You are on page 1of 4

Apisonador o Compactador Tipo Canguro

El compactador tipo canguro (también conocido como apisonador o pisón tipo vertical, de
percusión o saltarín) es una poderosa herramienta de impacto vibratorio alimentada por un
motor de combustión. Puede aplicar una tremenda fuerza a la superficie del suelo en impactos
consecutivos, nivelando y apisonando uniformemente los espacios vacíos entre las partículas
del suelo para elevar su densidad seca, esto es, el peso de las partículas sólidas del suelo por
unidad de volumen.

El compactador está diseñado para uso en áreas confinadas y es particularmente útil en la


compactación de grava, arcilla cohesiva y suelos granulares, a fin de evitar los asentamientos
y proporcionar una base firme y sólida para la colocación de zapatas, losas de hormigón y
cimientos. También se utiliza en el parcheo sobre asfalto y el rellenado de zanjas abiertas para
gasoductos, acueductos e instalación de cableado.
Partes esenciales que componen un compactador o apisonador
partes de un compactador
Funcionamiento de un apisonador – compactador tipo canguro

La fuente de energía de un compactador es el motor refrigerado por aire que, dependiendo


del modelo, puede ser alimentado con gasolina o gasoil. La transmisión de la energía se logra
incrementando la velocidad del motor para acoplar el embrague o clutch centrífugo y luego
reduciéndola sustancialmente por medio de engranajes, por lo que el movimiento rotacional se
convierte en movimiento recíproco (vertical). En la parte de la herramienta donde se produce
el movimiento ascendente y descendente hay un resorte (o bien, un sistema de resortes)
lubricado y de alta resistencia, de manera que su fuerza y el peso del apisonador se combinan
entre sí para desarrollar una poderosa fuerza de compactación en la zapata.

Características del apisonador o compactador


El compactador es una herramienta manual que funciona en posición vertical. Las
características de cada compactador varían ampliamente según los modelos, pero en general
la máquina pesa entre 65 y 80 kg, mide aproximadamente 1 metro de alto y genera entre 500
y 800 impactos por minuto, con una fuerza de impacto que oscila entre 1 y 1,5 tonelada. Por lo
común muestra una velocidad de avance de 10-15 m por minuto y es capaz de compactar un
área de 140-280 m2 por hora. Las dimensiones de la zapata conforman un rectángulo de unos
25 x 35 cm, aunque también hay formas cuadradas.

Existen modelos de compactadores amigables con el medio ambiente que no sólo


proporcionan una gran aislación para las vibraciones, sino también silenciadores o bien
motores de bajo ruido y de 4 tiempos, que eliminan la necesidad de usar la mezcla de gasolina
y aceite, propia de los motores de 2 tiempos.

Cuidados y precauciones en el uso de apisonadores y


compactadores
Para el rendimiento óptimo de esta herramienta es fundamental el funcionamiento y servicios
adecuados, por lo que deben seguirse todas las indicaciones del manual del usuario. Además,
por tratarse de una máquina que emite altos niveles de vibración, el operario también debe
tomar sus recaudos para proteger su salud.

Para extender la vida útil del apisonador o compactador


tipo canguro
 Mantener limpios todos los filtros (de aire, aceite y combustible) de la herramienta.
 Utilizar siempre combustible y aceite de grado superior.
 Verificar la correcta lubricación del o los resortes antes del uso, inspeccionando el
nivel de aceite a través de la mirilla correspondiente.
 Renovar el aceite, de acuerdo con las indicaciones del fabricante.
 Vaciar los depósitos de combustible y aceite cuando se transporta la máquina a
lugares distantes o cuando no se usa durante un tiempo prolongado.
 Manejar la máquina en posición erguida y sujetarla firmemente por el manillar con
ambas manos.
 Vigilar que la zapata impacte siempre en forma paralela al terreno.
 Utilizar guantes para mantener las manos tibias y disminuir el efecto de las
vibraciones. Estas causan serios problemas en los huesos, las articulaciones, los
músculos, la circulación y el sistema nervioso. Para este tipo de herramientas se
recomienda ampliamente el empleo de guantes anti-vibración.
Lo que nunca debe hacerse
 Incrementar la velocidad del motor por encima de la recomendada. Esto no sólo no
mejorará la eficacia del compactador, sino que el impacto será menor, porque en
lugar de crearse un efecto compactador se origina una resonancia, con el
consecuente daño a la unidad.
 Utilizar la herramienta sobre terreno inclinado, donde pueda desequilibrarse, por
ejemplo en cimentación sobre pilotes u orillas con pendiente empinada, ni tampoco
sobre terreno firme, como asfalto o cemento.
 Trabajar en lugares cerrados o con escasa aireación. Esta condición no sólo provoca
daños en el motor, sino que la combustión desprende monóxido de carbono, que es un
gas letal.