Вы находитесь на странице: 1из 4

NECESIDADES SOCIALES

Necesidades adquiridas:

La experiencia personal, las oportunidades y demandas de socialización, y nuestra


propia historia singular de desarrollo nos enseñan a esperar una experiencia
emocional más positiva en algunas situaciones que en otras.

A lo largo del tiempo, a causa de estas experiencias emocionales repetidas,


adquirimos preferencias por aquellas situaciones, pasatiempos y carreras
profesionales específicas que involucran y satisfacen la necesidad o necesidades
sociales que adquirimos y valoramos.

Algunos de nosotros aprendemos a preferir y disfrutar situaciones que nos


desafían con estándares explícitos de excelencia (es decir, necesidades de
logro). Otros aprenden a preferir y disfrutar situaciones que les ofrecen
oportunidades de relacionarse (es decir, necesidades de afiliación e intimidad).
Otros más aprenden a preferir y disfrutar situaciones que les permiten ejercer
influencia sobre los demás (es decir, necesidades de poder).

Las necesidades sociales se originan de las preferencias que se obtienen a través


de la experiencia, la socialización y el desarrollo. Estas necesidades llegan a
existir en nuestro interior como diferencias individuales adquiridas; como una parte
adquirida o aprendida de nuestra personalidad. Las cuasinecesidades son más
efímeras e incluyen anhelos inducidos en forma situacional, como la necesidad
inmediata de dinero, una necesidad de autoestima ante el rechazo o la necesidad
de un paraguas cuando llueve.

Cuasinecesidades

Las cuasinecesidades son anhelos y deseos de inducción situacional que en


realidad no son necesidades auténticas. Se les denomina cuasinecesidades
porque en algunas maneras se asemejan a las necesidades verdaderas. Afectan
la manera en que pensamos, en que nos sentimos y en que actuamos.

Las cuasinecesidades se originan a partir de las demandas y presiones


situacionales. Siempre que una persona satisface una demanda o presión
situacional, la cuasinecesidad se desvanece.

Las cuasinecesidades se originan de eventos situacionales que promueven una


sensación psicológica de tensión, presión y apremio en nuestro interior.
Necesidades sociales

Los seres humanos adquieren las necesidades sociales a través de la experiencia,


el desarrollo y la socialización.

La experiencia nos enseña a esperar reacciones emocionales positivas en


respuesta a algunos incentivos más que a otros.

Las necesidades sociales surgen y activan el potencial emocional y conductual


ante la aparición de los incentivos satisfactores de la necesidad. Primordialmente,
las necesidades sociales son de naturaleza reactiva. Se encuentran latentes en
nuestro interior hasta que nos topamos con el incentivo que en potencia puede
satisfacer nuestras necesidades y que llama a la necesidad al centro de nuestra
atención en términos de nuestros pensamientos, sentimientos y conductas

Logro

La necesidad de logro es el deseo de tener un buen desempeño en cuanto a un


estándar de excelencia. Motiva a las personas a buscar “éxitos en competiciones
con un estándar de excelencia”.

Un estándar de excelencia es cualquier desafío al sentido de competencia de la


persona que finaliza con un resultado objetivo de éxito frente al fracaso, de victoria
frente a la pérdida, o de acierto frente al error.

Incluye: contiendas con una tarea, contiendas contra uno mismo, contiendas con
otros.

Así, los estándares de excelencia les ofrecen a las personas espadas de dos filos.
En ocasiones, estos estándares nos emocionan, y reaccionamos con emociones y
conductas de aproximación. Pero en otras ocasiones, estos estándares de
excelencia nos traen ansiedad, por lo que vacilamos y reaccionamos con
emociones y comportamientos de evitación.

INFLUENCIAS DE SOCIALIZACIÓN

Los niños desarrollan empeños relativamente fuertes de logro cuando sus padres
les proporcionan lo siguiente:

capacitación de independencia, altas aspiraciones de desempeño, estándares


realistas de excelencia, altos autoconceptos de capacidad, una valoración positiva
de actividades relacionadas con el logro, estándares explícitos de excelencia, un
ambiente hogareño rico en potencial de estimulación, una amplia esfera de
experiencias como viajes y exposición a literatura infantil rica en ideas de logro.
INFLUENCIAS COGNITIVAS

Algunas formas de pensar están más relacionadas con el logro que otras,
incluyendo las siguientes:

 Percepciones de capacidad elevada.


 Orientación al dominio.
 Altas expectativas de éxito.
 Fuerte valoración del logro.
 Estilo de atribución optimista.

INFLUENCIAS DE DESARROLLO

La totalidad de creencias, valores y emociones relacionadas con el logro muestra


patrones predecibles de desarrollo.

Durante la infancia media, los niños prestan cada vez más atención a las
comparaciones con el desempeño de sus pares y, para la última parte de la
infancia, dependen de una gama más amplia de información a fin de desarrollar
creencias de capacidad relativamente realistas: autoevaluaciones, evaluaciones
de pares, evaluaciones de maestros y evaluaciones de sus padres.

MODELO DE ATKINSON

Existen dos enfoques teóricos que dominan nuestra comprensión de la motivación


de logro: el clásico y el contemporáneo.

La visión clásica es el modelo de Atkinson de conducta de logro, que incluye el


modelo de dinámica de la acción. La visión contemporánea es un enfoque
cognitivo que se centra en las metas que las personas adoptan en situaciones de
logro. Lo que ambos tienen en común es que comparten la misma descripción de
la motivación de logro como una lucha inherente de aproximación frente a
evitación.

Jhon A. argumentaba que la necesidad de logro sólo predice la conducta de logro


de manera parcial. La conducta de logro depende no sólo de la necesidad
disposicional de logro del individuo, sino también de su probabilidad de éxito
específica de la tarea en una actividad y del incentivo para triunfar en la misma.

La teoría de Atkinson incluye cuatro variables: conducta de logro y sus tres


factores de predicción: necesidad de logro, probabilidad de éxito e incentivo para
el éxito.
Modelo de la dinámica de acción

En el modelo de la dinámica de la acción, la conducta de logro sucede dentro de


una corriente de conductas continuas. La corriente de conducta está determinada
principalmente por tres fuerzas: instigación, inhibición y consumación.

La instigación ocasiona un aumento en las tendencias de aproximación y sucede


al confrontar estímulos ambientales asociados con recompensas pasadas.

La inhibición ocasiona un aumento en las tendencias de evitación y sucede al


confrontar estímulos ambientales asociados con castigos pasados.

La consumación se refiere al hecho de que llevar a cabo una actividad ocasiona


su propio final.

Condiciones que involucran y satisfacen la necesidad de logro

Existen tres situaciones que son particularmente notables en cuanto a su


capacidad de implicar y satisfacer la necesidad de logro: las tareas
moderadamente difíciles, las competencias y el espíritu emprendedor.

TAREAS MODERADAMENTE DIFICILES

En términos emocionales, las tareas moderadamente difíciles proporcionan una


condición idónea para la valoración de las habilidades y para la experimentación
de emociones como orgullo y satisfacción. En términos cognitivos, las tareas de
dificultad moderada proporcionan una condición idónea para el diagnóstico del
sentido de competencia y nivel de capacidad propios.