You are on page 1of 9

Que son las frutas

Fruta es el fruto comestible obtenido de ciertas plantas cultivadas o silvestres. Suele ser ingerida
como postre (es decir, al final de la comida), ya sea fresca o cocinada. Por lo general la fruta se
come cuando está madura. También se elaboran jugos, jaleas y mermeladas de fruta.

La fruta presenta un alto porcentaje de agua (que puede llegar al 95%), es rica en vitaminas y
minerales, y tiene pocas calorías.

En el caso de las vitaminas hay que subrayar que las frutas incorporan y ofrecen dos clases de ellas
fundamentalmente: la Vitamina A, que se puede encontrar en las fresas o en el kiwi, y la Vitamina
C, que es la predomina en las ciruelas o en el melocotón. No obstante, tampoco hay que pasar por
alto el hecho de que también entre los componentes de la fruta se encuentran la fibra, las
proteínas, los glúcidos y los aromas.

Este alimento, por lo tanto, es el ideal para las personas que deciden seguir una dieta para bajar
de peso, ya que aporta nutrientes y no engorda.

Teniendo en cuenta que las frutas son alimentos especialmente recomendables para incluirlos en
cualquier dieta a la hora de adelgazar es importante subrayar además el hecho de que entre ellas
existen varias que son las más aconsejables para lograr dicho objetivo. Así, por ejemplo, entre las
mismas destaca la manzana por aportar muy pocas calorías y porque ninguna de ellas son materia
grasa.

De la misma forma también se apuesta por la piña. ¿El motivo? Que la misma no sólo es poco
calórica sino que además tiene propiedades saciantes y quemagrasas, sin olvidar que es un
alimento estupendo desde el punto de vista diurético.

Continuando en materia de alimentación para adelgazar hay que hablar de que también se
aconseja el consumo de naranjas, que son estupendas contra el estrés y mejora los huesos, y
también el del plátano que es conocido fundamentalmente por ser un magnífico instrumento para
aportar a nuestro organismo hidratos de carbono.

Las fresas, el melón, el kiwi, la ciruela o la pera son igualmente frutas aconsejables para incluirlas
en nuestra dieta.

Es posible clasificar a las frutas en distintas categorías. Hay frutas de carozo o hueso, que tienen
cáscara dura y una semilla grande (como el membrillo); frutas de pepita, que son aquellas con
varias semillas pequeñas (manzana, pera); y frutas de grano, con numerosas semillas minúsculas
(higo).

Por otra parte, se puede distinguir entre fruta fresca (aquella que se consume de forma inmediata
o a los pocos días de la cosecha) y fruta seca(sometida a un proceso de secado, su consumo se
produce después de varios meses de cosechada).
Se conoce fruta cítrica a la fruta que presenta un alto contenido de ácido cítrico y vitamina C, con
sabor ácido. La naranja, el limón y el pomelo son ejemplos de frutas cítricas.
Que son las verduras
Las verduras son hortalizas cuyo color predominante es el verde.1 Sin embargo, el uso
popular suele extender su significado a otras partes comestibles de las plantas, como hojas,
inflorescencias y tallos.2 El vocablo verdura no es de carácter científico ni botánico,
tratándose de una denominación popular con un significado que varía de una cultura a otra,
pudiendo en ocasiones ser sinónimo de hortalizas o equivalente a vegetales que no lleven el
sabor dulce o ácido de las frutas (de allí que se hable de frutas y verduras).
Las verduras son imprescindibles para nuestra salud. Igual que las frutas,3 sus vitaminas,
antioxidantes, nos protegen de enfermedades. Las verduras son una parte importante de
todas las estrategias saludables para adelgazar (regímenes, dietas, etc.). Las verduras
constituyen también uno de los elementos más característicos de la dieta mediterránea.
Su principal aporte son las vitaminas, minerales y la fibra. No tienen apenas proteínas ni
lípidos pero sí cierta cantidad de hidratos de carbono. Son la principal fuente de vitamina A y
C. La vitamina A va ligada al color amarillo o rojo, y la vitamina C al verde de las hojas.4

Zanahorias de diferentes tipos y colores.

Las principales verduras proceden de los diferentes continentes (según J. R. Harlan)5 según
esta distribución:

 Suroeste de Asia
 ajo, remolacha, zanahoria, coles, lechuga, nabos, cebollas, perejil, puerro, guisantes, r
ábano.
 África
 ñame, quingombó, calabaza de peregrino, caupí.
 Europa
 apio.
 China del Norte
 col china, calabaza blanca, alcachofa china, jengibre, judía azuki, nabo, rábanos
chinos, soja.
 Sureste asiático
 berenjena, ñame, taro.
 América del Norte (México)
 judía de Lima, batata, judía verde, Tomate.
 América del Sur (Andes)
 judía verde, judía de Lima, pimiento, patata, quinoa, tupinambo (aguaturma).
Que son los cereales

Históricamente, los cereales son los alimentos más importantes en la dieta humana
y animal, debido a sus altas cualidades nutrimentales, ya que contienen hidratos de
carbono, proteínas, sales minerales y vitaminas, nutrientes indispensables para el
ser humano; además de bastante fibra. A diferencia de otros alimentos, los cereales
pertenecen a un grupo de plantas de la familia de las gramíneas, presentes en
prácticamente casi todos los países del mundo y se han constituido, desde siempre,
en la base de la alimentación de sus pobladores.

El cultivo de cualquier cereal es relativamente sencillo y de bajo costo, por ello


todas las civilizaciones que han habitado el planeta lo han tomado como fuente de
vitaminas, minerales, proteínas, entre otros nutrientes.

Se caracterizan porque la semilla y el fruto son una misma cosa. Están compuestos
por la cascarilla que esta integrada por fibras de celulosa que contiene vitamina B1,
el germen que contiene grasas insaturadas, y la almendra interna que se compone
de almidón.

Los principales cereales que se consumen son el trigo, el arroz, el maíz, el


centeno, la cebada, la avena y el mijo.

El desarrollo en la siembra de estos alimentos, se ha dado dependiendo de la


ubicación, el clima, los tipos de tierra y los hábitos de consumo de los pobladores,
que están estrechamente relacionada con su cultura. Así, el trigo se consume
principalmente en los países de Europa y el Norte de América, el maíz en Norte,
Centro y Sudamérica, el arroz en Asia, y en África además del mijo, también se
consume trigo y ahora maíz. En el caso de avena y centeno su consumo es menor
y su localización es más bien hacia los países del norte del planeta.

Se dice que un país bien alimentado consume poco más de 160 kilos por persona
al año, a través de sus diferentes modalidades. Un país con deficiencias en la
alimentación estará por debajo de los 90 kilos.

Cabe destacar que su riqueza alimenticia, además de proteínas, vitaminas y


minerales, está en su biodisponibilidad, y en sus muy variadas formas de
prepararlos y de procesarlos.

Los cereales son un maravilloso alimento que se puede preparar en muchísimas y


exquisitas formas. El trigo se consume a través del pan, galletas, pasteles, pastas
para sopa, tortillas, hojuelas, pulidos, en harinas refinadas o integrales, e incluso
se hacen todo tipo de bebidas.
Que son las leguminosas

Las leguminosas son las semillas comestibles que crecen en vainas en plantas anuales,
arbustos o enredaderas de la familia de las Leguminosae o Fabaceae. Estas semillas
pueden ser comidas frescas, germinadas, secas y molidas en forma de harina, o
preparadas en un sinnúmero maneras.

Los miembros principales de la familia de las leguminosas incluyen a los frijoles y


guisantes (Phaseoulus), lentejas (Lens) y cacahuetes (Arachisx). Existen más de 10.000
variedades de frijoles y lentejas conocidas y usadas mundialmente. Otros miembros
incluyen a la alfalfa, trébol y lupino.

Las leguminosas son a veces llamadas “la carne de los pobres” debido a su uso por
muchas culturas como fuente primaria de proteína por miles de años. Son, en muchas
partes del mundo, consideradas como un constituyente básico de la dieta diaria.
Que son las carnes
La carne es el tejido animal, principalmente muscular, que se consume como alimento.3Se
trata de una clasificación coloquial y comercial que solo se aplica a animales terrestres —
normalmente vertebrados: mamíferos, aves y reptiles—, pues, a pesar de que podría aplicarse
a los animales marinos, estos entran en otra categoría, la de pescado, especialmente
los peces —los crustáceos, moluscos y otros grupos suelen recibir el nombre de marisco—.
Más allá de su clasificación biológica, otros animales, como los mamíferos marinos, se han
considerado a veces carne y a veces pescado. En algunas regiones, la carne humana también
puede adquirir esta denominación.
Desde el punto de vista nutricional, la carne es una fuente habitual
de proteínas, grasas y minerales en la dieta humana. De todos los alimentos que se obtienen
de los animales y plantas, la carne es el que mayores valoraciones y apreciaciones alcanza en
los mercados y, paradójicamente, también es uno de los alimentos más evitados y que más
polémicas suscita.4Los animales que se alimentan exclusivamente de carne se
llaman carnívoros, mientras que los herbívoros se alimentan solamente de plantas. Las
plantas que se alimentan de insectos y otros animales se llaman igualmente carnívoras (a
pesar de su entomofagia). Los que comen carne de presas matadas por ellos mismos se
denominan depredadores y los que la obtienen de animales ya muertos se
denominan carroñeros.
La mayor parte de la carne de consumo para los seres humanos proviene de los mamíferos.
Pero usamos como alimento solo algunas de las 3000 especies animales que existen.5Se
consume sobre todo carne de animales ungulados, domesticados para proveer alimento. Las
especies de abasto básicas para el consumo son el ganado ovino, bovino, porcino y las aves
de corral, mientras que las especies complementarias son el ganado caprino, equino y
la caza (mayor y menor). La industria cárnica es la industria de alimentación que mayor
volumen de ventas mueve.5El consumo de carne está creciendo de forma global en
consonancia con el incremento de la población mundial, siendo los países en vías de
desarrollo los que poseen un mayor ratio de crecimiento, lo que implica que en unos años se
necesitarán soluciones para satisfacer la creciente demanda de este alimento
Que son las carnes rojas

En crudo, identificamos por carne roja a aquella que presenta dicho color que se
debe a la alta concentración de mioglobina, ya que suele superar el 1% mientras
que en la carne blanca no alcanza el 0,5%. También hay quienes describen la carne
roja como aquella derivada de los mamíferos.

Las carnes rojas proveen colesterol en proporciones de entre 80 y 110 mg por


cada 100 gramos y poseen a diferencia de las carnes blancas, una mayor cantidad
de purinas que en nuestro cuerpo culminan produciendo ácido úrico, un
compuesto que en exceso puede significar un factor de riesgo para diferentes
enfermedades.

Las carnes rojas consumidas con regularidad pero no en exceso, pueden ser
una buena forma de garantizar el consumo de hierro de calidad, es decir, que
se absorbe fácilmente y que ayuda a prevenir anemias nutricionales pues además,
ofrece ácido fólico y proteínas que favorecen el aprovechamiento de este mineral.

Asimismo, otro beneficio que ofrecen las carnes rojas es la calidad superior de sus
proteínas así como su contenido en zinc, ambos factores juntos son determinantes
de un buen desarrollo muscular.
Que son las carnes blancas

Se entiende por carne blanca aquella que, a diferencia de la carne roja, presenta una
coloración menos rojiza. Atendiendo a criterios nutricionales, se considera que la
carne blanca es aquella que no proviene de los mamíferos, aunque esto no es del
todo cierto, pues hay diferentes tipos de carne blanca que proceden del conejo, como
el conejo o la del lomo de cerdo (pues el solomillo de cerdo es roja).

La carne roja es mucho más sabrosa por norma general que la blanca, y contiene un
nivel elevado de mioglobina. Además, contienen un cantidad elevada de hierro,
siendo una fuente nutricional fundamental para las personas que padecen anemia.

Por contra, contienen purinas que es lo que ocasiona que suframos la gota al
consumir mucha carne roja, ya que incrementa la cantidad de ácido úrico. Además,
son alimentos ricos en grasas, que aunque el consumo de las mismas en cantidades
controladas es perfecto, puede ser muy pernicioso para nuestra salud si abusamos de
las mismas (por el incremento del colesterol malo)

Por contra, las carnes blancas, suelen tener un tipo de proteína de mayor valor
biológico y su contenido en grasa saturada es nulo, por lo que son perfectas para
controlar nuestro colesterol. La digestión de las carnes blancas, suele ser mejor.