Вы находитесь на странице: 1из 7

FORO DE ACTUALIDAD 157

LATINOAMÉRICA

LEY DE INSOLVENCIA Y REEMPRENDIMIENTO CHILENA

Ley de Insolvencia y Reemprendimiento chilena The Chilean Insolvency and Entrepreneurship Act
La Ley de Insolvencia y Reemprendimiento, Ley N° 20.720, es la The Insolvency and Entrepreneurship Act, Act N° 20.720, is the new
nueva y moderna institucionalidad concursal chilena. En ella subya- and modern Chilean bankruptcy regulatory framework. Within its
ce la intención del legislador de promover, por un lado, el salvataje de content lays the intention of the Chilean Congress in order to pro-
las empresas y proyectos que puedan razonablemente ser viables y, mote, on the one hand, the rescue of companies and projects which
por otro, la liquidación eficaz y eficiente de aquellas que no puedan may reasonable be saved and, on the other, the effective and efficient
serlo. En ese sentido, el legislador concursal se ha preocupado, ade- liquidation of those that may not. To that respect, the new bankruptcy
más, de establecer garantías de debido proceso y mecanismos prácti- framework has also established due process of law and other more
cos puntuales que permitan al deudor ejercer sus derechos en forma practical mechanisms in order to allow the debtor to exercise its rights
apropiada y no ver desmejorada su situación en forma innecesaria, in an appropriate fashion without imposing unnecessary burdens
habida cuenta de la finalidad última de los procesos concursales. considering the true purpose behind bankruptcy procedures.

PALABRAS CLAVE KEY WORDS


Insolvencia, Reemprendimiento, Procedimiento concursal, Insolvency, Entrepreneurship, Bankruptcy procedure, Revocation
Acciones revocatorias, Quiebra. remedies, Bankruptcy.

Fecha de recepción: 15-9-2015 Fecha de aceptación: 15-10-2015

INTRODUCCIÓN español; y (iii) la Resolución 52/158 de la Comisión


de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil
El 9 de enero del año 2014 se publicó en el Diario Internacional («UNCITRAL»), que creó la conocida
Oficial la Ley N.° 20.720, que «Sustituye el régimen Ley Modelo sobre Insolvencia Transfronteriza.
concursal vigente por una ley de reorganización y liqui-
Sin perjuicio de lo anterior y de cambios de mayor
dación de empresas y personas, y perfecciona el rol de
entidad que ya revisaremos, por lo pronto, la LIR
la Superintendencia del ramo». Se mantuvo en un
implicó modificar las nomenclaturas utilizadas en
período de vacancia legal por 9 meses y entró en
Chile en relación con el Derecho concursal. La más
vigencia el 10 de octubre del mismo año.
notable de aquellas modificaciones ha sido realiza-
Como su extenso título adelanta, la nueva Ley de da, intencionalmente, para erradicar la connotación
Insolvencia y Reemprendimiento («LIR») supuso negativa de aquella persona, fuera ésta jurídica o
un reemplazo total al régimen concursal otrora natural, respecto de la cual se iniciaba un procedi-
vigente en Chile. La LIR entró en vigencia en octu- miento concursal y que terminológicamente era
bre del año recién pasado y, a menos de un año conocido como fallido y que, hoy por hoy, pasa a
desde dicho hito, bien vale la pena revisar somera- denominarse empresa deudora o deudor, respectiva-
mente las principales innovaciones que el mentado mente.
cuerpo normativo ha significado para nuestro orde-
A juicio del legislador, el nuevo régimen concursal
namiento jurídico.
debía impulsar la noción que la insolvencia de
En primer término, es preciso advertir al lector que, empresas o personas naturales es una realidad con-
en nuestra opinión, las instituciones concursales natural a la existencia de una economía de mercado
actualmente vigentes no representan un distancia- y, en aras de promover el emprendimiento y no cas-
miento profundo de las instituciones típicamente tigar a aquellos que fracasaban —como inevitable-
concursales existentes en Derecho comparado. mente muchos han de hacerlo—, se hizo un esfuer-
zo para comenzar a remover el estigma que
En efecto, el legislador nacional tuvo a la vista, al
significaba la quiebra, cuyo punto de partida más
momento de pensar el nuevo Derecho concursal
básico fue la modificación de las nomenclaturas
chileno, (i) la Ley N.° 1564 del año 2012 que regu-
concursales.
la el Código General del Proceso en Colombia ; (ii)
la Ley N.° 22/2003, Concursal, y sus modificacio- Junto a ese cambio y muchos otros, la intención
nes al interior del ordenamiento jurídico concursal clara del legislador concursal ha sido promover la

26325_ActJURIDICA_41.indd 157 10/12/15 14:44


158 Actualidad Jurídica Uría Menéndez / 41-2015 / 157-163

idea de reorganización de emprendimientos que a su domicilio. A continuación y mediando un cer-


fueran viables a largo plazo y, por cierto, fomentar tificado de nominación emanado de la Superinten-
la rehabilitación de emprendedores que, habiendo dencia de Insolvencia y Reemprendimiento
fracasado en un proyecto en particular, pudiesen («Superintendencia»), el tribunal designará a un
continuar participando del tráfico económico con veedor titular y uno suplente.
alguna nueva iniciativa.
La empresa deudora deberá presentar ante la
Para que nuestro análisis sea abarcable y delimita- Superintendencia un certificado emitido por un
do, hemos optado por enfocarlo en dos grandes auditor independiente que deberá contener un
instituciones concursales de la LIR. En primer estado de sus deudas, la individualización de sus
lugar, el Procedimiento Concursal de Reorganiza- acreedores, la naturaleza de los respectivos títulos y
ción («PCR») y, en segundo lugar, el Procedimiento del monto de sus créditos, indicando el porcentaje
Concursal de Liquidación («PCL»). que cada uno representa en total del pasivo, con
Dentro de cada uno de estos procedimientos hemos expresión de los tres mayores acreedores y con
destacado aquellas temáticas que se encuentran exclusión de las denominadas personas relaciona-
revestidas de mayor importancia práctica o que han das del deudor.
sido objeto de particulares innovaciones por parte En la misma resolución en que el tribunal designa
del legislador nacional. A continuación y atendido al veedor, conocida como Resolución de Reorgani-
su carácter común a los procedimientos que se revi- zación, se decretará el inicio de la Protección Finan-
sarán, analizaremos la nueva regulación de las ciera Concursal («PFC»), institución que analizare-
acciones revocatorias concursales y, por último, mos en forma independiente más adelante, habida
finalizaremos con algunas reflexiones en torno a la cuenta de su importancia práctica y de sus impor-
mayor o menor conveniencia del nuevo régimen tantes efectos jurídicos.
concursal chileno.
Por su parte, desde que se les notifique la Resolu-
ción de Reorganización, los acreedores tendrán pla-
PCR zo para verificar sus créditos ante el tribunal. En
dicho acto, los acreedores señalarán si sus créditos
El PCR es asimilable al antiguo sistema de conve- se encuentran garantizados con prenda o hipoteca
nios que existía en el Derecho concursal chileno. Se y el avalúo comercial de los bienes sobre los que
encuentra regulado en el capítulo III de la LIR y se recaen las garantías.
aplica exclusivamente a las empresas deudoras. Una vez que se consolide un listado omnicompren-
Desde su concepción, el objetivo del PCR «(…) es sivo de los créditos y de su naturaleza, los créditos
hacer prevalecer el régimen de salvataje institucional y el avalúo comercial de los bienes sobre los que
por sobre el esquema liquidatorio predominante, cam- recaen las garantías quedarán reconocidos.
biando el eje desde la extinción empresarial a la reorga- Ahora bien, si los créditos o el avalúo comercial de
nización eficiente» (Mensaje Presidencial; punto V los bienes que los garantizan son objetados, se ini-
N.° 3). cia un procedimiento de impugnación de créditos,
En ese sentido, según ha sido señalado por la doc- controversia que será zanjada en una única audien-
trina especializada, su objetivo concreto es que las cia citada por el tribunal al efecto. El tribunal
empresas deudoras propongan «(…) a sus acreedo- podrá decretar la incorporación o modificación de
res distintas fórmulas de reestructuración, tanto de sus los créditos o del avalúo comercial de los bienes
pasivos como de sus activos, para el pago de sus obliga- sobre los que recaen las garantías, y su decisión es
ciones» (N. Contador Rosales y C. Palacios Vergara, apelable sin suspender los efectos de lo resuelto
Procedimientos concursales, Colección de Tratados y por el tribunal.
Manuales, Santiago, 2015, p. 53).

Junta de Acreedores
Inicio del procedimiento
Con créditos y avalúos comerciales reconocidos, el
Exento de mayores formalidades, el inicio del PCR procedimiento avanza hacia la celebración de la
surge de una solicitud realizada por la misma Junta de Acreedores, que estará llamada a conocer y
empresa deudora ante el tribunal correspondiente pronunciarse respecto de la propuesta de Acuerdo

26325_ActJURIDICA_41.indd 158 10/12/15 14:44


FORO DE ACTUALIDAD 159

de Reorganización Judicial («Acuerdo»). El Acuerdo dicho tribunal lisa y llanamente dicte la resolución
se traduce en diversas formas de reestructuración de liquidación de la empresa deudora. La situación
de los pasivos y activos de la empresa deudora y se descrita es lo que se conoce como impugnación del
realiza con el único propósito de obtener el consen- Acuerdo de Reorganización Judicial.
timiento de los acreedores para lograr modificar el
estado de endeudamiento e insolvencia que afecta
a la empresa deudora, de forma tal que esta pueda, Acuerdo de Reorganización Judicial
en la medida que el Acuerdo sea aceptado, retomar
sus operaciones y continuar participando en el La entrada en vigencia propiamente tal del Acuerdo
mercado de bienes y servicios en forma normal. implica el transcurso del plazo para impugnarlo,
sin que, por supuesto, lo haya sido, o en el caso en
La LIR admite la posibilidad de separar la propues-
que hubiera sido impugnado, las impugnaciones
ta según clases o categorías de acreedores y, de esta
hayan sido rechazadas. Una vez iniciada su vigen-
forma, se podrá formular una propuesta para acree-
cia, algunos de los efectos del Acuerdo aprobado
dores valistas y otra para acreedores hipotecarios y
que podemos destacar comienzan por advertir que
prendarios. Esta solución legislativa vino a subsa-
este obliga a la empresa deudora y a todos los
nar una situación fáctica que se generaba bajo la
acreedores de cada clase o categoría, hayan o no con-
vigencia del régimen concursal antiguo.
currido a la Junta de Acreedores que lo acordó.
En efecto, con anterioridad a la entrada en vigencia
Por otro lado, el rechazo de los acreedores a la pro-
de la LIR, la ley concursal indicaba que si los acree-
puesta realizada por la empresa deudora, en princi-
dores prendarios o hipotecarios votaban una pro-
pio, obligará al tribunal para que, de oficio, dicte la
posición de Convenio Judicial, estos perderían sus
Resolución de Liquidación. Decimos en principio,
preferencias para el pago de sus créditos garantiza-
ya que nada impide que, respetando ciertos quó-
dos y, por lo mismo, se decía que los convenios
rums, los acreedores autoricen a la empresa deudo-
eran solamente de acreedores valistas.
ra para reformular su propuesta de reorganización.
Pero esto que era así, según el tenor literal de la ley, En caso de que la empresa deudora no presente
cedía ante la fuerza de los hechos, pues las negocia- una nueva propuesta, el tribunal dictará la mentada
ciones para acordar un convenio necesariamente resolución.
debían contar informalmente con el consentimien-
No ha escapado a la doctrina nacional que la posi-
to de los acreedores garantizados. De lo contrario,
bilidad que tendrá la empresa deudora de conven-
si estos no estaban de acuerdo con lo que se acor-
cer a sus acreedores sobre la conveniencia de su
daba, ejecutarían sus garantías y, entonces, los con-
propuesta mediante la presentación de una nueva
venios, indirecta e inexorablemente, perderían su
es «(…) una de las innovaciones que contiene esta ley,
propósito.
respecto de la llamada declaración refleja de liquida-
Ahondando un poco más en la propuesta realizada ción, que se verifica por el rechazo de la propuesta de
por la empresa deudora a los acreedores, vale la reorganización» (N. Contador Rosales y C. Palacios
pena destacar la posibilidad de establecer diferen- Vergara, Procedimientos concursales, Colección de
cias entre acreedores de igual clase o categoría, Tratados y Manuales, Santiago, 2015, p. 129).
medida expresamente permitida por la LIR sobre la
base de que se obtenga la aprobación de los dos
tercios del pasivo con derecho a voto verificado y/o Nulidad e incumplimiento del Acuerdo
reconocido, calculado, para esta particular acción,
sobre el monto de los créditos de los acreedores Frente a un Acuerdo aprobado aún persisten dos
que pertenecen a la misma clase o categoría, pero situaciones que cabe analizar: primero, la posibili-
con exclusión de los acreedores potencialmente dad de que este sea anulado y, en segundo término,
beneficiados. las acciones que emanan de su eventual incumpli-
miento.
La LIR a su vez establece una facultad para los
acreedores a quienes alcanza el acuerdo para que, En relación a la nulidad del Acuerdo, existen causa-
dentro de cierto plazo, puedan solicitarle al tribu- les taxativas en la LIR que consisten en (i) la oculta-
nal, fundamentándose en causales específicas seña- ción del activo de la empresa deudora, que implica
ladas por la misma LIR, que se deje sin efecto el una omisión intencional de incluir bienes en con-
acuerdo e, incluso, bajo ciertos supuestos, para que travención a lo expresamente señalado por la LIR; y

26325_ActJURIDICA_41.indd 159 10/12/15 14:44


160 Actualidad Jurídica Uría Menéndez / 41-2015 / 157-163

(ii) la exageración del pasivo, que no es otra cosa Un efecto de la PFC cuya importancia práctica
que la alteración de los montos que se adeudan. merece ser destacada es aquel generado frente a los
actos y contratos suscritos por el deudor que man-
La acción de nulidad prescribe en un año contado
tendrán su vigencia y condiciones de pago de for-
desde la fecha en que haya comenzado la vigencia
ma tal que no será posible aducir el inicio del Pro-
del Acuerdo, su declaración extinguirá de pleno
derecho las cauciones que garanticen el Acuerdo y cedimiento de Reorganización para dar término
el mismo tribunal que la declare deberá dictar la anticipado a los contratos o ejecutar las garantías
Resolución de Liquidación. Todo lo anterior, sin otorgadas en ellos.
perjuicio de la responsabilidad en sede penal que Ahora bien, ya ha sido objeto de controversia la
eventualmente sea atribuible al deudor. mayor o menor amplitud interpretativa que pueda
Por su parte, y como es natural, la acción de otorgársele a la disposición que establece el efecto
incumplimiento se origina por la inobservancia de en comento. El tenor literal de la norma es que los
las estipulaciones del Acuerdo o, incluso, para el contratos no podrán terminarse anticipadamente en
caso en que se hubiera agravado el mal estado de forma unilateral, exigirse anticipadamente su cumpli-
los negocios de la empresa deudora y de ello se miento o hacerse efectivas las garantías contratadas,
tema un perjuicio para los acreedores. invocando como causal el inicio de un Procedimiento
Concursal de Reorganización, y de dicha literalidad
Para el caso formal de incumplimiento del Acuer- bien puede argumentarse, como de hecho ha ocu-
do, y por una sola vez, la empresa deudora podrá rrido, que si las partes acuerdan con anterioridad
todavía cumplir dentro de cierto plazo que se le que dicho inicio causará el término del contrato,
otorgará al efecto. Las acciones de incumplimiento entonces este efecto no es unilateral, sino que es el
prescriben en el plazo de un año desde el incum- fruto del consentimiento mutuo de ambas partes.
plimiento propiamente tal y su declaración no
extingue las cauciones que garanticen el Acuerdo, Parece probable que la cuestión se zanje definitiva-
lo que es de suyo si se tiene presente que estas exis- mente acogiendo aquella interpretación que sea
ten, precisamente, para asegurar el cumplimiento más favorable al deudor, habida cuenta del espíritu
de este. de la actual legislación concursal, sin perjuicio de
lo cual habrá de estarse a los pronunciamientos
emanados de aquellos tribunales que deban cono-
PFC cer de algún caso en concreto para ver de qué for-
ma decantará esta controversia.
Como habíamos mencionado con antelación, la
Resolución de Reorganización marcará el comienzo
de la PFC. El objetivo de esta institución, en total PCL
armonía con el propósito del legislador de promo-
ver la reestructuración empresarial sobre su liqui- Corresponde analizar el PCL que se encuentra
dación, no es otro que salvaguardar la posición regulado en el capítulo IV de la LIR y que, a gran-
negociadora de la empresa deudora para que pueda des rasgos, se diferencia notablemente del antiguo
iniciar tratativas con la masa a fin de alcanzar un régimen concursal vigente en nuestro país, en
Acuerdo satisfactorio sin que coetáneamente deba cuanto a la incorporación de principios procesales
enfrentar cobros o procedimientos ejecutivos que asociados al debido proceso y que, por circunstan-
puedan impactar su eficiencia y eficacia productiva. cias históricas de la génesis del régimen anterior,
no se contemplaban y cuya consecuente necesaria
Específicamente, la PFC confiere un plazo, prorro- incorporación la práctica había evidenciado tiempo
gable, dentro del cual (i) no podrá declararse ni atrás.
iniciarse en contra de la empresa deudora el Proce-
dimiento Concursal de Liquidación; (ii) no podrán En concreto, la antigua Ley de Quiebras adolecía de
iniciarse contra la empresa deudora juicios ejecuti- serias falencias en la batería de defensas que le pro-
vos, ejecuciones de cualquier clase o restituciones porcionaba al fallido, que las más de las veces eran
en juicio de arrendamiento; y (iii) se suspenderá la consideradas inexistentes. Por otro lado, el procedi-
tramitación de los procedimientos anteriores, en miento concursal antiguo contemplaba redundan-
concordancia con lo cual, los plazos de prescrip- cias e ineficiencias procedimentales que el legislador
ción extintiva se suspenderán durante todo el ha pretendido remediar con el nuevo PCL, en parti-
período que dure la PFC. cular en lo referente a la realización de los activos.

26325_ActJURIDICA_41.indd 160 10/12/15 14:44


FORO DE ACTUALIDAD 161

Cabe mencionar que la LIR mantiene la institución (ii) Allanarse a la demanda, en cuyo caso el tri-
de la liquidación voluntaria, que es sustancialmen- bunal procederá a dictar la Resolución de Liqui-
te similar a la antigua solicitud de quiebra del deu- dación.
dor calificado.
(iii) Acogerse expresamente al PCR: esta opción
En su momento, la denominación de deudor califica- representa una innovación diseñada con el
do era el término acuñado por la comunidad jurídica objeto que el deudor pueda detener el procedi-
nacional a aquella categoría de deudores establecida miento de liquidación, que en su esencia supo-
en el artículo 41.º de la antigua Ley de Quiebras que, ne dar por fracasado su emprendimiento y, de
sobre la base de la actividad económica que ejerce, esta forma, se le permite al deudor evaluar si el
fuera ésta comercial, industrial, agrícola o minera, estado financiero en que este se encuentra
recibía un tratamiento bastante más riguroso y severo actualmente puede ser salvable, en cuyo caso
por parte de la legislación concursal. optará por la Reorganización.
En consideración a lo anterior, baste entonces con (iv) Oponerse a la liquidación forzosa: por su
recordar que, hoy por hoy, la clasificación de deu- parte, esta opción se configura como el avance
dor calificado no existe y que la liquidación volun- más importante en materia de bilateralidad de
taria es aplicable tanto para la empresa deudora la audiencia, ya que, contrario a lo que sucedía
como para la persona deudora. bajo la vigencia de la antigua ley, el deudor
podrá defenderse frente a una pretensión con-
cursal, utilizando como medio de defensa única
Causales de la liquidación forzosa y exclusivamente las excepciones previstas en el
Código de Procedimiento Civil establecidas a
La LIR establece tres causales de aplicación de la propósito del juicio ejecutivo.
liquidación forzosa respecto de una empresa deudo-
ra, a saber: (i) la cesación en el pago de una obliga- El ejercicio del deudor de su derecho a oponerse a
ción que conste en un título ejecutivo con el acree- la liquidación forzosa da inicio al juicio de oposición
dor solicitante; (ii) si existieren en contra de la a través de un procedimiento breve, oral y concen-
empresa deudora dos o más títulos ejecutivos ven- trado. En este sentido, es importante dejar sentado
cidos, provenientes de obligaciones diversas, encon- que, con anterioridad a la vigencia de la LIR, esta
trándose iniciadas a lo menos dos ejecuciones, sin posibilidad no existía.
que se hubieran presentado bienes suficientes para En efecto, si bien el procedimiento establecía una
responder de ellas; y (iii) cuando la empresa deudo- etapa en que el deudor tomaba conocimiento de la
ra o sus administradores no sean habidos y hayan demanda de quiebra presentada por un acreedor, es
dejado cerradas sus oficinas sin haber nombrado un hecho ya histórico que dicha instancia era más
mandatario con facultades suficientes. bien informativa y no permitía que el deudor dedu-
jese oposición o excepción alguna. En ese sentido,
y paradojalmente, el deudor solo tendría la oportu-
Inicio del procedimiento nidad procesal de controvertir la acción concursal
una vez que ya existiese una sentencia de quiebra.
Frente a una demanda incoada por un acreedor,
sobre la base de las causales taxativas establecidas
en la LIR, se realizará una audiencia inicial ante el Realización de los activos
tribunal competente en que este le informará al
deudor respecto de la demanda presentada y los Dependiendo de las elecciones que realice el deu-
efectos del PCL. dor en cuanto a cómo reaccionar frente a una soli-
En dicha audiencia, y como un avance importante citud de liquidación forzosa, así como de la propia
en términos de procedimiento y garantías procesa- sustanciación del procedimiento, eventualmente
les para el sujeto pasivo de la acción concursal, el será necesario realizar los activos con el objeto de
deudor podrá optar por alguno de los caminos que pagar a la masa sus respectivos créditos.
la propia LIR le provee:
El principio que informa esta etapa procesal es el
(i) Consignar fondos suficientes para el pago de autonomía de la voluntad de los acreedores.
del crédito demandado y las costas correspon- En efecto, la forma de realización de los bienes del
dientes. deudor, los plazos, condiciones y demás caracterís-

26325_ActJURIDICA_41.indd 161 10/12/15 14:44


162 Actualidad Jurídica Uría Menéndez / 41-2015 / 157-163

ticas deben ser acordadas por la Junta de Acreedores que eficiencias. En particular, dificultaba la correcta
y se estará en todo momento a dicho acuerdo. identificación del legitimado activo e incluso aque-
lla del legitimado pasivo, fuera este último el deu-
Sin perjuicio de lo anterior, la LIR establece fórmu-
dor propiamente tal o un tercero.
las para concretar la realización ordinaria de los
activos, a saber: (i) la venta al martillo de bienes Pero, tal vez uno de los principales problemas
muebles e inmuebles; (ii) la venta por medio de interpretativos de la antigua legislación era la defi-
remate en bolsa de valores si se trata de valores nición de la llamada fecha de cesación de pagos, que,
mobiliarios; o (iii) cualquier otra forma distinta de a grandes rasgos, carecía de criterios objetivos para
realización de bienes, incluyendo expresamente la su determinación, lo que, consecuentemente,
venta como unidad económica y las ofertas de com- impedía definir el período sospechoso, tiempo dentro
pra directa. del cual los actos ejecutados por el deudor podían
ser revocados.
Una de las principales modificaciones en materia
de realización de activos es la regulación de los pla- A su vez, existía una discusión doctrinal que prove-
zos para la realización ordinaria de los activos del nía de la Ley N.º 4558 de 1929 y que quedó relati-
deudor. En este sentido, el legislador ha establecido vamente zanjada al entrar en vigencia en la década
como principio que esta deberá efectuarse en el de los 80 la antigua Ley de Quiebras en relación con
menor tiempo posible, diferenciando un plazo ori- los efectos o, más bien, la naturaleza jurídica de las
ginal de cuatro meses para los bienes muebles y de acciones concursales, a saber: nulidad relativa o
siete meses para los inmuebles contados desde la inoponibilidad. Hoy por hoy, la cuestión nos parece
fecha de la celebración de la Junta Constitutiva. Sin suficientemente zanjada, habida cuenta de la nueva
perjuicio de que la Junta de Acreedores, mediando redacción de las disposiciones pertinentes.
quórum calificado, decida prorrogar dichos plazos.
Por otro lado, vale la pena destacar que las acciones
revocatorias concursales se ejercen en favor de la
masa y esto redundará en que la sentencia que
Término del procedimiento
revoque algún acto o contrato del deudor tendrá un
efecto expansivo que favorecerá a todos los acree-
Una vez concluidos los diversos trámites que com-
dores. En concordancia con lo anterior, el nuevo
ponen el PCL y en particular una vez publicada la
procedimiento concursal ha establecido una recom-
resolución que aprueba la cuenta final de adminis-
pensa en favor del acreedor que motu proprio persi-
tración emanada del liquidador, el tribunal emitirá
ga y obtenga la revocación de algún acto o contrato
una resolución en la que declare terminado el PCL.
del deudor de hasta un 10 % del beneficio que
Los efectos de esta declaración implican que (i) el reporte la acción revocatoria a la masa. Esta es una
deudor recuperará la libre administración de sus interesante novedad introducida por el legislador
bienes; (ii) se entenderán extinguidos por el solo cuya evolución valdrá la pena analizar a medida
ministerio de la ley y para todos los efectos legales que madure para determinar si los incentivos han
los saldos insolutos de las obligaciones contraídas sido los adecuados.
por el deudor con anterioridad al inicio del PCL;
Ahora bien, la nueva regulación concursal ha incor-
(iii) extinguidas así las obligaciones, el deudor se
porado dos grandes criterios para el ejercicio de las
entenderá rehabilitado, salvo que se establezca algo
acciones revocatorias concursales y, a cada uno de
distinto; y (iv) la resolución que declara terminado
ellos, les ha dado un tratamiento diverso. El prime-
el PCL podrá ser apelada y el deudor conservará
ro es la revocabilidad objetiva; el segundo, la revo-
durante la tramitación de la apelación la libre admi-
cabilidad subjetiva.
nistración de sus bienes.
(i) Revocabilidad objetiva
Acciones revocatorias concursales La LIR establece expresamente cuándo un acto es
objetivamente revocable. La técnica legislativa uti-
En nuestro país, la nueva regulación de las acciones lizada es el establecimiento de un listado de actos o
revocatorias concursales es especialmente oportuna contratos que, habiendo sido ejecutados o celebra-
y pertinente. En efecto, la técnica legislativa utiliza- dos por la empresa deudora dentro del año inme-
da en la antigua Ley de Quiebras en relación con la diatamente anterior al inicio de los procedimientos
inoponibilidad concursal generaba más confusiones concursales de reorganización o liquidación podrán

26325_ActJURIDICA_41.indd 162 10/12/15 14:44


FORO DE ACTUALIDAD 163

ser revocadas y los activos reintegrados en el patri- razonablemente ser salvados de estados transitorios
monio de la empresa deudora. de insolvencia, con acuerdo de los acreedores y, por
otro lado, facilitar los procesos de liquidación de las
Los actos calificados como objetivamente revoca- empresas cuando la recuperación parece suficiente-
bles son: (i) todo pago anticipado, cualquiera que mente inviable.
fuere la forma en que ésta haya tenido lugar; (ii)
todo pago de deudas vencidas que no sea ejecutado En cumplimiento de dicho objetivo, el legislador ha
en la forma estipulada en la convención; y (iii) toda realizado un esfuerzo por remover los estigmas aso-
hipoteca, prenda o anticresis constituida sobre bie- ciados a la quiebra, diseñar procedimientos que
nes del deudor para asegurar obligaciones anterior- incluyan el respecto a las garantías del debido pro-
mente contraídas. Ahora bien, tratándose de actos ceso y, de esta forma, remover la indefensión jurídi-
o contratos a título gratuito o de los actos recién ca y práctica en que se encontraban los deudores
señalados pero celebrados con personas relacionadas de frente a un procedimiento concursal.
con la empresa deudora, el plazo para ejercer la En este sentido, destaca la institución de la PFC en
acción revocatoria se ampliará a dos años. el contexto de un PCR, el establecimiento expreso
El tribunal que conozca de estas acciones debe sólo de la facultad del deudor de oponerse a la deman-
determinar si se trata de alguno de los actos o con- da, dando inicio al juicio de oposición dentro del
tratos señalados y luego calcular si éste fue celebra- PCL, e incluso la posibilidad de que, enfrentado a
do dentro de los plazos que correspondan. En caso una demanda de liquidación, el deudor opte por
acogerse al PCR con el objeto de solucionar su pro-
de ser así deberá revocar los actos o contratos sin
blema financiero sin cerrar definitivamente sus
más, salvo que el deudor o el tercero contratante
puertas.
acrediten que el acto o contrato no produjo perjui-
cio a la masa. A su vez, la LIR ha recogido la experiencia, acumu-
lada por más de treinta años, en la tramitación de
(ii) Revocabilidad subjetiva procedimientos concursales y, tomando en conside-
ración el diagnóstico extraído de dicha experiencia,
Por su parte, este criterio implicará la revocación de ha incorporado mejoras procedimentales que
cualquier acto o contrato ejecutado o celebrado por redundan en una mayor eficiencia y ha perfeccio-
la empresa deudora con cualquier persona, dentro nado el ejercicio de las acciones concursales revo-
de los dos años inmediatamente anteriores al inicio catorias.
de los procedimientos concursales de reorganiza-
ción o liquidación, siempre que se acredite copula- En este sentido, se han definido y acortado apro-
tivamente (i) el conocimiento del contratante del piadamente los plazos para la gran mayoría de las
mal estado de los negocios de la empresa deudora diligencias de mera tramitación, se ha hecho un
y (ii) que el acto o contrato cause un perjuicio a la esfuerzo por regular apropiadamente la convivencia
masa o altere la igual posición que deben tener los entre acreedores valistas y garantizados, y se ha
acreedores del concurso. perfeccionado la forma de realizar los activos.
Por último, se ha proporcionado una regulación
clara y precisa, siguiendo lineamientos de Derecho
CONCLUSIONES comparado, para la regulación de las acciones revo-
catorias concursales, lo que viene a enfrentar el
La nueva legislación concursal chilena, vigente hace estado de incertidumbre que existía en estas mate-
poco más de un año, ha tenido un propósito claro rias bajo la vigencia de la antigua Ley de Quiebras.
y encomiable, a saber, permitir el salvataje de aque-
llos emprendimientos o proyectos que pueden ÁLVARO ESPINOSA*

* Abogado de Libre Competencia de Philippi Prietocarrizosa &


Uría (Santiago de Chile)

26325_ActJURIDICA_41.indd 163 10/12/15 14:44