminante se registran en estaciones de medida de tráfico al igual que en
el resto de la UE. El 89% de las superaciones del valor límite en Europa se produjo
en 2016 en estas estaciones de medida (98% si se consideran las áreas urbanas y
suburbanas).

 En el caso de las PM10 no se cumplieron en 2016 los límites vigentes en el área


central de Asturias y, en menor medida, la Plana de Vic (Cataluña) y Villanueva
del Arzobispo (Andalucía). En los casos citados se superaron los valores medios
diarios; sin embargo, sólo en la zona central de Asturias se superan ambos: diario
y anual de forma sistemática, aunque muestran una tendencia a la reducción

 Los parámetros de calidad para las PM2,5 se cumplen en todas las zonas, y el nivel
medio de exposición, incluidas las zonas de Madrid y en Barcelona está próximo
al valor guía de la OMS

 En cuanto al ozono, las regiones más afectadas, por incumplimientos, se


encuentran en la mitad sur de la península, así como en ciertas zonas de Cataluña
y también el sur de la CAPV, además de parte de las Islas Baleares, En ello influyen
las altas temperaturas y la luminosidad, la ausencia de emisiones de tráfico y el

Cátedra de Energía de Orkestra 145


alto nivel de emisiones naturales (compuestos orgánicos volátiles de origen
natural en áreas ricas en vegetación). Las áreas de superación del valor objetivo
para el ozono en la CAPV y Cataluña son áreas de densidad de población baja. Sin
Documentos de Energía 2018

embargo, la parte central y el suroeste del país tienen mayor población y por lo
que la exposición es mayor, y las potenciales acciones correctoras se deberían
focalizar en estas áreas. En cualquier caso, el ozono depende fundamentalmente
de las emisiones de COV, gran parte de ellas debidas a emisiones naturales, así
como en el nivel de insolación y las temperaturas, sobre los que no hay
posibilidad de ejercer control alguno.

 Si en lugar de atender a los límites legales vigentes, se considerasen los valores


guía de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se observa que las
concentraciones son superiores dichos valores guía de la OMS en varios casos
para las PM2,5 y O3 (para el NO2 los valores guía coinciden con los valores límite
vigentes).

TABLA 39. Grado de cumplimiento para los principales contaminantes en


España en el año 2016 (parte 1 de 2)
Límites UE Guía OMS
Límite horario: 200 µg/m3. Límite horario: 200 µ/m3.
Máximo 18 superaciones al año. Límite anual: 40 µg/m3.
Límite anual: 40 µg/m3.
Mismos límites, y por tanto
Cumplimiento general, pero con misma situación general y
excepciones en: excepciones, entre límites UE y
NO2 - Ciudades de Madrid y Barcelona guía OMS.
y sus áreas metropolitanas.
- L’Horta (Comunidad
Valenciana).
- Granada.
- Islas de La Palma, La Gomera y
El Hierro en Canarias.
Límite diario: 50 µg/m3.
Límite anual: 20 µg/m3.

Límite diario: 50 µg/m3. Máximo En general valores inferiores a la


35 superaciones al año. guía de la OMS, pero excepciones
Límite anual: 40 µg/m3. en:
- Área central de Asturias.
Cumplimiento general, pero - Canarias.
PM10
excepciones en: - Andalucía.
- Área central de Asturias. - Bahía de Santander.
- Plana de Vic (Cataluña). - Ceuta.
-Villanueva del Arzobispo - Arteixo (Galicia).
(Andalucía). - Murcia.
- Partes de Cataluña, Comunidad
de Madrid, Castilla – La Mancha,
Comunidad Valenciana.

Fuente: elaboración propia a parir de (MAPAMA, 2017) y (Ecologistas en Acción, 2017).

Calidad del aire 146


TABLA 40. Grado de cumplimiento para los principales contaminantes en
España en el año 2016 (parte 2 de 2)

Documentos de Energía 2018


Límites UE Guía OMS
Límite diario: 15 µg/m3.
Límite anual: 10 µg/m3.

En general valores inferiores a la


guía de la OMS, pero excepciones
en:
Límite anual: 25 µg/m3. - Asturias occidental y central.
PM2,5 - Norte e interior de Aragón.
Cumplimiento general. - Interior de Cataluña.
- Madrid.
- Torrelavega.
- Cartagena.
- Partes de Galicia, Comunidad
Valenciana, Castilla - La Mancha y
Andalucía, CAPV y Gran Canaria.
Máximo diario de las medias Máximo diario de las medias
móviles de ocho horas: 120 móviles de ocho horas: 100
µg/m3. 25 días por año µg/m3.
promediados en un periodo de 3
años. Lugares concretos con valores
inferiores a la guía de la OMS en:
Cumplimiento general, pero - Norte de Galicia.
O3
excepciones en: - Asturias central.
- Comunidad de Madrid. - Cantabria.
- Castilla – La Mancha. - Norte de la CAPV.
- Sur de la CAPV. - Partes de Canarias, Aragón,
- Partes de Cataluña y Comunidad Navarra y Valencia.
Valenciana, Islas Baleares y
Extremadura, Andalucía.

Fuente: elaboración propia a parir de (MAPAMA, 2017) y (Ecologistas en Acción, 2017).

 El incumplimiento de los límites en un año determinado tiene un valor indicativo


en cuanto a progreso en la mejora de calidad del aire, pero el caso de que este
incumplimiento se mantuviera de forma sistemática es el que requiere prioridad
de corrección para evitar el efecto crónico sobre la salud.

CAPV
 En la CAPV cabe distinguir tres zonas relevantes que corresponden a las tres
capitales vascas: Bajo Nervión para Bilbao, Donostialdea para San Sebastián
(estas dos catalogadas como aglomeraciones) y Llanada Alavesa para Vitoria. En
general, se cumplen los valores límite establecidos por la legislación de la UE para
NO2, PM10, PM2,5, ozono y otros contaminantes.

 Respecto al NO2, las zonas que alcanzan mayores valores medios anuales son la
del Bajo Nervión, en particular Bilbao, pero se sitúan dentro de los límites

Cátedra de Energía de Orkestra 147


vigentes establecidos, con la excepción de la estación María Díaz de Haro, que ha
superado ligeramente la media anual máxima de 40 µg/m3 en 2016. En general,
muestran valores estables, con pequeñas variaciones pero sin una clara tendencia
Documentos de Energía 2018

a disminuir, en los últimos años, aunque muestran tendencia a la reducción si se


consideran periodos superiores a 5 años.

 En cuanto a las partículas PM10, todas las estaciones de la CAPV cumplen los
valores límite vigentes, aunque sus mediciones se sitúan por encima de los
valores guía de la OMS debido a que se superan los 50 µg/m3 en algunas
estaciones, si bien el número de veces que se supera este límite es reducido. La
media anual en los últimos años se mantiene estable con ligeras oscilaciones.

 En todas las estaciones se cumplen los límites de la legislación europea para las
PM2,5, y los valores son inferiores a los valores guía de la OMS, excepto en el Bajo
Nervión y Bilbao, aunque en estos casos con valores cercanos a los especificados
por la OMS. Bilbao y Bajo Nervión son a su vez las zonas de mayor concentración
de NO2.

 En cuanto al ozono, no se dan superaciones de los valores límite en ninguna de


las áreas de mayor población (Bajo Nervión y Donostialdea), aunque la zona que
incluye Vitoria (Llanada Alavesa), así como la provincia de Álava, sí presenta
ciertas superaciones, si bien no son las zonas de mayor densidad de población.
Dichas localizaciones son las que se sitúan también por encima del valor guía de
la OMS, si bien en general las concentraciones medias se sitúan por debajo.

Madrid
 La Comunidad Autónoma de Madrid (CAM) incluye la ciudad de Madrid y otras
tres aglomeraciones: Corredor del Henares, Zona Urbana Sur y Zona Urbana
Noroeste, que desde el punto de vista de la contaminación del aire, y dadas las
interrelaciones entre ellas, conviene considerarlas en el contexto del área
metropolitana de Madrid.

 La ciudad de Madrid y su área metropolitana, cumplen la legislación vigente para


la calidad del aire, para la mayoría de contaminantes (PM10 y PM2,5, entre otros),
pero no para el NO2 y el ozono.

 Para el NO2 hay incumplimientos de los estándares de calidad del aire en la ciudad
de Madrid, bien sea del valor límite medio anual de 40 μg/m3, así como del
número permitido de superaciones del valor límite horario de 200 μg/m3. Los
incumplimientos son mayores en las estaciones de Madrid ciudad que en las del
área metropolitana, en la que sólo una estación (Coslada) superaba el valor medio

Calidad del aire 148


anual en 2015 y otra (Getafe) el número permitido del valor límite horario, siendo
ambas estaciones de tráfico.

Documentos de Energía 2018


Las superaciones del valor límite horario tienen lugar en las horas finales del día
y en los meses finales del año, en los que es frecuente la situación atmosférica de
inversión térmica. En cuanto a la evolución temporal, las medias anuales de NO2
presentan una ligera tendencia a reducción con las emisiones totales de NOx; si
bien las emisiones residenciales resultan también significativas, como parece
indicar el aumento de las emisiones horarias en las horas finales del día, en las
que cae la intensidad de tráfico.

 Con respecto a las partículas PM10, todas las estaciones de la ciudad de Madrid,
así como las de las del área metropolitana, cumplen holgadamente el valor límite
de 40 μg/m3 establecido por la legislación. No se aprecian diferencias
significativas entre las estaciones en la concentración media anual. Sin embargo,
las medias anuales en las estaciones de tráfico del Corredor del Henares y la Zona
Urbana Sur (Leganés, Fuenlabrada) presentan valores ligeramente superiores a
los del centro de Madrid.

 Los valores de las medias anuales para las PM10 están próximos al valor guía de
20 μg/m3 de la OMS y se han mantenido estables, con ligeras variaciones en los
últimos años, a pesar de la reducción del peso de las emisiones debidas al
transporte, lo que indica que las emisiones de otros sectores tienen una
contribución significativa. En cuanto al cumplimiento de los valores medios
diarios de 50 μg/m3, en la mayoría de las estaciones se supera varias veces,
aunque dentro del número de veces permitido por la legislación, observándose
mayor número de superaciones en las estaciones suburbanas respecto a las de la
ciudad de Madrid.

 Para las PM2,5, la ciudad de Madrid y su área metropolitana cumplen igualmente


con el valor límite medio anual de 25 μg/m3 vigente, y con el de 20 μg/m3
estipulado para 2020. Los valores medios anuales están muy próximos a el valor
guía de 10 μg/m3 de la OMS en las estaciones de la ciudad de Madrid y son
generalmente inferiores al mismo en las del área metropolitana, y en todos ellas
se observa una tendencia a la reducción. Sin embargo, existen superaciones
anuales del valor medio guía diario de la OMS de 25 μg/m3; estas diferencias,
aunque pocas, son suficientemente significativas e indican que el cumplimiento
de este límite diario de la OMS resultará extremadamente difícil.

Por otro lado, se observa que la relación PM2,5/PM10 se mantiene en el tiempo con
muy bajas oscilaciones y con valores claramente inferiores a la relación en las
emisiones; ello indica que la contribución de las partículas secundarias, en
particular las procedentes del tráfico, es baja y existe, en este caso, contribución

Cátedra de Energía de Orkestra 149


significativa de las producidas en el desgaste de elementos de rodadura de los
vehículos y resuspensión, en especial en la ciudad de Madrid.
Documentos de Energía 2018

 El ozono es el segundo contaminante para el que se superan los valores objetivo


establecidos en la legislación, no sólo en las estaciones rurales y en las remotas,
sino también en todas las aglomeraciones del área metropolitana de Madrid, que
lógicamente presentan altos niveles de población expuesta. Tal como se podría
esperar, las superaciones tienen lugar en las áreas con menores concentraciones
de NOx. Así, en la propia ciudad de Madrid se superan los niveles en zonas con
baja intensidad de tráfico y/o periféricas, tales como la Casa de Campo, El Pardo
o Tres Olivos; mientras que en zonas suburbanas el valor objetivo se cumple en
las zonas de incumplimiento de emisiones de NOx, tales como las anteriormente
mencionadas Leganés y Getafe. El incumplimiento, pues, de los valores objetivo
establecidos ha aumentado en los últimos años a medida que se reducían los
niveles de NOx.

Barcelona
 La calidad del aire en la ciudad de Barcelona y su área metropolitana cumple
actualmente con los valores límite establecidos en la legislación para los
contaminantes: PM10 (desde 2013) y PM2,5 entre otros, a diferencia de Madrid,
también en el ozono.

 Al igual que en Madrid, Barcelona incumple el nivel de calidad del aire de la


legislación de la UE para el NO2. Las concentraciones anuales medias de 40 μg/m3
se superan en tres estaciones: el Poblenou, l`Eixample y Gràcia-Sant Gervasi, de
fondo la primera y los dos restantes de tráfico; aunque en la primera se observa
cierta estabilización de la concentración media anual, las otras dos presentan una
clara tendencia a reducción.

 La ciudad de Barcelona cumple el estándar de calidad del aire para las PM 10; los
valores medios anuales no superan el valor límite de 40 μg/m3, manteniéndose
inferiores a 30 y próximos a 20 μg/m3 en la mayoría de las estaciones. Las
estaciones El Poblenou y l`Eixample con medias anuales de 27 y 26 μg/m3,
respectivamente, presentan los valores más elevados. Todas las estaciones, sin
embargo, presentan superaciones de los valores medios diarios, aunque en
número inferior a los 35 anuales permitidos. No se aprecian diferencias de las
medias anuales entre las estaciones de tráfico y las de fondo, ni con las
suburbanas industriales, lo que indica que, además de las emisiones del
transporte, las de otros sectores, tales como el industrial o comercial contribuyen
a las mismas de forma significativa.

Calidad del aire 150


 En Barcelona y su área metropolitana se cumple igualmente con los límites de
concentración media anual de 25 μg/m3 para PM2,5 en todas las estaciones. Las
medias anuales son inferiores al valor de 20 μg/m3, límite legal previsto para

Documentos de Energía 2018


2020. Sin embargo, las concentraciones medias anuales superan, en general
ampliamente, el valor guía de 10 μg/m3 de la OMS. En cuanto a la relación
PM2,5/PM10 oscila entre 0,54 a 0,67, dependiendo del año y de la estación de
medida, tal como corresponde a variaciones en los niveles de humedad; no
obstante, se observa claramente como los valores correspondientes a las
estaciones de tráfico de l`Eixample y de la Pza. de la Universidad se mantienen
sistemáticamente superiores a las restantes.

 En lo que respecta al ozono, y a diferencia de Madrid, Barcelona cumple con el


valor objetivo de la UE en todas las zonas. Las concentraciones medias anuales
son claramente inferiores al valor de 120 μg/m3 para las concentraciones
octohorarias; existen, no obstante, superaciones de dicho valor en algunas
estaciones, aunque en número inferior al permitido, en particular en la del Parc
de la Vall d`Hebron y Badalona; el resto de las estaciones, sin embargo, no
presenta superaciones.

Escenarios de reducción de emisiones contaminantes


 Dado que los incumplimientos de los niveles de concentración de los
contaminantes que más afectan a la salud se localizan en zonas urbanas con alta
intensidad de tráfico, cobra sentido estudiar el impacto que sobre ellos puede
tener la actuación sobre el transporte por carretera, en particular sobre los
vehículos. En este estudio se analizan dos escenarios de renovación del parque
automovilístico: el escenario “Euro 6” y el “BEV”.

 El escenario “Euro 6” contempla la introducción de los estándares más exigentes


de emisiones a raíz de la norma Euro 6 para emisiones de vehículos ligeros,
requerida para los vehículos nuevos a partir 2015, bajo los criterios previstos de
renovación del parque actual. El parque actual español, debido a su antigüedad,
está compuesto mayoritariamente por vehículos en cumplimiento de la norma
Euro 4; la sustitución de estos vehículos por otros nuevos conllevaría reducciones
significativas de emisiones de NO2 y PM2,5. El parque actual se renovará por estos
nuevos vehículos, incluyendo los de energías alternativas como el gas natural o el
GLP, y vehículos eléctricos, en las condiciones previstas de acuerdo con las
tendencias actuales. Manteniendo constante las emisiones de los restantes
sectores, la renovación reduciría los niveles de concentración actuales de NO2 en
las ciudades de Madrid y Barcelona a niveles por debajo de los límites vigentes de

Cátedra de Energía de Orkestra 151


la UE51, aunque, de acuerdo con los resultados de este estudio, con efectos más
limitados en las estaciones de mayor intensidad de tráfico.
Documentos de Energía 2018

 El escenario “BEV” atiende a la renovación del parque actual exclusivamente con


el vehículo eléctrico, en concreto vehículo eléctrico de batería (BEV). Al igual que
en el escenario anterior, se considera un parque mayoritariamente Euro 4
sustituido por este tipo de vehículos, sin otra reducción adicional. En esta
situación se podrían alcanzar, in situ,52 la mayor reducción de las emisiones de
tráfico, e igualmente el cumplimiento de los parámetros de calidad del aire para
el NO2 en todas la zonas que actualmente las superan.

 En el caso de las partículas, existe una fracción de las emisiones de partículas en


el transporte debidas a la abrasión de neumáticos, frenos y del asfalto, así como
su resuspensión desde el suelo provocada por la circulación de vehículos, que
seguirá manteniéndose de no evitarse mediante la reducción del tráfico, ya sea
por el uso del transporte público o por otros modos de transporte colectivo.

 En lo que respecta al ozono, aunque resulta difícil de cuantificar por depender de


las condiciones meteorológicas en mayor extensión que el resto de los
contaminantes, la situación de incumplimiento en el área metropolitana de la
ciudad de Madrid puede tender a agravarse en ambos escenarios.

51 Sobre esto puede verse Aeris Urban Air Quality Study. The Impact of Diesel Use on Air Quality in
European Cities (Boocock, 2017).
52 Estas estimaciones deberían hacerse comparando las emisiones a escala del sistema energético, lo

que incluye la generación de electricidad y el suministro de gas y productos petrolíferos (del sistema
a la rueda o STW), ya que si bien no habría emisiones in situ, éstas tendrían lugar en otros lugares de
España.

Calidad del aire 152


7. BIBLIOGRAFÍA
AIE (2017). Energy and Air Pollution. World Energy Outlook Special Report.

Documentos de Energía 2018


Retrieved from:
https://www.iea.org/publications/freepublications/publication/WorldEnergyOut
lookSpecialReport2016EnergyandAirPollution.pdf
Álvarez, E. y Menéndez, J. (2017). Energías alternativas para el transporte de
pasajeros. El caso de la CAPV: análisis y recomendaciones para un transporte limpio y
sostenible. Orkestra – Instituto Vasco de Competitividad. Retrieved from:
http://www.orkestra.deusto.es/es/investigacion/publicaciones/cuadernos-
orkestra/1150-energias-alternativas-transporte-pasajeros
Álvarez, E., Menéndez, J. y Bravo, M. (2017). Movilidad sostenible. El papel de la
electricidad y el gas natural en varios países europeos. Orkestra – Instituto Vasco de
Competitividad. Retrieved from:
http://www.orkestra.deusto.es/es/investigacion/publicaciones/cuadernos-
orkestra/1198-movilidad-sostenible
Amann, M. (2014). The final policy scenarios of the EU Clean Air Policy Package,
TSAP Report No 11, International Institute for Applied Systems Analysis (IIASA).
Retrieved from:
http://www.iiasa.ac.at/web/home/research/researchPrograms/air/policy/TSAP_
11-finalv1-1a.pdf
ANFAC (2018). ANFAC advierte del deterioro del parque español de vehículos. Noticias
ANFAC, 22 de enero de 2018. Retrieved from:
http://www.anfac.com/noticias.action?idDoc=13856&accion=noticias_anfac
ATSDR (2007). Toxicological Profile for Benzene. Agency for Toxic Substances and
Disease Registry, U.S. Department of Health and Human Services. Retrieved from:
https://www.atsdr.cdc.gov/toxprofiles/tp3.pdf
Ayuntamiento de Barcelona (2015). Plan de mejora de la calidad del aire de
Barcelona 2015-2018. Retrieved from:
https://ajuntament.barcelona.cat/qualitataire/sites/default/files/pdfs/PMQAB_E
S_2014.pdf
Banco Mundial e IHME (2016). The Cost of Air Pollution. Strengthening the Economic
Case for Action. World Bank & Institute for Health Metrics and Evaluation, University
of Washington. Retrieved from:
http://documents.worldbank.org/curated/en/781521473177013155/pdf/10814
1-REVISED-Cost-of-PollutionWebCORRECTEDfile.pdf
BOE (2007). Directiva 2007/46/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 5 de
septiembre de 2007 por la que se crea un marco para la homologación de los vehículos

Cátedra de Energía de Orkestra 153


de motor y de los remolques, sistemas, componentes y unidades técnicas
independientes destinados a dichos vehículos. Retrieved from:
https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=DOUE‐L‐2007‐81851
Documentos de Energía 2018

BOE (2014). Reglamento (UE) nº 136/2014 de la Comisión, de 11 de febrero de


2014, por el que se modifican la Directiva 2007/46/CE del Parlamento Europeo y
del Consejo, el Reglamento (CE) nº 692/2008 de la Comisión en lo que respecta a las
emisiones procedentes de turismos y vehículos comerciales ligeros (Euro 5 y Euro
6) y el Reglamento (UE) nº 582/2011 de la Comisión en lo que respecta a las
emisiones de los vehículos pesados (Euro VI). Retrieved from:
https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=DOUE-L-2014-80263
Boocock, C. (2017). Aeris Urban Air Quality Study. The Impact of Diesel Use on Air
Quality in European Cities. 12th Concawe Symposium, Amberes, 21 de marzo de
2017. Retrieved from: https://www.concawe.eu/wp-
content/uploads/2017/04/Concawe-Symposium-Aeris-for-distribution-
10Apr17.pdf
Borge, R., De Miguel, I., De la Paz, D., Lumbreras, J., Pérez, J. y Rodríguez, E. (2012).
Comparison of road traffic emission models in Madrid (Spain). Atmospheric
Environment, Volume 62, December 2012, Pages 461-471. Retrieved from:
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1352231012008606?via%3
Dihub
Borge, R., Lumbreras, J., Pérez, J., De la Paz, D., Vendrenne, M., De Andrés J. M., y
Rodríguez, M. E. (2013). Emission inventories and modeling requirements for the
development of air quality plans. Application to Madrid (Spain). Science of The Total
Environment, Volumes 466–467, 1 January 2014, Pages 809-819. Retrieved from:
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0048969713008759?via%3
Dihub
Borge, R., Narros, A., Artiñano, B., Yagüe, C., Gómez-Moreno, F. J., De la Paz, D.,
Ramón-Cascón, C., Díaz, E., Masqueda, G., Sastre, M., Quaassdorff, C.,
Dimitroulopouloud, C. y Vardoulakis, S. (2016). Assessment of microscale spatio-
temporal variation of air pollution at an urban hotspot in Madrid (Spain) through an
extensive field campaign. Atmospheric Environment, Volume 140, September 2016,
Pages 432-445. Retrieved from:
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1352231016304526?via%3
Dihub
CCOHS (2017). OSH Answers Fact Sheets. Ammonia. Canadian Centre for
Occupational Health and Safety. Gobierno de Canadá. Retrieved from:
https://www.ccohs.ca/oshanswers/chemicals/chem_profiles/ammonia.html
Clínica Universidad de Navarra, 2017. Diccionario médico. Retrieved from:
http://www.cun.es/diccionario-medico/terminos/carboxihemoglobina

Calidad del aire 154


Colette, A., Andersson, C., Manders, A., Mar, K., Mircea, M., Pay, M.-T., Raffort, V.,
Tsyro, S., Cuvelier, C., Adani, M., Bessagnet, B., Bergström, R., Briganti, G., Butler, T.,
Cappelletti, A., Couvidat, F., D'Isidoro, M., Doumbia, T., Fagerli, H., Granier, C., Heyes,

Documentos de Energía 2018


C., Klimont, Z., Ojha, N., Otero, N., Schaap, M., Sindelarova, K., Stegehuis, A. I., Roustan,
Y., Vautard, R., van Meijgaard, E., Vivanco, M. G., y Wind, P. (2017). EURODELTA-
Trends, a multi-model experiment of air quality hindcast in Europe over 1990–2010.
Geosci. Model Dev., 10, 3255-3276. Retrieved from: https://www.geosci-model-
dev.net/10/3255/2017/gmd-10-3255-2017.pdf
Comisión Europea (2017). Unión de la Energía: La Comisión adopta medidas para
reforzar el liderazgo mundial de la UE en el ámbito de los vehículos limpios. Nota de
prensa, 8 de noviembre de 2017. Retrieved from: http://europa.eu/rapid/press-
release_IP-17-4242_es.htm
Comisión Europea (2018). Air quality: Commission takes action to protect citizens
from air pollution. Nota de prensa, 17 de mayo de 2018. Retrieved from:
http://europa.eu/rapid/press-release_IP-18-3450_en.htm
Comunidad de Madrid (2017a). Zonificación. Área de Calidad Atmosférica - Red de
Calidad del Aire. Retrieved from:
https://gestiona.madrid.org/azul_internet/html/web/3_1.htm?ESTADO_MENU=3_
1
Comunidad de Madrid (2017b). Inventario de emisiones de la Comunidad de
Madrid. Retrieved from:
http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_InfPractica_FA&cid=1109168009902&
language=es&pagename=ComunidadMadrid%2FEstructura&pv=1142639679836
Cooper, E., Arioli, M., Carrigan, A. y Jain, U. (2012). Emisiones de escape de autobuses
de transporte público. Combustibles y vehículos para transporte urbano sostenible.
EMBARQ. Retrieved from:
http://www.wrirosscities.org/sites/default/files/Spanish-Exhaust-Emissions-
Transit-Buses-EMBARQ.pdf
De la Paz, D., Borge, R. y Martilli, A. (2016). Assessment of a high resolution annual
WRF-BEP/CMAQ simulation for the urban area of Madrid (Spain). Atmospheric
Environment, Volume 144, November 2016, Pages 282-296. Retrieved from:
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1352231016306884?via%3
Dihub
DOUE (2008). Directive 2008/50/EC of the European Parliament and of the Council
of 21 May 2008 on ambient air quality and cleaner air for Europe. Retrieved from:
http://eur-lex.europa.eu/legal-content/en/ALL/?uri=CELEX:32008L0050
DOUE (2016). Directive (EU) 2016/2284 of the European Parliament and of the
Council of 14 December 2016 on the reduction of national emissions of certain
atmospheric pollutants, amending Directive 2003/35/EC and repealing Directive

Cátedra de Energía de Orkestra 155


2001/81/EC (Text with EEA relevance ). Retrieved from: http://eur-
lex.europa.eu/legal-
content/EN/TXT/?uri=uriserv%3AOJ.L_.2016.344.01.0001.01.ENG
Documentos de Energía 2018

Ecologistas en Acción (2017). La calidad del aire en el Estado español durante 2016.
Retrieved from: http://www.ecologistasenaccion.org/article34571.html
EEA (2013a). Air quality in Europe — 2013 report. Retrieved from:
https://www.eea.europa.eu/publications/air-quality-in-europe-2013
EEA (2013b). EEA Signals 2013 - Every breath we take. Retrieved from:
https://www.eea.europa.eu/publications/eea-signals-2013
EEA (2013c). Air pollution still harming health across Europe. Press release, 9 de
octubre de 2013. Retrieved from:
https://www.eea.europa.eu/media/newsreleases/air-pollution-still-causing-harm
EEA (2014). Costs of air pollution from European industrial facilities 2008–2012— an
updated assessment. Retrieved from:
https://www.eea.europa.eu/publications/costs-of-air-pollution-2008-2012
EEA (2016). Air quality in Europe 2016. Retrieved from:
https://www.eea.europa.eu/publications/air-quality-in-europe-2016
EEA (2017a). Air pollutant emissions data viewer (Gothenburg Protocol, LRTAP
Convention). Retrieved from: https://www.eea.europa.eu/data-and-
maps/dashboards/air-pollutant-emissions-data-viewer
EEA (2017b). Air quality in Europe 2017. Retrieved from:
https://www.eea.europa.eu/publications/air-quality-in-europe-2017.
EEA (2017c). Pollution. HelpCenter Definition. Retrieved from:
https://www.eea.europa.eu/themes/water/wise-help-centre/glossary-
definitions/pollution
EEA (2017d). Air pollution. Retrieved from:
https://www.eea.europa.eu/themes/air/intro
EEA (2017e). European Union emission inventory report 1990–2015 under the UNECE
Convention on Long-range Transboundary Air Pollution (LRTAP). Retrieved from:
https://www.eea.europa.eu/publications/annual-eu-emissions-inventory-report
EFE (2018). Madrid prohibirá la circulación a los vehículos sin distintivo ambiental
en picos de contaminación. RTVE, 30 de enero de 2018. Retrieved from:
http://www.rtve.es/noticias/20180130/madrid-prohibira-circular-vehiculos-sin-
distintivo-ambiental-nuevo-protocolo-anticontaminacion/1670340.shtml
EMEP (2011). Definitions, statistics used. Retrieved from:
http://www.emep.int/mscw/definitions.pdf

Calidad del aire 156


ENHIS (2015). Environment and Health Information System. Retrieved from:
http://data.euro.who.int/eceh-enhis/Default2.aspx?indicator_id=22

Documentos de Energía 2018


EPA (2016). Toxicological Review of Ammonia Noncancer Inhalation. Retrieved
from:
https://cfpub.epa.gov/ncea/iris/iris_documents/documents/toxreviews/0422tr.p
df
EPA (2017a). Criteria Air Pollutants. Retrieved from:
https://www.epa.gov/criteria-air-pollutants
EPA (2017b). Toxicological Review of Benzo[a]pyrene. Retrieved from:
https://cfpub.epa.gov/ncea/iris2/chemicalLanding.cfm?substance_nmbr=136
EPA (2017c). Aquatic Life Criteria – Ammonia. Retrieved from:
https://www.epa.gov/wqc/aquatic-life-criteria-ammonia#how
Fernández, Y. (2016). La Directiva de Emisiones Industriales y las centrales térmicas
de carbón en España. Cuaderno de Energía nº 47, enero de 2016. Club Español de la
Energía. Retrieved from:
https://www.enerclub.es/frontNotebookAction/Biblioteca_/Publicaciones_Enercl
ub/Cuadernos/CEnergia_47
Generalitat de Catalunya (2017). Atmósfera. Departamento de Territorio y
Sostenibilidad. Retrieved from:
http://mediambient.gencat.cat/es/05_ambits_dactuacio/atmosfera/
Gobierno de Aragón (2017). Zonificación. Retrieved from:
http://www.aragonaire.es/moreinfo.php?n_action=zones
Gobierno Vasco (2017a). Informes anuales de calidad del aire. Retrieved from:
http://www.euskadi.eus/web01-
a2ingair/es/contenidos/documentacion/informes_anuales_calidad_aire/es_def/in
dex.shtml
Gobierno Vasco (2017b). Aire. Retrieved from: http://www.euskadi.eus/web01-
a2ingai2/es/aa17aCalidadAireWar/estacion/mapa?locale=es
Gobierno Vasco (2018). Tablas estadísticas. Inventario de emisiones de
contaminantes a la atmósfera de la C.A. del País Vasco 1990-2015. Departamento de
Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda. Retrieved from:
http://www.euskadi.eus/web01-
s2ing/es/contenidos/estadistica/amb_ca_eca_2015/es_def/index.shtml
Grigoratos, T. y Giorgio, M. (2014). Non-exhaust traffic related emissions. Brake and
tyre wear PM. Literature review. European Commission, Joint Research Centre,
Institute of Energy and Transport. Report EUR 26648 EN. Retrieved from:
http://publications.jrc.ec.europa.eu/repository/bitstream/JRC89231/jrc89231-
online%20final%20version%202.pdf

Cátedra de Energía de Orkestra 157


IARC (2010). BENZO[a]PYRENE. Retrieved from:
https://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol100F/mono100F-14.pdf
Documentos de Energía 2018

IDAE (2017), Impacto de la Energía Solar Térmica en la Calificación Energética de


Edificios. Estudios IDAE 004. Retrieved from:
http://www.idae.es/publicaciones/impacto-de-la-energia-solar-termica-en-la-
calificacion-energetica-de-edificios
Idescat (2017). Esperanza de vida al nacer. Por sexo. 2015. Retrieved from:
https://www.idescat.cat/economia/inec?tc=3&id=8717&lang=es
Ihobe (2017a). Perfil Ambiental de Euskadi 2016. AIRE versión completa. Retrieved
from: http://www.ihobe.eus/Publicaciones/Ficha.aspx?IdMenu=750e07f4-11a4-
40da-840c-0590b91bc032&Cod=416aeae3-0b0d-4ad6-b5c8-
b8202cc2bac6&Idioma=es-ES
Ihobe (2017b). Perfil Ambiental de Euskadi 2016. AIRE. Retrieved from:
http://www.ihobe.eus/Publicaciones/Ficha.aspx?IdMenu=750e07f4-11a4-40da-
840c-0590b91bc032&Cod=416aeae3-0b0d-4ad6-b5c8-
b8202cc2bac6&Idioma=es-ES
INE (2017). Instituto Nacional de Estadística. Retrieved from: http://www.ine.es/
Irekia (2018). Anteproyecto de Ley de Administración Ambiental de Euskadi.
Consulta pública previa. Retrieved from:
http://www.irekia.euskadi.eus/es/debates/1156-euskal-autonomia-erkidegoko-
ingurumen-administrazioari-buruzko-legearen-aurreproiektua-aurretiazko-
kontsulta-publikoa?stage=discussion
IRU (2018). European Commission Mobility Package. Retrieved from:
https://www.iru.org/european-commission-mobility-package
Lapuerta, M. y Ballesteros, R. (2011). Motores de combustión interna alternativos,
Capítulo 15: Emisiones Contaminantes. Payri, F. y Desantes, J.M, Editorial Reverté y
Editorial Universitat Politècnica de València.
Macías, F., Camps, M., Rodríguez, L. y Barreal, E. (2003). Cargas críticas de
contaminantes: un criterio de evaluación de la sensibilidad de la naturaleza para la
ordenación de las actividades humanas. Laboratorio de Tecnología Ambiental,
Instituto de Investigaciones Tecnológicas. Universidad de Santiago de Compostela.
Retrieved from:
https://www.researchgate.net/publication/303961939_Cargas_criticas_de_conta
minantes_un_criterio_de_evaluacion_de_la_sensibilidad_de_la_naturaleza_para_la_o
rdenacion_de_las_actividades_humanas
MAPAMA (2014a). Inventarios Nacionales de Emisiones a la Atmósfera 1990-2012.
Volumen 2: Análisis por Actividades SNAP. Capítulo 2: plantas de combustión no
industrial. Retrieved from: http://www.mapama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-

Calidad del aire 158


ambiental/temas/sistema-espanol-de-inventario-sei-
/02_combusti%C3%B3n_no_industrial_tcm7-219782.pdf

Documentos de Energía 2018


MAPAMA (2014b). Inventarios Nacionales de Emisiones a la Atmósfera 1990-2012.
Volumen 2: Análisis por Actividades SNAP. Capítulo 4: procesos industriales.
Retrieved from: http://www.mapama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-
ambiental/temas/sistema-espanol-de-inventario-sei-
/04_Procesos_Industriales_sin_Combusti%C3%B3n_-_VNC_tcm7-219783.pdf
MAPAMA (2016). Zonificación de la calidad del aire de España 2016. Retrieved from:
http://www.mapama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-
ambiental/temas/atmosfera-y-calidad-del-aire/zonificacion_2016_tcm7-
466537.pdf
MAPAMA (2017a). Evaluación de la calidad del aire en España 2016. Retrieved from:
http://www.mapama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-
ambiental/temas/atmosfera-y-calidad-del-
aire/informeevaluacioncalidadaireespana2016_tcm7-467179.pdf
MAPAMA (2017b). Efectos en la salud y ecosistemas. Retrieved from:
http://www.mapama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-
ambiental/temas/atmosfera-y-calidad-del-aire/calidad-del-aire/salud/
MAPAMA (2017c). Partículas en suspensión. Retrieved from:
http://www.mapama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-
ambiental/temas/atmosfera-y-calidad-del-aire/emisiones/prob-
amb/particulas.aspx
MAPAMA (2017d). Inventario Nacional de Contaminantes Atmosféricos. Retrieved
from:
http://www.mapama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/temas/sistema-
espanol-de-inventario-sei-/Inventario-Contaminantes.aspx
NASA (2012). Portrait of Global Aerosols. Retrieved from:
https://www.nasa.gov/multimedia/imagegallery/image_feature_2393.html
National Geographic (2010). Lluvia ácida. 9 de septiembre de 2010. Retrieved from:
http://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/lluvia-acida
New York State (2017). The Facts About Ammonia. Department of Health. Retrieved
from:
https://www.health.ny.gov/environmental/emergency/chemical_terrorism/amm
onia_tech.htm
NILU (2017). Long-range transport of air pollutants. Norwegian Institute for Air
Research. Retrieved from:
https://www.nilu.no/Forskning/Atmosfareogklima/Langtransportertluftforurens
ning/tabid/164/language/en-GB/Default.aspx

Cátedra de Energía de Orkestra 159


OECD (2014). The Cost of Air Pollution: Health Impacts of Road Transport. Retrieved
from:
Documentos de Energía 2018

http://www.oecd-ilibrary.org/environment/the-cost-of-air-
pollution_9789264210448-en
OMS (2005). Guías de calidad del aire de la OMS relativas al material particulado, el
ozono, el dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre. Actualización mundial 2005.
Resumen de evaluación de los riesgos. Retrieved from:
http://www.mapama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-
ambiental/temas/atmosfera-y-calidad-del-
aire/who_sde_phe_oeh_0602_spa_tcm7-437050.pdf
OMS (2010). Annex - Economic cost of deaths from air pollution (outdoor and
indoor) per country, as a percentage of GDP. Retrieved from:
http://www.euro.who.int/en/media-centre/sections/press-
releases/2015/04/air-pollution-costs-european-economies-us$-1.6-trillion-a-
year-in-diseases-and-deaths,-new-who-study-says/annex-economic-cost-of-
deaths-from-air-pollution-outdoor-and-indoor-per-country,-as-a-percentage-of-
gdp
OMS (2013). Health risks of air pollution in Europe – HRAPIE project. New emerging
risks to health from air pollution – results from the survey of experts. Retrieved from:
http://www.euro.who.int/en/health-topics/environment-and-health/air-
quality/publications/2013/health-risks-of-air-pollution-in-europe-hrapie-
project.-new-emerging-risks-to-health-from-air-pollution-results-from-the-
survey-of-experts
OMS (2014). 7 million premature deaths annually linked to air pollution. Comunicado
de prensa, 25 de marzo de 2014. Organización Mundial de la Salud. Retrieved from:
http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2014/air-pollution/en/
OMS (2017). Las consecuencias de la contaminación ambiental: 1,7 millones de
defunciones infantiles anuales, según la OMS. Comunicado de prensa, 6 de marzo de
2017. Organización Mundial de la Salud. Retrieved from:
http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2017/pollution-child-
death/es/
OMS y OECD (2015). Economic cost of the health impact of air pollution in Europe:
Clean air, health and wealth. Retrieved from:
http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0004/276772/Economic-cost-
health-impact-air-pollution-en.pdf?ua=1
Powell, N. (2017). Expected Light Duty Vehicle Emissions from Final Stages of Euro
6. RICARDO, presentación 1 de diciembre de 2017.
SEPA (2017). Ammonia - Pollutant Fact Sheet. Scottish Environment Protection
Agency. Retrieved from:

Calidad del aire 160


http://apps.sepa.org.uk/spripa/Pages/SubstanceInformation.aspx?pid=1
Sokolov, A. P., Schlosser, C.A., Dutkiewicz, S., Paltsev, S., Kicklighter, D.W., Jacoby,

Documentos de Energía 2018


H.D., Prinn, R.G., Forest, C.E., Reilly, J., Wang, C., Felzer, B., Sarofim, M.C., Scott, J.,
Stone, P.H., Melillo, J.M. y Cohen, J. (2005). The MIT Integrated Global System Model
(IGSM). Version 2: Model Description and Baseline Evaluation. MIT Joint Program on
the Science and Policy of Global Change. Retrieved from:
http://web.mit.edu/globalchange/www/MITJPSPGC_Rpt124.pdf
UNECE (2012a). Vehicle Propulsion System Definitions. Retrieved from:
https://www.unece.org/fileadmin/DAM/trans/doc/2013/wp29grpe/GRPE-65-
12.pdf
UNECE (2012b). Input for a revision of the THC and methane (CH4) emission limits
for vehicles equipped with engines running on natural gas Euro 6 Light Duty
Vehicles. DISCUSSION DRAFT v.12 8 May 2012. Retrieved from:
http://www.unece.org/fileadmin/DAM/trans/doc/2012/wp29grpe/GFV-20-
04e.pdf
UNECE (2017). Air Pollution. Retrieved from:
https://www.unece.org/env/lrtap/welcome.html
UNECE (2018). Executive Body. Retrieved from:
https://www.unece.org/environmental-
policy/conventions/envlrtapwelcome/convention-bodies/executive-body.html
Quaassdorff, C., Borge, R., Pérez, J., Lumbreras, J., De la Paz, D., y De Andrés, J. M.
(2016). Microscale traffic simulation and emission estimation in a heavily trafficked
roundabout in Madrid (Spain). Science of The Total Environment, Volumes 566–567,
1 October 2016, Pages 416-427. Retrieved from:
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0048969716309822?via%3
Dihub

Cátedra de Energía de Orkestra 161


8. ANEXOS
8.1. ANEXO 1: Siglas y acrónimos
Documentos de Energía 2018

AOT40 Cantidad de ozono acumulada por encima de un valor umbral de 40


ppb (accumulated amount of ozone over the threshold value of 40 ppb
en inglés)
Ar Argón
As Arsénico
ATSDR Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades de
Estados Unidos (Agency for Toxic Substances and Disease Registry en
inglés)
AVP Años de vida perdidos
BaP Benzo(α)pireno
BEV Vehículo eléctrico de batería (batery electric vehicle en inglés)
CAPV Comunidad Autónoma del País Vasco
Cd Cadmio
CE Comisión Europea
CFC Clorofluorocarbonos
CH4 Metano
C6H6 Benceno
CLRTAP Convención sobre Contaminación del Aire Transfronteriza a Largas
Distancias (Convention on Long-range Transboundary Air Pollution
en inglés)
CO Monóxido de carbono
CO2 Dióxido de carbono
COHb Carboxihemoglobina
COV Compuestos orgánicos volátiles
COVNM Compuestos orgánicos volátiles no metánicos
CSAPR Norma de contaminación del aire entre estados (Cross-State Air
Pollution Rule en inglés)
DGT Dirección General de Tráfico
€ Euros
EEA Agencia Europea de Medio Ambiente (European Environment
Agency en inglés)

Calidad del aire 162


EECCA Europa del Este, Cáucaso y Asia Central (Eastern Europe, Caucasus
and Central Asia en inglés)

Documentos de Energía 2018


EMEP Programa Europeo de Monitorización y Evaluación (European
Monitoring and Evaluation Programme en inglés)
EPA Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos
(United States Environmental Protection Agency en inglés)
E-PRTR Registro Europeo de Emisiones y Transferencias de Contaminantes
(European Pollutant Release and Transfer Register en inglés)
g Gramos
Gg Gigagramos (109 g)
H2SO4 Ácido sulfúrico
HA Habitantes afectados
HAP Hidrocarburos aromáticos policíclicos
HC Hidrocarburos
HFC Hidrofluorocarburos
Hg Mercurio
HNO3 Ácido nítrico
ht Hectotoneladas (102 t)
IARC Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (International
Agency for Research on Cancer en inglés)
ICP Programa de Cooperación Internacional (International Cooperative
Programme en inglés)
i.e. Por ejemplo (id est en latín)
IPPC Prevención y control integrados de la contaminación (Integrated
Pollution Prevention and Control en inglés)
IREV Índice de reducción de esperanza de vida
khab Miles de habitantes
kt Kilotoneladas (103 t)
m3 Metro cúbico
MAPAMA Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente
M€ Millones de euros
Mín Mínimo
μg Microgramo

Cátedra de Energía de Orkestra 163


μm Micrómetro o micra
NFR Nomenclatura para Informar (Nomenclature for Reporting en
Documentos de Energía 2018

inglés)
NH3 Amoniaco
Ni Níquel
nm Nanómetro
NO2 Dióxido de nitrógeno
N2O Óxido nitroso
NOx Óxidos de nitrógeno
O3 Ozono
OCDE Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos
OMS Organización Mundial de la Salud
ONU Organización de las Naciones Unidas
Pb Plomo
PIB Producto Interior Bruto
PM Partículas o material particulado (particulate matter en inglés)
PM10 Partículas de diámetro de 10 μm o menos
PM2,5 Partículas de diámetro de 2,5 μm o menos
PPA Paridad de poder adquisitivo
ppb Partes por billón [anglosajón (10-9)]
RD Real Decreto
SF6 Hexafluoruro de azufre
SNAP Nomenclatura Seleccionada para fuentes de Contaminación del Aire
(Selected Nomenclature for sources of Air Pollution en inglés)
SO2 Dióxido de azufre
SO3 Trióxido de azufre
SOx Óxidos de azufre
SOMO35 Suma de Medias Sobre 35 partes por mil millones del Ozono (Sum
of Ozone Means Over 35 ppb en inglés)
s/total Sobre el total
s.s. Sin superaciones
t Toneladas

Calidad del aire 164


UE Unión Europea
UE-28 Unión Europea de 28 Estados Miembros

Documentos de Energía 2018


UNECE Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (United
Nations Economic Commission for Europe en inglés)
US$ Dólares estadounidenses (United States dollar en inglés)
vs Versus
VVE Valor de la vida estadística
YLL Años de vida perdidos (years-of-life-lost en inglés)

Cátedra de Energía de Orkestra 165


8.2. ANEXO 2: Glosario
Antrópico: Producido o modificado por la actividad humana.
Documentos de Energía 2018

Años de vida perdidos: Años que podrían ser vividos por una persona pero que se
pierden a raíz de una muerte prematura. Para su cálculo se consideran la edad de
muerte, dando mayor peso a las muertes a una edad prematura que a las muertes
en edad avanzada.
Carbono negro: Se forma por la combustión incompleta de combustibles fósiles,
biocombustibles y biomasa. Se trata del componente de las partículas con mayor
capacidad de absorción de luz, así como un contaminante climático de periodo de
vida corto.
Contaminación: Introducción de sustancias o energía en el medio ambiente,
resultando en efectos de deterioro de tal naturaleza que pueden hacer peligrar la
salud humana, dañar los recursos vivos y los ecosistemas e interferir con el uso
legítimo del medioambiente.
Contaminación exterior: Presencia de sólidos, líquidos y gases en el aire ambiente
o exterior, cuyas concentraciones tienen efecto negativo en los seres humanos, el
medioambiente y los materiales.
Contaminación interior: Presencia de sólidos, líquidos y gases en el aire interior
de un espacio cerrado como casas o lugares de trabajo, cuyas concentraciones tienen
efecto negativo en los seres humanos, el medioambiente y los materiales.
Dióxido de azufre (SO2): Gas venenoso, incoloro y con fuerte olor. Producido de
forma natural en las erupciones volcánicas, así como en la combustión de
combustibles con contenido en azufre.
Eutrofización: Proceso por el cual un medio acuático recibe un alto nivel de
nutrientes que estimulan el crecimiento de las algas. Esto lleva a una reducción del
oxígeno en el agua y la muerte de peces y otros organismos.
Inmisión: Deposición o caída a niveles próximos al suelo, provocando impacto
sobre el medio y exposición de las personas a niveles de concentración que resultan
nocivos para su salud.
Morbilidad: Proporción de personas que enferman en un sitio y tiempo
determinado.
Muertes prematuras: Muertes que tienen lugar antes de que una persona alcance
su esperanza de vida. Esta esperanza de vida es normalmente la estándar, según el
sexo y el país. Se considera que las muertes prematuras pueden evitarse si sus
causas se pueden eliminar o mitigar.
Óxidos de azufre (SOx): Familia de compuestos de azufre y oxígeno.

Calidad del aire 166


Óxidos de nitrógeno (NOx): Familia de gases venenosos y altamente reactivos.
Formado principalmente en los motores de combustión interna y en las centrales
térmicas de generación eléctrica.

Documentos de Energía 2018


Ozono (O3): Forma muy reactiva de oxígeno que tiene tres átomos en su molécula.
Está presente en capa de ozono (estratosfera) jugando un papel beneficioso para la
Tierra, pero en la parte baja de la atmósfera (troposfera) es uno de los principales
contaminantes.
Partículas (PM): Mezcla de sustancias orgánicas e inorgánicas en estado sólido o
líquido, cuyos componentes incluyen ácidos (como nitratos o sulfatos), químicos
orgánicos, metales y trazas de suelo o polvo.
SOMO35: Índice de concentración media anual de ozono en μg/m3.día, que
representa la concentración acumulada (con máximo diario de ocho horas) en
exceso de 35 partes por mil millones.
Toxicidad: Grado de efectividad de una sustancia que, introducida en un ser vivo,
es capaz de producir graves alteraciones funcionales e incluso la muerte.
Valor límite: Nivel fijado con arreglo a conocimientos científicos con el fin de evitar,
prevenir o reducir los efectos nocivos para la salud humana y el medio ambiente,
que debe alcanzarse en un período determinado y no superarse una vez alcanzado.
Valor objetivo: Nivel de un contaminante que deberá alcanzarse, en la medida de
lo posible, en un momento determinado para evitar, prevenir o reducir los efectos
nocivos sobre la salud humana, el medio ambiente en su conjunto y demás bienes
de cualquier naturaleza.
Zonificación: Clasificación de un territorio en distintas “zonas” o áreas, con
características similares en cuanto a calidad del aire se refiere, en relación con los
valores límite y umbrales legislados para cada contaminante atmosférico. Por tanto,
sus dimensiones y límites son heterogéneos entre sí, y responden exclusivamente a
ese comportamiento homogéneo de la calidad del aire.

Cátedra de Energía de Orkestra 167


AUTORES
Documentos de Energía 2018

Eloy Álvarez Pelegry


Doctor Ingeniero de Minas por la ETSI Minas de Madrid, licenciado en Ciencias
Económicas y Empresariales por la UCM y diplomado en Business Studies por London
School of Economics. Director de la Cátedra de Energía de Orkestra-Instituto Vasco de
Competitividad (Fundación Deusto) hasta diciembre de 2017. Académico de la Real
Academia de Ingeniería. Comenzó en 1976 su trayectoria profesional en Electra de
Viesgo, y posteriormente trabajó en Enagás y en Carbones de Importación. De 1989 a
2009 ocupó puestos ejecutivos en el Grupo Unión Fenosa, donde fue director
Medioambiente e I+D y de Planificación y Control; así como secretario general de Unión
Fenosa Gas. Ha sido profesor asociado en la ETSI Minas de Madrid y en la UCM, y director
académico del Club Español de la Energía. Ha publicado más de 80 artículos, varios
libros y realizado más de 100 presentaciones públicas.

Jaime Menéndez Sánchez


Ingeniero de Minas de la Universidad de Oviedo y especializado en la rama de Energía,
trabaja como ayudante de investigación en la Cátedra de Energía, donde ha participado
en proyectos sobre transiciones energéticas y transporte sostenible. Parte de sus
estudios los realizó en la Universidad Técnica de Ostrava (República Checa), mediante
una beca Erasmus. A esto le siguió la concesión de una beca por parte de EDP para
realizar prácticas en la misma compañía, concretamente en el Departamento de
Ambiente, Sostenibilidad, Innovación y Calidad, donde compatibilizó el desarrollo de un
programa Lean con otras actividades. En 2015, le fue concedido el Premio CEPSA al
mejor Proyecto Fin de Carrera sobre Exploración y Producción de Hidrocarburos.

Manuel Bravo López


Es doctor en Química Técnica, MSc. en Ingeniería Bioquímica y MBA por Euroforum.
Actualmente colabora con el Institut Cerdá como consejero técnico de Energía y Medio
Ambiente, y con el Fondo de Emprendedores de Fundación Repsol. Durante su carrera
profesional ha ocupado puestos de dirección en Energía y Medio Ambiente en la
Fundación Repsol, Europia (Asociación Europea de Empresas de Refino), Procesos de
Refino en la unidad de Refino Europa de Repsol, Desarrollo de Procesos en el Centro de
Investigación de Repsol e Investigación y Desarrollo de Enfersa. Es coautor de varias
publicaciones sobre control avanzado en Plantas de Amoniaco y Biocombustibles, entre
otras.

Calidad del aire 168


C/ Hermanos Aguirre nº 2
Edificio La Comercial, 2ª planta
48014 Bilbao
España
Tel: 944139003 ext. 3150
Fax: 944139339
www.orkestra.deusto.es