Вы находитесь на странице: 1из 3

Qué hacer con la violencia doméstica

Los tipos de violencia en el hogar, las señales de abuso y las opciones para
la víctima

La violencia o abuso doméstico es un patrón de conducta que tiene como finalidad


controlar a otros. Se trata de un comportamiento que castiga a una persona o la
hace víctima repetidamente dentro de una relación romántica o íntima. Este
comportamiento daña a la persona a la que está dirigido. Si no se interviene, la
violencia doméstica se hará mas frecuente e intensa y terminará con el asesinato
o suicidio de la víctima. Como la violencia doméstica está relacionada con poder y
control, no excluye a los hombres por lo cual ellos también pueden ser víctimas
ocasionalmente.

Cuáles son los tipos de violencia doméstica:

Cada forma de violencia se ubica dentro de una escala de comportamiento, con


menos o más probabilidades de resultar letal. Al evaluar el nivel de peligro, se
puede diagnosticar y predecir la violencia doméstica.

- Física - Contacto físico que lastima a la esposa, pareja, niños, padres ancianos,
hermanos, u otros familiares o personas que vivan en la misma casa. Comienza
con jalones, empujones o golpes a la persona y aumenta de intensidad dando
lugar a lastimaduras, huesos rotos y lesiones internas. Si no se interviene, el
abuso físico puede conducir al asesinato.

- Sexual - Esto comienza con comentarios sexuales degradantes y manoseos


contra la voluntad de la víctima. Al aumentar de intensidad, a menudo la victima es
forzada a tener relaciones sexuales durante las cuales resultará lastimada. Si no
se interviene, el abuso sexual puede llevar a la violación y al asesinato.

- Emocional/Verbal Psicológica - Esto comienza con insultos y aumenta de


intensidad con comentarios humillantes, amenazas y culpando a la victima. El
comportamiento del abusador es errático e impredecible. El o ella puede emitir
mensajes confusos o contradictorios. Por ejemplo, el o ella puede alegar que
nunca dijo algo que la victima asegura haber oído. El abuso emocional siempre
acompaña al ataque físico y en muchos casos lo precede. El abuso emocional
afecta gravemente la autoestima.

- Social/Ambiental - Esto comienza con condiciones sociales que refuerzan la


conducta del abusador, como serían los papeles rígidos asignados a hombres y
mujeres, al ver a las mujeres como objetos y en general la aceptación y
glorificación de la violencia. Los abusadores pueden tratar de aislar a la víctima,
separándola de su familia y amigos. El abuso aumenta de intensidad mediante
una dependencia económica forzada, llegando a la privación de alimentos,
medicina y sueño. Estas tácticas están diseñadas para controlar y limitar el medio
ambiente de la victima, así como su acceso a una red social, para que el abusador
pueda controlarla. Estas formas de abuso ocurren también al nivel de la sociedad,
en el caso de los recursos comunitarios que no reconocen el problema o que
culpan a la victima

Cuáles son las señales de abuso en una relación matrimonial o de pareja

Las conductas que aparecen a continuación son señales a las que hay que prestar
atención, porque pueden indicar la posibilidad de abuso dentro de una relación.

- Su pareja lo vigila demasiado. Por ejemplo, escucha sus conversaciones


telefónicas, quiere saber donde está en todo momento, checa el kilometraje de su
auto o revisa su bolsa de mano o su agenda.

- Su pareja lo humilla con frecuencia. Por ejemplo, lo insulta, critica o humilla ya


sea en público o en privado.

- Su pareja trata de controlarlo. Por ejemplo, le dice a quien puede o no puede ver
o le impide que vaya a trabajar, a la escuela, a reuniones sociales o familiares.

- Su pareja actúa celoso o posesivo y dice que lo hace por amor.

- Su pareja destruye o amenaza con destruir sus pertenencias

- Su pareja amenaza con lastimarla a usted, a sus familiares, amigos o mascotas.

- Su pareja la toca de una manera que le lastima o asusta, o de cualquier manera


en que usted no quiere ser tocada.

- Su pareja la obliga a tener relaciones sexuales o a realizar actos sexuales de


determinada manera o en ciertos momentos que son incómodos o desagradables
para usted.

- Su pareja le echa la culpa de todo a usted o a otros o se enoja de una manera


que a usted le asusta.

- Su pareja se burla o minimiza los temores o preocupaciones de usted acerca de


su relación.

Cuáles son las opciones para una víctima de violencia doméstica


1. Abuso continuo: progresivo en frecuencia y severidad; asesinato son casi
siempre las consecuencias potenciales
2. Terminar la relación a través de separación o divorcio. Esto no le pone fin a la
violencia al menos que no haya más contacto entre la víctima y el abusador.
3. Muerte por accidente o asesinato.
4. Cambio en el comportamiento del abusador.
POR QUÉ RAZONES SE QUEDAN LAS MUJERES

Miedo
El miedo es probablemente la mayor razón por la que las mujeres permanecen o
abandonan al abusador. Si ella o cualquier vecino, amigo o familiar lo reportan con
la policía, probablemente ella sufrirá represalias. Sucede con frecuencia que el
abusador amenace con matarla a ella o raptar a los niños si ella trata de irse. Es
un error común el pensar que una mujer que abandona a un abusador está a
salvo. La realidad es que el riesgo de ser asesinada se incrementa
aproximadamente en un 75% cuando ella se va. Aunque ella tiene todo el derecho
de irse, esto es imposible de reconocer para el abusador.

Dependencia Emocional
A pesar del abuso, ella todavía lo ama y a menudo se siente confundida porque
siente a la vez amor y enojo por lo que él le ha hecho. Sucede frecuentemente
que, motivada por una mezcla de amor y compasión, siente que ella es la única
que puede ayudarlo a superar su problema.
Dependencia Económica - Ella puede ser dependiente económicamente del
abusador y no ver ninguna alternativa real. En muchos casos, ella no tiene
habilidades útiles en el mercado laboral, la asistencia del gobierno es muy limitada
y el prospecto de recibir asistencia social es atemorizante y vergonzoso. El
abusador puede controlar todo el dinero y es posible que ella no tenga acceso a
dinero en efectivo, cheques o documentos importantes.

Creencias acerca del matrimonio


A pesar de la manera en que él la trata, la mujer víctima de abuso quiere un padre
para sus hijos. Muchas creencias religiosas y culturales exigen que ella mantenga
la apariencia de un buen matrimonio, e incluso la responsabilizan a ella y no a él
por mantener la relación. Con frecuencia ella se queda "porque los niños necesitan
un padre".

Creencias Familiares
A causa de la negación del problema y de la falta de educación acerca de la
violencia doméstica, las familias de muchas mujeres las animan para que se
queden con sus parejas diciéndoles cosas como: "Nunca vas a encontrar otro
esposo que pueda sostenerte tan bien como él " o ¿Porqué lo reportaste a la
policía? Ël es muy conocido en la comunidad y haz dañado su reputación" Está
bién para una mujer el rodearse de gente que la apoya y se preocupa por su
seguridad física y emocional e ignorar los comentarios de amigos o familia que no
entiendan la situación.

No tener ningún lugar a donde ir


La decisión de dejar a un abusador es difícil porque existen muy pocos lugares
seguros para las mujeres víctimas de abuso.