Вы находитесь на странице: 1из 12

Diplomado en enfermería

Anatomía humana

Articulo médico: Piel


1/septiembre/2018

Contenido

HERPES ZÓSTER ................................................................................................................... 3


¿Cuál es su causa? .................................................................................................................. 3
¿Cuáles son los signos del herpes zóster? .......................................................................... 4
Complicaciones......................................................................................................................... 4
¿Cómo se trata? ....................................................................................................................... 5
¿Se puede prevenir? ................................................................................................................ 5
QUEMADURAS ........................................................................................................................ 6
Causas frecuentes.................................................................................................................... 6
Tipos de quemaduras .............................................................................................................. 6
Quemaduras de primer grado ................................................................................................ 7
Quemaduras de segundo grado ............................................................................................ 7
Quemaduras de tercer grado: ................................................................................................ 7
CÁNCER DE PIEL.................................................................................................................. 10
Cáncer de células basales y cáncer de células escamosas ............................................... 10
Melanomas .................................................................................................................................. 10
Otros tipos de cáncer de piel .................................................................................................... 11
BIBLIOGRAFIA ....................................................................................................................... 12
https://dialnet.unirioja.es/Servet/articulo?codigo=1229319 ............................................. 12
https://sccalp.org/boletin/176/BolPediatr2001_41_099-105.pdf...................................... 12
http://tendenciasenmedicina.com/Imagenes/imagenes46/art_08.pdf ............................ 12
HERPES ZÓSTER

El herpes zóster es muy poco frecuente en los niños y adolescentes con sistemas
inmunitarios sanos. Pero, si has oído hablar sobre esta afección o conoces a alguien
que la ha padecido, es posible que te preguntes qué es.

El herpes zóster es una erupción en la piel provocada por una infección de origen
viral de los nervios que hay justo debajo de la piel. El virus que causa el herpes
zóster es el mismo que el que causa la varicela. La mayoría de los adolescentes
desarrollan episodios de herpes zóster leves; la erupción solo suele ser dolorosa
cuando el virus afecta a gente mayor.

El herpes zóster suele aparecer como una franja de piel irritada y con ampollas en
un lado del pecho o de la espalda. De todos modos, puede afectar a cualquier parte
del cuerpo, incluso a la cara y cerca de los ojos.

Puesto que el virus que causa el herpes zóster es el mismo que el que causa la
varicela, es muy contagioso. Es muy fácil contagiar el virus a otras personas que no
sean inmunes a la varicela (como quienes aún no la han contraído ni se han
vacunado contra ella). La diferencia es que, en el caso de que se infectarán con
este virus, no contraerán el herpes zóster, sino la varicela.

Los episodios de herpes zóster suelen desaparecer en un mes. Aunque suelen


mejorar solos, hay tratamientos que pueden ayudar a los afectados a curarse más
deprisa y que pueden reducir el riesgo de desarrollar otros problemas o
complicaciones asociados al herpes.

¿Cuál es su causa?

Tanto el herpes zóster como la varicela están provocados por el virus varicela-
zóster. Este virus está relacionado (aunque no sea el mismo) con el virus del herpes,
que causa el herpes labial y el herpes genital. De ahí su nombre.

Cuando una persona contrae la varicela, el virus permanece en el sistema nervioso


de esa persona durante el resto de su vida. Se mantiene en estado latente, o
inactivo, durante años. En mucha gente, nunca reaparece. Pero en otra gente, el
virus se reactiva y causa el herpes zóster. La gente puede tener brotes de herpes
zóster más de una vez, aunque es algo que no suele ocurrir.

Los médicos no saben con certeza por qué el herpes zóster se reactiva súbitamente
después de meses o años de estar inactivo. Se podría deber a que el sistema
inmunitario se vuelve más vulnerable a las infecciones a medida que la gente
envejece. Este puede ser el motivo de que el herpes zóster sea más frecuente en
los adultos. También abunda en la gente cuyo sistema inmunitario está debilitado
debido a una enfermedad (como el SIDA o el cáncer) o a la toma de ciertos
medicamentos.

¿Cuáles son los signos del herpes zóster?

En muchos casos, lo primero que se nota es un cosquilleo, hormigueo, dolor o


picazón en el área donde luego aparecerá la erupción o sarpullido. Esto puede
ocurrir pocos días antes de que se desarrolle el sarpullido, de modo que la persona
con herpes zóster sentirá esas sensaciones sin tener ni idea de cuál es su causa.

Cuando aparece, la erupción se suele iniciar como grupos o franjas de granos en


un lado del cuerpo o del rostro. Los granos se convierten en ampollas llenas de pus
que se abren y se cubren de costras al cabo de 7 a 10 días. Cuando se forman
costras sobre las ampollas significa que el herpes se empieza a curar. Las costras
suelen cicatrizar y se suelen caer entre 2 y 4 semanas después de que aparezca el
sarpullido.

Algunas personas con herpes zóster también pueden presentar fiebre, dolor de
cabeza, cansancio y dolor muscular generalizado. En contadas ocasiones, la
persona puede tener el dolor propio de un herpes zóster sin presentar sarpullido.
Algunas personas (por lo general, las más entradas en años) tienen síntomas más
graves.

Complicaciones

La mayoría de los casos de herpes zóster se curan solos y no evolucionan a otros


problemas. Muy poco frecuentemente, el herpes zóster puede evolucionar a las
siguientes complicaciones:

 Dolor persistente. Las fibras nerviosas dañadas que hay justo debajo de la
piel pueden enviar mensajes equivocados al cerebro, generando un dolor
que puede permanecer durante un período de tiempo prolongado después
de que desaparezca la erupción. Los médicos lo denominan "neuralgia pos-
herpética".
 Problemas en la vista. Si la persona tiene el herpes zóster cerca del ojo o
dentro del ojo, el herpes puede cursar con pérdida de visión. Si una persona
empieza a mostrar signos de erupción o ampollas dentro del área ocular,
debe ir al médico de inmediato.
 Infecciones adicionales en la piel. El sarpullido del herpes zóster se puede
infectar con bacterias, desencadenando otras infecciones en la piel, como el
impétigo o la celulitis, que pueden requerir de tratamiento antibiótico.
 Problemas en el sistema nervioso. El herpes zóster en la cara puede afectar
a nervios que se conectan con el cerebro. Esto puede provocar problemas
para mover una parte de la cara, problemas auditivos y problemas de
equilibrio. En casos excepcionales, el herpes zóster puede provocar
encefalitis (inflamación del cerebro).
¿Cómo se trata?

Los medicamentos antivirales pueden hacer que un episodio de herpes zóster se


cure más deprisa, así como reducir el riesgo de complicaciones. Pero no todos los
pacientes necesitan tomar medicamentos antivirales; tu médico te los recetaría si
fueran necesarios. Si necesitaras tomarlos, cuanto antes empezaras a tomarlos,
más eficaces te resultarían.

Los medicamentos antivirales no pueden eliminar completamente el virus del


cuerpo, lo que significa que no pueden impedir que se reactive el virus en el futuro.

Para aliviar el dolor que puede estar asociado al herpes zóster, los médicos o los
enfermeros pueden recetar cremas, espráis o parches para anestesiar la piel.
También existen medicamentos de venta libre o con receta médica para aliviar el
dolor. Pero no tomes aspirina. La aspirina hace más posible que los adolescentes
contraigan una enfermedad muy poco frecuente pero grave denominada "síndrome
de Reye".

Si tienes un herpes zóster que te produce picor o comezón, es posible que tu médico
te recomiende lociones o medicamentos que contengan antihistamínicos.

Mantén la zona de la erupción limpia, lavándola con agua y jabón suave. Aplica
compresas frías y húmedas sobre las ampollas varias veces al día para aliviar el
dolor y el picor. Los baños en agua de avena suelen ser un gran alivio.

¿Se puede prevenir?

Es imposible prevenir el herpes zóster. La vacuna contra la varicela puede hacer


que los episodios de herpes zóster sean menos graves. Por lo tanto, si no has tenido
varicela, no es demasiado tarde para que le pidas a tu médico que te administre su
vacuna.

Existe una vacuna contra el herpes zóster, pero los médicos solo la suelen
administrar a adultos mayores. Esto se debe en parte a que, cuanto mayor es una
persona, más grave puede ser su herpes zóster. Y, siendo adolescente, es muy
poco probable que tu herpes zóster sea grave.

Las personas con herpes zóster lo pueden contagiar a otras personas con gran
facilidad. Hasta que la erupción esté completamente curada, se deben mantener
alejadas de los bebés recién nacidos, las mujeres embarazadas, cualquier persona
cuyo sistema inmunitario esté debilitado y cualquier persona que no se haya
vacunado contra la varicela.
QUEMADURAS

Una quemadura es una lesión en los tejidos del cuerpo causada por el calor,
sustancias químicas, electricidad, el sol o radiación Las escaldaduras por líquidos
calientes y vapor, los incendios en edificios y los líquidos y gases inflamables son
las causas más comunes de las quemaduras. Otro tipo de quemadura es la causada
por inhalación de humo o partículas tóxicas.

Existen tres tipos de quemaduras:

 Quemaduras de primer grado, que dañan solamente la capa externa de la


piel
 Quemaduras de segundo grado, que dañan la capa externa y la que se
encuentra por debajo de ella
 Quemaduras de tercer grado, que dañan o destruyen la capa más profunda
de la piel y los tejidos que se encuentran debajo de ella

Las quemaduras pueden causar hinchazón, ampollas, cicatrices y, en los casos más
severos, shock e incluso la muerte. También pueden conducir a infecciones porque
dañan la barrera protectora de la piel. El tratamiento de las quemaduras depende
de la causa, qué tan profunda es y qué grande es el área del cuerpo afectada. Las
pomadas con antibióticos pueden prevenir o tratar las infecciones. Para
quemaduras más graves, es posible que se necesite tratamiento para limpiar la
herida, reemplazar la piel y asegurarse que el paciente recibe suficiente líquidos y
nutrición.

Causas frecuentes

El primer paso para evitar que los niños se quemen es comprender las causas
frecuentes de quemaduras:

 quemaduras, el principal factor responsable (por vapor, agua caliente del


baño, tazas de café que se caen, alimentos calientes, líquidos de cocción,
etc.)
 contacto con llamas u objetos calientes (por estufas, fogones, rizadoras, etc.)
 quemaduras de origen químico (por ingerir productos para destapar cañerías
o tragar pilas de relojes, o derramar sustancias químicas, como lejía, sobre
la piel)
 quemaduras de origen eléctrico (por morder cables de electricidad o meter
los dedos u objetos en los tomacorrientes)
 sobreexposición al sol

Tipos de quemaduras
Generalmente, las quemaduras se clasifican como de primero, segundo o tercer
grado, lo que depende de la gravedad del daño que sufre la piel. Cada una de las
lesiones antes mencionadas puede causar cualquiera de estos tres tipos de
quemaduras. Sin embargo, tanto el tipo de quemadura como su causa determinarán
el tratamiento correspondiente.

Todas las quemaduras se deben tratar rápidamente para bajar la temperatura del
área quemada y reducir el daño en la piel y el tejido subyacente (si la quemadura
es grave).

Quemaduras de primer grado

Las quemaduras de primer grado, las más leves de las tres, están limitadas a la
capa superior de la piel:

 Signos y síntomas: Estas quemaduras producen enrojecimiento, dolor e


hinchazón leve. La piel se seca sin que se produzcan ampollas.
 Tiempo de cicatrización: El tiempo de cicatrización es de aproximadamente
3 a 6 días; la capa superficial de la piel sobre la quemadura puede caerse en
el término de 1 o 2 días.

Quemaduras de segundo grado

Las quemaduras de segundo grado son más graves y llegan hasta las capas de piel
que están por debajo de la capa superior:

 Signos y síntomas: Estas quemaduras producen ampollas, dolor intenso y


enrojecimiento. A veces, las ampollas se revientan, y la zona tiene una
apariencia húmeda de color rosa fuerte a rojo cereza.
 Tiempo de cicatrización: El tiempo de cicatrización varía en función de la
gravedad de la quemadura. Puede ser de hasta 3 semanas o más .

Quemaduras de tercer grado:

tejido Las quemaduras de tercer grado son las más graves y llegan a todas las
capas de la piel y el subyacente:

 Signos y síntomas: La superficie parece estar seca y puede verse


amarillenta, áspera, marrón o chamuscada. Es posible que el dolor sea leve
o que no se sienta dolor, o la zona puede estar adormecida al principio debido
al daño a los nervios.
 Tiempo de cicatrización: El tiempo de cicatrización depende de la gravedad
de la quemadura. Es probable que el tratamiento para las quemaduras
profundas de segundo grado y tercer grado (llamadas quemaduras de
espesor total) sean los injertos de piel, en los cuales se toma piel sana de
otra parte del cuerpo y, mediante una intervención quirúrgica, se la coloca
sobre la herida producida por la quemadura para ayudar a la cicatrización de
la zona.

Para las quemaduras de primer grado:

 Aleje al niño de la fuente de calor.


 Quite la ropa de la zona de la quemadura de inmediato.
 Deje correr agua fresca (no fría) sobre el área de la quemadura (si no hay
agua disponible, se puede utilizar cualquier líquido fresco bebible) o aplique
una compresa limpia y fría sobre la quemadura durante aproximadamente 3
a 5 minutos (no aplique hielo, ya que este puede destruir aún más la piel
lesionada).
 No aplique mantequilla, grasa, talco ni ningún otro remedio sobre la
quemadura, ya que estos productos pueden aumentar la profundidad de la
quemadura y el riesgo de infección.
 Aplique gel o crema de aloe en la zona afectada. Esto se puede hacer
algunas veces durante el día.
 Dele a su hijo paracetamol o ibuprofeno para el dolor. Consulte las pautas de
dosificación en la etiqueta de acuerdo con la edad o el peso de su hijo.
 Si la zona afectada es pequeña (tiene el tamaño de una moneda de 25
centavos de dólar), manténgala limpia. Puede protegerla con una gasa o un
vendaje estériles durante las 24 horas siguientes (pero no use vendajes
adhesivos en los niños muy pequeños, ya que estos pueden representar un
peligro de asfixia).

Para las quemaduras de segundo y tercer grado:

 Busque atención médica de emergencia; luego, siga estos pasos hasta tanto
llegue el personal médico:
o Mantenga acostado a su hijo con la zona de la quemadura elevada.
o Siga las indicaciones para las quemaduras de primer grado.
o Retire todas las alhajas y las prendas de alrededor de la quemadura
(en caso de que se produzca hinchazón después de la lesión), excepto
las prendas que estén adheridas a la piel. Si tiene dificultades para
retirar las prendas, tal vez deba cortarlas o esperar hasta que llegue
la ayuda médica.
o No reviente las ampollas.
o Aplique agua fresca sobre la zona durante al menos 3 a 5 minutos;
luego, cúbrala con un paño o una sábana secos y limpios hasta tanto
llegue la ayuda.

Para las quemaduras por llamas:

 Para extinguir las llamas, haga rodar a su hijo sobre el piso.


 Cúbralo con una manta o una chaqueta.
 Retire las prendas que están ardiendo y las alhajas alrededor de la zona de
la quemadura.
 Llame para pedir asistencia médica y luego siga las indicaciones para las
quemaduras de segundo y tercer grado.

Para las quemaduras de origen eléctrico o químico:

 Asegúrese de que su hijo no esté en contacto con la fuente de electricidad


antes de tocarlo; de lo contrario, usted también puede recibir la descarga
eléctrica.
 En el caso de las quemaduras de origen químico, lave la zona con grandes
cantidades de agua corriente durante por lo menos 5 minutos. Si la zona de
la quemadura es grande, utilice una bañera, una ducha o cubos de agua, o
una manguera de jardín.
 No le quite a su hijo ninguna prenda antes de que haya comenzado a lavar
la quemadura con agua. A medida que continúa con el lavado, puede retirar
las prendas de la zona de la quemadura.
 Si la zona de la quemadura producida por un producto químico es pequeña,
lave por otros 10 a 20 minutos, aplique una gasa o un vendaje estériles y
llame al médico.
 Las quemaduras de origen químico en la boca o los ojos requieren una
evaluación médica inmediata después del lavado minucioso con agua.

Aunque tal vez las quemaduras de origen químico y eléctrico no sean siempre
visibles, pueden ser graves debido al daño posible en los órganos internos. Los
síntomas pueden variar, dependiendo del tipo y la gravedad de la quemadura y de
lo que la causó, y pueden incluir dolor abdominal.
CÁNCER DE PIEL

El cáncer de piel se origina en las células de la piel. Algunos otros tipos de cáncer
se originan en otras partes del cuerpo y pueden propagarse a la piel, aunque estos
no son cánceres de piel.

Existen tres tipos principales de cáncer de piel:

 Cánceres de piel de células basales (carcinomas de células basales)


 Cánceres de piel de células escamosas (carcinomas de células escamosas)
 Melanomas

Cáncer de células basales y cáncer de células escamosas

Los cánceres de células basales y de células escamosas son, por mucho, los tipos
de cáncer de piel más comunes. Ambos cánceres se detectan principalmente en las
partes del cuerpo expuestas al sol, tales como la cabeza y el cuello. Estos cánceres
se relacionan fuertemente con la exposición solar que haya tenido una persona.

Los cánceres de células basales y escamosas tienen una probabilidad mucho


menor de propagarse a otras partes del cuerpo y de representar una amenaza a la
vida en comparación con los melanomas. Aun así, resulta importante encontrarlos
y tratarlos a tiempo. Si no son atendidos, pueden crecer más e invadir los tejidos y
órganos cercanos, lo que causa cicatrices, deformidad, o incluso pérdida de la
función de algunas partes del cuerpo. Algunos de estos cánceres (especialmente
cánceres de células escamosas) se pueden propagar si no son tratados, y a veces
incluso pueden causar la muerte.

Estos cánceres se explican detalladamente en Cáncer de piel de células basales y


de células escamosas.

Melanomas

Los melanomas son cánceres que se originan de los melanocitos, las células que
producen el pigmento marrón que le da a la piel su color. Los melanocitos también
pueden formar crecimientos benignos (no cancerosos) que son conocidos como los
lunares. (Su médico puede usar el término nevo para referirse a un lunar).

Los melanomas pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, pero son más
propensos a comenzar en ciertas áreas. El sitio más común en los hombres es en
el torso (pecho y espalda). En las mujeres, las piernas son la parte donde se
presentan con más frecuencia. El cuello y el rostro son otros sitios comunes donde
se origina el melanoma.

Los melanomas no son tan comunes como los cánceres de piel de células basales
y de células escamosas, pero pueden ser mucho más graves. Al igual que el cáncer
de células basales y de células escamosas, el melanoma casi siempre es curable
en sus etapas iniciales. No obstante, si no se atiende, el melanoma tiene una
probabilidad mucho mayor de propagarse a otras partes del cuerpo (donde es muy
difícil de tratar).

Más detalles en Cáncer de piel tipo melanoma.

Otros tipos de cáncer de piel

Además, existen muchos otros tipos de cáncer de piel, pero son mucho menos
comunes:

 Carcinoma de células de Merkel


 Sarcoma de Kaposi
 Linfoma cutáneo (piel)
 Los tumores de los anexos de la piel (tumores que se originan en los folículos
pilosos o en las glándulas sudoríparas u oleosas)
 Varios tipos de sarcomas

En conjunto, estos tipos representan menos de 1% de todos los casos de cáncer de


piel.

Para los médicos, resulta importante separar los tipos de cáncer de piel, ya que son
tratados de maneras diferentes. También resulta importante saber cómo lucen los
cánceres de piel. Esto puede que ayude a encontrarlos en la etapa más temprana
posible, cuando son más fáciles de tratar y tienen más probabilidades de ser
curados.
BIBLIOGRAFIA

https://dialnet.unirioja.es/Servet/articulo?codigo=1229319

https://sccalp.org/boletin/176/BolPediatr2001_41_099-105.pdf

http://tendenciasenmedicina.com/Imagenes/imagenes46/art_08.pdf

Похожие интересы