Вы находитесь на странице: 1из 13

De la comunidad estamental a la Sociedad de clases.

La Sociología, disciplina autónoma que analiza la sociedad y los problemas de

Integración entre sus miembros, nace con la crisis social europea del siglo XIX.

El Feudalismo es un sistema económico, social y político, en el cual la principal relación de producción era la
servidumbre.

Durante la Edad Media la sociedad se dividía entre los hombres libres y quienes no lo eran. Se trataba de un orden
colectivo de índole estamental, sostenido por la nobleza terrateniente, el monarca, la iglesia y la fuerza de trabajo
subordinada.

Los hombres libres podían pertenecer o no a la nobleza y gozaban de ciertos derechos. Quienes no lo eran, se
diferenciaban los sujetos a la servidumbre o a los de la gleba, quienes su dependencia se fijaban en torno a una
heredad (unidos a la tierra, aunque la misma cambiara de dueños).

Tanto la pertenencia a la nobleza como así también a la gleba, se establecía por sangre, lo cual determinaba
una estricta movilidad social.

El sistema de producción era rural fundamentalmente.

Las relaciones que los hombres mantenían entre sí se daban por medio de un “pacto de vasallaje” que implicaba
derechos y obligaciones recíprocos

A la cabeza de este sistema se encontraba el monarca a quienes todos los habitantes de su reino le debían rendir
homenaje.

La Iglesia actuaba como un señor feudal, representaba instituciones sobre las que se asentaba el orden del
feudalismo y se situaba en los cargos superiores de la jerarquía estamental. Los cargos eclesiásticos elevados eran
semejantes al de la gran nobleza. La iglesia recibía tierras para su cultivo y explotación. También regía un tributo
llamado “diezmo” que debía abonar el conjunto de la población trabajadora y era destinado al sustento de los
sectores sociales más pobres.

El clero rural se hallaba en niveles sociales equivalentes a los del campesinado. Las comunidades de monjes vivían
en forma semejante a la se los campesinos. Sin embargo un número considerable de sacerdotes, disfrutaba de
ciertos privilegios y comodidades equiparables a las gozadas por los laicos más poderosos. Las primeras
universidades se encontraban ligadas a la Iglesia y eran los clérigos quienes desempeñaban el papel de
intelectuales de la época.

Los señores feudales poseían ejércitos propios denominados “huestes” o “séquitos feudales”. Las extensiones
correspondientes al “gran dominio” territorial se dividían en diferentes sectores, constituyendo la reserva aquella
parcela donde moraba y de la que vivía el Señor, cuya tierra era explotada por trabajadores domésticos.
Las tierrascomunales, bienes de uso común, estaban formadas por prados, dehesas y bosques. La región de caza
se encontraba asignada al uso del Señor.

El Sistema Feudal era rural, se desarrollaron ciudades, ubicadas al margen de las pequeñas aldeas
correspondientes a los feudos. La población se dedicaba a la producción.

Las “guildas de comerciantes” surgidas de la reunión de simples buhoneras o vendedores ambulantes,


evolucionaron y adquirieron creciente poder al incremento del intercambio comercial.

Una característica del Feudalismo consistió en el hecho de presentar un sistema de producción orientado
prioritariamente “al uso” dirigido al mercado; no existía una presión tendiente al perfeccionamiento técnico. No
obstante, en forma paulatina se logró la aplicación de ciertas innovaciones (procedimientos de cultivo, utilización
del arado asimétrico, sustitución del buey por el caballo, etc.)

Los mercados mensuales (o estacionales) se limitaban al intercambio regional. Tanto en el campo como en las
ciudades la producción se realizaba mediante el uso de herramientas pertenecientes a los mismos trabajadores.
El sistema de producción centrado en una “economía de uso”, devenía inseguro e inestable.

Inglaterra

El sistema de explotación de la fuerza de trabajo estaba basado en la servidumbre, y fue reemplazado por la
actividad agropecuaria, llevada a cabo por pequeños propietarios.

La mayoría de los siervos logró la disolución de los lazos que los ataban a los señores. Por otro lado, los residentes
en las ciudades accedían a privilegios que los situaban al margen de la dependencia servil. En la mayor parte de
los núcleos urbanos, una vez superado el año de residencia se obtenía automáticamente la libertad: esto
incrementó la población en las ciudades y a la concentración de artesanos provenientes del ámbito rural.

La disminución de la servidumbre determinó que la reserva comenzara a explotarse a través del método de
arriendo, mediante dos modalidades:

- Concesión de parcelas de tierra durante períodos prolongados

- Mediante lapsos breves

Bajo la forma hereditaria los arrendatarios eran favorecidos. Estos trabajadores rurales se enriquecieron
transformándose en capitalistas.

Estos procesos económicos y sociales operó sobre la tradicional estructura feudal a los largo de 200 años. El cambio
se orientó en el sentido de una transición desde un tipo de vida rural hacia otro de tipo urbana.

La nobleza feudal amplió el cercado de sus extensiones territoriales, abarcando tierras comunales, implementó la
modalidad del arriendo corto, generando el desposeimiento de parcelas trabajadas por campesinos. La
producción agrícola fue desplazada por la explotación agropecuaria de ovinos.

Desde la perspectiva política, el fortalecimiento de la autoridad real fue eliminado las luchas internas y, en
consecuencia, dejó de tener objeto la presencia de huestes armadas por los señoríos, razón que llevó a los nobles
terratenientes a disolver sus respectivos séquitos feudales.

Durante el transcurso del siglo XVI se produce la reforma protestante. Las figuras destacadas fueron Martín
Lutero(partidario de una creencia teológica en la que la experiencia mística es justificada mediante la fe) y Juan
Calvino, quien su iglesia constituyó el sector militante de la esfera terrenal del protestantismo cuyos valores
apuntaban a una nueva moral económica basada en la idea del hombre laborioso y ahorrativo. La ruptura
religiosa significó la apropiación de sus extensos territorios por parte de la monarquía (hecho que llevó a la
desaparición el diezmo). La corona venderá entonces, parte de sus propiedades confiscadas con el fin de mitigar
su déficit financiero, a la nobleza “media y baja” que conformarán una nueva clase propietaria rural. También
durante este período, Europa fue consolidando sus dominios coloniales americanos, comenzando la extracción
de metales preciosos.

Desde el punto de vista cultural se produjo el desarrollo de una transformación de la cosmovisión de “Viejo Mundo”
a través del movimiento renacentista.

Los comerciantes fueron intermediarios entre los señores feudales y los artesanos, más tarde procedieron a
organizar la producción al margen del control ejercido por los gremios. La burguesía mercantil se convierte en
propietaria de los “talleres manufactureros”, en este contexto el capitalista contrata a la mano de obra pagándole
un salario mediante el cual “compra” su fuerza de trabajo.

Durante el siglo XVII el capitalismo ya se encuentra desarrollado en Inglaterra. La etapa


denominada manufacturera comienza a partir de la combinación de la producción doméstica con aquella
realizada en establecimientos urbanos. Esta etapa se encuentra ligada al proceso expansivo de comercio. Se
produjo también una importante transformación de la producción agrícola que en virtud de las mejoras permitió
sostener el aprovisionamiento alimentario de una población crecientemente numerosa. Simultáneamente se
extendía el comercio británico.

Respecto a la esfera política en Inglaterra se produjo una guerra civil que enfrentó a la “alta nobleza” con el resto
de las clases sociales. Luego se produjo la Revolución Gloriosa que clausura cualquier proyecto tendiente a la
instauración del absolutismo monárquico e instituye a una monarquía parlamentaria. Después de 1688 terminó la
época heroica de la política inglesa y se produjo una alianza de clases entre la nobleza y la burguesía, que permite
el desarrollo capitalista inglés. Así la economía evoluciona y posibilita, durante el siglo XVIII la Revolución Industrial.

El proceso de industrialización y la consolidación del capitalismo.

La Revolución Industrial representó un conjunto de transformaciones históricas operadas en los ámbitos


económico, social y político que cambió el curso de desarrollo humano en gran parte del mundo.

Esa revolución constituyó un factor crucial que potenció el funcionamiento del régimen de acumulación
capitalista. El progreso industrial derivó de la aplicación creciente de los conocimientos científicos a los métodos
productivos y de la inversión de capital. El conjunto de transformaciones conllevó un aumento demográfico,
nucleamientos urbanos y una división en clases de la sociedad capitalista.

Se produjo una mayor oferta de tierra, capital y trabajo. La Revolución Industrial se halló en una inédita aceleración
del ritmo de crecimiento poblacional; este fenómeno se produjo por diferentes causas:

- La mejora en la calidad y cantidad de alimentación de la población.

- Introducción del cultivo de tubérculos.

Además se produjeron avances científicos en el campo de la medicina (incluyendo la rama quirúrgica y aumentó
la cantidad de hospitales y dispensarios)

Desde el punto de vista económico se originó una reducción de la tasa de interés y un aumento de precios. Hasta
ese momento el dinero acumulado era destinado a la mejora de tierras, a la ampliación del mercado o a la
concesión de préstamos hipotecarios, pero progresivamente el mercado de capitales se fue expandiendo por el
surgimiento de banqueros locales. Durante del período de escasez económica fueron prohibidas las exportaciones
y se liberaron las importaciones. De esta forma se lograba combatir el hambre.

A medida que el proceso de industrialización avanzaba el volumen de las exportaciones. Pero el comercio
internacional introduce un nuevo motivo de inestabilidad.

La Revolución Industrial influyó en todo el sistema económico. Hubo una vinculación entre ambas esferas que
repercutió en el volumen y distribución de la riqueza. El aumento de los ahorros y su orientación a la industria hizo
posible este cambio revolucionario. Los financistas comenzaron a prestar dinero. El empresario industrial necesitaba
de capital (para desarrollar su industria) y de capital de trabajo. Los créditos se extendían. El empleador necesitaba
contar con dinero fraccionado, en moneda de escaso calor, debía abonar salarios en intervalos cortos y regulares.
Se obligaban recurrir a sistemas de remuneración consistentes en la entrega de vales o fichas, que ellos mismos
confeccionaban como modo de pago (estos vales consistían en descuentos).
Hacia 1760 existían cerca de 30 bancos en la cuidad de Londres y esta cifra aumentó hasta llegar al doble en
1880.

Con el crecimiento de la producción industrial, muchos empresarios fundaron sus propios bancos, con el objeto
de solucionar el obstáculo de retribución salarial de su personal y como forma de inversión de su capital.

La contribución más importante que se le reconoció a la institución bancaria consistió en la movilización del capital
a corto plazo.

Los empresarios reunieron a todos los obreros en un solo establecimiento fabril según las diferentes ramas
industriales. Esto se causó por motivos tecnológicos.

Los artesanos rechazaron la concentración de su fuerza hasta que no les quedó otra alternativa que someterse a
esta nueva modalidad de explotación de sus capacidades laborales.

Durante el siglo XVIII existía impedimentos para la movilidad del trabajador (tanto geográfica como la referida al
pasaje entre diversas ocupaciones). Esta situación se daba en un principio a las limitaciones en los medios de
transporte, teniendo en cuenta que gran número de obreros debía trasladarse a pie a los largo de extensos
trayectos a su lugar de trabajo. Asimismo se desalentaba la emigración de los trabajadores.

Otros factores que casaron problemas al proletariado fueron:

- La aplicación de la ley para supresión de la pobreza

- Las condiciones establecidas para poder avecinarse cuando una persona cambiaba de
jurisdicción.

A partir de la Revolución Industrial aparece una nueva concepción del tiempo que exige a la mano de obra. La
cuestión del significado y del valor del tiempo constituyó un elemento cultural clave de la nueva era industrial,
marcado por el ritmo de trabajo definido por “la máquina”. La puntualidad adquirió un papel importante.

La segunda generación de industriales entrenó a algunos obreros dentro de la misma industria para cumplir tareas
especiales como jefes de personal o capataces. Asimismo se otorgaban bonificaciones como estímulo y también
multas por embriaguez o pereza. Estos nuevos métodos de administración formaron parte de
la Revolución Industrialen su etapa madura, tanto como lo hicieron las innovaciones técnicas.

Asimismo el proceso original de industrialización generó un efecto que trascendió cambios operados en la esfera
socioeconómica. El comercio amplió los conocimientos geográficos del hombre y la ciencia cambió la
concepción acerca del universo, provocando una revolución en el “campo de las ideas”; ello trajo una mayor
comprensión de la naturaleza y una renovada actitud frente a la problemática política y social.

Se fortaleció la clase burguesa y la extensión de las actividades abarcadas por la misma.

Se produjo la Revolución Francesa en 1789 que junto con la Revolución Industrial inglesa pueden considerarse dos
instancias: una político-institucional y la otra de corte económico-social de un mismo proceso reflejado en la
consolidación del sistema capitalista moderno.

La “física social” positivista.

Estalló la Revolución Francesa en 1789. Ésta significó el desmantelamiento de las viejas estructuras jurídicas que
legitimaban un ordenamiento social asentado en la monarquía absoluta, el privilegio de linaje de la aristocracia
feudal y el protagonismo eclesiástico en los terrenos económico-social, institucional e intelectual.
En el “ámbito de las ideas” fue donde la gran revolución germinó sobre el amplio movimiento cultural e ideológico
expresado por el movimiento “iluminista”.

Voltaire, Montesquieu, Condillac y Rousseau, elaboraron doctrinas que implicaron un tratamiento racional. De las
estructuras políticas, sociales e ideológicas.

Ilustración

Consistió en un amplio movimiento que abarcó gran parte del siglo XVIII, característico de Europa occidental,
incubado en Inglaterra (aunque logró su mayor apogeo en Francia) sostenía la igualdad universal de la condición
humana y defendía el respecto hacia derechos naturales inalienables, la libertad política frente al absolutismo
monárquico y la movilidad social del individuo en contra del “antiguo régimen”. Las pretensiones de una clase
burguesa en ascenso, se extendió a otros sectores sociales.

El sector burgués hegemoniza la victoria de 1789, originada en la Primera República proclamada en 1792.
El jacobinismo, expresión radicalizada del pensamiento burgués, comprometido con la idea de un cambio más
profundo solidificó el Comité de Salud Pública en 1794.

La república naciente de 1789 se vio acorralada por presiones que derivaron en el gobierno ultra-jacobino que
culminó con la instalación del Directorio. Derrotado Napoleón en el exterior, en el ámbito Sobrevino la restauración
borbónica hasta las revueltas políticas sociales de 1830 que condujeron al reinado de Luis Felipe, quién intentó
implantar una versión parlamentaria del sistema monárquico. Los focos revolucionarios extendidos por Europa en
1848 significaron la caída del último rey y la creación de la Segunda República dominada por una burguesía
moderada que permitió el ascenso de Luis Bonaparte en 1851.

Claude-Henri Saint-Simon

Su teoría socialista utópica constituye una corriente del pensamiento fundacional de la sociología considerada en
términos de disciplina científica autónoma. En la visión “saintsimoniana”, la ciencia debía partir de una actitud
constructiva y aportar la creación de un ordenamiento renovado de la sociedad.

Saint-Simon analizó la situación socio-política posrevolucionaria. Le preocupada la inequidad social del nuevo
orden económico-productivo y las condiciones laborales que sufrían los trabajadores. Una sociedad más justa
erigida sobre el cimiento del sistema industrial procuraría cierta unidad integrativa en dirección al logro de una
cohesión social avalada por los valores “positivos”, aportados a la humanidad mediante el progreso del
conocimiento científico en distintas áreas de investigación.

El autor consideraba productores al conjunto formado por empresarios y obreros. Ello es así debido a que no
observaba el enfrenamiento clasista entre burguesía y proletariado tal como, posteriormente reconocerían Marx,
Durheim y Weber. En la doctrina marxista, ese antagonismo irreversible configuraba el motor de la historia. Que
conduciría a un proceso revolucionario culminado en la toma del poder por parte del sector obrero, eliminación
de clases, extinción del Estado y el advenimiento de una sociedad comunista.

Saint-Simon proponía una asociación de los sectores del a producción. El término “industrialismo” sostenía la
existencia de tres momentos atravesados por la evolución intelectual humana.

Augusto Comte

La concepción mencionada anteriormente inspiró a Comte en la realización de la“ley de los 3 estados”.

a) etapa teológica: implica la aceptación de las desigualdades políticas y sociales


impuestas por las creencias tradicionales.
b) era metafísica: comprende el período histórico en que fue cuestionado el orden
“monárquico-religioso” y la creación de un clima para la llegada de una revolución liberal.

c) estado científico: identificada por su carácter científico, conocida como “higiene social”,
dota de un criterio analítico al estudio del comportamiento de los hombres en su interacción
colectiva.

Hace girar en torno a esta ley, el tratamiento evolutivo sistemático del progreso humano en su conjunto,
encaminado al estado positivo ideal. La ciencia desplazaría a la religión en su rol de orientadora intelectual.

El objetivo final al que apuntaba la visión saintsimoniana moraba en el logro de una sociedad organizada de
acuerdo con la división industrial del trabajo: integración de los individuos fundada en valores laicos expresados
mediante principios científicos.

Su obra marcaba el límite que separa el siglo XIX (considerado organizador y positivo) del anterior (considerado
revolucionario y negativo).

La “Ley de los 3 estados” expresa una teoría evolutiva del saber humano, proyectada en el ámbito del
comportamiento colectivo, que identifica a la etapa teológica con la existencia de un ordenamiento estable de
la estructura jerárquica de la sociedad. El estadio metafísico comprende un período histórico en el que fue
cuestionado el orden monárquico-religioso y que a la vez esto provocó la llegada de una revolución liberal.
Entonces los actores “divinos” son reemplazados por abstracciones personificadas. En el pensamiento metafísico
los hechos ya no son explicados a través de la gestión de un “dios”; el factor divino es sustituido por una fuerza
oculta. El estado científico lleva un pensamiento limitado, es decir que la explicación de los hechos se reduce a
términos reales.

El pensamiento positivo es denominado fenoménico (ya que la materia está compuesta por hechos y leyes
causales) o experencial (de acuerdo con el procedimiento metodológico empírico utilizado). La etapa positiva es
simbolizada bajo la frase “orden y progreso”. Se limita a la observación de aquello que “viene dado”.

Comte señala la superioridad del pensamiento “positivo” frente a la metafísica, de allí que la “ley de los 3 estadios”
apunta a la creación de una sociología emparentada con las ciencias físicas.

Un descubrimiento del campo de la física es tomado como modelo de la nueva forma que debían adquirir todas
las ciencias. Por lo tanto, las ciencias físicas constituyen el soporte natural de la sociología. El método cartesiano es
considerado uno de los pilares del espíritu positivo.

Cada rama de nuestros conocimientos pasa sucesivamente por los 3 estadios: el teológico o ficticio,
el metafísico o abstracto y el científico o positivo.

La clasificación de las ciencias según un ordenamiento jerárquico, nace a partir de la interpretación evolucionista
del intelecto, reflejada en diversas formas de organización social y política. Existe cierto orden mediante el cual
ingresarían las distintas disciplinas científicas, primero en el estadio metafísico y luego en el positivo.

El conjunto de leyes comprobadas por las matemáticas, la astronomía y las ciencias físico-químicas, permite a la
fisiología descubrir “certezas invariables” que sustentan la aparición de la física social. La sociología señala la
culminación del abordaje total de la problemática científica, su construcción es posible partiendo de resultados
empíricos y el conocimiento sociológico aplicaría el mismo criterio metodológico que las disciplinas previas. El
avance anterior de las ciencias “exactas” había demostrado que el progreso de la investigación llevó al
descubrimiento de leyes invariables de fenómenos. El hecho de que los eventos estén sujetos a leyes naturales
invariables se realiza el análisis comparativo de leyes. La ciencia política debe tomarse como una física fundada
en la observación de fenómenos relativos al desarrollo colectivo de la especie humana.
La invariabilidad configura el componente intocable que caracteriza al conocimiento positivo de la sociedad. La
ruptura de estructuras comunitarias había favorecido nuevas formas de vida y condujeron a una división conflictiva
y anárquica de los miembros de la sociedad.

La doctrina de este autor trascendió en términos de cuadre ideológico de los sectores más conservadores, logró
atraer a los tradicionalistas y accionarios, admiraba el orden estamental y respetaba el pensamiento iluminista. Es
apropiado ubicar la obra de este autor a la par de la consolidación del orden capitalista y la construcción
científica de otras disciplinas. Influyó en la evolución de la jurisprudencia positiva, dejando su marca desde la
filosofía de Bentham hasta el derecho de Kelsen.

El liberalismo europeo clásico apuntó al derrumbe de las trabas interpuestas por los resabios corporativos,
feudales, religiosos y comunitarios. El positivismo sociológico recompuso los términos del individualismo liberal.

La Revolución conceptual del materialismo histórico

Marx intenta buscar ciertas constantes en el comportamiento social de los hombres. Señala que el análisis de la
historia debería partir de 3 datos: la organización biológica de los individuos, las condiciones naturales y las
modificaciones aportadas por el ser humano y su comportamiento. El hombre produciendo sus medios de
subsistencia produce indirectamente su propia vida material.

La conciencia surge de la relación que los hombres establecen entre sí y con la naturaleza, o sea, en el proceso
de trabajo. Este comportamiento concreto y social fundamenta toda la producción intelectual y la conducta
humana. El pensamiento y la acción del hombre se desarrollan según esta teoría, en relación directa con su modo
de vida o formas de producción. El hombre a fin de poder vivir tiene que satisfacer ciertas necesidades, la
producción de los medios para satisfacer esas necesidades primarias constituye el factor primordial en la historia
humana y el otro factor que influye en la evolución es la familia y esa necesidad de prolongar lo suyo a sus seres
queridos.

Marx resume en 4 puntos su teoría de las transformaciones y del paso del capitalismo al socialismo:

 Se va formando una clase destinada a sobrellevar todas las cargas de la sociedad, sino gozar de sus
beneficios. Esta clase constituye el núcleo mayor de la sociedad.
 La sociedad se ha basado siempre hasta ahora en el dominio de una clase que tenía en su poder las
fuerzas productivas. El estado era la expresión practico-idealista de esta clase dominante.
 Con la revolución comunista cambiara la organización social misma. No habrá división de clases con el
predominio de una sobre las otras.
 Para implantar el comunismo solo hay un medio, modificar en masa a los hombres de la sociedad.

Con la adquisición de nuevas fuerzas productoras, los hombres cambian su modo de producción y con el modo
de producción cambian sus relaciones económicas. La clase social para ser reconocida como tal debe cumplir 2
requisitos: uno económico y el otro psicológico. El de tipo económico tiene que ver con el lugar que ocupan las
personas en el sistema de producción social y su relación con los medios de producción, simplificada en
propietarios tiene y no propietarios de los medios de producción. El de tipo psicológico tiene que ver con que se
encuentran unidos por lazos de pertenencia dados por la conciencia de clases, ósea por el reconocimiento de
sus intereses comunes.

Marx señala que las ideas dominantes de cada época son las de las clases dominantes ya que al producir los
medios de producción material también controlan los medios de producción mentales imponiendo así dichas
ideas a la sociedad. Al utilizar los términos “fuerzas productoras” y “relaciones de producción” constituyen el modo
de producción. Marx establece dos conceptos, la infraestructura y la superestructura. En la producción social se
someten relaciones necesarias entre los hombres, independientes de su voluntad. El conjunto de esas relaciones
constituyen la estructura económica de la sociedad, la base real, sobre la que se eleva una superestructura jurídica
y política.
La visión “organicista” de la integración social y de la definición del trabajo en ÉMILE DURKHEIM.

Durkheim nació en Francia en 1858. Se encargó de analizar los efectos de un proceso de industrialización
consolidado y avizoró la progresiva erosión de los lazos comunitarios. Su infancia ocurrió en pleno gobierno de Luis
Bonaparte. Éste fue un período signado por un desarrollo industrial y comercial y la construcción de obras de
infraestructura. Se le reconoció al movimiento obrero el derecho de de huelga.

El “orden bonapartista” logró una consolidación que contribuyó al despliegue de una política exterior más
agresiva, las acciones imperialistas fueron acrecentadas.

Mientras tanto, Inglaterra consolidaba su institucionalización político-estatal. Esta coparticipación gubernamental,


se cristalizó bajo una forma monárquico-constitucional, que implicaba la actividad parlamentaria y reflejaba la
integración estructural. La vieja oligarquía aceptaba a la clase burguesa como “asociada”. Esa estabilidad
político-social en lo que se refiere al desarrollo económico y comercial, indujo apaciguamiento de los conflictos
civiles.

El movimiento obrero sindicalizado británico comenzaba la transformación hacia una entidad corporativa,
negociadora de los planteos del empresariado. El anarquismo se vio expresado en el pensamiento de Pierre-
Joseph Proudhon, cuya obra “El principio federal” representa una forma de esclavitud h rechaza la función
reguladora del Estado.

Bonaparte debió moderar algunos aspectos autoritarios debido a la presión de las demandas sociales. La caída
del Emperador dio pie a la proclamación de la Tercera República. Y al renacimiento del ideario democrático.

Durkheim se interesó en el estudio de la religión. El conocimiento de los textos bíblicos le sirvió para el análisis de la
“vida religiosa” y para la interpretación de las reglas jurídicas. El gobierno republicano promulgó leyes de
contenido anticlerical y mientras tanto se fundó el Partido Obrero Francés, inspirado en concepciones marxistas.

Durante ese período de la historia francesa, Durkheim ingresa a la Escuela Normal Superior de París, en donde
chocaba con el perfil literario. En su época de estudiante se interesó en las obras de Kant, Rousseau, Montesquieu,
Comte y Tönnies. Se dedicó al análisis de los fenómenos sociales.

Su objeto apuntaba a un saber pragmático utilizable en el campo sociopolítico. Desde la perspectiva teórica
durkheimiana, debía contribuirse al “afianzamiento moral” de la Tercera República, a través del uso práctico del
conocimiento profundo. El objetivo era la consolidación de las instituciones democráticas.

Hacia fines del siglo XIX en Francia, se había generalizado las bolsas de trabajo que constituían la base operativa
del sindicalismo revolucionario basado en los principios ideológicos contestatarios frente al orden burgués. Una
serie de atentados anarquistas (1893-1894) marcó esta etapa siendo uno de sus puntos culminantes el asesinato
del presidente Sado Carnot. Mientras tanto acababa de publicarse una obra fundamental de Durkheim “La
división del trabajo social”.

El “caso Dreyfus” se trató de un juicio por presunto espionaje contra el capitán del ejército francés, quien puso de
manifiesto la existencia de prejuicios ultra-nacionalistas, xenófobos y antisemitas.

Esta situación de polarización preocupaba a Durkheim quien además da a conocer un texto clásico de la
epistemología en las ciencias sociales “Las reglas del método sociológico” y otra respecto al tratamiento empírico
“El suicidio”.

La creación de la Confederación General del Trabajo (1895) implicaba el posicionamiento de la central obrera.
Como reacción al avance “socialista”, consolidación del sindicalismo revolucionario y el terrorismo anarquista,
nace la Acción Francesa (liderada por Charles Maurras) de carácter nacionalista y de un extremo
conservadurismo.
Durante 1912 son publicados dos trabajos de Durkheim de índole antropológica: “Las formas elementales de la
vida religiosa” y “El sistema totémico en Australia” que lo llevan a indagar en las formas históricas de la integración
colectiva.

Durkheim planteaba fundamentos de solidaridad nacional que conducirían a un proceso permanente de


estabilidad y equilibrio sociales, requerían un sistema laico de educación popular, que garantizara una
organización política de principios seculares. La moralidad de la sociedad moderna debía conseguirse sobre la
base de un conocimiento fundado científicamente (formulación de leyes abstractas y aplicación de la
metodología experimental).

Coincide también con el positivismo ortodoxo (Comte y Mill) en cuanto a una aceptación explícita del tipo de
conocimiento que había obtenido grandes resultados en el campo de la investigación, sus análisis del
funcionamiento del organismo social remiten a los conocimientos médicos al conceptuar el comportamiento
humano individual y colectivo. El enfoque durkheimiano representa una visión sistemática elaborada que permite
un abordaje integral de la problemática social avalado por una sólida fundamentación.

Desde el punto de vista metodológico, la propuesta de Durkheim se basa en la necesidad de fundamentar las
concepciones teóricas en un sustento empírico, analizando y comparando los datos observados en la realidad.
Delimita el objeto de estudio de la sociología, “el hecho social”. Teniendo en cuenta el mencionado objeto de
análisis, sugiere la aplicación de un método experimental indirecto que consiste en un modelo comparativo de
“tipos” o “especies” sociales. La determinación experimental de la existencia de “leyes causales” debe surgir de
la contrastación.

El diagnóstico de Durkheim sobre las causas de la crisis social moderna, resultan coherentes con el método de
conocimiento adoptado. El estudio descriptivo de los elementos parciales apoya a una tendencia empirista.

El propósito manifestado por este autor consistía en aplicar un conjunto de conocimientos sociológicos en el
proceso de reconstrucción social y moral de Francia. La posición ideológica de Durkheim puede ubicarse en un
punto equidistante de los extremos: anarquista y ultra-nacionalista. Proponía la creación de instituciones que
atenuaran los efectos sociales nocivos engendrados por la división industrial del trabajo, perjudiciales para los
trabajadores (propuesta reformista). Estimaba que el eje del conflicto de las sociedades industriales radicaba en
la carencia de elementos protectores de los sectores más débiles.

La causa de la guerra de clases residía en la falta de una regulación adecuada de las ambiciones en lucha.

Dentro del campo de las relaciones laborales recomendaba la reconstrucción de organizaciones ubicadas entre
el Estado y los particulares: los gremios y las corporaciones debían ceder el lugar a nuevas instituciones de la
sociedad industrial.

Durkheim analiza el fenómeno característico de sociedades primitivas a través de un estudio de índole


antropológica.

El eje de la problemática abordaba por este autor está situado en procesos específicos que actúan en las
comunidades, caracterizadas por la existencia de lazos interpersonales “primarios”.

La teoría durkheimiana se diferencia en lo referente a las bases de legitimación de la autoridad político-


institucional.

Desde la perspectiva de Durkheim la aceptación colectiva de determinado ordenamiento socio-estatal se logra


sobre la base de un agrupamiento humano, más que debido a un eventual acuerdo racional.

En este contexto la religión cumple una función social básica: un rol formador de reglas compartidas. El fenómeno
religioso se encuentra referido a las creencias teológicas como también a las prácticas seculares.
En su obra “la educación moral: estudio de la teoría y aplicación de la sociología educacional” Durkheim critica
el intento liberal en dirección a la destrucción de cualquier tipo de escala de valores arraigada tradicionalmente.

La diferenciación de los procesos colectivos generadores de solidaridad determinada, que ésta se manifiesta bajo
dos formas caracterizadas:

- Solidaridad mecánica: opera en las comunidades conformada por individuos indiferenciados con
escasa división del trabajo, donde priman lazos de unión interpersonal, fundado en valores
tradicionales y religiosos. Se presente en sociedades que NO evolucionaron en el orden industrial,
hay un marco homogéneo de individuos. Esa solidaridad por semejanzas remite al “grado de
energía” que puede adquirir una creencia o un sentimiento. Puede indicarse que “casi todas las
formas premodernas de organización social dependen de relaciones directas interpersonales,
entonces este tipo de solidaridad obedece a que determinados estados de conciencia resultan
compartidos por el conjunto de integrantes de la comunidad.

- Solidaridad orgánica: gradual heterogeneidad de los individuos debido a la creciente


especialización de funciones que trae aparejado el desarrollo económico. La diferenciación social
determinada por la división del trabajo industrial impide la unión entre las personas. Las sociedades
en las que prevalece este tipo de solidaridad están constituidas por un sistema de “órganos
heterogéneos”, cada uno de los cuales cumple una función especial, y están formados por partes
diferenciadas.

Durkheim rechaza la idea de una supuesta integración espontánea de los intereses particulares
obtenida mediante el funcionamiento del mecanismo del mercado.

La creencia durkhimiana en la existencia de valores obedece a que la solidaridad orgánica precisa restituir la
moralidad social. El proceso de modernización del capitalismo lleva a la erosión de fundamentos normativos
tradicionales. Aparece el fenómeno de la integración moral.

Durkheim propone la recreación de un ámbito corporativo para remediar las consecuencias disolventes de la
sociedad moderna. También critica las inquietudes inseparables a los sistemas feudales aunque reconoce la
eficacia de sus mecanismos integradores.

Su propósito final consiste en contener el estado de beligerancia en que se encontraban enfrentados: sectores
empresarios económicamente y la clase trabajadora. Proponía ponerle límites a la arbitrariedad del capital.

La sociología comprensiva y la racionalidad en Max Weber

Max Weber hace un importante aporte en la metodología de la sociología, oponiéndose al método del
positivismo, considerando que las ciencias naturales y las ciencias sociales por tener objetos de estudio diferentes
también deben tener métodos de estudio diferentes.
Incluye la historia en lo que se conoce como el método comprensivo, donde se explica el origen de los
acontecimientos buscando regularidades y, a diferencia de Marx y su eje en la estructura social, Durkheim y el
hecho colectivo, incorpora el elemento individual y racional para la comprensión de la acción social.

Marx habla de leyes inmodificables y sobre todo independientes a la voluntad, que se expresan posteriormente
en las conciencias, Durkheim también hace hincapié en la exterioridad del hecho social y en el todo, la conciencia
colectiva, frente a la conciencia individual. Como antes mencioné, Weber, en cambio, parte del individuo,
otorgándole voluntad y razón. Por lo tanto el método, que en Marx y Durkheim es objetivo, con una actitud
científica distante y fría, es distinto, construye tipologías o tipos ideales, que son elaboraciones teóricas abstractas
(no existen en la realidad, de esta se toman referencias que se promedian).
La acción social: comportamientos humanos con sentido subjetivo, donde participan hombres con voluntad y
razón que buscan llegar a un fin. Este puede ser motivado por a) sentimientos afectivos, b) por tradición, c) por la
creencia en valores. D) el más común en la sociedad capitalista, la acción racional con arreglo a fines,
determinado por las expectativas que se usan para conseguir medios para fines.

Economia y sociedad. Esbozo de la sociología comprensiva

Max Weber, sociólogo alemán que, con su sociología comprensiva busca el sentido de los fenómenos sociales e
incorpora la racionalidad para comprender la acción social. Su objeto de estudio es la Acción Social. Estudia las
acciones intencionadas con sentido subjetivo mentado por el actor.

Concepto de acción social: Conducta humana con sentido de un actor en particular, dentro de un proceso en
desarrollo , que está relacionada con la conducta de otros. Esta conducta es un fenómeno colectivo, porque
nosotros consensuamos las acciones sociales. Ésta puede influenciar en la sociedad. Weber considera al
individuo como un ser racional capaz de modificar la conducta de otro. La acción es "social" solo cuando está
orientada por las acciones de otros.

Tipos ideales de acción social: El método utilizado por Weber, es el de la construcción de tipos ideales. No se
trata de un promedio de la realidad, sino que es un recurso en la creación de un concepto, por el cual se toman
determinados elementos considerados relevantes para su construcción. Por lo tanto no se presenta en forma
pura en la realidad, se pueden combinar dos o más acciones. Solo se puede explicar y entender si entiendo el
motivo de la acción.
Como consecuencia el tipo ideal no es verdadero ni falso, sino que podrá o no ser de utilidad, para analizar la
realidad.
Weber crea distintos tipos ideales de acción social, y los relaciona con los tipos de dominación y de
administración del poder.

Los tipos ideales de acción social pueden ser :

1 - Acción racional con arreglo a fines: El agente toma en consideración el comportamiento de los demás y de
los objetos del mundo exterior como un medio para alcanzar su propio fin. Hay una selección y elección de
medio a fin de modo que el resultado obtenido coincida con el fin buscado. Ejemplo: alcanzar los estudios a
mediado o a largo plazo, ejercer la carrera.

2 - Acción racional con arreglo a valores: Determinada por las creencias que posee el individuo, pueden ser
religiosas, políticas, filosóficas, etc. Como el individuo ya posee con anterioridad estas convicciones el proceso
de decisión es más breve. Ejemplo: la que nos impulsa a seguir una costumbre como puede ser la religión; si se
tiene una creencia Cristiana Católica esta sería ir a su iglesia a escuchar la palabra de Dios.

3 - Acción afectiva: Determinadas por afectos y estados emocionales actuales. Ejemplo: cuando te dan una
sorpresa que te gusta, sonreís y se lo agradeces. Cuando te enojas queres estar solo y te encerras en tu pieza.

4 - Acción tradicional: Implica una reacción a los estímulos habituales determinada por una costumbre
arraigada. No hay en ella una elección de medio a fin, si no que se rige por un patrón costumbrista. Se hace
algo de la forma en que se ha hecho normalmente. El actor no se interroga sobre la efectividad del medio.
Ejemplo: hábitos que aprendes en tu casa como lavarte los dientes todos los días.

Relación social: Sucede cuando se combinan las acciones para que fluyan más rápido y se da una interacción
entre las acciones. La relación social se construye con el orden. Una relación social puede tener un carácter
enteramente transitorio o bien implicar permanencia.

Ejemplo: Cuando a la salida del subte al subir por las escalera mecánicas, los que suben van por el lado
derecho, y los que bajan por el lado izquierdo. Esta acción se realiza para que se pueda salir mas rápido de la
estación del subte sin chocarse. En ese momento aparece una relación social.
Weber diferencia un tipo de regularidad en la relación social, en la que los participantes se orientan por la
representación de un orden legítimo.

Por "orden" se entiende una relación social que se orienta por máximas que pueden ser señaladas.

Por “orden legítimo” se entiende un orden válido, esto es, un orden orientado por máximas de acción que se
consideran obligatorias o modelos de conducta.

La legitimidad se identifica con la creencia en la obligatoriedad del cumplimiento del orden vigente.

Una relación social que se oriente por la creencia de que existe un orden legítimo, tiene el efecto práctico
deasegurar con mayor efectividad empírica el acatamiento de dicho orden.

Varios pueden ser los motivos para creer que las normas de un orden son legítimas:

• Por el mérito de la tradición que hace creer que siempre han existido dichas normas.

• Por considerar que ese orden es ejemplar o revelador de algo nuevo.

• Por una racionalidad con arreglo a valores en la que se cree en su validez absoluta, por ejemplo la idea del
derecho natural.

• Por la creencia religiosa en que de su observancia depende la salvación.

• Porque se cree en su legalidad por el modo en que han sido establecidas: por virtud de un pacto de los
interesados, o por otorgamiento de una autoridad considerada legítima.

La legitimidad de un orden estará garantizada de forma puramente íntima (afectiva, valorativa, religiosa), o por
laexpectativa de determinadas consecuencias externas, o sea, por una situación de intereses, pero por
expectativas de un determinado género. Un orden debe llamarse:

Convención , cuando su validez está garantizada externamente por la probabilidad de que, dentro de un
determinado círculo de hombres, una conducta discordante habrá de tropezar con una (relativa) reprobación
general y prácticamente sensible. Debe llamarse convencion a la costumbre.

Derecho , cuando su validez está garantizada externamente por la probabilidad de coacción (física o psíquica)
ejercida por un cuadro de individuos instituidos con la misión de obligar a la observancia de ese orden o de
castigar su transgresión.

Los Tipos de Dominación

Debe entenderse por poder la capacidad que tiene un individuo o grupo de que otro cumpla con su voluntad.
El poder es efímero, porque se consigue por la coacción (fuerza). En cambio, dominación implica que tanto
aquellos que ejercen la dominación como los que obedecen están de acuerdo con ese dominio, es un poder
consensuado en el tiempo.

Existen tres tipos puros de dominación legítima:

a).- De carácter racional: Basado en la creencia en la legitimidad de ordenaciones estatuidas y de los derechos
de mando de los llamados por esas ordenaciones a ejercer la autoridad. Tanto quien ejerce el dominio como
quien lo obedece lo hace en virtud de la ley establecida. Ambas partes consensuan esa dominación pero la
soberana es la ley. Se obedece a la ley a través de representantes que elije la sociedad
b).- De carácter tradicional: Basado en un poder político donde la sociedad obedece en virtud de la costumbre
y la tradición de quienes han estado gobernando desde lejanos tiempos. Ejemplo la monarquía, el rey.

c).- De carácter carismático: Basado en las características personales del individuo, portadores de dones
específicos del cuerpo y del espíritu estimados como sobre naturales. Este tipo de dominación aparece en
situaciones de crisis extraordinarias. Es la sociedad quien hace al líder carismático. Ese liderazgo es "puro" porque
no posee ni burocracia ni funcionarios. También es inestable porque el líder debe cumplir con las demandas y
con los dones que la sociedad a colocado sobre el. El líder debe renovar permanentemente su virtud frente a la
masa, porque sino ese liderazgo cae y desaparece ya que no tiene un sistema burocrático que lo resguarde.
Ejemplo: Peron. La sociedad busca trabajo e inclusión social. Él busca imponer un nuevo sistema económico de
industria liviana. Salva al pueblo de la crisis económica y sociocultural.

Rutinización del carisma:

Líder que se institucionaliza : Se da cuando un líder que estaba gobernando como un líder extraordinario , pasa
a gobernar de manera legal y se vuelve estable. Ahí es cuando se reglamenta el liderazgo y se falsea, entonces
ya no es un tipo de dominación pura. Ejemplo: Perón el héroe del pueblo hasta que queda electo como
presidente.

Líder que se objetiviza : Se da cuando el líder muere y se objetiviza su carisma en una institución. El dominio pasa
de una persona a un colectivo social. Ejemplo: Jesús. Su liderazgo carismático termina cuando muere en la cruz.
Entonces su dominio pasa a su séquito, se objetiviza en una institución, en este caso en la iglesia. Otro ejemplo:
Cuando muere un rey , lo sucede el hijo.