Вы находитесь на странице: 1из 21

Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

FICHA
JURISPRUDENCIAL
Sala Constitucional
Nº EXPEDIENTE Y 506=12 Fallado el 09 de Diciembre de 2013.
FECHA DE FALLO:
TIPO DE ACCION: Amparo Penal
DESCRIPCIÓN: Recurrente: Abogado YULIBETH GARAY HERNÁNDEZ.
A favor de: ESTADO DE HONDURAS.
Autoridad recurrida: Corte de Apelaciones de lo Penal de Francisco Morazán
Acto reclamado: Sentencia de fecha uno de febrero de dos mil doce, dictada en relación a a
la causa instruida contra el señor SANTOS CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ por
suponerlo responsable de los delitos de VIOLACION Y PORTACION ILEGAL DE
ARMAS en perjuicio de la señora MILAGRO DANIELA GARCIA VARELA Y LA
SEGURIDAD INTERIOR DEL ESTADO DE HONDURAS.
PROBLEMA JURIDICO El recurrente alega que la resolución del Ad-Quem quebranta las garantías constitucionales
PLANTEADO POR EL del debido proceso (Artículo 90, párrafo 1º) y el Principio de Legalidad al obviar lo
RECURRENTE: establecido por el Articulo 35b del Código Penal, el cual, sin ningún margen de duda
determina claramente la naturaleza del concurso real de delitos.
Poder estimar y concluir, hasta que punto el planteamiento de la amparista, obedece o no, a
una posible interpretación precaria del Artículo 35 del Código Penal por parte del Tribunal
de Apelaciones y si con ello se han infringido las garantías del Debido Proceso y Legalidad.
Esta Sala estima que no proceden los beneficios de libertad condicional y conmuta de la
pena, pues se burlaría, la acumulación material y aritmética de las penas, que consiste en la
PROBLEMA JURIDICO aplicación efectiva de las mismas a todos los delitos.
RECONOCIDO POR LA Aunque el A-Quo no lo haya enunciado en su fallo condenatorio, debe entenderse en
SALA (Thema decidendi): garantía de la legalidad, que las penas, a las cuales se hizo acreedor el señor SANTOS
CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ, por la comisión de los referidos ilícitos penales, en
virtud de generarse un concurso real de delitos envuelven y deben percibirse como una
sumatoria de dichas penas y desde ese ángulo penal sustantivo de la disposición de libertad
condicional y conmuta, por expreso contenido de dicho precepto legal, no es pertinente la
aplicación del principio de Favor Libertatis, soporte básico al cual recurrió el Tribunal de
Apelaciones al tomar decisión censurada.
RESPUESTA A LA Las penas por la comisión de concurso real de delitos, que le fueron impuestas en sentencia
PROBLEMÁTICA condenatoria al señor SANTOS CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ, por la comisión del
JURIDICA (Ratio delito de VIOLACION Y PORTACION ILEGAL DE ARMAS en perjuicio de la señora
decidendi): MILAGRO DANIELA GARCIA VARELA Y LA SEGURIDAD INTERIOR DEL
ESTADO DE HONDURAS, RESPECTIVAMENTE DE DOCE (12)AÑOS, Y TRES (3)
AÑOS, que suman la pena concreta de quince (15) años, no pueden ser susceptibles de los
beneficios de libertad condicional y conmuta, pues la intención del legislador y autentico
espíritu del Artículo 35 antes citado, en cuanto a la condena a varias infracciones penales o
concurso real, es que las mismas se cumplan acumuladas, variando en lo concerniente a su
cumplimiento sucesivo de no poder hacerse en forma simultánea, de tal manera que si la
suma total de las penas de reclusión supera los cinco años, el condenado no podrá solicitar
el beneficio de la conmuta. Otra interpretación comportaría un fraude de Ley, inadmisible en
un Estado de Derecho que concede ciertos beneficios sustitutivos de las penas privativas de
libertad hasta un determinado límite en atención a la gravedad de los hechos enjuiciados.

A criterio de esta Sala de lo Constitucional, el fallo censurado, quebranta las Garantías


Constitucionales reclamadas por el amparista, pues no se está juzgando con las
Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

formalidades, derechos y garantías que franquea la Ley, básicamente nuestra legislación


penal vigente y asimismo la garantía de Legalidad, al sustraerse al condenado del espíritu
punitivo del concurso real de delitos con la indebida pretensión de los beneficios de libertad
condicional y conmuta, en tal virtud, esta Sala deviene obligada por imperio de la Ley, a
otorgar la presente acción constitucional de Amparo.

DECISIÓN (decisum): OTORGADO

LINEA JURISPRUDENCIA DE LA SALA CONSTITUCIONAL EN RELACION AL


JURISPRUDENCIAL: CONCURSO REAL DE DELITOS
Se debe recordar que siendo la doctrina legal emitida por la Sala de lo Constitucional
vinculante, no atender y aplicar la jurisprudencia sentada, no es otra cosa más que desacatar
lo dispuesto en el artículo 73 de la Ley Sobre Justicia Constitucional. En ese sentido, la no
aplicación del Principio de la Acumulación de las Penas en casos de Concurso Real, para
efectos de favorecer al condenado con los beneficios de conmuta y libertad condicional que
le otorga la ley penal, quebranta el derecho fundamental a ser juzgado con los derechos y
garantías que la ley establece y asimismo la garantía de Legalidad al sustraerse al condenado
del espíritu punitivo del Concurso Real de Delitos con la indebida pretensión de los
beneficios de Libertad Condicional y Conmuta.

FUNCION UNIFICADORA DE CRITERIOS JURISIDICCIONALES DE LA


CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
A la Corte Suprema de Justicia le corresponde la función unificadora de los criterios
hermenéuticos o de interpretación de las leyes a través de las sentencias que emita, las que
dotan al sistema de justicia de las garantías de seguridad y legalidad.

Artículos 35, 61 y 76 del Código Penal.


ARTICULOS
AP 188=05, AP 3151=10, AP 732=11, AP 583=11 y AP 407=12
COMENTADOS:
WOC

C E R T I F I C A C I O N
Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

El Infrascrito Secretario de la Sala Constitucional de la

Corte Suprema de Justicia CERTIFICA: La sentencia que

literalmente dice: “CORTE SUPREMA DE JUSTICIA. SALA DE LO

CONSTITUCIONAL. Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central,

nueve de diciembre del dos mil trece. VISTO: Para dictar

sentencia el Recurso de Amparo interpuesto por la Abogada

YULIBETH GARAY HERNÁNDEZ, en su condición de Fiscal del

Ministerio Público, a favor del ESTADO DE HONDURAS, contra la

sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de lo Penal de

Francisco Morazán, en fecha uno de febrero de dos mil doce,

que declara sin lugar el Recurso de Apelación interpuesto

contra la resolución dictada por el Juzgado de Ejecución de

la Sección Judicial de Tegucigalpa, Francisco Morazán, en

fecha catorce de diciembre de dos mil once, en relación a la

causa instruida contra el señor SANTOS CRISTOBAL GARCIA

VASQUEZ por suponerlo responsable de los delitos de VIOLACION

Y PORTACION ILEGAL DE ARMAS en perjuicio de la señora MILAGRO

DANIELA GARCIA VARELA Y LA SEGURIDAD INTERIOR DEL ESTADO DE

HONDURAS, respectivamente. Estima la recurrente que con dicha

resolución se violentan los derechos consignados en los

Artículos 82 y 90 de la Constitución de la República.

ANTECEDENTES. 1) Que en fecha ocho de diciembre de dos mil

once, compareció ante el Juzgado de Ejecución de la

Sección Judicial de Tegucigalpa, Francisco Morazán, el señor

SANTOS CRSITOBAL GARCIA VASQUEZ, en su condición personal de

recluso, solicitando el beneficio de libertad condicional y

conmuta de la pena en efectivo, por los delitos que fue

condenado de VIOLACION Y PORTACION ILEGAL DE ARMAS. (Folios

19 al 21 de los antecedentes). 2) Que en fecha catorce de


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

diciembre de dos mil once, el referido Juzgado celebró la

Audiencia en la solicitud de Libertad Condicional y Conmuta

de Pena de Reclusión por pago en efectivo, en la causa

instruida contra el señor SANTOS CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ,

por los delitos de VIOLACION Y PORTACION ILEGAL DE ARMAS, en

la cual, declaró con lugar la solicitud de libertad

condicional a favor del referido imputado, imponiendo la

medida de seguridad de libertad vigilada, y también con lugar

la solicitud de conmuta de pena por pago en efectivo, fijando

como cantidad la de diez mil novecientos cincuenta lempiras

(Lps. 10,950.00) (Folios 33 al 35 de los antecedentes). 3)

Que en fecha uno de febrero de dos mil doce, la Corte de

Apelaciones de lo Penal de Francisco Morazán, resolvió

declarar sin lugar el Recurso de Apelación interpuesto por la

abogada VILMA LUCIA ARIAS LAINEZ, en su condición de Fiscal

del Ministerio Público y en consecuencia confirmó la

resolución dictada por el A-Quo en fecha catorce de diciembre

de dos mil once. (Folios 60 al 64 de los antecedentes). 4) La

recurrente Abogada YULIBETH GARAY HERNANDEZ, compareció ante

este Tribunal, en fecha veintiséis de junio de dos mil doce,

interponiendo acción de Amparo a favor del ESTADO DE

HONDURAS, por considerar que la decisión del Ad-Quem de fecha

uno de febrero de dos mil doce, es violatoria de los derechos

consagrados en los Artículos 82 y 90 de la Constitución de la

República. Teniendo la Sala por formalizado en tiempo y forma

el recurso, en fecha tres de septiembre de dos mil doce,

omitiéndose la vista al Fiscal del Despacho de conformidad a

lo establecido por el Artículo 37 de la Ley del Ministerio

Público. CONSIDERANDO (1): Que se conoce el Recurso de Amparo


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

Penal interpuesto por la Abogada YULIBETH GARAY HERNANDEZ

quien actúa en su condición de Fiscal del Ministerio Público,

a favor del ESTADO DE HONDURAS, contra la resolución dictada

por la CORTE DE APELACIONES DE LO PENAL DE LO PENAL DE

FRANCISCO MORAZAN, en fecha uno de febrero de dos mil doce,

que confirma la resolución dictada por el JUZGADO DE

EJECUCION JUDICIAL DE ESTA SECCION JUDICIAL en fecha catorce

de diciembre de dos mil once, con relación a la causa

instruida contra el señor SANTOS CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ por

suponerlo responsable del delito de VIOLACION Y PORTACIÓN

ILEGAL DE ARMAS en perjuicio de la señora MILAGRO DANIELA

GARCIA VARELA Y LA SEGURIDAD INTERIOR DEL ESTADO DE HONDURAS.

CONSIDERANDO (2): Que la recurrente expone sucintamente como

relación de hechos que motivan la solicitud de Amparo lo

siguiente: “La presente causa inicia, mediante la

presentación de una solicitud de libertad condicional y

conmuta de pena de reclusión por pago en efectivo, presentada

ante el Juzgado de Ejecución de esta Sección Judicial de

Tegucigalpa por parte de SANTOS CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ, a

través de su Apoderada Legal, quien fue condenado a cumplir

una pena de doce (12) años de reclusión por el delito de:

VIOLACION en perjuicio de: MILAGRO DANIELA GARCIA VARELA y a

la pena de Tres años (3) por el delito de: PORTACION ILEGAL

DE ARMAS en perjuicio de la: SEGURIDAD INTERIOR DEL ESTADO DE

HONDURAS. En fecha 14 de diciembre del 2011, el Juzgado de

Ejecución dicta Sentencia Interlocutoria concediendo al

imputado los beneficios de libertad condicional y conmuta de

la pena de reclusión de tres (3) años por pago en efectivo.

El Ministerio Público no conforme con dicha resolución,


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

interpuso el Recurso de Apelación, siendo resuelto por la

Corte de Apelaciones de lo Penal del Departamento de

Francisco Morazán, en fecha 1 de febrero del 2012, mediante

la cual RESUELVE: PRIMERO: Declarar SIN LUGAR el Recurso de

Apelación interpuesto.- SEGUNDO: CONFIRMAR la resolución

dictada por el A-Quo. La recurrente estima vulnerados los

Artículos 82 y 90 de la Constitución de la República.

CONSIDERANDO (3): Que la censura, se origina en la

apreciación que el Tribunal de Alzada, verifica del contenido

del Artículo 35 del Código Penal relativo al Concurso de

delitos, según lo expresa la recurrente. Es decir no se ha

externado como tema de discusión la normativa de los

Artículos 61 y 76 del citado Código sustantivo, sino que la

controversia, según lo advierte la accionante, reside en el

caso particular de concurso real de delitos. Esta Sala estima

que no proceden los beneficios de libertad condicional y

conmuta de la pena, pues se burlaría, la acumulación material

y aritmética de las penas, que consiste en la aplicación

efectiva de las mismas a todos los delitos. De ahí que estima

que la resolución del Ad-Quem, quebranta las garantías

constitucionales del debido proceso (Artículo 90, párrafo 1º)

y el Principio de Legalidad al obviar lo establecido por el

Articulo 35b del Código Penal, el cual, sin ningún margen de

duda determina claramente la naturaleza del concurso real de

delitos. CONSIDERANDO (4): Que detectado el marco central de

la discusión y por ende la lesividad constitucional que se

invoca, esta Sala, para la solución de la presente acción de

Amparo, acoge algunos principios doctrinarios, atinentes al

caso en estudio, para poder estimar y concluir, hasta que


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

punto el planteamiento de la amparista, obedece o no, a una

posible interpretación precaria del Artículo 35 del Código

Penal por parte del Tribunal de Apelaciones y si con ello se

han infringido las garantías del Debido Proceso y Legalidad.

Al respecto conviene ilustrar que en el Artículo 35, libro

1º; Parte General de nuestra Ley Penal sustantiva. Titulo V,

capitulo II, concurren a juicio de esta Sala, tres elementos

concurrentes que engloban el tratamiento de las penas en

Concurso Real, formas y circunstancias en que deberán

cumplirse las penas respectivas a varios delitos, así: a) “Al

culpable de dos (2) o mas delitos se le impondrán todas las

penas correspondientes a las diversas infracciones.” b) “El

sentenciado cumplirá sus condenas simultáneamente, si fuere

posible. Cuando no lo fuere o si de ellos resulta ilusoria

alguna de las penas, las cumplirá sucesivamente, principiando

por las mayores, o sean las señaladas para los delitos más

graves”. Y, c) “Sin embargo la duración de las penas

acumuladas por varios delitos no excederán de treinta (30)

años.” En la obra LECCIONES DE DERECHO PENAL (Parte General),

el jurista Ignacio Berdugo Gómez de la Torre (Edición 1996),

recoge el espíritu del citado articulo al afirmar lo

siguiente: “Cuando un sujeto realiza varias acciones punibles

de las que se deriva la comisión de otras tantas

infracciones, se habla de concurso real …” Más adelante

agrega: “En la medida en que el concurso real supone la

comisión de varios delitos distintos, lógicos es pensar que

su autor va a ser castigado con la pena correspondiente a

cada uno de ellos, de manera que habrá que sumarlas hasta

hallar la pena total a cumplir.Esa es en efecto, una regla


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

básica de aplicación de las penas” (fin de la cita, página

258). Del Artículo trascrito y de la valoración doctrinaria,

se infiere que la limitante, en cuanto al condenado a dos o

más delitos es que la pena acumulada no exceda de treinta

años y por otro lado, el legislador en tutela de la

efectividad de las penas determinó la posibiidad, en defecto

de cumplimiento simultáneo de la condena, vale decir, que se

volviese ilusoria, que dichas penas se cumpliesen

sucesivamente principiando por las mayores o de delitos

graves. CONSIDERANDO (5): Que de lo anterior, fácilmente se

puede colegir, que las penas por la comisión de concurso real

de delitos, que le fueron impuestas en sentencia condenatoria

al señor SANTOS CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ, por la comisión del

delito de VIOLACION Y PORTACION ILEGAL DE ARMAS en perjuicio

de la señora MILAGRO DANIELA GARCIA VARELA Y LA SEGURIDAD

INTERIOR DEL ESTADO DE HONDURAS, RESPECTIVAMENTE DE DOCE

(12)AÑOS, Y TRES (3) AÑOS, que suman la pena concreta de

quince (15) años, no pueden ser susceptibles de los

beneficios de libertad condicional y conmuta, pues la

intención del legislador y autentico espíritu del Artículo

35 antes citado, en cuanto a la condena a varias infracciones

penales o concurso real, es que las mismas se cumplan

acumuladas, variando en lo concerniente a su cumplimiento

sucesivo de no poder hacerse en forma simultánea, de tal

manera que si la suma total de las penas de reclusión supera

los cinco años, el condenado no podrá solicitar el beneficio

de la conmuta. Otra interpretación comportaría un fraude de

Ley, inadmisible en un Estado de Derecho que concede ciertos

beneficios sustitutivos de las penas privativas de libertad


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

hasta un determinado límite en atención a la gravedad de los

hechos enjuiciados. En esta caso se establece como un techo

máximo el que la pena global aplicada, ya sea única o la que

resulte de sumar las impuestas por varias infracciones, no

supere los cinco (5) años de reclusión (vid. Articulo 61 No.2

del Código Penal), todo ello con la finalidad de lograr que

el primo-delincuente y con grandes posibilidades de

resocialización no se exponga a los efectos negativos que

derivarían de su puesta en prisión. Por consiguiente, el

fundamento del Ad-Quem, en su resolución, confirmando la del

Juzgado de Ejecución de Tegucigalpa, no es válida, basta

analizar que el Principio de Favor Libertatis o

favorecimiento del imputado, si bien, persigue que todos los

instrumentos procesales deben tender a la pronta restitución

de la libertad personal del imputado privado de ella, y

cuando exista oscuridad en la Ley; Sin embargo, conforme lo

expuesto por esta Sala y alegado por la reclamante, ello no

es aplicable en el caso del Condenado SANTOS CRISTOBAL GARCIA

VASQUEZ; toda vez, que el Artículo 35 del Código Penal, sin

ningún género de duda, ofrece y determina concretamente la

naturaleza del concurso real de delitos, es decir, el

mecanismo para hacerlas efectiva, describiendo la acumulación

de todas las penas, su cumplimiento simultáneo y en su caso

sucesivo y finalmente un límite al Ius puniendi que no exceda

de treinta años, salvo las excepciones que la ley establece.

En este marco referencial y aunque el A-Quo no lo haya

enunciado en su fallo condenatorio, debe entenderse en

garantía de la legalidad, que las penas, a las cuales se hizo

acreedor el señor SANTOS CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ, por la


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

comisión de los referidos ilícitos penales, en virtud de

generarse un concurso real de delitos envuelven y deben

percibirse como una sumatoria de dichas penas y desde ese

ángulo penal sustantivo que la precitada disposición de

libertad condicional y conmuta, por expreso contenido de

dicho precepto legal, no es pertinente la aplicación del

principio de Favor Libertatis, soporte básico al cual

recurrió el Tribunal de Apelaciones al tomar decisión

censurada. CONSIDERANDO (6): Que por las razones expuestas, a

criterio de esta Sala de lo Constitucional, el fallo

censurado, quebranta las Garantías Constitucionales

reclamadas por el amparista, pues no se está juzgando con las

formalidades, derechos y garantías que franquea la Ley,

básicamente nuestra legislación penal vigente y asimismo la

garantía de Legalidad, al sustraerse al condenado del

espíritu punitivo del concurso real de delitos con la

indebida pretensión de los beneficios de libertad condicional

y conmuta, en tal virtud, esta Sala deviene obligada por

imperio de la Ley, a otorgar la presente acción

constitucional de Amparo. POR TANTO: La Sala de lo

Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, como

intérprete último y definitivo de la Constitución de la

República, en nombre del Estado de Honduras, por unanimidad

de votos, haciendo aplicación de los Artículos 1, 90 párrafo

1º, 183, 303, 304, 313 No.5, 316 de la Constitución de la

República; 8 de la Declaración Universal de los Derechos

Humanos; 8 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos

Humanos; 18 de la Declaración Americana de Derechos y Deberes

del Hombre; 1 y 78 No. 5 de la Ley de Organización y


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

Atribuciones de los Tribunales; 35, 61 No.2, 76 del Código

Penal; 1, 2, 3 No. 2, 5, 7, 9 No.2, 41, 56 y 63 de la Ley

Sobre Justicia Constitucional, FALLA: OTORGAR la Garantía

Constitucional de Amparo de que se ha hecho mérito. Y MANDA:

Que con certificación de esta sentencia se devuelvan los

antecedentes al Tribunal de su procedencia para los efectos

legales consiguientes. REDACTO EL MAGISTRADO LOZANO URBINA.

NOTIFIQUESE. Firma y Sello. LIDIA ESTELA CARDONA PADILLA;

PRESIDENTA DE LA SALA DE LO CONSTITUCIONAL. SILVIA TRINIDAD

SANTOS MONCADA. VICTOR MANUEL LOZANO URBINA. JOSE ELMER

LIZARDO CARRANZA. RAUL ANTONIO HENRIQUEZ INTERIANO. Firma y

Sello. DANIEL ARTURO SIBRIAN BUESO. SECRETARIO DE LA SALA

CONSTITUCIONAL".

Extendida en la ciudad de Tegucigalpa, Municipio del Distrito

Central, el veinticuatro de enero de dos mil catorce,

certificación de la resolución de fecha nueve de diciembre de

dos mil trece, recaída en el Recurso de Amparo Penal

No.506=2012.

DANIEL ARTURO SIBRIAN BUESO


SECRETARIO DE LA SALA CONSTITUCIONAL
Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

“CERTIFICACION: El Infrascrito Secretario de la Sala

Constitucional de la Corte Suprema de Justicia CERTIFICA: la

sentencia que literalmente dice: “CORTE SUPREMA DE JUSTICIA.

SALA DE LO CONSTITUCIONAL. Tegucigalpa, Municipio del

Distrito Central, nueve de diciembre del dos mil trece.

VISTO: Para dictar sentencia el Recurso de Amparo interpuesto

por la Abogada YULIBETH GARAY HERNÁNDEZ, en su condición de

Fiscal del Ministerio Público, a favor del ESTADO DE

HONDURAS, contra la sentencia dictada por la Corte de

Apelaciones de lo Penal de Francisco Morazán, en fecha uno de

febrero de dos mil doce, que declara sin lugar el Recurso de

Apelación interpuesto contra la resolución dictada por el

Juzgado de Ejecución de la Sección Judicial de Tegucigalpa,

Francisco Morazán, en fecha catorce de diciembre de dos mil

once, en relación a la causa instruida contra el señor SANTOS

CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ por suponerlo responsable de los

delitos de VIOLACION Y PORTACION ILEGAL DE ARMAS en perjuicio

de la señora MILAGRO DANIELA GARCIA VARELA Y LA SEGURIDAD

INTERIOR DEL ESTADO DE HONDURAS, respectivamente. Estima la

recurrente que con dicha resolución se violentan los derechos

consignados en los Artículos 82 y 90 de la Constitución de la

República. ANTECEDENTES. 1) Que en fecha ocho de diciembre de

dos mil once, compareció ante el Juzgado de Ejecución de

la Sección Judicial de Tegucigalpa, Francisco Morazán, el

señor SANTOS CRSITOBAL GARCIA VASQUEZ, en su condición

personal de recluso, solicitando el beneficio de libertad

condicional y conmuta de la pena en efectivo, por los delitos


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

que fue condenado de VIOLACION Y PORTACION ILEGAL DE ARMAS.

(Folios 19 al 21 de los antecedentes). 2) Que en fecha

catorce de diciembre de dos mil once, el referido Juzgado

celebró la Audiencia en la solicitud de Libertad Condicional

y Conmuta de Pena de Reclusión por pago en efectivo, en la

causa instruida contra el señor SANTOS CRISTOBAL GARCIA

VASQUEZ, por los delitos de VIOLACION Y PORTACION ILEGAL DE

ARMAS, en la cual, declaró con lugar la solicitud de libertad

condicional a favor del referido imputado, imponiendo la

medida de seguridad de libertad vigilada, y también con lugar

la solicitud de conmuta de pena por pago en efectivo, fijando

como cantidad la de diez mil novecientos cincuenta lempiras

(Lps. 10,950.00) (Folios 33 al 35 de los antecedentes). 3)

Que en fecha uno de febrero de dos mil doce, la Corte de

Apelaciones de lo Penal de Francisco Morazán, resolvió

declarar sin lugar el Recurso de Apelación interpuesto por la

abogada VILMA LUCIA ARIAS LAINEZ, en su condición de Fiscal

del Ministerio Público y en consecuencia confirmó la

resolución dictada por el A-Quo en fecha catorce de diciembre

de dos mil once. (Folios 60 al 64 de los antecedentes). 4) La

recurrente Abogada YULIBETH GARAY HERNANDEZ, compareció ante

este Tribunal, en fecha veintiséis de junio de dos mil doce,

interponiendo acción de Amparo a favor del ESTADO DE

HONDURAS, por considerar que la decisión del Ad-Quem de fecha

uno de febrero de dos mil doce, es violatoria de los derechos

consagrados en los Artículos 82 y 90 de la Constitución de la

República. Teniendo la Sala por formalizado en tiempo y forma

el recurso, en fecha tres de septiembre de dos mil doce,

omitiéndose la vista al Fiscal del Despacho de conformidad a


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

lo establecido por el Artículo 37 de la Ley del Ministerio

Público. CONSIDERANDO (1): Que se conoce el Recurso de Amparo

Penal interpuesto por la Abogada YULIBETH GARAY HERNANDEZ

quien actúa en su condición de Fiscal del Ministerio Público,

a favor del ESTADO DE HONDURAS, contra la resolución dictada

por la CORTE DE APELACIONES DE LO PENAL DE LO PENAL DE

FRANCISCO MORAZAN, en fecha uno de febrero de dos mil doce,

que confirma la resolución dictada por el JUZGADO DE

EJECUCION JUDICIAL DE ESTA SECCION JUDICIAL en fecha catorce

de diciembre de dos mil once, con relación a la causa

instruida contra el señor SANTOS CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ por

suponerlo responsable del delito de VIOLACION Y PORTACIÓN

ILEGAL DE ARMAS en perjuicio de la señora MILAGRO DANIELA

GARCIA VARELA Y LA SEGURIDAD INTERIOR DEL ESTADO DE HONDURAS.

CONSIDERANDO (2): Que la recurrente expone sucintamente como

relación de hechos que motivan la solicitud de Amparo lo

siguiente: “La presente causa inicia, mediante la

presentación de una solicitud de libertad condicional y

conmuta de pena de reclusión por pago en efectivo, presentada

ante el Juzgado de Ejecución de esta Sección Judicial de

Tegucigalpa por parte de SANTOS CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ, a

través de su Apoderada Legal, quien fue condenado a cumplir

una pena de doce (12) años de reclusión por el delito de:

VIOLACION en perjuicio de: MILAGRO DANIELA GARCIA VARELA y a

la pena de Tres años (3) por el delito de: PORTACION ILEGAL

DE ARMAS en perjuicio de la: SEGURIDAD INTERIOR DEL ESTADO DE

HONDURAS. En fecha 14 de diciembre del 2011, el Juzgado de

Ejecución dicta Sentencia Interlocutoria concediendo al

imputado los beneficios de libertad condicional y conmuta de


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

la pena de reclusión de tres (3) años por pago en efectivo.

El Ministerio Público no conforme con dicha resolución,

interpuso el Recurso de Apelación, siendo resuelto por la

Corte de Apelaciones de lo Penal del Departamento de

Francisco Morazán, en fecha 1 de febrero del 2012, mediante

la cual RESUELVE: PRIMERO: Declarar SIN LUGAR el Recurso de

Apelación interpuesto.- SEGUNDO: CONFIRMAR la resolución

dictada por el A-Quo. La recurrente estima vulnerados los

Artículos 82 y 90 de la Constitución de la República.

CONSIDERANDO (3): Que la censura, se origina en la

apreciación que el Tribunal de Alzada, verifica del contenido

del Artículo 35 del Código Penal relativo al Concurso de

delitos, según lo expresa la recurrente. Es decir no se ha

externado como tema de discusión la normativa de los

Artículos 61 y 76 del citado Código sustantivo, sino que la

controversia, según lo advierte la accionante, reside en el

caso particular de concurso real de delitos. Esta Sala estima

que no proceden los beneficios de libertad condicional y

conmuta de la pena, pues se burlaría, la acumulación material

y aritmética de las penas, que consiste en la aplicación

efectiva de las mismas a todos los delitos. De ahí que estima

que la resolución del Ad-Quem, quebranta las garantías

constitucionales del debido proceso (Artículo 90, párrafo 1º)

y el Principio de Legalidad al obviar lo establecido por el

Articulo 35b del Código Penal, el cual, sin ningún margen de

duda determina claramente la naturaleza del concurso real de

delitos. CONSIDERANDO (4): Que detectado el marco central de

la discusión y por ende la lesividad constitucional que se

invoca, esta Sala, para la solución de la presente acción de


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

Amparo, acoge algunos principios doctrinarios, atinentes al

caso en estudio, para poder estimar y concluir, hasta que

punto el planteamiento de la amparista, obedece o no, a una

posible interpretación precaria del Artículo 35 del Código

Penal por parte del Tribunal de Apelaciones y si con ello se

han infringido las garantías del Debido Proceso y Legalidad.

Al respecto conviene ilustrar que en el Artículo 35, libro

1º; Parte General de nuestra Ley Penal sustantiva. Titulo V,

capitulo II, concurren a juicio de esta Sala, tres elementos

concurrentes que engloban el tratamiento de las penas en

Concurso Real, formas y circunstancias en que deberán

cumplirse las penas respectivas a varios delitos, así: a) “Al

culpable de dos (2) o mas delitos se le impondrán todas las

penas correspondientes a las diversas infracciones.” b) “El

sentenciado cumplirá sus condenas simultáneamente, si fuere

posible. Cuando no lo fuere o si de ellos resulta ilusoria

alguna de las penas, las cumplirá sucesivamente, principiando

por las mayores, o sean las señaladas para los delitos más

graves”. Y, c) “Sin embargo la duración de las penas

acumuladas por varios delitos no excederán de treinta (30)

años.” En la obra LECCIONES DE DERECHO PENAL (Parte General),

el jurista Ignacio Berdugo Gómez de la Torre (Edición 1996),

recoge el espíritu del citado articulo al afirmar lo

siguiente: “Cuando un sujeto realiza varias acciones punibles

de las que se deriva la comisión de otras tantas

infracciones, se habla de concurso real …” Más adelante

agrega: “En la medida en que el concurso real supone la

comisión de varios delitos distintos, lógicos es pensar que

su autor va a ser castigado con la pena correspondiente a


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

cada uno de ellos, de manera que habrá que sumarlas hasta

hallar la pena total a cumplir.Esa es en efecto, una regla

básica de aplicación de las penas” (fin de la cita, página

258). Del Artículo trascrito y de la valoración doctrinaria,

se infiere que la limitante, en cuanto al condenado a dos o

más delitos es que la pena acumulada no exceda de treinta

años y por otro lado, el legislador en tutela de la

efectividad de las penas determinó la posibiidad, en defecto

de cumplimiento simultáneo de la condena, vale decir, que se

volviese ilusoria, que dichas penas se cumpliesen

sucesivamente principiando por las mayores o de delitos

graves. CONSIDERANDO (5): Que de lo anterior, fácilmente se

puede colegir, que las penas por la comisión de concurso real

de delitos, que le fueron impuestas en sentencia condenatoria

al señor SANTOS CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ, por la comisión del

delito de VIOLACION Y PORTACION ILEGAL DE ARMAS en perjuicio

de la señora MILAGRO DANIELA GARCIA VARELA Y LA SEGURIDAD

INTERIOR DEL ESTADO DE HONDURAS, RESPECTIVAMENTE DE DOCE

(12)AÑOS, Y TRES (3) AÑOS, que suman la pena concreta de

quince (15) años, no pueden ser susceptibles de los

beneficios de libertad condicional y conmuta, pues la

intención del legislador y autentico espíritu del Artículo

35 antes citado, en cuanto a la condena a varias infracciones

penales o concurso real, es que las mismas se cumplan

acumuladas, variando en lo concerniente a su cumplimiento

sucesivo de no poder hacerse en forma simultánea, de tal

manera que si la suma total de las penas de reclusión supera

los cinco años, el condenado no podrá solicitar el beneficio

de la conmuta. Otra interpretación comportaría un fraude de


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

Ley, inadmisible en un Estado de Derecho que concede ciertos

beneficios sustitutivos de las penas privativas de libertad

hasta un determinado límite en atención a la gravedad de los

hechos enjuiciados. En esta caso se establece como un techo

máximo el que la pena global aplicada, ya sea única o la que

resulte de sumar las impuestas por varias infracciones, no

supere los cinco (5) años de reclusión (vid. Articulo 61 No.2

del Código Penal), todo ello con la finalidad de lograr que

el primo-delincuente y con grandes posibilidades de

resocialización no se exponga a los efectos negativos que

derivarían de su puesta en prisión. Por consiguiente, el

fundamento del Ad-Quem, en su resolución, confirmando la del

Juzgado de Ejecución de Tegucigalpa, no es válida, basta

analizar que el Principio de Favor Libertatis o

favorecimiento del imputado, si bien, persigue que todos los

instrumentos procesales deben tender a la pronta restitución

de la libertad personal del imputado privado de ella, y

cuando exista oscuridad en la Ley; Sin embargo, conforme lo

expuesto por esta Sala y alegado por la reclamante, ello no

es aplicable en el caso del Condenado SANTOS CRISTOBAL GARCIA

VASQUEZ; toda vez, que el Artículo 35 del Código Penal, sin

ningún género de duda, ofrece y determina concretamente la

naturaleza del concurso real de delitos, es decir, el

mecanismo para hacerlas efectiva, describiendo la acumulación

de todas las penas, su cumplimiento simultáneo y en su caso

sucesivo y finalmente un límite al Ius puniendi que no exceda

de treinta años, salvo las excepciones que la ley establece.

En este marco referencial y aunque el A-Quo no lo haya

enunciado en su fallo condenatorio, debe entenderse en


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

garantía de la legalidad, que las penas, a las cuales se hizo

acreedor el señor SANTOS CRISTOBAL GARCIA VASQUEZ, por la

comisión de los referidos ilícitos penales, en virtud de

generarse un concurso real de delitos envuelven y deben

percibirse como una sumatoria de dichas penas y desde ese

ángulo penal sustantivo que la precitada disposición de

libertad condicional y conmuta, por expreso contenido de

dicho precepto legal, no es pertinente la aplicación del

principio de Favor Libertatis, soporte básico al cual

recurrió el Tribunal de Apelaciones al tomar decisión

censurada. CONSIDERANDO (6): Que por las razones expuestas, a

criterio de esta Sala de lo Constitucional, el fallo

censurado, quebranta las Garantías Constitucionales

reclamadas por el amparista, pues no se está juzgando con las

formalidades, derechos y garantías que franquea la Ley,

básicamente nuestra legislación penal vigente y asimismo la

garantía de Legalidad, al sustraerse al condenado del

espíritu punitivo del concurso real de delitos con la

indebida pretensión de los beneficios de libertad condicional

y conmuta, en tal virtud, esta Sala deviene obligada por

imperio de la Ley, a otorgar la presente acción

constitucional de Amparo. POR TANTO: La Sala de lo

Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, como

intérprete último y definitivo de la Constitución de la

República, en nombre del Estado de Honduras, por unanimidad

de votos, haciendo aplicación de los Artículos 1, 90 párrafo

1º, 183, 303, 304, 313 No.5, 316 de la Constitución de la

República; 8 de la Declaración Universal de los Derechos

Humanos; 8 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.

Humanos; 18 de la Declaración Americana de Derechos y Deberes

del Hombre; 1 y 78 No. 5 de la Ley de Organización y

Atribuciones de los Tribunales; 35, 61 No.2, 76 del Código

Penal; 1, 2, 3 No. 2, 5, 7, 9 No.2, 41, 56 y 63 de la Ley

Sobre Justicia Constitucional, FALLA: OTORGAR la Garantía

Constitucional de Amparo de que se ha hecho mérito. Y MANDA:

Que con certificación de esta sentencia se devuelvan los

antecedentes al Tribunal de su procedencia para los efectos

legales consiguientes. REDACTO EL MAGISTRADO LOZANO URBINA.

NOTIFIQUESE. Firma y Sello. LIDIA ESTELA CARDONA PADILLA;

PRESIDENTA DE LA SALA DE LO CONSTITUCIONAL. SILVIA TRINIDAD

SANTOS MONCADA. VICTOR MANUEL LOZANO URBINA. JOSE ELMER

LIZARDO CARRANZA. RAUL ANTONIO HENRIQUEZ INTERIANO. Firma y

Sello. DANIEL ARTURO SIBRIAN BUESO. SECRETARIO DE LA SALA

CONSTITUCIONAL". Extendida en la ciudad de Tegucigalpa,

Municipio del Distrito Central, el veinticuatro de enero de

dos mil catorce, certificación de la resolución de fecha

nueve de diciembre de dos mil trece, recaída en el Recurso de

Amparo Penal No.506=2012. Firma y Sello. DANIEL ARTURO

SIBRIAN BUESO.-SECRETARIO DE LA SALA CONSTITUCIONAL.-


Certificacion de la Resolución recaída en el AP 506-2012 en fecha 09 de Diciembre de 2013.