Вы находитесь на странице: 1из 11

UNIVERSIDAD PRIVADA “ALAS PERUANAS” – FILIAL CUSCO

FA C U LTA D : D e r e c h o y C i e n c i a s P o l í t i c a s

TEMA:
“LEY ORGANICA DE LOS GOBIERNOS
REGIONALES Y LEY ORGANICA DE
GOBIERNOS LOCALES”

CURSO: Derecho Municipal y Regional

DOCENTE: Rubén Solís Hinojosa

ALUMNO: Alejandro Guido Alarcón Herrera

TURNO: Mañana

CUSCO –PERU

2018
INTRODUCCION

En el presente trabajo recolecté información sobre la ley orgánica de gobiernos


regionales y ley orgánica de gobiernos locales. Se muestra la importancia de
las leyes para el beneficio de la población , la satisfacción y cumplimiento de
las demandas de la población y comunidad, el desarrollo e integridad.

Profundizando en la importancia de gobiernos locales y regionales:

 Los gobiernos regionales tienen por finalidad esencial fomentar el


desarrollo regional integral sostenible, promoviendo la inversión pública
y privada y el empleo y garantizar el ejercicio pleno de los derechos y la
igualdad de oportunidades de sus habitantes, de acuerdo con los planes
y programas nacionales, regionales y locales de desarrollo.

 Las municipalidades representan al vecindario, promueven la adecuada


prestación de los servicios públicos locales, fomentan el bienestar de los
vecinos y el desarrollo integral y armónico de su localidad.
BIBLIOGRAFIA

RECUPERADO:

https://es.wikipedia.org/wiki/Ley_Org
%C3%A1nica_de_Gobiernos_Regionales_del_Per%C3%BA

WWW.WIKIPEDIA.COM

http://www.eumed.net/libros-gratis/2010a/640/Ley%20Organica
%20de%20Municipalidades%20en%20Peru.htm

WWW.EUMED.COM

http://www.pcm.gob.pe/InformacionGral/archivo/cnd.htm
Ley Orgánica de Gobiernos Regionales del Perú

El 8 de noviembre del año 2002, el Congreso del Perú aprobó la Ley orgánica
de Gobiernos Regionales (Ley Nº 27867). El 16 de noviembre del mismo año el
Presidente de la República promulgó la ley, siendo publicada en el diario
oficial El Peruano el 18 del mismo mes.

Los gobiernos regionales tienen como finalidad primordial fomentar el


desarrollo regional, promoviendo la inversión pública y privada, así como el
empleo. Su misión es organizar y conducir la gestión pública regional, en el
marco de las políticas nacionales y sectoriales, para contribuir al desarrollo de
la región.

Estructura

Los gobiernos regionales están constituidos por:

 El Consejo Regional (órgano normativo y fiscalizador), está integrado


por:

 El Presidente Regional, desde 2015 se les nombra «gobernador»

 El Vicepresidente Regional, «teniente gobernador» desde 2015

 Los Consejeros Regionales de las provincias de cada región y


cada departamento, con un mínimo de 7 y un máximo de 25. Son
elegidos por voto directo por un periodo de 4 años.

El Consejo Regional cuenta con una Secretaría Regional que se encargará de


ordenar su trabajo y hacer cumplir sus funciones. (Art. 18º)

La Gobernación Regional, órgano ejecutivo, está integrado por el Presidente


Regional y las Gerencias Regionales, las mismas que son dirigidas y
coordinadas por una Gerencia General (Arts. 11º y 12º).

El Gobernador Regional conjuntamente con el Vicepresidente es elegido por


voto directo por un periodo de 4 años. El Presidente Regional desempeña su
cargo de manera exclusiva, teniendo como única excepción la función docente
(Art. 20º).

Se constituirán 5 Gerencias Regionales:

1. Desarrollo económico,

2. Desarrollo social,

3. Planeamiento, Presupuesto y Acondicionamiento Territorial,

4. Infraestructura y

5. Recursos Naturales y gestión del medio ambiente. (Art. 29)

Competencias de los Gobiernos Regionales

1. Planificar el desarrollo de su región y ejecutar los programas


socioeconómicos correspondientes, de acuerdo con el Plan Nacional de
Desarrollo.

2. Formular y aprobar el Plan de Desarrollo Concertado con las


municipalidades y la sociedad civil de su región.

3. Aprobar su organización interna y presupuesto de acuerdo a la Ley de


Gestión Presupuestaria del Estado y las Leyes Anuales de Presupuesto.

4. Promover y ejecutar las inversiones públicas regionales en proyectos de


infraestructura vial, energética, de comunicaciones y de servicios
básicos.

5. Diseñar y ejecutar programas regionales de cuencas, corredores


económicos y de ciudades intermedias.

6. Promover la formación de empresas y corporaciones regionales.

7. Facilitar la apertura a los mercados internacionales para la agricultura,


agroindustria, artesanía, actividad forestal y otros sectores productivos.
8. Desarrollar circuitos turísticos.

9. Concretar acuerdos con otras regiones fomentando el desarrollo


económico, social y ambiental.

10. Administrar y adjudicar los terrenos urbanos y eriazos de propiedad del


Estado, con excepción de los terrenos municipales.

11. Organizar y aprobar los expedientes técnicos sobre acciones de


demarcación territorial en su jurisdicción.

12. Promover la modernización de la pequeña y mediana empresa regional.

13. Dictar normas sobre los asuntos y materias de su responsabilidad,


proponiendo las iniciativas legislativas correspondientes.

14. Promover el uso sostenible de los recursos forestales y de


biodiversidad.

Fiscalización del Gobierno Regional

Esta ley establece y norma la estructura, organización, competencias y


funciones de los gobiernos regionales. Define la organización democrática,
descentralizada y desconcentrada del gobierno regional conforme a la
Constitución y a la Ley de Bases de la Descentralización. Se indica también
que los gobiernos regionales tienen por finalidad esencial fomentar el desarrollo
regional integral sostenible, promoviendo la inversión pública y privada y el
empleo, así como garantizar el ejercicio pleno de los derechos y la igualdad de
oportunidades de sus habitantes, de acuerdo con los planes y programas
nacionales, regionales y locales de desarrollo. Se fija como misión de esos
órganos de gobierno, organizar y conducir la gestión pública regional de
acuerdo con sus competencias exclusivas, compartidas y delegadas, en el
marco de las políticas nacionales y sectoriales, para contribuir al desarrollo
integral y sostenible de la región.

En la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, se conceptúa el desarrollo


regional como la aplicación coherente y eficaz de las políticas e instrumentos
de desarrollo económico, social, poblacional, cultural y ambiental, a través de
planes, programas y proyectos orientados a generar condiciones que permitan
el crecimiento económico armonizado con la dinámica demográfica, el
desarrollo social equitativo y la conservación de los recursos naturales y el
ambiente en el territorio regional, orientado hacia el ejercicio pleno de los
derechos de hombres y mujeres e igualdad de oportunidades.

La norma dispone que la gestión de los gobiernos regionales se debe regir por
los siguientes 14 principios: participación, transparencia, gestión moderna y
rendición de cuentas, inclusión, eficacia, eficiencia, equidad, sostenibilidad,
imparcialidad y neutralidad, subsidiariedad, concordancia de las políticas
regionales, especialización de las funciones de gobierno, competitividad e
integración. En la ley, además, se afirma que la gestión regional es parte de la
gestión pública del Estado, e implica el redimensionamiento gradual del
gobierno nacional, la transferencia continua de competencias y funciones a los
Como parte de las funciones orientadas hacia el fortalecimiento de la gestión
regional, la ley establece que los gobiernos regionales deben impulsar y
articular la participación de las universidades, empresas e instituciones de la
sociedad civil en la ejecución de los planes de desarrollo regional

Las mencionadas funciones están agrupados en los siguientes bloques: en


materia de educación, cultura, ciencia, tecnología, deporte y recreación; de
trabajo, promoción del empleo y la pequeña y microempresa; de salud; de
población; agraria; pesquera; ambiental y de ordenamiento territorial; de
industria; de comercio; de transportes; de telecomunicaciones; de vivienda y
saneamiento; de energía, minas e hidrocarburos; de desarrollo social e
igualdad de oportunidades; de defensa civil; de administración y adjudicación
de terrenos de propiedad del Estado; de turismo; y, de artesanía.

En cuanto a las normas fiscales de la ley, destacan los siguientes aspectos:

 a) Como parte de sus competencias exclusivas, los gobiernos regionales


aprueban su organización interna y su presupuesto institucional, conforme a
la Ley de Gestión Presupuestaria del Estado y las leyes anuales de
presupuesto. El presidente regional, dirige la ejecución de los planes y
programas del gobierno regional y vela por su cumplimiento.
 b) En el marco de sus atribuciones, el consejo regional aprueba el plan
anual y el presupuesto regional participativo, sobre la base del plan de
desarrollo regional concertado y de conformidad con la Ley de Gestión
Presupuestaria del Estado, las leyes anuales de presupuesto y la Ley de
Responsabilidad y Transparencia Fiscal.
El consejo regional también aprueba los estados financieros y
presupuestarios.

 c) En lo relativo a normas de austeridad, se dispone que la ejecución del


presupuesto de los gobiernos regionales en materia de gastos
corrientes, de contratación de personal y servicios no personales se
hará respetando obligatoriamente y bajo responsabilidad de sus
autoridades, las normas de austeridad establecidas en la normatividad
de gestión presupuestaria.
Finalmente, la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales también norma acerca
de la gradualidad del proceso de transferencia de competencias, funciones,
atribuciones, así como de los recursos y presupuestos asignados al gobierno
regional. Al respecto, señala que el proceso es gradual y se debe realizar por
etapas, conforme a lo establecido en la Ley de Bases de la Descentralización,
la mencionada ley orgánica y las disposiciones que sobre el particular dicte el
poder ejecutivo a través del CND.( Consejo Nacional de Descentralización )

Ley Orgánica de Municipalidades

La vigente Ley Orgánica de Municipalidades tiene su origen en la Ley N° 27972


(publicada el 27.05.03), sobre la base de la Constitución de 1993 y su
modificación. Esta ley establece normas sobre la creación, origen, naturaleza,
autonomía, organización, finalidad, tipos, competencias, clasificación y régimen
económico de las municipalidades; la relación entre ellas y con las demás
organizaciones del Estado y las privadas; asimismo, sobre los mecanismos de
participación ciudadana y los regímenes especiales de las municipalidades.
En la mencionada ley orgánica, se establece que la municipalidad es el órgano
de gobierno local que goza de autonomía política, económica y administrativa
en los asuntos de su competencia; además, que emana de la voluntad popular,
por tanto, representa al vecindario. Y tiene como finalidad promover la
adecuada prestación de servicios públicos locales y el desarrollo integral,
sostenible y armónico de su circunscripción.

En el marco del proceso de descentralización, se considera en la ley que el


gobierno más cercano a la población es el más idóneo para ejercer la
competencia o función; por consiguiente, el gobierno nacional no debe asumir
competencias que pueden ser cumplidas más eficientemente por los gobiernos
regionales, y éstos, a su vez, no deben hacer aquello que puede ser ejecutado
por los gobiernos locales. Bajo este enfoque, los gobiernos locales deben
promover el desarrollo económico local, con incidencia en la micro y pequeña
empresa, a través de planes de desarrollo económico local aprobados en
armonía con las políticas y planes nacionales y regionales de desarrollo; deben
promover también el desarrollo social, el desarrollo de capacidades y la
equidad en sus respectivas circunscripciones. El gobierno local –cualquiera sea
su tipo– y los otros niveles de gobierno deben evitar la duplicidad y
superposición de funciones. Las relaciones entre los tres niveles de gobierno
deben ser de cooperación y coordinación.

Los gobiernos locales tienen el mandato legal de promover el desarrollo


integral, para viabilizar el crecimiento económico, la justicia social y la
sostenibilidad ambiental. Para ello, las competencias y funciones específicas
municipales se deben cumplir en armonía con las políticas y planes nacionales,
regionales y locales de desarrollo; el proceso de planeación local debe ser
integral, permanente y participativo, articulando a las municipalidades con sus
vecinos. En la estudiada ley orgánica el sistema de planificación tiene una
importancia significativa, pues se establece que el mismo se debe regir por los
siguientes principios: participación ciudadana a través de sus vecinos y
organizaciones vecinales, transparencia, gestión moderna y rendición de
cuentas, inclusión, eficiencia, eficacia, equidad, imparcialidad y neutralidad,
subsidiariedad, consistencia con las políticas nacionales, especialización de las
funciones, competitividad e integración.

Las municipalidades se clasifican del siguiente modo:

– En función de su jurisdicción:

1. La municipalidad provincial, sobre el territorio de la respectiva provincia y el


distrito del cercado.

2. La municipalidad distrital, sobre el territorio del distrito.

3. La municipalidad de centro poblado , cuya jurisdicción la determina el


respectivo concejo provincial, a propuesta del concejo distrital.

– Las sujetas a régimen especial:

1. La Municipalidad Metropolitana de Lima, sujeta al régimen especial que se


establece en la misma ley orgánica.

2. Municipalidades fronterizas, que funcionan en las capitales de provincia y


distritos ubicados en zona de frontera.

Dentro del marco de las competencias y funciones específicas establecidas en


la ley orgánica analizada, por el nivel de complejidad y cobertura de ciertas
actividades de gobierno local, se le asigna a las municipalidades provinciales el
rol de:

a) Planificar integralmente el desarrollo local y el ordenamiento territorial, en el


nivel provincial.

Las municipalidades provinciales son responsables de promover e impulsar el


proceso de planeamiento para el desarrollo integral de su provincia, recogiendo
las prioridades propuestas en los procesos de planeación de desarrollo local de
carácter distrital.

b) Promover permanentemente la coordinación estratégica de los planes


integrales de desarrollo distrital.
Los planes referidos a la organización del espacio físico y uso del suelo que
emitan las municipalidades distritales deben sujetarse a los planes y las
normas municipales provinciales generales sobre la materia.

c) Promover, apoyar y ejecutar proyectos de inversión y servicios públicos


municipales que presenten, objetivamente, externalidades o economías de
escala de ámbito provincial; para cuyo efecto, suscriben los convenios
pertinentes con las respectivas municipalidades distritales.

d) Emitir las normas técnicas generales, en materia de organización del


espacio físico y uso del suelo así como sobre protección y conservación del
ambiente.