Вы находитесь на странице: 1из 2

José Victorino Lastarria fue uno de los intelectuales liberales más destacados del siglo XIX y

prolífero hombre de letras. Nació el 22 de marzo de 1817 en Rancagua. Realizó sus estudios en el
Liceo de Chile, dirigido por José Joaquín de Mora y egresó del Instituto Nacional...

RDF

imprimirRSS

Reportar

Citar

Compartir en emailCompartir en FacebookCompartir en Twitter

PresentaciónDocumentosImágenesCronologíaBibliografíaLinks

José Victorino Lastarria fue uno de los intelectuales liberales más destacados del siglo XIX y
prolífero hombre de letras. Nació el 22 de marzo de 1817 en Rancagua. Realizó sus estudios en el
Liceo de Chile, dirigido por José Joaquín de Mora y egresó del Instituto Nacional, perteneciendo
así, a la primera generación de chilenos formados en la vida republicana. En 1836 recibió el grado
de Bachiller en Sagrados Cánones y Leyes. Tres años más tarde fue nombrado profesor de
Legislación y Derecho de Gentes en el Instituto Nacional. Durante este período Lastarria comenzó
a creer en un liberalismo fundado en el desarrollo del individuo y de la libertad, lo cual implicaba
una reforma de las conciencias, un plan de regeneración que suponía la des-españolización de la
sociedad chilena y por ende, su descolonización cultural. Sus planteamientos respecto de la
necesidad de crear una identidad propiamente chilena se cristalizaron en el ahora célebre discurso
inaugural de la Sociedad Literaria de 1842, de la cual fue director.

En 1843 Lastarria ganó el certamen anual por el cual la Universidad de Chile premiaba una
memoria histórica. En esa oportunidad presentó Investigaciones sobre la influencia social de la
conquista i el sistema de los españoles en Chile, documento en que realizó una dura crítica a la
herencia hispana presente en la sociedad chilena de la época y al autoritarismo del sistema
político legitimado en la Constitución de 1833.

En 1849 fue elegido diputado por Rancagua y encabezó la oposición parlamentaria al gobierno de
Manuel Bulnes, creando un partido liberal nuevo, ajeno a la división entre pipiolos y pelucones. En
octubre del mismo año redactó junto a Federico Errázuriz su programa liberal, titulado Bases de la
reforma. En este periodo, Lastarria se mostró incluso a favor de unir fuerzas con la Sociedad de la
Igualdad, por lo que apoyó en 1851 al coronel Pedro Urriola para evitar la elección de Manuel
Montt. El movimiento fue sofocado y varios líderes de la oposición fueron detenidos y deportados
a Lima, entre ellos Lastarria. Regresó a Chile tres años después, trabajando como abogado y
reasumiendo sus actividades políticas.
En 1858 José Victorino Lastarria era diputado por Copiapó y apoyó la fusión liberal-conservadora
que respaldaba la candidatura a la presidencia de José Joaquín Pérez. Cuando éste fue electo,
Lastarria participó en su gobierno durante 1862 como ministro de Hacienda y más tarde como
diplomático en Perú y Argentina. Sin embargo, después de 1864, Lastarria rechazó la fusión liberal-
conservadora y criticó duramente al gobierno de Pérez. Seis años más tarde se opuso
decididamente a la candidatura de Federico Errázuriz Zañartu, representante de la fusión. En 1875
fue designado ministro de la Corte de Apelaciones y, al año siguiente, fue elegido senador por
Coquimbo. El mismo año, el Presidente Aníbal Pinto lo designó ministro del Interior.

José Victorino Lastarria fue senador y ocho veces electo diputado, presentando diversos proyectos
legislativos. También fue ministro y diplomático, siendo incluso enviado a Río de Janeiro para
impedir la participación del Brasil en la Guerra del Pacífico.

Hombre de ideas avanzadas en el contexto de la época, su obra como ensayista y literato estaba
íntimamente ligada a su actividad política como diputado liberal y promotor de reformas políticas
que acabaran con el estricto control estatal de la vida pública y abrieran el camino a una mayor
participación de la ciudadanía en la toma de decisiones. Su vida y obra han sido objeto de diversos
estudios por parte de destacados intelectuales chilenos, lo que reafirma la importancia
insoslayable de su producción estética y política en la construcción de nuestra historia nacional.

Похожие интересы