Вы находитесь на странице: 1из 3

El glucocálix o cubierta celular

Llamamos cubierta celular o glucocálix a la zona periférica rica en hidratos de carbono de la superficie de las
células eucarióticas, en contacto con el medio extracelular. Está cubierta puede tener un espesor de hasta 50 nm,
mucho más gruesa que la membrana misma.
Composición. La glucocálix posee abundantes oligosacáridos unidos a lípidos y a proteínas formando
glucolípidos y glucoproteínas. Las cadenas glucídicas de las glucoproteínas, junto a las de los glucolípidos,
forman la cubierta celular.

Esquema del glucocálix de una célula eucariota

Función. Las principales funciones del glucocálix son:


Protege la superficie celular del daño mecánico y químico.
Reconocimiento celular. La complejidad de los oligosacáridos que forman parte de los glucolípidos y
glicoproteínas de la membrana plasmática, así como el hecho de que se encuentren expuestos a la superficie
celular, sugiere que estos azúcares son los principales marcadores de identidad que actúan en diversos procesos
de reconocimiento celular. Por ejemplo, los grupos sanguíneos vienen determinados por glúcidos de la
membrana, lo que implica que tienen capacidad de respuesta inmunitaria. El reconocimiento celular mediado por
los glúcidos es también muy importante durante el desarrollo embrionario. Son también unos de los principales
lugares de reconocimiento por parte de los patógenos para unirse e infectar a las células. Los virus como el de la
gripe, bacterias como las E. coli patógenas y protozoos patógenos deben adherirse a la superficie celular para
infectar, de otra manera serán barridos por los mecanismos de limpieza del organismo.
Glucocálix de las microvellosidades intestinales

Algunos procesos de reconocimiento celular en los que intervienen los azúcares son:
Procesos infecciosos. Para ejercer su acción, las bacterias deben adherirse a la superficie de un tejido y es la unión
a los azúcares de la superficie de la célula hospedadora lo que marca el comienzo de la infección. La especificidad
de la adhesión bacteriana es un fenómeno general que depende de la especie y también del tejido. De esta forma,
algunas bacterias se asientan en las vías respiratorias, otras en el intestino y otras en órganos diferentes.
Reconocimiento entre las células de un tejido. Las células que forman parte de un mismo tejido se reconocen
entre sí y son capaces de adherirse y de producir inhibición por contacto en las células vecinas (inhibición de la
división celular).
Fecundación. Los espermatozoides distinguen los gametos femeninos de su propia especie de los de otras y se
unen sólo con los primeros. La especificidad de la fecundación es especialmente importante para los animales
acuáticos que vierten sus gametos en el agua, donde pueden mezclarse con gametos de otras especies.
Rechazo de injertos y trasplantes. Los glúcidos de la superficie celular se comportan como antígenos (moléculas
que inducen la producción de anticuerpos). Estos antígenos de la superficie celular son específicos de cada
individuo y permiten el reconocimiento de las células de un organismo por su sistema inmune. La detección de
células extrañas por el sistema inmune de un organismo provoca el rechazo de injertos y trasplantes.
Reconocimiento celular mediado por receptores del glucocálix