You are on page 1of 4

CONCEPTOS INTRODUCTORIOS: ÉTICA, MORAL, DEONTOLOGÍA Y

AXIOLOGÍA

Luis Felipe Forero Peñaloza


Ingeniería mecánica – Universidad Santo Tomás
2165471

ÉTICA
1. La creencia en la preexistencia de las almas en la transmigración imprime al
pitagoriso un marcado carácter ético aspirando a la purificación para liberarse
de las reencarnaciones. La vida virtuosa consistía en el esfuerzo para
introducir la armonía en el interior del hombre y así elevarlo a la
contemplación del orden del cosmos, mediante lo cual se asemeja a la
realidad. (Pitágoras). Fraile (1990). 1
2. Jenófanes proclama una vida más austera que la corriente en su tiempo. En
sus Silloi criticaba duramente las costumbres de sus contemporáneos, su
afición al lujo, a los placeres y a los deportes, anteponiendo la fuerza bruta a
la sabiduría y la virtud. “Nuestra sabiduría vale más que la fuerza de los
hombres y los caballos” (Jenófanes). Fraile (1990). 1
3. Estudio filosófico de la moral. El término se suele también usar de forma
intercambiable con «moral» para indicar cuál es la materia de este estudio.
En ocasiones se usa también en un sentido más estricto para expresar los
principios morales de una determinada tradición, grupo o individuo. La ética
cristiana y la ética de Albert Schweitzer son ejemplos de estos usos. En este
artículo la palabra se empleará tan sólo para aludir al estudio filosófico de la
moral. Audi. (2004). 2
4. De cualquier modo, la ética quiere referirse a la fundamentación teórica de la
conducta humana en todas sus dimensiones queriendo ser el soporte de su
praxis concreta. Esta fundamentación, además de la justificación racional de
la moralidad, quiere expresarse en un conjunto de normas y principios
básicos orientados a situaciones concretas. Copleston. (1994).3
5. La ética de Aristóteles considera la acción no en cuanto buena en sí misma
sin tener en cuenta ningún otro aspecto, sino en cuanto que conduce al bien
del hombre. Todo lo que lleve al logro de su bien o de su fin será una acción
“buena” del hombre: la acción que se oponga a la consecución de su
verdadero bien será una acción “mala”. Copleston. (1994).3
6. La palabra “ética” proviene del antiguo griego y tiene dos significados. El
primero procede del término éthos, que quiere decir hábito o costumbre.
Posteriormente se originó a partir de éste la expresión êthos que significa
modo de ser o carácter Aristóteles considera que ambos vocablos son
inseparables, pues a partir de los hábitos y costumbres es que se desarrolla
en el hombre un modo de ser o personalidad. Carreño. (2016). 6

1
7. Parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre.
Conjunto de reglas morales que regulan la conducta de las personas en
general, o en un campo específico. De la Cortina. (2005). 9
MORAL
1. La dimensión ética de la vida humana de funda primero en el hecho de la
moralidad, es decir, en el comportamiento práctico del hombre que se
expresa en juicios, actitudes, normas en su interacción social y cultural.
Copleston. (1994).3
2. La moral cerrada se basa en una presión ejercida por la sociedad. Es una
moral impersonal. Las acciones que les corresponden son realizadas de un
modo casi automático, instintivo. Tiene como fin la conservación de las
costumbres sociales y, por ello, se refiere siempre a un grupo limitado de
seres humanos. Störig. (2012). 4
3. La moral abierta es personal, independientemente de la sociedad, creativa.
Aparece encarnada solamente en la personalidad de individuos
sobresalientes, santos, héroes. Se produce a partir de la captación inmediata
de los fundamentos de la vida y abarca toda la vida en el amor. Störig. (2012).
4

4. Hume cree que la moral ha de servir para conducir al hombre al bien, a la


felicidad mediante la observación de ciertas normas: “El fin de todas las
especulaciones morales es enseñarnos nuestro deber, y por
representaciones apropiadas de la fealdad del vicio y la belleza de la virtud,
engendrar los hábitos correspondientes, y aplicarnos a evitar el uno y abrazar
la otra”. Barragán. (1996). 5
5. La moral nace con la existencia misma del hombre, pues históricamente no
se conoce ningún pueblo, por “salvaje” o “primitivo” que se lo quiera suponer,
que no haya tenido normas, pautas o rituales de conducta. La moral suele
ser inseparable de las costumbres humanas, las cuales dependen de la
época, el clima, la región geográfica o de cualquier evento circunstancial.
Carreño. (2016). 6
6. Relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde un punto de vista
de la bondad o la malicia. De la Cortina. (2005). 9
DEONTOLOGÍA
1. Llámanse asi las que, en Teodicea, persuaden la existencia del ser supremo,
partiendo del hecho de conciencia, de que el hombre, independientemente
de su voluntad, se halla sometido al deber o se reconoce obligado a ejecutar
u omitir determinadas acciones. Son, por tanto, pruebas de eficacia
demostrativa moral. “El hombre experimenta en sí, con entera independencia
de su voluntad, que está obligado a omitir o no ejecutar el mal moral, a
despecho de cuanto a ello pueda instigarle, y por el contrario, a practicar le
bien en determinados casos, e sea cuando de su omisión se seguirá un
manifiesto mal; pero tal obligación no puede tener su razón de ser sino en un

2
Ser o Legislador supremo; luego tal Ser es real, existe”. Varios autores.
(1991).7
2. En griego deón es el participio neutro del verbo impersonal dein y significa
“deber”, lo obligatorio, lo justo, lo que es adecuado. Por tanto, lo deontológico
se refiere al deber-ser y responde a la pregunta de “¿Qué debe hacerse?”,
no a lo que es (nivel óntico de lo real). Es la ciencia o tratado de los deberes
y, más en concreto, a la determinación delos deberes o normas éticas que
han de cumplirse en cada profesión. Blásquez. (2002). 8
3. Ciencia o tratado de los deberes. Estos deberes los determinan la teología
moral, si se enfoca desde un punto de vista específicamente religioso; la
ética, se desde un aspecto filosófico, y la misma naturaleza como proyección
de la providencia divina, si desde un aspecto puramente natural. De la
Cortina. (2005). 9
AXIOLOGÍA
1. De axios (valioso) y logos (tratado), tratado o teoría sobre los valores. Éstos
no son objetos o seres, sino cualidades de las cosas (belleza, elegancia) o
de las personas (honradez, solidaridad, justicia). “El valor no está en las
cosas –escribe Aragurem-, sino en las personas, e la vida, y es la vida misma
en su plenitud o rebosamiento: magnanimidad, generosidad y entusiasmo”.
Blásquez. (2002). 8
2. Parte de la filosofía que estudia la naturaleza de todos los valores, incluidos
los negativos o “disvalores”, aunque se aplica más comúnmente a los valores
éticos y estéticos. De la Cortina. (2005). 9
3. “La segunda tarea de una teoría del valor es la evaluación reflexiva de
objetos de valor. No sólo sentimos el valor de los objetos, sino que evaluamos
estos objetos y, últimamente, los propios sentimientos de valor. Si nuestro
problema fuesen el de una determinación de validez de objetos y procesos
de conocimiento, lo mejor sería describirlo como un problema lógico
epistemológico”. Ferrater. (1994).10
REFERENCIAS
[1] Fraile Guillermo, O.P. (1990). Historia de la filosofía. Madrid: Biblioteca de
autores cristianos.
[2] Audi, Robert. (2004). Ética. En Diccionario Akal de filosofía. Madrid:
[3] Copleston, Frederick. (1994). Historia de la filosofía 1: Grecia y Roma.
Barcelona: Ariel Filosofía.
[4] Störig, Hans Joachim. (2012). Historia universal de la filosofía. Madrid:
Editorial Tecnos (Grupo Anaya S.A).

3
[5] Barragán Linares, Hernando. (1996). Filosofía Moderna. Bogotá: Universidad
Santo Tomás.
[6] Carreño Dueñas, Dalia. Y otros. (2016). Bioética y docencia . Bogotá:
Ediciones USTA.
[7] Varios autores. (1991). Enciclopedia universal ilustrada europeo-americana.
Madrid: Espasa-Calpe S.A.
[8] Blásquez Carmona, F y otros. (2002). Diccionario de términos éticos.
Navarra: Verbo divino.
[9] De la Cortina Montemayor, Elena y otros. (2005). Gran enciclopedia Espasa.
Colombia: Editorial Planeta.
[10] Ferrater Mora, José. (1994). Diccionario de filosofía. Barcelona:
Editorial Ariel S.A.