You are on page 1of 2

Carácterísticas de la educación

1. Perfeccionamiento. Educar es hacer a la persona mejor de lo que es. La


educación desarrolla las facultades potenciales y las actualiza. La educación
crea hábitos positivos y elimina negativos. Esta carácterística permite la
libertad que da elegir, tomar decisiones y ser responsable.
2. Finalidad. La idea de perfeccionamiento exige plantearse qué es lo que
se debe alcanzar. La educación busca la realización del ser humano, que
llegue a lo que puede y a lo que debe ser.
3. Intencionalidad. Hablar de finalidad nos hace suponer que hay un propósito
deliberado y consciente, es decir intencional. La vocación intencional hace
referencia a lo que quiere ser.
4. Conciencia. La educación es una actividad cuyo destinatario es la propia
persona. La humanidad de la educación viene dada por el hecho de ser
consciente propio de la educación misma.
5. Influencia. La educación es influencia porque supone la acción de una
persona sobre otra.
6. Integralidad. La educación debe afectar a las dimensiones de la persona, es
decir debe ser integral.
7. Actividad. Educación implica acción, sobre la cual deben concurrir la actividad
de educador y educando.
-Educador: trata de influir sobre otros estructurando en ellos ideas de una
forma coherente
-Educando: no solo recibe información, si no que la decodifica e integra con
sus informaciones previas.
8. Proceso gradual. Cada “conocimiento” es un eslabón en la cadena. Hay que
presentar los contenidos de lo fácil a lo difícil. Es un proceso que dura toda la
vida.
9. Socialización: El hombre es un ser social. Los grupos sociales tratan de
transmitir su cultura a sus miembros
10. Autorrealización: Conduce al hombre a su propia autonomía. Una vez
alcanzado cierto grado de madurez la persona traza sus propias finalidades
educativas, convirtiéndose en su propio educador

7. La educación siempre humaniza


La educación permite configurar un sujeto individual que se relaciona con los
miembros del grupo al que pertenece y al que el modelo de interacción con su
entorno permite una progresión consciente y ética.

La educación se constituye como un proceso dinámico en continua articulación


entre lo que adapta y lo que innova

Desde los ideales de la Paideia griega, que estructura la educación en torno a la


adquisición de la virtud, hasta nuestros días en que se concibe la educación como
la adquisición significativa de conocimientos en cambio permanente el concepto ha
ido transformándose a lo largo de la historia.
No podemos disociar la educación de la ética, cuando educamos no podemos
hacer cualquier cosa con aquellos que educamos