Вы находитесь на странице: 1из 5

1. Pan de cebolla.

Receta

Está claro que son dos recetas muy diferentes. Este pan se caracteriza por tener una corteza muy
fina y nada crujiente y por ser de mucha miga, suave, esponjosa y gracias a la cebolla pochada con
toque ligeramente dulce.

Ingredientes para 4 personas

250 gr de harina de media fuerza, 100 gr de cebolla, 15 gr de mantequilla, 5 gr de sal, 115 ml de


agua y 12 gr de levadura prensada.

Elaboración del pan de cebolla

Lo primero como siempre las aclaraciones. Para conseguir una harina de media fuerza en casa
podemos mezclar mitad de harina de fuerza y mitad de harina corriente. Además también
podemos añadir unos 40 gr de masa madre.

Bien, cortamos la cebolla picándola finamente y la ponemos a pochar con la mantequilla sin que
tome color. Después dejaremos enfriar.

Una vez fría la cebolla amasamos todos los ingredientes. O bien a mano, formando un volcán con
la harina o bien en una maquina despacio. Amasamos durante unos 5 minutos hasta obtener una
masa elástica que se despegue de las paredes o de la mesa de trabajo.

Dejamos reposar la masa unos 10 minutos.

Posteriormente dividimos la masa en las porciones que deseemos y las heñimos. Esto es, le damos
forma redonda a cada porción de masa y dejamos que repose unos 5 minutos.

Damos forma a cada porción. Yo le he dado forma redonda, ligeramente achatada y después un
corte a lo largo con las tijeras. Humedecemos con agua y dejamos fermentar una media hora.
Cocemos en el horno precalentado a 180 ºC hasta que esté dorado. El tiempo depende del tamaño
del pan, por ejemplo piezas de 40-50 gr han tardado unos 15-20 minutos.

Pan de cebolla

El pan de cebolla es uno de esos panes que si pruebas está perdido porque sea cual sea su
tamaño, siempre se queda pequeño.

Y es que, el pan de cebolla, es uno de los panes más ricos y que más juego dan. Podemos
consumirlo tal cual, desmigado en unas deliciosas sopas de ajo o, simplemente tostado con un
poquito de queso por encima… Podríamos seguir enumerando opciones, pero nos apetece mucho
más comérnoslas todas, así que si os apuntáis, vamos con esta receta de pan de cebolla que,
estamos seguros, se convertirá en un básico en vuestras mesas.

Ingredientes:

25 ml de agua templadita

25 g de levadura para hacer pan

1/2 cucharadita de café de azúcar blanco

1/2 cebolla grande

25 ml de aceite de oliva

225 ml de agua templada

500 g de harina

10 g de sal

Elaboración:
Comenzaremos añadiendo la levadura y la cucharadita de azúcar en el agua (recordad que debe
estar templada). Removemos y dejamos hasta que ambos ingredientes queden bien diluidos.
Reservamos.

2. Pan-de-cebolla

Lavamos la cebolla y la picamos en trozos pequeños que pondremos en un cuenco junto con el
aceite de oliva. Reservamos. Recomendación: El tamaño de corte de la cebolla dependerá de
vuestro gusto, si preferís encontraros trocitos más grandes, cortadla menos picada. En cuanto a la
cantidad, nosotros hemos empleado la mitad de una cebolla grande, siendo más que suficiente.
No obstante, si la vuestra es más pequeña o, una vez picada os parece poco, podéis añadirle algo
más, pero sin abusar para que el interior del pan no sea una pasta de cebolla sin apenas miga.

Agregamos la sal a la harina y tamizamos. Echamos esta última preparación en otro bol y vamos
incorporando el agua, la cebolla (con el aceite) y la mezcla de levadura.

Removemos con un utensilio de madera y, cuando todos los ingredientes estén incorporados,
pasaremos a trabajarlos con las manos.

Pan-de-cebolla3

Para ello, pondremos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y la amasaremos hasta
obtener un resultado que muestre homogeneidad y, además, no se nos quede pegado a las
manos.

Cuando lo hayamos conseguido, colocaremos la masa en un recipiente que cubriremos con un


paño o con papel transparente de cocina, dejando que repose hasta que doble su tamaño (tarda
más o menos entre 1 hora o 1 hora y 30 minutos).

A falta de unos 10 minutos, ponemos el horno a precalentar a 200 grados.


Con la masa ya lista, la daremos la forma que más nos guste y metemos al horno durante
alrededor de unos 50 minutos. Como siempre, este tiempo dependerá de la clase de horno que
tengáis en vuestras casas. Truco: Si notáis que el pan comienza a tostarse pero no estáis seguros
de si su interior está bien hecho, bastará con que le deis unos golpecitos (como si estuvieseis
llamando a una puerta) en la base y, si éste suena hueco, podréis sacarlo sin más.

Una vez hecho, retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

¡Y ya tendremos nuestro pan de cebolla!

Sugerencia: Este tipo de pan presenta un sabor tan único que puede ser empleado en mil
utilidades más, por lo que si se os queda duro, no dudéis en preparar unos buenos picatostes al
horno o molerlo para obtener un pan rallado con ese toquecito de sabor extra (riquísimo para
empanar, por ejemplo, pollo).

3 Pan de cebolla

Eva Arguiñano nos sorprende con un delicioso pan de cebolla, ideal para tomar en el desayuno o la
merienda acompañado de mermelada.

Ingredientes:

1 cebolla

250 gr. de harina

20 gr. de levadura de panadero prensada

150 ml. de leche

1 huevo

25 gr. de mantequilla

5 gr. sal

mantequilla y harina para el molde

menta y mermelada de calabaza para acompañar


Elaboración de la receta de Pan de cebolla:

Pocha la cebolla pelada y picada en una sartén con la mantequilla. Déjala enfriar.

Por otro lado, diluye la levadura en un poco de leche. Templa el resto de la leche en el
microondas.

Mezcla en un recipiente el huevo, la harina y una pizca de sal. Añade la levadura diluida en la leche
y el resto de leche tibia poco a poco amasando con la mano. Agrega la cebolla pochada y sigue
amasando. Pon la masa en una superficie enharinada y sigue amasando hasta que quede una
masa homogénea y elástica.

Introduce la masa en un molde (de forma rectangular, como para plum-cake) y deja que fermente
(doblará su volumen).

A continuación, introdúcelo en el horno precalentado a 165º C durante 30 minutos. Sácalo del


horno y déjalo reposar sobre una rejilla.