Вы находитесь на странице: 1из 2

SALA PENAL PRIMERA

AUTO SUPREMO: No. 438 Sucre 15 de octubre de 2005

DISTRITO: La Paz

PARTES: Felipe Lima Castillo y otro c/ Dionicia Espejo vda.

De Luis

Calumnia

MINISTRA RELATORA: Dra. Beatriz A. Sandoval de Capobianco

VISTOS: el recurso de casación de fojas 220 a 224 interpuesto por Dionicia Espejo
viuda de Luís, impugnando el Auto de Vista Nº 60 de 24 de marzo de 2005 de fojas 199
a 200, pronunciado por la Sala Penal Tercera de la Corte Superior de Justicia de La
Paz, dentro del proceso penal seguido por Felipe Lima Castillo y Ventura Luís de Lima
contra la recurrente, por el delito de calumnia, previsto y sancionado por el artículo
283 del Código Penal.

CONSIDERANDO: que el Juez Primero de Partido y Sentencia de la ciudad de El Alto


falló declarando a Dionicia Espejo viuda de Luís absuelta de culpa y pena, por el delito
de calumnia incurso en el artículo 283 del Código Penal. La indicada resolución fue
apelada, la misma que es resuelta por el Auto de Vista de fojas 199 a 200 que declaró
la procedencia del recurso, consiguientemente, revocó la resolución Nº 76/2004,
declarando a Dionicia Espejo viuda de Luís autora de la comisión del delito de
calumnia, condenándola a la pena privativa de libertad de dos años de reclusión a
cumplirse en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes, 200 días multa a razón
de Bs. 20 por día, más costas y daños. La resolución mencionada ha sido objeto del
recurso de casación, que es admitido por el Auto Supremo de fojas 233 a 234 de
obrados.

CONSIDERANDO: que la recurrente Dionicia Espejo viuda de Luís mediante su


recurso de casación impugna el Auto de Vista de fojas 199 a 200, señalando: 1) que el
Tribunal de Apelación no percibió la falta de reserva y el derecho de recurrir de los que
interpusieron el recurso de apelación restringida como exige el artículo 407 del Código
de Procedimiento Penal; 2) tampoco observó el incumplimiento, por parte de los
apelantes, de los presupuestos exigidos por el artículo 408 del indicado compilado
adjetivo; y, 3) menos reparó la falta de invocación del precedente contradictorio en el
recurso de apelación restringida; sobre los tres puntos impugnados, la recurrente
indica en forma vaga que existen varios precedentes contradictorios, sin precisar la
contradicción jurídica en términos claros y precisos.

Que la recurrente invocando los precedentes contradictorios adjuntados en fotocopias


al recurso de casación, indica que la revalorización de pruebas por el Tribunal de
Apelación es un defecto absoluto que pone en indefensión al imputado y afecta el
debido proceso. Sobre esta impugnación, la doctrina legal de los Autos Supremos Nº
556 de 1 de octubre de 2004 y 654 de 25 de octubre de 2004 coincide en que el Tribunal
de Apelación no debe revalorizar pruebas o revisar cuestiones de hecho y en resguardo
del debido proceso debe anular total o parcialmente la sentencia y ordenar la
reposición del juicio por otro Juez o Tribunal de Sentencia.

DOCTRINA LEGAL APLICABLE: que la línea jurisprudencial sobre la valoración


de la prueba y los hechos es de exclusiva facultad de Jueces y Tribunales de
Sentencia, son ellos los que reciben en forma directa la producción de la
prueba y determinan los hechos poniendo en práctica los principios que rigen
el juicio oral y público; el análisis e interpretación del significado de las
pruebas y de los hechos son plasmados en el fundamento de la sentencia, ahí
es donde se expresa la comprensión del juzgador con claridad, concreción,
experiencia, conocimiento, legalidad y lógica; esa comprensión surge de una
interacción contradictoria de las partes, de esa pugna de validación de
objetos, medios e instrumentos de prueba que se da dentro del contexto del
juicio oral y público; la objetividad que trasciende de la producción de la
prueba no puede ser reemplazada por la subjetividad del Tribunal de
Apelación; éste se debe abocar a controlar que el fundamento sobre la
valoración de la prueba y de los hechos tenga la coherencia, orden y
razonamientos lógicos que manifiesten certidumbre.

POR TANTO: la Sala Penal Primera de la Corte Suprema de Justicia, con la facultad
conferida por el artículo 419 del Código de Procedimiento Penal, DEJA SIN EFECTO
el Auto de Vista impugnado y determina que la Sala Penal Tercera de la Corte
Superior de Justicia de La Paz, dicte nuevo fallo conforme a la Doctrina Legal
Aplicable; asimismo, para fines del artículo 420 del Código Adjetivo citado, remítase
por secretaría de cámara fotocopia del presente Auto Supremo a todas las Cortes
Superiores del país, para que por intermedio de cada Presidente se haga conocer a los
Jueces Penales del Distrito Judicial correspondiente la presente resolución.

Relatora: Ministra Dra. Beatriz A. Sandoval de Capobianco.

Regístrese, hágase saber y devuélvase.

Fdo. Dr. Jaime Ampuero García

Dra. Beatriz A. Sandoval. De Capobianco

Sucre, quince de octubre de dos mil cinco.

Proveido.- Ruth Burgos Bonilla- Secretaria de Cámara.