Вы находитесь на странице: 1из 17

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA CIVIL Y ECONÓMICO COACTIVO DEL

DEPARTAMENTO DE SACATEPÉQUEZ:

EULALIO WALDEMAR VIVAS PIXTUN, guatemalteco, soltero, de veintitrés años de edad,

bachiller, de este domicilio, atentamente comparezco y

EXPONGO:

I. Actuamos bajo la Dirección y Procuración de los Abogada HEIDY ALEJANDRA

PÉREZ MÁRQUEZ

II. Señalo para recibir notificaciones la oficina de la oficina profesional ubicada en

séptima calle poniente número veintidós C, de esta ciudad.

III. EULALIO WALDEMAR VIVAS PIXTUN actúa en su calidad de mandatario general

con representación de la señorita CLEOTILDE CUT PATZÁN, como consta en el primer

testimonio de la escritura pública numero cien autorizada en esta ciudad el once de junio del año

dos mil dieciocho, inscrito en el Archivo General de Protocolos, Registro de Poderes al número

dos mil ochocientos cincuenta y uno que en fotocopia autenticada adjunto a este memorial.

IV. En la calidad relacionada acudo ante el señor Juez a PLANTEAR JUICIO

ORDINARIO a fin de que en sentencia se declare nula la inscripción de la finca NÚMERO CINCO

MIL CINCO, FOLIO CUATRO. DEL LIBRO NOVENTA Y OCHO E, DEL DEPARTAMENTO DE

SACATEPÉQUEZ y de todas sus inscripciones por haber sido inscrita ilegalmente en base a
documentos falsos, demanda instaurada en contra de VINICIO MONTEPEQUE ROJAS, actual

propietario del inmueble de quien ignoramos su residencia pero que puede ser notificado en la

primera avenida sur número dos, de esta ciudad, demanda que planteamos con base en los

siguientes

HECHOS:

1. La señorita CLEOTILDE CUT PATZÁN es única y legítima propietaria de la finca inscrita

al número cinco mil cinco, folio cuatro. del libro noventa y ocho E, del departamento de

Sacatepéquez y que está ubicada en el Municipio de La Antigua Guatemala, departamento de

Sacatepéquez con las medidas y colindancias que constan en ese Registro.

2. El quince de mayo del año dos mil dieciocho un grupo de personas no identificadas

intentó invadir la finca relacionada en el incisos anterior, lo que motivó una denuncia ante el

Ministerio Público, denuncia que, posteriormente fue desestimada porque los invasores se

retiraron voluntariamente del lugar.

3. En esa oportunidad afirmaron que habían intentado la invasión porque a ellos una

persona (a la cual no quisieron identificar) les habían vendido fracciones de la finca inscrita al

número ocho mil, folio sesenta. del libro ciento doce E, del departamento de

Sacatepéquez. Con este número al acudir al Registro General de la Propiedad, se consultó la

inscripción y ante la sorpresa de verificar que esta nueva finca estaba de acuerdo a sus medidas
y colindancias “sobre” la propiedad de mi representada, procedimos a solicitar una copia de los

duplicados de los documentos con los cuales se originó la primera inscripción de dominio

constatando que la misma se había originado de una “titulación supletoria”, supuestamente

tramitada por el señor Manuel Ojot Ojot, quien ya falleció (según información proporcionada por

el actual dueño en una diligencia ante el Ministerio Público, Fiscalía de Chimaltenango, ante el

Juez de Primera Instancia Civil y Económico Coactivo correpondiente.

4. Utilizamos la palabra “supuestamente”, porque al acudir a tal tribunal para solicitar una

certificación de las diligencias de titulación supletoria cuya existencia se alegaba, se estableció:

1. Que en los libros de registro del Juzgado ya mencionado, no existían las diligencias de

titulación que supuestamente habían servido de base para la inscripción de la finca mencionada;

2. Que las personas que firmaban la certificación como secretaria y como juez del Juzgado

mencionado, nunca habían sido ni juez ni secretaria de ese Juzgado; 3. Que las personas que

eran juez y secretaria al momento de solicitar nosotros certificación, eran el juez y secretaria en

ese tribunal en la fecha en que se había extendido la supuesta “certificación” de las diligencias de

titulación que sirvieron de base para abrir registro a la finca antes relacionada. De estos puntos

se adjunta al presente memorial constancia extendida por la Secretaria del Primera Instancia Civil

y Económico Coactivo ya mencionado. Posteriormente se comprobó que en el Colegio de

Abogados de Guatemala no aparece registrado ningún abogado colegiado con el nombre de


Alberto Ponce Juárez nombre que se consignara en la falsa certificación como el nombre del

juez, lo que corrobora la falsedad.

5. Se estableció también en base a las medidas y colindancias de la primera inscripción de

dominio, que el área de la finca inscrita anómalamente en base a la titulación supletoria falsa,

cubre el área de la fincas propiedad de la persona demandante en el presente juicio, además de

otras fincas de una aldea vecina propiedad de otras personas.

6. Ante estos hechos, se gestionó la inmovilización de la finca anómala, misma que fue

otorgada inmediatamente por el Registro ante lo evidente de su falsedad.

7. Con posterioridad, a la primera invasión, se dieron otros intentos, siempre por grupos

numerosos y supuestos compradores de fracciones de la finca anómala, hechos por los cuales

se han puesto las denuncias correspondientes y han provocado zozobra y angustia en los

verdaderos propietarios.

8. Por su parte, el actual propietario de la finca falsa, y ahora demandado, señor VINICIO

MONTEPEQUE ROJAS, ha intentado hacer valer su calidad de propietario de la finca falsa

solicitando la desmovilización de la misma, que fuera decretada por ese Registro en virtud de

haberse establecido la falsedad total del título con el cual se le dio origen.

9. Así mismo y entre otras cosas, ha llevado posibles compradores a los terrenos propiedad

de mi representadas, lo que ha obligado al guardián de los terrenos explicarle a las personas


(cuando tiene la oportunidad) que los terrenos no están en venta. Incluso, ha llegado al extremo

de hacer denuncias en el Ministerio Público aduciendo que sus derechos de propiedad sobre la

finca falsa, han sido afectados por las demandantes, mismas que fueron desestimadas como se

probará en el momento procesal oportuno.

10. De conformidad con el Artículo 1125 del Código Civil, el Registro de la Propiedad

inscribirá los títulos en que conste la posesión en título supletorio legalmente expedido.

Este requisito fundamental no se cumplió en el caso que motiva la demanda ya que al abrir

registro a la finca cuya cancelación se solicita, el Registro no cumplió con la ley puesto que abrió

un registro con base en un título –si se les puede llamar así- totalmente falso.

11. El Registro General de la Propiedad de Inmueble en abierto descuido, no comprobó

previamente los siguientes puntos:

11.1Si los documentos habían sido expedidos legalmente.


11.2Si la persona que aparecía firmando como juez y secretario eran los verdaderos funcionarios

del Juzgado de Primera Instancia de Escuintla.

11.3 Si el supuesto juez aparecía en los listados de la Corte Suprema de Justicia

11.4 Si el supuesto juez y abogado aparecía en el listado del Colegio de Abogados.

12. Todo lo anterior debió haber sido comprobado por el Registro General de la Propiedad de

Inmueble antes de inscribir estos documentos que amparaban una estafa burda ya que por ley
como mínimo debió haber establecido si quien firmaba como Juez estaba registrado como tal.

13. Siendo inexistente el supuesto “Título”, el Registro General de la Propiedad debió

rechazar su inscripción. Esa situación dio origen a que hiciéramos gestión ante el citado Registro

solicitando la cancelación de la finca cuya falsedad salta a la vista, habiéndose rechazado

nuestra solicitud razonando que debía acudirse a la vía del juicio ordinario.

14. Considerando que el criterio sostenido por el Registro General de la Propiedad de

Inmueble no se ajustaba a la ley se presentó un ocurso del que conoció el Juez de Primera

Instancia Civil y Económico Coactivo quien rechazó la solicitud en virtud de que la vía procesal

intentada para solicitar la cancelación de la finca relacionada, no era la idónea.

15. Los hechos antes relacionados son nulos de pleno derecho y conllevan la nulidad total de

la inscripción por ser inexistentes los documentos en los que se basó la misma.

16. El artículo 1146 del Código Civil establece que la inscripción no convalida los actos o

contratos nulos, por tal razón se da el imperativo legal de que el señor Juez declare en sentencia

la nulidad de la inscripción y la cancelación de todas sus inscripciones.

17. En el presente caso, no puede alegarse derecho de terceros de “supuesta buena fe” en

virtud de que las causas que conllevan la nulidad de la inscripción aparecen y se deducen del

mismo Registro. Tal es el hecho, que en la primera inscripción de dominio se consigna como

Juez a una persona que no es tal y ni siquiera es abogado.


18. Si bien es cierto que según el artículo 1148 del Código Civil, únicamente perjudicará a

tercero lo que aparezca inscrito o anotado en el Registro, también lo es que, aunque aparezca

inscrito, esto no puede perjudicarnos ya que lo inscrito lo fue con documentos falsos e

inexistentes.

19. La Corte de Constitucionalidad ha sentado Jurisprudencia en el sentido de que procede

cancelar las inscripciones registrales cuando se evidencia la falsedad e inexistencia de los

documentos que les han dado origen a esas inscripciones. Entre otros fallos, nos permitimos

citar:

23.1. La sentencia del ocho de noviembre del año dos mil dos dictada en el expediente mil

ciento treinta y tres-dos mil dos;

23.2. La sentencia de fecha cinco de junio del dos mil dos en el expediente ciento dieciséis- dos

mil dos; y,

23.3. La sentencia del ocho de mayo del año dos mil dos dictada en el expediente ciento treinta

y nueve –dos mil dos.

20. Se establece también en los artículos 1128 y 1164 del Código Civil que la cancelación

solo puede hacerse por orden judicial. Siendo falso en su totalidad el documento que fuera

presentado para su inscripción, como se comprobará en la dilación probatoria, el señor Juez

deberá ordenar al señor Registrador General de la Propiedad que comprobándose la falsedad o


inexistencia de los documentos por nulidad absoluta debe cancelarse la finca inscrita al número

ocho mil, folio sesenta. del libro ciento doce E, del departamento de Sacatepéquez y todas

sus inscripciones.

21. Todas las personas presentadas en este memorial han sido afectadas por la inscripción

nula e insubsistente que se hiciera porque el área de la supuesta finca está sobre el área de las

fincas que hemos relacionado como propiedad de las solicitantes.

22. Al abrir registro con base en documentos inexistentes y en violación de los

procedimientos mandatarios del registro, se violaron las normas constitucionales contenidas en el

artículo 39 de la Constitución Política de la República que establece que se garantiza la

propiedad privada como un derecho inherente a la persona humana y que toda persona puede

disponer libremente de sus bienes de acuerdo con la ley y que el Estado garantiza el ejercicio de

este derecho. Se violó esta norma porque el Registro de la Propiedad, como entidad estatal

inscribió una finca sin ninguna base legal y con lo cual se afectó la propiedad de nuestras

representadas ya que han sufrido invasiones, amenazas a su patrimonio, a fin de que

constantemente se dan nuevos intentos de invasión.

23. Ante la negativa del Registro General de la Propiedad de Inmueble a anular la finca

originada de los hechos viciados relacionados, y ante lo resuelto por el Juez citado, nos vemos

obligados a presentar la presente demanda para que el señor Juez que previos señaladas de la
finca ya mencionada y condenar al pago de costas a la parte demandada, además de hacer las

demás declaraciones de ley que por violación del orden penal establecido se han cometido.

MEDIOS DE PRUEBA:

Declaración de parte de VINICIO MONTEPEQUE ROJAS que en forma personal y no por

apoderado deberá prestar el demandado en el momento procesal oportuno bajo los

apercibimientos de ley.

DOCUMENTOS:

1. Fotocopia simple del documento devuelto por el Registro General de la Propiedad, con la

razón en que se consigna la negativa a cancelar la finca y que acompañamos a esta solicitud.

2. Fotocopia simple que acompañamos de la resolución del Juzgado de Primera Instancia

Civil y Económico Coactivo denegando el trámite al ocurso presentado.

3. Fotocopia simple de la Consulta electrónica de la finca cuya cancelación se solicita, en la

que consta que fue inmovilizada por ese Registro.

4. Fotocopia del duplicado del “documento” que sirviera de base para abrir registro de la

finca anómala que se acompaña al presente memorial.

5. Fotocopia de constancia extendida por el Juzgado de Primera Instancia Civil, y

Económico Coactivo de Chimaltenango que se acompaña al presente memorial.

6. Constancia del Colegio de Abogados de que en los registros de esa institución no


aparece como colegiado la persona que se hace llamar Alberto Ponce Juárez. Se acompaña.

7. Fotocopia del escrito de denuncia al Ministerio Público, Fiscalía de Sacatepéquez hecha

en abril de dos mil dieciocho, por el primer intento de invasión, y la cual acompaño.

8. Fotocopia del acta MP015/2004/5101 Levantada en la Fiscalía del Ministerio Público en

Sacatepéquez en de mayo del año dos mil dieciocho por gestión del demandado VINICIO

MONTEPEQUE ROJAS que pretendía le fuera entregada la posesión de las fincas propiedad de

las demandantes que se acompaña.

9. Fotocopia del oficio 781-2,005 de la Sub-Estación 74 de la Policía Nacional Civil en que

acompañamos en la que consta una denuncia por otro intento de afectación de la propiedad

hecha por el demandado VINICIO MONTEPEQUE ROJAS.

10. Fotocopia del escrito presentado en a causa MP001-3004-29159-13-2004 VR adjunta al

presente memorial.

11. Certificación del proceso MP001-3004-29159-13-2004 que se adjuntará en el momento

procesal oportuno.

12. Fotocopia del acta levantada en el Registro General de la Propiedad al momento en que

habiendo constatado la anomalía en el Registro abierto, se decretó la inmovilización de la finca

falsa que se adjuntará en el momento procesal oportuno. Esta acta deberá solicitarse en su

oportunidad en forma certificada al Registro General de la Propiedad.


13. Certificación de la finca número cinco mil cinco, folio cuatro. del libro noventa y

ocho E, del departamento de Sacatepéquez que se adjuntará en el momento procesal

oportuno.

14. Fotocopia del duplicado de la escritura pública que sirvió de base en el Registro General

de la Propiedad en el cual el señor VINICIO MONTEPEQUE ROJAS supuestamente compró la

finca anómala que se adjunta al presente memorial

15. Fotocopia simple de gacetas donde constan las sentencias dictadas por la Corte de

Constitucionalidad que se adjuntarán en el momento procesal oportuno y que se enumeran en el

numeral 23 del apartado de hechos de este memorial.

16. Informes que deberán solicitarse a las dependencias del estado que se indiquen, al

Registro de la Propiedad acerca de la inscripción de la finca cuya nulidad se demanda así como

de otros extremos así como del Registro de la Propiedad, del Organismo Judicial acerca del juez

en Escuintla al momento de extenderse la supuesta certificación; y del Colegio de Abogados y

Notarios

Testigos que se presentarán en su oportunidad

Reconocimientos judiciales que se solicitarán oportunamente,

Expertajes

Presunciones legales y humanas.


Medios Científicos que sean apropiados para demostrar los hechos afirmados.

FUNDAMENTO DE DERECHO:

Conforme al artículo 28 de la Constitución Política de la República, todos los habitantes tienen el

derecho de petición. Ya hemos invocado el artículo 39 de la misma Constitución en el que se

establecen las normas constitucionales que protegen la propiedad Privada y citamos el artículo

44 de la misma Constitución que establece que el interés social prevalece sobre el interés

particular y al actuar el Registro inscribiendo fincas sin ningún documento que sirva de base está

afectando la seguridad jurídica que debe darse para proteger el derecho de propiedad.

Al referirse el Código Civil al Registro de la Propiedad, en el artículo 1124 establece que es una

institución pública que tiene por objeto la inscripción, anotación, y cancelación de los actos y

contratos relativos al dominio y demás derechos reales sobre bienes inmuebles y muebles

identificables y que son públicos sus documentos, libros y actuaciones. En el artículo 1125 indica

que “En el Registro se inscribirán........ 3º. La posesión que conste en título supletorio legalmente

expedido.” Tal supuesto fundamental obviamente no se dio en el presente caso y en el artículo

1145 indica que “La inscripción será nula cuando por omisión de alguna de las circunstancias que

debe contener, o por estar extendida con inexactitud, hubiere inducido a error a un tercero y este,

o alguna de las partes contratantes aparezcan perjudicadas en el Registro.”

Es evidente que, en el presente caso, no se dieron los requisitos imperativos para que el
“documento” ni se cumplió con la ley para que el Registro pudiera operar su inscripción y, por el

contrario, el título no existe y el Registro no se ajustó a sus procedimientos para proceder a la

inscripción con lo cual hubiera establecido tal circunstancia.

Establece el artículo 1169 del Código Civil que podrá pedirse la cancelación total de las

inscripciones y anotaciones cuando se declare la nulidad del documento en cuya virtud se haya

hecho la inscripción (inciso 2º.).

Establece el artículo 96 del Código Procesal Civil y Mercantil que las contiendas que no tengan

señalada tramitación especial en ese Código, se ventilarán en juicio ordinario.

Artículo 1145. La inscripción será nula cuando por omisión de alguna de las circunstancias que

debe contener, o por estar extendida con inexactitud, hubiere inducido a error a un tercero y esté,

o alguna de las partes contratantes aparezca perjudicadas en el Registro. Artículo 1146. La

inscripción no convalida los actos o contratos nulos según las leyes. Esto no obstante, los actos o

contratos que se ejecuten u otorguen por personas que en el Registro aparezcan con derecho de

ello, una vez inscritos, no se Invalidarán en cuanto a tercero, aunque después se anule o

resuelva el derecho del otorgante, en virtud de causas que no aparezcan del mismo registro.

Artículo 1167. Las inscripciones se cancelarán en virtud del documento en que conste haberse

extinguido legalmente los derechos u obligaciones inscritos. Artículo 1169. Podrá pedirse la

cancelación total de las inscripciones y anotaciones


1º. Cuando se extingue por completo el inmueble objeto de la inscripción o el derecho real

inscrito.

2º. Cuando se declare la nulidad del documento en cuya virtud se haya hecho la inscripción; y

3º. Cuando se declare la nulidad de la inscripción a consecuencia de lo dispuesto en el artículo

1145. Código Civil

Artículo 57. Los parientes que solicitaren la administración constituirán hipoteca o prestarán

fianza por el valor de los bienes del ausente. Mientras no se otorgue la expresada garantía, no

cesará la administración del guardador. Artículo 553. (Llamamientos de terceros). Cuando

proceda la intervención de terceros, de conformidad con el artículo 57, se oirá por veinticuatro

horas al emplazado. Si hubiere controversia acerca de si este debe o no salir al proceso, se

tramitará y resolverá como incidente, sin que se interrumpa el curso del Proceso Principal.

Si el emplazado se apersonare en el proceso, será tenido como coadyuvante de la parte con

quien esté vinculado el interés que él tenga. Si asume la responsabilidad del proceso se le

tendrán como parte principal. Código Procesal Civil y Mercantil

Por lo expuesto, de manera atenta formulamos la siguiente

PETICIÓN

DE TRÁMITE:

A. Se admita para su trámite el presente memorial y documentos adjuntos;


B. Se tome nota del Auxilio Profesional propuesto por las presentadas, así como del lugar

señalado para ser notificadas;

C. Con base en los documentos acompañados, se tenga a EULALIO WALDEMAR VIVAS

PIXTUN como mandatario judicial con representación de doña CLEOTILDE CUT PATZÁN.

D. En la vía del juicio ordinario se admita para su trámite la demanda de nulidad de

inscripción de finca entablada en contra de VINICIO MONTEPEQUE ROJAS

E. a quien deberá conferirse audiencia por el término de ley notificándolo en el lugar

señalado, haciéndole los apercibimientos de ley;

F. Se libre el despacho que corresponde a efecto de la notificación del demandado.

G. Se emplace como tercero coadyuvante de la parte demandante en esta demanda al

Registro General de la Propiedad.

H. Se oiga al tercero por el plazo de veinticuatro horas conforme la ley.

I. Se tengan por ofrecidos los medios de prueba relacionados y por adjunto los documentos;

J. PRECAUTORIAMENTE:

I Se manda anotar esta demanda sobre la finca 7548 folio 48 del libro 156 E del Departamento de

Guatemala, librando para el efecto el despacho respectivo;

I.I Se ordene el arraigo del señor VINICIO MONTEPEQUE ROJAS quien es de cuarenta y nueve

años, casado, guatemalteco, comerciante, domiciliado en Guatemala.


DE FONDO:

Con base en lo expuesto, jurisprudencia, derecho invocado y prueba aportada oportunamente en

sentencia se declare:

I. Con lugar la demanda entablada a través del representante legal de CLEOTILDE CUT

PATZÁN en contra de VINICIO MONTEPEQUE ROJAS y como consecuencia; II. Que el Registro

General de la Propiedad debe cancelar la finca inscrita con el número al número ocho mil, folio

sesenta. del libro ciento doce E, del departamento de Sacatepéquez y las demás

inscripciones que le aparezcan vigentes por haberse abierto el registro con documentos

legalmente inexistentes, librando el despacho para el efecto. III. Se condene en costas al

demandado.

CITA DE LEYES: Artículos 29, 44, 50, 61, 62, 63, 66, 69, 71, 79, 81, 96,. 106, 107, 111, 112, 113,

114, 118, 123, 125, 126, 127, 128, 196, 198, del Código Procesal Civil y Mercantil y 171, 172,

174, 175, 176 de la Ley del Organismo Judicial.

Acompañamos 4 copias

La Antigua Guatemala, 01 de septiembre de 2018.


f.

En su auxilio como abogada: