You are on page 1of 2

Venus Prehistóricas

La prehistoria es un período de la historia de la humanidad que comprende


desde el origen del hombre en la tierra hasta la aparición de los primeros
testimonios escritos, y por ende el concepto de Arte Prehistórico liga todo lo que
tiene que ver con manifestaciones artísticas de los pueblos primitivos en esta
época, la cual comprende los periodos paleolítico, mesolítico, neolítico, y edad de
los metales.

El Paleolítico, el cual es el primer periodo de la prehistoria, resalta a través


de sus primeras manifestaciones artísticas los temas relacionados con lo mágico-
religioso además de lo cotidiano, por sobre todo la caza, representado a través de
pinturas u obras rupestres y mobiliares, este periodo se destaca por la fabricación
y utilización de herramientas de piedra tallada, además comienza la creación de
los primeros objetos de alfarería.

En la otra mitad de la prehistoria, periodo neolítico y edad de los metales,


ocurre cierta aparición de nuevos materiales como la cerámica, el tejido, la
sedentarización, la rueda, la navegación lacustre y los metales, que al fin y al cabo
tienen el mismo fin de lo que se quiere representar.

Una de las más importantes manifestaciones artísticas de la época es la


escultura, y la forma de estas son muy variadas y distintas en un lugar u otro. Las
esculturas que más llaman la atención son las Venus, estatuillas de mujeres
desnudas o casi desnudas de formas macizas que poseen atributos femeninos
tremendamente pronunciados y con una intencionada desproporción de cabezas y
extremidades las que son imperceptibles o simplemente no tenían, estas eran
talladas en distintos materiales como hueso, asta, marfil, piedra, terracota, madera
o barro, las Venus se constituyen dentro del arte mobiliar. Una de las esculturas
de este tipo más famosa es la Venus de Willendorf, la cual tiene un cierto grado de
abstracción y de idealización al contexto en el que se sitúa esta obra. Se puede
pensar que su significado se relaciona con la fertilidad y veneración formando
parte de cultos y rituales del paleolítico, aun así, surge el enigma de ¿por qué
representaban de esta forma en particular a la mujer?, a lo largo de los años se
han generado muchas incógnitas y especulaciones de este por qué, y muchas
veces se relacionan de una forma poética dándole el sentido de admiración a la
mujer, su fertilidad y la importancia de la sobrevivencia.
Las llamadas venus son la categoría principal de las representaciones humanas
en el arte mueble. Se trata de pequeñas esculturas que representan mujeres
desnudas o casi desnudas de formas macizas con los atributos femeninos
tremendamente pronunciados y con una intencionada disminución de la cabeza y
las extremidades.

Su nombre se debe a los primeros descubrimientos, ya que pensaban que era el


ideal de belleza prehistórica, periodo donde se realizaron las primeras
manifestaciones artísticas.

uno de los primeros descubrimientos fue la


venus de Brassempouy , en 1893 por Édouard
Piette, esta estatuilla data del paleolítico y es
una de las mas antiguas representaciones del
rostro humano con los atributos femeninos
relacionados con la fertilidad muy resaltados, el
rostro es bastante realista, pero ,el rostro no
posee una forma anatómica realista , no tiene
boca, ni nariz , ni cejas definidas, fue tallada en
marfil y mide 3,65 centímetros de altura , 2,2
centímetros de ancho y 1,9 de grosor.

Una de las interpretaciones que se le da y ha


sugerido es que su corpulencia representaría un
elevado estatus social en una sociedad
cazadora-recolectora y que, además de la obvia
referencia a la fertilidad, la imagen podía ser
también un símbolo de seguridad, de éxito o de bienestar.