Вы находитесь на странице: 1из 4

LEY 33. DESCUBRA EL TALÓN DE AQUILES DE LOS DEMÁS.

1. ANÁLISIS
Todo individuo tiene un punto débil, una fisura en la muralla que rodea su fortaleza. Por
lo general, esa debilidad es algo que le causa inseguridad, o una emoción o una
necesidad que lo supera. También puede ser un pequeño placer secreto. Sea lo que
fuere, una vez que usted la haya descubierto esa debilidad se convierte en un elemento
de presión que podrá manejar a su antojo y, por supuesto, siempre a su favor.
2. RESUMEN
Todos en algún determinado momento llegamos a tener ese sentimiento que nos hace
ser débiles e inseguros, una vez que hayamos encontrado este elemento en nuestro
enemigo, podremos utilizarlo como un elemento de presión hacia él, que será siempre
utilizable para nuestro antojo y beneficio. Debemos saber en qué momento y donde
presionar al enemigo tomando en cuenta todas sus debilidades, para esto necesitamos
más habilidad que decisión. Como descubrir el Talón de Aquiles:
a) Preste atención a los gestos y señales subconscientes. Aquí debemos saber
COMO y Donde buscar los puntos débiles de una persona. Podemos simular
sincerarnos, compartir un secreto con ella, lo importante es que parezca salir del
alma, esto provocará en la victima una respuesta franca, genuina que revelará una
debilidad. Debemos entrenar el ojo para los detalles, ver como visten, si dan
propina, por qué cosas siente pasión, los ídolos que adora, que cosas la motivan, etc.
Por ejemplo, si notamos que alguien necesita que la quieran, adulémosla; si acepta
nuestros cumplidos, es que vamos por buen camino.
b) Descubra el niño indefenso. La mayoría de las debilidades se generan en la
infancia, antes de que el yo construya defensas para compensarlas. Quizás fue un
niño consentido, o tuvo una carencia emocional; a medida que el niño crece esa
flaqueza puede reprimirse pero nunca desaparece. Por lo tanto conocer la infancia
de las personas es un punto clave de poder para detectar puntos débiles. Si revelan
un gusto secreto por algo debemos consentirlo, al igual que si revelan una carencia
quizás afecto, cariño paternal, debemos brindárselos.
c) Busque los contrastes: Una característica revelada, tiene su opuesto, los que
alardean de tener coraje de ser los más fuertes, son los más cobardes, ya que esa es
la forma de ocultarse y protegerse ante el mundo exterior.
d) Encuentre el eslabón débil: Debemos encontrar a la persona que actúa por detrás
e influye en el rey, este personaje es el manipulador de la película, ese es el eslabón
débil. Sepamos ganarnos el favor de esa persona para influir indirectamente en el
rey.
e) Llene el vacío: Los dos vacíos más importantes son la Inseguridad y la
Infelicidad. El inseguro aceptará cualquier cosa a cambio de reconocimiento social.
Y el infeliz crónico tiene algún motivo para serlo, debemos averiguar el motivo de
su infelicidad.
f) Aproveche las emociones incontrolables. El miedo paranoico, la lujuria, la
codicia, la vanidad, el odio. Las personas que son presas de estas emociones, son
incapaces de controlarse, nosotros debemos ejercer ese control por ellos.
Su adversario tiene secretos que guarda celosamente, pensamientos que no quiere revelar.
Pero esos secretos y pensamientos se manifiestan de maneras tales que su adversario no
puede controlar. Están allí en algún punto débil de la cabeza, el corazón, las entrañas. Una
vez que usted encuentre ese punto, ejerza presión sobre él, y maneje a su adversario a su
antojo. La invalidación se da al jugar con los puntos débiles de otra persona implica el
riesgo de generar una acción que después no podamos controlar. Por lo tanto siempre
debemos mirar más adelante, y planificar en consecuencia. No olvidemos que cuando
jugamos con áreas en las cuales las víctimas no tienen control podemos desencadenar
emociones que alteren nuestros planes. Cuanto más emocional sea el punto débil del otro,
mayor será el riesgo potencial, conozcamos los límites de este juego. Lo que buscamos es
poder no la emoción de dominar.
3. CONCLUSIÓN
Todos tenemos una debilidad, un punto débil en el muro del castillo. Esa debilidad suele ser
una inseguridad, una emoción, o una necesidad incontrolable; o puede ser también un
pequeño placer secreto. De cualquier forma, una vez que se encuentra, es un punto débil
que se puede explotar a beneficio propio.
LEY 34. ACTÚE COMO UN REY PARA SER TRATADO COMO TAL.
1. ANÁLISIS
Su forma de actuar determinará cómo lo tratarán los demás: a la larga, una presencia vulgar
o común hará que la gente le pierda el respeto. Porque un rey se respeta a sí mismo e
inspira el mismo sentimiento en los demás. Al adoptar una actitud de rey, mostrando
confianza en su propio poder, logrará que lo consideren destinado a llevar una corona real
sobre la cabeza.
2. RESUMEN
Está en nuestras manos fijar nuestro propio precio. Nuestra actitud refleja lo que pensamos
de nosotros mismos, si nos mostramos ante la gente como personas simples , nos trataran
como simples, por eso debemos siempre mantener nuestra posición y tratar de mostrarnos
con un nivel elevado, para darnos respeto. Para ser respetado, debemos empezar por
nosotros mismos, si dudamos de nuestro poder y todos los logros que hemos obtenido, de
nuestro carácter o palabra, la gente comenzara a vernos de esa forma, con dudas y
decepciones, debemos de estar siempre fuertes y con convicción de que la corona que
portamos es realmente merecida y está en el lugar apropiado. Todas nuestras acciones
aunque no sean las de un rey como tal, deben de resultar en nuestra propia esfera, dignas de
un rey. Utilicemos la estrategia de la corona, que consiste en creer que estamos destinados a
realizar grandes cosas, esta convicción irradiará su brillo al igual que una corona crea un
aura entorno de un rey. Esto hace que irradiemos hacia dentro y hacia fuera, ya que nos
veremos como que no tenemos limitación interior con respecto a lo que podemos llegar a
ser, e igual hacia el exterior ya que los límites desaparecen. Para crear y que este efecto se
logre , debemos reforzar la estrategia de la corona con la estrategia “Colon”, que es una
estrategia de proyección hacia el exterior, y esta consiste, primeramente, en que debemos
ser siempre audaces en lo que pedimos, fijemos un precio alto y o titubear; como segundo
paso, la estrategia de “David y Goliat” abordar con toda dignidad a la persona más
encumbrada del entorno, esto nos permitirá ponernos al mismo nivel; tercero, la estrategia
del “superior”, debemos hacerle un obsequio a quienes están por encima de nosotros, así
reforzamos la igualdad entre ambos.
Colóquela sobre su cabeza y adoptará una posición diferente, de serena pero radiante
seguridad. Nunca demuestre sus dudas, nunca pierda su dignidad bajo el peso de la corona,
o esta no le sentará, sino que parecerá pertenecer a otro, más digno que usted. No espere la
coronación; los grandes emperadores se coronan ellos mismos.
Se invalida si llevamos la actitud demasiado lejos como de creernos como reyes y
mostrarnos superiores, puede resultar contraproducente, ya que la idea en que se basa esta
actitud de mostrar un aplomo digno de un rey es la de diferenciarse del común de la gente,
y no la de la humillación de los demás, así también no es sensato estar demasiado por
encima de la multitud ya que nos convertimos en un blanco fácil para nuestros adversarios.
3. CONCLUSIÓN
La manera en que una se comporta determina el tratamiento que recibe a largo plazo tener
una apariencia vulgar o corriente hará que la gente pierda el respeto por una persona. Por
qué un rey se respeta así mismo e inspira este sentimiento a otros al actuar de manera regia
y confiada uno parece destinado a ceñir una corona.

Похожие интересы