You are on page 1of 8

PUEBLOS ORIGINARIOS DE ARGENTINA

Los pueblos originarios de Argentina son las comunidades indígenas


y autóctonas que habitan los territorios de este país. Sus habitantes
fueron conocidos durante años como indios, debido a la influencia
europea pero finalmente se adoptó el concepto de aborigen, que
significa “quien vive allí desde el origen”. En Argentina existe una gran
cantidad de pueblos originarios

Región noreste

Mbya-Guarany
Es una de las tantas tribus del grupo genérico guaraní. Estos aborígenes
viven en pequeñas comunidades de cinco familias lideradas por un país.
En Argentina se calcula que su población es de unas 8.000 personas.

Mocoví
Los mocoví supieron ser uno de los grupos mayoritarios de la zona, pero
el avance de la sociedad civilizada fue destruyendo sus costumbres y
según el último censo, quedan unos 15.000 habitantes de este pueblo.

Pilagá

Son un pueblo indígena del grupo de los guaicurúes y que tienen una
estrecha relación con los tobas. Si bien su población no supera las cinco
mil personas, tiene representantes oficiales.

Toba

Los toba también supieron ser una de las grandes comunidades de esta
región argentina y actualmente mantienen uno de los números más altos
de habitantes, con casi 70.000 personas.
Su fuerte impronta cultural y su capacidad de adaptación hicieron que
este pueblo quom mantuviera sus costumbres en el tiempo y que hoy
tenga una poderosa representación jurídica.

Wichís

Este es otro de los principales pueblos de esta zona. Los wichís aún
mantienen una nutrida población y una fuerte representación social, que
hace perdurar sus rituales y costumbres.

Tapiete

Son un pueblo originario del Gran Chaco, perteneciente a la cultura


chaquense, que hablan lengua guaraní. Está integrado por 524 personas.

Noroeste argentino

Comprende las provincias de Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, San Juan,


Santiago del Estero y Tucumán. En esta región se encuentran los pueblos
avá-guarany, chané, chorote, chulupí, diaguita- calchaquí y kolla.

Tonocoté

Es el pueblo originario argentino más numeroso, integrado por unas 4


779, según la encuesta ECPI. Habita en las provincias de Tucumán y
Santiago del Estero. Son conocidos también por los nombres de zuritas o
tonokotés.

Avá-Guarany

Es otro de los pueblos guaraníes con fuerte presencia en el territorio


argentino, al igual que los mbya-guarany, pero en este caso de la región
noroeste.

Los avá-guarany fueron una de las principales resistencias que debieron


enfrentar los españoles en su intento de colonización. Actualmente
cuentan con una población de 21.000 personas.
Se dividen en tres grupos: los ava o mbia, los izoceños y los simbas.
Cada uno de los cuales presenta ciertas diferencias culturales y
lingüísticas y están ubicados en distintas regiones geográficas.

Omaguaca

Los omaguacas también conocidos como humahuacas, son un grupo de


pueblos indígenas que descienden de etnias originarias mixogenizadas.
Se encuentran asentados en Humahuaca y Tilcara, provincia de Jujuy.

De acuerdo al último censo de población, está integrado por 1553


personas.

Quechua

Se les denomina quichua, kechua o quechua. Son un pueblo originario


que habita en Argentina, Chile, Bolivia, Ecuador, Colombia y Perú. Estuvo
vinculado con el imperio Inca y se extendió a través de toda la cordillera
de Los Andes.

En Argentina unas 6 739 personas pertenecen a este pueblo, pero la


Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas (ECPI) levantada
durante los años 2004-2005, estableció que unas 175.561 personas
descienden de la primera generación de este pueblo y habitan las
provincias de Tucumán, Jujuy y Salta.

Chané

Los chané migraron desde Las Guayanas hace aproximadamente 2.500


años hasta establecerse en el noroeste argentino. Cuentan con una
vigorosa personería jurídica y su población es de poco más de 3.000
personas.

Chorote

Los chorote, por su parte, se establecieron en las orillas del río Pilcomayo
y desde allí resistieron el avance de la civilización occidental, en
conjunto con otras tribus del lugar. Actualmente sus casi
3.000 habitantes cuentan con reconocimiento jurídico.

Chulupí

Vecinos de los chorote, los chulupí sufrieron la pérdida de su cultura


lentamente y hoy en día sólo un pequeño grupo de familias mantiene
este pueblo originario.

Diaguita-Calchaquí

Los diaguita- calchaquí también fueron otro de los pueblos dominantes


de la región, pero el avance de la civilización redujo su población.
Actualmente se mantienen en resistencia y siguen siendo destacados
alfareros.
Kolla

Por último, el pueblo andino de los kolla fue una de las principales
resistencias que tuvo que sortear el Estado argentino para establecer un
régimen nacional.

Este enfrentamiento debilitó a su pueblo, pero hizo que su cultura


cobrase vigor y actualmente cuenta con 70.000 habitantes, con fuerte
representación jurídica.

Región sur o Patagonia

Existen tres pueblos: mapuche, ona y tehuelche, que aún hoy mantienen
una fuerte resistencia al avance del Estado argentino y a la venta de
tierras a extranjeros.

Mapuche

I
magen recuperada de donquijote.org.
Los mapuches o araucanos son una de las poblaciones mayoritarias de la
zona, con representantes religiosos y jurídicos que marcaron la cultura
nacional.

Al día de hoy son uno de los pueblos más masivos de Argentina con más
de 100.000 habitantes que todavía mantienen duras luchas por sus
territorios.
Ona

Los ona, por su parte, son un pueblo nómada que fue víctima de grandes
matanzas. Esto provocó una brutal reducción en su población y sólo
perduren pequeños grupos de familias que resisten en la Patagonia.

Tehuelches

Por último, los tehuelches son la marca distintiva de la Patagonia. Su


nombre quiere decir “pie grande” en honor al gigante Pathoagón. Cuenta
con una fuerte organización social pero su población no supera los cinco
mil habitantes.

Región central del país

Comprende las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Mendoza, se


registraron los atacama, huarpe, rankulche y tupí guarany.

Atacama

Los atacama son un pueblo que habitó en diferentes regiones del país,
pero se les ubica en el centro de Argentina porque fue donde mayor
cantidad de habitantes se asentaron.

Laboriosos, desarrolladores y creadores, se destacaron por sus


construcciones en paja y barro, y por ser pioneros del trabajos con cobre.
Austeros en su modo de vida, se caracterizaron por sus sacrificios.

Tienen una historia de más de 15.000 años y aún cuentan con un nutrido
grupo de habitantes que mantienen sus rituales y cultura.

Huarpe

Los huarpe, por su parte, tienen un historia particular, fueron


considerados extintos durante décadas hasta que a comienzos del siglo
XX, comenzaron a aparecer diferentes comunidades que reconocían sus
orígenes aborígenes.
La dispersión los volvió vulnerables a las enfermedades y al avance de la
civilización, pero en los últimos 100 años comenzaron a recuperar su
identidad étnica y cultural. En el último censo, su población registró más
de 10.000 habitantes.

En la actualidad, mantienen un fuerte conflicto con el gobierno de la


provincia de San Luis por las tierras del parque nacional Sierra de las
Quijadas, que los huarpe reclaman como propias.

Rankülches

Los rankülches, por su parte, son una comunidad nómada y cazadora,


que durante las primeras décadas del siglo XX resistieron el avance de
los malones en su territorio con alianzas con otros pueblos, como los
tehuelches.

Su población actual, según la Encuesta Complementaria de Pueblos


Indígenas, es de más de 10 habitantes, dispersos la mitad entre las
provincias de La Pampa y Buenos Aires y el resto en otras zonas de
Argentina.

Actualmente es uno de los pueblos originarios con más comunidades


establecidas dentro del territorio nacional, con fuerte presencia jurídica
en muchos distritos.

Tupí Guaraní

El último pueblo originario de este listado son los tupí guaraní, que en
realidad son una etnia que engloba a diferentes comunidades que hablan
un mismo idioma: tupí guaraní, compuesto de 53 lenguas diferentes.

En la actualidad no hay datos precisos sobre la cantidad de habitantes


que componen este pueblo originario, pues se encuentran dispersos
entre reservas indígenas y ciudades, en las cuales intentan mantener sus
rituales ancestrales
Sanavirón

Los Sanavirones o salavinones, fueron un pueblo que habitó la región


central del actual territorio de Argentina en el siglo XV. Sus
descendientes actuales, unas 563 personas según la ECPI,
complementaria del censo de población, viven en la provincia de
Córdoba, también en Santiago del Estero.

Lule

Este pueblo indígena de características huárpidas (es decir como los


Huarpes que habitaron la región de Cuyo), cuenta con una población de
unos 854 personas censadas. Estaba asentado originariamente en la
provincia de Salta y en otras zonas vecinas de Bolivia y Paraguay.

Sin embargo, los wichís los desplazaron de ese territorio, por lo que
debieron emigrar hacia el norte de la provincia de Tucumán, al noroeste
de la provincia de Santiago del Estero y al sur de Salta. Están
relacionados con los vilelas.

Comechingones

Es la denominación popular que alude a dos pueblos originarios


argentinos: los hênîa y los kâmîare. En el momento de la conquista en el
siglo XVI, estas etnias habitaban los territorios de las Sierras Pampeanas
donde se ubican actualmente las provincias de San Luis y Córdoba.

Algunos consideran que los kâmîare y los hênia son en realidad dos
etnias separadas del grupo de los huárpido. Hay rasgos distintivos de los
comechingones que los diferencian del resto de las etnias originarias.

Tienen un aspecto caucasoide (los hombres con barba desde la


pubertad), y estatura más elevada (1,71 m en promedio), además de
que un 10 % de ellos tienen los ojos verdosos, lo que llevó a pensar que
tenían origen vikingo. Pero esto fue descartado.