Вы находитесь на странице: 1из 13

Running Head: INTRODUCCION TEOLOGIA 1

Resumen del Libro Introducción a la Teología por Gonzalez-Maldonado


Abraham Bruno
Seminario Wesley en Indiana Wesley University
Introducción a la Teología Cristiana THEO 500
31 de mayo de 2017.

Nota de autor
Director del Seminario Bíblico Wesleyano en el Distrito Este de Norte Carolina.
Este resumen se presenta para conocer brevemente los grandes temas de la teología cristiana.
Puede comunicarse al (336) 448 9268 o al e-mail abrajambh@hotmail.com
DOCTRINA WESLEYANA 2

Table of Contents

INTRODUCCIÓN ........................................................................................................................ 4

¿QUÉ ES LA TEOLOGÍA? ......................................................................................................... 4

LA TEOLOGÍA Y LA FILOSOFÍA. ..................................................................................................... 5

LA ETIOLOGÍA Y LAS CIENCIAS FÍSICAS Y NATURALES. ................................................................ 5

LA TEOLOGÍA Y LAS CIENCIAS SOCIALES HUMANAS. .................................................................... 5

LA TEOLOGÍA COMO CONOCIMIENTO, DISCIPLINA Y SABIDURÍA. .................................................. 5

LA TEOLOGÍA Y LA COMUNIDAD DE FE. ........................................................................................ 6

¿QUIÉN ES DIOS? ....................................................................................................................... 6

EL CONOCIMIENTO DE DIOS. ........................................................................................................ 6

LAS PRUEBAS DE LA EXISTENCIA DE DIOS. ................................................................................... 6

LA PALABRA DE DIOS. ................................................................................................................. 7

EL DIOS TRINO. ........................................................................................................................... 7

¿QUÉ ES EL MUNDO? ¿QUIÉNES SOMOS?......................................................................... 7

LA DOCTRINA DE LA CREACIÓN. ................................................................................................... 7

CREACIÓN Y CIENCIA. .................................................................................................................. 8

LA CRIATURA HUMANA. ............................................................................................................... 8

EL SER HUMANO ES PECADOR. ..................................................................................................... 8

NUESTRA RESPONSABILIDAD COMO CRIATURAS DE DIOS. ........................................................... 9

¿QUIÉN ES JESUCRISTO? ....................................................................................................... 9

LA PERSONA DE JESUCRISTO. ....................................................................................................... 9

LA OBRA DE JESUCRISTO. ............................................................................................................. 9


DOCTRINA WESLEYANA 3

DIMENSIONES DE LA SALVACIÓN. .............................................................................................. 10

¿QUÉ ES LA IGLESIA? ............................................................................................................ 10

IMÁGENES DE LA IGLESIA EN EL NUEVO TESTAMENTO. .............................................................. 10

LAS MARCAS O SEÑALES DE LA IGLESIA. .................................................................................... 11

¿CÓMO VIVE LA IGLESIA? .................................................................................................. 11

¿CUÁL ES NUESTRA ESPERANZA? .................................................................................... 11

APRECIACIONES PERSONALES. ........................................................................................ 12


DOCTRINA WESLEYANA 4

Introducción

Los enfoques para presentar una introducción a la teología son diversos. La mayoría habla sobre:

1. Teología La doctrina de Dios.

2. Antropología La doctrina del hombre.

3. Angelología La doctrina de los ángeles.

4. Cristología La doctrina de Cristo.

5. Pneumatología La doctrina del Espiritu Santo.

6. Soteriología La doctrina de la salvación.

7. Eclesiología La doctrina de la iglesia.

8. Escatología La doctrina de los últimos tiempos.

Los autores (Gonzalez & Maldonado, Introducción a la Teología Cristiana, 2003), señalan que el

libro debe servir como una introducción, no a una teología denominacional particular, sino a la

teología que la iglesia universal ha ido forjando a través de los tiempos. Son siete capítulos que

abarcan los siguientes temas:

¿Qué es la Teología?

Cada disciplina define su método en base al objeto de su estudio. Cada disciplina tiene su

método propio, y ese método tiene que confrontar, en algún modo, con el tema objeto de su

estudio. La función de la teología: como explicación de la realidad, como sistematización de la

doctrina cristiana, como defensa de la fe y como puente hacia los no creyentes, como crítica de la

vida y de la proclamación de la Iglesia, como contemplación. El autor escribe que “la teología en

su función apologética puede ayudarnos a refutar los argumentos de los ateos, que pretenden que

es imposible creer en Dios”. Esta parte pregunto ¿porque no se habla de las teologías anteriores

al pueblo judío? Luego escribe: “como crítica de la vida de la Iglesia, la teología examina lo que
DOCTRINA WESLEYANA 5

la Iglesia hace y cómo se organiza, y lo juzga a la luz del evangelio no para criticarlo, sino para

que se ajuste mejor a lo que la Iglesia misma proclama. Me pregunto: ¿cuál teología? ¿Puede ser

la teología imparcial? ¿Podemos hablar de una teología imparcial, liberal y de sana doctrina? La

teología y su función pueden entenderse varios modos. La mayoría de estos no se contradicen

entre sí, sino que se complementan.

La teología y la filosofía.

La filosofía puede llevar a la teología por caminos cerrados, y que por tanto es mejor

separar las dos disciplinas.

La etiología y las ciencias físicas y naturales.

El modo en que veamos la relación entre la teología y las ciencias naturales dependerá del

modo en que veamos la función de la teología.

La teología y las ciencias sociales humanas.

Para entender el contexto en el cual la Iglesia vive y proclama, así como para entender a

la iglesia misma, las ciencias sociales y humanas son imprescindibles. Lo que todo esto implica

es que los teólogos no pueden ya hablar como si fuesen espíritus desencadenados, sino que

tienen que tomar en cuenta sus circunstancias sociales, así como las de la Iglesia y las de la

humanidad en general. El teólogo también interviene en lo que ve y dice.

La teología como conocimiento, disciplina y sabiduría.

La teología requiere conocimiento. El conocimiento de la Iglesia, aunque es parte natural

de la experiencia de todo cliente, puede también profundizarse mediante el estudio de la historia

de la Iglesia, de la sociología de religión etcétera. En el conocimiento nos dice cómo son las

cosas, la sabiduría nos enseña cómo relacionarnos con ellas.


DOCTRINA WESLEYANA 6

La teología y la comunidad de fe.

La fe cristiana se vive en la comunidad de los creyentes, la Iglesia.

¿Que de nuevo se puede decir? Una teología práctica en chamullo, sin palabras heridas, sin

términos altisonantes.

Los límites de la teología.

Si la teología trata acerca de Dios y sus propósitos, y sin embargo sigue siendo tarea

humana, resulta claro que sus palabras son siempre provisionales, parciales, precarias. Quizás

etiología, por mucho que procure ajustarse a la palabra de Dios tiene que reconocer el abismo

que existe entre sus palabras y las de Dios.

¿Quién es Dios?

El conocimiento de Dios.

La observación de la naturaleza en sí misma puede llevar a conclusiones religiosas muy

diversas, y esas conclusiones pueden tener funestas consecuencias para la vida humana. Es por

esto que, desde tiempos antiguos, diversos pueblos insistieron en que para ver a Dios

adecuadamente en la naturaleza hay que tener otra clave. Esta clave se encuentra, no en la

naturaleza misma, sino en la historia. ¿Cultura escribió primero de Dios? La revelación de Dios

en otras culturas. La teología de Israel a la luz de la cultura caldea. La Biblia fue escrita para

guiar al pueblo de Dios en sus caminos de obediencia.

Las pruebas de la existencia de Dios.

Sucede con las pruebas de la existencia de Dios lo que sucede en general con todos los

argumentos racionales y filosóficos que la teología puede emplear: en el mejor de los casos abren

el camino hacia la fe cristiana; pero no conduce necesariamente a ella. Posiblemente ayuden


DOCTRINA WESLEYANA 7

algunos incrédulos a vencer algunos de los obstáculos que les impedían creer; pero si solamente

se quedaran en eso, no conocerán todavía aquel a quien las escrituras llaman el Dios vivo.

La palabra de Dios.

La Biblia es palabra de Dios porque mediante la acción del espíritu Santo nos lleva a la

palabra de Dios, Jesucristo y la Biblia es palabra de Dios porque, mediante la acción del mismo

espíritu, las palabras de la Biblia nos transforman conforme a la imagen de Jesucristo, y nos van

renovando hasta el conocimiento pleno.

El Dios Trino.

Quizá el mejor modo de pensar acerca de la Trinidad no sea en términos explicarla, sino más

bien en términos de imitarla. Parte de lo que esta doctrina afirma es que padre, hijo y espíritu

Santo comparten la misma divinidad; y que la comparten de tal modo que ninguno de ellos queda

empobrecido por ello. Tal es la naturaleza del amor de Dios. Y si tal es el amor de Dios, el

nuestro ha de ser a semejanza del punto nuestro amor mutuo debe llevarnos a compartir,

sabiendo que, como en el caso de la Trinidad, tal compartimiento, lejos empobrecernos, nos

enriquece.

¿Qué de la deidad femenina?

¿Qué es el mundo? ¿Quiénes somos?

La doctrina de la creación.

Dios es creador y sustentador de todo cuanto existe, pues la doctrina de la creación se

refiere no sólo al origen de las cosas sino también a su subsistencia presente. Es esa creación

suya que Jesús vino y lo que tomó fue verdadera carne de esa creación. Fue en esa carne que
DOCTRINA WESLEYANA 8

vivió su vida, murió y resucitó. Es en esa creación, y como parte de ella, que subsistimos por la

gracia de Dios, como la creación misma subsiste.

Creación y ciencia.

Si bien la fe cristiana no puede aceptar la visión de un mundo “cerrado”, se acepta la

visión de un mundo en que hay orden. Dios no solamente es el creador de todas las cosas, sino

también su sustentador. La doctrina de la creación no sólo quiere decir que Dios hizo al mundo y

lo echó a andar, sino también que lo sostiene. Por tanto, las leyes de la naturaleza que la ciencia

estudia son parte de la acción creadora y sustentador ha de Dios. El mundo de la fe cristiana no

es un mundo caprichoso, sino que es un mundo que se ajusta a leyes creadas por Dios el creador

de todas las cosas visibles e invisibles.

La criatura humana.

Debemos entender tres cosas: en primer lugar, que hay una relación entre la imagen y la

potestad. En segundo lugar, debe subrayarse que, no importa cómo se interprete esa imagen de

Dios, la presencia misma de su imagen implica que todo ser humano con quien nos relacionamos

lleves imagen, y que despreciar, oprimir o destruir a un ser humano es despreciar, oprimir o

destruir la imagen misma de Dios. En tercer lugar, es importante notar que en este texto se

afirma que tanto el varón como la mujer han sido creados a imagen y semejanza de Dios, y que

por tanto la dignidad de la mujer igual a la del varón.

El ser humano es pecador.

Hay otro modo en que muchos cristianos le restan poder al pecado; o mejor dicho, no le

atribuyen todo el poder que tiene, con lo cual se hace aún más susceptibles a él. Ese otro modo es

convirtiéndolo en un asunto privado y espiritual entre el ser humano y Dios. Es así que muchas
DOCTRINA WESLEYANA 9

personas entienden el pecado. Así, por ejemplo, es pecado mentir, blasfemar, cometer adulterio,

etcétera. Pero no vemos que el pecado tiene dimensiones estructurales que van mucho más allá

que esas acciones que cometemos. Ciertamente, en la Biblia se condenan no sólo el pecado

contra Dios sino también el pecado contra el prójimo, injusticia, la opresión. Pero todavía más

allá de tales actos, el pecado está en las estructuras mismas que los fomentan y producen. El

pecado es todo un orden de cosas, todo un sistema de organizar o desorganizar la creación de

Dios. Esto es lo que en la Biblia se llaman principados y potestades.

Nuestra responsabilidad como criaturas de Dios.

Somos mayordomos o administradores en nombre de Dios, nuestro dominio sobre la

creación ha de ser parte de esa mayordomía. Si tenemos poder sobre la naturaleza, ese poder nos

ha sido dado para que lo usemos en beneficio de la creación toda, y no según nuestro

beneplácito.

¿Quién es Jesucristo?

La persona de Jesucristo.

J esús no deja de ser humano. Jesús nace pequeño incapaz de valerse por sí mismo. Luego

crecen fortaleza y en sabiduría. La humanidad de Jesús no le resta su divinidad, ni siquiera se

opone a ella. El Jesús del nuevo testamento es uno solo, divino y humano. Sus palabras y sus

acciones son divinas a la vez que humanas.

La obra de Jesucristo.

¿Por qué tuvo que sacrificarse Jesucristo? ¿Por qué era costumbre el sacrificio en otras

culturas? ¿Por qué un tercio de los ángeles se rebelaron?


DOCTRINA WESLEYANA 10

La obra de Cristo puede derrotar a Satanás, quien de otro modo nos tenía subyugados y

esclavizados. En el pecado original, y en todo el resto de su pecado, la humanidad se ha hecho

sirva de Satanás, quien no le permite actuar como Dios desea ni llegar a ser lo que Dios desea. Es

en respuesta a esto que Dios se encarnen Jesucristo, y como ser humano se enfrenta todos los

poderes de Satanás, de los cuales resulta vencedor. Como vencedor de Satanás Jesús nos libra del

pecado y de su esclavitud.

Dimensiones de la salvación.

La salvación consiste en estar unidos a Cristo. Entramos a la vida eterna, no porque

tengamos un permiso o un pase, sino porque estamos unidos al señor de la vida, quien en su

resurrección conquistó a la muerte misma, o, como decían los antiguos, “mató a la muerte”. Esto

quiere decir que la salvación, además de ser la promesa de vida eterna, es también el proceso por

el cual Dios nos libera del poder del pecado. Cada acto o momento en la vida en que vemos

señales de esa liberación es también un acto salvífico de Dios. Y esto es cierto, no sólo en el

ámbito de lo estrictamente religioso y personal, sino también en el ámbito de lo social, cultural,

político y económico.

¿Qué es la Iglesia?

Imágenes de la Iglesia en el nuevo testamento.

¿Es posible en el contexto americano, tener una iglesia multicultural?

La imagen de la Iglesia como pueblo de Dios tiene el valor de recordarnos se trata de un pueblo

peregrino. Varias de las muchas otras imágenes que se emplean para la Iglesia señalan su

carácter comunitario, su relación íntima con Dios, y la relación que ha de existir entre sus

miembros.
DOCTRINA WESLEYANA 11

Las marcas o señales de la Iglesia.

La Iglesia, esa comunidad de creyentes en Jesucristo que el nuevo testamento se refiere

con imágenes tales como la de “cuerpo de Cristo”, se reconoce también porque es una, santa,

católica y apostólica. No obstante, esto no nos dice mucho si no se traduce al modo en que la

Iglesia vive, tanto en su vida interna como en sus relaciones con el mundo en que ha sido

colocada.

¿Cómo vive la Iglesia?

Al considerar los sacramentos tenemos que cuidar de no atribuirles una eficacia mágica,

como si por el solo hecho de celebrar un rito pudiésemos controlar la gracia de Dios. Sin

embargo, al mismo tiempo tenemos que afirmar que Dios actúa en ellos, y que por tanto no se

reducen a una expresión de nuestra fe a un ejercicio espiritual de nuestra parte.

La ética no es un apéndice o suplemento a la vida cristiana y a la teología, sino que es

parte de la teología y es esencial a la vida cristiana. El mundo físico, como creación de Dios, y

los demás seres humanos, también como criaturas de Dios, tienen para los creyentes un valor

sacramental. Y que, de igual modo que decían los antiguos, quien se aparta del bautismo y de la

comunión se aparta de Cristo, así también quien se aparta del mundo y del prójimo se aparta de

Cristo.

¿Cuál es nuestra esperanza?

La esperanza cristiana es la de un nuevo orden, diferente del actual. El orden presente se

caracteriza por el abuso del poder, por la avaricia, por el interés propio, etcétera. En contraste, el

orden del reino se caracteriza por el amor hacia los despreciados, los oprimidos, los desvalidos, y

toda otra persona en necesidad. El reino consiste en un nuevo orden bajo el gobierno de Dios que
DOCTRINA WESLEYANA 12

se caracteriza por el servicio, la justicia, la paz, el consuelo y el gozo. Todo lo que se pone a

esto-la explotación, la injusticia, la violencia, el dolor y la tristeza-es parte de “Este ciclo” que ha

de pasar. Todo esto puede resumirse en la presencia directa de Dios, pues estas características del

reino son también características de la acción de Dios a través de la historia. Si el reino se

caracteriza por el amor, la vida cristiana ha de ser vida de amor. Se trata entonces de una calidad

de vida. Ambientada en el conocimiento y la experiencia del amor y la fidelidad de Dios

manifestados definitivamente en la encarnación, muerte y resurrección de Jesucristo consiste en

amar y ser amado por quien es el único y perfecto Amor.

Apreciaciones personales.

He planteado algunas preguntas en ciertos capítulos que espero compartir en las clases.

Tuve el privilegio de llevar casi todas las teologías, aunque me hubiera gustado profundizar en

cosmogonía, angelología, demonología y escatología. El punto de los límites de la teología en

este libro es bastante escueto. Creo que Berkhof tiene una mejor presentación para el curso de

Introducción a la Teología. El curso debería empezar re entendiendo el “proceso del quehacer

teológico”, Hacia una Teología Sistemática, Necesidades y límites de la Teología, La Naturaleza

de los Dogmas, El Método y la clasificación de la Teología, Los Tres modos de aproximación a

la Escritura, La Revelación de Dios, La Inspiración de las Escrituras, La Autoridad de las

Escrituras, Un enfoque a las principales personalidades, filosofías y corrientes teológicas

contemporáneas. (Bruno A. , Introduccción a la Teología, 2007)

También es importante señalar la necesidad de estudiar teología que en muchas iglesias

es demonizada y culpable de perder la espiritualidad del liderazgo. Entendí que:

 La Teología cristiana va a la Palabra para sacar todo su contenido y luego, exponerlo de

manera consistente, ordenada, didáctica y comprensible.


DOCTRINA WESLEYANA 13

 Seremos instrumentos idóneos al servicio del Señor, solamente en la medida que sepamos

manejar bien (interpretar correctamente), la espada del Espíritu.

 El predicador necesita doctrina para que no se vuelva un órgano estropeado o un disco

rayado, y para que no esté dando siempre la misma nota; es decir, para que reciba de Dios

enseñanzas "frescas", actuales a las necesidades de la Iglesia y de la sociedad.

 No tendremos a grandes predicadores si no tenemos a buenos teólogos. No surgen

grandes predicadores de mediocres estudiantes. El predicador que haya de conmover a

las almas, no será el que es superficial en los estudios.

 Los Pastores de las Iglesias han sido llamados no sólo a pastorear, sino también a

enseñar, puesto que se les llama maestros (Ef.4:11); por lo tanto, deben ser aptos para la

enseñanza (1. Tim.3:2).

 Queramos o no, estamos haciendo Teología cada vez que abrimos la boca para hablar

acerca de nuestra fe y de la Biblia.

Referencias

Berkhof, L. (1989). Introduccion a la Teología Sistemática. Grand Rapids: T.E.L.L.

Bruno, A. (1 de Abril de 2007). Introduccción a la Teología. Curso de Introducción a la

Teología. Winston Salem, North Carolina, USA: Kayros.

Gonzalez, J. L., & Maldonado, Z. (2003). Introducción a la Teología Cristiana. Nashville:

AETH.