Вы находитесь на странице: 1из 5

UNIDAD V

DERECHO ADMINISTRATIVO

Concepto general de derecho administrativo.


El derecho administrativo es una rama del derecho público, se refiere a la
organización de la administración pública y la regularización de sus
actividades mediante normas, el responsable de este derecho es el
Poder Ejecutivo. El presidente de la república es el titular de este poder y
tiene la responsabilidad de administrar los recursos nacionales, proveer a
los ciudadanos de servicios públicos necesarios para ofrecer una vida
digna y decorosa a toda la población.
Se pretende brindarle al Estado elementos y herramientas para realizar y
desarrollar sus actos administrativos. El objetivo de este derecho es
beneficiar a la población, la realización del bien común.
Coexisten dos tipos de administración: la pública y la privada.
En la pública son acciones que benefician al interés social, a la población
en su conjunto. Una de sus características es la complejidad en esta
tarea, pues se pretende que el gobierno tiene que ayudar a todos los
millones de mexicanos, tiene que ser apoyo de calidad y para esto tiene
que haber una buena organización. Debe basarse en principios de
transparencia, honestidad, rendición de cuentas, eficacia y eficiencia
administrativa.

La organización administrativa del Estado


El Estado es una persona moral perpetua, pues se sustituyen o se
cambian periódicamente a las personas, pero no por eso deja de existir,
el Estado siempre cumplirá sus funciones y existe por voluntad de la
población. Cuenta con autonomía económica, financiera, administrativa y
fiscal. Requiere de oficinas públicas, edificios, empleados, servicios,
equipos, vehículos, todo para poder dar solución a las múltiples
necesidades de la población.
Centralización administrativa
Existe una jerarquización administrativa, una supra-ordinación y una
subordinación, y el central, a cargo del presidente de la república sobre
quien cae la responsabilidad.
Dependencias de la administración pública centralizada:
I.- Secretarías de Estado
II.- Departamentos administrativos
lll.- Consejería jurídica.
La presidencia de la república cuenta con las siguientes secretarías para
atender múltiples asuntos administrativos:
Secretaría de gobernación, relaciones exteriores, defensa nacional,
seguridad pública, marina, hacienda y crédito público, desarrollo social,
medio ambiente y recursos naturales, energía, economía, agricultura,
comunicaciones y transporte, función pública, educación pública, salud,
trabajo y previsión social, reforma agraria, turismo, consejería jurídica del
ejecutivo federal.

La desconcentración administrativa

Son aquellos organismos que dependen de una entidad o secretaría,


surgen de estos mismos. Pueden ser institutos como el Politécnico
nacional o el Instituto Nacional de Bellas artes, quienes dependen de la
secretaría de educación pública.

La organización descentralizada

Son todos aquellos organismos y empresas de participación estatal, que


ostentan una personalidad jurídica y patrimonio propios, satisface de una
manera rápida y eficaz algunos requerimientos sociales. Algunos
ejemplos son: IMSS, INE, CNDH, BANXICO, UNAM.

La empresa pública
Son empresas estatales, controladas por el estado y son unidades
económicas, como PEMEX y CFE. Aunque estas empresas
prácticamente sirven para darles trabajos a parientes o amigos de los
altos funcionarios.
Los servicios públicos
Son empresas que de una u otra manera la población sale pagando ya
sea de los impuestos o directamente al consumirlos, algunos ejemplos:
IMSS, ISSSTE, de los cuales el servicio es pésimo y vergonzoso como
todos los que hay. Otro ejemplo es el servicio de vigilancia, las
autoridades no cumplen con su función, y la mayoría de las veces piden
su famosa “mordida”, aunque claro, también es culpa de la población por
aceptar vivir así y no hacer nada para cambiarlo, nadie quiere una vida
digna y decorosa pues, se supone que la población tiene el máximo
poder y sin embargo, como vivimos en la ignorancia, no nos
preocupamos por hacer un cambio para nuestro país.

Se clasifican en:
Esenciales y no esenciales: Los primeros son necesarios para la vida de
la población y los segundos no se comprometen con eso.
Permanentes y esporádicos: Los primeros son de manera regular, se
necesitan día a día, los segundos de manera eventual
Son federales, estatales, municipales o concurrentes, cuando existe una
relación entre el Estado y los particulares.
Administrativos y servicios públicos, industriales y comerciales.
Obligatorios y optativos: los primeros los impone el Estado y hay que
cumplirlos, los segundos ya es decisión de los particulares.
Prestados por el Estado o los particulares.

Adquisición de bienes por el Estado


El Estado, para que pueda cumplir con su función necesita de bienes
muebles, inmuebles, equipos, etc. La adquisición de estos bienes los
hace mediante la expropiación, compra, donación, nacionalización o bien
por decomiso, requisición o confiscación en su caso.
La expropiación
Es la apropiación de bienes particulares siempre y cuando sea para el
beneficio público, y debe tener la justificación de este acto, un ejemplo es
la construcción de una carretera, una escuela o un hospital

La nacionalización
Es cuando los bienes deben ser afectos a un servicio público o para
satisfacer necesidades colectivas, algunos ejemplos son los parques
ceremoniales, los monumentos, etc.

La requisición

Es la adquisición de muebles e inmuebles para la prestación de un


servicio para atender un caso urgente, aunque luego hay que darle una
indemnización al dueño de los bienes.

El decomiso

Es la apropiación de ciertos bienes para la comisión de un delito, como


los bienes que sustrae la delincuencia organizada.

La confiscación

Apropiación de bienes por parte del Estado de forma ilegal, abusando de


la autoridad y el poder que tienen.

El Estado requiere de múltiples bienes para el cumplimiento de su


función y tiene que conseguirlas de donde sea necesario.

Para que el Estado pueda adquirir bienes de manera licita tiene que
seguir las siguientes etapas:

1.- Elaborar una programación y un presupuesto de los recursos.


2.- Realizar una convocatoria para quienes estén dispuestos a proveer
los recursos necesarios.
3.- Realizar una junta para aclarar las dudas de los participantes.
4.- Presentación de propuestas técnicas y económicas
de los interesados.
5.- Aperturar las propuestas técnicas de los participantes.
6.- Decidir respecto a la persona que ofreció la mejor propuesta técnica.
7.- Adjudicación del contrato a favor del participante que haya ofrecido
las mejores condiciones técnicas y económicas.

Las adquisiciones que requiere el Estado debe


realizarse conforme a los lineamientos establecidos en la ley, siendo el
particular el más privilegiado.