Вы находитесь на странице: 1из 8

NORMALIZACIÓN ESPAÑOLA SOBRE CENIZAS

VOLANTES (NORMAS UNE)

A n t o n i o P a r d o , Dr. en ciencias Químicas •M,^ P i l a r d e L u x á n , Dra en ciencias Químicas


Asociación Española de Fabricantes Instituto de la Construcción y del Cemento
de Hornnigón Preparado (ANEFHOP) "Eduardo Torreja" (CSIC)

607-1

RESUMEN SUI\/1MARY

En 1983 se creó el Grupo de Trabajo "Adiciones al Hormigón" The "Concrete Additives" task forcé was created within the
en el seno de la Comisión Técnica-83 "Hormigones'VIRANOR, "Concretes'VIRANOR Technical Commission-83 in 1983. It
actualmente transferido a AENOR. presently answers to the AENOR.

Su finalidad principal, durante estos años, ha sido la Its principie objective during these years has been the
elaboración de la normativa española sobre las cenizas elaboration of Spanish regulations concerning fiy ash to be
volantes que hayan de ser utilizadas en morteros y hormigones used in morters and concretes made with Portland cement.
de cemento portland. Su exposición es el objeto principal de The main purpose of this study, in which a comparative
este trabajo, en el que se incluye también un análisis analysis of International regulations is also included, is the
comparativo con la normativa internacional, así como los pasos exposition of these regulations, as well as the steps to be
a seguir en la actualización constante de las normas. taken in their constant up-dating.

Asimismo se recoge un resumen de las características de las In addition, a summary of the characteristics of fIy ash
cenizas volantes generadas en España con anterioridad a la produced in Spain before the elaboration of the UNE norms
elaboración de las Normas UNE. is also included.

1. INTRODUCCIÓN Las particularidades por las que atraviesa la utilización


de las C.V., actualmente en España, son semejantes a las
Desde los primeros años de la década de los ochenta de otros países europeos, y parten del deseo de utilizar
se ha venido constatando la utilización de cenizas volan- al máximo la elevada producción de c.v., unido a la con-
tes (c.v.) como adición a los hormigones en centrales de sideración, tanto de las mejoras de algunas de las ca-
hormigón y en hormigones fabricados a pie de obra. racterísticas que confieren a los morteros y hormigones
en los que se incorporan, como de la disminución de los
costes y el mantenimiento de las exigencias de presta-
Estas adiciones ya se venían utilizando para obras de- ciones mecánicas, protección de las armaduras, durabi-
terminadas, desde años atrás, en países como E.E.U.U., lidad, etcétera
Alemania, etc., por considerarse ventajosa su utilización,
fundamentalmente por la disminución del desprendimien- No obstante, desde el punto de vista de la calidad, se
to del calor de hidrátación en grandes obras de hormi- hace preciso especificar una serie de valores para una
gón en masa, como son las presas de fábrica, obras en gama de parámetros en las cenizas volantes, que permi-
las que las prestaciones mecánicas de los hormigones tan garantizar las características de los morteros u hor-
tienen una baja incidencia. migones en los que vayan a ser adicionadas.

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas http://informesdelaconstruccion.revistas.csic.es


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc)
58

Informes de la Construcción, Vol. 39 n.° 394, marzo/abril, 1988

lO^ts

90
< (O
(O
H
X 3
80 O
o
9
z
70 3
uJ
<
N
<
60 H z
O < <
liJ UJ z
O <
50 UJ
o <
O
U
2 f &
QC a>
O
<
O
40 O cr
UJ
Q: o o
Q. UJ UJ

30 o
< o
iZ < <
(O
o
ü
? z o
_l
o
_J
ÜJ
0> o m CD
20
UJ (r a> _l 3
< m o 3
<
< < Q. < z Q. Q.
O (O < id E
UJ z _j
<
Q:
< Q: UJ
o O cr < co
o
10 o < Z 3 o

n
u_ 3
>-
niinñn^A n
3 m

ñHA
1 2 1, 3 2 3 4 5 6 1 1 7 2 1 8 3 2 2
FUENTES DE 1.- G.M.IDORN (1981) 4.- S.A. JENSEN (1986) 7r J.PAPAYIANNI (1986)
INFORMACIÓN 2r R. KOVACSi J.TALABER(1984) 5r A. PARDO} M.P LUXAN (1987) 8.- G.L. VALENTI; R. CIOFFI i
3.- R.BUCCHI (1986) 6r J.N. COVEY (1982) R.SERSALE (1986)

Fig. 1.—Panorámica mundial de producción de cenizas.

Así, por ejemplo, a un hormigón con adición de c.v. que, mas tengan un sello conservador y aparezcan como ex-
desde el punto de vista económico, puede competir a perimentales durante el período de un año, ya que la ex-
igualdad de características con un hormigón sin este ti- periencia relativa a los hormigones con c.v., especialmente
po de adición, es preciso exigirle que en unas condicio- a largo plazo, no es grande y no resulta aconsejable tras-
nes normalizadas posea una determinada actividad re- plantar íntegramente la de otros países, cuyas materias
sistente. Otros factores a tener en cuenta al adicionar ce- primas, carbones y utilizaciones pueden ser radical-
nizas volantes son que éstas no puedan presentar po- mente distintas.
tencialmente inestabilidad en los hormigones, y también
conocer las variaciones sobre la demanda de agua ne- En la Fig. 1 se expone una panorámica mundial de la pro-
cesaria para conseguir una determinada consistencia ducción de cenizas, cuyos datos se refieren a estos últi-
que puede ser alterada por su empleo, etcétera. mos años y se han recogido de numerosas fuentes (1),
(2), (3), (4), (5), (6) y (7). En España la producción de c.v.
Entre los aspectos químicos que se deben considerar, asciende a cerca de 12 millones de toneladas al año.
se encuentra el contenido máximo de SO3, en razón a
evitar posibles problemas de durabilidad posteriores
y las pérdidas máximas por calcinación, en razón so-
bre todo a la utilización de aditivos en los hormigones
2. CARACTERÍSTICAS DE LAS CENIZAS VOLANTES
por su relación con el contenido de inquemados de las
cenizas. La formación de las cenizas volantes está condicionada
Estas características, entre otras, se han tenido en cuenta por el proceso térmico de la central termoeléctrica (tem-
a la hora de establecer en España la normativa para la peratura, (1),...), tipo de carbón (composición, granulome-
utilización de c.v. como adición a los hormigones de ce- tria,...), etc. y es determinante, a su vez, de sus caracte-
mento portland, y que a lo largo de los apartados de es- rísticas físicas, químicas, mineralógicas y morfológi-
te trabajo se irá exponiendo. cas y, por lo tanto, de su comportamiento posterior.

En los inicios del desarrollo de la normativa sobre es- Las cenizas volantes no son un material homogéneo, ya
tos materiales se ha seguido el criterio de que las nor- que el conjunto de partículas que la constituyen difie-
© Consejo Superior de Investigaciones Científicas http://informesdelaconstruccion.revistas.csic.es
Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc)
59
Informes de la Construcción, Vol. 39 n.° 394, marzo/abril, 1988

ren en su composición química, tamaño, granulometría, material y dependerá de la variabilidad de las diferentes
textura superficial, ... partículas.

Durante el proceso de combustión y dependiendo de la El contenido vitreo, la textura superficial y la morfología


temperatura alcanzada, transcurren un gran número de de las partículas son factores que tienen una impor-
reacciones químicas: se produce la deshidratación de los tancia primordial en el comportamiento del material.
minerales asociados al carbón, los carbonates se des- Su estudio entraña gran dificultad, aunque existen in-
componen, las fases minerales cambian o llegan a la fu- teresantes aportaciones como ha hecho recientemen-
sión, el yeso se deshidrata y las piritas se oxidan. te el profesor S. Diamond (10).

Cuanto más elevada sea la temperatura de combustión, Para penetraren el conocimiento de estos materiales hay
mayor es la cantidad de material fundido; así, mientras que considerar también tres aspectos fundamentales: ca-
que con una temperatura de 1.000 °C el porcentaje al- racterísticas químicas, mineralógicas y físicas:
canza sólo el 20 % del total, con temperaturas entre 1.500
y 1.700 °C, todas las fases minerales se encuentran ya • El ANÁLISIS QUÍMICO de las cenizas volantes espa-
fundidas (1). ñolas proporciona una suma de óxidos principales
(SÍO2 -h AI2O3 + Fe2 03) superior al 75 %; el contenido
La naturaleza vitrea o cristalina de las cenizas volantes en SO3 es variable, depende de la composición del
que se originan está condicionada, no sólo a la tempe- carbón original, pero sus valores son inferiores al 5 por
ratura de combustión alcanzada, sino a la velocidad de ciento. La pérdida por calcinación oscila mucho, refle-
enfriamiento. Un enfriamiento rápido favorece que la pro- ja el contenido de inquemados que posee la ceniza.
porción entre el contenido de material vitreo y cristalino El porcentaje de MgO es inferior al 2,5 por ciento (9).
aumente, con la consiguiente influencia en la reactividad El contenido de cal de las cenizas volantes españolas
del material y en sus propiedades puzolánicas. es muy variable. R K. Mehta (11) estableció una clasifi-
cación de las C.V. respecto a su contenido en cal, de-
Las partículas gruesas caen al fondo de la caldera y las nominándolas: c.v. altas en cal y c.v. bajas en cal, ba-
partículas más finas permanecen suspendidas en los ga- sándose en que al encuadrar las c.v. en cada uno de
ses, adquiriendo forma esférica debido a la tensión su- estos grupos, su composición mineralógica presenta-
perficial; éstas son las que toman el nombre de cenizas ba compuestos análogos.
volantes.
En la COMPOSICIÓN MINERALÓGICA de las c.v. es-
El examen al microscopio de las cenizas volantes mues- pañolas se han encontrado compuestos que aparecen
tra multitud de pequeños granos de diferente tamaño, for- en las c.v. de otros países (9), (12).
ma (esferas predominantemente), composición y tex-
En la Fig. 2 de la página siguiente se exponen, co-
tura superficial. Existen esferas huecas que albergan
mo ejemplo, los difractogramas de rayos X de dos
en su interior otras más pequeñas o bien partículas de
cenizas volantes españolas: a) baja en cal y b) alta
inquemados, otras son compactas, otras porosas. Jun-
en cal.
to a ellas hay partículas irregulares que consisten en
cuarzo o fragmentos vitreos e inquemados (8). Las cenizas volantes españolas clasificadas como ba-
jas en cal presentan los siguientes compuestos mine-
ralógicos: cuarzo (Q), mullita (M), hematites (H), calci-
ta(C),aluminatos calcicos, etc. Las c.v. altas en cal son
más complejas y tienen mayor número de compues-
2.1. Cenizas volantes procedentes de centrales
tos mineralógicos; en el estudio de las c.v. españolas
termoeléctricas españolas
se han encontrado: cuarzo (Q), hematites (H) y anhi-
drita (An); en ocasiones se observa la presencia de si-
Las centrales termoeléctricas españolas se encuentran
licatos calcicos (CS), portlandita (P), cal libre (C) y silico-
diseminadas en todo el territorio; predominan en la zona
aluminatos calcicos (13).
norte, en lugares donde se localizan minas de carbón.
• La DISTRIBUCIÓN GRANULOMETRICA de las partícu-
Los últimos trabajos realizados, sobre las cenizas volan-
las de las cenizas volantes, es una de las característi-
tes españolas, ponen de manifiesto la semejanza de sus
cas más variables; en ella influyen fundamentalmente
características con las procedentes de centrales termoe-
el grado de pulverización del carbón de origen, el pro-
léctricas de otros países (9).
ceso térmico (temperatura alcanzada, contenido de in-
quemados, ...) y el tipo de precipitadores de la central.
Los estudios sobre las cenizas volantes son muy com-
plejos, ya que cada partícula que las constituye es dife- Las C.V. españolas presentan curvas de distribución del
rente en composición química, estructura interna y mor- tamaño de partículas análogas a las procedentes de
fología. La caracterización se hace sobre el conjunto del centrales termoeléctricas de otros países (9), (14).
© Consejo Superior de Investigaciones Científicas http://informesdelaconstruccion.revistas.csic.es
Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc)
60
Informes de la Construcción, Vol. 39 n ° 394, marzo/abril, 1988

>' » t I t f > • I'' t I I I' I • » I


50 45 40 35 30 25 20 15 X>
26

Vv^^^ímmmm^
• I I I I " r I—I r I I I
50 45 40 35 30 25 20 15 \0
29
Fig. 2.—Difractogramas de rayos X de cenizas volantes españolas:
a) C.V. baja en cal; b) c.v. alta en cal.

3. NORMALIZACIÓN DE LAS CENIZAS VOLANTES La normalización tiene, por tanto, sus propias limitacio-
PARA SU USO EN EL HORMIGÓN nes.

La necesidad de la existencia de normas para un buen


uso de las cenizas volantes en cualquiera de sus aplica- Anteriormente se han recogido brevemente las caracte-
ciones es un hecho, especialmente si se tiene en cuen- rísticas de las cenizas volantes españolas, para resaltar
ta que no todas las c.v. se prestan a todos los empleos, el hecho de su analogía con las procedentes de otros
de forma que para cada caso particular se habrán de uti- países. La consecuencia inmediata es que la normaliza-
lizar atendiendo conjuntamente a sus propiedades y a ción española sobre cenizas volantes habrá de ser tam-
las necesidades técnicas concretas. bién similar en sus especificaciones a las ya existentes
en el extranjero.
Al plantearse el diseño de la normativa sobre c.v. hay que
apoyarse en el conocimiento de sus características, que
dependen primordialmente de su génesis, y que condi- A la hora de establecer la normativa sobre c.v. para su
cionarán su comportamiento posterior. uso en hormigón, hay que considerar dos aspectos fun-
damentales: por una parte, las características que se de-
La complejidad del problema del origen y las causas de ben exigir al material en cuanto a su calidad, en su re-
la reactividad de las c.v. hace que muchos factores prin- cepción; y, por otra, aquellas que van a condicionar las
cipales que determinan sus propiedades puzolánicas, en- propiedades del hormigón resultante.
tre otras, no se puedan normalizar por las dificultades
que entrañaría su cuantificación (textura superficial,
etcétera). Con objeto de hacer una exposición más simplificada de
las normas elaboradas en España sobre c.v., se presenta
Además, las especificaciones que se recojan en las nor- un esquema que se recoge en la Tabla I, donde se inclu-
mas deben ser seleccionadas considerando muchos as- yen las especificaciones relativas a las características quí-
pectos, inclusive aquellos que permitan la valoración del micas y físicas, así como el valor fijado correspondiente
material para las prestaciones que se busquen en él, co- a la Norma UNE 83 415, y los métodos de ensayo para
mo por ejemplo la sencillez y facilidad de medida en las su determinación, con la reseña de la norma UNE don-
centrales de hormigón. de quedan descritos.

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas http://informesdelaconstruccion.revistas.csic.es


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc)
61
Informes de la Construcción, Vol. 39 n ° 394, marzo/abril, 1988

Tabla Tabla II

Adiciones al hormigón. Relación de normas españolas que figuran en UNE


Cenizas volantes. Caracterización según Norma UNE 83 415.
83 415.

MÉTODO DE ESPECIFIOICION
DETERMINACIÓN ENSAYO ENSAYO NORMA
N0RI4A UNE N<
UNE834tS
TITULO
En estufa
UNE
Humedad (7o) 83431 máx.1,5 T=105±5*'C "ADICIONES AL HORMIGÓN. CENIZAS VOLANTES"
i o N«
tiempo = 2 horas
Método gravimétríco
S03(7o) 83432 máx.4,5 (Precipitación de 60804) 83 415 Definición, Especificaciones, Transporte y Almace-
P.P. En horno eléctrico 1 namiento de las Cenizas Volantes utilizadas como
I 0^
< Calcinación (7o)
83433 mdx. 6 T=750±50«C
Adición a los Hormigones y Morteros de Ce-
1 ^ tiempo = 1 hora 1
mento Portland.
45^ m máx.40
Finura 83450 Tamizado en húmedo
(7o) 83 421 Tomo, Preparación, Conservación y Transporte
01 90/xni móx. 15
<
— de las Muestras.
28 Mortero normal 1/3 de
Actividod dios > 75
ceniza volante (307© peso)
Resistente 83451 con cemento portland (707© pa
83 431 Determinación de la Humedad.
(7o) 90 > 90
días so) y relación con mortero controfl 83 432 Determinación de Sulfates expresados en SOs por
< Mortero normal y mortero 1 Método Grovimétrico.
Deman(ja de agua 83452 móx. 100
control Ídem a 83451
83 433 Determinación de la Pérdida por Calcinación.
Expansión Agujas Estabilidad en volumen de unal
LeChatelier 83453 móx. 10 ceniza volante (307opeso)con|
(mm) J cemento portland (70%peso)J
83 4 5 0 Determinación de la Finura.
83 451 Determinación del índice de Actividad Resistente
con Cemento Portland.
En la Tabla II se contempla una relación de las normas
Demando de Agua Relativa de una Ceniza Volan-
que figuran en UNE 83 415. 83 452
te mezclado con Cemento Portland en forma de
Mortero.
Todas las normas se han publicado como experimenta-
Determinación de la Estabilidad de Volumen por
les durante el período de un año, desde el principio de 83 453
el Método Le Chotelier.
su aparición en 1987.

En las Tablas III y IV (pág. siguiente) se pueden compa-


rar los requerimientos con relación a las características
químicas y físicas, respectivamente, de la norma espa- los siguientes: Australia (17); Austria (18); Canadá (19);
ñola frente a la normativa internacional. Cembureau (20); Corea (21); España (22); Estados Unidos
(23), (24) y (25); Gran Bretaña (26) y (27); India (28); Japón
Al intentar establecer una comparación, hay que tener (29); República Democrática Alemana (30); República Fe-
en cuenta la diferencia de métodos usados para cada es- deral Alemana (31); Turquía (32); y Rusia (33).
pecificación, en especial en el caso del índice de Activi-
dad Puzolánica. La Norma española UNE 83 415 no destaca ni por el nú-
mero de requerimientos, ni por el valor de los límites de
O. Manz (15), por una parte, y E. Rossouw y J. Krüger (16), sus especificaciones, tanto en lo que se refiere a los as-
por otra, presentaron en el Simposio sobre el uso de c.v. pectos químicos (Tabla III), como a los físicos (Tabla IV).
en el hormigón celebrado en Canadá en 1983, dos traba-
jos sobre las especificaciones internacionales de las adi- En Cataluña se han publicado unas "Recomendaciones
ciones para su empleo en el hormigón de cemento para el uso de cenizas volantes en el hormigón" (UC-85)
portland. (34) que, entre otros aspectos, indican limitaciones res-
pecto a características químicas y físicas. IJOS valores re-
Las dos Tablas citadas, que se ofrecen en este trabajo, comendados se recogen en la Tabla V.
se han elaborado teniendo en cuenta estos anteceden-
tes y realizando, además, una actualización de las nor- Para la elaboración de estas Recomendaciones se han
mas existentes, así como una ampliación en el número tenido lógicamente en cuenta, de un modo especial, las
de países contemplados, y que, en definitiva, han sido cenizas volantes producidas en la zona catalana
© Consejo Superior de Investigaciones Científicas http://informesdelaconstruccion.revistas.csic.es
Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc)
62
Informes de la Construcción, Vol. 39 n.° 394, marzo/abril, 1988

Tabla III

Cenizas volantes utilizadas en el hormigón. Requerimientos químicos.

8 O) <
< z iZ z z
< 0 3 Q 0 < < <
< < < < ce LiJ <
ESPECIFICACIÓN
-j
<
cr 1-
z
< (T
LxJ <
UJ
o:
iZ í i 0 <
0
z
0
QL
UJ

<
UJ

<
3 •
ai
h- </) 0 CD 0 < Í3 -3
C-618-85 1 eú z <
< CLASE Lü
ü UJ
CLASE
s 00 to -5
Lü UJ
3
1-
3
< ü
< 0 0 0: ro
U-
F C F C 0 O Q:
co
HUMEDAD (móx.%) 1.5 1 3 3 3 1.5 3 3 Sí?
3 3 0.5 1 3
(opci onal)

PERDIDA P O R
8 5 12 6 5 12 6 6 6 6 6 7 7 12 5 15 5 10 10
CALCINACIÓN (móx.%) (12)

I SiOg (mín.%) 42-60 45 40


! (1)
16>32
|si02+AI¿0yi-Fe20^mín.7o) (2) 70 70 50 75 70 70 70
3-12
(1) (2) (3) (3)

S O 3 (máx.7o) 2.5 3.5 5 5 5 4.5 5 5 4 4 2.5 2.5 3 3 4 5 3

CaO (máx.%) 5-20 6


1 CaO ubre (max.7o) 2 1
1 MgO (max.%) 5 5 5 5 4 4 5 5

Á L C A L I S SOLUBLES 1.5 1.5 1.5 1.5 2 1.5 1.5


(NogO % m á x . ) (opcional) (opc)
1 OTRAS X X

Tabla IV

Cenizas volantes utilizadas 9n el hormigór1. Requerimientos físicos.

co < < 1 <


<
< 3 8 0
z z
ESPECIFICACIÓN
_i
<
^-
<o
<
\-
co
3
<
z
<
0
Ul
3
co
<
UJ
o:
0
<
<
(/) c-618-85
i Q
z
3

< 0
UJg C\J
5552
<
o
z
z
0
Q.
<
2

< <
2
< Ul
Ul <
<
3
co
co
0¿
3
< < CLASE 1 Lü

CLASE o. o 10 Ul Ul H
0 ^ O Q
co
FINURA
F 1 C F 1 C Ul (0 0 ü GQ a- üf üf

SUPERFICIE ESPECIF kooc 2700


pooc 2800 240C 200c
(cm^/Qi móx.)
RESIDUO TAMIZ
(máx.%)
s200/im 10 0.3
1 90^m (150) 15 8(87)
s 45/im 50 34 40 34 12.5 12.5 50(4oj
1 20/xm 30
ÍNDICE
ACTIVIDAD RESISTEN. 0
10
<0
2 0 10
V.
CON CEMENTO (mín.%) 0 10
K <D
7 DÍAS 68 >- 0> 70 w

28 DÍAS 80 7 5 (op.) 75 95 85 75 75 75 75 85fap 60 X 70 70


91 DÍAS 90 100 90 70 70
CON CAL(mín.MPa)
7 DÍAS 5.5 5.5 6.2 6.2 3.9
DEMANDA DE AGUA
(m<5x.%) 105 IlOO 105 95 95 102
ESTABILIDAD VOLUM.
(máx.)
AUTOCLAVE 0.8 0.5 0.8 0.5 0.5 0.8
OTROSíL.CHAT.) X 10 X 10
1 OTRAS X 1 X X X X X X X X X X 1 X 1

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas http://informesdelaconstruccion.revistas.csic.es


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc)
63
Informes de la Construcción, Vol. 39 n ° 394, marzo/abril, 1988

Tabla V y la aplicación de las normas UNE experimentales a ca-


da una de las muestras.
Recomendaciones UC-85 Cataluña
"Uso de las cenizas volantes en el hormigón." Los resultados obtenidos en estas experiencias podrán
servir de base para el establecimiento de las normas es-
ARTICULO CARACTERISTICAS DE LAS VALOR
N2 CENIZAS VOLANTES RECOMENDADO
pañolas con carácter definitivo, aunque siempre abiertas
a una revisión posterior, relativas a las cenizas volantes
2 PERDIDA AL FUEGO 6 utilizadas como adición a los morteros y hormigones de
3 CaO libre 7 cemento portland.
4 FINURA ^
(Residuo en el tamiz de 45 /¿m) -0
40

5
AGRADECIMIENTO
5 SO3

6 MgO 5
Los autores agradecen al Grupo de Trabajo "Adiciones
7 HUMEDAD ,1,5
al Hormigón" de la Comisión Técnica 83 "Hormigones"
8 ÍNDICE DE PUZOLANICIDAD
de IRANOR, actualmente en AENOR, su labor y dedica-
0
(de acuerdo con 0 z —
C 0» 0
ción en la elaboración de las normas.
BS 3892: Part 1/apéndice F) c 857o

4. CONSIDERACIONES FINALES BIBLIOGRAFÍA

1. IDORN, G. M. en Effects of FIy Ash Incorporation in Cement


Los primeros pasos en relación a la normativa en Espa- and Concrete, Proc. Symposium N (Mat. Res. Soc, Univer-
ña sobre cenizas volantes para su uso en el hormigón, sity Park, PA), pp 244-259 (1981).
se han dado ya con la aparición de las nuevas normas
UNE (Tabla II), avaladas por el conocimiento previo acer- 2. KOVACS, R y TALABER, J., Silicates Ind., n. 2, pp 31-34 (1984).
ca de las características de estos materiales y la expe-
riencia en su utilización. 3. BUCCHI, R. 8.° Congr ínter Quim. Cem., Vol. I, pp 185-198,
Brasil (1986).
Las especificaciones contenidas en la Nomna UNE 83 415
- 82 "ADICIONES AL HORMIGÓN. CENIZAS VOLANTES: 4. JENSEN, S. A., en FIy Ash and Goal Conversión By-Products-
Characterization, Utilization and Disposal H, edited by G. J.
Definición, Especificaciones, Transporte y Almacenamien-
McCarthy, F R Glasser and D. M. Roy Mat. Res. Soc, Symp.
to de las Cenizas Volantes utilizadas como Adición a los Proc. Vol. 65, pp 27-36 (1986).
Hormigones y Morteros de Cemento Portland", se en-
cuentran dentro del marco de la normativa internacional 5. COVEY, J. N., Concr. Int., pp 11-15 (1982).
existente correspondiente a este tema.
6. PAPAYIANNI, J., Seminarlo sobre cenizas volantes, pp 65-113,
Todo trabajo de normalización requiere una actualización Barcelona (1986).
constante. Este hecho se ha tenido en cuenta y todas
las normas elaboradas tienen carácter experimental, má- 7. VALENTI, G. L; CIOFFI, R. y SERSALE, R. en FIy Ash, Silica
xime en esta circunstancia en la que el número de cen- Fume, Slag and Natural Pozzoians in Concrete, Proc. CAN-
MET/ACI 2nd Int. Conf. Madrid, Editor V M. Malhotra, Vol. 1,
trales termoeléctricas que se hallan en funcionamiento
pp 741-762 (1986).
está en aumento, y las ya antiguas sufren renovaciones
y ampliación en sus grupos. 8 CALLEJA, J., Cemento-Hormigón, 597 y 598 (1983).

Con el fin de conocer las cenizas volantes que se gene- 9. LUXAN, M. R; SÁNCHEZ de ROJAS, M. I. and SORIA, F pre-
ran en el tiempo en cada central y poder adecuar, en la sentado en FIy Ash Silica Fume, Slag and Natural Pozzoians
medida de lo posible, las normas a los materiales exis- in Concrete, Madrid (1986). Materiales de Construcción Ic-
tentes, se está llevando a cabo un Proyecto de Investi- cET (1988, n.° 209).
gación iniciado en 1986 por el Instituto de la Construc-
ción y del Cemento "Eduardo Torreja", bajo la dirección 10. DIAMOND, S., Cem. Conc Res., 16, 3, pp 569-579 (1986).
del Prof. F. Soria, y en el que colaboran varios laborato-
11. MEHTA, R K. en The Use of FIy Ash, Silica Fume, Slag and
rios de investigación.
Other Mineral by-Products in Concrete, Proc. CANMET/ACI,
First Int. Conf. Montebello, Editor V M. Malhotra, Vol.1. pp
En este trabajo se contempla la realización de varios 1-46 (1983).
muéstreos de cenizas volantes, en fechas sucesivas, de
todas las centrales termoeléctricas españolas actuales, 12. MEHTA, R K., Cem. Concr Res., 15, pp 669-74 (1985).

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas http://informesdelaconstruccion.revistas.csic.es


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc)
64
Informes de la Construcción, Vol. 39 n.° 394, marzo/abril, 1988

13. LUXAN, M. R; SÁNCHEZ de ROJAS, M. I., presentado al 23. American Society for Testing Materials. "Standard Specifi-
Symposium N, "FIy Ash and Coal Conversión By-Products: cation for FIy Ash and Raw or Calcined Natural Pozzolan
Characterizatíon, Utilization and Disposal III, Boston for Use as a Mineral Admixture in Portland Cement Concre-
(1986) te", ASTM C 618-85 (1985).

14. CABRERA, J. y col. en FIy Ash, Silica Fume, Slag and Natu- 24. Federal Specification, "Pozzolan for use in Portland Cement
ral Pozzolans in Concrete, Proc. CANMET/ACI 2nd Int. Conf. Concrete". SS-P-570 B, April 1969.
Madrid, Editor V. M. Malhotra, vol 1, pp 115-144 (1986).
25. U.S. Army Corps of Engineers. "Pozzolan for use in Portland
15. MANZ, O. E. en The Use of FIy Ash, Silica Fume, Slag and Cement Concrete". CRD - C 262-63.
Other Mineral by-Products in Concrete, Proc. CANMET/ACI,
First Int. Conf. Montebello, Editor V. M. Malhorta, vol 1, 26. British Standards Institution. "Pulverized-Fuel Ash. Part 1.
pp 187-200 (1983). Specificacion for pulverized-fuel ash for use as a cementi-
tious component in structural concrete." BS 3892 (1982).
16. ROSSOUW, E.; KRÜGER, J. en The Use of FIy Ash, Silica Fu-
me, Slag and Other Mineral by-Products in Concrete, Proc. 27. British Standards Institution. "Draft British Standard Speci-
CANMET/ACI, First Int. Conf. Montebello, Editor V. M. Mal- fication for Pulverized-Fuel Ash for use in Concreta" BS Draft
hotra, vol 1, pp 201-220 (1983). 81/10567.

17. Standards Association of Australia "FIy Ash for use in con-


28. Indian Standards Institution. "Standard Specification for FIy
crete". AS 1129 y 1130 (1971). Ash. (Part 2: For use as Admixture for Concrete)." IS: 3812
(Part 2). (1966).
18. Ósterreichisches Nomnungsinstitut. "Draft Specification for
FIy Ash for Concrete Production" B 3320-1981.
29. Japanese Industrial Standard. "FIy Ash". JIS A 6201 • (1977).
19. Canadian Standards Association. "Suplementary Cementing
Materials and their use in Concrete Construction". 30. Deutsche Normen. TGL 28 101/03.
CAN 3-A23.5 - M82 (1982).
31. Deutsche Normen. DIN 1045-1980. RichtIinie für die Erteilung
20. CEMBUREAU. Report to Cembureau Technical Committee von Prüfzeichen für Steinkohlenflugasche ais Betonzusatz-
"Specifications for fiy ash as a Concrete additive" (1982). stoff nach DIN 1045 Bautechnik (11), 39, (1980).

21. Korean Industrial Standard. "FIy Ash for use as an Admix-


32. Turi^ish Standards Institution. "FIy Ashes suitable for Mixing
ture in Portland Cement Concrete". KS L 5405 (1964).
with Portland Cement Concrete." TS 639-1968.
22. Norma Española UNE 83 415: "Adiciones al Hormigón. Ce-
nizas Volantes: Definición, Especificaciones, Transporte y Al- 33. GOST "Binder Active Mineral Additives." GOST 6269-63.
macenamiento de las Cenizas Volantes utilizadas como Adi-
ción a los Homnigones y Morteros de Cemento Portland" 34. Recomendaciones UC-85: "Uso de las cenizas volantes en
(1986). el hormigón", D.O.G. n. 534, (3-V-85).

* * *

© Consejo Superior de Investigaciones Científicas http://informesdelaconstruccion.revistas.csic.es


Licencia Creative Commons 3.0 España (by-nc)