Вы находитесь на странице: 1из 5

“Plan de Formación”.

Claudio Antonio Leal Figueroa

Fundamentos de la Prevención de Riesgos

Instituto IACC

Lunes, 24 de Noviembre del 2014


1.- Describir cada uno de los pasos que se deben seguir
para realizar un Plan de Formación.

1.- Introducción.-

Dentro de las actividades especificas del “Sistema de Gestión de


la Prevención de Riesgos Laborales”, nos encontramos con las
Inspecciones de Seguridad, la Investigación de los Accidentes e
Incidentes y con el Plan de Formación; esta última función agrupa un
conjunto de actividades que ayudan a mejorar el rendimiento presente y
futuro del trabajador incrementando su nivel de conocimientos,
mejorando sus habilidades y fortaleciendo sus actitudes frente a los
temas de seguridad laboral y en su desarrollo personal como
trabajador. Para de esta forma poder alcanzar los objetivos trazados
por la empresa en materia de seguridad y competencias laborales.

Para poder desarrollar un buen Plan de Formación, se deben


considerar los siguientes pasos:

1.1.- Diagnosticar y analizar las necesidades de los trabajadores


respecto a su falta de conocimientos, carencia de habilidades y malas
actitudes frente a su función laboral dentro de la organización.

1.2.- Establecer los objetivos de formación. En este paso se deben


entregar la descripción detallada de las nuevas capacidades que
deberán alcanzar los trabajadores como resultado de su proceso
formativo. Todas estas nuevas capacidades (Conocimientos, habilidades
y actitudes) deberán ser claras, medibles, cuantificables y realistas.
Podemos establecer 3 tipos de objetivos para la formación preventiva:

 Objetivos cognitivos (conocimientos). Para desarrollar los


conocimientos del trabajador en materia de la prevención de
riesgos, para poder identificar, evaluar y controlar los riesgos
asociados a su actividad laboral y a nivel de la organización esta
debe identificar las fuentes de riesgos y sus medidas de control.
 Objetivos Afectivos (Actitudes). Para desarrollar actitudes
emocionales y favorables a la prevención, respecto a la toma de
decisiones en su puesto de trabajo.
 Objetivos psicomotores (Habilidades): Son más bien objetivos
operativos donde el trabajador deberá a aprender las habilidades
para adoptar las medidas preventivas adecuadas para cada riesgo
o peligro detectado.

En el recuadro siguiente podemos establecer la relación entre el


objetivo a alcanzar y la metodología para lograrlo.

Fuente: (http://www.conectapyme.com/documentacion/GIF-
PRL/recursos/contenidopdf/Nivel_4.pdf)
En cuanto al tiempo de implementación de los objetivos, se distinguen 2
tipos de objetivos para la formación preventiva:

Podemos establecer objetivos globales, que pueden ser medibles a


largo plazo, por ejemplo: “Poder reducir los accidentes en un 20 % en el
plazo de un semestre”.

También tenemos los objetivos específicos, a corto plazo, por


ejemplo: “Utilizar la maquinaria según las recomendaciones del
fabricante, respetando las mantenciones horarias programadas”

1.3.- Diseñar un Programa de Formación; Significa poder establecer


e implementar todos los contenidos involucrados durante el proceso
formativo, es decir, planificar las acciones formativas, a través de
cursos de capacitación, como por ejemplo:

 Uso y manejo de extintores portátiles.


 Manejo defensivo.
 Rigger.
 Bloqueo de energías.
 Manejo manual de cargas.

Todos estos cursos deben establecer sus objetivos, las características


del personal a formar, los recursos y el tiempo destinados para esta
labor.

1.4.- Elección de las técnicas educativas; Como el objetivo principal


de la actividad formativa es el cambio de actitudes de los trabajadores
(personas adultas con criterio formado), la metodología de enseñanza
empleada para su difusión puede ser de forma presencial y
participativas o a través de los nuevos sistemas que nos entrega la
tecnología de la información y las comunicaciones como son: el “e-
learning”, video conferencias, DVD, etc.

1.5.- Desarrollar el programa de formación; Se debe procurar


destinar y crear un ambiente adecuado para la formación, entregando el
material formativo al trabajador, a través de medios audiovisuales,
documentos escritos, manuales, y que además el encargado de la
capacitación, (personal propio de la empresa o consultores externos) la
realicen de manera participativa con los asistentes.

1.6.- Evaluar y realizar un seguimiento al programa formativo; Este


paso final del proceso formativo nos indica que si se han alcanzado los
objetivos de los cursos impartidos, a través de los medios de evaluación,
(exámenes, cuestionarios, encuestas), se debe designar a un
responsable dentro de la empresa; que realice el seguimiento y
garantice la correcta implementación del proceso formativo.

Este resultado obtenido se puede medir a través de la comparación de


los resultados obtenidos por el proceso formativo, con lo planificado; de
esta forma podemos detectar si fue lograda o no la acción formativa.

Bibliografía

IACC (2014). Fundamentos de la Prevención de Riesgos. Contenidos de la Semana 5. Instituto


Profesional IACC, Consultado, 21 de Noviembre del 2014.-