Вы находитесь на странице: 1из 2

JUSTIFICACIÓN

Desde que se descubre el fenómeno de radiactividad, esta se utiliza en un gran número de


aplicaciones técnicas y científicas de gran relevancia en el desarrollo humano. De este
modo y desde hace mucho tiempo, las radiaciones ionizantes tienen aplicaciones en la
mayoría de los campos de nuestra vida y de la industria, esto gracias al avance de la
tecnología nuclear, lo que genera el aprovechamiento de la radiación ionizante en muchos
ámbitos a nivel industrial.

Por esto, como futuros ingenieros industriales, es necesario conocer las formas de
aprovechamiento de dicho fenómeno, sus riesgos, peligros, consecuencias, efectos sobre
la salud, medios de control y formas de prevención de riesgos; ya que la tecnología nuclear
es cada vez más utilizada en las industrias, por ejemplo: en la industria eléctrica (gran parte
de la electricidad consumida por los seres humanos proviene de las centrales nucleares),
en la medicina (técnicas de diagnóstico y tratamiento de la medicina nuclear como
radiofármacos, radioterapia, etc.), en la manufactura (desarrollo y mejora de procesos
industriales, control de calidad, automatización, etc.), y así en otras áreas como la minería,
hidrología, agricultura, medio ambiente, exploración espacial, entre otras; en las cuales se
trabaja con radiación ionizante.

Esto demuestra que la radiación ionizante es muy utilizada en distintas áreas de la industria,
por consiguiente, trae muchos beneficios y resulta ser muy provechosa, pero de igual forma
es altamente peligrosa para las personas que se encuentran expuestas, más aún cuando
estas personas son trabajadores/as que laboran ocho horas diarias, ya que los efectos que
tiene la radiación ionizante sobre la salud tanto a corto, mediano como a largo plazo son
devastadores y muy perjudiciales, y en muchos casos hasta mortales.

Por lo tanto, es de vital importancia qué como ingenieros industriales, a través del presente
laboratorio práctico logremos conocer los niveles de dosis permisibles para los trabajadores
o cualquier persona que se encuentre expuesta a energía por radiación ionizante
constantemente, ya que esto nos llevará a tomar las medidas de control y prevención
necesarias para evitar que dichos trabajadores se expongan a todo tipo de riesgo que pueda
generar dicho fenómeno.
CONCLUSIONES

El principal riesgo al que se encuentran expuestos los trabajadores de cualquier industria u


organización en donde se utilice radiación ionizante es el nivel de dosis acumulada que
absorbe cada uno, esto depende de muchos factores, pero principalmente de tres: el tiempo
al que se permanece expuesto, la distancia a la que se encuentra el trabajador de la o las
fuentes radiactivas y la cantidad de energía que proyecta la fuente. La combinación de estos
tres parámetros influye directamente en el nivel de riesgo que se produce al trabajador.

Las medidas de protección radiológicas, al igual que las medidas de prevención y control
contra los riesgos por radiación ionizante son directamente proporcionales a los niveles de
dosis acumuladas y sus probabilidades de absorción por parte de los trabajadores, lo que
significa que se deben considerar cada puesto de trabajo para establecer dichas medidas
de protección y los parámetros que en ellos intervienen; cada puesto de trabajo se
encuentra situado a una distancia diferente de la fuente radiactiva, por lo tanto, de esto
dependen dichas medidas.

Se identificó que en las diagonales 1 y 2 descritas en el esquema de puestos de trabajo, la


fuente radiactiva (Cesio137) en promedio, provoca que los trabajadores absorban dosis
acumuladas anuales mayores que las recomendadas por el “Reglamento Especial de
Protección y Seguridad Radiológica” solamente dentro del rango de 50 cm de la fuente.

Además, se identificó un patrón uniforme respecto a las dosis acumuladas anuales que
absorben los trabajadores por el Cesio137 situado sobre todo el eje transversal descrito en
el esquema de puestos de trabajo, sobrepasando los límites recomendados por el
“Reglamento Especial de Protección y Seguridad Radiológica”.

Se logró identificar que debe ser extremadamente prohibido que los trabajadores
permanezcan en la parte inferior sobre el eje longitudinal del área, ya que en esa zona los
niveles de dosis acumulada al año que pueden ser absorbidos debido al Cesio137 son
extremadamente altos, sobrepasando por completo no solo los niveles recomendados, sino
también los niveles permitidos por el “Reglamento Especial de Protección y Seguridad
Radiológica”.

De acuerdo a los resultados mostrados en la tabla 8 (alrededor) se llega a la conclusión


que los niveles de dosis acumuladas al año emitidas por el Cesio137 que pueden ser
absorbidas por los trabajadores son demasiados altos dentro de un radio de 4 m
aproximadamente, por lo que se establece que ningún trabajador debe permanecer dentro
de esta zona en su jornada laboral completa.

El tiempo permisible de permanencia para los trabajadores en el año, en cada punto que
se logró identificar con dosis que sobrepasan los niveles recomendados por el “Reglamento
Especial de Protección y Seguridad Radiológica” han sido establecidos en la Tabla 9, estos
deben respetarse y controlarse para cada trabajador que permanezca en dichas zonas,
esto con el objetivo de mantener a los trabajadores por debajo de estos tiempos, ya que la
probabilidad de riesgo es muy alta y perjudicial para la salud.