Вы находитесь на странице: 1из 22

o E M ,{ S

alejandro Pefalta
rabados en madera del pinlo¡ inkaico
Pmingo pan tigoso

Colec.ión 'P1ébeva,

I 6

EA PROFIÚDÁD
I llios ha rep¡escntado en lasvisibleslascosas irvisibles.-Pascal
I ¿No pod¡á s€r qúe no fuerar las cosas l¿s que guiaran ruestros
conceptos si ¡o éstos los que dieraD las nomas a, las cosas en
tatrto ellas ertraran elr las normas de nuest¡a percepción y de
flüestio pensarr;ento, esto es, que rosot¡os misnos las formá-
ramos partierdo de nuestra organizacirir?-Kant

$ No mires 1o profundo como sifueta superlicial,-Zend-Avesta

§ los hombres el arte ros rcrela las últirnas proturdidades de


^ realidad.-Schellin g
la

I Pellsamos y estanlos sieflpre efl e1 i¡terior. -GoetLe

I f,¿L poesía moderna aligerada del peso de toda üateria didÁcti.


ca, tiendc a captar la esencia de la belleza pura VAléry
-Paul
I ltuEMrrrrD.-A veces tamLié¡ se levaítan tolmentas; entonces
se conyierte el día y todo es Iuror de relámpagos y tí!mos...
Ilr¡or§lrl-D.-ioh, sieso oc rieral sería pá¡a mí como el saiudo
(le la patria.-Los Nibelurgos

I Y por í1lti¡ro estas palab¡as de Cristo: Dejad s. los riños que


vengan a i; y est¿¡s otas de lIeáclito: ¡E¡trad; aqui taübié¡
están los dioses!
s
I 'y@,,
.t

,rastora f I o r i aL

Los ojos golondr¡nas de la Antuca


re van a brlncos sobre las quinuas

IJn clelo de pe[róleo echa a volar 1Oo globos de hurro

Plcoteando el aire carumelo


ovoluciona una escr¡adrill!
de aviones orfeonidas

Hecia las basÍlicas roias


rube el sol a rezar el novenarlo
§ale el lsgo s mirar Ias seEenteras
El c¡oar de las ranas se puüza en las esp¡gas

Los o¡os de la Antuca


§e empolvan sl pa§sr por los galponeE

IIa gutumdo la campatra


el asma tatsmbuela del Pueblo

DIn Don Dllln DoooD

[üoras de tmsqulla
-como
se ha huridido eo el vellóD de Ia6 ovqlas
Fob¡e Aniuquita crlstales d eI a n dle
Todo el dia d€trásde la mdada

Hecha un ovillo sobre las p¡edras

se ha ido lan lejo§


Los gallos
eDgullen elmqlz de la alborada
Se va a quedár en medla pampa
acorralada entre los cerros I scrlblllan de travaJas politonas
Ei barro de los fsngos LA§ OARNES DE LA MAÑANA
ha ensuciado el camlno bengsla de sus ojos
Para qué hsbrá ido sola al p;sto¡eo
con tant¡s duraznos ab¡¡dores
i lascaderas ¡evenconas
Trene ¡a boca ¡lena de (ierra quemanlo
Un kelluncho l€ brlnca sobre los parie¿ales -Wagoer
eo caballe¡iuas I establos
Bqio un kolli po¡diose¡o
ha hecho acrobac¡as loces con el St¡vico
en el taapeclo de sus nerv,os
EI pañuelo
SE HAN SAJADO LAS CARNES de la mañana
IIAN HEOIIO CANTAR LA EONDA llmpla los oJos
de los vlsleros

Los ojos golondrlDas dela Ar¡úuca


Al trote, al trote, po¡ la acuarela del camlno

planoando Delante, los asnos chambelanes


por las cábañas. . . detrás, las llaDas infantas

i los ceballos andloista§

12 73
t@,,

TTTICAOA EMPERADOR ¡ lt¡ a ft e c e +


en los hombros su peplum de alas prusla
conúempla el júbllo da §us márineros
i se limpia los timparros de un aluv¡ón de tr¡nos
Osll€a cortadas al raps
Domlngo de ojos saltarines
Las calles vesiidas de colores eorren como culebraa por [a al

FRESOAS
las vlrgenes de las rocas
las lenguas
picadas deJ,lgueros
VEN US DE BRONCE
olos mojados de totorales
freotes quemadas de relámPagos
piernas mondldas ds peñascos bqio e1 pulv€rizador de les br¡sas lacustres

APRISA
APRISA
AP

En las espaldss las legumbres para la kérmesse nutr¡cla

Lo mañana est{i de bsñera

E LSOL I me ha flétado un mameluco azul


se ha desmenuzado corno un desban.i¿ de caflarios

l5
l,"Yr@,

tf f

La soledad hiela m¡s v€nas

El sol se onrosca como uBa serpl€nt€

en lo§ geranlos msas


I en el crlstal quebrado
de un trino incógnito

ml alma se corta
su tlltlma arterla do alegria

OH BESOS

OII RENACER AL MEDIO DIA

Oómo está de tan lelos

todo lo que fué mio


¡ que se fué 3,n ruBbo

16
l
'w,,
r{

balsas ÍratinaleS

Brotan del alvéolo ds Ia mañana


i s6 echanat€mplar las cuerdas de las ondas
tensas de aleBres barcarolás

Oomo un iropel de lnd¡os desnudos


p a r te n
abr¡endo zaqias de sllenclo

Los esiandartes de las velas


sacudon el polvo del dia

El,ndlo balsero Martln


AZOTA EL ESPINAZO DE LAS AGUAS
mientras el sol desde su aeronave
arroja bombas de magnesio

Desde la conchaperla ¡iLida de una nube


se desgrana un mcimo de giaviotas

En ple¡o laelo

son 20 lanchas piratas


que se llévan al pueblo en sus motores

19
t). '4v
-.!l

Lelos ha quedado el dlstrito 6 It d ft s 1T ol

I la playa

Tengo quc llensr mls bolslllos de peñascos


d e bruces los vlent4¡.
A donde sea

Pero arrlba
La Cecllla
Rqie la héllce de mis cabello8

la Srntusa E ST U PE N D O

El Bol está d6trás d6 mls tslon€s


Un gran vuelo serpenteant€
Las cavernas se agltan
Llevan las aguas del corazóo
I mls resuellos como águilas
€ntre hondonadaa I neveras
i se van por la psmpa desltqrsda Ün huracán de espinos i drboles
con las órbitaa vacfA hacla eI océano de las aumLreE

Erupclón d€l vesublo deialma

LOS MARTILLOS DE LOS MONTES


SOBRE LOS YUNQÜES PULMONARES
SE ¡IA IDO LA MAÑANA PNENDIDA DE LAS

2A 2l
4.. -'¡m

é a de f e rub a

LaÉ b sas €stán regaodo el pasólzal Todo eatá bleD

Ahora a darse viento


Hal üD aaerrar de esplgEs
I un llaDto de qulDuas ojerosas
Hoy más que nunea slento úus dleDtes en mls artorias

Está empedrado el ho¡izonte


Pero mqror está asi
d6 tor¡ones de sol Dadrugador
Muy bieD

Las gaviotas bataclaDaB

vestldas do azaha¡és
Pronto vendrán Ios dfas con los lablos gastados
éDel altá¡ de la playa
i llenaa de suturas les eapaldas
coEulgan con hostlas de agua Easta eotoncés que se te aclare¡ las esclorót¡cas

YO VOY A SEMBRAR PALABRAS

?2 23
, '-f-r,"

c}.. ozas de medio dir

El sol picapedrero rompe las moles lhntasDtas


La l,ierra há d¿do a luz veinle LLrblones de papales
A Lodo v ¡ento el Irgo orlbarca i desembarca cargarlen¡os de oloB

iA Ia láena!

Los vlentos b4jan a sElLos de los cerros


b4jan como t,iopeles de vicuñrs
En las canLerss delcjelo hay un f'¡agor de n)ármoles de Paros
I-..rs chozas li€scos nrurales de la nrontaña
¿bre¡ srs oj os lncendlados
FuerLes iDdios pescadores
tu"n r,r¿s p,nrorf.Is\ dF pcnoncs
entran I saco en ol horizonle
a golpes de picos marineros
Serpienlies extorslonisLas de humo
chicotean el aire consLipado de moscardones

EL CAMINO TAJEADO DE VIAJEROS


SE HA DESANCRADO EN LA PRIMERA CUESTA
4-'-w

é lll a f t¡ e r tf e

Sobré una pared trunca


el sol Ee ha roto un ala

Si€rito un vaho de sangre que me quema

Estar sólo i al borde de esie charco de sangre


i no tener quien grlte Po¡ mi boca

Cómo será de triste mi cuerpo


cuando sea esta misma hora do durazüo
i cante una muJer lunto al o
lenguá salada
do cantos mañaneros
i mo vaya amarrado
SOBRE LOS HOMBROS DE CUATRO ESQUELETOS

27
tl. '¡rv

rtocturno deI srrl¡r¡rbi P t a n a s

Andar volando Se han ,do 25 suroras


VUELOS
Las alas sobre las losss RELAMPAGOS
FIlEGO
Lucha de bestiarlo en el c:rco borracho de muchedumbre
Voy a ocultaren las sombras ml escapulario de llagas
Las alas tensas al mediodia
Pero por qué ha de serasl? E¡ hacha del pensamiento descuaja¡alo árboles
slempre asi
Pianislmo r¡tmo de los dedos
en el nublado de Plumás
Bueno Bostezo del clgarrlllo
DéJame andar siqutera por las calles AMOR
Pars nada Pam l,odo l., l cuerpo es un proyectil de honda
guardamos los harapos de los dias
i el alma en los vestidos vlejos Un m¡llón de Auroras bailarinas, Aurora
Bu enos dias
En plena bocacalle Los pavoreales de¡ corszón
como un buho has cafdo de tu ausoBcia LLENAN EL PATIO DE COLONES
/). -".-yy

a Z 1¡ p e rI c a ln It o t§

Para qué este apreiar teÍdóü al mlsmo remo Séque es lnriúil recoger más plumas
§i ya m€ he desnudado en hilachss de los pantanos llovidos
I est¿r en el barro del extramuro En todas las mañanas
el gran florero arcádlco no hemos hecho más que lrnos

Qulero estrenar la otra a[riculs


Í el lente ázul del nuevo telescoplo
Sin embargo de haber teñido o¡ientes i ponieotes
en este amanecer de parihuanas con sangre de m,s dedos
la noche me ha plsoteado
i campanss de Pascua Florida
con sus zapatos embelunadoa de anestéslcos

El sol.se ha pegado a ¡nl cuerpo


como una erislpela
Soy ua pordiosero

Quiebra en astillas los alnleres capllares


COLIBRi DE MI PRADERÍA Es lnúlll que t€ abritlantes la melena
¡rompe el vuelo i to cilicies las oieras
como un mensqle de papel de seda LA LEJANÍA SE HA IIECITO DE PIEDRA
OARRA A LOS HTLOS CÓSMICG, I mis pasos se van a las e§tréllas

30 J1
,f

s a e indto a n t o r¡ i ol

I aquollos besos plnza§ ¡la venido el lndio Antonlo


ale la muJer que me amó un dia ? con el habla lriturada i losoios como caDdelas

Depllatorlo máglco
ON LA PUERTA EA M ANCT{ADO LAS OORTINAS DEI'SOL
Para el corazón de 1OO añoÉ

Lüs palqbras le queman los oidos


len la crepitac¡ón de sus dleotes
Oh 20 dias 20 surcos brlncan los besos de la muerla
I el chivateo fulpiolémico
De un sol deshecho en áscuas
A¡och€
onvuetta en sus haIspo§ de bayete
lá Franclgca se recorc¡ó como un r€sorlie
mlentras el granizo apedreaba la puna
Te has ido oh llor del paraiso
pétalo a p¿talo €n et vi€nro corria a griÜos pcf el cuarto

Desds e¡ vértice de las tapias


oulla!á el porro al arenal del elelo

32 33
De las cuevas de los ceffos
Ios indios sacarán rujidos como culebras
para amar!ar a la mueria

I[acia el sur corta el alre una ll¡ga cle buhos


I u¡ inc€ndio de alcohol lrras de las pircas
Prende fogata§ de alaridos

A rastras Eotlre las pqlas

Ia noche ronda el cBserio

34
¡1octarrno de los sa pos I

Las l2 de la noche

Elpericot€ de mi cuarto
hu rechlnaalo 12 veces los dlent€s
lhqrodBdocomo un sol petuanoder¡n ánguloal otro

§E HAN VAOTADO LOS OJOS DE LOS VTDNIOS

Ventánas i puerta§
están alqultranadas del r€l,irlte Bocturno
I SE ESPONJAN DE ESTRELLAS
de cara al pa[io eléctrlco de sapos

La r¡oche está arrlmada a laa patedes


I la lluvla sobre el pentágrama del al¡é.,.

Tsngo la csra de pantalla


en Iá q¡npolla arnsrilla

Un so¡do ¡evuelo de pensamientos


ha que¿rrado las alas
6 las moscas saltimbanquls

31
Ur, qué sol'o n c, c tu r n o deLo"tío
Desdé.d€n¿ro me sale un humo de tübaco

Que hacer eon el pesor de esros párpados


Solo
para sentirme de éte¡
Nada
Mqjor será matar las pulgas sobre la resolana del PBPeI
que Punzan Iss sienes como sgujas
hipodérmlcas
En el arbolado del cerebro
las cuencas de Ia Iuná

MAÑANA Ml cigarro que no se ac¡ba nunca


TODO SERA de tÉn vaclo de humo
DE ZU MO DE NARANJA Eñ mi boca alirota
las ac€ltunas del sllenelo

I la mna del peosamieoto


que grlta a la úlilma ss¿¡ella

Este cuarto no e§ mio


Vamos a regar k¡eso nl ests aldea
sobre Ia tierre tuqJl¡ada SOY UN POMO DE ÉTER DESTAPADO

38 39
vidri(,s rnsom¡re a ¡¡ o er¡ L t r¡ tn als

El vfento se desgqla Tengo clavado un tumor en lá gErga¡ta


€n los vldrlos en éxtssls
Sang.a un refleJo parali¡lco Desde aqü61 dia de oharcos
dc Iuna Do ha cesado el llanto tle las calamiDas
¡ no hal alplste Bl cantos deJllgueros
sobre el froni¡s añclano

Estoi solo I el alms Los carbones cardiacos de iá locomoliora


hao quem¡do los horizontes de los dias
sanguÚuelada de recuerdos

Tengo agarrotadas las manos


Cómo rion de cougénltqs I en e¡ cerebro un puñado de vldrlos
a eslss horas pasmadas
aquellss de mis a¡rebatos Se me van a rofnper las órbiias
sangulnosos perpéI}d¡cularos I me va a saltar sangre Por las Yemas
EL CORAZON LLENO DE ABEJAS
Sorbo las lelanias de tu l€ngua
Pero ya esfiin sln alas como uns smpolle§a de láudano
lás go¡ohdrloas márilreg
Pars dolermo más has deJado baJo la almohada
tu pañuelo de lágrimas I tus tlltimas palab¡as
Noehet
me aSotsráe hÉsts €l ceo§

1o
n a r o ,[ rtl s GA lr o n

las b¡Úballnas clel alba


Se haD volcado las fuentes de la luna CofI sus dedos esquel6tic,os de§bllvsna

I ml cuarto es un lago d6 alomss Los vlentos quiebran BUs colmlllos


corirE el frontal de la peñolerla
Beethovén
El sol
én la penumbra se alborota la melena

arrojs sobrs la Painpa


alsg.6s paletadas de J¡lguétos

Elsllenclo 6e moj& la nuca bqjo una ducha de estrellas


DETNAS DE LOS OALPONES CENOBTAROA§
EL KOLI, I ATISBA EL CIELO

Tiene cu¡vedas las espsldas del peso de los cé¡rcs

De§de el amorotamlento de sus oj€r¿s


desl,ila solrre las queñadss meJtlla§.do le
tlerra
En ml boca-ciliodro musical
un alesvaido llatrto de ácuarelss
juega como uD cotrflte el plenilunto

42 43
El c¡epúsculo se acuesta sobre los rebosos rozados
que hsn dejÉdo las indias eD tas cumb¡es

Al descolgarse el sol de[rás do ls montaña


las estrellas lnvaden la bsrr¡áds

Saltan
como pedradas
del socavón de la nocho
pelolones de I a d ¡l d o s

Las pupllas 6e aslrillan en las ramas

ATALAYA DE LA ALTTPAMPA
DIñIGE EL VERTIGTNOSO TRAFIOO DE LOS VIENTOS

44
t

AN DE
iñprihir cl 6ábado 24
dc ¡bril dc ,9,6 .n la
Tip.sáÍ¡ Cñ.rcial de don Jol
c. H.rc'á po. lós H.ñaoo§
CaDechaAvila C;u¿ad
dcl Titicm3iso-.trc

PUNO

Похожие интересы