Вы находитесь на странице: 1из 7

ENFERMEDADES Y ANOMALIAS DE LAS UÑAS

Anomalías de la uña

Definición

Son problemas con el color, la forma, la textura o el espesor de las uñas de los dedos de las manos
o de los pies.

Nombres alternativos

Líneas de Beau; Anomalías de las uñas de los dedos de la mano; Uñas en forma de cuchara;
Onicólisis; Leuconiquia; Coiloniquia; Uñas frágiles

Consideraciones

Como sucede con la piel, las uñas de los dedos de las manos dicen mucho acerca de su estado de
salud.

 Las líneas de Beau son depresiones a través de la uña. Pueden presentarse después de una
enfermedad, una lesión de la uña, eccema alrededor de la uña, durante quimioterapia para el
cáncer y cuando usted no está recibiendo la nutrición suficiente.
 Las uñas frágiles o quebradizas a menudo son el resultado normal del envejecimiento.
También pueden deberse a ciertas enfermedades y afecciones.
 La coiloniquia es una forma anormal de las uñas de los dedos de la mano, La uña tiene
crestas levantadas y es delgada y cóncava. Este trastorno está asociado con una anemia
ferropénica.
 La leuconiquia corresponde a vetas o puntos blancos en las uñas que se deben a menudo a
medicamentos o enfermedades.
 Las lesiones punteadas de la uña corresponden a la presencia de pequeñas depresiones en
la superficie de esta. Algunas veces, la uña también presenta desmoronamiento. La uña
puede aflojarse y algunas veces desprenderse. Estas lesiones están asociadas con la
psoriasis y la alopecia areata.
 Las crestas son líneas pequeñas y levantadas que se desarrollan a lo largo de la uña o arriba
y abajo de esta.

Causas

Lesión:

 Aplastar la base de la uña o el lecho ungueal puede producir una deformidad permanente.
 Quitarse o friccionarse la piel por detrás de la uña de una forma crónica puede causar distrofia
ungueal mediana, la cual le da a las uñas de los pulgares una apariencia de estar divididas o
con crestas a lo largo de estas.
 La exposición prolongada a la humedad o al esmalte para uñas puede hacer que las uñas se
pelen o descascaren y se vuelvan frágiles.

Infección:

 Los hongos o cándidas producen cambios en el color, la textura y la forma de las uñas.
 La infección bacteriana puede causar un cambio del color o zonas de infección dolorosas
debajo de la uña o en la piel que la circunda. Las infecciones graves pueden causar la pérdida
de la uña. La paroniquia es una infección alrededor del pliegue de la uña y la cutícula.
 Las verrugas virales pueden ocasionar un cambio en la forma de la uña o la encarnación de
piel debajo de esta.
 Ciertas infecciones (especialmente de la válvula del corazón) pueden producir líneas o vetas
rojas en el lecho ungueal (hemorragia lineal subungueal).

Enfermedades:

 Las enfermedades que afectan la cantidad de oxígeno en la sangre (como problemas del
corazón y enfermedades pulmonares, incluso cáncer o infecciones) pueden producir dedos
hipocráticos.
 Las enfermedades renales pueden provocar una acumulación de productos de desecho
nitrogenado en la sangre, lo cual puede causar daño a las uñas.
 La enfermedad hepática puede dañar las uñas.
 Las enfermedades de la tiroides, incluso el hipertiroidismo o el hipotiroidismo, pueden producir
uñas quebradizas o separación del lecho ungueal de la lámina ungueal (onicólisis).
 Una enfermedad grave o una cirugía puede producir depresiones horizontales en las uñas
(líneas de Beau).
 La psoriasis puede producir hendiduras, separación de la lámina ungueal del lecho ungueal y
la destrucción crónica (largo plazo) de dicha lámina (distrofia de la uña).
 Otros problemas de salud que pueden afectar la apariencia de las uñas incluyen amiloidosis
sistémica, desnutrición, deficiencia de vitaminas y líquen plano.
 Los cánceres de la piel cerca de la uña o la yema de los dedos pueden deformar la uña. El
melanoma subungueal es un cáncer potencialmente mortal que normalmente aparecerá como
una veta oscura que baja a lo largo de la uña.
 El signo de Hutchinson es el oscurecimiento de la cutícula asociado con una veta pigmentada
y puede ser un signo de un melanoma agresivo.

Tóxicos:

 La intoxicación con arsénico puede causar líneas blancas y crestas horizontales.


 La ingestión de plata puede ocasionar coloración azulada de la uña.

Medicamentos:

 Ciertos antibióticos pueden causar levantamiento de la uña del lecho ungueal.


 Los medicamentos de quimioterapia pueden afectar el crecimiento de la uña.

El envejecimiento normal afecta el crecimiento y desarrollo de las uñas.

Cuidados en el hogar

Para prevenir problemas en las uñas:

 NO se muerda, hurgue o arranque las uñas (en casos severos, algunas personas pueden
necesitar consejería y estímulo para detener estos hábitos).
 Mantenga las cutículas recortadas.
 Use calzado que no apriete los dedos y siempre corte las uñas de los dedos de los pies de
manera recta a lo largo de la punta.
 Para prevenir las uñas frágiles, manténgalas cortas y no use esmalte. Use una crema
emoliente (suavizante para la piel) después de lavarse o bañarse.

Traiga su propio equipo de manicura al salón de belleza y NO permita que el manicurista trabaje en
sus cutículas.

El uso de la vitamina biotina en dosis altas (5,000 microgramos diarios) y de esmalte transparente
con proteínas, puede ayudarle a endurecer sus uñas. Hable con su proveedor acerca de
medicamentos que ayuden con la apariencia anormal de las uñas. Si usted tiene una infección en la
uña, le pueden recetar medicamentos antimicóticos o antibacterianos.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor de atención médica si presenta:

 Uñas azuladas
 Uñas deformes
 Uñas torcidas
 Crestas horizontales
 Uñas pálidas
 Líneas blancas
 Color blanco por debajo de la uña
 Hoyuelos en las uña
 Descamación en las uñas
 Dolor en las uñas
 Uñas encarnadas

Si presenta hemorragias en astilla o signo de Hutchinson en las uñas, consulte a su proveedor de


inmediato.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor examinará sus uñas y le hará preguntas sobre sus síntomas. Estas pueden incluir si
usted se lastimó la uña, si sus uñas están constantemente expuestas a humedad, o si se hurga
constantemente las uñas.

Los exámenes que se pueden ordenar incluyen radiografías, análisis de sangre, o análisis de las
partes de la uña o la matriz de la uña en el laboratorio.

Hongos y psoriasis
Pero no siempre la edad es la causa de que nuestras uñas se vuelvan quebradizas o frágiles.

Otro factor común es el déficit de vitaminas o minerales.

"En estos casos, la debilidad de las uñas suele ir acompañada de la pérdida de cabello", dice
Aguado.

Si las uñas presentan alteraciones de color, como por ejemplo verse amarillentas, las causas más
comunes suelen ser lasinfecciones por hongos.

Mucha gente desarrolla una infección por hongos o bacterias en algún momento de su vida.

Estas infecciones no suelen ser graves, aunque pueden ser incómodas y difíciles de tratar.

Las infecciones por hongos se desarrollan poco a poco y provocan que la uña se vuelva descolorida,
amarillenta, engrosada y distorsionada.

Esto es más común en las uñas de los pies que en las de las manos.
El nombre médico para estas infecciones es onicomicosis y la mejor forma de prevenirlas es lavar
adecuadamente los pies, secándolos bien e intentando que permanezcan secos a lo largo del día.

Otro tipo de infecciones son las causadas por bacterias, hongos o virus herpes que infectan la piel
que rodea la uña debido a cortes o fisuras en la cutícula, por ejemplo.

Esta condición, denominada paroniquia, puede ser aguda, si se desarrolla en solo unas horas, o
crónica, cuando dura más de seis semanas.

En cuanto a la psoriasis, esta afección provoca que las uñas se vuelvan amarillas o que se vuelvan
frágiles.

"También puede hacer que las uñas aparezcan picadas", afirma Aguado.

De hecho, según la página web del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS), entre el 10 y
el 50% de los pacientes con psoriasis presentan también uñas picadas.

Traumatismos
Una de las causas de que la uña esté alterada en su forma puede ser un traumatismo. A menudo,
las uñas reciben pequeños golpes contra el zapato durante la vida diaria.

Esto hace que, al cabo del tiempo, la uña se vuelva muy gruesa y adopte una forma rara.

"Al final, la uña puede sufrir un cambio total", le explica a BBC Mundo la doctora Aguado.

Esto suele suceder en el dedo gordo del pie o en el dedo que más sobresale.

Los microtraumatismos pueden suceder también al practicar algunos deportes como correr o tenis, y
generar rayitas violáceas o amarillentas, afirma el doctor Vicente Delgado, dermatólogo de la
Academia Española de Dermatología y Venereología, en un artículo disponible en la página de la
academia.

Otra causa frecuente de alteraciones en la forma es el liquen plano, una enfermedad de la piel que
puede afectar a diversas áreas del cuerpo, como el cuero cabelludo o las uñas.

La Alopecia areata, una condición que provoca caída del cabello, puede también causar una
apariencia de uñas picadas o con abolladuras.

Uñas con manchas blancas


En ocasiones surgen manchas blancas en las uñas, una condición que se llama leuconiquia y que se
debe a la decoloración de la lámina ungueal.

"La leuconiquia tiene algunas variantes", le explica a BBC Mundo por correo electrónico Julio Sartori,
dermatólogo de la Clínica Mayo, en Estados Unidos.

Las manchas pueden ser como pequeños puntos blancos, en uno o varios dedos, un fenómeno
asociado con pequeños golpes o mordeduras de la uña que suele desaparecer al cabo de unos
meses y es más frecuente en niños.

O puede tratarse de líneas blancas trasversales, cuyas causas más frecuentes son traumatismos,
como golpes o la manicura.

No tiene tratamiento, salvo esperar que crezca la uña.

Si las manchas son difusas y la decoloración es completa, esto puede estar asociado a condiciones
hereditarias y es un fenómeno muy poco frecuente.

Enfermedades más graves


Con menos frecuencia, las anomalías en las uñas pueden ser consecuencia de una enfermedad más
grave.

La aparición de líneas profundas que van de izquierda a derecha de la uña, conocidas como líneas
de Beau, pueden ser el resultado de una enfermedad previa o surgir como consecuencia de la
quimioterapia.

Algunas condiciones asociadas con estas líneas son la diabetes u otras enfermedades vinculadas a
fiebres elevadas.

Los problemas de la glándula tiroides se han asociado con fragilidad de las uñas.

Las uñas amarillentas se han asociado con enfermedades como la bronquiectasia (una enfermedad
pulmonar), la sinusitis, la tuberculosis, la ictericia o el linfedema.

Cuando las uñas son mitad blancas, mitad marrones, esto puede ser una señal de fallo
renal, aunque el vínculo entre ambos no está bien entendido científicamente.

Una teoría, según el NHS, es que el fallo renal produce cambios químicos en la sangre que provocan
que se libere melanina al lecho ungular.
En Reino Unido se estima que hasta el 40% de personas con fallo renal tiene este tipo de uñas.

Otra condición muy poco frecuente son las uñas de Terry, que aparecen blancas con una punta
enrojecida y están vinculadas con muchas enfermedades, como la cirrosis o la anemia.

La anemia por falta de hierro está asociada también con las conocidas como uñas cuchara, o
Coiloniquia.